Page 1

作 成 {

S

A

K

número uno

U

}


The surest way to corrupt a youth is to instruct him to hold in higher esteem those who think alike than those who think differently.

Friedrich Nietzsche


editora en jefe

Leiry Serón dirección creativa

Nikki Rodriguez jefe de redacción

Madelline Sevilla redacción

César Chinchilla Madelline Sevilla Moisés Sosa

作 成 {

S

A

K

U

número uno

Ju n i o 2 0 1 4

fotografía

GIZ

diseño editorial

Leiry Serón ilustraciones

Erick Nolasco colaboradores

Dos M Luz Baca Sara Rico

}


NYLON DESIGNS redacción fotos

M A D E L L I N E S E V I L L A G I Z

Desde colecciones cargadas y exóticas, hasta las más sencillas y coloridas, Nylon Designs presenta una gama de diseños en bisutería y joyería elaborada 100% a mano. Donde cada uno de los diseños se destaca por una espléndida esencia colorida, étnica y vanguardista. Nylon Designs nace bajo las manos de Regina Ponce y Florencia Pinochet, quienes más adelante, junto con Luis Landa crearían Cabernet Café, espacio para la moda y el arte, con una estética musical y un buen ambiente, en donde Nylon Designs tendría su casa local. Los diseños Nylon se concentran en lograr una mezcla perfecta entre lo único de los materiales de uso no convencional y la pedrería fina. Realzando experimentos de muy buen gusto, que poco a poco comenzaron a alzar la voz demostrando las artísticas piezas que las manos de Regina podían crear. Entre los diseños predomina el uso de la turquesa en diversas formas y tamaños, las plumas y cualquier material de carácter neón, además de un uso de figuras de acrílico, colores llamativos y unos cuanto cristales que formarían parte de la familia de materia prima utilizados en las combinaciones de la bisutería y joyas de la marca, demostrando que además de incursionar con la moda, posee un carácter artístico. Con la constante evolución de Nylon, cada colección presenta propuestas que complementan cualquier estilo o corriente de moda, con elementos distintivos para crear un guardarropa único y a la moda.


fairy kei redacción

M a d e l l i n e S e v i l l a

AÑOS 80’S Y 90’S, COLO

USO DE ESTAMPADO DE LUN

RAS KAWAI.


ORES PASTELES,

NARES Y FIGU-

Fairy-Kei (o fairy style), también conocido como SPANK! Es actualmente uno de los estilos más populares en la moda callejera japonesa. El estilo puede describirse como una fusión entre el estilo Kawaii y el pop ochentero, basado en colores pasteles apagados, fluorescentes brillantes, y con la mezcla de estampado con dibujos animados de los 80’s, algunos como: My Little Pony, Care Bears, Rainbow Brite, etc. El pionero del Fairy-Kei es el modista Sebastian Masudea, creador de la tienda “6% DOKI DOKI” en 1996, quien había creado este tipo de estilo a partir de una idea original, con un toque único y creativo, coordinando todo por sí mismo, la composición exterior e interior de la tienda de acuerdo a sus temas, creando la sensación de que no es únicamente un estilo divertido, sino también fantasioso e irreal. Más tarde, para el 2004, una segunda tienda de “Spank”, que había sido abierta en Kouen-

ji por Tabuchi, incluyó nuevos elementos, utilizando la imagen disco pop de los 80s, e incluyendo productos originales como artículos pequeños y camisetas con un estilo infantil e inocente. Debido a las restricciones sociales en Japón, conseguir un trabajo no es tarea fácil, ya que como subcultura japonesa, Fairy-Kei se trata del uso del cabello con colores poco naturales. Mientras algunas chicas les gustan las pelucas, muchas otras prefieren el estilo más real, tiñendo de esa manera su cabello con coloridos tintes; colores pasteles como el rosa, azul y lila son opciones obvias, pero también lo son el color naranja neón y verde azulado. Aun así, los colores naturales como el marrón suave, el chocolate y rubia también se acoplan al estilo. El uso de coletas, bollos gigantes y accesorios con colores similares y estampados, haciendo el estilo único.

9


PARADISE kISS redacción

Todavía no puedo olvidar la maravilla que sentí el día que vi por primera vez a Miwako Sakurada de Paradise Kiss, no solamente fue su actitud lo que tanto me encantó, sino su estilo para vestir. Paradise Kiss es una serie de animación japonesa (anime), que centra su trama sobre los estudiantes de diseño de alta costura de la Universidad Yazawa. Miwako es sin duda el personaje más legit de la serie entera y desde entonces me interesé mucho por saber de dónde provenía su look y así fue como me encontré (sin relación directa alguna) con Fairy Kei. Fairy Kei, es una subcultura japonesa muy reciente que rinde tributo a la cultura de los años 80s y 90s, popularizando ciertas caricaturas como My little Pony, Barbie y hasta Sailor Moon. Lo más increíble de esta tendencia es que es muy sencilla, ¡lo sé! Who the fuck va a creerlo? Japoneses siendo sencillos- esto suena a una maldita broma, pero antes debo aclarar: el concepto de sencillez para ellos es muy distinto al nuestro. Aunque no practico esta tendencia me hecho muy seguidor en redes sociales; me encanta ver a los japoneses en las fotos de calle utilizando estampados lunares y figuritas kawaii como postres, conejos y unicornios forrados, por así decirlo, de colores pasteles y

M o i s é s S o s a

accesorios vintage. La estética de las chicas con leggins, vestidos y faldas, y los chicos con pantalones y bermudas, pero realmente el tipo de prendas que se utilizan no es lo característico, sino los colores y la combicación que se hace con estos. En los últimos años, el anime ha influenciado distintas artes alrededor del mundo, muchos ilustradores famosos afirman haber comenzado a ilustrar con base en animación japonesas y mangas; TATU y Daft Punk han lanzado uno de sus más grances sencillos con tratamiento animado muy parecido, y Quentin Tarantino ha basado sus obras en artes y leyendas japonesas. Ahora creo que sí podríamos decir que el Anime ya no es solo entretenimiento, sino un movimiento artístico y muchas veces un estilo de vida. Meow.


MARA redacci贸n y fotos

M o i s 茅 s S o s a


Mara es uno de esos personajes que llega a tu vida cuando menos te lo esperás, recuerdo la primera vez que la vi, fue un día que estaba con mis compañeros de la universidad en un aula que generalmente está vacía, me pareció muy atractiva, lo que me resultó chistoso, pues mis gustos no son esos if you know what I mean… Llevaba su cabello rosa en ese entonces y me pareció increíble ya que es raro ver personas a las que este look le luzca, pero Mara es una de ellas. Recuerdo haberle preguntado sobre su tatuaje en el antebrazo el cuál citaba a la gran Edith Piaf: “Je ne regrette rien” y poco después nos hicimos amigos. Le hice un par de fotos discutimos sobre arte y diseño, debo decir que mi relación con Mara es demasiado saludable y educativa, por así decirlo, nos hemos divertido haciendo fotos juntos, ella como mi musa y yo su fotógrafo. Llevo alrededor de dos semanas queriendo entrevista a My deer (como la llamo yo) pero aproveché este día tan random para hacerlo, la rapto del aula donde esta con sus amigas y lo primero que me dice es: “Sólo déjame que vaya al baño que ya se me sale el chorrito” luego se apresura hacia los baños. Esta es Mara; una combinación de una niña escandalosa y una artista en pleno descubrimiento; con sus hermosos collages y fotografías de frutas, los maravillosos yopis (es que odiamos the S word) que generalmente hacen referencia a personajes de la cultura popular. Ella tiene las características comunes de un ser creativo, es inquieta y algo hiperactiva y aunque pareciera introvertida no muestra pena al hacer o decir lo que quiere. Me siento sobre la mesa y espero a que ella se acomode a mi lado “Odio mi voz, espero que nadie la escuche porque ¡odio mi voz!” dice entre risas. Hablamos un poco sobre todo pero cuando llega el tema sobre la vida laboral Mara tiene mucho que decir “Soy demasiado random, a veces no sé qué será de mí misma en el futuro” -dice riendo, “cuando entré a la universidad me matriculé en la Licenciatura en Turismo pero no me sentía cómoda- para esa carrera supongo que viajás seguido y debés atender a las personas, yo soy pésima en eso” No le digo nada pero todavía recuerdo la primera vez que la visité en su casa, eran las nueve de la mañana, ¿van a creer que me hizo esperar media hora? ¡Media hora! “No era yo porque me gusta hacer mil cosas a la vez, pasaron dos años y la gente no me hablaba, ni siquiera notaban que estaba ahí ¡era como un fantasma! mis amigos me dijeron que debía es-

tudiar alguna carrera más creativa. Amo Diseño, me encanta mi carrera, esto es lo que más disfruto y es lo mejor que me ha pasado en la vida.” En la cuenta de instagram de Mara me he encontrado con muchas sorpresas, ella hace audiovisuales, fotografías, proyectos manuales, ella diagrama, hace collages e inclusive ha trabajado con textil. “Creo que viendo el trabajo de otros es una buena fuente de inspiración, sin embargo trato de evitar esto para mantener mi mente pura y mis ideas frescas. En mis tiempos libres me gusta escribir, me encantaría comenzar una novela que tengo en mi cabeza porque sé que en el futuro podría hacer una película de ella, además hago fotografías, las edito como yo quiero, aunque a veces el diseño sea extremo” “Me identifico mucho con Jessica Walsh porque ella es súper inventora, un día hace una cosa pero el siguiente hace algo totalmente diferente, cuando tuve la oportunidad de escucharla en Costa Rica, me di cuenta de que no estoy perdiendo el tiempo dejando de hacer mis tareas y desvelándome hasta las 3 de la mañana haciendo muñequitas de papel y cosas así” dice Mara entre risas.


LA SITUACIÓN POLÍTI

TRO PAÍS ES MUY CR

HACER ALGO AL RE

HACÉS ES PORQUE S

DE SENCILLO.


ICO-SOCIAL EN NUES-

RÍTICA, ES INEVITABLE

ESPECTO Y SI NO LO

SOS UNA MIERDA. ASI

A Mara siempre la voy a recordar como la chica que brincó junto al arquitecto Clive Wilkinson sobre la cama de un hotel de Costa Rica. “Admiro mucho a Clive y tengo una especie de crush con él. Había visto su trabajo pero jamás me interesó saber sobre él y cuando lo escuché expresarse tan apasionadamente sobre lo que hace me enamoré de él. Estábamos en el mismo hotel y yo siempre le gritaba <<¡Clive, Clive>> y él solamente me sonreía, pero una vez dejé la puerta abierta de mi habitación mientras brincaba como estúpida sobre la cama y él iba pasando junto a su esposa y cuando estaban a punto de entrar a su habitación yo le grité <<Clive, clive can I have a picture with you?>> y él me respondió: <<Do you want me to jump in the bed with you? Entonces le contesté: <<yeah, I will show you>> inmediatamente entró a mi habitación y se puso a brincar sobre la cama conmigo y yo le decía cosas como <<you have to jump like this>> enseñándole mis supuestas técnicas.” Mara viste un hermoso vestido negro con puntos blancos y unos zapatos punteados estilo retro, luce genial como siempre. “Sigo siendo la misma niña de siempre, me gustan los vestidos y los peinados extraños. Yo misma me cortaba el cabello cuando era pequeña y me lo arreglaba en forma de corazón como Sailor Moon, me pintaba las uñas de todos los colores; yo realmente amo los colores, soy su fan #1, trato de no comprar ropa y generalmente robo del armario de mi abuela o de mi mamá” My deer se define como un batido de miel con limón y aguacate, su madre es mexicana y cuando era pequeña vivió en México hasta los 10 años de edad “La cultura mexicana es una cultura muy visual, todo está lleno de formas y colores y es tan artístico que es casi imposible no empaparse de todo eso” Mara odia a Miley Cyrus, Jennifer Lawrence y Jared Leto admira a Joan Rivers, Andy Warhol, Edie Sedgwick y Carmen Miranda, alguna de sus películas favoritas son Lolita, Eternal sunshine of the spotless mind y Almost famous. Dentro del arte hondureño admira el trabajo de Wilmer Murillo, Carlos Campos y la banda musical Simón! Tiene una obsesión con los unicornios, los ga-

tos y las donas, aunque afirma que no le gusta comerlas “simplemente me parecen bonitas y su sabor demasiado asqueroso, es como las personas, por fuera se ven lindos pero por dentro son horribles y debo aclarar que todos son bonitos y aún si son feos” comenta entre risas. Mara ama los hombres con grandes barbas y especialmente si son hombres maduros, (ahora entendemos su amor hacia Lolita). “Tengo varios planes, porque uno de mis sueños es enfocarme en mi organización para ayudar a los niños; trabajo con los que viven en las calles o aquellos que han sufrido abusos, quisiera hacer algo con los orfanatos porque aquí en Honduras éstas son una mierda, son como cárceles y no son adecuados como un hogar. Ellos son mi objetivo, odio la indiferencia de la gente, la situación político-social en nuestro país es muy crítica, es inevitable hacer algo al respecto y si no lo hacés es porque sos una mierda, así de sencillo. Actualmente trabajo con grupo EDIFIK que son estudiantes mexicanos que sacrifican su Semana Santa para venir a Honduras a construir casa para la gente perteneciente a grupos étnicos y de escasos recursos económicos. La recompensa es demasiado bonita, la amistad que estas personas de las etnias te ofrecen es tan sincera, tan pura y eso hace que valga la pena… Como profesional me gustaría abrir una marca, un estudio de diseño que se enfoque en todas la áreas y diferentes proyectos.” Hemos terminado la entrevista y nos damos cuenta que en la puerta las compañeras de Mara nos observan fijamente; ella mira directamente hacia su reloj y se apresura a buscar sus pertenencias, una mochila estampada de figuritas como donas y arcoíris y una computadora forrada de fotografías de gatos “Tengo que irme, estoy a punto de perder derecho en mi clase, espero que la entrevista salga bien y ya deseo ver esas fotos” Lo único que puedo pensar después de estos increíbles 40 minutos de entrevista, mientras ella sale de la habitación es que ¡Mara es todo un personaje!


Pandas con alzheimer redacci贸n fotos

M A D E L L I N E S E V I L L A G I Z

IRREVERENTES,

SOCIALES,

FA N TA S I O S O S Y

AMOROSOS.


Irreverentes, sociales, fantasiosos, juguetones y amorosos, son algunos de los adjetivos para describir lo que hoy es conocido como Pandas con Alzheimer, colectivo que comenzó al seno de la Escuela Nacional de Arte Dramático, que inocentemente buscaba crear un espacio estable de expresión, creatividad y crecimiento a través del cual sus miembros y colaboradores pudieran entrenarse en el teatro y que a lo largo de su trayectoria han acudido a diferentes disciplinas artísticas (música, cuentería, plástica, teatro, audiovisual) experimentando no solo con el arte o la atmósfera artística que les rodea, sino también con su cuerpo y mente, creando así, un arte arriesgado, provocador e inspirador.

Durante los días de la Escuela de Teatro, Yuri, Romina y los demás primeros miembros de Pandas con Alzheimer, eran un grupo de jóvenes que habían coincidido en el mismo lugar, en la misma época y con la misma gana de hacer teatro y con ello, muchas aventuras. La primera obra que realizaron se llamó ‘Fotografías’ la que a raíz de la misma dio paso para llevar a cabo ‘Leyendas de Trompos, Tragedias y Tacones’ obra presentada que resultó muy bien pero luego de la misma el resto de los actores buscaron rumbos diferentes. Durante los primeros 6 meses de formarse el colectivo, únicamente se encontraba Yuri y Romina, sin que hubiera más personas que colaboraran con el colectivo y desde entonces son los pilares de cada obra. Al no tener respaldo humano para montar la siguiente obra, se deciden en utilizar títeres, en donde aparecen César y David, dos artistas plásticos que ayudarían a llevar a cabo una obra, como no había quienes manipularan los títeres, ambos lo hacían, mientras Romina y Yuri hacían las voces. Después de la ‘Cucaracha Maravillosa’ César se quedó como parte permanente del colectivo, donde cantó y actúo en varias presentaciones, pero su punto principal fue siempre la realización de los títeres. Ariel Lagos fue el cuarto integrante, el cual mostró interés cuando empezaron la faceta musical más fuerte y fue quien ayudó a impulsar el colectivo, además de ayudar a dirigir los ensayos, pero con el tiempo empezó a cantar y a contar cuentos. Honduras no cuenta con un público amplio o fuerte interesado en el teatro, una desventaja que el colectivo experimentó durante los primeros meses de su formación, decidieron a raíz de eso, implementar títeres y música, porque les permitía acercarse a un público de una manera más regular, cosa que el teatro o el arte escénico no permite, convirtiéndose así en un grupo musical, acompañados por los cuentos. A inicios del 2013 introdujeron ‘Cantando te cuento’ que son cuentos breves cantados con diversos personajes, pero manteniendo la idea de que fuera una obra de teatro, en donde se pudiera interactuar con el público. Además de implementar una experimentación en el escenario, el 2013 fue un año que abrió fronteras, diferentes presentaciones en El Salvador y Guatemala, experimentando

el interés adquirido durante ese año, además de crear propuestas audiovisuales por donde buscan expandirse de manera gradual, así como lo ha demostrado ‘Ámame’, un trabajo que ha adquirido buen recibimiento y les ha creado nuevos caminos a través de lo audiovisual Para Pandas con Alzheimer uno de sus principales objetivos, es desarrollar la expresividad escénica haciendo que esta evolucione, comunicando a través de la escena y de la música, todo el universo fantástico que crean, en donde van desde lo irónico, irreverente, político o crítico a lo divertido e imaginativo y nunca perder la atmósfera que les ha llevado a crearlo, sin restricciones de lenguaje, tanto vocal como físico, ni restricciones en las diferentes disciplinas artísticas; porque más que ser artistas, los Pandas buscan ser creativos, dejando de lado los limites escénicos o musicales, la religiosidad de las disciplinas artísticas o únicamente basarse en una sola escuela de pensamiento, que es lo que generalmente pasa en Honduras; en donde el artista encasilla en un solo movimiento las artes, limitando su propio movimiento, en vez de buscar la experimentación o la exploración absurda de las mismas.


”TENEMOS LA LABOR DE SER COMUNICA-

DORES, NO DE REPETIR, NI SER UNA FO-

TOGRAFÍA , PORQUE A LA LARGA ES DE LO

QUE SE TRATA EL ARTE, L A CAPACIDAD DEL

CAMBIO Y DE MODIFICAR TUS EXPERIEN-

CIAS, TRANSMITIENDO A TRAVÉS DE L A ES-

CENA Y DE LA MÚSICA.”


Comunicar como colectivo es una labor que desarrollan los Pandas con Alzheimer en cada presentación, mostrando una experimentación con los temas, sin estancarse en crítica social o política, sin estancarse en la literatura o fantasía, al contrario, mezclar la irreverencia de temas importantes con la fantasía, romance, la infantilidad, dejando que el público tome lo que necesita o interpreta de cada presentación. “No queremos que las personas piensen como nosotros, es más bien buscar despertar su propio pensamiento y sus propias ideas u opiniones, despertar la conciencia a través de lo que mostramos, para que exista una diversidad, para que exista una concientización con el mundo, que exista una motivación hacia lo positivo, la negatividad ya tiene mucha propaganda, nosotros buscamos lo positivo y hacerlo de una manera divertida y sencilla.”

Sobre los planes a futuro, los Pandas se basan más en las posibles cosas que vengan pronto, proyectos que se ocurran en el momento o propuestas sugeridas por otros artistas a realizar, estando muy abiertos ante la posibilidad de colaborar y realizar diferentes cosas, sin pensar realmente en el futuro, sino, en cómo va impactar en ese momento, dispuestos siempre al aprendizaje, tanto de lo que entre ellos mismos se pueden enseñar, como de otros artistas, haciendo de todo proceso en el que se involucren un aprendizaje mutuo. En lo personal, para los integrantes de este colectivo todo el proceso de creación del mismo ha sido una aventura, una mutación en conjunto, todo de manera intensa y de muchas decisiones, donde se han arriesgado de forma individual, grupal, íntima y sobre todo emocional a diversas transformaciones, aportando sustancia al proyecto, creando lazos de compañerismo, respetando la fluidez de ideas y la tolerancia de unos con otros, lo que hace que cada día se aprenda más y mejor.


“El escenario puede ser un lugar bien tétrico, donde estas expuesto a muchas cosas de las personas, a que te juzguen y a que contraríen tus ideas o tu espectáculo, pero también es una forma curativa para nosotros, una especie de catarsis. “


A lo largo de estos tres años, lo que inició como una idea de teatro y producción escénica se ha ido modificando junto con las transformaciones personales y grupales, las cuales han creado retos y confrontaciones que los ha ido preparando para diversas situaciones, sintiéndose parte de un momento histórico en la vida social de Honduras en donde se puede visualizar un despertar de la sociedad, tal vez no de forma absoluta, pero sí el cambio de mentalidad de muchos jóvenes, el estar en Honduras y experimentar los cambios que ocurren y ser parte del mismo y notar como nacen nuevos movimientos artísticos y sociales en esta Tegucigalpa tan poética, tan romántica, a pesar de todas las carencias que nos rodean, tanto en lo económico, en lo humano, en la carencia de espacios o incluso de tiempo, todas esas necesidades han moldeado la percepción de las artes y han hecho de este proceso, una experiencia transformadora. Así como Honduras se ha ido uniendo en su forma de pensamiento a raíz de los diferentes cambios políticos después del 2009, a los Pandas con Alzheimer les unió una necesidad de crear y comunicar. “La creatividad no es exclusiva para quien se dedica al oficio artístico, todos pueden vivir una vida creativa y ser artista en su vida; hay gente que hace arte en su jardín, en una escuela, entre sus amigos o conocidos, hay arte en mil formas y lo que queremos en que las personas encuentren su creatividad, su forma de crear arte en sus vidas, incentivar, porque la vida se sobre lleva mejor en creatividad, es decir con arte.”


Apaciguado miraba a las moscas en el suelo. Las moscas y su reunión. Moscas a la derecha. Moscas a la izquierda. Moscas. Después de todo había terminado mi vida, me estaba dejando morir y me consumía en horas calurosas dentro de una casa que se despedazaba de tanto bullicio. Era como el sonido animal de la furia el que hoy me ensordecía el oído, era el golpe de la madre molesta el que picoteaba mi cabeza y eran los días, los largos y pútridos días de la ausencia de Karla los que se encargaban de hacer más ancha mi miseria y más fétida mi existencia. Recordé cuando la encontré con las piernas abiertas, como recibiendo la vida, como a la espera del placer. Algo de hetaira tenía Karla, y estaba ahí jadeando como loba moribunda, prensada del cuerpo de él. Maldito hombre cara de mono. ¿Por qué tenía que traicionarme así? Ahora es cuando me lo cuestiono todo el tiempo, a cada ruido de las agujas del reloj. Lo quería, tanto como quería mi vida, y también a Karla, mi mujer, mi vida. Pero se habían convertidos en dos monstruos que se aparecían en mis pesadillas nocturnas, que me asesinaban a cada cerrar de ojos y fluir del REM. Pablo por su parte se había largado como mi padre una vez que me parió mi madre, y no le importó en ningún momento mi depresión, mi asco, mi amargura. Simplemente jodió mi vida, a mi mujer y armó una maleta con ropa

y se fue allá donde los amaneceres nunca se ven. ¿Y si yo hubiera nacido para ser triunfante? Entonces mi vida no se reduciría a esto, a la basura en el suelo, a las moscas en el cielo, a Karla engañándome. “Es que si vos supieras hacer algo serías alguien en la vida, inútil” decía mi madre con vos de bruja en aquelarre. Y a veces Karla me recordaba a ella: “No servís para nada” decía, y a veces de mí se reía, de mi cara, de mi extrema delgadez y de mis pies grandes. Cuando conocí a Karla tenía un aire de loca, de esas que te golpean y pueden matarte. Pero la amé, la amé desde el primer instante y me volví loco, me volví loco por ella. La contemplaba a diario, me obsesionaba su ligereza, sus juegos y me encantaban nuestras noches extremas de pasión; amaba su cabello cenizo, sus ojos verdes de tigresa enjaulada, sus aullidos; la expresión de su cara al molestarse, su risa histérica animal y sus piernas largas que se atoraban con las mías. Es triste saber que lo único que puedo recordar de Karla ahora son sus piernas aferradas a las caderas de Pablo, su mirada despectiva mientras decía “Ya no puedo más, me voy” y el triste y lamentable odio que ahora siento por ella. Hace un mes podría decir que era alguien, que era algo. Tenía a Karla, me casaría con ella, tenía un amigo que era como mi hermano. Tenía un trabajo, tenía todo. ¿Cómo lo perdí todo? A veces pienso,


soy una mosca redacción

foto

pienso, pienso todo el tiempo; me revuelco en mis pensamientos, hago el amor con ellos pero nunca llego, jamás al clímax, jamás al lugar donde se llega a ver esa luz de sabiduría donde lo sabré todo, donde sabré en qué fallé. Maldita sea la vida. Una semana después de encontrar a Karla cometiendo su acto asqueroso e infiel, decidí hacerlo. Ya qué más daba si no tenía absolutamente nada. Me había deprimido en horas interminables donde el día tenía cien horas; donde la noche y el día se fusionaban en una sola cosa que yo llamaba vivir. No podía ser, ella no podría ser nunca de nadie más ¿Cómo alguien podría rechazarme así? ¿Cómo existía? ¿Cómo? Karla...Karla...estúpida Karla, ¿por qué tendrías que arruinarlo siempre todo? Ahora entonces te borraría del mundo, de mi vida. No habría opción mi Karla, mi tonta e ingenua Karla. Había maquinado ya varias maneras de hacerlo, ninguna era buena, todas eran el cliché barato en el que no quería caer; al fin y al cabo si haría algo bueno alguna vez en toda la vida sería esto. Lo contemplé y lo analicé durante días, noches completas sin dormir. Una realidad extranormal me sustrajo de mi monotonía y me había convertido en un cadáver viviente, donde todo era sólo concebir el momento perfecto en que lo haría, en que llevaría a cabo el hecho y me haría enorgullecer al menos durante lo que me quedaba

de existencia. Sin Karla en casa, sin trabajo, sin nada, la vida era más amarga. Pero así mi plan finalmente tenía el tiempo suficiente de ser fraguado. A veces me dolía, me dolía la conciencia porque recordaba a Karla: a su boca simpática, a sus arrugas cerca de la nariz, a sus párpados caídos y a sus cejas pobladas, al olor de su cabello; su silueta en la cama, sus gemidos indecentes y sus gritos de placer interminable; oh Karla, si tan solo no hubieses sido tan puta a lo mejor...a lo mejor querría amarte hasta la muerte, hasta tu muerte que ya estaba tan cerca. Lo haría cerca de las 9 de la noche. La visitaría en su apartamento donde a lo mejor se sentiría la presencia de Pablo; donde el comedor tuviera rastros de Pablo, donde el baño tuviera el olor de Pablo, donde la ropa que hubiera fuera la ropa de Pablo y donde la cama de Karla tuviera el hundimiento del cuerpo de Pablo; pero donde no estaría Pablo, porque tres horas antes yo lo habría llamado a su celular para concertar una cita en el lugar que fuera nuestro sitio favorito de charlas amenas y amistad eterna, -que al final siempre fue tan falsa como su cabello negro sin canas- y ahí estaría Pablo esperando para hablar, a lo mejor volver a ser amigos, quien sabe; pero yo nunca llegaría, porque para ese momento estaría tocando la puerta del apartamento de Karla, ella me abriría y

dubitativamente me dejaría entrar. Conversaríamos acaloradamente unos minutos, ella asegurando que jamás volvería conmigo; yo cuestionándole el por qué de todo. Después quizás nos tranquilizaríamos, ella abriría una botella de vino y serviría dos copas – Ah! Recuerdo cuando el vino era motivo de noches pasionales y magníficas- tomaría un pedazo de pizza que había ordenado y entonces yo me sentaría a esperar por el momento perfecto. Serían quizás las 9:15 cuando sujetaría del mango el cuchillo de la cocina, aprovechando que Karla se voltea para encender un cigarrillo cerca de la ventana, entonces la atacaría por la espalda. No sería capaz Karla de anticipar mi ataque así como lo hacen las moscas. Unos cuantos piquetitos en su cuerpo. Chispazos rojos sobre la blancura de la pared. Gritos. Lamentos. ¡Te detesto Karla! ¡Mira nada más hacia donde me llevó tu putería! Pizza en el suelo. Una copa de vino rota. Últimas miradas y lágrimas. Rasguños de Karla sobre mi cuello – y así recuerdo cuando Karla me enterraba las uñas en la espalda- catarsis, catarsis. Luna llena. Un último suspiro. Mi mente da vueltas. Darían las 9:30 y recibiría una llamada de Pablo a mi celular, le diría que voy en camino mientras disfrazo la escena macabra. Cogería un pedazo de pizza mientras despejo mi pensamiento. Al final lo habré hecho de la manera más sencilla, pero es que para qué

S a r a R i c o L e i r y S e r ó n

pensarlo tanto si ni para eso era bueno en la vida. Por fin, Karla. Y ahora yo me iría, después de escribir con su aceite carmesí el nombre de Pablo en la pared, sólo así lo culparían a él...tal vez, tal vez. Desordenaría algunas cosas, tomaría otras y sería nuestro último encuentro, mi Karla. Y ahora veo las moscas.Vienen poco a poco a apoderarse de mis últimos desperdicios. Frotan sus patitas negras entre sí como listas para un banquete primordial. Unas sobre otras caminan de aquí para allá; tienen su nido en algún lugar de la casa. Patético. Ni asesinar a Karla podría hacerlo perfecto y es que yo no era más que un insecto en este mundo, como una mosca que no sirve para nada, más que para estropear los almuerzos recién preparados y zumbarle a los oídos de los desaseados. Me voy desvaneciendo lento y le digo adiós por fin a esta vida. Poco a poco el veneno hace efecto. Siento dolor. Arde. Quema. Oigo el zumbido de las moscas.


ARZÚ QUIOTO VIGENCIA O REVOC ACIÓN DE SU OBRA redacción

foto

L S B R

U O A O

Z D E L Z I R E É C A D R Í G U E Z

R O B E R T O A M É N D O L A

En Honduras la relación entre la cultura y el desarrollo nunca han trabajado de la mano, hoy vivimos y sentimos la pérdida del escaso espacio público que pasa a privatizarse y que promete espectáculo vacío y carente de espíritu artístico, sin embargo, siempre han habido y habrán nuevas generaciones que presten atención al desarrollo creativo, al uso de las nuevas tecnologías y a la interdisciplinariedad en el arte tratando de impulsar el campo cultural capitalino en los nuevos procesos de creación, distribución y consumo del arte. Es en este escenario que las generaciones más jóvenes de artistas suelen desconectarse de las pasadas, ya que en principio se encuentran las brechas ideológicas y las formativas, pero las que más sobresalen son las de la conectividad, ya que las maneras en que hoy los jóvenes realizan sus propuestas y realizan sus proyectos están marcadas por la tecnología lo que ha intervenido en las formas en que se estructura su pensamiento y acción. Pero esta brecha nunca es tan ancha ni profunda, ya que los jóvenes reconocen la importancia e influencia de las prácticas artísticas que marcaron la década del noventa y cuyos artistas se volvieron un referente no solo del pasado sino del presente, quizá sea Santos Arzu Quioto el ejemplo más notable entre la generación de artistas plásticos y los hoy llamados artistas visuales, cuyos planteamientos artísticos cimentados en la cultura de la posmodernidad marcan al primero entre un tipo de arte estructurado, controlado a uno más caótico y espontaneo.

Santos Arzu Quioto tuvo una formación autodidacta, una característica notable entre los artistas contemporáneos, en los cuales la creación artística no parte de un proceso académico estricto sino de una fuerte vocación que lo lleva a la práctica y autodescubrimiento en el arte, sus primera exposiciones; “Dibujos” Rostros” y “Figuras” (1982-1991) son las primeras muestras de Arzú en los que demostraba que a pesar de no tener una formación oficial dentro de las Bellas Artes sus obras denotan una gran habilidad para el dibujo, la proporción y la composición, será a partir de entonces que su obra evoluciona a elementos más conceptuales y en los que incorpora medios no tradicionales dentro de la pintura, poniéndolo en definitiva en el mapa de las artes plásticas nacionales y en el origen de un proceso interdisciplinario del arte, en busca de imágenes generadoras para hacer surgir en el espectador diferentes figuras emotivas, sensoriales y conceptuales que componen la fuerza inicial de la obra, exposiciones como Templo en ruinas (1995) hasta Los Errantes (2007), son el producto de un artista preocupado por el concepto, la estructura y la forma. El elemento integrador y común en todas están muestras es la instalación, entendida como el acto de desplegar diversos elementos en el espacio que aunque pueda presentarse como arbitraria, en Quioto esta se revela de una manera sistemática y organizada. “El Almario” (1998) es la primera instalación presentada en la Antología de las Artes Plásticas y en ella el artista ve la culminación de su técnica y la temática de sus proyectos anteriores, como el mismo lo describe “... como el aterrizaje de instalaciones basadas en la “Casa” como figura de la persona. A esta altura se ha tildado mi obra de “abstracta”, sin embargo este proyecto fue una verdadera “regresión” a mis trabajo hiperrealistas, esta instalación fue un ”trompe l’oeil” donde sintetizaba espacio, dibujo, collage, cortinajes, elementos de uso cotidiano” (Quioto: 1998), hasta su última exposición “Alfombras”(2013) en la cual observamos un trabajo en composición, color y elementos del diseño. Esta manera de hacer de Quioto consolido su trabajo artístico a nivel nacional como internacional, el montaje de la instalación, lo efímero y otras serie de elementos creativos han permitido que su obra no desaparezca ante un mar de nuevas experiencias artísticas, pero hasta que momento hará el cambio o se mantendrá en la seguridad del reconocimiento y estilo característico. El arte posmoderno exige hoy que los artistas abandonen cualquier forma de representación tradicional para representar la verdad desfrag-

mentándola en múltiples discursos, bajo este esquema los nuevos artistas se ven en la necesidad de experimentar con una serie de posibilidades que los saquen de su zona de confort, incluir objetos o medios que son atemporales reutilizando o reinterpretando en nuevos contextos, rompecabezas que se traslapen en diversas realidades y discursos. Las nuevas generaciones de artistas apuestan por los medios audiovisuales combinados por representaciones o acciones de performatividad, la irrupción en el espacio público es más común frente a la comodidad y control del museo o la galería. Lo que servía para explicar los fenómenos universales como humanos hoy han perdido toda credibilidad, existen varias vías con la cuales podemos descubrir nuevas verdades y trasmitirlas en una infinidad de recursos y medios, los nuevos artistas abordan temáticas menos evidentes y espirituales la condición del hombre actual no tiene una respuesta en el mundo de metafísica sino en su propia cotidianidad; violencia, obscenidad, hipocresía, corrupción, incertidumbre, nostalgia, descontento, consumo, entre otros temas combinados con medios de desecho, productos del hombre en contextos poco usuales es la propuesta del arte de hoy y no podemos pasar desapercibido que solo unos pocos artistas han hecho el cambio y otros se han quedado rezagados. En este caso Quioto será la muestra de un artista que evoluciono y se convirtió en su tiempo en el referente de lo nuevo, pero a la velocidad en que la sociedad se desfragmenta y el carácter que el arte ha adquirido, su marca, estilo y formas de representación de lo humano están revocando su obra frente a una generación de artistas más inquietos, exploratorios y extremos. La admiración por su obra y carrera artística no desaparece, pero en la manera en que el arte se ha convertido en expectación por lo nuevo y extremo, será posible entonces que veamos un Quioto fuera de la galería o el museo, en las calles, realizando actos de performatividad, interviniendo o trasformando espacios, utilizando medios audiovisuales o tecnológicos, tratando con la deshumanización, solo sus próximas exhibiciones nos dará la respuesta si vemos más de Quioto o si dejamos de reconocer a Quioto.


COMO TODOS LOS INICIOS, ÉSTE NECESITA UN CLICHÉ, Y PARA NO ARRIESGARME OPTARÉ POR UN CLÁSICO DE CLÁSICOS: “AGRADECIENDO LA OPORTUNIDAD QUE SE ME DA DE EXPRESAR MI HUMILDE OPINIÓN Y SOBRETODO, FELICITAR A LOS CREADORES(AS) POR ESTA GRAN INICIATIVA QUE ESTAMOS SEGUROS CONTRIBUIRÁ AL RESC ATE DE NUESTRA IDENTIDAD NACIONAL Y VIENE A APORTAR UN GRANITO DE ARENA A CONSTRUIR LA HONDURAS QUE TODOS QUEREMOS” Y POR 10 LEMPIRAS MÁS AL AGRANDAR NUESTRO COMBO PODEMOS OBTENER UN “PROPUESTA QUE ESTAMOS SEGUROS SE ENC ARGARÁ DE PONER EN ALTO EL NOMBRE DE HONDURAS”.

Superado el inicio, y convencido de que todo lo escrito se encuentra bajo el sello de calidad de nuestro hermano centroamericano Ricardo Arjona, ya que está escrito dentro de estos 112,492 km². de tierra, me permito establecer algunas observaciones sobre la actual producción emergente dentro de las artes visuales, especialmente en Tegucigalpa.


de la pornografía emocional y de las pajas conceptuales redacción

C é s a r C h i n c h i l l a


Me permito realizar estas observaciones, si es que aun poseo un sistema ocular funcional, luego de ver a lo alto ondeando de forma gloriosa el logotipo de Davivienda, ya que creo en la necesidad de abrir estos espacios de opinión para generar una suerte de debate, que irremediablemente desembocarán en productores(as) que sean mas conscientes de lo que expresan y escuchan.

de redes sociales, por medio de las cuales, podemos obtener una sobredosis de fama tercermundista, basta con hacer visible la línea de ensamblaje industrial que poseemos en nuestro taller y colocar un par de Y es que según puedo observar en Honduras bastidores que denoten claramente que pola categoría de tres artes mayores se ha ex- seemos un apasionado amor por las artes. tendido a cuatro, otorgándole el prestigiado cuarto puesto al “Empapelado”, recurso abso- Luego de observar lo intrépido que resultan lutamente nuevo por el cual los creadores se ser los artistas y la cantidad de temas que han lanzado intrépidos y llenos de valentía aborda su trabajo, no me extrañaría entonces por las calles de esta oscura ciudad. Dejando ver en un par de semanas un empapelado de de lado la audacia de los creadores, me per- nuestro ya querido hermano Ricardo Arjona mito colocar una inquietud; la historia del con alguna variación en el texto original de arte está llena de múltiples plataformas en la campaña, digo esto solo para complicar un las cuales resolver un planteamiento, en días poco al público la lectura, parece ser entonces donde la tecnología nos permite multiplicar que los ejes conceptuales actualmente se delas posibilidades de materiales de producción finen alrededor del agitar de las redes sociales. y aumenta desproporcionadamente la cantidad de referencias y cultura visual a la que Resulta necesario entonces llevar al escepodemos estar sometidos, todo este fenóme- nario de la discusión, cuánta de toda la prono, a mi parecer, produce un arma de doble ducción actual posee una conciencia del arte cañón, ya que se obtiene del mismo una pro- como un proceso de investigación, de estuducción visual abundante y llena de distrac- dio y sobretodo establecer un dialogo genuino con el espectador; ¿será que nos encontramos ante un desdén al aprendizaje? o mi Lo que verdaderamente importa es romanticismo por el arte no me permite ver realizar un análisis y cuestionamiento con claridad el hecho de que hoy en día la importancia radica en la cantidad de likes alrededor de los ejes conceptuales que se acumulan al mostrar nuestro trabajo, que motivan a la producción en las los cuales derivan en una cantidad abismal de solicitudes de amistad que nos garanartes visuales actualmente. Todo lo tizarán una carrera sólida dentro de las artes. demás es pornografía emocional. Es necesario ser hijos de nuestra época y entender que el arte es uno de los principales termómetros del palpitar de una sociedad, ciones visuales o una abstracción extrema, por lo tanto estamos obligados como estodo ello con el fin de camuflar de forma co- pectadores y productores a ser críticos de herente las referencias que se puedan poseer. nuestro contexto y de lo que observamos. Por otro lado, nos encontramos sin un efervecer ya no tan virgen de las plataformas La intencionalidad de todo esto recae en poder


generar un poco de tráfico en mi sitio web y así ganar un par de críticos más a mi trabajo, mismo que al no poseer la valentía de adentrarme en las oscuras calles de Tegucigalpa en busca de adrenalina y decepcionado por la falta de talento que poseo en el pobre arte de preparar engrudo, me conformo con desmantelar un par de parlantes en casa y atravesarlos a la primera cerámica tradicional que encuentre.

ESTO FUE ESCRITO EN EL LAPSO DE TIEMPO QUE ME OTORGÓ UN CUBO

VERDE EN LAS CALLES DE TEGUCIGALPA; AÚN BAJO SUS EFECTOS ME

DESPIDO, RECORDÁNDOLES QUE NO IMPORTA LO QUE SE PRODUZCA, AL

FINAL LO QUE ESTA HECHO EN CASA ES MEJOR.


作 成 {

S

A

K

U

}

Junio 2014 Tegucigalpa // Honduras

Saku // Número Uno  

Junio 5 / 2014

Advertisement