Page 65

Teoría de la comunicación humana

Cristián Cortés Silva

ejemplo, "una clase de mensajes implícitos acerca de cómo deben interpretarse los mensajes metacomunicativos amistosos u hostiles" (Bateson, 1951). La distinción entre los aspectos referenciales ("report") y relacionales / metacomunicativos ("command"), hecha posteriormente en Pragmatics, resulta, a veces, confusa y contradictoria. Tales problemas podemos encontrarlos tanto en la definición de metacomunicación, como en sus alcances y niveles de abstracción que se distingue en ella. En primer lugar se establece, que "toda comunicación tiene un aspecto de contenido y un aspecto relacional tales que el segundo clasifica al primero y es, por ende, una metacomunicación" (Watzlawick et al., 1981). Es decir, "el aspecto relacional...resulta, desde luego, idéntico al concepto de metacomunicación” (Watzlawick et al., 1981). Pero, para complicar más las cosas, estos autores señalan que "cuando dejamos de utilizar la comunicación para comunicarnos y la usamos para comunicar algo acerca de la comunicación..., utilizamos conceptualizaciones que no son parte de la comunicación, sino que se refieren a ella...hablamos aquí de metacomunicación" (Watzlawick et al., 1981). Y más aún, "la capacidad para metacomunicarse en forma adecuada constituye no sólo condición sine qua non de la comunicación eficaz, sino que está íntimamente vinculada con el complejo problema concerniente a la percepción del self y del otro" (Watzlawick et al., 1981). Con todo lo anterior, podemos establecer algunas conclusiones que resultan también, axiomáticas. En primer lugar, dado que es "imposible no comunicarse", y a su vez, toda comunicación tiene un aspecto relacional-metacomunicativo, resulta entonces que es imposible no metacomunicarse. Más aún, como se señaló anteriormente, se juega en esto la eficacia de la comunicación. Sin embargo, a pesar de que estamos en comunicación constante, Watzlawick (1981) sostiene que “somos casi por completo incapaces de comunicarnos acerca de la comunicación". Es decir, es imposible no metacomunicarse sin embargo somos casi totalmente incapaces de hacerlo. Esto, no sólo representa una contradicción conceptual, sino que constituye una verdadera problema pragmático, puesto que en las dificultades debidas a la "puntuación" de las secuencias de hechos, su solución pasa por el hecho de que los participantes "comiencen a metacomunicarse" (Watzlawick et al., 1981). Lo cual quiere decir entonces, que los comunicantes en algún momento han dejado de metacomunicarse.

65

Profile for Sala de Prensa

Teoría de la Comunicación. Un enfoque sistémico-cibernético  

En el presente libro mostramos una visión crítica en integradora de la visión sistémica-cibernética de la comunicación (desarrollada p...

Teoría de la Comunicación. Un enfoque sistémico-cibernético  

En el presente libro mostramos una visión crítica en integradora de la visión sistémica-cibernética de la comunicación (desarrollada p...

Advertisement