Page 5

Conociendo a la avena y sus propiedades

La avena es uno de los cereales de mayor consumo alrededor del mundo. Su buena adaptación permite formar parte de licuados y ricas sopas, por ejemplo. Haciendo un poco de historia, las nutricionistas Mariana Patrón Farias y Mónica Sandler cuentan que “antiguamente, la avena se utilizaba únicamente para alimentar a los animales, pero hoy sabemos que este cereal también es muy beneficioso para los seres humanos”. Y continúan exponiendo que “la avena es uno de los cereales más completos y saludables. Es un cereal muy resistente y se encuentra disponible durante todo el año. Una vez que se cosecha requiere procesamiento antes de que pueda ser consumida. Tiene una cubierta exterior extremadamente dura, llamada ‘casco’, la cual debe ser extraída. Después que se retira, el producto resultante se denomina avena mondada’. Este tipo de avena es tratada con calor con el fin de evitar que se eche a perder y se corta en varios pedazos, generando un producto comestible llamado grano de avena cortado. Esta avena a su vez es laminada y cocida al vapor para hacer las láminas u hojuelas de avena y se muele para hacer el salvado de avena o la harina de avena”.

La importancia de su consumo y de sus aportes nutritivos

A la avena se le atribuyen un sinfín de aportes en materia de nutrición, es rico en fibra y en vitaminas y aporta energía y proteínas al organismo. Su consumo diario es sumamente importante porque, como explican las licenciadas Patrón Farias y Sandler, “es un alimento muy completo desde el punto de vista nutricional, es fuente de hidratos de carbono complejos que proveen la energía suficiente que nuestro

cuerpo necesita para aprovechar bien el resto de los nutrientes y para cubrir las demandas energéticas del organismo. Los hidratos de carbono de la avena son de fácil asimilación y de absorción lenta, por lo cual nos aporta energía durante un buen período de tiempo que puede traducirse en varias horas. Es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, proporciona seis aminoácidos de los nueve que se consideran esenciales. En cuanto a su contenido en ácidos grasos nos aporta grasas esenciales, alrededor del 70% son grasas insaturadas, un 40% de ácido linoleico del grupo omega-6. Además proporciona vitaminas y minerales como vitaminas del complejo B, vitamina E, calcio, hierro, fósforo, magnesio, cobre, selenio y zinc”.

Los beneficios para el organismo

Los aportes nutricionales de un alimento repercuten en el buen funcionamiento del cuerpo humano. La avena tiene un rol muy importante como aliado del organismo y es por ello que es importante y necesario su consumo. Las nutricionistas Patrón Farias y Sandler destacan sus beneficios para la salud: Hidratos de carbono n Es una gran fuente de energía. Por lo tanto, se aconseja su consumo especialmente en situaciones de desgaste físico. Proteínas n Ayuda a la producción y desarrollo de tejido nuevo en el organismo. Grasas n La convierte en un alimento protector de las enfermedades cardiovasculares. Fibras n Su contenido de fibra insoluble, favorece a regular el tránsito intestinal. n Su aporte de fibra soluble –de alta digestibilidad– le otorga saciedad a la dieta; dado que una vez que se en-

cuentra en el organismo, la fibra se hincha e inhibe el apetito, con lo cual ayuda a limitar el consumo entre comidas y, por lo tanto, ayuda a controlar el peso. También contribuye a mantener la glucemia (niveles de azúcar en sangre) en límites normales ya que favorece a que los hidratos de carbono se absorban lentamente. n Dentro de los componentes que forman parte de la fibra soluble cabe destacar la presencia de Beta-glucanos que actúa de manera beneficiosa para regular el colesterol. Sabemos que un alto nivel de colesterol puede hacer que se acumulen placas de grasa en los vasos sanguíneos y ocasionar bloqueos o roturas de éstos, causando ataques cardiacos y/o accidentes cerebrovasculares. La fibra disminuye el riesgo a sufrir enfermedades del corazón y hay estudios que aseguran que cuanta más fibra –hasta 21 gramos diarios– no sólo de avena sino de otros cereales, se reduce hasta un 10 por ciento el riesgo de enfermedad cardíaca, siendo aun mayor el porcentaje en casos de fibra soluble como la que tiene la avena. Vitaminas n La presencia de vitamina E, selenio y Zinc, le confieren a la avena propiedades antioxidantes y las vitaminas del complejo B están involucradas en el desarrollo y mantención del sistema nervioso central. Ambas especialistas concluyen acerca de la importancia de incluir un cereal saludable a la dieta y destacan que “en las proporciones recomendadas según la edad no se relaciona con aumento de peso sino que, combinada con otros alimentos como pueden ser frutas y verduras, contribuye a aumentar el valor nutricional de la alimentación”. Salud a Diario

5

Revista Salud a Diario Nº 46  

Edición Marzo / Abril de 2015

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you