Issuu on Google+

Reflexión de la película Nunca te vayas sin decir te quiero.

La película vino a fortalecer mi teoría de vida ya que la vida nadie la tiene comprada uno nunca sabe cual va hacer su ultimo día de la vida por lo tanto tenemos que vivir la vida a su máximo esplendor tenemos que gozar de esta el tema es muy razonable, y aplica a todas las personas, padres, hijos amigos y pareja, nunca sabemos cuándo va a ser nuestro ultimo día entre los vivos, por ello debemos asegurarnos de que esas personas sepan lo que sentimos. Una vez leí un poema cuando estaba en la preparatoria de una madre que pierde a su hijo y decía “si hubiera sabido que no volvería a verlo lo hubiera abrazado y besado, y le hubiera dicho lo mucho que lo amo, quizás no lo hubiera dejado ir, pero ya es muy tarde. Es muy lastimoso y siempre se queda el mal recuerdo cuando alguien muere y que pudiste decirle muchas cosas, decirle un te quiero pero nunca lo hiciste. Siempre te dicen: "Pero sabe que la quieres” Tal vez, pero el sentimiento de saber que nunca se lo dijiste nunca se desaparecerá.

Por eso" vive cada día de tu vida como si fuera el último, porque un día lo será el ultimo día de tu vida."


Reflexión de la película nunca te vayas sin decir te quiero