Page 75

Capítulo V. Resultados Econométricos

Cuadro 5.5—Continuación No-quema Labranza cero/mínima Variable explicativa Coeficiente Inversiones anteriores en la parcela Muro de piedra Barrera viva o seto Árboles sembrados Uso de la tierra en 1999 (proporción del área de la parcela; cf. cultivo de granos básicos) Otros cultivos anuales Café Otros cultivos perennes Pastizales no mejorados Pastizales mejorados Barbecho Bosque Intercepto Cantidad de observaciones Proporción de observaciones positivas Medias pronosticadas de observaciones positivas Prueba de Hausman de exogeneidad de estrategias de vida y participación en programas/ organizaciones (modelo MCO comparado con modelo lineal IV) Prueba J de Hansen de sobreidentificación de restricciones en el modelo lineal IV

1,08242*** 0,66462** –0,77211***

Error estándar Coeficiente 0,36211 0,29597 0,27057

–3,32715*** 1,05913 –1,33549*** 0,34968 0,15966 0,35542 –0,58040* 0,32005 0,44644 0,51457 –1,37974*** 0,29793 –0,37226 0,49586 –3,09006*** 0,94312 776 0,3377 0,3424

Incorporación de residuos de cosecha

Error estándar Coeficiente

0,24601 0,81895*** 0,83221**

Error estándar

0,41272 0,28247 0,32330

1,22839*** –0,55983* –0,39188

0,42266 0,28509 0,46935

–1,61588** 0,76402 –1,80552*** 0,40774 –1,61227*** 0,43222 –1,82105*** 0,48260 –1,78035*** 0,60140 –0,60730** 0,30670 –1,48522*** 0,52589 2,57981*** 0,83330 776 0,2321 0,2419

0,35532 –2,11164*** –1,69658*** –0,64926 0,39004 –1,29574*** –0,89019** 0,56157 776 0,1711 0,1641

0,61075 0,58072 0,63848 0,39474 0,58035 0,32590 0,43228 1,28975

p = 0,9945

p = 1,0000

p = 0,7624

p = 0,8606

NE

p = 0,6861

Nota: NE significa que la prueba de Hausman no se pudo computar debido a un valor negativo del estadístico de prueba. *, **, *** significa que es estadísticamente significativo a un nivel del 10%, 5% y 1%, respectivamente. a Los coeficientes y errores estándar están ajustados a la ponderación de la muestra y la estratificación, y son robustos respecto de heterocedasticidad y falta de independencia de las observaciones en distintas parcelas del mismo hogar (aglomeración).

a mayores altitudes. Asimismo, se practica más en tierras propias que en parcelas prestadas o arrendadas, tal vez por la gran preocupación de los propietarios acerca del daño a las inversiones y a la fertilidad del suelo de largo plazo ocasionado por la quema. De igual forma, la no-quema es más común en las parcelas donde existen inversiones previas en muros de piedra o setos o barreras vivas. Sin embargo, se observa menos en las parcelas con árboles plantados, quizá debido a que los encuestados consideraban la no-quema como una práctica específica asociada con la producción de granos básicos, ya que normalmente se quema para desbrozar la tierra para el cultivo de estos granos. En conse­cuencia, puede que las personas encuestadas no hayan informado sobre el uso de la “no-quema” como práctica donde otros usos del suelo, como el cultivo de plantas perennes, fueran más importantes, incluso si no estaban usando la quema.

Igualmente, encontramos que la no-quema es más común donde los granos básicos constituyen uno de los principales componentes del uso previo de la tierra que en la mayoría de los otros usos del suelo. Labranza cero/mínima El uso de la labranza cero o mínima se ve afectado por muchos de los mismos factores que la no-quema, aunque no siempre de la misma manera. Es menos frecuente entre los agricultores de granos básicos/ trabajadores agrícolas y (débilmente significativa) entre los productores de granos básicos/ganaderos/ trabajadores agrícolas que entre los agricultores de granos básicos como su única estrategia de sustento. Esto es posible dado que esta tecnología hace un uso intensivo de la

63

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras  
Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras  

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras

Advertisement