Page 1


“PREMIOS Se establecen los siguientes premios: Primer premio: Diploma y publicación en el diario Expresión Siglo XXI de España Segundo premio: Diploma y espacio destacado en la comunidad. Tercer premio: Diploma Los tres primeros premios serán publicados en el libro anual que hará Expresión Siglo XXI. Los Diplomas serán enviados al domicilio de cada premiado.

JURADO SalamagA ha designado como Jurado a dos personas vinculadas a la creación literaria: Toño Jerez – Poeta – España Luis Guerrero – Poeta – España Y estará presidido por la fundadora de la comunidad, con voz, pero sin voto. SalamagA: Magaoliveira. El Jurado cuyo fallo será inapelable, podrá declararlo desierto si considerase que ninguna de las obras presentadas alcanza el nivel adecuado. No atenderá reclamaciones, ni contestarán ninguna cuestión respecto al certamen…”

Santiago de Chile, 01 de Noviembre del 2009

2


Afiche de la Portada Pertenece a Sergio.Inmortal Bases del Concurso Redactadas por To単o Jerez Dise単o del Libro: Magaoliveira

copyrigth息 Contenido Protegido por sus Autores Reservados sus Derechos A単o 2009

3


PRIMER LUGAR

TÍTULO: MULA POR CABALLO SEUDÓNIMO CAACUPE NOMBRE MERCEDES SÁENZ SEGUNDO LUGAR

TERCER LUGAR

TÍTULO: POBREDUMBRE HUMANA SEUDÓNIMO HERCULES MARIA GEMITA JAIME CATALDO

TÍTULO: EL VIEJO EN EL TEMPLO SEUDÓNIMO EZEQUIELNOMBRE NOMBRE ALEJO URDANETA

25 de diciembre de 2009

4


Primer Lugar Mercedes Sรกenz

Argentina 5


MULA POR CABALLO

Querido Santo Dios:

En mi tierra a usted le decían el Tata, pero me enseñaron a escribir con respeto.

Yo sé que sabe todas las cosas que me enseñaron. Pero empecé a escribirles a los reyes magos que sólo tenían que venir una vez al año y no me entendían la letra, nunca dejaban nada de lo que yo pedía, hasta que dejé de creer en ellos.

Le dejo esta carta cómo todas las navidades, cambiando un poco a veces las líneas anteriores, porque el seis de enero la rompo para empezar si usted lo dispone, otra vez la vida de vuelta.

Yo sé que usted anda por tantas partes con tanto por hacer especialmente por estos pagos, que creo que si le escribo también es una manera de que se acuerde, que se le haga más fácil.

Eran tiempos en que los colores de las montañas aún no se habían bajado de mis ojos, muy al sur desde dónde usted

6


mira el mundo. Era nómade en ese entonces. Supe de tener familia pero la tierra brava suele llevarse hasta eso. Y ha quedado arropada cómo pude con una cruz hecha de piedra. La piedra que usted hizo, no suele moverse salvo que el golpazo venga desde muy abajo y todo tiemble, y a eso hasta ellas suelen hacerle caso… sólo a usted le tienen miedo.

Es cuándo solo uno se siente bastardo cómo si no lo hubiera parido esta tierra, espacio es lo que me sobra para escapar, pero ya debe de saber usted que no es mi deseo

-¿Se acuerda de mi rancho Santo Dios? Es sólo un cuadrado pero con la modernidad de que el baño hace ya dos años que lo hice adentro.

El piso es de tierra, pero no es por no haber querido ponerle piedras. Cuándo ya estiro las piernas porque empieza a endurecerse mi espalda (no ensucio las alpargatas), es la forma que tengo en estos fríos de poder estar descalzo. Voy a pedirle lo mismo que todos los años, que los álamos no se caigan, que no se me nublen los ojos cuándo esquilo las ovejas, que no me enoje tanto cuándo el viento me envuelve cómo si fuera a llevarme para los cielos suyos, porque creo que todavía tengo mi cielo acá mientras pueda

7


mirarlo.

Que la próxima vez que vaya hasta el pueblo estén los que estaban y si usted puede que a ninguno le falte nadie. Hoy hice todo temprano antes de empezar a escribirle esta carta. ¿me vió cortando la leña mucho antes del sol? Traje el agua para el baño y preparé la comida.

Elegí quedarme en un rancho al borde de un río color pupila, toma de los ojos todos los colores que conozco, y así cerquita del suelo puedo verlo, amable y caprichoso pero no suele irse de dónde lo pusieron.

Sé que está soplando el viento, pasa por debajo de la línea de mi puerta. Mueve apenas la tierra del piso.

La camisa blanca no envejece porque suele tener siempre alguna prenda encima Las alpargatas recién lavaditas, cómo todos los años para su fiesta Los pantalones que son mi lujo, renegridos de un principio si van goteando tiempo. Sabía vestirme en la época de los ingleses pero ahora alrededor del cuello uso algo más tibio, que lo sienta más tibio.

Cuando estudiaba en mis épocas de ayudante en los ferrocarriles, aprendía poco, no pasé ni el yes, que se los

8


decía con la cabeza, para arriba o para los costados.

Ya pasé por muchos años y nunca me amigó la política, ni las componendas y más de una vez me han hecho pasar por zonzo, decían que ni amigos tenía, pero yo sabia que usted estaba.

Acepté siempre lo que me dio cómo lo da un amigo y lo que no me ha venido sabrá usted de sabio nomás.

La cacerola de hierro pesado está quieta sobre un enrejado, tapada cómo si guardara secretos... si otras manos la hubieran llenado.

Solía tirar arriba del fuego alguna que otra cosa de carne pero mi perro hasta sabe llevarse el pescado. Nunca pude pegarle porque es en lo único que no obedece

Me han quedado pocas cosas de mis otras vidas, de las que alguna vez me hicieron estudiar casi a los golpes. Pero el catecismo me lo enseñaba mi vieja en unos libros chiquitos de colores y dibujos, más dibujos que letras y ella decía siempre que cada navidad uno nacía de nuevo para volverse más bueno.

9


Ya se hace la nochecita.

Me voy a ir a buscarlos, al chiflido nomás me siguen a paso corto. La más difícil de entrar es la mula que siempre desconfía al pasar por mi puerta y algún par de pataditas tira, casi de saludo nomás porque no le pega ni al barro de las paredes. La vaca y la oveja son dos niñas parecidas a las que alguna vez vi. en alguna estación de tren, caminan pegaditas ignorando sus ancas cómo las niñas que tapan sus caderas con vestidos de telas generosas.

Mucho tiempo me llevó acostumbrarlas para no pasar la noche de Navidad solo.

Yo le escribo Santo Dios porque acá no puedo armar un árbol.

A cuarenta leguas tengo el pueblo más cercano y el carro cuándo me lleva si usted viera la cara al caballo… Parece que no me mirara por dos días después.

En estos tiempos más se enoja porque hago entrar a los otros animales dentro del rancho pero en su pesebre me dijeron que no había caballos.

10


La mula anda media vieja ya, quería preguntarle si en caso de que el año que viene me faltara, usted me daría permiso para que entre el caballo. Lo empiezo a acostumbrar cuándo haga frío y en caso de necesitarlo... Digo, es lo más parecido, la mula no voy a poder truquearla por otra, pero un caballo tal vez sí.

Paso la noche en la silla, con guitarra y un vino muy largo, hace luces contra las brasas y es lo que quedo mirando cuándo los animales ya se ubicaron quietos.

Eso de acostarme en la cama sería una irreverencia al pesebre de cuándo usted era niño. Velas se suele tener en estos lugares y ya las dispongo cerquita de la virgen mía. Me perdonará seguro si se acaban antes de las luces que por horas me dibuja el vino. Eso me hamaca en recuerdos, les hablo un poco bajito a los pobres animales cuando ya les saturó el canto.

Ya se hace la nochecita, voy a buscar los bichos y le termino la carta.

En realidad que le voy a andar con vueltas mi querido Santo Dios. Usted ya sabe que la mula más temprano la he visto tiesa y que con su permiso voy a demorarme un poquito

11


porque voy a tratar de hacer entrar al caballo.

Se hace la nochecita pero le juro, que todo parece mรกs oscuro.

SEUDร“NIMO: Caacupe

12


Segundo Lugar MarĂ­a Gemita Jaime Cataldo

Chile 13


PODREDUMBRE HUMANA

Corría el año 1936, a la hora indicada cómo siempre como cada año.

Recuerdo bien a mi abuela Salomé quien corría desesperada esa navidad y tantas otras más, yo con mi hermana a pata pela, nomás, esperando con ansias comer el pan de pascua que ella siempre con sus dulces manos nos preparaba, no eran tanto las ganas de ver que nos podía traer el viejito pascuero de juguetes ya que con la muñeca de trapo que tenía Sofía ,le bastaba y yo con mi soldadito de lata que papá me pintó y arregló era suficiente , para nosotros no había nunca navidad ,así éramos felices a nuestra manera , con poquito nos bastaba , con tener que comer una rica cena ,ya era suficiente regalo de navidad para nuestros corazones abatidos de dolor, de hambre, de pena.

Los dulces y chocolates que traía el tío rico de la familia , eran un manjar que atesorábamos con la pasión más grande que un niño de tan sólo 6 años pueda adorar

Recuerdo bien cuando él nos ponía en fila y decía ya de mayor a menor, era la moneda más grande al de más edad ,

14


todos anhelábamos ser adultos , sólo para tener los dulces más grandes y las monedas , según fuera el caso .

Después que el tío Carlos se iba, quedaba la embarra nomás, ya que mi mamá , y mi otra tía , les quitaban la plata a todos los chiquillos , todos quedábamos llorando , era más triste , cuando recuerdo aquella podredumbre humana , por la que tuve que sobrevivir , se me llenan los ojos de lágrimas , aún no sé como pudimos sobrevivir

Por eso no es que no me guste la navidad , es sólo que son muchas horas de angustias vividas.

Mis hermanos sobrevivientes como yo pensantes de la vida .

Yo creo que por hambre por sed, más de la mitad se le murieron a mi mamá, pobre mamacita linda que dios la tenga en su reino, pobrecita uno falleció de aire (dicen) , ¡hay que triste día para mi pobre viejita!

Aquel niño Rene , quien el creía que tenía toda la suerte del mundo ya que la buena vecina, con sus mejores intenciones le ofreció dar un rico desayuno al niño, como era el más

15


pequeño y además era navidad , le dio una buen tacho de café con leche , y un pan con manjar. El niño … con ganas de jugar salió al tiro y allí mismo cayó enfermo , casi muerto sólo se le escuchaba decir mamita, mamita tengo frío , tengo frío , los ignorantes del pueblo por hacerla mejor la hicieron peor , le prendieron un fogata casi encima del niño para darle calor, el médico cuando llego, sólo movió la cabeza para decirle a mamá que ya nada se pudo hacer que los vecinos por ignorancia nunca debieron colocarle calor cerca de la cabeza , ya que eso termino por ocasionarle un pulmonía fulminante , fue así que tristemente en navidad de 1930 a las 9 de la mañana falleció mi hermanito sin siquiera yo haberlo conocido , ni foto tenia el angelito para poderlo haber visto.

Hay , podredumbre humana, ¿Cuál es la razón de existir en este mundo ruin?

A que venimos al mundo? , a sufrir por que unos tienen tanto y otros no tienen nada , que culpa tienen los niños pobres del mundo para sufrir así en navidad , por que ¿?

Un día me levanté , y lo comprendí que saco con lamentaciones mediocres , si lo único que me queda por hacer son dos alternativas:”pegarme un tiro y ya olvidarme

16


De todo y de todos, o seguir adelante en mi vida , apechugando como el ejemplo Vivo de mi santa madre”.

Por suerte para mi y mi familia elegí la última :”ahora soy un feliz trabajador social , bien preparado , y vaya que yo sé lo que es sacarse la mugre , estar con viento y lluvia , saliendo a ponerle el hombro , ya que a mis hijos no quiero que les falte nada

Soy feliz a mi manera tengo mis días buenos y mis días malos ,como todo el mundo y por fin esta navidad voy a conocer a mis otros hermanos que la visitadora en esos Años se los arrebató la vida a mi mamá.

Ahora , cuando pienso en navidad trato de no achacarme tanto , solo recuerdo el dulce rostro de mi madre peinándonos y diciendo :”estudien , en el estudio está el Progreso”.

“A todas las madres del mundo , y en especial a la mía”.

SEUDÓNIMO : HERCULES

17


Tercer Lugar Alejo Urdaneta

Venezuela 18


EL VIEJO EN EL TEMPLO

Tiene los ojos velados de tiempo y ya no distingue los rostros, sobre todo cuando esto ocurre en la semipenumbra del templo. Todos lo llaman “Viejo”, porque no ha dicho su nombre y tampoco nadie sabe por qué permanece tanto tiempo en la iglesia de la plaza, tan vieja como él.

Es un edificio de mampostería que el presbítero ha ido mejorando con las limosnas de los fieles, cada domingo y cuando ocurre algún suceso de recordar. Todo en perpetuo movimiento en la casa de Dios, con fragancia de incienso y velones chorreando esperma sobre platos recubiertos de plata.

En el templo está una imagen: es la Virgen patrona del pueblo, pintada por quién sabe quién, de rostro hermoso, morena y tocada con un velo adornado con la corona de oro. Esa virgen es la contemplación obsesiva del viejo huésped del recinto religioso. Le preguntan y él dice que conoció a la mujer que sirvió de modelo; que sus ojos son aquellos que amó de joven en la figura sagrada.

19


¿Sientes que ese rostro tiene una réplica en un ser vivo todavía para ti? Es su secreto y casi nadie indaga razones, y sólo es un juego de pasatiempo cuyo protagonista en el viejo enamorado de un retrato convertido en yeso pintado.

Ya el viejo no tiene a nadie que alivie sus penurias ni llene esta soledad de ecos en los arcos del templo. A él no parece importarle mientras le permitan estar frente a la efigie de la Virgen; y lo dice cuando vienen las chanzas.

Por finales de noviembre cayó enfermo el viejo. De su casa de tristes molduras, de sus cacharros oxidados salía un silencio que la gente que todavía le guardaba afecto respetaba. Y algunos venían a traerle alimento y un saludo, todo pasajero como el tiempo que se le viene encima.

Dice alguno que escuchó al viejo cuando se refería a la Virgen. Explica que no es el tiempo de Pascua cuando sacan en procesión a la Dolorosa de la Semana Santa. Te conmovía la figura trágica del Nazareno y pensabas en un altar suntuoso para la Virgen de las siete espadas clavadas en su pecho. Tampoco era la fecha para celebrar la fundación del pueblo y para exaltar a la patrona en un altar de esmerada belleza.

20


La Navidad es la fiesta de Jesús, y a la Virgen sólo le queda el papel de la madre que cuida al niño en un pesebre. ¿Cuál sería el homenaje a la mujer madre y patrona que está en el templo? Las miradas están sobre el niño, que sí tiene una luz en su cabecita y un manto bordado para cubrirlo.

Dirá su penitencia el viejo, confesará sus faltas para que sea absuelto de manchas. El presbítero deberá escuchar al viejo en el catre donde yace esperando la muerte. No debe tener ningún remordimiento, salvo el que le deja su pensamiento fijo en la escultura del templo.

Habla por el viejo la multitud del recuerdo, y de la fuente con agua bendecida surgen a borbotones las palabras que nunca había dicho. Esa Virgen fue su mujer en la lejana juventud, y él fue quien esculpió la figura sagrada en otro lugar distante de este pueblo. El rostro de la Virgen es el que amó en mujer, y quizás la misma Virgen sintiese mayor alegría, si todavía viviese su amor humano por el artista que le dio inmortalidad.

El día de Navidad era el llamado de la muerte para el viejo. Ya no comprendía a los hombres y sus inútiles correrías por la vida. El viático lo trajo el presbítero a la casa del moribundo. Y

21


trajo más: una estampa con la imagen de la virgen del templo, en una perspectiva que destacaba los profundos ojos y los finos rasgos de la amada del viejo.

Esa mañana del 25 de diciembre fue diferente para los pobladores. No pueden celebrar el nacimiento del Salvador porque a esas horas las puertas del templo están cerradas. Y una razón de mayor peso: la virgen ya no está en su altar.

PSEUDÓNIMO: “EZEQUIEL”

22


JURADO

“Felicidades a todos los participantes y muy especialmente a la terna finalista. He disfrutado mucho con la lectura de los finalistas. Un abrazo.”

TOÑO JEREZ - España

“Enhorabuena a los tres me encantó su lectura”

LUIS GUERRERO - España

“Felicidades a los ganadores. Gracias a Toño Jerez y a Luis Guerrero por este resultado tan cristalino, gracias, recién hoy me enteré al igual que ellos de los nombres y nacionalidades de los ganadores. UN ABRAZO ENORME¡¡¡”

MAGAOLIVEIRA - Chile Fundadora de SalamagA

23

RELATOS GANADORES  

GANADORES I CERTAMEN DE RELATOS UNA NAVIDAD DIFERENTE DE SalamagA 2009

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you