Page 24

Letras y tiempos

Y la droga se hizo letra

H

ace algunos años un español convirtió la cosa en fenómeno. Se trató de Arturo Pérez-Reverte, un escritor que en su país natal se preciaba de vivir (y muy bien) de sus libros, un antiguo reportero de guerra que aseguraba haber visto la muerte cara a cara en más de uno de los encargos propios de su oficio. Sin embargo, sus novelas más famosas poco tenían que ver con sus despachos periodísticos: eran sobre espadachines, filibusteros y otros derivados de hace unos cuantos siglos. Todo despedía el tufillo a recreación histórica, biblioteca y otras búsquedas. Su mayor

26

Por Daniel Centeno M. creación: El Capitán Alatriste. No obstante, ni el mismo autor iba a imaginarse que en 2002 sería otro de sus personajes quien le daría su mayor reconocimiento. Se trató de Teresa Mendoza, una chica sinaloense metida en ese tipo de enredos que cuestan la vida y remiten a montañas de polvos blancos. A quienes les suena este nombre, hay que decirles que sí, que se trata de la protagonista de La Reina del Sur, la novela que alumbró Pérez-Reverte hace más de diez años después de haber escuchado el narcocorrido Contrabando y Traición de Los Tigres del Norte. Con este libro no es que nazca la narcoliteratura como tal,

Revista Sala de Espera - Especial Tecnología

pero sí es cierto que se hizo más famosa o internacional.

Yendo por partes Para algunas personas el apellido de Teresa es una especie de homenaje a Élmer Mendoza. Éste es uno de los escritores mexicanos más exitosos de los últimos tiempos. También es sinaloense como la protagonista de La Reina del Sur, y dicen los entendidos que sin este señor a PérezReverte no le hubiera quedado igual ese libro. Y razones no les falta. Mendoza no es cualquiera en las letras de su país. Es miem-

Revista Sala de Espera Nº14 Dominicana  

revista de distribucion gratuita especial e salas de espera