Page 1

PAISAJE NATURAL LAS VICUÑAS DE LOS ANDES SÍMBOLO DEL PERÚ

EN LA NARRATIVA UNIVERSAL

EMBOSCADA Y MUERTE DEL BANDOLERO

DATOS BIOGRÁFICOS

RELATOS DE LA VIDA REAL ANDINO SALVADOR A. HINOSTROZA CANO

Salvador A. Hinostroza Cano Apasionado de la literatura es autodidacta, nacido en el Distrito Huasicancha el 9 de noviembre del año 1940. Realizó sus estudioa de primaria en su comunidad, la secundaria en la provincia de Huancayo y realiazó estudios técnicas en la ciudad de Lima. Profesor fundador de escuelas primarias. Dirigente de diferentes organizaciones Deportivos, socias, cultural. Compositor de temas musicales, cantautor, ganador de concurso literarios Himno de su comunidad. Estudió Asistencia Técnica de salud en el Instituto San Leone Magno en Milano Italia.


EN LA NARRATIVA UNIVERSAL

EMBOSCADA Y MUERTE DEL BANDOLERO

RELATOS DE LA VIDA REAL ANDINO _______________________________________________

VITA VERA STORIA DELLE ANDESALVADOR

A. HINOSTROZA CANO


HOMENAJE A LA MEMORIA

DIRECCIÓN DEL AUTOR

Vía Rombon 43 20056 Milano Italia. Correo electrónico E mail > dorvasal09 @hotmail.com Celular: 3279908908. Milano. Tlf. 219753 Huancayo. Tlf. 2924262 Lima.

EDICIÓN: Empresa editora. Trezzo Sull Adda. Dorvasal

Milano Italia -Abril 2008 -.-

De mis padres difuntos por darme la vida. A mis tíos por enseñarme los bellos ejemplos A mis primos por haber compartidos nuestra infancia y juventud. a los familiares en general y protagonistas en este trabajo literaria.


DEDICATORIA POR DERECHO DE AUTOR

Es prohibida la reproducci贸n parcial o total por cualquier medio, ni fotocopiado y argumentos sin la autorizaci贸n expresa del autor.

Con el cari帽o tierno a mis nietos Por sus risas y travesuras, que llena mi coraz贸n, a mis hijos, hermanos y parientes que componen la familia. .


PRÓLOGO

CONTENIDO Emboscada y Muerte del Bandolero.

Pg. 11

La Vicuña Fantasma.

153

Un niño Un caballo.

191

Un viaje Funesto.

209

Al escribir esta historia basado en hechos reales, considero en la narrativa universal un ensayo literario andino, porque los lugares de escenarios fueron en los andes de la región central peruana. Me entusiasma narrar los recuerdos de infancia que viene borrosamente a inundar a la mente y a medida que escribo se manifiesta en evidencia. Por lo cual deseaba textualizar la vida en el campo en las praderas de la puna, que ofrece a la vista un paisaje maravilloso variada especialmente con la fauna; lo contraste fue las inclemencias de los fenómenos naturales y la presencia de personas ante sociales. El recuento pertenece a décadas pasadas, las vidas de los pequeños ganaderos en sus estancias fueron empañadas por personajes siniestros, sin pudor, en azuzar con acciones inconcebibles, indicamos al famoso bandolero David Pacheco. Ante los hechos abominables constantes, posiblemente el lector se conmueva reprobando la conducta del causante. El texto contiene cuatro títulos cada uno con varios capítulos, donde encontraran en sus reglones, como el hombre trata a sus semejantes con salvajismo, a fin de sacar provecho para sí mismo de personas inermes. Aquellos personajes se creían omnipotentes, por el hecho de poseer implementos de amenazas como armas de fuegos y blanca, muchas veces se les pasaban las manos con segar vidas inocentes; a este problema social humano permitieron en corruptela las instituciones de orden público, con omisión e impunidad, cuando son denunciados por aquellas victimas.

9


Dicen, los animales perjudiciales nunca pueden olvidar sus guaridas y los lugares donde saciaron sus apetitos, nuevamente volverán a repetir los platos rotos con las migajas caídas. Aquellos que son objetos de abusos con ensañamientos, y sevicia, que pasaron, sufrieron malos recuerdos y experiencias, pueden darles sorpresas en ajusticiar. Es lo que pasó, cuando quiso repetir los platos; Un pequeño pueblo valeroso le pone fin a la vida azarosa del personaje intocable protegido por autoridades corruptas. En el segundo Título trata de tiempos gratos, el contacto con el medio ambiente y el contemplar de las cadenas de montañas, el correteo tras de mi progenitor durante las faenas de caserías. El tercer contenido es la pasión en buscar las minas, tapadas recursos minerales o el encantamiento de los fenómenos espejismos de este hecho, al final el apasionado de minas llegó a explotar el yacimiento minero y en su afán dejó de existir. El último se trata la muerte repentina de la pareja amada por el novio, fulminada por una descarga atmosférica, en pleno viaje en jurisdicción ajena que fue un cuadro dramático. La realización de una propuesta literaria es buena, es como haber renovado el espíritu o fuerza, sí no llegas a ejecutar, te sientes con asfixia de remordimiento en el interior. De manera extiendo el presente un recuento conmovedor en lenguaje sencillo, porque los pasajes se llevó acabo en los vellorios y estancias en las faldas de los andes a humildes campesinos.

10

TÍTULO

PRIMERO

EMBOSCADA Y MUERTE DEL BANDOLERO I

La noticia se propagó de voz en voces, como un fuego de pólvora, en todos los pueblos y aledaños, también en los parajes de los pequeños ganaderos en la puna, donde frecuentaba aquel bandolero. Probablemente con agrado recibieron la noticia, todos aquellos que fueron víctimas por aquel sujeto siniestro; Por la emboscada por los comuneros de Chuya anexo del Distrito de Vilca, para dar muerte al vulgar bandolero David Pacheco de origen huancavelicano; Un delincuente sin escrúpulos de sangre fría como el escualo debajo de los témpanos de hielo. En las décadas pasadas mis abuelos y padres. Tuvieron sus estancias de ganados en las punas parte de Huancavelica; por estos tiempos existían, los asaltantes, saqueadores, ladrones, los bandoleros, personas de mala calaña; llegaban a las chozas de los pequeños ganaderos auto titulándose ser dueños de las tierras pastizales, se los saqueaba varias cabezas de carneros a cuenta del arriendo por los pastos consumidos. Por estos años las Leyes Jurídicas fueron letra muerta; Llegué a conocer a varios de ellos, los recuerdos importantes quedan gravado en la mente humana, tal es así apenas yo tenía seis años. Estaba jugando con mi perrito llamado Sol de oro, entre los corrales de los ganados, en la majada Minasniyoj donde tenía la estancia mi abuelo paterno, era aproximadamente a las 11. a. m. de la mañana escuché una voz desconocida llamándome, 11


Estaba jugando con mi perrito llamado Sol de oro, entre los corrales de los ganados, en la majada Minasniyoj donde tenía la estancia mi abuelo paterno, era aproximadamente a las 11. a. m. del día, escuché una voz desconocida llamándome, de pronto sale en alcance el perrito ladrando, vi delante de la choza a una persona desconocida sobre el lomo del caballo, fui donde el desconocido, saludé; me habló todo en quechua idioma nativo, yo entendía correctamente esta lengua. <<Mamayquej taitaique maytam ripucon> Tu madre, tu padre donde se fueron. <<Mi madre se llevó mis ovejas a pastar, mi padre a cazar vicuñas con su escopeta> <<Aycha ccashcanchon uco huasiquipej> tienes carne dentro de tu casa> contesté. << No tenemos carne en mi casa> << Quesocta juloycamoy> anda saca queso. << No tenemos queso > << Jucpun ccama pasasayque chiuche> hasta otro día voy pasar muchachito. Picó ambas guijarros del caballo con las espuelas de plata que venía puesto, jaló las riendas a la derecha, alzó la cabeza el animal sale a paso de trote. Vi debajo del muslo izquierdo entre la cabalgadura una escopeta de dos cañones igual de mi abuelo, tenía sombrero de vuelo ancho, sacón de cuero, botas hasta las rodillas, de características cara blanca con bigotes, patillas largas, nariz aguileña, de ojos penetrantes y corpulento; el caballo de color negro con herraduras, luego partió hacia el pueblo de Acobambilla. Continué jugando con mi perrito, encima del pasto compacta como si fuera alfombra verde, nos revolcamos con el perrito, el día está espléndido, me gustaba observar las nubes blancas del cielo que se mueve con el viento suave

12

Transformándose en diferentes figuras. En los corrales desocupados donde no duermen los animales, crecen en abundancia las ortigas, estas hiervas es bueno para el dolor de estómago se toma en infusión, también para el dolor de los músculos, cuando penetra el frío es bueno pasar frotación macerando y se siente la picazón de las espinillas es efectivo como medicina campestre. Las ortigas una vez madura dan semillas en abundancia, les sirve de alimentos a los pajaritos, especialmente a los jilgueritos, son avecillas de las punas, de cabeza y alas de color negro, el cuerpo amarillo de singular hermosura, venían en bandadas haciendo sombra del cielo, me encantaba espantar, para me cometido, me escondía de tras de las pircas y las piedras grandes, las 2 p. m. llegó mi madre, trajo los ganados cerca a la choza, me encargó que cuide los zorros siempre están al acecho, mientras ella preparaba la merienda; dentro de poco llegó mi padre traía en la anca del caballo una vicuña muerta que cazó con la escopeta. Les conté del personaje desconocido que llegó a la choza en la mañana, que quería llevárselo la carne y los quesos; describí sus características, sospecharon mis progenitores comentando debe ser uno de los cuatreros, me dijo. <<Es el nuevo empleado de la hacienda>, a los niños no puede contar cosas deshonestas. Al día siguiente, vino de visita a la choza la tía de mi padre que viene ser mi abuela parentesco, tiene su estancia de ganados en el paraje de tras de nosotros, contó a mis padres de haberse encontrado en el campo donde estaba pastando los ganados, con aquel bandolero, le conversó de manera amigable, preguntó de donde es ella, sí conocen a todos los estancieros de ganados que ocupan los pastos de su propiedad, a la pregunta dio respuesta, solamente conoce a los vecinos, ella indagó quién es él, dijo. Yo soy David Pacheco, ni más preguntas.

13


II

Entre los días de aquella semana, comentaban choza en chozas, de haber perpetrado una acción deplorable el delincuente David Pacheco. Llegó muy temprano a la choza de los esposos don Nicolás y Tomaza, pequeño ganadero que posee escasamente sesenta cabezas de ovinos. El bandolero se presentó como Señor dueño de los pastos, sin embargo, el ganadero tiene contrata con el pueblo de Acobambilla. Dijo. << Escójame diez carneros de los mejores, a cuenta del arriendo, del tiempo que vienes ocupando en mi propiedad > Don Nicolás no tenía la menor idea quien es aquella persona; trató de justificar él hace pago de los arriendos anualmente al pueblo Acobambilla, tiene un cuaderno de los pagos con la firma del Personero y de más autoridades. El asaltante no quiso escuchar les gritó. << A mí no me importa a quien pagas, yo soy el dueño> con estas palabras sacó el revólver del cinto apuntó a la cabeza y se identificó pronunciando su nombre. El ganadero tuvo en cuenta de la fama de un hombre malvado y bandolero; no tenía otra alternativa de acceder su pretensión, entró al corral de los ganados para sacar los diez carneros, el delincuente advirtió. << Yo les indicaré cual de los carneros tienes que coger. > Eligió a la vista desde el caballo que tiene montado, Nicolás sacó uno por uno los carneros, la esposa se puso a llorar, el asaltante le gritó a vos y cuello. 14

<< Callase mujer suela o quieres que te lleve a ti. > La señora se retiró enjugándose las lágrimas de tras de la choza, no quiso ver más el cuadro desolador. Con desparpajo y colmo, mandó arrear los carneros con el propio dueño, hasta el caserío Huancalpe que dista cinco horas de camino, aquí los esperan sus secuaces. En el supuesto caso de negarse su pretensión salvaje y orden del asaltante, capaz de acribillar, puesto que posee armas de fuego para sus cometidos. Aquel cuatrero es peligroso, porque en su cargo tiene varios asesinatos; cada vez que comete violencia con segar vidas inocentes, no pasa nada, porque todo está entrelazados con las autoridades y puestos de la policía, en los pueblos y Provincias por donde frecuentan, mediante sobornos o coimas, con el producto del saqueo, asaltos que ocasionan a sus víctimas, a personas humildes carentes de defensa y protección. En aquel día el cielo estaba nublado como mala señal, el bandolero ayudó arrear los carneros hasta cierto punto, recordó en caso de no entregar a las personas que esperan, tendrá que pagar con su vida, amenazó de tal manera, luego desvió del camino. Don Nicolás continuó arreando los carneros a Hualcalpi En camino se le cruzó un zorro, por dé tras le sigue, el ganadero tiró con piedras, no hizo caso se quedó sentado el animal carroñero, de manera interpretó la presencia del zorro como mal presagio, porque su comportamiento no es natural, cuando ve o se encuentra con una persona se va de largo a hurtadillas. Después de entregar los diez carneros a los cumplieses; retorna con destino a la estancia, se hizo tarde en camino, llegó a la choza ya de noche, salieron al encuentro la esposa y su hijo, llorando se abrazaron, y el perro pastor ya no se encontraba en la choza, la esposa dijo. <<Pensé que, Ya no volverías, o algo malo te había pasado> lloraba angustiosamente, el esposo de dice. 15


<< Ya no llores hijita, que importa los carneros que sean de mal provecho de aquel malvado> La Señora seguía llorando inconsolable agachada, Nicolás le preguntó. << Estas mal de salud, algo te duele> Contó de lo sucedido entre lágrimas y nerviosa hasta no pudo hablar claro. <<Él sin vergüenza, ha vuelto después de dos horas, cuando desmontó de su caballo el perro grande casi lo muerde, sacó su revólver disparó en la cabeza mató, me mandó arrastrar abajo.> El bandolero para cometer un acto no deseable, ya lo tenía premeditado, al hijo de los esposos llamado Juan de 9 años de edad, ordenó que vaya cuidar su caballo en la hoyada y amenazó. <<Se lo dejas escapar te mato como al perro> El niño estaba asustado no podía hablar, con movimiento de la cabeza dijo sí. El caballo está sudoroso de tanto caminar a trote, sacó la alforja, el pellón, la falsa rienda, aflojó la cabalgadura; El niño tomó la soga llevó a la hoyada que dista dos cuadras, la madre recomendó que lo amarre en la estaca colocada. El depravado con ferocidad dijo. <<Prepárame agua hervida de alguna hierva> sin contestar. << Prendí el fogón, alcé el agua con hierva de conuco, en aquel momento entró sacó su revólver me apuntó en la cabeza> <<Sí me obedeces no te pasará nada, eres buena moza me gustas y esto nadie debe saber, tiende esa toldera > <<No hice caso, traté de escapar me tomó de la trenza me jaló hacia a tras. Jaló la toldera, echó en el suelo, me aventó contra el suelo, se vino encima la mordí su mano, me dio sopapos en ambas caras, mis ojos se nublaron> gritó. << Me mordiste su perra, esto pagaras caro> <<Me abusó violándome, yo quería mejor que me mate, solo pensaba en nuestro hijo> El esposo al escuchar la versión de la esposa quedó desconcertado, con rabia e ira, se lloró aferrado en sus puños.

16

<<Me dijo, sírvame el agua hervida, no hice caso, él se lo serbio, después de tomar salió de tras de la choza> El malhechor tenía el descaro de pedir que sirva el agua, después de violar con amenazas, él no tiene en cuenta de sus actos cometidos contra una mujer indefensa, porque está habituado a toda maldad. <<Me dirigía hacia nuestro hijo, me llamó, seguía caminado sin escuchar, hizo disparo hacia mí, pasó las balas por encima, me paré y voltee me gritó>. <<Donde vas su carajo, ven aquí o quieres morir, se viene alguien me pasas la voz, no olvides y no vayas ninguna parte> <<Sin contestar caminé a la choza con rabia, le tenía odio y asco; Se echó sobre el pellón con revolver en mano y escopeta entre sus brazos, se levantó dentro de un rato> dijo, << Llama tu hijo que me traiga el caballo> <<Fue a llamar a Juancito, cuando vi a mi hijo quise llorar, me puse serena para que no se sienta mal o se asuste. Ajustó los aperos del caballo se montó, dijo que no avise a nadie y se dirigió por el camino de la quebrada> Toda versión hizo con lágrimas aturdidas de su razón y nerviosa, le dolía de la que fue violada, con amenaza de muerte de aquel depravado. Ella no pudo defenderse de su integridad de mujer; como advertencia mató al perro de un balazo en la cabeza; en estas circunstancias, la señora no podrá hacer resistencia ante la diferencia de un animal malvado, que está consignado de armas blanco y fuego; en caso de oponerse o gritar, es capaz de inferir el puñal también dispararlo, a el no le importa la vida. Cuando concluyó el relato la señora, el esposo nuevamente la abrazó, con las lágrimas en los ojos, con palabras de consuelo y amor le expresó.> Te amo con toda mi vida, nunca te dejaré, debo conseguir un revolver o una escopeta para matarlo se vuelve nuevamente. Y nos trasladaremos a otro paraje, para no tener malos recuerdos en este lugar ocasionado por aquel demonio> 17


Ciertamente al día siguiente se trasladó próximo a la estancia de un pariente, le contó del asalto de los carneros, a fin de protegerse mutuamente. Entre los días de aquella semana vino a la estancia le conocí inocentemente al bandolero de alto vuelo, que tiene fama por perpetrar acciones repudiables, violaciones, asesinatos a personas humildes estancieros, viajeros y otros. También la noticia corría, los asaltos en caminos a dos humildes compradores de ganados vacunos, ovinos, todo el dinero que traían despojaba, ellos solían venir mensualmente a comprar los animales, para realizar negocios en las ferias de la Provincia Huancayo, fueron conocidos por los ganaderos.

18

III

En una ocasión llegó el famoso David Pacheco a la choza de mi abuelo paterno, al promediar 9 a 10 de la mañana, venía cabalgado un capón de color alazán de media sangre bien aperado, traía una escopeta, revólver al cinto y una daga entre las botas puesta hasta las rodillas con espuelas de plata. Antes en una oportunidad el abuelo llegó a conocer al bandolero, cuando fue a comprar sal para los animales, en la Provincia Laraos; Él hacia compra sal en el depósito del Estanco Nacional, entró el bandolero preguntó. <<Amigo donde lleva la sal>. Desvío el lugar con suspicaz. <<Llevo la sal a Chupamarca Provincia Yauyos Lima>. <<Cuantas cabezas de ganados y alpacas tienes, se vengo para que me vendas>. <<No tengo ganados llevo la sal para negocios>. En la puerta del depósito se encontraba los animales, el extraño halagó. <<Amigo tiene buenos caballos y mulos>. << Sí gracias>. El intrometido, llevaba una pistola debajo del sacón y tenía aire de malo. Cuando salió del establecimiento, el empleado del depósito al abuelo dijo. << Él es, el famoso bandolero David Pacheco>. De manera tuvo presente desde aquella fecha del personaje, de su mala reputación. El abuelo de inmediato reconoció al recién llegado y se puso sereno ante el bandolero, a su vez le llamó por su nombre dijo. <<Don Silvestre tiene su estancia por aquí y tienes regular cantidad de ganados>>. Siendo las 9 de la mañana los carneros,

19


ya se encontraban pastando alrededor de la choza, contestó. <<Todos los ganados, no son míos, son de mis hijos y de mis parientes, nos ayudamos con las familias> El intruso propone. <<Está bien, degollase un carnero a cuenta del arriendo, porque soy el dueño de estas tierras que ocupas> Replicó. <<No lo sé, yo tengo contrata como arrendatario con las autoridades del pueblo de Acobambilla>. Encolerizado dijo. <<Escúchame viejo, sí no lo sacrificas el carnero, té corto el cuello con la hoz, que tienes puesta encima de tu choza> El Anfitrión alzó la vista instintivamente hacia el cerro. Vio a su hijo parado con la escopeta que traía, él fue temprano a la estancia del hermano menor de su padre, a traer leche y la herramienta de caza, la presencia del hijo fue providencial, también ya tenía en conocimiento de las andanzas del bandolero en la zona. El estanciero contestó confiado, a la amenaza del asaltante, porque el hijo se hallaba escopeta en mano en el cerro. <<Sé quien es Ud. Le conozco hace tiempo de su mala fama, nosotros vivimos protegidos mutuamente, vea alrededor de la majada y alguien está de tras el corral> El verdugo vio en el cerro próximo a un hombre armado, cambio de actitud, simulando reír con voz suave dijo. <<Don Silvestre no se enoje, le estoy bromeado>. <<Cómo que, no me enoje, Ud. Es David Pacheco, sabemos todos los ganaderos la semana pasado hizo abusos en la choza de un humilde pastor y asaltaste diez carneros> trató justificar. <<Está, equivocado Don Silvestre, vengo por primera vez>. <<Ud. Viene por segunda vez aquí a mi choza, llegó conversar con mi nieto en aquella semana, se encuentra allí con su padre se llamo te reconoce>. Él sin vergüenza no pudo replicar. En aquel momento percibieron la detonación del disparo al aire que hizo el hijo desde el cerro, el caballo que tenía montado sorpresivamente saltó y espantaron los ganados que pastaban

con la detonación sórdida. El delincuente se puso nervioso, la faz se desencajó, hasta no pudo hablar tartamudeó. <<Discúlpame, don Silvestre, ya me voy> El abuelo con energía le replicó, ya que el malhechor está decaído moralmente. <<Escúchame Pacheco, no queremos tener problemas, menos ser carniceros, no vuelvas más por estas zonas, todos estamos prevenidos, váyase por donde vino, sí quieres venganza lo tendrás y largase>. Alzó la rienda del caballo, dio vuelta hacia a tras, picó las espuelas el equino salió a trote; el hijo ya había bajado por la hoyada, se camufló en los ichos tupidos, disparó por encima al bandolero para amedrentarlo, posible tomó más carrera para irse con el rabo entre las piernas. Después de haber experimentado el incidente, don Silvestre con sus hermanos, juntaron la estancia y planteó, dos varones no deben faltar en la estancia y adquirió una escopeta más, para repeler en caso de venganza. De igual manera los vecinos deben estar alerta pueda que vuelve a realizar atropellos; los esposos Nicolás y Tomaza, estaba de acuerdo. Por haber sufrido saqueos y ultraje en su choza, adquirió una escopeta antigua de dos cañones para los propósitos. Desde aquella fecha, el bandolero de alto vuelo, no asomó más por la zona, corría la noticia se trasladó a otra jurisdicción a cometer sus fechorías, alguien vio en la Provincia Huancayo. Más tarde por los años 1946 al 50, se empleó como guarda espaldas de los hacendados. Precisamente fue servil y lacayo del gamonal Manuel Piélago, seudo propietarios de los predios Tucle y Río de la Virgen, propiedad comunal. En el año 1946 el 24 de Diciembre, la comunidad indígena Huasicancha, tomó posesión en acción reivindicativa las tierras usurpadas por el hacendado Piélago, en aquel litigio en el Fuero Judicial, David Pacheco se ofreció a los Delegados del pueblo para asesinar a Manuel Piélago

20 21


El Personero de la comunidad, era el yerno del abuelo Silvestre, rechazó categóricamente el ofrecimiento, que no puede caer en acciones de bajezas, advirtió al lacayo, se pasa algún atentado en ambos litigantes él es único responsable; hizo una proeza, que nosotros pelearemos sin ayuda limpiamente y estamos seguros de ganar por ser dueños legítimos De manera Pacheco quiso entrometerse como esbirros en la contienda de reivindicación siendo un vulgar delincuente.

22

IV

Por estos tiempos existían otros bandoleros de poca monta, en la época de la conquista, con la llegada de los españoles, vinieron enrolados gentes de mal vivir, y quedó enraizados hasta hoy, cuando corren la sangre mezclada en la raza aborigen de nuestros antepasados. De manera frecuentaban personas de poca solvencia moral, que aprovechaban la carencia de conocimientos de sus derechos, de personas humildes y la falta de seguridad social. Llegué a conocer a varios de ellos, tales Grimaldo Matos, Manuel Hidalgo, Heliodoro Hidalgo sobrino del primero, Marcelino Romero y otros; todos de origen huancavelicano. Describiendo sus características fueron de estatura altos, blanquiñosos, de barbas rubios o castaños, de ojos pardos, usaban buenas vestimentas siempre con botas; cabalgaban buenos caballos con herrajes y arneses de metales especialmente las espuelas de argentos. De aquellos tuvimos malas referencias por cometer asaltos, saqueos en los caminos herraduras a los viajeros despojaban de sus pertenencias o mercancías. Con la familia de nosotros no hacían abusos, porque tenían conocimientos de mis abuelos, tíos y mi progenitor fueron cazadores, poseían armas de fuegos para la caza; por estos años abundaban las vicuñas, venados, guanacos, las aves gallináceas por bandadas. Otra de las razones las estancias para el pastoreo de los ganados, tenían juntos o cercanos, para ayudarse y protegerse de cualesquier atropellos.

23


Los personajes Manuel Hidalgo y Grimaldo Matos portaban documentos de títulos en papel sello sexto membreteado y croquis especificando los linderos, de una área aproximadamente de cinco mil hectáreas cada uno, donde indican que son dueños de las tierras pastizales, lo curioso, los linderos son los mismos hitos en ambos documentos, no son fehacientes en su legitimidad como títulos que acredita a los portadores, posible fueron fraguados, sin duda, se jactaban ser dueños de los predios. Sin embargo, las tierras pastizales que ocuparon los pequeños ganaderos como arrendatarios, administraban la comunidad de Acobambilla, en razón de su reconocimiento jurídico y personería, inscrito y expedido por la oficina de Asuntos Indígenas del Ministerio de Agricultura por su puesto hacía los pagos a la administración comunal. Desde mis ancestros y padres, solían festejar el Santiago costumbrista en los meses de Julio y Agosto, con motivo de poner las cintas de colores, hacer los señales con cortes en las orejas a los vacunos, ovinos, auquénidos, y marcar con letras de iníciales de sus nombres en las ancas de las vacas, caballos, para saber a quienes les pertenecen los ganados. Otra de las razones es en homenaje a los cerros, manantiales taita Apu y puquio warmi, con la finalidad que aumente la ganadería. Acotando el recuento, viajamos con la familia desde la población a la puna, recuerdo mi padre me llevó sobre el lomo del mulo que iba montado, a mi hermanito hizo montar, en uno de la acémila, de tras de los bultos amarró con mantas de colores, todas las familias nos hacían caricias, porque somos los único niños durante el viaje. Llegamos a la estancia ya de noche al paraje Lomehuasi, en la siguiente mañana me levanté temprano, salí a ver los animales, había caído nevada en la noche, todo el panorama estaba cubierto de nieve; Dentro del corral de una dimensión de una hectárea

en la pendiente, se encontraban los ganados, vacunos, ovinos, auquénidos, todo rumiando, los carneros, las vacas ornamentado con sus cachos; Percibí los aullidos lejanos de los zorros, veía pasar las vicuñas de varias puntas, tanto el vuelo de los cóndores, halcones surcando el cielo, el cántico de los Pucuecitos que canta en horas exactas; por ello le llaman el reloj de las punas. Dentro de un rato el Sol naciente proyecta, sus rayos solares en la cima de los cerros con calorcito leve y salen las vizcachas de sus madrigueras, a retocear sobre las piedras con sus silbidos característicos, que hermoso paisaje de combinación. En esta oportunidad llegaron los seudo dueños de los pastizales, Don Manuel Hidalgo y Grimaldo Matos, natural del pueblo de Moya, para justificar de sus malas reputaciones como abigeos, traían licores, cocas, cigarros, frutas y otras compras. Venía con buenos caballos, los aperos adornados de metales bronce, plata y con buena indumentaria. Durante la fiesta de Santiago se comportaban sin problemas, por su puesto fueron advertidos evidentemente se sentían amigos de la familia y también como patrones porque tenían algunas cabezas de carneros que les regalaron en similares ocasiones. La literatura andina tiene ciertos mensajes que trasmitir desde el campo a las ciudades vivencias y costumbres reales. Es un recuento la realización del Santiago de la familia, inició con la víspera o velación del Señal Quipe, al amanecer tomamos un buen desayuno, dentro de un rato sale el Patrón principal mi abuelo, cargando la envoltura de señal, se dirige hacia el corral de los ganados, al son de las músicas costumbristas ejecutados por los corneteros con instrumentos de cachos y la infaltable tinya que es instrumento de percusión, se instala en el centro de la cabecera del corral, donde está preparada la mesa con piedras planas. Luego tiende la envoltura de señal, preparan las cintas y demás componentes, no faltan las flores de las punas,

24 25


La Puna puna, Puca sique, la Sora sora, la huaylla, y los claveles que trajeron de la población. Todos tenían trabajos encargados especialmente los yernos y nueras, en poner las cintas a los ovinos y vacunos, los varones en los marcajes y echar lazos al vuelo a los animales mayores, las nueras en los servicios de licores y preparación de los alimentos en suficiente cantidad. Los yernos preparaban pachamancas a base de carnes de venados, vicuñas o carneros, la fiesta es durante 3 ó 4 días en plena puna, todos gozaban, cantando, bailando, libando licores, la chicha que es infaltable y la comida en abundancia, nadie puede quejarse de esta festividad familiar. Sobre tarde todos se encontraban mareados por efectos de los licores. Don Grimaldo Matos y Manuel Hidalgo se pusieron a discutir cada uno jactándose ser dueños de aquellas tierras, la discusión fueron en quechua lengua nativa, Grimaldo comenzó. <<Ñujam cani wiracocha cay allpap, pastp Manolito uyarimay> =Yo soy el Señor dueño de las tierras y pastos Manuel me oyes. Contestó en voz alta, mientras tenía en las manos la copa y la botella de licor que trajo. <<Jam llullacoshcanquim, jampa manam cancho usayquipes calaj huayca, alljo jinam puleshcanqui>. =Tú esta mintiendo no tienes ni piojo, mesero, andas como perro deambulando. Dijo. <<Ñujap papelni sumaj cholaycuspam Huancavelica oficinapij> =Tengo mis papeles inscrito en la oficina de Huancavelica, Manuel hizo la replica. <<Pim jamta querishoqui, ni cay huahuapis, pulinqui alljonoj musmuycospam, Moycta shayaycuspaj cawaycachisayqui papelnijta sajla pechichaj> =Quien puede creerte, ni este niño, solo andas como un perro husmeando; cuando llegamos a Moya te enseñare mis papeles perrito flaco. Grimaldo jaló de la solapa del sacón con fuerza encolerizada.

<<Jawaman wiczaycuson, tucyanacamuson, pim sumaj cari> = Vamos afuera a pelear para saber quien es más hombre. Todos los presentes se reían por la discusión de borrachos de hazme reír. Sin embargo, mi abuelo intervino mascullando, que dejen de discutir, Manuel reflexionó se disculpó alcanzando una copa de trago, igual hizo Grimaldo alcanzó un cigarro, calmaron de los ánimos y se abrazaron los contrincantes. Al día siguiente continuó la fiesta, con marcajes de los vacunos y poner las cintas a los auquénidos; Grimaldo hizo proezas echando lazos a los vacunos, traía lazadera de buenas brazadas, también fue buen contador de carneros a toda carrera, era un hombre prevenido para toda faena, Manuel fue caballeroso, instruido les gustaba contar historietas, anécdotas, a su vez era tinterillo; En una oportunidad llegó a mi comunidad, se quedó por algunas semanas trabajando como secretario del Juez de Paz. Son hechos del hombre al paso del tiempo.

26

27


V

En una fecha oportuna, llegó a la estancia antes de la fiesta de Santiago Heliodoro Hidalgo hermano menor de Manuel, una abigeo de tanta fama, de aspecto físico alto, de contextura regular de tez blanco con bigotes rubios, de nariz ñato no natural posible ha sufrido golpe durante sus aventuras, de personalidad vanidoso, bromista, locuaz, su presencia imponía atención. Solía cabalgar equinos de casta, exhibiendo buenos arneses, se vestía con buenas ropas al estilo ranchero. El abuelo Silvestre se encontraba en la estancia con sus hijos Víctor, Mauro, el hermano menor de la esposa Ricardo Llacua que viene ser el cuñado y el músico que toca instrumento de cacho Don Demetrio Taípe, la ejecución de sus melodías era animosa que conmueve los sentimientos a las personas. El visitante acostumbraba traer provisiones, como patrón por los carneros que tiene encargado, frutas, cocas, cigarro, licor caña pura obtenido de los trapiches de Acobamba ceja de selva. Al dueño de casa propone realizar la ante víspera, con pretexto de libar licores que trajo; en la noche cayó nevada, sé veía todo el panorama blanco, dentro de un rato empezaron masticar la coca, echando como ingredientes copas de tragos, conversando de diferentes temas y recuentos de anécdotas hasta de condenados, al promediar la mañana ya se encontraban mareados, al visitante le gustaba las bromas, empezó bromear a don Ricardo, dijo. <<Ricacho sique llajhua chay tragochacta jaihuacamay.> = Ricardo lamve cúlo sírvame el trago. Replicó.

<<Ñato sala algo impactan riman que, sinjayquita allichayman.> =Perro ñato y flaco que hablas, tu nariz te puedo arreglar. <<Uyarimay sique llajhua wirajocha cani traguta jaihuamuy.> = Escúchame lame culo soy el Señor pásame el trago, Ricardo no es de tanta broma, se levantó con rabia a Heliodoro cojeó de la solapa del sacón con fuerza echó al suelo de cubito dorsal, Con la rodilla, le aplastaba el pecho, repite las mismas palabras, <<Cashaycahuay sique llajhua alljo.> =suéltame lame culo. <<Jahuaman jayhuason tocyanacamuson pim sumaj cari.> = Vamos afuera para golpearnos y quien es más hombre. Salieron gateando ambos oponentes, sobre la nevada se revolcaban trenzados con gritos, el anfitrión despertó con la bulla, sale a cerciorarse quienes son, al reconocer llamó atención. <<Déjense de revolcar par de criaturas, no saben comportarse siendo personas viejos.> Los contrincantes se levantaron pidieron disculpas y se abrazaron entre ellos, volvieron entrar a la choza dentro de rato se quedaron dormidos profundamente abrazados, se alzaron para la hora de almuerzo, comentaban y todos se reían de lo ocurrido. El músico Demetrio no se encontraba, alguien dijo se fue al pueblo, la fiesta de Santiago no puede realizar sin música, fue de alcance el joven Mauro a caballo, alcanzó en la estancia de una familia, no quiso volver, se manifestó tiene miedo al bandolero Heliodoro porque está armado, no quiero ser testigo, tan poco complece se comete cualquier acción mala, después de tanta suplica volvió para continuar tocando. Al siguiente día llegaron un grupo de familiares encabezada por la abuelita Bernardina y mi madre con mi hermanito menor, más tres músicos, en la noche comenzó la velación o la víspera de Taita Shanti, durante tres días se realizó la fiesta, todos disfrutaban a los son de las músicas costumbristas,

28

29


Las nueras se encargaron en atender con la comida a la familia, los yernos prepararon pachamanca de carnes de vicuñas. Heliodoro fue hábil en echar lazos al vuelo a las vacas desde el lomo del caballo tenía buena lazadera, también se lo sabía tumbar a las vacas y alpacas para colocar las cintas y hacer las marcas con las iníciales de los nombres, por cada echada de lazo recibía una botella de cerveza y felicitaciones. El famoso abigeo de tanta experiencia comete un error al robar una alpaca, de la hacienda Patahuasi propiedad de la familia Verán, los personales o empleados encontró infraganti con la alpaca degollada. Le condujo con las manos atadas al puesto de la Guardia Civil más cercano al Distrito Huasicancha jurisdicción Departamento Junín, para evitar favoritismo en encubrir por sus allegados y autoridades de Huancavelica. En la institución policial fue detenido dos días, sin embargo, tenía una amistad conocido a don Silvestre comunero notable del pueblo, en acto de humanidad acudió llevando alimentos y cama. Con la garantía del amigo arregló mediante una acta, donde especifica la reposición del animal sustraído, más los daños ocasionados, para la cual estamparon sus firmas entre el abigeo, el representante de la hacienda y el garante, de esta manera es liberado el abigeo, esta vez de poca monta. Heliodoro reconoció su error de haber cometido acto de menos cuantía; luego se quedó en la casa del garante por más de un mes, se ofreció domar y castrar caballos, toros, porcino y a los burros, en sí era verdugo de los animales, de igual modo era experto en trenzados de lazaderas, bozales jáquimas, bastones forrados con trenzas, los pobladores solicitaron sus servicios para domar y colocar herrajes a los caballos, este oficio aprendió estando prisionero en la cárcel pública de Huancavelica.

También fue aficionado a la caza de las perdices iba a cazar al campo con una honda, volvía con varias aves gallináceas muertas. Con los personales de la Guardia Civil se hicieron amigos regalando perdices, se iban a la quebrada de casería con el fusil de reglamento, logró cazar un venado preparó un banquete en la casa del abuelo en base de pachamanca con la carne del remo, invitando a las autoridades de la comunidad y los profesores del centro escolar, de manera tuvo tantas amistades. Otra de su afición hermosa fue tocar la guitarra a la perfección, recuerdo borrosamente haber visto ejecutar músicas con el instrumento de cuerdas, cantaba una canción melancólico mareadito llorando en quechua. Esta es la canción. CAINAM DESTINUJA Oropij relojcha Huancavelicano Raton, raton urcupij huajajmasi, Torrepij campana Ayacuchana Horan, horan calopij llajijmasi. Quillincha, huaman mamayta Willaicuy calo malcalij preso canij, Ama wijechuncho allinme cashcani Taitaja piñacuspan huajanja. Reloj de oro Huancavelicano Rato en rato lloramos en los cerros, Campana de la torre Ayacuchana Hora en hora en la lejana extrañamos. Águila, gavilán a mi madre Avísale estoy preso en pueblo lejano, Que no llore me encuentro bien Mi padre se molestará que no llore. Fin.

30 31


VI

En otra ocasión Grimaldo Matos trajo ocho carneros para encargarlo en la estancia, mi abuelo entró en sospechas, reclamó de donde trae los ganados, no quiso recibir. Y Justificó. <<He comprado de la familia Balbín del paraje Puytucuyoj>. <<Para que confirme que venga el dueño, que los vendió no quiero ser ningún complese >. Expuso. <<Está bien don Silvestre que venga para que Ud. Me crea, en la tarde iré, menos mal no es distante la estancia de Balbín>. En la tarde fue donde el dueño, volvió por oscurecer solo. <<Grimaldo no vino contigo el dueño>. <<Mañana viene temprano, porque le hace tarde para que vuelva a su choza, no se preocupe> Cierto vino el vendedor era un vecino conocido, y paisano. Acotó. <<Se puede taita Silvestre, Buenos días, he venido para confirmar, los carneros son de mi propiedad, les di a cuanta del arriendo y mitad del precio me canceló en dinero>. <<Está bien queda aclarado, tuve dudas de la procedencia de los carneros, por mientras debo pastar los ganados>. Después, de la aclaración todos quedaron conformes y de acuerdo; el dueño de la estancia invitó al ganadero que se quede a tomar desayuno. La Señora Bernardina que viene ser mi abuelita, dentro de un rato serbio caldo de cordero, con habas sancochadas, cancha, queso y agua hervida con hierbas de la puna que tiene aroma deliciosa. Luego del suculento desayuno se pusieron a masticar la coca, sirviéndose copas de trago, al cuatrero no le falta los ingredientes del viaje.

Antes hizo pago a los cerros y manantiales, para que vaya bien el pastoreo de ganados en aumento y que no ocasione los zorros; entraron al corral en el medio cavó un pequeño huyo echó varias hojas de coca, más cigarros y dos copas de trago, luego encima puso una piedra plana, invocó al cerro con las palabras siguientes. <<Taita Apu, taita urco, mama puquiowarmi y huamañi, cuida mis animales, no les haré faltar tu pago> El abuelo recalcó. <<Los cerros tienen poder o espíritu, cuando tenemos fe y confianza nos irá bien la ganadería en aumentar, igual en la cacería de vicuñas, porque hacemos los pagos a las cordilleras. Luego de la ceremonia de costumbre, se pusieron conversar animadamente. Por aquel tiempo mi padre trabajó como Administrador en la hacienda vecina de Arturo Verán, vino acompañado por el caporal. Dicho predio limitaba con la comunidad Acobambilla y con la hacienda Tucle de Maria Luisa Chávez. Mi progenitor saludó al nuevo patrón que encargó los carneros en la estancia. <<Que sorpresa Don Grimaldo no pensé encontrarnos>. <<Aquí, me tienes Víctor con taita Silvestre, traje carneros para que cuide, no vaya Ud. Pensar de mala procedencia, he comprado de don Idelfonso está presente aquí el vendedor> Repuso. <<Qué bien, sí es así todos estamos de acuerdos>. Dijo.. <<Don Grimaldo le presento a don Bonifacio Jacinto compañero de trabajo en el fundo de Verán>. Para entonces Bonifacio ya lo conocía a Grimaldo como abigeo de caballos. <<A Ud. Le conozco hace más de diez años a tras> dijo. <<Que bien, dicen la mala hierba es conocido por todos> se reí. Su palabra anticipó de su fama, como el dicho “El pez muere por su propia boca, a la vista de tantos ojos”. Bonifacio afirmó. <<Cierto le conocí, en Huancavelica en la feria de cuasimodo en semana Santa con las masas en manos> trató de disimular.

32

33


<<No me digas don Bonifacio cosas malas, que dirán mis anfitriones debe ser un equívoco. Mi padre intervino en sugerir la conversación, sea anécdotas y amena. Admitió el cuatrero. <<Bueno ya que estamos en familias, así me siento, con Uds. la conversación sea de recuentos de anécdotas, porque todo hombre tiene historial bueno y mala> Grimaldo fue hombre de cuero curtido y desvergüénzalo. <<Joven Víctor, por su puesto todos tenemos algo de bueno y malo; antes deshágase de tu compañero guárdalos en dentro, como yo hice guardar a la mamita> Se refería la escopeta que venía portando, y él hizo guardar su revólver voluntariamente en la tarde anterior a la abuelita Bernardina. El testigo del robo de los caballos Don Bonifacio fue sincero y hosco, no tiene pelos en la lengua aclaró como tal de los hechos, la conversación se tornó interesante de anécdotas, fustigó al autor y jefe del abigeato de caballos Grimaldo Matos, se encontraba presente allí, dijo. <<Don Grimaldo se recuerda de los diez caballos y dos mulos de la hacienda, que arreaste a la feria de Huancavelica> Repuso. <<Son tras pies de malos recuerdos, sin beneficios que queda como huellas en la vida, no se puede tapar con un dedo el sol>. Confirmó entre risas, el abigeo fue de cara dura sin miramiento, los presentes se pusieron a reírse, el abuelo pidió que continuara. <<Bueno les contaré tal conforme. Yo llegué a trabajar como domador de caballos en el fundo ganadera de María Luisa Chávez y Piélago. Aquella mañana estaba abierto el portón del potrero, aproximadamente de dos hectáreas. De los 160 caballos entre particulares y de la hacienda, a mi cargo, solamente se encontraba 20 equinos dentro del potrero, fui al paraje donde acostumbran pastar; al arrear en camino eché de menos, faltaron los dos mulos, los caballos el Moro, el Lucero, la Blanca nieve,

El Apache, el Tornado y otros, quiere decir los mejores ejemplares, al volver echamos en el potrero con la ayuda de mis hijos y contamos faltaban 12 animales al constatar me dio corazonada que algo mal pasa. Inmediatamente averigüé, sé los personales han salido a trabajar o de comisiones, todos se hallaban por motivo de feriado semana Santa. Con mis hijos salimos a divisar cada uno a diferentes lugares o parajes, indagué a un pastor que tiene su choza vecino al lindero del fundo>, dijo. <<En la noche, mis perros ladraban con insistencia, salí vi varios cabalgados arreaban caballos>. <<Con la versión de la vecina no había duda, los animales fueron robados, en camino al retornar encontré una chalina que le cayó a uno de los abigeos. Comuniqué al Administrador del robo ocasionado me recriminó viéndome fijamente>. <<Tú eres responsable de tu trabajo, cuando fue el robo>. <<Anoche, los personales echaron de menos sus caballos tres de ellos no se encontraban, todos los empleados se reunieron en la Administración alguien intervino>. <<Mañana es la feria de cuasimodo en Huancavelica por semana Santa, donde concurren los vendedores y compradores de todas partes, posible remataran los caballos>. <<Al Administrador pedí, que alguien me acompañe, se ofrecieron dos de los dueños de los corceles robados y fueron nombrados dos más, Alejandro Tembladera y Teodoro Flores, nos dio dos revólveres para utilizar en caso necesario. Después del almuerzo a la una partimos entre cinco, Tembladera fue nombrado jefe de la comitiva, fuimos Cirilo Ártica, Samaniego y yo, hicimos el cálculo, sé el robo ha producido a la 1 o 2 de la mañana, los abigeos nos lleva de ventaja por 14 horas, ya debe estar llegando a Huancavelica en el supuesto caso>. Para el robo los abigeos posibles, con anticipación, hayan estudiado minuciosamente todo los detalles; continuó relatando.

34 35


<<Todos los personales hombres y mujeres de la finca, nos dieron alientos, deseando un buen viaje y augurio, que volvamos con los caballos, una de las esposas de la comitiva, nos alcanzó dos botellas quemadito de aguardientes preparada y de los varones dos cajetillas de cigarros marca Inca> naturalmente todos tiene que apoyar de una y otra manera. <<El día estaba espléndido, recuerdo la Pascua de Guarisma Viernes Santo, me santigüé evocando al Cristo Crucificado, para que nos vaya bien. Partimos tras los abigeos entre aplausos de todos los presentes; después de dos horas de viaje, cruzamos aguas lentas del río de las cuencas de Vilca, en la subida entre los arbustos del camino nos cruzó par de venados a toda carrera > Ártica comentó. <<Estos animales del campo es buena seña, posible recuperamos los caballos, también me siento animoso>. <<Luego llegamos al pequeño caserío Umansacma, indagamos, un lugareño nos confirmó, que a las 7 de la mañana hizo pasar los equinos, que había sido reconocido uno de ellos Grimaldo Matos> Ahí estaba presente el protagonista jefe del abigeo. Preguntó. <<Es así, o no Don Grimaldo>. Contestó sin tapujos. <<Son cosas de la vida, para vivir se tiene que hacer algo>. Intervino el vendedor de los carneros Idelfonso Balbín. <<Entonces tú lo llevaste mi caballo, hace dos meses atrás>. <<Que, no puedo hacer robo, un solo caballo, eso es perder tiempo, hace mucho dejé ese oficio>. Se pone a reír de manera sarcasmo y burlón, y pidió que continué el recuento Bonifacio. <<Cuando no se incomoda, continúo contando>. <<Para mí, Es emocionante las hazañas que comité, a la mente me trae épocas de juventud> Se le notó, al testigo protagonista melancólico, por la carga de los años.

<<Toda la noche viajamos, tomando una dirección, llegamos a las 4 de la madrugada a Huancavelica, en la entrada solicitamos donde dejar los caballos, alguien nos accedió, Flores quedó cuidando los equinos que cabalgamos. A la feria entramos a pie para no levantar sospechas, pasándose de comprador> ahondó. <<La feria estaba instalada al costado de la estación ferroviaria en un pampón de tres hectáreas, todo el perímetro del terreno, estaba cercado previamente con maderas, alambres, por personas particulares para alquilar a los ganaderos y criadores de animales. Son las siete de la mañana, los feriantes llegaban con sus productos de diferentes especies, tanto los criadores de animales con vacunos, ovinos, auquénidos, porcinos, aves de corrales, hasta cuyes, para realizar exposición y ventas; del mismo modo los aficionados de caballos con buenas indumentarias y arneses, entraban a paso de trote con los chalanes de media sangre> La comitiva se organizaron en comisiones específicas. <<En este preciso momento, entran los caballos de nosotros por una boca calle arrastrado por dos indígenas con sogas el Moro, el Apache, los restos seguidos por atrás venía arreando tres jóvenes, supuestamente que no son los abigeos, a su vez echó al corral de maderas, con indicación de uno de los cuatreros y se les notaba cansados. Nosotros observamos de diferentes puntos cada uno, dentro de un rato nos reunimos en un restaurante, para ponernos de acuerdo frente al caballerizo, de pasada tomamos desayuno. Templadera como jefe de grupo planteó lo siguientes:> 1ro. Enviar telegrama a Huancayo comunicando del suceso Al Gerente Augusto Duarte. 2do. Samaniego viaja de comisión con el vagón de las 9 a. m. a Huancayo y que pida intervención de la Prefectura Provincial.

36

37


<<Me comisioné para averiguar quién es el supuesto dueño y saber el nombre para la denuncia, fui al cobertizo a preguntar al cuidador de los cuadrúpedos; pregunté ¿están en venta los caballos?>. Me indicó. <<Señor. Están allí los dueños>. <<Se me acercó uno de los abigeos> dijo. <<Somos tres propietarios, ¿Ud. es de éste lugar?> <<No. Yo soy de Angaraes familia Laiva le di nombre falso dije quiero comprar dos caballos, vino otro con botas hasta las rodillas se notaba cansado> dijo. <<Cuantos caballos desea comprar y a donde lleva>. <<Señalé dos de los caballos, al Moro, el Tornado y pregunté del precio cuánto cuesta cada uno> me ofreció. <<Cuesta 200 soles aquel y 250 el negro, tiene certificado de procedencia, es de la Provincia Lircay>. Su preocupación anticipó con procedencia falso de los animales. <<En buen momento vino personal del Municipio, organizadores de la feria, para inscribir a los feriantes, para hacer el pago por derecho de participación al evento ganadero, luego se hizo anotar, dio su nombre Grimaldo Matos como ciudadano del Distrito Moya y enseñó el certificado de procedencia de los equinos con varios sellos y firmas, por supuesto fraguado. De manera ya tenía el nombre de uno de los cuatreros que era el cabecilla; les comunique a mis compañeros, fuimos a la comisaria a plantar la denuncia, el personal de la policía nos pidió documentos que nos acredita que somos dueños, la policía se hizo desentendido, porque está entrelazado con los abigeos. Sin embargo, portamos un documento extra oficial con firma y sello del Administrador de la hacienda, no extendimos por cuestiones de estrategia>>. En este caso la comitiva tiene que ser suspicaz y cautos por el hecho en perseguir a delincuentes.

<<Fuimos a la Prefectura con Tembladera y Ártica se encargó en vigilar no debe perder de vista a los malhechores. En la oficina Prefectoral trató desatendernos el personal; manifestamos los animales en sustracción es propiedad del Senador del Departamento de Junín Manuel Piélago potentado de los predios de Tucle. A poco rato el Prefecto recibió llamada telefónica desde Huancayo del Jefe Político Militar de la Región, indicando el caso en cuestión, de su jurisdicción debe ser atendido, sin otro, inmediatamente. Recién se movilizaron fueron detenidos dos de ellos, Grimaldo Matos y un tal Ventura, los de más se huyeron, a los caballos trasladó a un lugar seguro y encargó a dos policías>. Don Bonifacio clavó la mirada a Grimaldo, que está presente allí en persona el autor y jefe de los protagonistas del abigeato, ya avanzado de edad, con la faz arrugado, con barbas, cuando llegó conocer en aquella ocasión fue joven solamente con bigotes y bonachón. Sigue el recuento. <<A las 2 p. m. arribó con el vagón de Huancayo, el hijo de la hacendada María Luisa Chávez, Augusto Duarte Chávez, acompañado por un policía y el compañero Samaniego; por estos tiempos hacía servicios los vagones dos veces por día ida y vuelta, el tren macho recorría por la ruta atascado de pasajeros, con el ulular de sus silbidos expeliendo humos densos por las cuencas del río Mantaro>. El joven dueño fue tajante. <<Augusto trajo recomendación escrita del Jefe Político Militar tercera Región. Ante la Prefectura de la Provincia. Y solicitó la devolución inmediata de los doce cuadrúpedos sustraídos de la hacienda, más los daños perjuicios ocasionados, debe abonar la suma de S/. 500, sí no fuera así, sean trasladados los ladrones a la cárcel pública de Huancayo. El Prefecto hizo la mediación que pague S/. 300, se ofreció pagar S/. 250 no tiene dinero>.

38

39


El traslado no les convenía, porque allí no tienen conocidos ni amistades de los causantes. <<Augusto nos dio 150 soles para los gastos de regreso, hicimos compras cigarros, licores y algunos alimentos. Duarte retornó a Huancayo con el vagón de las 4. p. m. también salimos nosotros, con destino a nuestro lugar, después de una hora de camino, llegamos a un pequeño poblado, en la parte baja vimos varios cercos con riegos de alfa alfa, solicitamos se nos puede alquilar por una hora, para que coman los caballos, puesto están sin haber probado vacados de pastos, nos aceptó le dimos S/. 20 por el tiempo necesario, los echamos los 17 caballos con los que cabalgamos, de la misma manera solicitamos para nosotros se podría preparar algo de comer, aceptó el dueño del potrero, dentro de una hora nos sirvieron sopa de chuño con papas sancochadas y quesos, comemos todos hambrientos nos llenamos; a las 6. p. m. partimos a nuestro destino, toda la noche arreamos, el viaje fue sin apuros, tranquilo con la luz de la luna, para el frío nos echamos el quemadito de licor y fumando nuestros cigarros, el compañero Artica fue de espíritu alegre extra divertido iba guapeando y cantando diferentes canciones>. El hecho de haber recuperado conforme los animales, nos dieron alegría y experiencias de las circunstancias que pasaron los grupos de la comitiva, con más razón Bonifacio. Y Grimaldo el protagonista principal escuchaba las versiones y/o recuentos de su captor, sin pudor se le notaba vanidoso de sus hazañas, confirmó con decir. <<Bonifacio tiene buena memoria, no solo hizo un recuento, fue una exposición con lujo y detalles hasta por menores>. <<Es cierto, Don Grimaldo como puedo olvidar, problemas de robos, cuando es de me responsabilidad en el trabajo>. <<Tiene razón Don Bonifacio, le habré causado preocupación en aquella fecha, el tiempo se encarga en hacer justicia y hacernos

Comprender de las faltas que uno comete en la vida, sin embargo, todo se arregló en el lugar de los hechos, y aún que tarde seamos buenos amigos perdóname y permítame estrecharte>>. El testigo principal y actor, se expresó pidiendo perdón con sentimiento de culpa, se levantaron de sus asientos y se abrazaron ambos protagonistas. Los de más los aplaudieron emocionados. Mi padre acotó felicitando a Grimaldo por ser caballeroso. Preguntó. <<Don Grimaldo Ud. Llegó tener alguna amistad o relación con el famoso David Pacheco, que frecuenta por estas zonas ocasionando asaltos, ultrajes, haciendo cobros indebidos a estancieros honestos>. Respondió. <<Conozco desde cerca de su fama, fechorías, mezclarse con él es echarse la carga para salir perdiendo, es un hombre violento> luego el abuelo dijo. <<Ud. Debe algunas vidas en tus aventuras?> respondió. <<Nunca yo respeto la vida, Don Silvestre tú debes tantas vidas, al cazar las vicuñas también son vidas>. Todos se rió. La abuelita Bernardina anunció, es hora de almuerzo, todos se acomodaron en los asientos de las piedras planas, al costado de la choza, sirvió caldo de carnero, de segundo plato bisteck de carne de vicuñas con papas sancochadas y canchas de maíz, quedaron satisfechos, de aperitivo se echaron unas copas de quemadito y los cigarros infaltables. Luego Grimaldo se cabalgó, para irse por el camino que conduce a la quebrada, de igual modo mi padre con el ayudante don Bonifacio retornó, a la hacienda donde trabajan, con mis abuelos, nos quedamos en la choza.

40

41


VI I

Después de cuatro años, nuevamente corría la noticia, de choza en choza, que ha vuelto a frecuentar el bandolero David Pacheco. De manera los ganaderos, se organizaron agrupándose con los vecinos para protegerse mutuamente, en algunas estancias los varones no dormían en sus chozas, hacían fuera de ella en pequeñas ramadas o en las cuevas cercanas como vigilantes. En uno de estos días de la semana, mi abuelo se encontraba en los cerros, ocupándose en la faena de la cacería. Desde donde se hallaba, vio pasar a un cabalgado por el sendero hacia la majada de su hermano, precisamente se encontraba en la estancia la sobrina una joven más de veinte años. Con la sospecha puede ser aquel delincuente, bajó del cerro fue de tras del cabalgado; ya se hallaba en la majada desmontado con la escopeta en mano, los ganados estaban pastando en la pendiente, la sobrina en los riscos del cerro tratando de escapar; reconoció al bandolero con tanto rabia disparó hacía él, de unos cien metros de distancia, no impactó las balas, el caballo espantó desesperado se montó, se fue a toda carrera, gritó el cazador. <<Si vuelves, no saldrás con vida, serás presas de los buitres>. Disparó nuevamente sin apuntar al cuerpo, porque no quiso que presenciara un asesinato la sobrina, si no fuera así pudo haber dado muerte al maleante. La sobrina bajó desde su protección del peñasco, asustada, llorando, se la abrazó al tío... <<Ya no llores hija, vine de tras de aquel sin vergüenza, porque sospeché del maleante y conozco desde hace tiempo, él es David Pacheco>>. La sobrina contó. 42

<<Me encontraba en el manantial lavando, los servicios de cocina, el perro ladró, vi venir un desconocido, simulando atajar las ovejas, avancé por el costado hacia el cerro, me llamó> <<Oiga, ¿tú eres la hija de mi amigo don Pedro? Me ofreció vender carneros la semana pasada>. El bandolero es un cínico mentiroso, para su cometido posible averiguo nombre del ganadero hasta se hizo pasar de amigo, mientras, el padre de la joven hace un mes no vino del pueblo, ella se encontraba en la estancia con sus hermanos, contestó la insistencia del intruso. <<Sí, soy la hija, mi padre fue a cazar vicuñas con mis hermanos, ya no tarda en volver>. La pastora tenía en cuenta de los asaltantes que pululan por la zona, contestó sabiamente. <<Mientras trae las ovejas échalos al corral> arguyó un ardid. <<Está bien, con el pretexto de arrear los ganados, subí hacia el cerro donde me hallaba, él sospechó que las estoy engañando, me gritó con rabia> alterado llamó. <<Oiga muchacha, sí no bajas los carneros te disparo, sacó la escopeta de su cabalgadura me apuntaba, fui corriendo de tras de la piedra me agaché, en el preciso momento té vi, gracias tío me salvaste la vida, tal vez me pasaba peores cosas, solo sabe Dios>. El tío se presentó providencialmente. <<Hija mientras me encuentro en la estancia, no te pasará nada, estaré prevenido y armado> <<Tío tal vez vuelve en la noche de venganza, muchos hablan de Pacheco que es famoso delincuente> ella estaba impresionada. <<No, hija el cobarde se fue con los rabos entre las piernas, por las noches haremos rondas con los vecinos, trataré organizarnos para cuidarnos entre todos los estancieros>. La joven intuitivamente trató de protegerse en los riscos de los cerros, porque sabía el historial, posible pensó mil cosas estando al acecho del hombre mal venido.

43


El abuelo Silvestre testigo presencial del incidente, anduvo choza en choza advirtiendo a los ganaderos, para estar en alerta a venganzas y cualquier intento de abusos de parte de los abigeos, malhechores ante sociales. También se propagaba la noticia, que fueron asaltados humildes esposos de negociantes, que acostumbraba traer mercaderías de pan de llevar, como verduras, frutas, menestras, azúcar, arroz, fideos, panes, prendas de vestir, algunas medicinas de auxilio; los vendía a los ganaderos, con el sistema de trueque, realizaba cambios con carneros en pie, en cada viaje arreaba diez o quince carneros, realizaba la venta en las ferias provinciales. Cuentan, se encontró en camino con el asaltante, los esposo traía la mercancilla en tres ásemelas, le preguntó qué es lo que lleva en las cargas, contestó llevo mercaderías para negocio; le pidió que las venda frutas, más algunas ropas, dijo que baje la carga de los burros, el comerciante aceptó vender sobre del lomo de los animales, dijo <<Señor. No es necesario bajar la carga> alterado replicó. <<Ah, no bajas hijos de perras> sacó su revólver apuntó a la cabeza, miró a la señora desmontó del caballo, tomó del cuello, sacó el puñal entre las botas, con ferocidad la cortó una de las trenzas de los cabellos, la pobre mujer estaba temblando, hizo para amedrentar el depravado. No tenía otra alternativa el esposo que obedecer, teniendo en cuenta, aquel está armado con escopeta, revolver cuchillo, el delincuente mandó seleccionar la mercadería las ropas y los alimentos de menudeo, ordenó que eche carga en uno de los burros, advirtió que no sepa nadie, de lo contrario sufrirá las consecuencias. Y se fue arreando el burro con la carga del robo. Los esposos quedaron despojados de su pequeña mercadería, En este menester la pareja de esposos venía trabajando de hace tiempo, para solventar gastos de estudios de sus hijos,

El delincuente asaltó sin consideración, se resignaron y se calmó aún están con vidas, desde aquella fecha los comerciantes, no volvió a la puna. En la zona frecuentaban otros saqueadores, ladrones y abigeos de animales; esto significaba que las autoridades no les brindaban atención a las personas que sufrieron atropellos, a pesar de las denuncias hechos en las dependencias del ramo. Las razones fueron porque están comprometidos en componendas de sobornos por parte de los bandoleros, quiere decir no había garantía y protección en la región andina.

44

45

.


VIII.

Que se puede esperar, de un hombre de esta condición tan bajo; hasta llegó tener un hijo, en una humilde pastora, como producto de violación dejando madre soltera a su víctima. Tal vez engendró tantos hijos durante sus andanzas. La pastora cuando se embarazó, no quiso que sepan la gente, que el padre del hijo que viene sea un bandolero, para no caer en la murmuración, inventó que el padre se encuentra en el Servicio Militar. Cuando nació asentó la partida, con apellidos de adopción de sus abuelos. A medida que iba creciendo el niño, sus rasgos faciales y presencia, se aparecía al origen de su vida, el hombre que tiene mala reputación David Pacheco. Y este al informarse que tiene un hijo en la pastora, fue a verla, llegó una tarde menos pensado a la choza, encontró a su víctima con un hijo en brazos, más de un año de edad; al ver al niño quedó sorprendido por la fisonomía, que era muy parecido a él, no había duda, tenía puesto de ropa, una manta de faldita, con chompa de lana de vicuña tejido por la madre, de zapato puesto con ojota de piel de vaca en fin. El comportamiento del bandolero era distinto, no, como aquel día de ultraje prepotente, sin embargo, portaba sus armas de presentación escopeta, revolver y la daga entre las botas. Le preguntó a la madre de sus datos del niño; ella estaba asustada, nerviosa, hablaba de manera incoherente, respondió con palabras entre cortadas, el recién llegado preguntó. <<Cómo se llama el niño>.

<<Mi hijo se llama Luis>. Le respondió con recelo, él le dice. <<Cuando ha nacido, que fecha>. <<El 20 de Diciembre del año pasado>. 1949 fue el nacimiento. <<Quién es el padre?>>. No respondió, se quedó callada, le venció las lágrimas, recordó de aquel día de violación, en acto de brutalidad. El niño tan inocente con sus muecas, con su carita dulce miraba al visitante, la madre se lo alzó en sus brazos llorando, siempre nerviosa, porque su vida es mal tratada. El causante se le acercó, hacia el niño que tenía en brazos la madre, le tendió las manos, el bebé accedió extendiendo sus manitos se hizo cargar tranquilamente con su verdadero padre, tal vez por instinto de sangre, y se puso jugar con la cadena que pendía del cuello de su progenitor, inundado por el sentimiento paterno hacia el hijo, la abrazó a la madre, dijo. <<No llores, así es el destino, tenemos un hermoso hijo> ella no contestó, atinó a secarse las lágrimas. <<Tiene la partida de nacimiento asentada?> Por supuesto ella asentó antes que cumpla los treinta días. <<No fue a asentar porque no sé tus datos>. <<Yo le asentaré, no te preocupes, me das la fecha de su nacimiento y tus datos, cuando vengo en el próximo viaje traeré la partida inscrita en el Municipio> ella con sensatez no dijo, que la partida tiene asentada con apellidos de sus abuelos. Las características del niño son de tez blanca, cabellos castaños rollizos, de ojos pardos con la mirada dulce, era el retrato vivo de su padre, no podía ser negado por tales razones, seguramente el cuatrero sintió profundo amor por el hijo y arrepentimiento por algún instante de su conducta ante social. Por naturaleza el hombre más rudo, y los animales salvajes, se vuelven tierno, amoroso, es cuando tienen hijos o crías, esto es un comportamiento natural por el vástago, en esta vez, el hombre de mala fama fue menos vulgar.

46 47


Sacó de la alforja, algunos víveres que trajo, fideos, arroz, azúcar, un kilo de cada cosa, dio a la pastora y pidió que pueda preparar cena, dentro de rato ayudó echar en sus corrales los ganados ovinos, las vacas y los auquénidos. Mientras prepara la cena, se pusieron a jugar con el niño en la cama. Luego se quedó a dormir, la señora no podía oponerse los requerimientos, del hombre famoso como bandolero, no tenía otra alternativa que acceder, posible tuvo relaciones intimas de manera consciente, no como aquella fecha que pasó mala experiencia de su integridad. A media noche, cuando están dormidos profundamente, los animales espantaron dentro del corral, haciendo alborotos, despertó la pastora asustada, el visitante se levantó con celeridad, tomó la escopeta y revolver, salió con cautela gritó ¿Quién anda por allí? Hizo un disparo al aire, nuevamente los ganados espantaron con la detonación de la escopeta, la pastora dijo. <<Nunca hubo alborotos en el corral de mis ganados> repuso. <<Que coincidencia, debe ser mi alma porque me quedé a dormir esta noche, no tengas miedo, traigo buena suerte> se puso a reír. En la siguiente mañana, se levantó contento el forastero, de haber dormido como se fuera en su casa junto al hijo, como fruto de un acto irracional, queda como huella un vástago inocente. A la ganadera propuso, que la venda un carnero para degollar, para el desayuno y almuerzo. Sacó la billetera llena de fajos de billetes. Tomó S/.20. Dio en las manos de la pastora, por estos tiempos el valor de los carneros fue en promedio de doce a quince soles. La anfitriona sin decir una palabra, señaló un carnero grande, el comprador entró al corral, cogió como un felino hambriento, sacó arrastrando de las patas traseras, llevó a la piedra plana, ató con una soguilla las cuatro patas, pidió un recipiente para la sangre, alzó el cuello melenudo del carnero, con el puñal que suele traer en las botas, con fuerza cortó el pescuezo mortalmente, en veinte minutos está seccionado,

mandó prepara un buen desayuno caldo de carnero y para almuerzo de igual manera preparó sopa de fideos con habas sancochadas. Después del suculento comilona, el forastero en la tarde se fue con destino desconocido llevándose una de las piernas del desollado, los restos dejó, también se llevó los datos del niño y de la madre para asentar la partida de nacimiento. La pastora quedó muy preocupada, por el hecho que llegó el padre de su hijo tratando de reconocer, ella tenía temor de lo que puede quitarlo a su hijo, siendo persona de condición deplorable. Después de un mes sorpresivamente llegó el bandolero arreando diez carneros, con el pretexto de cobrar a cuenta del arriendo de los pastos, que ocupan los pequeños estancieros trajo los ovinos. La madre del niño Luis, se llamaba Eugenia de 32 años de edad natural del pueblo Parcahuara de la zona sur de Huancayo; en esta vez el asaltante estaba mal humorado prepotente, dijo. <<Eugenia aquí te he traído diez ganados a cuenta de los alimentos de mi hijo, más la partida de nacimiento reconocido y asentada en el Municipio>. <<Este bien> <<Debes estar contenta, cuando crezca mi hijo pondré a la escuela> acarició al niño cargándolos y con estas palabras anticipó, su intención de quitar al hijo, ella no podía observar, ni protestar o intercambiar algunas palabras, sólo tiene que aceptar su pretensión con desconfianza. Esta vez no se quedó menos mal, tal vez por la presencia de sus familias que había llegado, a echar menos los ganados que encargó donde la pastora. Eugenia estaba nerviosa, preocupada de su situación cada vez compleja, por su niño que lo quitará el padre; era necesario desaguarse o contarle, no podía soportar la carga de su destino, se puso a llorar. Les contó del origen de su hijito, al tío hermano

48

49


De su madre que estaba presente con la esposa, cuando concluyó el relato de su vida y al enterarse del niño, que el padre es el famoso asaltante Pacheco, los esposos quedaron sorprendidos y hasta llegó conocer fortuitamente a la persona que tiene mala fama, a la sobrina aconsejó debe trasladarse a otro lugar o paraje. Dentro de una semana se encontró Eugenia con una pastora de la zona, en el campo pastando los ganados. La vecina resultó ser dueña de los diez carneros que trajo Pacheco, como producto de saqueo de la estancia de sus padres, ella se llama Justina por su puesto se conocían hace buen tiempo, se pone a observar los ganados dando vuelta alrededor de la manada que pastorea. Al reconocer los ganados, Justina como dueña de los ovinos, a la pastora madre del niño Luis. Indagó. <<Señora, Eugenia cómo llegas a pastar mis ganados?>. La señora se sorprendió y se asustó al escuchar a la vecina. Dijo. <<Me encargó hace dos semanas, diez carneros para pastar de manera obligada David Pacheco> Justina aclaró del asalto. <<Llegó aquella mañana, de la semana pasada a mi choza, un desconocido, mis perros salieron en alcance ladrando, le disparó con su revólver, menos mal no alcanzó las balas, los perros huyeron asustados. Y se presentó como dueño de los pastos, nos enseñó documentos, según dice que es título que acredita>. <<Ciertamente, según él dice es dueño, también hay otras personas Grimaldo Matos, Manuel Hidalgo que andan portando papeles como títulos>>, Justina aclaró del asalto. <<El malvado, nos dijo que ha venido a cobrar del arriendo, desde la fecha que ocupamos en sus tierras, debemos pagar doscientos soles moderadamente, en el momento porque vino personalmente. Mi padre enseñó los recibos otorgados por las autoridades de Acobambilla>. <<Seguramente Señora Justina, también yo pago del arriendo a la misma comunidad> la vecina continua contando.

la seguida tomó con panes que trajo en su alforja. Estaba puesto con buenas ropas y arm<<Él sin vergüenza, se alteró con el revólver apunto a mi padre exigiendo que debe pagar inmediatamente, ante la amenaza con arma de fuego, mi progenitor aceptó pagar a fin de la semana, para la vuelta debe proporcionar el dinero>. El intruso para sus objetivos se lo sabe amedrentar, les gritó, dijo. <<Carajo, en este momento sácame diez carneros de los mejores, a cuenta del arriendo, no te hagas más problemas> dijo tajante. <<Mi madre y yo, sugerimos a mi padre, que se lleve los carneros, porque estábamos muy asustadas y sospeché del famoso asaltante>. La señora Eugenia confirmó. <<Él es David Pacheco, de hace un año conozco>. Eugenia respondió, como conocedora desde aquella fecha que fue abusada de su persona con acto indeseable. <<Mientras saque mi padre los carneros, a mi madre pidió que le prepare desayuno, ella ofreció, se puede tomar leche, aceptó, hizo hervir tres tazas de leche fresca, le sirvió en un tazón, solecito que dimos una tasa vacía, echó un poco en el recipiente, alcanzó a mi madre que tome primero>. Eugenia recalcó. <<Es cierto igual me decía primero debo probar la comida>. <<Mi madre tomó aclarando, la leche es limpia, fresca, hervida; a ados hasta los dientes> El bandolero estaba consciente que tienen enemigos por los actos perpetrados, saqueo, robos, asaltos, asesinatos, la experiencia le tiene prevenido, por tales razones le dice que toma la leche primero a la señora, creyendo está envenenado el desayuno, porque la conciencia tiene lleno de maldad y sabe cuidar su espalda. Continuando. <<Luego se trajo los diez carneros, a tres los hizo ensartar con soguillas, para que no disperse en camino> Eugenia se encontraba preocupada y avergonzada, por la que reconoció sus carneros Justina, entre sus ganados que pastaba, llorando le dice.

50 51


<<Señora Justina lléveselos tus carneros, no puedo soportar la vergüenza y no quiero ser cómplice de asaltos o robos del hombre tan malo> le dijo entre lágrimas con palabras suplicantes aferrando en su hijito. Contó la verdad de la procedencia del niño para aplacar su sentimiento de tristeza o rabia, Justina repuso. <<Vecina no llores, tú no has traído los ganados y no tienes la culpa del saqueo que sufrimos en mi choza>. <<Señora Justina hace más de un año, fue abusada, violada en mi choza con amenaza de muerte, no pude defenderme, me embaracé, este niño es hijo del malvado David Pacheco> Justina al escuchar las versiones, Y al verla llorar desconsolada a la víctima, por haber sufrido actos inconcebibles. Se pone a llorar abrazándolo al niño apenas de un año de edad. Ambas pastoras lloraban con lágrimas de Magdalena en plena puna, teniendo como mudos testigos los cerros escarpados, mientras los buitres revoloteaban encima como mal augurio. Después de serenarse ya calmada, se pusieron a conversar, masticando coquita que tenía Justina, a la vez dio sugerencias, consejos que debe hacer en adelante, ante la presencia y amenaza del forastero ante social. <<Vecina Eugenia los estancieros ya comentaba, que tienes hijo de aquel personaje, hace dos meses atrás cuando acudimos al bañadero de los ganados, llegaron saber que tienes hijo parecido al forastero Pacheco>. <<Ya lo creo, mi hijo está en los ojos de todos, observándome de cómplices, no sé qué hacer, quisiera morirme, solo me da fuerza la presencia de mi hijito>. <<Señora. Allí tienes tu hijo como un consuelo o recompensa de ser abusada, ultrajada, Dios sabe porque vino esta criatura, tienes que seguir luchando por tu hijo, dile buena educación cuando crece te cuidará, serás madre dichosa y feliz>. <<Yo quisiera irme lejos dejando la choza y los ganados,

tengo tanto miedo, que siempre vendrá y pretenderá quitar a mi hijo no sé qué hacer>. <<Vecina véndalos todos tus ganados, para que te vayas, el dinero guárdalos en banco para su educación de tu hijo>. <<Quien puede comprar, si los compradores solo tienen dinero apenas para diez carneros>. <<Entonces véndalos la mitad los restos, hazlo pastar al partir>. <<Sería comprometer en problemas, se llega saber quién es la pastora, capaz de matarlo ¿Tú podrías pastar?>. <<No, tengo miedo a ese hombre, no se me borra su figura de la mente, este mengano creo anda como condenado, con su alma penando, en la noche anterior mis ganados en el corral espantaron haciendo alborotos y los perros aullaban, todos estábamos asustados y al amanecer llegó el bandolero>. Fue una coincidencia de los alborotos hace dos meses a otras en la choza de Eugenia, cuando se quedó a dormir Pacheco, espantaron los ganados, incluso él hizo disparos al aire; puede ser cierto persona de mala condición andan acompañado por los malos espíritus hasta con los demonios. Confirmó la anfitriona, de los movimientos no usual en las canchadas de los ganados. <<Amiga Eugenia, tengo una idea tal vez buena, véndalos de todas maneras la mitad de tus ganados, la otra mitad siempre hazlo pastar, dentro de la hacienda Tucle o Pata Huasi allí no podrá entrar hacer abusos el famoso ladrón> <<Claro, pueda ser, yo tengo algunos conocidos y parientes pastor en la hacienda Tucle, gracias es buena idea Justina>. Eugenia tomó una decisión resuelta y firme, dentro de dos meses dejó ser pastora de ganados. Después de disponer los animales, se fue de la majada dejando la choza, la puerta de la casita precaria cerró con pircas de piedras, hizo igual los corrales; desde la cumbre del frente, voltio hacia el paraje entre

52

53


Lágrimas se despidió con las palabras “La vida es pasajera, hermosos parajes tú eres testigo de tantos llantos, me voy por la seguridad de mi hijo, y sabes de los abusos que sufrí, si Dios permite algún día volveré”. En la majada solo dejó hermoso recuerdos de tantos años y al final desagradable. La pastora por más de quince años se dedicó a la ganadería, durante el tiempo llegó tener 250 cabezas de ovinos, 30 alpacas, 10 vacas, 2 burros de cargas, y 2 caballos para movilidad, trabajó siempre con la ayuda de sus padres, ella se encargó en los gastos, para el sostenimiento de la familia. Justina como buena amiga, ayudó a disponer, acomodar los animales; primero ella contrató a tres compradores de ganados, en la fecha indicada vendió 150 cabezas de ovinos, al barrer a diez soles cada ovejas y más 6 vacas a cien soles. Los 10 carneros que trajo de manera ilícita, en calidad de saqueo el asaltante, también fue vendido el valor se lo llevó la dueña. Los restos de los ganados quedaron en su mayoría hembras y crías, a las cuales le hizo pastar en dos partes dentro de la hacienda ganadera Tucle, los pastores eran parientes. Al primero entregó 50 ovejas previo documento al partir, al año deben ser repartidos las crías, las madres quedan como capital. La otra punta de igual cantidad entregó a una prima hermana con el mismo sistema de contrata. Las alpacas la dejó pastar en la hacienda Pata Huasi, igual al partir, los burros y caballos dejó para los servicios de movilidad. Con el producto de la vente de los ganados, hizo una buena inversión, compró terreno de cultivo 500 m2. En la periferia de la ciudad de Huancayo, por el Distrito Chilca, hoy es una zona residencial y el valor se ha multiplicado en dólares de esta propiedad. Menos mal ya no hubo ningún hostigamiento y asecho de parte de aquellas personas de mal vivir en su tiempo.

54

IX

Eventualmente, llegó hasta administrar la justicia como Juez en parte, fue un hábil personaje en aprovechar las oportunidades, para sacar beneficios para consigo mismo, se lo sabía algunas normas de las Leyes Jurídicas en lo civil y penal, por supuesto estando al margen de las Leyes, tiene que tener en conocimiento los procedimientos en caso de ser apresado y juzgado. Uno de sus allegados, había sufrido robo de dos pares de vacunos en la choza, los dueños venía en alcance a los abigeos, en camino se encontró con el famoso David Pacheco, contó del robo de cuatro de los mejores novillos, que fue sustraído en la noche, de las cuales dos eran de su concuñado. De manera el bandolero de alto vuelo, ofreció su apoyo y ayuda a los dueños sugiere tomar como punto de partida, los rastros de los animales, retrocedieron hasta encontrar, después de dos kilómetros camino a tras; encontró los rastros fresca y visibles, arrearon por la quebrada. Aquí Pacheco hizo minuciosamente los cálculos y planes a seguir, porque, él conoce las guaridas, escondites, cuevas de los abigeos y sabe todas las actividades, estrategias de los ladrones siendo de la misma calaña, ya tuvo en cuenta a donde va ser conducido los vacunos y en que momento. Cambiaron de camino, se fueron por dé tras de los cerros cosa que no sospecha o vea los abigeos al dueño, en este caso los ladrones dejan a alguien en puntos estratégicos para vigilar y observar, sé los dueños vienen en alcance de los robos, Pacheco se convierte como jefe de persecución, repuso.

55


<<Tenemos que esperar en la entrada y salida de la población, posible hoy en la noche o mañana sean trasladados los vacunos>. El allegado que fue objeto del robo, dijo. <<No llevará a otro lugar, por el margen izquierda>. <<No seas cabeza hueca, como puede pasar el río sé está cargada Y turbio, no puede arrear de día, cosa que no sea vista por la gente, por las noches va trasladar compadrito.> se puso a reír. Ciertamente está cargado el río con la lluvia torrencial de la semana y cayó tanta nevada en la parte alta. <<Teniendo en cuenta esta semana no hay feria en los pueblos cercanos, entonces va ser vendidos a los camaleros>. Continuaron el viaje llegaron al Pueblo de Lancas, los dueños de los vacunos con la indicación del jefe quedaron fuera del poblado, en la entrada se escondieron en los matorrales, para vigilar a los abigeos y Pacheco entró a la población, a las cuatro de la mañana fue a averiguar al camal, sí hay reses, por las características de los vacunos, mandó llamar al dueño, reconoció son los animales robados; Pacheco entró al matadero revolver en mano, les gritó en alta voz, dijo. <<Nadie se mueve, quédense en sus sitios ladrones.> apuntó a uno de los camaleros con rabia decidido lo que está haciendo. <<Dime quien trajo estos vacunos al camal.> el camalero conocía al bandolero de su fama es capaz de acribillarlo, dijo. <<Ahí está el dueño de casaca marrón, nos vendió a 150 soles cada uno, entre los cuatro compramos>. Se va donde el ladrón tomó de los cabellos encañonó en la frente. <<Habla carajo, es cierto.> <<Sí, hemos arreado de la altura.> <<Entre cuantos y donde están los otros.> <<Somos tres ellos está afuera.> Mientras entraron dos Guardias, la esposa había traído para que detenga a los abigeos, Pacheco al ver a los policías les gritó, ni le dejó hablar.

Quien les dijo a Uds. que vengas, esto me arreglo yo.> los policías conocía bien y sabe de su reputación se retiraron. Los vacunos dos estaba ya degollada, uno muerto y el otro aún vivo. Uno de los camaleros pidió que le devuelva el dinero que lo tiene por cancelado, el apoderado repuso con fuerza. <<Sé Uds. Nos entregan vivos los vacunos, que les devuelva el dinero, y queda claro, véndaselos las carnes, de las cuales me entregas mil soles, los restos repártase entre los cuatro.> Al ladrón se lo llevó fuera de la población, a un lugar descampado, en presencia de los esposos que son los dueños de los vacunos llamados Anacleto y Modesta, le dice. <<Dime el dinero que recibiste por la venta de las reses, los seiscientos soles> <<Yo no tengo nada, tiene mi compañero Lucas.> Al vengador justiciero no le puede engañar, porque él se lo sabe todo, repuso. <<Cínico, ni sabes mentir, en este momento me entregas o quieres morir por míseros seiscientos soles.> le dio un sopapo hasta sentarlo en el suelo, encañonó alterado, dijo. <<Desvístase toda la ropa, primero los zapatos.> no tenía otra alternativa, sacó los billetes de las medias, tomó el bandolero, después de contar se lo echó al bolsillo, le dice. <<Levantase, vamos viajar a Sujos a tu estancia de ganados.> <<Yo no tengo estancia, ni ganados.> el hábil Pacheco con anticipación, pidió informe los datos del abigeo a los camaleros, uno de ellos dijo. <<Yo conozco, tiene su estancia por los parajes de Sujos él se llama Roberto la esposa Martina.> Como el ladrón trató de negar que no es ganadero, su captor replicó <<A mí no me engañas, Soy David Pacheco por algo, eres ganadero tú nombre es Roberto, sí no viajamos a tu choza, te echo al río, pagará muy caro tu esposa Martina y tus hijos.> al escuchar Roberto se quedó pasmado, hasta la facción se puso

56

57


muy pálido, aceptó viajar con ellos, preguntó con preocupación. <<Para qué, quieren viajar a mi estancia, ya devolví todo el dinero precio de los vacunos.> <<Ud. No ha pagado el valor de los cuatro animales, porque cada uno cuesta cuatrocientos soles, tienes que reintegrar con tus animales y los daños ocasionados, queda claro, de todas maneras pagaras muerto o vivo de tus fechorías.> Pacheco le dio S/. 20. oo a la Señora Modesta, que vaya comprar provisiones, fideos, azúcar, atún, panes, galletas, coca, cigarros, una botella de licor, trajo suficiente y otras cosas más, por estos tiempos el dinero cabía. A las 7.a.m emprendieron el viaje hacia la puna, entre los cuatro con el abigeo, después de dos horas llegaron, a una estancia con la pastora mandó prepara desayuno, por los servicios le pagó S/. 2. oo continuaron el viaje. Pacheco indagó del robo. <<Roberto cuéntenos como fue el plan del robo y donde viven tus compañeros. > No tenía otro que alegar el ladrón, cosa que asuman la responsabilidad con sus secuaces. <<El plan fue de Lucas tiene malas costumbres, el otro es sobrino de él y es soltero, ellos me comprometieron. > <<Tiene estancia de ganados?, Sé tiene que te ayuda a pagar. > <<Lucas es más ganadero que yo, vive a media hora de camino de mi choza, posible retornó. > Llegaron a la estancia de Roberto tres de la tarde después ocho horas de viaje, antes de entrar a la choza le ensartó con grillete las manos del reo, la esposa e hijos se sorprendieron al ver en tal condición al marido y venció las lágrimas, llorando le dice. <<Roberto porque te trajo así. > No contestó atino agacharse, el captor dio la respuesta a la señora. <<Tu marido es un ladrón de cuatro novillos, arreó al pueblo de Lancas en el camal mandó degollar y ellos son los dueños, venimos para que repongan, tú sabes de los robos Martina. >

La señora se sorprendió, con las lágrimas en los ojos, le dice. <<Señor yo no sé nada, me dijo que está acompañando comprar caballos a su amigo Lucas. > Pacheco con la experiencia en estos líos, por precaución, entró a revisar la choza, pueda que tenga alguna arma, menos mal no encontró algo indebido, a la señora y a los hijos menores preguntó. <<Callase señora. Tú esposo me dijo tiene una escopeta, donde está escondido. > << No tenemos ninguna escopeta. > Luego se quedaron a dormir en la choza del causante de los robos, los dueños de los vacunos y Pacheco jefe de la comitiva, el abigeo durmió in marroca do con grillete, para que no intente hacer algo o se escape. A las cuatro de la madrugada se levantaron, para ir a la choza de Lucas a capturar era necesario, porque él es el jefe del abigeato y el que hizo los planes, Roberto estaba de acuerdo con la captura para compartir responsabilidades, llegaron a las cinco, sigilosamente entró Pacheco revolver en mano, levantó a Lucas sacó afuera aún soñoliento, a la esposa e hijos dijo que salgan afuera Lucas veo a Roberto con las manos esposado con grillete, también se encontraba presente el dueño de los vacunos Anacleto, luego ensartó de las manos a Lucas y Roberto con el grillete, Pacheco nuevamente entró a la choza a revisar se tiene alguna armas, dijo. <<Carajo, que feliz durmiendo después de robar vacunos y comprometer a Roberto, entrégame el dinero de la venta de los cuatro animales. > Lucas estaba nervioso y asustado, teniendo en cuenta su captor es el famoso bandolero, confesó.. <<Yo no tengo el dinero, Roberto hizo el trato con los camaleros, cuando llegó la Policía ya no entré al camal. > El hombre de mala reputación, esta vez como Juez en parte. Hizo las mediaciones de responsabilidad de los abigeos, su dictamen y decisiones no pueden desacatar, tendrá consecuencias peores.

58 59


<< Lucas como responsable y causante de este problema, tiene que reponer con tres vacunos de los mejores más diez carneros; Roberto con un vacuno más diez carneros y el tercero tu sobrino, sé llego capturar pagará lo que corresponda, ¿alguien quiere protestar?> Lucas repuso. <<Con Roberto debo reponer igual. > El Juez en parte, aclaró. <<Tú como cabecilla del abigeato, tienes que pagar uno más, no puede ser a dos vacunos, y robaron los mejores novillos. > En la canchada de Lucas se encontraba cantidad de animales vacunos, auquénidos, ovinos. De inmediato eligió el mediador a simple vista a los vacunos, dentro del corral, por su puesto fueron escogidos los mejores, la esposa de Lucas se pone a llorar, porque se lo llevaran los mejores toros, trató de suplicar. <<Señor. Dos de los toros son de mi hermano, cambiaré con otros, por favor. > Le respondió. <<Tu marido tiene la culpa, robaron los mejores animales, no me importa es de tu hermano, los diez carneros son por los daños perjuicios ocasionados a los dueños y a me persona. > Que saque del corral los tres toros, entró Anacleto dueño de los vacunos robados, al mismo tiempo ordenó a los abigeos, estos entraron ensartados de las manos, para ayudarlos sacar las reses, más ratificó que saquen los diez carneros, a la esposa dijo que elija. <<Señora elija los carneros a tu criterio. > El esposo dijo, está bien escójalos, Anacleto cogió uno en uno a los carneros como un felino, sacó fuera de la canchada. Son las siete de la mañana, los rayos solares del Sol naciente, se proyectaba en las pendientes de los cerros con su calorcito leve, las nubes se alzan lentamente, se escuchó el aullido del zorro al frente y el canto melancólico del pucuycito, todo como haber presagiado, el acontecimiento del abigeato, tristeza y llantos.

Fueron los cuatro arreando los tres toros y los carneros a la estancia de Roberto, aquí tomaron desayuno preparada por la señora Martina; luego le ordenó. <<Roberto le toca a Ud. saca el toro y seis carneros. > <<Está bien, Don David esto me pasa, por mezclarme en malas costumbres. > La esposa eligió el toro y los seis carneros, sacaron afuera, los mezcló con los animales de Lucas, Los cuatro reses fueron devueltas a los dueños más los daños ocasionados. El justiciero después de realizar las mediaciones, con la reposición de los cuatro novillos, les hizo advertencia a los dos abigeos Roberto y Lucas, dijo con seriedad y tajante. <<Que queda claro lo que digo yo cumplo, sí Uds. En adelante hacen amenazas o venganza, nuevamente cometen robos de la estancia de mi compadre Anacleto y esposa, son los únicos responsable, no habrá perdón pagaran con sus vidas. > Los dos implicados se manifestaron que no volverá a perpetrar. Y al supuesto compadre preguntó. <<Don Anacleto, doña Modesta están conforme con el arreglo?.> Se manifestó ambos esposos agradeciendo; luego descerrajó el grillete de las manos de ambos abigeos y quedaron libres. Y se despidieron todos con amabilidad. El vengador justiciero, ayudó arrear a los dueños de los ganados hasta cierto punto, aclaró. <<Estando arreglado con la reposición de los cuatro vacunos y más los diez carneros, los seiscientos soles queda conmigo, como pago de los cuatro días y los seis carneros tienes que pastar para mí, también quiero ser ganadero, se manifestó Anacleto. <<Don David estamos agradecidos, conforme con la aclaración y con los encargos gracias, nunca olvidaré de tu ayuda. > Se despidieron en plena puna, mientras presenciaba manadas de vicuñas como testigos sin palabras y tal vez no volvieron

60

61


Al encontrarse. El bandolero picó las espuelas se fue por caminos desconocidos, los esposos hacia su estancia. No, conforme el juez en parte, llegó al pueblo de Lancas, se presentó con revolver en cintura ante los camaleros acusando por cumplieses, cobró el dinero manifestado en el momento de la captura del abigeo, el camalero sin una palabra dio quinientos soles, aceptó la cantidad y esto fue repartido a sus allegados y autoridades, para no ser prejuzgado de cualquier índole,

X

Continuando la narración, considero el presente capítulo, dentro del marco de la literatura, una narrativa dramática, por los hechos ocurridos en los años 1920 al 52. en las cuencas de Vilca, en los pequeños pueblos o caseríos, Yanamarca, Chuya, Paccha, Wicluncho, Humansacma, Acobambilla y otros; en los parajes de las punas del Departamento de Huancavelica, donde perpetró aquel hombre, sin pudor, de sangre de hielo, armado hasta las coronillas, con armas de fuegos y blanca, cabalgaba equinos de buena casta con aperos combinados de metales, puesto con buenas ropas, botas hasta las pantorrillas con espuelas de plata, al caminar producía sonidos estertorantes como el famoso Bony Clay o peor que los bandoleros del filme lejano oeste de EEUU. El maquiavélico David Pacheco, por tanto cometer acciones ante sociales, se había expandido su nombre y fama, por los hechos que a su paso dejaba desconcierto, zozobra, pánico y repugnancia, en los pueblos y lugares, que carecía de garantía los indefensos indígenas, no había duda su presencia era el propio demonio en vivo. Cuentan, antes que llega a los lugares de sus víctimas, en las noches producían alborotos en las canchadas de los animales o presencia de algo malagüero, quiere decir estaba poseído por los malos espíritus, su comportamiento fue odiosa, temible que infundía pavor, bastaba escuchar su nombre, si es en persona su caminar era triunfante, de risa sarcástica, de mirada refulgente y de facción burlesco, él no tenía en lo mínimo el valor de la vida.

63 62


Para su cometido de barbarie, había tendido los tentáculos en las oficinas policiales, de manera estaba entrelazado con las autoridades de las leyes y del orden público, para ser favorecido, mediante sobornos, coimas, pagos extras, con el producto de medios económicos de los robos, saqueos, asaltos a personas humildes. En caso de ser denunciado, demandado ante las autoridades, para ser sancionado por la justicia de los actos indeseables, las autoridades encargadas, se hacían omiso con la vista gorda, sin importar los daños causados en sus víctimas de menor o mayor cuantía, de manera el personaje era el todopoderoso. Puesto que por estos tiempos reinaba la corrupción, en los estratos sociales de teje manejo. Desde el último empleado hasta los Magistrados, Parlamentarios, Gobernantes, Manejado por los señores omnipotentes, hacendados, latifundios, empresarios, que implantaron el sistema corruptela, que viene desde las épocas Virreinato, Coloniaje, actual la República, para engañar, explotar, al hombre del pueblo o indígenas, fueron sometidos a trabajos forzados, con las cuales enriquecieron la clase burócratas esta situación era inconcebible. De aquí desprendieron aquellos rezagos de bandoleros: Tomás Laynes, Marticorena, Los Chacabucos. David Pacheco, Grimaldo Matos, Manuel Hidalgo y otros que frecuentaron en estos tiempos por la zona indicada. El último que es Pacheco, en sus andanzas no tuvo compañeros por ser violento, impulsivo, a sus secuaces o cómplices llegó asesinar por incomprensión, al repartirse los hurtos o el botín, no les agradaba que alce la voz o reproches. Hasta llegó ser Alcalde de uno de los pueblos, las ordenanzas de alcaldía, hacía cumplir sea bueno o malo con prepotencia su palabra era un santo amén.

En esta gestión a su propio padre hizo barrer las calles y plazas a chicotazos zumba en mano, él no tuvo diferencia ni padre, parientes, amigos, a todos veía con desprecio, sin embargo, las garras de sus manos alcanzaba hasta las mesas tendidas, para sacar provecho para sí mismo. En la ruta de su camino no perdonaba a nadie, cuando desea cometer los actos de violencia, era un hombre astuto, sádico, desvergonzado, con el poder de corromper, como lugar teniente a las autoridades y no tenía un ápice de humano. ACTO DRAMÁTICA. -Aquel lobo disfrazado de hombre bueno, se encontraba descansando próximo al camino, bajo la sombra del Quenual árbol nativo oriundo del lugar; vio al frente bajar a una mujer hacia el río, donde el puente natural de piedras. Dentro de un rato apareció una joven por el camino; el abominable personaje fue al encuentro, se presentó como un hombre culto, noble y suplicante; para sus propósitos urdió un ardid convincente, engatusó con palabras tiernas y de halago florido. Le habló todo en quechua, aún ella no entendía el castellano, siendo una joven atractiva en su plenitud con más de veinte años, buena moza de ojos negros brillantes, de contextura gruesa, con cabellera larga y de estatura alta, propiamente una indígena de raza aborigen, el desconocido dijo. <<Buenos días, Ud. Se va a la fiesta Patronal de Vincos>. <<Sí Señor. Todos los años vamos a la fiesta con mis vecinas, ellas ayer en la tarde fueron, ya me encontraré en el pueblo> <<Que bien, quiero pedirte un favor, tengo dos hijas, la mayor tiene 17 años y la menor de 15, no tiene con quien ir a la fiesta no conoce el camino, ellas quieren prender velas y orar por la salud de su madre, les encargaré acompañase por favor>. <<Está bien, ¿Dónde esta tus hijas?>. <<Yo vivo arriba en el caserío, mi esposa se encuentra enferma hace meses, fui a la víspera a Vincos a prender velas por la salud

64

65


de mi señora, vengo de allí, la fiesta está buena>. La joven dijo. <<Me hará tarde, llámalas a tus hijas>. >>Váyanse por el camino de arriba que es recto, por la quebrada es mucha vuelta y subida> <<Entonces vayamos, ¿Cómo se llama UD?> <<Me llamo Felipe, mi esposa Pascuala, mis hijas Berta y Santosa ¿Tú como de llamas y de dónde vienes?> <<Me llamo Rigoberta Mamani, vengo de mi estancia yo vivo por los parajes Quemina cocha> La joven indígena cayó en las garras, inocentemente como la Caperucita Roja, fueron cuesta arriba hacia el lugar despoblado, el lobo disfrazado montado el caballo de color alazán, a la cual dejó atado en la proximidad al caserón deshabitada llegaron a la puerta vetusta seme abierto, todo estaba premeditado, le dice. <<Entremos aquí está mi familia> Abrió la puerta, Rigoberto se dio cuenta que no hay nadie en dentro, retrocedió hacia a tras, tomó de los brazos la condujo a la fuerza, ella gritó vanamente en un lugar silenciosa y lejana. Metió al caserón a empellones, el hombre que parecía noble gentil, se transformó en una vestía feroz hambriento; antes, para cometer su fechoría, con la experiencia de sus aventuras, la escopeta que suele portar escondió en los matorrales próximos donde estaba descansando, el revólver y el puñal tenía en la alforja, para amedrentar a la joven, el revólver se echó en el cinto y la daga en las botas derecha, para exhibir como implementos de amenaza. Dentro del caserón, le dice de manera engañosa y pausada. <<Esperé tanto tiempo, este momento, me he enamorado de tu hermosura, quiero casarme contigo, los pastizales donde ocupan tus padres, toda las tierras es de mi propiedad>. Le decía con perfidia a la incauta muchacha. Rigoberta no contestó ni una sola palabra, tampoco podría creer, solo se atinó a llorar muy asustada

posible se pesó de haber salido en mal momento de su choza. Estaba muy asustada, bañada en lágrimas, hasta los nervios les temblaba, al ver su raptor armado con revolver y puñal, no podía defenderse estaba a la voluntad del bandolero y dijo. <<Tienes esposo o enamorado>. No contestó, está sentada en una de las esquinas de la casa abandonada, con su quipe en la espalda. El depravado desató con malicia la manta de quipe que traía su pertenencia, tomó de las manos, a la fuerza echó sobre la manta, se fue encima como un animal salvaje, ella gritaba desesperada llorando, el depravado con tanto sadismo violó, hizo lo que quería, ella no podía defenderse de su integridad femenina por la diferencia de fuerza. Tal vez fue la primera experiencia, la desfloración de su intimidad. El muy canalla. Una vez saciado sus bajos instintos, actuó con sevicia a la indefensa joven, la ensartó con grillete las manos como se fuera un reo, dejó encerrada en el caserón lúgubre atando la armilla de la puerta rustica con alambre y con amenaza fue advertida. <<Rigoberta sí tu escapas de aquí, vengo a la choza de tus padres pagarán caro con sus vidas, vuelvo en la tarde> se dirigió hacia el pueblo donde realizan la fiesta Patronal, en la tarde retornó trajo un poco de provisiones, más una olla y recipientes para que pueda prepara sus alimentos la joven. El malvado lo tenía secuestrada por varios días. Propuso traer a su padre cuando se porta bien, indagó del paraje donde tiene la estancia de ganados, Rigoberta ya calmada a fin de liberarse de cualquier manera, indicó el lugar de la estancia; y en las noches se quedaba a dormir con la joven forzando actos de indecencias. Después de dos días el secuestrador, llegó a la choza de sus padres, simulando ser cazador de vicuñas, solicitó alojamiento, el padre no se encontraba ahí, se hallaba la esposa con sus hijos menores. En la tarde llegó el padre del viaje que fue a buscar su

66 67


Hija, informó a la esposa llorando, en presencia del intruso, no hay noticias ni rastros de su hija. El muy descarado estoicamente indagó haciéndose compasivo. <<Que pasó taita, porque lloras?>. <<Mi hija no vuelve del viaje hace tres días, iba a la fiesta Patronal de Vincos, siempre solía ir cada año>. <<Cuantos años tiene y como se llama>. <<Tiene 22 años se llama Rigoberta> <<Que pena, tienes coca, yo sé adivinar con la coca, se adivino la verdad y vuelve tu hija, me tienes que pagar, cómo te llamas> <<Taita, yo me llamo Antonio Mamani, mi esposa Natalia, se llegas adivinar y vuelve mi hija, le daré de pago un toro>. El indígena estaba desesperado, melancólico, le indicó un ejemplar de media sangre de color mulato y gordo. <<Tráeme la coca primero vamos masticar como nos va ir> Antonio le dio un puñado de coca, preparó la mesa en el suelo con manta de colores, el seudo adivinador en las cuatro esquinas de la manta colocó dos pares de hojas de cocas, indicando a cada hoja, camino, casa, vida y muerte, más par de cigarros en medio de la manta en forma de cruz, chac charon por más de media hora. El farsante aparentaba gentil y amigable, el revólver y la daga tenían en la alforja, la escopeta a la vista puesto que hacía de cazador, pantalón encima de las botas. El adivinador recibió un puñado de coca con las dos manos e hizo la cruz de señal tiró sobre la manta, repuso. <<Sí, hay algo bien la coca se dispersó, en señal de buena noticia, en tercera vez debe salir claro, te toca tirar don Antonio>. <<Taita Apu, Taita Urco tú sabes dónde se encuentra mi hija>. Echó la coca con fe, se desparramó las hojas, exclamó. <<Que bueno, no se preocupen, debe salir claro en la tercera, señora Natalia tira, esta vez saldrá la verdad>

recogió de la manta la coca que tiró el esposo, con ánimo y esperanza pronunció las siguientes palabras en quechua. <<Taita Dios, mama Virgen María, mamacha coca, huahuallay cutemuchon amañaj huajachemaycho> =Padre Dios, madre Virgen María, madrecita coca, mi hija que vuelva ya no me hagas llorar. Echó las hojas con fuerza; el forastero dijo. <<No se preocupen, tu hija se encuentra lejos con su enamorado, volverá dentro de dos o tres días, se llega me tienes que pagar por adivinar, yo veo muy bien con la coca, el toro que me ofreciste véndalos, me pagaras en efectivo 200 soles, cuando vengo cualquier día, amigo Antonio no me gusta que me engañes>. Al día siguiente después de tomar un buen desayuno, que brindó por agradecimiento los dueños de casa; partió a su guarida, donde se encontraba Rigoberta, contó de haber conocido a sus padres, hermanos menores y se quedó a dormir en su choza. Luego la instruyó una farsa, que diga a sus padres estaba enferma en casa de una familia desconocida en las afueras de Vincos; no debe saber que estaba con él, se llega a informarse la verdad de los hechos anteriores, pagarán con sus vidas. Para amedrentar, se identificó con su verdadero nombre como David Pacheco, con esta condición la liberó, después de secuestrada durante una semana, ultrajada, maltratada, dando de comer pan seco con agua, repuso. <<Yo tengo cuenta pendiente con tus padres, cualquier día vengo a cobrar, se llego a sospechar de nosotros quedas advertida> La pobre indígena, llegó a la estancia después de ocho días de ausencia, llorando se abrazaron con su madre y hermanitos, el padre no se encontraba, a viajado a buscar a ella, llegó en la noche, la encontró dormida, la madre no quiso que la despertara, dentro de rato estaba delirando, despertó desesperada y llorando, su padre la abrazó con lágrimas, le contó como tal la farsa, estaba

68

69


enferma en casa de una familia desconocida, no quiso más que pregunten, cuando amaneció se levantó, salió afuera vio los ganados dentro del corral las vacas, alpacas y las ovejas todos rumiando, vino corriendo una borreguita que estaba creando con leche de vaca, como mascota porque la madre fue zureada, se la cargó y acarició llorando dijo. <<Porque no tienes madre, mejor te hubieras muerto para que no sufras en la vida. > Con estas palabras dejó de entender que su vida fue empañada, estaba demacrada, adelgazada, enfermiza, hasta de ropa desarreglada y sucia, solo atinaba a llorar, de tras salieron sus hermanitos, les abrazó les dijo. <<Uds. deben ser buenos hombres, nos harás respetar. > Su padre preguntó nuevamente llorando en presencia de su madre <<Hija algo malo te ha pasado ó le duele alguna parte de tu cuerpo dime la verdad.> <<Te dije estaba enferma en casa desconocida, más no recuerdo nada.> pidió. <<Por favor no me preguntes más.> En las noches no dormía tranquila, rato en rato se despierta con gritos, de día se hallaba callada, huidiza, aturdida y turbada. Cuando le habla se altera, hasta no quiso comer los alimentos como de costumbre. De su mente no se borraba de los momentos, de ser violada con crueldad físicamente de su integridad, estaba inundada su alma con tortura síquica por el hombre sádico. Totalmente desconocida, no era la muchacha, bromista, risueña, alegre y cariñosa con su familia, toda cambiada de carácter, sus padres se encontraban preocupadas por la salud de su hija. Le contó del adivinador, que era buen adivino, dijo exacto su hija volverá, al escuchar se alteró no quiso saber nada, sabiendo el adivino es una canalla farsante y cínico.

La joven no quiso contar la verdad, por proteger a sus padres, que puede sufrir venganza, estando advertida por el vulgar delincuente. El tiempo pasa velozmente, después de un año y medio la noticia se propagó como un vendaval por todo los pueblos y parajes, de lo que fue muerto el bandolero por los comuneros de un pueblo, las victimas que fueron objetos de abusos se alegraron por el final del personaje abominable ominoso. Rigoberta al informarse de la muerte del depravado, le contó la verdad a sus padres todo por menores, de la que fue víctima, hace más de un año, secuestrada y violada, en la fecha no podía contar por la seguridad de su familia especialmente sus padres, que quede ser hostigada y atentado sus vidas, hasta llegó a la choza como cazador y adivinador, menos mal ya no vino a cobrar los doscientos soles por adivinar. Los progenitores al saber la verdad quedaron sorprendidos, lloraban abrazándose los tres, por los sucesos que sufrió su hija, y hasta fue engañado como un farsante adivinador, aún le dio alojamiento que aparentaba como una persona buena el famoso sujeto, asaltante matón, la hija aclaró. <<No les dije la verdad, porque me amenazó, se denunciamos o le cuento todo que fue víctima de violación, él venía aquí para vengarse y atentar la vida de nosotros. > El padre expresó <<Hoy debe estar en el infierno en la hoguera pagando por sus pecados cometidos en vida> Las acciones perpetrados por el bandolero fue de película, como desarrollar un libreto preparado.

71 70


XI

La vida del hombre siniestro quedaba poco tiempo escaso año y medio, corría los años 1951 al primer trimestre del 52, en este lapso intensificó las violencias como asaltos, violaciones, asesinatos. Su personalidad se había transformado como haber trastocado la puerta del infierno, se creía todo poderoso, intocable, al paso por los caminos dejaba temor, espantos, impotencia, lágrimas, muertes; no había quien detenga, porque las Instituciones judiciales, los puestos de la Guardia Civil estaban corroído en componendas, en caso de ser denunciado habiendo testigos fehacientes. En su mundo interior tendría psicosis de superioridad, a la gente veía con burla, rabia, desprecio, no tendría diferencia que es buena o mala, para él fue normal su comportamiento inflingido. Su llegada a cualquier lugar es anticipada con alborotos fantasmagóricos, quiere decir fue el propio encarnación de los demonios; el villano adoptó un habito de intimidar a sus victimas, al llegar a los pequeños poblados, chozas, primero disparaba a los perros guardianes, cuando salen en alcance ladrando, tantos canes fueron muertos alcanzados por las balas, otros iban huidizos, cuando ven llegar cabalgados los perros se escondían, estos actos fueron inconcebibles. Los indígenas los que conocían saludaban con miedo, los que no conocen pasaba inadvertido y otros no salen de sus casas a fin de no encontrarse; a las pequeñas tiendas al entrar, pedía lo que desea, se portaba las mercaderías.

72

Muchas veces utilizaba a personas inocentes, para arrean los ganados saqueados con el pretexto de auto titularse ser dueño de las tierras pastizales, igual mandaba llevar degollados de carneros mensualmente para las policías, autoridades, comprometidos en actividades ilícitas por ello protegían al malhechor. Por las rutas que frecuentaba cometía asaltos a viajeros, lugareños despojando de sus pertenencias sin importar sus condiciones de paupérrimo. Cometía violaciones a mujeres solteras, casadas se son atractivas, alejando a los compañeros o esposos amenazando de muerte, en caso de oponerse es acribillado con frialdad, sí el occiso es padre de familia los hijos quedad huérfanos y la esposa viuda, al final queda impune. El mal hombre hasta llegó tener guarda espalda personal de la policía, el favoritismo es concedido mediante coimas, sobornos a las autoridades superiores que tienen disponibilidad y decisión con los personales para acompañar al villano, esta actividad fue en perjuicio del orden público y garantía de la ciudadanía. Muchas veces el guarda espalda no estuvo de acuerdo presenciar asaltos, ultrajes siendo jefe de familia y sentía subyugado a ordenes de un delincuente; las indígenas bastaban escuchar su nombre del rufián, esto dejaba sembrado psicosis social. En el pequeño poblado anexo de Chuya del Distrito Vilca Departamento Huancavelica, el personaje depravado Pacheco cometió violencia en exceso. A la salida de la población a una cuadra y media, en un lugar tranquilo estaba levantado la casa de una familia humilde; el facineroso entró cabalgado al patio, con el pretexto de comprar quesos, llamó sé alguien vive, salió una jovencita de 16 años de edad inocente buena moza, dijo. <<Véndame queso y huevos ya que tienes gallinas.> contestó <<No, tengo quesos solamente huevos.>

73


<< ¿Tus padres donde se encuentran y cómo te llamas?.> <<Me llamo Dula, mi padre con mi madre fueron llevando los animales a cultivar los sembrados.> Entró inadvertida la joven al corredor a coger los huevos, intencionalmente la siguió detrás de la joven tomó de los brazos halagando que es hermosa; gritó la muchacha asustada, mostró, el rufián un cuchillo filuda reluciente con la cual amenazó. La llevó a la cama que había al fondo del corredor, ella no podía oponerse estaba temblando, gritaba trató de morder, le tapó la boca con una manta, violó brutalmente con pasión sádico a la jovencita adolescente, después del acto indeseable, le amenazó que no avise a sus padres o alguien, puede costarle caro la vida, el descarado se lo llevó los diez huevos sin pagar como parte de su brutalidad, luego se largó tranquilo como no haber perpetrado un acto repudiable. La jovencita quedó llorando, aturdida sin entender de ser víctima de violación por un hombre de aspecto animal salvaje endemoniado. A las cuatro de la tarde llegaron sus padres, la hija llorando se la abrazó a la madre, acudió el padre sorprendido; no podía evitar la amenaza del malhechor, con palabras incoherentes y lágrimas contó fue violada por un hombre desconocido armado con cuchillo, revolver amenazando de muerte. Cuando concluyó el relato de bestialidad, la madre con lágrimas tenía abrazada a la hija, el padre se dio cuenta quien es el depravado que está ocasionando abusos en la zona, siendo un personaje de mala condición protegido por las autoridades del Distrito, Provinciales quienes administran la justicia. Las victimas no pueden denunciar por miedo a las amenazas de venganzas estando advertido, se resignó evocando a Dios, que algún día pagará de todas las maldades que cometió. El vil David Pacheco con frecuencia incursionó, con desparpajos de maldad al anexo Chuya, compuesto escasamente de cincuenta

74

Comuneros indígenas, a los pobladores tomó por sumisos, analfabetos, indefensos; llegaba siempre de improviso y entraba sin descaro a cualquier casa, con las dueñas mandaba preparar sus alimentos obligando matar sus animales carneros, gallinas, igual en las pequeñas tiendas de negocios mandaba preparar papas, huevos sancochadas con atún; una vez servida la comida primero tiene que probar la persona quien preparó, creyendo esta envenenada los alimentos. Porque él estaba consciente que tiene enemigos, por sus malas costumbres cometidos, aquellas personas hostigadas, tienen que acceder sus pretensiones, por poseer armas como carta de presentación. Un día inoportuno castigó a las autoridades del anexo, sin razón mandándolos a rodillar delante de Cabildo, al Agente Municipal, Teniente Gobernador, a las autoridades tradicionales, Tucuy Ricoj = El que ve a todos y guarde ordenes, Tucuy Pacha = El que cuida los cultivos y o sembrados, con el pretexto porque no tiene limpio las calles, esta acción fue en agravio y humillación al pueblo por un rufián de su condición. Las mujeres fueron objetos de abusos, ultrajes, no pudieron denunciar por la mala observación y amenazas. Por estas razones la Profesora de la escuela Fiscal Mixta, dejó de enseñar a los niños, en práctica abandonó el centro escolar. Para que no pierda el año escolar los alumnos, se ocupó de Profesor gratuitamente un comunero ex licenciado, durante el Servicio Militar hizo sus estudios hasta tercer grado de secundaria; al próximo año con la gestión y apoyo del pueblo, asumió oficialmente de Profesor en mérito de su empeño y dedicación en la enseñanza.

75


XII

Los esposos Clemente y María tuvieron su estancia de ganados ovinos, alpacas ubicada en el paraje Inca Pelatana, a veinte minutos de camino del anexo Chuya del Distrito Vilca, fueron humildes ganaderos, la esposa era una mujer hermosa de cabellos castaños, de ojos pardos, la faz tersa, de cuerpo atractivo que llamaba atención a la vista, sin instrucción analfabeta, la pareja tenía dos hijos menores estudiando en la escuelita mixta, desde la estancia iban todos los días a la escuela. El malvado David Pacheco, se encontró con aquella mujer hermosa, en el anexo, preguntó cómo se llama y de donde es, ella no conocía, ni sospechó en lo mínimo que es un bandolero de alto vuelo y famoso. <<Buenos días Señora de donde es Ud. ¿Cómo te llamas?>. <<Me llamo María y soy de este lugar. > Contestó aparentando un hombre cortes, educado sonriente dijo. <<Mucho gusto de conocerla señora. > El depravado se enamoró a simple vista con pasión enfermizo, la violó por dos veces en menos de quince días, en aquel día no perdió él impulso de sus instintos, con tal propósito para su cometido no perdió tiempo en vigilar, los movimientos de la mujer guapa. Ella entró a su casa nerviosa, salió por de tras escalando la muralla, se dirigió tratando que no vea al paraje Inca Pelatana, donde tiene la canchada de ganados, llegó tranquila sin presentir, el esposo estaba esperando para dejar encargos, dentro de un rato le sucederá una experiencia desagradable, el esposo se hallaba en la choza dijo.

<<María mejor quédate, hoy día salen los niños de la escuela vendrán temprano a almorzar, yo iré a pastar los ganados. > <<Está bien, más tarde debo juntar el guano del corral con la ayuda de nuestros hijos. > El esposo don Clemente fue a pastar los ganados de tras los cerros llamado Lomo toro, todos los cerros de largo a largo estaba cubierto de neblinas gris espesas; el perro llamado pastor se va siempre tras los carneros, en esta vez a una cuadra se sentó empezó aullar, viendo con dirección al camino de Chuya que viene, la señora tiró con piedra molestando, precisamente vino por allí el malvado, anticipando hasta los animales que sintiera de su maldad. <<Perro malagüero porque aúllas, a estas horas, estás viendo alma o condenado vaya pastar los carneros. > El canino si fue de tras de su amo. Dentro de una hora llegó a la estancia el pistolero Pacheco, llamó de tras de la choza con voz fuerte. <<Aquí se encuentra alguien. > María se hallaba dentro de su choza, al escuchar la voz reconoció al hombre, con quien hace rato se encontró en el pueblo y preguntó de su nombre; ella salió asustada echándose una manta simulando ir a pastar los animales repuso con cierto nerviosismo. <<Quién es?> El villano ya lo tenía su nombre contestó. <<Hola María, he venido para que me vendas carneros. > Desmontó del caballo ató de la soga en una estaca que había allí. <<Mis carneros ya se encuentran en el campo pastando, tan poco no vendo por esta vez. > Quiso salir del corral, porque la choza estaba levantada dentro de la canchada en un extremo; no dejó salir, fue impedido por el pistolero la gritó. <<Entra a tu choza, a donde quiere ir. > Ella se puso serena, tiene carácter fuerte y de estatura alta, si no, es por las armas, posible se enfrentaba de igual a igual. <<Déjame pasar, tengo que ir a pastar mis ganados. >

76

77


El villano tomó de los brazos, llevó a la fuerza hasta la choza. <<Entra no me alteres. > Sacó su revólver encañonando metió a empellones, ella tomó el cucharón de la cocina de madera de unos cuarenta centímetros, cometió un error al decir con voz desafiante. << ¡Entra, entra maldito!.> Las puertas de las chozas en su mayoría son de un metro de altura, se tiene que entrar agachado, el cuatrero entró con cuidado, a María vio cucharón en mano, quiso asistirle un golpe en la cabeza, esquivó le cayó en el hombro entró alterado, la empujó con fuerza cayó al suelo, revolver en mano dijo. <<Estoy enamorado de ti me tienes loco. > Replicó. <<Soy una mujer casada, tengo mis hijos estudian en la escuela. <<No me importa, eres casada me enamorado es todo.> <<Yo no puedo dejar a mi esposo e hijos.> <<Se tú no aceptas le mato a tus hijos y tu esposo conozco él es Agente Municipal del Anexo.> María al escuchar la amenaza bajó la moral y tas tabelló; en el instante el depravado se fue encima impulsado por la belleza de su víctima, ella no pudo oponerse solamente atinó a llorar, la violó con pasión de salvaje, se sintió triunfante porque tenía en sus brazos a una mujer hermosa ciertamente estaba enamorado. Ella se entregó ante él bestia humana, no tenía otra alternativa, porque fue amenazada la vida de sus seres queridos y estaba a merced de un famoso asesino, es capaz de cumplir su palabra, después del acto indiciable y salvaje, él acanalla desde afuera dijo, que no avise a nadie caso contrario le irá peor con sus vidas, salió de la choza ajustó los aperos del caballo, montó con agilidad y se fue a toda carrera. María quedó llorando, aturdida, le vino crisis nerviosa, pensó en suicidarse aventándose al río, o irse a la ladera del frente para desbarrancarse; en el momento le sacudió su mente

y corazón, por una fuerza maravillosa la imagen de sus hijos, como par de ángeles de la guarda, esto le animó para continuar por la vida. El esposo desde la cima del cerro, vio salir de la choza a un cabalgado, bajó con la sospecha pueda ser aquellos asaltadores, llegó en pocos minutos a la casita de ichos la llamó, no contestó, entró asustado encontró llorando, la casa todo estaba en desorden, se dio cuenta fue abusada dijo. <<No llores hijita, bajé porque vi salir un cabalgado.> <<Clemente te hubiera disparado, se te encontrabas aquí.> Se aferró en sus brazos del esposo llorando bañada de lágrimas, estaba pálida temblando, le dio de beber agua. <<Tómalo esta agua te hará bien mamita.> Después de calmarse con el líquido, contó todo por menores trató de defenderse golpeando con el cucharón, fue violada con crueldad amenazando de muerte revolver en mano; Clemente no quiso preguntar más por no herir y recordar el mal momento que pasó. Llegaron los hijos para almorzar, aún no tenía preparada la comida, se disimularon, no pueden contarle cosas desagradables a los niños, se dieron cuenta la casa estaba en desorden, atinó a decir que había entrado ladrón mientras pastaban los ganados, se escaparon hacia la hacienda no llevaron nada. El hijo mayorcito de 9 años, notó a la madre desarreglada los cabellos y llorosa, preguntó al padre. <<Porque ha llorada mi madre, le molestaste verdad.> <<No-hijo porque debo molestar.> La madre intervino. <<Me dolía la cabeza, tu padre me dio remedio ya me pasó el dolor.> Los dos hijos se le abrazaron dando besos, las caricias de los niños cubrió su cuerpo y alma como frescas rocíos de la mañana, le venció las lágrimas, el hijito menor dijo <<Porque lloras mamita?. > Abrazando le dijo la madre. <<Porque les quiero tanto papito. >

78 79


Los padres tranquilizaron por momentos con la presencia inocente de los hijos, sin embargo, los corazones de los esposos sangraba, por haber sufrido ultraje de un hombre sin alma. Después de una semana nuevamente volvió a la estancia el delincuente Pacheco, esta vez venía con guarda espalda, a acompañado por un personal de la Guardia Civil, entrando por la majada Inca Pelatana, ordenó al policía que se quede en la población mientras vaya a cobrar una deuda. Llegó muy campante a la choza, el perro salió en alcance ladrando, le disparó, menos mal no alcanzó el proyectil, el animal corrió de tras del corral asustadizo. Los esposos Clemente y María, al reconocer al matón, la Señora intentó escapar hacia el cerro tras los ganados, al esposo encañonó con el revólver tomando como rehén, vociferó. <<Tú pagaras con tu vida si no vuelve tu mujer, dile que vuelva arrodíllate perro de mierda. > Era el leguaje propio de un vulgar; María vio a Clemente encañonado de rodillas, volvió llorando le rogó exponiéndose por la vida de su esposo. <<Que quieres conmigo, déjalo a mi esposo él no tiene ninguna culpa porque lo tienes arrodillado. > Le dejó con gritonearía. <<Largase de tras tus ganados déjame con mi mujer. > Con estas palabras de alharaca, el violador sentenció su muerte próxima. María por salvaguardar la vida del esposo que tanto la ama, estaba dispuesto a todo, su cuerpo, vida y alma, Clemente iba caminando despacio como un zombi, pálido y decaído, el matón para amedrentar hizo un disparo por dé tras, la señora gritó fuerte tratando de impedir, buce ferró. <<Métase a tu choza no me obligues que mate.> El malvado estaba como un loco, nervioso, sin razón, tal vez presentía en su interior, que este lugar será escenario de su sentencia, por todo la maldad que cometió. A la victima obligó que entra a la choza y el de tras, en dentro abrazó con pasión enfermizo como una bestia salvaje, repuso.

<<Me he enamorado de ti, no hay otra mujer igual que tú, estoy dispuesto a todo, por tu amor. > Habló inconscientemente al decir estoy dispuesto a todo, cumplió su palabra dentro de una semanas. Nuevamente volvió a violar contra su voluntad, esta vez ella no se resistió, puesto que el delincuente es capaz de causar peores daños, estaba con rabia, con desprecio dijo. <<Has lo que quieres, pero no toques a mi esposo e hijos, pagaras por toda la crueldad ante Dios. > Al escuchar sintió sacudido en su cuerpo y cumplió las palabras de la Victima, trató de calmar y disculparse, contestó con vehemencia, <<Largase que quieres, no es basta, té furo purgaras en el infierno por tu maldad. > Salió sin decir nada avergonzado, a la expresión de la mujer ultrajada sintió como un puñetazo en su alma podrido, luego se fue con el corazón herido. María dentro de la choza quedó impotente, con rabia, serena y resignada, por haber sido violada dos veces en menos de quince días, tomó una decisión de coraje, dejar de ser ganadera, irse a las ciudades con su esposo e hijos; Clemente se encontraba en el cerro con el pensamiento turbado, encendido el alma de rabia, cuanto desearía tener en ese momento una arma de fuego, para enfrentarse al vulgar asesino, cuando vio irse al malhechor de la choza, bajo arreando los ganados, entró donde la esposa nervioso lloriqueando abrazó a la esposa, ella dijo. <<Déjame todo los hombres son iguales. > Clemente se sorprendió, notó estaba muy alterada, con rabia dijo. <<Nuevamente me abusó él sin vergüenza, está hecho un loco, volverá cualquier día, tenemos que irnos con nuestros hijos, peor nos puede pasar hasta nos matan; A los carneros vendemos la mitad y los restos dejemos pastar al partir donde alguien>. El planteamiento de la esposa fue acatado. <<Está bien lo que tu digas haremos>. Ellos tenían más de cien ovinos, veinticinco alpacas, en la casa del pueblo tenía gallinas,

80 81


Cuyes, en los terrenos los sembrados estaban por recoger la cosecha, la pareja fueron muy trabajadores quería educar a sus hijos, María continuó exponiendo. <<Nos iremos a Huancayo conozco la ciudad, cuando trabajé por aquel año como empleada de servicio en la familia Mendosa, tiene su casa en Chilca, nos alojaremos por mientras ellos son personas buenas, me tenía tanto aprecio.> <<Yo estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, por cuidar nuestras vidas y nuestros hijos.> <<El viaje haremos por la hacienda Tucle, conozco a don Zacarías chofer del camión, no podemos viajar por Vilca, Moya para tomar el tren de Escuchaca es distante y evitaremos encontrarnos con el desgraciado. > Repuso el esposo. <<Cuándo podemos viajar, en los días de esta semana?.> <<Hoy es Lunes, se llegamos vender los carneros y acomodar los restos de los animales, la casa y la cosecha, viajaremos el día Sábado tengo miedo de permanecer aquí. > <<La casa le encargaremos al primo Martín. > María es una mujer despierta y de carácter centrado acotó. <<Las ovejas haremos pastar a me tocaya María y Nolberta ellas son de Parcahuara, tienen sus estancias en los linderos de la hacienda, somos amigas de hace tiempo nos conocemos en la feria de la hacienda Tucle los días Viernes.> <<Es Seguro tus amigas aceptará pastar los ganados al partir.> <<Mañana tienes que ir a la escuela de los niños, a solicitar la constancia de estudios, más que te expida los certificados de conducta, aprovechamiento y recojas las fichas de Matriculas, en Huancayo tenemos que solicitar para que continuara sus estudios, porque recién dos semanas empezó las clases.> <<Primero eras donde tus amigas a conversar si acepta pastar los ganados, cuando vuelvas iré donde el Profesor,> le recordó. <<Otro, tienes que renunciar de tu cargo de Agente Municipal,>

Presentaré me renuncia por escrito, mañana en la noche en la junta de cabildo.> Después de ponerse de acuerdo de los planteamientos se tranquilizaron, ordenó la casa, preparó el almuerzo y merienda A las 12.30 p.m. llegaron los hijos para almorzar en la tarde volvieron a sus clases, por estos tiempos el estudio fue de dos turnos mañana y tarde, los hijos fueron estudiosos tenía buenas calificaciones, la presencia de los hijos es la alegría y razón para luchar por la vida. En la mañana siguiente se levantaron muy temprano preocupados, María salió a divisar los ganados, se encontraba conforme dentro del corral, le venció las lágrimas se expresó. <<Como puedo dejar mis ganados, que cuidé durante diez años con tanto esmero y cariño, por culpa de un maldito Dios lo castigará, por tantos llantos, dolor y muertes que ha causado.> <<María hoy día que deja de asistir a clases los niños, para que te acompañe, no quiero dejarte sola, cosa que no te deprimas de la experiencia sufrida, iré a sacar los documentos de paso debo justificar la inasistencia de nuestros hijos.

82 83


XIII

Clemente se constituyó a la escuela donde el Profesor llamado Luis, para solicitar que le expida los documentos de matrícula y los certificados de estudios de sus hijos, entró al recinto escolar preocupado, el Profesor recibió con amabilidad, adelantó en saludar por el cargo de autoridad. <<Buenos días Señor Agente Municipal, no vino los niños, vienes a justificar las inasistencias verdad.> Repuso el visitante. <<Buenos días Señor. Profesor, vengo a solicitar que me expidas los certificados de los grados cursados y los documentos de matrícula de mis hijos debo trasladar a Huancayo.> El Profesor quedó preocupado al escuchar al padre de familia. <<Don Clemente Porqué lo trasladas a Huancayo a sus hijos?.> El solicitante no tenía una justificación concreta se inmutó. <<Nos hemos decidido irnos toda la familia a la ciudad.> Para disimular fingió que tiene problema económico. <<Está bien primero debes solicitar vacantes en la escuela donde debe estudiar para que no pierda el año escolar, y tienes cargo de autoridad ¿Cuándo viajan?> <<Debemos viajar el día Sábado a más tardar,> en su expresión se le notaba nerviosismo y preocupación, el educador insistió con preguntarle. <<Cual es el motivo del traslado, los niños son estudiosos.> <<Tengo miedo de nuevo puede sufrir mi esposa,> cortó las palabras no quiso continuar, agachó la cabeza no debe contar que fue abusada la esposa es vergonzoso puede sufrir murmuración y venganzas.

<<Don Clemente que ha sufrido, tiene algún problema, tal vez puedo ayudarte en algo?> Le venció las lágrimas, cambió de facción se notaba demacrado. <<Señor. Luis quiero confiarte, no debe informarse la gente es tan humillante y vergonzoso.> <<Está bien confía en mí, soy profesor de tus hijos, aún tu esposa es mi pariente y somos del mismo pueblo.> Entre lágrimas, llevándose las manos juntas a la altura del pecho balbuceando contó. <<Mi esposa fue violada dos veces por el bandolero David Pacheco la semana pasada y ayer, a mí me tenía encañonado con su revólver amenazado de muerte, mi esposa estaba escapando hacia el cerro, me vio en poder del delincuente, volvió para salvar mi vida, > con rabia dijo. <<Déjalo a mi esposo él no tiene culpa de nada, se quieres mátame a mí >. El Profesor al escuchar la versión, dio un golpe fuerte con el puño a la mesa que le sirve de escritorio, se levantó de la silla con la faz desencajado gritó. << ¡Maldito desgraciado ¡ > dio una vuelta alrededor de la mesa, volvió a sentarse, se llevó las manos a la cabeza pegado a ambos temporales se quedó callado por algunos minutos, Clemente estaba llorando todo decaído. El educador hizo una promesa. <<Señor Agente Municipal, no te vayas de tu tierra, este mal parido delincuente inmundo, está causando tantos daños a los hogares y al pueblo, te prometo y te lo juro, en esta vez se vuelve no saldrá con vida, soy licenciado hace diez años ex combatiente de la guerra entre Perú y Ecuador, a tantos monos ecuatorianos quité la vida en las fronteras.> Clemente repuso. <<Seguro volverá cualquier día,> <<Señor. Agente hice juramento aquella vez ante el altar de la Nación para defender y no traiciona a la Patria, este pequeño pueblo de Chuya también es nuestra Patria >.

84 85


El ex combatiente exclamó una promesa, con rabia, firmeza decidido, con los puños cerrados, hasta hizo crujir sus dientes, mientras el victima recobró los ánimos y añadió. <<También fue abusada la hija de don Juan una jovencita de menor de edad, no denunció de miedo a la venganza> <<Todos estos abusos ocurren falta de protección, no hay quien para, porque están enlodados con autoridades de altos cargos> <<También otros ganaderos, fueron saqueados sus carneros en sus estancias por este bandolero,> <<Señor. Agente no puede causar tantos abusos un solo hombre, tu esposa es sobrina de mi madre somos parientes, nosotros estamos encubriendo con callarse, somos un pueblo,> repuso. <<Como sabremos, cuando vuelve.> <<No te preocupes debemos estar preparados para dar su merecido, tú eres autoridad tenemos el deber de resguardar y tenga respeto el pueblo y hoy en la noche nos reuniremos,> luego se despidieron ambos con amabilidad. Clemente retornó a la choza cambiado de actitud y pensando de qué manera se puede castigar al malhechor; había confianza en el Profesor fue explicito sus palabras, se le veía los ojos encendido de rechazo al personaje inmundo. Llegó a la estancia, después de un rato fue a la pradera donde sus hijos mientras pastaba los ganados, ya había retornado la esposa de sus amigas que fue a conversar para que encargue sus ganados no las encontró dijo. <<Llegaste a conversar con tus amigas?> <<No se encontraban, solo las hijas me dijo que su madre se encuentra en su pueblo y Nolberta fue a trabajar a la hacienda por pasaderos de sus vacas, > ella estaba incómoda, desmoralizada porque no encontró y no llegó conversar con sus amigas sus propósitos; Clemente informó de la conversación con el Preceptor.

<<Hijita no te acalores entablé con el Profesor Luis está arto de estos abusos, también me he informado fue violada la hija de don Juan una menor de edad>. Le cortó la palabra María. <<En concreto te dio los documentos de los niños, sí o no>. Para calmar los ánimos, desvió con una mentira dijo. <<Para el día Viernes me ofreció preparar todo los documentos no te preocupes al respecto y hoy en la noche haré preparar la renuncia de me cargo de autoridad,> El esposo tuvo en cuenta de tratar a la esposa con cariño, paciencia y comprensión. El Profesor suspendió las clases después de medio día, les comunicó a los alumnos mañana se continuará. En la Dirección quedó solo discurriendo sus pensamientos, como puede evitar el abuso que ocasiona el facineroso, su mente fue inundada por tantas posibilidades o planes para poner fin, las acciones de violencia en agravio de familias humildes, al pueblo y sociedad. En la tarde se dirigió a la casa de un compañero de promoción del Servicio Militar de los años de 1940 al 42, que combatieron en la guerra limítrofe Perú Ecuador; en buen momento se encontraba en casa el compañero realizando trabajos de tejidos bayetas, cordoncillos, mantas, fue un buen artesano en textil. Luis al entrar saludó por el grado de su licenciatura. <<Buenas tardes mi Sargento, vengo a ponerme a sus ordenes>. El Sargento llamado José contestó el saludo por el grado militar. <<Buenas tardes Cabo Primero, cual es la novedad de su acción inmediata de tu deber>. Se bromearon siendo buenos compañeros ya había transcurrido diez años desde los servicios a la Patria, para entonces tenían de veinte a veinte dos años, en aquella fecha contaban con más de treinta años, maduros en plenitud ambos con esposas e hijos y con haber pasado cargos de autoridades. El Profesor Luis con la preparación constante como educador tiene en mente los Deberes y Derechos Universales del

86

87


hombre, como misión sagrada es su deber en educar a los niños, jóvenes y al pueblo, para que no sufran abusos o atropellos por personas oportunistas, como el bandolero Pacheco. De manera asume una responsabilidad habiendo prometido al esposo de la víctima, autoridad en ejercicio Agente Municipal del pueblo. Al compañero a manera de recordar de los tiempos del Servicio Militar manifestó. <<Vengo José a informar de problemas graves que está pasando en nuestra comunidad, saqueos, asaltos, abusos, violaciones, Ud. Ya debe imaginarse quien azuza en nuestra zona>. Contestó. <<El causante debe ser aquel malvado que castigó a los cuatro autoridades en la plaza,> <<Efectivamente es el delincuente intocable protegido por las autoridades provinciales>. El anfitrión con energía repuso. <<Se asuma en esta vez, ya que las autoridades se hace de la vista gorda, el pueblo hará justicia con sus propias Leyes>. El educador notó en su expresión seriedad, rechazo y coraje del compañero de armas, e hizo recordar el juramento de fidelidad de hace diez años. <<José tú y yo Durante el servicio Militar hicimos juramento de Lealtad y Fidelidad a la Patria para defenderla y no traicionar, si es preciso con nuestra propia vida. Esta porción de tierra Chuya es parte de nuestra Patria, tenemos el deber de defender y hacer respetar, ante cualquier atropello, agresión y usurpación. Tú tienes que asumir el mando en mérito de tu jerarquía como Sargento Primero, yo soy tu subordinado y estamos preparado militarmente>. José contestó. <<Por su puesto sí el pueblo o la Patria es agredido y usurpado tenemos que reintegrarnos al servicio activo y cumplir nuestro deber, no puede tenernos en zozobra un solo hombre de su condición, emplearemos el plan cuerpo en tumba>.

Los licenciados Luis y José recibieron preparación Militar conocimientos en organizaciones de estrategias, emboscadas, camuflajes, exploración de medio ambiente o escenarios y Arte Marcial, para repeler ataques y apresar al enemigo, en este caso el objetivo es el diabólico David Pacheco, habiendo pruebas por violaciones a indefensas mujeres. Luego hicieron los planes preliminares para dar castigo ejemplar al facineroso, acordaron emplear el plan cero, significa enfriamiento cuerpo en tumba, mediante emboscada en camino; Luis vio por inconveniente en caso viene acompañado por guarda espalda personal de la policía como vino el día anterior. José en calidad de ex Militar opinó capturar con la víctima en mano mediante un seguimiento de emboscada, el Profesor dijo. <<Para los efectos es necesario tener el implemento, una escopeta, un revolver, yo que sepa nadie posee aquí en el pueblo>. <<Yo tengo un amigo tal Flores en la hacienda que es pastor tiene una escopeta de dos cañones, en una oportunidad me ofreció vender, sí es cómodo puedo adquirir para el uso>. <<Cuanto más pronto es mejor>. <<Mañana en la tarde iré a proponer,> <<Está bien, hoy en la noche tenemos reunión en la escuela con Don Clemente, no dejes de venir, para tomar los acuerdos.> A las 7.30 de la noche se reunieron en el Centro escolar con el Agente Municipal esposo de la víctima, también fue citado don Juan padre de la joven violada hace dos meses total entre cuatro, el Profesor expone los siguientes. <<Señores. Esta reunión debe ser reservada en secreto, puesto que pondremos fin a la violencia que viene cometiendo en el pueblo el bandolero David Pacheco. Don Clemente y don Juan de Uds. Necesitamos su participación decidido; nosotros con mi compañero de armas asumimos la responsabilidad.> José acotó a la versión del compañero.

88

89


<<Deben participar las autoridades castigados hace más de dos meses en la plaza por Pacheco, este acto fue en agravio del pueblo; al Teniente Gobernador y las autoridades tradicionales serán citados a la reunión,> A continuación informó Don Juan del abuso perpetrado a la hija de 16 años, se manifestó. <<Estoy plenamente de acuerdo en dar su merecido al malvado>. Igualmente Don Clemente dijo. <<También estoy de acuerdo, sin embargo mi esposa se encuentra incomoda, el día Sábado quiere que viajemos a la ciudad Huancayo>. José opinó. <<La esposa del Sr. Agente Municipal que fue agraviada en su choza debe participar su presencia es importante>. El que dirige la reunión repuso. <<Señores. Mañana en la tarde iré a conversar. Ella es sobrina de mi madre, debo acudir como pariente>. Después de la reunión preliminar, acordaron reunirse en la tarde del tercer día>. Los ex militares José y Luis al día siguiente en la escuela, esbozaron los planes para eliminar al personaje diabólico, que azuza al pueblo con violencias. José planteó emboscar en el camino los actores deberían ser ellos sin que sepa nadie, para los efectos pensaron en adquirir una carabina y un revólver. Luis opinó de la siguiente manera, tender cortina de araña para que caiga solo con la víctima en manos, el plan es en término militar, amplió. <<Debemos tender una malla con cabo para atrapar en el lugar de los hechos, para ello necesitamos diez hombres como mínimo para compartir los trabajos estratégicos, por momento somos cuatro considerando a las autoridades más dos que alguien tuvieron problemas con el facineroso, de igual modo la esposo del Clemente debe participar. Porque es importante su presencia, si ella no acepta haremos otra medida>.

Habiendo acordado el día anterior, para ir a la choza de los esposos Clemente y María, Luis acudió a fin de conversar del ultraje sufrido por el villano Pacheco dijo. <<Prima María tu esposo vino al centro escolar a solicitar, para expedir los documentos de tus hijos para trasladar a Huancayo>. <<Queremos irnos lejos de aquí, tengo miedo que vuelva el bandolero,> <<Me contó Clemente el motivo porque, quieres irte de nuestro pueblo, Ud. Sabes que somos parientes, tu madre es la hermana de mi madre, soy Profesor de tus hijos, y soy Licenciado del servicio militar, te prometo si retorna de nuevo no saldrá con vida aquel malvado>. María replicó. <<Cómo se puede evitar, él anda armado hasta los dientes>. El educador ahondó. <<Con mi compañero José acordamos un plan secreto para atraparlo y o dar muerte, tú sabes que somos militares, que luchamos en la guerra tenemos experiencia y conocimiento de estrategias para este caso>. <<El bandolero anda acompañado por policía como guarda espalda y armado>. <<Cuando viene con un policía no es problema, si viene con más personal emplearemos otro plan. Queremos que tú participas en el equipo secreto>. Ella aceptó sin titubeos. <<Sí estoy de acuerdo para apresar al sin vergüenza>. <<A partir del día lunes tendrás personal de vigilancia, no te preocupes, ya haremos las instrucciones respectivas, tú eres la persona importante>. <<Está bien haré lo que tú digas>. María estaba dolida por ser violada dos veces, aceptó para vengarse la proposición sin temor. <<Tenga confianza y sé valiente María, esta noche tenemos reunión con personas de confianza, de los acuerdos te comunicará tu esposo>.

90

91


Los licenciados antes de la reunión hizo estudio minucioso hipotético del problema de violación a la esposa de la autoridad Municipal, que significa atropello a la dignidad del pueblo. Ellos estaban seguros que nuevamente volverá el facineroso, a perpetrar acciones de violencias. Por las siguientes razones: a) – El camino que conduce hacia la puna, que suele frecuentar Pacheco, en varias oportunidades pasó de ida y venida por la población de Chuya y su jurisdicción. b)– Los animales que traía de las alturas, como productos de saqueos, asaltos y robos, para justificar mandaba preparar certificados en materia de compras, con el descaro nombrando a seudo dueños para los casos necesarios con el Teniente Gobernador y sus miembros del pueblo de Chuya. c)- Al anexo de Chuya tomó por sumiso bajo su dominio, llegando al colmo de castigar a las autoridades, con el pretexto de poner en orden, este hecho permitió a los pobladores conocer al famoso David Pacheco. d)- Según la versión de la víctima, Señora María manifestó, que está enamorado de ella, dijo en repetidas veces está dispuesto irse lejos con ella. Puede ser motivo la hermosura, la figura proporcionada atractiva haya cautivado al depravado; tal es el sustento para tomar medidas de fuerza, para que no vuelva a repetir los actos indeseables.

92

XIV

Habiéndose informado los causales como elementos de juicio, el Profesor citó a las autoridades del lugar, más a los dueños de las tiendas que fueron saqueados y a dos comuneros que sufrieron abusos, mandándolos sacrificar sus animales para que prepare sus alimentos del rufián. En la reunión se encontraban doce elementos entre el esposo y el padre de las damas violadas, los que dirigen son los dos Licenciados con preparación en artes marciales. Luis expone los siguientes: PRIMERO.-Los derechos del hombre son: tener libre pensamiento y expresión, vivir con libertad, posible dentro del marco de la Ley, en las normas está tipificado nadie debe sufrir abusos, atropellos sin causa o motivo. SEGUNDO. - Los deberes ciudadanos deben cumplir las normas legales. Las autoridades y personas capacitados tiene el deber inherente de proteger y hacer respetar a la familia, hogar y al pueblo porque es su responsabilidad. TERCERO. - Los pueblos por más pequeño tiene nombre y dignidad. Nosotros constituimos una comunidad compuesto con más de cincuenta comuneros activos, con nuestras esposas e hijos más de cien habitantes, no es justo un solo hombre vulgar delincuente, nos tiene en zozobra, cometiendo asaltos, violaciones, asesinatos, somos un pueblo con derechos. A continuación el ex Militar José intervino acotando las palabras del compañero de Promoción dijo. <<A una hija menor de edad ultrajó, a una esposa y madre violó dos veces en menos de quince días, a las Autoridades castigó en

93


la plaza, a las pequeñas tiendas hizo saqueos, a las madres comuneras mandó matar sus gallinas para su almuerzo, solos falta que nos maten a nosotros aquel villano. En los lugares alejados o estancias cometen violaciones, asesinatos, no pasa nada queda impune; En caso de denunciar las autoridades competentes, no hacen justicias, ellos protegen porque reciben pagos en calidad de sobornos, nosotros somos un pueblo de corajes y valientes, haremos justicia con nuestras propias manos y Leyes> El padre de la joven de 16 años ultrajada y el esposo de la mujer violada dos veces, ellos manifestaron que están de acuerdos para dar muerte al malvado Pacheco. El Teniente Gobernador fue enfático en manifestarse con rabia. <<Basta de esta situación de tolerancia, no somos hombres cobardes que no tenemos nombres para acabar al delincuente>. Luis pidió sí alguien está en contra de lo manifestado, todos dijo ¡Noo! Los asistentes fueron personas mayores que sufrieron abusos de cualquier manera, ratificaron los acuerdos levantando las manos con los puños apretados, en señal de rechazo y repudio al personaje malévolo. El Profesor recomendó, nadie deben enterarse de los planes, pueda que esté alguien relacionado al causante, sí fuera así puede tomar venganza, está claro queda en secreto, el pueblo sabrá y participará en su momento, luego se levantó la reunión hasta el día siguiente. El licenciado José recalcó. <<Señores asistentes aquí los doce hombres somos responsables del plan secreto, no deben informarse ni siquiera nuestras esposas los trabajos cumpliremos todos militarmente; sí alguien no desea participar, en este momento puede manifestarse>. Uno de los ciudadanos alzó la mano y se levantó, todos miraron sorprendidos, pensaron no está de acuerdo con los planes con rabia se manifestó..

<<Señor, Luis yo estoy dispuesto a cumplir todo los acuerdos, quiero que participa mi hermano, porque el año pasado fue asaltado diez de sus alpacas en la estancia, también el vecino Don Damián diez de sus carneros, y los mandó arrear los animales con los dueños bajo amenaza hasta Huancalpe, allí entregó a sus cumplieses, este malvado está cometiendo demasiados abusos>. <<Está bien iré a conversar con ellos para que participen>. Otro de los asistentes apoyó al pedido del que antecede, y se ofreció vender su carnero para los gastos que ocasione. Uno de las autoridades tradicionales planteó. <<Todos debemos aportar una cuota de cinco soles para los gastos>. La opinión fue aprobada con votos de aplausos, quedaron en traer para la próxima reunión, el Licenciado dijo. <<Dignos asambleístas mis felicitaciones de sus gestos altruistas y patrióticos, todos debemos ser unidos nadie hará abusos y haremos respetar a nuestro pueblo>. El compañero Luis remarcó. <<Ciudadanos presentes de este pequeño pueblo, hemos decidido poner fin al sujeto aberrante; para mayor cumplimiento y orden, nombremos un Jefe Comando al Sr. José, Militar Licenciado con grado de Sargento Primero, que luchamos en las fronteras Perú y Ecuador, todos nosotros a partir de este momento somos soldados para defender a nuestra comunidad y la patria>. Los diez comuneros y autoridades aceptaron y recibieron el nombramiento con aplausos entusiasmados. El Sargento Primero se expresó con orgullo y firmeza de haber defendido a la Patria en la guerra 1941 y enfatizó. <<Soldados del pueblo de Chuya, tenemos el deber de defender a nuestra pequeña Patria, el que traiciona será cobarde claudicado por toda la vida, los trabajos se ejecutará militarmente, sí es posible con nuestra propia vida, yo estoy dispuesto a entregar mi

94

95


vida y alma, en defensa de la integridad y honor de la tierra donde nacimos desde aquella guerra hace diez años que hice juramento y cumpliremos el mandato de nuestra conciencia por la causa>. El ex combatiente se manifestó militarmente con seriedad en sus ojos se notaba repudio al malhechor. Al siguiente día en la mañana fue a invitar a la reunión a los comuneros que fueron asaltados sus ganados, especialmente al hermano del que pidió su participación en la reunión anterior. Los dos combatientes se reunieron en la escuela a las 4 de la tarde con la finalidad de elaborar el plan de trabajo, cada uno expusieron sus ideas, sin embargo, ya tenía anunciado coger mediante una emboscada con la víctima en mano en el lugar anterior de los hechos. Para lo cual contaba con suficiente número de elementos humanos, más una mujer clave la que fue violada su presencia es importante. El planteamiento consiste una vez aprehendido el bandolero, el pueblo en general participa en juzgar, dar sentencia y en la ejecución, el Profesor acotó. <<En caso de dar muerte al rufián, nadie será sindicado culpable, se hizo justicia el pueblo, igual la literatura de Lope de Vega LA FUENTE OVEJUNA, ¿Quién dio muerte? El pueblo, ¿Quién fue el primero en dar golpe? El pueblo, ¿Quién le dio la idea? El pueblo, ¿Quién es el pueblo? Todos nosotros somos el pueblo>. José acató con vehemencia el relato de la novela justiciera. <<Este pequeño anexo Chuya hará justicia en nombre de todos los pueblos que sufrieron atropellos de violencias, estoy de acuerdo con Fuente Ovejuna>. Luego optaron preparar la nominación de los elementos humanos, con letras y números; a María nominó con la letra A significa As. Primero, a José la letra X significa ex licenciado, a Luis con la Z zigzag intrépido a los restos con numeración sucesiva desde el 1 al 13 total contaba son 16 personas.

Al bandolero nominó con la letra R significa, rata, ratero, rufián, ruin, repudio. No pueden indicar o anotar con nombres de pilas por razones estrategias de experiencia militar. En la noche de aquel día se reunieron con la asistencia de quince personas, fue suficiente para la causa, en la cual hizo los informes pertinentes. El jefe Comandante José recalcó, las causas y motivos para defender el honor del pueblo, todos tomen con responsabilidad los trabajos encargados, de igual modo informó el Teniente Gobernador del anexo, su esposa fue al Distrito de Vilca a comprar medicamentos para dosificar sus animales, hizo las compras en el depósito veterinaria, al salir del establecimiento vio a Pacheco conversar animadamente con los policías en la plaza, de manera tienen en conocimiento donde se encuentra el personaje R. Igual dos de los asistentes comunicó, mañana irán a la feria dominical de Vilca a vender sus pequeños productos, ellos se ofrecieron vigilar al sujeto, José recomendó que sean discretos en observar y dio algunas pautas. Se levantó la reunión con la recomendación Domingo en la tarde asignará los trabajos. En base de la hipótesis anterior, se formó el conjunto de élite compuesto de dieciséis elementos dirigidos por dos expertos ex militares defensores de la Patria; sin duda los responsables ya tenían esbozado el plan de acción. Nominación del personal, Cronograma de mando, croquis considerando los puntos estratégicos y de los elementos de seguimientos. El Cabo Segundo Luis sugirió a la sala, todos sean comprometidos bajo promesa de juramentos, por consenso acataron con entusiasmo lo expresado. Para los actos invitó al Sr. Agente Municipal Don Clemente esposo de María, sin demora preparó el Profesor los términos usuales de juramento, todos se pusieron de pie, y los licenciados pasó al frente se pararon en posesión de atención militarmente.

96

97


El Agente Municipal leo en voz alta “Soldados de Chuya juráis defender el honor del pueblo y cumplir los acuerdos ¡Sí Juro! Entonces Dios y la Patria premiará, caso contrario el pueblo os claudicará”. Todos aplaudieron con entusiasmo. A continuación informó los licenciados, los días Sábado y Domingo fueron a la estancia de los esposos agraviados Clemente y María, a fin de inspeccionar la instalación de la choza, para preparar los lugares de camuflaje e instruyó a la señora María del rol como debe actuar, su participación es importante. También informan dos miembros que fueron con negocios a la feria dominical de Vilca. Vieron a Pacheco en la feria realizando transacciones de compra y venta de carneros y porcinos con la ayuda de dos personas desconocidos que no son del lugar, les notó caballeroso y amable; con los informes arribados ya tienen en cuente donde se halla el sujeto R. Acto seguido, José explicó e ilustró detalladamente a los miembros del Comando de los trabajos por realizar, mediante un croquis preparado en la pizarra del salón, de la población y de los lugares estratégicos de vigilancia; una vez concluido con la explicación, manifestó. <<Los trabajos mañana lunes inician, necesitamos cuatro personales voluntarios para la vigilancia, no hubo tiempo para anticipar>. Ni bien terminó hablar se ofrecieron hasta de más, cuatro de ellos fueron designados. La ubicación geográfica del pueblo anexo Chuya pertenece al Distrito de Vilca, Departamento de Huancavelica, se encuentra ubicada en las faldas de la cuenca de Vilca, en la vertiente izquierda en una pequeña planicie, por los costados protegido por lomadas oblicuas, por encima unos doscientos metros de altura y por su base más de dos mil metros de bajada hasta él cauce del río Acobambilla, el río que recorre del Sur al Norte de caudal considerable sus aguas bañan a varios pueblos.

98

La cuenca en su elevación, hasta su cima de los cerros llega a más de tres mil metros de altitud; ambos lados de la cuenca están cubiertos de vegetación exuberante, en la parte base crecen árboles, los eucaliptos, Quinhuales, el jaci, quishuar, en la parte media de sus faldas arbustos de diferentes especies y en sus cumbres o cimas cubierto de pajonales e ichos. Toda la topografía es habitad de fauna de varias especies, los venados, zorros, vizcachas, zorrillos, las aves, los gavilanes, perdices, lechuzas, tanta variedad de pájaros, los cóndores surcan el cielo en vuelos majestuosos. En la agricultura los cereales, legumbres, tubérculos etc. Los dos ex defensores de la Patria, durante el conflicto limítrofe Perú y Ecuador en la fronteras Zarumilla, Lofa, cerros Cóndor; desde el momento de informarse de la violación de indefensos mujeres causados por el personaje maquiavélico. Se pusieron a prepararse, para mantener su cuerpo físico, por las madrugadas se iban a correr por los cerros, realizaban gimnasias y alzaban pesos, ellos tenían conocimiento militar, para casos eventuales, tuvieron convicción de libertad.

99


XV

Pasaba los días de la primera quincena del mes de Abril de 1952, había transcurrido una semana, de aquel día que fue violada por segunda vez. A la esposa del Agente Municipal. Día lunes de la tercera semana, se ejecuta los acuerdos para poner fin al problema social humano. Los Dirigentes militares designó a los miembros del Comando para los seguimientos y vigilancia, con la seguridad cualquier día puede volver al pueblo el personaje abominable. Primero mandó al Distrito de Vilca para averiguar el paradero del sujeto R. Seguidamente son nombrados dos personales para vigilar en los caminos de entradas lado Norte, Sur, y un personal al frente de la población cruzando el río, a unos tres kilómetros de distancias por espacio en aire; se explica de la siguiente manera los trabajos de estrategia militar, en los puntos indicados se ubicaran los vigilantes y harán el Santo Seña mediante humareda. El vigilante número dos se dirige por el camino hacia el norte, se ubica en el lugar indicado que es apropiado llamado Ancap Huashanan = nidos de los gavilanes, dista un kilómetro y medio, aquí realizará trabajo de simulacro de recoger cosecha de habas cerca al camino, en caso de presentarse el bandolero solo o acompañado por policía, el vigilante saludará respetuosamente, ni bien dobla hacia la quebrada los viajeros, prenderá la fogata para levantar la humareda en uno y dos partes, se viene con otra persona o más de tres, en tres partes levantará la humareda, según indicaciones, luego la humareda es vista por el vigilante

100

número tres desde el lugar al frente del pueblo de Chuya, en el instante debe ser reproducido a humear según el número y esto será percibido por los comandos que se encuentran en el pueblo los diez elementos, tres de ellos se quedan en el pueblo con una misión especial, los restos irán a sus puestos de camuflaje alrededor de la estancia, el dueño de la choza don Clemente debe esperar la llegada de la esposa y al sujeto R. Luego se retira simulando ser víctima al campo de tras de sus ganados y el Licenciado José se encontrará dentro de la choza camuflado en el altillo, dicho altillo ya sido vista en las dos ocasiones de violación por Pacheco, donde María guarda las canastas de servicios y viviréis de manera no habrá ninguna sospecha y duda. Algunos informes y recomendaciones son emanados desde el mando, los integrantes tienen que realizar la misión desde las 8.30 de la mañana hasta las 4 de la tarde, todos los días por turno sin desacatar, con puntualidad tratando no cometer errores, todos están instruidos minuciosamente por expertos conocedores. El primer día Lunes no hubo ninguna novedad con relación, en la tarde hizo evaluación de los trabajos. LLEGO EL DIA MARTES 17 DE ABRIL AÑO EN CURSO. Amaneció la población y todo el panorama escarchada bajo cero grado de temperatura, había caído el hielo en la noche, al despuntar los rayos solares en las cimas de los cerros, se notaba el cielo todo límpido. Se reunieron el comando de élite para hacer algunas indicaciones necesarias, luego los personales de turno nombrados, cada uno se dirigen a sus puestos de vigilancias por los caminos norte, sur y al frente del pueblo, los de más comandos se hallan alertas en el anexo. Dentro de un rato llegó la Señora María de su choza, ella estaba bien arregladita, atractiva y sugestiva por indicación de los comandos, el Licenciado Luis la invitó a la casa para tomar

101


desayuno, la esposa del primo no sabe del plan secreto y halagó. <<Que guapa estas, como cuando eras soltera>. <<No, tanto para venir al pueblo tengo que arreglarme a Clemente no le gusta que ande desarreglada>. El Profesor se retiró para ir a su centro de trabajo. Las primas concuñadas se quedaron a conversar, María estaba inquieta mirando a cada rato a la plaza, la cuñada dijo. <<María té noto preocupada> repuso. <<No, tal vez hoy día viene el carnicero quiero vender carneros, me hace falta dinero para comprar útiles de mis hijos y otros>. <<Dile a Luis que te preste, hasta que vendas tus animales>. <<Sí, gracias sé no llego a vender esta semana me prestaran>. <<No se preocupe, debo anticipar a Luis>. Dentro de un rato se presentó un ventarrón soplando del sur al norte, los perros empezaron aullar, estos fenómenos inusuales pueden ser como mal augurio anticipando el final del bandolero. María sintió miedo, ella sabe en su interior cualquier momento y día puede suceder cosas peores, a la cuñada solicitó. <<Tienes coca quiero chacchar, no sé. Me dio ganas de masticar> La anfitriona entró a la casa de dispensa sacó la coca, alcanzó. <<Entonces masticaremos por tu visita María>. <<Gracias cuñada>.comenzaron a masticar a la mamacha coca, <<No quieres tomar una copa de quemadito >. <<Gracias, Si quiero tomar, no creo me mareo>. Trajo una botella y una taza dio para que se sirva, <<Yo he preparado tiene hiervas y sal de car huanca es buena para curar la tos>. <<Esto me faltaba gracias cuñada>. Se sirvió tercera parte de la taza y se reanimó, su alma gemía de la deshonra que haya sufrido. No podrá enmendar, tenía ganas de vengarse al hombre depravado.

El segundo turno de vigilante que viajó a Vilca, durmió en la casa de su hermano, se levantó temprano salió al parque, dio vuelta por algunas calles, aún los pobladores se encuentran en sus casas; dentro de un rato fue a comprar panes, vio en el cobertizo del puesto de la guardia civil, un caballo y un mulo comiendo alcacer verde, más rato cuando volvió al lugar los dos animales estaban aperados, al promediar las 9.30 de la mañana salieron cabalgados el famoso David Pacheco y un policía de compañero, emprendieron el viaje por el camino que conduce hacia el pueblo de Chuya, el vigilante de unos veinte minutos fue tras los cabalgados conservando una distancia prudente, llegó al puesto del vigilante número dos, ya había sido terminado la humareda, sin embargo, al frente del pueblo se notaba humeando en dos partes los señales de Santo seña, y el vigilante a cargo portaba un binocular desde su ubicación observó que iban los objetivos humanos, serpenteando por el camino hacia el Anexo Chuya. La comitiva a cargo de los dos Licenciados vieron elevarse la humareda en dos partes al frente del pueblo; significa el bandolero vienen acompañado por un policía, inmediatamente los diez hombres se movilizaron para ocupar sus puestos, tres de ellos quedaron en el pueblo encabezado por el Licenciado Luis encargado para ejecutar una misión. Los siete elementos fueron a la estancia a cargo del jefe comando José, él portaba un revólver desuso calado al costado del percutor, el Teniente Gobernador igual lleva una escopeta obsoleta pueda que sirva para amedrentar al mafioso. Todos los componentes han recibido instrucciones en repetidas veces, no pueden cometer faltas o errores que altera el plan, porque el sujeto R. Está armado hasta las coronillas. Aproximadamente a las 11 del día llega el bandolero con el policía al pequeño anexo de Chuya, no tiene la menor sospecha él es, el objetivo y sus verdugos les esperan organizados para dar

102

103


sorpresa y poner fin a su vida azarosa, en camino es saludado por uno de ellos. Sin duda en esta vez era la última llegada supuestamente triunfante al pueblo, que azuzó tantas veces con acciones demenciales a los humildes lugareños; él se sentía seguro porque tenía su guarda espalda personal de la Guardia Civil y es protegido por las autoridades de jerarquía del Dpto. Entran los dos a la pequeña plaza y parque, con árboles y flores nativas del lugar, David Pacheco venía cabalgando un mulo de color alazán, el policía con caballo aperados con buenos aperos, puesta de ropas al estilo cuatrero, sombrero de vuelo ancho, sacón y con la daga entre las botas, traía la escopeta sobre la cabalgadura de bajo el muslo izquierda y revolver a la cintura, el policía con su uniforme de la Institución, el fusil máuser sobre la espalda y revolver en la fornitura. El Profesor Luis se encontraba al extremo del parque realizando ejercicios de gimnasias con sus alumnos y uno del comando ayudando levantar la muralla a un comunero que colinda con la plaza, se notaba un ambiente de tranquilidad y normal; Pacheco anticipó en saludar. <<Buenos días Profesor, que bueno haciendo gimnasias>. <<Buenos días Señor y buenos días jefe, de donde bueno>. <<Venimos del Distrito Moya para aprehender un abigeo>. En aquel preciso momento la Señora. María se presentó por una de las calles, bien arregladita de vestido por su puesto muy guapa, vio un instante fijamente al violador un poco risueña para atraer, cruza la plaza caminando con aire sugestivo, entra a la pequeña tienda de negocios; El bandolero vio a María tan hermosa como nunca y se puso nervioso, hasta los ojos dilataron posible el latido del corazón aceleró, luego se reanimó sintiéndose orgulloso de haber poseído contra la voluntad por dos veces a una mujer inigualable, se le notó muy enamorado. Fueron hacia ella sin despedirse del profesor.

Dentro de diez minutos salió María con su compra, volvió entrar sonriente dijo <<OH, qué me pasa olvidé comprar los cuadernos véndame don Carlos dos cuadernos y dos lápices>.. Volvió salir la ganadera, el vendedor recordó el encargo, <<Para cuando necesita la sal y qué cantidad, y los medicamentos para los ganados, hoy iré a comprar al Distrito Vilca>. La pastora acotó. <<Necesito la sal media arroba y los medicamentos para jueves, que rápido pasa el día me hizo tarde, me iré don Carlos>. <<Que le vaya bien María>. Pacheco le dirigió la palabra. <<Hola María haciendo compras>. No contestó el policía saludó. <<Buenos días Señora>. Contestó <<Buenos días Señor>. María se dirige hacia su estancia, que dista dos kilómetros escasos, caminando se emplea veinte o veinticinco minutos, al paraje Inca Pelatana, se le llama así, porque hay una colina con rocas en la cabecera, aparenta un hombre echado. El violador Pacheco se quedó con las babas Y suspirando, al ver la figura atractiva de la dama que siente enamorado desde el momento que la conoció hace tres semanas, sin duda en su mente enfermiza piensa volver a repetir el plato. Al policía ordenó que se queda, él irá a la estancia de la pastora para que venda carneros, de algunos minutos se fue tras ella deprisa, emocionado de los nervios con pasión saciable de su virilidad, no tiene la menor idea les esperan sorpresas en la choza de su víctima. El policía entró a la tienda a comprar cigarros, portando el fusil sobre la espalda y revolver en la cintura dentro de la fornitura; a la seguida entra el Profesor solicitando que venda lápiz y tizas, dirigiéndose al policía indagó. <<De manera van a capturar a un abigeo>. Repuso. <<Es mentira, yo no tengo ninguna orden de mi superior, para capturar ningún abigeo, tan poco no dijo nada el compañero>.

104

105


A fin de hacer tiempo le conversa al personal de la Ley, mientras que entre el tercer miembro del comando, el segundo es el dueño de la tienda, se le notaba con ganas de entrar en acción. <<Dónde Ud. trabaja Jefe?>. <<Yo trabajo hace dos años en mi pueblo soy de Vilca>. <<Profesor que tiempo trabaja en el magisterio>, <<Hace dos años he sido nombrado, también soy del lugar>. Entra el tercero con pretexto de comprar coca, Don Carlos sale del mostrador con una silla en mano le dice. <<Jefe toma asiento debe estar cansado>. <<Gracias Señor>. Mientras recibe la silla el policía, el Profesor despidiéndose sale por detrás del policía, hizo seña con los ojos a los compañeros, Le sorprende por detrás abrazando fuerte inmovilizando los brazos del policía, Carlos sacó el revólver, el tercer hombre alzó las dos piernas tumbaron al suelo y quitó el fusil Máuser, el policía gritaba porque le hace. El Profesor ex Militar de buenos modales se transformó en hostil y enérgico, tomó el revólver revisó se tiene balas estaba cargada, fue contundente en sus expresiones, encañonó al personal sorprendido vociferó. <<Carajo, tú eres compañero del miserable bandolero Pacheco, que tanto daño a causado a mi pueblo>. El policía estaba pálido, temblando y empezó a sudar, con voz suplicante dijo. <<Señor yo no sé nada, solo vengo acompañando por orden del Capitán Jefe de Línea del puesto de Vilca>. Le ensartó las manos con su propio grillete, sacaron por la trastienda al patio, le condujo al corral de los animales, mandó traer el caballo revisó la alforja, no había nada de valores, solo algunas frutas, una chalina, galletas y dos latitas de atún, rebuscó los bolsillos, encontró dos balas del fusil, quitó los documentos, se llamaba Teodoro Benítez de 50 años de edad, con 20 años de servicios por jubilarse.

Los captures no tenía intención de asesinar, solo para amedrentar le dice que lo desvista el uniforme, no se puede ejecutar con uniforme de la nación, significaría mancillar a la Patria, el Licenciado tiene en conocimiento las normas de procedimiento en caso de intervenciones a los enemigos. El policía se encontraba pálido más que un muerto, entre lágrimas imploró. <<Yo no sé nada, solo vine acompañando, tengo varios hijos y soy viudo perdónenme por favor>. <<Ud. Vino la semana pasada acompañando, debe saber tantas cosas, está encubriendo al facineroso>. << Hace una semana llegué a conocer, cuando me ordenó para venir acompañando>. El Profesor con voz suave manifestó. <<Sí tu colabores con nosotros en decirnos todo lo que sepas y cumples las ordenes que indicamos quedas absuelto. En este momento ya debe caer tu amigo Pacheco, porque le espera una emboscada para victimar>. En la expresión del Licenciado notó credibilidad, el policía recompuesto del ánimo balbuceó. <<Me pondré a ordenes de Uds. Señor. Me han informado es un bandolero asesino, es un hombre muy prepotente en estas dos ocasiones que vengo acompañando, me trató con indiferencia y como a un subordinado, que pague de los daños causados>. El jefe que organizó para tomar al rehén con rabia repuso. << El maldito Pacheco durante su vida azarosa perpetró, asaltos a pequeños ganaderos, violó a tantas mujeres, asesinó a personas humildes, el pueblo no puede tolerar tantos atropellos; esta vez trajo su cuerpo y alma, no saldrá con vida>. El policía condenó. <<Estoy de acuerdo que pague lo que debe con su vida>. Le dice, queda Advertido una vez más compañero del villano.. <<Escúchame Guardia tienes que acatar las órdenes, en caso de desacatar o escapar, serás parte de él, a tu amigo acompañarás en su viaje al infierno>.

106

107


Mientras llegaron los vigilantes que fueron al Distrito Vilca y al camino norte y sur, falta llegar el vigilante que fue al frente del pueblo, los seis miembros se dirigían a la estancia, el Profesor se montó caballo del policía, portando el revólver, Carlos portaba el fusil máuser, a Juan le encargó que venga con el policía atado las manos, el rehén pidió que suelte, estando advertido no pretenderá hacer algo. Subió apenas a la cumbre el Profesor y Carlos, venía por delante a toda carrera gritando uno de los miembros ¡¡Ya capturaron al bandolero Pacheco cayó el desgraciado!! Ordenó que vaya pasar la voz a los pobladores, que vengan todos hombres y mujeres menos los niños, el encargado echó bando desde la colina ¡¡<<Que vayan todos a Inca Pelatana Pacheco fue capturado en la choza de Clemente>>!! A Carlos encargó que desate las manos del policía y que entregue el fusil descargando las balas. Luis fue a toda carrera, llegó a la choza escenario de la captura.

108

XVI

Todo el plan salió a la perfección en la emboscada del mafioso, porque fueron dirigidos por dos ex militares con experiencias en combates. De igual manera la participación y actuación de María fue excelente sin temor alguna, cumplió las instrucciones del comando como tal; ella fue al pueblo como carnada para atraer al hombre maniático, que violó dos veces, por el hecho en su interior había herida encendida en llamas de venganza, estaba bien arreglada de su vestido, hermosa, risueña e insinuante, Pacheco al ver cruzar la plaza tan guapa y atractiva fue tras ella sin pérdida de tiempo. María se encontraba en la cumbre conversando con uno de los vigilantes, cuando vio venir al malhechor, se encaminó deprisa hacia su choza, el vigilante iba disimulado al pueblo y aún le saludó. Mientras los seis elementos del comando se hallaban en sus puestos de camuflaje. El Licenciado ex Militar José Jefe Comandante del grupo de organización, hombre joven en plenitud de 33 años de edad lleno de vitalidad y fuerza, con preparación militar y artes marciales, se encontraba dentro de la choza escondido en el altillo con un revolver obsoleto para intimidar en caso necesario, dos de ellos se hallaban camuflados en la troja de bostas a diez metros de la choza, con una escopeta de dos cañones, otro en la ramada de los perros, dos de tras del corral y el dueño Don Clemente hizo simulacro de arreglar las pircas del corral. Pacheco al ver a María que iba apurada, picó las espuelas al mulo, alcanzó a escasos una cuadra para llegar a la choza dijo.

109


<<María espérame quiero conversarte>. Contestó. <<Que quieres conmigo váyase>. <<Te dije estoy enamorado de ti, te deseo tanto>. <<Sí tú me quieres porque me trataste así, contra mi voluntad>. <<Perdóname estoy dispuesto irnos lejos, de tus hijos no te preocupes, de ellos estaremos al cuidado>. <<Déjame pensar y dime tiempo, mi esposo me espera para ir a pastar mis ganados>. Dialogando llegaron a la estancia. El esposo dejó de pircar el corral salió afuera dijo. <<Que andas con ese hombre>. María fingió incomodarse repuso <<No me molestas déjame en paz>. Clemente igual fingió asustarse, iba camino arriba tras sus ganados, caminando sin rumbo todo decaído. El villano enamorador, al escuchar las palabras de la mujer pretendida, sintió posibilidad de ser correspondida, porque dijo, “Sí tu me quieres, así me tratas” otro “Déjame pensar y dime tiempo” más cuando contestó al esposo “No me molestas déjame en paz”, las versiones dio cabida a sus pretensiones. Desmontó del mulo ató en una piedra, sacó la escopeta de la cabalgadura, la pastora con intención dijo. <<Me das tanto miedo con todas tus armas>. Para dar confianza el mal venido repuso. <<No te preocupes>. A la vista de María desarmó en dos partes la escopeta volvió atar en la montura los cartuchos se echó al bolsillo, igual sacó de la cintura el revólver vació las balas también se lo echó al bolsillo, la ganadera vio las botas indicando la daga, tomó el cuchillo filudo envolviendo con la chalina guardó en la alforja del mulo, sin embargo, tiene en el bolsillo un revolver mediano cargado de balas. Ella dijo. <<Ahora que quieres>. <<María te dije estoy loco por ti>. La pastora animada por haber desarmando de manera inteligente al malvado, se puso risueña, dirigió la mirada insinuante contestó.

110

<<Yo no te veo que estás loco>. Sonrió el intruso. <<Sí me tienes muy loco>. Con el intercambio de palabras creó ganar confianza para sus propósitos. La anfitriona sonriente alzó el quipe que trajo, entró a la choza. Insinuante con la presencia atractiva. Pacheco confiado como en las dos ocasiones entró tras ella encendido de sus malos instintos; la puerta de la casita es menos de un metro de altura, para entrar se tiene que hacer como rampando, lo hizo así, mientras ella le dice. << Ya no quiero que entres>. <<Quiero conversar de nosotros>. <<Está bien no quiero que me fastidies>. María se paró delante del altillo a fin que no vea alguien está allí. EMBOSCADA Y CAPTURA DEL BANDOLERO.- Entró Pacheco con las cuatro extremidades gateando, mientras se levante, El Licenciado saltó hecho un felino y cayó encima como un bólido, con la fuerza del impacto quedó en el suelo de cubito ventral, dio un puñetazo en el temporal derecho, no pudo reaccionar, alzó los dos brazos sobre la espalda, se montó en las nalgas, para inutilizar movimientos de las extremidades inferiores, empleó una técnica que sabe hacerlo. María sacó de la cintura el revólver tiró afuera sin las balas, al mismo tiempo gritó. ¡Entran ya lo tenemos! Entraron dos hombres, el Licenciado ordenó que revisen los bolsillos, encontró un revolver mediano cargado de balas, una cajetilla de cigarros, llaves de los grilletes, más los proyectiles de la escopeta, el militar tiene experiencias al coger a enemigos. Le sacaron arrastrando de los pies, María tenía prendido de los cabellos con fiereza al malhechor, los tres miembros acudieron inmediato, le llevó al medio del corral, ató con una soguilla de las manos sobre la espalda y los pies, se encontraba rodeado por los seis comandos encargado para la captura. 111


Don Clemente desde la falda de los cerros, venía arreando sus ganados dejando en las faldas, llegó a toda carrera con ira descargó a punta pies en los muslos, estómago y gritaba. <<Desgraciado tú querías matarme ahora iras al infierno>. Estaba enfurecido seguía golpeando impidió José. Pacheco está consciente de su caída, veo a María clavó la mirada gritó. <<Desgraciada perra de mierda me traicionaste>. Ella se encontraba calmada al escuchar la gritonería, cogió un palo le propinó palizas en la espalda y brazos recriminando. <<Sin vergüenza que derecho tienes para que me grites, me deshonraste, me has hecho tanto daño, recuerda te dije pagaras caro, hoy es tu muerte desgraciado>. Llegó el Profesor montado el caballo del policía que hace poco fue aprehendido como rehén, a fin de utilizar sus armas en caso necesario dijo. <<Caíste Pacheco hombre intocable protegido por autoridades corruptas, ahora cuál es tu valentía>. El reo aún tiene la osadía en dirigirse repuso. <<Profesor que me suelte, Prometo nunca más volver> replicó. <<Escúchame intocable, como quieres que te deje, soy el que organizó para tu captura aquí con mi compañero jefe comando, somos ex militares defensores de la Nación en la guerra Perú entre Ecuador hace diez años, cuando la Patria es usurpada, ultrajada, atropellado, Tenemos el deber de defender, el pueblo de Chuya es parte de la Patria>. José estaba puesto con su ropa de combate y acotó. <<Pacheco el plan preparado está cumpliendo como tal, yo quise atraparte personalmente con las masas en manos en el lugar de los hechos lo hice, tú ultrajaste dos veces a la dueña de la estancia, el día Domingo en la feria de Vilca hizo negocio de venta de carneros y cerdo con dos personas desconocidos, seguro fue producto de saqueo, estábamos al tanto de tus movimientos,

en la mañana el hombre que te saludó en la quebrada, fue uno de los comandos, al frente de Chuya hubo humareda era el Santo seña, sabíamos que venías con un policía, tú perpetraste muchos daños durante tu vida en todos los pueblos donde llegabas, en las Estancias de Pequeños ganaderos has hecho cobros indebidos llevándose sus ganados, en caminos asaltaste a viajeros, violaste a mujeres sin diferencia de su condición, asesinaste a hombres indefensos, como quieres perdón, iras al infierno a purgar en la hoguera>. Llegaron con el policía dos de los hombres del comando, Don Juan padre da la joven violada de 16 años le dio punta pies y cachetadas recriminando. <<Tú faltaste el honor a mi hija, no respetaste de su edad, ya estas sentenciado a morir>. El reo vio al policía con el fusil máuser en mano, pensó que él está aún de su parte, como guarda espalda para defender dijo. <<Guardia dispárale tienes que liberarme, hay una orden para protegerme>. Le encaró. <<Yo no puedo defenderte, tú eres violador, asesino, paga por tus delitos, a ti sí puedo dispararte mal parido>. Contestó <<Tu superior te fusilara por no protegerme>. Alguien del grupo gritó ¡Viva el pueblo! ¡Viva Chuya cayó el malvado! Todos contestaron ¡vivaaaaa! Dentro de unos minutos venían como vendaval por el camino los comuneros hombres y mujeres, llegaron más de cuarenta pobladores, gritaban mátalos, mátalos, entre ellos venía la jovencita Dula de 16 años, que violó hace dos meses, traía un palo aproximada de un metro, reconoció al rufián, le dio palizas en los brazos y una en la cara le sangró, vio al costado de la choza montón de cenizas, trajo un puñado echó en la cara, estaba empapado de cenizas y encaró. <<Mereces estar así sin vergüenza, tú me abusaste hace dos meses, te rogué con mis lágrimas no te compadeciste de mí

112

113


muera desgraciado>. Aún llegaban más comuneros, en total fueron sesenta, a muchos de ellos hizo abusos, asaltos de sus ovinos, vacunos, auquénidos o mandaba matar sus gallinas para comer, de las tiendas sin pagar se llevaba sus mercaderías. Una Señora de edad se quejó, que abusó Pacheco hace dos años en la estancia, también a una vecina ganadera. Todos los comuneros clamaban su muerte del reo convicto, nadie se compadeció, alguien dijo echamos al río, una mujer opinó fundarlo en la laguna atándolo una piedra larga, o mejor echarle al tragadero que hay al frente, el Personero de la comunidad dijo. <<Porque inmediato dar muerte, para él sería una gracia de salvación, que muera poco a poco>, El reo condenado se encontraba golpeado físicamente y moralmente mal tratado, se ofrece por su libertad, firmar un acta para no volver y depositar 5.000 mil soles para el pueblo a nombre del Personero, más dejar el título de propiedad de tierras pastizales en la puna, un comunero rechazó. <<El pueblo no puede recibir dinero sucio maldecido, tú no tienes ninguna propiedad ladrón>. El ambiente se tornó en tensión la gente están impacientes, quieren verlos ya muerto nadie tenía piedad por el hombre malvado, él está ya indefenso. La Señora María al comprender la situación delirante y hostil, se puso a llorar de rabia e impotencia entre lágrimas dijo. <<Porqué toda esta cosa pasa aquí precisamente en mi estancia, yo seré la culpable, todos me dirán ella es la responsable>. José vio llorar a María, exclamó. <<Señora. María tú no tienes culpa de nada, sufriste ultrajes, te has expuesto tu vida para capturar al bandolero, a partir de hoy día eres admirable y heroína, salvaste de los atropellos a todos los pueblos, reivindicaste el honor y dignidad de todas las mujeres, nadie debe observarte, murmurarte, todos te queremos igual a la hija del pueblo Dula y a la Señora Tomaza>.

Con las palabras de proclama y consuelo se acercó José donde María la abrazó, del mismo modo a Dula y Tomaza, todos los comuneros fueron hombres y mujeres a abrazarles para fortalecer en venia de estima y admiración. Llegaron los hijos de los esposos Clemente y María niños de 9 y 7 años, se sorprendieron al ver tanta gente en la estancia, la madre fue en alcance, los niños vieron al reo atados las manos y pies en medio del corral, preguntó, <<¿Por qué los tiene así?>. La madre desvió a la pregunta. <<Le capturaron al ladrón de los ganados que nos robó la semana pasada y que entró a la choza, rebuscando dejó en desorden>. El Licenciado José llamó al Profesor Luis para entablar conversación, acordaron, mandar preparar su declaración de Pacheco, con su propia letra y puño de manera engañosa de liberar, a los comuneros por momentos les alejó a media cuadra y comunicó de las intenciones de prevenir para la defensa ante la justicia. Le propone al reo condenado a morir planteó. <<Pacheco se ud. quiere su libertad prepara tu declaración por escrito de todos los daños que perpetraste durante tu vida, y acta prometiendo no volver nunca más al pueblo, té iras a pie por la hacienda Tucle a Huancayo de allí sabrás donde permanecer>. A la propuesta sin titubeo aceptó. <<Está bien les prometo no volver, que traiga libro y lapicero>. Utilizó el cuaderno que compró la Señora. María para sus hijos, le desató la atadura de las manos soltó, se acomodó a sentar sobre una piedra, le sugiere que prepare por triplicado, a buen momento el Agente Municipal tiene papel de carbón y tampón en su calidad de autoridad. El educador explicó, que escriba primero sus datos personales, procedencia y los daños ocasionados, escribió sobre su rodilla “Me llamo David Pacheco, natural de Lircay Departamento Huancavelica, de 53 años de edad,

114

115


durante mi vida he cometido tantos daños, asalté en caminos a viajeros, hice saqueos de animales carneros, alpacas, caballos, vacunos en las estancias en la zona de Acobambilla de don Fernando, Nicolás, Damián Martines, violé a varias mujeres, no recuerdo nombres de algunas, Rigoberta, Tomaza, Nicolasa, Ana, asesiné a cinco personas y un policía cuando quiso detenerme, hacían pagos a las autoridades competentes, a los puestos de la Guardia Civil y a la Prefectura, en estos últimos meses abusé a una menor de edad que está presente llamada Dula, a la Señora María dos veces, cuando vine hoy por tercera vez me capturaron el pueblo. Para mayor constancia de la Justicia firmo y pongo me huella digital, 17 de Abril 1952, en el paraje Inca Pelatana anexo Chuya Distrito Vilca, Jurisdicción Huancavelica.”-El acta no fue necesaria que prepara, bastaba la declaración escrita, luego mandó traer la alforja del mulo, revisó el contenido, encontró par de grilletes, media caja de balas del revólver, cartuchos vacías, municiones, panes secos, par de cajetillas de cigarros, en una tale guita papeles del supuesto título de propiedad de los pastos en la puna; los bandoleros, asaltadores, tienen títulos falsos que suelen portar, en la billetera, tarjetas de varias personas, una relación de nombres, hasta tarjetas del Senador Manuel Piélago y demás autoridades. Acto seguido convocó a los comuneros para consultar, una vez preparado la declaración, sí podría dejar en libertad; los pobladores se incomodaron tornándose en ambiente de tensión, todos gritaban pidiendo su muerte, alguien dijo. <<No se puede liberar volverá hacer venganza, con más policías, no esperemos que nos maten, de nada valdría la captura, el pueblo de Chuya se hará respetar su dignidad>, nadie estaba de acuerdo dejarlo con vida, porque era un hombre diabólico, el dirigente le manifestó dijo.

<<Pacheco lo siento en decirte, UD. Ha escuchado tu sentencia, el pueblo quiere tu muerte, no podemos liberarte>. El reo condenado le pedio que se acerque, en voz baja le dice. <<Suéltenos en compensa le pagaré S/. 5,000 que tengo en el banco, los dos se dividen a mitad>. El licenciado se alteró se sintió ofendido replicó. <<Ah tu quieres sobornarnos, nosotros no somos corruptos como aquellas autoridades que te encubrieron, anda pagar al infierno>. Alguno de la masa sugirió, que viaje una comisión a la ciudad de Huancayo, para que publique de los hechos, en los medios informativos, los dirigentes acogió como buena sugerencia; nombró al Personero de la comunidad, aceptó sin objeción, viajó a las dos de la tarde por la hacienda vecina Tucle, en buena hora alcanzó el camión del fundo ganadero, llegó a las 8 de la noche a la ciudad, se dirigió en taxi a los talleres del periódico “La voz de Huancayo” el portador se identificó como Dirigente comunal del pueblo de Chuya, informó de los sucesos y entregó la declaración escrita con firma, huella digital del reo dado ya por muerto. Al siguiente día el Dirigente se levantó a las seis de la mañana, salió a la calle el periódico en mención ya está en circulación, los canillitas gritaban los titulares ¡Comuneros se hizo justicia dio muerte al bandolero David Pacheco por violar a una humilde indígena!. El comisionado compró cuatro ejemplares retornó con el tren a las 7.a.m. bajó en el paradero del pueblo de Iscuchaca, desde allí caminó varias horas a la 4.p.m. llegó a su comunidad, todos los comuneros vieron la publicación, quedaron contentos para no ser presionados o que cometan abusos las autoridades, la justicia para que no se parcialice en el juzgamiento por el l occiso.

116 117


XVII

Nuevamente los dirigentes consultaron a los comuneros presentes sobre el destino del reo confeso, todos ratificaron la sentencia de muerte gritando con los puños en alto, opinó una comunera que sea horcado en la plaza, otro rechazó con decir sea horcado en la quebrada colgando en los árboles de Quinual, no merece morir en la plaza, por consenso aprobó sea ahorcado. Acto seguido el Profesor preparó el sumario de la sentencia, para los casos necesarios ante las autoridades competentes, aclarando los motivos de su aprensión. A) - El bandolero fue capturado en la choza de la víctima, cuando intentaba violar por tercera vez en menos de un mes a la esposa de la autoridad Municipal. B) - Entre sus pertenencias que trajo se incautó, armas de fuego con sus respectivos balas, cartuchos, municiones, un puñal de regular tamaño, dos grilletes, guantes, chalina, licor, galletas, algunas frutas, un cuadernillo de cinco hojas que consta como titulo de las tierras pastizales en la puna a nombre de Pacheco. C) - En el bolsillo halló una billetera, con varias tarjetas de autoridades, igual del Senador Manuel Piélago por el Dpto. Junín, una relación de nombres y S/. 400 soles. D) - El mulo que venía montado con sus respectivos aperos la falsa rienda con anillos de plata, los bordes de la cabalgadura con adorno de bronce. E) - Finalmente queda como constancia la declaración escrita por el causante con la firma y huella digital. Al final del sumario pidió que firme, no quiso, desde la masa gritó.

<<Con firma o sin firma ya eres hombre muerto desgraciado>. Son las tres de la tarde el cielo empezó a nublar con vientos que hacia frío, los comuneros están inquietos, optaron trasladar hacia la población, ordenó al reo confinado que se pare, no puede levantarse menos caminar, porque están golpeados los muslos por los punta pies que recibió, ayudó levantar entre dos, se pone a llorar llevándose las manos a la cara para limpiarse las lágrimas; Don Damián el que sufrió asaltos de sus diez alpacas en su estancia hace dos años le gritó. <<Cobarde ahora te tocó llorar, cuando te lo llevaste mis alpacas hemos llorado con mi esposa e hijos, llora más sin vergüenza>. Les ordenó que coloque el grillete en las manos, le hizo montar en el mulo. José al policía ordenó que tome la soga de la jáquima del cuadrúpedo que arrastre, detrás caminaban los pobladores comentando en murmullos de la vida del facineroso. Clemente y María con sus hijos querían quedarse preocupados en la estancia. El Profesor acertadamente sugiere a los esposos para que no se queden a fin de ir juntos al pueblo dijo. <<No se queden, más tarde vendrán dos personales a dormir y cuidar los ganados que no se preocupen>. De manera los esposos fueron con sus hijos a la casa que tiene en el pueblo. El conjunto humano con el reo condenado en delante, unos quince minutos caminaron hasta la cumbre, para bajar a la población dista medio kilómetro. El padre de la jovencita Dula caminaba por el costado del reo portando el fusil del policía, Pacheco iba montado en el mulo, amenazó a Juan vociferó. <<Escúchame ya no tarda en llegar varios policías para liberarme, primero a ti te mato carajo>. Ni bien concluyó la amenaza, sin pérdida de tiempo, con tanta rabia y fuerza, golpeó con la culata del fusil máuser a la cabeza en la parte occipital, cayó pesadamente al suelo propinó dos culatazos más en el temporal izquierdo alterado de ira gritando.

118

119


<<Desgraciado te mato antes que lleguen tus secuaces para protegerte, por la deshonra de mi hija, no tienes derecho de alzarme la voz, muere maldito>. Acudieron para impedir le quitó el fusil. El bandolero quedó tirado de cubito ventral con las manos esposadas sin conocimiento respirando con dificultad. La turba gritaba mátenlo, mátenlo, átenlo en el mulo para que arrastre, otros no quisieron que manche con sangre el camino del pueblo, el licenciado dijo que descerraje el grillete de las manos, entre tres alzó en velo le llevaron de los brazos con la cabeza colgada; los niños vinieron al ver tanta gente, se les ocurren preguntar, porque llevan así, contestó está borracho por haber tomado tanto licor. Llegaron a la plaza del pueblo con el reo mal herido, sin conocimiento por los golpes que propinó en la cabeza, dejó al moribundo encerrado en el calabozo comunal con cuatro personal de vigilantes; ordenó discretamente a dos de ellos para asfixiarlo tapando la boca y nariz. A los comuneros manifestó que se retiren a sus casas, más tarde que vuelvan todos para tomar acuerdos. En acto de humanidad el dueño de la tienda llevó a la casa al policía para dar de comer, él estaba detenido en calidad de rehén, por haber venido acompañando como guarda espalda por dos ocasiones al personaje ominoso. Los comuneros después de servirse la merienda, cena cada uno en sus casas, a partir de la ocho de la noche retornaron al local comunal. Las autoridades por obligación echaron bandos a voz en cuello desde la colina que suelen hacer, recordando que asistan a la reunión ambos esposos; De igual manera a la campana de la pequeña torre, mandó tocar por tres veces con intervalo de quince minutos, se escuchaba el tañido de la campana melancólico el eco se perdía en las entrañas de los cerros que circundan al pueblo valeroso y heroico.

La reunión es conducido por el Licenciado José hizo los informes respectivos, informó el reo ya dejó de existir dentro del calabozo, la masa se sintió como haberse liberado de las dolencias que venía causando por tantos años. Aclaró para su captura se organizó desde hace una semana con la composición de quince hombres decididos, los motivos son contundentes por azuzar violencias en todos los pueblos donde llegaba. Luego plantea para asumir responsabilidad de la emboscada y muerte del bandolero David Pacheco, el pueblo en general debe asumir los cargos, por haber obrado justicia con sus propias Leyes, lo grave es por violar a hijas de menor de edad, a mujeres casadas madres de varios hijos amenazando de muerte al esposo por repetidas veces habiendo encontrado infraganti. Por la muerte del reo nadie debe ser culpable personalmente. Sí las autoridades preguntan o la justicia nos juzga, la respuesta será en conjunto el pueblo, “Quien mató, el pueblo”, “Quien le dio la idea, el pueblo”, “Quien dio el primer golpe, el pueblo”, “Quien es el pueblo, todos nosotros somos el pueblo”. Habiéndose una publicación a favor en el periódico La Voz de Huancayo, donde menciona. El pueblo de Chuya se hizo justicia al dar muerte al bandolero David Pacheco de trayectoria repudiable, en la cual admite de los hechos el causante con su propia firma y huella digital; las autoridades de su jurisdicción, se hacía de la vista gorda cuando es denunciado por las víctimas, por lo contrario fueron sus allegados al recibir sobornos, coimas para proteger e encubrir al delincuente mal sana. Una vez concluido el planteamiento, el dirigente preguntó a la masa ¿Sí alguien está en contra o tengan idea mejor parecer? Nadie estaba en contradicción a la propuesta, recibieron con aplausos y gritaron ¡Qué mueran todos los malhechores! Luego pidio que se apruebe mediante el voto, con las señales conocidos.

120

121


<<Los que estén de acuerdo sírvanse levantar las manos. > Todos levantaron las manos, la propuesta se aprobó por unanimidad; muchos ciudadanos se manifestaron apoyando el planteamiento del Licenciado, un anciano notable pidió. <<Nos comprometamos bajo juramento ante la cruz que está en la pared del frente> El anciano salió de su lugar, se dirige hacia la cruz pegado en la pared, tomó la cruz de madera levantó, con voz enérgica dijo. <<Juramos ante la cruz del Señor, no señalar culpable a alguien y no traicionar al pueblo>. Todos respondieron ¡Sí Juramos!. <<Gracias comuneros del pueblo de Chuya> El anciano volvió emocionado al lugar donde se encontraba. Los encargados como tesorero, para pasar la noche en velorio, mandó comprar tres kilos de cocas, varios cajetillas de cigarros, seis litros de licor de caña, mandó preparar quemadito, con sal de Car huanca, azúcar y hiervas, utilizó parte del dinero incautado, dentro de rato volvieron la comisión con las compras, repartió a todos la coca para masticar, fumar y los licores se sirvieron los comuneros.

122

XVIII

El policía se encontraba en el velorio, se le notaba preocupado, Luis y José solicitaron al Agente Municipal que facilite su despacho, entraron los tres con el policía, al despacho Municipal, a fin de instruir al rehén, para él posible declaración o Informe ante su Institución donde trabaja, el Profesor Luis de manera burlón dijo. <<Señor Guarda espalda, no hizo nada por tu amigo Pacheco>. <<Que puedo hacer por él, tarde o temprano tenía que pagar>. <<Por su puesto Pacheco pagó con la Ley de Talión ojo por ojo, diente por diente, él quien mata con alevosía muere aleve>. Llegó el momento de evidencia para el policía, cómo debe actuar o defenderse ante su superior y la justicia, instruyó. <<Amigo policía, Ud. Está entre la pared y la espada, sí cumples nuestras instrucciones como tal pueda que te salves, porque te desarmamos de tus implementos de Ley, eso es grave dejarse quitar o entregar el arma al enemigo>. El policía repuso. <<Es cierto es un delito de omisión o traición a la Institución y Patria por dejarse sorprender de sus armas>. De primera intención el Licenciado al policía pidió que le informa detalladamente, los nombres, lugares de procedencia de todos los policías y cuantos personales trabajan en los puestos, Del Distrito de Vilca, Moya, Escuchaca y como se llama el jefe de línea de la zona; el policía al pedido accedió con gesto de sinceridad, informó con claridad y se pusieron de acuerdo. <<Cuando les pregunten o te juzguen, tienes que decir en pocas palabras >. Con los siguientes argumentos le instruyó.

123


Llegamos a las 11.a.m. al anexo de Chuya, en las calles y plaza no se encontraban personas adultas, sólo niños estaban jugando, por una calle apareció una mujer de aspecto joven alta bien vestida, entró a la pequeña tienda, cuando salió Pacheco le dice, hola María haciendo compras, ella no contestó, me ordenó que me quede, de tras de María se fue; entré a la tienda a comprar cigarros, se encontraba un niño de 7 o 8 años, me dio los cigarros, sentí entrar alguien por detrás mientras cogía los cigarros me golpeó en la cabeza caí al suelo no recuerdo nada, me encontraba encerrado en un cuarto oscuro con las manos esposada con en grillete, no tenía el fusil, el revólver y mis documentos no pude hacer nada con las manos atadas, en la noche entró dos hombres con linterna de mano, me soltó las manos, me dio sopa de morón con papas sancochada, tiró al suelo pieles de carneros y dos tolderas, dijo arreglase para que duermas, cuando dije porque me tienes así, me gritó ¡Callase carajo tu amo ya está muerto o quieres acompañar! Solicité para hacer mi necesidad corporal, echándome una venda a los ojos, me llevó a un lugar dijo se intentes hacer algo te disparo con tu propio arma, volvió ponerme el grillete nuevamente quedé encerrado en la habitación. Al día siguiente a las seis de la mañana entraron tres hombres con las caras cubiertos con chalinas, me hablaron con voz gruesas posibles para no reconocer, me dieron de desayuno agua hervida con cancha, me vendó los ojos, uno de ellos dijo. <<Te llegó la hora, desvístase de su uniforme con uniforme no se puede ejecutar significa mancillar a la Patria, té iras junto con tu amo Pacheco al infierno >, le rogué. <<Por favor déjeme soy padre de varios hijos me esposa dejó de existir hace un año >, se pusieron a reír, no se dejaba ver la cara porque está tapada con chalina, yo estaba asustado pensando en mis hijos, se llegan a matarme.

Me sacó del cuarto para llevarme caminando varias cuadras con los ojos vendados repuso. << Queda advertido sí cometes un error eres hombre muerto te disparo, por espacio de treinta minutos no te saques la venda y no volteéis> me sacó el grillete, indicándome que me monte en el caballo, me dieron el grillete, revolver y el fusil sin las balas, no sabía dónde se dirigía montado el caballo, cuando me saqué la venda me encontraba en el camino de vuelta hacia el pueblo de Vilca, mis armas sin las balas, son las siete de la mañana, los rayos solares del sol ya proyectando en las cimas de los cerros; me encontré en camino con un viajero me saludó cortésmente de su procedencia pregunté. <<Yo soy del anexo de Chuya> <<Tú conoces a David Pacheco y sabes algo de él>. <<El día Domingo en la feria lo vi después no sé nada>. Yo venía con tanto hambre, mal de salud por los tratos que me hicieron por los que me sorprendieron”. Los Dirigentes instruyeron al policía argumentos que tiene 60% de sustento, cuando pida informes o manifestaciones deberá decir conforme la indicación sin caer en contradicción; no podrá decir se hizo quitar sus armas, presenció la captura y muerte de la persona que venía como guarda espalda. Se le pregunta, sí conoce a los comuneros, dirá conoce al Teniente Gobernador, al dueño de la tienda y al profesor cuando acompañó en el primer viaje de la semana pasada, fuimos próximos a las estancias posibles de ganaderos, Pacheco me ordenó que le espere en el pueblo, él se fue hacia la choza demoró más de media hora, volvió sonriente, le pregunté dónde ha ido dijo fue a cobrar una deuda, de manera el policía fue instruido para justificar su obligación y deber. En el velorio se encontraban más de sesenta comuneros entre hombres y mujeres, todos se sentían con ánimos y vanidosos por haber dado muerte al delincuente.

124

125


El conductor de la reunión manifestó, sí alguien tiene que decir alguna idea al respecto, el anciano intervino. <<Cual es su destino y función del policía que está presente, él debe declarar a favor del pueblo, como testigo de las violaciones a las damas deshonradas>. Contestó. <<No se preocupen, él sabe cuál es su deber y como defenderse, dirá a favor de nosotros, en caso de contradecir caerá cualquier día igual que Pacheco>. Acto seguido todos se encontraba inquietos, pasaban las horas ya es media noche, alguien salió afuera para hacer sus necesidades corporales, volvió deprisa muy asustado empezó bostezar estaba pálido, la esposa pedía ayuda, le dieron copas de aguardiente quemado, prepararon sahumerios con lanas de pieles que utilizaban como asientos, echó puchos de cigarros cabellos con la cual hizo sahumar al enfermizo; En el preciso momento sintieron un olor fétido de zorrillo desde afuera se colaba con el viento de la noche, todos tuvieron miedo dijo es el alma del malvado que está penando por sus pecados, nuestro Señor echará al purgatorio por todo el tiempo arderá en la hoguera. El Teniente Gobernador del anexo pidió una cuestión previa, fundamentó de cierta aceptación expuso. <<El Profesor Luis no debe ser participe en los hechos, cuando las policías o autoridades nos hacen problemas, primero será cuestionado él, en el supuesto caso puede ser detenido, no queremos que los niños se perjudiquen en sus estudios, hasta puede perjudicar al Sr. Luis en su trabajo sacándolos del magisterio, diremos, él no estaba presente durante la captura y muerte del facineroso>, todos aplaudieron la opinión expuesta nade estaba en desacuerdo.. El licenciado José se adhiere al planteamiento de la persona que antecede emocionado dijo.

126

<<Es una idea buena en bien de la educación de nuestros hijos, todos debemos estar de acuerdo, para decir él no participó en los actos de juzgamiento del bandolero>. Otro recalcó. <<El Señor. Luis supuestamente se encontraba de viaje a la estancia de sus ganados, por motivo de la salud de su esposa viajó el día Lunes en la mañana, dejó encargado al teniente Gobernador a los alumnos, a fin de no perjudicar sus estudios, Puede coincidir su llegada, mientras estén aquí las autoridades en las investigaciones, muy posible vendrán, debemos tener en cuenta para los casos de nuestra defensa>. Todos quedaron de acuerdo unánimemente nadie opinó en contra. El Profesor Luis se manifestó serenamente al comprender el comportamiento de la masa humana. <<Señores comuneros acepto los acuerdos emanados de esta magna reunión, no por cobarde, nos interesa la educación de los futuros ciudadanos de este pequeño pueblo para que sea grande y estaré a la defensa cuando la justicia nos persigue, tenemos a favor la publicación en los medios informativos, hemos denunciado ante la opinión pública los hechos luctuosa, seguramente mañana llega el Personero portando el periódico Uds. Basta decir el pueblo se hicieron justicia>. Durante el velorio comentaron de muchos ladrones, abigeos, saqueadores, asaltantes de Juan Láinez, de Teodoro y Marcelino Romero, de Grimaldo Matos, Manuel y Heliodoro Hidalgo, en su afán de perpetrar fueron menos violentos, los tres últimos portaban documentos de auto títulos como propietarios de los predios pastizales, a los pequeños ganaderos cobraban ganados en pie como parte de los arriendos o se los llevaban pagando mitad de los precios de ovinos y auquénidos. Todos amanecieron en el velorio, los gallos empezaron a cantar al promediar la noche, a las cinco de la madrugada los pajarillos hacían sus trinos mañaneros, a las seis se retiraron tal

127


cual a sus domicilios, con el encargo se viene ó llegue alguien Parte del occiso, todos deben reunirse inmediatamente, para encarar los motivos del ajusticiamiento. Al salir del local comunal se quedaron sorprendidos, porque había caído tanta helada, en los campos de la población se notaba todo de blanco cubiertos de escarchas, menos mal los sembrados en las chacras ya estaban para recoger las cosechas, comentaron por la helada hasta la naturaleza se manifiesta por la muerte del malvado. Encargó a uno de los miembros del comando, que di desayuno al policía, y a las siete de la mañana dejó en libertad al policía en calidad de rehén, le entregó el fusil, revolver sin las balas, el grillete, sus documentos y el caballo que venía cabalgando, se dirigió en dirección al Distrito donde trabaja, los dirigentes le recordó que no se olvide de las instrucciones que diga sin contradicción para justificar.

128

IXX

Dejó el cadáver al cuidado de cuatro vigilantes con relevo de intervalo dos horas; Después del almuerzo nuevamente se reunieron los comuneros en la plaza, algunos comuneros que no se encontraba presente durante los hechos, en cumplimiento de los acuerdos, cuando llegaban los comuneros hombres y mujeres les mandaba patear o tirar lapos al cadáver inerte, para que todos estén comprometidos en el caso delictivo. A la seguida acordaron para el entierro, en caso no hay reclamo o intervención, se llevará provisionalmente a las cinco de la tarde hoy día Miércoles en el cementerio por termino de un mes, para que no tome mal olor o se descomponga el cadáver la tierra debe ser húmeda, luego será trasladado a la jurisdicción de Vilca de tras de los cerros allí será su tumba donde no frecuentan las gentes y desde la cima de los cerros que clama a Dios por todos los delitos cometidos durante su vida. El Personero que viajó de comisión a la ciudad Huancayo para denunciar en la opinión pública, llegó a las dos de la tarde con las ropas empapada de sudor por venir deprisa, portando cuatro ejemplares del periódico La Voz de Huancayo. Entregó los ejemplares a los dirigentes e informó <<Cuando salí de la plaza de Vilca para venir, me alcanzó el policía que vino con Pacheco, me dijo hizo su declaración a favor del pueblo, van a venir cinco policías con las autoridades para liberar, ellos creen el bandolero está vivo, recomendó todos los pobladores esperemos en la plaza>. A los comuneros leo el contenido del periódico, todos se entusiasmaron por la denuncia

129


ante la opinión pública. El Profesor Luis se dispone a cumplir los acuerdos tomados en la reunión, con la esposa se dirigen hacia el camino de la puna para decir que vienen de su estancia, que no estaba en los sucesos, para aparentar algo real el viaje, se lleva carnes de su casa que tiene para el consumo, solicitó si alguien tiene quesos, dos de las comuneras les dio seis y cuatro quesos, el Gobernador facilitó dos caballos, fueron a medio kilómetro de la población, en la lomada del cerro contiguo se camufló Luis para ver llegar a la comitiva de policías. Al mismo tiempo comisionó a dos personal que viajan al Distrito de Vilca a contratar al abogado Teodoro Cáceres para la defensa, él en anterior oportunidad defendió al pueblo de un caso similar, fueron don Clemente en calidad de Agente Municipal esposo de María acompañó un miembro del comando. Recomendó que viajes por el camino del frente margen derecha del río, para evitar en camino problemas o puede dificultar los planes la comitiva de policías que vienen. A las 4. p.m. de la tarde llegaron las policías en número cinco con el rehén, el Gobernador con dos subalternos y el Alcalde Municipal del Distrito, entraron a la plaza haciendo disparos al aire, a fin de amedrentar a los comuneros, esto motivo a una reacción de ánimos a la masa, se puso enardecidas, las damas en voz unísonos gritaban. <<! Ahora vienen los perros guardianes del asesino, asaltador, violador! Han venido hasta Gobernador y Alcalde Municipal ¿Porqué no vino cuando asesinó al comunero Lucas, cuando se lo llevan nuestros animales, nos violaban amenazando de muerte a nuestros esposos, a pesar que denunciamos todos se hacen de vista gorda y oídos sordos?> El Sargento con el revólver en mano como jefe de grupo, siendo de aspecto rudo y feo gritó. <<Cállense indias de mierda donde se encuentra Pacheco>.

La Señora María muy alterada y desafiante vino desde el medio de la masa ofendida, por la expresión vulgar del Sargento, en voz enérgica replicó. <<Porqué nos dice indias, también tú eres un indio, tu protegido malvado a mí, me violó dos veces la semana pasada con amenaza de muerte a mi esposo y ayer nuevamente volvió a mi estancia para abusarme, me esposo vino a pedir auxilio al pueblo y le capturó, allí en el calabozo está Pacheco llévaselo>. Repuso. <<Callase mujerzuela donde es el calabozo>, indicó con la mano a un cuarto del cabildo, deprisa fueron al lugar indicado, la puerta estaba seme abierto, creían está vivo entró llamando por el nombre, encontró tirado en el suelo tieso cubierto con un poncho viejo; salió el Sargento desesperado, por haber perdido los sobornos que acostumbraba recibir, gritó. <<Quien mató, hablan carajo, si no hablan le ira peor>. Todos contestaron en coro el pueblo mató al vulgar delincuente. El Gobernador solicitó la presencia del Teniente Gobernador del anexo para informar, como fue muerto Pacheco. <<Ud. Ha escuchado el pueblo mató> El Licenciado José vino donde el Sargento le manifestó. <<Mi Sargento Ud. No tiene derecho de gritarnos, la muerte de Pacheco ya ha sido denunciado a la opinión pública, no ha visto el periódico, aquí tienes un ejemplar>. El policía leo el contenido de la publicación, calificando al pueblo de Chuya de valeroso, se hizo justicia con su propia ley. El Sargento quedó sorprendido y cambió de actitud, no continuó con la gritonería, luego alcanzó el periódico a sus compañeros y las autoridades se informaron, no quedó otra cosa más agacharse las cabezas, porque es vergonzante estar comprometidos en coimas, sobornos. <<Cuando y como publicaron>.El dirigente le echó en cara por el comportamiento de prepotencia.

130

131


<<No ha visto la fecha, es de hoy día, ayer vinieron periodistas, de igual modo ya no tarda en llegar nuestro abogado, mientras no podemos hacer declaración ni una sola palabra y que venga el Juez Instructor para levantar el cadáver, a Ud. le compete en comunicar, ya que ha constatado el deceso de su amo>. , El policía con la moral baja dijo. <<Está bien se procederá de acuerdo a Ley>. A manera de advertencia el Licenciado intimidó. <<Posible mañana salen en el periódico, de que han venido, mi Sargento Ud. Se llama Julián Suazo >. Se puso perplejo el policía a manera de suplica dijo. <<Por favor amigo no publique nombres de nadie>. <<Es cuestión de los reporteros>.. En este momento el Profesor Luis entran con la esposa cabalgadas, al ver tantas gentes y policías en la plaza, se hizo a los sorprendidos; uno de los policías fue en alcance dijo. << Quienes son Uds.> <<Somos de aquí del lugar, soy Profesor de la escuela, que pasó porque la gente está reunida y han venido Uds. los policías>. <<Tú, no estabas presente en el asesinato de Pacheco>. <<No, el día domingo en la mañana viajé a mi estancia para traer a mi esposa, está mal de salud como ves>. El policía vio a la Señora le saludó, ella tenía la cabeza amarrada con trapo, se notaba demacrada, decaída y desarreglada. Los personales de la policía están habituados sacar provecho de las personas dijo. <<Profesor ya que viene de la puna, habrá traído carne y quesos> Para que muerda los huesos y quede libre del caso delictivo de inmediato sacó de la alforja del caballo par de quesos le dio. <<Sírvase jefe, no pude traer más por motivo de la salud de mi esposa, estuve ocupado en encargar mis ganados en las vecinas. <<Gracias profesor debo probar quesos de la puna>.Vio los otros compañeros policías les dio a cada uno, a fin de comprometer.

<<Sírvanse señores lo poco que traje>. Les agradecieron. <<Muchas gracias, no pensé comer quesos>. Del occiso uno de ellos preguntó al educador. <<Profesor Ud. Llegó a conocer a Pacheco>. <<Sí, él vino en varias ocasiones, tuve una amistad esporádica, discúlpenme señores voy llevar a mi esposa está cansada ya vengo para cerciorarme del suceso>. Con los quesos se hará credibilidad para encuadrar los planes. Dentro de poco Luis vino, les saludó a las autoridades al Gobernador y Alcalde Municipal, ellos conocen al profesor, también le estrechó la mano al Sargento. El Alcalde preguntó, <<Profesor Luis Ud. No estaba presente en el asesinato>. <<No, Señor Alcalde acaba de llegar de mi estancia, el día domingo temprano fui a traer a mi señora porque se encontraba enferma, demoré en encargar mis ganados en las vecinas>. <<Los comuneros han cometido un delito, vea la publicación>. Luis pidió al licenciado el periódico, le alcanzó indicando los titulares, se hizo al informarse estoicamente la publicación, lamentó de las acciones de la comunidad y justificó la conducta del occiso, por terminar su vida en tal condición. La proyección de los rayos solares de la tarde, avanzaba en las faldas de los cerros del frente para ocultarse el Rey Astro, quiere decir ya es tarde. La comitiva de policías y autoridades optaron retornar al Distrito, con el cargo de volver al día siguiente con el Juez de Paz para levantar el cadáver. La masa de comuneros quedó tranquilizados por el hecho de haber demostrado su organización, ante la prepotencia matonesca de los policías, le valió la publicación periodística como elemento de defensa; todas comentaban de la conducta y comportamiento del Sargento y tomaron acuerdos varios puntos estratégicos para justificar, porqué tomaron una acción drástica contra la vida del bandolero.

132

133


Transcurría tres días de la muerte del facineroso, día Jueves a las 9,a.m. llegó la comisión que viajó para contratar un Abogado don Clemente con uno de los miembros del comité, vino los tres con el letrado Dr. Teodoro Cáceres un ciudadano Profesional del pueblo de Vilca, a su vez hizo las primeras averiguaciones del caso en cuestión, con los Dirigentes del Anexo entablaron acuerdos con respecto a su honorario y manifestó contratar un Abogado Penalista en este caso, él asume en la parte civil. Los Dirigentes le pone en evidencia los acuerdos internos de la comunidad, de la muerte del bandolero, no, hay un autor o culpable personal, fue sentenciado y ejecutado por el pueblo, cuantas veces pregunten, quien dio la idea, quien capturó, quien dio el primer golpe, la respuesta es el pueblo, no será sindicado nadie unilateralmente, todo el pueblo ha participado, porque estaba cansado de tantos atropellos cometido del malvado.

134

XX

A las 10.a.m. arribaron los policías entre cuatro, el Juez de Paz con su Secretario y el Gobernador con un miembro, todos procedentes del Distrito de Vilca: De inmediato coordinaron con el Abogado del pueblo, en presencia de los Dirigentes comunales. El Juez se instaló con el Secretario en una pequeña mesa, procedió redactar el acta de sumario para levantar el cadáver. La autoridad judicial mandó sacar afuera el cuerpo sin vida, revisó no encontró heridas sangrante, se notaba hematomas en los muslos y en la cara, aparentemente fue muerto por golpes o asfixia. Luego dio por apertura, indicando lugar, fecha y el escenario de captura y ejecución, el Abogado dictó los procedimientos de los hechos delictivos especificando claramente los siguientes: – Una vez concluido el acta firmara las personas indicadas, solamente como testigo presencial. – El cadáver será entregado a la policía de la Guardia Civil, para que traslade del lugar o remitir ante las autoridades competentes de la Provincia, por intermedio al Departamento de criminología para la autopsia. – Por el momento no puede aprehender a nadie en calidad de detenido, cuando no es sindicado como responsable. – Si alguien acompañe en el traslado, puede ser la autoridad del anexo y / o voluntariamente. – Será entregados al cuerpo policial sus pertenencias e implementos del difunto.

135


En el acto entregó el mulo que venía cabalgando con sus respectivos áperos y falsa riendas, la escopeta de dos cañones con los cartuchos y municiones, el revólver con las balas, billetera con relación de nombres, en dinero s/. 90. soles y conforme sus indumentarias que vino puesto. A continuación el Secretario del Juez leo el contenido de la acta, luego pasaron a firmar, por la comunidad firmó el Agente Municipal del anexo Chuya Don Clemente como esposo de la victima ultrajada por tres veces en menos de un mes, el letrado sugirió que firme el padre de la hija menor de edad que fue abusada con tanta ferocidad. El Juez de Paz mandó preparar con el Secretario un oficio de exhorto, para remitir el cadáver de acuerdo a Ley a la Provincia de Huancavelica, entregó dicha correspondencia al jefe que es el Sargento firmó por recibido el cargo. Es momento del traslado, EL juez ordenó a los comuneros que saque el cadáver, cuatro hombres entraron al calabozo sacó en una toldera vieja cargando por los extremos de la manta, estaba rígido y frío, aún no ha tomado mal olor por el clima frígido del lugar. Sobre el lomo del mulo echó el apero, preparó un bulto encima alzaron el cadáver le hizo montar como se fuera vivo, los brazos acomodaron para abrazar el bulto ató de la espalda en la montura, los pies en los estribos, aparentaba una persona viva, partieron a las 12 del día camino hacia el Distrito, el Juez, Abogado, Secretarios, personales de la policía nacional; El Teniente Gobernador del anexo con dos de sus miembros acompañó, todos iban cabalgados. El abogado coordinó antes de retornar con los Dirigentes. <<El día Lunes que viajen a Vilca la Señora María con el esposo y Don Juan con la hija menor de edad, para pasarse examen médico por orden judicial, mientras yo solicito al Juez de Paz,

No esperemos con las manos cruzadas, nosotros tenemos que anticipar la demanda, la publicación en el periódico es acertada tenemos elemento de juicio>. <<Está bien Doctor>. A las 2.30.p.m. llegaron a Vilca, los pobladores del lugar ya tenía en conocimiento de la muerte de Pacheco por medio de la publicación, en la segunda edición de La Voz de Huancayo, todos estaban de acuerdo con el deceso del hombre ante social. Después de media hora de descanso continuó el viaje, 5.30.p.m. arribaron al puesto del guardia civil del Distrito de Moya, aquí pernoctaron, también estaban informados de la muerte. Al día siguiente fue trasladado el cadáver en una camioneta, para llevar en el tren de pasajero de la línea ferroviaria Huancayo Huancavelica, al paradero El Tinco en el punto del encuentro entre los ríos Mantaro y río de la Virgen, en la jurisdicción del Distrito Iscuchaca Huancavelica. Arribó el tren a las 9.a.m. al paradero, el cadáver fue introducido en uno de los vagones vacío. Viernes veinte de Abril 1952, son cuatro días desde la muerte del bandolero, los periodistas sé afanaron en publicar el historial del personaje famoso en perpetrar acciones de violencia, este hecho le dio tranquilidad a los pobladores de la zona de Huancavelica. Los pasajeros se informaron que están viajando con el cadáver de David Pacheco, protestaron todos que lo echa al río Mantaro. Sin embargo, el tren avanzaba serpentiando por el carril de la quebrada ensombrecido por cerros escarpados, con el ulular de la campana, dejando los humos espesos de la chimenea, pasaba por los pueblos, Larmenta, Iscuchaca, Acoria. Ambo. Ushcus. Casa Blanca, Yaule, finalmente a la Provincia Huancavelica Capital de su nombre departamental, arribó a las 5 de la tarde. Los policías encargados, de inmediato le comunicó a las autoridades a quienes corresponde, a la policía técnica de homicidios intervino a través del Departamento de criminología,

136

137


De igual manera comunicó al Juez Instructor y a la Prefectura y el exhorto fue entregado firmado en el cuaderno de cargo. Sábado 21 del mes en curso, el médico legista procedió la autopsia y peritajes del cuerpo con la participación de la policía criminología y el Juez Instructor. La conclusión del resultado fue muerto por contusiones múltiples, golpes en diferentes partes del cuerpo y asfixia a las vías respiratorias; Después de la práctica de Ley depositó el cuerpo en la cámara frigorífico por espacio de quince días, no habiendo interesados o reclamos, cumplido el plazo, echaron los restos mortales a la fosa común. De esta manera terminó la vida del hombre intocable famoso bandolero. A los quince días de la muerte del delincuente David Pacheco, llegó al pueblo de Chuya una orden de apercibimiento con cargo de detención, con una relación nombres y apellidos para veinte comuneros encabezados por las autoridades del local, expedido por el Juez de Primera Instancia y refrendado por la Prefectura Departamental. En el momento se reunieron los comuneros, para acordar sobre la orden, todos estaban desconcertados y preocupados, el Dirigente manifestó, nadie debe huir o desacatar la orden, somos un pueblo para defendernos, nos perseguirá la justicia, en la boca tenemos la respuesta el pueblo se hizo justicia, el pueblo ejecutó, y ya no tarde en llegar el Abogado. Ciertamente dentro de unos minutos llegó el letrado, informó de los trabajos realizados con anticipación a fin que no esté preocupado la comunidad explicó. <<Señores comuneros el Lunes ante pasada, se hizo el examen médico Legista a las dos Víctimas violadas, por orden judicial, el resultado de la pericia se adjuntó, al legajo de documentos que he preparado, como denuncia y demanda, con los fundamentos de la causa y los hechos, se ha remitido por correo, dirigido al juzgado de Primera Instancia de la provincia>. Para dar fe y conformidad

mostró la copia de los documentos y el cargo del receptor del correo, explicó de la orden de apercibimiento, es solo de comparecencia, el letrado se ofreció presentar acción de amparo de acuerdo a Ley, para que no cometan abusos de autoridad los policías a los comuneros solicitados en la relación. También manifestó, preparar antecedentes del occiso que ha causado durante su vida. <<Que colabore en informar, de los abusos, asaltos, robos, violaciones y asesinatos, sé supieran que cometió, a sus familiares, vecinos y otros, mucho mejor cuando los informes son por escrito con las firmas de las víctimas, todos estos nos favorece para la demanda y defensa>. Varios comuneros se ofrecieron en proporcionar informes y declarar en el juzgado. Explicó a las personas en la relación de la orden judicial, para la fecha indicada deben viajar a la provincia, para anticipar la defensa estando con acción de amparo, no serán detenidos por los causales. De manera viajaron los veinte comuneros con el abogado para la fecha y hora citada, se sorprendieron los del juzgado, todos fueron preparados e instruidos que deben decir en sus declaraciones, uno en uno pasaron sus manifestaciones sin caer en contradicciones. El Letrado fundamentó poniendo en tapete el caso delictivo expuso. <<Señor Presidente de la honorable sala. El occiso fue sorprendido infraganti perpetrando violación a una mujer casada con hijos, ya venían realizando los actos por tercera vez en su propia choza con amenaza de muerte al esposo>. Solicitó a la sala, presentar y demostrar los antecedentes causados a tantas familias y hogares, por el que dejó de existir el famoso David Pacheco. El Fiscal de la Magistratura Provincial amplió la demanda por el asesinato de una masa de comunidad. El defensor del pueblo replicó.

138

139


<<Señor. Presidente el protegido de instituciones, es la que abusó, ultrajó a comuneros indefensos, sin consideración a la dignidad de las comunidades, venía azuzando durante su vida, causando zozobras, espantos en la sociedad, y al término de los quince días presentarán testimonios fehacientes>. La sala accedió la petición del defensor. El fiscal Provincial en su afán de sus funciones, alcanzó una relación, más de quince comuneros acusados con nombres supuestos, el defensor encontró nombre del Profesor Luis, observó la relación, al Fiscal anticipó en decir. <<La lista de los acusados no se ajusta a una verdad. Porque el Profesor de la escuela Fiscal Mixta se encontraba de viaje en los días del suceso, les consta a los policías cuando fueron a inspeccionar la muerte de Pacheco, presentará una constancia de no estar presente aquel día>. El Magistrado quedó de acuerdo con la propuesta, y fundamentar de la relación de acusados. A continuación El Magistrado entregó una citatoria de comparecencia por intermedio del Secretario de la sala; los acusados deberán acudir en la hora y fecha indicada, caso contrario será considerado de acto prevaricato, aceptó la citatoria con tales condiciones. Retornaron con los veinte acusados, el Abogado salió optimista, porque sus defendidos no fueron detenidos, tampoco no hay culpable directo o responsable. Otro tiene a favor, durante diez días no se presenta ninguna familia o interesado de Pacheco. A los comuneros les manifestó los siguientes <<El Fiscal cumple una función que le compete, posiblemente por Ley tiene que nombrar un Abogado defensor la sala, para el proceso del caso>. Todos los inconvenientes posteriores les favorecen, para el careo y manifestaciones en el Magistrado a los comuneros acusados.

El Abogado, a los Dirigentes comunales les dejaron encargos específicos, como mínimo deben presentar dos testigos, que sufrieron abusos por parte del finado Pacheco, a su vez, los del comité se movilizaron, irán donde las personas que fueron víctimas por el personaje en mención. Los pobladores tenían conocimiento quienes son las personas como víctimas, de saqueos, robos, asaltos de sus animales y otros De igual manera los comuneros del anexo Chuya que fueron objetos de abusos se constituirán a pasar sus declaraciones. Los miembros del comité viajaron a la puna, donde los pequeños ganaderos que sufrieron asaltos, violaciones por el bandolero Pacheco. Todos los actos perpetrados estaban latentes en la opinión de los pobladores de la zona y aledaños donde frecuentaba el villano. Llegaron a la estancia de los esposos Nicolás y Tomaza, conversaron detalladamente de la muerte del facineroso y explicó los motivos, son necesario sus manifestaciones, para conmutar la pena de prisión de los acusados; aceptaron con seriedad pasar sus manifestaciones de lo ocurrido hace tres años y medio, perjudicando sus ganados y el honor de su esposa. De igual manera se contactó con los padres de la joven Rigoberta secuestrada hace un año y medio, informó con veracidad del caso homicida ajusticiado por el pueblo de Chuya, necesita el testimonio de la hija, la joven aceptó viajar a la Provincia con su padre; también en las rutas a los estancieros y pobladores indagó, del personaje maniático que ocasionaba abusos en contra de personas humildes. Muchos de ellos dieron versiones fehacientes, recogieron sus manifestaciones por escritos con sus firmas y huellas digitales, retornaron al pueblo la comisión con buenas novedades. Por su parte el Abogado, solicitó a los puestos de la Guardia Civil, las denuncias plantadas por las personas ocasionadas,

140

141


Recabó siete copias de denuncias, dos copias del Juez de Paz de Acobambilla, tres del puesto policial del Distrito de Vilca y dos del puesto del pueblo de Moya. Todos los elementos de juicio ya tienen recopilados, denuncias, testimonios por escritos y testigos personales, los fundamentos necesarios para sustentar fueron redactados por el defensor de oficio. El Abogado Teodoro Cáceres tomó interés en el caso, como defensor del pueblo comprometido en la muerte de un famoso bandolero, se llega a triunfar su prestigio y reputación se eleva como un buen profesional. En la fecha indicada se presentaron los acusados más de cuarenta comuneros con su Abogado, el Licenciado José como elemento visible de la comunidad se ocupó en organizar e instruir para la defensa en coordinación con el letrado. Toda la instalación de la sala judicial coparon, todos con la moral alta seguros de ganar, él publico huancavelicano concurrieron masivamente para es pectar el caso judicial. Sé apertura la audiencia en un ambiente de expectativa, el Presidente de la Magistratura invocó a los asistentes el buen comportamiento, de igual manera a los Testigos que diga bajo juramento en su oportunidad “ La verdad, solamente la verdad” siendo una frase en términos judiciales; acto seguido el Secretario de la sala leo todas las correspondencias por haber; después de los actuados el Fiscal Provincial intervino de manera enérgica, igual el Abogado de oficio nombrado por Ley como defensor del occiso David Pacheco. El Fiscal demandó contra los implicados en el asesinato de la persona en mención, sea sancionada de acuerdo a ley tipificados en sus artículos, por homicidas en masa, estando aprehendido el causante ya era inerme su persona, los comuneros no respetaron la vida.

El Letrado defensor del pueblo hizo la replica con energía fundamentando la conducta y comportamiento deplorable del occiso en su alocución dijo. <<Señor. Presidente señores de auditorio estamos litigando sobre el cadáver de un famoso personaje diabólico, que no respetó en sus andanzas los valores de la vida, de mujeres inocentes, casadas, de hombres humildes sin garantías, donde estaba la justicia, cuando fueron denunciados de los actos de asaltos, asesinatos y otros, tengo previsto testimonios, testigos que fueron víctimas, con la muerte de Pacheco. Se reivindica la dignidad humana y el honor de los pueblos >. El Fiscal se adelantó en cuanto la sentencia que debe ser aplicado a los autores por la muerte expuso. <<Señores con los actuados estamos cumpliendo, lo que manda la Ley, los acusados identificados serán sancionados con pena privativa de encarcelamiento no menor de tres años, y más la reparación civil en agravio de las leyes jurídicas del estado peruano la suma será fijada de acuerdo al agravio>. Sin pérdida de tiempo el defensor del pueblo presentó los testimonios, siete copias de denuncias, dos de saqueos de ganados, dos de asaltos a viajeros en caminos, dos de violaciones contra el honor sexual, uno de asesinato por oponerse al saqueo de sus alpacas, seis testimonios por escritos por personas que fueron víctimas en diferentes lugares y ocho personas presentes testigos por haber sufridos acciones de violencia. El Secretario nuevamente pasó lectura de los testimonios y la copia de las denuncias. El Juez pidió a los testigos que pasen sus declaraciones hizo de manera siguiente: Primero pasó una señora viuda, el esposo dejó de existir hace un año, quedó con sus hijos menores. <<Señor. Juez mi esposo fue en la mañanita a buscar mi alpaca, de tras llegó un desconocido solicitando que la venda quesos,

142

143


Entré a mi choza, él me seguió, dentro de la choza me tomó de los brazos, cuando grité me enseñó un cuchillo filudo, me violó amenazando de muerte hace cuatro años>. El segundo testigo los esposos Nicolás y Tomaza dijo. <<Llegó a las 8.a.m. a mi estancia, se presentó como dueño de los pastos que ocupamos, dijo soy el dueño de estas tierras, a cuenta del arriendo escójame diez carneros los mejores, cuando me opuse me amenazó con su revólver, no podía negarme de miedo, Saqué los 10 carneros, me mandó arrear a Huancalpe, entregué a sus secuaces, cuando retorné a mi choza mi esposa se pone a llorar, me contó Pacheco ha vuelto, mató al perro, me violó amenazando con su revólver>. La esposa que es la Señora Tomaza contó llorando al recordar los momentos desagradables. Sucesivamente la joven Rigoberta entre lagrimas pasó su manifestación en presencia de su padre dijo. <<Venía de su estancia a la fiesta del pueblo Lancas, el malvado se encontraba en el camino por donde me dirigía, me pidió un favor para ir a la fiesta acompañándose con sus hijas, me llevó al caserón deshabitada, me tenía secuestrada por una semana. Donde mis padres llegó pasándose de cazador y adivinador, al adivinar dijo que tu hija volverá de algunos días que no se preocupe quiso cobrar 200 soles por adivinar, menos mal ya murió>. --Igual pasó su testimonio, la menor de edad Dula, que fue violada hace tres meses, llegó a la casa con pretexto de comprar quesos mientras no se hallaban sus padres, este hecho el villano no distinguió sé es adulta o menor de edad su víctima. – --La Señora María esposa del Agente Municipal, fue violada dos veces en menos de un mes, con amenaza de muerte al esposo. En la tercera última vez del acto indecente, a Pacheco lo capturaron cuando pidió auxilio el esposo a los comuneros. – --Los dueños de las tiendas declararon que en varias ocasiones, llegaba con prepotencia, les pide lo que desea cigarros, licor,

gallitas, atún, y otros sin pagar el precio dejaba muy campante. Tres comuneras manifestaron en varias veces les mandaba matar sus gallinas para preparar sus alimentos, sin decir gracias, se fue normal era un hombre violento. – --El Teniente Gobernador del anexo declaró, a las autoridades del pueblo nos castigó con chicotes revolver en mano, con el pretexto porque tenemos las calles y plazas sucias, sin embargo, la plaza siempre es cuidado con jardines, fue muy abusivo.Al haber escuchado los testimonios dramáticos de los testigos protagonistas como víctimas, el público asistente pidieron Justicia y Libertad, para el pueblo valeroso anexo Chuya, gritaban ¡Justicia y Libertad!, ¡Justicia y Libertad!. El Abogado defensor fundamentó las causas de los hechos; hizo énfasis de la férrea unidad de un pueblo, de tanta impunidad y tolerancia de parte de las autoridades y justicia, cansados de los abusos y atropellos, se hizo justicia y evitó posteriores abusos, de parte del que fue en vida David Pacheco. Después del actuado, el Presidente de la sala suspendió la audiencia por medio hora, para deliberar el proceso, a fin de dar el dictamen. Pasado los treinta minutos de suspensión, reanudó la audiencia, los Magistrados tomaron en cuenta, la acción comunal que fue en salva guarda y respeto de la dignidad, honor de las mujeres que fueron ultrajadas. El vocal de la sala Suprema leo el veredicto de la sentencia, llamándolos nombre por nombre, diez comuneros con pena de prisión por un año, quince comuneros con pena de detención por medio año y diez comuneros con libertad incondicional, deberán firmar mensualmente en el libro de sentencia durante un año. El Fiscal y el Abogado de la parte contraria pidió, el inmediato internamiento de los comuneros acusados; El Abogado defensor del pueblo sabiamente alegó. <<Señor. Presidente los acusados se encuentran con Acción de Amparo, no pueden ser detenidos>. Solicitó ocho días áviles

144

145


para que se presenten con la garantía de su persona, en cumplimiento de la resolución de internamiento. El Presidente de la Magistratura accedió la petición del Letrado, con argumento condicional, en caso de desacato a la resolución y prevaricato a la justicia, serán arrestados los acusados por la fuerza pública, por acción del Juez Coactivo. La sentencia será duplicada para cada uno con pena de encarcelamiento. Después de haber comprendido los dictámenes de la Justicia. Retornaron todos convencidos del tiempo mínimo la de sentencia; Luego en el pueblo en una asamblea de cabildo abierto, el Abogado hizo los informes y explicó detalladamente el procedimiento judicial, los asambleístas quedaron conformes. Uno de los comuneros anciano notable pidió, para los comuneros sentenciados con pena de cárcel, sea declarados “Líderes e Hijos Predilectos del Pueblo” El pedido fue aprobado por consenso y con aplausos. A continuación acordaron varios puntos con relación a la sentencia de los ciudadanos del anexo, los siguientes: A.–Apoyar a los detenidos con trabajos de faenas comunales, en tiempo de sembrados, cultivos, cosechas y otros trabajos que requiere mano de obras. B.–Apoyar para sus alimentaciones, mediante colectas de los productos agrícolas de acuerdo a sus posibilidades. C.–Visitar por turnos cada quince días a nombre del pueblo, aparte de sus familiares. D.–Acudir y cuidar a sus familiares en caso de urgencia y se encuentran mal de salud. El abogado le hizo una propuesta para los detenidos, solicitar a las autoridades de la cárcel, un pabellón aparte se hubiera, para no mezclarse con los presos comunes, para evitar que no molesten los reos avisados, cosa que tenga mayor acercamiento, comunicación entre parentescos y compueblanos.

146

XXI

Llegó la fecha de internamiento, los cuarenta comuneros esperaban con la moral alta, emplazados militarmente en cuatro filas de columna de a diez en la plaza de su comunidad, delante de cada uno sus bultos, los alumnos portando la bandera al costado del grupo, los familiares y comuneros alrededor de la agrupación con expectativa. El Licenciado ex Militar José en calidad de líder de la comunidad y como jefe en la organización, siendo el momento de despedida de los pobladores y pueblo, tomó la palabra con emoción de tal manera se expresó. <<Señor Agente Municipal único autoridad por momento, Señoras y Señores comuneros de este pueblo valeroso de Chuya, No tenemos porque extrañar ni lamentarnos. Por desear respeto a la vida y por la dignidad de nuestras damas, como hijas, esposas y madres que fueron víctimas. Nosotros hemos cometido una acción de justicia, fueron nuestros deberes como hijos, hombres y ciudadanos de este pequeño pueblo Chuya que es nuestra patria, hemos puesto fin la vida del hombre que hizo tanto daño por todos los lugares que caminó; El tiempo pasa veloz, después de un año estaremos reunidos para seguir trabajando y luchar por el pueblo muchas gracias>. De igual manera profirió palabras de despedida El Profesor. <<Ciudadanos de este pueblo, compañero José como causante de este problema jurídico social no somos culpables, hace diez años juramos ante el altar de la patria defender de cualquier atropellos al pueblo, cumplimos nuestros deberes, igual les digo a los demás compañeros quienes nos acompañan en aras de la justicia, no puedo decir una despedida lejana, digo hasta pronto gracias>.

147


Fueron despedidos como héroes, por liberar al pueblo del hombre diabólico, las esposas, familiares, comuneros despidieron con vivas, aplausos, los alumnos de la escuela fiscal en ambos bordes del camino de salida esperaban en filas, portando la bandera nacional y cantaban una canción de marcha, los niños echaron pétalos de flores, mientras pasan los contingentes marcialmente cargados sus cobertores mantas, frazadas y sus ropas, las esposas de los acusados estaban orgullosas y serenas nadie dejó caer lágrimas fue tan emocionante la despedida. Todos los contingentes iban cantando canciones de sus recuerdos y juventud por el camino de la quebrada, llegaron al Distrito de Vilca, se presentaron en el puesto de la Guardia Civil, El Sargento felicitó a la comitiva por el cumplimiento y disciplina, pasó lista de los cuarenta comuneros se encontraban todos conforme. Desde el lugar acompañó el Sargento y un subordinado, arribaron al puesto policial del Distrito de Moya, allí pernoctaron al siguiente día partieron a la 6.a.m. después de dos horas de caminata llegaron al paradero de Pille Chaca aquí tomaron el tren, con destino a Huancavelica, arribaron a la 3.p.m. A la Provincia, se trasladan a la cárcel pública; El Alguacil llamó a los acusados diez hombres con un año de pena y quince con seis meses de reclusión y los quince restantes con libertad incondicional firmaron el libro de cargo en la Alcaldía. El Comandante de la prisión recibió con palabras de felicitaciones por su comportamiento y por acatar la Ley, ya tenía un pabellón desocupado para los recién llegados, para dormir trece camarotes de dos pisos, se instalaron todos, de esta manera quedaron recluidos los nuevos inquilinos de la prisión. El tiempo pasa de manera veloz y el año judicial, los comuneros prisioneros cumplieron la sentencia.

148

Los 15 acusados seis meses y los 10 comuneros acusados un año de prisión; durante el tiempo de reclusión en la cárcel, no perdió las oportunidades que les presentan, aprendieron trabajos de oficios de artesanía en diferentes ramas, repujados en materiales de cueros con herramientas a pulso de mano, tejidos en telares y con callhuas de lanzaderas, para tejer mantas, bayetas, cordoncillos, frazadas, ponchos, Igual en la alfarería con arcillas elaboraban porongos, ollas, vasijas y otros recipientes, en sastrería confeccionaban ropas, pantalones, faldas, en la carpintería, puertas, mesas, sillas, también herrería, y trenzados de cueros, preparaban bozal, jáquimas, falsa riendas para caballos en fin. Instalaron sus talleres de artesanía, de acuerdo a las ramas que aprendieron, realizaban trabajos para los comuneros, fueron servicios que elevaron actividades, como auge el desarrollo del pueblo en el aspecto material, en las construcciones de sus viviendas, había necesidad de innovación o cambios los techados de las casas de pajas o ichos, con calaminas y tejas, para los fines Se proyectaron en apertura de carreteras de conexión desde la hacienda Tucle, que permita trasladar materiales y servicios al pueblo de Chuya. A manera de conclusión, de los relatos de la vida intrincada del bandolero David Pacheco, escribo con veracidad, los hechos reales en base de testimonios de las víctimas, tanto de los protagonistas en ajusticiar al hombre malvado ominoso.

149


XXII

También me considero como testigo, por haber conocido en persona, siendo niño inocente, otro a la edad de adolescente llegué por varias ocasiones al escenario de la emboscada y captura. Conocí a los ex prisioneros de la cárcel pública del Departamento Huancavelica que fueron los autores en dar muerte al personaje facineroso Pacheco. Por los años 1951 mis padres llegaron tener su estancia de ganados en los parajes Yulácorral y Huayllapuquio, como arrendatario en las tierras pastizales de los pueblos Vilca y Chuya. El hecho de pastar nuestros ganados en la jurisdicción de los escenarios de la vida azarosa de aquel elemento ante social. Me ha permitido escribir como literatura andino los sucesos de aquellos años. Desde nuestra estancia al anexo Chuya dista una hora de camino, por varias veces fuimos al pueblo de Chuya hacer compras de algunas necesidades, especialmente las sales para los ganados, el paraje Inca Pelatana se encuentra por donde pasa el camino, por tantas veces vi la choza donde fue capturado Pacheco, los dueños abandonó la canchada con la choza, con la creencia de estar maldecido, los pobladores comentaban en las noches se escuchan alborotos, con gemidos, lamentos y hayan visto a un hombre cabalgado, debe ser el ánima de Pacheco. Toda vez que pasamos se les veía a la choza despoblado cayéndose poco a poco, luego alguien prendió fuego se quemó la casita de ichos. Los esposos Clemente y María se trasladaron cerca donde vivimos, a la majada Pata Huasi, con mi hermana

150

mayor fueron buenas amigas la Señora María, ella contó por más mínimo de manera detallada, hacía posible por desahogar de las traumas inundadas en su interior en varias veces se le venció las lágrimas al recordar las malas experiencias, de la que fue objeto de abusos y violaciones hasta por tercera vez. Por la captura y muerte del hombre malvado, los ex prisioneros, al asumir cargos de autoridades, de Agencia Municipal, autoridad comunal como Personero y Presidente de la Junta comunal y autoridades Políticas, Teniente Gobernador y Cercado, venían por dos veces al año a cobrar los arriendos a nuestra estancia, por ocupar sus tierras, en esta interrelación con mis padres, les contaban con lujo y detalles, que ellos fueron los autores en poner fin la vida del hombre de tanta fama como malhechor. Se jactaban y se sentían vanidosos, al encontrarse mareados con el efecto del licor, tenía la costumbre de contarnos, todo por menores, no se arrepentían cada uno contaba de los trabajos encargados del comando, que cumplían en su debido tiempo, sin el mínimo descuido y error, al declararse entre protagonistas y actores, no había duda de falsedades. También conocí a los dos Licenciados Profesor Luis y a José, venían a nuestra choza a comprar carne, queso, recuerdo muy bien les vendí dos perdices que yo casé con mi honda, en otra oportunidad me compró la cola de zorro con la creencia que tiene secretos trae suertes y es bueno para los negocios. Con mi progenitor fueron amigos el licenciado José, al informarse que mi padre hera cazador de vicuñas, fuimos por dos ocasiones a la puna a cazar a los camélidos tan codiciados por sus lanas y carnes, los proyectiles él se ofrecía en proporcionar, en estos viajes de caza, nos contaba de la guerra Perú entre Ecuador, de los enfrentamientos, en los momentos de acción se pierde el miedo tienes coraje porque te encuentras en las condiciones de vida o muerte por defender la soberanía de tu patria.

151


Y tantas veces nos contó de la emboscada y muerte del bandolero Pacheco, él y su compañero de armas Luis organizó para capturar con la masa en mano, por los hechos delictivos cumplieron un año de sentencias veinticinco comuneros, la pena de prisioneros en la cárcel pública de Huancavelica. De manera sus versiones tenían peso de credibilidad y sustento, de igual modo mi padre llegó a conocer hace años en mi pueblo Distrito Huasicancha. El policía, que fue tomado de rehén, él trabajó en el puesto de la Guardia Civil; Y el hermano menor llamado Salvador Benítez también trabajó en el centro escolar de nuestra comunidad, precisamente fue mi profesor de aula mientras realicé mis estudios de primaria El policía Don Teodoro Benítez que fue tomado de rehén durante la muerte de Pacheco, le había contado a mi padre de los acontecimientos realizados por el pueblo heroico de Chuya, por liberar a los pobladores de un elemento de tal condición. Todos los recuentos de cada fase por los protagonistas, en el homicidio del hombre intocable, del pequeño anexo de Chuya como autoridades, me gustaba escuchar con interés y detenimiento, de manera llegué a escribir de un hecho real. Hoy el pueblo de Chuya ha progresado con las conexiones y penetración de carreteras; El lugar o paraje Inca Pelatana donde capturó a Pacheco, en la actualidad se llama de nombre Buenos Aires, es centro de acopio de ganaderos, donde se realiza todos los Viernes una feria de intercambio comercial, concurren con sus mercaderías comerciantes de todo los pueblos aledaños especialmente de la Provincia Huancayo

Hemosos ejemplares las vicuñas de los andes, es el símbolo del Perú 152


TÍTULO

SEGUNDO

LA VICUÑA

FANTASMA I

Como de costumbre, un día anterior preparamos nuestras provisiones, para ir de casería a las vicuñas, en las alturas de la estancia donde vivíamos, en el paraje Huaylla Puquio, como arrendatarios en los pastizales, de las comunidades Vilca, Chuya jurisdicción del Departamento Huancavelica. Salimos con mi padre Don Víctor de la choza temprano, mientras el Sol de la mañana incida sus rayos solares en oblicua desde la cima de los cerros, a los corrales de los ganados, invitando a levantarse a los carneros para estirar sus patas y sacudirse sus vellones de lanas; También a las vacas con las cabezas ornamentados de cachos, para levantarse arqueando los lomos hacia abajo y con sus colas de cerdas se echaban chicotazos en ambas ancas, dejando de rumiar estos animales de cuatro cavidades de panzas. Cada uno nos cabalgamos, mi padre montó el capón de color negro, llamado el Diablo Negro, el equino era grande, robusto, fuerte de cascos anchos con herraduras; entre sus rastros dejaba las hiervas machacadas con hendiduras en el suelo. Como las frases de Atila “Donde pisa mi caballo no vuelve crecer las hiervas del campo”. El caballo que cabalgué es de color alazán, llamado el Churcho, perdió el ojo derecho de potrillo, al seguir a la madre, durante la trilla de cebadas de la comunidad, le ocasionó con chicotazo un comunero faenero, fue un animal dócil, domado especialmente para la caza de perdices, que tenía una afición en Mi juventud, recuerdo sin el caballo no salía ninguna parte.

154

Para dicha faena caza de vicuñas mi madre Señora Juana, nos bendijo deseando un feliz viaje, para volver con cargas de carnes, nos comentó, en la noche cuando masticaba su coquita les ha ido bien, también en el sueño reveló de nuestro viaje. Al momento de despedirnos, me besó abrazándome, igual a mi padre; con ella quedaron en la estancia, mi hermanita Teodora de 7 añitos y mi hermano Donato de 11 años, ellos fueron muy cariñosos, obedientes, atentos y ayudaban a cuidar, pastar los ganados, siempre bajo el cuidado maternal de nuestra madre. Emprendimos el viaje cuesta arriba, el ascenso fue en zigzag hasta llegar a la majada Yulá Corral, alcé la cabeza divisé al horizonte hacia el norte, el panorama era hermoso, la neblina estaba asentada como una masa de algodón, en las faldas de los cerros Tucle Olu y Shulla Ccasa, no se notaba las instalaciones y las casas de la hacienda Tucle, las neblinas no se despejan, porque la mañana está fresca, con el calor tibio del lugar. El paraje de Yulá Corral, es de formación natural de andenes, con prominencias de rocas, laderas con repliegues y pequeñas cuevas, donde crecen las flores nativas, la Llanca Huasa, el Puca Sique, ambas plantas de color verde oscuro, el anverso de color morado, tiene propiedad curativa, buena para sanar de los bronquios y/o la tos, este lugar también es habitad de las vizcachas, por la mañana tienen la costumbre de salir a tomar el calor del Sol, se ponen a retozar, con sus silbidos características en ritmo armoniosa. Lo curioso, no tenemos en manos la herramienta de caza, una Escopeta, una carabina, ni una sola bala o municiones, sin embargo. Viajamos a cazar vicuñas, en repetidas veces le pregunté a mi progenitor, <<¿Por qué no lleva la escopeta?>. Me contestó, muy suelto y sonriente dijo. <<No te preocupes hijo, vamos a cazar a caballo lazadera en mano>. Quedé sorprendido pensando, cuando la Vicuña es animal silvestre de carrera veloz.

155


Sin lugar a duda mi padre ya tenía previsto la escopeta con municiones, en camino esperándonos que trajera su cuñado del pueblo. Continuamos el viaje en línea horizontal doblando en codo llegamos, a la hoyada llamada Suraj Huayo, donde hay un manantial debajo de una piedra grande de forma plana, el agua sale burbujeante en regular cantidad, de temperatura tibia en su recorrido a dos cuadras, llega a formar una laguna de una hectárea de dimensión, sus aguas es límpido cristalino como espejo, se ve el reflejo del cielo azul con sus nubes blancas, en el medio de la laguna crecen la Sura Sura en porciones tupidas, donde anidan y se posan los patillos, chorlitos y otras aves. En dicho manantial tomaron agua nuestros caballos, seguimos el viaje por un camino angosta cascajal en zigzag, mi padre me sugirió que llevemos piedras del camino, sin objeción cogí las piedras de cien y doscientos gramos de pesos. Llegamos a la cumbre más elevada de la zona llamado Taita Moya Cruz, donde existe una capilla de piedras, dentro de ella hay una Cruz más de un metro de altura de madera rustica con rajaduras blanqueadas por el trascurso del tiempo. Sin embargo, está adornada con hojas de lirios y no faltan los pagos que dejan los viajeros, las hojas de coca quinto, frutas, ramos de flores la retama, los claveles todos marchitos y secos, En los costados de la capilla, hay montículos de piedritas depositados por los viajeros, en la creencia andina es para volver del viaje sin novedad negativa y con cargamentos, de igual manera nosotros también dejamos las piedritas, delante de la Cruz oramos pidiendo las bendiciones a Taita Moya Cruz, que nos vaya bien y para volver con cargas de carnes de vicuñas. Después de la pequeña ceremonia religiosa, nos montamos nuestros caballos, desde esta cumbre es de bajada es de 150° aproximadamente un kilómetro de distancia, descendemos por un camino estrecho entre peñas rocas de piedras.

El lugar es muy interesante tiene un área más de veinte hectáreas de superficie, de forma rectangular cubierta de piedras planas, cada uno tiene unos 10 m2. Colocadas como se fueran mosaicos gigantes con sus fraguas de vegetación de ichos, pequeños arbustos, musgos, la superficie de las piedras es áspera con hendeduras de huecos, de cavidades por la erosión geológica del tiempo, en estas fuentes naturales quedaban depositadas las aguas de las lluvias por algunos días, hasta tomaban los ganados mientras pastamos, también me bañaba en ciertas ocasiones. Luego entramos a un campo abierto de pampas y lomadas con abundantes ichos de pajas verduscos gruesas. El día en su esplendor con calor tibio por el viento suave que sopla; Aquí ya divisamos algunas puntas de vicuñas, en números de siete, diez, quince o más, siempre, guiados por un macho viejo, estos comen rato en rato alzando la cabeza al cuidado de su manada, viéndonos pasar por el medio desde los costados, listos para emprender en veloz carrera. Estos ejemplares son hermosos de figura esbelta, de patas delgadas largas, pecho blanco con mechones largas, el lomo cubierto de fibras finas que es la lana de color marrón rojizo, el cuello largo de ojos negros movedizos, es especie netamente del Perú andino.

156

157


II

Llegamos a una cañada, llamada Paria Ccasa, desde aquí en el frente vimos una persona con dos acémilas, bajamos por una pendiente cascajal rojizo, el sendero es estrecho, nos encontramos en el camino herradura. Allí estaba el tío Juan Javier, esposo de la hermana de mi padre, de inmediato des cabalgamos estiré las piernas y los brazos arreglándome el pantalón overol con tirantes, estaba cansado en el lomo del caballo, desde Moya Cruz galopamos más de dos horas. Se saludaron cariñosamente entre cuñados, también saludé al tío, me acarició haciéndome palmadas la espalda, vino desde nuestra comunidad Huasicancha, posible salió temprano, hasta donde nos encontramos, calculo cuatro horas de viaje, trajo dos animales, un burro azulejo capón, y su caballo de color bayo, con crines negros mal repelado, de nombre le decía Tornado, este corcel tenía apariencia raro, de sajino, tamaño mediano fuerte, cabeza y las josas nasales de conejo, para echar la carga o montar se tiene que utilizar vendas, cuando le suelta hacía su berrinche retozando y conocía muy bien a su amo. Luego un descanso, mi padre adelantó en decir, descansaremos un rato Juan>. <<Si papá, yo estaba esperándote, hace rato pensé que no venías, salí del pueblo temprano. > <<Seguramente, no podría dejar de venir, sabiendo que tenemos que encontrarnos en este lugar Juancito. > Mi padre preguntó de su madre de la abuelita Bernardina y de su hermana Paulina, esposa de Juan.

158

<<Como está la mamá y mi hermana Paulina. > <<La mamá se encuentra bien, fui en la tarde a la casa, me mandó tocra preparada de quinua, de igual modo Paulina preparó las melcapas, se quedó contenta porque venimos de casería. > <<Que bien, trajo los encargos, como quedó el joven Lucho, podemos ver. > <<Sí papá, está escondido por allí por si acaso. > Contestando la pregunta el tío se dirige hacia el pajonal de ichos tupidas, a unos diez metros encima del camino, extrajo una envoltura larga envuelto con poncho; mientras yo decía entre sí, de quien Lucho están hablando, luego entregó la envoltura a mi progenitor, sonriente lo desenvuelve, en el instante vi relucir el cañón de una escopeta, yo intervine. <<Papá tenías prevenido en camino la escopeta, y se llama Lucho verdad. > <<Claro hijo, tiene nombre se llama Lucho. > Pregunté. <<¿De quién es la escopeta papá?>. Me dio la respuesta. <<La escopeta es propiedad de tu tío Mauro compró el año pasado en Huancayo>. Acoté. <<¿El caballo llamado Poca Toro también es de mi tío Mauro?>. <<Claro hijo, es buen caballo resistente para las cargas> Mauro es hermano menor de mi padre, tiene su residencia en la ciudad de Lima, actualmente tengo a él mi único tío por línea paterna, de los once hermanos que fueron. Mi padre indagó. <<Juan las moniciones preparaste. > <<Sí aquí tengo, preparé lo que pude, toda la noche> sacó de la alforja una tale guita angosta le entregó, él vació en la mano unas cuantas moniciones de tamaño de arveja, de color gris oscuro, cogió un par de estos materiales, dijo. <<Eres, curioso Juan y tienes paciencia para preparar todo estos proyectiles y Cuántos cartuchos trajiste?>. <<Traje doce cartuchos preparados, treinta fulminantes, tres latas de pólvoras y plomos>

159


En verdad, el tío Juan fue una persona muy curioso, tenía varios oficios, para desarrollar o ejecutar cada oficio contaba con herramientas completas, era buen sastre tenía tres máquinas de coser, en la artesanía de textil sabía tejer mantas llamada (tapa ojos) igual bayetas, cordoncillos, en telar, también ponchos, mantas de colores de ovillos torcidos con herramientas de madera el callhua y con huesos de animales. Como tapero era solicitado para levantar caserones, murallas con gavera, en la alfarería preparaba ollas, porongos, botijas, ulpos de arcillas son utensilios domésticos en las comunidades, de igual modo tejía canastas para guardar los servicios de cocinas, panes y otros, de pajas de trigo sabía tejer las esteras para los asientos en los cabildos, las pilhuas que sirve para depositar los alimentos productos de las cosechas, fue buen agricultor poseía buenas dimensiones de terrenos de cultivos.Y era un guitarrista a la perfección, en los compromisos familiares se les veía guitarra en mano, tocando melodías incaicos. Para confirmar su capacidad de entusiasmo, curiosidad y talento, en una ocasión inoportuna, la escopeta llamado Lucho se le había caído al portador desde el lomo del caballo estrellándose contra las piedras del camino, la culata quedó rota en astillas, ya no pudo reconstruir. De manera el tío Juan lo hizo la culata de madera quenhual, labrando a puro azuela, cuchillo de lija utilizó piedra arenosa, puesta la colatera en la base, pintó igual al color anterior con pintura nogal, el acabado quedó extraordinario igual a la original, con pequeñas variaciones, el cazador tiene que hacer tiros al blanco para saber cuánto de desvío hay hacia el bul o objetivo; Sin embargo, ninguno de los cinco hijos varones, que viene ser mis primos hermanos, no son igual al padre, no podría decir “ De tal palo, tal astilla”. Los cinco hermanos en el aspecto físico y fisonomía son innegables a su padre. 160

Luego nos instalamos para el breve descanso, mi padre tomó el asiento sobre el pellón del caballo, el tío Juan encima de su poncho, de tras de ellos me acomodé junta a la escopeta, tanto me gustaba manipular y estar apuntando a objetivos imaginarios, el tío sacó de la alforja una envoltura verde que contenía la coca, un puñado dio a mi padre, recibió con las dos manos juntas, llevó a la boca y alzó la cabeza con dirección hacia los cerros del frente, sopló girando la cabeza a los costados dijo. Taita orco, Huamañi regálame unos cuantos de tus animales, vengo porque necesito, para los alimentos me hace falta > Pronunciando estas frases echó la coca con fuerza, en uno de los extremos del poncho, luego se pone a observar a las hojas, a su vez todas estaban como haber puesto las hojas enteras por el anverso, conversando se pusieron a masticar la coca, fumando par de cigarros marca nacional sin filtro, destapó la botella de quemadito preparada con hiervas aromáticas y curativas para la tos, se sirvieron boca a la botella, me progenitor me dijo, Salvador se tienes hambre coma tu fiambre búscala la alforja, de inmediato busqué, y saqué dos puñados de cancha y un pedazo de carne asada al fogón, también el tío dijo aquí tienes papa sancochada y habas vaya comiendo. A esta edad de adolescente fue comeloncito, en camino o en viajes, toda comida es buena y apetecible, y siempre, inquieto tratando de jugar con la escopeta, me advirtió. <<No juegues con la escopeta Salvador, es peligroso es capaz de disparase sin cartucho, es arma para matar. > Me pregunté ¿Cómo es capaz de dispararse sin el cartucho?, Dejé en su lugar. En este momento vi subir de la hoyada del frente, un cabalgado arrastrando un caballo con carga, advertí a mi padre, que alguien viene allí, el tío Juan me contestó. <<Debe ser el tío Quinten Flores, tiene su estancia en Paria> él fue un buen ganadero arrendatario en los pastos de Huancavelica,

161


conocido como un buen lazador de vacunos, domador de caballos y contador de las canchadas de ovinos a toda carrera cuando sale del corral contaba sin equivocarse. Cierto había sido el cabalgado pariente de nosotros, donde nos encontrábamos descansando a unos veinte metros debajo, pasaba para llegar al camino herradura, mi padre llamó. <<Tío Quinten venga un rato>. El viajero alzó la cabeza nos veo, sin contestar vino hacia nosotros, tenía montado un caballo negro bien aperado la falsa rienda con anillos de plata, los bordes de la montura y las esquinas de los estribos igual plateados, la alforja, pellón al estilo ganadero, puesto con buena ropa de cordoncillo a cuadros, sombrero de vuelo ancho, saco de ranchero, pantalón montar, con botas hasta la rodilla con ojales de gancho con pasador cruzado de cuero, por su puesto espuelas de plata. El personaje de unos sesenta años, de estatura mediana, con bigotes ralos, la faz quemada por el frío de la puna, el caballo que venía arrastrado de color alazán con cargas de lana. Se saludaron familiarmente, para la cual se levantaron mi padre el tío Juan, yo siempre inquieto con el comportamiento natural de adolescente, el recién llegado ganó en decir. <<Que hacen por aquí, no pensé que eran mis sobrinos>. <<Aquí me tienes tío, voy de casería a la altura>. <<Está bien, tienes buena escopeta, Uds. Son jóvenes sé que tiene buena puntería>. <<Claro tío, que buen terno tienes puesto, eres buen ganadero. > <<Es trabajo de tu tía Victoria, Juan a tejido el cordoncillo, también coció él es buen sastre.> Intervino Don Juan que estaba presente ahí en persona, el que tiene varios oficios. <<Tío ahora que llevas buena carga de lanas, me regalaras par de vellones no tengo suficiente ropas. > <<Cuando llego al pueblo, para que prepare tu poncho, dos vellones de lana daré a Paulina no pierdas cuidado hijo. >

<<Muchas gracias tío me lo prepararé para tener de recuerdo. > En el instante mi progenitor alcanzó un puñado de coca al abuelo Quinten, a su vez el sobrino Juan dio la botella destapando, se tomó de buena gana, como buen catador dijo. <<Aja que bueno tiene tu fiambre muchachos. > <<Echase uno más tío, no creo te mareas. > Se lo echó un buen sorbo, devolvió la botella, y alcanzó un cigarro encendido. <<Tenga un cigarro, para combinar la coca, > <<Gracias sobrinos con todo esto llegará al pueblo temprano y dime hijo de quien es el jovencito. > Se refería a mí, mi padre me presentó con ánimo dijo <<Es mi hijo se llama Salvador. > <<De manera es mi nieto, cuántos años tienes papi> contesté <<Tengo once años, abuelito quisiera montar tu caballo> <<Te prestaré otro día cuando tengo tiempo. > <<Gracias abuelito. > Nos despedimos, picó las espuelas en los ijares del caballo, jaló las riendas a la derecha, para continuar el viaje al pueblo y nosotros hacia el sur.

162

163


III

Emprendimos la cabalgata, a pocos minutos llegamos a la cumbre Taita Shacsha, donde hay dos capillas de doble pircas de piedras de forma cuadrada sin techo frente a frente, en el interior de cada una, hay una Cruz escasamente de un metro, al pie no faltan ramos de flores, coca quinto, frutas secas, cuartitos de botellas y velas de diferentes tamaños por el consumo al prenderlas. Nos detenemos en medio de ambas capillas, cada uno sacamos nuestros sombreros para Venerar las cruces del camino, que tiene años de existencias, oramos un Padre Nuestro, pedimos que nos bendiga para volver con cargas, todos los viajeros que van y vienen lo hacen igual. Cuentan, hasta las almas de los muertos al pasar por estas cruces de Taita Shacsha oran por el perdón de sus pecados en vida, como leyendas sobre natural comentan. Un pastor de la hacienda regresaba a la estancia con su perro, a unos veinte metros escasos para llegar a la cumbre, vio a un hombre de rodillas delante de la capilla, unos minutos subió al lugar, ya no se encontraba aquel hombre, el perro empezó aullar con insistencia lastimeramente, el pastor entre sí dijo he visto alma, continuó el viaje, en camino mientras pasa la hora se sintió mal de salud, llegó a la choza con la presión baja y vino vómitos, contó a la esposa, que vio algo que no puede explicarse, será real o ánima, por precaución pasó frotaciones con hiervas y tomó brebaje, dentro de rato se reanimó. Otro similar suceso, un ganadero venía de la altura, también vio de tras de la capilla, a una persona sentado chantando la ojota,

Sin embargo, era uno del pueblo conocido, el ganadero entró a la capilla, se santiguó en voz alta, en el momento dejó de golpear la ojota; Sale para saludar al paisano, ya no se hallaba sentado, dio vuelta dos veces a la capilla, pensó está jugando al escondido o bajó corriendo a la hoyada y llamó por el nombre; sin importar continuó el viaje, llegó al pueblo ya por oscurecer, En la casa no se encontraba la esposa, preguntó a las hijas. <<Tu madre donde está, ha ido alguna parte?.> respondió la hija. <<Mi madre fue al entierro aún no regresa, ya no tarda en venir.> <<Quien ha dejado de existir. > Ni bien terminó de preguntar, llegó la esposa vestida de negro como luto y dijo. <<No pensé que ibas llegar, vengo del entierro del primo Basilio, aún las familias están acompañando a los dolientes. > <<Dime, quien Basilio dejó de existir. > <<El esposo de la prima Agustina. > El esposo se alteró repuso. <<Por favor me está hablando broma, hoy a medio día me encontré en la capilla de Taita Shacsha, estaba arreglando su ojota sentado, como puede ser entierro de Basilio hoy día. > La esposa confirmó exponiendo. <<Según, en la estancia dejó de existir, con cólico al estómago, ayer trajo el cadáver, hoy día lo enterraron. > Al escuchar el marido quedó sorprendido no podía explicarse. Dijo. <<Quiere decir existe el alma, he reconocido que él era sin duda> Dentro de minutos se constituyeron ambos esposos, a la casa de los dolientes, para dar los pésames a la viuda e hijos; de todas maneras contó de lo ocurrido, que él había visto en dicha capilla, sentado arreglando su ojota, al escuchar la viuda se puso a llorar balbuceando entre lágrimas. <<Tantas veces hemos pasado por aquellas capillas con mi esposo, iré a buscar sus rastros, llevaré agua bendita para echar al pie de las cruces para que no sufra y que descanse en paz. >

165 164


Sin embargo, los familiares quedaron incrédulos del suceso sobre Natural, y/o cuentos pueblerinos. Descendimos por camino estrechos recovecos, llegamos a la zona de Jishya Pampa todo ocunal que ofrece una vista hermosa, vimos algunos pares de Huashuas son aves de la puna, de tamaño regular, de patas largas rojizo, las alas negras, cuerpo blanco, de pico negro, cuando corre lo hace como meciendo, alza el vuelo con dificultad, haciendo ruidos característicos ( Tacrac, tacrac). Los riachuelos bajan de las pendientes con aguas cristalinas de ruido burbujeante, en donde hicimos tomar agua a los cuadrúpedos que cabalgamos, ascendemos por caminos arcillosa y resbalosa, a la zona le llaman Huaylla Puquio porque manan las aguas de varios manantiales: llegamos a un lugar aparente, desde aquí observamos la hermosura del paisaje, de combinación variada, los cerros estilizados en filas por alcanzar al cielo azul, la laguna de Huasca cocha de regular dimensión, empañándonos nuestras vistas con sus espejos de aguas, donde nadan los patos de diferentes especies, el Pucuycito con sus cantos interminables camuflado entre los ichos negruzcos, el Frailesco o Liclesh revoloteando encima de nosotros para darnos aletazos en defensa de los pichones o habitad, el Tucán de pico largo, cuello amarillo, la espalda plomiza y de caminar torpe. Los cóndores surcando el firmamento majestuosamente. La silueta bellísima de las vicuñas erguido sobre el pecho blanco con mechones largos, pastando en los prados verdes del campo al alcance de nuestras vistas. Escribir esta realidad de experiencias vividas durante la infancia, es nostálgico, hasta nublan mis ojos, cuando son extinguidos estos ejemplares únicos en su especie, del alto andino de nuestra patria, por los cazadores furtivos, también hemos sido uno de ellos por estos tiempos.

IV

Continuamos el viaje por la cima, entre los parajes Vicuña Puquío y Yacunná, de un momento a otro, se presentó chubascos de lluvias con vientos correntadas, mi padre como jefe de grupo sugiere descansar mientras pasa la lluvia, bajamos para no mojarnos al pie de aquella roca, del camino desviamos a unos treinta metros, nos acomodamos de bajo de una pequeña terraza natural, son las tres de la tarde, nuevamente se pusieron masticar la coca Fumando cigarros de marca nacional sin procesar de humos densos de olor fuerte. Y yo siempre, manipulando la escopeta, siendo advertido por mi padre, sentí crujir el estómago de hambre, no me cabe más rebuscar la alforja, tomé un puñado de cancha y queso mastiqué con ganas, para saciar el hambre. En cuanto los corceles están parados delante de nosotros no tiene que comer, porque a la sombra de la ladera, hay ichos seme secos abundante; en el lugar ya se ve con frecuencia las vicuñas en puntas o manadas, pastando otros pasando por sus caminos de costumbres, la vida de estos auquénidos es social y organizadas. Después que pasó la lluvia, se formó un espectro el arco iris proyectado por los rayos solares del atardecer, este fenómeno climático o meteorológico me impresionó los multicolores del fenómeno natural, estaba contando los colores señalando con el dedo, el tío Juan me impidió que deje de señalar el arco iris, me advirtió. <<Salvador déjese de contar te saldrá pus en tu dedo, quedaras con las puyas sangrando. > Se reí, no hice caso porque dijo sonriente.

166

167


Entre la abundancia de las vicuñas en los prados, estuve observando un buen rato, a una vicuña echada en el suelo, se alza y se echa consecutivamente, escaso a un kilómetro de donde nos encontramos, cada vez que alzo la vista, está en el mismo lugar me llamó la atención, de manera le dije <<Papá allí, hay una vicuña hace rato está parado, debe estar mal herido por algún cazador. > <<Haber hijo donde se encuentra la vicuña. > <<En la lomada del frente, en este momento se echó. > preguntó. <<Juan estás viendo la vicuña, que está echada?> <<No veo ninguna vicuña donde indica. > Me volvió decirme. <<Dinos hijo, sigue la vicuña en el lugar?.> <<Sí, nuevamente se levantó. > En ese instante me progenitor me miró fijamente la faz, él conoce me comportamiento, no podría mentir grotescamente, menos en esta faena de casería. <<Que raro no puedo ver o estoy siego. > El tío acotó. <<Seguramente estás viendo vicuña fantasma, tu padre y yo no llegamos a ver Salvador. > <<Vayamos donde la vicuña, en este momento se echó, posible está herida. > Intervino don Juan dirigiéndose a mi padre. <<Que le parece papá nos quedamos hasta mañana en la majada de Minasniyo, la zona es tranquila, también hay vicuñas. > En este paraje Minasniyo, mis padres tuvieron estancias de ganados, en los años cuarenta, mientras yo tenía cuatro o cinco añitos, aún tengo en penumbra de mi cerebro, los gratos recuerdos de aquellos tiempos; fui a cazar vicuñas con mi perro llamado Napoleón a Minas Huata, ubicada en la cabecera de la choza donde vivíamos, el perro era cazador, cuando solté iba detrás de las vicuñas, mientras, yo gritaba agala, agala, no pronunciaba bien la palabra agarra, tenía puesto de ropa, una manta como faldita, mi chullo, medias tejido de lana de vicuña, también la ojota de piel de aquel auquénido.

Mi madre vino a recogerme, antes se puso a reír de la ocurrencia, de lo que fui a cazar vicuña con el perro, me arregló la ropa que tenía puesto, me colmó de besos, cargándome en sus brazos me llevó a la choza, aquel pasaje son recuerdos hermosos. Desde la terraza natural que nos cobijamos, descendemos arrastrando los caballos a una distancia de cincuenta metros, nos cabalgamos cada uno, fuimos en dirección donde se encuentra la vicuña herida supuestamente; el lugar es entre lomadas, hoyadas en la primera lomada mi padre nuevamente me preguntó. <<Sigues viendo la vicuña Salvador?.> <<Sí papá está echado en el mismo lugar.> acotó el tío. <<Que raro no puedo ver, sin embargo, estoy viendo seis vicuñas pastando al frente a más distancia. > Mi padre repuso. <<También, estoy viendo las seis vicuñas, tú estás viendo hijo> <<Las seis vicuñas se encuentran lejos, que la vicuña herida. > llegamos a la segunda lomada, ya no se encontraba aquella vicuña, a mi progenitor dije. <<Papá ya no se encuentra la vicuña. > Picamos con las espuelas al caballo, fuimos a toda carrera hacia la tercera Lomada, nos hallamos escasamente a diez metros donde había visto hace unos minutos la vicuña; el lugar es campo abierto que permita observar a nuestras vistas a toda la zona llamada Vicuña Puquio, mi padre se incomodó, dijo. <<La vicuña donde ha ido, si hubiera sido cierto, debe estar corriendo por allí. > Intervino el tío. <<Salvador posible haya visto una fantasma de vicuña. > Quedé preocupado, porque ya no se encontraba la vicuña en el lugar que vi en varios momentos, Don Juan sugiere a mi padre. <<Vamos a ver las huellas donde se encontraba la vicuña. > En algunos segundos llegamos al sitio donde vi a dicho animal. <<Aquí no hay señal de las huellas de sus pesuñas o de haberse echado la vicuña, los pastos debe ser aplastado. >

168

169


Desde el lomo del caballo cada uno observamos, no se nota nada. Al no encontrar las huellas, me sentí desmoralizado de ánimo, porque no hallamos ningún indicio de la vicuña; en el instante el tío Juan desmontó presuroso del caballo, hizo zapateos en el sitio donde vi la presunta vicuña. Observamos una área de forma circular aproximadamente de 1.50 cm. de diámetro, cubierta con pastos compactas, el perímetro de esta área con prominencias de piedras entre ichos, como si fuera plantado a propósito, el tío sacó de la alforja un cuchillo de regular tamaño que acostumbramos llevar, escarbó la tierra se presentó de color rojizo cascajal, sin embargo, en el contorno la tierra es de color negra humosa con pastos de diferentes especies. A unos cincuenta metros hacia el norte empieza la elevación de los cerros, las faldas está formada de cascajos con tierras rojizos, con ichos y arbustos raleados, se explica el relleno de la porción circular fueron traídas las tierras de las faldas del cerro, cuando se notó la diferencia de los materiales, exclamó don Juan con tanta emoción con los ojos brillantes de lo normal. << “Es una tapada” tenía razón Salvador vio la vicuña que es ánima de la tapada, como es niño inocente llegó a ver al supuesto animal. > En el instante mi padre me acarició con palmadas en la espalda, me inundó una sensación de alegría por lo ocurrido al justificar me percepción ocular. Continuamos cavando entusiasmado tierra adentro, a 50 cm. De profundidad hallamos huesos de animales menores, puede ser de perro, conejo, gatos, en estado de pulverización, apenas tocamos se hizo polvo. La porción en excavación explica es un tragadero natural de rocas. Sobre las tapadas incaicas, vienen comentando generación en generaciones en los pueblos, no se explica con veracidad su hallazgo, sin embargo la gente pueblerina se afanan.

Este comentario antaño de tapadas se atribuye al Rescate del Inca Atahualpa prisionero de los españoles en Cajamarca en la época de la Conquista. Atahualpa ofreció por su libertad a los españoles encabezado por Francisco Pizarro, dos cuartos llenas de plata y oro desde la punta del pie hasta la altura de la punta del dedo de la mano, dicho ofrecimiento mandó traer con sus súbditos desde los rincones del Tahuantinsuyo oro y plata; al darse cuenta la libertad es imposible, ordenó a los súbditos, que deja de traer los minerales sea enterrado en camino; Tales sucesos pueden ser las tapadas se existiera. Seguimos cavando la supuesta tapada de profundidad más 1.50 cm. Con la idea de encontrar el oro y/o la plata, don Juan bajó al tragadero para sacar la tierra escarbada, llegando a medir más de la mitad del cuerpo, el trabajo de excavación duró dos horas, de herramienta utilizamos un solo cuchillo. En este momento alzó la vista hacia el camino herradura, que dista un kilómetro, vi la presencia de dos cabalgados venía de sur hacia el norte, advertí a mi padre de los cabalgados, optamos suspender la excavación, para no ser interrumpido o ser participe en el hallazgo de la tapada. Nos cabalgamos salimos al encuentro de los viajeros creyendo son empleados de la hacienda ganadera Tucle, dentro de un momento nos encontramos con los cabalgados, eran par de jóvenes desconocidos mi padre tomó delantera en saludar. <<De donde buenos jóvenes buenas tardes. > Contestaron. <<Fuimos a la altura a cazar vicuñas. > Repuso. <<Cuantas vicuñas cazaron. > Dijo. <<No llegamos cazar ni uno solos. > Para la cacería, el cazador tiene que ser experto en los secretos, especialmente la dirección del viento, conocer la habitad, debe poseer buena puntería, tener intuición hacia donde se dirige los camélidos y esperar en lugares apropiado y estratégico.

170 171


Mi padre en esta faena de cacería fue experto, sin embargo, los jóvenes portaba una carabina de retrocarga de cinco balas Automático de marca Winchester, mientras nosotros teníamos una escopeta de cargar con cartuchos, pólvora, municiones y fulminantes, el cazador tiene que preparar los materiales de caza, con los jóvenes mi padre conversó a respecto dijo. <<Tienes buena carabina, permítame se puede ver. > <<Claro que sí tenga amigo. > Confiado le alcanzó la carabina reluciente, tomó con entusiasmo el experto cazador. <<Con esta carabina puedo cazar tantas vicuñas. > Los Jóvenes tomó interés, acordaron con mi padre quedarse un día más, retornamos a un lugar apropiado para pernoctar, llegamos a una majada despoblado, en las inmediaciones de la laguna llamada Huasca cocha a la majada donde hay tres corrales. Llegamos al paraje en el caserón nos instalamos, somos cinco personas; el tío Juan preparó la cena los jóvenes puso los alimentos la sobra de sus provisiones, ellos hace una semana estuvo en la puna sin haber cazado una sola vicuña, sin embargo por estos años abundaban las vicuñas por manadas, a partir de los años 1955 con la innovación de la carabina por tener mayor alcance, detonación imperceptible, los cazadores extinguieron, tampoco el estado no protegió formalmente en preservar. Al siguiente día a las ocho de la mañana, Mi padre salió del lugar donde pernoctamos a dos cuadras de distancia, vio venir una punta de vicuñas hacia nosotros, de inmediato se atrincheró entre el pequeño montículo de piedras y arbustos, los auquénidos pasan escasamente a 30 metros de distancia, apenas escuché el chasquido de la bala, ve caer una vicuña disparó otro tiro más, no alcanzó, los restos corrían despavoridos velozmente. Me gustaba seguir siempre tras de mi padre, a fin de aprender a cazar y ayudarles en todas las necesidades que nos proponíamos.

Fue a avisarles a los restos de los compañeros, que traiga el caballo para llevar la vicuña muerta, los jóvenes se llamaban Marcos y Antonio, trajo uno de los caballos, vieron al camélido muerto se entusiasmaron, la bala había atravesado el pescuezo, a mi padre les felicitó y quedaron admirados, porque ellos en varios días no pudieron cazarlas ni una sola vicuña. Mi padre solicitó más balas a Marcos, dijo que no tenía más hemos desperdiciado dos cajas. El tío Juan preparó almuerzo con la carne de vicuña; quedaron para un próximo viaje, ellos deben venir a nuestra estancia con las provisiones necesarias.

172

173


V

De acuerdo a los planes expuestas, viajamos hacia la altura donde abundan las vicuñas, emprendimos el viaje faldeando los cerros, encontramos al camino herradura que conduce hacia el norte y sur, nos dirigimos al sur por encima de las lomadas bajamos por un sendero estrecho, mi padre nos contó de un pasaje de tiempos que sufrió asaltos mi bisabuelo dijo. <<El abuelo Simón iba hacia la estancia al paraje Luis Huasi pastos de los huancavelicanos, iba montado un caballo capón de color bayo con buenos aperos en la alforja llevaba las compras de sus alimentos, él era un buen ganadero, con el producto del pastoreo fue de solvencia económica, por estos tiempos el único usaba zapatos, en el pueblo todos usaban ojotas; de manera estaba bajando por aquel camino estrecho, se presentó por dé tras de la roca izquierda tres hombres y uno por atrás, no pudo escapar con él caballos porque es un callejón el camino, le cogió la soga de la áquema obligó bajar, quitó todo que tenía hasta el zapato que tenía puesto; los asaltadores también usaban ojotas, se lo llevó el caballo, después de un mes apareció el equino en la majada que acostumbraba pastar, por aquellos tiempos frecuentaban personas de mal vivir>. Cuando concluyo el relato me embargó emoción de tristeza. Continuamos el viaje por la cima de los cerros, que es línea divisoria entre las haciendas de Pata Huasi hacia la izquierda propiedad de Arturo Verán, a la derecha la hacienda ganadera Tucle propiedad de María Luisa Chávez, sin embargo, estas tierras pastizales pertenecían a mi comunidad Huancavelica,

174

Por testimonio desde los tiempos coloniajes otorgado por repartición. Desde este lugar empinado observamos la proyección de los cerros de bosques que se pierden en el horizonte bajo el cielo gris, nos impresionó la silueta hermosa de las montañas con la combinación de colores en la lejanía. Llegamos a una zona llamada Huarangancha Pampa, vemos cantidad de vicuñas en varias puntas pastando, los que se encuentran próximo al camino por donde pasamos, se acercan burlonamente, otras nos observan con la belleza de sus figuras hermosas y esbeltas. Encontramos una colina interesante llamado Libro Ulo, por la configuración natural de lajas de piedras, ciertamente es como hojas de libros de diferentes mesuras de grosor de una y dos pulgadas, de superficie de dos, tres, cinco metros cuadrados, descansamos bajo la sombra de las lajas de piedras levantada de forma pirámide por los tres lados, más de dos metros de altura, posible fueron levantadas por los pastores de la hacienda. Después del pequeño descanso reanudamos el viaje, con dirección hacia el lugar acordado, llegamos a la 3.p.m. al paraje Cushibamba próximo a la base del majestuoso Condoray cordillera cubierto de nevada perpetua cristalizado; Acampamos en una majada deshabitada, al perímetro rodeado por rocas perpendicular de altura unos cinco metros, por delante ocunal con totoras raleados, lugar apropiado con suficiente pastos para los equinos, el tío Juan preparó inmediato la merienda, después de servirnos suficiente, mi padre nos ordenó al tío que se quede acomodando los bultos, fuimos con mi padre a echar vistazos los lugares o habitad de los camélidos las vicuñas. Vemos tantas puntas de los ejemplares en las praderas hasta el alcance de nuestras vistas, con cautela subimos a una colina rocosa, mi progenitor sé atrincheró en el montículo de piedras, me acomodé entre las ramas de los pequeños arbustos,

175


En la hoyada se encontraba más de diez vicuñas pastando, el cañón de la escopeta apoyó sobre la piedra, el ojo izquierdo cerró, con la derecha mira el guión entre el objetivo a la vicuña, el tirador respiró hondo, contiene la respiración, ajusta el gatillo, escuché la detonación de la escopeta, vi que saltó en alto la vicuña y cayó herido mortalmente, en la hoyada corrían para diferentes lados desconcertados los animales, porque el eco atronador de las balas retumbaba en la hoyada, no pudieron salir porque fue muerto el viejo Puntero de las vicuñas, otro disparo alcanzó en las dos patas delanteras, nuevamente el tercer disparo hizo impacto cae el tercer ejemplar, el lugar se convirtió en una trampa mortal. Menos mal, terminó los cartuchos preparados, no llevamos más, luego nos levantamos de nuestro camuflaje, al vernos los camélidos salieron a toda velocidad y en toda la zona ya no se encontraban las demás puntas de vicuñas por la detonación de los disparos, ya tenemos tres vicuñas muertas. Mi padre me mandó donde el compañero de viaje, para llevar los caballos, fue muy contento saltando como un animalito, le llamé de la lomada a voz a cuello. <<Tío tiene que llevar los caballos, mi padre ya cazó tres vicuñas>. Al escucharme preparó los acémila llevamos par de cuchillos, mientras llegamos por encima de las vicuñas muertas ya revoloteaban las aves rapiñas, los cóndores, halcones, gavilanes, estas aves carroñeras al percibir la detonación de los disparos, por instintos saben hay algo de comer. Manos a la obra, desollaron a las vicuñas muertas, en menos de media hora ya tenemos listos, echamos la carne sobre los lomos de los caballos para llevar al lugar donde nos alojamos, ni bien salimos del sitio los buitres aterrizaron al ganarse a toda velocidad, aleteándose entre ellos, para los festines en engullir todas las vísceras de los camélidos, que dejamos en el suelo,

En menos de par de minutos desapareció las menudencias, con los buches llenos las aves carroñeras alzaron sus vuelos. Llegamos a la majada contenta, con las carnes de las tres vicuñas, Don Juan preparó la cena sopa de morón con arto carne, nos servimos lo suficiente, son las siete de la noche, arreglamos nuestras camas, dentro del caserón deshabitada hace tiempo, mi padre y el tío se pusieron masticar la coca, combinando con cigarros y se echaron algunas copas del licor quemadito preparado especial para estos viajes de casería. Para pasar las horas de la noche conversaban de temas diferentes y anécdotas de sus vidas de juventud, en algunas partes de los relatos se reían, comentaron cómo pasa el tiempo tan acelerado, con sus recuerdos gratos e ingratos. Mientras yo desde la cama observaba el cielo azul despejado, con sus millones de estrellas, me llamó la atención, al ver volar o trasladarse los aerolitos de un lugar a otro y perderse en la inmensidad de la bóveda, igual muy interesante las constelaciones y las agrupaciones de las estrellas, con la curiosidad ingenua pregunté a mi padre, me explicó a groso modo indicando los fenómenos naturales en el espacio infinito, desde aquella fecha tengo presente conocer las constelaciones y algunas estrellas de más visibilidad dijo. <<Aquella estrella de mayor luminosidad se llama el Lucero de la tarde que produce el frío>. Pregunté. <<Cual es la cruz de estrellas, muchos hablan de la cruz>. <<Allí vez hijo, cuatro estrella a distancias de mayor claridad>. De tanto observar ubiqué, ciertamente las cuatro estrellas forman una cruz en posición inclinada. Seguía indagando. <<Dicen que hay estrellas que aparenta un río>. <<Vez hay estrellitas de menor luminosidad agrupados en forma longitudinal como se fuera un río>. Cierto es la constelación de estrellas, y quedó en enseñarme el lucro de la mañana.

176

177


dormidos nos quedamos, me desperté asustado por el sonido del disparo, ellos estaban parados, el tío bajó las carnes de las pircas de piedras tapó con los restos de los bultos, me contó que par de zorros había entrado por la carne, despertó cuando jalaba la carne por detrás del caserón, le disparó dijo. <<Seguramente está herido uno de ellos>. Dentro de un minuto escuchamos el aullido en el cerro cercano, y otros en los cerros alrededor de donde nos encontramos empezaron aullar, quiere decir en diferentes partes, al final fue un concierto de aullidos de los zorros astutos. Levantamos temprano, mientras prepara el desayuno el tío Juan con mi padre fuimos a divisar pueda que esté muerto el zorro ladrón, no encontramos indicios. Volvemos sin novedad, tomamos un buen desayuno, sopa y bistec de carne de vicuña. Los dos concuñados se fui a cazar yo quedé cuidando los caballos y los bultos, me dejó encargado para preparar el almuerzo ellos vendrán a medio día, todos contento sin presentir, que algo desagradable hade suceder.

178

VI

Hace más de dos horas me encontraba cuidando la carne y los bultos en la majada, debajo de las rocas me escondía, a fin de cazar con mi honda, a los jilgueritos que viene rato en rato, a comer las semillas de las hiervas y ortigas. En la cima de la ladera lado izquierdo vi dos cabalgados observándome, bajaron descabalgando, desde unos treinta metros me llamó. <<Tu papá me mandó para que vayamos, ya cazó dos vicuñas>. << ¿Dónde está mi padre, le conoces?>. <<Sí él es mi amigo y también tu tío, ven ayúdame empacar los bultos para llevar>. Bajé de donde me encontraba desconfiado, entré al caserón para arreglar los bultos, también ellos entraron tras de mí, uno de ellos tomó la carne desollado de la vicuña, alzó sobre el lomo del caballo, que venía cabalgando, le dijo. <<Ustedes no son amigos de mi padre>. Amenazando me gritó. <<Cállese muchacho, yo no conozco a nadie, siéntate tranquilo si quieres vivir>. Me empujó caí por la espalda, estaba asustado, me ató las manos sobre la espalda con el extremo del cabriecillo de la jáquima del caballo de nosotros, traté de jalar mis manos, un poco se aflojó la saga, como tenía la mano delgada, alto de la atadura la mano derecha me liberé. Mientras cariaba las carnes, salté como un felino la pirca del caserón iba a toda carrera la subida, llegué a la cima de la lomada, me hice al llamar. <<! Papá las carnes se llevan dos ladrones dispáralos!>. Desesperado echó de carga los tres desollados en un solo caballo y en el otro se montaron los dos, se fueron a la carrera, tal vez arreaban los animales de nosotros.

179


Ya no volví al caserón, fui en alcance de mi progenitor, al ver al frente en el cerro, llamé tal vez no me escuchan, con mi sombrero hice señas que vengan, se dieron cuenta estoy en apuros, vinieron corriendo, cuando llegó me lo abrace llorando, les conté del asalto, se preocupó del empujón y de que me ató las manos acariciándome me consoló. <<No llores hijo, menos mal no te hizo daños, las carnes no importan cazaremos más vicuñas, y los caballos no arrearon>. <<Los caballos están en la pampa, porque nos trasladamos a otro lugar tal vez vuelven>. <<Sí hijo, hoy traslademos hacia la hacienda, esos ladrones ya no vuelven>. Mi tío me tenía abrazado dijo. <<Los ladrones se vuelven en reemplazo de las vicuñas lo cazaremos seguramente son gorditos>. Me dio riza. Llegamos a la majada donde acampamos, echaron de menos nuestras pertenencias, se lo había llevado la alforja con los materiales de caza, lamentaron no tenemos con que preparar los cartuchos, en bolsillo tenía dos y una cargada en la escopeta, solo tres cartuchos disponibles, de pocos no se llevaron las provisiones de nuestros alimentos. De inmediato nos trasladamos hacia la hacienda, al paraje Huaytajarro, nos instalamos debajo de las rocas en la cueva larga que aparenta un corredor, el lugar es hermoso de paisaje natural, en las rocas existen plantas típicos de la puna, cuando se echa vistazo desde lejos la roca del medio aparenta un florero con sus flores nativas la Punapuna de hojas blancas de flores amarillas, debido a la apariencia, se les llama Huaytajarro, por decir flores en jarro, al frente el nevado Condoray dividido en dos ramales, en la base la inmensa laguna de Ñahuincocha con su ruido incesante al chocar las pequeñas olas en las orillas rocosas en el extremo sur y la abundancia de las aves bicolor las Parionitas, y la combinación en las praderas las vicuñas ejemplares del Perú.

El tío Juan que es especialista en cocina preparó la merienda, al momento de servirnos decía sus bromas. <<Esta vez comeremos sin carne, ayer comieron las aves rapiñas las viseras, nosotros cenamos con buenas presas, hoy comerán las ladrones, estamos colaborando con las aves y los prójimos>. Después de la merienda un descanso, a las cuatro de la tarde los tres salimos a los lugares de caza donde hay trincheras, mi padre conoce los sitios estratégicos, subimos a una colina nos acomodamos detrás de pequeños arbustos, ichos y piedras, mi padre nos comentó. <<Este lugar es camino salida y entrada de las vicuñas, cuando hace tarde se dirigen a su habitad para dormir, con tu abuelito Silvestre tantas veces cazamos de este sitio>. Cierto una punta de vicuñas se dirigen desde la pampa hacia nosotros, el cazador un puñado de pastos secos aventó para saber la dirección del aire, cambiamos de posición, se acercan a distancia de cincuenta metros, disparó cayó una de las vicuñas y se levantó, a toda carrera se alejaron, el cazador dijo. <<Alcanzó el proyectil ha sido herido, vez el último se distanció de los demás, puede morir hoy, mañana o de algunos días>. Dos cartuchos nos quedan, seguimos en nuestra trinchera, cambiamos de posición, por el lado opuesto aparecieron de venida par de vicuñas, se acomoda mi padre de cubito ventral, con el cañón apoyada sobre la piedra de nuestro escondite, aprieta el gatillo de la escopeta la culata sacudió el hombre derecho del cazador, el disparo produce un sonido atronador, alcé la cabeza, ya se encontraba tendido en el suelo la vicuña, el otro se fue espantado por donde vino, sin duda ya tenemos una vicuña cazada, mi padre repuso. << Menos mal logremos cazar uno, nos queda un solo cartucho, hijo tiene que ir a traer el burro para llevar la vicuña>. El tío Juan lleno de salud de 33 años de edad dijo.

180

181


<<No es necesario que vaya traer el burro, Yo lo llevo cargando con mi poncho, no creo tiene más de treinta kilos>. <<De manera sacamos las viseras, para que pese menos>, <<En la cueva desollemos, vayamos antes que, nos quiten los buitres >. Las aves rapiñas ya se encontraban en vuelo circular encima de la vicuña muerta. Se echó en la espalda con el poncho iba caminando cómodamente a una distancia de siete cuadras, en la cueva degollamos con tranquilidad, el tío Juan que es una persona curioso y hábil, las viseras lavó en la pequeña cascada de las aguas que mana de la roca, al mismo tiempo sancochó para llevárselo, puesto que no tenemos material de cacería. Esta vez preparamos la cena con carnes moderadamente, se hizo tarde, llega la noche cansados por tanto trajinar a dormir en el amplio corredor, dentro de rato escuchamos el concierto de graznidos de las lechuzas aves nocturnas que abundan en las rocas o terrazas de las cuevas.

182

VII

Amaneció con panorama hermoso, con las neblinas sobre las nevadas perpetuas del macizo: Condoray más la proyección de los rayos solares en las nevadas cristalizados, me alcé de la cama para cazar a los búhos que no nos dejó dormir tranquilos, que sorpresa, mientras caminaba con cautela en busca de los lechuceros, por la base de la ladera entraba hacia nosotros tres venados cornudos, retrocedí para indicar con la mano que se agachen, ellos se dieron cuenta del santo seña le dije. <<Vienen tres venados con tremendos cuernos>. Tomó la escopeta se atrincheró detrás de las piedras, al momento de apretar el gatillo, encima de nosotros una vizcacha silbó como advertir a los venados, saltaron hacia el costado y se fueron a toda velocidad no le cayó las balas, mi padre quedó desairado, con las ganas y repuso. <<Maldito vizcacha la muerte de tus compañeros evitaste>. Comentó, los animales de la naturaleza se protegen entre ellos. Quedamos resignamos por no cazar hermosos ejemplares, tomamos el desayuno; No habiendo materiales de caza cartuchos, pólvoras, monición y fulminante, por haber sufrido asalto por los cuatreros, no hay nada que hacer, decidimos volver, la carne de la última caza de vicuña fue destinada para el tío Juan puesto que tenía necesidad, la piel para nosotros. Salimos de la majada Huayta Jarro, a las nueve de la mañana, los bultos y la carne echó de carga sobre el burro y cada uno nos cabalgamos, ni bien salimos varias puntas de vicuñas están pastando en las proximidades del camino.

183


Aquella vía que conduce, es un lugar divisoria, que ofrece amplia vista de panoramas hacia el sur la zona del nevado Condoray en su base la laguna Ñahuincocha, con cantidades de aves que anidan en sus pequeñas islas totorales y al contorno bandadas de Pariguanas, hacia el norte hermosas praderas de la inmensa zona Jatun Huasi, en el horizonte se elevan bosques de cordilleras inalcanzable a la vista humana. Desde aquí bajamos por caminos pendiente encontramos una cantidad de manadas de vicuñas pastando y se acercaban burlonamente por donde pasamos, mi padre dijo. <<Eres animales muy hermosos codiciadas tus lanas, ahora te burlas de nosotros, porque no tenemos moniciones, hasta me escupes gracioso, ten cuidado, estoy de vuelta afín de semana>. Cuando entramos por el camino a la hoyada, aparecieron un grupo de cazadores arriando varios burros, todos cabalgados, precisamente era mi tío Benigno hermano menor de mi padre y los primos hermanos Pablo Llacua, Faustino Martínez y Félix Llacua. Se saludaron cariñosamente y todos me acarició, dialogaron Benigno adelantó. <<Papá no tenía idea, encontrarnos por aquí, ¿cuántas vicuñas cazaron y no tienes carga?>. <<hace tres días venimos, estamos de vuelta, sufrimos asalto Ayer a Salvador le sorprendieron en la majada de Cushibamba Donde acampamos, mientras fuimos a cazar con Juan>. Al escuchar la versión de mi padre todos lamentaron del asalto, mi tío Pablo me pidió que le cuente. Les conté detalladamente que fue objeto del asalto, me dijo. <<Menos mal no le pasó peores cosas, ahora cazaremos más vicuñas, que se lo lleve de mal provecho hijo>. Benigno repuso. >>Papá y Don Juan quédense un día más, las primeras cazas se llevaran, sin carnes no pueden llegar al pueblo>. Los tratos a los hermanos mayores, por cultura se trataban de papá y mamá..

<<Está bien nos quedaremos>. Emocionado Faustino intervino. <<Papá Víctor tengo el compañero nuevo>. Sacó una envoltura de la carga de uno de los burros, enseño una carabina nueva de marca Winchester, le alcanzó a mi padre. <<Te felicito Faustino por adquirir una buena carabina>. <<Gracias papá hice esfuerzo para comprarlo>. Mi progenitor manipuló la carabina reluciente emocionado, de igual modo Pablo traía otra carabina entre la montura debajo del muslo derecho. El hermano menor propuso preparar al almuerzo con la carne que llevamos, aceptó. <<Claro allí tiene la carne disponible>. Benigno dijo. <<Acampamos por aquí mientras>. A escasos metros del camino herradura al borde del riachuelo nos instalamos, cada cual bajaron las cargas que traían, alimentos, camas y otras necesidades, igual Juan bajó la carne de vicuña, Faustino se encargó de la cocina, Pablo seccionó la carne para echar en presas a la olla, dentro de media hora está listo el almuerzo, cada uno alcanzamos nuestros recipientes, para que sirva el cocinero, nos servimos el suculento almuerza con buenas presas, don Félix sacó de una talega cancha de maíz tostada para combinar el potaje. Son la una de la tarde después del almuerzo descansamos media hora, nos organizamos en dos grupos A y B, el cazador y jefe del grupo A es Benigno. Conformamos, Mi padre Don Víctor, Juan y yo me consideraba cazador a la edad doce años; El grupo B como jefe y cazador Pablo, componentes Faustino y Félix, todos en plena edad mi padre mayor de todos de 41 años, los demás promedio de 30 a 35 años de edades, el día está muy esplendoroso con vientos suaves que sopla, fuimos a la capilla del abuelo Pedro Hinostroza que dista escasos a dos cuadras, oramos todos por él descaso eterno, había transcurrido cuatro años de su muerte, el lugar se llama Moradayó por la abundancia de flores de color morados.

184

185


Observamos a las vicuñas en la zona están pastando varias manadas siempre guiados por un macho viejo, que es el puntero. Entre todos nosotros se encontraban tres cazadores expertos, mi progenitor, su hermano Benigno, y su primo Pablo Llacua, los restos son los ayudantes, de manera hicieron un minucioso tanteo y análisis, se vamos por los laterales norte y sur de las praderas, hacia donde se dirigen los camélidos o en el caso de percibir la detonación de los disparos a donde corren las vicuñas, es peligros para los animales cuando se encuentran dos cazadores en lados opuestos, a medida de los disparos huyen los ejemplares hacia el cazador por delante aquí se produce el masacre sin piedad por elementos furtivos. El lugar es apropiado con una dimensión aproximado de dos kilómetros cuadrados, es un valle con declive regado por un riachuelo, las aguas nace de un pantano llamado Pashasniyoj, a la zona se denomina JatunHuasi, todo los contornos son rodeados por lomadas elevadas, sus aguas que corren, forman caídas que permita pequeñas cataratas, es una quebrada llamado Sombreruyó, la parte alta Pomaranra, por lado izquierdo la base y faldas del majestuoso Carhuantuyo, las aguas del riachuelo desemboca al río Virgen en la zona de Araujo Paccha. Los cazadores de dividieron en dos bandos, el grupo A se dirige a lugar de salida y entrada llamada PuyhuanAsa, el grupo B se ubicó encima de la majada Tunque Huata, Don Juan se dirige hacia el oeste encima de Jatun huata, y don Félix se quedó por las faldas Pucalomo, los dos últimos designados no poseían armas, su misión es espantar a las vicuñas de cualquier modo, la zona de Jatun Huasi estaba rodeado por los cazadores furtivos. El Grupo A ni bien llegamos al lugar indicado, el cazador Benigno nos dijo, que nos agachemos, él se atrincheró tras de pequeña roca, escuché el sonido seco del disparo, vi correr diez vicuñas a toda velocidad, se levantó el cazador nos dijo.

186

<<Ya tenemos una vicuña, vamos a ver>. El animal herido de muerte aún estaba respirando muy leve, las balas había atravesado el pecho con salida por debajo del brazo izquierdo, en aquel momento venía en vuelo rasante un Cóndor, faldeando los cerros a nuestro delante, el buitre vio tendida a la vicuña muerta, el cazador repuso. <<Ya vienen las aves carroñeras, al escuchar el sonido saben hay algo que comer>. El cóndor vuelve hacia la vicuña, nosotros nos alejamos a una cuadra, el tirador furtivo se acomoda de cubito dorsal, le sigue con el cañón apuntando tras el vuelo al rey de las aves mientras realiza acrobacias de vuelo en el aire; le dispara impactó la bala en la ala derecha, aproximada desde una altura de cincuenta metros cae en vertical, cuando fuimos en alcance, trata de correr arrastrando la ala rota, dio vuelta viene contra nosotros está enfurecida quiere atacarnos, se nos prende puede destrozarnos con las garras filudas, el pico en curvo, los ojos movedizos, la cabeza y el cuello pelado, para que no sufra le pegó un tiro en la cabeza, murió de tanto aletear, mi tío me propone que me cargue al cóndor, intenté alzar pesa más de quince kilos, extendimos las alas tiene más de dos metros. Nuevamente nos camuflamos en la trinchera, siendo tarde los auquénidos se trasladan a sus habitad donde duermen, entran una punta más de diez ejemplares por la cañada, el cazador dispara, percibí un sonido seco fue alcanzado por la bala de marco Dundón que tiene la propiedad de entrar por pequeño orificio, al explosionar dentro sale dejando una abertura de tres o cuatro centímetros de diámetro en el objetivo es la vicuña. El hermano menor le dio a mi padre, la carabina para que pruebe cazar tomó entusiasmado la carabina nueva, se alejó hacia el costado opuesto, se parapeta detrás de pequeña roca, viene una manada más de veinte vicuñas, escuché el silbido en el aire el disparo de la bala, vino mi padre contento dijo.

187


<<Es una buena carabina de largo alcance de sonido agudo y no tiene variación en las punterías, inauguramos con tres vicuñas y un cóndor cazados>. Llamamos al ayudante don Félix Llacua que traiga los caballos, para llevar las vicuñas, mientras juntamos en un solo sitio a los animales muertos. Manos a la obra, abren las panzas para vaciar las viseras, o menudencia, también se cortó las cuatro patas de cada una, no es necesario llevar con todo, ya tuvimos las viseras de las tres vicuñas en el suelo, no paso diez minutos aparecieron las aves carnívoras, los halcones, gavilanes, varios cóndores y revoloteando en circulo encima de nosotros en el aire, como tenemos el cóndor muerto, sobre algunas piedras acomodamos que aparenta estar vivo para comer las menudencias, los halcones bajan desde el aire al cóndor trata de dar aletazos, otros a cierta distancia se posan con recelo trata de entrar, dos cóndor muertos de hambre aterrizan entran a engullir las panzas, al quitarse hizo caer al muerto encima de las menudencias, el problema era como retirar al Rey Muerto. Se concentraron tantos buitres, nos reíamos por hacerles bromas a las aves, a mi padre le dije. <<Mátalos otro cóndor más>. Me repuso. <<No, hijo es desperdiciar balas en gallinazos, es suficiente para muestra que cazó tu tío>. Echamos de carga dos vicuñas en uno de los caballos, la otra en el burro, para el contra peso de soborno el cóndor, nos fuimos a reunirnos con el grupo B en el lugar indicado; en camino llegamos al riachuelo que mana del pantano, para cruzar el burro salta él cause de las aguas que baja, Con el sacudimiento las alas del cóndor se cuelga por ambos costados del asno y esto correteaba espantado, también espantó el caballo que tenía montado el jefe del grupo, cayó sobre el charco de espalda se mojó toda la ropa, entre risas dijo. <<Por cazar el cóndor esto me pasa, es una venganza del buitre de todas maneras traje ropas para cambiar en este caso>.

Fuimos a toda prisa porque el jefe está empapado la ropa, llegamos por oscurecer a la majada Pacuphuashanan este pertenece al mediano latifundio Arturo Verán. Más tarde arribaron los del grupo B muy contentos, tría cuatro vicuñas muertas sobre el lomo de dos acémilas, don Pablo Llacua como jefe preguntó, ¿<<Cuántas vicuñas cazaron?>. Don Benigno burlándose repuso. <<Solamente tres vicuñitas y un monstruoso cóndor>. <<Seguramente encontraste, que fue herido por mí>. <<No, importa esté herido, yo lo bajé desde el aire>. <<Me ganaste con el cóndor, le felicito hermano>.Don Pablo persona entusiasta a los ayudantes sugiere. <<Tenemos en total siete vicuñas, hay personal disponible, preparemos pachamanca, hoy en la noche para desayuno>. Todos se alegraron de la propuesta, observaron al rededor de la majada, hay suficiente combustibles, arbustos secos, pajonales e ichos, estiércol de los ganados que dormían en los corrales, Don Félix Llacua persona alegre decidido preparó la cena caldo de carene fresca, cenamos los suficiente. Los restos manos al trabajo, dos proporcionaban el combustible, dos prepararon el horno, mi padre con su hermano seccionó las carnes abriendo los músculos para echar sal y ají que trajo preparados en botellas, de hornero don Juan, durante cinco horas tiene que hornear, la piedra deben tornarse en rojo vivo, tres vicuñas listas, más las siete cabezas y los cuellos, echamos sobre las piedras rojiza, para que cocina bien, para tapar hubo dificultad no tenemos herramientas, una lampa o pico, escarbamos con piedras punteadas, alguien dijo <<Somos los hombres primitivos, estamos en la era de las piedras>, sin embargo tapamos se levantó un enorme montículo en la punta colocamos una cruz hecha de paja de ichos; todos a dormir dentro del caserón.

188

189


Amaneció una fresca mañana en partes con neblinas, los rayos solares nos ofrece su calorcito, yo estaba inquieto por destapar la pachamanca, que viene ser una tradición desde de nuestros antepasados los Incas del Imperio Tahuantinsuyo, en cierto modo es un potaje especial que se preparan en ocasiones de festividades, mayormente en los pueblos. Son las ocho de la mañana destapamos la pachamanca de pura carne bien cocinada y dorada, el vapor que despide de olor agradable, antes que probemos de costumbre se tiene que hacer oraciones, en memoria de nuestros seres querido nombrando sus nombres, especial a los abuelos que dejaron de existir, concluido el acto religioso, sacamos en una manta, cogimos cada uno, para comer que sabroso al paladar, comemos hasta llenarnos; los restos separó en dos partes destinados, para mi padre Don Víctor y para el tío Juan, de igual modo separó dos desollados las carnes de vicuñas para ambos, con preferencia nos dieron, porque tenemos que retornar al pueblo. Los jefes de los grupos manifestaron, que tiene días para cazar y preparar pachamanca, echamos nuestra carga en los caballos y en el burro, me traje algunas plumas del cóndor, ellos nos despidieron de buena voluntad. Durante el viaje pasamos momentos de ilusión con la supuesta tapada, desagradables por el asalto de los cuatreros, de alegría con los parientes que nos encontramos en la faena de casería y compensados con la pachamanca y las carnes que nos dieron en fin son pasajes variados en la vida.

190

TÍTULO

TERCERO

UN NIÑO

UN CABALLO I

Desde un buen tiempo había llegado a la estancia, ya por oscurecer un conocido de la familia, le llamó de una distancia prudente a la choza, al escuchar la voz de la llamada, salen a toda carrera por dos flancos las perras guardianas con sus ladridos de bravura, menos mal el visitante conocía a los canes, les llamó por sus nombres a Diana y Duquesa, entre manos tenía panes les tiró delante de cada una, se detienen, si no fuera así les hubiera cogido; la perra Diana de regular tamaño de color blanca, melenudo, excelente cazador de vicuñas, ya contaría con más de quince vicuñas muertas; cogidos por sus afilados dientes, y Duquesa es cría de Diana una buena guardiana, pastor de ovejas y cazador principiante. En la oscuridad la bulla de los ladridos de las perras se estrelló en las rocas de los cerros con los ecos en frecuencias por algunos segundos. A esta hora los ganados ya se encontraban en sus corrales durmiendo, con el estruendoso ladrido se levantaron despavoridos, los ganados ovinos, vacunos, alpacas y las llamas, los auquénidos se dieron esputazos entre ellos, tanto los caballos en las proximidades relincharon y espantaron. En aquel momento sale presuroso de la choza Don Martín, para detener a los canes, indagó quien es la persona que llama. << ¿Quién es?>. El visitante de tras del corral contestó. << Es Fermín taita Martín >. <<! Ah! Era chuques Fermín verdad, pase adelante>. <<Me hizo tarde en camino fui a Moya a cobrar una deuda>.

191


<<Que bien te conocen las perras, te hubiera mordido>. De anfitriona se encontraba doña Bernardina esposa de Don Silvestre, que viene ser mis abuelos, también se encontraba la Señora Fidela esposa de Martín y una de sus hijas de los esposos Diola o Grimalda, al visitante doña Bernardina dijo. <<Chuquish que andas de noche como condenado haciendo alborotos con los animales>. <<Disculpa mamita por llegar de noche>. Como compensa al llamada de atención, repuso. <<Pasa adentro, vamos cenar debes estar cansado de viajar>. <<Gracias mamita fui envano no encontré al que me debe>. Chuquis Fermín fue un indio campesino, de uno de los caseríos de Acobambilla jurisdicción de Huancavelica, él se dedicaba al negocio de sal de car huanca, traía a lomo de llamas, en épocas de cosechas entre los pueblos de la zona, realizaba trueques con los productos alimenticios de las cosechas. La estancia de la familia se encontraba en la majada de Quioyo Gitana, propiedad de Arturo Verán mediano hacendado en la puna. Precisamente Don Martín fue Administrador y Caporal en aquel fundo ganadero; a la casa hacienda se le llamaba Pata Huasi, estaba ubicada en un lugar estratégico, contra la inclemencia de la naturaleza. Aún recuerdo las construcciones de las instalaciones levantadas en un área de 500 m2. de forma rectangular con patio en el medio, las paredes de doble pircas de piedras con barros un metro de ancho, techos de tejas con paraderos y corredores de tipo colonial, dentro de esta edificación, las oficinas de administración, las habitaciones para los empleados y los galpones para los ovinos de parición alrededor de la casa hacienda, los corrales con divisiones como laberinto, especialmente los bañaderos para el ganado lanar; entre las propiedades del hacendado contaba escasamente con dos mil cabezas de ovinos, doscientas alpacas,

cincuenta vacunos, por otro lado veinte caballos, seis mulos, diez asnos de cargas, y diez pastores, cuatro caporales y un administrador. En esta propiedad del mediano latifundio, Don Martín venía trabajando con eficiencia en la administración, él era de personalidad carismática, jovial, emprendedora en sus acciones y de carácter intrépido bondadoso. Aquella noche se encontraba en la estancia particular de su “guacchillas” y se hallaban también la esposa y la suegra; No pensó encontrarse con el amigo Chuquish Fermín, después de la cena, mama Bernardina entre bromas solicitó, se había traído algo el recién llegado. <<Taita Chuquish ¿No trajo un poco de coca y cigarrillo?>. En el instante desató el quipe para convidarles. <<Sí Doña Bernardina, sírvase pancito y un poco de coca vamos masticar con cigarrillo>. Alcanzó un puñado de coca a cada uno comenzaron a bolear, fumaron algunos pares de cigarros de marca nacional, entre conversaciones amenas, después de participar en la reunión se quedaron dormidas las dos damas. Los varones continuaron masticando la coca conversando de diferentes temas, Don Martín fue aficionado a las minas, desde joven se ocupó en busca de estos recursos inorgánicos, llegó encontrar yacimientos en la jurisdicción de su comunidad natal, halló en un lugar llamado Auquichanca, con vestigios de haber explotado por los españoles en los tiempos del coloniaje, hizo las denuncias respectivas ante las oficinas de administración, a los minerales mandó analizar con técnicos en la materia, no habiendo suficiente ley como recurso mineral y vetas, para explotar, dejó muy decepcionado. En su afán por las minas, encontró similar recursos al pie su la población, la greda o caulín material para la fabricación de lozas especialmente para servicios de cocinas, a falta de medios

192

193


económicos dejó de explotar, sin embargo, en la actualidad aprovechan de los recursos naturales una empresa privada la familia Tovar. Entre las conversaciones el amigo Fermín le dice, hace tiempo había encontrado una mina de tras del nevado Condoray, Don Martín tomó interés se emocionó por la información. El Condoray es una de las cordilleras muy elevada cubierto de nieve perpetua de una altitud de 5400 s.n.m. en la base norte se encuentra la laguna de Ñahuincocha, en el lado sur la laguna Huascacocha, entre la jurisdicción de la comunidad de Huasicancha y Huancavelica. Reanudando la conversación Martín pidió a Fermín se podría ir a conocer a la mina que encontró, Fermín sin objeción aceptó con mucho gusto y dijo. <<Vayamos mañana temprano>. Sin lugar a duda la supuesta mina se encuentra en el camino por donde pasa el indígena, para confirmar el viaje indagó. <<Don Fermín UD, conoce los minerales>. <<Yo le demostraré el mineral taita Martín>. De maneras quedó en viajar; la coca el cigarro quita el sueño, el hambre, estos productos narcotiza los estímulos del ser humano, en verdad con los efectos de la coca y cigarros, solo par de horas durmieron. A las cinco de la mañana se levantaron entusiasmados, para viajar hacia la mina, con la guía de Fermín. Antes, a esta hora fueron despertados por el canto ruidoso de los pucuycitos de la puna, a la hora exacta hacen el vuelo cántico por encima de las chozas de los ganaderos, estas aves son de color parduzco matizado, de tamaño es como las tórtolas, de día pocas veces se deja ver, tiene la costumbre de camuflarse en los ichos, su habitad es a más de 4 mil metros sobre el nivel del mar. Para el viaje prepararon el fiambre o alimentación, la esposa de Martín con la abuelita Bernardina preparó el desayuno y la melcapa, Martín con Fermín fueron a traer los caballos y el mulo a la majada de Minasniyuc el lugar es ocunal con pantanos donde

194

Acostumbran pastar los equinos, dentro de una hora retornó con los animales. Para el viaje eligió al mulo por ser dosel y resistente, el mulo es macho de color negro, de buen tamaño, estos animales son maliciosos, celosos, conocen a sus amos, son crías de caballos, hijos de burros que le llaman fechor, a su vez este animal no puede procrear porque es híbrido (El dicho es ¿Qué animal no se parece a la madre ni al padre? Es el mulo. Después de tomar el desayuno que consistió en caldo de cordero con cancha, más agua hervida de conuco hierva aromática de sabor agradable. Luego preparó los alimentos para el fiambre, habas sancochada, con cancha, queso y carne asada al fogón, más la coca, cigarros, una botella de trago, todo empacó en la alforja, echó el ápero sobre el mulo, estiró la cincha, le coloca el bozal al animal híbrido llamado Rey Negro propiedad de Taita Silvestre suegro de Martín. A las nueve de la mañana emprendieron el viaje con destino a la mina, por su puesto con la guía de Chuquesh Fermín, se montó al mulo Martín picó las espuelas en los guijarros del animal estirando la falsa rienda, de tras sale corriendo una perrita de color blanca, el jinete se percató de la perrita que es la mascota que siempre lleva con él, no podía dejarlo alzó en el lomo del mulo y echó dentro de la alforja, la canina es pequeñita melenuda, hermosa le llamaba blanquita por su color, el hacendado Arturo Verán le había regalado en una ocasión. Desde el punto de partida, hasta el lugar del supuesto mina, se calcula treinta kilómetros, a las tres y media llegó al lugar indicado, empleó siete horas y medio, quiere decir viajaron un promedio de cuatro kilómetros medio por hora. Desde la choza en Quioyo Gitana, el viaje es en plena puna, la topografía es variada, pampas, lomadas, quebradas, laderas, cerros, ocunales. Riachuelo, lagunas, la cordillera Cóndoray con su majestuosidad cubierto de nieve perpetua cristalizados.

195


La vegetación es típica de la puna, los ichos, pafonales, pequeños arbustos, las huayllas, sora sora, y el frío que cala al cuerpo. En las prominencias de las laderas se encuentran las hiervas aromáticas tan variadas de propiedades medicinales; los viajeros llegaron al camino herradura, iban faldeando por la base del cerro ComunShayhua cubierto de cascajal negrusco, cruzan varios riachuelos, que bajan de las pequeñas micro cuencas para desembocar sus aguas cristalinas en el río Chocuni, la época de lluvia o invierno en mes de marzo ya termina, comienza el verano regional en la sierra y sus punas, el día está despejado con calorcito tibio, se notaba el cambio del tiempo, se observa en los horizontes de toda dirección las cordilleras con sus nieves petrificadas y relucientes. Martín portaba una escopeta con proyectiles de cartuchos, en las praderas se notaba varias puntas de vicuñas pastando, los cóndores surcaban el cielo, percibiendo desde la altura algo que comer igual los halcones carroñeros. Después de cuatro horas de camino llegaron a la laguna Ñahuincocha, dicha laguna se encuentra entre los límites de las comunidades Acobambilla y Huasicancha, esta laguna natural tiene aproximadamente de extensión veinte hectáreas, sus aguas es cristalina verdusco forman pequeñas olas, en la cual se encuentran varias especies de aves, especialmente la Pariona inspiración de la bandera nacional del Perú, por los colores de las alas rojizo y el pecho blanco, de cuello y patas largas, los picos negros curvados. Continuaron el viaje bordeando la laguna, el batido de las olas hace un ruido suspirante enfunde inspiración. Desde aquí el camino es ascendente que pasa por un cañón formado por las cordilleras Santa Rosa y Santa Ana, en sus laderas se encuentran plantas medicinales, la ancoyripa, la huamanripa, llancahuasa, la zona es parte del nevado Condoray.

196

II

Para continuar por el camino de subida; tomaron media hora de descanso, comieron la merienda que trajo en la alforja, habas sancochada, carne, queso. Luego Martín sugiere a Fermín hacer pago a los cerros, él estaba de acuerdo, hizo los pagos con unas hojas enteras de cocas y par de cigarros, a unos pasos encima del camino en la base de una roca de piedra, escarbando la tierra tapó y echó par de copas de trago, después del pequeño acto de venerar a la naturaleza, masticaron la mamacha coca, fumando cigarros y se sirvieron copas de licor, con los ingredientes reanimados y recompuesto de energías se pusieron prestos. Emprendieron cuesta arriba conversando de diferentes temas, el lugar es muy interesante por el paisaje natural, que presenta una configuración de los cerros como si fuera rascacielos en ambos lados la temperatura está fresca por la correntada de aire, que ingresa por la garganta del cañón, el camino es accidentado con obstáculos de rocas, pasar por la pendiente en zigzag, demanda tiempo. Por fin salieron de la abra gigante a la jurisdicción entre Departamento de Huancavelica y Chupa marca Provincia de Yauyos, desde la vía herradura desviaron hacia la izquierda, toda la zona estaba cubierto de nevada, posible ha nevado en la noche anterior, fueron más de un kilómetro y medio de distancia. Se hallaban en la base sur del nevado Condoray, el guía Chuquish Fermín se detiene, alzó la vista hacia la cima del nevado, dio una vuelta de 360° en el eje de su talón observando a su contorno sobre la alfombra blanca de nevada repuso.

197


<<Don Martín, aquí es la mina, la nevada ha tapado como lo encontremos>. Martín se incomodó sorprendido, con la voz alta, clavando la vista en la faz del compañero replicó. <<Cómo que, está aquí la mina oye Fermín>. Volvió afirmar. <<Sí por aquí es, no me equivoco taita Martín>. El lugar totalmente está cubierto con la nevada, se notaba pequeños montículos de nevada, igual los arbustos, ichos y piedras son cubiertos por el fenómeno natural que cayó, Fermín de inmediato se pone a descubrir las prominencias de nevadas, murmurando en sí este es una piedra, descubre otra también es piedra, Martín observa desairado desde el lomo del mulo, descubre el tercer montículo, gritó en voz alta. <<Aquí está la mina taita Martín>. Al escuchar el grito repuso. <<Es una piedra, no es una mina, me está tomando el pelo>. Desmontó del mulo, caminó a paso largo, hacia la piedra por destapar, ayudó a sacar la nevada, tomó una piedra tamaño el puño y golpes, salpicó unas partículas, para cerciorarse sacó su corta pluma rayó, las hendeduras quedó brillando. Efectivamente aquella piedra había sido mineral, Martín conoce las características de los minerales desde hace tiempo, en razón de su afición a las minas, quedó convencido la piedra es metalizado de color plomo pardusco y negro, de tamaño regular, aproximadamente de un cuarto de tonelada de peso, bien asentada en el suelo, indagó al indígena. <<Sí hay otras piedras de mineral y desde que tiempo ha visto>. <<Desde hace muchos años, cuando vine con mi padre, él me dijo este es una mina>. Por supuesto Fermín era un indígena analfabeto no sabe leer ni escribir, solos sabe hablar su lengua nativa el quechua. El aficionado de minas inspeccionó el lugar, calculó la altura del nevado Condoray hasta la cima tiene aproximadamente mil metros de elevación todo cubierto por la nevada.

Optó como conclusión, un minucioso análisis, de la piedra mineral que encontró al pie del nevado. 1ro. –Dicha piedra mineral debe haber rodado de la cordillera Condoray, parte del yacimiento por la configuración de los cerros cubierto por la nevada perpetua cristalizado. 2do. –En tiempo de los Incas, los vasallos trasladaron de algún lugar, sin embargo, no los taparon. 3ro. –Quedó en volver en la próxima temporada de verano, para explorar la zona, por el indicio del presente mineral con vetas de plomo, zinc y hierro. El guía Chuquish Fermín compañero de viaje hasta aquel lugar, se despidió de Martín, para continuar viaje a su tierra natal Acobambilla. Las horas del día avanza el camino es largo de tantos kilómetros, son las cuatro de la tarde. Él busca mina de inmediato ajustó las zinc del mulo para retornar a la estancia, se cabalgó con agilidad, instintivamente alzó la cabeza hacia la nevada como quien se despide, la vista chocó con una figura hermosa, con cuernos ramificados, estaba parado un venado robusto en las tres cuartas partes del nevado; No pensó dos veces en cazarlo, puesto que poseía una escopeta, observó detenidamente donde se encuentra el animal cornudo, la pendiente es apropiada para escalar, sin que vea el venado y calculó el tiempo que debe emplear. Al mulo ató de las patas en la piedra de mineral, a la perrita la dejó junto al pellón entre la alforja, tomó en mano la escopeta escaló la nevada hasta la dirección del venado, sé atrincheró furtivamente de cubito ventral, sobre la alfombra blanca de nevada, tenía la escopeta en las manos apoyado entre los codos, alzó la cabeza sigilosamente con la vista entre la ranura y el guión de la escopeta, el objetivo es el venado, está parado erguido y esbelto, la distancia es escasamente 40 metros, el cazador inhaló muy hondo el aire para contener la respiración,

198

199


para no variar la puntería al disparar, de repente desapareció el Venado, creyó dar vuelta hacia atrás, quedó desairado el cazador, se paró de súbito fue corriendo hasta el sitio donde se encontraba el animal, no encontró ningún indicio ni las huellas donde se hallaba hace instante, puesto que en la superficie de la nevada debe haber la hendidura de las pesuñas del supuesto animal. Inmediatamente descendió aceleradamente, para reanudar el viaje de regreso a la estancia de su propiedad; al tomar la alforja y el pellón, se percató no se encontraba la perrita, escuchó el ladrido de la mascota, levantó la cabeza hacia la nevada, precisamente se encontraba en el sitio donde estaba parado el venado, llamó varias veces por su nombre blanquita, no se movía, por lo contrario ladraba juguetonamente. Martín se alteró al ver que no hacía caso la perrita, hasta pensó en dejarlos, no podía dejar porque es la mascota que siempre lleva con él; El tiempo no se detiene son las cinco de la tarde el camino es largo, de todas maneras nuevamente tiene que escalar a la cordillera para traer a blanquita, mientras suba llamaba varias veces, la pequeña canina seguía sentada moviendo la cola, por fin quiso coger del lomo, saltó hacia delante iba corriendo jugueteando en línea horizontal y se detuvo a unos 25 metros, le cogió encolerizado dio tres manotazos hasta que dé ladridos de gemidos; Martín giró la cabeza hacia arriba lado izquierdo, escasamente a unos diez metros veo una pequeña porción rocosa de cueva cubierto de vegetación, con ichos, musgos, helechos, arbustos colgantes con flores amarrillas, en aquel momento sintió una sensación de miedo.

200

III

Sin pérdida de tiempo nuevamente desciende la nevada acelerando el impulso del cuerpo, se tropezó dos veces y cayó por la espalda arrastrándose algunos metros, con la mascota entre sus brazos. Llegó donde el mulo, el cuadrúpedo está furioso por volver, puesto que hacía tarde, ajusto la cabalgadura, en la alforja metió a blanquita, montó con agilidad, la escopeta metió debajo de la pierna izquierda entre la montura, jaló la rienda el mulo sale en tropel, no fue necesario picar las espuelas, las cuatro patas del animal híbrido se puso en movimiento de coordinación, pisa con fuerza, alza los cascos simultáneamente levantando las nevadas botando en chasquidos a varios metros, como estar pasando una máquina de deshielo, al paso deja el rastro arrasando la nevada con salpicones de barros y pastos. En tiempo de diez minutos dobla a la derecha en codo, luego comienza el camino nuevamente por el cañón formado por la elevación de ambos cerros, la garganta es tenue por la sombra de uno de las montañas, son las cinco y media de la tarde. El mulo acelera los pasos, el camino es angosta, de subida, bajada, cascajal y estrecho, algunas horas atrás pasaron por aquel camino de venida, desde la entrada al cañón a medio kilómetro debajo del camino a unos 50 metros, vio a una ave revolcándose de espalda con las alas golpeando al suelo, reconoció era una Huash-hua, tamaño de un pavo, el pecho de color blanco, las alas negras, de patas rojizo palmípeda. Martín se emocionó al ver la ave, jaló las riendas hacia la izquierda para bajar a coger el ave moribunda.

201


El mulo no hizo caso, por lo contrario se pone furioso moviendo las orejas en vaivén, acelera los pasos con la pisada de los cascos trituraba las piedras del camino, con extrañeza dejó de llevar a dicha ave, volteó hacia a tras varias veces la Huash-hua ya está muerta con las alas tendidas. Continuo el viaje por la senda de la quebrada de ambos cerros, nuevamente debajo del camino vio a una vicuña en pataleo golpeando la cabeza impulsada por el pescuezo largo, Martín pensó entre sí. <<Esto no pierdo, me lo llevo debe estar herida de gravedad por algún cazador>. Empuñó las riendas ajustando con fuerza para virar a la izquierda y bajar donde el camélido herido. El mulo no cedió su pretensión, se pone terco alzó la cabeza doblando el pescuezo a la derecha caminaba de costado, cuando aflojó las riendas acelera en trote, el sendero en partes es accidentado por la presencia de las montañas. El aficionado de minas está de regreso sin haber logrado su objetivo, solo de ver la piedra mineralizada, tampoco no llegó alcanzar la ave, ni la vicuña supuestamente heridas, el mulo avanza con pasos largos, moviendo las orejas con malicia, la mascota dentro de la alforja se movía afanosamente con aullidos delirantes. El jinete en este momento sintió miedo con suspicaz de las cosas que está pasando, ya recorrió un estrecho considerable, sale de la cañada, involuntariamente volteó a la izquierda, vio en medio del cerro bajar a un hombre alto de aire garboso, se preguntó entre sí <<¿Qué hace este hombre en un lugar inaccesible a estas horas?>. Dándose ánimo en voz alta le preguntó a aquel hombre <<¿Quién eres, que es lo que buscas?> El personaje contestó ¡UN NIÑO UN CABALLO! Escuchó con claridad la respuesta; en este momento la perrita está aullando con quejido, sacudió la alforja para qué deje de aullar, nuevamente volteó para ver al hombre por donde bajaba, al instante ya no se encontraba en el lugar,

Se sorprendió comentando <<Como en escasos segundos puede desaparecer>, luego gira la cabeza a la derecha vio subir por la nevada de la cordillera Condoray al supuesto personaje aparentemente desnudo; Apareció un ventarrón fuerte con intensidad, de poco cayó el sombrero, agarró fuera de la cabeza, no pasó un minuto vio al hombre en el borde de la cima abismal como estar listo para volar, escuchó gritos de lamentos y percibió el cintillo de relámpago fulminando en la cima de la nevada. Martín se encontraba nervioso a la salida de la cañada, cree perder el ánimo, el animal desvía del camino que bordea la laguna, buscó un atajo y sale a la llanura, el viento no cesa, la mascota sigue delirando, el mulo es un animal fuerte a todo trote avanza enderezando el camino, el dueño se dejaba llevar sin sujetar las riendas. Se hallaba en la proximidad de la base del majestuoso Condoray lado norte, costado derecha de la laguna Ñahuincocha, a la zona también le llaman Poca-cocha y Huaytajarro aquí abundan la fauna variada, las vicuñas, aves de varias especies, las vizcachas, los zorros, en la laguna las truchas. Sin lugar a duda llegó a la cumbre llamado Poca lomo, el mulo está empapado de sudor todo el cuerpo por venir a trote, desde el lugar de la piedra de mineral, en dos horas había recorrido más de 35 kilómetros hasta donde se encontraba. De aquella cumbre, el camino es bajada en declive, no es accidentado, el macho híbrido dejó de acelerar, el dueño se calmó de los nervios tiene confianza en el animal caminaba a paso regular con pisadas firmes, está de bajada por la zona de Jatunhuasi, entrando al cerro Moradayó, donde se encuentra una cruz en memoria a Pedro Hinostroza muerto por los años 1945, que viene ser tío de la esposa de Martín Señora Fidela Hinostroza. El extinto fue asesinado cuando venía de la estancia, él era arrendatario en los pastos de la Provincia Yauyos por los parajes de Chupamarca Departamento de Lima.

202 203


El finado fue un buen ganadero, llegó tener más de mil cabezas de ganados lanar, vacunos más de cien, auquénidos entre llamas y alpacas más de doscientas unidades. Como el occiso fue buen ganadero, no faltó los enemigos también ganaderos, es sindicado como sospechoso uno de ellos, durante más de un mes y medio no encontró el cadáver, sin embargo, halló a dos cuadras del camino herradura, precisamente en la pradera Morada yo, las familias han buscado como estar peinando toda la puna, al encontrar muchos se preguntaban porque no halló, cuando el lugar es aparente cerca al camino. El cadáver es trasladado a la provincia para las pericias, la muerte fue por asfixia según las necropsias practicadas y se enterró en el cementerio general de la ciudad de Huancayo. El viajero llegando a la dirección de la cruz, se santigua recordando al tío finado, él fue una persona buena, ayudaba y compartía con los necesitados lo que tenía. Falta poco para llegar a la estancia en el paraje Quiuyo gitana, son la ocho de la noche, el lugar está oscuro, porque con el cielo nebuloso; ya se encontraba en la jurisdicción de la hacienda Patahuasi, donde él trabaja de Administrador, a toda la zona conoce como si fuera la palma de la mano. Martín sintió que le falta fuerza, le viene sensación de nausea, por total se oscurece, no se distinguía el camino, solamente se veía la cima de las cumbres y cerros con la proyección de los rayos en el horizonte, escuchó el vuelo cántico de los pucuycitos, mientras cruza por encima, se dio cuenta son las nueve de la noche, porque estas aves de la puna suelen cantar en hora exacta, el cuadrúpedo acelera los pasos no hay duda que puede resbalar o entra a los fangos, porque el animal tiene buen sentido, malicioso, sospechoso, celoso y resistente; estando montado en el mulo dio confianza, se dejaba llevar por el animal que conoce el camino hacia la choza.

Ciertamente dentro de poco se encontraba en la cumbre próxima a la majada donde tiene la canchada de los ganados, echó dos guapeadas, al escuchar las perras Diana y Duquesa empezaron ladrar, mientras llega a la choza, los canes están aullando desconociendo al dueño, le dice. <<Que pasa acaso no me conoces>. Salió de la choza la abuelita Bernardina dijo. <<Es Martín verdad, dime quien es>. <<Si yo soy, mamá me hizo noche>. <<Que pasa, vienes acompañado de alma o condenado, porque me asustas con tu llegada>. <<Me siento mal de salud mamá>. Apenas desmotó, sacó la montura y bozal al mulo echó en la hoyada ocunal. Entró a la choza saludó a la esposa, se tiró en la cama de largo, todo de mala gana dijo. <<Tengo ganas de vomitar, no sé qué me pasa>. La suegra incendió el mecharon, le miró la cara del yerno estaba sudoroso, pálido demacrado dijo. <<Dime la mano, no tienes pulso>. La abuelita con preocupación exclamó. <<! Es cierto la presión ha bajado, no tiene fuerza, seguro le dio mala aire o con alguna ánima se encontró>. Empezó vomitar, no arrojó, solo espumas, la esposa hizo hervir agua de conuco, es planta de la puna aromática de sabor agrio, le dio una buena taza con aguardiente, pasó alcohol las manos, pies y la frete, no calma sigue bajando la prisión agravándose. La abuelita Bernardina optó preparar brebaje o el mayllapo y jatun jampi también así lo llaman, para estos males es efectivo los remedios caseros, y pasó con un corderito negro, el brebaje le dio colando con servilita, a una hora empezó recuperar, ya mejoró el pulso se tranquilizaron la esposa y la suegra, menos mal la suegra sabía preparar los remedios, en estos menesteres.

204

205


Luego se quedó dormido par varias horas, despertó a las cuatro de la madrugada dijo que tiene hambre, estaba en sus cabales, agradeció a la suegra dijo. <<Gracias mamá, si no me acudías con los remedios que prepararon, tal vez ya estaría muerto>. <<Hijo tengo que hacer lo que puedo, nos preocupaste>. Él convaleciente estaba de hambre, porque apenas ha comido el fiambre que llevó el día anterior; la esposa preparó sopa de morón con harto carne, le serbio y comió lo suficiente, son las cinco de la mañana, los pucuycitos surcan el cielo de la alba con sus cánticos para dar la hora. Mientras toma los alimentos, contó de todo lo sucedido durante el viaje del día anterior, ellas escucharon con atención y quedaron sorprendidas, la abuelita dijo. <<Martín todo que nos cuentas, es engaño, quiso encantarte los malos espíritus, porque tu afán es buscar minas, no tienes suerte hijo, para tapadas, Wacas, minas, ya olvídalo, en esta ocupación absurda, tanta plata gastaste, por ejemplo en la mina de Auquichanca> Con la sugerencia de la suegra, quedó cabizbajo tomando reflexión. En seguida a las ocho de la mañana se levantó con la cabeza aturdida, el cuerpo débil, no volvió al centro de trabajo a la casa hacienda, menos mal con anticipación encargó la administración al caporal Aulerio Villar. Luego hizo una evaluación del viaje que realizó sin ningún resultado buena, en la conversación de la noche anterior con el amigo Chuquis Fermín, cuando informó que conocía una mina, de tras de la nevada Condoray, no preguntó minuciosamente de la supuesta mina, confió en la versión, no tuvo en cuenta que estaba conversando con una persona analfabeta.

Ciertamente la piedra es mineral de formación plomo, zinc y hierro de regular tamaño, posible rodó desde parte alta de la nevada; La presencia del venado hermoso y robusto fue un espejismo, hasta quiso cazarlo; la perrita mascota subió hasta donde se hallaba el venado, el cazador subió para traer a la canina, corrió la mascota cerca a la boca de la mina, faltaron diez metros para encontrar la entrada de la mina, posiblemente explotada por los españoles, le faltó suerte a Martín. Otro en el camino de regreso encontró la Huash hua aleteando, la vicuña moribunda, no era real fue una ilusión, el supuesto hombre que busca un Niño un caballo, a escasos minutos apareció en la cima del cerro nevado a la derecha, todo esto eran engaños, para encantar al aficionado de la mina. Razón por la cual llegó a la estancia, mal de salud con la presión baja, salvó el animal híbrido con ser fuerte, con el comportamiento malicioso. Sin embargo, al final, a una edad avanzada formó una empresa minera, él se encontraba trabajando de Administrador en un fundo agrícola de la familia Duran en la zona de Ushcus Acoria, siempre ocupándose en las minas, halló yacimiento en la Provincia Paucará Departamento de Huancavelica. Denunció y realizó los trámites ante el Ministerio de Energía y Minas, en los estudios técnicos el mineral resultó ser plomo, zinc y afines, dio por nombre “Los Tres Heraldos” se asoció entre tres, un tal Eugenio Tácunan, comerciante paisano suyo, y un empresario capitalista limeño de apellido Valdivia, comenzaron a explotar en pocas cantidades, contrató como operarios a campesinos de los pueblos aledaños. A los minerales, mandaban trasladar en volquetes a la ciudad de Huancayo desde aquí al centro de fundición la Oroya. Los remanentes no fueron satisfactorios. En este transe Don Martín y Valdivia dejaron de existir, quedó allí todo.

206

207


En la actualidad la mina de Condoray es explotada, por la familia Tovar, asociado a la sociedad minera del centro, los minerales son plomo, zinc de buena ley en pureza. Martín Ramos Taípe ciudadano huasicanchino, dejó de existir a la edad 75 años, por sus dotes de luchador social fue hijo predilecto de su pueblo.

TÍTULO

CUARTO

U N VIAJE

FUNESTO

I

Aquella mañana se levantaron muy contentos, los jóvenes convivientes de hace cuatro meses Luciano y Alejandrina, el joven quiso aplazar el viaje acordado para próxima fecha dijo. <<Alicha que le parece, postergamos el viaje para la semana que viene, nos falta arreglar las provisiones>. Ella contestó. <<Mi amor, no se debe postergar el viaje acordado para hoy día, se aplazamos nos acostumbraremos no realizar nuestros planes, siempre tendremos malos hábitos>. <<Está bien mi cariño, manos a la obra, dentro de una hora y media salimos mientras tomemos desayuno y empaquemos los bultos para llevar>. Los empaques ya tienen preparado, en el momento de tomar desayuno Alejandrina interroga. <<A propósito Luchito, que soñaste en la noche cuéntame?>. <<Espere, debo rememorar, no recuerdo nada del sueño, que raro tengo la cabeza vacía, ¿he tú que soñaste?>. <<Soñé algo espantoso, monté un caballo blanco chúcaro, iba aferrado sobre el lomo a toda carrera como estar volando, luego caí al suelo, el caballo desapareció quedé sentada, por delante venían nubes espesas con descarga de tempestad, desperté me dio tanto miedo, recuerda te dije abrázame, en fin son sueños>. Los jóvenes parejas había presintieron de la desgracia irreparable, Luciano quiso postergar el viaje para otra fecha, Alejandrina fue revelado en el sueño del viaje funesto.

208

209


El caballo blanco que montó era bueno, las nubes con descarga de tempestad fueron malas. Sí ambos se hubiesen puesto de acuerdo, postergar el viaje para otra fecha, tal vez cambiaba el curso del destino fallido. En los pueblos indígenas por aquellos tiempos, hoy campesinos, los pobladores son unidos, por vínculos de rasgos sociales, costumbres, tradiciones, lenguas y de parentescos; todos se conocen de mayor a menor, entre esta convivencia de acuerdo a sus costumbres ancestrales; los jóvenes en edad competente llegan unir sus vidas con la pareja mediante sus tradiciones (Tapunacuy y Juluy) el primero consiste, cuando los jóvenes son enamorados; Los padres y familiares del varón tienen que ir en la noche a la casa de los padres de la enamorada a pedir la mano de la hija. En esta reunión después de entablar conversaciones, no faltan los complementos del pide mano, los licores, coca, cigarros, hasta comidas, se ponen de mutuo acuerdo los futuros consuegros, para dar el permiso y consentimiento a los jóvenes enamorados para que convivan y posteriormente se casen. La costumbre de Juluy, consiste cuando los jóvenes no son enamorados, en una reunión los padres y familiares del varón, acuerdan que se case o tenga su pareja, el hijo que es mayor de edad; de manera en esta junta de familias, presentan candidatas en ausencia, el joven tiene que elegir a la fulana y mengana, muchas veces no se conocen los jóvenes. Luego se constituyen a la casa de los padres de la joven elegida, por su puesto son sorprendidos los padres de la joven, de tanto convencimiento entre ruegos y ofrecimientos, basta que acepte los padres, y afín de formar familias espirituales, a continuación presenta a la hija, lo ocurrente ni se conocen los futuros novios. Aquí influye la decisión y voluntad de los progenitores y familiares, al final llegan a convivir, se aman, se hay comprensión, se casan llevan vida buena de felicidad.

Dentro del marco de costumbres y tradiciones ancestrales, Luciano y Alejandrina llegaron a convivir por poco tiempo por la costumbre de Hualmitapuy porque fueron enamorados; En él pide mano los padres convinieron los acuerdos necesarios, acto seguido se realiza la ceremonia de costumbre. A Luciano le hizo arrodillar ante una cruz o imagen, le recomendaron los tíos y personas de experiencias, el padre dio chicotes con ordenanza de tres puntas, en nombre del padre, del hijo y del espíritu, luego presenta y entrega ante los padres y familiares de Alejandrina. Igual manera procedió la ceremonia los padres de la novia en entregar hacia las familias de Luciano, en el momento los consuegros o compadres se perdonaron con la cruz en mano, declarándose familias espirituales, finalmente se sirvieron licores, la chicha, coca, en comprensión y armonía. Llegado la hora, a las cinco de la mañana, los concurrentes de parte del varón pidieron permisos del flamante compadre, y le condujeron a Alejandrina a la casa paterna, cantando, bailando hasta guapeando por las calles, para que los pobladores sepan quienes se comprometieron en parejas como novios. Aquí la prueba y desafió para saber sí son buenos ambos novios, la madre de Luciano a la flamante nuera le dio media arroba de cebada para pelar y preparar la merienda, para los familiares presentes en casa celebrando el compromiso. Al yerno con la misma medida, le mandó que vaya traer seis cargas de leña verde de arbustos con espinas (El cheche o Melo) trajo de la quebrada con la ayuda de los primos hermanos, con la cual los flamantes novios demostraron a ambos suegros, cumplimiento, fuerza y trabajo. Los jóvenes hace dos años fueron enamorados, durante el tiempo mantenía, una relación hermosa, impecable, sus tratos fueron a flor de labios, las miradas de dulzura, sus corazones palpitaban al ritmo de la vida.

210

211


Para ellos cada amanecer es de Alegría con la pincelada de los rayos solares del sol naciente en la población. Y el atardecer con el crepúsculo falleciente, melancólico en el ocaso, como presagio del destino truncado. Los enamorados unieron sus vidas, con el consentimiento y autorización de ambos padres, en la primera semana de Diciembre de 1918, convivió en pre matrimonio, en este lapso los novios, se conocen sus verdaderos caracteres, conductas y comportamiento, otros muchas veces no llegan a casarse por compatibilidad de caracteres, tranquilamente se separan sin ninguna obligación, sin embargo, queda en la observación de las personas de su entorno.

212

II

Luciano y Alejandrina en el poco tiempo de convivencia fueron uno para el otro, en mes de Diciembre, la Navidad pasaron en la casa de sus padres y suegros, expresando la salutación de noche buena; Ellos recibieron los augurios y bienaventuranza de los familiares. En la fiesta Universal de Año Nuevo, también fiesta costumbrista del pueblo, bailaron al son de los instrumentos vernácula res, flauta, arpa, violín. En los meses Enero y Febrero, ayudaron a los suegros en los cultivos, deshierbo de los sembrados, también fueron al pueblo vecino Chacapampa a la fiesta Patronal de la Virgen Candelaria que celebran el dos de Febrero de cada año, es época de carnaval, donde concurren de todo los pueblos mayormente los jóvenes, en marco de algarabía y bullicios con derroches de talcos, serpentinas, pecadillas y polvos de colores. A la pareja conviviente se notó jugar más de los límites con risas de carcajadas, para tornarse dentro de un mes en llantos y tristezas. La pareja de jóvenes se proyectó salir a trabajar a las ciudades, por necesidad económica, para casarse el próximo año, que tenía en mente realizar su matrimonio, con la participación e invitación a las familias y amistades. En aquella fecha mi padre Don Víctor trabajaba como administrador de almacén de materiales, herramientas y alimentos, en el Proyecto de construcción de represa y canalización de las lagunas Chuncho cocha y Warmi cocha Distrito Chupamarca, Provincia Yauyos Departamento de Lima.

213


Para la irrigación de la costa Departamento de Ica, para los cultivos hasta los pueblos de Cañete, Nona guaná. De manera Luciano tuvo una conversación previa con mi progenitor, para ver la posibilidad de conseguir trabajo como obrero en el proyecto de irrigación. En los primeros días del mes de Marzo, los novios definitivamente acordaron viajar donde trabaja el primo hermano de Alejandrina don Víctor, con la seguridad de encontrar trabajo en el proyecto en ejecución, con tales propósitos prepararon los alimentos, pelados de trigo, cebada, morón, machica, habas, maíz tostado en promedio para un mes: fijó la fecha de viaje, salir Lunes quince de Marzo; llegó la fecha indicada, todo los empaques tiene listo, se levantaron contentos. Luciano propone postergar el viaje para otra fecha, no quiso aplazar Alejandrina, insistió emprender el viaje, el conviviente presumiblemente sentía indecisión, a la pareja en los sueños le reveló de la desgracia irreparable, si alguien interpretara los sueños pudo haber evitado el desenlace, que causó con el deceso de la ser amada. Los padres de Alejandrina destinaron como acémila un burro de su propiedad, un buen capón color azulejo, en la noche de la víspera del viaje, al animal echó arto pasto verde para que coma. A las seis de la mañana todo listo; ambos consuegros se reunieron para despedir, Hicieron con abrazos cariñosamente a los hijos que parten en busca del destino y porvenir, nadie reparó en lo negativo, la madre de Alejandrina se emocionó se les venció las lagrimas, tal vez presintió el desenlace fatal. Del pueblo salió contentos camino cuesta arriba, llegaron a la capilla llamada Pata Cruz, dentro elevaron algunas oraciones, para realizar el viaje sin novedad, en el alero del tejado vio nido de pajarillo, dos pichoncitos piaba abriendo sus picos de color amarillo, dio de comer migajas de papillas de machica echó en

los picos hambrientos y seguía pidiendo más, por delante se presentó la madre erizada las plumas, para proteger sus pichones, levantó en vuelo rasante para dar aletazos a los intrusos, no puede quedarse más fueron expulsados los viajeros. Continuó el viaje por el camino herradura que comprende, las inmensas pampas de la comunidad, hasta la zona de Huaculpuquio lugar histórico en la actualidad, desde aquí es el hito de demarcación entre el pueblo de Huasicancha y la Sociedad Ganadera Tucle, el comino es cuesta arriba toda la propiedad de la hacienda, con pajonales exuberantes, se aprecian pastando a los ganados vacunos de buena sangre, ya viajaron durante dos horas, son las 9 a.m. con el cielo despejado. Entran a una majada desocupada, vieron varias perdices buscando las semillas de los pastos, Luciano dijo. << Cariño deténgase, no-vez hay varias perdices, podemos cazar para el almuerzo, por el costado iré hacia delante, cuando alzo la mano vienes, tiene la costumbre de camuflarse en los ichos>. Estando a una cuadra por delante hizo la seña con la mano. Alejandrina camina con expectativa, vio en vez de las perdices, cruzar un zorro por el medio, a paso lento, mientras Luciano se hallaba a una distancia de cien metros. El novio al percatarse la presencia del zorro, pasar por el medio, con la idea de superstición de mal augurio le tiró con piedras, no hizo caso el animal carroñero, se quedó sentada a cierta distancia, con rabia exclamó. <<Zorro malagueño porque cruzas mi camino, quieres separarnos por vida, ¿tú no tiene ningún poder?>. Mientras sintió miedo, dejó de cazar las perdices, no tiene que perder el tiempo reclamando cosas vanas, la novia aclaró. <<Los zorros son ladrones cuando no tiene nada que comer, se ocupan robar los carneros, son animales del campo, no tenemos porque hacer caso>. Sin importancia reanudó el viaje.

214

215


A las once del día llegaron al cerro empinado llamado, Taita Shacsha, donde existen dos capillas rústicas frente a frente, levantadas por los viajeros, se nota que tiene años de existencia, los viajeros que pasan por las capillas, dejan algunos pagos, frutas, hojas de cocas, ramos de flores, cuartitos de licores, cigarros y no faltan las velas encendidas, elevan oraciones para que les vaya bien el viaje, y por sus seres que dejaron de existir. Igual hizo los jóvenes novios, unos minutos de ceremonia religiosa, desde esta cumbre elevada el camino es de bajada, estrecho por las rocas de piedras. Alejandrina viajaba contenta porque conoce toda la puna, ella es hija de ganadero desde sus abuelos, la infancia y adolescencia pasó al cuidado de sus padres pastando sus ganados. Y le gustaba entonar las canciones costumbristas de Santiago, se puso a cantar mencionando los parajes, los animales de la puna especialmente la vicuña, la Huashua aves, el cóndor, zorro y nombrando a los cerros etc. Le propone a Luciano que guapea para escuchar la fuerza de su voz y que aprenda cantar, como futuro yerno de familias de ganaderos, que no vaya ser sorprendido en alguna ocasión; por supuesto el padre tiene la estancia de ganados en los parajes de la puna que pertenece a Acobambilla. Luciano durante el viaje iba callado sin ánimo, esto le preocupó a la pareja, siendo ella, una joven muy alegre entusiasta, le reclama. <<Cariño te veo desganado sin ánimo>. <<No, sí estoy bien>. <<Té noto cambiado, no estás de acuerdo conmigo, no te agrada mis canciones, o te sientes mal de salud>. <<No lo sé, mi siento nervioso, con miedo, no me explico, no me hagas caso, ya me pasará>. Por delante vieron manadas de vicuñas, al cuidado de sus machos, comentó que nunca ha visto tantas vicuñas.

De igual modo se encuentran pastando los vacunos de los hacendados, mientras avanza a más altura vieron varias canchadas de ganados lanares; en los laterales de la izquierda del camino, se encuentra la hacienda de la familia Verán, con pastoreos de ovinos, las alpacas de raza suri melenudos o lanudos en cantidad. Al promediar la tarde arribaron al paraje Pucacocha, a la estancia de un pariente de parte de Luciano, que trabaja como pastor de ganados de la hacienda Tucle, propiedad a la familia Chávez García. El flamante novio presentó a Alejandrina al pariente, recibió con agrado y felicitó a los novios, aquí pernoctaron, el estanciero atendió con esmero, le sugiere que se quede un día más, agradecieron la invitación a la vuelta se quedaran.

216

217


III

A la siete de la mañana partieron a fin de llegar temprano donde trabaja el primo hermano, el viaje hicieron por la orilla de la laguna Ñahuincocha, pasan el cañón del nevado Condoray, sale al encuentro de la laguna Huascacocha viajaban bordeando varias lagunas, Canllacocha, Cashtucocha, se encuentran en jurisdicción Yauyos Departamento Lima, el día está con el cielo despejado, con su calorcito leve, se aprecia las lagunas inmensas, de una de ellas, se pasa por las orillas durante una hora, ofrecen paisajes maravillosos con la combinación de la fauna, las aves variadas con sus cantos incesantes, las siluetas hermosas de las vicuñas, los buitres surcando el cielo, los reflejos de las lagunas que empaña las vistas. Alejandrina emocionada de la bondad de los paisajes, se pone juguetona, alegre y risueña, a Luciano le abraza, hizo cosquillas, sacó el sombrero tiró a un costado, entre risas empujó sobre el suelo, a labios suelta la besó varias veces, insinuando que se ponga alegre el compañero. El comportamiento de ella fue como despedirse del ser amado, se puede entender es el último momento de su vida que el destino ha deparado, le reclama. <<Luchito porqué no estés contento, algo te pasa o no me quieres dímelo la verdad, todo el viaje hizo sin ánimo, sí tú no quieres trabajar nos volveremos, o nos vamos a la estancia de mis padres allí tenemos ganados>. A Luciano le venció las lágrimas involuntariamente, la abrazó y besó dijo. <<No lo sé qué me pasa, te quiero tanto con toda mi vida>.

Ella le correspondió con abrazos volvió a besar, la mirada clavó fijamente, se cambió de actitud, caminaba callada, cabizbajo no volvió hablar más Las horas avanzan, son más de las tres de la tarde, el cielo se nubla con nubes espesas, de la carga del burro sacó una manta para abrigarse se echó sobre la espalda, porque empezó a llover con vientos y truenos esporádicos. MOMENTO TRÁGICO. - Se hallaban pasando el contorno de la laguna Wichicocha por la orilla derecha, siendo ya tarde tenían hambre, iban comiendo de merienda habas y arveja sancochada, se presentó una fuerte tempestad con granizadas de relámpagos, no hay donde cobijarse, solo pequeñas lomadas, dijo. <<Luchito papi, mi amor donde podemos sentarnos mientras pasa la granizada>. Era las últimas palabras cariñosas, no contestó porque el burro desvió a la derecha del camino avanzando unos treinta metros, Luciano fue corriendo en alcance del cuadrúpedo para atajar hacia el camino; En este momento cayó una fuerte descarga de tempestad eléctrica con luminosidad intensa, con la explosión sintió retumbar la tierra y él fue sacudido por el trueno, volteó hacia atrás, vio a Alejandrina tirada boca abajo en el suelo, entró corriendo asustado exclamó. <<Alejandrina levántate madrecita, porque estas así>. Trató de alzarla con el movimiento, apenas hizo un gemido, le habla por su nombre varias veces abrazando, ni más volvió hablar la echó despacio. Luciano estaba fuera de razón, no entendía que ha pasado, quiso aventarse a la laguna, se paró en la orilla, las aguas de la laguna son profundas, con la caída de las granizadas, se notaba como estar hirviendo, cuando se disponía dar un impulso, hacia delante, sintió detrás una fuerza que le jaló, volteó, sin duda no hay nadie, seguramente el espíritu de Alejandrina ha detenido. Nuevamente se acerca donde ella, se dio cuenta está

218

219


muerta que ha sido fulminado por la descarga eléctrica, llorando a gritos se aferró en el cuerpo sin vida. Vio en las proximidades de la laguna excavación de zanjas, esto significa se encuentra cerca al campamento de las obras de irrigación, reanudó el viaje con la finalidad de pedir auxilio y ayuda, caminaba como autómata sin sus cabales arreando al burro único compañero, llegó a las instalaciones del proyecto, preguntó a alguien por la vivienda del almacenero, dio razón indicando la habitación tocó a la puerta de calamina, salió mi madre al reconocer que es pariente dijo, <<Como está Luciano, que bien ha llegado, le ayudo descargar tu bulto debes estar cansado>. venció las lágrimas dijo. <<Sí mamá, ha pasado desgracia, a Alejandrina le cayó el relámpago está muerta>. La anfitriona exclamó. <<Dios Santo no, no puede ser, no es cierta verdad>. Venció las lágrimas de tristeza, al enterarse de la muerte de la prima cuñada que era buena y cariñosa, dentro de la habitación informó donde fue el lugar del accidente, le dice. <<Ya no tarde en llegar tu cuñado Don Víctor>. Son seis media, llegó del trabajo el almacenero, encontró a Luciano en la habitación dijo. <<Hola que bueno Luciano, vino solo como está Alejandrina?>. Llorando le dio la noticia no grata. <<Papá a Alejandrina le cayó relámpago en las inmediaciones de la primera laguna desde aquí, ha dejado de existir>. Al recibir la noticia ingrata quedó perplejo, se le desencajó la faz, repuso. <<Dios padre porqué tiene que suceder esta muerte repentina, en lugar ajeno, ¿A qué hora fue muerta?>. <<Aproximadamente hace dos horas hasta el momento>. A mi padre le venció las lágrimas y se quedó pensativo, en este caso qué medida tomar, porque la muerte es en jurisdicción ajena y lejana, pensó en trasladar el cadáver de inmediato, dijo.

<<Esta noche tenemos que trasladar a la estancia de mis padres Taita Silvestre, de día no se puede, porque nos encontramos en tierra ajena, la Ley no permite hacerlo sin trámites legales, para evitar problemas, nos resignemos y ponernos fuertes>. Contestó, <<Está bien papá trasladaremos a Alejandrina a nuestro pueblo>. <<Haremos todo lo posible en trasladar, vamos a cenar, para ganar tiempo>. Mi madre servio la cena, Luciano comió poco estaba deprimido, le recomendó que coma bien porque tiene que viajar. A las ocho de la noche salieron de retorno, para recoger el cadáver llevar sobre el lomo del burro, Mi madre quedó muy dolida con su hijita apenas de cuatro añitos que viene ser mi hermana mayor Julia. El lugar de la muerte dista más de una hora de camino, a la zona había caído nevada, con dificultad encontró a la finada, porque estaba cubierto por la nevada, de cubito ventral toda regida, sin sombrero encontró a unos metros, en su falda entre la cintura tenía el fiambre que venía comiendo Resignados con tanto cariño alzaron sobre el asno, hizo montar como si fuera viva, en camino ladeaba para ambos lados a pesar de arreglar varias veces seguía ladeando, como no quisiera volver, de manera mi padre imploró, habló sollozando, con cariño y fe dijo. <<Hermanita Alejandrina, porque no quieres que te lleve, ¿Acaso quiere quedarte en tierra extraña y lejana?, Tienes a tus padres, familias en casa, nos iremos a nuestro pueblo>. Después que imploró se acomodó como haber escuchado sus palabras, más no volvió ladear hasta llegar a la estancia del tío, toda la noche caminaron durante ocho horas sobre la nevada.

220

221


IV

Llegaron a las cuatro de la madrugada a la estancia de Don Silvestre padre de Víctor y tío de la difunta, en el paraje Luishuasi, faltando a dos cuadras para la choza, los perros pastores salieron de alcance con ladridos; el ganadero salió para percatarse porque ladran los perros, reconoció al hijo con la carga humana, pensaron en su nuera que ha dejado de existir exclamó. <<No me digas, hijo ha pasado algo a mi nuera>. Al escuchar, la abuelita Bernardina esposa del estanciero, salió llorando. <<No es tu nuera, es Alejandrina le ha caído relámpago, cuando Venía con Luciano a mi trabajo, fue fulminado por la descarga>. El abuelo Silvestre llorando abrazó al novio y ayudó bajar el cadáver, acomodó dentro de la choza. Informó detalladamente de la desgracia irreparable; tomaron acuerdos que debe hacer. Mi progenitor ya tenía la decisión tomada dijo. <<Papá nos encontramos en jurisdicción ajena, a mi prima se tiene que trasladar a nuestra comunidad>. <<Tiene que ser así hijo, iré a traer los caballos a la choza de tu tía Mercedes, mientras uds. descansan>. La esposa dijo. <<Silvestre solo no puedes ir, te acompañaré aún es noche>. <<No, tienes que preparar desayuno deben estar de hambre>. Fueron acompañada por la esposa a traer los caballos; La choza tiene una sola división acomodó al cadáver hacia el fondo, dejando un espacio a la derecha arregló la cama se echaron, hacia el extremo derecha Luciano se arregló estaba agotado de tanto caminar ida y vuelta se quedó dormido profundamente, mientras mi padre no pudo conciliar el sueño a pesar de tanto caminar,

Cuando está por dormir sintió que le golpeó el hombro izquierdo, se levantó prendió el mechero pensando está reviviendo, a Luciano trató despertarle está dormido, revisó a Alejandrina se encuentra regida y helada. No puede dormir, nuevamente siente golpear al costado izquierdo, se sentó hizo una oración y invocó. <<Hermanita estamos de vuelta a nuestro pueblo, hemos caminado tanta distancia, nos hallamos agotados, sí, que tú también está cansada, déjanos descansar>. Se quedó dormido hasta las ocho de la mañana. Despertaron el abuelo al retornar con los caballos, la abuelita Bernardina preparó el desayuno tomaron con rapidez, preparó uno de los caballos con una carga, la hizo montar acomodó para aparentar está llevando a una persona enferma. Mi progenitor retornó al trabajo, preocupado por mi madre, porque ella estaba delicada de salud. A las ocho y treinta partieron con destino al pueblo donde nació la difunta, el abuelo Silvestre se encargó en trasladar con Luciano, en camino la carga humana sobre el lomo del equino ladeaba a los costados, para entrar al cañón del majestuoso nevado Condoray, arregló invocando trató de conversar como estuviera vivo al cuerpo inerte de Alejandrina sobre el bulto apoyada, acarició lloroso, la cara, las manos pálidas y frío dijo. <<Hijita no te opongas, nos vamos a nuestra tierra, no puedes quedarte en la puna, basta en tu infancia hayas sufrido como pastora, ha cumplido tu palabra en tus canciones, Alicha nos hará tarde vamos>. El camino es de bajada accidentada con piedras, rocas, estrecho en algunas partes se pasa por senderos angostas, muchas veces animales con cargas se desbarrancaron. A los seres queridos cuando se les invoca, pidas que te ayuda en cualquier problema, te escucha, te bendice, también previene de cosas que puede pasar, desde el momento que trató de conversar hasta llegar al pueblo,

222

223


El cadáver no ladeó aparentó a persona viva enfermiza. Se encontraron con dos caporales del fundo ganadero, eran conocidos se saludaron amigablemente, indagó en decir sé alguno de su familia está mal de salud, le dio la respuesta, que su sobrina ha sufrido cornada de toro en la estancia está llevando a su comunidad, se apenó del hecho, recomendó que cuiden deseó pronto se recupere. Durante el viaje Luciano lloró varias veces por su compañera tan adorada, estaba decaído, demacrado, iba montado en el burro por partes. Llegaron a la jurisdicción del pueblo, falta más de una hora de camino, se encontraron con un pariente, encargó que vaya por delante para avisar a los padres y familiares de la difunta, porque no es bueno sorprender a sus padres, llegar a casa con la hija muerta, la madre de Alejandrina es la hermana menor del abuelo Silvestre, la muerte de la sobrina afectó en dolor a toda la familia. El pariente encargado de comisión llegó media hora antes a la casa de los padres de Alejandrina, Don Félix, su madre doña Marcelina y las dos hermanas mayores Gitrudes y Martina, ya se disponían a dormir, entró receloso dijo. <<Tío Félix y tía vengo con mala noticia, a mi prima Alejandrina le cayó relámpago en la altura, mi tío Silvestre con Luciano están traendo, ya no tarda en llegar>. La noticia trágica cayó como la misma descarga de tempestad o baldazo de agua helada, todos lloraban desesperados, a la madre dio crisis nerviosa, a unos veinte minutos los familiares ya estaban lleno alistaron la casa para recibir a la finada y para el velorio. Un grupo de familias fueron de alcance, se encontraron en el camino periferia de la población, todos lamentaban de la muerte trágica y repentino en pleno viaje, también ya estaban presente los padres de Luciano igual los hermanos, se abrazaron entre lágrimas padre e hijo y con los parientes.

Son las nueve de la noche, descienden camino abajo a la población, a medida que avanzan la carga humana los familiares doloridos se suman a engrosar como en procesión. Mientras entra Alejandrina sin vida a la casa donde nació, las campanas del pueblo doblan en frecuencias los sonidos al chocar en los cerros santuarios se torna en ecos sollozantes, sus padres y hermanas recibieron bañadas de lágrimas con los corazones destrozados, el padre se aferró al cuerpo frígido colmó de besos, como aquella vez que tuvo en sus brazos a una niña tan hermosa. Luciano estaba confundido de la razón por haber perdido al ser amada, tan breve compartió alegrías y tornó en tristeza profunda e inolvidable. Todos resignados, realizó el velorio muchos comentaron de su conducta o manera de ser, que era cariñosa, bondadosa, alegre, físicamente atractiva. Al siguiente día mandó preparar el ataúd para los funerales, durante el velorio los padres de Alejandrina y de Luciano mandaron preparar buenos potajes de comida para las familias y conciudadanos, que acompañaron en los actos de dolor. Desde la muerte, a los cuatro días se llevó a cabo el sepelio, con la participación masiva de su comunidad. El tío Silvestre que trasladó a la sobrina desde la puna, pronunció emocionado de dolor palabras de despedida. <<Señores padres, Luciano y familiares comparto este dolor por la muerte de mi sobrina, hemos hecho posible de trasladar a nuestra hija, que murió en tierras ajenas, mi hijo Víctor trajo toda la noche hasta la estancia, luego me ocupé traerlo aquí, caminamos tanta distancia noche y día. Hija Alejandrina aquí te quedas con nuestra familia, en casa y en tu pueblo, no hemos querido que te quedes en lugar ajena, sin embargo, fuiste a despedir a los lugares de la puna donde pastaste los ganados, que Dios te reciba en su mansión>. Todos se emocionaron.

224

225


Luciano quiso despedirse, la emoción de tristeza no le permitió; A los pobladores ha concitado la muerte de aquella joven carismática, por sus dotes de bondad y virtudes en el corto tiempo de su vida. Al ser humano la muerte puede sorprender en cualquier momento y lugar, no se puede prevenir acontecimiento desgarrador, porque es una realidad. Seguramente el público lector se conmueva de los hechos reales que suceden en los pueblos y campos.

----V----

226

EL VALOR HUMANO

Ser humano es atesorar la vida en estima, se llegas hallar un animalito insignificante en tu camino, también es vida, respétalos, cuídalos sin condición, puede ser te útil en los momentos menos pensado. Sí es menor que tú, no conoce los secretos de la vida, enséñalos las vías sin los obstáculos, incúlcalos a cumplir sus deberes y los buenos modales, con la cual abriste la puerta del porvenir. Al semejante valóralos, no te burles, no engañes, no desprecies, no los maltrates, no explotas con el fin de beneficios económicos, dilos su propio espacio, pueda que sea tu discípulo en la estrada de la vida.

227


A LOS PERSONAJES PROTAGONISTAS Al concluir esta historia narrativa de épocas de adolescente, que se basa en fuentes verídicas, por tales razones una gratitud postrera a los personajes protagonistas, a quienes menciono en el presente trabajo literario, en honor a la verdad y memoria por sus actuaciones a mis abuelos, padres y de más parientes que me antecedieron, me hubiese gustado qué este presente algunos de ellos para testimoniar el contenido del texto. Excluyo de la expresión gratitud al personaje que ocasionó acciones de violencias contra personas humildes carentes de seguridad y garantías. En fin son hechos de la vida.

128

INDICE

TÍTULO PRIMERO Consta de 22 Capítulos

Del página 11 al 153

TÍTULO SEGUNDO Consta de 7 Capítulos

154 al 190

TÍTULO TERCERO Consta de 3 Capítulos

191 al 208

TÍTULO CUARTO Consta de 4 Capítulos

209 al 226

229


Este esfuerzo literario se termin贸 De escribir en Abril del 2008 En Milano Italia. ......F.....

130

ENBOSCADA Y MUERTE DEL BANDOLERO  

AUTOR: Salvador Hinostroza Cano

Advertisement