Page 64

LOS MARCOS GENERALES DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

devolvieron el optimismo sobre la marcha de las ventas de productos regionales en el Extranjero, tras los resultados mediocres obtenidos en octubre (-0,9%) y en noviembre (2,9%). Más aún, las exportaciones asturianas durante el último mes del año 2000 alcanzaron registros históricos no conseguidos en períodos anteriores. En concreto, Asturias vendió fuera de las fronteras españolas productos por un valor de 37.312 millones de pesetas, lo que supone un incremento interanual del 125,7% con relación a diciembre de 1999. ¿Qué productos constituyen el grueso de las exportaciones asturianas?; pues bien, el mayor peso en lo relativo a la cuantía económica recae en las semimanufacturas, que acaparan el 46 por ciento de las exportaciones regionales al extranjero. A continuación se sitúan los bienes de equipo con el 20,4 por ciento de los envíos asturianos al exterior, siempre en términos de valor. Este hecho supone una diferencia sustancial con el conjunto de las exportaciones españolas, en principio mucho más equilibradas en cuanto a su distribución en los diferentes componentes. Por el contrario, de la estructura de nuestro comercio exterior se deduce que el grueso de las exportaciones regionales se agrupan en unos pocos productos. El mayor contingente de las exportaciones asturianas lo constituyen los productos que han sido obtenidos a partir del procesamiento industrial de otros bienes, generalmente importados, como es el caso del acero o de los productos derivados de las industrias químicas. Las exportaciones de hierro y acero superan los 54.700 millones de pesetas, aglutinando cer-

ca del 20 por ciento de las exportaciones regionales durante 2000. Y el cinc y sus manufacturas participan con otros 26.000 millones de pesetas en las exportaciones asturianas. La orientación en ese sentido de nuestro comercio cabe considerarla como creciente, puesto que atendiendo al destino económico de los bienes, durante 2000, las exportaciones de bienes intermedios crecieron por encima del 30 por ciento; las de bienes de inversión en tasas aproximadas al 27 por ciento y las de los bienes de consumo, al 10 por ciento, para idéntico período. Este incremento desigual de las diferentes partidas arancelarias de nuestras exportaciones, no hace sino que ensanchar las diferencias en cuanto a que la concentración, medida en términos de valor, de los productos que se exportan desde Asturias, está cada vez más consolidada. ¿Cuál es el destino geográfico de las exportaciones regionales?. Como primera aseveración, no cabe duda de que el ámbito económico que constituyen los países de la Unión Europea se configura como el gran mercado de los productos asturianos. Por países, dentro del marco comunitario, casi el 16 por ciento de nuestras exportaciones se dirigen a Alemania; el importe de las exportaciones en este caso supera los 43.000 millones de pesetas, por lo que este mercado se establece como el más relevante, o al menos al que mayoritariamente se destinan las exportaciones asturianas. Las partidas arancelarias más cuantiosas lo constituyen las exportaciones de cinc, el coque de hulla y la pasta de papel. El segundo país en orden de importancia por la cuantía económica de nuestros flujos exportadores es Portu-

Datos y cifras de la economía asturiana 2000  

Serie de periodicidad anual, iniciada en 1975 bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros de Asturias, que analiza los principales aspectos eco...

Advertisement