Page 1

el prado

l “Abrir caminos en el desierto”

uuu

ASOCIACIón

DE

SACERDOTES

DEL

PRADO

Publicación periódica -Julio-Septiembre 2012 / núm. 212


"EL PRADO" Publicación periódica Nº 1906-Refª 1999 DIRECCIÓN: MANUEL JOSÉ BARCO ESTÉVEZ Higueras, 35, 1º 28011 MADRID Tf 91 470 07 17 Email: pradoe@asociacionsacerdotes.e.telefonica.net Web: http://sacerdotesprado.wordpress.com REDACCIÓN: FRANCISCO JAVIER GARCÍA CADIÑANOS C/ Barrantes, 11 bajo 09003 - BURGOS Telf. 947482988 ADMINISTRACIÓN: Asociación Sacerdotes del Prado Higueras, 35, 1º 28011 - MADRID Tf 91 470 07 17 PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN: Suscripción anual normal.......15 € Suscripción de apoyo........... 19 € Suscripción al extranjero...... 19 € Número atrasado................... 4 € ENTIDAD BANCARIA Caja de Madrid Cebreros, 40 28011 - MADRID 2038 1195 02 6800013086 IMPRIME: Mangel print. Gamonal, 3 / 28031 - Madrid. Tl: 91 778 54 35 Dep. Legal: B 3721 - 1968


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 1

ABRIR CAMINOS EN EL DESIERTO (Caminos de evangelización de los pobres)

L

a iglesia tiene como ocupación fundamental la de evangelizar. Ha sido el mandato del Señor desde el comienzo. y se lo recordó de manera especial a los apóstoles cuando se despidió de ellos: Mateo pone en boca de Jesús: “Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mt 28, 19). Y Marcos termina su evangelio con la respuesta de los apóstoles a ese mandato del Señor: “Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban”. (Mc 16, 19) Jesús es el primer evangelizador. Desde el desierto se dirige a su pueblo, Nazaret, y en la sinagoga le invitan a leer las Escrituras: 'El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos’. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: "Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy." (Lc 4, 14-21)

Jesús tiene una predilección especial por el anuncio de la Buena Noticia a los pobres. Otro día, cuando Juan el Bautista estaba en la cárcel, quiso verificar si Jesús era el Mesías a quien él había preparado el camino. Envió a sus discípulos a Jesús que estaba en plena misión, y estos vieron cómo llevaba adelante la tarea que el Padre le había encomendado. A través de ellos envió a Juan el siguiente mensaje: "Id y contad a Juan lo que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva. (Lc 7, 22) Los evangelios nos dan buena cuenta de cómo Jesús se dirigía a los responsables judíos y cómo eso le servía para dejar clara la encomienda del Padre. Un sábado Jesús se dejó invitar a comer en casa de uno de los jefes de los fariseos. A esa comida estaban invitados otros fariseos más. Estos le espiaban y, como era lógico, Jesús aprovechaba lo que unos decían y otros hacían… para manifestar quien era y la misión que tenía. En un momento dado, uno de ellos dijo: “Dichoso el que coma en el banquete del Reino de Dios”. Eso dio pié a Jesús para contarles la 1


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 2

. Abrir caminos en el desierto

parábola del gran banquete (cfr Lc 14,15-24). Jesús les dijo: un hombre había organizado un banquete, invitó a mucha gente pero todos se excusaron ante el criado que había enviado a decirles que no se retrasaran. "Regresó el siervo y se lo contó a su señor. Entonces, airado el dueño de la casa, dijo a su siervo: "Sal en seguida a las plazas y calles de la ciudad, y haz entrar aquí a los pobres y lisiados, y ciegos y cojos." Lc 14, 21-24 Jesús les dejó clara la predilección de los pobres y humildes siendo transparencia del amor de Dios y su predilección hacia ellos. Los apóstoles entendieron esto muy bien. El mismo Pablo nos cuenta: “reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé: nosotros nos iríamos a los gentiles y ellos a los circuncisos; sólo que nosotros debíamos tener presentes a los pobres, cosa que he procurado cumplir con todo esmero.” (Gal 2, 9-10). Y Santiago escribe: “Escuchad, hermanos míos queridos: ¿Acaso no ha escogido Dios a los pobres según el mundo como ricos en la fe y herederos del Reino que prometió a los que le aman?” (Sant,2, 5). A lo largo de la historia de la Iglesia nos encontramos con que esta ocupación fundamental no siempre acertamos a realizarla de manera apropiada. Los cambios a todos los niveles según las épocas nos hacen sufrir porque descubrimos que no acertamos a llevar adelante tal ocupación y por eso nos pre-ocupamos. En momentos así, estamos llamados a orar, a buscar, a reflexionar, a compartir experiencias, a confiar más aún en el Espíritu y a fortalecer esta ocupación. En el Prado nos hemos planteado una vez más lo siguiente: ¿Cómo seguir más de cerca a Jesús, el Primer evangelizar de los pobres para mejor servirles la Buena Noticia? Por eso, en este número de la revista y en el siguiente queremos compartir con quienes recibís la revisa reflexiones, oración y experiencias de cómo vamos descubriendo que es posible, en el desierto que nos toca vivir, “abrir caminos en el desierto” para seguir siendo más y mejor “apóstoles pobres para los pobres”.

2


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 3

LA EVANGELIZAcIóN dE Los pobrEs hoy y EN EL futuro h

Félix Ayuso

L

os contextos pobres y en ellos los pobres, lejos de echar para atrás en la misión, pueden ser revulsivo para seguir trabajando con entusiasmo, esperanza y energías para que los pobres sean evangelizados. Trabajar la creatividad, la confianza en Dios y la apuesta por los predilectos de Jesús es fundamental para que el pastor lleve adelante con esperanza su misión y descubra los signos sencillos y pobres que anuncian que el Reino de Dios se va haciendo presente. Por otro lado, la realidad de los pobres no deja de ser escuela de evangelización para los mismos pastores. Felix, el autor de este testimonio, manifiesta al final: “Y en todo esto los pastores hemos de ser los vigías que otean el horizonte desde la atalaya, que contemplan el más allá, que reconocen los pasos dados, que despiertan la esperanza, que ayudan a crear lazos entre los hermanos, que sirven y guían al pueblo de Dios”. Más que de un libro, esto lo ha aprendido Felix de su experiencia misionera..

C

A) Realidad: A los pocos meses de llegar a los seis pueblecitos que me han encomendado pastorear, Margarita, una militante cristiana, al ver como yo me iba situando en los pueblos, quiso ayudarme a aterri-

omo mi recorrido pastoral no es muy largo, prefiero hacer una visión retrospectiva de la evangelización de los pobres en el arciprestazgo, donde llevo los dos últimos años:

3


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 4

. La evangelización de los pobres hoy y en el futuro

Félix Ayuso

apuesta por lo pequeño, se ha trabajado por los derechos del mundo rural, se ha vivido muy cerca de la gente, permaneciendo con ellos, luchando porque tuvieran “el pan” (derechos sanitarios, de educación, laborales, infraestructuras), por darles importancia y relevancia eclesial (se han hecho iglesias en pueblos donde no las hubo nunca en la historia, celebrándose la Eucaristía semanalmente con pequeños grupos de personas). Se ha dado protagonismo a los cristianos dentro de los pueblos como promotores sociales, de la cultura y de la marcha eclesial de cada pueblo. Y por último en el Valle Amblés, mi arciprestazgo, una institución católica ha luchado y sigue luchando para que no desaparezca la cultura rural.

zar: “Mira Félix la verdad es que nuestros pueblos se están muriendo, y en estos momentos la labor del sacerdote es muy importante para acompañar a morir”. Las palabras de esta mujer describen la realidad envejecida de los pueblos, que año tras año ven disminuir su pequeña realidad, que experimentan la pequeñez y la soledad. Pobrezas de estos pueblos como tantos otros de Castilla, Galicia, y otros lugares. Pero la mayor pobreza es la que denota la necesidad de Margarita de expresarme estas palabras que venían a decirme “No te hagas líos raros, no se puede hacer nada aparte de acompañar lo que hay”. La mayor pobreza de estos pueblos es la falta de esperanza. Algo que al pastor, al evangelizador, ha de moverle a compasión y, como el centinela, afinar la mirada para ver por donde el Señor abre caminos de esperanza.

Todo esto es una encomiable acción, fruto de la compasión de la Iglesia y de los pastores ante la pobreza, y de la confianza en que “con los cinco panes y dos peces” de cada pueblo se puede hacer mucho. Pero en no pocos de estos pueblos hasta aquí ha llegado el proceso evangelizador. Sin que se haya producido un discernimiento, como el del Señor, en Juan 6,261 ,

B) Respuestas dadas hasta ahora: En los últimos decenios en Castilla y León, en Ávila y por supuesto en estos pueblos a los que el Señor me ha enviado, se ha procurado hacer una pastoral de

Jesús les respondió: “En verdad, en verdad os digo: vosotros me buscáis, no porque habéis visto señales, sino porque habéis comido de los panes y os habéis saciado”.

1

4


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 5

. La evangelización de los pobres hoy y en el futuro

Félix Ayuso

para que el pueblo parezca que no muere), cerrándose los cristianos a salir de su propio pueblo, a ir a otros sitios y sumarse a otros aunque en el pueblo sean “cuatro”, llegando en algunas ocasiones a asemejarse esta resistencia a la numantina.

que aclare si toda esa gente está en la Iglesia porque cree en Jesucristo y quiere seguirle o porque remedia sus necesidades. Sin que se haya promovido en muchos casos la sed de Dios, la necesidad de conocer a Jesús no como hombre a imitar, sino como el Hijo de Dios y Nuestro Señor, la necesidad de estar con Él. Se les ha hecho conscientes de sus valores, sus derechos y sus posibilidades, pero no de la perla por la que se vende todo, de la necesidad en el camino cristiano de convertirse a y en Jesucristo, no se les ha transmitido las claves de renuncia a lo propio y la conversión a la nueva vida en Cristo.

A mi parecer la acción que la Iglesia ha realizado en estas tierras es la primera parte de la misión de nuestro Señor, la encarnación en los pobres. Se les ha dicho y mostrado que Dios les ama y acompaña. Pero la misión se ha parado ahí y en la mayor parte de los pueblos no se ha conseguido (quizás por falta de visión de los agentes de pastoral y seguramente por la resistencia de la gente, igual que le ocurría a nuestro Señor) avanzar en la segunda parte de la encarnación, es decir la resurrección, la transformación de los hombres en nuevas criaturas, la nueva humanidad, el paso de hijos de un pueblo y una tierra a ser hijos de Dios, el paso de ser de determinado pueblo a ser parte del pueblo de Dios que supera toda frontera, el paso de amar la propia tierra a caminar hacia los cielos y la tierra nueva. En definitiva el descuido de la segunda parte del admira-

Junto a esto, el cuidado y el mimo de cada pueblecito ha creado una conciencia, más judía que cristiana, de ser “pueblo elegido” no identificado con la Iglesia, sino con la localidad, el nacionalismo con tintes religiosos. Y en paralelo a este proceso la realidad ha sido demoledora con el paso del tiempo: los pueblos se han ido haciendo inexorablemente más pequeños, minúsculos, sin que sus habitantes hayan perdido la conciencia de tener todos los derechos, (y en algunos casos de la necesidad de hacer cosas 5


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 6

. La evangelización de los pobres hoy y en el futuro

Félix Ayuso

puesto en marcha una escuela de Estudio de Evangelio. En principio era para los catequistas, pero ya se ha abierto a todo el que quiera; se trata de una experiencia gozosa que abre nuevos horizontes, en los que se experimenta como la Palabra al pasar por ellos no vuelve al Padre vacía.

ble intercambio que tan bellamente nos expresaban los Padres de la Iglesia. Dios se ha hecho hombre, se ha hecho pobre en ellos, pero estos pobres no han descubierto que han de hacerse Dios. A todo esto, en estos momentos, hay que añadir una pobreza más: la fragilidad de los pastores por la edad, la enfermedad, la inercia y el funcionariado que hace que muchas veces las gentes de los pueblos se encuentren como “ovejas sin pastor” o con asalariados, que les alejan más que acercarles a la Iglesia…

- Más allá del propio pueblo con gentes de otros pueblos, crear una comunidad apostólica. Pasos dados en esa dirección son la unión de chicos y catequistas de diversos pueblos, el fomento de asambleas arciprestales que ya se venían haciendo desde hace años, la creación de grupos de acción conjuntos, y celebraciones eucarísticas frecuentes de varios pueblos, en los que cada uno aporta algo a la celebración.

Hasta aquí lo hecho, y en el futuro, ¿hacia donde caminar con esta realidad y con estos “pastores”? Se podría expresar con la frase “ir más allá, hacia la casa del Padre”: - Más allá de la propia vida y la propia realidad para conocer y seguir a Jesucristo, para entrar en su vida nueva, poniendo la esperanza no en las propias posibilidades sino en lo que Jesús puede hacer en nosotros. Camino para ello es la Palabra. En el arciprestazgo hemos

- Más allá de las propias necesidades, para atender a las de toda la zona, a las de otras gentes que no son mis vecinos de siempre, y más allá de las propias capacidades, acogiendo los dones y valores que Dios ha dado a otros para tra6


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 7

. La evangelización de los pobres hoy y en el futuro

Félix Ayuso

pondiera con brusquedad o faenas varias, ellos han seguido trabajando en sus parroquias, haciendo de colchón y de puente para que otros pudieran incorporarse a la Iglesia y alimentarse en ella, poniendo misericordia allí donde afloraba el juicio.

bajar con ellos. Un paso en esa dirección es la consolidación y fortalecimiento del Equipo de Pastoral, ¿Juvenil?, del Valle, formado por personas de muy distintos pueblos, de distintas edades –entre 17 y 72- que compartimos oración, vida, misión, iniciativas, los bienes en la cena, preocupaciones, alegrías, retos, acciones con las gentes del arciprestazgo, dando igual si de los pueblos de cada uno van 0 o 20 personas a lo organizado para implicarse.

- Más allá de la aparente posición del otro, permanecer como el Padre misericordioso esperando la vuelta del Hijo. A pesar de mi insistencia, los adolescentes de uno de mis pueblos no van al Camino de Santiago con los jóvenes del Valle; pero una madre los anima para que se vengan a ayudar a la acampada de los niños que tuve 10 días después y ellos acuden y colaboran encantados. Después de dos años de catequesis con un nutrido grupo de adultos parece que todo va a acabar con la confirmación, quedamos meses después en subir a una de las lagunas de Gredos y allí arriba, y con los que suben tenemos la mejor de las catequesis; el último día de la acampada convocamos a los padres y tuvimos tarde de

- Más allá del pecado, limitación y estupideces de cada uno, seguir tendiendo la mano, aunque el otro no se lo merezca, seguir trabajando con los otros, aunque no se presten directamente; el grupo de pastoral, antes referido, ha mostrado en la preparación y desarrollo del Camino de Santiago, que se ha convertido en una realidad eclesial que amortigua golpes y suple deficiencias. A pesar de no ser acompañados por quienes en teoría les correspondía hacerlo y de que alguno de ellos, a su inquietud y trabajo, se les res7


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 8

. La evangelización de los pobres hoy y en el futuro

convivencia entre familias de dos pueblos, tradicionalmente enfrentados y enemistados.

Félix Ayuso

dados, que despiertan la esperanza, que ayudan a crear lazos entre los hermanos, que sirven y guían al pueblo de Dios.

- Y en todo esto los pastores hemos de ser los vigías que otean el horizonte desde la atalaya, que contemplan el más allá, que reconocen los pasos

Felix Ayuso Prado de Avila

Juan Carlos y Balbino en un momento de la sesión de formación celebrada en agosto de 2012

8


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 9

cArItAs, sIGNo EcLEsIAL dEL Amor dE dIos A LAs pErsoNAs EmpobrEcIdAs h

Manu de las Fuentes

E E

ste testimonio nos llega de Manu de las Fuentes, sacerdote en una parroquia de Basauri.

l ser de Cáritas no es el de una ONG más, sino una tarea pastoral que gestiona la Caridad de la comunidad. Manu tiene claro que ha de ser “un signo eclesial del amor de Dios a las personas empobecidas”. Es consciente de que los que trabajan en Cáritas no son unos voluntarios más de ONG, sino pertenecientes al comunidad cristiana. Cáritas no se queda encerrada en el grupo que directamente se ocupa de los empobrecidos, sino que es la comunidad quien se implica de la manera que le corresponde, unida a Cáritas diocesana y del plan diocesano de evangelización. Así en el testimonio aparece también la dimensión evangelizadora de Cáritas.

L

la 2º mitad del s. XX con la emigración; sin bolsas significativas de exclusión; envejecimiento de la población;

a tarea que estoy realizando en Cáritas Basauri desde la consiliaría para contribuir a que sea un signo eclesial del amor de Dios a las personas empobrecidas

Contexto eclesial: cinco parroquias; cuando llegué hace 9 años me enviaron a las tres que trabajaban juntas, aunque en conflicto con las otras dos; había equipo ministerial con dos laicas liberadas; entre las tareas que me asignaron estaba Cáritas (la única realidad que, teó-

Contexto social: Basauri: 38.000 habitantes; 3.612 personas en paro en junio (siguen cerrando fábricas y tiendas); a 10 minutos en metro del centro de Bilbao; población rodeada de empresas que creció en 9


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 10

. Caritas, signo eclesial del amor de Dios a las personas empobrecidas

desde entonces, acompañadas por ella en lo referente a su atención.

ricamente, era única para las cinco parroquias); en ese momento funcionaba la acogida, con una mujer contratada y unos talleres incipientes para la inserción social con un grupo de voluntarias liderado por una religiosa con “carisma”.

Nos planteamos la necesidad de un nuevo local para Cáritas. Pero no era posible hacerlo al margen del conjunto de los locales parroquiales (también en situación deficitaria). Todo no era posible arreglar. Optamos por priorizar Cáritas pero de modo que en sus locales hubiera una sala polivalente que pudiera ser usada también por la parroquia. Así lo hicimos. Estábamos optando por priorizar las necesidades de Cáritas al tiempo que situarla físicamente en la propiedad parroquial; y dotar de una autonomía a Cáritas al tiempo que buscar una utilización parcial de sus locales para reuniones conjuntas de padres, asambleas, etc. Es decir, también la infraestructura ayuda a una vivencia propia pero, al mismo tiempo, eclesial. Incluso planteé elementos estético-identitarios que tuvieran en cuenta esta visión de Cáritas.

Por tanto, cuando yo llegué, Cáritas ya estaba en marcha. Funcionaban independientemente acogida y los talleres, incluso en lugares separados, ambos dentro del espacio de una de las cinco parroquias. Ambos espacios eran claramente deficientes. En los talleres había un buen clima “de familia”, en el que la figura de la religiosa era clave por su poder de convocatoria y su cercanía. Pero Cáritas se seguía asociando con la acogida. Las voluntarias eran o habían sido personas de parroquia; la exposición de fin de curso era ocasión para conectar con la comunidad eclesial. La jubilación de la trabajadora social (vive en Bilbao) fue una ocasión para ganar en el trabajo conjunto y en una identidad menos profesional y más eclesial. Para ello busque a cuatro mujeres con capacidad para la tarea pero con un nítido perfil creyente-eclesial. Fueron acompañadas por una técnico de Cáritas diocesana en su formación básica, en un primer momento, y

Manu de las Fuentes

Pero la “nueva casa” (esperada, retrasada), “construida” gracias al equipo de obras de la parroquia, sólo era el espacio para que la familia creciera. Ahora bien, ¿en qué dirección? Percibí una tentación: hacer más, ayudar más, mejorar la calidad del servicio, pero descuidar su ser eclesial, con el riesgo de con10


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 11

. Caritas, signo eclesial del amor de Dios a las personas empobrecidas

necesaria para crecer según la propia identidad. Dimos ese pequeño paso. Un paso que requiere el acompañamiento continuo que respeta su protagonismo.

vertirse en una acción social subcontratada por la iglesia de Basauri en la que participarían miembros de la iglesia pero con una especie de “doble militancia”. Me impliqué en su crecimiento para que la nueva criatura fuese iglesia en su acción e impulsara al resto de la comunidad a vivir la llamada de Dios a todos para desarrollar el compromiso contra la pobreza actual, a favor de los empobrecidos. Desde el comienzo, y ayudados por Cáritas diocesana, planteamos la integralidad de las distintas acciones de Cáritas como un horizonte a mantener para que la persona ocupe el centro. Y tuvimos que organizarnos para llevar adelante el proyecto. Desde Cáritas diocesana enviaron a una persona para acompañarlo con algo menos de media jornada laboral. Pero insistí en la necesidad de escoger entre todos a la persona responsable de Cáritas. Lo había ido diciendo hacía tiempo: necesitamos una persona reconocida por todos como la encargada de animar la totalidad de la vida de Cáritas y esa persona no soy yo, yo soy el consiliario. Esa persona había de ser miembro reconocido de la comunidad. Eso no era discutible. Quedó claro y eliminó una candidata. No es condición suficiente pero sí

Manu de las Fuentes

En ese tiempo el nuevo plan diocesano de evangelización nos pedía en cada unidad pastoral una concreción. Propusimos a la gente que celebra la eucaristía y forma parte de los distintos grupos, participar en esa decisión. En la propuesta de objetivos introduje aprovechar los nuevos locales de Cáritas para fortalecer su tarea. Esta opción fue de las tres más votadas. Porque la comunidad ya intuía, de algún modo, que las cosas de Cáritas son las cosas de toda la comunidad. A continuación, en mi condición de consiliario, propuse al equipo de Cáritas de Basauri (formado por la responsable, la técnico, el consiliario y tres voluntarias), dos modos de concretar el fortalecimiento de Cáritas, tal como lo había pedido la comunidad. Mis propuestas fueron cuidar la espiritualidad del voluntariado cristiano y desarrollar la sensibilización por parte de Cáritas hacia el conjunto de la comunidad. Una vez vistas esas concreciones en el equipo de Cáritas las trasladé al consejo pastoral, donde se recogieron final11


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 12

. Caritas, signo eclesial del amor de Dios a las personas empobrecidas

mente. Porque si Cáritas es signo eclesial hemos de buscar la mayor participación e implicación posible del voluntariado y de la comunidad al discernir los objetivos de Cáritas. Pero los objetivos no se hacen vida por ser escritos y entendí que me correspondía buscar su desarrollo real. Aprovechando una sesión anual de espiritualidad en Basauri para el voluntariado (según un itinerario ofertado por la Cáritas diocesana) les ofrecí durante el pasado curso cinco guías de oración en conexión con esa sesión de espiritualidad para hacer posible un camino personal de oración en relación con la vivencia del voluntariado así como para poder compartir esa experiencia de fe. Porque, para que Cáritas sea signo eclesial del amor de Dios, el voluntariado necesita crecer en su vivencia creyente de la acción voluntaria. Aunque desde el equipo de Cáritas la valoración de lo ofrecido es positiva, sin embargo recojo una recepción real muy pequeña que exige de mi, tanto mejorar los materiales como acompañar más personalmente el camino de aquellas voluntarias decididas a realizarlo. Creo que el acompañamiento al grupo necesita ser completado

Manu de las Fuentes

con el acompañamiento personal. En esta dirección siento la llamada a caminar. En relación a la sensibilización me costó que el equipo asumiese la importancia de esta dimensión. Todavía el centro se estaba haciendo y había otras prioridades. Por fin conseguí que el equipo lo asumiese y encontré dos voluntarias que se sumaron a la tarea. Este curso, además de transmitir un mensaje propio en las celebraciones del corpus, organizamos un encuentro inter-religioso en torno a la jornada internacional de la no violencia de enero al que invitamos a la comunidad y a la que asistieron “las habituales”. ¿Por qué? porque queríamos transmitir a la comunidad una vivencia real en Cáritas: católicos y musulmanes nos estamos encontrando en la convivencia diaria. Frente a los recelos crecientes de la población ante la comunidad musulmana en Cáritas estamos experimentando que la fe en Jesucristo y en Mahoma nos conduce a la construcción de la paz en la justicia. Les insisto en el equipo que sensibilizar a la comunidad no es sólo informarle de lo que estamos haciendo en Cáritas sino comunicarle lo que vamos viviendo y descubriendo en orden a ayudar a los miembros de la comunidad a crecer como creyentes. 12


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 13

. Caritas, signo eclesial del amor de Dios a las personas empobrecidas

Manu de las Fuentes

derada en Cáritas, al igual que lo son la comunitaria, la psicológica o la económica, propuse al taller migratorio tenerlo en cuenta y me han pedido que el próximo curso acompañe las reuniones en las que se aborde.

A través de estas acciones, y en relación al voluntariado, trato de que en algunas de ellas surja la conciencia de que Cáritas es parte de la comunidad; y de que en otras esa conciencia vaya tomando forma y se vayan constituyendo en agentes pastorales en el servicio evangelizador a los pobres. Porque Cáritas puede ser escuela de evangelizadores de los pobres.

En definitiva, he querido compartir con vosotros retazos de mi aportación como cura para que Cáritas vaya siendo cada vez más lo que está llamada a ser: signo eclesial del amor de Dios a los pobres y estímulo y aguijón para que toda la comunidad lo sea en la medida de sus posibilidades. Y he tratado de que, al hilo de las pequeñas actuaciones, aparezcan los principios que los originan.

Pero formamos parte de una diócesis, lo que me lleva a participar en el foro de consiliarios (que en su día pedí que se formara) y a aceptar pequeñas encomiendas que tienen que ver con la potenciación de la identidad eclesial de Cáritas: participación en la comisión de espiritualidad o comunicación en el encuentro diocesano del día de la caridad sobre el voluntariado vivido como vocación. Porque Cáritas local no puede crecer al margen de Cáritas diocesana.

Manu de las Fuentes Prado de Bilbao

Tratando de que la dimensión religiosa de la persona sea consi-

13


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 14

EL pAdrE ANtoNIo chEVrIEr, un apóstol ante los pobres de su tiempo, presencia alimentada de la palabra de cristo. una espiritualidad para hoy h

André Lacrampe

E

n esta reflexión del Arzobispo francés André Lacrampe, miembro de la Asociación del Prado, hay una mirada profunda hacia el Padre Chevrier por el testimonio de vida que nos ha dejado como herencia. Es una mirada también agradecida por lo que significa para vivir una espiritualidad en el hoy concreto que nos ha tocado vivir. Una espiritualidad que, el Padre Chevrier, se ha ido forjando poco a poco, dejándose impregnar por los acontecimientos que le tocaron vivir y que tiene momentos significativos que marcaron significativamente su vida, hasta el punto de tomar importantes decisiones que dieron un giro y sentido a todo su ministerio presbiteral.

E

“Dame, oh dulce Salvador, la dicha de vivir como me lo inspiras”

l Padre Antonio Chevrier se sintió llamado por Dios a vivir “según el Evangelio” y a consagrar su vida a los pobres. Nunca dejó de obtener a través de un atento estudio del Evangelio, el modelo de una vida consagrada a la educación y a la evangelización de los desfavorecidos.

“¡Ah! Conozco muchas miserias y es doloroso para un sacerdote no poder aliviarlas. Daría todo lo que tengo por ello. Comprendo que es hermoso ser pobre con Jesús que no tenía ni una piedra para descansar su 14


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 15

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

por imitación de Jesús que lavó los pies a sus apóstoles, ¡qué hermosa obra! ¡Cuánto mérito para ustedes! ¡Ah! ¡Sigan esas santas inspiraciones! ¡Obedezcan la voz de Dios!”

cabeza y que tenía por lecho una cruz. Dame, oh dulce Salvador, la dicha de asemejarme a ti y de vivir como me lo inspiras. Hermanos míos, así es como comprendo la religión. No sé si me equivoco, pero si lo hago, no arriesgo nada, pues tengo para mí a los santos que nos han precedido, los mártires que han dado su sangre, los santos [que] se sacrificaron por Dios y por su prójimo. (…)

Extracto de un sermón pronunciado en abril de 1857, citado en Antonio Chevrier, El camino del discípulo y del apóstol (presentación de Yves Musset, Ed. Parole et Silence, 2004).

¿Dónde están ustedes, entonces, almas fieles, almas generosas, almas verdaderamente cristianas que desean vivir en verdad esta vida de sacrificio, de abnegación, de renuncia, que quieren darnos grandes ejemplos de virtud, que buscan amar a Dios por encima de todas las cosas, que quieren consagrarse a él?, ¿dónde están? (...) ¡Ah! Si el buen Dios inspira a alguien de aquí estos grandes actos de devoción, de valor, de virtud, de renuncia, de caridad, ¡ah! Que obedezcan este santo pensamiento de la gracia. Hacen falta virtudes. Si Dios les inspirara el valor de consagrarse al cuidado de los desafortunados, a la instrucción de tantos pobres niños que languidecen en esos talleres y que no reciben ningún alimento espiritual; si les inspirara el gusto de curar las plagas, de cuidar a los enfermos, de ir a buscar el pan de los pobres, de consagrarse a ello por devoción, por Dios, por humildad,

¿Cuántas personas asistieron en aquel día de octubre de 1879 a los funerales del P. Antonio Chevrier en la iglesia de SaintLouis en Lyon? 5.000, según el reporte del muy laico diario “Le Progrès” de Lyon, o más exactamente 10.000 si creemos en el periódico “Le Nouvelliste”. En todo caso, el pequeño pueblo de la Guillotière, este barrio industrial y popular, antes comuna independiente de los suburbios pero integrado a la ciudad de Lyon en 1852, tuvo a bien rendir homenaje masivo a quien consideraba ya su santo.

1. Algunos rasgos del itinerario del Padre Chevrier Antonio Marie Chevrier nació el 16 de abril de 1826 en la 15


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 16

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

La noche de Navidad de 1856 Ese mismo año, Antonio Chevrier meditaba ante la pobreza del pesebre. Sin duda a la luz de este compromiso es que hay que analizar lo que él llamará su “conversión” de la noche de Navidad de 1856; así sonará menos brutal que si tomáramos narraciones demasiado rápidas. Pues guiado por un capuchino, Antonio Chevrier leía entonces con pasión una biografía de Francisco de Asís, cuya “conversión” le impactó vivamente. Al meditar ante el pesebre, en la iglesia de Saint-André, el P. Chevrier se sintió llamado a seguir a Cristo más de cerca a fin de “trabajar más eficazmente en la salvación de las almas”.

Presqu’île (península), en los bellos barrios de Lyon. Sus padres no eran desmesuradamente ricos. Claude, el padre, un hombre bueno y amable, ocupaba una modesta función de empleado municipal. Su madre, Marguerite, aprovechó su fuerte temperamento para adquirir un pequeño taller de tejido de seda. Enseñó a su hijo principios de vida jansenistas que impregnaron su carácter de rigor y de tenacidad. Ordenado sacerdote en 1850, después de su formación en el seminario mayor de Lyon donde soplaba ya un fuerte viento misionero, el joven Antonio Chevrier se consagró por completo a su primer ministerio: vicario de la parroquia de Saint-André en la Guillotière. Ahí descubrió la gran miseria del mundo obrero. Este sacerdote de aspecto esbelto no se tentaba el corazón para visitar a los enfermos. De la misma manera, con valor, llevó asistencia a las víctimas de las inundaciones que asolaron las frágiles viviendas del barrio el 31 de mayo y el 1 de junio de 1856. Participó de manera activa en los rescates. Fue al encuentro de los damnificados.

“Fue meditando sobre la pobreza y la humildad de Nuestro Señor que me decidí a abandonarlo todo y a vivir lo más pobremente posible. Me decía: El Hijo de Dios descendió a la tierra para salvar a los hombres y convertir a los pecadores. Y, sin embargo, ¿qué vemos? ¡Cuántos pecadores hay en el mundo! Los hombres siguen condenándose. Entonces, me decidí a seguir a Nuestro Señor Jesucristo más de cerca, para volverme más capaz 16


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 17

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

tes, obra que nunca terminó. Había planteado las bases de su escuela clerical destinada a formar a futuros sacerdotes en el “Mural de Saint Fons”: formar sacerdotes pobres para los pobres.

de trabajar eficazmente para la salvación de las almas, y mi deseo es que ustedes sigan también a Nuestro Señor de cerca”.

Navidad de 1856 es el momento decisivo en su deseo de consagrarse por completo a los pobres y de abandonar todos los elementos materiales que podían desviarlo de ello. “Si tienes necesidad de un pobre, ¡aquí me tienes! Si tienes necesidad de un loco, ¡aquí me tienes!” diría. Se hará pobre entre los pobres y transmitirá las enseñanzas de Jesús, cuyo estudio le alimentará cotidianamente. Él quiere regresar al espíritu del Evangelio, dar de beber de esta fuente a los cristianos cuya tibieza y adormecimiento le parecen insoportables. “Vemos claramente que, para llegar a ser su verdadero discípulo es necesario ante todo renunciar a la familia y al mundo, renunciar a sí mismo, renunciar a los bienes de la tierra. Luego de haber renunciado a todas estas cosas hay que tomar la cruz y seguirle por la práctica de todas las virtudes evangélicas”, escribirá en “El Verdadero Discípulo de Jesucristo”, obra de referencia que redactó en 18761878 dirigida a futuros sacerdo-

Saint Fons es un lugar de oración, en un barrio de Vénissieux en el valle de Lyon, donde iba Antonio Chevrier: “Es mi montaña. Allá voy a poner aceite a mi lámpara… Voy a estudiar a Jesucristo”, decía. Este mural resume la doctrina de los sacerdotes del Prado. Con las rudas palabras de la teología del siglo XIX, el Padre Chevrier indica tanto al futuro sacerdote como a todos los cristianos, un camino que evoca los misterios de Cristo y se inspira en su existencia. Al igual que para él en 1856, en la parroquia de SaintAndré de la Guillotière todo comienza con el pesebre y termina con la cruz. Camino radical: “dar su cuerpo, su espíritu, su tiempo, sus bienes, su salud, su vida” que encuentra su realización en esta frase célebre del Padre Chevrier: “el sacerdote es un hombre comido”. El ejemplo crístico también se encuentra al centro de la 17


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 18

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

hasta ya bien entrada la noche y ganar apenas su pan y el de sus hijos”. En cuanto a los jóvenes a quienes trata de alcanzar, son explotados como “máquinas de trabajo hechas para enriquecer a sus dueños”.

Eucaristía celebrada en la pequeña capilla que alberga el “mural de Saint Fons”. El Padre Antonio Chevrier no se contenta con palabras, sino que pasa a la acción. Originario de la Presqu’île, entre Ródano y Saona, el Padre Chevrier, nominado a La Guillotière desde el día posterior a su ordenación el 25 de mayo de 1850, desafió las prevenciones de su medio “cruzando el puente” para dirigirse a Saint-André, en aquella comunidad obrera de esa época, independiente de Lyon. Su madre le había prohibido ir a Asia, como tantos otros de entonces: “¡Salvajes, señor, le había dicho ella, aquí encontrará suficientes!”

El Padre Chevrier viajó a Ars. Ahí fue marcado por el ejemplo del cura de Ars, ante quien iba a buscar consejo. Jean-Marie Vianney lo alentaba. El Padre Chevrier dio a su vida una orientación radical, se deshizo de lo superfluo. Quiso incluso cambiar los muebles del presbiterio por modestas tablas, a lo que se opusieron sus hermanos. Y es que este sacerdote poco conformista, poco preocupado por la respetabilidad pública, se vio fuertemente marcado por el ejemplo de Camille Rambaud: este burgués, que se ganaba la vida en la industria de la seda, abandonó su situación profesional para consagrarse a los niños pobres y catequizarlos. Naturalmente, el P. Chevrier se convirtió en el capellán de “La Ciudad del Niño Jesús" que recibía a familias damnificadas, ayudaba a los niños desfavorecidos y les aseguraba el catecismo con miras a la primera comunión,

Al momento en que nacía la gran industria, particularmente activa en Lyon (sederías), Antonio Chevrier quedaba impactado por el despliegue de injusticias sociales. En uno de sus sermones, dijo: “A medida que los grandes de la tierra se enriquecen, a medida que las riquezas se encierran en algunas manos ávidas que las buscan, la pobreza crece, el trabajo disminuye, los salarios no se pagan. Vemos a los pobres obreros trabajar desde el alba 18


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 19

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

suprimieran este espacio nocturno que acogía vagos y fomentaba la delincuencia.

considerada entonces todavía como un “pasaporte” para lograr una contratación. Deseó consagrarse a catequizar a los niños demasiado pobres para ir al catecismo con los demás. La Providencia del Prado Esta dimensión se rencuentra en la Providencia del Prado. En la “Ciudad”, se comprometió resueltamente en el espíritu de la tercera orden franciscana, como Camille. Pero poco a poco, entre ellos dos surgió una divergencia. Camille se consagró a la edificación de esta Ciudad hasta el punto de descuidar el catecismo. Chevrier, por su parte, con algunos laicos, quiso dar prioridad a la evangelización. Esto continuó hasta que, después de cuatro años de esfuerzo común, se separaron. El “Prado” era un salón de baile que el Padre Chevrier rentó el 10 de diciembre de 1860 antes de adquirirlo definitivamente para realizar su obra de educación. Hasta la noche del 9 de diciembre, más de 1,000 personas podían bailar ahí al mismo tiempo. Los vecinos del barrio habían reclamado en numerosas ocasiones a las autoridades locales que

André Lacrampe

El Padre Chevrier estableció ahí una obra de educación para los niños pobres – muchachas y muchachos, niños y adolescentes – para que recibieran una educación religiosa. Las condiciones para ser admitidos eran: “No tener nada, no saber nada, no valer nada”. Afluyeron las solicitudes. Al igual que se hacía en la Ciudad, se recibía a los niños por seis meses, haciéndose cargo de ellos por completo, y en este tiempo se les enseñaba rudimentos de lectura y escritura y se les preparaba para la primera comunión. Entre 1860 y 1879, 2,500 jóvenes pasaron por el Prado para prepararse a la primera comunión y recibir un mínimo de instrucción. El acceso era totalmente gratuito, lo cual volvía aleatorio el funcionamiento. El P. Chevrier se decidió a pedir limosna cada viernes a la puerta de la iglesia de la Caridad (de la cual solo queda hoy día una torre), en la plaza Bellecour, no lejos de donde había nacido. Afortunadamente, con mucha frecuencia había donaciones, provenientes tanto de ricos como de pobres. Pues los 19


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 20

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

dad de Lyon. Además, este antiguo salón de baile es hoy en día “la capilla” del Prado.

obreros de la Guillotière se reconocían en este sacerdote que vivía tan parcamente como ellos. Aunque aspiraba a cosas grandes, el P. Chevrier sabía bien que no podía hacer nada solo.

Formar sacerdotes Ese era el designio del Padre Chevrier: tratar de asociarse con sacerdotes que aceptaran vivir pobremente en medio de los pobres y formar a otros sacerdotes que vinieran en ayuda de los más pobres para darles a conocer el Evangelio en palabras accesibles y con actitudes verdaderas. Pero las dificultades eran numerosas: algunos sacerdotes no obtenían de su obispo la autorización para ir, otros no se adaptaban.

“Procuro, decía el Padre Chevrier, calzarlos y alimentarlos para empezar. Luego, hacer de ellos hombres y cristianos. Y cuando tienen el sentir de su grandeza, cuando veo que pueden hacerse camino en el mundo, los devuelvo a la sociedad, sin dejar de seguirlos, alentarlos, fortalecerlos luego que han salido de la casa”. Esta modalidad educativa que se hace cargo de los jóvenes en muy grandes dificultades sigue siendo de gran actualidad. Asociaciones laicas en RódanoAlpes, Saona, Loira y Burdeos, inspirándose en valores del Prado, reciben a 1,500 jóvenes aproximadamente con 1 200 empleados. Él creó una base para la ayuda social.

Él pidió la autorización de formar a jóvenes al sacerdocio. Presentado al Papa – al beato Pío IX en 1864 -, el proyecto tomó forma lentamente. En 1866, Chevrier fundó una escuela clerical, semillero de jóvenes de donde surgirían los primeros sacerdotes del Prado.

Es importante notar que la calle de la 7a zona que lleva el nombre del Padre Chevrier alberga el Hogar de Nuestra Señora de los Desamparados, una de las instituciones caritativas conocida y ciertamente apreciada de la ciu-

Meditando sin cesar el Evangelio, el Padre Chevrier escribió miles de páginas para ayudar a sus amigos y a los seminaristas. Les propuso convertirse en “verdaderos discípulos” de 20


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 21

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

2. La espiritualidad pradosiana Consiste en obtener de los escritos del Padre Chevrier una inspiración cotidiana para nuestro ministerio de sacerdotes, de diáconos permanentes pero también de hermanas y hermanos y de laicos, pues hoy en día la obra del Padre Chevrier se diversifica en una rama de Iglesia cuyos miembros viven diversas vocaciones repartidas en unos cincuenta países a través del mundo.

Cristo: Cristo sin cesar contemplado e imitado gracias a una frecuentación permanente e íntima del Evangelio, contemplando especialmente al Cristo “pobre en el pesebre, sufriente en su pasión y dejándose comer en la santa Eucaristía”. En una carta a sus seminaristas, escribió: “El conocimiento de Jesucristo es la clave de todo. Conocer a Dios y a su Cristo, aquí se encuentra todo el hombre, todo el sacerdote, todo el santo”. “¡Oh Verbo! ¡Oh Cristo! ¡Qué hermoso eres!” escribió en conclusión. Además, dijo: “¡Qué hermoso es saber hablar de Dios!”. Su única obra, inconclusa, se titula: “El sacerdote según el Evangelio o el verdadero discípulo de Nuestro Señor”.

La espiritualidad no es un estandarte. Es una identidad que debe dejarse adivinar muy fácilmente. - Ser familiar al Evangelio. En Limonest, en el oeste de Lyon que alberga tanto el centro espiritual como el seminario del Prado, encontramos uno de los tesoros de la casa: 20,000 páginas manuscritas de estudio de Evangelio, la mayoría redactadas por el Padre Chevrier.

Los cuatro primeros sacerdotes fueron ordenados en Roma en 1877. Esta fue una de las últimas alegrías del P. Chevrier, que murió dos años más tarde en el Prado, donde pasó diecinueve años de su vida, donde despertó la obra que le sobrevivió. Prematuramente desgastado por su vida de trabajo y de penitencia, el Padre Chevrier murió a la edad de 53 años, en 1879.

El Evangelio: hay que dedicarle un tiempo considerable. Hay que entrar en él sin ideas preconcebidas y sin esperar de él eficacia pastoral. “Cuando pasamos por una calle y vemos una hermosa casa, la miramos 21


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 22

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

renovada. En el silencio de un retiro espiritual, durante encuentros de equipos del Prado, en los diversos movimientos de Iglesia en los que participamos, en la lectio divina, abrimos la palabra de Dios, palabra que hace nacer la oración, que conduce a la contemplación.

al pasar y decimos: ¡qué bonita casa! No vemos sino el exterior. No nos damos cuenta de todo lo que hay adentro (…) Así con el Evangelio. Muchos lo miran y dicen: ¡es hermoso! Y no pasan a su interior para examinar sus bellezas interiores”. En las visitas pastorales de comunidades o movimientos, recuerdo con frecuencia que nuestros compromisos, nuestras actividades pastorales, nuestro testimonio de cristianos en el mundo deben arraigarse en lo que las funda: la palabra de Dios que confía y se encarna en Jesucristo, Verbo hecho carne.

“El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”. La encarnación de la palabra de Dios en nosotros prosigue. Ciertamente hemos leído y meditado la exhortación apostólica de Benedicto XVI sobre “la palabra de Dios en la vida y la misión de la Iglesia”: “Verbum Domini”. El Papa exhorta en numerosas ocasiones “a todos los fieles a reavivar el encuentro personal y comunitario con Cristo, Verbo de la Vida que se ha hecho visible, y a ser sus anunciadores para que el don de la vida divina, la comunión, se extienda cada vez más por todo el mundo” (Verbum Domini n° 2).

Hoy en día, esta palabra debe irrigar todas las dimensiones de la vida eclesial, pues es ella la que nos hará mantenernos en Cristo y dar testimonio de él. No se trata solamente de adquirir nuevos conocimientos sobre la palabra de Dios sino, a través de ella, frecuentar a Cristo para que él ilumine y transfigure nuestra vida y haga de nosotros mejores testigos.

- Transmitir el Evangelio, a la escucha del Padre Chevrier, transmitir la fe, llevar la palabra de Dios a todas las poblaciones incluyendo a las no creyentes. Estamos habitados por un deseo

La Iglesia, como una buena madre de familia, nos comparte cada día pedacitos de la palabra de Dios para leerlos, releerlos, meditarlos con una fidelidad 22


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 23

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

dad invasora, de violencias que conducen a la miseria y a la muerte.

ardiente de comunicar a Jesucristo. Pero ¿cómo expresar a Dios? Entonces pienso en la práctica de acompañamiento de los catecúmenos, en los grupos de lectura seguida de un Evangelio. Expresar a Dios es, en primer lugar, escuchar. Una triple escucha: de la palabra de Dios diariamente; del otro - con su expectativa y lo que dice de su experiencia; y de mi propia experiencia. Así leo lo que me escriben los jóvenes cuando solicitan el sacramento de la confirmación. Emprender la expresión de Dios remite inevitablemente a un camino de conversión.

En nuestros países, marcados por la descristianización y la secularización, esta pregunta no puede dejarnos indiferentes. Estamos en tierra de misión. Más que nunca, Cristo nos llama a llevar el Evangelio, a velar por nuestra fe como por un tesoro, a nutrirla, a vivirla en verdad. En una de sus cartas, el Apóstol Pablo dio a su compañero Timoteo consejos que son de una actualidad ardiente en nuestro mundo desamparado y desestabilizado: “Proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar” (2Tm 4, 2).

En su meditación de Navidad, el Padre Chevrier expresa su obsesión misionera. Él había meditado el Evangelio y la grave pregunta que Jesús mismo plantea en la perspectiva de su regreso. “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?” Tenemos que oír esta interrogación de Cristo a sus discípulos.

Dios nos asocia en el acto de transmisión de la fe en Cristo. No olvidemos que el anuncio de la Palabra de Dios conduce a la persecución. En ciertos lugares, personas que han dado testimonio de su fe en Cristo hoy están en prisión.

Nadie puede ignorar hasta qué punto los valores del Evangelio están en peligro y la fe en Cristo amenazada en nuestra época de escepticismo, de tecnici-

23


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 24

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

tros hermanos que sufren o son frágiles, comprobamos cierto número de urgencias y de situaciones preocupantes ante las que el amor de Cristo nos incita a actuar. Entre ellas están: la soledad, el hecho de que muchos no tengan vivienda digna, las dificultades de los inmigrantes para ser recibidos en nuestras sociedades. Podría citar muchas otras situaciones preocupantes, en Europa y en el mundo, que llaman nuestra atención.

- Desarrollar la fraternidad: un clima cálido, con un directo y sencillo acercamiento a la gente. El Padre Chevrier fue uno de estos hombres que repensó la manera de vivir juntos, inscribiendo su acción en la ciudad. Hablamos mucho de "fraternidad”. Es uno de los numerosos desafíos de la sociedad. Esta palabra nos remite a familia, hermanos y hermanas, estar juntos, fiesta, felicidad, comunión. Pronto llegamos a la idea de que el camino para vivir la fraternidad es la reconciliación y el perdón. La fraternidad no es solamente ver a los pobres como gente con carencias y que necesita ayuda, sino como personas que tienen riquezas que compartir. Debemos vivir la fraternidad con los pobres en Iglesia y compartir juntos la búsqueda de sentido.

El servicio a nuestro prójimo nos estimula, nos reúne, nos invita a la reflexión y a compartir. En la encíclica “Deus Caritas est”, Benedicto XVI precisa: “La naturaleza íntima de la Iglesia se expresa en una triple tarea: anuncio de la Palabra de Dios (kerygmamartyria), celebración de los Sacramentos (leiturgia) y servicio de la caridad (diakonia). Son tareas que se implican mutuamente y no pueden separarse una de otra”.

Nuestras comunidades, nuestros movimientos de Iglesia -y no solamente las asociaciones caritativas- están llamados a abrirse más a los más pobres. A las personas a quienes nuestra sociedad ya no sabe hacer lugar ni escuchar, cuyo testimonio ya no sabe recibir, a quienes ya no sabe acoger como hermanos.

Los Obispos de Francia recordaron la importancia de la articulación de estas tres tareas y lanzaron un llamado para restituir el “servicio de la caridad” al centro de la vida de nuestras comunidades.

Cuando tratamos de tener el corazón y los ojos atentos a nues24


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 25

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

recorrer ciudades y aldeas, montañas y planicies, anunciando el Evangelio por todas partes en las sinagogas y en las plazas, en las casas, a la orilla de un pozo o en el templo... “El sembrador salió a sembrar su semilla” (Lc 8, 5), dice el Evangelio. “Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando” (Mc 1, 35).

Todos estamos llamados a poner la diaconía al centro de nuestra acción. “Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes” (Jn 13, 14-15). En este espíritu, el Consejo nacional de la Solidaridad de nuestra Conferencia de Obispos de Francia solicitó que se estableciera una gestión de nombre “Diaconia 2013 - Servir la fraternidad” a fin de que el servicio al prójimo vuelva a ser asunto de todos los bautizados y ya no solo de los organismos especializados.

Y cuando Simón Pedro y sus compañeros lo encontraron, le dijeron: “Todos te andan buscando”, Jesús acepta esta nueva partida: “Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido” (versículos 36-39). Esta actitud se desprende del misterio de la Encarnación: él, el hijo eterno “que está en el seno del Padre” (Jn 1, 18) salió para ir al encuentro de los hombres. Está en nosotros vivir en la lógica de este impulso de amor.

El servicio al prójimo es un lugar-fuente para la fe de todos los bautizados y no solo una consecuencia ética de la fe. - “Cruzar el puente”. El Padre Chevrier cruzó el puente del Ródano para ir a la Guillotière. Nosotros también tenemos que cruzar puentes, salir. El verbo “salir” es importante en el Evangelio. Describe la misión de Jesús y su arraigo en la oración. Por amor a nosotros, Él salió a

En nuestras visitas, en las decisiones que hacemos, en las prioridades de nuestra agenda: ir al encuentro de las personas en tal o cual situación. Por mi parte, tengo algunas citas regulares:

25


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 26

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

- Ser pobre en la vida diaria. El Padre Chevrier es un hombre visceralmente apegado al Evangelio que saca todas las consecuencias sociales de esta mística. La intuición del Padre Chevrier es un tesoro para la sociedad de hoy en la que el dinero gana siempre. Nuestro modo de vida debe estar más centrado en la sobriedad, por no decir en la frugalidad.

• La visita de los prisioneros en los tres centros de detención de la diócesis. Creo que la administración penitenciaria hace lo que puede para equilibrar la seguridad y la aplicación de la pena con el espíritu de humanidad. En dirección de la humanidad, podemos aportar nuestra contribución. Nosotros, cristianos, sabemos que Cristo está en la persona de nuestros hermanos, aun si son culpables. Beatificamos en Besançon el 3 de junio al Hermano Jean-Joseph Lataste (O. P.), apóstol de las prisiones.

Vivimos una crisis económica. La exigencia de sobriedad quizá se acentúa en los periodos difíciles, pero esta actitud no solo debe estar ligada a la coyuntura. En tiempos tanto de crisis como de expansión, nunca deberíamos olvidar que el éxito material no es un absoluto. El Reino de Dios no se encuentra en la acumulación inmediata de bienes. Algunos pasajes bíblicos inspiran nuestra manera de concebir la vida social, como el capítulo 25 del Evangelio de Mateo, como el Evangelio de las Bienaventuranzas que impregna cada uno de nuestros compromisos.

• “Los invitados al festín” (una experiencia innovadora de alternativa psiquiátrica y ciudadana que ofrece en dos casas un espacio de recibimiento, de encuentro y para compartir, a personas que sufren soledad, inactividad, o que tienen dificultades para relacionarse), • La “Boutique Jeanne-Antide” (una asociación que recibe cada día a personas sin recursos),

El mundo del consumismo dispone de múltiples voces para entregar siempre el mensaje disfrazado y para aturdir hasta hacer que caigamos en los bajos fondos del sobreconsumo y del sobren-

• Los “Encuentros fraternos” (movimiento que reúne a “gente maltratada por la vida”). 26


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 27

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

deudamiento.

• Que las familias cristianas unidas en el Señor sean hogares que acojan las vocaciones. Hay felicidad en ser sacerdote. Es nuestro deber manifestarlo en nuestras respectivas vocaciones.

Por ello surge el tema de la ética, pues se trata de cuestionar la manera en la que vivimos y la coherencia de toda nuestra vida con el Evangelio de Cristo. - Profundizar personalmente y en equipo, la dimensión misionera del Mural de Saint-Fons y formar sacerdotes, llamar a ser sacerdote.

• Que los jóvenes en nuestras comunidades, nuestros movimientos y a través de nosotros mismos, sean recibidos, escuchados y ayudados en su marcha.

La cuestión de las vocaciones es evidentemente una preocupación crucial. Algunas veces no invertimos lo suficiente en la promoción vocacional. Hay que llamar. Es un desafío enorme de hoy en día.

Orar: es bueno orar por las vocaciones. Pero es urgente alcanzar a los jóvenes para que aumenten las vocaciones. - Alcanzar a una juventud desfavorecida. La pobreza quizá ya no es completamente la misma que en el siglo XIX. Aunque... los jóvenes cada vez con mayor frecuencia son confrontados a situaciones difíciles. Esquemas familiares precarios, falta de empleo y de recursos, dificultades económicas o sociales, familias disueltas, monoparentales...

Para un joven, comprometerse a una vocación no viene automáticamente. Está en nosotros proponérsela. Algunas vocaciones se han profundizado, incluso han nacido de la experiencia de las Jornadas Mundiales de la Juventud, aquí en Ávila y en Madrid, para algunos jóvenes de mi diócesis. Invito a nuestras comunidades cristianas a recibir los dos llamados siguientes:

André Lacrampe

Frente a un contexto particularmente delicado, algunos jóvenes pierden la confianza, abandonan el sistema escolar y ya no tie27


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 28

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

a la Iglesia. Nuestras Iglesias diocesanas deben ofrecer a los jóvenes espacios de palabra, de formación, a fin de profundizar su apego a Cristo, de apoyar su sentido de servicio, su compromiso con la sociedad y con la Iglesia.

nen referencias. Entonces, ¿cuáles deben ser nuestras prioridades? Debemos: • devolverles aprender,

las

ganas

André Lacrampe

de

• formarlos en la verdad, • iniciarlos en la vida con los demás,

3. Seguir a Jesucristo Al meditar el Evangelio de Lucas (10,1-12), vemos cómo Jesús llama a aquellos a quienes quiere hacer sus discípulos, cómo establece y forma el grupo de los doce para que estén con él.

• transmitirles los conocimientos que les permitirán realizar elecciones libres, • educarlos en los valores morales y espirituales que les ayudarán a encontrar un sentido a su vida,

Al lado de la misión de los doce, está la misión de los setenta y dos. El evangelista Lucas quiere significar con ello que la misión es el bien de toda la Iglesia y no exclusividad de unos cuantos. La cifra 72 es simbólica: significa la amplitud del grupo misionero que se reclama de Jesús en la Iglesia. El Concilio Vaticano II afirma que toda la Iglesia es misionera.

• apoyar a los padres en su papel de educadores. La familia constituye la base de la construcción de un joven. Los padres son los primeros educadores de los niños. Hoy en día tenemos que actuar para ayudar a los jóvenes en dificultad a que se conviertan en hombres y mujeres libres y responsables.

Los apóstoles ven, escuchan, preguntan, impresionados por la sabiduría de Jesús, por los milagros que realiza. Jesús no los prepara para convertirse en funcionarios “de los asuntos del Reino”

No debemos perder la esperanza en esta juventud que aporta su contribución a la sociedad y

28


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 29

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

Hoy en día en la Iglesia se discute mucho sobre el estilo de vida de los enviados de Cristo. El ministerio de los sacerdotes es uno de los temas que se retoma sin cesar. ¿Cómo vivir en equipo, en fraternidad? ¿Qué es lo esencial del sacerdocio? ¿Cómo vivir la colaboración con los diáconos permanentes, los laicos en responsabilidad en los diversos consejos?

ni solamente para desempeñar tareas. Su ministerio es doble: la proclamación del kerygma: “El Reino de Dios está aquí, cerca de nosotros”, y como signo, la sanación de los enfermos. En el cuaderno de tareas del misionero, también está el llamado a la oración. Ante la desproporción entre la tarea que hay que realizar y la falta de brazos en la Iglesia, hay una urgencia a volverse con fe hacia Dios que, sólo, puede resolver el problema.

Jesús envió a sus mensajeros a anunciar la venida del Reino de Dios. Dio a entender la desproporción entre la inmensidad de la tarea y el pequeño número de obreros. Invita a cargar un equipaje ligero, lo más ligero posible, para estar constantemente disponible, responder a las aspiraciones profundas de los hombres. Dentro y fuera de la Iglesia hay gente que tiene sed de Dios, del verdadero Dios, y que quizá busca adorar en espíritu y en verdad. Dios nos envía para ser una palabra sobre su camino.

• Seguir a Cristo para estar con él, para escucharlo, para caminar sus pasos (Lc 10, 11), para ir hacia los pobres, al encuentro de los enfermos (Lc 10, 33), de las ovejas perdidas (Lc. 15, 4), de la viuda que pide ayuda (Lc 18, 3), de los discípulos desanimados (Lc 24, 15-36). • Seguir a Cristo a fin de proclamar “que el Reino de Dios está cerca” (Lc 10, 9), permaneciendo siempre abiertos a la acción del Espíritu, protagonista de la misión.

29


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 30

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

¡Oh Verbo! ¡Oh Cristo! ¡Qué bello y qué grande eres! ¡Quién acertara a conocerte! ¡Quién pudiera comprenderte! Haz, oh Cristo, que yo te conozca y te ame. Tú, que eres la luz, manda un rayo de esa divina luz sobre mi pobre alma, para que yo pueda verte y comprenderte. Dame una fe en Ti tan grande, que todas tus palabras sean luces que me iluminen, me atraigan hacia Ti y me hagan seguirte en todos los caminos de la justicia y de la verdad. ¡Oh Cristo! ¡Oh Verbo! ¡Mi Señor y mi único Maestro! Habla, que quiero escucharte y poner en práctica tu palabra. Quiero escuchar tu divina palabra, que sé que viene del cielo. Quiero escucharla, meditarla, practicarla, porque en tu palabra está la vida, la alegría, la paz y la felicidad. Habla, Señor. Tú eres mi Señor y mi Maestro. Quiero escucharte sólo a Ti. Antonio Chevrier 30


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 31

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

pobreza se vuelve la materia de la gracia divina: “Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”, explica san Pablo (2 Co 12, 10).

Lo más conmovedor en el cristianismo es la disminución de Dios: Dios desnudo en un pesebre, desnudo en la cruz, desnudo en la Eucaristía. A esto, los teólogos lo llaman “kénosis”: un Dios que se “vacía” de sí mismo, que se despoja de su gloria para manifestarla mejor.

- La segunda dimensión de la pobreza, es reconocer que sin Cristo no podemos hacer nada (Jn 15, 5). Jesús lo enseña en la parábola de la viña y de los sarmientos.

Es imposible conocer a Dios sin entrar en esta lógica del despojo. El Apóstol Pablo nos invita a hacerlo en estos términos: “Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús. Él, que era de condición divina, se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte y muerte de cruz (Fil 2, 5-8).

¡Oh Verbo! ¡Oh Cristo!, ¿Quién pudiera conocerte? ¿Quién pudiera comprenderte? • Estamos “creer”.

al

servicio

del

Cada uno de nosotros tiene su historia de la fe. Trabajamos en profundizar la fe, al contacto de la palabra de Dios que Él deja resonar en nosotros.

Y el apóstol añade: “Siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza” (2 Co 8, 9). He aquí la paradoja de la revelación cristiana: enriquecernos con su pobreza.

Servimos a esta palabra en nuestras parroquias, en los diversos movimientos y asociaciones de fieles que hacen un esfuerzo por hacerla suya.

Nuestra pobreza se constituye de dos dimensiones esenciales. - La primera, consiste en aceptar las miserias y las debilidades de nuestra condición humana. Reconocerse pobre y pecador. Entonces, nuestra

Este “creer” es celebrado y alimentado por los diversos sacramentos y se expresa en un “ser cristiano”, en un 31


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 32

. El padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo...

André Lacrampe

Jesús envió a los discípulos en misión y he aquí que ellos regresan, felices por lo que han logrado. Jesús comparte su alegría pero, como lo hace con frecuencia, los invita a un desplazamiento: “No se alegren, sin embargo, de que los espíritus se les sometan; alégrense más bien de que sus nombres estén escritos en el cielo”.

“actuar cristiano” al servicio de nuestros hermanos y hermanas en humanidad. • Estamos al servicio de la evangelización. Trabajamos por el crecimiento y desarrollo de nuestras comunidades cristianas a través del testimonio de la fe que damos. Los ejemplos de fe marcan la historia de la salvación de ayer y de hoy.

Así, Él los invita no tanto a considerar sus propias acciones, sino a ver la gracia que Él recibe de Dios. “Te alabo, Padre, (…) por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños”.

Recordamos las palabras de san Pablo: “Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen. En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe” (Rm. 1, 16-17). Quizá recordamos también la exhortación apostólica de Paulo VI “Evangelii Nuntiandi” sobre la evangelización, que sigue siendo de sorprendente actualidad: “La tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia... Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda...” (E. N., n° 14).

Que Cristo, Verbo hecho carne, nos conceda esta capacidad de dar gracias por los pequeños y los humildes, los pobres de ayer y de hoy, primeros destinatarios de la revelación de Dios.

+ André LACRAMPE Arzobispo de Besançon(Francia)

Para concluir, volvamos al Evangelio de Lucas. 32


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 33

Los coLAborAdorEs dE pAbLo EN EL LIbro dE Los hEchos dE Los ApóstoLEs h

Diego Martín Peñas

E

ste apasionante estudio de los Hechos de los Apóstoles nos ayuda a descubrir que la Iglesia entendió, desde muy pronto que, la evangelización exige trabajo en común, no ir en solitario y, una comunión en lo esencial para que pueda darse una auténtica evangelización al estilo del Maestro de Nazaret. Ello no exime de diferencias y tensiones para que el Evangelio se abra camino allá por donde se anuncia. San Pablo asume bien esta tarea que, aún en nuestros días, nos interpela y cuestiona para que sea el Evangelio y no nuestras ideas y palabras las que favorezcan una adhesión entusiasmada a la tarea de evangelizar por el mundo entero, con nuevos métodos y con nuevo ardor. Sentirnos todos colaboradores es necesario en todo momento pero, especialmente, en situaciones de dificultad.

“Evangelizar no es para nadie un acto individual y aislado, sino un acto profundamente eclesial” (Evangelii Nuntiandi, 60). Esta afirmación de Pablo VI resume el espíritu con el que el apóstol Pablo realizó su tarea misionera. Él comprendió desde el momento de su conversión que no podía anunciar a Jesucristo por su cuenta, sino en comunión con toda la

Iglesia. La búsqueda de la comunión del Apóstol se concreta, de modo particular, en la elección de colaboradores que, de manera diferenciada, le prestaron ayuda para que su ingente esfuerzo de transmisión del Evangelio fuera fecundo entre sus contemporáneos. Sus colaboradores más notables fueron la Iglesia Madre de Jerusalén, algunos evangelizadores con los que constituyó peque33


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 34

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

En su conversión, Pablo ha descubierto que la pequeña comunidad cristiana es el sacramento de la presencia de Jesús en el mundo. El mismo Jesús le revela que Él ha querido identificarse con su Iglesia. Al hostigar a sus seguidores, a Él le hostiga: “Soy Jesús, al que tu persigues” (Act 9,5).

ñas fraternidades apostólicas, los hermanos de las distintas comunidades y algunos paganos de buena voluntad que le auxiliaron ocasionalmente.

1-. La Iglesia Madre de Jerusalén.

Por eso, tras su encuentro en el camino de Damasco, Pablo busca la relación con los otros apóstoles. Baja a Jerusalén para unirse a ellos que, lógicamente, tienen recelos para acogerle: “Llegado a Jerusalén trataba de juntarse con los discípulos, pero todos tenían miedo, porque no se fiaban de que fuera discípulo” (Act 9,27). Unirse a los discípulos era para él esencial, porque había comprendido que para estar en comunión con Jesús había de estar en comunión con la Iglesia. Sabía el rechazo que iba a provocar su pretensión, pero para él es vital la inclusión en aquella primera comunidad.

Jesús había hecho responsable del envío misionero a toda la comunidad, representada en el grupo de los Once apóstoles: “Los Once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado” (Mt 28,16). “Por último se apareció Jesús a los Once, cuando estaban a la mesa (…), y les echó en cara su incredulidad. Y les dijo: -Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16,14-15). Por eso Pablo, que había sido llamado a participar de la misión y sabía que no podía realizarla de manera aislada, busca la comunión con aquella primera y originaria comunidad, la Iglesia Madre de Jerusalén, que se convertirá en la primera e indispensable colaboradora en los trabajos del Apóstol.

b) La Iglesia Madre hace participar a Pablo en el envío misionero. Bernabé será enviado por la Iglesia de Jerusalén a Antioquía para confirmar en la fe la nueva

a) La comunión con la Iglesia Madre le hace a Pablo saberse en comunión con Jesús. 34


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 35

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

cuenta de la labor realizada: “Cuando cumplieron su servicio Bernabé y Saulo se volvieron hacia Jerusalén, llevándose con ellos a Juan, por sobrenombre, Marcos” (Act 12,24).

comunidad que allí había surgido por la predicación de los prófugos, que se habían dispersado tras la muerte de Esteban (Cfr. Act 11,21). Desde Antioquía, Bernabé baja a Tarso para que Pablo le ayude en la tarea. Luego será la Iglesia de Antioquía la que envíe a Pablo para una nueva misión (Cfr. Act 13,3). Pero en el origen del envío de Pablo está la Iglesia Madre de Jerusalén.

d) La Iglesia Madre es el seno donde se resuelven los conflictos. Como sabemos, la apertura o no del Evangelio a los gentiles desligado de las tradiciones de los judíos fue el primer problema grave que se dio en los tiempos apostólicos. Pronto lo comprendieron los hermanos de Antioquía que enviaron una representación a la Iglesia de Jerusalén para resolver el asunto: “Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo y Bernabé y algunos más de entre ellos subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre esta controversia” (Act 15,2). Finalmente es la Iglesia Madre quien resuelve la cuestión mostrándose favorable a la apertura a los gentiles sin más cargas de las indispensables (Cfr. Act 15,18).

c) La Iglesia Madre es referencia importante de Pablo en la misión. Las distintas comunidades que van surgiendo tienen en cuenta las necesidades de la Iglesia Madre. Pablo y Bernabé serán comisionados por la Iglesia de Antioquía para llevar a Jerusalén una colecta que han realizado para sus pobres: “Los discípulos determinaron enviar una ayuda, según los recursos de cada uno, a los hermanos que vivían en Judea; así lo hicieron enviándolo a los presbíteros por medio de Bernabé y Saulo” (Act 11,29-30). Al concluir su misión en Antioquía, los apóstoles regresan a la Iglesia Madre para reencontrarse con los hermanos y darles

El Padre Chevrier, como Pablo, siempre vivió en comunión con la Iglesia y permaneció 35


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 36

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

misión.

obediente a la jerarquía. Busca el aval de la Iglesia en los asuntos que se refieren a su obra. Así, pide permiso para que sus sacerdotes vivan según el Evangelio, para poder ejercer el ministerio gratuitamente… Expresó bien claro lo que él vivía y quería que vivieran los sacerdotes pradosianos: “Nos someteremos de espíritu y de corazón a las decisiones de la Iglesia y del Papa” (VD, 233234). Pero también mantuvo, sin beligerancia, una actitud crítica desde el Evangelio. Después de participar en la Eucaristía en la Capilla Sixtina escribirá: “Todo esto es imponente, y en ningún lugar la religión se reviste de mayor grandiosidad y esplendor. Sin embargo, hubiera preferido ver el pesebre de Jesús y ser pastor para tener el honor de estar en el establo del Salvador” (C, 535).

Ahora bien, también el profetismo y la actitud sanamente crítica desde el Evangelio, son maneras de contribuir a la comunión. El verdadero profeta ayuda a descubrir lo que estorba en la comunidad creyente y fortalece los lazos de la verdadera unidad, al hacer volver la mirada de todos hacia Jesús y su Evangelio, de donde proviene la comunión verdadera. Recordemos al caso cómo Pablo tuvo que enfrentarse a Pedro en Antioquía por querer imponer, después de la asamblea de Jerusalén, posturas judaizantes a los gentiles: “Ahora bien, cuando llegó Cefas a Antioquía, tuve que encararme con él, porque era reprensible” (Gal 2,11).

2-. Las pequeñas fraternidades apostólicas.

También nosotros estamos llamados a mostrar una comunión sin fisuras con la Iglesia y con sus pastores, aunque en algunos momentos no se nos valore ni se nos acoja en lo que somos, aunque en ocasiones no entendamos ni compartamos algunas de sus decisiones. Por la unión a la Iglesia estamos unidos a Jesucristo y participamos de su

Jesús entendía la tarea de los apóstoles como una “comisión”, por eso los envía de dos en dos constituyendo pequeñas fraternidades apostólicas: “Llamó a los Doce y los fue enviando de dos en dos” (Mc 6,7). De esta manera aparece claro que el Evangelio de la comunión no puede anunciarse 36


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 37

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

cómo en Damasco había actuado valientemente en el nombre de Jesús” (Act 9,27).

sino de manera comunitaria. Además, en la evangelización, en el plano de lo humano, es muy necesario un compañero con el que compartir oración, proyectos, dificultades y gozos.

Al llegar a Jerusalén, Pablo se encuentra con una dificultad lógica para ser aceptado por los apóstoles y los demás hermanos. No comprenden cómo el enemigo de Cristo se ha convertido ahora en su anunciador. Miran recelosos el pasado de Pablo. Bernabé es la persona que no juzga a los demás por su pasado y mira sin prejuicios el presente y el futuro de Pablo. No tiene rencor, ni miedos y ayuda a los demás a superarlos. Bernabé prepara el corazón de los apóstoles para la aceptación y la acogida, cree en Pablo y le ayuda a incorporarse a la Iglesia.

Después de Pentecostés van surgiendo estas pequeñas fraternidades apostólicas que, con el anuncio de la Palabra, van suscitando por donde pasan nuevas comunidades cristianas. Pablo, siempre en la vanguardia de la misión, contó a lo largo de sus años como misionero, con muchos colaboradores con los que formó estas fraternidades de apóstoles: Juan Marcos, Priscila y Aquila, Sópatros, Aristarco y Segundo, Gayo, Tíquico y Trófimo… De entre ellos destacan tres por la incidencia que tuvieron en la vida y en la obra del Apóstol: Bernabé, Silas y Timoteo.

Bernabé es el hombre de la acogida porque sabe percibir la acción de Dios en el corazón de las personas: “…enviaron a Bernabé a Antioquía, al llegar y ver la acción de la gracia de Dios, se alegró” (Act 11,23). Tiene una mirada capaz de descubrir el paso de Dios por la vida de aquellas personas que acababan de acoger a Cristo, como fue capaz de ver la obra que Dios había comenzado en el corazón de Pablo y por eso apostó por él. Además, el que mira con ojos de fe la realidad y

a) Bernabé. En los primeros pasos como cristiano de Pablo, Bernabé aparece como el hombre de la acogida: “Entonces Bernabé, tomándolo consigo, lo presentó a los apóstoles y él les contó cómo había visto al Señor por el camino, lo que le había dicho y 37


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 38

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

11,25-26). Tener junto a él a Pablo era para Bernabé tan importante que no duda en dejar la tarea que le habían encomendado y hacer un largo viaje para encontrarlo y traerlo consigo.

descubre el paso de Dios por ella, se alegra. La mirada que descubre las huellas de Dios en la vida siempre provoca gozo. En la vida cotidiana nos hace falta esta actitud de Bernabé. Escribía en mi cuaderno de vida hace un tiempo: “He visitado a N, al que hacía mucho tiempo que no veía. Es un sacerdote arisco y susceptible que no cosecha en los pueblos que sirve más que incomprensiones y conflictos. No tiene relación con los demás compañeros ni con el obispo. Él no hace mucho por romper esta situación y los demás sacerdotes, según sus palabras, le ignoran. Quizá, parte de la causa, sean los problemas que tuvo con sus condiscípulos en el seminario”. Nos convoca, sin duda, la Palabra a ser personas que descubran la acción de Dios en el corazón del hermano para poder incorporarlas a la vida fraternal.

Es el mismo deseo que tuvo Antonio Chevrier en su ministerio entre los pobres. En muchas ocasiones expresó la falta que le hacía un compañero a su lado, para comprender bien la Palabra del Maestro y para poder llevar a cabo la obra que Dios había iniciado con él y que, en algunos momentos, le desbordaba y se sentía incapaz de continuar: “Me haría falta alguien, constantemente aquí, a mi lado, que me empujara y me recordara lo que debo hacer (…) Si Dios me enviara un buen compañero, que comprendiera bien la obra de Dios, entonces me sentiría con más ánimo, con más fuerza” (C, 295. Cf: C, 54,56, 67,122).

Bernabé siente la necesidad de un compañero que sea su apoyo en la misión y con el que formar una pequeña fraternidad apostólica: “Bernabé salió para Tarso en busca de Saulo; cuando lo encontró se lo llevó a Antioquía. Durante todo un año estuvieron juntos en aquella Iglesia e instruyeron a muchos” (Act

Vivimos hoy un atomismo pastoral alarmante, expresión del individualismo que predomina en nuestra cultura, de la rala experiencia del Espíritu que abre a la fraternidad y de la falta de iniciativas de los responsables de la pastoral que nos sienten a los sacerdotes a orar juntos, a proyec38


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 39

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

sintió (…). Apenas tuvo la visión, inmediatamente tratamos de salir para Macedonia, seguros de que Dios nos llamaba para predicarles el Evangelio” (Act 16,6-10).

tar juntos, a actuar juntos… Podríamos preguntarnos si como pradosianos vamos buscando compañeros con los que ir constituyendo pequeñas fraternidades para la misión.

- Tiene una vida espiritual intensa, de ayuno y oración: “Oraban, ayunaban y los encomendaban al Señor en quien habían creído” (Act 14, 23. Cfr. Act 13,2.3…). Para discernir hoy los caminos del Espíritu y buscar iniciativas pastorales que respondan a su deseo es necesaria una vida espiritual intensa, de ayuno y oración. A veces nuestras acciones pastorales surgen de la mera ocurrencia, otras veces brotan de un análisis de la realidad serio y pocas nacen de la escucha del Espíritu en la oración junto a los hermanos. Apenas hace unos meses que recibí dos propuestas contrastantes. En la primera se me invitaba a participar en una serie de encuentros para pensar un importante instrumento de acción pastoral. En la convocatoria se desarrollaba el orden del día, en el que se decía: “oración inicial: un minuto”. La otra propuesta fue la petición de unas religiosas que antes de tomar

La pequeña fraternidad apostólica formada por Pablo y Bernabé vive en un permanente dinamismo misionero, caracterizado por una espiritualidad y unas acciones bien precisas descritas por Lucas en su segundo libro: - El Espíritu Santo es quien la constituye: “Dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Pablo para la obra a la que los he llamado. (Act 13,2). - Es enviada por la Iglesia, en este caso de Antioquía, para anunciar el Evangelio: “Entonces, después de ayunar y orar les impusieron las manos y les enviaron” (Act 13, 3). - Es obediente al Espíritu de Jesús, que dirige todo el proceso misionero: “Atravesaron Frigia y la región de Galacia, al haberles impedido el Espíritu Santo anunciar la Palabra en Asia. Al llegar cerca de Misia, intentaron entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo con39


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 40

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

hermanos, se marcharon” (Act 16,40).

una decisión sobre cambios estructurales en la congregación, me pidieron que las acompañara durante dos días de oración.

- Designaban presbíteros que aseguraran la permanencia de la comunidad y el crecimiento en la fe: (Cfr. Act 14,23; 20,1738).

- Predican la Palabra para que Dios vaya congregando la comunidad cristiana: (Cfr. Act 12,24; 13,5; 14,21; 16,13; 18,26…). No se predican a sí mismos, no buscan su propia gloria. Cuando la curación del cojo de Listra hace confundir a la gente del pueblo creyendo que los apóstoles son dioses, ellos reaccionarán así: “Al oírlo los apóstoles se rasgaron el manto e irrumpieron por medio del gentío gritando y diciendo: ‘Hombres, ¿qué hacéis? También nosotros somos humanos, de vuestra misma condición” (Act 14, 14-15).

- Vuelven a la comunidad desde la que han sido enviados para dar cuenta de la misión que han realizado y descansar junto a ellos una larga temporada: “Allí se embarcaron para Antioquía, de donde los habían encomendado a la gracia de Dios para la misión que acababan de cumplir. Al llegar reunieron a la Iglesia, le contaron lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe. Se quedaron allí bastante tiempo con los discípulos” (Act 14,26-27).

- Animan en la fe a los ya creyentes ante las persecuciones que ya vivían: “Volvieron a Listra, Iconio y Antioquía, animando a los discípulos y exhortándolos a perseverar en la fe, diciéndoles que hay que pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios” (Act 14,2122). “Entonces ellos salieron de la cárcel y se fueron a casa de Lidia y, después de ver y animar a los

- Tienen preocupación por las comunidades que fundan y quieren volver a visitarlas: “Unos días más tarde dijo Pablo a Bernabé: -‘Vayamos de nuevo y visitemos a los hermanos en todas las ciudades en las que hemos predicado la Palabra de Dios, para ver cómo están” (Act 15,36). Cuando llega la Cruz, las dificultades, la pequeña fraternidad 40


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 41

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

peligro de judaización que el cristianismo corrió en los primeros momentos de su expansión. Algunos cristianos de Judea llegaron a Antioquía predicando la necesidad de la circuncisión para la salvación: “Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo y Bernabé y algunos más de entre ellos subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre esta controversia” (Act 15,2).

apostólica no se paraliza ni se desanima, sino que busca soluciones novedosas y creativas que la ayuden a avanzar. La Cruz que viene de los destinatarios de la misión es aceptada por Pablo como un ingrediente más de su ser apóstol: “Yo le mostraré lo que tiene que sufrir por mi nombre” (Act 9,16). “El Espíritu Santo, de ciudad en ciudad, me da testimonio de que me aguardan cadenas y tribulaciones” (Act 20,23). Por eso sufre persecuciones, destierros, palizas, cárcel…, y vuelve inmediatamente y con mayor vigor a la misión encomendada.

Pablo y Bernabé se enfrentaron a los que defendían aquella postura tan distante del Evangelio y después encabezaron la delegación antioquena en la asamblea de Jerusalén. Son dos hermosas pistas las que se nos ofrecen para la resolución de conflictos hoy en nuestra Iglesia: la defensa del Evangelio ante posturas que lo desvirtúan y la búsqueda de la sabiduría de la Iglesia cuando la situación nos desborda.

Cuando un grupo se cierra a la Palabra de Dios, como los judíos en Antioquía de Pisidia, con toda sencillez se dirigen a quien los quiera escuchar: “Teníamos que anunciaros primero a vosotros la Palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles” (Act 14,46).

Finalmente, las tensiones en la pequeña fraternidad apostólica no paralizan la misión. A pesar de la asistencia del Espíritu, Pablo y Bernabé no están exentos del pecado y de la debilidad humana. Tienen una fuerte discusión por llevar con ellos o no a

Si el problema es grave y tiene un alcance que supera la capacidad de solución de la fraternidad apostólica, entonces acuden a la Iglesia Madre de Jerusalén para buscar entre todos una respuesta satisfactoria. Así ocurrió con el 41


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 42

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

sobresalga en la fe.

Juan Marcos y, la disensión en este punto, hace que se separen y que cada uno busque otro compañero y marche a territorios distintos (Cfr. Act 15, 37-40). La misión evangelizadora de la Iglesia está por encima de los conflictos que puedan surgir entre los evangelizadores.

Pablo y Silas, casi al inicio de su apostolado se encuentran con la Cruz de la misión. Son encarcelados por liberar de un mal espíritu a una muchacha que tenía dotes adivinatorias y era explotada por sus amos. En la prisión los apóstoles nos vuelven a mostrar cómo el sufrimiento no paraliza, sino que, incluso, activa más su acción misionera. - Las situaciones de dolor son propicias para cantar a Dios. “A eso de medianoche, Pablo y Silas, oraban cantando himnos a Dios. Los presos escuchaban” (Act 16,25). No es algo muy corriente que quienes han sido apaleados y maltratados por anunciar al Dios de Jesús, ahora doloridos, le canten himnos. Los presos escuchaban porque en su situación necesitaban un salvador y dos compañeros de fatigas se lo estaban proponiendo. La Cruz es la mejor cátedra para la enseñanza y el aprendizaje de la fe.

b) Silas. Tras la separación de Bernabé, Pablo elige a Silas como nuevo compañero. Inmediatamente son enviados por los hermanos de Antioquía: “Por su parte Pablo, eligiendo como compañero a Silas y, encomendado por los hermanos a la gracia del Señor, partió” (Act 15,40). No elige Pablo un compañero cualquiera, sino a un cristiano maduro que ya había sido elegido por los apóstoles para que fuera con él y con Bernabé a comunicar el resultado de la asamblea de Jerusalén a los hermanos de Antioquía. Era un cristiano que sobresalía, de hecho se nos dirá de él y de Judas Barsabá que eran “miembros eminentes entre los hermanos” (Act 15,21). Para formar parte de una fraternidad apostólica es necesario un discípulo que

- Dios siempre responde al grito del afligido. “De repente vino un terremoto tan violento que temblaron los cimientos de la cárcel. Al momento se abrieron todas 42


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 43

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Dios, vivo ahora la muerte con la misma confianza en Él”. El segundo es Félix, un hombre de cincuenta años enfermo desde que era joven. La casa donde vivía era muy visitada y, todos pensábamos que los vecinos iban a verle, a consolarle, a distraerle… La realidad era muy diferente. Mercedes, una vecina que lo visitaba con frecuencia me dijo: “Vamos a ver a Félix y él siempre termina escuchando nuestros problemas, animándonos, diciéndonos palabras de fe. Por eso viene tanta gente a esta casa”.

las puertas y a todos se les soltaron las cadenas” (Act 16,27). La intervención de Dios avala a los que le han sido fieles en el dolor y, además, socava los cimientos de las estructuras que favorecen la injusticia y la esclavitud haciendo que todos los cepos se rompan. - El evangelio es fecundo en las situaciones de dolor. El carcelero, testigo de lo que había sucedido, experimenta la conversión: “Señores, ¿qué tengo que hacer para salvarme” (Act 16, 30). Después acogerá con su familia la Palabra de Dios, se bautizará y celebrará el gozo de la fe: “Celebraron una fiesta de familia por haber creído en Dios” (Act 16,34). Tengo muy presentes la vida de dos personas evangelizadoras, como Pablo y Silas, desde una situación de Cruz. La primera es Inés, una mujer joven que se encontraba, la última vez que la visité, en una agonía terrible con unos dolores irrefrenables. Con palabras entrecortadas por la agitación de la respiración nos evangelizaba a su hija mayor y a mi, diciéndonos: “He vivido la enfermedad con la confianza puesta en

Diego Martín

La actividad misionera de Pablo y Silas también nos enseña que el anuncio del Evangelio es siempre fecundo, pero conlleva ineludiblemente la Cruz. Cuando predican la Palabra son muchos los que la acogen. Esto hace que se suscite la envidia por parte de los judíos y que éstos desencadenen persecuciones contra los apóstoles. Así sucedió en Tesalónica (Cfr. Act 17,4-5) y, más tarde, en Berea (Cfr. Act 17,1113). En la fraternidad apostólica hay diversidad de tareas. Para que Pablo pueda dedicarse a la predicación, Silas y Timoteo prepararían la intendencia…: 43


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 44

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

hace falta un creyente contrastado. Por eso él se informará antes de elegirlo: “Los hermanos de Listra y de Iconio daban buenos informes de él” (Act 16,2).

“Cuando Silas y Timoteo bajaron de Macedonia, Pablo se dedicó enteramente a predicar” (Act 18,5). c) Timoteo.

En la fraternidad apostólica hay una igualdad radical, los apóstoles son hermanos. Por eso Pablo pedirá a los fieles de la comunidad de Corinto que le acojan como a él mismo: “Por ello os he enviado a Timoteo, hijo mío querido y fiel en el Señor, el cual os recordará mis normas de conducta en Cristo Jesús, conforme las enseño por doquier en todas las iglesias” (1Cor 4,17). “Por otra parte, cuando llegue Timoteo, procurad que no se atemorice entre vosotros, pues trabaja en la obra del Señor como yo” (1Cor 16,10).

Es otro de los colaboradores importantes de Pablo, que lo acompañará en su segundo viaje misionero. Sabemos dónde se encuentran y el origen de sus padres: “Llegó a Derbe y luego a Listra. Había allí un discípulo que se llamaba Timoteo, hijo de una judía creyente, pero de padre griego” (Act 16,1). Precisamente porque su padre fuera griego parece que causaba sospechas entre los judíos de la región y, por eso, Pablo lo hace circuncidar. No obstante, llama la atención que después de la asamblea de Jerusalén el Apóstol se desdiga de la postura mantenida, haciendo pasar a Timoteo por la circuncisión. Pablo en este caso renuncia a su modo de pensar para conseguir un bien mayor de cara a la evangelización. Los judíos verán más próximo a Timoteo y así lo aceptarán mejor.

3-. Los hermanos de las distintas comunidades. La tarea evangelizadora de Pablo y sus pequeñas fraternidades apostólicas, no habría sido posible sin la ayuda de los hermanos de las diferentes comunidades a las que llegaba. La colaboración que le prestaron fue diversa, pero, sobre todo, está unida a las situaciones de sufrimiento.

De nuevo se observa cómo Pablo no elige como compañero a cualquier discípulo. Para formar parte de la fraternidad apostólica 44


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 45

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

ayudan a escapar. Así, cuando los judíos de Damasco planean matarlo, los discípulos le ayudan a escapar “descolgándolo por un muro en una espuerta” (Cfr. Act 9,19-25). Los hermanos de Jerusalén le facilitan salir de la ciudad hacia Cesarea cuando los helenistas querían matarlo (Cfr. Act 9,26-30). En Tesalónica los judíos llevan a los apóstoles ante los magistrados y les acusan de ser contrarios al César. Los hermanos les facilitan la huída (Cf. Act 17,1-9). En Berea los mismos judíos de Tesalónica alborotaron a la gente contra Pablo y Silas. Los hermanos les hicieron salir de la ciudad a toda prisa (Cfr. Act 17,10-15).

Los hermanos son para la fraternidad apostólica el hogar de descanso. Tras mucho tiempo de una fatigosa actividad misionera vuelven Pablo y Bernabé a Antioquía para pasar una temporada larga con los hermanos (Cfr. Act 14,27). En los viajes son acogidos y auxiliados por los discípulos en todas sus necesidades. Así les ocurrió en Tiro (Cfr. Act 21,1-4)), Jerusalén (Cfr. Act 21,17) o Puteoli (Cfr. Act 28,13). Lidia ofrece su casa a los evangelizadores (Cfr. Act 16,15) y la casa de Felipe el evangelista será su residencia durante un tiempo (Cfr. Act 21,8). Los hermanos no quieren que Pablo asuma situaciones de riesgo y, por eso, en muchos momentos intentan disuadirle de enfrentarse a ellas. En la revuelta de los orfebres en Éfeso Pablo quería presentarse ante el pueblo, pero los discípulos no le dejaban (Cfr. Act 19,23-30). Los discípulos de Tiro quieren impedir, sin éxito, que Pablo suba a Jerusalén, donde saben que le esperan sufrimientos (Cfr. Act 21, 1-4).

Cuando Pablo ha sufrido las consecuencias de alguna persecución, allí están los discípulos para ayudarle. En Listra, los judíos de Antioquía e Iconio le apedrean y le echan de la ciudad dándole por muerto. Los discípulos están con él y le socorren.

4-. Algunas ayudas ocasionaLos hermanos están atentos a les.

las situaciones de peligro y, cuando éstas se convierten en una amenaza para la vida de Pablo, le

En la tarea misionera, Pablo se encuentra también con muchas 45


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 46

. Los colaboradores de Pablo en el libro de los Hechos de loa apóstoles

Diego Martín

tarea evangelizadora que realizamos en nuestros barrios. Ángel es una persona no creyente, pero cuando organizamos algún acto cultural trabaja como el que más para que todo salga bien. Pablo tiene su fe pero se siente lejos de la Iglesia. Sin embargo, no encuentra ningún obstáculo para estar y colaborar en Cáritas con mucha generosidad. En la Asociación de Vecinos del barrio de las Vacas, trabajamos creyentes y no creyentes para que pueda haber en el barrio un ocio constructivo para los jóvenes, ofertas culturales, compañía para los mayores que no salen de casa… Incluso han demandado en varias ocasiones conocer un poco más la Palabra de Dios.

personas de buena voluntad que, de modo ocasional, le prestan su colaboración. En la revuelta provocada por los judíos de Tesalónica, los apóstoles son puestos en libertad tras recibir una fianza de Jasón (Cfr. Act 17,9). Su sobrino se enteró de una conspiración contra Pablo y le ayudó para que no se llevara a efecto (Cfr. Act 23,16). Julio, el centurión que lo escoltaba camino de Roma, trata a Pablo con amabilidad y le permite al llegar a Sidón, visitar a sus amigos (Cfr. Act 27,1-3). Los habitantes de Malta tratan con mucha hospitalidad a Pablo y a sus compañeros cuando naufragan en su isla (Cfr. Act 28,1-2). Y, allí, Publio ofrece su hospitalidad a Pablo y a sus compañeros (Cfr. Act 28,7).

Diego Martín Peñas

Me encuentro en la parroquia con muchas personas que no han llegado a descubrir la fe, pero que apoyan de muchos modos la

Prado de Ávila

46


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 47

obEdEcEr y propoNEr cAmINos pArA LA EVANGELIZAcIóN dE Los pobrEs 1 timoteo h

Fco. Javier García Cadiñanos

tiana se ha convertido en una obsesión en medio de una sociedad líquida de permanentes mutaciones, donde todo es móvil y volátil. Por eso, en nuestra Iglesia de hoy no estamos exentos de repetir las mismas desviaciones de entonces: el fundamentalismo y la secularización, la vuelta al pasado y la evaporación ante la cultura dominante.

Contexto Dicen los especialistas que esta carta se escribe en torno al año 100, con la tercera generación cristiana. Se han vivido años de mucha expansión misionera. Parece que las preocupaciones se centran ahora al interior de la comunidad. Comienzan a extenderse planteamientos un tanto desviados. Probablemente la vuelta al dominio judaizante y el gnosticismo.

De ahí que releer esta Carta primera a Timoteo sea fuente de luz para quien quiere obedecer y proponer caminos en la evangelización de los pobres. No queremos replegarnos en preocupaciones internas y queremos huir de las dos tentaciones dominantes en nuestra iglesia. Desde qué claves hacerlo, cómo llevarlo ade-

Un contexto que no está lejos de algunas de las preocupaciones de nuestras iglesias de hoy. Tras el milagro conciliar que nos lanzó al mundo, parece que hoy estuviéramos de nuevo más preocupados por los temas intraeclesiales. El tema de la identidad cris47


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 48

. Obedecer y promover caminos para la evangelización... Fco. Javier García Cadiñanos

pasión” (1, 16), “siendo yo antes blasfemo, perseguidor e insolente, me fortaleció, se fio de mi y me tomó a su servicio” (1, 12)

lante, qué criterios han de conducirnos… son algunas de las búsquedas de este Estudio de evangelio.

¿Es esta la experiencia básica de los ministros del evangelio de hoy? ¿Es esta mi experiencia? Siento que nos situamos ante el mundo como los profesionales de lo religioso, hablando de memoria, llenos de discursos faltos de vida. Y la gente de hoy, nos solicita que demos razón de nuestra experiencia de fe. Cómo nosotros nos sentimos salvados por Dios. Cómo esta experiencia nuclear ha cambiado nuestra existencia. Cómo nos descubrimos tocados por la entraña de un Dios que se remueve de amor ante nosotros y nuestro pecado. Cómo nosotros somos testigos de este Cristo que me ha salvado a mí, el primero de todos.

Una experiencia fundante El autor de la carta parte de una experiencia “que es de fiar y digna de ser aceptada” (1, 15). No es tiempo de perderse en discusiones ni ideologías. Es tiempo de volver a la raíz, a aquello que a uno le tiene atrapado por dentro: “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (1,15). Todo movimiento evangelizador nace de descubrirse primero rescatado. Aquí no valen los que van de salvadores de otros, los que se creen superiores a los demás, los que se creen con la verdad. Todo comienza con la experiencia de Jesús. Él ha venido al encuentro del mundo. Un mundo tomado por el pecado, por el mal, por la autosuficiencia. Y el evangelizador se sabe el primero cogido por ese pecado que lo estrangula. Y ha experimentado que el encuentro con Cristo Jesús lo ha liberado, le ha hecho criatura nueva, lo ha salvado. En expresión del autor: “Cristo Jesús me tuvo com-

El autor de la carta sintetiza la grandeza de la fe en base a un himno de la primera comunidad. En él se recoge aquello esencial que ha de ser guardado y proclamado frente a otras propuestas: la salvación es un acontecimiento que se da a conocer en la persona de Jesús (3, 16). No es una idea o un conocimiento. Se ha expresado en una persona de carne y 48


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 49

. Obedecer y promover caminos para la evangelización... Fco. Javier García Cadiñanos

Jesús. Él acaba siendo lo definitivo en este presente y en el futuro (6, 14 – 16).

hueso, no es una verdad abstracta. La encarnación es principio de fe en tiempos de Jesús y ahora también. Este hombre Jesús fue rehabilitado por el Espíritu: es lo que denominamos, resurrección. Su testimonio de vida fue rescatado del olvido y de la muerte, hasta alcanzar la plenitud de la vida, la vida de Dios (ascensión). Y así fue proclamado a los paganos y creído en el mundo.

Ensancha las motivaciones El autor de la carta invita a Timoteo, desde esta experiencia fundante, a ensanchar el corazón. “Nuestro Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (2, 4). El evangelizador no actúa desde él y sus motivaciones, sino desde el impulso y el querer de Dios. Y en ese querer hay un deseo de rescatar a todos sus hijos. El buen Dios quiere que todas las personas alcancen a descubrir la verdad: el amor de Dios. Un amor que se ha hecho manifiesto en Cristo Jesús, entregado por todos. El evangelizador lleva en el corazón la impronta de un Dios Padre que quiere ver a todos sus hijos reunidos en la casa (Lc 15, 28).

La evangelización de los pobres supone el anuncio de la persona de Jesús, del Hijo de Dios encarnado. ¿No cuestiona esto una evangelización demasiado ideologizada y doctrinal? ¿Cómo nos preocupamos de presentar a Jesús en este momento de la historia como salvador del hombre y la mujer de hoy? Volver al anuncio de Jesús deshistorizado puede provocar indiferencia y rechazo. La carnalidad de la salvación ha sido y sigue siendo la asignatura importante de la Iglesia. La tentación del adoctrinamiento nos acecha. Con el himno de la pascua diremos: “que no pequemos contra la claridad de tu presencia”.

La evangelización de los pobres actúa motivada por el amor universal del Dios de Jesús y por el testimonio de entrega universal de Cristo Jesús. Ahí es justamente donde se coloca la llamada opción por los pobres. Que no es exclusiva ni excluyente, sino precisamente universal.

En medio de las deserciones y desviaciones, el evangelizador está llamado a conservar sin mancha la Memoria Viva de Cristo 49


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 50

. Obedecer y promover caminos para la evangelización... Fco. Javier García Cadiñanos

do por entero. Y desde esa identidad está llamado a reproducir en él la identidad de Dios: bondad, paciencia, amor, justicia…

Opción que comienza por los últimos y más débiles para que realmente pueda alcanzar a todos. Precisamente al vivirse entre los últimos es garantía de autenticidad y universalidad. ¿Qué mueve mis desvelos pastorales? ¿Hay de fondo ese querer universal del Dios de Jesús? ¿Son los pobres y desvalidos los preferentes en la manera de organizar mi tiempo y actividades? ¿Puedo decir que “tengo también otras ovejas que no están en este redil; a esas tengo que guiarlas” (Jn 10, 16)?

Sólo puede obedecer y proponer caminos en la evangelización de los pobres aquellos que se han visto renovados en su vieja condición. Aquellas personas “poseídas” por Dios. Aquellas personas que han depositado toda su libertad y voluntad en Él. Aquellas que no son dominadas y controladas por otros señores. Aquellas que han hecho de Dios, su único Señor.

Transforma al evangelizador Cuando uno ha experimentado en sí mismo la salvación y el amor universal del padre de todos se instala en el centro de su existencia, se convierte en el hombre de Dios (6,11). Dios le da identidad, misión, existencia, amparo… Dios es su señor, para no dejarse esclavizar de la codicia y enriquecimiento que está descomponiendo la sociedad y la iglesia y “es la raíz de todo los males” (6,10). Dios es su único fundamento. En Él descansa y desde Él se ve azuzado permanentemente. A Él se ha consagra-

Y todo esto va convirtiendo al evangelizador en modelo de los creyentes (4, 12). Una referencia a seguir en la palabra, la conducta, el amor, la fe, la pureza. Alguien que no se ha hecho a sí mismo a su imagen y semejanza, sino a imagen y semejanza de quien le ha rescatado. El Amor lo ha transformado y se irradia en todo lo que vive. Por eso es vivido como gracia: “no descuides tu carisma personal, que te fue concedido por indicación profética al imponerte las manos los ancianos” (4, 14). Un regalo a cuidar permanentemente. Y de muy alta responsabilidad: “haciendo esto os salvaréis tú y tus oyentes” (4,16). 50


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 51

. Obedecer y promover caminos para la evangelización... Fco. Javier García Cadiñanos

Y lo lanza a un duro combate A lo largo de toda la carta, el autor insiste repetidamente en que esta vivencia de experimentarse salvado, lanzado a la búsqueda de todos los hermanos, transformado en modelo y hombre de Dios, supone un duro combate. Una pelea permanente. “Un noble combate” (1, 18). La vida cristiana es militancia (6, 12). La experiencia creyente se confronta con quienes no la aceptan. Habrá personas de la religión y del poder que no aceptan un Dios que, en Jesús, se vuelca sobre los pecadores en su liberación. Algunos prefieren reducir el pecado a algo moral, otros lo ignoran y son incapaces de reconocer sus efectos.

Pues no me encierra en mi yo, sino que me descubre anudado a la suerte de los demás, de toda la comunidad. Soy lo que recibo y existo en relación permanente, haciendo circular el Amor que me ha cambiado completamente. ¿Nos conocen como hombres de Dios, “especialistas en Cristo” al decir de Rovirosa? ¿Un Dios y un Cristo confundido con la suerte y desgracia de nuestro pueblo? ¿Verdaderamente modélicos en nuestro estilo de vivir? Justamente muchos están esperando estilos de vivir alternativos, más evangélicos, que den luz y sal a nuestra sociedad. ¿Acaso no es ésta también responsabilidad nuestra? Y en esta dinámica se insertan las llamadas a reformar y renovar aquellos servidores de la comunidad: 3, 1 – 13 y 5, 17 – 25. La multitud de pequeños detalles, algunos hasta pintorescos, nos revela hasta donde llega la responsabilidad existencial del obispo, del presbítero, del diácono, más allá de su pura función. Quien preside o sirve a la comunidad del Dios de Jesús, es en la vida doméstica y de relaciones ordinarias donde se acredita y acrisola.

Por eso, esta pelea ha de ser ejercida desde la fe, “no una fe fingida” (1, 5), sino una fe verdadera, experimentada, no profesionalizada ni manipulada (1, 19). Una pelea a realizar desde la buena conciencia, en coherencia e integridad. “Aférrate a la vida eterna, a la cual te llamaron cuando hiciste tu noble confesión” (6,12). Este combate supone rechazar comentarios y doctrinas ajenos al evangelio. Y ejercitarse en el modo de vida nuevo que 51


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 52

. Obedecer y promover caminos para la evangelización... Fco. Javier García Cadiñanos

evangelización no se hace sino en un clima de lucha y combate permanente. ¿Por qué será que se nos olvida tan pronto?

nace del seguimiento de Jesús. Un ejercicio a realizar con fatiga, con diligencia, constancia y vigilancia (4, 7 – 11). “Vigila tu persona y tu enseñanza y sé constante” (4,16) Al escribir esto, me acuerdo de Carlos, iniciador de la JOC con media docena de chicos “pillados” por la dispersión, la comodidad, el consumismo. Y como, desde una fe verdadera, pues Carlos ha experimentado en sus carnes que la JOC le ha salvado de sus miedos y de no sentirse válido, acompaña pacientemente. Veo a Carlos peleando semana a semana con la desgana, los plantones, la impuntualidad, la superficialidad…Y cómo desde la coherencia, permanece, tratando de ser testigo de algo que cambió su vida y puede cambiar la vida de estos chicos de iniciación. También me acuerdo del tono de muchas de las reuniones de curas. Llenas permanentemente de amarguras por sobredimensionar los obstáculos y dificultades de la evangelización. Cuando recibimos este encargo, nadie nos predijo un mundo de color de rosa, es más, desde la primera hora de Jesús no hay mas que amenazas de persecuciones. La

Por eso, la llamada del autor de la carta es a asegurar aquello que nos puede sostener en la lucha. De ahí la insistencia en alimentarse de la Palabra y alimentar a la comunidad de la Palabra (4, 1 – 6). De manera que las cosas de este mundo, frente a otras corrientes, adquieren un valor nuevo si se viven en acción de gracias, desde el sentido último que le da la Palabra y en actitud de oración. Cuando la Palabra nutre al apóstol y a la comunidad, se puede hacer frente a todo. Una Palabra traducida en vida.

Con un dinamismo misionero especial El autor de la carta, sabe de la hondura donde mana la fuente de la misión y también es consciente de las dificultades con que se va a encontrar. Y llama la atención la concreción del impulso misionero. El autor invita a Timoteo a socorrer a las viudas que lo son de verdad, frente a otro tipo de 52


PRADO-212:MANOLO205.qxd 02/10/2012 14:18 Página 53

. Obedecer y promover caminos para la evangelización... Fco. Javier García Cadiñanos

viudas (5, 3.5). Esto es, atender a aquellas que están solas y que por tanto, están llamadas a poner su esperanza solo en Dios. Es curioso, cómo en un mar de empobrecidos, se trata de llegar a aquellos que nadie va a llegar. Al estilo de aquél enfermo de la piscina de Betesda (Jn 5, 5 – 6). ¿Sabemos afinar nuestra mirada en este momento de crisis para hacernos conscientes y llegar a aquellos que peor lo pasan?

Esta conducta será la que acabará por transformar este pecado estructural y acabar con la esclavitud. ¿Sabemos plantear de manera libre y profética el valor contracultural del evangelio en una sociedad competitiva que idolatriza el dinero? ¿Creo en el valor transformador del evangelio frente al aparente poder de la cultura dominante?

El autor le invita a Timoteo a enseñar y recomendar a los esclavos el amor fraterno en la relación con sus amos. Algo que rompe lo convenido y es contracultural.

Fco. Javier García Cadiñanos Prado de Burgos

Vista parcial de uno de los momentos de la sesión de formación

53


SUMARIO “Abrir caminos en el desierto” Caminos de evangelización de los pobres........ 1

r Testimonios La evangelización de los pobres hoy y en el futuro........................................... 3 Félix Ayuso Caritas, signo eclesial del amor de Dios a las personas empobrecidas.................. 9 Manu de las Fuentes

r Artículo de fondo El Padre Antonio Chevrier, un apóstol ante los pobres de su tiempo................ 14 André Lacrampe

r Estudio del Evangelio Los colaboradores de Pablo en el Libro de los Hechos de los apóstoles............ 33 Diego Martín Peñas Obedecer y proponer caminos para la evangelización de los pobres ............... 47 Fco. Javier Cadiñanos

212 (1)  
212 (1)  
Advertisement