Page 137

DATOS Y CIFRAS DE LA ECONOMÍA ASTURIANA 2000

tado existente es un grupo que obtuvo en el año 2000 más de 8 millones de toneladas de productos acabados y que producía bastantes más de la mitad del acero generado en España. Las ventas de productos siderúrgicos ascendieron a 587.000 millones de pesetas, de las cuales el 69% se destinaron al mercado nacional, 18% a al mercado de la Unión Europeas y el 13% restante al resto del mundo. La apuesta siderúrgica española se ha desarrollado en un entorno internacional de acelerada transformación. A lo largo de la década de los noventa se ha producido una creciente integración de los mercados de bienes y servicios y financieros, que ha acrecentado la competencia del entorno. La variable que mejor y de forma más rápida refleja este proceso de integración es la evolución de los precios mundiales del acero, que han mostrado una tendencia decreciente a lo largo de estos años. La caída de los precios ha incrementado la necesidad de aumentar la eficiencia productiva de las empresas y ha reducido los márgenes de maniobra para comportamientos ineficientes en el largo plazo, que terminan dañando la cuenta de resultados, sometida hoy al escrutinio constante de los mercados bursátiles. Una cuenta sobre la que ha incidido de forma positiva la estrategia de Aceralia de integrar las distintas partes del negocio siderúrgico, aguas abajo, conformando una mezcla de actividades con mayor grado de transformación que puedan compensar las rápidas, bruscas y frecuentes oscilaciones de los precios de los productos siderúrgicos. El contexto internacional, el mercado mundial de la siderurgia, ha mostrado a lo largo de estos años las distintas

caras que puede presentar: desde la más negativa a un periodo boyante que puede truncarse con gran velocidad. A los pocos meses de la salida a bolsa de la empresa se produjo la crisis financiera asiática, que desplomó los precios mundiales de los principales productos. Con todo, los resultados de la empresa se mantuvieron en sus niveles iniciales, gracias a los ajustes productivos realizados años atrás y a la robusta posición financiera de la empresa española, caracterizada por un bajo nivel de endeudamiento. Este rasgo económico surgió del mecanismo de reconversión industrial propiciado en los noventa -que traspasó las deudas a las viejas sociedades extinguidas, ENSIDESA y AHV- y constituye una circunstancia excepcional, porque la gran mayoría de las empresas siderúrgicas arrastran unos fuertes niveles de endeudamiento, que condicionan los márgenes de rentabilidad que pueden ofrecer a sus accionistas y que limitan los planes de inversión futuros capaces de mejorar la eficiencia productiva en el largo plazo. A pesar de la mejoría observada por el sector en los últimos años, el futuro inmediato de la siderurgia mundial está caracterizado por bastantes problemas que no cabe ignorar. En primer término, existe un exceso crónico de capacidad en la industria mundial que condiciona los resultados económicos de las empresas más eficientes y tecnológicamente más avanzadas, incluso cuando estas empresas gozan de un buen ciclo y de altos niveles de uso de la capacidad instalada. Los altos costes sociales, financieros y medioambientales que genera el cierre de plantas obsoletas permiten, a corto plazo, el mantenimiento de instalaciones con tecnología inviable en el largo plazo,

Datos y cifras de la economía asturiana 2000  

Serie de periodicidad anual, iniciada en 1975 bajo el patrocinio de la Caja de Ahorros de Asturias, que analiza los principales aspectos eco...

Advertisement