Page 26

LOS MARCOS GENERALES DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA

los de la mano de obra, fueron el origen del menor crecimiento de la producción de la edificación residencial. Este menor crecimiento se reflejó además en el valor de los trabajos de edificación, los cuales crecieron un 8,6%, casi dos puntos porcentuales menos que en 1999. Esta caída se debió principalmente a la edificación residencial pues la no residencial experimentó un aumento del 8,8% superior al 5,9% de 2000. Por su parte, el crecimiento de la inversión pública en infraestructuras ferroviarias e hidrológicas impulsó el aumento de la actividad en la obra civil durante 2000. El VAB de los servicios creció un 3,9% en 2000, tres décimas menos que en el año anterior. Tanto los servicios destinados al mercado, con un crecimiento del 4,2%, como los de no mercado, con un crecimiento del 2,7%, refrendaron dicha desaceleración. El Índice de ventas del Comercio al por menor deflactado por el IPC creció un 2,7%, una décima menos que el año anterior. A partir del segundo semestre del año y debido a la desaceleración del consumo privado, éste Índice tuvo la mayor desaceleración, registrada en el cuarto trimestre del año donde experimentó una variación interanual del 0,0%. El sector de los transportes registró de igual forma un menor crecimiento en 2000, en lo que se refiere al transporte de pasajeros, pues el de mercancías tuvo una mayor actividad. Las entradas de turistas se incrementaron un 3,5% lo que supone casi la mitad del crecimiento registrado en 1999. También se desaceleraron los ingresos por turismo, los cuales crecieron un 10,8%, según balanza de pagos.

Mercado de trabajo La evolución del empleo recogió la favorable situación de la actividad de los últimos años y aunque en menor medida que en el año anterior, el crecimiento de la ocupación alcanzó altas tasas de crecimiento durante 2000. El empleo medido según la Contabilidad Nacional (empleo equivalente a tiempo completo) registró un aumento del 3,3% en 2000. La evolución de esta variable coincide con la tendencia descendente de la actividad producida a partir del segundo semestre del año. El incremento del empleo se debió al aumento de los asalariados (4,0%) mientras que el empleo generado por cuenta propia permaneció sin variación respecto al año anterior. Este mayor aumento de los asalariados respecto de los no asalariados supone la continuación de un patrón de crecimiento del empleo en cuanto a situación profesional se refiere iniciado en de 1997. Un comportamiento similar a la del empleo suministrado por la Contabilidad Nacional nos lo ofrece la Encuesta de Población Activa. La ocupación creció un 4,7%, aunque dicho porcentaje está distorsionado por la actualización muestral de dicha encuesta, por lo que tras las transformaciones requeridas para poder comparar los datos con los del año anterior, el incremento de la ocupación se sitúa en el 4,2%. Este crecimiento es inferior en 0,4 puntos porcentuales al registrado en 1999. Por situación profesional y al igual que la C.N. el crecimiento de los asalariados (5,6%) supera al de los no asalariados (1,1%).

Datos y cifras de la economía asturiana 2000  

Serie de periodicidad anual, iniciada en 1975 bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros de Asturias, que analiza los principales aspectos eco...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you