Page 58

LOS MARCOS GENERALES DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

estima un crecimiento real para Asturias de un 8,42%, 1,37 puntos menos que para la media española; el colectivo Hispalink en sus avances postulaba un incremento sectorial en la región del 7,20% y un punto más en el conjunto nacional; y, por su parte, la Contabilidad Regional del INE se queda en cifras más modestas, estimando una mejora del 3,92% en el Principado de Asturias, con un crecimiento del 6,35% para la media del país. Las estimaciones de FUNCAS sitúan a Cantabria, Andalucía y la Comunidad Valenciana con tasas de crecimiento por encima del 11% como las regiones en que más progresó el sector; en tanto que para esta institución Asturias quedaría 1,4 puntos por debajo de la media nacional, por delante únicamente del País Vasco, Extremadura y Castilla y León, que son las tres comunidades que logran peores registros, respectivamente, aunque siempre con tasas de crecimiento de la actividad en el sector superiores al 5%, caso del País Vasco (+5,60%), que es la región que tiene un crecimiento menor.

por separado, con los datos disponibles, la línea que siguen ambos segmentos de la actividad económica. En este sentido, es necesario resaltar en particular el incremento del número de licencias para edificios residenciales concedidas por los Ayuntamientos en los últimos tiempos, puesto que ya se había detectado ampliamente en 1999, y el período de construcción afecta en buena medida al ejercicio de 2000. Este hecho quizá sea una consecuencia de la afloración al mercado de capitales de importantes bolsas de dinero, ante la llegada de la implantación de la moneda única, pero también, sin duda, responde a la bonanza en los parámetros de consumo e inversión en los bienes de consumo duradero por parte de las familias.

Salvando las diferencias, más de matiz, que de fondo, podemos atribuir al sector un efecto motor claro en estos últimos ejercicios y apostar por que sigue atravesando una fase expansiva, ya que los últimos datos conocidos de finales del ejercicio avanzan, incluso, una posición al alza.

El número de licencias concedidas por los Ayuntamientos durante 2000 se elevó a 2.526, casi el 6% más que el año anterior. A su vez, las viviendas a construir, fruto de esas licencias concedidas, ascendieron a 13.932; y la superficie a construir en edificaciones de nueva planta alcanzó la cifra de 2,38 millones de metros cuadrados, una cifra realmente impresionante para el tamaño del mercado inmobiliario asturiano. Por su parte, los proyectos de viviendas visadas por el colegio de arquitectos se elevaron a 11.008, con un presupuesto por encima de los 140.000 millones de pesetas.

Los dos subsectores básicos de la actividad lo constituyen la construcción de viviendas y la ejecución de las grandes infraestructuras, en el caso de las obras públicas. De la conjunción de la orientación que manifiesten ambos, depende la tendencia del sector en su conjunto. Por ello, conviene observar

Y, respecto al segundo componente, aunque es difícil precisar la parte que se ejecuta en cada año, de nuevo se detecta el aumento experimentado por la licitación oficial por parte de las Administraciones Públicas en la región. Entre los otros indicadores de carácter general, las ventas de cemen-

Datos y cifras de la economía asturiana 2000  

Serie de periodicidad anual, iniciada en 1975 bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros de Asturias, que analiza los principales aspectos eco...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you