Page 182

SECTOR SERVICIOS

zado al sector distributivo hasta finales de los años ochenta.

los próximos años el desarrollo y orientación de este gran sector de mercado.

En cuanto al impacto de la nueva normativa sobre los horarios y días de apertura, el asunto desató arduas polémicas en la región, que culminaron con la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional por parte del gobierno del Principado. Aún es pronto para realizar una cuantificación rigurosa de resultados (con datos reales no con estimaciones o previsiones) pero algunos estudios elaborados a escala de Comunidades Autónomas (1) sugieren que, por el momento, dicha norma no incide en las tendencias estructurales del sector minorista ni afecta especialmente a sus niveles de empleo.

El Proyecto de Ley de Comercio Interior, aprobado por el Ejecutivo regional, pretende corregir los desequilibrios existentes, regulando los establecimientos en función de su tamaño e impulsando la cooperación entre la Administración y los agentes económicos y sociales. Dicha regulación puede ser un punto de apoyo importante para una política comercial más eficaz, que deberá, por un lado, incrementar el bienestar de la población y facilitar sus hábitos de compra y, por otro, mejorar la calidad y competitividad de las pequeñas empresas, intensificando su modernización, especialización y adaptación a las exigencias del entorno.

Resumiendo: el modelo de distribución comercial acusa en Asturias un claro desequilibrio –agravado hasta ahora por el vacío de ordenación de estas actividades– manteniendo un doble sistema: por una parte, están los grandes grupos que se caracterizan por su capacidad de expansión y nuevos sistemas de gestión y cuya oferta va ganando espacio y cuota de mercado: sirva como dato significativo que las cuatro mayores empresas del sector suponían, en 1999, el 79,8% de la superficie total de ventas (uno de los índices más elevados del país) frente a un 62,5% en 1996. Por otra, pervive un sector minorista muy tradicional, aún bastante numeroso, pero que va perdiendo importancia y que parece tener menos oportunidades de futuro. La adaptación entre la nueva filosofía de la actividad comercial y los cambios en los comportamientos de compra de los consumidores (con tendencia creciente a la periodicidad semanal, quincenal o incluso mensual, concentrándola, además, en fines de semana), ligados a múltiples factores sociológicos, marcarán en

(*) Según la fuente utilizada, dichos almacenes son “establecimientos que ofrecen un surtido relativamente amplio y poco profundo de bienes de consumo con una gama de precios baja y un servicio reducido”.

Cuadro n.º 6.3 EQUIPAMIENTO COMERCIAL (m2 por cada 100 habitantes) CC.AA.

TOTAL

En alimentación

Andalucía................. Aragón...................... Asturias.................... Baleares.................... Canarias ................... Cantabria.................. Castilla y León......... Castilla-La Mancha.. Cataluña................... C. Valenciana ........... Extremadura............ Galicia....................... Madrid...................... Murcia ...................... Navarra..................... País Vasco................ Rioja (La).................. TOTAL.......................

179,9 220,2 173,3 292,8 229,4 211,6 208,9 227,3 240,5 239,3 200,7 186,1 206,6 203,9 272,5 155,2 242,0 210,2

34,2 36,6 27,3 46,8 40,4 35,2 33,7 37,9 49,6 51,9 33,1 31,8 24,7 39,2 66,4 30,6 38,0 37,9

En En comercio no alimentación mixto e integrado

117,6 141,9 110,5 208,0 147,5 132,4 141,0 113,5 162,8 156,1 133,6 129,9 145,9 140,1 185,7 99,6 173,7 141,4

28,1 41,6 35,4 37,8 41,4 43,9 34,0 27,7 27,9 31,3 34,0 24,3 35,9 24,5 20,3 25,0 30,3 30,8

Fuente: La Caixa, Anuario Económico de España, 2001. Datos elaborados por Sadei.

Datos y cifras de la economía asturiana 2000  

Serie de periodicidad anual, iniciada en 1975 bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros de Asturias, que analiza los principales aspectos eco...