Page 1

Portada 209del7:Portada 205.qxd

10/01/2012

10:07

Página 3

el prado 3

 ¡Joven,

levántate!

ASOCIACIÓN

DE



SACERDOTES

DEL

PRADO

Publicación periódica - Octubre-Diciembre 2011 / Núm. 209


Portada 209del7:Portada 205.qxd

10/01/2012

10:07

Página 1

"EL PRADO" Publicación periódica Nº 1906-Refª 1999

DIRECCIÓN: MANUEL JOSÉ BARCO ESTÉVEZ Higueras, 35, 1º 28011 MADRID Tf 91 470 07 17 Email: pradoe@asociacionsacerdotes.e.telefonica.net Web: http://sacerdotesprado.wordpress.com

REDACCIÓN: FRANCISCO JAVIER GARCÍA CADIÑANOS C/ Barrantes, 11 bajo 09003 - BURGOS Telf. 947482988 ADMINISTRACIÓN: Asociación Sacerdotes del Prado Higueras, 35, 1º 28011 - MADRID Tf 91 470 07 17

PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN: Suscripción anual normal.......14 € Suscripción de apoyo........... 18 € Suscripción al extranjero...... 18 € Número atrasado................... 3 €

ENTIDAD BANCARIA Caja de Madrid Cebreros, 40 28011 - MADRID 2038 1195 02 6800013086

IMPRIME: Mangel print. Gamonal, 3 / 28031 - Madrid. Tl: 91 778 54 35 Dep. Legal: B 3721 - 1968


¡Levántate!

S

eñor José, ya que estos días apareces mucho en los evangelios, me gustaría meditar una vez más esos y otros textos, pero contigo:

Pues mira, la noche había sido muy larga y tanto María como yo estábamos bastantes cansados: el parto, la visita de los pastores, después la de los sabios de oriente, el frío, la incomodidad.. Hasta al niño se le veía un tanto inquieto y no podía reconciliar el sueño. Una vez que marcharon los de oriente, intentamos descanar un poco, pero yo no lo conseguía. Me había quedado inquieto con lo que los señores de Oriente me habían comentado: “Herodes no es de fiar, sospechamos que tiene recelos sobre el niño, pues lo ve como competencia para su reinado…”. Yo no podía dar crédito, un niño de una familia sencilla y humilde ¿cómo podía tener esos pensamientos? ¿Acaso era por lo que habían dicho los profetas? … Después que ellos se retiraron, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: "Levántate, toma contigo al niño y a su madre y huye a Egipto; y estáte allí hasta que yo te diga. Porque Herodes va a buscar al niño para matarle" (Mt 2, 13). "Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño" (Mt 2, 20). Levantarse del descanso, salir fuera del país.. Esa fue la orden que recibí. Y es que hemos de levantarnos del descanso para huir de una postración peor. La vida del niño dependía de salir o no con urgencia y ponerse en camino. Después, cuando mi hijo fue mayor, repetiría una y mil veces esa expresión que el Ángel del Señor me había dicho a mí. Siempre con un sentido de liberación y salvación.

Pues, si te parece, repasemos juntos esa expresión de tu hijo: “Levántate” Por lo visto, un día unos amigos llevaban a otro postrado en una camilla, parece ser tenían mucha fe en mi hijo e hicieron todo lo posible para llegar donde él estaba, no sin dificultad; hasta lo descolgaron por la azotea de una casa para presen1


. ¡Levántate!

társelo a Jesús. Y así apareció delante de él, postrado por su parálisis física y espiritual. Jesús al verlo le dijo: “Levántate”… Ese hombre tenía que huir de esa situación y fue la fuerza de mi hijo quien lo consiguió. Los fariseos, ya los conoces, criticaron de blasfemo a Jesús porque su fuerza liberadora llegaba hasta el perdón. Pero él les dijo: ¿qué es más fácil perdonar o liberarlo de la postración física?. Ellos se callaban. Así que dijo al postrado en la camilla: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa (Mt 9, 3-6). Otro día estaba mi hijo en la Sinagoga y entró uno que tenía parálisis en la mano. Jesús le dijo lo mismo: Levántate y ponte en medio. El de la mano paralizada estaba también postrado, pero en su interior. Por eso, delante de todos, le ayudó a recuperar la dignidad. Intentó también que los demás salieran de su postración ante la ley, pero… se callaron como muertos (como muertos que estaban por ese sometimiento legalista). Y al paralítico le curó su mano. (Mc 6, 8-10). ¿Recuerdas algún momento más? José hizo silencio, movió la cabeza de un lado a otro y continuó: Que muera una persona avanzada en años, se lleva mal, pero que muera una joven… Mira: otro día mi hijo estaba hablando a la gente y con la gente. La hija del jefe de la sinagoga acudió a Jesús; mii se había entretenido más de lo normal, porque había curado también a una mujer de sus hemorragias y le avisan al jefe de la sinagoga, que había ido en busca de Jesús, que su hija terminaba de morir y que no merecía la pena molestar al Maestro. Jesús lo oyó y fue a la casa. Y tomando la mano de la niña, le dice: "Talitá kum"", que quiere decir: "Muchacha, a ti te digo, levántate. Y la muchacha se levantó al instante (Mc 10, 35-42). Me imagino la alegría de sus padres.. ¿Ves? ¡Levantar de la postración de la muerte!. Mi hijo ya había dicho que era la Resurrección y la vida. Fue lo mismo que hizo también con otro joven, el hijo de una viuda de Naím; lo llevaban a enterrar: Y, acercándose, tocó el féretro. Los que lo llevaban se pararon, y él dijo: "Joven, a ti te digo: Levántate. Y el joven se levantó y empezó a hablar (Lc 7, 13-15) ¿Te imaginas cómo estaría el corazón de la madre? Quiero recordar también otro día que Jesús se encontró con diez leprosos y los curó; y cuando iban de camino a presentarse a los sacerdotes, uno de ellos volvió a darle gracias y se postró ante él. Y Jesús dijo: Levántate y vete; tu fe te ha salvado (Lc 17, 15- 19). El agradecimiento y la fe en Jesús liberan más profunda2


. ¡Levántate!

mente. Este hombre, a demás del hecho en sí de su liberación, se había dejado tocar el corazón por mi hijo. Y eso es muy importante. Yo dí las gracias a José por esta sencilla meditación, pero antes de separarme de él, me dijo: ¡Ojalá sepáis también vosotros ser embajadores de Jesús, mi hijo, con ese sencillo mensaje que anunciaron también sus discípulos al ciego del camino; lo necesitan tantas personas, colectivos y pueblos que están postrados en la cuneta de la historia; seguro que tú también lo recuerdas: un ciego en el camino, pasa Jesús con mucha gente, él grita y grita hasta que Jesús se detuvo y dijo: "Llamadle." Llaman al ciego, diciéndole: "¡Animo, levántate! Te llama (Lc 17, 18-19) Muchas gracias, San José por acompañarme a meditar la Palabra de tu hijo, el Hijo de Dios.


¿JÓveneS QUe Se POnen en PIe? ¡JÓveneS QUe Se aBRen a DIOS! h

Fco. Javier García Gutiérrez

Q

ue Dios se deja ver en los pobres, que los pobres nos transparentan la Buena Noticia del Evangelio y que Dios nos llama a la conversión a través de sus predilectos es la experiencia de Javier, el autor de estas páginas de “cuaderno de vida” en las que los protagonistas son unos jóvenes pobres y sencillos. No es cuestión mirarlos desde la perspectiva ética, cuanto de mirarlos con los ojos del Buen Pastor, con una mirada teologal. Supone descubrir en sus vidas los rasgos que nos manifiestan de Cristo para poder acoger en ellos el Evangelio que tenemos el encargo de anunciarles. Jóvenes que sentados en la cuneta de la vida se van poniendo en pie y nos abren el corazón a Dios. El evangelizador se deja evangelizar por los pobres para evangelizarlos a ellos.

A

En mi nuevo destino pastoral, capellán en la cárcel La Moraleja, en Dueñas (Palencia), sin proponérmelo, hago memoria de los años pasados en Madrid, en la JOC, acompañando a los jóvenes del Secretariado. ¡Qué distinto!, ¡Qué suerte tuve al caminar junto a jóvenes que encontraron la alegría en mirar y en preocuparse de otros jóvenes!, ¡Qué suerte tengo ahora al poder vivir con los más

cabo de abrir mi Cuaderno de Vida para, desde lo anotado, hacer memoria de la gente que ha pasado por mi vida últimamente y del Dios que vino con ellos; en ellos se me acercó y, a través de su vida, me habló. Es ahora, cuando el tiempo ha tomado distancia, cuando veo y escucho mejor, con más nitidez, con más lucidez…

4


. ¿Jóvenes que se ponen en pie? ¡Jóvenes que se abren a Dios! Fco. Javier García Gutiérrez

mente, se ha agravado con la crisis económica…

caídos todo aquello que aprendí junto a ellos! Y ahí estoy. Abro el Cuaderno…

“Los pobres nos evangelizan”, me decía Nacho. Estos jóvenes fueron condenados por “conducción de patera”. Son pobres, jóvenes pobres, hijos de un país y de un continente pobre. No entienden que entre tanta abundancia haya tanta gente tirada en la calle. Atap y Sow son musulmanes y su sensibilidad nos evangeliza, nos dice mucho de Dios, del Dios al que se le conmueven las entrañas ante el sufrimiento de su pueblo.

1. Atap Conte y Sow Baya: Los pobres nos evangelizan Hace unos días, Nacho, capellán y compañero en la cárcel “La Moraleja”, acompañó a Atap y a su amigo Sow Baya a la embajada de Senegal, en Madrid. A la vuelta me contó cómo les había ido el día. Terminada la entrevista, en la embajada, se acercaron al centro de la capital. Entraron en el Corte Inglés y, cuando ascendían hacia la tercera planta, entraron en el Corte Inglés y, Sow manifestó el cuando ascendían hacia la deseo de salir a la tercera planta, Sow manifescalle: “esto es tó el deseo de salir a la calle: “esto es para ricos, para ricos, vámovámonos fuera”. nos fuera”.

Pienso en estos dos jóvenes, en su reacción, en sus palabras. A penas tienen nada. No tienen papeles, malviven de lo prestado, su futuro en España casi es un imposible y, sin embargo, hay en ellos, en su reacción, un gran sentido común, un alto grado de humanidad que no es fácil encontrar en los que, cada día, vivimos contaminados por una sociedad patológicamente consumista que nos vuelve indolentes ante el sufrimiento de los demás.

Más tarde, avanzada la tarde, Atap repetía: “mucho dolor en Madrid”. Se refería a las muchas personas que duermen tiradas en la calle. “Mucho dolor en Madrid”, repetía. Sé que, aproximadamente, unas dos mil personas duermen en la calle en Madrid, y que en el conjunto de España son unas treinta mil, según un informe de Caritas. Esta situación, evidente-

Dudo de quién está más caído, si ellos que no tienen “apenas 5


. ¿Jóvenes que se ponen en pie? ¡Jóvenes que se abren a Dios! Fco. Javier García Gutiérrez

nada” o yo (nosotros) que “no me Madrid. Busco en el cuaderno y puedo quejar”, y que doy por encuentro a Williams. 23 años. hecho y por normal un mundo Nigeriano. Lo recuerdo de pie, siempre de pie, desigual e insenhiciera frío o calor, sible ante la vida atap y Sow me dicen con su a la entrada de de los que necesivida, como un eco de Jesús, uno de los supertan ayuda. Y, que he de permanecer despierm e r c a d o s mientras pienso y to. Despierto para no dar por «Condis». En sus escribo, la imagen «normal» lo que no lo es, manos la revista de Jesús resplanpara no caer en la indolencia. «La Farola». dece como un “Buenos días, rayo de luz que no me deja dormir. Escucho sus señor”. Esto es casi todo lo que palabras: « ¿Veis esos grandes supe de él. Apostado a la entrada edificios? Pues no va a quedar de del supermercado, Williams, con ellos piedra sobre piedra. ¡Todo algunos números de la revista será destruido!» (Mc 13,2). bajo el brazo, me daba los buenos «Permaneced despiertos,… lo días o las buenas tardes y cuando que os digo a vosotros se lo digo me iba se despedía: “adiós, a todos: ¡Permaneced despier- señor”. Un día, por echar una mano, le compré la revista. 2 tos!” (Mc 13, 35). euros. El contenido no era de Atap y Sow me dicen con su buena calidad. Después, vía vida, como un eco de Jesús, que Internet, me enteré que estas perhe de permanecer despierto. sonas compran la revista por 0,50 Despierto para no dar por «noreuros y que lo que sacan de la mal» lo que no lo es, para no caer venta es para ellas. El dueño es en la indolencia. Me lo dicen dos acusado, por otras revistas simijóvenes de Senegal, sin papeles, lares, de enriquecerse a costa de condenados por conducir una los pobres. Desde que lo supe patera. dejé de comprarle «La farola», no 2. Williams: La gratuidad de la necesitaba, simplemente le daba un poco de dinero (era para Dios. él, no para la empresa) y charlaba La realidad de Atap y de Sow me un momento con él. ¡Qué senciretrotrae al tiempo vivido en llez! 6


. ¿Jóvenes que se ponen en pie? ¡Jóvenes que se abren a Dios! Fco. Javier García Gutiérrez

más claro que el que permite ver en el otro a un hermano, a una hermana…

Madrid. «Madrid es una ciudad de más de un millón de cadáveres (según las últimas estadísticas)» decía el poeta Dámaso Alonso en la noche de la posguerra. Hoy, en Madrid, también según las últimas estadísticas, hay un millón de inmigrantes. Muchos de ellos, como Williams, anónimos, desconocidos, ignorados, malamente soportados, invisibles…

¿Cuántos son hoy, me pregunto, los que buscan un sentido a la vida? ¿Cuántos los que buscan un pequeño apoyo para vivir, simplemente vivir? ¿Cuántos los que dan de su tiempo, de su dinero, sin más? ¿Cuántos los que desean otro mundo, y una manera de ser Iglesia más parecida a Jesús? Sus palabras resuenan de nuevo en mi mente: «Cuando veis que las nubes aparecen por occidente, decís que va a llover, y así sucede. Y cuando el viento sopla del sur, decís que va a hacer calor, y lo hace. ¡Hipócritas!, si sabéis interpretar tan bien el aspecto del cielo y de la tierra, ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo en que vivís?» (Lc 12, 54-56).

Pero no pasa nada. Williams dejó atrás tierra, padres, hermanos y, mientras busca un futuro aquí, en el Norte, añora su gente… y sueña. No pasa nada, aparentemente, pero mientras la ciudad, ajetreada, va y viene, hay miles de personas, anónimas para el gran público, que ayudan, que luchan para que todos los Williams tengan pan, casa, cariño y futuro…

Williams. Recuerdo la senciSomos un país desarrollado y llez de su rostro, la calidez de su en permanente progreso, a pesar sonrisa. Un joven inmigrante que de la crisis, pero es Williams me recordó, ¡y de qué manera!, quien a la puerta del supermerca- que somos hermanos, hijos del mismo Padre, que do, haga frío o cada mañana hace calor, nos da los Un joven inmigrante que me salir el sol… buenos días y nos recordó, ¡y de qué manera!, recuerda, en ese que somos hermanos, hijos gesto, que no del mismo Padre, que cada somos extraños y mañana hace salir el sol… que no hay día 7


. ¿Jóvenes que se ponen en pie? ¡Jóvenes que se abren a Dios! Fco. Javier García Gutiérrez

3. David, El canijo: siempre al me empujan a repensar mi propia experiencia de Dios. ¿Cuál es? lado de los más pobres. Hace dos años, ante un grupo de ¿Qué puedo decir de Él que no delegados europeos de la JOC, sea un discurso hueco? El rostro David leyó su experiencia de de David me obliga a revisar lo Revisión de Vida. En ella se defi- que yo pienso sobre la evangelinía “inseguro, con muchos mie- zación. ¿Cómo decir hoy una dos, sin motivaciones y bastante palabra buena, auténtica y creíble pesimista”. Pero ha ido creciendo sobre Jesús? y superándose gracias a los amiComo este chaval de Córdoba, gos del grupo, a las reuniones, a muchos jóvenes se sienten y se lo que hacen juntos. Están pen- viven así: inseguros, con muchos dientes de él. miedos, sin motiRecuerdo el día vaciones, pesimisque lo vi por pri- ¿Quién les ayudará a experi- tas… aunque las mera vez. María mentar, más que con pala- apariencias parezbras, con la cercanía, que estaba a su lado, can decir lo conDios es seguridad, motivale explicaba las trario. ¿Quién les cosas, le animaba, ción, crecimiento, amistad…? ayudará a experino le dejaba solo. mentar, más que con palabras, con la cercanía, que Y al hablar de su experiencia, Dios es seguridad, motivación, David, el Canijo, habla de Dios. Le llama “el Padre” y le ve en los crecimiento, amistad…? pequeños gestos, en los avances, Sabemos, pero olvidamos y en la amistad, en los amigos, en nos perdemos. David me lo ha los jóvenes, en la solidaridad, en vuelto a recordar… el crecimiento de su propia vida… Lo que dice me hace pen- «A los pobres siempre los tensar. David, un joven pobre, naci- dréis entre vosotros y podréis do en ambiente pobre, crecido en hacerles bien cuando queráis, contextos pobres, está creciendo pero a mí no siempre me tengracias a sus amigos, a la JOC, y dréis» (Mc 14, 7). Siempre me he tiene una experiencia muy positi- preguntado qué significado profundo encierran estas palabras de va de Dios. “El Padre”, dice. Jesús. Ahora sé algo más. El rosLa palabra y la vida del Canijo, tro de David y el rostro de tantos 8


. ¿Jóvenes que se ponen en pie? ¡Jóvenes que se abren a Dios! Fco. Javier García Gutiérrez

jóvenes como él, nos acercan al rostro sufriente de Jesús, el Cristo. Estar cerca de David, de todos los Davides, como hacía María, aquel día que lo conocí, preocuparse de él, ayudarle a caminar hacia el futuro, contemplar con admiración cómo, milagrosamente, crece,… es entrar en ese camino que Jesús llamaba el Reino, es entrar en la experiencia de Jesús. Los más pobres, como señales en el camino, hacen que no nos perdamos en el seguimiento de Jesús.

En su silencio, nos hablas, en sus palabras, nos llamas. He escuchado tu voz en la sencillez de sus palabras, y de sus vidas. Gracias, porque su dolor nos acerca a tu pasión; y en su fuerza para vivir descubrimos que tu nombre es liberación.

Fco. Javier García Gutiérrez

Gracias, Padre Bueno, tú caminas al lado de los pobres, he sentido tu presencia al contemplar su vida.

Palencia

9


SIGUIeROn SU CaMInO LLenOS De aLeGRÍa h

adrián José Ríos Bailón

a

drián ha sido durante cuatro años Delegado de Pastoral Juvenil de la diócesis de Sevilla. Comparte con nosotros su experiencia en la JMJ, celebrada en el mes de agosto pasado en Madrid.

Es más que una crónica, es su experiencia vivida, una contemplación a la luz del texto de los Hechos de los Apóstoles 8, 26-40. Este texto es una verdadera catequesis que a él no solo le ha iluminado su experiencia en la JMJ, sino que, como él mismo nos indica, ha sido un texto que ha marcado su corazón de manera especial durante los cuatro años en los que ha vivido su ministerio dedicado la evangelización de los jóvenes sevillanos. Su experiencia de dicho evento no se circunscribe solamente en los días vividos en Madrid, sino que hunde sus raíces en todo el amplio tiempo de preparación del mismo.

E

templación sobre lo que ví y aprendí durante las pasadas Jornadas Mundiales de la Juventud Madrid 2011, que atraparon la vida pastoral de nuestra Iglesia de España, sobre todo en lo que a la evangelización de los jóvenes se refiere, y se convirtieron en noticia de primera plana en los medios de comunicación

l pasado verano tuve la ocasión de vivir por unos días el paso del Señor nuevamente en medio de todos los jóvenes que durante estos últimos cuatro años he acompañado desde la Pastoral Juvenil Diocesana y también desde la parroquia.

Comparto con vosotros la Vida que ha brotado de una con10


. Siguieron su camino llenos de alegría

Adrián José Ríos Bailón

espera de una luz que indique, es condición necesaria para abrirnos a la realidad de los jóvenes, que distan de Jerusalén en su mayoría, que hablan otro lenguaje, pero que en su interior siguen en búsqueda de una verdad que los haga felices de verdad y para siempre, aunque a voz de pronto se encuentren seducidos por las ofertas de nuestra sociedad de consumo.

nacionales e internacionales. Buscando un texto de la Sgda. Escritura que iluminase lo acontecido, recordé uno de los Hechos de los Apóstoles (8, 26-40) del que he bebido tanto en el periodo dedicado a la Pastoral Juvenil. En este pasaje, que todos recordareis, Felipe recibe el encargo de parte del ángel del Señor de salir a un camino solitario, fuera de Jerusalén, sin ninguna otra orientación. Lleno de confianza en que aquello tendría algún sentido, aunque de momento no comprendiera, aquél que había sido testigo de la muerte de su hermano Esteban y de la inseguridad provocada por la persecución desatada en Jerusalén, se echó al camino en desprovisto.

El encuentro de Felipe con la caravana del funcionario real etíope me traslada en la memoria a la larga fila de autobuses que desde el sur de España recorríamos la misma ruta rumbo a Madrid en pleno calor de agosto. Puede que muchos de los jóvenes que llenaban esos autobuses fuesen desorientados, con unas motivaciones distintas a las de la Puede parecernos absurdo convocatoria, aunque ya se había salir a algunos caminos donde cuidado que ésta fuese abierta a parece que no tenecreyentes y no cremos nada que Puede que muchos de los yentes. hacer, donde aún jóvenes que llenaban esos La idea de un no encontramos autobuses fuesen desorienencuentro con más directrices claras o tados, con unas motivaciode un millón de reflexiones madu- nes distintas a las de la jóvenes de todo el ras. Sin embargo la convocatoria, aunque ya se mundo, en una reaactitud de poner- había cuidado que ésta lidad juvenil actual, nos disponibles, a fuese abierta a creyentes y cautivada por las la intemperie, en no creyentes. nuevas relaciones, y 11


. Siguieron su camino llenos de alegría

Adrián José Ríos Bailón

su proyección de universalidad de dar culto a Dios en Jerusalén desde la introducción con sin entender nada de la Escritura. Internet de las nuevas redes Igual que Felipe salió a su sociales, era un reclamo para encuentro, obediente al Espíritu, muchos de los parmuchos fueron los ticipantes. Había sacerdotes, religioescuchado, como Había escuchado, como un sos y religiosas, un rumor, el senti- rumor, el sentido religioso catequistas y anido religioso del del evento, pero adquiría madores que acommucha más fuerza el evento, pero adquipañaron a los jóvería mucha más fuer- encuentro con millares de nes como particiza el encuentro con jóvenes y el ambiente que, pantes de la JMJ. Y de hecho así fue. millares de jóvenes todos se llevaron el y el ambiente que, regalo de ser testide hecho así fue, si produciría en gos de primera fila de lo que el esos días en la capital de España. Señor iba haciendo con cada uno De pronto se vieron inmersos de los ellos, en diversos lugares, en una nube de catequesis, festi- en distintos momentos. Bien es vales, testimonios, celebraciones, cierto que su trabajo fue arduo, que nada tenía que ver con lo que explicaban el significado de aquese habían imaginado. Muchos de llo que no comprendían, llevaban ellos se quedaban dormidos tras el control, en medio de tanta las columnas de la iglesias, otros gente, de llegadas y salidas, les se perdían un concierto porque enseñaban a escuchar, a rezar, nunca habían salido de su pueblo etc. Pero la recompensa fue y no sabían orientarse por una mayor. ¿Quién dijo que la pastociudad tan grande, pero todos ral juvenil es ingrata porque no quedaban imbuidos en un ve los frutos inmediatos de la graambiente que les sobrepasaba, cia de Dios? que mantenía un clima cordial La respuesta del funcionario entre todos y de una cierta pertereal a la demanda de Felipe nencia a una misma cosa (la resuena como un grito en estos Iglesia, el Papa, los curas… no tiempos de Nueva Evangelizasabían definirlo bien). Como ción: “Si nadie me lo explica aquél que leía a Isaías de regreso ¿cómo voy a entenderlo?”(Hch. 12


. Siguieron su camino llenos de alegría

Adrián José Ríos Bailón

8,31) Hoy seguimos dando por hecho que los jóvenes saben quién es Jesucristo, qué es la Iglesia y cual es su Doctrina moral. Pero el conocimiento que ellos tienen al respecto es la información sesgada, y por tanto errónea, que reciben de los medios de comunicación y de los comentarios de corro, sin fundamento formativo alguno. Peor aún, todos aquellos que, habiendo detectado esta realidad secularizada, han tirado la toalla por creerse lejos de la realidad juvenil, en falta de sintonía, o desesperanzados.

propia vivencia y pasión en el Encuentro con Jesucristo. Es el reto de ver en cada persona, de cada joven, un buscador de una verdad y una oportunidad de presentarle la Verdad que hemos recibido en la Iglesia: Jesucristo Muerto y Resucitado. Felipe, en medio de una caravana de desconocidos, no desaprovechó la ocasión ante el lamento del etíope.

En las JMJ, las catequesis de los Obispos, los discursos del Papa, los testimonios en las plazas públicas, los conciertos y otras expresiones de fe, fueron Esta situación detectada en la creando un ambiente necesario Iglesia, especialmente en países para que Jesús se encontrase con de honda tradición cristiana los jóvenes, tocase su corazón con como el nuestro, es la que ha su Misericordia en el sacramento impulsado al Santo Padre del Perdón y se diese en la Benedicto XVI a trabajar por la Eucaristía, celebrada y adorada, Nueva Evangelización, recogien- como Buen Pan de Vida Eterna, que elevase la mirado esta intuición especial de sus pre- en las JMJ, las catequesis da de cada uno más decesores Pablo VI de los Obispos, los discur- allá de las feliciday el Beato Juan sos del Papa, los testimo- des conseguidas o Pablo II. Un empeño nios en las plazas públi- prometidas en este que muchos ya cas, los conciertos y otras mundo. miran con descon- expresiones de fe, fueron Este encuentro fianza, pero que creando un ambiente nececon Jesús lo confirdebe provocar en sario para que Jesús se mó S.S. Benedicto nosotros un impul- encontrase con los jóvenes, XVI en Cuatrovienso misionero que tocase su corazón... tos, como le es probrote de nuestra pio a su ministerio 13


. Siguieron su camino llenos de alegría

Adrián José Ríos Bailón

tiempo de discernide Sucesor de Pedro, en medio de La síntesis de esta contem- miento vocacional una lluvia que nos plación desemboca en una ante la llamada atisempapó a todos los gran acción de gracias al bada en esos días. allí presentes, pero Señor por hacerse presente Muchos volvían de que no pudo dete- en medio de tantos jóvenes la mano con una pareja, conocida ner la explosión de que viven cada día un alegría final. Ese es ambiente de increencia o de por primera vez en el testimonio vivido aversión hacia la Iglesia. un ambiente sano, confiando en Dios en Madrid y a la vez para que este amor compartido por todos los medios de comunicación a primera vista le llevase a fundar del país e internacionales: la ale- una familia cristiana. gría de la juventud de la Iglesia. La síntesis de esta contemplaTambién el eunuco de los ción desemboca en una gran Hechos de los Apóstoles marchó acción de gracias al Señor por lleno de alegría después de hacerse presente en medio de tanhaberse encontrado con el Señor tos jóvenes que viven cada día un en el Bautismo. Ya no iba solo en ambiente de increencia o de averel camino, lo acompañaba sión hacia la Iglesia, y que han Jesucristo, como a la caravana de despertado a un nuevo sentir de autobuses que, terminadas las pertenencia que les fortalece y JMJ, regresaban a su destino. Para consuela en su camino, muchas algunos ese destino, ya tenía otro veces oculto y solitario, de fe. nombre: Iglesia Diocesana, descubierta por ellos en esos días en adrián José Ríos Bailón el encuentro con otros jóvenes, sacerdotes, religiosos y del proSevilla pio Obispo de su Iglesia particular. Para otros, el destino era, directa y sorprendentemente para muchos, el Seminario, o un

14


PaRa Una LeCtURa teOLOGaL De La JMJ h

ángel Matesanz

L

a XXVI Jornada Mundial de la Juventud es un hecho que ha sucedido en Madrid el mes de agosto de 2011. No es un sentimiento ni una idea ni una opción ni un deseo. Es un hecho extraordinario que sorprende y remueve sentimientos, da que pensar, apunta orientaciones que parecen arriesgadas pero que ahí están, hace soñar sin adormecer, animando más bien al trabajo.

Los hechos Independientemente de cómo se valore, a la convocatoria del Papa acudieron millón y medio de jóvenes, en torno a mil obispos, muchísimos sacerdotes. Las actividades principales de esos días fueron la misa de acogida a los peregrinos presidida por el Obispo de Madrid, las catequesis de los obispos en distintas iglesias y locales, la acogida a Benedito XVI en Cibeles, el viacrucis que fue allí mismo al día siguiente y la vigilia y la Misa de Envío en Cuatro Vientos. A eso se añade la Celebración del Perdón en el parque del Retiro, la feria vocacional justo al lado, la adoración de

la Eucaristía y mil formas de oración en las iglesias de Madrid, expresiones culturales (teatro, pintura, música…), encuentro del Papa con religiosas primero y luego con jóvenes profesores universitarios en El Escorial, misa con seminaristas en la Almudena, el encuentro con discapacitados en la fundación de los Hermanos de San Juan de Dios y la despedida a los voluntarios en IFEMA. Aunque la JMJ propiamente hablando ocurre en el mes de agosto, un par de años antes ya empezaron a pasar cosas. Hablo de Madrid. A lo largo de la preparación se han desencadenado 15


. Para una lectura teologal de la JMJ

Ángel Matesanz

final la implicación fue muy grande. Una anécdota ilustrativa: un sacerdote se negaba a prestar los locales de su parroquia porque se iba de vacaciones; se le pidieron las llaves para utilizarlos mientras él descansaba, y entonces prefirió quedarse; lo que vio y vivió con los jóvenes que se alojaron en su parroquia y en las catequesis y celebraciones que allí hubo le impresiono tanto que terminó pagando la comida de todos sus huéspedes el día de más que se vieron obligados a prolongar su estancia.

procesos interesantes que han ido avanzando y no deberían bloquearse.

Superación de las resistencias

Uno de ellos fue la superación de las resistencias a la organización y a la celebración misma de la JMJ. Contribuyó mucho la insistencia de quienes sí estaban motivados y decididos. Su paciencia y su perseverancia lograron la implicación prácticamente de todas las parroquias y de la mayor parte de las comunidades religiosas titulares de colegios católicos; todos se integraban en las “Mesas de arciprestazgo”, en las que se coordinaban las Crecimiento en la comunión actividades de las distintas áreas. Otro proceso que se vivió fue el de También ayudó algo seguramente una comunión eclesial creciente cierta exigencia por parte de la entre miembros de institutos de autoridad diocesana. La pereza, el vida consagrada, movimientos y escepticismo, la asociaciones aposdesesperanza tólicas y parroquizá, bloqueaba a a la coordinación ayudó quias. Algunos de muchos: sacerdotes la oración común y, en los que lo han viviy laicos, jóvenes y do personalmente otro plano, perseguir las mayores. Colaborar confiesan que al en algo que no ter- mismas metas y recorrer principio no fue juntos el camino para minaba de convenfácil. Tenían que cer… Quedarse en conocerse. Luego, lograrlas. agosto en Madrid poco a poco, a base para trabajar como voluntario, aco- de pequeñas renuncias por parte ger en casa a jóvenes extranjeros, de todos, fue articulándose el trahacer una pequeña obra en los bajo. A la coordinación ayudó la locales parroquiales para instalar oración común y, en otro plano, duchas… resultaba inusual. Pero al perseguir las mismas metas y reco16


. Para una lectura teologal de la JMJ

Ángel Matesanz

rrer juntos el camino para lograr- que ha resultado extraordinarialas. Quienes hablan de ello valoran mente llamativo para los miembros aspectos convergentes pero desde de las parroquias y los voluntarios distintas perspectivas. Unos se presentes en los lugares de las catequedan en el aspecto más externo, quesis de los obispos. Es la intensidad de la expresión de carácter organide la fe por parte zativo: conocimienLos que han participado en de los jóvenes to de las estructuque ras diocesanas varias ediciones de la JMJ extranjeros (vicarías, arcipres- (los hay que han participa- participaban en la tazgos, parroquias, do en cinco o seis, y que catequesis y en las movimientos…), por lo tanto ya no son tan celebraciones; llaparticipación en la jóvenes pero tienen expe- maba la atención el distribución y riencia y perspectiva) ase- fervor de los jóvenes procedentes de coordinación de las guran que se ha ido gananpaíses en los que la tareas, aceptación de la función de la do en profundidad en la Iglesia se ve estorDelegación dioce- experiencia de Dios que se bada o incluso es propicia en las JMJ. perseguida. Lo sana de Jóvenes. mismo se ha puesto Otros, con una comprensión más teologal, valoran de manifiesto en las numerosas la comunión presbiteral, la comu- –muchísimas- iglesias en las que se nión de los diversos carismas en la ofrecía participar en las vigilias de Iglesia diocesana, hablan de comu- oración o en la adoración del nión para la misión (o en la Santísimo Sacramento. Se recuermisión). Otros cuentan su propia da, como ejemplos entre otros sorpresa y el estímulo del que se muchos, las riadas de jóvenes que han beneficiado ellos mismos al ver acudían a la oración organizada cuántos se han implicado con tanta por la comunidad de Taizé en una generosidad, y lo positivo del testi- de las iglesias más grandes de monio de la unidad eclesial. Todos Madrid, o la oración de las reconocen que es el principio gozo- Misioneras de la Caridad de Madre so de un camino más largo, del que Teresa de Calcuta. Los que han participado en varias ediciones de queda mucho trecho por recorrer. la JMJ (los hay que han participado Expresión intensa de fe en cinco o seis, y que por lo tanto ya no son tan jóvenes pero tienen En los días mismos de la JMJ ha ocurrido un hecho “normal” pero experiencia y perspectiva) asegu17


. Para una lectura teologal de la JMJ

Ángel Matesanz

milagroso que estuvieran mejor formados. Esa precariedad señala más bien una tarea pendiente que no se puede aplazar.

ran que se ha ido ganando en profundidad en la experiencia de Dios que se propicia en las JMJ. El encuentro con Jesucristo lleva al deseo de cambiar de vida para seguirlo con mayor fidelidad y así a la celebración del sacramento de la Reconciliación, y no sólo en la Fiesta del Perdón en el parque del Retiro, la más comentada porque el Papa estuvo allí confesando a algunos jóvenes. No hay quien hable de la JMJ Madrid 2011 sin recordar el estremecedor silencio de la muchedumbre de jóvenes adorando la Eucaristía en Cuatro Vientos después de la tormenta. Con todo, algunos advierten en estos mismos jóvenes cierta precariedad en la iniciación cristiana. No porque no sean capaces de momentos de adoración emocionada, sino porque tal vez no conozcan plenamente la fe de la Iglesia ni sean capaces de dar razón de su esperanza, o no acierten a acoger la acción de Dios en los sacramentos, o no vivan coherentemente la fe que confiesan y que oran. No por casualidad se ha ofrecido masivamente a los peregrinos el Catecismo Joven de la Iglesia Católica (“Youcat”), como ayuda para comprender las verdades de la fe y su significado existencial, según se dice en la presentación. No creo que se les pueda reprochar a los jóvenes cristianos la deficiencia de su formación religiosa. Sería

Testimonio de fe Se ha puesto de manifiesto, quizá más en ésta que en otras ocasiones, el valor del testimonio cristiano. En distintos sentidos. Estos jóvenes no han tenido mayor dificultad en identificarse como “de la Iglesia”, como cristianos. Llevan las camisetas, las mochilas y las gorras de la JMJ. Si se encuentran tranquilamente en una vigilia de oración o esperando en una fila, se cuentan cómo lo viven en sus respectivos países y comunidades; si se encuentran por la calle, se intercambian saludos y cantos. Viven la fiesta y la comparten con entusiasmo, y lo hacen saber, comparten su alegría. También unos pocos han sufrido insultos y agresiones a medio metro de su cara por identificarse como cristianos y estar participando en la JMJ. Lo han sufrido, que no son impasibles, con serenidad pero también con nervios y con llantos. Luego, pasado el susto, con alegría honda que nadie puede arrebatar. Ya en los meses anteriores algunas capillas universitarias habían sido atacadas; ahora, después de la JMJ, las capellanías se ven más frecuentadas y surgen asociaciones de universitarios para 18


. Para una lectura teologal de la JMJ

Ángel Matesanz

supuesto, bien porque son poco conocidas. Por ejemplo, la atención que han recibido los discapacitados en los actos centrales y en el encuentro con el Papa en la Fundación Instituto San José. Por ejemplo, la aportación al Fondo de Solidaridad que hacían los peregrinos al inscribirse y que facilitaba que pudieran venir jóvenes de Iglesias más pobres. Último ejemplo: la aportación de comerciantes que no han cobrado o han hecho descuentos muy importantes en fotocopias, alimentación, materiales diversos, o personas particulares que han salido al paso de necesidades que surgían de pronto en los lugares de alojamiento.

proponer el Evangelio a los compañeros. Los comentarios más frecuentes esos días entre la gente de Madrid, religiosos o no (tiendas, restaurantes, medios de transporte, fuerzas de seguridad…), valorando el comportamiento de los jóvenes peregrinos, eran muy positivos. No deja de ser una forma de testimonio cristiano apreciable y apreciado.

Presencia de la visión cristiana de la vida en las expresiones culturales En la JMJ ha ocurrido que el mensaje cristiano, “lo de la Iglesia”, lo católico, se ha hecho más público a través de las numerosísimas propuestas culturales que se han ofrecido. Exposiciones monográficas, pintura, música, teatro, rutas por museos y monumentos, conferencias… han suscitado (o han mostrado nuevos modos de plantear) la pregunta sobre Dios, “la cuestión de cuestiones”, en lo hondo de la existencia humana y han ofrecido la singularidad que caracteriza a quienes lo viven en la comunidad de fe de la Iglesia.

Acontecimiento de gracia Todos estos hechos, que integran el hecho “mayor” de la JMJ Madrid 2011, pueden interpretarse y valorarse en distintas perspectivas: fenómeno de masas, comunicación, publicidad, marketing… Si la Palabra de Dios ha sido proclamada y predicada, si ha iluminado la vida de los jóvenes, si se ha propiciado el encuentro personal y actual con Jesucristo en la oración y la celebración de los sacramentos, si se ha favorecido la fraternidad (“no paséis de largo ante el sufrimiento humano”, “compadecer y acompañar por amor a quien sufre,

Solidaridad En la JMJ ha habido otras formas de testimonio que quizá pasen más desapercibidas, bien porque son “institucionales” y se dan por 19


. Para una lectura teologal de la JMJ

Ángel Matesanz

ayudemos a los jóvenes a facilitar y fortalecer su pertenencia a la Iglesia. Muchos se identifican como cristianos sencillamente, sinceramente, gozosamente. La vinculación a la Iglesia se puede vivir como de hecho la hemos vivido y la vivimos cada uno de nosotros, y también en otras perspectivas, acentuando otras sensibilidades, subrayando el aprecio de otros dones.

como ha hecho Dios mismo”), si se ha promovido y ejercitado el testimonio de la fe, si se ha sufrido con generosidad en el servicio a los hermanos… entonces se puede decir que el misterio de la gracia se ha hecho visible y palpable. Ciertamente, del modo en que se hace visible el misterio de la gracia, que no es evidente para todo el mundo.

Llamadas

Quizá nos esté pidiendo que nos esforcemos más por plantearnos las preguntas importantes de la vida de manera que nos entiendan los jóvenes cuando les hablamos de ellas, y que las respuestas que les ofrezcamos puedan ser también entendidas, porque mostremos la fuerza humanizadora de la fe en Jesucristo. Supone liberarnos de la rutina y la pereza intelectual, escapar del gueto cultural en el que a veces parecemos encerrados.

Y si en la JMJ hemos palpado la Presencia bondadosa de Dios, ¿qué querrá decirnos Dios a través de estos signos? ¿Qué nos está pidiendo? Acaso nos está pidiendo que ayudemos a los jóvenes a vivir la experiencia de Dios personal, honda, centrada en Jesucristo tal como lo confiesa y lo vive la Iglesia, articulada, transformadora de la persona y de sus relaciones, que pone fundamento cierto a un futuro de fraternidad y justicia en el que los últimos son servidos primero. Los jóvenes nos están diciendo: Queremos ver al Señor, enseñadnos a orar, dadnos razón de vuestra esperanza y vuestra alegría. Esperan que podamos ofrecerles y compartir nuestra propia experiencia. Quizá nos está pidiendo

Observaciones finales No habría que decirlo, por obvio. La inmensa mayoría de los jóvenes no ha participado en la JMJ. El trabajo de dar a conocer a Jesucristo a los jóvenes sigue ahí, más o menos donde estaba. La JMJ no nos deslumbra. En todo caso nos alumbra y nos anima.

que

Benedicto XVI, en el avión que 20


. Para una lectura teologal de la JMJ

Ángel Matesanz

le trajo a Madrid, explicó a los periodistas que “esa semilla que el Señor siembra en la JMJ es como la semilla de la que habla el Evangelio: una parte cae en el camino y se pierde; otra parte cae en la piedra y se pierde; una parte cae en las espinas y se pierde; pero una parte cae en tierra buena y da mucho fruto… Ciertamente se pierde mucho. No podemos decir que a

partir de mañana recomienza un gran crecimiento de la Iglesia. Dios no actúa así. Crece en silencio”. ángel Matesanz Madrid

21


vaLORaR Y tRanSFORMaR La ReaLIDaD JUvenIL h

Fco. Javier García Cadiñanos

evangelizar a los jóvenes es ayudarles a que se levanten…"Joven, a ti te digo: Levántate” (Lc 7, 14) ¡A vueltas con los jóvenes! ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Nos preocupamos de ellos por sí mismos o nos preocupamos de ellos por nosotros? ¿Nos preocupamos por los jóvenes o nos ocupamos de ellos? En la Iglesia estamos llamados a ocuparnos de ellos por ellos mismos con el corazón misericordioso del Buen Pastor. De no ser así no podremos anunciarles la Buena Noticia de Jesús La finalidad de la evangelización .. si hubiera que resumirlo en una palabra, lo mejor sería decir que la Iglesia evangeliza cuando, por la sola fuerza divina del Mensaje que proclama, trata de convertir al mismo tiempo la conciencia personal y colectiva de los hombres, la actividad en la que ellos están comprometidos, su vida y ambiente concretos (EN 8). De aquí el título y la reflexión que Javier García Cadiñanos nos ofrece.

1. DE qué JóvEnES hABLAMOS

social en la educación, de inalcanzable acceso a la vivienda, de difícil emancipación…

Aunque no vamos a detenernos en hacer un análisis pormenorizado de la situación de los jóvenes españoles damos unos cuantos brochazos significativos que dibujan la silueta juvenil actual: situación de indefensión laboral, de debilidad

• España es el país con la tasa más alta de desempleo juvenil (42,6%) en la UE y afecta más a varones que a mujeres. • Un aspecto importante del 22


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

aunque existe también un volumen importante de personas con un salario inferior a 600 euros (38%).

empleo de las personas de 16 a 29 años es su elevada temporalidad en el año 2009 un 34% en relación con la media nacional pero hoy día más.

• Las personas de 18 a 34 años tienen un coste de acceso a la vivienda en propiedad en el cuarto trimestre del 2008 que supone un 85,9% del salario neto (muy superior al 30% recomendado).

• El fracaso escolar y el abandono de los estudios post-obligatorios de los jóvenes en España aumenta en relación a la Unión europea (en 2007 tan sólo un 61% de los jóvenes habían alcanzado el nivel de los estudios postobligatorios). • La mitad de las personas entre 16 y 34 años tardó más de un año en encontrar empleo tras finalizar sus estudios en Madrid.

2. ACLARACIOnES En ESO DE LA EvAnGELIZACIón DE LOS JóvEnES No nos situamos aquí en el plano doctrinal sino en el pastoral y, dentro de éste, en el de la espiritualidad. Damos por sentado toda la riqueza de doctrina que el Magisterio eclesial desde el Vaticano II y la Evangelii Nuntiandi, desarrollado por la Doctrina Social de la Iglesia. Hoy nos fijamos en especial en las actitudes y disposiciones del evangelizador de los jóvenes.

• La población extranjera de 15 a 29 años empadronada en España ha crecido considerablemente al pasar de 161 mil en 1999 a 1,6 millones en 2009. Los índices de desempleo entre inmigrantes es muy superior a los autóctonos. • En España, la mayor parte de los jóvenes españoles (78%) no tienen autonomía económica, es decir, que viven en parte o con todos los recursos de otras personas.

Evangelizar es descubrir que Dios Padre tiene un proyecto sobre los jóvenes, un plan que lo ha desplegado y realizado sobre todo en su Hijo Jesucristo, quien nos regala su Espíritu para dejarnos conducir por él en la realización actual.

• En relación al nivel de ingresos, el 42% de los jóvenes que trabaja afirma tener un salario medio de más de 900 euros mensuales, 23


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

Evangelizar es reconocer que el trinar, sino ayudar a que los jóvePadre ha sembrado el mundo de nes se encuentren con la persona los jóvenes de semillas evangélicas de Jesús mismo. No es principalmente sacramentaque tienen potenlizar sino acentuar cialidad de “crecer por sí solas, de evangelizar es reconocer la vivencia de la noche o de día (Mc que Cristo resucitado está dimensión simbó4, 26-27). Para ger- trabajando en el corazón e lica y celebrativa minar, a nosotros, instituciones de los jóve- del paso de Dios evangelizadores, nes y nosotros le ayuda- por la historia. No es reducir la pronos da la oportunimos en esa tarea. puesta de Jesús a dad de ayudarle a un “ghetto” como regar y cuidar, de modo que su fuerza llegue a “hacer si en el mundo no estuviera el un árbol frondoso donde aniden Padre trabajando su plan, el Hijo floreciendo su resurrección, el las aves del cielo” (Mc 4, 32). Espíritu dando a luz la criatura Evangelizar es reconocer que nueva. Cristo resucitado está trabajando en el corazón e instituciones de los jóvenes y nosotros le ayudamos en - Algunas líneas a potenciar en esa tarea. Él podía hacerlo solo (y este contexto y momento: seguramente lo haría mejor) pero tiene la misericordia de llamarnos a o La lectura histórica de la colaborar en su proyecto vivo. Palabra de Dios para descubrir cómo sigue viva y operante en Evangelizar es sentir al Espíritu esta realidad. que nos dice como a Felipe: “Adelántate y ponte junto al carro o La lectura creyente de la realidel etiope Candace” (Hch 8, 29). dad que ayuda a discernir los Además de correr hasta alcanzarle, signos de los tiempos: Dios le acompañamos en sus preocupaPadre sigue trabajando esta hisciones y le ayudamos a descubrir a toria. Cristo mismo e incluso le introducimos en la mistagogia del o El testimonio comunitario y fraterno a favor de la justicia y la Resucitado (Hch 8, 38). solidaridad como instrumentos Evangelizar, desde esta persde un Proyecto del que somos pectiva, no es principalmente adocsiervos. 24


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

o La experiencia integral de sanación y humanización que ofrece el Proyecto de Dios manifestado en Jesús de Nazaret en docilidad al Espíritu que nos habita

sencia y después acompañar al joven a que descubra la transcendencia.

3. COnSECuEnCIAS PARA EL EvAnGELIZADOR

- a la distancia

El evangelizador se puede situar en teoría con distintas posiciones:

- a la defensiva

Los evangelizadores debemos examinar qué imagen tenemos de los sujetos a evangelizar. Muchas veces las apariencias engañan en los jóvenes. Os cuento una experiencia: La primera vez que vi acercarse a Bruno, un joven de 17 años, me asusté por la cantidad de agujeros de su cuerpo y cada uno ocupado por un pirsin. Tuve que reponerme y empezar a preguntarme: ¿Por qué llevará tantos pirsin? ¿Querrá destacar porque nadie le hace caso, porque quiere ser original? ¿Es una forma de rebeldía? ¿Rebeldía ante qué?”

- a la conquista - a la vera (como Felipe ante el ministro extranjero: Hech 8, 126) La última posición es la más evangélica y avalada por los primeros apóstoles. Pero ¿no es verdad que tenemos todos la tentación de reaccionar con las otras posturas?

4. ALGunAS TAREAS BÁSICAS E IMPRESCInDIBLES:

1. eSCUCHaR Y DISCeRnIR Los jóvenes no son bárbaros, (siguiendo a Cristina Menéndez, enemigos de la religión, hijos del aDSIS) mal… Los jóvenes "Por la tarde de hoy están habidecís: "va a hacer tados por el Los jóvenes no son bárbabuen tiempo, porque Espíritu que trabaja ros, enemigos de la reliel cielo está rojizo". en ellos. Es tarea gión, hijos del mal… Los Y, por la mañana: mía descubrir bajo jóvenes de hoy están habi"hoy hará malo, porqué inquietud suya tados por el espíritu que que el cielo está rojizo el Espíritu me hace y cargado". Sabéis trabaja en ellos. un guiño de su prediscernir el aspecto 25


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

jóvenes: porque nos enfrentan a una forma de ver el mundo que no entendemos y nos cuesta creer que Dios puede estar diciéndonos una palabra en ellos. Por otra parte, estamos convencidos de que lo que vivimos — nuestra fe, el seguimiento de Jesús, la experiencia comunitaria— es un tesoro, una buena noticia, una propuesta que merece la pena ser comunicada. La pregunta es, por tanto, cómo somos capaces de transparentarla más que ocultarla, cómo dejamos que la Buena Noticia de Jesús se pueda transparentar a través de nosotros y nuestra acción personal y comunitaria con toda su vigencia y actualidad.

del cielo, pero no los signos de los tiempos" (Mt, 16, 2-3).

Quizá hoy podríamos escuchar las mismas palabras de Jesús a todos aquellos que nos dedicamos a la pastoral con jóvenes. La mayoría percibimos que vivimos unos «tiempos difíciles». Nos gustaría encontrar una mayor respuesta entre los jóvenes. Nos preguntamos por qué lo que nosotros en nuestro momento percibimos como un proyecto entusiasmante y atractivo, hoy parece no tener eco, o tenerlo muy diluido, entre los jóvenes con los que nos encontramos. Lo cierto es que hoy tenemos multitud de signos que reclaman nuestra atención. Los jóvenes con su palabra y su indiferencia, ... las promesas de con sus respuestas y Dios en Jesús, se cumsus ausencias, están plirán por el espíritu reclamando algo de nosotros. Y el Espí- que actúa en la historitu, con ellos y a tra- ria. Y, sin embargo, nos vés de ellos… asustamos ante las Contamos con la certeza de que las promesas de Dios en Jesús, se cumplirán por el Espíritu que actúa en la historia. Y, sin embargo, nos asustamos ante las reacciones de los

En los últimos tiempos se ha acuñado la expresión de «cultura líquida» frente a la cultura «sólida» de la modernidad. Una expresión que hace reacciones de los jóve- referencia a muchas nes: porque nos enfren- de las cosas que nos tan a una forma de ver desconciertan en el encuentro con los el mundo que no enten- jóvenes: todo es demos y nos cuesta móvil, todo es flexicreer que Dios puede ble, todo cambia… estar diciéndonos una Lo líquido no tiene forma en sí mismo: palabra en ellos. adopta diversas for26


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

Anunciar la Buena Noticia de Jesús en esta cultura nos obliga a ofrecer a los jóvenes espacios donde amar y ser amados, donde el amor sea la norma suprema: un amor sin duda comprometido y eficaz, pero también sensible y personal. Demanda que nuestra Iglesia, nuestras comunidades y nuestros procesos sean escuelas para aprender a amar y ámbitos de amor concreto, personalizado y eficaz, espacios del Reino donde se viva y se aprenda a vivir como hermanos (NMI, 43).

mas según los recipientes. Los esquemas que teníamos para entender el mundo se nos desmoronan y, sobre todo, descubrimos que resultan difícilmente comprensibles para los jóvenes. Y, sí, somos conscientes de que toda esta realidad tiene pros y contras, conlleva muchísimos peligros, pero, ¿y si probamos a centrarnos en lo que podemos aprovechar, lo que nos habla del ser humano imagen de Dios, en lo que nos habla del Reino? Vamos a proponer cuatro signos de este momento cultural que consideramos que nos pueden dar claves para nuestros procesos pastorales:

o La recuperación de la intuición En el diálogo fe y cultura, los cristianos hemos reivindicado históricamente que la racionalidad científica, en exclusiva, aún siendo importante, era incapaz de dar respuesta a las búsquedas del ser humano. Que había otro tipo de sabiduría y otras formas de acceso al conocimiento que no se reducían a lo empíricamente demostrable.

o La primacía de lo afectivo Hoy la afectividad, lo que me gusta, lo que me mueve, lo que me afecta, tiene carta de ciudadanía. La afectividad tiene que ver con el amor, que es la palabra central del mensaje de Jesús. El amor no se reduce a lo afectivo, pero lo integra. Desde la primacía de lo afectivo en los jóvenes y en la cultura podemos descubrir una búsqueda del amor como lo único que da plenitud al ser humano, como el anhelo más profundo del corazón humano. Qué más cercano a la Buena Noticia de un Dios que es amor y que nos invita a ser como Él en el amor.

Hoy asistimos a la recuperación de otras racionalidades. Descubrimos sorprendidos el hambre de trascendencia y religiosidad que se manifiesta en la New Age y en las búsquedas de corte oriental. Las decisiones no se toman principalmente por convicción ideológica, sino por intuición: un conjunto de 27


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

arraigados en nuestra cultura secular: la solidaridad, la justicia, la libertad, la igualdad, la tolerancia, la fraternidad.

experiencias y saberes que escapan al pensamiento lógico científico.

En realidad, la sabiduría del Evangelio tiene más que ver con Es cierto que vivimos una cultuese tipo de conocimiento intuitivo, que integra lo afectivo, lo racional y ra individualista y, en muchas ocalo vital que con un tipo de argu- siones, insolidaria. Pero nunca en mentación exclusivamente lógico- la historia ha sido tan aguda la conciencia de los derecientífica que no toca chos de las personas, el corazón. El segui... la sabiduría del aunque éstos no miento de Jesús no se produce por convenevangelio tiene más siempre se respeten. cimiento ideológico, que ver con ese tipo de Estos valores se han sino por conversión conocimiento intuiti- convertido en patrimonio de la humanidel corazón. La apervo, que integra lo dad y es una contura a otras racionalidades de la cultura afectivo, lo racional y quista que no podelo vital que con un mos menospreciar. postmoderna nos tipo de argumentación Basta echar una ojeaabre de nuevo, así, a la sabiduría de la exclusivamente lógi- da a la oleada de contemplación, a la co-científica que no manifestaciones del pasado 15 de octubre interioridad, a la toca el corazón. en todo el mundo. intuición, a la fe, a la experiencia personal, Los jóvenes con al testimonio. Y nos invita a vivir los que nos encontramos gozan de profundamente enraizados en Dios este patrimonio y participan de y transparentando el misterio de su éste universo de valores. Éstos son presencia en nuestra vida y en la punto de partida irrenunciable historia, y a educar a los jóvenes en para anunciar la Buena Noticia de esa experiencia. Jesús, que los lleva a la plenitud, y para una evangelización que nos coloca codo a codo con otros, creo Los valores del Reino yentes y no creyentes, en la consLa tradición cristiana ha dejado trucción de un mundo de hijos y muchas huellas en la cultura occi- hermanos donde cada ser humano dental, también en valores profun- pueda vivir con la dignidad de los damente cristianos y que hoy están hijos de Dios. 28


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

dades abiertas a la cultura y a la historia. Una fe liberadora, apoyada en la experiencia de haber encontrado el tesoro escondido, vivida en libertad.

o La reivindicación de la libertad Hoy, en nuestra sociedad occidental, muy pocas cosas están predeterminadas. Hay una aguda conciencia de la libertad individual, y el sujeto es considerado como el único legitimado para decidir su vida. Como consecuencia, los jóvenes se ven abocados a una serie de decisiones cada vez más tempranas, muchas veces cuando apenas están equipados para ellas.

2. vaLORaR a LOS JÓveneS De HOY Valorar a los jóvenes de hoy no es un ejercicio de investigación científica: “A ver cómo descubrimos en el fondo algo positivo para arrancar de ahí”. No es mera estrategia pastoral: “Así nos les ganamos”. No es voluntarismo, mero impulso ético: “A ver cómo nos ganamos a esos chicos que no son tan fieras”

¿Cómo no valorar positivamente este crecimiento en libertad del ser humano? ¿Cómo no valorarlo como querido por Dios, que nos sueña amándole y amándonos en libertad?. Pero nos sitúa ante el desafío de educar en la fe en el eje de la libertad: ayudando a los jóvenes a equiparse para poder vivir en una libertad crítica, madura y responsable, y ayudándoles a ejercer esa libertad.

a.- Don

Trabajar la Pastoral Juvenil es un regalo de Dios: Él me ofrece la posibilidad de adivinar sus caminos de futuro en ellos. Por ello, podríamos afirmar que los jóvenes de hoy son una profecía externa a la Iglesia Una educación en la que estamos invitafe en libertad y para dos a escuchar y discernir.

Una educación en la fe en libertad y para la libertad requiere posibilitar la maduración de la libertad requiere una fe personalizaEllos nos ayudan a da, afianzada en una posibilitar la experiencia personal maduración de una fe desmontar unas herencias estructurales, de seguimiento de personalizada. institucionales, conJesús, contrastada en ceptuales, lingüístila intemperie y el diálogo y alimentada en comuni- cas… premodernas que no respon29


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

borda a todos y que desnuda nuestra fe. ¿Os acordáis cuando en los años 70 -80 se nos decía aquello de Ellos nos ayudan a depurar que el mundo escucha más a los mucho contagio y obra humana testigos que a los maestros? Pues confundido con la fe. Hace unos hoy se nos desafía a un paso días Javi, un joven que se acercó a mayor: se nos llama de testigos a la parroquia para preguntarme “parteras”. En un ejercicio de vercómo había que apostatar de la fe dadera mayéutica estamos convome decía que en estos cados a participar en momentos de cambio facilitar que nazca la las religiones debiecriatura nueva que el ... en los jóvenes de ran de ir a su raíz, hoy el espíritu nos Espíritu está incubuscar en sus orígebando en la persona invita a ensayar la nes, destapar sus del joven. Y este es mejores esencias, construcción de la un arte de verdadera pues se nos ha pegaiglesia del futuro. cercanía, destreza, do mucho “polvo del habilidad y fe. Mucha camino”. fe en lo que se abre Los jóvenes de hoy nos ayudan paso confiando plenamente en a incubar esta fe en nuevas catego- quien rompe con dolores de parto. rías: verdadera inculturación Recordad aquello de Romanos 8,22. misionera. ¿No era este el grito de Pablo VI y Juan Pablo II? ¿Cómo verter el vino nuevo del evangelio B.- Conversión en los odres nuevos de la globalizaAdemás de las llamadas a la ción, las nuevas tecnologías, la cul- conversión, personal, comunitaria, tura urbana…? estructural, quiero resaltar dos cambios pastorales muy sugerentes Por ello, podríamos concluir que los obispos de Quebec en una que en los jóvenes de hoy el Espíritu nos invita a ensayar la carta del año 2000 nos plantean: construcción de la iglesia del futuro. Algo parecido a la experiencia 1. Volver a la fuente. del pueblo de Israel que en el exilio purifica y reinventa su experiencia Olvidar el esquema de las canade Yavhé. lizaciones y de los acueductos pastorales (familia, escuela, parroquia) Un alumbramiento que nos desden a este momento y que nos siguen pesando mucho.

30


. valorar y transformar la realidad juvenil

que ya apenas dan agua. Buscar las fuentes de la fe, siempre subterráneas, pero que afloran pronto o tarde al ras de la vida. Está allí, donde la gente, fatigada, encuentra el placer de beber, el gusto del agua, el gusto de vivir y de revivir. Volver a la fuente, se le adivina, es más que conducir a los creyentes, es más que entrar en un sistema.

Fco. Javier García Cadiñanos

2. Pasar de los cursos a los itinerarios La situación cultural actual nos impulsa, igualmente, a hacer otro cambio: hay que pasar de los cursos a los itinerarios. ¿Qué quiere decir esto? La palabra itinerario propone ante todo la idea del aprendizaje de la verdad. Hace sitio a la persona, a su autonomía, a su evolución. Pasa de una verdad aprendida a una verdad experimentada. Una verdad consolidada, comprobada con la experiencia, que acaba en una a reconocer convicción personal.

Es ante todo intentar extraer la experiencia espiritual que brota de la vida, que extraña, ... aprender que hace presentir lo en las diversas etapas de esencial, que des- la vida esta fuente que el pierta, que pone en espíritu hace surgir en el marcha, que hace corazón de los seres, vivir.

Por lo tanto, para los jóvenes y menos jóvenes, un proyecto es a menudo casi nada; un poco de como un don. camino en el azar de Es aprender a la vida. Pero es una reconocer en las porción de sí mismo; un trozo de diversas etapas de la vida esta vida que no miente; un fragmento fuente que el Espíritu hace surgir del mundo iluminado por el en el corazón de los seres, como un Evangelio; un momento gratuito, don, como una fecundidad nueva. irremplazable, como un relámpa“Escucha en ti la fuente que te go, como el amor. Un trayecto habla de amar” dice el canto litúrextraño; un encuentro; un claro en gico. Esta inspiración estaba ya el cielo, como un regalo, como una escrita en el prólogo de todo el gracia; justo el tiempo de charlar esfuerzo de la catequesis en los un poco, de parar, de tocar la fuenaños 60: “Oigo en mí como un murte, de amar, de saberse amado, de mullo de agua viva que dice: Ven al salir ligero. Llegado y recibido por Padre” (Ignacio de Antioquía) Es milagro tan fugaz en el tiempo, tan importante volver a esta inspiraprofundo en el corazón. ción profunda. 31


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

pobres, lisiados y ciegos (Lc.14,13). Sin búsqueda inmediata de respuestas. Abriendo muchas veces procesos indefinidos que han de retomarse permanentemente.

Inolvidable que activa de nuevo, que permite proseguir en la alegría... nuestros caminos, tejidos de soledad y de deseos.

En un tiempo donde demasiados jóvenes sufren el - La pastoral juvemal de vivir e incluso Como abraham, la nil supone de mucha sienten el hastío de escucha vivir. La fe en el Dios Iglesia con muchos años de la vida es insepa- sale de Ur de los caldeos Normalmente rable de la fe en la a una tierra prometida vamos a los jóvenes vida. Tienen que descon los discursos guiada por la fe. cubrir que, incluso si hechos, con las la vida puede ser recetas cocinadas, dura, permanece a pesar de todo y con teorías ya sabidas… Es preciso que verdaderamente tiene mejor adentrarse en el espesor de una sabor que la muerte. realidad que nos habla a nosotros como evangelizadores (sus monosílabos y sus silencios)

C.- tarea - Hecha con fe

- Requiere poner la vida de los jóvenes en el centro

Como Abraham, la Iglesia con muchos años sale de Ur de los caldeos a una tierra prometida guiada por la fe: dejar seguridades, ponerse en camino, caminar a tientas, no quejarse de los años, apoyarse en quien llama… - Hecha con mucho tiempo La Pastoral Juvenil requiere pasar tiempo con los jóvenes concretos en una sociedad de prisas y eficacias mercantilistas. Tiempo gratuito y generoso. Como aquella recomendación de Jesús a invitar a

No es lo mismo pastoral con jóvenes que pastoral juvenil (hacer cosas con jóvenes pero sin los jóvenes). Ellos han de protagonizar el proceso de evangelización de otros jóvenes según el espíritu del Concilio. Es preciso dejar expresar a los jóvenes sus preocupaciones, problemas laborales, emocionales… y ponerlos en el centro del proceso y en el centro del corazón del acompañante (¿me duelen las situacio32


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

3. tRanSFORMaR La ReaLIDaD JUvenIL

nes que viven los jóvenes de hoy?) - Requiere ir abriendo boquetes

a. La reconstrucción de la persona La cultura actual configura la desestructurada personalidad para que responda a La gente joven vive hoy en un los intereses de los poderosos. estado de inseguridad vital permaComo profetas en el desierto, si nente. No es algo optativo que se queremos acompañar el proceso de da en algunas personas jóvenes y gestación de la criaen otras no, más bien tura nueva engenes un elemento culdrada en el Espíritu, no es lo mismo pastoral tural de esta generanecesitamos entrecon jóvenes que pastoral ción. Esto está muy nar a los jóvenes en relacionado con que, la práctica del silen- juvenil (hacer cosas con cada vez en mayor jóvenes pero sin los cio, en la pedagogía medida, para la jóvenes). del choque y de la mayoría de la gente contradicción frente joven no existen refea la cultura de la “normalización” y rentes ideológicos estables o proen el cultivo de la interioridad. yectos comunitarios que marquen el rumbo de su vida.

- Requiere ser “costurera” de Dios

A mi modo de ver, esto está causado por tres factores fuertemente anclados en nuestra sociedad. El primero es la organización de la vida entera en torno al trabajo productivo. Parece que todo lo demás, al no tener valor productivo, no tiene valor humano. Esta cuestión, además, lleva consigo una gran precariedad laboral y vital y la imposibilidad de cuidar debidamente otros aspectos fundamentales de la vida de una persona, como son la afectividad, la participación o la trascendencia, entre otros; El segundo factor es el consumo como única

Escuché esta imagen a Mª José, Hermanita de la Asunción, en un encuentro de consiliarios. Acompañar es ir tejiendo e hilvanando en la vida de los jóvenes el paso de Dios. Sus vidas son un montón de hilos sueltos, emociones y experiencias distintas. Al acompañante se le pide, desde la memoria y el corazón, ir ayudando a dar las puntadas que sirvan para unir y dar forma al proyecto que Dios Padre quiere con sus hijos.

33


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

frente a la instrumentalización de la que es víctima. Y alguien que cuenta para él mismo, para los demás y para el Padre Dios. Acompañar individualmente significa de alguna forma que es una persona única para Dios. Significa también que él existe, que tiene un nombre, una historia, un proyecto, un protagonismo.

forma de participar de la sociedad, de no sentirnos excluidos. Es lo que nos hace sentirnos realizados y seguros, momentáneamente; Y el tercer factor es una cierta cultura de la normalidad. La sensación de que no pasa nada y, si pasa algo, no tiene solución, nos hace vivir todo esto individualmente con resignación y pasividad; estos tres factores son radicalmente opuestos al Plan de Dios para sus hijos e hijas.

Este acompañamiento personalizado adquiere hoy un alcance fundamental. La Concretando, nos precariedad laboral podemos encontrar con jóvenes en con- acompañar personal- y vital, la desestrucdiciones laborales de mente es manifestar que turación personal y verdadera explota- el joven es alguien, frente colectiva, el dominio ción que buscan una a la instrumentalización de la cultura impevía de escape, mileude la que es víctima. rante y la masificación… van configuristas que creyeron rando psicologías que se comerían el mundo, jóvenes que no pueden débiles y personalidades frágiles. tener acceso a una vivienda digna, Acompañar personalmente se conbarrios llenos de jóvenes que no vierte así en un servicio educativo saben qué hacer en su tiempo libre. y evangelizador insoslayable. También hay jóvenes (en paro, que estudian y/o trabajan) desilusionados, en permanente evasión, b. El elemento educativo de la actuando según las apetencias del contradicción momento, sin un proyecto más allá Si hay proyecto habrá educade intentar ganar, gastar y gozar lo ción, sin proyecto habrá entretenimás posible. Tres elementos que no miento. La labor educativa tiene tienen mucho que ver con los valo- hoy un elemento tremendamente res que encontramos en el decisivo, la contradicción. En Evangelio. medio de un panorama que multiplica la indiferencia y la resignaAcompañar personalmente es ción, es preciso reforzar hoy todos manifestar que el joven es alguien, 34


. valorar y transformar la realidad juvenil

brecimiento latente que hay detrás de la temporalidad, el paro, la imposible emancipación, la carestía de la vivienda, el consumismo despersonalizador…

aquellos elementos que puedan ayudar al joven a sacudirle por dentro. Es preciso que el educador sepa tensionar permanentemente entre lo que vivimos y lo que estamos llamados a vivir, entre lo que somos y lo que el proyecto de Jesús quiere de nosotros. Interpelar, cuestionar, poner en contradicción, interrogar… es hoy más necesario que nunca si no queremos seguir “narcotizados” por la cultura imperante. Y para ello, es preciso tener claro el proyecto global que queremos alcanzar.

Unos pobres a los que no vamos como salvadores, sino que ellos son portadores de salvación para nosotros pues nos alertan de nuestra inhumanidad y organización social homicida. d. La vieja y vigente pedagogía de la acción Cuando el hilo conductor del proceso educativo es el de la vida del joven (de su comunidad, barrio, pueblo…) y las acciones en las que se halla inmerso, hablamos de Pedagogía de la acción. La vida, la realidad concreta del mundo (el gran mundo y el pequeño mundo de cada día) en el que vivimos son el tema y la fuente de educación. La vida se convierte en el libro a seguir. Se trata entonces de aprender a leerlo y descubrir la vida como espacio sagrado en el que Dios se hace presente y nos habla.

c. La necesaria inmersión en el mundo de los pobres No es el sitio ni el momento de desarrollar la necesaria opción por los pobres en el proceso de evangelización. Pero tiene que haber una convicción básica en toda evangelización, también en la evangelización juvenil: es imposible sin que los jóvenes “palpen y hagan suyas” las llagas de nuestra humanidad. En esa pedagogía de la contradicción, el encuentro con los empobrecidos nos despierta de nuestra ilusión y bienestar. Un mundo de los pobres que no hay que ir a buscar a países lejanos, sino que está en la propia realidad juvenil: desenmascarar el empo-

Fco. Javier García Cadiñanos

Esta pedagogía de la acción no es la pedagogía de actividades y dinámicas. Es una pedagogía que trata siempre de reflexionar a partir de la experiencia vivida, de lo real concreto, de los espacios de 35


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

de cada uno y ahí crecer como seguidor de Jesús. Nuestro ambiente natural es el que nos configura y hace como persona y es ése el que estamos llamados a dar forma cristiana, implantando en él los valores del Reino.

interés, orientando a los jóvenes al compromiso transformador. Si no hay compromiso concreto, tiempo dedicado a la acción, experiencias de acción vividas, no hay realmente educación desde esta pedagogía. Por tanto, la pedagogía de la acción implica educar desde la acción, en la acción y para la acción.

En momentos de dificultad o de sequía pastoral surge la tendencia a encerrarse en el grupo, a mirar hacia dentro. Fuera vemos el mundo lleno de peligros. La e. Encarnación y RV, la lectura cre... la pedagogía de la levadura yente nos hacen acción implica educar mirar hacia fuera La preocupadesde la acción, en la y ver ahí el trabajo ción por la masa, acción y para la acción. que el Padre va la presencia en desarrollando por medio de la masa caminos insospea modo de fermento o levadura no es simplemente chados. Entonces la RV nos ayuda a una táctica pastoral de mayor efica- concretar formas de presencia y cia, sino que forma parte de la mís- acción entre los propios compañetica evangélica, del estilo de Jesús. ros del barrio, trabajo, escuela… Un lugar de presencia y de com- para continuar ese trabajo de Dios promiso para el joven cristiano: la Padre. Precisamente la Evangelii calle, los amigos, el trabajo, el Nuntiandi nos invitaba a transforbarrio, la escuela, la vida cotidiana. mar desde dentro. Y esta es hoy una Un espacio eclesial: el grupo, el de las grandes tareas: cristianos en movimiento, la comunidad, la los barrios, en los sindicatos, en los ampas… en todo el tejido asociativo parroquia. necesitado de regenerarse Frente al método salesiano más preventivo, que buscaba sacar a los chavales de sus ambientes natura- f. volver a Jesús les y llevarlos al oratorio para enseUna Iglesia formada por cristiañarles, Cardijn y la JOC apuestan nos que se relacionan con un Jesús por no salir del ambiente natural mal cono¬cido, vagamente capta4

36


. valorar y transformar la realidad juvenil

Fco. Javier García Cadiñanos

por los más do, confesado de vez en cuando de ... volver a Jesús es trans- pequeños, indemane¬ra abstracta formar la relación con él. fensos y excluiy doctrinal, un volver al "pri¬mer amor", dos. Jesús mudo del dejarnos "alcanzar" por su Necesitamos que no se puede persona. Dejarnos coger no una Iglesia marcaescu¬char nada da por la expesólo por una causa, un especial para el riencia de Jesús. ideal, una misión, una mundo de hoy, un Impulsada por religión, sino por la Jesús apagado e creyentes que tieinerte, que no enapersona de Jesús. nen conciencia de mora ni seduce, vivir desde él y que no llama ni para su proyecto toca los cora¬zones, es una Iglesia del reino de Dios. Cristianos que sin futuro. Una Iglesia que se irá pertenecen a Jesús y que, sólo porenveje¬ciendo, apagando y olvique le pertenecen a él, pertenecen a dando en la sociedad moderna. la Iglesia y están en ella esforzánVolver a Jesús es transformar la dose por hacerla más fiel al relación con él. Volver al "pri¬mer evan¬gelio. Cristianos que, a todos amor", dejarnos "alcanzar" por su los niveles, van descubriendo a persona. Dejarnos coger no sólo Jesús en la Iglesia como lo mejor, lo por una causa, un ideal, una más valioso, lo más bello y atractimisión, una religión, sino por la vo, lo más amado: la fuente esconpersona de Jesús, por el Dios vivo dida, pero poderosa, de la que encarnado en Jesús. Dejarnos trans- viven los cristianos. formar lenta, pero profundamente por ese Dios apasionado por una Javier García Cadiñanos vida más digna, más humana y dichosa para todos, empezando Burgos 4

37


MIRaD a LOS JÓveneS aL eStILO DeL BUen PaStOR, LOS HaCe “ponerse en pie” h

Javier García López

J

avier García López, consiliario de JOC, nos ofrece este estudio de evangelio en Lc 7, 11-16. Tiene muy en cuenta su experiencia en la evangelización de los jóvenes y a los mismos jóvenes. La mirada del Buen Pastor hace milagros. Jóvenes tirados en la cuneta de la historia se ponen en pié cuando se les mira, se les escucha, se cree en ellos, se les infunde esperanza, se les presenta a Jesucristo. La mirada compasiva de Jesús hacia la madre devuelve la vida a su hijo joven. Javier habla de orar, de tocar, de andar, de decir una palabra de aliento, de escuchar, de contemplar la vida de los jóvenes, de salir e ir donde ellos están… pero también habla de él, de los compañeros de camino de los jóvenes… y contempla y nos habla de Jesús, lleno de ternura y cariño hacia los jóvenes y hacia nosotros, hacia la madre-viuda.

E

l Plan diocesano de evangelización de nuestra diócesis de Bilbao nos invita en este curso a “Revitalizar la pastoral de juventud”. La débil realidad juvenil de nuestras comunidades nos preocupa. Por eso queremos mirarla con cariño, con los ojos de Dios, y dejarnos interpelar por la Buena Noticia. La Palabra de Dios, acogida con esperanza y fidelidad, nos señalará

pequeñas luces para caminar. Este es mi deseo al compartir este estudio de evangelio. Nos vamos a acercar a Jesús, camino de Naím, acompañado de sus discípulos. Contemplamos sus actitudes y escuchamos sus palabras: a ti te lo digo: joven levántate (Lc 7, 14). Ese joven es el que tienes tú delante: en el equipo de JOC o de JEC que acompañas, en el grupo de confir38


. Mirad a los jóvenes al estilo del Buen Pastor...

Javier García López

hermanas, o si hubiese hecho del templo su pequeño “despacho” no habría tenido la ocasión de encontrarse con infinidad de personas, de jóvenes también, a las que poder decir una palabra. Si nos encerramos en nuestros grupos, en nuestras propias vidas, en nuestros trabajos y nuestras perezas será difícil hacer un hueco en nuestro corazón a la vida de los jóvenes. Hay que mover nuestro corazón; tal vez cambiarlo de lugar; o puede ser que lo tengamos que mover ensanchándolo; o tal vez hacerlo un poco más de carne y no tanto de piedra.

mación, en la plaza de tu pueblo, en el grupo de ACG, en esa calle donde se hace botellón, en el instituto de tu pueblo… Nosotros también queremos decirles: levántate, eres hijo de Dios.

1. Jesús iba de camino

“Quien mueve las piernas mueve el corazón”. Este lema nos recordaba hace tiempo la necesidad de hacer ejercicio, de caminar para mantener un corazón sano. En la fe ocurre algo parecido. Tenemos que andar, movernos, “Quien mueve las piernas Esta es una pricaminar para que mueve el corazón”. este nuestro corazón cre- lema nos recordaba hace mera llamada de yente se mantenga tiempo la necesidad de este evangelio. Mover nuestro coraen forma. Jesús lo hacer ejercicio, de cami- zón hacia las persohacía. Lo vemos en nar para mantener un nas, hacia los jóvemuchas ocasiones nes, para luego corazón sano. en el evangelio: iba poder mover nuesde camino, marchatras piernas y acerba de un lugar a otro carnos a sus vidas. Porque quien (Mt 4, 18. 21; 9, 7; 12, 9; 15, 39; Mc 8, tiene un corazón “movido” hacia 10. 13; 9, 30; Lc 4, 12; 9, 57, etc). Y los demás hará camino, irá, mares en el camino donde se encuentra chará hacia los demás. Podrá dejar con las personas (Jn 1, 41. 43) y las mira, donde se acerca a su realidad su territorio conocido y adentrarse y se compadece, donde conoce y en un terreno desconocido en el reconoce, donde (Mc 10, 21), sana que incluso veamos cosas que no (Mt , 2, 24; 8, 16; 14, 14; 17, 18) y nos acaben de gustar. Sólo así enseña (Mc 4, 23; 6, 6; 12, 35; Lc 19, podrá conocer, sanar, amar. 47; 6, 6; Jn 6, 59, etc). Si se hubiera Vamos, que quien mueve el coraquedado en casa de Lázaro y sus zón, mueve las piernas. 39


. Mirad a los jóvenes al estilo del Buen Pastor...

Javier García López

2. Ibán con él sus discípulos

jóvenes. Hemos cargado las pilas. Jesús se retiraba sólo a orar: Una idea de ésta, una experiencia Después de despedirse de ellos, se de aquel, una intuición del otro, fue al monte a orar (Mc 4, 46; ver una palabra de ánimo de ésa. Y, como los discíputambién: Mt, 14, 23; los, formarnos en el Mt 26, 36, 44; Lc 6, camino, en la tarea 12; 11, 1; 9, 28 etc). La Llamada que veo en de cada día; aprenNecesitaba esa inti- esta parte del evangelio der no sólo de lo midad con el Padre es a vencer la pereza, la que leemos o estucomo el comer. Esos ratos que eran desgana que a veces nos diamos, sino de las su descanso, aun- causa el acercarnos a un experiencias que vamos construyenencuentro o el trabajo que a veces para do juntos. nosotros sean casi con otros..

una obligación. Y luego sí, siempre con la gente. Enseñando a los que le seguían, explicando las parábolas del Reino a los más cercanos (Mt 13, 36; 15, 15-2), curando a los enfermos (Mt, 4, 23; 9, 6), dialogando con las autoridades (Mt 3, 7; 12, 2; Mc 7, 5; Lc 5, 17; 17, 20). Y cuando iba de un lugar a otro siempre con sus discípulos, en una permanente procesión hacia la vida de las personas (Mc 3, 7; 27; Lc 8, 22; Jn 2, 2; 3, 22; 18, 1) . Así, más o menos, nos hemos acercado un buen número de consiliarios de JOC al último encuentro celebrado en Madrid. Con la certeza de que Jesús nos acompaña, va abriendo el camino. Y con la convicción de que juntos nos quiere el Señor. Juntos para la misión. Para la tarea de evangelizar a los

La Llamada que veo en esta parte del evangelio es a vencer la pereza, la desgana que a veces nos causa el acercarnos a un encuentro o el trabajo con otros. A veces lo haríamos solos o lo dejaríamos de hacer; hacemos como el jugador que cuando su equipo va perdiendo coge el balón y quiere marcar un gol haciendo una jugada perfecta. Pero se cansa más y no consigue su objetivo. No vamos a conseguir mucho si queremos ganar este partido siendo unos “chupones”. Lo que nos pide Jesús es pasar el balón a un compañero desmarcado y estar cerca para recibir el pase. Nosotros creemos en un estilo, el de Jesús, que iba siempre con sus discípulos. Y queremos mantenernos fieles a él para poder jugar bien.

40


. Mirad a los jóvenes al estilo del Buen Pastor...

Javier García López

3. Sacaban a enterrar al hijo solidaridad, de celebración. No encuentran un sitio en nuestras de una viuda

comunidades y lloramos, como la Hoy también perdemos muchas viuda del evangelio porque creeocasiones de vivir. Llevamos una mos que han muerto (Y sucedió que vida un tanto mortecina. Lejos de a continuación se fue a una ciudad llaesa invitación que nos hace S. mada Naím, e iban con él sus discípuPablo: Estad siempre alegres en el los y una gran muchedumbre. Cuando Señor; os lo repito, estad alegres (Flp se acercaba a la puerta de la ciudad, 4, 4).. Y hay jóvenes nuestros que sacaban a enterrar a un muerto, hijo no acaban de encontrar esa alegría. único de su madre, que era viuda, a la La sociedad se lo pone complicado: que acompañaba mucha gente de la la crisis económica les golpea en ciudad (Lc 7. 11-12). una sociedad desencantada con lo Otra llamada que veo en este político y que vive más de etiquetas y de ideologías; y el resultado evangelio. No he querido hacer un es una sociedad civil bastante ador- análisis de la juventud. No soy mecida. También los mismos jóve- capaz. He destacado unos rasgos nes viven este mundo posmoderno que pueden ser de muerte. Pero la (como nosotros): ese que nos hace juventud es mucho más. En nuesestar vivos mientras consumimos y tra oración, en el cuaderno de vida, en nuestra refletenemos experienxión tenemos que cias límites; que prima el individua- Que no se nos olvide, al tener en cuenta la cantidad de vida lismo y el concepto descubrir las sombras de que hay en cada egocéntrico de felinuestros jóvenes, ver joven. Que no se cidad, donde se prima el deseo. Y todas las luces que tienen nos olvide, al dessus vidas. Puedes hacer cubrir las sombras vemos que se necesitan más claves, un ejercicio hoy mismo de nuestros jóveotras claves para de reconocimiento de la nes, ver todas las luces que tienen poder vivir bien presencia de Dios en sus vidas. Puedes despiertos. Y nuesnuestros jóvenes. hacer un ejercicio tra Iglesia no ayuda hoy mismo de en ocasiones porreconocimiento de que no les escuchamos de verdad, no somos testimo- la presencia de Dios en nuestros nio verdadero de fraternidad, de jóvenes. Así podremos entender 41


. Mirad a los jóvenes al estilo del Buen Pastor...

Javier García López

las tienen. Las tenemos que conocer, mirarles con compasión y tocar sus heridas. Porque son las nuestras también.

mejor lo que nos pide Jesús, lo que nos va a pedir en los siguientes versículos.

4. Tuvo compasión de ella: al verla el Señor, tuvo compasión 5. Joven, a ti te digo, levántate. de ella, y le dijo: "no llo- el muerto se incorporó y se puso a hablar (Lc 7, 14-15) res"(Lc 7, 13) Será bueno que en nuestros planes Para eso nos quiere Jesús. Para pastorales y en nuestros procesos, vivir de pie. Es lo que le dice al en nuestros análisis de la juventud, joven. Y es lo que hoy tenemos que incluyamos esta clave: la compa- decir a nuestros jóvenes: “levansión. Tener compasión es reconocer taos”, “levántate, joven”. Y puede que cada vida tiene su cruz, su ocurrir que, si se levanta el joven, dolor, su pecado, y su muerte en se ponga a andar. Es un signo de ocasiones. Nuestra experiencia nos liberación, de resurrección y de vida. Hoy también dice que al rascar los jóvenes hablan un poco en toda y, a veces no son vida humana apa- Y es lo que hoy tenemos recen heridas y que decir a nuestros jóve- escuchados. p r e o c u p a c i o n e s nes: “levantaos”, “levánEn un encuensurgidas de las tate, joven”. Y puede ocu- tro que hemos tenisituaciones que se rrir que, si se levanta el do recientemente viven y de cómo es en nuestra Unidad cada persona. Jesús joven, se ponga a andar. pastoral hemos intiene compasión, es un signo de liberación, tentado escuchar a consuela a la viuda de resurrección y de vida. los jóvenes que y toca el féretro: Al participan de nuesverla el Señor, tuvo tros grupos: qué compasión de ella, y le dijo: "No llores nos piden, qué quieren dar. Os pro(Lc 7, 13). Toca esa realidad de pongo escucharles. Nos piden muerte. Sólo desde ese contacto es compromiso con los más necesitaposible la salvación. dos, solidaridad en estos tiempos difíciles, ser escuchados, acompañados y tenidos en cuenta, nos

Jesús nos llama a tocar las heridas de nuestros jóvenes. También 42


. Mirad a los jóvenes al estilo del Buen Pastor...

Javier García López

SEÑOR, MuEvE MI CORAZOn Y MIS PIERnAS

piden ánimo y cercanía, amor y cariño, una iglesia y unas celebraciones más alegres. Y también están dispuestos a dar frescura, alegría, ganas, ilusión, chispa, participación, ayuda e ideas, testimonio en sus ambientes y para los que viene por detrás.

AYuDAnOS A CAMInAR En COMunIDAD hAZnOS COMPASIvOS PARA TOCAR LAS hERIDAS

Si les escuchamos de verdad puede ocurrir que tengamos que dedicarles más tiempo, de más calidad, con más cariño. Tal vez eso trastoque nuestros planes acomodados a nuestras rutinas pastorales de mantenimiento; pero tal vez, si les escuchamos de verdad podremos escuchar su voz joven que nos dice: a ti te lo digo adulto-a, levántate; a ti te lo digo Iglesia, levántate. Y podremos decir que se ha levantado el gran profeta y que Dios nos ha visitado. En el niño que nace en Belén y en cada joven que se ha puesto en pie.

DAnOS Tu MIRADA PARA RECOnOCER Tu PRESEnCIA En CADA JOvEn LEvAnTA AL CAIDO, ABRE nuESTROS OIDOS A Su LLAMADA Y LEvAnTAnOS A nOSOTROS TAMBIEn. Javier García López Bilbao

43


OnÉSIMO, envIaDO POR PaBLO, aCOGIDO POR FILeMÓn. en La CaRta De FILeMÓn h

Pedro Juan Díaz Zaragoza

h

ay muchas maneras de ayudar a los demás a que se levanten. Pablo cae del caballo y, el mismo que lo hizo caer, es el que le dice “levántate, entra en la ciudad y se te dirá lo que debes hacer". Pablo colabora a que Onésimo se levante de su postración de pagano y esclavo y reconozca a Jesús como el Señor. Le hace pasar de esclavo a ser ciudadano libre. Filemón es también ayudado por Pablo a que se levante de su resentimiento acoja a Onésimo, su esclavo que se había fugado, como hermano y hombre libre. En este dinamismo en el que se mueve la carta a Filemón es el que Pedro Juan, autor de este Estudio de Evangelio, se recrea: “La fe nos ayuda a “levantarnos” ante la vida, ante las dificultades, y caminar con pasos firmes”.

¿quIén ES OnéSIMO? Onésimo es un cristiano convertido por Pablo. Pero antes, era un esclavo que estaba al servicio de Filemón. Entendemos, por la carta, que Onésimo se escapó y que Pablo lo encontró estando en la cárcel. Allí le anunció el Evangelio y Onésimo se convirtió. Por eso dice que “lo engendré en la prisión” (10). Dios aprovechó su huída para acercarlo más a Él.

un esclavo se escapaba, había que devolverlo a su amo. Y si alguien colaboraba o retenía al esclavo, se hacía cómplice del delito. Pablo devuelve a Onésimo, acompañado por Tíquico (Col 4,9) y con un escrito de recomendación, pero no ya como un esclavo, sino como un hermano, un cristiano más para la comunidad de Filemón. Lo devuelve al que había sido su amo para que lo acoja como un hermano.

Según las leyes de la época, si

Onésimo ha cambiado de vida. 44


. Onésimo, enviado por Pablo, acogido por Filemón

Pedro Juan Díaz Zaragoza

Pablo ha hecho esto estando en Aunque sigue siendo esclavo en su condición humana, ya no lo es del prisión, cuando las circunstancias pecado. Con la acogida de Filemón de su vida no eran las más adecuadas, pero sin será un hombre embargo no deja de libre, un hombre evangelizar. A penuevo en Cristo Con la acogida de sar de los malos Jesús. El Onésimo Filemón será un hombre momentos, él es que se escapó de la libre, un hombre nuevo “prisionero de Cristo casa de Filemón es en Cristo Jesús. Jesús” (1), así se ahora una persona presenta, y en todo nueva y libre, un momento ha de hermano más de la comunidad al que acoger y amar anunciar la Buena Noticia que para con todas las fuerzas. “Ya no hay él supone haber acogido la fe. judío, ni griego; ya no hay esclavo, ni Pablo está preso, juntamente con libre; ya no hay varón ni hembra, pues Epafras, al que nombra al final de todos vosotros sois uno en Cristo la carta (23). Pablo habla en nomJesús” (Gal 3,28). La nueva condi- bre de todos sus compañeros. La ción es tan grande que eclipsa las evangelización se realiza comunitariamente, eclesialmente. Es la anteriores. Iglesia la que ha acogido a Onésimo, la que lo ha evangelizado, y la que ahora lo envía a LA ACTITuD DE PABLO Filemón, para que sea acogido en Pablo ha convertido a Onésimo en esa otra comunidad cristiana. un cristiano. Ya no lo ve como a un El eje central de toda la carta es esclavo, sino como a un hermano, Cristo Jesús, al igual que de la vida como a un hijo. “Te suplico a favor de de Pablo. Esto se ve en que aparece mi hijo Onésimo” (10). “Te lo envío tanto en el saludo inicial, como en como si fuera yo mismo” (12). La la acción de gracias, en la súplica Buena Noticia que Pablo le anuncia es que nadie es esclavo, sino hijo; es por Onésimo, y en la despedida más, hijo de Dios, y por tanto, final. Cristo Jesús es la razón por la Pablo y él son hermanos. Pero cual Filemón y su comunidad acoPablo también ejerce su función de jan a Onésimo. Cristo Jesús es tamPadre espiritual y lo encomienda bién la razón por la cual Onésimo con todo su amor a Filemón para es ahora un hermano. Cristo Jesús es la razón que mueve a Pablo a ser que lo acoja. 45


. Onésimo, enviado por Pablo, acogido por Filemón

Pedro Juan Díaz Zaragoza

Filemón con su huída. Con la acogida a Onésimo, quedan saldadas las cuentas entre Pablo y Filemón. “Si él te ha hecho algún daño o te debe algo, anótalo en mi cuenta. Lo pagaré yo… No quiero recordarte que tú también eres mi deudor, y la deuda eres tú mismo” (18-19).

apóstol hasta en prisión. La fe y el bautismo generan unas nuevas relaciones de familiaridad entre los cristianos. Pablo escribe esta carta, juntamente con “el hermano Timoteo” (1) para preparar a Filemón y a la comunidad para que acojan a Onésimo. La Iglesia ha de ser siempre acogedora, especialmente con los que se alejan.

LA ACOGIDA DE FILEMón Filemón y su mujer, Apia, son los propietarios de la casa donde se reúne la comunidad, vinculada seguramente a la comunidad de Colosas. Filemón también ha recibido la fe de Pablo, y así se lo recuerda: “tú también eres mi deudor, y la deuda eres tú mismo” (19). La comunidad se reúne en esta casa para los actos de culto, como solía ser habitual en aquellos tiempos. Pablo también saluda a “nuestro compañero de lucha Arquipo” (2), que era el presidente de la comunidad.

En los versículos 8 y 9, Pablo deja ver que no va a usar la fuerza, ni los poderosos argumentos que tiene ante Filemón, al que también ha engendrado a la fe, sino que pide que la acogida se haga de corazón y por amor. “Por eso, aunque tengo absoluta libertad en Cristo para ordenarte lo que debes hacer, prefiero suplicarte en nombre del amor”. Pablo ruega por Onésimo, que también es un hermano para él, y que así quiere que sea tratado por Filemón. “Si es tan querido para mí, cuánto más lo será para ti, que estás unido a él por lazos humanos y en el Señor” (16). Pablo no apela a la obediencia de Filemón, sino a su amor. Él es el anciano, el enviado, el apóstol, el “prisionero de Cristo Jesús” (1). Desde su debilidad y limitación pide la colaboración de Filemón.

Al mencionar a todos estos hermanos, y a los que saluda al final, Pablo tiene una intención clara, y es que no solo le escribe a Filemón, sino que hace partícipe a toda la comunidad. Quiere que Onésimo se integre como un hermano más. Lo que suceda con Onésimo y con Filemón es también responsabilidad de la comunidad cristiana a la que perte-

Pablo se ofrece como garante, ante cualquier daño o deuda que Onésimo haya podido hacerle a 46


. Onésimo, enviado por Pablo, acogido por Filemón

Pedro Juan Díaz Zaragoza

a tratarle de manera nueva, no como esclavo, sino como un miembro más de su comunidad.

nece este último y que, a su vez, tiene que acoger a Onésimo, no como a un esclavo que se fue, sino como a un hermano que regresa. La carta se leerá en la asamblea, con la comunidad reunida, y contestará con un “amén”, pidiendo a Dios la fortaleza necesaria para hacer lo que Pablo pide.

“JóvEn, LEvÁnTATE”

Está claro que Onésimo sale favorecido de su encuentro con Pablo. La fe que ha recibido de este le ha Filemón es un miembro destaca- hecho recuperar, no solo su liberdo de la comunidad del que Pablo tad, sino su dignidad. Nadie puede habla muy bien y ser esclavo a los del que espera ojos de Dios, el mucho. Así se Lo que suceda con tesoro más grande muestra en los ver- Onésimo y con Filemón que Dios nos ha sículos 4 al 7, en la es también responsabili- regalado es nuestra acción de gracias libertad. Onésimo dad de la comunidad que Pablo hace al es libre para acoger cristiana. comenzar la carta. a Dios en su vida. Y Pablo da gracias a la propuesta adeDios por la Iglesia que está en la más le libera aún más de las esclacasa de Filemón. El amor de esa vitudes materiales. comunidad, convertido en acogida Pablo también ha salido enrihacia este nuevo hermano, se convertirá en un impulso misionero de quecido de este encuentro, porque la comunidad, hacia la que otros se ve a los hermanos de la comunidad sentirán atraídos, y que abrirá sus de Filemón crecer y madurar. puertas de par en par, con acogida Porque ve a Onésimo recuperado en su dignidad y acogiendo la fe y fraterna. la libertad. Porque Dios, una vez A Filemón se le pide que acoja a más, ha estado grande con él, Onésimo, no por imperativo de poniendo a Onésimo en su camino, Pablo, sino con el cariño y el amor para que el propio Pablo salga forde un nuevo hermano. Y no solo talecido en su fe. eso, sino que ese amor ha de llevar Y finalmente, Filemón y su a Filemón a borrar cualquier tipo comunidad, han acogido a un de rencor pasado hacia Onésimo y nuevo hermano, viejo conocido de 47


. Onésimo, enviado por Pablo, acogido por Filemón

Pedro Juan Díaz Zaragoza

la familia, pero acogido de manera nueva. Y esta acción seguro que les ayudará a crecer como comunidad cristiana y a reconocer en cada persona a un hermano, a un hijo de Dios. La comunidad crece con este nuevo hermano. También será un signo para los que convivan con ellos, de que la fe cristiana establece un nuevo tipo de relación entre las personas, donde no hay esclavos, ni esclavitudes, sino relaciones de amor y fraternidad. El hombre nuevo, a imagen de Dios, no pone barreras entre las personas, no acentúa las diferencias, sino que promueve la acogida y la unidad.

lante. La fe nos ayuda a “levantarnos” ante la vida, ante las dificultades, y caminar con pasos firmes. Esta carta es una llamada a acoger a tantos hermanos y hermanas nuestros que se sienten lejos o que, simplemente, nadie les ha invitado a entrar en nuestras comunidades. Y también es una llamada a crear climas más familiares y fraternos en nuestras celebraciones, para que la gente se pueda sentir “como en casa”, para que nos relacionemos verdaderamente como hermanos.

Onésimo, Pablo, Filemón y la comunidad han dado un paso ade-

Alicante

Pedro Juan Díaz Zaragoza

48


PaStORaL vOCaCIOnaL PRaDOSIana. HaCIa UnaS LÍneaS Y SUGeRenCIaS De aCCIÓn (Síntesis)

h

Consejo del Prado

a

finales de agosto de 2011 el Consejo del Prado de España tuvo un encuentro con un grupo de sacerdotes jóvenes pradosianos para reflexionar sobre la propuesta de la vocación pradosiana a otros sacerdotes jóvenes de las distintas diócesis de España. Este encuentro formaba parte de la reflexión que el Consejo está haciendo sobre cómo proponer el carisma pradosiano a sacerdotes. En dos encuentros anteriores del Consejo con los Responsables Diocesanos del Prado que celebra cada año se ha ido realizando también esta búsqueda.

Lo que ofrecemos a continuación es una síntesis-esquema que presentó el Consejo en el encuentro con los pradosianos jóvenes. Sentimos la urgencia y el deber de que la gracia del Prado que el Espíritu ha regalado a la Iglesia sea propuesta a otros compañeros para ayudarles a discernir si el Espíritu ha puesto la semilla de esta vocación en sus corazones.

1.- EL MIRAR DE DIOS ES AMAR

creer en el otro le recrea y redime - Rogar a Dios que el dolor humano no nos sea indiferente

Previos; convicciones de fondo

- Compartir la suerte de los más pobres (misterio de la encarnación). La conversión de nuestro corazón (solidarios en la debilidad)

- Mirar como somos mirados. Sólo el amor redime - Acoger como somos acogidos. El 49


. Pastoral vocacional pradosiana

Consejo del Prado

3.- DIOS SIGuE LLAMAnDO

- Dejarnos sorprender por la gracia que puede aparecer en cualquier momento y circunstancia, también en situaciones de aparente derrumbe y desolación

En la Iglesia, comunidad de convocados

- Tender puentes, acercarnos, estar atentos para ir allí donde el Señor nos sorprende.

- Ayudar a comprender y vivir toda la vida cristiana como vocación (iniciativa de Dios para curar las heridas del hombre y respuesta humana). “He visto la opresión… yo te envío” (Ex 3).

2.- TODO ES GRACIA La cultura de la vocación

- Colaborar con Dios, con la pedagogía de Dios, para que los llamados reconozcan su voz (cfr Samuel)

- Reconocer la vida como don recibido. ¿Qué tienes que no hayas recibido? Ese reconocimiento nos permite vivir desde la gratitud y la responsabilidad y nos clarifica el sentido de nuestra vida

- Valorar, agradecer y servir las diferentes vocaciones y carismas como dinamizadores y enriquecedores de la comunidad cristiana

- Consentir que el otro/el Otro intervenga en nuestra vida. El otro no es una amenaza sino una promesa de fecundidad

- Comprender la Iglesia como la comunidad de los con-vocados (los demás también han sido llamados)

- Agradecer el don de la fe. Somos una fragilidad amada y habitada por el Señor

- Tener presente que todas las expresiones y mediaciones ministeriales son incompletas (apertura, complementariedad, diálogo, interpelación…)

- Acoger el ministerio como don del cielo para sanar las heridas de la humanidad - Acoger la vocación pradosiana como don de Dios a la Iglesia para que los pobres sean evangelizados 50


. Pastoral vocacional pradosiana

Consejo del Prado

4.- COLABORADORES DE DIOS

amor a la Iglesia, pobreza voluntaria…). La fuerza de los testigos

¿qué tenemos que hacer, hermanos?

- Proponer lo que somos –la gracia del Prado- también a los más desvalidos del presbiterio; crear contextos donde esa vocación pueda ser discernida y acogida

- Secundar la iniciativa de Dios, ayudando a vivir desde la clave de la vocación (llamada de Dios, respuesta del hombre) y ayudando a discernir si es Dios quien llama

- Alentar el trabajo pastoral-vocacional de la diócesis y del seminario

- Alentar, acompañar servir a las diferentes vocaciones y carismas, sintiéndonos corresponsables y agraciados con los demás carismas y vocaciones

- Perseverar en la petición al dueño de la mies que mande operarios a su mies - Ensayar mediaciones y materiales concretos: libros, revistas, sesiones monográficas, encuentros con sacerdotes amigos, relaciones con los obispos…

- Relacionarnos con los otros desde las raíces y cimientos de lo humano (fragilidad, libertad, donación…) y lo cristiano (Jesucristo, la Palabra, los sacramentos, los pobres, la Iglesia…)

Consejo del Prado

- Vivir nuestra vocación pradosiana con fidelidad y radicalidad (pasión por Jesucristo y la evangelización de los pobres,

Regional de España

51


“nIÑOS, LevantaOS” testimonio de María de Foulquier, sobre Padre Chevrier

u

na mañana, después de haber oído su misa, fui a hablar con él; hacía muchísimo frío, pues estábamos pasando un invierno bastante riguroso; se me acercó diciendo: "Hay muchos niños que lo están pasando mal en este momento. Hay que acoger a estos pobres náufragos de la fortuna que, tan jóvenes, están siendo ya golpeados por la desgracia. acabo de encontrar uno, muy despierto, que estaba llorando. Le he preguntado qué le pasaba. Me ha respondido: Soy muy desgraciado. -Pero, mi pobre amigo, ¿dónde pasas la noche? -Me acuesto en un tonel. -¿te acuestas en un tonel? ¿Y cómo te las arreglas para comer? Me enseña tres viviendas. -Mire, por la mañana me dan un poco en esa casa. en esa tienda que tiene la puerta cerrada hay niños; cuando se ponen a comer, voy a mi rarlos por los cristales; en seguida que me ven, me llevan algo de comer y con el permiso de su madre me dejan entrar para calentarme; por la noche, una señora al lado de su casa me da un poco de sopa y voy a acostarme en el tonel que le he dicho. -¡Pobre pequeño! Pasarás mucho frío. -¡ah, claro! Pero me acurruco bien, y, cuando tengo frío, me doy la vuelta del otro lado. -Bueno, pues vente conmigo; no puedo darte ninguna cama porque están todas ocupadas. voy a comprar paja, la echaremos en el suelo con unas mantas; ahí estarás mejor que en ese tonel. te daré una cama en cuanto la tenga". Después continuó: "a estos pobres niños yo los busco por todas partes, de noche y de día, en los caminos, en las calles, en los paseos e incluso en los basureros. ¡Muchas veces encuentro cosas bien buenas en los basureros! estoy convencido de que algunos de ellos serán espléndidos sacerdotes"» (Testimonio de María de Foulquier, P 3, 183). 52


Portada 209del7:Portada 205.qxd

10/01/2012

10:07

Página 2

SUMARIO

¡Joven, levántate!.................................... 1

 Testimonios

¿Jóvenes que se ponen en pie? ¡Jóvenes que se abren a Dios!................. 4 Fco. Javier García Gutiérrez

Siguieron su camino llenos de alegría... 10 Adrián José Ríos Bailón

Para una lectura teologal de la JMJ..... 15 Ángel Matesanz

 Artículo de fondo

Valorar y transformar la realidad juvenil 22 Fco. Javier García Cadiñanos

 Estudio del Evangelio

Mirar a los jóvenes al estilo del buen pastor..................................... 38 Javier García López

Onésimo, enviado por Pablo, acogido por Filemón................................. 44 Pedro Juan Díaz Zaragoza Pastoral Vocacional Pradosiana................ 49

 Página del Padre Chevrier

Niños, poneos, levantaos.........................52 Testimonio de María Foulquier

Prado209  
Prado209  
Advertisement