Issuu on Google+

Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca de la Biblia” ¿Por qué se considera la Biblia como el libro más grande del mundo? La Respuesta es sencilla: ¡Porque la Biblia es la palabra de Dios! Al leer la Biblia, ¡uno lee un mensaje procedente de Dios mismo! Cuando la Biblia habla, ¡es Dios quien habla! Como la Biblia es la palabra de Dios, nos da mucho más que simple información. La Biblia nos da una promesa. ¡Una promesa de vida! A todo el que recibe el mensaje de la Biblia con fe se le promete el don indescriptible de la vida eterna en Jesucristo, el Hijo de Dios. 1. ¿De donde vino la Biblia? De Dios mismo. Dios escogió muchas personas para que escribieran lo que él quería. Toda Escritura es inspirada por Dios. 2 Timoteo 3:16 Sino que los hombres hablaron de parte de Dios bajo el impulso del Espíritu Santo. 2 Pedro 1:21. 2. ¿Por qué necesitamos la Biblia? Nadie puede vivir la vida a plenitud sin conocer la verdadera Palabra de Dios. El hombre no vive de pan únicamente, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo 4:4 3. ¿Podemos confiar en lo que dice la Biblia? Si. La Palabra de Dios es verdadera y todas sus promesas se cumplirán con toda seguridad. Tu palabra es verdad.

Juan 17:17

Ni la más pequeña letra ni el más insignificante signo de puntuación desaparecerán en modo alguno de la ley, hasta que todo se cumpla. Mateo 5:18 4. ¿No es la Biblia demasiada antigua para ser de alguna utilidad para nosotros hoy en día? De ninguna manera. La Biblia es un libro vivo que habla a los corazones de las personas de cualquier época y lugar. Porque la palabra de Dios es viva y dinámica. Más filosa que cualquier espada de dos filos…juzga los pensamientos y las actitudes del corazón. Hebreo 4:12


5. ¿Cómo puede ayudarnos la Biblia en nuestra vida cotidiana? La Biblia nos enseña a vivir una vida útil y significativa que agrada a Dios. Toda Escritura es inspirada por Dios y es provechosa para enseñar, para reprender, para corregir y para educar en la virtud, a fin de que el siervo de Dios esté completamente equipado para toda clase de obra buena. 2 Timoteo 3:16,17 6. ¿Cuál es el mayor beneficio que podemos recibir de la lectura de la Biblia? La Biblia nos guía hacia Jesucristo en quien podemos encontrar la vida eterna. Las Sagradas Escrituras, las cuales tienen poder para hacerte sabio para la salvación que se obtiene por la fe en Cristo Jesús. 2 Timoteo 3:15 Pero éstas quedan escritas para que crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que, mediante esta fe, tengan vida en su nombre. Juan 20:31


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca de Dios” La mayoría de las personas del mundo han oído de la existencia de Dios. Sin embargo, para muchas personas la palabra Dios no tiene mucho significado. Ellos no saben quien es Dios ni conocen sus obras. No saben nada de la santidad de Dios, de su poder ni de su amor. Ellos no saben si Dios se preocupa por ellos o no, ni podrían saberlo por sí mismos. Por eso estas personas se hacen las siguientes preguntas, cuyas respuestas Dios se la revela en su palabra: 1. ¿Quién es Dios? Dios es el creador del mundo y la fuente de la vida. El Dios que hizo el mundo con todo lo que hay en él, es el Señor de cielos y tierra… es él quien da a todos vida, respiración y todo lo demás. Hechos 17:24,25 2. ¿Cuántos dioses verdaderos hay? Sólo uno. Dios dijo: Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí no hay dios. Isaías 45:5 3. ¿Es posible que aprendamos la verdad a cerca de Dios? Sí, porque Dios se nos ha dado a conocer, en la naturaleza y en la Biblia. Porque desde la creación del mundo, las cualidades invisibles de Dios, su eterno poder y su naturaleza divina, se han podido ver claramente, haciéndose intangibles a base de lo que Dios ha creado, a fin de que los hombres no tengan excusa. Romanos 1:20 En el pasad, Dios hablo a nuestros antepasados por medio de los profetas en distintos tiempos y de varias maneras. Hebreos 1:1 4. ¿Hay alguna otra manera por la cual Dios se nos ha dado a conocer? Si. Dios se ha revelado con más claridad en su Hijo, Jesucristo. En estos últimos días Dios nos ha hablado por medio de su Hijo. Hebreos 1:2 Nadie ha visto jamás a Dios, pero el único Hijo, que esta al lado del Padre, lo ha dado a conocer. Juan 1:18


5. ¿Cuáles son algunas cosas que Dios nos ha dicho acerca de sí mismo? Dios es misericordioso, amante y bueno. El Señor tiene misericordia y compasión, es lento para la ira y rico en amor. El Señor es bueno con todos; él tiene compasión de todo lo que ha hecho. Salmo 145:8,9 Dios es amor.

1 Juan 4:8

6. ¿Qué más nos ha dado a conocer Dios acerca de sí mismo? Dios es poderoso, justo y santo. Nuestro Dios está en el cielo; él hace todo lo que le agrada. Salmo 115:3 Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso. Apocalipsis 15:3 7. ¿Tuvo Dios principio? No. Dios no tiene principio ni fin. Antes de que nacieran las montañas o de que tú formaras la tierra y el mundo, desde la eternidad hasta la eternidad tú eres Dios. Salmo 90:2 8. ¿Podemos ver a Dios? No. Dios es invisible a los ojos humanos. Dios mora dentro de una luz, inaccesible, y a quien nadie ha visto ni puede ver. 1 Timoteo 6:16 9. ¿Podemos hacer imágenes de Dios para ayudarnos en nuestra adoración a él? No. Dios es espíritu y no quiere que hagamos ídolos de ninguna clase. Dios es espíritu, y sus adoradores deben adorar en espíritu y en verdad. Juan 4:24 No te harás ningún ídolo en la forma de algo que haya arriba en el cielo, ni abajo en la tierra ni en las aguas debajo. Éxodo 20:4 10. ¿Qué relación tiene este Dios grande y santo con nuestro mundo actual? Dios sigue sustentando y gobernando nuestro mundo día tras día. El es la fuente de todas las bendiciones que disfrutamos.


Ha mostrado su bondad enviándoles lluvia del cielo y cosechas a su tiempo; proveyéndoles de sustento y colmando de alegría sus corazones. Hechos 14:17 11. ¿Le importa mucho a Dios la manera como cada individuo vive en este mundo? Sí, mucho. Cada persona va a rendir cuentas a Dios algún día de todo lo que haya hecho. No hay nada en toda la creación que pueda quedar oculto a la vista de Dios. Todo esta desnudo y al descubierto antes los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas. Hebreos 4:13 12. ¿No es Dios demasiado grande para preocuparse por nuestras necesidades y problemas? No. Dios se preocupa de todo lo que ocurre en la tierra, aun las cosas más insignificantes. ¿Acaso no se venden dos gorriones por una moneda? Sin embargo, ni uno de ellos cae al suelo sin que el Padre lo permita. Y ustedes tienen hasta los cabellos de la cabeza todos contados. Mateo 10:29,30 13. ¿Está Dios dispuesto a escucharnos cuando le hablamos? Si. Dios escucha las oraciones de todos los que lo invocan con sinceridad. El Señor está cerca de todos los que lo invocan, de todos los que lo invocando veras. Salmo 145:18 14. ¿Es posible que nosotros entendamos por completo a Dios y sus caminos? No. Dios es más grande de lo que podamos entender jamás. ¡Oh qué abismo de riqueza, de sabiduría y de conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios! ¡Y cuán inescrutables sus caminos! Romanos 11:33


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca del Origen del Mundo” Muchas personas se preguntan acerca del origen del mundo. ¿Cómo comenzó el universo? ¿De donde vino todo? ¿Hubo alguien que hiciera este mundo y la gente que lo habita, o todo resultó por casualidad? Como es obvio, ésas son preguntas importantes. Sus respuestas determinan sus ideas sobre usted mismo, los demás y el mundo que lo rodea. ¡Escuche usted lo que dice la Biblia! 1. ¿Cómo comenzó nuestro universo? ¡Dios lo creo! En el principio creó Dios los cielos y la tierra

Génesis 1:1

Por la fe entendemos que el universo fue formado por una orden de Dios. Hebreos 11:3 2. ¿De dónde vinieron el primer hombre y la primera mujer? Dios lo creo Creó, pues, Dios al hombre a su propia imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Génesis 1:27 Y formó el Señor Dios al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y vino a ser el hombre un ser viviente. Génesis 2:7 3. ¿Dónde vivieron esas personas? En un sitio hermoso llamado el Huerto del Edén. Había plantado el Señor un jardín en Edén, hacia el oriente; y en él colocó al hombre que había formado. Génesis 2:8 4. ¿Cuál era su relación con el resto de la creación? Dios les dio posición de gloria y honra sobre todo lo que había hecho. Tú Dios lo hiciste poco menor que los seres celestiales y lo coronaste de gloria y honor. Tú te encargaste de las obras de tus manos; tu pusiste todo debajo de sus pies. Salmo 8:5,6


5. ¿Cuales responsabilidades les asigno Dios? Dios les dijo llenaran la tierra con sus descendientes la gobernaran y la cuidaran. Dios los bendijo y les dijo: “Fructifiquen y multiplíquense; llenen la tierra y domínenla. Gobiernen sobre los peces del mar y las aves del aire y sobre toda criatura que se mueve por el suelo”. Génesis 1:28 6. ¿Cómo era el mundo cuando Dios terminó su obra creadora? Todo era muy bueno. Vio Dios todo lo que había hecho, y era muy bueno.

Génesis 1:31

7. ¿Qué importa que nuestro mundo haya sido creado por Dios en vez de formarse por accidente o casualidad? Todo el mundo y los que lo habitamos pertenecemos a Dios, porque él nos hizo. La tierra es del Señor y todo lo que hay en ella, el mundo y todos los que viven en él. Salmo 24:1 8. ¿Cuál es la actitud de Dios frente a su creación? Dios se preocupa por este mundo y por cada uno de sus habitantes. Todas las miradas se dirigen a ti Dios y tú les das su comida a tiempo. Salmo 145:15 El Señor es justo en todo y amoroso con todo lo que ha hecho. Salmo 145:17 9. ¿Cómo debemos responder a Dios nuestro Creador? Debemos amarlo, adorarlo y rendirle honra. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Deuteronomio 6:5 Digno eres, nuestro Señor y Dios, de recibir la gloria, el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad fueron creadas y tienen su existencia. Apocalipsis 4:11


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca de la Caída del Hombre en el pecado” Después de haber estudiado sobre la creación del mundo, uno se pregunta: Si todo era tan maravilloso al principio, ¿Por qué ya no lo es? ¿De donde vinieron el sufrimiento, la tristeza y la muerte? ¿Por qué hay tanto odio, amargura e incomprensión en el mundo? ¿Qué pasó con toda la armonía, la paz y el gozo de antes? La respuesta de la Biblia a todas esas preguntas es clara y sencilla. Se puede poner en una sola oración: ¡Todo cambio cuando el hombre cayó en el pecado! 1. ¿Qué mandamiento les dio Dios a las primeras personas que hizo? Dios les dijo que no comieran de uno de los árboles del huerto que habitaban. Dios dijo: Eres libre para comer de cualquier árbol del jardín; pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no has de comer, porque el día que comas de él, morirás sin remedio. Génesis 2:16,17 2. ¿Obedecieron ellos el mandamiento de Dios? No. Ellos decidieron vivir a su modo en vez de acuerdo a la voluntad de Dios. Cuando vio la mujer que el fruto del árbol era bueno para alimento, y deleitoso a la vista, y también deseable para alcanzar sabiduría, tomo de su fruto y comió. Dio también a su marido, que estaba con ella y él comió. Génesis 3:6 3. ¿Qué ocurrió cuando ellos pecaron contra Dios? Ellos perdieron la comunión con Dios y abrieron el camino al sufrimiento, el juicio y la muerte. Entonces el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Génesis 3:8 Dios dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer y comiste del árbol de que te mandé diciendo: “No comerás de él”, maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida, espinos y cardos te producirá y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y al polvo volverás. Génesis 3:17-19


4. ¿Qué tiene que ver el pecado de ellos con nosotros? Una vez que el pecado entró al mundo, afectó a todos. Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Romanos 5:12 5. ¿Somos todos pecadores y culpables delante de Dios? Sí, sin excepción. No hay un solo justo, ni siquiera uno.

Romanos 3:10

Puesto que todos han pecado y se hallan destituidos de la gloria de Dios. Romanos 3:23 6. ¿No puede un Dios tan amante pasar por alto el hecho de que todos somos pecadores? No. Aunque Dios es amable y misericordioso, también es justo. Dios no puede dejar el pecado sin castigo. Jehová es tardo para la ira y grande en misericordia, perdona la maldad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable, pues castiga el pecado de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación. Números 14:18 No os dejen engañar; Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre siembre, eso también cosechará. Gálatas 6:7


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca de Jesucristo” Cuando las primeras personas pecaron en el Huerto del Edén, tuvieron miedo y trataron de ocultarse de Dios. Pero Dios en su amor los buscó y les habló. Dios les dijo que iban a recibir un castigo debido al pecado, pero también les dio un mensaje de esperanza. La muerte, el sufrimiento y el dolor no serían el fin de su vida. ¡No tenían que vivir sin esperanza! ¡Dios les prometió que algún día una persona vendría a la tierra y ganaría una victoria gloriosa sobre el pecado y la muerte! Aunque ellos no entendieron todo entonces, la persona que Dios prometió enviar fue Jesucristo. Jesús era el que traería paz y perdón. ¡Jesús le restauraría a la humanidad perdida la comunión con Dios! 1. ¿Quién es Jesucristo? Jesucristo es el Hijo eterno de Dios. Dios dijo acerca de Jesús: «Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia». Lucas 3:22 El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios y la representación exacta de su ser. Hebreos 1:3 2. ¿Por qué envió Dios a su Hijo al mundo? Dios envió a Jesús al mundo para que pudiéramos tener vida eterna en él. De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16 3. ¿Cómo vino Jesús a nuestro mundo? Jesús nació como un bebe humano de una virgen judía llamada Maria. Dios envió al ángel Gabriel a una joven virgen y el nombre de la virgen era Maria. El ángel le dijo a Maria; Mira, vas a concebir y a dar a luz un hijo, y lo llamaras Jesús. Lucas 1:26,27, 31 4. ¿Quién fue el padre de Jesús? Jesús fue concebido por Dios, el Espíritu Santo. Estando comprometida María con José, antes que vivieran juntos se halló que había concebido del Espíritu Santo. Mateo 1:18


5. ¿Se alegró la mayor parte del mundo cuando Jesús nació? No. Jesús nació en una aldeíta en circunstancias muy humildes. Se le cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón (posada). Lucas 2:6,7 Lea usted la historia del nacimiento de Jesús en Mateo 1:18-25 y Lucas 2:1-20 6. ¿Por qué le pusieron por nombre Jesús? Porque el nombre Jesús significa Salvador. Jesús vino a salvar a su pueblo de sus pecados. El ángel le dijo: Darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Mateo 1:21 7. ¿Qué hizo Jesús mientras estuvo en la tierra? Jesús pasó por los pueblos de Israel, enseñando y predicando, sanando los enfermos, echando fuera demonios, perdonando pecados y ayudando a los necesitados. Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, predicando el evangelio del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Matero 9:35 También salían demonios de muchos, dando voces y diciendo: ¡Tú eres el Hijo de Dios! Lucas 4:41 A la pecadora arrepentida, Jesús dijo: Tus pecados están perdonados. Lucas 7:48 Al describir su ministerio, Jesús dijo: Los ciegos recobran la vista, los cojos caminan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos son resucitados y a los pobres se les predica el evangelio. Mateo 11:5 8. ¿Cómo reaccionó la gente ante los milagros y las enseñanzas de Jesús? La Mayoría de las personas quedaban asombradas y muchos creyeron en él. La gente estaba llena de asombro, y decía: Todo lo ha hecho bien. Marcos 7:37 Muchos vieron las señales milagrosas que hacia y creyeron en su nombre. Juan 2:23


(Para tener un conocimiento más extenso acerca de Jesús y sus milagros, lea los cuatro evangelios: Mateo, Marcos, Lucas y Juan). 9. ¿Creyeron en Jesús todos los que vieron sus milagros y lo escucharon? No. Los líderes judíos le tenían envidia y lo rechazaron. Ellos entregaron a Jesús al gobernador romano para que lo sentenciara a muerte. Todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo dispusieron contra Jesús un plan para entregarlo a muerte. Lo llevaron atado y lo entregaron a Poncio Pilato, el gobernador. Mateo 27:1,2 Porque (Pilato) sabía que por envidia lo habían entregado. Mateo 27:18 10. ¿Cómo murió Jesús? Los soldados romanos se burlaron de Jesús, lo torturaron y después lo mataron sobre una cruz afuera de la ciudad de Jerusalén. Entonces los soldados lo llevaron dentro del atrio, esto es, al pretorio, y reunieron a toda la compañía. Lo vistieron de púrpura, le pusieron una corona tejida de espinas y comenzaron a saludarlo: ¡Salve, Rey de los judíos! Le golpeaban la cabeza con una caña, lo escupían y, puestos de rodillas, le hacían reverencias. Después de haberse burlado de él, le quitaron la púrpura, le pusieron sus propios vestidos y lo sacaron para crucificarlo. Marcos 15:16-20 (- Existe un relato más completo de la muerte de Jesús en Mateo 26 y 27, Marcos 14 y 15, Lucas 22 y 23, y Juan 18 y 19) 11. ¿Crucificaron a Jesús porque había hecho algo malo? No. Jesús vivió una vida absolutamente perfecta, en otras palabras sin pecados. Él no cometió pecado ni se halló engaño en su boca. Cuando lo maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino que encomendaba la causa al que juzga justamente. 1 Pedro 2:22-23 12. ¿Qué pasó con el cuerpo de Jesús después de su muerte? Un hombre rico llamado José de Arimatea sepultó amorosamente el cuerpo de Jesús. Y tomando José el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. Mateo 27:59-60


13. ¿Se quedó el cuerpo de Jesús en la tumba? No. Después de tres días, Jesús resucitó de entre los muertos. Y Dios lo levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuera retenido por ella. Hechos 2:24 14. ¿Qué hizo Jesús después de salir de la tumba? Durante cuarenta días estuvo en la tierra para probar a sus seguidores que él estaba vivo. A ellos también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. Hechos 1:3 15. ¿Qué paso después de los cuarenta días? Jesús volvió al cielo donde gobierna ahora todas las cosas celestiales y terrenales. Y, mientras los bendecía (a sus discípulos), se alejo de ellos y fue llevado al cielo. Lucas 24:51 Dios lo sentó a su diestra en los dominios celestiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio. Efesio 1:20,21 16. ¿Qué hace Jesús ahora? Jesús intercede por nosotros y nos prepara un lugar. Porque Cristo entró en el cielo mismo, para comparecer ahora a favor nuestro en la presencia de Dios. Hebreos 9:24 Jesús dijo: Hay muchas moradas en la casa de mi Padre, voy allá a preparar lugar a ustedes. Juan 14:2 17. ¿Se va a quedar Jesús en el cielo? No. Algún día va a volver a la tierra y nos va a llevar donde él está. Y si me voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo esté, vosotros también estéis. Juan 14:3


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca de la Salvación” Después de leer la maravillosa historia de Jesús, tal vez no parezca todavía muy claro lo que Jesús hizo. Jesús es el Salvador, pero el mundo todavía perece perdido. El sufrimiento y el dolor abundan y la gente sigue muriéndose como siempre. Aún el mundo natural que nos rodea muestra indicios de ruina y descomposición. De muchas manera la vida parece empeorar en vez de mejorar. ¿Qué significa, entonces, la frase, “Jesús salva”? ¡Lea ahora las respuestas a las preguntas que la Biblia nos ofrece! 1. ¿Qué significa ser salvo? Ser salvo es llegar a ser hijos de Dios, recibir el perdón de todos los pecados y el don de la vida eterna. Sin embargo, a todos los que le recibieron (a Jesús), a los que creyeron en su nombre, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. Juan 1:12 Dios nos ha dado la vida eterna, y esta vida está en su Hijo. 1 Juan 5:11 2. Si Dios dijo que la “paga del pecado es muerte” ¿Cómo puede perdonarnos los pecados sin castigarnos? Jesús murió en nuestro lugar. El pagó todo el castigo que nosotros merecíamos. Pero él fue traspasado por nuestras transgresiones, él fue molido por nuestras iniquidades; él sufrió el castigo que nos trajo la paz y por sus heridas somos sanos. Todos nosotros nos hemos descarriado como ovejas, cada uno de nosotros se ha vuelto a su propio camino; y el Señor lo ha cargado con la iniquidad de todos nosotros. Isaías 53:5-6 Véase también Romanos 5:6-8; 2 Corintios 5:19-21; 1 Pedro 1:18-19; 1 Pedro 2:24 3. En realidad, ¿esta Dios dispuesto a perdonarnos todos los pecados? ¡Si. Todos! Venid ahora, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. Isaías 1:18 Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. Salmos 103:12


4. ¿Qué debemos de hacer para recibir esta salvación tan grande? Debemos de arrepentirnos de nuestros pecados y creer que Jesús murió por nosotros. Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. Hechos 3:19 5. ¿No podemos ganar o merecer la salvación tratando de vivir una vida buena? No. Somos salvos por la gracia de Dios (su favor y su amor que no merecemos), no por nuestros esfuerzos propios. Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Efesio 2:8-9 6. ¿No hay otra manera de ser salvo sino por Jesús? No hay otra manera. Jesús le dijo: Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6 En ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. Hechos 4:12 7. ¿Cuál es la gran promesa dada a todos los que creen en Jesús? Todo el que cree de verdad recibe el don de la vida eterna. Ya no esta bajo sentencia de muerte. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Juan 5:24 8. ¿Cuándo comienza la vida eterna? La vida nueva en Cristo comienza en el momento en que una persona cree. De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. Juan 6:47 9. ¿Qué les pasará a los que no creen? Los que no creen seguirán viviendo bajo el juicio de Dios y estarán perdidos por toda la eternidad.


El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18 10. ¿Qué enseña la Biblia acerca del nuevo nacimiento? La Biblia enseña que una persona no puede ser salva a menos que nazca de nuevo. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Juan 3:3 11. ¿Qué quiere decir nacer de nuevo? Nacer de nuevo es recibir una vida espiritual interior nueva por medio del Espíritu Santo, de modo que uno llega a ser una persona nueva en Cristo. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. Juan 3:6 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintio 5:17 12. ¿Por qué es necesario nacer de nuevo para entrar al reino de los cielos? Sin el nuevo nacimiento, todos están muertos en el espíritu (sin la vida nueva que Dios da y bajo sentencia de muerte) por la culpa de los pecados. Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos). Efesio 2:1-5 13. ¿Es importante que confesemos nuestra fe en Cristo en público? Si. A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. Mateo 10:32-33


Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Romanos 10:9-10 14. ¿Pueden los creyentes tener la seguridad absoluta de que tienen vida eterna? ¡Si, sin lugar a duda! Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. 1 Juan 5:13 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:38-39 15. ¿Qué les pasa a los creyentes cuando mueren? Los creyentes son llevados inmediatamente a la presencia de Jesús. Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor, pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor. 2 Corintio 5:1, 6, 8 Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor. Filipenses 1:21, 23 16. ¿Qué les pasa a los cuerpos de los creyentes cuando mueren? Ellos se levantarán otra vez en gloria cuando Jesús vuelva a la tierra. Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas . Filipenses 3:20-21


17. ¿Participará también el resto de la creación de la salvación que Jesús vino a traer? Si. Cuando Jesús vuelva, toda la creación será renovada. Porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Romanos 8:21


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca de la Vida Cristiana” Muchas personas desean aceptar la salvación que Jesús da, pero dudan que puedan vivir como cristianos. Algunos que quisieran vivir la vida cristiana se preguntan si serán capaces. Otros no están seguros de estar dispuestos a hacer todo lo que Jesús les pida. Hay aun otros que piensan que la vida cristiana es un conjunto de prohibiciones y mandatos y temen que el cristianismo les quite todo el gozo de su vida. ¿Qué significa vivir como cristiano? ¿Puede alguien en realidad vivir una vida agradable a Dios? ¿Quita el cristianismo el gozo de la vida? He aquí las respuestas de la Biblia a estas inquietudes y otras más que usted tenga. 1. ¿Qué invitación hace Jesús a los que quieren seguirlo? Jesús los invita a que estén dispuestos a dejarlo todo por él, ¡aun sus propias vidas!. Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Marcos 8:34-35 2. ¿Por qué debieran los creyentes desear una vida cristiana? En gratitud por lo que Dios ha hecho por ellos. Por lo tanto, hermanos, os ruego por la misericordia de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro verdadero culto. Romanos 12:1 3. ¿Quién hace posible que los creyentes vivan una vida cristiana? Dios mismo, puesto que los cristianos no pueden vivir la vida cristiana por sus propias fuerzas. Pues Dios, según su bondadosa determinación, es quien hace nacer en ustedes los buenos deseos y quien los ayuda a llevarlos a cabo. Filipenses 2:13 4. ¿Cómo manifestaran los creyentes la obra de Dios en su vida? El Espíritu Santo que mora en ellos producirá frutos cristianos que todos podrán ver. En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. Gálatas 5:22-23


5. ¿Cómo es el amor cristiano? La Biblia describe el amor cristiano con las siguientes palabras: Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo. El amor jamás dejará de existir. 1 Corintios 13:4-8 6. ¿Hay algunos ejemplos de amor cristiano que podamos seguir? Si. Jesús mismo es un ejemplo perfecto. Conocemos lo que es el amor porque Jesucristo dio su vida por nosotros; así también, nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos. Pues si uno es rico y ve que su hermano necesita ayuda, pero no se la da, ¿cómo puede tener amor de Dios en su corazón? Hijitos míos, que nuestro amor no sea solamente de palabra, sino que se demuestre con hechos. 1 Juan 3:16-18 7. ¿Qué es la mundanalidad? Mundanalidad es vivir según las normas y deseos del mundo incrédulo y pecador. No amen al mundo, ni lo que hay en el mundo. Si alguno ama al mundo, no ama al Padre; porque nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo. Y esto es lo que el mundo ofrece: los malos deseos de la naturaleza humana, el deseo de poseer lo que agrada a los ojos y el orgullo de las riquezas. 1 Juan 2:15-16 8. ¿Cuáles son algunos pecados contra los cuales nos advierte la Biblia? La mentira, el robo, las palabras corrompidas, las disensiones, la inmoralidad sexual, las borracheras y muchos otros. Por lo tanto, ya no mientan más, sino diga cada uno la verdad a su prójimo, porque todos somos miembros de un mismo cuerpo. Si se enojan, no pequen; que el enojo no les dure todo el día. No le den oportunidad al diablo. El que robaba, deje de robar y póngase a trabajar, realizando un buen trabajo con sus manos para que tenga algo que dar a los necesitados. No digan malas palabras, sino solo palabras buenas y oportunas que edifiquen la comunidad y traigan beneficios a quienes las escuchen. No hagan que se entristezca el Espíritu Santo de Dios, con el que ustedes han sido sellados para distinguirlos como propiedad de Dios el día en que él les dé la liberación definitiva. Alejen de ustedes la amargura, las pasiones, los enojos, los gritos, los insultos y toda clase de maldad.


Ustedes deben portarse como corresponde al pueblo santo: ni siquiera hablen de la inmoralidad sexual ni de ninguna otra clase de impureza o de avaricia. No se emborrachen, pues eso lleva al desenfreno; al contrario, llénense del Espíritu Santo. Efesios 4:25-31; 5:3,18 9. ¿Es posible que los creyentes tengan la victoria sobre las tentaciones y vivan una vida santa? Si. Porque Dios siempre provee una salida de las tentaciones. Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla. 1 Corintios 10:13 10. ¿Esta Dios dispuesto a perdonar a los creyentes que caigan en pecado? Si. Solo hay que confesar con humildad sus pecados y pedirle perdón. Pero si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, que es justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad. 1 Juan 1:9 11. ¿Cómo se pueden ayudar los creyentes unos a otros a vivir la vida cristiana? En la adoración congregacional, animándose unos a otros, en la oración por las necesidades mutuas y teniendo cuidado para que nunca sean ocasión de pecado para los otros creyentes. No dejemos de asistir a nuestras reuniones, como hacen algunos, sino démonos ánimos unos a otros. Hebreos 10:25 No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el Espíritu. Manténganse alerta, sin desanimarse, y oren por todo el pueblo santo. Efesio 6:18 Pero eviten que esa libertad que ustedes tienen haga caer en pecado a los que son débiles en su fe. 1 Corintios 8:9 12. ¿Cuál debe ser la actitud de los creyentes en cuanto al dinero y las posesiones? Deben tener cuidado de que no se descarríen por amor al dinero o a las cosas materiales.


Miren, cuídense de toda codicia; la verdadera vida del hombre no consiste en la abundancia de sus posesiones. Lucas 12:15 Porque el amor al dinero es raíz de toda clase de males; y hay quienes, por codicia, se han desviado de la fe y se han causado terribles sufrimientos. 1 Timoteo 6:10 13. ¿Qué enseña la Biblia sobre las ofrendas? Los creyentes deben dar con generosidad, regularidad y alegría. Pues ustedes, que sobresalen en todo: en fe, en facilidad de palabra, en conocimientos, en buena disposición para servir y en amor que aprendieron de nosotros, igualmente deben sobresalir en esta obra de caridad. 2 Corintios 8:7 Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, y no de mala gana o a la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. 2 Corintios 9:7 14. ¿Cuál es el resultado del ofrendar con generosidad y gozo? Los que dan reciben bendición, se satisfacen las necesidades de otros y Dios recibe alabanza. Acuérdense de esto: El que siembra poco, poco cosecha; el que siembra mucho, mucho cosecha. 2 Corintios 9:6 15. ¿Deben los creyentes hablar a los incrédulos acerca de Jesucristo? Si. Ellos deben estar preparados para testificar a otros cuando sea posible. Honren a Cristo como Señor en sus corazones. Estén siempre preparados a responder a todo el que les pida razón de la esperanza que ustedes tienen. 1 Pedro 3:15 16. ¿De donde recibe el creyente el poder para testificar con eficacia? Del Espíritu Santo. Pero cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra. Hebreos 1:8


17. ¿Cuáles normas generales debe seguir el creyente en su intento de vivir la vida cristiana? Siempre debe dejarse guiar por el Espíritu Santo y hacer todo para la gloria de Dios. Por lo tanto, digo: Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer sus propios malos deseos. Gálatas 5:16 En todo caso, lo mismo si comen, que si beben, que si hacen cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios. 1 Corintios 10:31


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas sobre la Oración” La oración es uno de los mayores privilegios que el creyente tiene al tratar de vivir la vida cristiana. Cuando los creyentes oran, hablan de modo directo y personal con su Padre Celestial. No hay nada que se interponga entre ellos y su Dios. Para orar bien no necesitamos usar palabras especiales ni cierto tono de voz. Todo lo que se necesita es un deseo sincero de presentar a Dios los sentimientos y las peticiones mas profundas del corazón. 1. ¿Qué tan importante es la oración en la vida del creyente? Los creyentes deben orar por todo. No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús. Filipense 4:6-7 2. ¿En el nombre de quien debemos de orar? En el nombre de Jesús. Y todo lo que ustedes pidan en mi nombre, yo lo haré, para que por el Hijo se muestre la gloria del Padre. Yo haré cualquier cosa que en mi nombre ustedes me pidan. Juan 14:13-14 3. ¿Oye Dios las oraciones de su pueblo y las responde? ¡Claro que si! Tenemos confianza en Dios, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye. 1 Juan 5:14 La oración fervorosa del justo tiene mucho poder. Santiago 5:16 4. ¿Cuál promesa se da a los que oran según la voluntad de Dios? Dios les concederá los que pidan.


Pidan, y Dios les dará; busquen, y encontrarán; llamen a la puerta, y se les abrirá. Mateo 7:7 5. ¿Siempre nos dará Dios todo lo que pidamos? No, porque hay ocasiones cuando pedimos cosas indebidas o con pecado en el corazón. Y cuando lo piden, no lo reciben porque lo piden mal, pues lo quieren para gastarlo en sus placeres. Santiago 4:3 6. ¿Hay otra razón por la cual Dios tal vez no nos de todo lo que pidamos? Si, cuando lo que hayamos pedido no sea lo más conveniente para nosotros. Por eso, para que yo no me crea más de lo que soy, he tenido un sufrimiento, una especie de espina clavada en el cuerpo, que como un instrumento de Satanás vino a maltratarme. Tres veces le he pedido al Señor que me quite ese sufrimiento; pero el Señor me ha dicho: “Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.” Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Y me alegro también de las debilidades, los insultos, las necesidades, las persecuciones y las dificultades que sufro por Cristo, porque cuando más débil me siento es cuando más fuerte soy. 2 Corintios 12:7-10 7. ¿Es la oración principalmente para pedir cosas a Dios? No. La oración incluye alabanza, confesión y acción de gracias, como también las peticiones. Ustedes deben orar así: “Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo. Danos hoy el pan que necesitamos. Perdónanos el mal que hemos hecho, así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal. No nos expongas a la tentación, sino líbranos del maligno”. Mateo 6:9-13 8. ¿Cuáles advertencias hizo Jesús en cuanto a la oración? Se debe tener cuidado de no orar en busca de la alabanza de los hombres y de perdonar a otros sus ofensas antes de orar. Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que con eso ya tienen su premio. Mateo 6:5


Y cuando estén orando, perdonen lo que tengan contra otro, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados. Marcos 11:25 9. ¿Qué actitud debemos de demostrar cuando oramos? Debemos de orar con humildad y confianza. Y si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla, ora, me busca y deja su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré la prosperidad a su tierra. 2 Crónicas 7:14 Acerquémonos, pues, con confianza al trono de nuestro Dios amoroso, para que él tenga misericordia de nosotros y en su bondad nos ayude en la hora de necesidad. Hebreos 4:16 10. ¿Nos da Dios solamente las bendiciones que le pedimos? No. A menudo Dios nos da mucho más de lo que pedimos o podemos imaginar. Dios, que puede hacer muchísimo más de lo que nosotros pedimos o pensamos, gracias a su poder que actúa en nosotros. Efesio 3:20


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca del Matrimonio y la Familia” Uno de los aspectos más importantes de la vida cristiana delante de Dios son el matrimonio y la familia. Medite usted en lo que la Biblia dice sobre la relación debida entre los esposos y entre padres e hijos. 1. ¿De donde vino la idea del matrimonio? Dios dispuso desde el principio que un hombre y una mujer vivieran juntos en fidelidad y amor. Desde el principio Dios los creó ‘hombre y mujer los creó’? Y dijo: ‘Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona.’ Así que ya no son dos, sino uno solo. De modo que el hombre no debe separar lo que Dios ha unido. Mateo 19:4-6 2. ¿Cuál es la relación debida entre los esposos en el matrimonio? La esposa debe estar sujeta al esposo y éste debe de amarla así como Cristo amó a la iglesia que es su novia espiritual. Las esposas deben estar sujetas a sus esposos como al Señor. Porque el esposo es cabeza de la esposa, como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo; y él es también su Salvador. Esposos, amen a sus esposas como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella. Efesios 5:22, 23, 25 3. ¿Tiene Dios interés en el aspecto físico o sexual del matrimonio? Por su puesto que si. Dios demanda que tanto el esposo como la esposa tengan en cuenta sus necesidades y deseos mutuos. Y tanto el esposo como la esposa deben cumplir con los deberes propios del matrimonio. Ni la esposa es dueña de su propio cuerpo, puesto que pertenece a su esposo, ni el esposo es dueño de su propio cuerpo, puesto que pertenece a su esposa. 1 Corintios 7:3-4 4. ¿Qué enseña la Biblia sobre la infidelidad en el matrimonio? Dios juzgará a todos los que sean infieles. Que todos respeten el matrimonio y mantengan la pureza de sus relaciones matrimoniales; porque Dios juzgará a los que cometen inmoralidades sexuales y a los que cometen adulterio. Hebreos 13:4


5. ¿Qué enseña la Biblia acerca del divorcio? El que se divorcie de su cónyuge y se case con otro comete adulterio delante de Dios. Yo les digo que el que se divorcia de su esposa, a no ser en el caso de una infidelidad y se casa con otra, comete adulterio. Mateo 19:9 6. ¿Qué deben hacer las esposas cristianas si sus esposos no son creyentes? Deben ser sumisas a sus esposos en todo lo que sea legal y seguir una vida pura y santa. Esposas, sométanse a sus esposos, para que, si algunos de ellos no creen en el mensaje, puedan ser convencidos, sin necesidad de palabras, por el comportamiento de ustedes, al ver ellos su conducta pura y reverente para con Dios. 1 Pedro 3:1-2 7. ¿Cómo deben tratar los esposos creyentes a sus esposas? Deben tratarlas con consideración y respeto. En cuanto a ustedes, los esposos, sean comprensivos con sus esposas. Denles el honor que les corresponde, teniendo en cuenta que ellas son más delicadas y están llamadas a compartir con ustedes la vida que Dios les dará como herencia. Háganlo así para no poner estorbo a sus propias oraciones. 1 Pedro 3:7 8. ¿Cómo deben tratar los padres a los hijos? Los padres deben criar a sus hijos con amor en las sendas de Dios. Dale buena educación al niño de hoy, y el viejo de mañana jamás la abandonará. Proverbios 22:6 Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino más bien edúquenlos con la disciplina y la instrucción que quiere el Señor. Efesios 6:4 9. ¿Deben los padres disciplinar a sus hijos? Si, si se administra la disciplina con amor. Corrige a tu hijo y te hará vivir tranquilo, y te dará muchas satisfacciones. Proverbios 29:17


10. ¿Cómo deben responder los hijos a la instrucción de sus padres? Los hijos deben honrar a sus padres y obedecerles. Honra a tu padre y a tu madre, tal como el Señor tu Dios te lo ha ordenado, para que vivas una larga vida y te vaya bien en la tierra que te da el Señor tu Dios. Deuteronomio 5:16 Hijos, obedezcan en todo a sus padres, porque esto agrada al Señor. Colosenses 3:20 11. ¿Cuál es la decisión mas importante que deben tomar los padres creyentes? Servir fielmente al Señor con toda su familia. Elijan hoy a quién van a servir: si a los dioses a los que sus antepasados servían a orillas del Éufrates, o a los dioses de los amorreos que viven en esta tierra. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor. Josué 24:15


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca del Sufrimiento y las Pruebas” Es cierto que los creyentes reciben el amor, la paz y el gozo que Jesús vino a traer. Sin embargo, eso no significa que nunca van a tener sufrimientos, pruebas y durezas en su vida. En realidad, puede haber ocasiones cuando los creyentes sufran persecuciones. Solo por ser creyentes. A través de la historia, muchos grandes cristianos han podido testificar sobre la verdad de las Escrituras que dicen: “Tenemos que pasar muchas dificultades para entrar al reino de Dios”. Hechos 14:22 1. ¿Enseña la Biblia que los creyentes estarán libres de sufrimientos y pruebas duras en esta vida? No, los creyentes pueden esperar pruebas de cualquier clase. Es cierto que todos los que quieren llevar una vida piadosa en unión con Cristo Jesús sufrirán persecución. 2 Timoteo 3:12 2. ¿Qué animo le da la Biblia a los que sufren pruebas o persecuciones? Dios promete que no nos dejara ni nos desamparará. El Señor mismo irá delante de ti, y estará contigo; no te abandonará ni te desamparará; por lo tanto, no tengas miedo ni te acobardes. Deuteronomio 31:8 Dejen todas sus preocupaciones a Dios, porque él se interesa por ustedes. 1 Pedro 5:7 3. ¿Qué propósitos cumplen las pruebas en la vida de los creyentes? Las pruebas ayudan a fortalecer el carácter, prueban la veracidad de nuestra fe y nos conducen a la gloria futura. Hermanos míos, ustedes deben tenerse por muy dichosos cuando se vean sometidos a pruebas de toda clase. Pues ya saben que cuando su fe es puesta a prueba, ustedes aprenden a soportar con fortaleza el sufrimiento. Pero procuren que esa fortaleza los lleve a la perfección, a la madurez plena, sin que les falte nada. Santiago 1:2-4


Porque la fe de ustedes es como el oro: su calidad debe ser probada por medio del fuego. La fe que resiste la prueba vale mucho más que el oro, el cual se puede destruir. De manera que la fe de ustedes, al ser así probada, merecerá aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo aparezca. 1 Pedro 1:7 4. ¿Qué promesa se da a los que sufren por amor de Cristo? Ellos recibirán un gran premio en el cielo. Dichosos ustedes, cuando la gente los insulte y los maltrate, y cuando por causa mía los ataquen con toda clase de mentiras. Alégrense, estén contentos, porque van a recibir un gran premio en el cielo; pues así también persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes. Mateo 5:11-12 5. ¿Qué deben hacer los creyentes si sufren pruebas o persecuciones? Ellos deben consagrar su vida al Señor, seguir viviendo la vida cristiana y concentrarse en la gloria venidera. De manera que los que sufren según la voluntad de Dios, deben seguir haciendo el bien y poner sus almas en manos del Dios que los creó, pues él es fiel. 1 Pedro 4:19 Lo que sufrimos en esta vida es cosa ligera, que pronto pasa; pero nos trae como resultado una gloria eterna mucho más grande y abundante. Porque no nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve, ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:17-18 6. ¿Cuál debe ser la actitud de los creyentes frente a sus perseguidores? Deben amarlos en Cristo, orar por ellos y tratar de hacerles bien. Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen. Así ustedes serán hijos de su Padre que está en el cielo; pues él hace que su sol salga sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Mateo 5:44-45 No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos. Queridos hermanos, no tomen venganza ustedes mismos, sino dejen que Dios sea quien castigue; porque la Escritura dice: “A mí me corresponde hacer justicia; yo pagaré, dice el Señor”. No te dejes vencer por el mal. Al contrario, vence con el bien el mal. Romanos 12:17,19, 21


7. ¿No se preocupa Dios cuando su pueblo sufre persecuciones? Claro que si. Pero Dios no quiere que los creyentes se venguen ellos mismos; él mismo hará lo que sea justo y recto con los que persiguen a su pueblo. Queridos hermanos, no tomen venganza ustedes mismos, sino dejen que Dios sea quien castigue; porque la Escritura dice: “A mí me corresponde hacer justicia; yo pagaré, dice el Señor”. Romanos 12:19 8. ¿Qué consuelo tienen los creyentes en medio de sus pruebas y dificultades? Tenemos la seguridad de que Dios hará que todas las cosas sean para el bien espiritual de los que lo aman. Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito. Romanos 8:28


Estudio sobre: “Respuestas a las preguntas acerca del Porvenir” En la vida actual los creyentes pueden pasar por sufrimientos y pruebas. Dios no prometió nada diferente. No obstante, en el futuro ¡será diferente! Dios ha prometido a sus hijos un futuro glorioso de felicidad perfecta. Esto es lo que Dios a través de su palabra nos responde acerca del porvenir. 1. ¿Cuál es la gran esperanza que todos los creyentes tiene en cuanto al porvenir? El regreso o segunda venida de Jesucristo. Mientras llega el feliz cumplimiento de nuestra esperanza: el regreso glorioso de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Tito 2:13 2. ¿Cómo describe la Biblia esta segunda venida de Cristo? Jesús vendrá con sus ángeles en poder y gran gloria en las nubes del cielo. Entonces se verá en el cielo la señal del Hijo del hombre, y llenos de terror todos los pueblos del mundo llorarán, y verán al Hijo del hombre que viene en las nubes del cielo con gran poder y gloria. Y él mandará a sus ángeles con una gran trompeta, para que reúnan a sus escogidos de los cuatro puntos cardinales, desde un extremo del cielo hasta el otro. Mateo 24:30-31 3. ¿Quiénes verán a Jesús cuando vuelva otra vez? Todo el mundo lo verá. Cristo viene en las nubes Todos lo verán. Apocalipsis 1:7 4. ¿Cuándo va a suceder todo esto? Nadie sabe el tiempo exacto. Manténganse ustedes despiertos, porque no saben qué día va a venir su Señor. Mateo 24:42 5. ¿Quedaran los creyentes muy sorprendidos con el regreso de Cristo? No, pues habrá varias señales que indican su regreso.


Jesús les contestó: Tengan cuidado de que nadie los engañe. Porque vendrán muchos haciéndose pasar por mí. Dirán: “Yo soy el Mesías”, y engañarán a mucha gente. Ustedes tendrán noticias de que hay guerras aquí y allá; pero no se asusten, pues así tiene que ocurrir; sin embargo, aún no será el fin. Porque una nación peleará contra otra y un país hará guerra contra otro; y habrá hambres y terremotos en muchos lugares. Pero todo eso apenas será el comienzo de los dolores. Entonces los entregarán a ustedes para que los maltraten; y los matarán, y todo el mundo los odiará por causa mía. En aquel tiempo muchos renegarán de su fe, y se odiarán y se traicionarán unos a otros. Aparecerán muchos falsos profetas, y engañarán a mucha gente. Habrá tanta maldad, que la mayoría dejará de tener amor hacia los demás. Pero el que siga firme hasta el fin, se salvará. Y esta buena noticia del reino será anunciada en todo el mundo, para que todas las naciones la conozcan; entonces vendrá el fin. Mateo 24:4-14 De la misma manera, cuando vean todo esto, sepan que el Hijo del hombre (Jesús) ya está a la puerta. Mateo 24:33 6. ¿Cómo deben vivir los creyentes mientras esperan el regreso de Jesús? Deben abstenerse de toda especie del mal y vivir en paz con Dios. Puesto que todo va a ser destruido de esa manera, ¡con cuánta santidad y devoción deben vivir ustedes! Esperen la llegada del día de Dios, y hagan lo posible por apresurarla. Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán entre las llamas; pero nosotros esperamos el cielo nuevo y la tierra nueva que Dios ha prometido, en los cuales todo será justo y bueno. Por eso, queridos hermanos, mientras esperan estas cosas, hagan todo lo posible para que Dios los encuentre en paz, sin mancha ni culpa. 2 Pedro 3:11-14 7. ¿Qué les pasara a los que hayan muerto antes del regreso de Jesús? Se levantaran de sus tumbas a la venida de Jesús. Porque va a llegar la hora en que todos los muertos oirán su voz y saldrán de las tumbas. Los que hicieron el bien, resucitarán para tener vida; pero los que hicieron el mal, resucitarán para ser condenados. Juan 5:28-29 8. ¿Tendrán los creyentes el mismo cuerpo que tienen ahora? No, sus cuerpos serán transformados en cuerpos gloriosos e inmortales.


Lo que se entierra es corruptible; lo que resucita es incorruptible. Lo que se entierra es despreciable; lo que resucita es glorioso. Lo que se entierra es débil; lo que resucita es fuerte. Lo que se entierra es un cuerpo material; lo que resucita es un cuerpo espiritual. Si hay cuerpo material, también hay cuerpo espiritual. 1 Corintio 15:42-44 9. ¿Qué les pasará a los creyentes que estén vivos todavía al regreso de Cristo? Serán transformados de repente y ascenderán a encontrarse con Cristo en el aire. Pero quiero que conozcan el designio secreto de Dios: No todos moriremos, pero todos seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene el último toque de trompeta. Porque sonará la trompeta, y los muertos serán resucitados para no volver a morir. Y nosotros seremos transformados. 1 Corintio 15:51-52 Porque se oirá una voz de mando, la voz de un arcángel y el sonido de la trompeta de Dios, y el Señor mismo bajará del cielo. Y los que murieron creyendo en Cristo, resucitarán primero; después, los que hayamos quedado vivos seremos llevados, juntamente con ellos, en las nubes, para encontrarnos con el Señor en el aire; y así estaremos con el Señor para siempre. 1 Tesalonicenses 4:16-17 10. ¿Qué hará Jesús cuando vuelva a la tierra? El juzgará a todos los que hayan vivido. Y él mandará a sus ángeles con una gran trompeta, para que reúnan a sus escogidos de los cuatro puntos cardinales, desde un extremo del cielo hasta el otro. Aprendan esta enseñanza de la higuera: Cuando sus ramas se ponen tiernas, y brotan sus hojas, se dan cuenta ustedes de que ya el verano está cerca. De la misma manera, cuando vean todo esto, sepan que el Hijo del hombre ya está a la puerta. Mateo 24:31-33 Porque todos tenemos que presentarnos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo. 2 Corintios 5:10 11. ¿Qué sucederá a los que hayan amado y servido a Jesús en esta vida? Ellos entrarán al reino eterno de gloria. Y dirá el Rey a los que estén a su derecha: ‘Vengan ustedes, los que han sido bendecidos por mi Padre; reciban el reino que está preparado para ustedes desde que Dios hizo el mundo”. Mateo 25:34


12. ¿Qué acontecerá a los que no hayan amado ni servido a Jesús? Serán echados al fuego eterno. Luego el Rey dirá a los que estén a su izquierda: “Apártense de mí, los que merecieron la condenación; váyanse al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”. Mateo 25:41 13. ¿Qué les pasará a nuestro universo actual al final de los tiempos? Nuestro universo actual será destruido y reemplazado con un cielo nuevo y una tierra nueva. Pero el día del Señor vendrá como un ladrón. Entonces los cielos se desharán con un ruido espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, quedará sometida al juicio de Dios. Puesto que todo va a ser destruido de esa manera, ¡con cuánta santidad y devoción deben vivir ustedes! Esperen la llegada del día de Dios, y hagan lo posible por apresurarla. Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán entre las llamas; pero nosotros esperamos el cielo nuevo y la tierra nueva que Dios ha prometido, en los cuales todo será justo y bueno. 2 Pedro 3:10-13 14. ¿Cómo será la vida de los creyentes en el mundo nuevo? La vida será gloriosa más de lo que podamos imaginar ahora. Pero, como se dice en la Escritura: “Dios ha preparado para los que lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquiera pensado”. 1 Corintios 2:9 Aquí está el lugar donde Dios vive con los hombres. Vivirá con ellos, y ellos serán sus pueblos, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Secará todas las lágrimas de ellos, y ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor; porque todo lo que antes existía ha dejado de existir. Apocalipsis 21:3-4 Ya no habrá allí nada puesto bajo maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad, y sus siervos lo adorarán. Lo verán cara a cara, y llevarán su nombre en la frente. Allí no habrá noche, y los que allí vivan no necesitarán luz de lámpara ni luz del sol, porque Dios el Señor les dará su luz, y ellos reinarán por todos los siglos. Apocalipsis 22:3-5


Si usted todavía tiene dudas sobre su propia salvación, le invito a que tenga una experiencia personal de la verdad de la enseñanza de la Biblia acerca de la salvación. Confiese sus pecados a Dios, confié en el perdón que da Jesucristo y reclame por la fe la promesa del perdón y la vida eterna. Esté seguro de que Dios le dará lo que le ha prometido. Para ayudarle con esto, lo invito a que ore con toda sinceridad la siguiente oración, o una oración suya personal semejante: Amado Dios, yo confieso que soy pecador(a) y que necesito tu perdón. Siento dolor verdadero por mis pecados y te pido con humildad que me perdones y me limpies; inscribe mi nombre en el libro de la vida. Yo creo que Jesús murió en la cruz en mi lugar y que resucito por mi salvación. Por la fe acepto de ti el don de la vida eterna y con tu ayuda prometo servirte mientras viva. Oro en el nombre de Jesús. Amén. La Biblia dice: A todos los que lo recibieron (a Jesús), a los que creyeron en su nombre, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios. Juan 1:12 ¡Esa es una promesa para la vida!

¡BIENVENIDO A LA FAMILIA DE DIOS!


Preguntas y Respuesta de la Biblia