Page 1

R E V I S TA T É C N I C A D E L A A S O C I AC I Ó N D E P R O F E S I O N A L E S D E I N G E N I E R Í A D E P R O T E C C I Ó N C O N T R A I N C E N D I O S


Asociación de Profesionales de Ingeniería

Capítulo Español

de Protección contra Incendios

Society of Fire Protection Engineers

Staff

Edita y diseña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . FVA, S.L. Entidad Gestora de APICI Ávila, 18 - 28020 Madrid (España) Tfno: + 34 91 571 72 00 Fax: + 34 91 571 50 24 fva@fva.es www.fva.es

Sumario Punto de Vista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 Carta del Presidente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 Primera Línea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8 Sistemas de Agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

Director . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Fernando Vigara Murillo

Comité Editorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Diseño Performance Based. Sistemas de Rociadores Automáticos en Almacenes Frigoríficos. Rosendo Durany . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .16 Cálculo y Diseño de Sistemas de Rociadores Automáticos. Consejos Básicos. Javier de la Vega . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .22

Brian Meacham Brian T. Rhodes Fernando Bermejo Fernando Vigara Francisco J. López Estrada Gabriel Santos Juan Carlos López Pedro Úbeda Rosendo Durany Tomás de la Rosa

Lecciones Aprendidas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26

Publicidad y Suscripciones . . . . . . . . . . . .

Nueva Reglamentación . . . . . . . . . . . . . . . . . 34

Investigación del Incendio en la Discoteca . . . . . . La Estación. Rhode Island. Magdalena Navarro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .26

APICI Tfno: + 34 91 572 21 95 Fax: + 34 91 571 50 24 apici@apici.es

Sección SI3. Evacuación de Ocupantes. Juan Carlos López . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .34

Imprenta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . TG-TECNOLOGÍA GRÁFICA Tfno: + 34 91 748 03 92 Fax: + 34 91 329 17 18

ISSN 1699-0668 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Depósito Legal M-1721-2005 . . . . . . . . . . . El contenido de los artículos incluidos en esta publicación reflejan solamente las opiniones personales de sus autores y no contribuye necesariamente a la postura oficial de APICI respecto a los temas tratados. APICI no se responsabiliza de tales opiniones.

Sistemas de Gas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44 Los Sistemas de Extinción por Gas en la Protección Activa contra Incendios (I). Los Sistemas de CO2. Fernando Vigara . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .44

Protección de Explosiones . . . . . . . . . . . . . . . 52 Prevención de Explosiones de Polvo en Instalaciones Industriales. Xavier de Gea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .52

ICI al Día . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60

Queda prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta publicación sin la autorización expresa de APICI.

La Situación Legal de la Prevención de Incendios en la Comunidad de Madrid. Francisco López Estrada . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60

APICI se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier publicidad susceptible de ser publicada, según el criterio del Comité Técnico.

Norma de Criterios Generales para la Elaboración de Proyectos de PCI, Edificios y Establecimientos.

Para enviar sus artículos a APICI pueden seguir las instrucciones indicadas en http://www.apici.es

Redacción ICI. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64 El Diseño Prestacional y el RIPCI. Redacción ICI. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .65

16

26

52

Febrero 2007 - ICI - Nº 6

pág.3


Febrero 2007 - ICI - Nº 6

Punto de vista El Congreso Bienal APICI de Ingeniería de Seguridad Contra Incendios

pág.5

Fernando Vigara

En aquel momento, en nuestro país como en muchos otros, la profesión de ingeniero de protección de incendios no existía ni como título oficial de una carrera propia o como especialidad de una ingeniería generalista. La situación se agrava ante el hecho de que autoridades, profesionales y la sociedad en general no perciben que las metas de la seguridad contra incendios, para personas, bienes, procesos o medioambiente, solo son alcanzables mediante la investigación y el desarrollo de soluciones de ingeniería, con la ineludible participación de profesionales universitarios formados con el más alto nivel en el campo de la ingeniería de seguridad contra incendios. Muchos profesionales no creen en que para la práctica de la ingeniería de PCI sea necesaria una formación universitaria específica, y la mayoría de los que actúan como técnicos competentes creen que la ingeniería de PCI, consiste simplemente en aplicar las normas oficiales más o menos complejas. En estos 10 años que llevo como Secretario General de APICI he tenido la ocasión frecuente de poder contrastar opiniones sobre este asunto con profesionales de aquí y de allá, con legisladores, reguladores, abogados, aseguradores, fabricantes, instaladores, mantenedores, usuarios, etc. El sentir general es que no saben qué es eso de la ingeniería de PCI, y mucho menos qué es un ingeniero de PCI. Por tanto eso de la protección de incendios, la sociedad piensa, y les aseguro que con la mejor buena fe, es cumplir con las normas que al respecto, que de cuando en cuando saca la Administración, y cuyo cumplimiento es necesario para que te den las licencias o permisos para construir o para poner en marcha una industria o actividad. O sea que la responsable de la seguridad contra incendios de las personas o de las cosas es la Administración. El ciudadano, empresario, fabricante, mantenedor, usuario, ingeniero, si ha cumplido con las normas no puede ser responsable civil o penal de las consecuencias personales o materiales que un incendio haya podido causar. Si él ha cumplido, la responsable es la Administración. Que hubieran pedido otras cosas, o que no nos hubieran dado la licencia, aprobado el proyecto, o puesto el sello .

ICI-

Cuando hace 10 años un grupo de colegas, y además amigos, fundamos APICI estábamos convencidos de la necesidad de desarrollar un marco de información, formación y debate entre los profesionales de la ingeniería de protección de incendios que permitiese mejorar de forma sensible la práctica de esta profesión en nuestro país.

Ingeniería contra Incendios

Secretario General - APICI

Pues parece que la situación real y legal no es así. He comentado el asunto con abogados especialistas en la reclamación de daños, que suelen trabajar para las compañías de seguros cuyos intereses se ven afectados en un gran siniestro de incendio, y según ellos las cosas no son así, y la jurisprudencia avala sus puntos de vista. Las normas de construcción se refieren al uso genérico de construcción, y no a los riesgos específicos que genera el uso específico, de un hotel, de un edificio de oficinas, o de una fábrica, o de un hospital, por citar diversos ejemplos. Es obvio que cualquier legislación sobre requisitos de seguridad contra incendios, solo puede establecer requerimientos generales y mínimos y que normalmente habrán quedado obsoletos, con respecto al estado del arte de las tecnologías disponibles, en el momento de su promulgación. Y todo ello sin olvidar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que obliga explícitamente al empresario a una evaluación y control continuados de los diversos riesgos que pueden afectar a la salud y la vida de los trabajadores, y qué otro riesgo peor que un incendio que produce la muerte de los trabajadores por no haberse evaluado y corregido correctamente. Parece ser que la jurisprudencia al respecto, se soporta en el principio de previsible y evitable . Previsible y evitable ¿el qué? ¿Y cómo? Pues el análisis de los escenarios de incendio posibles y de los diseños de seguridad contra incendios que previsible y razonablemente, disminuyan la probabilidad y limiten el alcance de las pérdidas. Y créanme, no se trata de un género de ciencia ficción, se trata de desarrollar los conocimientos y los métodos disponibles para que los que actuamos en el campo de la seguridad contra incendios podamos hablar en un mismo idioma, con prudencia, sabiduría y eficacia. De no hacerlo así estaremos en el género del drama o la tragicomedia. En este nuevo Congreso, que trata en su totalidad sobre la nueva normativa y el diseño basado en prestaciones, contamos con una selección maravillosa de ponentes que nos ayudarán a ponernos al día, de los temas tratados.

¡No se lo pierdan!


El décimo aniversario de APICI El 22 de Enero de 1997 quedó registrada la Asociación APICI en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Por tanto en este 2007 nos encontramos celebrando nuestro 10º Aniversario. Echando la vista atrás vienen a mi mente, (como en el tango), muchos recuerdos de aquel tiempo. Recuerdo que Fernando Vigara, nuestro actual Secretario me había hablado en numerosas ocasiones de la SFPE, las Society of Fire Protection Engineers, y de lo bueno que sería que constituyésemos una asociación similar en España, que nos permitiese encontrarnos, de vez en cuando los profesionales del mundo de la ingeniería de la prevención, y desde ese foro común analizar las necesidades y organizar los eventos y actividades de formación de forma que pudiésemos mejorar nuestros conocimientos y práctica profesional. Un buen día le dije que había meditado la idea y que me parecía que debíamos avanzar en ella. Y con ese fin nos reunimos sin saber muy bien como se podía organizar una asociación de ingenieros de prevención, ni cuanto dinero hacía falta, ni cómo registrar el nombre, ni quienes podrían ser lo futuros socios, ni prácticamente nada de nada, excepto que íbamos a necesitar mucha ilusión y cariño, para llevar adelante el sin duda noble objetivo. Por aquel tiempo ya llevaba unos años funcionando la APTB, la asociación de oficiales y jefes de bomberos, dirigida por el querido amigo Javier Larrea. Así que una de las primeras cosas que hicimos fue pedirle su ayuda, que nos brindó generosamente, facilitándonos una copia de los estatutos de APTB, e información de los posibles escollos que podríamos encontrarnos en el camino. Desde el primer momento entendimos que la necesidad de mejorar y definir la profesión de ingeniero de protección de incendios en nuestro país, afectaba por igual a los diferentes actores: aseguradores, fabricantes, usuarios, instaladores, reguladores, mantenedores, etc., por lo que decidimos que en la formación deberíamos participar compañeros de los diversos segmentos de la industria y sociedad en general y nos pusimos a conseguir la aceptación como socios fundadores de otros 7 hombres buenos que apoyaran la idea. Poco después nos reuníamos en la Sala de Juntas de la asesoría que nos ayudó en los trámites, celebramos la primera asamblea constituyente, y cinco días más tarde APICI quedaba registrada en el Ministerio de Trabajo como asociación profesional. Durante los siguientes años el alto nivel de ocupación profesional y la poca disponibilidad para la asociación que teníamos todos los fundadores impidió que APICI pudiera crecer y desarrollarse al ritmo que todos

pág.6

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


Febrero 2007 - ICI - Nº 6

pág.7

Antonio Madroñero

Carta del Presidente

Presidente - APICI

hubiéramos deseado. Ello no impidió que un grupo de ingenieros aseguradores iniciáramos una serie de reuniones periódicas, que continúan al día de hoy, y que a partir del 2001 volviéramos a retomar el desarrollo de APICI con mayor ritmo y la dedicación exclusiva de Fernando.

Todo ello muestra una trayectoria que modestamente, creemos que honra a aquellos que aquel día de 1997 pusieron su interés y altruismo a beneficio de este país, y que con todo pudor pero a la vez entiendo que con ineludible obligación, me toca a mi hoy como presidente de APICI reconocer.

La realidad es que con los escasos medios con los que hemos contado, el balance que podemos presentar en este décimo aniversario, resulta gratificante:

Quiero agradecer desde este balcón impreso la ayuda y confianza que hemos recibido en estos 10 años de las instituciones, de las asociaciones afines, de las empresas que nos apoyan, y sobre todo a todos nuestros asociados, a los primeros fundadores y a todo el número que han hecho de APICI una asociación operativa y funcional que eficazmente forma, informa, y genera un foro de intercambio entre todos los profesionales de nuestro país.

- El número de asociados ha crecido hasta los 600. - Este año 2007 celebramos la IV Edición del Congreso Bienal APICI de Ingeniería de Seguridad Contra Incendios, cuya primera edición fuera organizada por nuestro compañero Justo Adamez y la empresa ASHES.

- Creación del Capítulo Español de la SFPE en el seno de APICI.

- Hemos desarrollado e impartimos el Curso Semipresencial de Ingeniería Básica de PCI en colaboración con AFITI y con el impulso del Ministerio de Industria. (200 horas)

- Hemos impulsado y estamos desarrollando la primera edición del Master Universitario de Seguridad Frente al Fuego desarrollado por la Universidad Carlos III de Madrid. (60 Créditos ETCS)

- Hemos consolidado la Revista ICI, Ingeniería Contra Incendios como unica en su campo.

- Tenemos una página web que es visitada por un gran número de profesionales de PCI de todo el mundo. (Pensamos que de habla hispana)

- Hemos creado la figura de empresa colaboradora de ICI, lo que nos permitirá abordar nuevos proyectos y brindar al mundo empresarial una nueva ventana de proyección de sus productos y servicios al colectivo profesional, al mismo tiempo que los profesionales podrán disponer del mejor conocimiento objetivo del estado del arte de las diversas tecnologías.

- El desarrollo del número y calidad de los diversos seminarios de formación, traducciones de publicaciones y otros eventos que no procede detallar.

pág.#

Nº 3 - ICI - Noviembre 2005

El marco del diseño prestacional, recientemente abierto en nuestro país por el nuevo CTE; las inevitables dificultades de aplicación del RSCIEI o las necesarias modificaciones del RIPCI; y la necesidad de mantener un desarrollo normativo actualizado y de consenso para el marco del PCI, todo ello obliga a APICI y sobre todo a sus asociados, los diversos profesionales de la ingeniería de SCI., a dar el do de pecho en el servicio de la seguridad contra incendios a la sociedad española.


Primera Línea La actualidad en el mundo de la Seguridad contra Incendios

II CURSO DE INGENIERÍA BÁSICA DE PCI A DISTANCIA. APICI, Asociación de Profesionales de Ingeniería de Protección contra Incendios, y AFITI, Asociación para el Fomento de la Investigación y la Tecnología de la Seguridad contra Incendios, con el impulso del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, han programado este Curso Básico de Ingeniería de Protección contra Incendios al objeto de fomentar y mejorar la formación de los técnicos de seguridad contra incendios que prestan sus servicios en las diversas empresas de ingeniería, instalaciones, mantenimiento, etc. Con él se pretende abarcar todas las áreas de conocimiento que pueden ser de interés para el profesional en el desarrollo de su actividad diaria y en particular: - Proporcionar a los alumnos los conocimientos necesarios para obtener una visión global de los incendios y su protección. - Ser capaces de planificar un sistema de seguridad contra incendios adecuado al problema de protección planteado diferenciando entre las distintas posibles alternativas.

acreditativo del Curso Básico de Ingeniería de Protección contra Incendios, expedido por Apici y Afiti, en el que se incluye la colaboración del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La duración total del curso es de 200 horas, de las cuales 160 serán horas de estudio a distancia que incluyen la preparación del proyecto final y 40 horas presenciales. Las horas presenciales se distribuirán en 8 sesiones, a realizar en horario de 16:00h a 21:00h, y en las fechas que se establezcan. Se programarán al menos 10 fechas entre las que cada alumno podrá escoger las que se adapten más a su disponibilidad. El curso se desarrolla fundamentalmente en modalidad de formación a distancia lo que permitirá al alumno marcar su propio ritmo de aprendizaje. Se combina con sesiones presénciales de apoyo, que tendrán un enfoque eminentemente práctico y de capacitación profesional, y donde la participación, el debate y el intercambio de experiencias entre los asistentes serán punto de referencia, para el correcto desarrollo del curso y un adecuado nivel de aprovechamiento del mismo. FECHAS DE IMPARTICIÓN

- Conocer la normativa española e internacional en materia de PCI en vigor.

- Fecha de Inicio: 10 de abril de 2007.

- Dotar a los alumnos de los conocimientos necesarios que solicitan otras titulaciones como requisitos imprescindibles para obtener certificaciones profesionales reconocidas en el sector de PCI.

- Presentación Trabajos de Fin de Curso: Antes del 30 de noviembre de 2007.

A la finalización del curso, los alumnos que hayan superado los test de evaluación de cada bloque, el examen final y el proyecto final de curso, recibirán un diploma pág.8

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

- Fecha de Finalización: 25 de septiembre de 2007.

PROGRAMA El programa ha sido diseñado con el propósito de proporcionar a los asistentes los contenidos necesarios y la metodología adecuada para formar a futuros profesionales

cualificados en Ingeniería de Protección contra Incendios. Se distribuye en los siguientes bloques temáticos: 1 Información y análisis en PCI. 2 Fundamentos sobre el fuego. 3 El comportamiento humano en las emergencias. 4 Sistemas de protección activa contra incendios. 5 Técnicas y sistemas de protección pasiva en la edificación. 6 Gestión de la protección de incendios. 7 Apéndices.

El manual de referencia para todo el curso es el FIRE PROTECTION HANDBOOK, Edición 19, volumen I y II. En cada bloque temático, el alumno recibirá el material de estudio correspondiente en formato DVD, las referencias bibliográficas relativas al Fire Protection Handbook y los cuestionarios de evaluación. En cada DVD, el alumno podrá seguir la conferencia magistral del tema de estudio a través de presentaciones de PowerPoint que incluyen vídeos en los que se desarrollan las explicaciones de las materias tratadas. El alumno podrá visionar estas conferencias tantas veces como estime necesario. El alumno recibirá vía correo elec-


Primera Línea La actualidad en el mundo de la Seguridad contra Incendios

trónico, aquella documentación que el tutor desee enviar de forma adicional para completar la formación, tales como artículos, prensa especializada, bibliografía, Los cuestionarios de evaluación, del tipo de respuesta múltiple, deberán ser remitidos por el alumno a AFITI-APICI para su corrección y posterior devolución al alumno. En el caso de que el cuestionario incluya respuestas incorrectas, será enviado al alumno de nuevo para que proceda a su nueva cumplimentación, hasta que se haya contestado a la totalidad de las respuestas correctamente. Los alumnos tendrán a su servicio un sistema de tutorías donde podrán ponerse en contacto con el tutor para que le resuelvan cuantas dudas puedan surgirle en el estudio de cada bloque. PERIODO DE INSCRIPCIÓN El periodo de inscripción al curso será del 01 de marzo al 31 de Marzo de 2007. Este periodo se dará por finalizado una vez las plazas queden cubiertas o hasta la fecha indicada anteriormente. El importe de la matrícula es de 2.500 . (Socios de APICI: 2.000 ) Incluye: Libros de texto, DVD´s conteniendo lecciones y videos, ejercicios, tutoría, clases presenciales, y pruebas finales.

Socios Simpatizantes

ROCIADORES ESFR Fuente: Marsh Risk Consulting España Según un ingeniero experto retirado de FM: Los rociadores ESFR en ambos montajes, colgantes y montantes han sido probados por FM Global en pruebas de fuego a escala real con ignición centrada entre rociadores, y ambos sistemas se han comportado adecuadamente. Los rociadores montantes son más tolerantes a las obstrucciones que los colgantes, pero también son menos efectivos extinguiendo. El mayor nivel de protección se obtiene con rociadores colgantes sin obstrucciones. Cualquiera que diseñe con rociadores montantes simplemente porque es más sencillo no tener que preocuparse con el tema de las obstrucciones debe tener presente que no está obteniendo el mismo nivel de protección que si hubiera utilizado colgantes y evitado las obstrucciones. Es una de esas decisiones que los diseñadores toman sin que la propiedad sepa que está obteniendo menos por su dinero a largo plazo, a cambio de hacer la vida del diseñador más sencilla.

2007 APICI ha creado la figura de Socio Simpatizante para estrechar las relaciones entre la Industria y la Comunidad de la Ingeniería de Protección contra Incendios. Ser Socio Simpatizante reconoce aquellas empresas que tienen un interés común con APICI en la contínua mejora de la información y formación de los profesionales del PCI como mejor medio para lograr los mayores niveles de Seguridad contra Incendios en nuestra Sociedad.



Afiti-Licof



Anber



Arce Clima



Arup Fire



Casmar



Colt España



Comin, S.L.



Extimbal



Fire-Consult, S.L.



Itsemap



Marioff - HI-FOG, S.A.



Nordes-Prosegur



Notifier España, S.A.



Prosysten



PTT



Securitas Sistemas de Seguridad, S.A.



Sima, S.L.



Tubasys



Vision Systems



Wormald Mather + Platt España, S.A.

Para más información: www.apici.es

CONGRESO NFPA El próximo Congreso Anual de NFPA se celebrará este año en Bostón del 3 al 7 de Junio. Más información: www.nfpa.org

pág.10

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Para más información: apici@apici.es


Primera Línea La actualidad en el mundo de la Seguridad contra Incendios

SISTEMAS DE ALARMA DE VOZ La empresa Vimpex Ltd., establecida en el Reino Unido, es una firma especializada en el desarrollo, fabricación, importación y exportación de una amplísima gama de dispositivos de alarma de incendio, que incluye elementos acústicos, óptico acústicos, y alarmas de voz. Sin duda las alarmas de voz con capacidad para transmitir mensajes de voz inequívocos se han demostrado como las más eficaces entre los diversos tipos de alarma de incendio. Vimpex Ltd acaba de lanzar al mercado su sistema de alarma óptico acústica de voz FireCryer® que permite enviar hasta 7 mensajes de voz, por un par de hilos, seleccionables. Quzá su myor atractivo es que permite que sean instalados sobre sistemas de detección, convencionales o analógicos, sin necesidad de modificar la instalación existente.

SISTEMAS PROTECCIÓN EN ALMACENES FRIGORÍFICOS La empresa Vimpex Ltd., establecida en el Reino Unido, es una firma especializada en el desarrollo, fabricación, importación y exportación dTyco Fire & Building Products (TF&BP) en colaboración con la compañía Quell han desarrollado un interesante sistema de rociadores secos que permite diseñar estos sistemas para su uso en almacenamientos frigoríficos o no frigoríficos expuestos a heladas, utilizando el mismo área de diseño y sistema de abastecimiento que un sistema equivalente de rociadores húmedos.

Para más información: www.vimpex.co.uk

ANBER GLOBE, S.A.

Las empresas ANBER S.A. y GLOBE SPRINKLERS EUROPA S.A. se fusionan a partir del 1 de Enero de 2007 en una sola empresa que asumirá todos los derechos y obligaciones de ambas. ANBER GLOBE, S. A. CIF A-78104726 Avda. de las Flores 13-15 Parque Empresarial El Molino 28970 Humanes de Madrid Madrid (ESPAÑA)

Como se sabe el Standard NFPA 13 exige para los sistemas de rociadores secos que se diseñen para un área de diseño un 30% superior al equivalente húmedo, lo que implica unos costes extra importantes en tubería y abastecimiento. El sistema aprobado por FM y listado por UL, es un diseño basado en prestaciones (performance based) y precisa cumplir con unos requisitos muy exigentes entre los que se encuentra la validación del diseño mediante el sofware diseñado por QUELL:

MARIOFF HI-FOG® DISEÑA EL SISTEMA DE PROTECCIÓN ACTIVA CONTRA INCENDIOS PAR EL TÚNEL PARISINO DE LA AUTOPISTA A86 El túnel de la autopista A86 de París, construido, financiado y operado por Cofiroute y que enlaza Rueil-Malmaison con Versalles, tiene una longitud de 10 kilómetros y revolucionará la fluidez del tránsito en la región oeste de la ciudad. Este túnel de diseño innovador, previsto para vehículos ligeros, estará dotado de los dispositivos de seguridad más modernos, que superan las exigencias de los nuevos reglamentos en cuanto a seguridad en túneles. Según las condiciones de inspección del concepto de seguridad, la comisión administrativa de control solicitó pruebas y análisis de la eficacia de un sistema fijo de rociadores de agua con el objetivo de limitar y contener la propagación de incendios. En calidad de diseñador y constructor de Cofiroute, la sociedad Socatop, titular de la franquicia de la autopista A86, ha otorgado el diseño, fabricación, instalación y mantenimiento a Marioff,. El túnel de la A86 de París contará con el sistema de protección contra incendios mediante agua nebulizada más grande que se haya construido hasta el día de hoy en túneles. Para más información: www.marioff.com

Para más información: www.tycoint.com

Febrero 2007 - ICI - Nº 6

pág.11


Primera Línea La actualidad en el mundo de la Seguridad contra Incendios

MASTER DE INGENIERÍA DE SEGURIDAD FRENTE AL FUEGO UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID APICI 12 ENERO 29 DE JUNIO DE 2007 El pasado viernes 12 de Enero comenzaron, tal como estaba previsto las clases del Master Universitario sobre Ingeniería de seguridad Frente al Fuego. Atrás quedaron casi dos años de preparación del programa, de convenios con instituciones, de tramitaciones oficiales, y de un largo etcétera, que precisaron de una cantidad ingente de trabajo, pero que nos llena de orgullo y satisfacción. El curso se organizó para un máximo de 25 alumnos, y ese es exactamente el número de alumnos que lo cursan. Todos ellos han accedido al master con una titulación académica previa, con una clara mayoría de ingenieros técnicos.

asignatura. Asimismo deben elaborar una tesis de master individual y defenderla ante un tribunal antes de fin de año. La carga crediticia del Master una vez superado es de 60 Créditos ETCS. El profesorado está formado por docentes de la Universidad Carlos III y reconocidos expertos del mundo de la ingeniería de protección de incendios en nuestro país., bajo un equipo de dirección compuesto por el Director del Master el Profesor D. Fernando López Martínez, su equipo de la Universidad Carlos III y un Consejo de Dirección externo que cuenta con profesionales tales como el Dr. Brian Meacham, D. Fernando Vigara, D. Gabriel Santos. reconocido experto de la Seguridad contra incendios en el mundo del Transporte.

Se estudia el proceso del diseño basado en prestaciones, desde la base conceptual, siguiendo por el diseño de los escenarios de incendio, análisis de los diseños en detección, supresión, control del humo y protección estructural, análisi y evaluación de riesgos, diseño de la evacuación, análisis del comportamiento humano, etc. Modelización y Documentación de los diseños PBD.

El Master se ha estructurado en tres módulos troncales que se corresponden con:

Los convenios entre la Universidad Carlos III y las diversas instituciones que lo han apoyado y hecho posible con su generosa participación, fueron firmados con el Rector Magnífico de la Universidad Carlos III de Madrid, D. Gregorio Peces Barba, el pasado 18 de Octubre de 2006. El Master se ha estructurado con un sistema docente semipresencial, siguiendo las más actuales líneas docentes para formación postgrado. Esta modalidad de docencia permite una mayor flexibilidad al alumno pero sigue siendo muy exigente en cuanto al número de horas total dedicadas que se estima en 1000 aproximadamente, entre horas presenciales, tutorías y trabajo a distancia del alumno. La evaluación del alumno se realiza mediante evaluación continua y exámenes presenciales de cada

pág.12

o Módulo III. El diseño prestacional. Coordinador: Dr. Brian Meacham ARUP

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

o Módulo I. Fundamentos. Coordinador. Prof. Juan Melendez UC3M. Se adquieren o refrescan las bases científicas sobre física, química, termodinámica, transferencia de calor, combustión, modelización numérica, etc., que obligan a refrescar conocimientos quizá un poco olvidados y que permiten abordar el posterior estudio de las tecnologías tradicionales e innovadoras de protección activa y pasiva contra incendios. o Módulo II. Sistemas de Protección de Incendios. Coordinador: D. Fernando Vigara - APICI. Se estudian las bases técnicas y normativas, en los aspectos teóricos y prácticos relacionados con los diversos sistemas de protección activa y pasiva, y de control del humo.

o Módulo IV. El diseño prestacional en la Edificación la Industria y el Transporte. Coordinadores: D. Angel Arteaga - IETCC - CSIC, D. Rosendo Durany APICI, D. Aurelio Rojo Metro de Madrid. Se estudia el proceso del diseño basado en prestaciones, aplicado a los tres campos de mayor relevancia dentro de la práctica de la ingeniería de PCI: Edificación, Industria y Transporte. o Módulo V. Incendios Forestales. Coordinadores: Prof. D.Ricardo Velez y DªCarmen Hernando Se estudian las causas de los incendios forestales, su predicción y prevención. Los


Primera Línea La actualidad en el mundo de la Seguridad contra Incendios

combustibles forestales, extinción de incendios forestales, aplicaciones de la teledetección. Etc. o Tesis Final de Master. Tutoría individualizada. Bajo una tutoría individualizada cada alumno deberá desarrollar una Tesis Final de Master en la que desarrollará un tema de elección entre los que se ofrecerán durante el mes de Febrero.

SISTEMA DE VENTILACION NATURAL Y CONTRA INCENDIOS METEOR DE SILUETA BAJA

2007 SFPE PROFESSIONAL DEVELOPMENT CONFERENCE AND EXPOSITION OCTOBER 14-19, 2007 AT THE RIVIERA HOTEL & CASINO IN LAS VEGAS, NEVADA Del 14 al 19 de Octubre tendrá lugar la Conferencia de la SFPE sobre nuevos desarrollos en ingeniería de protección de incendios. Paralelamente a la Conferencia se celebra una exposición y un conjunto de seminarios sobre temas del máximo interés profesional: o Modelización de evacuación. Principios y Aplicaciones. o FDS y Smokeview. Curso Avanzado. o Diseño prestacional de sistemas de detección y alarma.

La calificación de aptitud se logra mediante la evaluación continua, los exámenes finales de cada asignatura y la defensa de la tesis. Los alumnos que superen las pruebas de aptitud recibirán el Título de Master en Ingeniería de Seguridad Frente al Fuego de la Universidad Carlos III de Madrid (Título Propio) con una carga crediticia de 60 créditos ETCS.

o Introducción a Evaluación de Riesgos.

o Introducción a la Ingeniería de PCI en la Industria. o Diseño de Sistemas de Control del Humo. o Diseño de rociadores automáticos para ingenieros. .

APICI se siente muy complacida de haber logrado impulsar esta titulación en colaboración con la Universidad Carlos III, que permitirá ir cubriendo las necesidades profesionales generadas por las nuevas reglamentaciones sobre seguridad contra incendios que requieren del Diseño Prestacional en nuestro país. . Para más información: www.apici.es

pág.14

la

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Para más información: www.sfpe.org

Es una unidad de ventilación con funcionamiento natural, aislada y a prueba de ruidos, que está disponible en distintos tamaños y diferentes modelos de cubiertasy sistemas de control. El sistema cumple con la normativa de la protección preventiva contra incendios de acuerdo con DIN 18232, así como con las directrices VdS (Prevención de siniestros), aislamiento de ruido y ahorro de energía. El sistema Meteor MLS se utiliza en edificios industriales, comerciales y de la administración municipal. Su amplia variedad de usos va desde la ventilación diaria y la automática en caso de incendio (extracción de humo y calor), hasta el aprovechamiento de la iluminación mediante la luz natural. El sistema MLS utiliza la carga térmica en los edificios para producir ventilación diaria natural y ventilación en caso de incendio. En los equipos con control neumático,en caso de incendio, el sistema puede activarse manualmente desde un cuadro de interruptores, desde el cual loscilindros se controlan utilizando CO2 una vez que se ha abierto la cápsula de gas comprimido. En caso de fuego, se produce la activación automática a una temperatura dada a través de la válvula de temperatura prioritaria incorporada al sistema. Para más información: www.colt.es


Sistemas de Agua

Diseño Performance Based Sistemas de Rociadores Automáticos en Almacenes Frigoríficos o Sujetos a Heladas

El Diseño Prestacional que permite el diseño optimizado de un Sistema Seco de Rociadores Automáticos I. INTRODUCCIÓN La protección mediante rociadores automáticos de los almacenes frigoríficos, o sujetos a heladas (por no disponer de aislamiento térmico adecuado en áreas con temperaturas posibles extremadamente bajas), se puede realizar mediante rociadores de preacción o secos con un solo nivel de protección, para almacenamientos de Clase I, II y III con alturas de techo hasta 45 ft. (13,7 m.) y altura de almacenamiento de hasta 40 ft. (12,2 m.

tos alcanzan la presión de diseño calculada se define como el tiempo real de retardo , tad (ADT) (Actual water delay time). En este tiempo de retardo se pueden distinguir tres intervalos:

Rosendo Durany APICI Tiempo transcurrido hasta que el agua llega a los rociadores abiertos. c. Tiempo de compresión (Compression time)

tc

La utilización de sistemas convencionales de rociadores secos requiere según la norma NFPA un incremento del área de diseño de un 30% y proporcionalmente del abastecimiento de agua a causa del retraso esperable en la aplicación del agua al incendio, y la consiguiente posible ampliación del diseño hasta lograr su control. Recientemente Tyco Fire & Building Products ha desarrollado un sistema de diseño basado en prestaciones performance based que permite la utilización de sistemas de rociadores automáticos secos o de pre-acción reduciendo estas limitaciones y el área de daños. a. Tiempo de apertura de la válvula, tav. (Trip Time) II. PARÁMETROS A CONSIDERAR EN UN SISTEMA SECO En los sistemas secos de rociadores automáticos el tiempo que transcurre entre la apertura del primer rociador y el momento en el que los rociadores abier-

pág.16

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Tiempo transcurrido hasta que la válvula de control del sistema seco está totalmente abierta. b. Tiempo de tránsito tt (Transit time)

Tiempo hasta que se alcanza la presión de diseño calculada para los rociadores.

tad = tav + tt + tc


Sistemas de agua

secos de rociadores en la protección de almacenes frigoríficos de 40 ft. (12,2 m.) de altura y estanterías dobles con productos almacenados Clase II hasta una altura de 34 ft. (10,7 m.) con rociadores GOTA GORDA (Large Drop K-11)) tarados a 138 ºC (280 ºF).

El tiempo mínimo real de retardo ADT para un sistema seco de rociadores automáticos se encuentra comprendido entre los 8 y 10 segundos. Los parámetros que definen o modifican el ADT de un sistema seco son: i. Volumen de aire de la instalación diseñada. ii. Tipo de instalación. iii.Presiones iniciales de aire y agua. iv.Mecanismos de la válvula de control. v. Características del abastecimiento de agua. vi.Características del rociador automático. (Tamaño orificio, tiempo de apertura, secuencia de apertura, etc.)

III. INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO El modelo teórico para predecir el tiempo de apertura de válvula (trip time) y el tiempo de tránsito (transit time), en sistemas secos con distribución tipo árbol fue desarrollado en los años 70 por Heskestad y Kung, combinando sistemas teóricos computacionales con pruebas experimentales de modelos de rociadores automáticos en almacenes: se calcularon el número de rociadores abiertos de un sistema seco así como el tiempo de llegada de agua a los mismos. Los efectos que sobre el ADT suponen el tamaño volumétrico de la instalación, la sensibilidad de las cabezas y la temperatura de funcionamiento fueron investigados y referenciados. Recientemente Tyco Fire & Building Products ha desarrollado un software para la predicción del ADT en sistemas secos configurados en distribución tipo árbol para una secuencia dada de apertura de rociadores. El mencionado software ha sido listado por UL y aprobado por FM Global. Una investigación experimental para sistemas secos, distribución tipo árbol, sobre el tiempo necesario para alcanzar la presión de diseño en los rociadores, tiempo de compresión

pág.18

(compression time), ha mostrado que este es de aproximadamente 10 segundos o menor. Como sabemos, el retraso en aplicar agua a un incendio permite que este incremente su tamaño antes de que el agua sea aplicada, con lo que se debería anticipar un número mayor de rociadores abiertos en un sistema seco que en su equivalente húmedo. Basado en las estadísticas de pérdidas de incendio en edificios protegidos por rociadores, facilitadas por las compañías de seguros, el Standard NFPA 13 sobre Instalación de Rociadores Automáticos requiere, para los sistemas secos y de pre-acción, que el área de operación se incremente en un 30% sin revisar la densidad de diseño. Sin embargo la base experimental para sustentar este requisito en NFPA 13 es muy escasa. En la actualidad, los almacenes frigoríficos de productos congelados y/o no acondicionados térmicamente (sujetos a heladas) emplean sistemas secos de rociadores automáticos para la protección contra incendios. Con dichos sistemas está claro que existirá un tiempo de retraso en la aplicación del agua a través de los rociadores abiertos. El tiempo total del retardo dependerá del tipo de configuración del sistema, localización del fuego, grado de crecimiento del incendio, etc. El retardo en la apertura de los rociadores será el causante máximo de la apertura de un mayor número de rociadores antes de aplicar agua al incendio. El incremento anticipado en el número de rociadores abiertos redundará en una mayor demanda de agua para el sistema. No hay duda púes de cuál es el factor decisivo para conseguir el mejor resultado en cuanto a rapidez de control del fuego y de los daños causados (por el fuego y por el agua) con un sistema seco de rociadores automáticos: el tiempo real de retardo (ADT) (actual water delay time). En 1995 se realizaron pruebas de incendio a escala real para conseguir evaluar el efecto del ADT sobre los sistemas

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

En la primera de las pruebas, el tiempo para la llegada del agua a los rociadores (tiempo de tránsito más tiempo de compresión) quedó establecido en 60 segundos después de la activación del primer rociador. Cuando llegó el agua a los rociadores se habían abierto 51 unidades; la descarga de agua a la presión de diseño tomó otros 10 segundos adicionales. Al final de la prueba se encontraban 71 rociadores abiertos descargando a una presión de 37 psi. En la segunda prueba el tiempo de llegada del agua a los rociadores abiertos se redujo a 30 segundos desde el primer rociador abierto, con lo que solamente 12 rociadores se encontraban abiertos en el momento de iniciarse la descarga de agua; igual que en la primera prueba otro lapsus de tiempo de 10 segundos transcurrió para observarse una descarga de agua totalmente operativa. Al final de la prueba se encontraban abiertos 25 rociadores descargando a una presión de 55 psi.


Sistemas de Agua

En ambas pruebas no se determinó con exactitud el tiempo de compresión , tiempo necesario para alcanzar la presión de diseño. Las pruebas solo se hicieron con mercancías Clase II, sin que se dispusiera de información sobre la protección de mercancías Clase III. En el año 2005 Tyco Fire & Building Products (TF &BP) esponsorizó una serie de cinco pruebas a gran escala con almacenamiento en estanterías para productos de la Clase II y III en edificios de 35, 40 y 45 ft. (10,7 m., 12,2 m. y 13,7 m.) de altura, a base de sistemas secos con un solo nivel de rociadores automáticos en el techo, con el fin de optimizar la protección en almacenes no acondicionados térmicamente y/o frigoríficos. El rociador escogido para las pruebas fue el ULTRA K17 montante (Control Mode Specific Aplication) tarados á 141ºC (286ºF). En cada prueba se obtuvo el número total de rociadores operados y la demanda total de agua. El tiempo de retardo para la llegada de agua a los rociadores así como la presión de funcionamiento fue especificada por TF&BP. Se realizaron pruebas en almacenamientos con diferentes alturas y configuración así como para varias alturas de edificio. Los datos obtenidos en los cinco ensayos fueron debidamente comparados y estudiados para determinar las futuras aplicaciones. La relación entre el ADT y la demanda total de agua para diferentes configuraciones en altura de estanterías, clases de productos, modelos de rociadores y diseño de la presión de funcionamiento necesita ser estudiada y desarrollada. Se estima que la relación está muy influenciada con el tipo de rociador utilizado en las pruebas. En un sistema húmedo de rociadores, consecuentemente sin retardo, el número total de rociadores abiertos, N0, y la demanda de agua requerida, D0, pueden servir de nivel de comparación frente a otro sistema seco en el que se abrirán un número N de rociadores y lógicamente con diferente demanda de agua D total requerida. El intervalo de tiempo entre la apertura del primer rociador y el número N0 que iguala la demanda de agua, D0, en un sistema húmedo, durante el periodo de libre combustión del incendio, se define como el tiempo crítico de combustión, tcb (CBT). Si el ADT de un sistema seco es mayor que el CBT, el número total de rociadores abiertos en un sistema seco será pre-

pág.20

sumiblemente mayor que un uno húmedo ante iguales circunstancias. Si por el contrario el ADT es inferior a CBT el caudal de agua requerido por el sistema seco y húmedo podrían ser sensiblemente iguales. Esta afirmación puede ser sustentada sin más que realizar las pruebas, introduciendo los objetivos (perfomance based design), que permitan determinar las secuencias lógicas para programar el tiempo de apertura de los rociadores automáticos, el tiempo de llegada del agua a los rociadores, y el tiempo para alcanzar la presión de diseño. En el mes de Marzo de 2006 TF&BP junto con QUELL FSS realizó tres pruebas definitivas de sistemas secos en almacenamiento en altura para productos Clase III que permitieron definir un tipo de instalación con un solo nivel de rociadores, usando rociadores Tyco K17 montante CMSP a nivel del techo para altura de productos hasta 40 ft.(12,2 )m. en edificios de 45 ft. (13,7 m.). IV. DESCRIPCION DEL SISTEMA. El sistema está basado fundamentalmente en las pruebas realizadas con sistemas secos de rociadores automáticos introduciendo los estudios de QUELL FSS para un diseño por objetivos (perfomance based design). El sistema incorpora los materiales indicados en el Data Sheet TFP 370 que incluye la guía para determinar del mínimo tiempo para el funcionamiento de los 4 rociadores hidráulicamente más favorables y el máximo tiempo para el funcionamiento de los 4 rociadores más desfavorables. Así mismo están contenidos los requerimientos para la operación secuencial de los rociadores primero, segundo, tercero y cuarto hidráulicamente más desfavorables y los cuatro más favorables. Para establecer los cálculos de la cantidad de agua necesaria y el tiempo en el suministro se necesita el programa de Fluid Water Delivery Time Quell que define los requerimientos máximos y mínimos en los 4 sprinklers más favorables y desfavorables. Para garantizar por 10 años la instalación se requiere la instalación de uniones ranuradas con juntas de triple-sellado. La lubricación de la junta será con silicona La instalación puede ser realizada con sistemas secos y con sistemas de preacción variando únicamente los componentes del puesto de control.

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

CONCLUSIONES El QUELL FIRE PROTECTION SYSTEM para almacenamientos de productos frigoríficos y/o almacenes no acondicionados térmicamente (sujetos a heladas) ofrece solución técnica basada en prestaciones (performance based) que permite disponer de las siguientes características: o Un único nivel de protección en el techo del almacén. o Ausencia de anticongelante en el sistema de rociadores. o Protección contra incendios para productos Clase I, II y III. o Bajo coste de mantenimiento de la instalación. o Menores daños en caso de siniestro o por mala operación en el almacenamiento. o Junto con TF&BP garantía por 10 años. Si bien la eficacia del sistema está supeditada a la utilización del software creado por la compañía QUELL, los materiales especificados por TF&BP, a la aprobación de los diseños realizados por proyectistas reconocidos (en USA NICET III), y a la utilización de instaladores capacitados y homologados.


Sistemas de Agua

Cálculo y Diseño de Sistemas de Rociadores Automáticos. Consejos Básicos

Una serie de reglas generales, de buena práctica , y algunos criterios reglamentarios

A

través de los muchos cursos que he tenido ocasión de impartir sobre Sistemas de Rociadores Automáticos, desde los cursos en Ávila, en mi etapa en ITSEMAP, hasta los últimos seminarios organizados por APICI, y mi ya larga experiencia como consultor, instalador y últimamente como fabricante de kits de tubería para instalaciones de rociadores, he tenido ocasión de analizar las necesidades que se les plantean a los diseñadores de estos sistemas.

información necesaria para llevar a cabo el trabajo. Este paso es fundamental para realizar un buen trabajo. La información necesaria para la ejecución del proyecto de un sistema de rociadores automáticos incluye al menos los siguientes puntos:

Estos consejos básicos , aunque válidos para cualquier técnico, tienen especial importancia para diseñadores novicios , porque el diseño de un sistema de rociadores, debe estar necesariamente precedido de un nivel de conocimiento y experiencia mínimos, para poder abordarlo con un cierto nivel de confianza.

 Planos de los edificios a proteger, en sus últimas revisiones, preferiblemente en formato electrónico. Se deberán tener todos los detalles constructivos y de estructura necesarios. Entre estos planos deberán incluirse todos los elementos constructivos relacionados con la seguridad contra incendios, tales como muros cortafuegos, paneles o cortinas contra el movimiento de humos, situación de exutorios y otros elementos para el control de humos, etc.

Me planteo este artículo como una serie de consejos que sirvan como guía, ordinal, en el proceso de diseño. En cuanto al proceso de cálculo el artículo recoge una serie de reglas generales, de buena práctica , y algunos criterios reglamentarios.

 Planos de instalaciones técnicas que puedan producir interferencias u obstrucciones a la descarga, tales como plataformas, bandejas eléctricas, luminarias, conductos de HVAC, vigas carril, puentes grúa, etc.

PROCESO DE DISEÑO En el proceso de diseño de un sistema de rociadores automáticos se deben de seguir los siguientes pasos: REUNIR LA INFORMACIÓN NECESARIA. Como en todo proyecto técnico el primer paso a dar es la recolección de la

pág.22

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

 Planos con la ubicación de las acometidas y/o alimentaciones de los servicios necesarios, tales como conexiones eléctricas, de aire comprimido, acometidas desde la red general de incendios, etc.  Información de la ocupación. En el caso de procesos industriales la

Javier de la Vega PTT información necesaria del proceso y de las materias primas presentes. En los almacenamientos información de los materiales almacenados, técnica de embalaje, altura de almacenamiento, tipo de almacenamiento, etc. También deberá reunirse información de las condiciones de entorno, tales como ambientes agresivos, temperaturas extremas, etc.  Información de los requerimientos de seguridad corporativos o de la Cia de Seguros. En muchos casos una parte importante del trabajo de clasificación de riesgo, selección de parámetros de diseño y otros requerimientos está resuelto por las normativas internas de la empresa o de la Cia de Seguros.


Sistemas de Agua

cuenta la prefabricación puede disminuir de forma notable los costos.

ficio es el elemento que fijará la forma de soportación y algunas decisiones que se recogen en siguientes puntos. DETERMINAR LA REGLAMENTACIÓN Y/O NORMATIVA APLICABLE. Para diseñar, a continuación, deberá fijarse la Reglamentación de obligado cumplimiento, nacional, autonómica o local, que afecta al riesgo a proteger. Igualmente deberá fijarse la normativa o criterios de buena práctica que la Propiedad, Ingeniería o Cia de Seguros, quieren aplicar al sistema de rociadores.

CLASIFICACIÓN DEL RIESGO. Una vez completados los pasos anteriores, se procederá a clasificar el riesgo según todos los criterios que sean aplicables.

FIJAR PARÁMETROS DE DISEÑO. Se fijarán los parámetros de diseño, tanto hidráulicos como geométricos, según los anteriores criterios. Se deberán aplicar los más desfavorables dentro de los posibles, y en todo caso se cumplirán los criterios de la reglamentación de obligado cumplimiento.

DETERMINAR TIPO DE SISTEMA. En función del riesgo protegido, de su construcción, las temperaturas ambiente extremas, etc, se seleccionará el tipo de sistema (Húmedo, seco, acción previa, etc). También se tendrá que decidir la estructura del tendido de tuberías (Parrilla y/o árbol) y la forma de alimentación de agua.

IDENTIFICACIÓN DE MIEMBROS ESTRUCTURALES. Una vez tenemos todos los datos anteriores se puede comenzar el diseño del sistema de rociadores automáticos en los planos del edificio a proteger. Los primeros elementos a identificar serán todos los miembros estructurales del edificio, incluyendo pilares, vigas, jácenas, cerchas, correas, etc. La estructura del edi-

pág.24

INCLUIR DETALLES E INSTALACIONES TÉCNICAS NECESARIAS. Se deberán reflejar en los planos todos aquellos elementos relevantes para el diseño, tales como: Divisiones interiores, Aberturas en techos y/o forjados, Elementos constructivos que pertenezcan a la protección contra incendios (Pantallas contra el movimiento de humos, exutorios, muros cortafuegos, etc), Elementos e instalaciones que provocan interferencias u obstrucciones a la descarga (Luminarias, conductos HVAC, variaciones en la altura de techos, etc), Fuentes de calor, Etc.

DETERMINAR LA DIRECCIÓN DE LOS RAMALES. La estructura del edificio, los conductos de HVAC, la distancia máxima de instalación de la cabeza rociadora bajo el techo, etc, determinarán la dirección de los ramales. En riesgos industriales generalmente los ramales serán perpendiculares a las correas, aunque actualmente cada vez es más frecuente encontrarse ramales paralelos a las correas, por el empleo de correas de gran canto, que obligan a esta elección para cumplir con el parámetro de distancia desde el deflector/elemento termosensible a la cubierta, aunque en muchos casos esta disposición encarece notablemente el coste de la soportación.

DISTRIBUIR RAMALES Y CABEZAS ROCIADORAS EN FUNCIÓN DE LA COBERTURA Y SEPARACIÓN MÁXIMAS. En este paso, en los edificios con módulos estructurales repetitivos, hay que fijar el número de ramales y el de cabezas rociadoras por ramal, por vano o módulo estructural. En este punto hay que tener en cuenta que no solo hay que intentar aproximarse a las distancias y coberturas máximas, sino que es también de gran importancia tener en cuenta la prefabricación, dado que puede disminuir el % de recorte inservible y dar mayor facilidad de montaje. En resumen, un diseño teniendo en

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

SITUCIÓN DE COLECTORES, MONTANTES Y ACOMETIDAS. En este punto se tendrán en cuenta consideraciones tales como la posibilidad de drenaje de la instalación, dado que una correcta ubicación de los colectores disminuirá el número de drenajes auxiliares necesarios. En edificios existentes y ocupados es recomendable situar los colectores en lugares accesibles que faciliten la instalación. Otras consideraciones pueden ser el evitar múltiples pasos de ramales a través de muros o particiones, etc.

DETERMINAR ELEVACIONES. Durante el proceso de diseño se deberá tener en cuenta las elevaciones de cada tramo de tubería. En los puntos con cambios de elevación se deberá comprobar que estos son ejecutables, es decir que las diferencias de cota permitan la instalación de accesorios normalizados y carretes de tubería construibles.

SITUAR Y DEFINIR SOPORTES. La soportación es uno de los apartados más importantes en el diseño y la ejecución de un sistema de rociadores. La soportación deberá seguir los criterios de la norma de diseño empleada. Habrá que tener en cuenta si el edificio se encuentra en zona sísmica. Como en otros muchos materiales y elementos de los sistemas de rociadores automáticos se recomienda el empleo de soportes normalizados, aprobados para su utilización en los mismos.

ELEMENTOS AUXILIARES. Tales como puntos de prueba, drenajes auxiliares, puntos de limpieza, válvulas de alivio en parrillas, etc. Se deberán emplear siguiendo las recomendaciones de la norma de diseño seguida. Se deberán tener en cuenta otras consideraciones tales como disponer las conexiones de limpieza, drenajes auxiliares o puntos de prueba en ubicaciones que minimicen los posibles daños por agua durante su utilización, etc.


Sistemas de Agua

EJEMPLO DE DISEÑO Bien, y ahora la prueba de fuego, veamos como aplicamos estos consejos a la hora de desarrollar un ejemplo sencillo: Os voy a proponer la protección por rociadores automáticos del Taller de prefabricación de PTT en Segovia.

PASO 1. INFORMACIÓN

DE PARTIDA

Riesgo de almacenamiento: (Según UNE EN12845)  Material: Accesorios y juntas ranuradas con junta de caucho (EPDM). Caucho equivalente a plástico no expandido (B.2.1). Volumen de caucho entre el 5 y el 15%. Factor de Material 2 (Fig.B.1).

PASO 5. PARÁMETROS

DE DISEÑO GEOMÉTRI-

CO:

Superficie máxima por rociador (Tabla 19): 2

 Taller mecánico: 12 m . 2

 Taller pintura: 12 m . 2

 Almacén: 9 m . 2

Edificio de estructura metálica a dos aguas, pendiente < 10%, cerramientos con aislamiento de lana de roca, con dos unidades de riesgo:  Producción/Almacén: 60 m x 40 m. Una planta. Local calefactado. Altura de las correas 200 mm.  Servicios Aux./Oficinas: 10 m x 40 m. Dos plantas. Locales climatizados Ocupación (Zona taller): Taller mecánico con una línea de granallado. Célula robótica de ranurado, corte y soldadura. Línea de pintura (Aplicación electrostática de pintura en polvo). Ocupación (Zona almacén): Almacenamiento de uniones ranuradas, con junta de caucho en embalajes de madera y/o cartón sobre pallet de madera en estanterías dobles hasta 5 m de altura. Ancho de pasillo > 2,4 m. Ocupación (Servicios auxiliares y oficinas): Salas técnicas, vestuarios, sala de cuadros G.B.T., archivo, oficinas, etc.

PASO 2. REGLAMENTACIÓN/NORMATIVA APLICABLE

 Categoría por tipo de almacenamiento (Tabla B.1): Almacenamiento sin configuración especial. Con Factor de Material 2: Categoría II.  Método de almacenamiento: Estantería paletizada ST4. Almacenamiento en racks dobles de pallets de madera. Embalaje: cajones de madera o cartón.  Altura de almacenamiento: H < 5,0 m.  Ancho de pasillos: W > 2,4 m.

PASO 4. PARÁMETROS DE DISEÑO (SEGÚN UNE EN12845)

HIDRÁULI-

COS:

 Taller mecánico (RO2): 5 2 2 l/min m @ 144 m (Tabla 3).  Taller pintura (RO3): 5 l/min m 2 @ 216 m (Tabla 3).

2

 Almacén ranurado (REA): 12,5 2 2 l/min m @ 260 m (Tabla 4). 2

 Oficinas (RO1): 5 l/min m @ 72 2 m (Tabla 3).  Servicios auxiliares (RO3): 5 2 2 l/min m @ 216 m (Tabla 3). 2

 Taller/Almacén: 12,5 l/min m @ 2 260 m . Se decide aplicar el parámetro más desfavorable a toda la superficie de taller.

Norma UNE-EN 12845 NFPA13 LPD 2-8N de FM

PASO 3. CLASIFICACIÓN Riesgo de EN12845)

 Servicios Auxiliares: 2 2 l/min m @ 216 m DEL RIESGO

proceso:

(Según

2

UNE

 Oficinas: RO1 (Tabla A.2).  Servicios Aux.: RO3 (Tabla A.2).  Taller mecánico: RO2 (Tabla A.2. Actividad: Ingeniería).

Distancias máximas rociadores/ramales (Tabla 19):  Taller mecánico: 4,0 m.  Taller pintura: 4,0 m.  Almacén: 3,7 m.  Oficinas: 4,0 m. Resumen: 2

 Taller / Almacén: 9 m / 3,7 m 2

 Oficinas / Serv. Aux.: 12 m / 4,0 m

PASO 6. DETERMINAR TIPO DE SISTEMA Y ALIMENTACIÓN:

Resumen:

R.S.C.I.E.I. (R.D.2267/2004).

 Oficinas: 12 m .

 Tipo de Sistema: Sistema de rociadores de tubería húmeda.  Forma de alimentación: Parrilla.  Dirección Ramales: Perpendiculares a las correas.  Distancia deflector-cubierta: < 250 mm. Número de ramales por módulo estructural (6,0 m x 40,0 m): Dos, con separación de 3,0 m. Número de rociadores por ramal: 14, con separación de 3,0 m. En el próximo número de ICI continuaremos facilitando más detalles sobre este y otros ejemplos.

5 2

 Oficinas: 5 l/min m @ 144 m . Finalmente se aplica como área 2 de operación 144 m en lugar de 2 72 m , para estar más en línea con los requerimientos de los códigos NFPA 13 y LPD 2-8N de FM.

 Taller pintura: RO3 (Tabla A.2. Nota 1).

Febrero 2007 - ICI - Nº 6

pág.25


Lecciones Aprendidas

Investigación del Incendio en la Discoteca La Estación Rhode Island Resumen de la investigación realizada por el NIST. El informe completo realizado por el NIST con todos los procedimientos y conclusiones se encuentra disponible en la página web del NIST: www.nist.gov/public_affairs/ncst.htm#Rhode_Island_Nightclub

RESUMEN DEL INCENDIO El incendio en la Discoteca La Estación (The Station Night Club) ocurrió en la noche del 20 de Febrero de 2003. En aquel momento se encontraba actuando en la discoteca una conjunto que esa noche utilizaba fuegos artificiales durante su actuación, y que provocaron el incendio.

Equipo de Seguridad Nacional en la Construcción (NCST), se constituyó un equipo de trabajo para determinar las causa técnicas posibles que produjeron el fallo del edificio y que condujo al alto número de muertes en ese incendio. Los objetivos de la investigación encomendada fueron:

Los fuegos artificiales inflamaron el revestimiento aislante de espuma de poliuretano de las paredes y parte del techo de la tribuna que se utilizaba como escenario. El fuego se propagó rápidamente por el techo de la sala de baile, el humo fue visible en las puertas de salida en algo más de un minuto, y se observaron llamas por aberturas por encima del tejado del edificio en menos de cinco minutos.

 Establecer la causa o causas de origen técnico que causaron el fallo del edificio.

LA INVESTIGACIÓN DEL NIST

A partir de la información recogida por ellos y bajo la autoridad de la Ley del

pág.26

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

 Recomendar cualquier investigación u otras acciones apropiadas destinadas a mejorar la seguridad estructural de los edificios y los procedimientos de respuesta frente a emergencias y de evacuación, basados en las conclusiones de la investigación.

DESCRIPCIÓN DE LA DISCOTECA La Discoteca The Station Nightclub era una edificación con estructura de madera de una sola planta con una superficie aproximada de 412 m2. En la figura se pueden ver un dibujo en alzado y en planta Los sistemas de protección activa contra incendios existentes no tenían la capacidad para suprimir el incendio en su fase inicial, ya que no estaban instalados rociadores automáticos. Los códigos en 2003 solamente los exigían para discotecas de nueva planta.

Desgraciadamente, la rápida evacuación de la discoteca fue dificultada por la aglomeración del público en la entrada principal. El suceso se convirtió en una tragedia donde 100 personas perdieron la vida en el incendio y otros cientos de personas resultaron heridas.

Ingenieros del Laboratorio de Investigación del Fuego y de la Edificación (BFRL) del National Institute of Standards and Technology (NIST) se personaron en el lugar del incendio en las 48 horas siguientes.

Magdalena Navarro NIST

 Evaluar los aspectos técnicos de los procedimientos de respuesta a la emergencia y evacuación.  Recomendar, si fuera necesario, las mejoras específicas en las normas, códigos y prácticas de edificación, basadas en las conclusiones.

Los ensayos realizados por el NIST demostraron que de haber existido rociadores automáticos de acuerdo a NFPA 13 podría haberse controlado el incendio a niveles de sostenibilidad de la vida que hubieran permitido un tiempo suficiente para la evacuación. Existía en la discoteca un sistema de detección térmico y alarma automática que se activó a los 41 segundos desde la ignición de la espuma de poliuretano, tiempo en el que ya el público había iniciado la evacuación hacia las salidas.


Lecciones Aprendidas

La primera llamada a Bomberos se realizó a los 40 segundos del inicio del fuego. El primer coche bomba llegó a la discoteca en menos de 5 minutos. Fig.: Restos del escenario después del incendio e imagen de la simulación con rociadores automáticos. La incapacidad de las salidas para facilitar la evacuación de todos los ocupantes, en el corto tiempo disponible con este incendio de desarrollo rápido, contribuyó directamente al gran número de víctimas mortales. El número de ocupantes se estimó en 440-458, siendo la capacidad aceptable según los códigos de 420.

CRONOLOGÍA DE EVENTOS De igual forma que en cualquier otra investigación de incendios era importante desarrollar una cronología de sucesos e identificar la carga combustible dentro de la discoteca. El tiempo cero del incendio se definió como el instante en el que la espuma de poliuretano fue inflamada por los dispositivos pirotécnicos. La cronología estimada de eventos fue la siguiente:

La información obtenida en el conjunto de las pruebas condujo a la obtención de los datos de entrada para el modelo de combustión utilizado para la predicción el comportamiento del fuego, y permitió una mejor comprensión de los parámetros que afectaron al rendimiento de la simulación computacional del incendio en el conjunto de la discoteca. Además, se realizaron pruebas de incendio a escala real para caracterizar el desarrollo del fuego y la propagación en los primeros momentos. Aproximadamente, un veinte por ciento de la discoteca fue reconstruida a escala real, con las paredes recubiertas con espuma de poliuretano, el recinto para la orquesta, tarima elevada, moquetas y paneles de madera. El grado de precisión en el que el modelo de incendio es capaz de reproducir el crecimiento del fuego para esta maqueta a escala real es indicativo de la cali-

Fig.: Resultados Modelo de Evacuación

Fig.: Distribución de temperaturas a 1,5 metros sobre el suelo 90 segundos desde la ignición. Desarrollado con el modelo FDS Existían tres salidas de emergencia: la principal al norte, de doble puerta limitada por una puerta sencilla en el hall interior, una sencilla al oeste junto al escenario, y otra al este cerca de la barra principal. Los primeros clientes que fueron conscientes de la situación de incendio lo fueron a los 24 segundos desde el inicio del fuego en la espuma.

pág.28

ENSAYOS DE INCENDIO REALIZADAS Se realizaron un conjunto de ensayos a escala de laboratorio y a escala real. Estas pruebas permitieron obtener las características de los combustibles de los acabados de interiores, especialmente las referentes a la espuma de poliuretano, en términos que pudieran ser utilizadas como datos de entrada al modelo Fire Dymamics Simulator (FDS).

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

dad de la simulación computacional del incendio en la discoteca The Station, dentro de las limitaciones de incertidumbre sobre los materiales y de la falta de precisión en las dimensiones reales del club antes del incendio. En conjunto se realizaron dos ensayos a escala real: uno primero, sin rociadores automáticos, y un segundo ensayo incluyendo un sistema de rociadores automáticos.


Lecciones Aprendidas

Las propiedades esenciales de los materiales que se necesitaron como datos de entrada al FDS, fueron obtenidas de las medidas obtenidas en los ensayos hechos a pequeña escala y a escala real. Los datos de entrada del FDS incluyen la geometría de la estructura, el tamaño de las celdas en que se divide el dominio analizado, la localización de la fuente de ignición, la tasa de liberación de calor de la fuente de ignición, las propiedades térmicas de las paredes, techos, suelos, mobiliario, y el tamaño, localización, y la cronología de la apertura de ventanas y puertas al exterior que influye de forma crítica en el crecimiento y propagación del fuego. El Smokeview es un programa científico de visualización que fue desarrollado para visualizar los resultados de la computación realizada con el FDS. El Smokeview permite la presentación de los resultados de los cálculos con el FDS en imágenes animadas tridimensionales y puede presentar contornos de temperatura, velocidad y concentración de gases en cortes mediante planos, También puede presentar las propiedades con iso-superficies que son versiones tridimensionales de un valor constante de la propiedad analizada. Las isosuperficies son fundamentalmente utilizadas para facilitar una aproximación tridimensional de la superficie de la llama donde la existencia de combustible y oxígeno están presentes de forma que la llama pueda existir.

Fig.: Localización de las víctimas

Se desarrollaron simulaciones de los dos ensayos realizados a escala real. La primera simulación fue sin rociadores automáticos. La segunda simulación examinó las condiciones resultantes del uso de los rociadores automáticos. Los valores utilizados fueron aquellos que se adaptaron de mejor forma a los datos medidos en los ensayos a escala real. Fig.:Distribución de bomberos y ambulancias en el exterior de la discoteca

Mediante un diseño cuidadoso de las pruebas realizadas con la maqueta a escala real, en lo que se refiere al control de los factores relacionados con el combustible y con la ventilación, las pruebas facilitaron un medio para determinar los beneficios de los rociadores automáticos en un incendio similar al ocurrido en The Station, y asimismo obtener información sobre las condiciones existentes en la discoteca durante las primeras etapas de desarrollo y propagación del fuego.

pág.30

SIMULACIÓN COMPUTACIONAL La simulación computacional se usa frecuentemente para ayudar en la evaluación de los factores críticos en un incendio y para demostrar el valor de las medidas de seguridad contra incendios y de los diseños alternativos. Los modelos numéricos usados en esta investigación fueron el NIST Fire Dynamics Simulator (FDS) 6 y Smokeview 7. Una descripción completa del modelo FDS así como de as referencias técnicas, que soportan el modelo puede obtenerse en las referencias 6 y 8 del informe completo.

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

RECOMENDACIONES DEL NIST El NIST, basándose en los resultados del modelo y de las conclusiones de la investigación estableció una serie de recomendaciones destinadas a mejorar las condiciones de seguridad contra incendios en los clubs nocturnos. Algunas de estas recomendaciones, que precisan de cambios de redacción en los códigos de construcción son:  Requerir la instalación de rociadores automáticos de acuerdo al Standard NFPA 13 en todos los clubs nocturnos y discotecas, de nueva planta, con independencia


CONCLUSIONES

Lecciones Aprendidas

 Incrementar el factor de seguridad para determinar los límites de ocupación máxima en todos los clubs nocturnos nuevos y existentes. Esto incluye: 

 Fig.: Vista del ensayo a escala real





Tiempo máximo de evacuación permitido. (90segundos para clubs de tamaño similar o inferior al de The Station)

Cálculo del número de salidas requeridas y ocupaciones permitidas, asumiendo que al menos una salida sea inaccesible durante una emergencia. Incrementar el entrenamiento del personal y la planificación de la evacuación. Mejorar los medios para la localización de las rutas de evacuación cuando las señales de salida estén oscurecidas por el humo.

La investigación concluyó que el cumplimiento estricto de los códigos de construcción de 2003, en vigor en el momento del incendio, distaría mucho de impedir la repetición de tragedias similares en el futuro. A partir de la investigación, se elaboraron otras recomendaciones para mejorar los códigos modelo de construcción y los de seguridad contra incendios, las normas y las prácticas (sobre las existentes en Febrero de 2003): i. Urgir a las jurisdicciones locales y estatales a: o Adoptar y actualizar los códigos de construcción y de incendios cubriendo los clubs nocturnos. o Requerir su cumplimiento de forma eficaz y persistente. ii. Reforzar los requisitos para la instalación de rociadores automáticos. iii. Incrementar el factor de seguridad sobre el tiempo de evacuación de los ocupantes. iv. Estrechar las restricciones en el uso de la espuma flexible de poliuretano-- y otros materiales que se inflaman fácilmente y propagan las llamas tan rápidamente como la espuma sin retardantes al fuego como materiales de acabados en interiores. v. Mayores restricciones en el uso de materiales pirotécnicos; y

Fig.: Imagen de Smokeview (FDS)

de la superficie construida que tengan una ocupación autorizada superior a 100 personas.  Prohibir específicamente el uso, y establecer claramente la identificación de los materiales de fácil inflamación y rápida propagación de las llamas, tales como la espuma de poliuretano sin retardantes al fuego, como materiales de acabado en todos los clubs nocturnos y discotecas.

NECESIDADES ULTERIORES INVESTIGACIÓN

Otro número de recomendaciones van dirigidas a la necesidad crítica de investigación que sirva de base para mejoras adicionales en los códigos, normas y prácticas. El NIST urge la realización de estudios que permitan:

Reforzar las exigencias del Standard NFPA 1126 sobre el uso de dispositivos pirotécnicos, con la exigencia de sistemas de rociadores automáticos; establecimiento de procedimientos, señalización y planes de emergencia sobre el uso de los productos pirotécnicos; y establecimiento de unas nuevas distancias mínimas entre los protécnicos y los productos que potencialmente pudieran entrar en combustión por estos.

pág.32

DE

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

 Una mejor comprensión del comportamiento humano en las situaciones de emergencia y para predecir el impacto del diseño de los edificios en la evacuación segura en las emergencias;  Un mayor entendimiento de la propagación del fuego y su supresión; y  Desarrollar y refinar los modelos computacionales, y las herramientas informática de ayuda a la decisión, de forma que la comunidad pueda disponer de ellas a la hora de elegir soluciones económicamente efectivas sobre:  Cambios en los Códigos;  Tecnologías de seguridad contra incendios; y  Asignación de recursos a las emergencias.

vi. Investigación en las áreas específicas para reforzar la solidez de las medidas recomendadas.

El informe completo del NCST incluyendo los procedimientos, conclusiones, y otros temas emitido por el equipo se puede encontrar en www.nist.gov/public_affairs/ncst.htm# Rhode_Island_Nightclub


Nueva Reglamentación

Sección SI 3 Evacuación de ocupantes

Las pautas que deben cumplir los edificios para garantizar la evacuación de sus ocupantes

C

ontinuando con la serie de artículos que APICI viene publicando en los últimos números de su revista, hoy centraremos la atención en la Sección 3 del documento Básico SI Seguridad en caso de incendio, en la cual se desarrollan las pautas que deben cumplir los edificios para garantizar la evacuación de sus ocupantes. Se trata por tanto, de lo que podríamos definir como la columna vertebral del documento y en parte del CTE. El artículo 11. Exigencias básicas de seguridad en caso de incendio (SI), nos dice en su apartado 11.3 El edificio dispondrá de los medios de evacuación adecuados para que los ocupantes puedan abandonarlo o alcanzar un lugar seguro dentro del mismo en condiciones de seguridad

7 Señalización de los medios de evacuación 8 Control del humo de incendio

1 COMPATIBILIDAD DE LOS ELEMENTOS DE EVACUACIÓN Comercial o Pública Concurrencia (cualquier superficie) y Docente, Residencial Público o Administrativo (uso no principal y S>1.500 m2) deben cumplir las siguientes condiciones:  Salidas y recorridos hasta el espacio exterior seguro en elementos independientes de las zonas comunes del edificio y compartimentados, aunque podrán servir como salida de emergencia de otras zonas del edificio.  Salidas de emergencia podrán comunicar con un elemento común de evacuación del edificio a través de un vestíbulo de independencia, siempre que dicho elemento de evacuación esté dimensionado teniendo en cuenta dicha circunstancia.

El contenido del referido artículo se desglosa en los puntos siguientes: 1 Compatibilidad de los elementos de evacuación 2 Cálculo de la ocupación 3 Número de salidas y longitud de los recorridos de evacuación 4 Dimensionado de los medios de evacuación

Excepción para uso Pública Concurrencia integrados en centros comerciales:

4.1 Criterios para la asignación de los ocupantes 4.2 Cálculo 5 Protección de las escaleras 6 Puertas situadas en recorridos de evacuación

pág. 34

Nº 4 - ICI - Febrero 2006

 Si S construida total < 500 m2 podrán tener salidas de uso habitual o salidas de emergencia a las zonas comunes de circulación del centro.

Juan Carlos López UPC  Si S construida total > 500 m2, al menos las salidas de emergencia serán independientes respecto de dichas zonas comunes.

2 CÁLCULO DE LA OCUPACIÓN Se calcula a partir de:  Valores de Densidades de ocupación (m2/persona) recogidos en Tabla 2.1. o Uso previsto (Residencial Vivienda o Público, Aparcamiento, Administrativo, Docente Hospitalario, Comercial, Pública concurrencia, Archivos, almacenes o Zona, tipo de actividad, específicas para cada uso.  Superficie útil de cada zona y actividad. Teniendo en cuenta cuando es:  Simultánea  Alternativa  Régimen de actividad  Uso previsto. Otros casos:  sea previsible una ocupación mayor  posibles utilizaciones especiales y circunstanciales de determinadas zonas o recintos,


Nueva Reglamentación

 sea exigible una ocupación menor por normativa de aplicación

3 NÚMERO DE SALIDAS Y LONGITUD DE LOS RECORRIDOS DE EVACUACIÓN

Deberá reflejarse en el proyecto así como también en el libro del edificio, de que las ocupaciones y los usos previstos han sido únicamente los característicos de la actividad.

Establece el número de salidas de un recinto o planta y los recorridos máximos de evacuación.

Es importante destacar que los aparcamientos robotizados a los cuales nos hemos de ir acostumbrando cada vez con más asiduidad- se considera que no existe ocupación. No obstante, deben contar con los medios de escape en caso de emergencia para el personal de mantenimiento que en cada caso particular considere necesarios la autoridad de control.

Dependiendo básicamente de:  Uso o actividad  Ocupación (superficie)  Recorridos  Altura de evacuación Condiciones en Plantas o recintos con salida única

Se debería tener también en cuenta el personal de bomberos y de los servicios de emergencia que ocasionalmente tengan que acceder a zonas interiores de la construcción por razones inherentes a su actuación.

 No se admite en uso Hospitalario en las plantas de hospitalización o de tratamiento intensivo, así como en salas o unidades para pacientes hospitalizados cuya S>90 m2. al menos una de las salidas debe ser un acceso a otro SI, a una escalera protegida, a un

pasillo protegido o a un vestíbulo de independencia  La ocupación no excede de 100 personas, excepto: o 500 personas en el conjunto del edificio, en el caso de salida de un edificio de viviendas; o 50 personas en zonas desde las que la evacuación hasta una salida de planta deba salvar una altura mayor que 2 m en sentido ascendente;  50 alumnos en escuelas infantiles, o de enseñanza primaria o secundaria Condiciones en Plantas o recintos con salida única  La longitud de los recorridos de evacuación hasta una salida de planta: o General

o Aparcamiento

o Plantas con una salida directa al espacio exterior seguro y ocupación < 25 personas menos

 Estos límites se incrementan en 25% en sectores de incendio con sistemas de extinción automática  La altura de evacuación de la planta considerada no excede de 28 m, excepto en uso Residencial Público, en cuyo caso es, como máximo, la segunda planta por encima de la de salida de edificio.

pág.36

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


Nueva Reglamentación

protegidas existentes. o No protegidas, debe considerarse inutilizada en su totalidad alguna de ellas, bajo la hipótesis más desfavorable. En planta de desembarco de una escalera el flujo de personas que la utiliza deberá añadirse a la salida de planta que le corresponda En planta de desembarco de una escalera, el flujo de personas se estima:  P > 160 A, siendo A la anchura, en metros, del desembarco de la escalera, o  Número de personas que utiliza la escalera en el conjunto de las plantas, cuando este número de personas sea menor que 160A. En la planta de desembarco de una escalera, el flujo de personas que la utiliza deberá añadirse a la salida de planta que les corresponda, a efectos de determinar la anchura de esta. 4.2 CÁLCULO

Plantas o recintos que disponen de más de una salida de planta.

Puertas y pasos:

 En general

o En general: A > P / 200 > 0,80 m

 Excepto: o

o 0,60 m < A hoja de puerta < 1,20 m.

o Plantas de hospitalización/CI o enseñanza infantil o primaria

o A puerta de salida del recinto de una escalera protegida a planta de salida del edificio >80% A escalera.

o Residenciales Público

Vivienda

 La longitud de los recorridos de evacuación hasta un punto con dos o más recorridos alternativos:

o En uso hospitalario A > 1,05 m, incluso en puertas de habitación.

o General o hospitalización/CI o Aparcamiento

Plantas o recintos que disponen de más de una salida de planta.  La planta de salida del edificio tendrá más de una salida cuando: o Uso residencial vivienda con ocupación > 500 personas.

o En uso hospitalario A > 2,20 m (A > 2,10 m en el paso a través de puertas) 4 DIMENSIONADO DE LOS MEDIOS DE EVACUACIÓN 4.1 CRITERIOS

PARA LA ASIGNACIÓN DE LOS

Pasillos y rampas:

OCUPANTES

 A > P / 200 > 1,00 m

Distribución de los ocupantes:

 En pasillos previstos para 10 personas, como máximo, y estas sean usuarios habituales A > 0,80 m.

o Por la ocupación de dicha planta o recinto. o Obligación de tener más de una escalera para la evacuación descendente o más de una para evacuación ascendente.

 Con más de una salida o Debe hacerse suponiendo inutilizada una de ellas, bajo la hipótesis más desfavorable.  Con más de una escalera: o Protegidas: no es preciso suponer inutilizada en su totalidad alguna de las escaleras

 Hospitalario A > 2,20 m (> 2,10 m paso a través de puertas).  Comercial, A mínima en función de la Superficie del Área de Venta y la utilización de carros para el transporte de productos: Pasos entre filas de asientos fijos en

pág.38

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


Nueva Reglamentación

o S = superficie del recinto de la escalera protegida en el conjunto de las plantas de las que provienen las P personas.

salas para público tales como cines, teatros, auditorios, etc.  A entre dos filas consecutivas es función de si cuenta con salida por uno o dos extremos y del número de asientos:

En zonas al aire libre:  Pasos, pasillos y rampas A > P / 600 > 1,00 m  Escaleras A > P / 480 > 1,00 m  En zonas para más de 3000 personas, A > 1,20 m.

5 PROTECCIÓN DE LAS ESCALERAS Condiciones generales  Cuando sirvan a diversos usos cumplirán las condiciones más restrictivas Entre grupos de 25 filas como máximo un paso de A>1,20 m

Para dicha asignación solo será necesario aplicar la hipótesis de bloqueo de salidas de planta indicada en el punto 4.1 en una de las plantas, bajo la hipótesis más desfavorable; o S = Superficie útil del recinto de la escalera protegida en el conjunto de las plantas de las que provienen las P personas (tramos, rellanos y mesetas intermedias). Escaleras: La anchura mínima es: o 0,80 m en escaleras previstas para 10 personas, como máximo, y estas sean usuarios habituales de la misma. o 1,20 m en uso Docente, en zonas de escolarización infantil y en centros de enseñanza primaria, así como en zonas de público de uso Pública Concurrencia y Comercial.

Escaleras:  Escaleras no protegidas (Incluso pasillos escalonados de acceso a localidades en anfiteatros, graderíos y tribunas de recintos cerrados, tales como cines, teatros, auditorios, pabellones polideportivos etc.) : o Descendentes A > P / 160 o Ascendentes A > P / (16010h)  Escaleras protegidas E < 3 S + 160 AS o AS = Anchura de la escalera protegida en su desembarco en planta salida de edificio, o E = Suma de los ocupantes asignados a la escalera en la planta más los de las situadas hasta la planta de salida del edificio.

pág.40

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

o en uso Hospitalario, 1,40 m en zonas destinadas a pacientes internos o externos con recorridos que obligan a giros iguales o mayores que 90º y 1,20 m en otras zonas. o 1,00 en el resto de los casos.

 Cuando un establecimiento contenido en un edificio de uso Residencial Vivienda no precise constituir sector de incendio las condiciones exigibles a las escaleras comunes son las correspondientes a dicho uso.  Las escaleras que comuniquen sectores de incendio diferentes pero cuya altura de evacuación no exceda de la admitida para las escaleras no protegidas, no precisan cumplir las condiciones de las escaleras protegidas, sino únicamente estar compartimentadas respecto a dichos sectores con elementos cuya resistencia al fuego sea la que se establece en la tabla 1-2 de SI para los elementos delimitadores de los sectores de incendio


Nueva Reglamentación

Las escaleras no protegidas no se admiten en ningún caso para:  Hospitalario: zonas de hospitalización o de tratamiento intensivo  Aparcamiento

Las escaleras protegidas no se admiten en uso aparcamiento en ningún caso.

En el próximo número continuaremos con los restantes puntos de éste apartado básico para el diseño y ejecución de proyectos. 6 Puertas situadas en recorridos de evacuación 7 Señalización de los medios de evacuación Las escaleras no protegidas, se admiten para:

Las escaleras protegidas, se admiten para:

pág.42

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

8 Control del humo de incendio


Sistemas de Gas

Los Sistemas de Extinción por Gas en la Protección Activa contra Incendios (I) Los Sistemas de CO2

Existe la idea de una tremenda sencillez en el Diseño e Inocuidad de los Sistemas de Gas INTRODUCCIÓN El presente artículo tiene como fin hacer un rápido repaso sobre qué son y que papel tiene los sistemas de extinción por gas en la protección de incendios. Quizá se incluyan conceptos que puedan parecer demasiado básicos para algunos e informaciones que pudieran resultar novedosas para otros. La utilización durante décadas de los halones ha generado entre muchos usuarios y profesionales la idea de una tremenda sencillez en el diseño e inocuidad en los sistemas de gas. Lo cierto es que los sistemas de protección por gas juegan un papel relevante en la PCI, pero sus aplicaciones y utilización deben hacerse, como todo en PCI, guiados del conocimiento profesional necesario, y desgraciadamente no siempre es así en nuestro país. Las consecuencias: protecciones inadecuadas e ineficaces en ocasiones o peligrosas en otras. Los primeros sistemas de protección por gas nacen a principios del siglo veinte, ante la falta de idoneidad del agua para la extinción en algunos procesos específicos como las acerías, combustibles como los líquidos y gases inflamables, metales reactivos en general, o la presencia de tensión eléctrica, etc., lo que dio paso al uso de gases como agentes extintores. Entre los gases que se han utilizado tradicionalmente en extinción de incendios destacan: el anhídrido carbónico

pág.44

que se empieza en 1917 y más tarde los halones, que llegan al mercado a final de los años 1960. El cese de fabricación de los halones, a finales de los 1990 y su final retirada obligatoria, puso en el mercado una nueva generación de gases, que se denominan agentes limpios. La acción extintora de los gases se consigue mediante una determinada concentración del gas extintor (diferente para cada combustible y para cada gas extintor), y mantenerla en contacto con la reacción de combustión. Para evitar la reignición la concentración de extinción debe mantenerse durante un tiempo mínimo (tiempo de permanencia) hasta que se alcance una temperatura inferior a la de autoignición. La ignición de un combustible se produce al elevarse su temperatura, lo que genera suficientes vapores inflamables, por evaporación (combustibles líquidos) o pirolisis (combustibles sólidos). Cuando la temperatura de estos gases inflamables se encuentra por encima de su nivel de autoignición, o cuando son expuestos a una fuente de ignición externa (ignición pilotada), se inicia el proceso de combustión. El mecanismo extintor del gas por tanto produce el cese de las llamas, pero no el enfriamiento del combustible, por lo que si el combustible sólido o líquido no se enfría suficientemente y sigue produciendo vapores inflamables a una temperatura superior a la de autoignición, una vez desaparecida la concen-

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Fernando Vigara Secretario General - APICI

tración de extinción se volvería a producir la inflamación y continuación del incendio. Por consiguiente para producir la extinción del fuego con un sistema de gas precisamos conseguir dos parámetros que están definidos en las normas de diseño: concentración y tiempo de permanencia. Los sistemas fijos de extinción por gas se dividen, según su aplicación, se dividen en dos grandes grupos: los sistemas de inundación total , y los de aplicación local . Los sistemas de inundación total protegen el contenido de un recinto mediante la inundación con el gas extintor de todo su volumen.


Sistemas de Gas

Por el contrario, también concurren en su utilización limitaciones o inconveneintes que debemos tener muy presentes, y que son principalmente:  No enfrían el combustible, por lo que se debe mantener la concentración durante un tiempo mínimo (10-30 min.) para garantizar la extinción.  Precisan de recintos estancos cunado se aplican en inundación total.  La atmósfera generada después de la descarga puede resultar peligrosa para el personal expuesto, lo que hace necesario garantizar que no existe presente personal en el recinto.

Por el contrario, en los sistemas de aplicación local, la disposición de las boquillas de descarga se realiza de forma que el agente extintor se proyecta directamente sobre el combustible. Los sistemas de extinción por gas presentan una serie de ventajas sobre los sistemas de agua:  El agente extintor (gas) se evapora sin dejar residuo, lo que les otorga el nombre de sistemas limpios.  Facilitan protección tridimensional ya que el agente extintor es un gas en condiciones normales de presión y temperatura, que se difunde en todo el volumen introduciéndose dentro de los equipos.  El gas no es conductor eléctrico y puede ser usado en presencia de equipos eléctricos energizados.

SISTEMAS DE CARBÓNICO (CO2)

ANHÍDRIDO

El uso del CO2 como agente extintor en sistemas fijos se inicia en 1917, siendo prácticamente el único gas utilizado como agente extintor hasta mediado los años 1960, en que se produce la aparición de los halones. En la actualidad el CO2 se continúa utilizando como agente gaseoso preferido en un cierto número de aplicaciones: baños de temple, cabinas de pintura, almacenes de inflamables, plantas de producción de acero y aluminio, y en general en todos aquellos riesgos dónde se ha estimado que la

utilización del agua podía causar daños inaceptables o se mostraba totalmente incompatible con determinados procesos. Sin embargo, los sistemas de CO2 pueden resultar peligrosos para el personal potencialmente expuesto, principalmente en los sistemas de inundación total, pero incluso en los sistemas de aplicación local en recintos cerrados, ya que las concentraciones de diseño resultan letales para las personas. En consecuencia, cuando se utilizan sistemas de extinción por CO2 debe garantizarse siempre la evacuación o la no presencia de personal antes de la descarga. Se han desarrollado sistemas y métodos para evitar este tipo de accidentes, cuyo uso es requerido por las normas, pero a pesar de ello, y por diferentes razones, existe un largo historial de accidentes mortales que jalonan el uso de estos sistemas, que hacen recomendable que su uso se limite, en exclusiva, a entornos debidamente controlados.

PROPIEDADES EXTINTORAS DEL CO2 Las propiedades del anhídrido carbónico como agente extintor se pueden resumir en:  Ausencia de productos de descomposición térmica.  Su presión de vapor proporciona su propia capacidad de impulsión para la descarga eliminando la necesidad de sobre presurización.  Se evapora sin dejar residuos lo que le hace ser un agente limpio .  Relativamente inerte no reaccionando con la mayoría de los materiales.  Facilita protección tridimensional ya que es un gas en condiciones normales de presión y temperatura.

pág.46

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


Sistemas de Gas

 No es conductor eléctrico y puede ser usado en presencia de equipos eléctricos energizados.

a un punto en el que se prevenga la combustión de los diversos combustibles, es relativamente alta y representa un inmediato peligro para el personal potencialmente expuesto.

Mecanismo de extinción del CO2 El mecanismo extintor principal del dióxido de carbono es la sofocación del fuego mediante la disminución de la concentración de oxígeno en la vecindad de la llama. La extinción de la llama por el CO2 es un fenómeno de naturaleza predominantemente termo-física, en el que los gases que participan en la reacción de combustión no alcanzan la temperatura suficiente para mantener la concentración necesaria de radicales libres para mantener la reacción de combustión en cadena.

Eficacia extintora del CO2 La eficacia extintora del CO2, en su aspecto inertizador en comparación con otros gases inertes, es muy alta. Así en comparación con el nitrógeno (N2), el CO2 es aproximadamente dos veces más efectivo que este, en relación V/V. vol. ratio N2 / vol. ratio CO2 = 1,8 mas. ratio N2 / mas ratio CO2 = 1,1 Como ya se ha expuesto, las cantidades de CO2 que se necesitan añadir a un recinto, para reducir el nivel de oxígeno

pág.48

Efectos del CO2 sobre las personas A la concentración mínima de extinción por CO2 (34%) para su utilización en protección de incendios por inundación total, el dióxido de carbono resulta letal para las personas.

dios debe quedar odorizado, de forma similar a como se odorizan los gases inflamables de uso doméstico, para evitar su inhalación inadvertida.

PROPIEDADES FÍSICAS DEL CO2 En condiciones normales de presión y temperatura, el anhídrido carbónico es un gas. Por compresión y enfriamiento, puede pasar a estado líquido e incluso sólido.

En consecuencia la utilización de sistemas de CO2 por inundación total debe reducirse a áreas no ocupadas y que dispongan de sistemas de bloqueo aprobados que impidan la descarga del CO2 en el recinto ante la eventualidad de presencia de personal en el recinto protegido. Y se debe ser muy cuidadoso en el uso de los sistemas de aplicación local en recintos cerrados.

Entre -57 ºC y su temperatura crítica (37 ºC), dependiendo de la presión de almacenamiento, el CO2 podrá encontrarse en estado líquido o gaseoso Por encima de la temperatura crítica, el CO2 no podrá licuarse por mucho que incrementemos la presión. A -57 ºC y 5,2 bar pueden coexistir en equilibrio las tres fases, es el llamado punto triple. Por debajo del punto triple solamente pueden existir los estados vapor y sólido, por ello, cuando el CO2 líquido se descarga a presión atmosférica, parte se transforma instantáneamente en vapor y el resto, como consecuencia de esta evaporación, se enfría y se convierte en nieve carbónica (hielo seco) a una temperatura de aproximadamente -79 ºC. La cantidad de CO2 que se transforma en hielo, dependerá de la temperatura de almacenamiento.

El anhídrido carbónico que se utiliza en las instalaciones de protección de incen-

El efecto de enfriamiento del CO2 es debido a la descarga del agente extintor.

Concentraciones de CO2 superiores al 17%, producen convulsiones, inconsciencia, coma y muerte en 1 minuto desde el inicio de la inhalación. Concentraciones comprendidas entre el 7% y el 10% producen efectos similares con tiempos de exposición comprendidos entre varios minutos a una hora.

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


Sistemas de Gas

Cuando el volumen del continente es mucho mayor que el del contenido, o cuando no se dispone de uno o varios paramentos de cierre del continente se utilizan los sistemas de aplicación local. Estos sistemas son similares a los de inundación total en cuanto a componentes, aunque el tipo de boquillas y diseño de la tubería se realiza de forma distinta, teniendo como fin principal la ubicación de las boquillas de forma que la descarga cubra toda la superficie del objeto protegido durante el tiempo y con las cantidades de agente extintor necesarias. Ej.: Grupos Electrógenos, Cocinas, Baños de aceite de temple, etc. En próximos números de ICI continuaremos con el diseño de los sistemas de CO2 y los demás gases extintores.

Una descarga de dióxido de carbono posee una apariencia de nube blanca, esto se debe a la parte de CO2 que pasa a estado de sólido (hielo seco). El CO2 se almacena en fase líquida en dos modalidades:  A alta presión y temperatura ambiente en cilindros o botellas.  A baja presión en tanques refrigerados. En alta presión el CO2 se almacena en botellas de acero estirado sin soldadura a la temperatura ambiente y con una presión de aproximadamente 60 bar. La presión de timbre es de 250 bars. Con este tipo de almacenamiento, el adecuado funcionamiento del sistema requiere una temperatura ambiente en el margen de 0 ºC a 49 ºC. Una temperatura inferior, si bien no llegaría a ocasionar la solidificación del gas en la botella, si podría suponer una bajada en el caudal de descarga debido a una insuficiente vaporización. Por otra parte, una temperatura superior a 49 ºC, elevaría la presión en el recipiente, pudiéndose ocasionar la rotura de la membrana de la válvula de seguridad. La presión dentro del recipiente depende además, de la densidad de carga. Por este motivo, la carga máxima de cada recipiente queda limitada según normativa a 0,67 kg/l. En baja presión el anhídrido carbónico se almacena en contenedores refrigerados, aislados, diseñados para mantener el CO2 a una temperatura de aproximadamente -20 ºC con una presión de 20 bar. Este sistema de almacenamiento se empieza a utilizar cuando se necesitan

pág.50

cantidades superiores a 2.000 Kg. de CO2. Estos depósitos requieren disponer de un sistema de refrigeración fiable. La temperatura deberá mantenerse entre -17 y -23 ºC y la presión entre 17 y 22 bar. Dispondrán de controles de nivel de carga y de presión. Asimismo, será exigible un sistema de alarma de alta presión.

ESTRUCTURA DE LOS SISTEMAS DE CO2 Los sistemas fijos de CO2 se componen básicamente de los siguientes elementos:  Un almacenamiento de CO2. (Alta o baja presión)  Válvulas de descarga.  Un sistema de tuberías fijas conectadas al almacenamiento de CO2.  Boquillas de descarga.  Sistema de disparo y control. En función de la forma de aplicar el agente extintor, las instalaciones pueden ser de dos tipos: sistemas de inundación total y sistemas de aplicación local. En los sistemas de inundación total, el dióxido de carbono es descargado dentro del recinto a proteger de forma que se consiga y mantenga la concentración necesaria en todo su volumen. Este tipo de sistemas se utilizan para la extinción de fuegos en recintos cerrados o con pequeña superficie abierta respecto a la superficie total que lo delimita. Ej.: Almacenes, archivos, salas de equipos eléctricos, cabinas de pintura, etc.

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


Protección de Explosiones

Prevención de Explosiones de Polvo en Instalaciones Industriales

Una prevención más o menos eficiente dependerá en gran modo de la cultura de seguridad de la empresa

L

a prevención de incendios y de explosiones consiste en todas aquellas actuaciones destinadas a evitar la formación o a eliminar las fuentes de ignición evitando así que coexistan con una atmósfera explosiva. La totalidad de posibles fuentes de ignición aparece en la prEN 15198 y EN 1127. Es por ello que más que una técnica es una actitud de la empresa, el llevar a cabo una prevención más o menos eficiente dependerá en gran modo de la cultura de seguridad de la empresa, ya que la prevención siempre es activa, es decir, requiere de un mantenimiento y de una actitud por parte de los trabajadores de ahí que empresas que han sido diseñadas correctamente pueden llegar a tener accidentes. Por ello quiero hacer reflexionar sobre este hecho, «no debemos ni abusar ni quedarnos cortos en las medidas preventivas» es decir el exceso de medidas puede llevar a que se dejen de aplicar, por ejemplo mantenimientos preventivos con demasiada frecuencia, chequeos diarios en lugar de semanales, limpieza por turno en lugar de semanal o mensual, excesiva señalización, etc ya que quizás se ha tomado una medida por un incidente puntual, que con el tiempo se olvida y hace que los operarios dejen de realizarlas, pero sobre todo debemos predicar con el ejemplo, no vamos a transmitir nada sino creemos firmemente en ello, ya que «la prevención es cosa de todos», y no se hace bien, de ahí que todavía se den accidentes.

pág.52

1 TÉCNICAS DE PREVENCIÓN 1.1. ORGANIZATIVAS De hecho la principal técnica de prevención es la organizativa, no puede ser que en empresas se realicen trabajos sin el pertinente permiso de trabajo, y si este se va a realizar en una zona clasificada como ATEX, que se cumplan unos requisitos mínimos de seguridad, que se extiendan los permisos:  Corte y soldadura.  Uso de aire comprimido. Si hay riesgos como el de caída a distinto nivel, asfixia o intoxicación:  Permiso para trabajos en altura.  Permiso para trabajo en espacios confinados. Por ejemplo, nadie permitiría unos fuegos artificiales en sus instalaciones. Pero si permitimos trabajos de soldadura sin permiso.

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Xavier de Gea LPG Prevención A pesar de que desde el punto de vista de fuente de ignición es similar. La principal causa evitable de incendios y explosiones es la soldadura Por ello vamos a explicar uno: Este permiso se debe cumplimentar completamente antes de iniciarse cualquier labor de trabajo en caliente como corte y soldadura, dentro de las instalaciones. Sólo será válido para la zona y duraciones indicadas y sin cambios de turno ni de personal. Deberá aparecer el solicitante del permiso el cual firmará el mismo. Debe aparecer claramente, La fecha, la Hora de Inicio y de finalización prevista, en que zona se va a proceder y la descripción del trabajo a realizar Si es posible, desmontar y llevar equipo al taller. Aún así asegurarse que el trabajo se ha enfriado lo suficiente antes de volver a montar.


Protección de Explosiones

Los equipos cubiertos de mantas ignífugas, conducciones tapadas Lonas ignífugas colocadas debajo de la zona de trabajo para recoger las chispas adecuados al riesgo existente Además debemos disponer de un vigilante de la actividad el cual debe dominar los equipos de intervención tales como extintores portátiles. Cuyo nombre constará en el permiso. Finalizado el trabajo en caliente se deberá inspeccionar la zona cada 30 minutos durante 2 horas, y hacerlo constar en el permiso, ya que quizás a quedado un fuego oculto que se avive y sólo así podremos reemprender la actividad con seguridad. Otra cuestión atener en cuenta antes de volver a la actividad es que TODO lo empleado (material y equipos) lo generado (residuos) deben ser retirados y reciclados debidamente. Y para acabar debe constar el nombre y firma de la persona responsable que ha autorizado el trabajo Sino es posible realizarlo fuera de la zona de riesgo deberemos realizar unas REVISONES DE SEGURIDAD, en el lugar de ejecución: respondiendo afirmativamente a TODAS las preguntas siguientes Todos los equipos instalados en la zona estar desconectados y bloqueados Los equipos de soldadura están en perfecto estado Equipo en el que se va a trabajar perfectamente limpio exterior e interiormente Equipo en el que se va ha trabajar aislado, conducciones taponadas En un radio de 10 m la zona está completamente limpia, suelo paredes y maquinas Suelo húmedo de combustibles tapado por arena húmeda, placas o mantas ignífugas Se han retirado los combustibles en 10 m o de no ser posible se han cubierto con cubiertas ignífugas

1.2. EL CONTROL DE LA ELECTRICIDAD ESTÁTICA A tener en cuenta que gases con partículas o transportes de sólidos pueden generar una gran cantidad de electricidad estática, Y esta puede causar la ignición de una mezcla explosiva. Para gases o vapores las energías mínimas de ignición son de microjoules, mientras que para sólidos hablamos de milijoules (de 1 a 1.000 mJ). De ahí que sea sumamente importante el empleo de materiales antiestáticos y sobre todo el disponer de unas buenas tomas de tierra así como las comprobaciones de las mismas se deben realizar de manera periódica por un consultor experto en esta materia.

1.3. EXTINCIÓN DE CHISPAS La chispas son generadas normalmente por efecto mecánico, del transporte neumático, de transportadores mecánicos, horizontales o elevadores. También pueden ser generadas en intercambiadores térmicos tales como secadores.

Grietas y aberturas en paredes y suelos y equipos bien tapadas Si se trabaja en un equipo cerrado, esta limpio de combustibles y ventilado

pág.54

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Detección y extinción de chispas con agua pulverizada

Siempre se utilizará en conducciones y ya que requiere de una distancia mínima, además de tener una limitación en cuanto a concentración de polvo, concentraciones demasiado altas, por ejemplo un transporte neumático en fase densa dificulta su empleo, ya que es difícil detectar la chispa a la vez que es difícil que esta chispa se mantenga encendida con poco aire. Esta técnica consiste en la detección de partículas incandescentes mediante infrarrojos, colocando unas boquillas extintoras aguas arriba de los detectores, la distancia depende de la velocidad del flujo. En función del material se pueden utilizar varios agentes extintores, normalmente agua. Para diámetros grandes se emplearan dos boquillas consecutivas o enfrentadas.

1.4. DETECCIÓN DE CO (MONÓXIDO DE CARBONO) La detección de Monóxido de Carbono es la detección más rápida de un inicio de incendio, ya que cuando se produce un fenómeno de combustión lenta tal como la autocombustión por oxidación, se produce un desprendimiento inicial de CO, la lectura del mismo se debe hacer por diferencia del CO en la entrada al proceso y la salida del mismo. Así por ejemplo esta técnica es muy utilizada para la detección en grandes cuadros eléctricos, o en procesos de secado por atomización, como la producción de leche en polvo. Esta permite la detección precoz de un incendio, que a su vez podría causar una explosión. Un sistema bien diseñado dispone de tres niveles de alarma el primero avisa de que se está generando CO, ello permite la actuación del personal, si este CO sigue aumentando se activa el segundo nivel que para el proceso y si este nivel sigue subiendo activa el sistema de extinción automático. En cualquiera de los casos si nuestro proceso puede producir fenómenos de auto combustión esta solución es muy buena inversión ya que se acostumbra a amortizar al primer incidente.


Protección de Explosiones

Proceso de autocombustión en un atomizador de leche.

1.7. SENSORES DE ATASCO O CONTINUIDAD Es una técnica muy recomendable para aquellos procesos que mueven gran cantidad de producto, ya que el atasco es una causa muy probable de calentamiento o bloqueo de máquinas que causa un incendio y posteriormente una explosión. Así si estamos llenando un silo debemos ver que el producto sigue circulando por la conducción si esto deja de ocurrir es por que hay algo que no funciona. Sensor de atasco (pág. siguiente).

Diagrama de flujos en una

1.8. SENSORES DE TEMPERATURA

detección de CO

El incremento de la temperatura es el efecto principal de un fuego, debido a que todas las sustancias tienen un temperatura de inflamación el control de la misma por niveles inferiores a esta nos puede servir de elemento preventivo muy útil, sobre todo en aquellos procesos que tienen movimiento a gran velocidad, como es el caso de los roda mientos.

1.5. MEDICIÓN DE LA VIBRACIÓN Cuando una máquina gira a muchas revoluciones por minuto, es crucial que gire de una manera equilibrada, ya que al mínimo que esta se desequilibre, ocasionará chispas que acostumbran a provocar explosiones. Este desequilibrio viene precedido de un aumento de la vibración, así pues si medimos la vibración podemos avanzarnos a la rotura por desgaste de componentes, como rodamiento, ejes, correas de transmisión.

1.6. MEDIDORES DE ALINEAMIENTO Los medidores de alineamiento son muy utilizados en los elevadores de cangilones, sobre todo aquellos de gran altura, se basan el disponer de una lectura constante de un metal que este metal a la que desaparece nos advierte que se ha desviado. Su lectura se basa en detectar el propio cangilón o en los tornillos de sujeción del mismo a la banda. Productos de muestreo de aire de entradas

Una técnica habitual es la medición de la temperatura de aceites de lubricación o de líquidos refrigerantes Sensor de temperatura en rodamientos (pág. siguiente).

1.9. EXTRACCIÓN EXTRAÑOS

CUERPOS

Las técnicas de extracción de objetos extraños o no deseados se debe hacer por determinación de las características diferentes de los mismos centrándonos en las propiedades físico químicas de nuestra materia a procesar.

Medidor de alineamiento.

pág.56

DE

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Las propiedades típicas son las de peso o densidad, tamaño y volumen, o incluso ferromagnéticas. Peso o densidad: Se suelen utilizar procesos de centrifugado, ya que los cuerpos más pesados saldrán más lejos, o de decantación, los más pesados pasan al fondo. Tamaño o volumen: El cribado es una técnica muy extendida en todas las industrias, ya que si estamos procesando un cereal este tiene un tamaño máximo y por tanto las partículas de mayores seguramente serán no deseadas, muy probablemente en un producto de origen agrícola piedras, ramas, etc, objetos que no tan sólo afectan a la calidad del producto final sino a la seguridad, ya que pueden provocar atascos o incluso chispas. Ferromagnética: Es la típica propiedad del Hierro, se orienta frente a un campo magnético esta propiedad se emplea para atraer a estos metales, eliminándolos del proceso. Parrilla Magnética y esquema de molino de martillos (página siguiente).

1.10. MEDIDORES DE VELOCIDAD Los procesos industriales tienen unas velocidades mínimas y máximas por ello si la máquina no gira o se acelera algo ha pasado. Su control es simple, es medir la frecuencia de paso mediante un componente magnético. Medidores de velocidad de giro (página siguiente). Así por ejemplo una prevención completa en un elevador de cangilones quedaría así:


Protección de Explosiones

Prevención completa en un elevador de cangilones

Sensor de atasco

Sensor de temperatura en rodamientos

Parrilla magnética

Esquema molino de martillos

Medidores de velocidad de giro

pág.58

Nº 6 - ICI - Febrero 2007


ICI Titual lo día de la Seccion Titulo del articulo

La situación legal de la Prevención de Incendios en la Comunidad de Madrid

asesoriajuridica@apici.es

A

pesar de que ocurrió hace algún tiempo, recientemente se ha vuelto a plantear cual es la situación en la que se encuentra la regulación de la Prevención de Incendios en la Comunidad de Madrid. La noticia ha sido, esta vez, que el Servicio Jurídico de la Comunidad ha desistido del Recurso de Casación que tenía interpuesto contra Sentencias de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Pero hagamos un poco de historia: Con fecha 13 de marzo de 2003, por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid se dicta el Decreto 31/2003 (B.O.C.M. de 21 de marzo, núm. 68, pag. 3) que aprueba el Reglamento de Prevención de Incendios de la Comunidad de Madrid. El Reglamento da cumplimiento a la Disposición Final Segunda de la Ley 19/1999, de 29 de abril, de Modificación de la Ley 14/1994, de 28 de diciembre, por la que se regulan los Servicios de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamentos de la Comunidad de Madrid, en la que se indicaba que el Gobierno de la Comunidad aprobaría un Reglamento que regule la prevención de incendios en el ámbito de sus competencias. Perdóneseme que establezca todos estos farragosos antecedentes pero, como veremos después, nos van a ser necesarios si queremos saber donde nos encontramos en este momento y cual va

pág.60

a ser la normativa que nos regule el sector. Así las cosas y con fecha uno de abril de 2005, a instancia de la Abogacía del Estado contra la desestimación de un requerimiento formulado por la Secretaría de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento al Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid (estamos en mayo del 2003), la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, dicta una primera Sentencia por medio de la cual declara que no son conformes a Derecho y , en consecuencia, anula, una serie de artículos del RPICM.

LOS ARTÍCULOS ANULADOS REBAJAN O SUPRIMEN- LOS MÍNIMOS IMPUESTOS POR LA NORMA ESTATAL Tras reconocer, en principio y expresamente, que la Comunidad de Madrid tiene competencia para dictar el Reglamento que se impugna, con lo cual, en principio, la norma es perfectamente válida, la Sentencia basa su fallo en que la regulación autonómica rebaja los límites mínimos en materia de protección contra incendios establecidos por la norma estatal, a la sazón, la Norma Básica de la Edificación NBECPI/96 , y anula una procelosa lista de artículos del Reglamento en base a que

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

Francisco López Estrada Asesoría Jurídica APICI la Sala, tras un examen directo de los preceptos enfrentados, advierte que los artículos recurridos por la Abogacía del Estado, rebajan o suprimen- los requisitos impuestos por la Norma Estatal. Rebaja que, en algunos casos, y sin pretender en absoluto enmendarle la plana al TSJM, es un tanto discutible. Por ejemplo, anula el apartado 15 del artículo 28 del Reglamento que exige la instalación de un ascensor de emergencia en alturas de evacuación mayores de 28 metros cuando, aun hoy, el Código Técnico de la Edificación DB-SI, no lo exige hasta alturas superiores a los 35 metros. El propio Tribunal destaca la escasa defensa que sobre su propia norma realizó la Comunidad, que se limitó a aportar un informe -genéricodel Jefe de Bomberos por toda argumentación, informe que ni siquiera estaba redactado para la ocasión, sino para otro recurso deducido por el Colegio de Arquitectos de Madrid contra el mismo Reglamento, por lo que no son de extrañar esas consecuencias.

LA COMUNIDAD CARECE DE COMPETENCIA PARA DICTAR UNA REGLAMENTACIÓN TÉCNICA SUPERPUESTA A LA ESTATAL. Para complicar un poco más las cosas y precisamente con ocasión de ese recurso interpuesto por el Colegio de Arquitectos de Madrid, se dicta el pasa-


ICI al día

 Por otra parte, al ser el motivo de la anulación de los artículos del Reglamento el hecho de rebajar los mínimos establecidos en la norma estatal, nos encontraremos con que:

do 6 de junio de 2006, por la misma Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, una segunda Sentencia, la número 930/2006, que viene a rematar la faena y apuntillar al maltrecho Reglamento. En esta ocasión no se trata ya que considerar nulos algunos de los artículos, sino de declarar nulo el Decreto entero y el subsiguiente Reglamento, a excepción de los artículos segundo, tercero, cuarto y quinto de aquel y los apartados 1º y 2º del artículo 3º de éste (Regulan la Comisión de Prevención de Incendios de la Comunidad de Madrid y ciertas competencias de la Comunidad y sus Municipios. Materias todas ellas que apenas tienen incidencia).

a) El Reglamento de Prevención de Incendios de la Comunidad de Madrid esta prácticamente anulado en su integridad. b) En las materias que regulaban los artículos anulados la norma aplicable no será la autonómica, que carece de vigencia en cuanto a los mismos, sino la estatal en cuanto a los mínimos se refiere, es decir, la Norma Básica de la Edificación Condiciones de Protección contra Incendios en los edificios, aprobada por Real Decreto 2177/96, de 4 de octubre y como norma autonómica el Decreto 341/1999, si respeta los mínimos.

En esta ocasión, el TSJM basa el fallo no sólo en que la norma comunitaria rebaja o suprime la estatal, sino en que la Comunidad de Madrid al realizar en el Decreto impugnado, no una reglamentación técnica que, respetando la estatal, fuera complementaria de la misma o destinada a colmar sus lagunas, sino una reglamentación técnica nueva, completa y distinta en su conjunto de la estatal a la que se superpone, ha invadido una competencia del Estado, debiendo, por tanto, dicha reglamentación ser anulada por la Sala por carecer dicha Comunidad de competencia al respecto.

c) Por último no debemos olvidar el Código Técnico de la Edificación, que vigente desde septiembre de 2006, será la norma de referencia a partir de ese momento y mientras por la Comunidad Autónoma de Madrid no se dicte otro Reglamento que supere los mínimos del CTE.

Pero detalles aparte, lo que ahora nos interesa contrastar es la situación en la que nos ha dejado ambas resoluciones judiciales.

LA NORMA DE APLICACIÓN SERÁ LA LEGISLACIÓN ESTATAL Veamos: Si, por una parte, la primera Sentencia no anula el Reglamento, sino una serie de artículos concretos del mismos, por lo que, al seguir vigentes el resto de los preceptos, resulta que la Disposición Derogatoria Única que afectaba al Decreto 341/1999 podía ser válida y por tanto el Decreto que podíamos utilizar como antecedente pudo quedar derogado, esta situación cambia con la segunda, que al anular el Decreto en su práctica totalidad, deja sin efecto, también, la Disposición Derogatoria Única, y por tanto reactiva el citado Decreto 341/1999.

pág.62

LAS DOTACIONES DE PCI REALIZADAS CONFORME A LA NORMA ANULADA RESULTAN VULNERABLES Pero aun tendremos que aclarar otro extremo. La situación en la que se encuentran los proyectos y las instalaciones realizadas, y aprobadas por la autoridad autonómica, durante la vigencia, breve eso si, del Reglamento. Estamos hablando del periodo comprendido entre el 11 de abril del 2003, veinte días después de la publicación en el B.O.C.M., y la firmeza de las Sentencias del TSJM. La solución que se nos ocurre no es otra que, dado que a efectos prácticos, las anulaciones se efectúan por no cumplir los mínimos estatales, se deberán rediseñar los proyectos y las dotaciones para alcanzar esos mínimos de obligado cumplimiento, encontrándose, entre tanto, en una evidente precariedad que hace a las instalaciones así diseñadas vulnerables, y con serio peligro de que

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

los siniestros que se produzcan en ellas y los daños causados a las personas, pudieran devenir en responsabilidades, no solo económicas, sino penales para los dueños o usuarios responsables. En cualquier caso, esperamos de la Comunidad de Madrid una rápida clarificación de la situación, que evite la incertidumbre en la que nos encontramos sumidos.


ICI al día

Norma de Criterios Generales para la Elaboración de Proyectos de Protección contra Incendios en Edificios y en Establecimientos

Redacción ICI

E

l pasado 31 de julio de 2006, el Grupo de Trabajo 09, Proyectos de PCI, perteneciente al Comité Técnico de Normalización 157 PROYECTOS, aprobó el documento definitivo de la Norma para la elaboración de proyectos de PCI en Edificios y Establecimientos. La Comisión, formada por los distintos estamentos implicados en la materia, trabajo durante casi dos años, a efectos de tener un documento compatible con los distintos puntos de vista de las entidades de profesionales intervinientes. En su INTRODUCCIÓN, el documento hace referencia a que, El creciente número de proyectos de PCI destinados a la materialización de su objeto, o a su autorización o registro administrativos, lleva cada vez más a la necesidad de establecer una garantía y ello tanto para el promotor del proyecto, como para el responsable de su materialización, o las administraciones implicadas y los usuarios finales, de que es adecuado al uso a que está destinado . Es evidente que con ésta aclaración inicial se trata entre otras cosas-, de frenar el intrusismo que afecta a nuestra profesión y que cada día deteriora más la imagen de ésta parte de nuestro sector. Esto trata de evitarse, también con la redacción del segundo párrafo de ésta introducción, en el cual puede leerse que La consecución de esta garantía lleva a la acreditación de entidades que, teniendo entre sus objetivos dar una garantía de calidad de los proyectos que visen, decidan utilizar esta norma para certificar que un proyecto es conforme a ella . La acreditación de entidades a efectos de garantizar la calidad de los proyectos

pág.63

que visen, es algo que permitirá, y obligará, a una formación específica sobre la PCI, formación que hasta el presente, ha sido colateral o complementaria de otro tipo de formación con muy pocos especialistas que hayan optado por éste campo al 100 % de su dedicación profesional como lo han hecho la mayoría de los miembros de nuestra asociación. La estructura de la norma es la siguiente:

0. INTRODUCCIÓN 1. OBJETO Y APLICACIÓN

CAMPO

DE

2. NORMAS PARA CONSULTA 3. DEFINICIONES 4. REQUISITOS GENERALES 5. ÍNDICE GENERAL 6. MEMORIA 7. ANEXOS 8. PLANOS 9. PLIEGO DE TÉCNICAS

CONDICIONES

10. ESTADO DE MEDICIONES 11. PRESUPUESTO 12. ESTUDIOS PROPIA

CON

ENTIDAD

Las principales innovaciones introducidas por el Código Técnico de la Edificación, como son:

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

1.

Edificios con más seguridad en sus estructuras

2.

Edificios con mayor seguridad frente a los incendios

3.

Edificios con mayor seguridad en su uso: mayor protección a las personas

4.

Edificios más saludables

5.

edificios más sostenibles y eficientes energéticamente

son aspectos que quedan recogidos en este documento debido, entre otras cosas, a la interdisciplinaridad a que obliga la Ley de Ordenación de la Edificación. El ANEJO I, del CTE que hace referencia al CONTENIDO DEL PROYECTO , obliga a todo tipo de proyecto por limitado que sea- a unos mínimos que deberán justificarse en cuanto a las soluciones adoptadas, dentro de los cuales la: Seguridad en Caso de Incendios, es uno de ellos. Desde APICI, hemos participado en la elaboración de la norma, Juan Carlos López y Fernando Vigara, y creemos que éste es un primer paso que incidirá positivamente en la formación de más profesionales dentro del sector, así como a la apertura de nuevos caminos profesionales dentro de nuestras universidades. Es solamente el comienzo lo cual nos lleva a ser optimistas y apostar por éste tipo de iniciativas dentro de las cuales APICI, a través de sus asociados, debe jugar un papel preponderante.


ICI al día I. EL DISEÑO PRESTACIONAL El diseño prestacional en seguridad contra incendios ha llegado, de forma explícita a nuestro país, con la promulgación del nuevo Código Técnico de la Edificación, que expresamente define lo que es el diseño basado en prestaciones.

El Diseño Prestacional y el RIPCI

Sin embargo el diseño prestacional, en la ingeniería en general y en la protección de incendios en particular, es un concepto sustancialmente ligado a la práctica en general de la ingeniería: definición de objetivos, factores de seguridad, métodos de diseño, desarrollo de diseños, selección del diseño, proyecto y especificaciones. Es decir el ingeniero desarrolla sistemas de cualquier clase, instalaciones eléctricas de alta o baja tensión, climatización, agua, energía solar, etc., para conseguir unos determinados objetivos de ingeniería, que permiten prestar unos fines operativos, y todo ello mediante el establecimiento de unos criterios de eficacia, en los que se combinarán, rendimientos, costes, factores de seguridad, etc. Por otra parte, los requerimientos mínimos establecidos en los códigos prescriptivos de seguridad cuentan con la cláusula de seguridad equivalente incluida en estos que permite las soluciones alternativas a aquellas prescritas por el código siempre que estas presten un nivel de seguridad equivalente o superior.

R.D. 1942/1993 promulgar el RD.1942/1993 Reglamento de Instalaciones de Protección de Incendios (RIPCI). Como el propio Reglamento establece en su prólogo, el mismo se redacta para establecer las condiciones que deben reunir las citadas instalaciones para lograr que su empleo, en caso de incendio, sea eficaz. (Esta redacción parece como si el RIPCI estuviera pensando solo en medios de actuación manual).

En resumen el marco de diseño basado en prestaciones no es nuevo, por el contrario lo que es nuevo es el requerimiento explícito por parte de un código de que se alcancen determinadas prestaciones, y por ello el CTE es un código basado en prestaciones.

El RIPCI en su actual redacción (que es la de noviembre de 1993 o posiblemente anterior) no es un buen instrumento regulador de las instalaciones de PCI en el nuevo marco del diseño prestacional.

II. LAS INSTALACIONES DE PCI Y EL RIPCI

 Instaladores autorizados. Registro y condiciones.

Las instalaciones de protección de incendios presentan una tremenda singularidad con respecto al resto de las instalaciones o sistemas que equipan los edificios e industrias. Y esta es que mientras que los objetivos funcionales de las demás instalaciones resultan más o menos evidentes, funcionalidad, confort, etc., el objetivo de un sistema de protección de incendios permanece más oculto, e incluso inescrutable para el lego en la materia, esto es para la inmensa mayoría de los ciudadanos.

 Mantenedores autorizados. Registro y condiciones.

Veamos, el RIPCI regula las instalaciones de PCI en los siguientes aspectos básicos:

Estos condicionamientos llevaron en su momento al Ministerio de Industria a

pág.64

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

 Condiciones a cumplir por los equipos y componentes. (Marcado CE)  Normas de diseño y ejecución de sistemas e instalaciones. (Normas UNE/EN)  Operaciones básicas de mantenimiento.  Tanto para el registro como empresa instaladora o mantenedora autorizada se requiere la figura de un técnico competente.

Redacción ICI Un aspecto a considerar es que mientras otros reglamentos, como el REBT, o el de aparatos de gas, lo que regula es la seguridad de la instalación de dichas instalaciones o aparatos, aquí el RIPCI lo que debe regular son los requisitos que las instalaciones de PCI deben cumplir para que ofrezcan seguridad. Los aparatos, equipos o sistemas, a los que hace referencia el RIPCI, por sí mismos, no aportan la seguridad. Son las instalaciones de protección de incendios correctamente diseñadas y ejecutadas las que aporten la seguridad contra incendios adecuada a otros sistemas, edificios de diferentes usos, industrias, etc. Y existen muchos tipos de instalaciones de PCI: medios manuales, detección automática, alarma, rociadores automáticos, sistemas de supresión por gas, control del humo y un largo etcétera. Las metas de la seguridad pueden estar dirigidas a hacia los ocupantes de un edificio o industria, o hacia la protección de la propiedad, o hacia la continuidad de un proceso. Las instalaciones de PCI deben ser evaluadas en cuanto a su finalidad u objetivos para poder ser aceptable o no su elección. Una instalación de detección como medio para producir la alarma temprana de incendio en un hotel u hospital, es diferente obviamente a una instalación de detección para producir un disparo de una instalación de espuma en una refinería. Y una instalación de


ICI al día

supresión por gas no tiene nada que ver con una instalación de rociadores automáticos. (A pesar de ello el nuevo CTE habla de instalaciones de extinción automática de forma genérica).

de seguridad. ¿Qué objetivos? ¿Dónde figuran los objetivos? ¿En el proyecto básico que hizo el arquitecto o el ingeniero? La respuesta es normalmente en ninguna parte.

Existen conceptos tales como eficacia, fiabilidad, incertidumbre, etc., que deben llevar la selección del diseñador hacia uno u otro sistema. Y cada sistema o instalación debe ser diseñado adecuadamente, en función de su meta u objetivos en el proyecto.

Entonces la pregunta es ¿qué garantizan las operaciones de mantenimiento realizadas por el mantenedor? Y la respuesta es: el cumplimiento del RIPCI. ¿Y eso para qué vale? Pues para cumplir con la ley, pero desde luego no para garantizar que la seguridad adecuada del edificio o industria se encuentra garantizada en los objetivos marcados en el proyecto. Este escenario, cuando instalador y mantenedor son la misma persona, puede resultar penoso, pero cuando son diferentes suele resultar patético.

III. EL PROYECTO ESPECÍFICO Por tanto, las instalaciones de PCI, constituidas por equipos, componentes o incluso diferentes sistemas deberían ser el resultado de un proyecto específico elaborado por un técnico competente. Podría argüirse que ese proyecto es responsabilidad del arquitecto general del edificio o del ingeniero responsable del diseño general de la industria. Pero eso generalmente no es cierto, porque normalmente esos proyectistas generales ni son especialistas en PCI, ni suelen subcontratar estos trabajos a especialistas en PCI. Es decir, frecuentemente se salta del proyecto general, de carácter básico, al instalador autorizado, que si que está regulado por el RIPCI. Y el RIPCI, en su redacción actual, no habla explícitamente de proyecto como paso previo a la realización de la instalación. Las normas UNE que el RIPCI hace de obligado cumplimiento son la base del diseño de aparatos, equipos, sistemas y componentes. Muchas de esas normas son obsoletas. Algunas lo son desde su nacimiento y se corresponden con traducciones de normas NFPA en su edición de 1980 o anteriores. Otras son de obsolescencia sobrevenida. Determinadas normas como las relacionadas con los sistemas de extinción por gas, o agua nebulizada no existen como tales en las normas referenciadas. A pesar de ello de lo dispuesto en el RIPCI podría pensarse que el conjunto de normas es como un libro de sencillas instrucciones cuyo seguimiento garantiza la idoneidad y eficacia de las instalaciones.

IV. EL MANTENIMIENTO El mantenimiento preventivo en el marco prescriptivo es muy importante, yo diría que crucial, para garantizar que las instalaciones cumplen sus objetivos

pág.65

Las operaciones de mantenimiento que se fijan en el RIPCI parecen relevar de responsabilidad a los mantenedores, que no quedan obligados a entrar a valorar la eficacia y fiabilidad de las instalaciones sino a la simple inspección de determinados parámetros. Y el mantenimiento de las instalaciones en el marco del diseño prestacional alcanza el nivel del adagio latino sine qua non . Como se sabe una de las características del diseño prestacional es ofrecer el mayor grado de flexibilidad al proyectista. Ello comporta, por ejemplo, que a la fiabilidad de los diseños de los sistemas de protección activa queda supeditada la validez de la equivalencia de cambios entre pasiva y activa. Una instalación fiable de control del humo puede y debe permitir que un espacio interior tipo atrio sea considerado espacio exterior seguro, pero obviamente la fiabilidad de la instalación activa de control de humo debe quedar garantizada. Si un edificio está protegido mediante rociadores automáticos las medidas de protección pasiva en cuanto a resistencia al fuego o compartimentación pueden y deben ser menos restrictivas. Pero la fiabilidad de los rociadores automáticos debe estar garantizada. ¿Qué queremos decir con estar garantizada la fiabilidad ? Pues que los diseños de las instalaciones, los equipos, su montaje, puesta en marcha, pruebas y mantenimiento, deben hacerse mediante procedimientos y metodologías aceptables. Y en principio debemos empezar por requerir la existencia de un proyecto con cada instalación

Nº 6 - ICI - Febrero 2007

CONCLUSIONES Por todo ello, entendemos que el RIPCI, en su redacción actual no impide que se produzcan situaciones tales como:  Instalaciones, multi o mono sistemas sin proyecto de diseño e instalación. Se puede tratar del conjunto de instalaciones de PCI en un determinado edifico o industria, o de una instalación que comprende únicamente el sistema de detección y alarma por ejemplo.  El RIPCI no exige que cada instalación sea el resultado de un proyecto. El proyectista establecerá, el objeto del proyecto, los objetivos fijados, la justificación técnica de su diseño, y los requisitos de inspección, pruebas y mantenimiento. (Según Norma UNE 157).  Las operaciones de mantenimiento tiene que garantizar la eficacia y fiabilidad. Este aspecto del mantenimiento de las instalaciones de PCI es especialmente crítico. El fin del mantenimiento debe ser garantizar la funcionalidad de las instalaciones de PCI, en cuanto a sus aspectos de eficacia y fiabilidad. Si los aspectos mencionados son de preocupación en un marco prescriptivo, hacen inviable el desarrollo del marco de diseño prestacional. En consecuencia se hace improrrogable la modificación del RIPCI, con criterios de ingeniería profesional de PCI.

ici-06  

Punto de Vista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 Carta del Presidente . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7 Primera Líne...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you