Issuu on Google+

Caminando con la juventud

Salesianos e identidades locales Tema central

Bienaventurado AUGUSTO CZARTORYSKI (1858-1893) Rector Mayor

Holger Baca y sus 20 años de trabajo en el Tainate Huasi Testimonio

Maternidad Mitad del Mundo al servicio de la comunidad cayambeña Reportaje

El valor del autoconocimiento Educar en valores

lio

agosto

2 1 01

SALESIANO

ju

Boletín

367

ISSN 1390 - 4094


Director: P. Javier Herrán boletin@salesianos.org.ec Lic. Marcelo Mejía, Delegado para la Comunicación Social Editora: Tatiana Capelo comunica@salesianos.org.ec Consejo Editorial: Sor Lupe Erazo, fma; Hna. María Emilia Camelo, hsc; Jaime Ochoa, SSCC; Blanca Narváez, ADMA; Blanche Shephard, ADS; José Juncosa. Colaboradores: Agencia ANS P. Juan Bottasso, sdb P. Pedro Creamer, sdb Sra. Janeth Naranjo, exalumna Geovanny Espejo, VPS Blas Garzón Vera, UPS Diego Almeida, OSC Pscl. Ingeborg Olaya, CPS Pscl. Fabián Beltrán, CPS Corrección y estilo: Marcia Peña Andrade

Sumario 3 Editorial 4 Rector Mayor Bienaventurado AUGUSTO CZARTORYSKI (1858-1893) 7

Experiencia educativa Labor de exalumnas salesianas presente en Riobamba

9 Memoria histórica Colegio Técnico Salesiano de Cuenca: 1938-2011 10 Celebremos Sectarismo cristiano 12

Perfil testimonio vocacional Padre Fausto Jara. Una vida de vocación sacerdotal y académica

14 Voluntariado Voluntariado, una experiencia de vida inolvidable

Ilustración: Eduardo Delgado

16 Testimonio Holger Baca y sus 20 años de trabajo en el Tainate Huasi

Impresión y Distribución: Centro Gráfico Salesiano - Cuenca Telf.: 072 83 17 45 - Ext. 20115 (distribucion@salesianos.org.ec)

21

Mundo salesiano

24

En la Mitad del Mundo

Diseño gráfico: Patricio Llivicura Piedra

Suscripciones: boletin@salesianos.org.ec Boletín de la Familia Salesiana del Ecuador Publicación Bimestral N.° 367 Tiraje 8800 BS: Madrid E12-68 y Andalucía Apartado 17.01.2303-Quito Teléf.: 256 64 84 ext. 108 Fax: 254 14 36 www.salesianos.org.ec Favor enviar el desprendible que encontrará en este número a la dirección del Boletín Salesiano o por correo electrónico.

17 Tema central Salesianos e identidades locales

29 Necrología 30 Reportaje Maternidad Mitad del Mundo al servicio de la comunidad cayambeña 32 34

Educar en valores El valor del autoconocimiento Padre Luis Casiraghi


Rector Mayor

ditorial

L

os salesianos han estado presentes en este país desde 1888. A partir de su llegada han contribuido con el fortalecimiento de las identidades locales, entendiendo como identidad al conjunto de valores, tradiciones, costumbres y valores que unen a las naciones y crean un sentido de pertenencia. Este es el tema central que Blas Garzón nos presenta en esta edición. Por otro lado, la identidad en tanto sentido de pertenencia y adscripción (individual o colectiva) establece una frontera simbólica que se traduce en acciones que la permiten diferenciarse de otros individuos o colectivos. La identidad, entonces, se configura tanto a partir de rasgos seleccionados socialmente por las propias sociedades o individuos, como por características que otras colectividades o personas les asignan. Estas vertientes que la alimentan son fáciles de reconocer, cuando miramos testimonios recogidos en una reciente investigación: «La formación salesiana llega a los corazones de sus educandos y perdura en casi todos por el resto de la vida. El sistema preventivo se te mete en la piel, en la cabeza, en el cerebro y se vuelve una actitud de vida». «El salesiano deja una impronta en su hogar, en sus hijos, en su familia, es una forma de ver y vivir la vida» (Zambrano 2011). La huella salesiana, plasmada en sus diferentes obras, ha transformado la existencia de la gente, la experiencia educativa, la evangelización, la formación, han sido una verdadera escuela de vida para los laicos fortaleciendo así la identidad cultural, permitiéndoles enfrentar el mundo globalizado y mercantilista de hoy. Los salesianos supieron llegar a la sociedad ecuatoriana; ahora la misión es aportar, compartir y seguir trajinando en sus obras. Por ello en los temas del Boletín, para este número, vemos reflejado el trabajo de la Maternidad Mitad del Mundo de Cayambe, la labor de las exalumnas en Riobamba, el testimonio de un voluntario y en fin… la tarea de la Familia Salesiana en Ecuador. P. Javier Herrán, sdb 5


Rector Mayor

Bienaventurado AUGUSTO CZARTORYSKI (1858-1893)

Cortesía UETS - Cuenca

El joven rico que dice sí. Lavocacióndeunpríncipellegadoasalesiano

6 Boletín

alesiano


Rector Mayor

E

l nacimiento de Augusto Czartoryski en París el 2 de agosto de 1858, primogénito de la noble e ilustre familia polaca, es saludado como signo de esperanza: es el predestinado al trono de san Casimiro y, por tanto, punto de referencia de cuantos sueñan el renacimiento de Polonia. Pero otros son los designios de Dios. Este joven, minado ya desde muchacho por la tuberculosis, acompaña a las forzadas peregrinaciones en busca de la salud otra búsqueda mucho más preciosa, la de la vocación. No demora mucho en comprender que no está hecho para la vida de corte: «Le confieso que estoy cansado de todo eso. Son diversiones inútiles que me angustian», escribe al padre. Gran influjo sobre el joven príncipe ejerce el preceptor, José Kalinowski, hoy santo carmelita, que orienta a Augusto en su búsqueda vocacional presentándole las figuras de san Luis Gonzaga, cuya vida «le abre el camino a una más fácil unión con Dios», y la de su compatriota san Estanislao Kostka, del cual hace propio el lema «Ad maiora natus sum».

al padre de su alma y al árbitro de su porvenir. Después de esta entrevista, no solo siente reforzarse la vocación al estado religioso, sino que tiene la clara convicción del llamado a ser salesiano: «Si Dios lo quiere, todo saldrá bien, Él mismo hará desaparecer todo obstáculo, y si Dios no quiere, tampoco lo quiero yo». Con todo, Don Bosco, debido a la condición social y de salud del joven, manifiesta una actitud de mucha cautela y de reserva en cuanto a su aceptación dentro de la Congregación. Es León XIII, en persona, quien resuelve toda duda: «Diga a Don Bosco que es voluntad del Papa que le reciba entre los salesianos». «Pues bien, querido mío, le responde inmediatamente, yo lo acepto. Desde este momento, usted forma parte de nuestra Sociedad y deseo que a ella pertenezca hasta la muerte».

A finales de junio de 1887, tras renunciar a todo a favor de sus hermanos, emprende el recorrido del noviciado, dando un vuelco radical a sus costumbres: horario, alimento, vida común… Debe luchar también contra los intentos de la familia que no se conforma con su decisión. El padre va a visitarlo El acontecimiento decisivo de su y trata de disuadirlo. Pero Augusvida es el encuentro con Don Bos- to no se deja vencer. El 24 de noco, sucedido en París en mayo de viembre de 1887, en la Basílica de 1883. «¡Hace mucho tiempo de- María Auxiliadora, recibe la sotana seaba conocerle!», le dice el santo. de manos de Don Bosco. «Ánimo, Desde ese día Augusto lo ve como príncipe mío –le susurra el Santo al

7 Boletín

alesiano


Rector Mayor

oído–, hoy hemos ganado una magnífica victoria. Pero puedo también decirle, con mucha alegría, que llegará un día en que usted será sacerdote y, por voluntad de Dios, hará mucho bien a su patria». La marcha de la enfermedad hace reemprender con mayor insistencia los intentos de la familia, que acude también a las presiones de los médicos. Al cardenal Parocchi, rogando que hiciera valer su ascendiente y lo arrancara de la vida salesiana, escribe: «En plena libertad he querido emitir los votos, y lo hice con grande alegría de mi corazón. Desde ese día gozo, viviendo en Congregación, una gran paz de espíritu, y agradezco al Señor haberme hecho conocer la Sociedad Salesiana y haberme llamado a vivir en ella». La vida sacerdotal de don Augusto dura apenas un año, que transcurre en Alassio, en un cuarto que mira hacia el patio de los muchachos. Así resume el cardenal Cagliero este último lapso de su vida: «¡Ya no era de este mundo! Su unión con Dios, la conformidad perfecta con la divina voluntad mientras empeora la enfermedad, el deseo de uniformarse a Jesucristo en los padecimientos y en las aflicciones, lo hacían heroico en la paciencia, tranquilo en el espíritu e invicto, más que en el dolor, en el amor de Dios». Se apaga en Alassio la noche del sábado 8 de abril de 1893, octava de Pascua, sentado en el sillón ya usado por Juan Bosco. «¡Qué hermosa Pascua!», había dicho el lunes al hermano que lo atendía, sin imagi-

8 Boletín

alesiano

Augusto Czartoryski

nar que el último día de la octava lo habría celebrado en el paraíso. «¡Qué amables son tus moradas, Señor de los ejércitos! Mi ser languidece anhelando los atrios del Señor… Vale más un día en tus atrios que mil en mis mansiones» (Sal 84/83/, 2,11). Son las palabras que el bienaventurado Augusto Czartoryski había escrito como lema de vida en la estampita de su primera Misa. Encierran el arrobamiento de un hombre que, siguiendo la voz de la llamada, descubre la belleza del ministerio sacerdotal. En ellas resuena el eco de las diversas elecciones que debe hacer quien descubre la voluntad de Dios y desea cumplirla. Augusto Czartoryski, joven príncipe, ha elaborado un método eficaz para discernir los designios divinos: presentaba a Dios en la oración todo pedido y perplejidad de fondo; luego, en espíritu de obediencia, seguía los consejos de sus guías espirituales. Así había comprendido su vocación de abrazar la vida pobre para servir a los más pequeños. Un método gracias al cual, a lo largo de toda su existencia, ha hecho elecciones tan elevadas que hoy podemos afirmar de él que ha cumplido los designios de la Providencia Divina en forma heroica.


Labor de exalumnas salesianas presente en

Riobamba

Las exalumnas salesianas bajo la protección de María Auxiliadora, desempeñan un arduo y hermoso trabajo en la ciudad de Riobamba, provincia de Chimborazo. Basadas en la «ciencia y paciencia», como decía Don Bosco, Padre y Maestro de la Juventud han estado presentes, especialmente, en la educación de los niños de la zona.

realizado obras sociales dejando una huella implacable en cada uno de sus actos. Una de ellas es la labor que realizan en la Escuela Fiscal Víctor Hugo Moreno, en donde dan catecismo, manualidades, normas de urbanidad, clases de valores, de cocina y además comparten con ellos las festividades de la institución y de la colectividad.

Desde hace doce años que este grupo de Esta escuela rural tiene alrededor de treinta exalumnas dirigidas por estos principios han y seis niños y está ubicada en la comunidad

9 Boletín

alesiano


de San José de Macají, en la parroquia Delicán de la provincia de Chimborazo. La institución educativa al momento cuenta con un centro de cómputo actualizado, el que fue gestionado por la Sra. Fabiola Arroyo. Es que la generosidad y solidaridad de estas personas que tienen el corazón salesiano ha rebasado los límites, es así que han realizado varios festivales para rescatar la cultura y para recaudar fondos que les permita apoyar a la escuela. «La creencia y el valor de un pueblo no procede de la naturaleza, sino que es producto de determinadas culturas y tradiciones», con ese lema y motivadas por esta frase se realizó el Festival de la colada morada, haciendo énfasis en dar a conocer y apreciar las tradiciones de nuestra cultura.

Se creó el proyecto «Todos somos tránsito» para enseñar a los niños educación y seguridad vial y así obtener peatones responsables. Este plan se realizó en el mes de marzo con la participación de los estudiantes de la escuela y con la colaboración de la Policía Nacional. El respeto al prójimo y los valores del Evangelio son los principales temas que este grupo de colaboradoras ha trabajado en estos años. Además de atender la guardería que lleva el nombre de «Semillitas» y que cuenta con ochenta niños han realizado varios convenios para que los infantes tengan atención médica.

Así como la Santísima Virgen MARÍA AUXILIADORA se le apareció en sueños a DON BOSCO mandándole que adquiriera «ciencia y pacienAllí lograron colectar varios fondos para el cia», porque Dios lo destinaba para educar a agasajo navideño, repartieron fundas de ca- muchos niños pobres, haciendo honor a esta ramelos, zapatos y un pequeño refrigerio, les labor la Unión de Exalumnas Salesianas de sacaron una sonrisa a los niños de la institu- Riobamba, mantiene en pie la obra social con ción. Es así que a la campaña la denominaron la Escuela Víctor Hugo Moreno, cultivando la experiencia cristiana en los pequeños. «Ganémonos una sonrisa».

10 Boletín

alesiano


Colegio Técnico Salesiano de Cuenca: 1938-2011 Los orígenes del Colegio Técnico Salesiano de Cuenca arrancan allá por el 1937, año en que empieza a funcionar la Escuela de Artes y Oficios. Su objetivo era preparar artesanos, con los conocimientos fundamentales en las áreas de sastrería, zapatería, mecánica, carpintería, tipografía y otras más. Al inaugurar estos talleres, se fundó lo que es ahora el Colegio Técnico Salesiano. Todo esto sucedió el 10 de enero de 1938. Entre los promotores podemos nombrar a los padres Carlos Crespi, Aurelio Pischedda, Juan Migliasso, Pedro Chiántera, Ernesto Álvarez y los coadjutores Andrés Conte, José Gazzoli y Calócero Pássera. Esta obra salesiana salía al encuentro de las necesidades de la sociedad cuencana de ese entonces, que se hallaba en plena iniciación industrial. Con el pasar del tiempo, los requerimientos cada vez más apremiantes de la industria fueron exigiendo de los obreros una preparación más científica y técnica. La Escuela se transformó en colegio técnico en 1942. Esto obligó a los salesianos a traer de Europa profesores especializados y dotar de maquinaria adecuada a los talleres. Los jóvenes con tres años de estudios podían obtener el título de maestro; con cinco el de práctico y con siete el de bachiller técnico. Para los años 1948-1950 se inició la maestría en artes gráficas y en 1951-1955 se reestructuró el taller de mecánica industrial. En este período estaría en lo que hoy es Editorial Don Bosco. En 1963, a raíz del incendio del Instituto Cornelio Merchán, se buscó un nuevo terreno en el predio «El Vecino» y el P. Pischedda inició la construcción del moderno edificio que para 1967 estuvo terminado. Fue esta la ocasión para empe-

zar otra fase de progreso, renovando la maquinaria y todos los implementos necesarios para brindar una adecuada respuesta a las exigencias crecientes de la industria del Austro ecuatoriano. Se crearon las especialidades de matricería, mecánica automotriz, mecánica industrial y electromecánica. Gestor de este ciclo fue el dinámico P. Guillermo Mensi que concluyó la construcción del edificio, la capilla, el teatro, la casa de la comunidad, el estadio, los nuevos laboratorios y talleres; al frente de los mismos estuvieron los coadjutores salesianos: Franco Bresciani, Ángel Robusti, Enzo Manella, Valeriano y Sandro Gavinelli y Gregorio Pérez. En 1973, el Ministerio de Educación lo convierte en colegio fiscomisional; en 1977 se creó el Instituto Tecnológico Salesiano con tres años de estudio y con las especializaciones de mecánica industrial, electromecánica, mecánica de matricería y mecánica automotriz. En 1994, al crearse la Universidad Politécnica Salesiana, el Colegio Técnico pasó a ocupar los locales del Agronómico de Yanuncay. Merecen especial mención los PP. Mario Rizzini, Jaime Calero, Luciano Bellini, Germán Delgado, Ángel López y Javier Herrán, quienes en las últimas décadas han sido artífices de su crecimiento. Con la incorporación de la escuela Carlos Crespi se conforma la Unidad Educativa Técnico Salesiano.

P. Pedro Creamer, sdb. Archivo Histórico Inspectorial

11 Boletín

alesiano


Celebremos

Por siglos, el Ecuador fue totalmente homogéneo desde la visión religiosa. Ser ecuatoriano equivalía a ser católico; pero, en los últimos años, las cosas han cambiado. Al comienzo de forma casi imperceptible, después como un río, han aparecido tal cantidad de iglesias, denominaciones, credos y religiones que muchas personas se han planteado un serio problema: si las ofertas son tantas ¿dónde está la verdad? Claro que la verdad no puede ser sino una sola, pero son diferentes las maneras de buscarla y entenderla. Los puntos de vista pueden ser muchos y, para cada uno, el suyo es el auténtico. Depende del grupo al que pertenece, sus experiencias personales, los condicionamientos que han marcado su vida. Uno que ha nacido en un ambiente luterano o budista, ¿cómo puede estar convencido que la verdad está en el catolicismo? No se puede negar que el fenómeno tiene ciertos aspectos inquietantes, pero hay que aprender a convivir con él. En primer lugar porque es irreversible, en cuanto resulta ser una manifestación de la mentalidad contemporánea. Nadie tiene derecho a interferir en la conciencia de otro y a poner en duda la sinceridad de sus convencimientos.

Cortesía UETS - Cuenca

Por otro lado, es evidente también un aspecto positivo del fenómeno. Como en todos los campos, también en el religioso, la competencia puede ser un estímulo para mejorar. Cuando hay monopolio, los peligros de estancamiento, autoritarismo, imposición, intolerancia están siempre latentes. Sin embargo, esta reflexión puede extenderse también al campo específicamente católico. En estos tiempos, al interior de nuestra Iglesia, ha emergido una enorme cantidad de grupos y movimientos. Los carismas que estos manifiestan son los más variados: promoción de grupos de oración, devoción mariana, lectura de la Bi-

12 Boletín

alesiano


Celebremos blia, organización de obras sociales, fomento del espíritu misionero. Todas las órdenes y congregaciones religiosas promueven su respectiva rama laical, con el propósito de recuperar el espíritu de la fundación y adaptarlo a las exigencias de los tiempos. Hay que alegrarse por esta vitalidad que, en la mayoría de los casos, nace fuera de las estructuras jerárquicas tradicionales y demuestra una enorme capacidad de expansión. Se trata, sin lugar a dudas, de un don del Espíritu, que sopla donde quiere. 1. No obstante, como todo lo humano, no está exento de peligros. Uno de estos puede ser el de la intolerancia: el considerarse los únicos y auténticos intérpretes del Evangelio. El reivindicar para sí la patente de exclusividad. De aquí a considerar a los demás como expresiones discutibles del espíritu cristiano no hay más que un paso. Entonces comienzan las acusaciones: que si los otros son conservadores, si demasiado progresistas, si de derecha, que de izquierda, que si son muy espiritualistas, que si excesivamente horizontalistas, que son cercanos al poder, que no tienen sensibilidad social, que solo buscan dinero…

Aunque estos movimientos hoy sean activos y numerosos, no alcanzan sino una pequeña minoría de bautizados. Las «masas» viven relativamente alejadas de la Iglesia. Ellas son un campo de misión prácticamente ilimitado. En lugar de gastar energías en inútiles y dañinas escaramuzas internas es hacia ellos que toca dirigir la mirada. En su visita a Portugal, el Papa Benedicto XVI hizo notar que en nuestros días los males mayores de la Iglesia, más que desde afuera, vienen de su interior. Él se refería a los escándalos. ¿La división entre los «buenos» no será un escándalo? Si hay un total amor a Dios y a la Iglesia, las diferencias se relativizan y se superan. Si este amor viene a faltar se utiliza la fidelidad del Evangelio como pretexto, pero, de hecho, se defienden los propios puntos de vista y caprichos. P. Juan Bottasso, sdb

En algunos casos se han dado verdaderos enfrentamientos que han dividido las comunidades, con un gran perjuicio de la fe de los creyentes.

Cortesía Imprenta Don Bosco-Quito

Así como hay que acostumbrarse a convivir con otras creencias, hay que aprender a hacerlo entre grupos católicos que tienen diferentes estilos. La viña del Señor es inmensa y hay lugar para todos. Le tocará a la jerarquía vigilar para que no se den desviaciones que hagan peligrar la fe o las buenas costumbres, pero, dentro de este marco amplísimo, hay un espacio enorme, para ejercer la creatividad cristiana. El «enemigo» no es quien tiene una manera distinta de vivir su fe, sino el materialismo, la superficialidad, la incapacidad de encontrarle sentido a la vida, que hoy caracteriza a tantos jóvenes y menos jóvenes.

13 Boletín

alesiano


a

ic m é ad

ac y l a t do r e ac s n

ió c a oc v e

Una

d a d vi

«Dios me ha ayudado y los superiores me han apoyado». Con esta frase, y muy contento, el P. Fausto Jara relata el inicio de su vocación y amor a la pedagogía. Es que a sus setenta y cinco años de edad y cuarenta y cuatro como salesiano se ha caracterizado por su gran currículo académico que le ha ayudado a formar a miles de jóvenes. Recuerda y a la vez agradece al P. Solís, Inspector en sus años de preparación, quien le permitió y le respaldó para que estudie, por cinco años, en Alemania, en donde obtuvo la licenciatura en filosofía y pedagogía y un Diplomado superior en Teología. «Estudiar en Alemania fue fuerte por el idioma, pero el Padre Inspector me envió cinco meses antes a Austria para poder ingresar a la facultad”, cuenta. Al regresar al Ecuador trabajó como orientador vocacional en el Colegio Spellman de Quito en donde aplicó todo lo aprendido. Su tesis de espiritualidad de técnica en la orientación profesional le permitió guiar a los adolescentes para que organicen grupos de líderes. «Luego de un año, los chicos estaban preparados para llevar a cabo retiros para los estudiantes del ciclo básico de los colegios salesianos”, recuerda.

14 Boletín

alesiano


El padre Jara, alegre comenta que siempre ha sido educador y que se siente muy orgulloso y satisfecho por el trabajo realizado en más de cuatro décadas de maestro y salesiano. «Mis exalumnos y las personas con las que trabajé me reciben con mucho cariño porque no fui solo autoridad, sino también amigo». Sobre la motivación a los jóvenes para ser salesianos el P. Fausto Jara fue claro en manifestar que se debería averiguar qué pasa en el noviciado y el posnoviciado, porque envían muchos muchachos a la formación y de ahí se retiran. “Antes teníamos un título de licenciatura y una especialización”. Afirma que la falta de preparación puede ser una de las razones para la desmotivación de los formandos. Por otra parte, comparte que él es un «salesiano de patio». Pues toda su vida ha estado en ese lugar compartiendo con los estudiantes y enterándose de temas que les interesan a ellos. “Hay que conocer todos los temas y curiosidades que giran alrededor de los chicos y chicas, para poder dialogar y llegar a ser un amigo y consejero a la vez”, enfatiza el padre Fausto.

La vida del padre Fausto Jara siempre ha girado en lo académico, afirma que: «Para ser buen salesiano hay que ser un buen músico, buen deportista o buen profesor. Yo me incliné por lo último y ya llevo más de cuarenta años en la educación, he publicado cerca de diez libros, entre ellos Culturas indígenas del Ecuador con el apoyo de la Unicef», acota. Su currículo es amplio, domina cinco idiomas, ha sido traductor de la Biblia y comenta que cuando llegó de Alemania fue profesor en la Universidad Católica en donde con el apoyo de la institución impartió clases de quichua y alemán. Además fue motivado por la literatura y expresión oral, interés que ha tenido desde que era muy joven.

«Hay que conocer todos los temas y curiosidades que giran alrededor de los chicos y chicas, para poder dialogar y llegar a ser un amigo y consejero a la vez»

Cuando se le pregunta sobre su vocación, él relaciona con la palabra latina vocar que significa llamada. Por lo que asume que la vocación es una llamada que Dios hace a muchos pero que pocos son los escogidos. «Los jóvenes de hoy tienen que estar atentos a ese llamamiento y si tienen la fe y decisión para seguir el camino elegido lo hagan». Dice que para motivarlos por la senda de Dios, hay que hacerlo a través del ejemplo. Siendo trabajadores, alegres y sobre todo comprender las vivencias de los chicos y sus padres. Para esto hay que tener el carisma salesiano: alegría y comprensión como Don Bosco, quien a través de su forma de ser hizo que muchos sigan su camino, destaca. 15 Boletín

alesiano


Mi nombre es Geovanny Espejo; con mucho entusiasmo, recuerdo todos los momentos compartidos, o al menos la mayoría, en el Proyecto Chicos de la Calle en Quito, a los cuales debo muchos de los grandes dones de la vida. Hace siete años me gradué en el Colegio Técnico Salesiano de Cuenca y aún evoco las enseñanzas y consejos del P. Felipe Bustamante y mis profes de la Pastoral. Terminando sexto curso me reuní en Quito con otros jóvenes más, el P. Robert y Matico, era el primer encuentro de voluntarios. Días después me recibió, en el mismo Quito, el P. Ivano Zanovello. Jamás podré olvidar el carácter y forma de ser de aquel sacerdote, el cariño y los consejos que daba en lo cotidiano, ¿definir a Ivano?; solamente con decir un digno hijo de Don Bosco. Grandes dudas se encontraban en mi mente: extrañaba mi ciudad, pero todo se iba ocultando con esas sonrisas, juegos y clases que compartía con los chicos en La Caleta. No sabía cómo de un día para otro, pasé de ser un alumno a animador. De a poco me fui acostumbrando a estar al frente de los chicos, lentamente asimilaba el nuevo rol de mi vida. En realidad creo que me faltaría tiempo para poder compartir todo lo que el VOLUNTARIADO JUVENIL Y MISIONERO FAMILIA SALESIANA nos brinda. Pienso que luego de todas las cosas que

16 Boletín

alesiano


vivimos cada una de las personas que realizamos la experiencia, hemos llevado algo a nuestros hogares, que en algún momento ha permitido que nuestra vida mejore y para bien. Sin el Voluntariado aun estaría explorando una carrera en la Universidad, incluso buscando aún mi vocación. Terminé el Voluntariado con una idea clara, Dios me dio la aptitud de trabajar como docente. En 2006, mi sueño se cumplía al ayudar a dirigir los retiros de los sextos cursos del Técnico y en enero de 2007 ingresé a trabajar en el Departamento de Pastoral del mismo colegio en el que me gradué. Hasta el momento soy muy feliz, creo que mi camino se ha marcado por la imagen y enseñanzas de Jesús, las cuales, Don Bosco aplicó en sus experiencias con los muchachos en aquella Italia tan convulsionada y controvertida. Nuestro país está en un momento crítico, donde debemos descubrir los dones de los chicos y motivarles para que vean en lo cotidiano y en lo simple, la vivencia efectiva del Evangelio. El cumplir la enseñanza salesiana que muestra la santidad en la alegría. Quiero motivar a los jóvenes a que busquemos nuestros sueños, seamos útiles a la sociedad y a nuestro Señor. El Voluntariado nos abre las puertas de un mundo bellísimo, solo falta ser valientes y decir sí. Cabral decía «Hagamos las cosas con amor, porque aquel que hace las cosas sin amor, aunque lo haga todo el día, sigue siendo un desocupado». No seamos desocupados, ánimo amigos, nos espera un mundo sorprendente, un mundo lleno de bendiciones, aventuras y enseñanzas. Digamos sí a la sociedad, digamos sí a Dios, digamos sí a nuestro futuro. Geovanny Espejo, Voluntario por siempre

17 Boletín

alesiano


Holger Baca y sus 20 anos de trabajo en el Tainate Huasi

H

olger Baca, instructor del Centro de Capacitación Ocupacional Tainate Huasi, lleva en el taller alrededor de veinte años trabajando junto a los jóvenes. Él, junto a los demás maestros, ha sido testigo del crecimiento personal y profesional de decenas de muchachos.

«Al taller han asistido chicos con problemas familiares y económicos que les ha impedido buscar una oportunidad en la educación formal» comentó Holger Baca. Asimismo, enfatizó que muchos de ellos, apenas salieron del Centro Ocupacional, encontraron buenos puestos de trabajo, que les ha permitido mantener a su familia. Recuerda que en 1989 por medio de la gestión del padre Javier Herrán inició el taller con siete alumnos y con la especialidad de carpintería. «Llegaron las máquinas de un pueblo italiano llamado Tainate, por eso lleva su nombre». De ahí poco a poco dependiendo la exigencia se ha implementado más talleres como el de cerrajería, mecánica automotriz y electricidad. Comenta que en esa época el centro ocupacional era internado, los jóvenes que asistían viajaban de otros lados y por la falta de recursos económicos y la distancia se hospedaban de lunes a viernes. «El compartir con ellos más tiempo ayudaba para la formación personal porque se les enseñaba valores y hábitos», puntualizó Holger. En la actualidad el curso es gratis con el almuerzo incluido. Dentro del proceso de avance del centro se ha visto la necesidad de crear más áreas con el objetivo de tener recursos propios y también para que vaya acorde a las necesidades del entorno y de los jóvenes. Holger manifiesta que la producción debe ir a la par con la capacitación para que los adolescentes trabajen en cosas reales y que conozcan de cerca lo que tendrán que hacer cuando terminen la capacitación. Lo que le llena de gusto y alegría al instructor del Tainate Huasi es que varios de los jóvenes formados han regresado a sus comunidades a entregar sus conocimientos a la gente, e inclusive algunos han llegado a ser líderes comunitarios, como es el caso de un alumno proveniente de Pesillo en Cayambe. Otro punto que destacó y con orgullo transmitió es que el Centro Ocupacional ha formado generaciones. Por lo que padres de familia educados en años anteriores, hoy en día, envían a sus hijos a la capacitación, porque aparte de la enseñanza tienen el acompañamiento continuo de los salesianos en la formación humana y religiosa. Diego Almeida, OSC

18 Boletín

alesiano


Tema Central

Salesianos e identidades locales Los salesianos y la conformación de identidades regionales y locales en el Ecuador

S

Blas Garzón Vera*

i nos preguntamos cuál ha sido el aporte de los salesianos en la conformación de las identidades locales en nuestro país, resulta casi indiscutible afirmar que esta Congregación llegada por invitación formal del presidente José María Plácido Caamaño en el año de 1888, ha sido determinante en la configuración de la identidad de muchas regiones, a tal punto que hoy reconocemos como «la provincia salesiana», «la ciudad que más tiene de esencia salesiana» o simplemente «ciudad salesiana-barrio salesiano». La contribución de los salesianos en la configuración y fortalecimiento de las identidades locales, será la temática desarrollada en el presente artículo. El abordaje de toda temática, implica necesariamente una mínima contextualización conceptual. Si nos referimos a la identidad, nos enfrentamos a un término provocador y polémico, que nos lleva a distintos abordajes, a diversos análisis disciplinarios. Para el presente caso nos ayudará la conceptualización realizada por la Unesco en 1982: «La identidad cultural es una riqueza que dinamiza las posibilidades de realización de la especie humana, al movilizar a cada pueblo y a cada grupo para nutrirse de su pasado y acoger los aportes externos compatibles con su idiosincrasia y continuar así el proceso de su propia creación». Desde una actual perspectiva antropológica, el concepto de identidad cultural puede ser entendido como «el conjunto de repertorios culturales interiorizados (representaciones, valores, símbolos), a través de los cuales los actores sociales (individuales o colectivos)

* Administrador Cultural. Magíster en Estudios de la Cultura. Doctorando en Historia de América Latina – mundos indígenas por la Universidad Pablo de Olavide. Director de Comunicación y Cultura de la Universidad Politécnica Salesiana-Sede Cuenca.

19 Boletín

alesiano


Tema Central

http://s01.s3c.es/imag/europapress/

demarcan sus fronteras y se distinguen de los demás en una situación determinada, todo ello dentro de un espacio históricamente específico y socialmente estructurado» (Giménez, 2000). Al mismo tiempo, la identidad cultural deberá ser concebida de una manera múltiple, heterogénea, cambiante y diferenciadora. No deberíamos por tanto hablar de una, sino de múltiples identidades que se construyen y cambian como la vida misma de las personas que la sustentan. Muchos elementos dinamizadores de la identidad en la sociedad ecuatoriana, fueron precisamente activados por los salesianos a lo largo de estos ciento veintitrés años de presencia en nuestro país. Desembarcaron en el puerto de Guayaquil, el 10 de enero de 1888 con el encargo de trabajar en el área educativo-técnica y en las misiones. Fundaron sus primeras obras en la capital y se expandieron rápidamente a otras ciudades como Riobamba, Cuenca, Guayaquil, pero sobre todo iniciaron en 1893 una intrépida labor (dada las condiciones de aquel momento) en la Amazonía ecuatoriana, con la creación del Vicariato de Méndez y Gualaquiza. En esta primera etapa (recogida en la historia salesiana como «el período del establecimiento»), se destacan nombres y hombres: Calcagno, Spinelli, Pancheri, Costamagna, Comín, Del Curto, Crespi, etc., contribuyendo con sus acciones a definir y ca-

20 Boletín

alesiano

racterizar las sociedades que recibieron su directa influencia. Por otro lado, la identidad en tanto sentido de pertenencia y adscripción (individual o colectiva), establece una frontera simbólica que se traduce en acciones que la permiten diferenciarse de otros individuos o colectivos. La identidad, entonces, se configura tanto a partir de rasgos seleccionados socialmente por las propias sociedades o individuos, como por características que otras sociedades o individuos les asignan. Estas vertientes que alimentan la identidad son fáciles de reconocer, cuando miramos testimonios recogidos en una reciente investigación: «La formación salesiana llega a los corazones de sus educandos y perdura en casi todos por el resto de la vida. El sistema preventivo se te mete en la piel, en la cabeza, en el cerebro y se vuelve una actitud de vida. El salesiano deja una impronta en su hogar, en sus hijos, en su familia, es una forma de ver y vivir la vida» (Zambrano, 2011). En otro testimonio de la misma investigadora, podemos observar la opinión de una persona que no se formó en una casa salesiana, pero que reconoce su labor: «Los salesianos se identifican por su sentido de solidaridad expresado en respeto y comedimiento. Creo que es fácil percibir la coherencia en sus huellas; su pensamiento, sentimientos y acciones las hemos


Tema Central

podido valorar en sus diferentes niveles ciudadanos: como líderes, profesionales, amigos, vecinos, etc. Es una identidad muy significativa pues no siempre se logra que la fe se exprese de manera observable; un salesiano es un comprometido con su fe, más allá de la oración» (Zambrano, 2011). Cuando llegaron los salesianos, ciudades como Cuenca ya tenían un largo recorrido y trayectoria histórica, muchas otras órdenes o congregaciones religiosas habían desarrollado encomiables labores educativas. Sin embargo, en pocas décadas los hijos de Don Bosco lograron insertarse y movilizar a la sociedad cuencana y azuaya en pro de sus anhelados proyectos religiosos, educativos y sociales, como da cuenta otra investigación: «La obra salesiana se insertó y dinamizó marcos institucionales estructurados tanto en el plano gubernativo (civil y eclesiástico) cuanto en la base de la interrelación social colectiva» (Regalado, 2011). Ellos han sabido capitalizar esta especie de innata habilidad para articularse a los ámbitos colectivos y económicos, lograr la corresponsabilidad social, suscitar innovaciones de índole social y cultural, en definitiva marcaron el «carácter» de algunas poblaciones. En otros lugares, como en Guayaquil, la presencia salesiana ha ido creciendo y cambiando conforme

la ciudad se ha ido transformando, y si no ha logrado permear la totalidad de su gente, debido sobre todo a su extensión, sí alcanzó a caracterizar espacios emblemáticos de la urbe como la presencia del colegio Cristóbal Colón en el tradicional barrio El Centenario, incidiendo fundamentalmente en la urbanización, progreso y educación de las clases influyentes guayaquileñas; contrastado al mismo tiempo con la presencia en otros barrios de carácter popular, cuya acción ha sido reconocida por las autoridades locales y aceptada por la comunidad local. Seguramente, la profundidad y alcance de esta labor social se verá reflejada más adelante cuando constatemos los cambios positivos que se van gestando en el tejido social de estos sectores; esta verificación lo podemos apreciar en otras ciudades como Quito, y donde se hacen presentes proyectos de reinserción social. En otros contextos, la labor desplegada por los salesianos se desarrolló desde la fundación de los poblados. En el primer caso, la identidad de estas comunidades se fue forjando junto a la labor misionera, pues existía una mutua relación. Incipientes poblaciones en el Oriente ecuatoriano fueron el escenario desde el cual, los misioneros desplegaron su labor, pero al mismo tiempo fueron las directas beneficiarias de su acción pasto-

21 Boletín

alesiano


Tema Central ral, educativa y social. El misionero jugaba un rol fundamental en la vida del sector, se encargaba de muchas funciones tanto religiosas como civiles, allí donde las instituciones del Estado tenían una escasa o nula presencia. No podríamos comprender la evolución y dinámica social de pueblos como Salinas de Guaranda, sin la presencia salesiana, que muchas veces se resumía en un solo misionero que gracias al despliegue de múltiples proyectos logra dar un carácter muy particular a estas comarcas. En el segundo caso, en los territorios de misión con los shuar, la dinámica fue diferente. Fue la propia acción misionera, la que generó el surgimiento de nuevos poblados, fundados por jóvenes parejas que estudiaron en el internado y que recibieron una extensión de terreno para quedarse cerca de la misión. Un caso emblemático fue la Misión de Sevilla Don Bosco, que incluso marcó una línea de trabajo en otras zonas. Estudiando el impacto de las misiones para la conformación del tejido social en estos territorios, Esvertit concluye: «La acción de los salesianos no solo contribuyó a la configuración del territorio en sus aspectos físicos, socioeconómicos o demográficos, sino que incidió también sobre aspectos ideológicos a través de la elaboración y difusión de imaginarios nacionales comunes, que fueron interiorizados por la población del Oriente, ya fuera shuar o blanco-mestiza» (Esvertit, 2011). La impronta salesiana, dejada en sus múltiples obras, podemos hoy percibir y observar, a pesar de que muchas de estas han sido entregadas a otras administraciones; la huella está allí, porque su filosofía caló profundamente en la vida de las personas y son precisamente los laicos, los que hoy extienden la labor tanto social como educativa salesiana a las futuras generaciones. Hay trazos salesianos tan profundamente marcados y visiblemente extendidos a lo largo del tiempo, a través de las devociones marianas que supieron dejar en el imaginario colectivo de cantones como Sígsig, la advocación de María Auxiliadora, pues a pesar de no continuar en esta población, su legado ha permanecido desde 1903 cuando se fundó una residencia misionera y se inició la construcción del templo de María Auxiliadora. En otros lugares, la presencia salesiana ha concluido o se

22 Boletín

alesiano

vuelve cada vez más ocasional, pero su herencia permanece. Más allá de que muchas instituciones educativas, espacios públicos o poblaciones lleven algún nombre salesiano, la trayectoria de la Congregación ha permeado la vida cotidiana de la gente y ha contribuido en el fortalecimiento de la identidad de las comunidades, dotándolas de valores que contrarrestan nuestra actual sociedad globalizada, mercantilista e intolerante. Si cada pueblo o grupo social se nutre de su pasado y demarca sus fronteras para diferenciarse de los demás de acuerdo a una escala de valores, representaciones y símbolos, conviene que rescatemos, revitalicemos y pongamos en evidencia aquellos referentes culturales y rasgos identitarios que los salesianos supieron esmeradamente impregnar en la población ecuatoriana. Queda entonces la tarea pendiente para todos quienes nos identificamos o compartimos la filosofía de vida donbosquiana.


En el camino al bicentenario: un logo y un póster

(ANS – Roma) – A un mes del inicio del proceso de preparación para la celebración del bicentenario del nacimiento de Don Bosco (1815-2015), el Dicasterio de la Comunicación Social presenta y propone un logotipo y un póster temático. Los proyectos de diseño se llevaron a cabo en colaboración con el «Don Bosco Institute of Communication Arts» (DBICA) de Chennai. El 16 de agosto comenzará, oficialmente, el camino de preparación para el bicentenario del nacimiento de Don Bosco, una temática presentada por el Rector Mayor Don Pascual Chávez en una carta, el 31 de enero de 2011. Un período de tres años durante el cual los salesianos están invitados a conocer más a Don Bosco y su carisma: la historia (2011-2012), la pedagogía (2012-2013) y la espiritualidad (2013-2014). Para acompañar este proceso, el Dicasterio de las Comunicaciones Sociales ha elaborado un diseño gráfico que consiste en un triple logotipo y un póster.

El logotipo, imagen única, se diversifica en los tres años en el enunciado del año temático y en el color. El rostro de Don Bosco, inserto entre los jóvenes, recuerda cómo su vida ha sido un don constante para ellos, las líneas curvas, celebran los orígenes humildes del santo de Turín –«el campesino de I Becchi»– y los horizontes hacia los que se ha propagado su sueño y misión: la salvación de la juventud. El póster, el primero de la serie, recuerda el compromiso del trienio: conocer a Don Bosco. A su derecha se encuentra la imagen de su rostro reproducido con el calco que Cellini creó al día siguiente de su muerte y con el que se hizo una máscara de cera que ahora lo representa en la urna, tanto la que se conserva en la Basílica María Auxiliadora en Turín como la que peregrina en el mundo. Bajo el lema se muestra la cadencia de tres años, destacando la primera fase. La casita de I Becchi, de la que afirmó: «esta es mi casa», evoca los orígenes histórico-biográficos, y la escena de la confesión con el joven Pablo Albera (1861), su segundo sucesor, recuerda su primera preocupación: la salvación de los jóvenes. Las tres imágenes se refieren a ciertas etapas de su vida: la banda (1870): su humanismo integral; la primera expedición misionera (1875): el impulso misionero de la Congregación; en Martí-Codolar (1886): la madurez de su vida dedicado al servicio de los muchachos. Las otras dos versiones del póster estarán disponibles en los próximos años. El proyecto ha sido realizado por la DBICA de Chennai, en especial por Don Harris Pakkam, como director creativo, y J. Sathish Pablo, diseñador gráfico y creativo. El DBICA es una escuela de artes gráficas y visuales que realiza múltiples actividades en el campo de los medios de comunicación, el diseño, la cultura y el arte. Las 23 Boletín

alesiano


áreas de acción del centro, fundado en 1997 como un sitio de educación en los medios de comunicación de masas, son la animación y la formación en los medios de comunicación, la propuesta de seminarios e investigación, la producción audiovisual y un festival de cortometrajes. El objetivo principal es llegar a conocer y amar a Don Bosco a través de las diversas formas de arte visual, acercando a él a los niños y jóvenes, especialmente los más pobres de la India. El Dicasterio de Comunicación Social invita a las inspectorías y delegados de CS a asumir el logotipo y pósteres de sensibilización sobre sus propios sitios y utilizarlos para sus iniciativas durante los tres años de preparación para el año del bicentenario 2014-2015. «Espero que esta iniciativa, como ocurrió con el logo del 150.°, ayude a experimentar la unidad de la congregación y a fortalecer el sentido y la profundidad de lo que nos estamos preparando a celebrar», ha dicho don Filiberto González, Consejero de Comunicación Social. El afiche en varios idiomas, está incluido en el número de ANSfoto de junio. En sdb.org están disponibles los archivos de los tres primeros logotipos y del primer póster, en la misma sección se puede solicitar el archivo original para realizar ajustes en otros idiomas.

El Cardenal Rodríguez Maradiaga, miembro de la Comisión Pontificia para América Latina

(ANS – Ciudad del Vaticano) – Benedicto XVI ha nombrado el 19 de julio, al Card. Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, sdb, Arzobispo de Tegucigalpa, Honduras, miembro de la Pontificia Comisión para América Latina. La Pontificia Comisión para América Latina, establecida 21 de abril de 1958 por el Papa Pío XII, tiene entre sus objetivos el estudio de los problemas de la vida católica, la defensa de la fe y la propagación de la religión en América Latina. También tiene como finalidad apoyar al Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y organismos de coordinación de la curia. Otros miembros nombrados por el Papa son: el cardenal. Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo emérito de Santiago, cardenal Julio Terrazas Sandoval, arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia; cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima, Perú, y el cardenal Claudio Hummes, Prefecto emérito de la Congregación para el Clero, Brasil.

24 Boletín

alesiano


Japón – El renacimiento del ADMA

(ANS – Tokio) – El pasado 17 de julio, fue un día de fiesta y alegría en la Inspectoría salesiana de Japón: La Asociación de María Auxiliadora (ADMA), que durante décadas no tenía miembros, vio a diecisiete personas pronunciando su promesa. Un signo de esperanza para el Japón salesiano. La ceremonia, sencilla y muy participada, se llevó a cabo en la capilla de la Casa Inspectorial. Además de los nuevos miembros estuvieron presentes dos aspirantes y los asistentes del grupo, el salesiano Don Mario Yamanouchi, vicario provincial, y sor Teresina Matsumoto, de las Hijas de María Auxiliadora, que han seguido y guiado al grupo durante más de un año, a través de reuniones mensuales bien preparadas y una atención constante a la gente.

Monseñor Cimatti. En aquella época nacieron varias comunidades, pero no sobrevivieron a los cambios vertiginosos de los años sesenta y setenta. Para la ocasión, el P. Pascual Chávez, Rector Mayor, envío un mensaje de felicitación, en el que recordó que la fundación del primer grupo en Japón »es un evento extraordinario que afecta a la toda la Asociación de María Auxiliadora esparcida por todo el mundo y representa un gran signo de esperanza, porque la devoción a María Auxiliadora, promovida por nuestro padre y fundador Don Bosco, es el elemento vital de nuestro carisma, y ha encontrado en la Asociación una de las expresiones más significativas».

Entre los nuevos integrantes, cuatro van a Presidió el acto Don Aldo Cipriani, Inspec- participar, junto con el animador Don Yamator, quien desde el inicio de su mandato, en nouchi, al sexto Congreso Internacional de 2009, había invitado a sus salesianos y a otros ADMA, previsto del 3 a 6 de agosto en Czestomiembros de la Familia Salesiana a cultivar la chowa, Polonia. espiritualidad de ADMA, a fin de restablecer la «Nuestra esperanza –dijo Don Yamanouchi– Asociación en Japón. es que este grupo sea solo el primero de muEstuvieron presentes, en efecto, grupos de chos otros que en el futuro va a nacer en torno la asociación en el país desde las primeras a la obra salesiana en Japón». etapas de la misión en Japón, en tiempo de 25 Boletín

alesiano


Cien años de vida de sor Guillermina Galarza Zúñiga

La Comunidad Sor María Troncatti-Los Rosales se vistió de fiesta con los arreglos y alegría propios de un acontecimiento especial. El día 24 de junio se celebró, con una Eucaristía, el cumpleaños número 100 de nuestra querida hermana Guillermina Galarza, quien recibió los augurios y muestras de afecto de las hermanas de las comunidades de Los Rosales y Casa de Espiritualidad. El festejo continuó la tarde del sábado 25 de junio cuando la homenajeada tuvo la grata sorpresa de recibir a su hermana y cien de sus familiares que acudieron a verla desde Cuenca, Limón, Guayaquil, Quito; pues ellos no quisieron perder la oportunidad de saludarle y expresarle su alegría, con motivo de un aniversario que pocas personas lo celebran.

Ellos ofrecieron la solemne Misa de Acción de Gracias oficiada por el padre Lino Ocampo, sdb y animada por los integrantes del Conjunto musical de Tumbaco. La activa participación de sus familiares y hermanas fue notable y nos dejó grata impresión. Uniéndose al agasajo llegó el Mariachi Sol de México; además del reportero y el camarógrafo de ECUAVISA quienes llevaron al público la grata noticia de que la celebración de un siglo de vida, es posible entre nosotros, si los transcurrimos dentro de los parámetros de vitalidad, lucidez, serenidad, vida de trabajo, oración y la íntima satisfacción proporcionada por la tarea realizada, por la vivencia respetuosa y amable en la comunidad religiosa a la cual pertenece y donde se ha sentido plenamente identificada. Sor Isabel Freire, fma

26 Boletín

alesiano


60 años de ordenación celebró el P. Ángel Botta El P. Ángel Botta cumplió sesenta años de ordenación sacerdotal. En la Casa General de Roma, el domingo 10 de julio se le rindió un homenaje. Presidió la Eucaristía teniendo como concelebrantes principales al P. Pascual Chávez, Rector Mayor de los Salesianos, y al P. José Nicolussi, Director de la Casa, además de numerosos hermanos de la Comunidad.

Juan Vecchi y Pascual Chávez, es decir de tres Rectores Mayores, actualmente es secretario particular del P. Esteban Ortiz. En nombre de la Inspectoría del Ecuador se le entregó un cáliz y una carta del P. Inspector firmada además por todos los Directores Salesianos del país y el Consejo Inspectorial. Dios siga bendiciendo a nuestro querido padre Ángel.

El P. Botta fue de nuestra Inspectoría, muy querido por todos, sobre todo en Guaya- Foto: El P. Ángel Botta junto con los PP. quil. Fue Inspector de Cuenca (Sur), se- Pascual Chávez, Rector Mayor y José Nicocretario particular de Don Egidio Viganó, lussi, Director de la Casa General de Roma.

27 Boletín

alesiano


Nuevas viviendas en el Barrio Nigeria Al evento de entrega asistieron el Alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, así como el Obispo Auxiliar, monseñor Iván Minda, los padres Francisco Sánchez, Marco Paredes, Javier Herrán, el Sr. Reinhard Heiserer y la delegación de visitantes austriacos. El P. Marco Paredes recuerda que ingresar al barrio era desalentador, las casas se levantaban sobre el estero. Todos corrían peligro de caer al agua, pues el El pasado jueves 14 de julio se entre- camino entre casa y casa era de varias garon dieciocho viviendas nuevas en tablas cruzadas unas sobre otras. el Barrio Nigeria, de la ciudad de Guayaquil, que fueron construidas luego La constancia del P. Marco Paredes es de un acuerdo firmado entre Consul- digna de destacar. La conclusión satora Don Bosco y el Municipio de di- tisfactoria del proyecto no habría sido posible sin su presencia diaria en este cha ciudad. sector de la ciudad, considerado uno de El proyecto inició hace aproximada- los más desfavorecidos y conflictivos. mente cinco años, cuando con el apoyo de JEW se entregó el financiamien- Fue un día de fiesta para todos los to para mejorar las viviendas de seis asistentes, se recalcó que la obra enfamilias de jóvenes participantes en el tregada era una muestra de lo que el Proyecto Salesiano Chicos de la Calle, trabajo en conjunto puede producir. ahora con ciento un familias. Para alcanzar este sueño, como lo caPosteriormente con apoyo de la ONG lificó una de las beneficiarias, se neSuiza Jugendhilfe Lateinamerika (JU- cesitó de colaboración económica y HILA) se construyeron ochenta y tres política de entidades de cooperación viviendas adicionales. Finalmente el internacional, de instituciones públiMunicipio de Guayaquil entregó en el cas y privadas así como de la voluntad mes de marzo de 2011 un total de 100 y trabajo diario de los pobladores del 000,00 USD para la construcción de Barrio Nigeria. dieciocho más, con las que se termina la primera fase de este proyecto.

28 Boletín

alesiano


Seminario Continental Americano de Historia Salesiana

La Asociación de Cultores de Historia Salesiana, (ACSSA), está preparando el Seminario Continental Americano de Historia Salesiana, con el tema: «Situación de la historiografía salesiana de la región: conservación y valorización del patrimonio cultural», a realizarse en Belo Horizonte-Brasil del 17-20 de marzo de 2012.

co salesiano. Los requisitos exigidos son: carácter científico, carácter histórico de las obras, biografías, temas específicos o memorias relativos a la Inspectoría Salesiana del Ecuador. La finalidad de este trabajo es la creación de un banco de datos bibliográficos a disposición de los estudiosos de historia salesiana del país y de la Congregación.

El objetivo del seminario es hacer un balance de los estudios de historia salesiana local, con el fin de tomar conciencia de nuestro camino y del estado actual de la investigación histórica salesiana; reflexionar sobre la documentación recogida, ordenada y guardada, a nivel local e inspectorial, y poner a disposición de los investigadores de hoy del futuro.

El Archivo Histórico Inspectorial solicita la ayuda de todos los miembros de la Familia Salesiana con el fin de recoger todo este valioso material histórico de nuestra Inspectoría y completar el balance de todas las publicaciones históricas salesianas. Todos estos aportes podrán ser enviados hasta el 30 de noviembre de 2011 al email del Archivo Histórico Inspectorial: archivohistorico@salesianos.org.ec / La metodología a seguirse consiste en la pedrocreamer@yahoo.es o por correo ordinaelaboración de fichas bibliográficas de rio certificado. historiografía salesiana de libros, artícuP. Pedro Creamer, sdb los, estudios y tesis de argumento históriArchivo Histórico Inspectorial

29 Boletín

alesiano


ADMA presente en sus centros En Machala, se reunieron las socias y los socios de la Asociación de María Auxiliadora de los sectores de Aurora, Ferroviaria y El Bosque, para participar de la misa de fiesta de su patrona, la cual fue presidida por monseñor Luis Alberto Sánchez y concelebrada por los padres Roberto Guglierminotti, sdb, y Jaime Castro, párroco de El Bosque; quienes dejaron un mensaje de fe y devoción a todos los fieles, además hicieron un llamado a tener un corazón y actitud solidarios, prestos a ayudar al que lo necesite y también a generar vocaciones en los jóvenes.

tarios y socios de la Asociación, quienes con mucha alegría y devoción rezaban el Santo Rosario, entre aromas de incienso y de las flores que adornaban el altar. En la parroquia Cristo Rey «La Tola», se realizó la novena a María Auxiliadora que culminó el 24 de mayo, con la procesión de fieles, la misma que comenzó en Santa Paz, siguió por las calles hasta llegar a la Capilla, en donde se celebró la Misa de fiesta, con la asistencia de varios socios y socias de la Asociación de María Auxiliadora.

La presencia de los devotos de la Virgen, Al Sur de Quito, en la entrada a Funde- como todos los años, fue numerosa, más porte, en el local de la Hospedería Cam- aún con los que llegaron de los demás pesina del Prenoviciado Salesiano, cada Centros, para darse cita, en esta gran cenoche se reunieron para rezar la novena a remonia. María Auxiliadora, patrona de los SalesiaJeaneth Barahona nos y de ADMA, que fue llevada por difeReporteros de ADMA rentes personas como formandos, volun-

30 Boletín

alesiano


Necrología Paz en la tumba de sor Targelia Tapia El día 5 de julio del 2011, en la casa Sor María Troncatti (Quito-Cumbayá), pasó a la morada del Padre nuestra querida hermana, sor Targelia Emelinda Tapia Tapia. Nació en El Pan (Azuay), el 20 de mayo 1918. Profesó en Cuenca el 5 de agosto de 1937. Sor Targelia se distinguió por ser una buena religiosa, hija de María Auxiliadora, observante y obediente a las superioras, educadora responsable, dio lo mejor de sí misma a niñas y jóvenes a quienes se entregó y trabajó con tanta dedicación. Compartió sus conocimientos y entusiasmo por la música. Aprendió a tocar el piano y acordeón, instrumentos que le ayudaron a llevar la Buena Nueva y a evangelizar a través del canto. Se distinguió también por ser mujer consagrada orante, amaba estar en los espacios comunitarios y ser signo vital para las personas con quienes compartía. Muchas gracias, querida hermana Targelia, que con tu fidelidad a Dios y a los hermanos y hermanas, has dado ejemplo de abnegación gozosa y entregaste lo mejor de ti al servicio de la misión en la Inspectoría ecuatoriana. Intercede ante Dios y María Auxiliadora para que la Iglesia y el Instituto se alegren con nuevas y valientes vocaciones. Sor Vicenta Jaramillo, Inspectora

Descansa en paz Falleció en Macas, el 11 de julio, la Sra. Francisca Rivadeneira Zavala, abuelita del St. Fabián Lozada a los ochenta y ocho años de edad. Ella fue madrina de la primera misa de Monseñor Pedro Gabrielli y de igual manera de su ordenación episcopal. Paz en su tumba.

31 Boletín

alesiano


Maternidad Mitad del Mundo al servicio de la comunidad cayambeña

L

parteras. Se visualizaron los riesgos y dificultades, que por falta de capacitación, tenía esta actividad en el control de los embarazos, partos y en el cuidado del recién nacido.

Carmen Cadena, Directora de la Maternidad, comentó que el proyecto arrancó con las propuestas de la gente del sector cuando la Casa Campesina comenzó con el trabajo de salud comunitaria. Es ahí que se identificaron agentes tradicionales de salud como el caso de las

Los problemas más comunes que se evidenciaron fueron que las comadronas no llevaban a sus pacientes a un hospital o casa de salud cuando habían complicaciones. Carmen Cadena informó que, como esta actividad se la realiza en la misma casa de la paciente, ellas deben estar preparadas para actuar de manera inmediata cuando tengan inconvenientes y sobre todo que los partos sean atendidos con asepsia.

a Clínica Maternidad Mitad del Mundo funciona en el cantón Cayambe por doce años. Al momento se han abierto alrededor de treinta y cinco mil historias clínicas, siendo el grupo principal de beneficiarios los niños. Es por ello que se inició con las especialidades de ginecología y pediatría.

32 Boletín

alesiano


La Clínica Maternidad brinda servicio de cirugía general, laparoscópica, gineco-obstétrica, traumatología, oftalmología, odontología, hospitalización, farmacia, terapias físicas, de lenguaje y psicológica para Cayambe y Pedro Moncayo. La Casa Campesina, también, brinda servicio médico a mil trescientos niños de cuarenta comunidades. Augusto Cuascota, dirigente de El Cajas, quien trabaja veinticinco años, comenta que el proyecto apoya con nutrición y chequeos médicos trimestrales de odontología y pediatría. El objetivo, según Cuascota, es estar pendiente de la salud de los pequeños. Desde el 2010, el proyecto ha coordinado con los municipios y vecinos del sector para que continúen con las revisiones médicas de los infantes desde las comunidades y así evitar su movilización. Sin embargo, comentó que aún se mantiene la coordinación para trasladar a algunos niños desde sus hogares hasta la Maternidad Mitad del Mundo y luego regresarlos a sus lugares de origen.

Juanita Albuja, encargada de las terapias, conversó que en el lugar atienden a niños campesinos con parálisis cerebral, síndrome de Down, retrasos motores y postraumáticos. Al Centro, diariamente, asisten veinte niños y se trabaja en motricidad gruesa, fina y equilibrio. Además, se presta atención a adultos para su rehabilitación. Este es un proyecto de la Maternidad y ayuda a la colectividad para que las personas de escasos recursos sean tratadas sin costo alguno con la finalidad de estimular, en el sector rural, a los padres para que lleven a sus hijos a terapia. Gabriela Castro, tía de una de las pacientes y oriunda de Tabacundo, comentó que, todos los martes y jueves por media hora, su sobrina recibe terapia de lenguaje; el tratamiento comenzó hace ocho años cuando tenía ocho meses de edad. Diego Almeida, OSC

33 Boletín

alesiano


Educar en valores

El valor del autoconocimiento ¿Por qué plantear al autoconocimiento como un «valor» a ser cultivado? Intentaremos a lo largo de este artículo dar una respuesta que más allá de satisfacer la curiosidad de aquello de su «importancia», pueda generar en el lector la iniciativa de embarcarse en el difícil pero gratificante viaje del proceso que conduce al entendimiento de uno mismo. En el mundo actual –donde la premura se ha vuelto la regla básica de la convivencia y de la dinámica social– se ha ido generando desde los diversos ámbitos institucionales como la escuela, el Estado e incluso desde las aulas universitarias un discurso dirigido a potenciar al «Yo» y a ubicarlo como el estrato más importante de la personalidad, esto en detrimento del conocimiento del mundo interior; este mundo que no se ajusta a los cánones sociales del «mundo real» y que no vive entre las prisas que nos avoca el deber ser. Sin embargo, aunque la pretensión del «Yo héroe» pueda ser el olvidarse de los dolores y heridas causadas por el trajinar de la vida, el mundo interior se torna benevolente con estos males del alma y los guarda. Cuando hablamos de heridas, nos re-

ferimos a todo acto o circunstancia que ha llegado a nuestra vida y para los cuales no hemos encontrado las herramientas para elaborarlos y por lo tanto, estas se guardan en lo inconsciente y su actuar, muy a pesar de lo que el Yo pueda opinar al respecto, se vuelve sintomático y ejerce una influencia fuerte en nuestro proceder consciente, y muchas de las veces, sino todas, trastocando nuestra vida y llevándonos a tener problemas en las relaciones con los otros. El re-pensar sobre aquello nos posibilita observar, detenidamente, el valor que damos hacia el conocimiento de uno mismo y del otro y es ahí donde la psicología crea un espacio en el cual se evidencia lo no visto por el ser humano, hacia aquellas cualidades que han sido relegadas por la consciencia, lo que de una y otra forma permite dar luz en algunos aspectos que han ido configurando la personalidad de los sujetos. Quizá todos hemos sentido la necesidad de ubicar un sitio tangible donde se pueda acceder a los conocimientos; hemos visto que en las instituciones educativas desde el momento en que «tomamos conciencia» del poder expresarnos se nos proporcionan las herramientas necesarias para acceder a ellos, pero ¿estamos en posición de ubicar el conocimiento fuera de uno mismo? La respuesta es clara, para aquello nos han preparado, y bien si lo situamos fuera ¿qué permanece en nuestro interior? Quizá lo que nos queda es ver en el otro aquello que no podemos observar en nosotros mismos. Es primordial entender y acceder a nuestros conocimientos internos, ya que de esta forma podremos cultivar aquellas cualidades desplazadas en un rincón de nuestro ser, las que nos proporcionan la esencia de nuestra existencia y que, cada vez más influidos por el conocimiento positivista nos hemos visto «obligados» a promulgar y fortalecer en nosotros mismos y en nuestros niños las cualidades opuestas, las mismas que buscamos se adapten a la convención social, y que son las que se van impartiendo de generación en generación.

34 Boletín

alesiano


Educar en valores

Es que aquello que no hemos podido elaborar de manera consciente a través de un proceso psicoterapéutico, nuestra psique, en un intento de mantener la homeostasis, intenta elaborar los conflictos inconscientes mediante su proyección en el mundo externo. Se evidencia como la gran mayoría de los padres que llevan a sus hijos a psicoterapia, termina dándose cuenta que el problema por el que acudieron en primera instancia al psicólogo fue un conflicto no elaborado en sus propias vidas y que intentaron hacerlo en sus descendientes. Es así como este acercamiento al conocimiento que sus padres no tenían de ellos mismos, los termina liberando y a sus hijos, permitiendo de esta forma que cada quien mire al otro como otro y no como un apéndice de uno.

ra. Acudamos al mito cristiano para la mejor elaboración de esta idea y recordemos a Cristo cuando dice: «¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en tu propio ojo?» (Lc 6, 41). «Si existiera algo que quisiéramos cambiar en los chicos, en primer lugar deberíamos examinarlo y observar si no es algo que podría ser mejor cambiar en nosotros mismos» (Carl Gustav Jung).

Pscl. Ingeborg Olaya Pscl. Fabián Beltrán Centro Psicológico Dr. P. «Emilio Gambirasio»

De esta forma es como el «autoconocimiento» se convierte en valor, en valor a ser cultivado por el ser humano, en primera instancia se ve puesto en la necesidad de conocerse, de ubicar en sí mismo los aspectos positivos que ha decidido inconscientemente olvidar, son estos aspectos los que nos proporcionan las herramientas necesarias para tomar conciencia de nuestro propio proceso, del camino del conocerse a sí mismo para establecer un vínculo verdadero con el otro, y esto es lo que se debería inculcar desde la niñez.  Los padres son los referentes más directos e importantes que tienen los niños, entonces ubicarnos a nosotros mismos como aquellos agentes dadores de sentido nos demanda la imperiosa necesidad de volver hacia atrás, de un re-encuentro con nuestros propios sentidos, de acceder hacia aquellos conocimientos que hemos decidido alejarlos de nuestro ser y retomarlos para nosotros mismos. Ya se podrá pensar que este es un conocimiento elaborado por la psicología; sin embargo, es un hecho arquetípico que sobrevive en el tiempo y que nos habla de la necesidad vital del reconocimiento propio primero, para así poder ver de forma limpia al otro, sin que prejuicio propio alguno impida la mirada cla-

35 Boletín

alesiano


36 BoletĂ­n

alesiano


El Boletín Salesiano es gratuito: ¡Que ningún amigo de Don Bosco y de los salesianos se quede sin él!

Puedes hacer tu aportación voluntaria para que el boletín pueda seguir llegando a todos nosotros en la cta. cte. Banco Pichincha 33856362-04 Sociedad Salesiana − Boletín Salesiano.


La alegr铆a de un ni帽o es obligaci贸n de todos... ...la impresi贸n de su sonrisa es nuestra responsabilidad.


Boletin Salesiano Septirmbre