Page 1

Revista cultural del Magreb

Diciembre 2018

SABBÚRA Cinco libros sobre el Sahara Un nuevo Miami entre el Sahara y Canarias Las zauias del Sahara El problema migratorio en el norte de África

EDITORIAL

DOCUMENTOS

Promoción socio cultural del Magreb.

Iniciativa marroquí para la negociación de un estado de autonomía de la región del Sahara.

1


EN ESTE NÚMERO ACTUALIDAD

Sahara marroquí

09 Cinco libros sobre el Sahara Tras haber encadenado cuatro libros de ensayo sobre el Sahara es momento de sacar algunas conclusiones. Por J. M. Lizundia

- Foro Tarfaya: la cuestión de las fronteras en la región Sahelo Sahariana, 04 - Objetivos de desarrollo sostenible en el sur de Marruecos, 06

LIBROS África España

14 Un nuevo Miami entre el Sahara y Canarias Relación de las Canarias con el sur de Marruecos. Por Manuel Vidal

Islam

18 Las Zauias del Sahara Lugares de oración y retiro. Por Sahara Culture

Duna desnuda, de Bachir Edkhil, 28

Perspectivas

24 El problema migratorio en el norte de África.

Diarios del Sahara, de Sanmao, 31

Por JL. Nava

Documentos

35 Iniciativa marroquí para la negociación de un estado de autonomía de la región del Sahara. 2

El Sahara en la prueba de colonización, de Jilali el Adnani, 33


EDITORIAL Promoción socio cultural del Magreb Sabbúra (pizarra) es una revista mensual que recoge contenidos sobre las culturas del Magreb, incluyendo artículos de economía, sociedad, medio ambiente, política, artesanía, ocio, turismo y cuantos temas puedan ser relevantes y de interés para la promoción de ese amplio espacio geográfico del norte de África.

Se trata de ofrecer análisis serios, objetivos y respetuosos, buscando la colaboración y la integración.

El norte de África presenta un mosaico increíble de culturas, lenguas, etnias. Constituye, tal vez, uno de los ámbitos geográficos más importantes del mundo.

La tarea es complicada. Pero queremos aportar la luz necesaria para promover el desarrollo económico y social que se está produciendo en estas tierras, con rigor y objetividad, alejándonos de posturas que solo pretenden el enfrentamiento continuo.

El único camino posible es el de la concordia y la paz construidas sobre bases realistas y teniendo en cuenta los condicionantes del mundo globalizado en el que vivimos.

Este primer número está dedicado en gran parte al Sahara marroquí, al ser esta región del Magreb un espacio geográfico de permanente actualidad.

La revista nace en formato digital y se envía mediante suscripción gratuita por correo electrónico y redes sociales. También puede acceder en https://issuu.com/sabbura

JL. Nava, director

SABBÚRA. Revista cultural del Magreb (Solicitado ISSN) - Diciembre 2018 - Año I - Nº 1

.................................................

Director: JL. Nava | Colaboran en este número: Pablo Martínez, José María Lizundia, Manuel Vidal.

UNIVERSA TERRA EDICIONES

La dirección de la revista no asume necesariamente las opiniones y puntos de vista expresados en los artículos

y noticias publicadas.

Fotografías: Salvo otra indicación, las fotografías son de reproducción libre y están obtenidas del banco

de imágenes PIXABAY.

Los artículos son de libre reproducción, citando la procedencia.

Publicación gratuita. Madrid (España)

Dirección web: https://issuu.com/sabbura

sabbura@hotmail.com

Colaboraciones: SABBÚRA agradece el envío de artículos, noticias y comentarios para su publicación. 3 Email de Redacción:


ACTUALIDAD Foro Tarfaya: La cuestión de las fronteras en la región Sahelosahariana

Participantes en el foro

La segunda edición del Foro Internacional Tarfaya se inauguró oficialmente el siete de marzo de 2018, bajo el lema “La cuestión de las fronteras en la región Sahelosahariana”, con la participación de académicos de varios países para debatir diversas cuestiones de seguridad, geopolíticas, humanitarias y culturales y realidades relacionadas con las fronteras en la zona sahelosahariana.

En la apertura del Foro, organizado por Alter Forum Internacional, en colaboración con la Universidad Mohammed V de Rabat, el Ministro Delegado para las Relaciones con el Parlamento y la sociedad civil, el portavoz del gobierno Mustapha El Khalfi, ha destacado “la importancia del tema elegido para esta reunión por lo que se refiere a los retos relacionados con la seguridad, la estabilidad, la inmigración ilegal, el terrorismo y la delincuencia organizada a los que se enfrenta la región sahelosahariana”.

4


El Foro, al que asistieron representantes de universidades de Malí, Níger, Mauritania, Colombia, México, España, además de las universidades marroquíes deMohammed V e Ibn Zohr, “ofrece un espacio de debate científico para refutar una serie de tesis relacionadas con el pasado colonial de la región”,destacó el ministro, recordando en este sentido que  “Marruecos, que se dividió en tres partes durante el período colonial (española, francesa e internacional), tuvo que librar una larga lucha, dividida en varias etapas,para recuperar su soberanía”.

Por su parte, el presidente de la asociación Alter Forum, el escritor y politólogo Bachir Edkhil, señaló que “la cuestión de las fronteras en la zona sahelosahariana es de particular importancia en la medida en que están vinculadas a diversas realidades étnicas, lingüísticas, religiosas y políticas de los pueblos de la región". Jamal Eddine El Hani, Decano de la Facultad de Artes y Ciencias Humanas de la Universidad Mohammed V de Rabat, destacó el carácter excepcional de esta reunión, que  “trata tanto de los aspectos académicos como geopolíticos”,observando que “la cuestión de las fronteras en la zona sahelo sahariana está atrayendo más que nunca la atención de la comunidad internacional y de los responsables de la adopción de decisiones en esos países con respecto a las múltiples y complejas cuestiones relacionadas con la estabilidad de los países de la región, su integridad territorial y su soberanía. Esta situación requiere que los Estados vecinos adopten políticas y medidas colectivas para contrarrestar todos los peligros a los que se enfrenta la región, teniendo en cuenta los desafíos de seguridad, políticos y de desarrollo”.

Por su parte, representantes de universidades de África Occidental, América Latina y España destacaron la pertinencia de la elección del tema de este foro.

El orden del día incluyó una serie de presentaciones sobre “la cuestión de la seguridad en la región sahelosahariana”, “el acceso humanitario a las zonas de conflicto en el Sahel”, “la elaboración de los mapas de fronteras”, “la resiliencia del territorio en la zona sahelosahariana”, “las fronteras políticas coloniales y la desintegración de las entidades”, “la evolución del concepto de fronteras en el derecho internacional y su aplicación en África”.

El Foro de Tarfaya ha ofrecido la oportunidad de debatir también los diversos retos sociales y de seguridad a los que se enfrenta la región.

5


Objetivos de desarrollo sostenible en el sur de Marruecos

Según el “Informe 2018 sobre indicadores y cuadros de mando para el desarrollo sostenible en África”, Marruecos está a la vanguardia de los países africanos que avanzan en la implementación de los Objetivos Globales de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Publicado recientemente por el Centro de Objetivos de Desarrollo Sostenible para África (SDGCA), con sede en Kigali, el informe indica que Marruecos tiene una tasa del 66,1% de cumplimiento de los objetivos mundiales, 12 años antes de la fecha límite establecida por las Naciones Unidas.

El informe analiza varios aspectos como la nutrición, la salud, la vivienda, las TIC y las desigualdades.

Según el PNUD, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG), también conocidos como Objetivos Globales, son un llamamiento mundial a la acción para erradicar la pobreza,proteger el planeta y garantizar que todos los seres humanos vivan en paz y prosperidad.

Basados en la asociación y el pragmatismo, los ODM apuntan a tomar las decisiones correctas ahora para mejorar la suerte de las generaciones futuras de una manera sostenible. Proponen un curso de acción y objetivos claros para cada país, de acuerdo con sus prioridades y los desafíos ambientales mundiales.

¿Dónde están las doce regiones del Reino en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)? Este es el tema del último informe del Ministerio de Economía y Finanzas, titulado "Desigualdades regionales bajo el lente de los Objetivos de desarrollo sostenible en el horizonte (ODS) 2030". Realizado por el Departamento de Estudios y Previsiones Financieras (DEPF), el análisis apunta a observar la evolución de las diferentes regiones en once objetivos, entre los 17 adoptados por la comunidad internacional en septiembre de 2015.

6


"Al adherirse a esta agenda universal, Marruecos se ha comprometido activamente a convertirla en un componente central de su estrategia general de desarrollo", dijo el informe en el preámbulo. Se explica que al enfatizar los programas de estructuración implementados en las regiones en los últimos años, la Estrategia Nacional para el Desarrollo Sostenible "se erige como una palanca relevante capaz de promover un desarrollo territorial equilibrado".

El sur, una fuerza motriz en el desarrollo.

Al frente de la línea, la región de Laâyoune-Sakia El Hamra es la más sobresaliente, seguida de cerca por la de Dakhla-Oued Ed-Dahab. Estas regiones pueden, en particular, confiar en indicadores positivos relacionados con la calidad de la educación, ocupando el primer y segundo lugar en Marruecos.

Laayoune también se destaca en la lucha contra la pobreza y en el campo de la salud, donde está en segundo lugar. Sin embargo, aún muestra deficiencias en la reducción de las desigualdades.

La región de Dakhla destaca por su desempeño en las áreas de saneamiento de agua, alivio de la pobreza, reducción de la desigualdad y planes de ciudad sostenibles. El informe señala, sin embargo, que la región necesita "reducir algunas de las brechas, que son perceptibles" , entre otras, en energía limpia, trabajo y crecimiento económico y, finalmente, en las áreas de buena salud y bienestar.

Desigualdades. El objetivo de reducir las desigualdades también es un punto importante que las autoridades deben abordar. Si para 2030, la comunidad internacional pretende "aumentar progresivamente y de manera sostenible los ingresos del 40% de la población más pobre a un ritmo más rápido que el ingreso nacional promedio", Marruecos no parece estar todavía en esta configuración. A pesar de la mejora en los niveles de vida entre 2004 y 2014, las desigualdades en el gasto de los hogares, expresadas por el índice de Gini (coeficiente que varía de 0 a 1, se usa ampliamente para medir la desigualdad del ingreso de un país, ndlr), siguen siendo importantes en Marruecos cuando cayeron solo 0,01 puntos en variación absoluta, de 0,406 en2001 a 0,395 en 2014, agrega el informe realizado por el DEPF .

Lo que llevó a los cinco investigadores que realizaron estos estudios a sintetizar: "Al hacerlo, Marruecos pudo movilizar sabiamente el potencial múltiple de sus territorios y convertirlo en un vector de cohesión social que 7


una poderosa palanca de competitividad estructural de sus países.economía. "

Método. La construcción del ISODD se basa en un conjunto de indicadores para medir el progreso de las regiones con respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dentro de los límites de la información disponible según la división en 12 regiones. Estos indicadores utilizan los datos más recientes que se han alineado, lo más cerca posible, con los indicadores oficiales de las Naciones Unidas. Estas cifras fueron estudiadas por un equipo de cinco investigadores: Lamrani Hanchi Hind, Benfathallah Rim, El Asri Najlae,Errahmani Ahlam y Harraou Khalid.

Se asigna una puntuación, en una escala de 0 a 10, a cada indicador para una región determinada. La región con el mejor valor para un indicador dado tendrá una puntuación de diez y la que tenga el valor más bajo tendrá una puntuación de cero. En consecuencia, todos los indicadores se homogeneizarán en una puntuación de la misma unidad de medida e incluso se extenderán (de 0 a10), lo que permitirá evaluar la evolución de las regiones y la comparación cruzada por región e indicador con respecto a estos indicadores.

...................................

Fuentes: TELQUE.MA y MINISTÈRE DE L´ECONOMIE ET DES FINANCES.

8


ARTÍCULOS CINCO LIBROS SOBRE EL SAHARA

José María Lizundia

Tras haber encadenado cuatro libros de ensayo sobre el Sáhara es momento de sacar algunas conclusiones que más o menos están expresadas en mi quinto libro sahariano, que aunque es un libro de viajes no puede dejar fuera el análisis y la crítica. Este libro se llama “Por el desierto del Sáhara con una politóloga colombiana y un ex diplomático marroquí”. Y es consecuencia de la asistencia al coloquio internacional  “Entre las dos orillas” celebrado en El Aaiún  en abril pasado,organizado por  Alter Forum y la Facultad de letras de la Universidad Mohamed V de Rabat, y el posterior viaje con mis compañeros hasta Smara y Dahkla, para finalizar en Casablanca y Rabat con la presentación de “El Sáhara, el declive del totalitarismo”, del que es prologuista la politóloga colombiana Clara Riveros.

9


1.- Dos tendencias: centrípeta o mítica y centrífuga o historicista En realidad hay dos tendencias o derivas necesarias (predeterminadas) a la hora de abordar la cuestión del Sáhara: una centrífuga y otra centrípeta, Mi recorrido forma parte de la primera, la defensa del Polisario pertenece a la segunda. Empezaremos por esta: en más de 40 años el Polisario y sus amigos españoles no han variado ni un milímetro sus posiciones. La suma de lugares comunes, todos amañados, como que   España es potencia administradora o un pueblo saharaui   libre y unido desde tiempo inmemorial y demás paparruchas, descansan en falsedades escandalosas al servicio de un fin    puro y absoluto, de casi justicia divina: la causa saharaui.

Esta sería la tendencia centrípeta e inamovible, en el que el tiempo actúa de forma circular, para volver siempre a los orígenes primordiales y reanudar un nuevo ciclo, exactamente igual que el mito y tiempo circular. Frente al tiempo lineal, sucesivo, histórico e irreversible, que mantenemos todos los que defendemos la integridad territorial de Marruecos.

La tendencia centrípeta que corresponde a un tiempo mítico y circular, se fundamenta en un metarrelato (un discurso unívoco) sobre el abandono y  traición de España a los saharauis, y en un anhelo: que a base del ansia de regreso al momento primordial (la desocupación del Sáhara por España), el tiempo se rehiciera en la única dirección  de independencia. Una ucronía, por el que el pasado se corrigiera  en el sentido soñado. Este esquema circular y centrípeto, mítico, ajeno a la historia y a la evolución de las cosas es el que mantiene el Polisario y sus amigos españoles.

La posición historicista y centrífuga es la que he seguido yo. En el primer libro “El Sáhara como metarrelato”  identifiqué ese relato y a sus autores (en un primer momento militares españoles antimarroquíes). Se trata de un relato en el que todos coincidían imputando a España la exclusiva  responsabilidad de la entrega a Marruecos del territorio, con el fin de tratar que amplios sectores de la   opinión pública   española interiorizaran un compromiso   como deber de reparación (alineamiento incondicional con el 10


Polisario) que en absoluto debían. El segundo libro “El Sáhara, perspectiva de revisión” hace hincapié en la revisión de la salida de España no como un problema entre  España  y el pueblo saharaui, sino en verlo a la luz de la  realidad poliédrica y dinámica de la comunidad internacional, sus instituciones y sujetos políticos, como había sido. “El Sáhara,  cambio de paradigma”es el tercero, reconocía un nuevo planteamiento  que con origen en  la universidad  y a cuenta de los 40 años de la efeméride de 1975, aparcaba algo el discurso de la traición y la causa sagrada de la independencia saharaui como un monólogo de dogmas recitados, para  que ahora alguien citara a Benedict Anderson, con el valor  de lo imaginario como base para crear una nación, o la lucha a favor de los recursos naturales, que al menos, sin salirse del guión, intentaban teorizar.

El cuarto “El Sáhara, el declive del totalitarismo” es una acusación del carácter dictatorial  y de  violación sistemática de los derechos humanos por el poder político militar  del Polisario.

2.- Vectores dinámicos del conflicto y avance en el enfoque personal Con estos cuatro primeros libros, que representan una clara evolución de este autor ante el contencioso sahariano, entraría en lo que hemos definido como tendencia centrífuga e historicista, por tanto de toma en consideración de los vectores dinámicos del conflicto y el avance y desarrollo en el enfoque personal.

Del binomio España/responsable y Saharauis/víctimas paso a ir descubriendo a todos los actores: militares, periodistas, novelistas españoles, como a Marruecos y las tribus saharianas. Pero también descubro la dialéctica árabe/bereber, y la idealización por los españoles de la pretendida pureza etnolingüística árabe/saharaui frente a la cultura menor b e re b e r / m a r ro q u í . E n e s a d i v i s o r i a e s p a ñ o l a e n t re e l “ m o ro bueno” (saharauis) y “moro malo” (marroquíes). Así me topo con la historia de Marruecos, pero también con los reinos de Ghana, Mali y el imperio songhay, y la religiosidad magrebí con el papel que juega  la escuela Malikí, los santones y morabitos, la religiosidad popular y el sufismo, los emires mauritanos y la autoridad de su erudición que les llevaba a El Cairo y la Meca, y las compilaciones  bibliográficas religiosas y de todo tipo  de Tombuctú, Gao, Djenné y Malí en general.

11


3.- Oposición entre el constitucionalismo marroquí y el totalitarismo de Tinduf En mi tercer libro me fijo en el constitucionalismo de Marruecos, cuya primera Constitución de 1962 prohíbe el monopartidismo, las reformas legales y la incorporación al derecho interno marroquí de los tratados y   declaraciones de derechos humanos,   sociales, de la infancia, mujer o cualesquiera  que suscribe el reino.  El constitucionalismo marroquí por mera oposición constituye una inapelable denuncia del carácter totalitario y dictatorial que rige en Tinduf.

Ta m b i é n l a v i s i ó n d i n á m i c a e historicista ha de asentarse en evidencias históricas como el fenómeno contingente y epocal de los movimientos de liberación nacional, la desaparición de la política de bloques de la GuerraFría, como del Movimiento de países no alineados, que fueron el marco político,   geoestratégico, histórico y cultural de la emancipación de los pueblos colonizados tras la II Guerra Mundial. Por tanto,ahora, ha de analizarse el conflicto de “descolonización” del Sáhara al margen de absolutamente todas las condiciones objetivas que lo engendraron.

También el historicismo nos permite analizar la IV Comisión de descolonización de NN.UU. como  respuesta del Zeitgeist a un problema histórico puntual, y la petrificación de aquellas respuestas internacionales. La lista de los 17 Territorios No Autónomos es hoy una lista obsoleta, inviable y ciega, la inmensa mayoría de ellos, si no todos, quieren seguir siendo, paradójicamente,  no autónomos. Nueva Caledonia se ha pronunciado en ese sentido, no hace falta inquirir  la voluntad de  gibraltareños, malvivenses o cualquier otro no intoxicado desde el exterior.

4.- La desaparición del Polisario en los nuevos tiempos Por último el quinto “Por el desierto del Sáhara con una  politóloga colombiana y un ex diplomático marroquí”, es el único que he escrito tras 12


visitar el Sáhara marroquí. Tras recorrer buena parte del territorio comprobé que allí no existe el Polisario ni los debates de España, que se perciben claramente anacrónicos; atisbé progreso, vi muchas obras, signos claros de modernidad y desarrollo. La llamada causa del Polisario era revocada como extemporánea y caduca en cada esquina. Allí lo que se descubría eran nuevas categorías y marcos sociológicos, estímulos y mentalidades propias de la globalización y el desarrollo. Los comercios de la vía principal de El Aaiún sobre todo de tecnología, móviles y artilugios digitales un sábado a las diez de la noche estaban atestados de jóvenes, como las terrazas de los cafés, el tráfico de vehículos era muy denso.  A ese   libro incorporé  reflexiones que mantuvimos,    adivinamos las   contradicciones que podía representar la tradición en materia de derechos de la mujer y la modernidad, y el desarrollo desigual  en  cultura, estatus civiles y de costumbres entre el norte y el sur de Marruecos. En realidad se daban otras cuestiones  plenamente ajenas al conflicto de estos más de 40 años,   como son los derechos de las mujeres y ciudadanía en general, y el peso de las tradiciones   con la idea muy clara,  liberal, de que la ley, la Constitución marroquíes la que  hace a todos libres e iguales.

13


UN NUEVO MIAMI ENTRE EL SAHARA Y CANARIAS

Manuel Vidal

A nadie se le esconde la larga, importante y constante relación de las Islas Canarias con el sur de Marruecos que comprende el Sahara Occidental y que hace más de cuarenta años fue colonia española.

La relación entre las dos orillas tiene sus claroscuros a lo largo de la historia, pero me atrevería a decir que con un final feliz, precisamente por la comunidad que se produjo entre canarios y saharauis. Ambas culturas se aprecian y reconocen, como vecinos con un destino común. Hemos aprendido de la historia que una relación de colaboración lleva más lejos a ambas comunidades.

Todos los archipiélagos del Atlántico que forman la Macaronesia (Madeira, Azores, Canarias y CaboVerde) desarrollaron, después de su conquista, centros logísticos de aprovisionamiento para la colonización por parte de las potencias europeas, ya fuera de forma directa o indirecta. Todos tenían 14


importantes puertos de referencia especializados en atender las escalas de los buques que navegaban de Norte a Sur o hacia el continente africano y americano.

Así que la navegación, como sería de esperar en unos archipiélagos, fue la llave que desarrollo su historia, ya que por ahí creció la exportación hortofrutícola y llegó el maná del turismo.

Los puertos de estos Archipiélagos casi eran su razón de ser, por su situación estratégica y por las oportunidades que ofrecía en cada momento. Cada uno tuvo su tiempo en la historia. Mientras los puertos portugueses languidecieron antes que los canarios, a ritmo de la pérdida de la presencia colonial, los de Santa Cruz de Tenerife y La Luz, en Las Palmas de Gran Canaria, mantuvieron su esplendor casi hasta nuestros días.

El puerto de Las Palmas supo adaptarse a los nuevos tráficos, casi en al mismo tiempo que iba perdiendo otros tradicionales. Así cambió el carbón por el combustible, la pesca artesanal por la pesca de altura y el tránsito de mercancías por el transbordo de contenedores, entre otros. Hoy la situación de los puertos en la Macaronesia es delicada, precisamente por la ausencia de los tráficos de antaño. Para los archipiélagos de Azores, Madeira y Cabo Verde la navegación se está convirtiendo en algo ajeno, que dificulta el progreso y encarece la vida de sus limitados habitantes. Los tres archipiélagos pagan muy caro los escasos buques de carga que suministran a la población porque su masa crítica no hace rentable la escala de las compañías navieras. Una situación que de manera crónica se produce en la vecina costa del Sahara, alejada del mundo por la escasa conectividad.

En el caso de Canarias la situación es diferente porque el puerto de Las Palmas es un hub internacional en esta zona del Atlántico, aunque nos sabemos por cuando tiempo,a la vista del crecimiento de otros puertos de la zona, como el de Tánger Med, que le ha quitado el liderazgo que tuvo durante muchos años Las Palmas en el tráfico de contenedores.

A pesar de las diferentes experiencias a lo largo de los últimos años, las comunicaciones marítimas directas de Canarias con la costa cercana son muy escasas, por no decir nulas. Hubo un tiempo en que Canarias era el hub de Mauritania y el Sahara Occidental, y desde estos países las exportaciones canarias incluso llegaban a los países de su entorno interior. En los últimos años, a pesar del discurso africanista de los gobiernos autónomos canarios, no se ha impulsado la relación con la costa, lo que supone mantener la política del avestruz. Los gobiernos de Canarias han sido prudentes con el proceso de Naciones Unidas, como era de esperar, pero no han sacado la cabeza de la arena desde entonces. Hoy se echa en 15


falta un discurso para recuperar una vecindad provechosa para ambas orillas.

Marruecos está apostando de nuevo por África, tratando de recuperar ese papel que tuvo en las líneas de navegación que hacían las caravanas de camellos del Norte al Sur de África. La ofensiva diplomática (regreso a la Organización para la UnidadAfricana) y comercial continua para convertirse en la entrada de África a Europa, un objetivo que venían reclamando también los canarios como un mantra en los últimos años.

Como siempre la geografía tiene algo que decir. La situación de Canarias sigue siendo inmejorable para tratar de aprovechar esta nueva coyuntura desde la región del Sahara. Marruecos proyecta otro gran puerto precisamente en Dajla, que será el gran centro pesquero de esta zona. Hoy los dos actores están de espalda, pero el futuro común está aún por escribirse.

¿Qué hubiera pasado si España hubiera hecho una descolonización del Sahara Occidental de otra manera, pensando en las oportunidades de colaboración que tendrían las Islas Canarias en el futuro con esta importante zona de Marruecos?. Ese hubiera sido el hinter land natural en el cual Canarias, donde las dos regiones hubieran podido expandir su economía. Sin duda, no era una t a re a f á c i l , p e ro l a situación actual resulta frustrante: tal cerca y tan lejos.

De alguna manera creo que Canarias y el Sahara tienen ante sí más dificultades y más oportunidades, como ha sido siempre cuando surgen los empujes de los 16


acontecimientos internacionales. La costa del Sahara fue algo más que un lugar desértico con abundante pesca, pueblos nómadas y miserables pescadores. Las fronteras marítimas nos permiten proyectar una visión común basada en la logística, las materias primas y en las sinergias del sector servicios para crear un polo de riqueza y atracción único en esta zona del Atlántico. Aquí se pueden dar la mano el turismo, la pesca, las riquezas energéticas y el comercio internacional basado en la espléndida ubicación entre África, América y Europa para convertirnos en el Miami en este caribe atlántico. Desde la perspectiva histórica y teniendo en cuenta la vocación de ambas zonas como hub de África Occidental, se abren grandes posibilidades de colaboración entre las dos orillas como un lugar de intercambio comercial y logístico.

Dakhla, la perla del Sahara

17


LAS ZAUIAS DEL SAHARA

La provincia de Smara se sitúa al nivel de la longitud y la latitud 11 y 26 grados. Esta también a 110 metros debajo del nivel del mar. Esta provincia es limítrofe de la provincia de Tan Tan y Assa Zag en el norte, de Bojador y la frontera  mauritana en  el sur, de la provincia de Laâyoun al oeste y de la  frontera mauritana al Este. Esta provincia esta atravesada por dos principales carreteras , la primera la liga  con Laâyoune  al oeste y la   segundo con  Tan Tan y y a través de esta con  las provincias del norte del Reino, pasando por Guelmim, la puerta del desierto.  Esta provincia se distingue por la riqueza de su  patrimonio histórico y arqueológico, representado por  numerosas  construcciones y parajes históricos. Algunos de estos últimos se remontan a    la prehistoria y  otros  del siglo  XX. La muy      fuerte presencia  de la comunidad sufí en historia de esta provincia atrae la  atención. Lo que hace de la region una gran concentración de las Zauayas, en particular sobre la línea que va de oued Sakia El Hamra, a Oued Draa y región  de Ouyoun  Aghman. Estas  zawayas  pertenecen  a la comunidad de Tarika    Derkauia.  

Zauia del Jeque Sidi Ahmed Rguibi    

18


La Zauia de Sidi Ahmed Rguibi nombrado también  «Moul Elhabchi», se encuentra a 120 Kms de la ciudad de Smara, en la carretera  que  pasa por Oued Sakia El Hamra, El Batnia, Aaklat Asdam, oued Anabat, a  Aaridat Oum Bedouz, El Kaa, Kaat Echbabine, Fadrat Attamat, Achab Aljanoubi y a Achab Achamali, luego Attamat que desemboca  en oued Habchi. 

La nueva mezquita de zauiya de Sidi Ahmed Rguibi   

  

Genealogía de Sidi Ahmed Rguibi   

El Jeque Sidi Ahmed Rguibi nació en 1590, en la región llamada El Kharaouiaa. Murió a los 75 años de edad. Su genealogía  es como sigue: Sidi Ahmed ben Mohamed, ben Youssef, ben Ali, ben Abdallah, ben Abdelkarim, ben Ahmed, ben Moussa, ben Ghanem, ben  Kamil, ben Takmil, ben Zin Elaabidin, ben Haidara, ben Yacoub, ben Ali, ben  Mazar, ben Moudar, ben Aissa Abdallah, ben Abdelouahed, ben Abdelkarim, ben   Abdesalam nombrado «Ben Mchich», ben Abi Baker, ben Ali, ben Mahamed, ben Jazaa, ben Salam, ben mezouar, ben Haidara, ben Mohamed, ben Idriss Al Azhar, ben Idriss Al Akbar, ben Abdallah Al Kamil, ben El Hassan Al Moutana, ben Al Hassan Assibt, Ben Ali ben Abi Taleb y Fatima Zohra la hija del profeta.   

19


Zauia de Jeque Maouelainin   

En 1888 el Jeque Maouelainin empieza la construcción del camino que relaciona Smara con  Terfaya, para  asegurar el progreso del materiales  de construcción necesarios para  la obra de su Zauiya en  Smara. Encargó  a su hijo el Jeque Attaleb Khaiar de supervisar esta obra iniciada en 1895, después de  la recepción  de materiales  llegados  por mar en la costa  de Terfaya, sobre un barco que pertenece al sultán Moulay Abdelaziz, bajo  el mando del navegante Ahmida, nombrado el turco. Este barco transportó   también los cuatro artesanos, venidos de Marrakech, Fez, Tánger y   Tetouan. A los cuales se unirán, años  más tarde otros cincuenta  venidos de Uxda.       

Vista externa de Zauia de Jeque Maouelainin    

Biografía del Jeque Maouelainin   

El Jeque Mohamed Mustapha nació en 1829, en la región  de Haoud a Mauritania. Será nombrado en su nacimiento, por su  madre, Maouielainin. Nombre que  se hará más tarde su apellido. El jeque será iniciado en ciencia teológicas  primero en la escuela de la  Zauiya de su padre  « Dar Essalam », en su región natal. A los 16 años será enviado por su padre, el Jeque Mohamed Al Fadil, a Marrakech. Y se va de allí al peregrinaje  a los lugares 20


santos del Islam, en compañía de los niños del sultán Moulay Abderrahmane, en el barco vapor que, por primera, sale del  puerto de Tánger con destino a Alejandría y de ahí al puerto de Jedda.  Después del peregrinaje, el jeque vuelve con su padre, observando las grandes disposiciones de su hijo en contribuir a la  difusión de la doctrina religiosa y esto a pesar de su edad relativamente joven. Lo enviará pues a fundar una zauiya en la región  de Sakia El  Hamra y oued Eddahab y a unificar a las tribus nómadas, con las cuales tiene lazos familiares y de alianzas.

La agresión contra la Zauia de Maouelainin   por parte del ejército francés. En 1913, una tropa de la armada francesa organiza  un ataque, a partir de la región de Attar en  Mauritania, bajo el  mando del teniente-coronel  Moritz contra Zauiya  del jeque  Maouelainin. Este ataque dará lugar al bombardeo de la Zauiya y la destrucción  de su Kasbah y de sus dependencias, así como de su contenido. La parte más  grande de la mezquita y del alminar también será destruida.  El Tabor francés  efectuará este ataque violento sin encontrar resistencia ya que  las tribus, estando en tiempo de peregrinación o en busca  de pastoreo y de agua, no estaban cerca de la Zauiya. Un número reducido de habitantes y de discípulos se encontraba en los lugares en el    momento de este ataque.   

Zauia del jeque Ahmed Moussa Se encuentra en las orillas del río Oued Sakia El Hamra, entre las ciudades de Laâyoun y Smara, a unos 180 kms de Laâyoun y a unas seis horas de camino y a 60 Kms de Smara, formando parte de esta provincia.

La Region de Zauiya es conocido entre los nómadas  bajo el nombre de Elhassiates (del singular hassia, significa un terreno  llano, y este terreno caracterizado por escasez de grandes  oueds).   Sobre el camino de zauia de sidi Ahmed Moussa, descubrimos varios lugares que constituyen escalas interesantes.  Entre estos lugares podemos citar a Larmate, Oued    Alaanka, Attbila,...

El Mussem anual de Sidi Ahmed Moussa   

Se organiza anualmente. Constituye la ocasión para reencuentros de los descendientes  del santo hombre. Vienen a la Zauiya  de todas regiones: Laâyune,   Smara, Dajla, Tan Tan, Guelmim, así como regiones limítrofes de   Zauiya. En el momento de estos reencuentros, los participantes organizan   tres veladas  nocturnas, recitan el Corán y estudian Hadith y  Suna.   

21


Zauia de sidi Ahmed Laarousi   

Está situada sobre los orillas de Oued Eddahab, a unos 14 Kms del peñasco de Attbilat. Ahí meditaba el Jeque Sidi Ahmed Laaroussi. Una parte importante de la tribu de los Laaroussiine vive de manera permanente cerca  de  esta Zauia, del que un nuevo edificio ha sido construido  cerca del  antiguo.       

Zauia y mausoleo de Sidi Ahmed Laaroussi   

Biografía y genealogía de Sidi Ahmed  Laaroussi    El jeque Sidi Ahmed Laaroussi nació en el Sáhara  tunecino en 886 hégira. Vivio sus primeros años en la misma región bajo la tutela de su abuelo en su Zauiya durante toda su infancia.   

Se hará discípulo del jeque Sidi Ahmed ben Youssef Errachdi El Malianni, del que adoptó la doctrina soufi. Se instala en Meknes  (Marruecos), donde se encontrará con el jeque  Sidi Abderrahman El Majdoub. Después llega a Marrakech, que era entonces  el   centro de los discípulos de la comunidad  Al Jazoulia. Se hará discípulo del jeque Abou Al Azm Rahal El Kouchy, conocido por  el nombre de El Boudali.

El jeque Sidi Ahmed Laaroussi fallecio en 1002 hégira.   

22


Genealogía: Sidi Ahmed ben Omar, ben Moussa, ben  Yahya, ben El Hassan, ben Said, ben Abdelkader, ben Saleh, ben Omar, ben El Hassan, ben Ibrahim, ben Assadik, ben Abdelkarim, ben Abdelkamel, ben Ali,  ben Idriss Al Assghar, ben Idriss Al Akbar, ben Abdallah El Kamel, ben El Hassan Assibt, ben Al Hassan Al Moutanna, ben Ali, ben Abi Taleb y de Fatima Zohra hija del profeta.   

Mezquita antigua   

Aunque no era muy antigua, la mezquita llamada Al Aatikâ es de una gran importancia histórica y religiosa para los habitantes de Smara, tanto como para los investigadores en patrimonio, los  visitantes y los turistas.  Esta mezquita  ha sido reconstruida  en  1969 por un rico colono y español   financiando totalmente el proyecto para hacer de él un lugar de oración, pero también un símbolo de coexistencia de las  tres religiones monoteístas: Islam,  Cristianismo, y Judaísmo. Esta simbología es traducida en la   arquitectura y decoración de la mezquita, en particular el alminar, con sus cuatro círculos y su media luna, en lugar del estilo tradicional en la mezquita musulmana con sus tres círculos únicamente,  además de la  media luna.  Ciertos pilares de la mezquita  llevan  también símbolos cristianos  y judíos, tales como la cruz de la estrella  de David.  Sobre el plano arquitectural y del tipo de construcción, podemos comprobar que en esta mezquita  se reprodujo el modelo andaluz. Los materiales utilizados para la construcción son  dominados por los bloques de rocas de color negro que abundantes en la  región de Smara y que se caracterizan por su gran resistencia. La superficie de la mezquita  alcanza los 320 metros cuadrados, llegando en su día a los 722.84 metros cuadrados.   

Zauias situadas en Laayun:   

Zauias de Oulad Tidrarin-Azzibat   

Mausoleo de Bouranbor, los antepasados de Oulad Tidrarin. Se encuentra cerca  de Bojador. Su Zauia  es conocido bajo el nombre de Assibat y una manifestación llamada «Al Maarouf» se  organiza cada año. Se trata de un reagrupamiento  de todos los  grupos que constituyen la tribu de Oulad Tidrarin en el seno de moussem que se celebra en el mes de agosto. Cada grupo contribuye con una suma de dinero para la compra y  la organización de las manifestaciones y para asegurar el don que es puesto en la caja de mausoleo.           

(Fuente:www.sahara-culture.com)

23


PERSPECTIVAS EL PROBLEMA MIGRATORIO EN EL NORTE DE ÁFRICA

JL. Nava

Este año está siendo especialmente intenso en el control de flujos migratorios de África a Europa. La situación geográfica de Argelia y Marruecos propicia un espacio estratégico delicado y, por fuerza de los hechos, se convierten en actores principales. De estos países el que está realizando esfuerzos más consistentes y eficaces para gestionar la crisis migratoria es Marruecos, el cual aborda el problema de la mejor forma posible; es decir, conjugando el respeto a los derechos humanos con la preservación de la seguridad nacional. Pero este papel, vital para los intereses de Europa, suele ser criticado tanto por políticos como por una parte considerable de la población civil, vía organizaciones no gubernamentales. De la lectura de una buena parte de la prensa española se tiene la impresión de que el culpable de la inmigración es Marruecos, que no hace nada por atajar el problema y, cuando hace algo, conculca los derechos humanos. Por supuesto, todo ello es falso, como se puede comprobar por las medidas que el reino alauí ha emprendido en los últimos años y, con más intensidad si cabe, durante este año.

En realidad, la cuestión fundamental es la posición de la Unión Europea, cuyos socios no se ponen de acuerdo y complican llegar a un consenso eficaz para regular las migraciones.

No se puede olvidar algo fundamental: el crecimiento demográfico en África es de tal calibre que, o bien se trabaja con los países africanos para garantizar su desarrollo social y el bienestar de la población, -lo que implica lucha contra la corrupción, la violencia extrema, la explotación irracional de los recursos naturales, los negocios fraudulentos, la deuda externa, entre otras medidas-, o una parte creciente de los africanos seguirán emigrando, más si cabe en las próximas tres décadas por la presión demográfica. El continente africano duplicará la población humana de aquí a tres años. Esta masa humana no se puede contener, por muchas barreras y fronteras que se interpongan entre unos y otros países. Todas las proyecciones y estudios sobre evolución de la población mundial indican un aumento considerable en África, como se puede observar en el gráfico adjunto.

24


Fuente: Fondo de Población de las Naciones Unidas

De hecho, el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Mundial, el Fondo de Población de las Naciones Unidas y otras instituciones, han alertado sobre este problema, el cual no tiene una fácil solución a corto plazo.

Lo que se puede deducir a la vista de los datos es que los políticos europeos no encaran con diligencia y prontitud el reto que supone la migración africana hacia el viejo continente. Más bien asistimos a un lío monumental enraizado en intereses partidistas y una cierta mentalidad colonial que aún arrastran muchos de los dirigentes y líderes de opinión. Se ve al continente africano como tierra de oportunidades donde se puede hacer cualquier cosa, aun en detrimento de las poblaciones locales. No hay más que comprobar el reparto de territorios realizado por las grandes potencias europeas en el proceso de descolonización africana, con innumerables injusticias promovidas por los políticos de entonces, más interesados en mantener privilegios y negocios que en favorecerla prosperidad de África. Y de aquellas decisiones pésimas derivan en gran medida los grandes problemas de los africanos en la actualidad, incluyendo conflictos territoriales no resueltos -como el del antiguo Sahara español- y nuevas formas de explotación y esclavitud...Marruecos es -ha sido siemprepaís de acogida. En 1492 fueron acogidos miles de judíos expulsados de España por los Reyes Católicos. En pleno siglo XX, durante la guerra civil española, bastantes españoles huyeron a tierras marroquíes, donde 25


prosperaron y vivieron en paz y libertad. Son solo dos ejemplos. Cabrían muchos más. En la actualidad miles de emigrantes subsaharianos se asientan en el país magrebí. Es cierto que tienen la mirada puesta en Europa; pero otros acaban por establecerse, fundar familias y prosperar en Marruecos. En este sentido, destacan las regularizaciones que las autoridades marroquíes pusieron en marcha en 2014, con más de 20.000 inmigrantes regularizados, y ahora en 2018 en un proceso similar con el que se espera superar la cifra de aquel año.

A pesar de estas medidas, es innegable la presión migratoria sobre Marruecos, cada vez mayor. De hecho, ante una probable crisis humanitaria en el norte del país, en las inmediaciones de las ciudades de Ceuta y Melilla, las autoridades han tenido que iniciar la evacuación de los inmigrantes concentrados allí hacia otras ciudades. Se trata de garantizar la seguridad y la integridad marroquí, habida cuenta de que Europa no aclara su política migratoria e impide el paso de más inmigrantes, a pesar de que países como España necesitan con urgencia mano de obra para sostener el sistema de pensiones y la seguridad social. Las estimaciones más moderadas hablan de cinco millones de inmigrantes necesarios en España debido, entre otras razones, a la baja tasa de natalidad, como se aprecia en la siguiente gráfica:

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

26


En definitiva, se piensa en Europa, Marruecos puede hacer "el trabajo sucio" que nosotros no queremos hacer. Pueden controlar y frenar la inmigración y dejar el problema circunscrito a dicho país.Por supuesto la situación es preocupante, toda vez que los criterios europeos -si es que se pueden llamar así- originan más sufrimiento y no resuelven nada, además de resultar contradictorios entre las necesidades de población de países como España y las medidas para evitar la llegada de inmigrantes, por no hablar del negocio boyante para las mafias que operan en el tráfico de personas y que suelen estar emparentadas con narcotraficantes y terroristas. El presidente del ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez,y la canciller conservadora alemana, Ángela Merkel, anunciaron en agosto su acuerdo sobre la cuestión de la migración. Ambos líderes pidieron fondos europeos para ayudar a Marruecos a controlar sus fronteras. O sea, se trata de convertir al país africano en un enorme centro de acogida de inmigrantes, cuestión que el gobierno marroquí ha denunciado en numerosas ocasiones, la última de ellas hace apenas unas semanas, cuando el portavoz del gobierno y ministro delegado de Relaciones con el Parlamento y la Sociedad Civil, sr. Mustapha ElKhalfi, dijo que "Marruecos no puede permitir que su territorio sea utilizado como refugio para las redes de trata de personas y se niega a ser el gendarme de la región".

La Comisión Europea no puede mirar para otro lado, de ahí que siga ofreciendo colaboración, como ha manifestado el comisario de Migración, Dimitris Avramopoulos: "La Unión Europea y Marruecos están en contacto regular para fortalecer su cooperación en materia de migración y seguridad".

Marruecos es un país inmerso en pleno proceso de desarrollo y modernización: infraestructuras públicas, reformas educativas y sanitarias, mejora en las ciudades, crecimiento industrial, ... sin embargo, todo proceso de transformación social requiere de tiempo, recursos y habilidad política para realizarlo. La inmigración masiva viene a complicar la situación, especialmente en las áreas de concentración de migrantes. Se trata de una cuestión que acarrea una logística especial, recursos técnicos y humanos, control policial y militar, etcétera. La Unión Europea no puede limitarse a entregar solo dinero,sino que es obligatorio su compromiso real y tangible en la cooperación, toda vez que están en juego, además, cuestiones como la lucha antiterrorista y la persecución de la delincuencia organizada y el narcotráfico, aspectos en los que Marruecos siempre ha sido un fiel aliado de los intereses europeos.

Son necesarias medidas excepcionales en ámbitos clave como la gestión de visados,el tráfico de personas en las fronteras de Ceuta y Melilla, relaciones más fluidas con las Islas Canarias, así como dinámicas de cooperación en numerosas áreas, no solo en seguridad. Por poner algunos ejemplos: sanidad, educación,industria, tecnología e investigación científica; pero, más 27


importante aún, es necesaria una política europea de inmigración justa, realista y cooperadora con los países de origen y tránsito de las personas que deciden emigrar, cuestión esta, no lo olvidemos, que forma parte de los derechos fundamentales de la persona.

LIBROS DUNA DESNUDA

“Duna desnuda”, es el último libro del politólogo Bachir Edkhil. Se trata de un conjunto de textos en prosa y verso con el que su autor da a conocer una faceta que si bien siempre estuvo presente en su vida, no ha sido hasta ahora que se ha decidido a dar ese salto del anonimato literario a la palestra pública.

28


Algo de culpa tengo en la génesis del libro que presento. Y es “ feliz culpa”, por expresarlo de alguna forma. En efecto, hace tres años Bachir me dio a leer unos poemas escritos algunos en servilletas de papel, de esas que pueblan las cafeterías. Eran versos directos, profundos, construidos sobre un ámbito personal único: el ser un beduino del desierto que había transitado por caminos de exilio,represión, regreso a la tierra querida, acumulando un rosario de desdichas,incluyendo torturas y cárcel. Un personaje de novela; pero muy real.

Ante aquellas composiciones que tuve el honor de leer, posiblemente de los primeros en hacerlo, no tuve ninguna duda: ¡Bachir, esto tienes que publicarlo!

El susodicho se revelaba ante tal posibilidad: ¡Pero si yo no soy poeta! Y yo, pertinaz en mi empeño, negando la mayor: ¡Sí, eres poeta! Se puede ser poeta sin haber escrito un solo poema, pues se trata de una condición del alma, no de oficio. Se es o no se es poeta. Y así, a la chita callando, fui inoculando en mi querido amigo el deseo por darle forma editorial a aquellos versos. Vendrían después otros textos que él recuperó de carpetas acumuladas por el paso del tiempo, abandonadas a su suerte. Y se animó a completar el material con nuevas creaciones, para alegría mía que veía con esperanza cómo este humanista oculto y perseguido por la historia de su etnia y de su pueblo, adquiría una nueva relevancia intelectual.

En realidad, nuestra colaboración en el ámbito literario no era novedad. Un par de años antes ya habíamos pergeñado la edición de un conjunto de textos divulgativos, fruto de diversas iniciativas en el campo de la economía y el desarrollo social. Bachir tenía un material precioso, además de la experiencia de varias décadas trabajando en esas áreas, así que era cuestión de dar forma y elaborar un pequeño manual que también constituiría material didáctico para un curso sobre liderazgo y economía social impartido a mujeres en la ciudad de El Aaiún y de paso ordenaba los programas desarrollados por Alter Forum, asociación de la que es fundador. Y así, con sus textos y mi criterio editorial, acabó viendo la luz “Escribir sobre dunas”, primer libro escrito por Bachir, con más de 25.000 descargas en Internet, y ahora en proceso de redacción de una segunda edición ampliada y de carácter más técnico.

Volviendo al libro que nos ocupa, “Duna desnuda”, ya el título es indicativo claro de por dónde irán los tiros, un camino lleno de dificultades pero también de amor y esperanza.

En efecto, Bachir desgrana su amor por la tierra y por el ser humano; pero no puede olvidar el sufrimiento que arrastra y que se trasluce de forma inequívoca desde el principio: “Confieso que he vivido, también confieso que 29


he sufrido lo indecible. Son ya bastantes años que uno lleva trotando por doquier.¿Maduramos? Podría ser que maduremos, y vamos perdiendo sentimientos, ilusiones… vamos… y ¿adónde? O ¿quizás aprendemos a desligarnos de nosotros mismos?” Pero no constituye objeto del poeta utilizar el verso como venganza, no al menos en Bachir, por lo que despojándose de todo elemento que le impida crecer, bucea en el campo del amor, de los sentimientos y las emociones, en una suerte de continuidad que le confiere el verdadero poder para emerger de sus sombras y crear un apocalipsis purificador, transformador. Así, es capaz de declamar: “Naciste para ser flor,|Flor que encariña. |Naciste para mí, |Para mí creciste. |Creerás amarme, |Cuentas pides | Y razón tienes…”

O yendo a la cuestión fundamental de su naturaleza, explora la esencia existencial, la situación en el mundo, en su pueblo, en su tierra: “Nací en un mar de dunas, |Cubierto con cielo diáfano,| Adornado por estrellas |Pequeñas y grandes. En el médano del jat | Largo y tendido |O algo parecido,| Donde la vida es destierro |Y el hombre peregrino, |Nada en la nada |O en el infinito eterno, |azarosa es su vida | O mejor, mala muerte, |Pero sí libre;| Muy libre hasta la muerte.| Nací pues entre dunas,| En cualquier parte…”.

Nos encontramos pues ante el descubrimiento del poeta que ya estaba ahí, ignorado por el mundo literario, que existía en su jaima de viejo beduino, de hombre del desierto oteando el horizonte, sereno, esperanzado con la vida, y también con los hombres, sin odio, hermanas y hermanos, en el sendero que nos conduce a Dios.

JL. Nava

30


DIARIOS DEL SAHARA

Comentamos el libro de una escritora china poco conocida en España. Me refiero a “Diarios del Sahara”, de la escritora Sanmao, mujer de fuerte personalidad y cuya obra, importante, apenas  ha sido divulgada en el mundo hispano. El libro en cuestión está ambientado en el desierto del Sahara, más en concreto en la antigua colonia del Sahara español, y en los dos años previos a la retirada española de esas tierras en 1976. Estamos, por tanto, ante un período de tensiones y confusión generalizada entre la población local.

Tengo que decir que me costó terminar su lectura. Existe en su trama, lineal y nada meticulosa en detalles, dos momentos de escritura, un texto escrito en tiempos diferentes. Uno fijado durante la estancia de la autora en El Aaiún, y otro posterior, en España, donde elabora la obra. El primero es el más importante desde una perspectiva descriptiva de hechos históricos y, por decirlo así, auténtico. En efecto, Sanmao desgrana algunas situaciones y anécdotas que pudo muy bien vivir en primera persona. Aparecen personajes, vecinos beduinos saharianos y gente con los que trataba en su rutina.

Refleja ahí la atmósfera de la ciudad, deja traslucir su aversión a los beduinos, cuyas costumbres ni entiende ni le gustan, y otros detalles menores. Para mí es la parte más aburrida, pues se queda en un contar lo que vive sin apenas elaboración literaria, simple descripción, pobre literariamente. El segundo recoge historias inventadas, o así lo interpreto yo; 31


pero muy bien construidas, con recursos estilísticos de notable belleza. Aquí es donde se ve el alto nivel literario de Sanmao como escritora.

Hay que añadir que todo lo que tiene que ver con el antiguo Sahara español es motivo de controversia. “Diarios del Sahara” y su autora no se libran. De ahí que hable de “narrativa posterior” a su escritura y edición. Con esta expresión me refiero a cómo se presentan los hechos recogidos por Sanmao en el ámbito de descripción de sucesos que pudieron acontecer en dicho territorio. Cualquier persona que conozca las tierras descritas y que haya residido en ellas una larga estadía se dará cuenta de tal exageración. “Diarios del Sahara” es una novela y desde esa perspectiva debe ser juzgada; pero el discurso occidental construido en torno a la misma es poco menos que presentarlo como un relato auténtico apegado a los hechos históricos. Ya he dicho que hay dos tiempos de escritura. No sé si Sanmao elaboró el texto completo que se nos presenta en la edición española, aunque conociendo la historia del Sahara, a sus gentes y sus ciudades, por residir en ellas, tengo mis dudas. Ella no podía saber algunos detalles que menciona.

Es importante destacar también la construcción legendaria que se está realizando sobre la figura de Sanmao. A la luz de artículos y comentarios se obtiene la impresión de estar frente a una mujer que residió durante largos años en El Aaiún, cuando en realidad no llegó a cumplir los dos de estancia, tiempo absolutamente insuficiente para conocer a fondo la realidad sahariana de aquellos días; pero la atribución no es suya, ni ella se otorga tal valor. Fue mujer fuera de su tiempo, independiente, liberal, culta, casada con un español. Acabó residiendo en dicha ciudad y, muy a su pesar, tuvo que vivir allí más tiempo del que hubiera deseado. Fue una aventurera y exploradora, le gustaba el contacto con nuevas gentes, estudiar su cultura, hacer fotografías, escribir y elaborar una literatura impregnada de su libertad, un alma noble que trascendió lo vulgar. En este sentido podía ser nómada, mujer sin domicilio permanente, sin ataduras, libre, muy libre, algo raro en los años setenta del siglo XX. Estos rasgos son -en mi opinión- los que merecen ser reflejados. Me quedo con la escritora, con la mujer que narra historias profundas, bellas, tremendas a veces. Y me alejo de esa leyenda interesada que está creándose sobre su figura, ajena a su vida y, por tanto, irreal.

“Diarios del Sahara” no es, desde luego, su mejor obra; sin embargo, es identificada con ella. Cada vez son más los chinos que acuden a la ciudad de El Aaiún para rastrear su vida, pensando que Sanmao pisó esas calles y convivió con esas gentes, recorriendo sus avenidas y plazas intentando impregnarse con una atmósfera que no tiene nada que ver con la de hace más de cuatro décadas. Todo ha cambiado, las calles que frecuentó no son más que un recuerdo de lo que fueron. Ahora El Aaiún es una ciudad 32


enorme, moderna, donde pocas construcciones antiguas se mantienen en pie. Por no hablar de los ciudadanos que allí viven, fusión de culturas y de etnias, en línea con la sociedades modernas y sofisticadas de nuestro siglo XXI; pero esto importa poco. Sanmao es ya la “mujer china del Sahara”, una nueva leyenda.

JL. Nava

..............................

EL SAHARA EN LA PRUEBA DE COLONIZACIÓN En el pasado “Foro Tarfaya”, del que ya hemos hablado aquí, se presentaron tres libros, uno de los cuales me resultó de especial importancia por tratarse de un estudio muy documentado sobre los aspectos territoriales del llamado Sahara Occidental y que ha caracterizado desde 1975 un conflicto enquistado al que no se le atisba una pronta solución.

El libro en cuestión se titula “Le Sahara à l’épreuve de la colonisation”, escrito por el historiador y profesor de la Universidad Mohammed V, Dr. Jillali El Adnani.

El profesor El Adnani es un académico marroquí perteneciente a una generación muy cualificada de intelectuales y eruditos marroquíes, con formación en ciencias históricas, doctorado por la Universidad de Provence (Francia) y colaborador e investigador de algunos centros académicos internacionales, como el Institut d’études avancées, de Nantes, el Institut de Recherches et d’Etudes sur le Monde Arabe et Musulman, de la Universidad 33


Aix-Marsella (Francia). Está especializado en la historia y la antropología religiosa del Magreb y del África del Oeste.

El libro de Jillali El Adnani versa sobre aspectos históricos y utiliza para ello la metodología propia del historiador, como prueba la ingente documentación que se acompaña en los anexos; pero los hechos que informa vienen a aclarar un contexto político particularmente complejo. Su investigación, que comenzó hace muchos años, se produce cuando el conflicto en el Sahara Occidental aún persiste, lo que ha alimentado una nutrida bibliografía y escritos y documentos de todo tipo que se han expresado principalmente en agrios debates políticos, jurídicos e ideológicos de las partes involucradas. Al ser el dossier del Sahara un asunto circunstancial y contemporáneo, caben distintas interpretaciones de los hechos; pero el abordaje riguroso de las fuentes, los antecedentes y las cuestiones que convergen en la situación actual solo puede ser desbrozado por la mente analítica de un historiador objetivo. Los críticos pueden argumentar que el profesor El Adnani no puede ser objetivo en este tema que afecta de forma sustancial a su país, Marruecos; sin embargo, tras su lectura, cabe la conclusión de que el estudio plasmado en la obra es purista en grado máximo, hasta tal punto que su autor realiza un análisis detallado e impecable de numerosos aspectos que vienen a reforzar la visión marroquí del conflicto. Esto es incuestionable.

La obra se divide en un prefacio de Grigori Lazarev, ocho capítulos, un amplio glosario, índice analítico y anexos.

Los capítulos son:

1. El tiempo de los exploradores: el descubrimiento de la marroquinidad del Sahara. 2. La conquista de Argelia. 3. Saqiyya el Hamra y Tinduf: reconocimiento francés y presencia española. 4. Marruecos frente a los cartógrafos. 5. El mito de la colonia: del Sahara Occidental al Sahara español. 6. Arqueología del eje norte-sur: nuevas perspectivas sobre la marroquinidad del Sahara. 7. El mandato de los confines argelino-marroquíes. 8. Argelia y la recuperación de las políticas coloniales. El libro, de 419 páginas, está publicado en lengua francesa por la Facultad de Letras y Humanidades de la Universidad Mohammed V (Rabat, Marruecos) y ya va por su tercera edición. Esperamos verla pronto traducida 34


al español, pues su contenido es de gran importancia y merece la pena ser divulgado en España y en los países latinos.

J.L. Nava

.......................................

DOCUMENTOS INICIATIVA MARROQUÍ PARA LA NEGOCIACIÓN DE UN ESTADO DE AUTONOMÍA DE LA REGIÓN DEL SAHARA COMPROMISO DE MARRUECOS CON UNA SOLUCIÓN POLÍTICA DEFINITIVA: 1- Desde 2004, el Consejo de Seguridad pide regularmente a "las partes y los Estados de la región que continúen cooperando plenamente con las Naciones Unidas para poner fin al actual estancamiento y avanzar hacia una solución política".

2- En respuesta a este llamado de la comunidad internacional, el Reino de Marruecos ha entrado en una dinámica positiva y constructiva, comprometiéndose a presentar una iniciativa para la negociación de un estado de autonomía de la región del Sahara. En el marco de la soberanía del Reino y su unidad nacional.

3- Esta iniciativa es parte de la construcción de una sociedad democrática y moderna, basada en el estado de derecho, las libertades individuales y colectivas y el desarrollo económico y social. Como tal, trae la promesa de un futuro mejor para los pueblos de la región, termina la separación y el exilio y promueve la reconciliación.

4- A través de esta iniciativa, el Reino de Marruecos garantiza a todos los saharauis en el exterior y en el interior, todo su lugar y su papel, sin 35


discriminación ni exclusividad, en las instituciones e instituciones de la región.

5- Así, el pueblo del Sahara se encargará de administrar sus asuntos de manera democrática a través de órganos legislativos, ejecutivos y judiciales con poderes exclusivos. Contarán con los recursos financieros necesarios para el desarrollo de la región en todas las áreas y participarán activamente en la vida económica, social y cultural del Reino.

6- El Estado mantendrá sus competencias en los dominios soberanos, en particular la defensa, las relaciones externas y las atribuciones constitucionales y religiosas de Su Majestad el Rey.

7- La iniciativa marroquí, inspirada por un espíritu de apertura, tiende a crear las condiciones para un proceso de diálogo y negociación que conduzca a una solución política mutuamente aceptable.

8- El estado de autonomía, el resultado de las negociaciones, estará sujeto a una consulta de referéndum de las poblaciones interesadas, de conformidad con el principio de autodeterminación y las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas.

9- En esta perspectiva, Marruecos pide a las otras partes que aprovechen esta oportunidad para escribir una nueva página en la historia de la región. Está listo para participar en una negociación seria y constructiva basada en el espíritu de esta iniciativa, así como para contribuir a la creación de un clima de confianza.

10- Con este fin, el Reino sigue dispuesto a cooperar plenamente con el Secretario General de las Naciones Unidas y su Enviado Personal.

II- LOS ELEMENTOS BÁSICOS DE LA PROPUESTA DE MARRUECOS:

11- El proyecto de autonomía marroquí está inspirado en las propuestas relevantes de las Naciones Unidas y las disposiciones constitucionales vigentes en los estados geográficamente y culturalmente cercanas a Marruecos, y se basa en normas y estándares reconocidos internacionalmente.

12- De acuerdo con los principios y procedimientos democráticos, los pueblos de la Región Autónoma del Sahara, actuando a través de órganos legislativos, ejecutivos y judiciales, tendrán competencia dentro de los límites territoriales de la Región, particularmente en los campos:

36


Gobierno local, policía local y los tribunales de la región; económico: desarrollo económico, planificación regional, promoción de inversiones, comercio, industria, turismo y agricultura; presupuesto y tributación de la Región; Infraestructuras: agua, instalaciones hidráulicas, electricidad, obras públicas y transporte; social: vivienda, educación, salud, empleo, deporte, seguridad social y protección social; cultural, incluida la promoción del patrimonio cultural saharaui hassani; medio ambiente.

13- La Región Autónoma del Sahara tendrá los recursos financieros necesarios para su desarrollo en todos los campos. Estos recursos consistirán en particular en:

Ingresos por la explotación de los recursos naturales asignados a la Región; la porción de los ingresos provenientes de los recursos naturales ubicados en la Región y recaudados por el Estado; los recursos necesarios asignados en el marco de la solidaridad nacional; ingresos procedentes del   patrimonio de la Región.

14- El Estado mantendrá la competencia exclusiva, en particular sobre:

Atributos de soberanía, incluyendo la bandera, el himno nacional y la moneda; atributos relacionados con las competencias constitucionales y religiosas  del Rey, Comandante de los creyentes y Garante de la libertad de culto y las libertades individuales y colectivas; seguridad nacional, defensa exterior e integridad territorial; relaciones exteriores; el orden del Reino.

15. La responsabilidad del Estado en el campo de las relaciones externas se ejercerá en consulta con la Región Autónoma del Sahara respecto de asuntos directamente relacionados con las atribuciones de esta Región. La Región Autónoma del Sahara puede, en consulta con el Gobierno, establecer vínculos de cooperación con las regiones extranjeras con el fin de desarrollar el diálogo y la cooperación interregional.

16- Los poderes del Estado en la Región Autónoma del Sahara, según lo dispuesto en el párrafo 13, serán ejercidos por un Delegado del Gobierno.

17- Además, los poderes que no están específicamente asignados se ejercerán, de común acuerdo, sobre la base del principio de subsidiariedad.

18- Las poblaciones de la Región Autónoma del Sahara están representadas en el Parlamento y en otras instituciones nacionales. Participan en todas las elecciones nacionales.

B/ Los órganos de la Región:

37


19- El Parlamento de la Región Autónoma del Sahara estará compuesto por miembros elegidos por las diferentes tribus saharauis y miembros elegidos por sufragio universal directo por toda la población de la Región.

La composición del Parlamento de la Región Autónoma del Sahara incluirá la representación femenina apropiada.

20- El poder ejecutivo de la Región Autónoma del Sahara será ejercido por un Jefe de Gobierno elegido por el Parlamento Regional. Él es investido por el rey. El Jefe de Gobierno es Representante del Estado en la región.

21- El Jefe de Gobierno de la Región Autónoma del Sahara forma el Gobierno de la Región y designa a los "administradores necesarios para ejercer los poderes que le confieren en virtud del Estatuto de Autonomía. Es responsable ante el Parlamento de dicha Región.

22- Los tribunales pueden ser creados por el Parlamento Regional para resolver disputas derivadas de la aplicación de normas emitidas por los órganos competentes de la Región Autónoma del Sahara. Sus decisiones serán rendidas, con total independencia, en nombre del Rey.

23- El Tribunal Superior Regional, el tribunal más alto de la Región Autónoma del Sahara, tiene la última palabra sobre la interpretación de la ley de la región, sin perjuicio de las competencias del Tribunal Supremo y del Consejo Constitucional del Reino.

24. Las leyes, reglamentos y decisiones judiciales de los órganos de la Región Autónoma del Sahara deben estar en conformidad con el Estatuto de Autonomía de dicha Región y la Constitución delReino.

25. Las poblaciones de la región se beneficiarán de todas las garantías que brinda la Constitución marroquí en lo que respecta a los derechos humanos, ya que son universalmente reconocidos.

26- La Región Autónoma del Sahara tendrá un Consejo Económico y Social compuesto por representantes de los sectores económico, social, profesional y asociativo, así como personalidades altamente calificadas.

III- PROCESO DE APROBACIÓN Y APLICACIÓN DEL ESTADO DE AUTONOMÍA:

27- El estado de autonomía de la Región será objeto de negociaciones y estará sujeto a un referéndum gratuito de las poblaciones afectadas. Este referéndum constituye, de conformidad con la legalidad internacional, la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones de la Asamblea General y 38


del Consejo de Seguridad, el libre ejercicio por parte de estas poblaciones de su derecho a la libre determinación.

28. Con este fin,las partes se comprometen a trabajar conjuntamente y de buena fe para lograr esta solución política y su aprobación por parte del pueblo del Sahara.

29- Además, se revisará la Constitución marroquí, se incorporará el estado de autonomía como garantía de su estabilidad y de su lugar especial en el ordenamiento jurídico nacional.

30. El Reino de Marruecos tomará todas las medidas necesarias para garantizar que las personas repatriadas se reintegrarán plenamente en la comunidad nacional, en condiciones que garanticen su dignidad, seguridad y la protección de sus bienes.

31- Para este propósito, el Reino adoptará, entre otras cosas, una amnistía general que excluye cualquier procesamiento, arresto, detención, encarcelamiento o intimidación de cualquier tipo, basada en hechos que son objeto de la amnistía.

32- Tras el acuerdo de las partes sobre el proyecto de autonomía, un Consejo de transición compuesto por sus representantes ayudará en la repatriación, el desarme, la desmovilización y la reintegración de elementos armados fuera del territorio. y cualquier otra acción para la aprobación e implementación del estatuto, incluidas las operaciones electorales.

*********************

33 - Al igual que los miembros de la comunidad internacional, el Reino de Marruecos está convencido hoy de que la solución de la disputa sobre el Sahara solo puede ser el resultado de una negociación. En este espíritu, la propuesta que presenta a las Naciones Unidas constituye una oportunidad real para promover negociaciones encaminadas a alcanzar una solución definitiva a esta disputa, en el marco de la legalidad internacional y sobre la base de los fines y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

34. En este contexto, Marruecos se compromete a negociar, de buena fe, con un espíritu constructivo de franqueza y sinceridad, a fin de alcanzar una solución política definitiva y mutuamente aceptable para esta disputa, que afecta a la región. Para este fin, el Reino está listo para hacer una contribución activa al establecimiento de un clima de confianza que pueda llevar al éxito de este proyecto.

39


35- El Reino de Marruecos tiene la esperanza de que las demรกs partes midan el significado y el alcance de esta iniciativa, la aprecien y hagan una contribuciรณn positiva y constructiva. El Reino considera que el impulso generado por esta iniciativa ofrece una oportunidad histรณrica para resolver definitivamente esta cuestiรณn.

Fuente: http://www.mission-maroc.ch/

40


41

Revista Sabbúra. Nº 1. Diciembre de 2018  

Sabbúra (pizarra) es una revista mensual que recoge contenidos sobre las culturas del Magreb, incluyendo artículos de economía, sociedad, me...

Revista Sabbúra. Nº 1. Diciembre de 2018  

Sabbúra (pizarra) es una revista mensual que recoge contenidos sobre las culturas del Magreb, incluyendo artículos de economía, sociedad, me...

Advertisement