Page 13

hablan ara ‘leer’ la información del envase de un alimento, es necesario prestar atención tanto a las denominaciones como a los valores. Conocer esos datos, ayudará a elegir el ingrediente apto e ideal para cada dieta. En el caso de ser alérgico a algún componente, el leer la etiqueta, permitirá descartarlo como opción alimenticia.

P

La lectura de la etiqueta

En general, la información nutricional es indicada por cada 100 gramos o por porción de alimento. El rotulado de los alimentos brinda todo tipo de información necesaria no sólo para saber cómo consumir el alimento sino también, cómo conservarlo una vez abierto. Como explica la Licenciada Romina Sayar, “el rotulado tiene por objeto suministrar al consumidor información sobre características particulares de los alimentos, su forma de preparación, manipulación y conservación, su contenido y sus propiedades nutricionales. Conociendo el valor nutricional de los alimentos podemos seleccionar aquellos que son más saludables”.

Las calorías y los macronutrientes

Se denomina ‘calorías’ a la energía y ‘macronutrientes’ a los hidratos de carbono, grasas y proteínas que aporta una porción de alimento consumido. Kcal o aporte energético Como explica la licenciada Sayar, el aporte energético “son las calorías que contiene ese alimento, es decir, la energía que consumimos a partir de ese alimento. El valor energético proporciona una medida de la cantidad de energía que aporta una porción del ali-

por Lic. Valeria Maticic Periodista Especializada

mento. Se calcula a partir de la suma de la energía aportada por los carbohidratos, proteínas, grasas y alcoholes. Se expresan en calorías”. Todo producto que contenga más de 200 Kcal por cada 100 gramos es concentrado en energía, lo que favorece a una dieta de alta densidad energética; mientras que un alimento cuyas calorías son inferiores a 100 Kcal, ayuda a disminuir la densidad calórica. Grasas Ellas son, como define la licenciada Sayar, “sustancias de origen vegetal o animal. Son los nutrientes que más energía aportan. Existen diferentes clases de grasas, algunas saludables como las grasas insaturadas y otras no como las grasas saturadas y grasas trans. Por eso es conveniente reconocer qué tipo y cantidad de grasas aporta el alimento. Cada gramo de grasa aporta 9 calorías. Por lo tanto, un alimento que contenga un porcentaje alto en grasas también tendrá un alto valor calórico. Por tal, es conveniente optar por aquellos alimentos

con menor aporte de grasas totales y dentro de ellas que predominen las grasas insaturadas”. El predominio de grasas saturadas indica que el producto es desaconsejable si el objetivo es cuidar la salud y el colesterol en la sangre. Por el contrario, aquellos productos cuyas grasas sean, mayoritariamente, ácidos grasos mono y poli insaturados, favorecerán al organismo. Hidratos de carbono Es aconsejable que los productos que se consumen no contengan más de un 10% de azúcares. Como explica la licenciada Sayar “los hidratos de carbono aportan 4 calorías por gramo y son la principal fuente de energía para nuestro organismo. Se debe evitar el exceso de azúcares simples como fructosa, sacarosa y jarabe de maíz de alta fructosa”. Las personas con triglicéridos altos o diabetes, deben prestar mucha atención al porcentaje de azúcares que contienen los alimentos, para evitar consecuencias negativas en su salud.

Valores Dietarios de Referencia de Nutrientes (VDR) Valor Energético

Carbohidratos

Proteínas

Grasas Totales

Grasas Saturadas

Fibra Alimentaria

Sodio

[de declaración obligatoria]

2000 kcal – 8400 kJ

300 gramos

75 gramos

55 gramos

22 gramos

25 gramos

2400 miligramos

Fuente: Código Alimentario Argentino. Ley 18284. Salud a Diario

13

Revista Salud a Diario Nº 40  

Edición de Marzo/Abril de 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you