Page 30

LOS MARCOS GENERALES DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

crisis alimentaria, que se tradujo en aumentos de los precios de determinados grupos alimenticios. Como consecuencia de este escenario, el índice de precios de consumo aumentó un 3,4% de media anual, 1,1 puntos porcentuales más que en el año anterior. El crecimiento de los precios fue además acelerándose a lo largo del año ya que la tasa interanual de diciembre de 2000 se situó en un 4,0% frente al 2,9% de 1999. Como antes hemos dicho, el crecimiento de los precios se trasladó progresivamente a sus componentes estructurales. El índice de precios de consumo excluyendo energía y alimentos sin elaborar, medida de la inflación subyacente, creció un 2,5% de media anual y un 3% interanual en diciembre, lo que señala un aumento de la inflación a lo largo del año. El índice de precios de consumo armonizado reflejó también esta tendencia al alza de los precios, al elevarse su tasa interanual hasta un 3,5% en 2000 desde el 2,2% de 1999. El diferencial de precios con la zona euro creció una décima de 1,1 puntos porcentuales en 1999 a 1,2 puntos porcentuales en 2000 (El diferencial con la UE-15 creció 4 puntos porcentuales), como resultado de un descenso en el diferencial de energía y alimentos elaborados y un aumento en el resto de grupos, lo que podría implicar una pérdida de competitividad para la economía española. El índice de precios de consumo de la energía aumentó un 13,3% en 2000 y el de combustibles y carburantes un 18,4%. Este crecimiento, el mayor registrado desde 1983, se debió al aumento de casi un 60% del precio del

barril Brent, cuya cotización superó los 30 dólares en el tercer trimestre, junto con una depreciación media en el año del euro de un 13,4%. El alza de precios de las materias primas no se limitó al petróleo. El índice general “The Economist” de precios de las materias primas en los mercados internacionales creció un 17,8%, mientras que en 1999 cayó un 6,4%. Este mismo índice para productos industriales pasó de crecer un 3,5% en 1999 a un 22,3% en 2000, lo que también encareció las las importaciones españolas. El IPC de bienes industriales creció un 4,1% en 2000, 2,3 puntos porcentuales más que en 1999. Gran parte de éste aumento fue debido a los precios de la energía, ya que excluyendo energía estos precios crecieron un 2,1%. Aún así este aumento fue 6 puntos mayor al de 1999, reflejo de que el alza de los precios de la energía se extendía a otros sectores. El alza de los precios en España se comenzó a registrar en primer término en los precios industriales en 1999, pero su mayor incremento se registró en 2000. El IPRI general pasó de disminuir un 0,7% en 1998, a crecer un 0,7% en 1999, y a un 5,4% en 2000. El IPRI de bienes de consumo fue el que registró los primeros incrementos significativos en 1999 (+1,5%), moderándose su crecimiento en 2000 (+1,1%), hecho que adelantaba la subida del IPC. Los precios de consumo en los servicios crecieron cuatro décimas más que en el año anterior hasta un 3,8%, por lo que, al igual que el resto de los precios, se detuvo su proceso de desaceleración, si bien los precios de los ser-

Datos y cifras de la economía asturiana 2000  

Serie de periodicidad anual, iniciada en 1975 bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros de Asturias, que analiza los principales aspectos eco...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you