Page 31

Teoría de la comunicación humana

Cristián Cortés Silva

la conducta de cada persona afecta la de cada una de las otras y es, a su vez, afectada por éstas" (Watzlawick, 1981). La comunicación que se alimenta sobre sí misma (información circular), es considerada por la cibernética como la unidad básica para analizar los procesos de control. Para hacer frente, con éxito, a un entorno del cual se tiene un conocimiento incompleto, la información acerca de las acciones de un sistema debe ser retroalimentada para corregir acciones futuras. Este flujo circular permite "que el sistema total converja hacia el objetivo prescrito" (Krippendorff, 1977). La comunicación de retroalimentación es, entonces, la información que indica cómo lo está haciendo el sistema en la búsqueda de sus objetivos. Esta información "es introducida nuevamente al sistema con el fin de que se lleven a cabo las correcciones necesarias " (Johanssen, 1975). Los investigadores, consideran que sólo algunos sistemas poseen retroalimentación: los sistemas abiertos. En éstos, una porción del output es devuelta como input, con el fin de afectar posteriores outputs. La naturaleza, polaridad y grado de la retroalimentación tienen un efecto decisivo en la estabilidad, o inestabilidad, de un sistema. En este sentido, la retroalimentación puede ser tanto positiva como negativa. Los sistemas homeostáticos emplean un tipo de retroalimentación que corrige o controla las desviaciones, a fin de mantener un equilibrio dinámico. Corresponde este mecanismo a lo que se ha denominado retroalimentación negativa. Por otra parte, aquellos sistemas que amplifican– aumentan positivamente–su desviación (morfogenéticos), ocupan preferencialmente, mecanismos de retroalimentación positiva. Esta, conduce al cambio, a la pérdida de la estabilidad de las relaciones entre los sistemas. Una parte de la salida vuelve a introducirse al sistema como información acerca de ella, con el propósito de aumentar la desviación. La retroalimentación resulta ser entonces, de polaridad positiva al ir en el mismo sentido "de la tendencia ya existente hacia la desestabilización" (Cortés, 1985). La retroalimentación positiva "puede producir una serie de outputs que harán surgir efectos de espiral que pueden destruir el equilibrio de un sistema" (Miller, 1978). A partir de los trabajos de I. Prigogine, surge una tercera opción– que en parte combina ambos tipos de retroalimentación–en la cual “no se subraya la estabilidad

31

Profile for Sala de Prensa

Teoría de la Comunicación. Un enfoque sistémico-cibernético  

En el presente libro mostramos una visión crítica en integradora de la visión sistémica-cibernética de la comunicación (desarrollada p...

Teoría de la Comunicación. Un enfoque sistémico-cibernético  

En el presente libro mostramos una visión crítica en integradora de la visión sistémica-cibernética de la comunicación (desarrollada p...

Advertisement