Page 1

Revista cultural del Magreb

Enero 2019

SABBÚRA La historiografía del antiguo Magreb Literatura marroquí, subversión y colonialismo La Biblioteca Chinguetti de Mauritania La inmigración magrebí y Europa: un malestar de una relación geopolítica Políticas coloniales a las orillas del río Rosso: el papel de las lenguas de acceso al conocimiento y el de las lenguas de identidad

FORO INTERNACIONAL Reencuentro entre las lenguas árabe y español.

LAS DOS ORILLAS

1

Nace la asociación que trata de recuperar el diálogo entre regiones con historias paralelas.


EN ESTE NÚMERO ACTUALIDAD

Historia

13 La historiografía del antiguo Magreb. Sobre el abordaje de la historiografía magrebí. Por Ammar Mahjoubi

- Foro Internacional "Reencuentros entre las lenguas árabe y español", 04 - "Las dos orillas". Nace la asociación que trata de recuperar el diálogo entre regiones con historias paralelas. 09 - I Foro africano sobre formación profesional, 11

Literatura

19 Literatura marroquí, subversión y colonialismo

LIBROS

Buena salud de la literatura marroquí. Por José María Lizundia

Cultura

21 La Biblioteca Chinguetti de Mauritania. Lugares de oración y retiro. Por Redacción de Sabbúra El legado de Al-Ándalus, de Virginia Luque Gallegos, 38

Perspectivas

24 La inmigración magrebí y Europa: un malestar de una relación geopolítica. Por Rachid El Quaroui

Linguïstica

28 Políticas coloniales a las orillas del río Rosso: el papel de las lenguas de acceso al conocimiento y el de las lenguas de identidad. Por S. Benítez 2

SABBÚRA. Revista cultural del Magreb (ISSN 2659-3106) - Enero 2019 - Año II - Nº 2

.................................................

Editor: JL. Nava | Articulistas: Ammar Mahjoubi, José María Lizundia, Rachid El Quaroui, Manuel Vidal, Rabih Rayes, Salvador Benítez.

..............................

La dirección de la revista no asume necesariamente las opiniones y puntos de vista expresados en los artículos

y noticias publicadas.

Fotografías: Salvo otra indicación, las fotografías son de reproducción libre y están obtenidas del banco

de imágenes PIXABAY.

Los artículos son de libre reproducción, citando la procedencia.

Publicación gratuita. Madrid (España)

.............................

Dirección web: https://issuu.com/sabbura

Email de Redacción: sabbura@hotmail.com

Foto de portada: Marrakech


EDITORIAL Sabbúra, espacio para la alta divulgación La actualidad del Magreb es incuestionable en campos tan diversos como la política, la seguridad internacional, los espacios geográficos y fronterizos, la diversidad étnica, las migraciones, el desarrollo social, etcétera.

´Sabbúra` nació como una revista que viene a cubrir los ámbitos citados, conjugando artículos en formato divulgativo con otros de cariz científico, pues se trata de llegar a un público culto, formado y crítico.

En este número ofrecemos una aproximación a la historiografía del Magreb, desde una perspectiva novedosa. En dicho ámbito, la praxis histórica se ha planteado con frecuencia desde una perspectiva occidental, ignorando los puntos de vista, e incluso ocultando o menospreciando hechos históricos de gran importancia. Así lo constata el historiador y arqueólogo tunecino Ammar Mahjoubi al reflexionar sobre dicha problemática.

En el ámbito literario, José María Lizundia describe la buena salud de la literatura marroquí.

También presentamos el libro titulado "El legado de Al Ándalus",de Virginia Luque Gallegos.

La Biblioteca Chinguetti de Mauritania tiene una especial importancia. Se trata de un patrimonio cultural de gran riqueza y del que hablaremos con más extensión en números sucesivos.

El historiador y antropólogo Rachid El Quaroui El Quaroui reflexiona sobre los movimientos migratorios del Magreb y la relación con la Unión Europa. Se trata de un problema de máxima actualidad que está señalando en buena medida la política europea y también de los países del Magreb.

Por último, publicamos un artículo de Salvador G. Benítez, lingüista y profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, sobre los modelos de colonización lingüística en Mauritania y Senegal.

Completamos la revista de enero informando de tres eventos del máximo interés: una crónica escrita por Rabih Rayes sobre el Foro Internacional "Reencuentros entre las lenguas árabe y español", organizado por la asociación Alter Forum y la Universidad Mohammed V de Rabat (Marruecos); el nacimiento de la asociación "Las dos orillas", una entidad destinada a recuperar el diálogo entre regiones con historias paralelas, de la que nos da cuenta Manuel Vidal; y el Primer Foro Africano sobre formación profesional celebrado en la ciudad de Dajla.

Como ya dijimos en la presentación del primer número, la revista nace en formato digital y se envía mediante suscripción gratuita por correo electrónico y redes sociales. También se puede acceder en https://issuu.com/sabbura

Saludos cordiales.

JL. Nava, editor

3


ACTUALIDAD "Reencuentros entre las lenguas árabe y español" Por Rabih Rayes (*)

Con la participación de expertos internacionales de países latinoamericanos , europeos y africanos se ha celebrado un foro internacional “entre dos orillas” ,organizado por Alter Forum Internacional en colaboración con la Universidad Mohamed V, Facultad de Letras y Ciencias Sociales ( Rabat). La temática del coloquio gira en torno a “reencuentros entre las lenguas arabe y español” , bajo el lema “Ver Smara y Vivir” . El coloquio se organizó, en la ciudad de Smara ,los días 13/14/15/16 y 17 diciembre 2018 . ----------------------------------

En las primeras semanas de diciembre me encontraba preparando todo para terminar mi primer trimestre de la especialidad. Mis planes para ese mes eran aprovechar el tiempo libre para leer y aprender más sobre el Medio Oriente, he de decir, tengo varios títulos pendientes a los cuales quiero arrojarme y pensé en el mes de diciembre me desconectaré de todo para leer la biografía de Jerusalén.

También, la edición especial que publicó la revista “Desparta Ferro” sobre Lawrence de Arabia y los árabes antes de su aparición en el desierto. Asimismo, la misma revista publicó una edición especial sobre “Arqueología e Historia denominada Tarteso” que estudia a fondo la huella fenicia del oro y el marfil entre otras cosas.

4


No obstante, de pronto los planes cambiaron, después de unas llamadas y decisiones tomadas sin pensarlo demasiado mí tiempo libre en diciembre, para profundizar más sobre el Medio Oriente había cambiado. Ahora en lugar de leer la Biografía de Jerusalén, estaría en el Foro Científico y Cultural Internacional entre dos orillas “Ver Samara y Vivir” nada menos que en Marruecos.

Intervención del sr. Bachir Edkhil, presidente de Alter Forum

Además de este cambio repentino de planes, ahora no era Jerusalén a la que iba a leer sino más bien iba a visitar “Samara” una ciudad en el Sahara que durante su mayor esplendor en la historia de esa ciudad se caracterizaba por ser un baluarte cultural en toda la región. Del mismo modo, no estaría leyendo y estudiando sobre el desierto en Arabia Saudita, y Lawrence de Arabia, estaría conviviendo con Bachir Edkhil, el Fundador de la ONG “Alter Forum” la cual en conjunto con la Universidad de Mohamed V de Rabat organizaban este coloquio.

Debo agregar que cada día que pasaba antes de mi partida el 12 de diciembre del 2018 más sorpresas recibía. Ahora no solo iría en representación de la “La Voz del Árabe” a cubrir el evento, sino también, gracias a la cordial invitación del el Dr. Mohamed Badine El Yattioui, también participaría como ponente en el evento.

En definitiva, agradezco tanto al Sr. Bachir Edkhil y al Dr. Mohamed Badine, por la confianza y por el espacio para que yo pudiera exponer mi ponencia titulada “De la Geopolítica al mal del migrante: los casos de México, Marruecos y Líbano”. Elegí este tema puesto que le había estado dando 5


seguimiento a la firma del Pacto Mundial Para una Migración Segura, Regular y Ordenada. (PMM).

Puesto que el 10 de diciembre se firmó en la ciudad de Marrakech (Marruecos) dicho pacto con el respaldo de más de 150 países del mundo, México representado por el Lic. Marcelo Ebrard. A mi parecer, como internacionalista, sería un excelente tema para mi ponencia debido a que iba al país en donde se logró un hito histórico para el multilateralismo y abordar sobre ese tema sería algo innovador, “eso pensé”.

No obstante, una vez más el sorprendido fui yo. Puesto que mientras los ojos del mundo estaban sobre Marrakech antes de mi partida, a mí llegada a Samara me di cuenta que también en esa ciudad marroquí se estaba gestionando otro hito histórico para la diplomacia, en este caso sería la diplomacia pública la gestora de este acontecimiento.

No obstante yo me encontraba en el desierto, como Lawrence de Arabia, siendo parte de la biografía de una ciudad (no la Biografía de Jerusalén ese libro tendrá que esperar) pues estaba en Samara participando y cubriendo el coloquio “Ver Samara y Vivir” “Contacto entre las dos lenguas árabe y española”. Por ende si necesito una palabra para definir mi experiencia en Samara y mi tiempo libre en diciembre esa es “sorpresa”.

Puesto que fue esta palabra la única constante que se mantuvo en los planes que yo tenía para mi tiempo libre en diciembre. Quedé sorprendido, porque aprendí mucho más de lo que esperaba, sobre el Medio Oriente, esta vez no a través de los autores de libros sino de los ciudadanos marroquíes.

Asimismo, mi sorpresa fue mayor porque yo iba leer sobre un icono de la historia occidental que se enamoró del desierto y el Medio Oriente y conocí a un verdadero amante del desierto, también revolucionario y como él se denomina “beduino del desierto” Bachir Edkhil, quien no solo me sorprendió “por su traje típico” y sus infinitas atenciones, sino por ser un revolucionario intelectual quien presentó su libro “Duna Desnuda”, obra que me cautivo y me mostro una manera diferente de ser revolucionario y sin duda alguna la estrategia más efectiva para cualquier revolución o cruzada personal, “el uso adecuado de la pluma”.

Por otra parte, debo resaltar que él, Dr. Mohamed Badine, también me asombró no solo por ser un excelente académico y organizador, sino también por ser una persona sumamente servicial y atenta, “algo que todos los marroquíes tienen en común”, todos ellos sin conocerte son extremadamente gentiles. No obstante, debo resaltar que con el hecho de saber que eres de origen árabe e incluso al escuchar algunas palabras del 6


árabe libanes (dialecto libanes), te tratan como a un hermano y te ofrecen una inigualable hospitalidad.

Asimismo, mi sorpresa fue en aumento, dada la calidad de las ponencias y variedad de temas entre ellas; la del Sr. Luis Fayad reside entre Colombia y Alemania de origen libanés (migración libanesa a las Américas y literatura), el Dr. Gabriel Restrepo (Colombia) “encrucijada de senderos místicos. Pinceladas: caminos de encuentro entre las místicas iberoamericanas y árabes”. Dr. Jorge Elías (Argentina) de origen libanés y su ponencia sobre “Las mil y una noches de Borges” y el Dr. Sebastián Álvarez de Colombia con su ponencia “Los imaginarios africanos y la nación colombiana. Una aproximación a la identidad antioqueña desde la obra literaria de Tomas Carrasquilla”. El Dr. Najmi Abdelkhalek, residente en España con su ponencia “Traducción e interculturalidad. Americana Latina y el mundo árabe”, al quien agradezco su apoyo y las traducciones que me hizo durante una pequeña charla durante una cena mientras platicábamos sobre costumbres y culturas entre todos. “Claramente fue muestra de interculturalidad y diplomacia pública.” Asimismo, hubo excelentes ponentes de Marruecos, por ejemplo: El Dr. Abdel Mouni Bounou con su ponencia “Marruecos en los relatos de viajes hispánicos”, el Dr. Sidi abdorabih nDaddah y Mohamed AHL Mahdi: con la ponencia “La influencia de la lengua española sobre el dialecto hasaní”, en esta categoría estuvo también Hakima Barbache con la ponencia “Al Andalous: historia, civilización e identidad común entre el pueblo marroquí y español”, la cual se impartió en árabe.

Finalmente, no se puede soslayar las excelentes ponencias expuestas por los catedráticos de la Universidad de las Américas de Puebla UDLAP, la Dra. Claudia Barona Castañeda y el Dr. Mohamed Badine El Yattioui(franco marroquí) con la ponencia “la función política del escritor en América latina y en África”, y la del Dr. Guy Emerson, las consecuencias de las medidas preventivas para limitar el crimen y el delito, la cual sin demeritar al trabajo del resto de los ponentes esta en particular me fue de mucho interés puesto que aborda en temas de los cuales yo me quiero especializar en un futuro.

Asimismo, el Dr. Pablo Neder proveniente de Argentina (de origen libanés) nos ilustró con su ponencia “el Enfoque de la gobernanza y las políticas públicas en América Latina”. Ahora bien, la organización del evento y todo lo relacionado al acto académico fue excelente para mi formación profesional.

Sin embargo, considero que lo que más enriqueció a mi persona fue poder ver el Desierto del Sahara, respirar su aire limpio, contemplar su belleza y la tranquilidad del silencio que este ofrece. De igual forma poder degustar la gastronomía local, camello, pollo, frutas y té, lo mejor de todo eso que fue sin ser procesado nada más que por las manos de los marroquíes que nos 7


acogieron durante el evento y se desvivieron en atenciones. También, la excelente compañía y largas charlas en los tiempos de receso con todos los ponentes y participantes del evento fue una experiencia única.

Sin dudad alguna el objetivo del coloquio se cumplió por 4 días del 14 al 17 de diciembre; vi Samara y la viví. Para finalizar, debo resaltar que estoy agradecido por esta sorpresa, la cual también trasciende a mi cosmovisión como internacionalista ya que mientras yo me enfocaba con darle seguimiento a los acontecimientos relacionados con la firma del PMM, considerando que este es un hito histórico para el multilateralismo, quede sorprendido al ver que la diplomacia pública que se gestionó en “La tercera edición del Foro Científico y Cultural Internacional entre dos orillas Ver Samara y Vivir Contacto entre las dos lenguas árabe y española” es igual de benéfica para promover la multiculturalidad y el multilateralismo.

(*Rabih Rayes, Internacionalista egresado de La Universidad La Salle. Ha fungido como asistente de analista político en la SRE, en el Departamento de África y Medio Oriente. Temas de mayor interés. La geopolítica y seguridad internacional y su influencia en La región del Medio Oriente. Autor del Artículo : La Paradoja del Factor Geopolítico en Líbano ante la Crisis Política y Social del Medio Oriente, a Raíz de la Primavera árabe en la Revista Académica de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle (Año X №19 Julio 2012, p.207–220 de la revista: https://goo.gl/oYyjLO) Hoy colaborador de La Voz del Árabe).

8


"LAS DOS ORILLAS" NACE LA ASOCIACIÓN QUE TRATA DE RECUPERAR EL DIÁLOGO ENTRE REGIONES CON HISTORIAS PARALELAS Por Manuel Vidal

Varios miembros de la Asociación Dos Orillas: Francisco García Martel, Antonio Medina, Manuel Vidal y Francisco Quintana en una visita a la región de Guelmim (Marruecos).

Si en los principios de nuestra civilización el mundo giraba en torno al Mediterráneo por la cultura heredara de griegos y romanos, con el descubrimiento del camino hacia América, el Atlántico tomó el papel relevante. Y también se varió el foco hacia Canarias como punto estratégico de la navegación y la costa noroeste del continente africano, parte del Magreb, y del África subsahariana.

En aquella aventura colombina los esclavos fueron una materia prima muy rentable, que alimentó los primeros tratos comerciales, incluso antes de la conquista de las Islas Canarias. Canarias rivalizaba con su otra orilla en la 9


captura de esclavos, pero ya sabemos que una disputa siempre suele acabar con los dos contendientes dañados.

Así fue como el comercio de esclavos se concentró en la costa occidental de África, produciendo un movimiento de poblaciones desconocido antes entonces. Estas serían las semillas de nuevos pueblos multiculturales, frente a una Europa con naciones que podíamos considerar -si comparamos- de homogéneas.

Así que Canarias, testigo de este trasiego, aportó su granito de arena a este nuevo mundo. Hoy, donde todo parece estar en crisis -lo que consideró alentador si es un síntoma de que es necesario procurar los cambios necesarios- parece urgente retomar ese diálogo que alguna vez fue tan enriquecedor para las dos orillas y que hoy languidece. El dialogo hasta ahora parece ser el siguiente: los de la orilla africana sólo ven a Europa (Canarias como frontera sur de la Unión Europea) como lugar de emigración y de oportunidades ilusorias; y los de Europa piensan en vanas oportunidades de colonos o de resolver los problemas de África a través de una ONG, que tienen un recorrido limitado y poco medible. Los hay también con un trasnochado espíritu misionero, paternalista, que coloca a los africanos en una posición poco digna que no se corresponde con los tiempos actuales.

Estos equívocos que se producen a diario, y no sólo está en las mentes de emigrantes, hombres de negocios, y madres teresas, sino que también forma parte del ideario de gobiernos que sólo están dispuestos a mantener relaciones sólo con acciones de maquillaje. Ya lo sabemos que las administraciones públicas suelen ser muy torpes, en primer lugar, porque quieren aplicar los criterios de su país allí donde van, y ya sabemos que la primera lección que hay que aprender cuando sales de tu casa en la adaptación.

Esta amplia reflexión – si han tenido la paciencia de leerla—viene a caso para explicar porque se ha constituido en España, desde Canarias, la Asociación Dos Orillas. Un grupo de profesionales, entre los que están periodistas, empresarios, profesores, y líderes sociales, hemos creado esta modesta asociación como una invitación a las personas de las orillas que piensan que es necesario un mayor diálogo.

Es una asociación sin ánimo de lucro, por supuesto, y abierta a quienes tienen tiempo, interés y ganas de aportar un granito de arena de algunas de las dos orillas. Queremos difundir los principios de cooperación entre España, a través de las Islas Canarias, y el continente africano vecino, contribuir al desarrollo con proyectos económicos, científicos y culturales entre las dos orillas, fomentar el conocimiento mutuo creando plataformas económicas y culturales, estrechando lazos y trabajando por el mejor reconocimiento de las diferentes culturas nacionales.

Se trata de apoyar y fomentar, de modo especial, las iniciativas ya existentes en Canarias,

10


desarrollando programas relacionados con la cultura, la educación y el medio ambiente, entre otros, procurando la adscripción de los poderes públicos y de los elementos mas dinámicos y capaces de la sociedad civil, a los valores y objetivos en pro del desarrollo mutuo.

En definitiva, queremos contribuir al reconocimiento de la cultura como factor de crecimiento económico y cohesión social, compartiendo y asumiendo como propios los posicionamientos de los principales organismos internacionales en este sentido. Y promover el aprovechamiento de la situación geoestratégica de Gran Canaria como observatorio privilegiado para la cooperación, desarrollo e intercambio con África, estableciendo bases de intercambio y acción en el continente.

Ya lo saben, están invitados a participar. Les esperamos en info@lasdosorillas.es

..............................................

PRIMER FORO AFRICANO SOBRE FORMACIÓN PROFESIONAL Bajo el tema: "Gobernanza de los sistemas de formación profesional para la empleabilidad y la competitividad en África", el primer foro africano sobre formación profesional se celebró en Dajla los días 21 y 22 de diciembre de 2018.

Organizado a iniciativa del Ministerio de Educación Nacional, Formación Profesional, Educación Superior e Investigación Científica, (Marruecos), esta plataforma para el intercambio de experiencias entre los países africanos se centró en el papel de la gobernanza participativa.

En este marco, se elaboró una hoja de ruta para establecer un modelo de asociación entre los países africanos con el fin de promover el acceso a la capacitación, la movilidad y la calificación de los jóvenes, incluidas las poblaciones migrantes.

El evento también fue una oportunidad para profundizar los vínculos de cooperación entre Marruecos y los países participantes, mediante la puesta en marcha de la "Alianza Africana para el Desarrollo de la Formación 11


Profesional" creada por 15 países en el mundo, creada en el marco de una convención marco multilateral, firmada el 18 de abril de 2017 en Meknes, explorando al mismo tiempo nuevas vías de cooperación multilateral con

Dajla

otros países africanos en vista de su adhesión a esta alianza.

Los temas que se debatieron durante el Foro se centraron en las cuestiones y los desafíos comunes relacionados con la gobernanza de la formación profesional en África y su impacto en el desarrollo del capital humano. Cinco ejes protagonizaron los debates durante los dos días del foro:

- Gobernanza participativa y mejora del rendimiento de los sistemas de formación profesional;

- Adecuación de la formación / empleo: herramientas y enfoques;

- Formación profesional: Vector de integración de poblaciones migrantes y complementariedad Sur-Sur;

- La cooperación multilateral clave de la formación profesional a nivel continental. y

- Apoyo al desarrollo de profesiones que enfrentan los desafíos del cambio climático en África.

Organizado bajo el Alto Patronato de Su Majestad el Rey Mohammed VI, el foro contó con la participación de varios tomadores de decisiones del continente, así como de expertos y especialistas eminentes en formación profesional, gobernanza, migración y desarrollo inclusivo.

12


HISTORIA LA HISTORIOGRAFÍA DEL ANTIGUO MAGREB Por Ammar Mahjoubi (Historiador y arqueólogo tunecino)

Ruinas romanas en Túnez

Durante mucho tiempo, la historiografía del antiguo Magreb despertó poco interés y los pioneros hicieron pocos emuladores.

Pero hacia finales del siglo pasado, hubo muchas obras que buscaban definir la naturaleza de la romanización, evaluar el peso de Roma y su civilización en el Magreb; sobre todo porque, en el momento de la colonización, la época romana se había considerado a menudo como un período casi idílico en la historia del norte de África, antes de la ocupación francesa.

Historiadores, arqueólogos, políticos y soldados franceses no habían sido elogiados por exaltar la obra romana, para ver allí el comienzo de la obra que Francia, la legítima heredera de Roma, tenía que abordar.

René Cagnat, el epigrafista más famoso de la época, dedicó, a principios del siglo pasado su estudio del ejército romano de África al ejército francés; y desde los primeros años de ocupación muchos oficiales franceses y oficiales no comisionados se convirtieron en arqueólogos;

13


No es sorprendente, entonces, leer la cita de Gaston Boissier al congreso de sociedades científicas de 1891, cuando exclamó: "Los nativos nos llaman Roumis; nos ven como descendientes y herederos de aquellos que han gobernado durante tanto tiempo y cuya memoria recuerdan confusamente. Aceptemos la herencia, señores. Encontraremos nuestro beneficio. Venimos a continuar una gran obra de civilización interrumpida durante siglos. Estamos tomando posesión de un dominio antiguo y estos monumentos antiguos, frente a los cuales el árabe no pasa sin un sentimiento de respeto y temor, son precisamente nuestros títulos de propiedad ".

Los congresos de sociedades científicas reunieron en Francia a investigadores dispersos en los países del Magreb. G. Boissier dio así sentido a su tarea e hizo que el respeto y el miedo fueran una forma normal y casi natural de relacionarse con los nativos. Fue a finales del siglo XIX y principios del XX, en el apogeo de la era colonial. Pero a mediados de los años sesenta del siglo pasado, después de la histórica ruptura de la Segunda Guerra Mundial, la investigación y el debate no habían tardado en echar un vistazo diferente a la romanización del Magreb. Ya en 1969, el Sr. Sahli publicó un libro titulado "Historia descolonizante"; y cinco años después, A. Laroui escribió su "Historia del Magreb". Luego, en 1976, el Sr. Benabou, con "La resistencia africana a la romanización", presentó el primer libro completo de este nuevo enfoque del problema. N. Duval escribió sobre este tema: "En este campo, vamos de un extremo a otro según la política moderna: en la imagen idílica que Cagnat dio durante la colonización, pasamos, en este momento La descolonización, la exaltación de la resistencia en el exterior". Finalmente, en 2003, Y. Modéran, con su trabajo sobre "Los moros y el África romana (siglos IV-VII)", renovó completamente la lectura de las relaciones entre Roma y la romanía tardía de la provincia.

Antes de estas síntesis, comentarios, intervenciones en congresos y coloquios, los artículos ya habían insistido en los límites del enfoque arqueológico como en las trampas del discurso de los textos antiguos. Se había observado que, en muchos sitios, las excavaciones habían sido llevadas a cabo por entusiastas de los militares a principios de siglo, transmitidas por "controladores civiles" y funcionarios de la administración colonial. El objetivo era esencialmente revelar los grandes monumentos públicos que surgieron de las ruinas, especialmente alrededor de los foros; y cuando se trataba de viviendas privadas, se trataba especialmente de extraer los mosaicos más notables que los adornaban. Es cierto que innumerables restos monumentales despertaron curiosidad, los restos de templos, baños, teatros ... que querían despejar los terraplenes que los entorpecían. Aislados, separados de su área urbana, estos vestigios así sacados a la luz, sin ningún programa de excavaciones, no permiten hoy entender ni la configuración del sector urbano, ni la totalidad de la geografía urbana, ni las articulaciones y la relaciones sociales entre barrios.

14


Estos monumentos se habían vaciado por completo de las capas de terraplenes que los cubrían, testigos de sus transformaciones y etapas sucesivas de su historia. "África para ser descubierta tenía que ser la de Tácito y Septimio Severo", lamentó P.-A. Febrero (Enfoques del Magreb Romano, I, p.74). Las otras rebanadas del pasado no se consideraron dignas de conservación, ni siquiera se observaron y estudiaron. Solo en las reservas del sitio de Cuicul (Jemila), y en los informes de excavaciones de Dougga, se pudo observar la presencia de los platos acristalados recogidos en los terraplenes, cerámicas que testimonian la historia de estas ciudades. después de Roma, durante la Edad Media; los excavadores apenas habían dudado en borrar estos vestigios, incluso para concluir en la brutal destrucción de la ciudad, o su abandono al final de la Antigüedad.

Si las etapas posteriores a la época romana se habían destruido, ninguna de ellas había tratado de reconocer lo que podría haber existido bajo los niveles de esta época. Las fases más antiguas de la historia urbana habían sido descuidadas, si no ignoradas y negadas. A Belalis Maior (A. Mahjoubi, Historia de la investigación y arqueología Henchir el-Faouar - la ciudad de Belalitani Maiores, pp. 46-70), como probablemente en otros lugares en los sitios de los tunecinos del oeste y central los estudios realizados bajo los niveles de la época romana habían revelado pavimentos similares en todos los aspectos a los que cubrían los suelos púnicos de las casas de Kerkouane. La cerámica barnizada en negro, característica de los niveles del período Púnico-Numidian, estaba presente en todas partes; lo que demuestra, si aún fuera necesario, la vitalidad de la vida urbana en los tiempos de Cartago y Numidian, y el proceso y progreso de la urbanización mucho antes de la conquista romana.

Los datos proporcionados por la epigrafía latina, por otro lado, habían sido generalmente aceptados sin precauciones; y al igual que en nuestro tiempo, las inscripciones conmemorativas u otras pueden a veces cambiar o disfrazar la realidad, los textos epigráficos también pueden contener tantas omisiones, si no mentiras, como un texto literario. A este respecto, F. Jacques había demostrado que todas las referencias a las ecologías no deberían tomarse literalmente, porque las donaciones prometidas podrían haber sido esperadas en vano (ver F. Jacques resumido por PA PA, op.cit). p. 79). También a menudo el lenguaje oficial de la epigrafía, las titulaciones y la forma de las dedicaciones no fueron considerados por los investigadores como los signos particulares de un poder, la manifestación de una ideología al mismo tiempo como una preocupación de difusión de La propaganda distintiva del régimen. ¡La imagen idílica que dieron estas inscripciones de la prosperidad de las ciudades y el dinamismo armonioso de la sociedad fue tan concordante con respecto a muchos arqueólogos, con los 15


espectaculares monumentos públicos y los hermosos mosaicos que revelaron las excavaciones!

Ruinas romanas. Túnez.

Esta crítica de las fuentes, formulada en particular por P.-A. Février, se combinó, desde el último tercio del siglo pasado y quizás debido a la descolonización, con un cuestionamiento de las lecturas y conclusiones de la historiografía y escritos de la época colonial. Tan cierto es que, incluso con la preocupación constante por el desapego y la objetividad, el presente nunca está totalmente ausente del discurso del historiador. Así, después de la independencia, todo el curso histórico, desde el nivel de las fuentes hasta el de las interpretaciones, se había tomado punto por punto. Entonces quedó claro que, en el momento de la colonización en el norte de África, la historia de Roma en el Magreb se había hecho a menudo, en lugar de la historia del Magreb bajo el dominio romano. Sin duda, debido a una lectura literal de fuentes textuales, desde los analistas romanos de los contemporáneos de Livy hasta Johannide de Corripe y también debido a una predisposición que a menudo se encuentra en el eurocentrismo. A modo de ejemplo, el padre February había podido cuestionar la relación de Tácito con la guerra de Tacfarinas, un levantamiento que se extendió a todas las tribus del centro y sur de la provincia; y observar que el historiador romano estaba interesado en la situación política más que en el teatro de guerra, las preguntas que agitaban al Senado romano y a los chanchullos que presidían el nombramiento de los cónsules nombrados al frente de las legiones en lugar de la conducta de la guerra.

En el nivel de interpretación, comencemos con la economía. Las fuentes textuales y arqueológicas han enfatizado constantemente la riqueza agrícola 16


de la provincia de África. Pero hubo poca insistencia en la prohibición notificada a los africanos por parte de Domiciano, desde finales del primer siglo, de cultivar la viña y el olivo, próspero en la época de Cartago y los reyes de Numidia, para reservar. Italia los lucrativos mercados del vino y el aceite. Esto no había dejado de provocar, sin duda, la desaparición de varios agricultores, antes florecientes, especialmente en Chora, el vasto territorio agrícola de Cartago, así como en las campañas de las ciudades púnicas de Cabo Bon y la costa saheliana. Fue solo después de la ruina de la economía italiana que se levantó la prohibición, y no fue hasta el segundo siglo, bajo Adriano, que se alentó el cultivo del olivo. Al insistir, además, en la riqueza de cereales de la provincia africana, las graves consecuencias de la obligación impuesta al país, desde el inicio de la ocupación en el 146 a.C., apenas se habían señalado hasta el final de la era romana, para garantizar en gran medida la oferta de trigo en la capital imperial. Si la cosecha fue buena, promedio o desastrosa, debido a los caprichos del clima mediterráneo, África debía abastecer a la gente romana, que había contado quizás hasta un millón de almas, la mayor parte de su alimento; Debido a los cereales, tuvimos beneficios muy tempranos de aceite y carne seca. Y cuando Egipto estaba a cargo, bajo el Imperio Inferior, de abastecer a Constantinopla, solo África estaba obligada a cubrir las necesidades de Roma. Año tras año, condenando, si fuera necesario, a la población nativa a la hambruna, los cargamentos debían transportar las cantidades de trigo fijadas por el poder romano hacia los muelles de Ostia. Esto es lo que debe entenderse cuando hoy repetimos a la saciedad que Túnez era "el granero de Roma".

Aprobado virtualmente sin ser oída, otra medida importante implícita en la política de colonización, durante los primeros siglos de la era romana, había sido notada brevemente. Desde la intervención de Julio César en África, en el 46 a.C., hasta 100 después de Cristo, bajo Trajano, muchos veteranos del ejército romano habían sido propietarios en la provincia. Las regiones más fértiles del país fueron seleccionadas para la subdivisión, las de los valles de de M'jerda y Miliane y sus afluentes. Pero nadie se había preocupado, entre los investigadores occidentales, del destino reservado para los antiguos propietarios de estas tierras, por lo tanto desposeídos. Las fuentes no proporcionan ninguna indicación, excepto a veces el mantenimiento de una civitas nativas junto con el pagi de los veteranos romanos o italianos en la pertica, el vasto territorio agrícola de la colonia romana instalada en Cartago. ¿Se había dejado alguna de estas tierras fértiles a unas pocas civitas indígenas prominentes, después de haber confiscado lo esencial para el beneficio de los colonos? Estamos reducidos a conjeturas.

Además, es sin duda el considerable número de sitios arqueológicos, que esparcen especialmente el norte del país, que ha gratificado la época romana de toda la actividad urbanística. Muchos historiadores incluso han 17


podido escribir, como P. Romanelli en 1959 en su "Storia delle province romane dell'Africa", que el reinado de Augusto en el primer siglo fue el punto de partida de la urbanización de Roma. África y su desarrollo social; e incluso se ha alegado, reproduciendo literalmente ciertas declaraciones recogidas de las fuentes, que antes de la intervención de Roma, las poblaciones nativas formaban tribus errantes, desprovistas de ciudades. Sin embargo, hubo varias indicaciones que deberían haber evitado que la urbanización y el progreso social se acreditaran solo en Roma.

Al frente de las ciudades, sin embargo, se había notado la presencia de una categoría social más o menos rica y próspera, de acuerdo con la importancia de sus propiedades agrícolas y de acuerdo con el tamaño de la residencia de estos notables. Se encontró que estas clases medias constituían lo que se había considerado como una verdadera "burguesía municipal". Completamente integrada en el imperio, se consideraba totalmente romana, y algunos de sus representantes fueron promovidos a los más altos destinos. De esta manera constituyó la columna vertebral y el apoyo de la romanidad. Ahora, un gran número de estas ciudades preexistían, debe recordarse, durante el período romano; ya estaban dirigidos por una categoría social próspera y culta y también estaban regidos por instituciones municipales inspiradas en las constituciones púnicas. Cultura e instituciones que se habían mantenido con vida, junto con el lenguaje púnico, en muchas ciudades mucho después de la destrucción de Cartago. Al igual que Mactaris, muchas otras ciudades de la provincia conservaron sus antiguas constituciones, púnicas o mixtas, numido-púnicas, incluida la elección de los sufetes (cf. G.Ch.Picard, Civitas mactaritana, Karthago, 8). , 1957 y "Una supervivencia de la ley púnica en África romana: Sociedades Suffet", Dirección local, Provincia romana, Acadia Nazi dei Lincei, quad.194, Roma, 1974, p.125-133). ¿Para que sea permisible cuestionar el surgimiento de esta categoría social activa, que administró las ciudades, y preguntarse si no fue abusivamente atribuida al crédito exclusivo del período romano? Esta formación social ciertamente se había expandido y, sin duda, considerablemente, y su ascenso había sido confirmado por la pax romana, durante la era Antonino-Severiana entre el siglo II y la mitad del siglo III. Pero este desarrollo social fue, quizás, a la larga, solo la culminación de un proceso de florecimiento endógeno de la ciudad y sus clases dominantes, un proceso que claramente ha comenzado desde la era numopúnica. Un tiempo desconocido durante mucho tiempo, que había preparado el surgimiento de las élites provinciales y evitó su integración en las clases sociales dominantes que, en la época romana, habían dominado el mundo mediterráneo.

(Fuente original: http://www.leaders.com.tn/)

18


LITERATURA LITERATURA MARROQUÍ, SUBVERSIÓN Y COLONIALISMO Por José María Lizundia

Biblioteca de Fez

La buena salud de la literatura marroquí la confirman las secciones culturales de la prensa diaria que se hacen eco de nuevas publicaciones de reputados autores. Ahora de dos títulos y dos autores: “El castigo” de Tahar Ben Jelloun y “Yo, bufón del rey” de Mahi Binebine. Leo que califican a Tahar Ben Jelloun de escritor franco marroquí. Todo lo que he leído de él es profundamente marroquí, no digamos sus ensayos sobre el islam, uno dirigido a su hija.

Ben Jelloun es otro premio Goncourt marroquí; Leyla Slimani también lo es. Quedar incorporado a la literatura francesa, a esa pléyade, no implica, ni mucho menos negación de la marroquí. Como tampoco les ocurre a Binebine y Abdellah Taia. Algunos círculos marroquíes también les acusan de “franceses”. En francés es la expresión, el alma que late, como la rusa de Tolstoi, es sin duda marroquí. Si les leemos, traducidos, en español dejan de ser por completo franceses, no para ser entes sino marroquíes. No en balde su nacimiento y años de formación (la “bildung”) fueron en Marruecos.

19


Es la coincidencia temática la que les hace comparecer aquí. La primera constitución marroquí de 1962 ya proscribía la existencia de un partido único, sancionando la pluralidad. No obstante, los años 60 y 70 fueron los años de plomo y cárceles secretas. Ben Jelloun, estudiante marxista, padeció esa represión brutal y también el hermano de Binebine, mientras el padre hacía de bufón. Nada similar a España entonces, que después quejica y solidariamente plañidera, quedó hipertrofiada de sedicentes antifranquistas (por casi inexistentes reales).

Foto: SIEL. www.huffpostmaghreb.com

Estoy persuadido de que la ambivalencia o hibridismo cultural estimula la creatividad, un estado de identificaciones cruzadas y en conflicto acucian el genio literario. Siempre en la desavenencia, la inadaptación que antes fue política, en el sufrimiento y desgarro se amasa la literatura elevada.

Las futuras elites marroquíes tendrán más difícil conservar su tradición bilingüe. El afán identitario y monista es universal y la arabización domina los planes de estudios marroquíes. Se trata en esa línea de desarrollar el amazigh (todavía en manos de estudiosos), pero se amputa el diálogo espontáneo de civilizaciones. La herencia del colonialismo no ha sido justamente valorada a pesar de hechos concluyentes. Como son la intangibilidad de las fronteras coloniales que la OUA impuso y las lenguas nacionales, auténticas “linguas francas”.

Ni Frantz Fanon, ni Leopold Senghor, ni Edward Said son profetas definitivos de los estudios coloniales. El colonialismo será vuelto a pensar y surgirán nuevos hechos, miradas y categorías.

20


CULTURA LA BIBLIOTECA CHINGUETTI DE MAURITANIA

Mauritania es conocida en todo el mundo árabe, pero casi nada en occidente, por su enorme riqueza cultural de manuscritos árabes, muchos traídos de oriente árabe por los peregrinos que volvían de la Meca, algunos recopilados por los estudiantes del Corán y otros compuestos por juristas propios, poetas e historiadores de Mauritania. Ahmad Yahya Ould Mohamed, director de manuscritos en el Instituto Mauritano de Investigación Científica (IRMS) en Nouakchott, cree que no es una casualidad que se haya encontrado en el pequeño pueblo de Boutilimit, a unos 150 kilómetros al este de la capital, un manuscrito completo: una gramática escrita por Ibn Rushd, conocido en Occidente como Averroes.

Ahmad Ould Mohamed ha estado viajando a lo largo de Mauritania desde hace más de 20 años, visitando bibliotecas privadas, catalogando su contenido y exhortando a sus cuidadores para salvaguardar sus tesoros 21


escritos. Mauritania nunca tuvo grandes centros de población sedentaria: sus cuatro ciudades de caravanas históricas, Chinguetti, Wadan, Walata y Tichit, todas ahora designadas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, son pueblos antiguos, y sus gentes están orgullosas de sus bibliotecas.

Chinguetti: la biblioteca del desierto.

Chinguetti es la que recibe la mayor fama. La ciudad fue fundada a finales del siglo XIII y fue centro de comercio de caravanas entre África del Norte y el África Negra, siendo la metrópolis de mayor apogeo cultural de la región a principios del XVII. Es la 7ª Ciudad Santa del Islam, Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1.996, Ciudad Cultural de Mauritania y Puerta del Desierto. Se encuentra ubicada en pleno desierto, en la Región del Adrar, a 600 Km de la capital y a 90 Km de Atar, la capital de la región desde donde la única vía

de comunicación es por pistas de tierra. De hecho, durante muchos siglos, toda Mauritania era conocido en el Oriente árabe como “shinqit bilad- la tierra de Chinguetti“, aunque el término no aparece en ninguno de los grandes geografías árabes medievales. El más famoso escritor moderno de Mauritania, Ahmad ibn al- Amin al- Shinqiti(1863-1913), en su compendio geográfico y literario Al- Wasit, escribió elogiosamente sobre el encanto especial de su ciudad natal.

22


Los manuscritos de Chinguetti, de gran valor, se conservan en bibliotecas privadas de varias familias. Se han conservado cerca de más de 1.300 manuscritos de incalculable valor, algunos de ellos datan de los S. IX y X, con textos del Corán, filosofía, gramática, medicina, matemáticas, poesía, astronomía, etc.

En la actualidad hay cuatro bibliotecas familiares: Al Habot, Al Ahmad Mahmoud, Al Hamoni, y Ould Ahmad Sherif. Todas bastante bien organizadas, catalogadas y abiertas para visitas tanto académicas como turísticas. De hecho, gran parte de los ingresos de la ciudad hoy en día provienen de estas visitas.

La biblioteca Al Habot es la más conocida y mejor catalogado. Fundada en el siglo XVIII por Sidi Mohamed Ould Habot (1784-1869), descendiente del primer califa del Islam, Abu Bakr al Siddiq, creció a través de adquisiciones de las bibliotecas del norte de África y de otros lugares, así como por la copia de los libros disponibles en la localidad. El más antiguo de los manuscritos de la colección de 2.000 ejemplares, es desde el año 1088. Esta biblioteca tiene la única copia completa que se conoce del autor granadino Abu Hilal al-Askari, Tashih al-wujuh wa al-Naza’ir (La corrección de las apariencias).

Fuentes:

• Fundacion Chinguettit: http://www.fundacionchinguetti.com/ mauritania/chingetti/

• h t t p : / / w w w. s a u d i a r a m c o w o r l d . c o m / i s s u e / 2 0 0 3 0 6 / mauritania.s.manuscripts.htm

• http://mmofraghana.org/literary-landmarks/where-books-live-ancientlibraries-of-the-sahara/

• Galería de fotos: http://www.saudiaramcoworld.com/issue/200306/ mauritanias.manuscripts.popup.html

• Galería de fotos: http://www.remibenali.com/ world_heritage_chinguetti/chinguetti_1.html

• Galería de fotos: http://www.fluidr.com/places/Mauritania/Adrar/ Chinguetti/random

23


PERSPECTIVAS LA INMIGRACIÓN MAGREBÍ Y EUROPA: MALESTAR DE UNA RELACIÓN GEOPOLÍTICA Por Rachid El Quaroui El Quaroui. (Historiador y antropólogo).

Foto: Nueva Tribuna

Desde un prisma retrospectivo se puede decir que a partir de los años sesenta la inmigración del sur hacia el norte del mediterráneo, o lo que se dominaba en terminología del siglo 17 en árabe “Bayn – Al Idwatayn” se convirtió a un fenómeno social de mayor relevancia.

Todos los países del Magreb se han convertido a países emisores de mano de obra hacia los países del sur de Europa excepto Libia que ha sido siempre país de inmigración hasta últimamente después de la destrucción del Estado con el asesinato de Gadafi y Egipto que es tradicionalmente un país exportador de mano de obra hacia la zona del Golfo.

Estos flujos migratorios entre las dos orillas han tenido sus altibajos. A partir de estos años, sesenta, Europa prospera se vio obligada a buscar mano de obra que necesitaba la economía en el otro lado del mediterráneo para 24


cubrir la demanda de las economías de estos países. Una década después, la avenida de la crisis del petróleo de 1973 interrumpió en el ritmo cada vez más acelerado de los flujos migratorios desde el Magreb hacia Europa debido a la subida de la tasa de desempleo que afecto a un buen sector de la población activa europea.

Dichas circunstancias dieron oportunidad para que aparecieran nuevas formas de inmigración que se podría resumir en los siguientes:

o La emigración en el marco de la reagrupación familiar que ha sustituido a la inmigración individual.

o La aparición de la inmigración femenina sobre todo desde Marruecos a partir de los años ochenta.

o La emergencia de la inmigración clandestina debido a la aplicación del convenio de Schengen firmado en 1990 que ha impuesto medidas con la finalidad de obstaculizar la circulación de las personas cerrando cada vez más las fronteras, lo que dio píe al crecimiento de la inmigración ilegal sobre todo hacia España y Italia hasta tal punto que el número de las pateras interceptadas por las autoridades Españolas se multiplicaron por veintitrés durante 1994/2000.

o La aparición de la inmigración Subsahariana que empezó a ser significativa en el Magreb que se ha convertido a una zona de tránsito. Según las estadísticas el 80% de los inmigrantes clandestinos que cruzan el estrecho son de origen subsahariano que consideraban a la zona del Magreb y sobre todo a Marruecos como destino transitorio y un puente imprescindible para llegar al “Dorado” Europeo.

o La inmigración de las élites, a su vez, alcanzo nuevas dimensiones con la creciente demanda de la inmigración cualificada “la fuga de los cerebros” por parte de los países del norte.

La emigración magrebí hacia Europa se ha convertido a un hecho demográfico, económico, social y culturalmente estructural puesto que ya hay más de seis millones de inmigrantes magrebíes asentados

Cualquier observador o investigador en el tema migratorio entre las dos orillas puede concluir que la emigración magrebí hacia Europa se ha convertido a un hecho demográfico, económico, social y culturalmente estructural puesto que ya hay más de seis millones de inmigrantes Magrebíes asentados en ocupando así la segunda comunidad después de los turcos, dentro los cuales, según una muestra de una encuesta realizada entre jubilados y prejubilados, dos tercios de este sector residen en Europa y solo el 10% opto por el retorno.

Según las previsiones, estos flujos migratorios entre Europa y el Magreb van a conocer una tendencia creciente debido, primero, al crecimiento demográfico de la población sobre todo los jóvenes menores de 40 años que representan el 77% de la población total Magrebí.

Segundo, el desempleo que afecta a la población activa tanto masculina como la femenina que cada vez va ocupando un porcentaje mayor en este sector activo, lo que explica el aumento de la inmigración femenina sobre 25


todo en Marruecos hacia Europa. Esto debido a varios factores que consisten en la fuerte competencia de las empresas extranjeras facilitada por la liberalización del mercado, la inadecuación de la educación con la formación, la demanda del sector productivo y la dominación del sector primario en el tejido productivo de estos países entre otros. Todo ello desemboca en un proceso de empobrecimiento agudo de la población, prueba de ello es que el PIB per capital comunitario es 14,5 veces más elevado que lo de los tres países del Magreb (Marruecos, Argelia y Túnez)

La deuda externa, también, es un factor muy importante que absorbe, para tener una idea aproximada, el 60% del PIB de Argelia, el 54% del PIB de Marruecos y el 57% del PIB de Túnez, con lo cual se considera un verdadero hándicap no solo ante la mejora económica sino también puso en tela de juicio la independencia y la soberanía nacional de estos países con la injerencia en el diseño de las políticas económicas y sociales de dichos países. En este contexto, me refiero a los famosos Programas de ajuste estructural impuestas por las grandes entidades financieras como el FMI y el Banco Mundial en los años ochenta, poniendo así a los Gobiernos encima de barril de pólvora con las protestas y las manifestaciones sociales por los cortes en los gastos sociales de primera necesidad.

Las remesas o las transferencias de divisas a los países del Sur del Mediterráneo es un factor más que explica, sin duda, la dependencia económica y la importancia de los flujos migratorios para estos países y el interés de los gobiernos del Magreb en exportar más mano de obra a los países Europeos utilizándola como inversión de gran magnitud macroeconómica. Basta con introducir algunos datos del Banco Mundial para poder comparar y darse cuenta de estas magnitudes.

Las migraciones entre las dos orillas han sido hace poco beneficiosas para todos y los flujos y movimientos de los capitales y personas eran muy liberalizadas y abiertas, sin embargo los últimos años se deterioraron no solo por la “amenaza” de la inmigración ilegal sino, sobre todo, por la obsesión por la seguridad aspiradas en lo que se denomina el síndrome de invasión tanto contra el terrorismo como el tráfico de drogas.

Muchas veces este cambio en la política inmigratoria comunitaria, aunque carece de coherencia y unificación, ha sido motivo de malentendidos y conflictos políticos entre los países del Magreb y la comunidad Europea y que tuvo unas consecuencias en el ámbito mediático y la forja de actitudes xenófobas, a veces racistas de un sector muy importante de la opinión pública europea. Para citar solo a algunos incidentes, las acusaciones mutuas entre los Gobiernos de los países del sur de Europa y el Magreb, sobre todo entre Marruecos y España que consistió en las múltiples llamadas a consultas de los Embajadores que tuvo como objeto de discusión la responsabilidad sobre el control de las fronteras y el aumento de los flujos de inmigración clandestina. En cuanto a la xenofobia o el racismo ha alcanzado una amplitud innegable sea en casos flagrantes como los sucesos del Ejido, sea a través de Internet u otros ámbitos de 26


manifestación de este fenómeno. Las estadísticas confirman que dicho fenómeno ha aumentado de manera alarmante sobre todo en países como Alemania, Bélgica, Francia y España. En Alemania los brotes racistas han aumentado hasta alcanzar el 33% respecto a 1999.

Los gestores económicos y políticos y los expertos trataron de plantear alternativas que consisten en “el librecambismo” como apuesta del futuro pero, debido a la fragilidad de la competitividad de las economías de los países del Magreb con la Europea y su falta de residencia a la dictadura del mercado, además de la falta de cumplimiento de los compromisos y la escasa inversión en los países del Sur, todo ello lleva a la inviabilidad de esta alternativa que se agudizo con la apertura de nuevos mercados prioritarios para Europa al Este y Centro del continente.

Concluyendo, se puede decir que, debido a la globalización y los efectos que conlleva, dicha movilidad se va complicando por las nuevas tensiones demográficas, económicas y culturales entre el Este, el norte y el sur de la cuenca, lo que hace que la relación Magreb/Europa conozca transformaciones culturales, sociales y políticas estructurales cuyo motor principal es la inmigración.

(Publicación original en www.nuevatribuna.es)

27


LINGÜÍSTICA POLÍTICAS LINGÜÍSTICAS COLONIALES A LAS ORILLAS DEL RÍO ROSSO: EL PAPEL DE LAS LENGUAS DE ACCESO AL CONOCIMIENTO Y EL DE LAS LENGUAS DE IDENTIDAD Salvador G. Benítez Rodríguez ULPGC

(Canarias, España)

Resumen: En este artículo se analizan los modelos de colonización lingüística en Mauritania y en Senegal y las diferentes políticas lingüísticas poscoloniales en lo referente al papel de las lenguas nacionales, las lenguas oficiales, las lenguas de identidad y las lenguas de acceso al conocimiento como medio para lograr el desarrollo.

Palabras clave: Políticas lingüísticas coloniales, África Occidental, modelos lingüísticos poscoloniales, lenguas de acceso al conocimiento, lenguas de identidad.

Abstract: In this article we analyze the models of linguistic colonization in Mauritania and Senegal and the different postcolonial linguistic policies regarding the role of national languages, official languages, identity languages and access languages to knowledge as a means to achieve the development.

Keywords: Colonial linguistic policies, West Africa, postcolonial linguistic models, languages of access to knowledge, languages of identity.

La historia de las colonizaciones es la historia de la alienación, de la limitación, condicionamiento y transformación de la personalidad, de los valores culturales propios identitarios, la imposición de un modelo cultural, un modo de domesticación del pensamiento y del sentir, de transformación del mundo exterior e interior desde la óptica de un modelo cultural asimilacionista. El caso que nos ocupa son los territorios que están a ambos lados del río Rosso, en los que, ante una misma política colonial y una misma respuesta de rechazo por la imposición de identidades foráneas 28


ajenas y la creación de espacios y fronteras culturales artificiales, surgen dos respuestas culturales e identitarias que se manifiestan en distintos modelos de políticas lingüísticas poscoloniales que, desde las instituciones gubernamentales, intentan conjugar y satisfacer en diferente medida sendas necesidades identitarias tras la independencia y los intereses de evolución y desarrollo futuros.

Antes de la llegada de los europeos no existían fronteras políticas para las diferentes etnias y culturas que habitaban este vasto territorio, salvo las que imponían la orografía: ni siquiera el río Rosso suponía una frontera para las etnias que habitaban en sus orillas: los pular, los serer y los wolofs.

Los territorios bañados por este río son ocupados por Francia desde sus primeros asentamientos en 1659 en la ciudad de Saint Loius, desde donde se comenzó con la implantación de un modelo de estado que afectaba a la Administración y a la organización del Estado, a la Educación, a la Justicia, etc., por el que al colonizado se le educaba en los preceptos de una cultura ajena, de un modelo de organización, de funcionamiento y de convivencia social que nada tenía que ver con sus principios y sus normas: se les inculcaba, en particular, que debían ser buenos ciudadanos: patrióticos y nacionalistas. ¿Patrióticos? Sí, patrióticos de Francia: aprendían y repetían de los libros de texto que sus ancestros eran los galos.

En el caso de los territorios al sur, en lo que hoy en día es Senegal, fue clave la figura de Léopold Sédar Senghor en el establecimiento de una política lingüística poscolonial. Poeta, ensayista, político, catedrático de francés, primer africano en ser miembro de la Academie de la Langue Française (1) y el primer jefe de Estado de la República de Senegal tras la independencia en 1960 proclama el francés como la lengua oficial, lo que despierta las protestas de los intelectuales: le recriminan su cambio de actitud en lo que concierne a la defensa de los derechos de los africanos dado que, junto con otros intelectuales de raza negra procedentes del Caribe, formó parte de un grupo de intelectuales de la élite de las colonias que habían acuñado el término Negritude, un concepto cuya vía de expresión era L’Étudiant Noir, un boletín que circuló entre 1934 y 1936 para denunciar la marginación y la represión, y para luchar contra la asimilación, un punto de encuentro para profundizar en el origen cultural común de los negros y reivindicar los valores culturales de los africanos.

Aun así, la oficialidad del francés la justificaba, en primer lugar, por el hecho de que iba a permitir a las numerosas etnias que, por azar o caprichos de los representantes de los países que establecieron las fronteras físicas de los territorios africanos en la Conferencia de Berlín en 1884-1885, dispusieran de una lengua vehicular, de una lengua franca de comunicación interétnica, de una lengua de unificación; en segundo lugar, porque consideraba que la lengua de Rousseau, la lengua de cultura, les permitiría acceder al conocimiento y, con ello, al desarrollo.

Esta respuesta pragmática, para un pueblo que sentía al francés como una lengua extraña y de alienación cultural e identitaria, exigió un acto de buena 29


voluntad que contentara a las comunidades que compartían república: aprobó en 1971 el decreto presidencial 71566 de 21 de mayo (2), que seleccionaba seis lenguas promovidas al status de lenguas nacionales: el wolof, el peul, el sérère, el diola, el malinké y el soninké. Otras como el hassaniyya, el balante, el macangne, el noon, el manjaque, el onyan, el saafi, lenguas promovidas al estatus de lenguas nacionales. Y muchas otras como el baïnouk, el badiaranké, el ndut, el jalonké, el bédik, el bambara, el coniagui, el bassari, el léhar, el palor, el bayotte, el papel, el hassonké, el jaxanke y el ramme, entre otras, en estudio. En la labor del rescate, del estudio y de la normalización tuvo mucha importancia la Société Internationale de Linguistique (SIL) (3) y otros organismos nacionales.

La consideración de estas lenguas como nacionales, su sistematización y estandarización han servido para el rescate de estas lenguas, algunas de las que están en verdadero peligro de extinción (4). Sin embargo, prácticamente no han tenido cabida en las políticas lingüísticas poscoloniales: de manera generalizada, se alfabetiza en francés. Ahora bien, la tasa de alfabetización no llega al 50%, lo que supone que una buena parte de la población desconoce la lengua que se impone como lengua oficial.

Tasa de alfabetización (5)

AÑOS

1995

2001

2002

2003

2009

2015

% Alf.

33,1

39,1

39,3

40,2

49,7

57,7

Dada esta realidad, Serigne Mbaye Thiam, en el periodico L’Enquête del 24 de agosto de 2013, anuncia la integración de las lenguas nacionales en el sistema de enseñanza. Según él, esas lenguas serán no solo las lenguas de alfabetización, sino también las lenguas de enseñanza: «'avec le Programme d’amélioration de la qualité, de l’équité et de la transparence (PAQUET), présenté comme une grande réforme du système éducatif inscrite dans la 30


lettre de politique sectorielle 2013-2025, nous avons envisagé d’intégrer les langues nationales dans le système éducatif». Los resultados son dispares y poco prometedores pues ello exigiría, en primer lugar, la formación del personal docente cualificado para la enseñanza de estas lenguas nacionales, contando con que ya todas ellas hayan sido estudiadas, elaboradas sus gramáticas, rescatado su léxico y establecido sus sitema fonológico y, en segundo lugar, la creación de manuales y de actividades en cada una de las disciplinan que integran el currículo de los diferentes grados y cursos de la enseñanza primaria y secundaria,una implementación que habrá exigido, además de medios, planificación. El pasado 10 de abril de 2018 se reunieron los actores de este plan y declararon lo siguiente:

La défunte année scolaire, 2016/2017, a été une année de déception, de par les mauvais résultats enregistrés. Le taux de réussite du Bac a connu une chute de 5 points avec 31,6% en 2017 contre 36,6% en 2016, tout comme les examens du Certificat de fin d’étude élémentaire (Cfee) et le Bfem qui ont respectivement enregistré 45% en 2017 contre 54% en 2016 et 56% en 2017 contre 58% en 2016. Pour un budget annuel de 402 milliards FCfa, l’école a obtenu 70% d’échec dans le secondaire, 55% dans le moyen et 44% dans l’élémentaire […]. Au niveau de l’élémentaire, le taux d’abandon est passé de 7,70% en 2013 à 9,80% en 2015. Le taux de redoublement est passé de 3% en 2013 à 2,79% en 2014 avant d’atteindre 3,90% en 2015. Au niveau du Moyen, le taux d’abandon connait une hausse de 2,4 points par rapport à l’année de référence – 2012 et 2015 – (11,50% contre 9,10%). Le taux de redoublement dans le secondaire général a connu une hausse de 4,1 points % en 2012 et 2015 (19,50% contre 23,60%) et une hausse régulière durant toute la phase (21,90% en 2013, 23,10% en 2014 et 23,60% en 2015). Ces données relevées peuvent ne pas être objectivement indiquées, car, indique l’équipe technique du rapport avec l’accompagnement d’un consultant, sur un ensemble de 259 indicateurs retenus par la grille d’évaluation, environ 90 n’ont pas été renseignés. Face à ces contreperformances, les acteurs avaient proposé de (re)contextualiser le Paquet, pour relever les défis relatifs à la qualité des apprentissages, à l’équité (6). El porcentaje de población de las etnias mayoritarias es el siguiente: wolof (43,3%), pular (33,8%), serer (14,7%), diolas (3,7%), malinkés (3,0%), soninkés (1,1%), y el resto de etnias minoritarias. Además de su lengua materna, los que no son wolofs manejan en la oralidad su lengua materna y el wolofs pues esta lengua se ha convertido en la verdadera lengua vehicular por tres razones fundamentales: en primer lugar, por ser la etnia más numerosa, ha pasado a ser la dominante cultural y socialmente; en segundo lugar, por tratarse de un pueblo tradicionalmente comerciante que actualmente controla el comercio nacional y en buena medida el de Gambia, donde supone el 15 % de la población, y en mucho menor grado en 31


Mauritania, pues supone un 7% de la población negra de este país sahariano, asentada mayoritariamente en Rosso y en Nouakchott.

Ahora bien, solo los alfabetizados se pueden comunicar en francés, lo que origina una realidad poliglósica y la consiguiente dificultad para el acceso al conocimiento y, por ello, a la formación, al conocimiento científico, que no a la información cotidiana: en la vía pública, la lengua que se escucha, que se habla, que se canta y que se baila es el wolof; en las instituciones, en el ámbito jurídico y en la Administración es frecuente la alternancia de códigos o incluso el monolingüismo en wolof; en las universidades y en la Educación secundaria el francés en las aulas y el wolof fuera de ellas; los medios de comunicación se expresan en francés y en wolof: televisión, radio, prensa ofrecen la misma información en dos códigos. Sin embargo, en las madrazas, de pequeños se memorizan los versículos del Corán en árabe, que luego, ya mayores, repiten en las mezquitas, pero se saludan en wolof.

La realidad lingüística de este país se acerca, por tanto, a una poliglosia en la que las lenguas desempeñan unas funciones sociales bien delimitadas según el ámbito de actuación: la lengua materna, que es la lengua de identidad, en el ambiente doméstico; la lengua vehicular, la lengua de interacción social, la lengua dominante y la lengua nacional, el wolof. La lengua institucional, el francés: lengua de la Administración y de la Educación, la de los discursos presidenciales, la lengua de acceso al conocimiento y de cultura, lengua de prestigio; y la alternancia de códigos (fundamentalmente para los alfabetos) y todas las consecuencias derivadas del contacto de lenguas transferencias, interferencias, préstamos, etc.

En conclusión, el francés, que se impuso como lengua oficial para, por un lado, servir de lengua de unificación, lengua vehicular, ha visto frustradas sus pretensiones: este papel es desempeñado por el wolofs; sin embargo, ha posibilitado, por otro lado, el acceso al conocimiento, a la formación y a la cultura, aunque solo beneficia a los que hayan sido alfabetizados y superado los estudios medios. Unas lenguas nacionales, que están en situación privilegiada frente a otras, en peligro en mayor o menor medida. Y las identitarias, al menos atendidas en el entorno doméstico familiar, pero solo algunas pocas como lenguas minoritarias de alfabetización.

El caso de la República Islámica de Mauritania es bien diferente pues el resultado lingüístico actual, fruto de las políticas lingüísticas implementadas, surge desde el conflicto étnico y cultural: entre los árabes (7) y los harratines (descendientes de los antiguos esclavos totalmente asimilados por sus antiguos maestros blancos antes de ser liberados) y los mauritanos de raza negra, de las etnias pular (8), soninké y wolofs.

Dicho conflicto viene de atrás: los mauritanos árabes y bereberes habían comerciado durante siglos con esclavos procedentes del África subsahariana; sin embargo, cuando comienza la colonización de Mauritania, a principios del siglo XX, los franceses se sirvieron de los evolués, los asimilados coloniales formados en Senegal para la organización y puesta en funcionamiento del aparato del Estado en una tierra de tribus nómadas. El 32


hecho de que estas étnias, otrora exclavizadas, pasaran a ostentar cargos de poder en la Administración del Estado, despertó un sentimiento de revancha, de odio y de rechazo. Durante la colonización, que dura hasta 1957, el francés se proclamó como lengua oficial, lo que suponía la marginación del hassaniya, del islam, y, colateralmente, de las lenguas bereberes minoritarias, pero también de las otras lenguas de la población negra: el pular, el soninké y el wolof. La reacción de la población mayoritaria, contraria al afrancesamiento, fue la de reaccionar intentando, en el caso de los árabes, fortalecer el papel de las madrazas e resistir militar y espiritualmente, aunque el papel fue limitado y desigual, al igual que el proceso de afrancesamiento.

Tras la independencia, en torno a 1960, los árabes retoman el poder e impulsan un proceso de arabización intensa. Esta política lingüística debe analizarse diacrónicamente. Distinguimos cuatro etapas (Ould Zein, 2010, p. 48-53):

La primera es la que va de 1958-1979. En ella se produce el reajuste del bilingüismo y un proceso de arabización intensa. La Constitución del 22 marzo de 1959 y la del 20 marzo de 1961 estipulan que la lengua nacional es el árabe y la lengua oficial, el francés (artículo 3 de la Constitutión de 1961). En la educación el árabe pasa de 6 horas a la semana a 10 horas de 30, y el francés se reduce de 24 horas a 20 de 30. Empieza a haber un mayor interés de los maures por la escuela moderna, por lo que la tasa de escolarización asciende al 8% en 1962. Esta medida provocó el descontento generalizado: los árabes querían arabizar, pero los negros-mauritanos se resistían. Denuncian el racismo del régimen y su voluntad de arabizar el país, lo que acaba en huelga y en conflictos raciales.

La segunda etapa es la que va de 1967 a 1973, la etapa del bilingüismo árabe- francés. El presidente Moctar Ould Daddah proclama el 18/7/1966 que «le bilinguisme apparaît comme le seul instrument d'une réalisation de la culture nationale nouvelle [...] Le bilinguisme plaçant peu à peu sur un pied d'égalité le français et l'arabe est une option fondamentale qui concerne chaque citoyen mauritanien. [..] Un programme des études est en préparation. Il devra mettreau point un enseignement de qualité, tenant compte des réalités du monde moderne, tout en sauvegardant les valeurs traditionnelles de la culture musulmane». En 1968 el árabe es declarada lengua nacional y cooficial con el francés.

La tercera etapa es la que va de 1973 a 1979, que es la etapa de políticas lingüísticas que van hacia el monolingüismo árabe, una etapa de nacionalismo exacerbado que se refleja, entre otras medidas, en una política de arabización más intensa en la que se «définit l'exigence d'indépendance culturelle comme la priorité des priorités». Las autoridades preconizan una arabización progresiva de la Administración: «En écrivant en arabe, en s'exprimant en arabe, en irradiant en quelque sorte la langue arabe autour de lui, l'administrateur arabisant obligera les autres à faire un effort dans le même sens». En 1973 se produce una reforma educativa «qui doit conduire 33


à l'adéquation de notre système scolaire à nos réalités spécifiques et à une indépendance culturelle véritable grâce à la réhabilitation de la langue arabe et de la culture islamique». Se declara el árabe como lengua oficial y nacional: en la educación primaria dos años de árabe y después 10 horas en francés de 30 francés de 30. En la educación secundaria, el francés va a ser la primera lengua extranjera obligatoria. Esta política de arabización intensa tiene como resultado que de 1973 a 1978 se produce un reclutamiento masivo de enseñantes arabófonos pues hay 6000 nuevos alumnos, se ponen en marcha 422 centros de educación primaria y 18 centros de educación secundaria, se crea la Escuela Normal Superior, la Escuela Normal de Instructores y la Escuela Nacional de Administración.

La siguiente etapa, la que va de 1979 a 1999, es la etapa del monolingüismo oficial: en el decreto de 1980 se declara el árabe como lengua oficial y el árabe, el pular, el soninké y el wolof como lenguas nacionales, y el francés, como lengua extranjera privilegiada. En 1974 se aprueba la nueva reforma educativa que entraría en vigor en 1985: oficialización de las lenguas nacionales y transcripción a caracteres latinos, para lo cual se crea un instituto de transcripción y desarrollo de las lenguas nacionales para la enseñanza de las lenguas nacionales. Se da, por tanto, un bilingüismo árabe/lenguas nacionales y el francés pasa a ser considerada la lengua de apertura. Se establece que en la educación secundaria como primera lengua, las lenguas nacionales y como segunda lengua, el francés. Pero fracasó por ser una medida muy costosa, por las deficiencias que finalmente tenían los estudiantes en ciencias y en lenguas extranjeras, y porque no estaba adaptada a los retos. Entre 1999 y 2001 se aplica la última reforma: el inglés y francés estaba destinado para la enseñanza de las Ciencias y de la Informática, y el árabe para la enseñanza de Historia, de Geografía, de Filosofía, de Derecho, de Educación Cívica, medidas que produjeron el descontento de las otras etnias minoritarias de población negra.

La República Islámica de Mauritania tiene, por tanto, el árabe como lengua oficial y nacional, como lengua de identidad y como la lengua espiritual; en los grupos étnicos minoritarios, el pular, el soninké, el wolof las etnias negromauritanas y las variedades de la lengua bereber como lenguas de uso doméstico y familiar. Ahora bien, en la capital y en algunas otras ciudades la realidad es una poliglosia en la que la existencia de lenguas en contacto provocan las más de las veces alternancia de código hassaniya-francés y hassaniya-wolof, dada la frecuente presencia de esta etnia minoritaria en Mauritania en el mundo del comercio, pero, dados los conflictos entre Senegal y Mauritania y la inmigración senegalesa de esta etnia en los últimos años, la necesidad de camuflarse lingüísticamente está provocando un mayor abandono del uso del wolof y configurándose a su vez un nuevo pidgin que funciona como lengua vehicular (Dia, 2003, p.131).

A modo de conclusión, tenemos, por tanto, dos ejemplos de políticas coloniales a ambos lados del río Rosso: la una, la de Mauritania, con, por una parte, una lengua oficial, el árabe, lengua también mayoritariamente 34


sentida como lengua de identidad, como respuesta contra la lengua y la cultura de “los infieles, el francés, queda relegado a la Educación al ámbito de las ciencias, y en su uso, limitada al rol de lengua vehicular en la interacción intelectual de interlocutores francófonos; por otra parte, una serie de lenguas que son consideradas nacionales, medida que no ha tenido como resultado la erradicación de los conflictos étnicos pues estas minorías pular, soninké y wolof son marginadas también desde las políticas lingüísticas.

La otra es la de Senegal, un país cuya lengua oficial, el francés, es hablado por una minoría alfabeta y sentido por todos como la lengua extranjera de colonización, pero también como una lengua de prestigio y de acceso al conocimiento, frente al wolof, la lengua que funciona como lengua vehicular de uso mayoritario y que es sentida como lengua de identidad nacional; las lenguas nacionales, lengua de uso doméstico e intraétnico; y el árabe, lengua en la que se recita el Corán memorizado. La una, por tanto,como mayoritariamente monoglósica y marcadamente identitaria desde la dominación de la cultura islámica, pero con limitaciones en el acceso al conocimiento; la otra, tristemente diglósica desde la identidad, pero con menores limitaciones en el acceso al conocimiento y, por ende, al desarrollo. La una, la del corazón, en detrimento del pragmatismo; la otra, la del pragmatismo, a costa del corazón.

NOTAS (1) La consecuencia más inmediata de su conocimiento del francés fue la creación de una altísima conciencia colectiva en la importancia de hablar bien francés: son numerosas las anécdotas que se cuentan de cómo corregía a los escritores y periodistas en público, ofreciendo una clase magistral cuando el gazapo se ponía en su camino.

(2) Esta información se recoge de la página web La francofonía y el mundo fracófono. Recuperada de http://humanidades.uprrp.edu/francofonia/ senegal.html

(3) Aunque esta sociedad, que es una organización no gubernamental religiosa evangélica, naciera con fines proselitistas, su labor en el rescate, estudio y estandarización de las lenguas en el mundo en general y en África en particular ha sido de suma importancia.

(4) Según la UNESCO, en la actualidad hay quince lenguas en diferente grado de peligro de extinción en Senegal. Consultado el 14-4-18 en http:// www.unesco.org/languages-atlas/index.php?hl=fr&page=atlasmap

35


(5) Información obtenida de Index Mundi, fuente que contempla en estos datos a los mayores de 15 años que saben leer y escribir. Consultado el 14-4-2018 en https://www.indexmundi.com/g/g.aspx?c=sg&v=39&l=es

(6) Esta información ha sido obtenida de la página del Ministerio de la Educación Nacional de Senegal http://www.education.gouv.sn/root-fr/files/ news_fiche.php?id=339

(7) No incluimos a los bereberes en este grupo dado que, a pesar de que históricamente han sido arabizados, bien es cierto que, como indica C. Cheikh, «Il existe encore quelques milliers de berbérophones (surtout dans la partie occidentale du Trarza), mais c’est la dernière génération où l’on compte encore des Berbères ne parlant pas le dialecte arabe ḥassaniyya» citando a P. Dubie, «L’îlot berbérophone de Mauritanie», Bulletin IFAN, 1940, n° 3-4.

(8) Algunos los nombran haalpulaaren, (hablantes de pular), nombre que reagrupa a los pular y a los tukuler.

REFERENCIAS AGUAYO, A. (2007). La francofonía y el mundo francófono. Senegal. Recuperado de http://humanidades.uprrp.edu/francofonia/senegal.html

Analphabétisme (27 agosto de 2013). L’Enquête. Recuperado de http://www.enqueteplus.com/content/analphab%C3%A9tisme-lemal-touche- 57-des-sénégalais

DIA A. (2003). Politique et realite linguistiques en Mauritanie: la personnalite linguistique de la ville de Nouakchott. En Marillaud P. & Gauthier R. (coord.) Les langages de la ville, 23º Colloque d’Albi Langages et Signification, Toulouse, Université de Toulouse-le Mirail. Recuperado de file:///D:/ POLITIQUE%20ET%20REALITE%20LINGUISTIQUES%20EN%20MAURITA. pdf

DUBIE, P. (1940). L’îlot berbérophone de Mauritanie, Bulletin IFAN, n° 3-4.

GOBIERNO DE SENEGAL (2013). Programme d’amélioration de la qualité, de l’équité et de la transparence (PAQUET). Consultado el 15 de abril de 2018 en https://pefop.iiep.unesco.org/fr/system/files/resources/ Pef00090_Programme_Qualite_Equite_Transparence_2013_2025_Senegal_2 013.pdf

MINISTERIO DE LA EDUCACIÓN NACIONAL DE SENEGAL (2018). Les acquis et les contre-performances évalués. Recuperado de http:// www.education.gouv.sn/root-fr/files/news_fiche.php?id=339

36


OULD ZEIN, B. (2010). Elements sociolinguistiques pour une reflexion didactique a propos de la situation en mauritanie Sociolinguistique et didactique en Mauritanie, Le français en Afrique - revue du Réseau des Observatoires du Français Contemporain en Afrique, 2010, n° 25, p. 43-58. Recuperado de fi l e : / / / D : / Sociolinguitica%20MauritaniaOuld%20ZEIN%20Bah.pdf

TAINE-CHEIKH, C. (1979., Aperçus sur la situation socio-linguistique en Mauritanie. In C.R.E.S.M., Introduction à la Mauritanie, Paris, Editions du CNRS., pp.167-173.

37


LIBROS EL LEGADO DE AL ÁNDALUS. LA HERENCIA ANDALUSÍ Y MORISCA EN EL MAGREB

El Legado de Al Andaluz y su influencia en los países vecinos. Una aportación que ha despertado un gran interés entre críticos y lectores quienes la consideran profunda, ágil, de belleza y armonía sutil en su estilo. Un trabajo que posee el encanto los libros de viaje, la amenidad de una novela y el rigor científico de un ensayo.

El consejo editorial de la revista La Aventura de la Historia, integrado por diferentes catedráticos y profesores de universidades españolas lo ha considerado como uno de los libros más relevantes de España en este género. Una invitación al viaje en el tiempo y el espacio para descubrir un patrimonio vivo y un hermoso periplo por los Al-Andalus del Mediterráneo.

Luque Gallegos permite una incursión hacia el trasvase, transferencias, influencias y aportaciones culturales en el Norte de África a través de doce capítulos que nos trasladarán a las evidencias, testimonios materiales, huellas inmateriales y legado de andalusíes y moriscos.

Se trata de un ensayo histórico no convencional ya que el investigador que estudia el pasado, se enfrenta a la información limitada de las fuentes. En él, el trabajo empírico cobra peso permitiendo ahondar en el proceso diacrónico y su desenlace, en el estado actual del testimonio así cómo en la manifestación de su pervivencia.

Es entonces cuando la materialización histórica da paso al valor de lo inmaterial a través de un universo de vidas, sucesos, pensamientos, hechos y acontecimientos. Una herencia asociada a ciudades, paisajes, calles, infraestructuras, arrabales, mezquitas, santuarios, técnicas y 38


artesanías. También un legado de rituales, tradiciones familiares, músicas, alimentos, actividades agrarias, manifestaciones artísticas, creencias, saberes, obras que han ido evolucionando más allá de ámbitos meramente acotados.

De este modo y a lo largo de una serie de capítulos de amena lectura, el lector irá descubriendo las conexiones que vinculan andalusíes y moriscos con el Magreb así cómo la manera en la que dicho legado, forjado a través de los siglos constituye un valioso rasgo de identidad. No sólo como un patrimonio tangible de las tierras donde éstos se asentaron sino como herencia viva, símbolo y evocación en el mundo arabo islámico.

El legado de Al Ándalus, constituye una incursión por las aportaciones e influencias culturales andalusíes y moriscas en el Magreb. Un universo de vidas, pensamientos y acontecimientos. Una herencia asociada a ciudades, paisajes, calles, puentes, puertos y mezquitas así como un legado de tradiciones artesanales, manifestaciones artísticas, saberes, obras y pensamientos que continúan evolucionando.

Desde el recuerdo de dos monarcas andalusíes desterrados hasta los santones, patronos de las principales metrópolis, cuyas tumbas y zawiyas siguen atrayendo a miles de devotos. Andalusíes y moriscos llevaron consigo técnicas y destrezas, pero también tradiciones literarias y musicales gracias a la transmisión de intérpretes, poetas, místicos y compositores. Tradiciones heredadas por familias poseedoras de un repertorio secular, celosamente guardado, difundido y resucitado.

A lo largo de doce capítulos se van desengranando las conexiones que vinculan a andalusíes y moriscos con el Magreb, así como la manera en la que dicho legado, forjado a través de los siglos, constituye un valioso rasgo de identidad. No sólo como un patrimonio tangible de las tierras donde éstos se asentaron sino como herencia viva, símbolo y evocación en el mundo araboislámico.

Datos técnicos:

Edita: Almazura, 2017

Páginas: 256

Edición ilustrada

Tamaño: 15,00 x 24,00 cm

Encuadernación: rústica con solapas

ISBN: 978-84-16776-67-2

IBIC: HBJH

Colección: Al Ándalus

PVP: 21,95 €

...............................................................................

39


40

Sabbúra, nº 2 Enero 2019  

La actualidad del Magreb es incuestionable en campos tan diversos como la política, la seguridad internacional, los espacios geográficos y f...

Sabbúra, nº 2 Enero 2019  

La actualidad del Magreb es incuestionable en campos tan diversos como la política, la seguridad internacional, los espacios geográficos y f...

Advertisement