Page 36

sala verde

Ecología cotidiana Muchas tareas diarias están cargadas de acciones que perjudican al ecosistema. Algunas acciones sencillas pueden hacer la diferencia

U

n estilo de vida “verde” se pregona cada vez más en distintos lugares. Redes sociales, blogs y sitios web, además de medios tradicionales, son algunas de las vías por las que se difunden advertencias y recomendaciones para lograr que las personas den un respiro al planeta. Las predicciones en cuanto al daño que se produce al medio ambiente son múltiples y diversas, por lo que no vale la pena explicarlas en detalle. Lo cierto es que el cambio climático se nota a simple vista; inundaciones y otros desastres naturales son muestra de un llamado de alerta por parte de la Tierra a sus habitantes. Por ello, es necesario ref lexionar y descubrir qué hacer para

38

Por María Carolina Sánchez - @marykarols ayudar a la generación actual y a las venideras. Por ahora, sólo existe la posibilidad de vivir en este planeta. Para preservarlo, hay que unir voces y acciones con un mismo objetivo.

En el día a día Más allá de dictar una cátedra acerca de las posibilidades de extinción de la raza humana y los demás seres vivos, la idea es brindar algunas recomendaciones simples que permitan incluir la conciencia ambiental en la vida cotidiana. En el hogar, la oficina, al momento de hacer compras e incluso durante las vacaciones, es importante hacer un espacio para que, con un poco de conciencia, se puedan tomar acciones color esperanza.

Revista Sala de Espera - Especial Tecnología

Aparatos eléctricos. En el primer caso, no basta con apagarlos, pues se sigue consumiendo energía. Una opción es conectarlos en un alargue o regulador y apagarlos cuando no se estén utilizando. Es importante no dejar cargadores de baterías, cámaras y otros dispositivos enchufados sin necesidad. De igual manera, lo mejor es lavar la ropa en el ciclo de agua fría, así como también bajar la intensidad del aire acondicionado, la calefacción y el termostato del calentador de agua. Luces con cautela. En cuanto a la iluminación, la recomendación es apagar las bombillas mientras no se necesiten en las habitaciones. Adicionalmente, se puede intentar iluminar sólo en los puntos nece-

Revista Sala de Espera Nº14 Dominicana  

revista de distribucion gratuita especial e salas de espera