Page 44

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras. Un enfoque cuantitativo de los medios de vida.

cuenta la distancia geográfica, la calidad de las carreteras, el declive y las barreras naturales); la densidad vial en la aldea (km/km2); y la densidad demográfica local en 2001 (personaskm2). Relaciones clave Entre las relaciones clave investigadas se incluyen los efectos que tiene la presión demográfica, el acceso a mercados y carreteras, la participación en programas y organizaciones de asistencia técnica, la educación, el capital natural, el capital físico y la tenencia de tierra sobre el manejo del suelo, la producción agrícola y el ingreso. En el contexto de mercados imperfectos, la mayoría de estos factores tiene efectos potenciales ambiguos sobre estas respuestas y resultados, según el contexto del mercado. Por ejemplo, si bien un mejor acceso al mercado puede promover la producción de cultivos de más valor e incrementar el valor de la producción, esto último se puede reducir debido a un menor uso de la mano de obra ocasionado por un mayor costo de oportunidad de la mano de obra. La presión demográfica podría aumentar la presión sobre terrenos frágiles y la degradación del suelo, pero también puede estimular las inversiones en mejoras a la tierra. Aunque es de esperar que la educación tenga un efecto positivo sobre el ingreso familiar, sus efectos netos sobre el manejo del suelo y la producción agrícola son ambiguos. Los hogares más educados pueden estar más concientes de los beneficios de las prácticas de conservación, pero también enfrentan mayores costos de oportunidad de la mano de obra, lo que desalienta las actividades que hacen un uso intensivo de ella. Por otro lado, si bien estos hogares pueden tener más acceso al crédito, lo que estimula la producción agropecuaria de alto valor y aumenta el valor de los productos, también pueden optar por trabajar más fuera de su propia finca. Véanse Pender (2001), Nkonya y otros (2004), y Pender y Gebremedhin (2204) para obtener más detalles de las hipótesis sobre los efectos de estos y otros factores en el contexto de mercados imperfectos. Datos El modelo anterior es estimado mediante el análisis econométrico de los datos de la encuesta recopilados en 376 hogares en 95 aldeas desde finales de 2001 y hasta principios de 2002, complementados con información sobre el clima, el acceso a los mercados y la densidad demográfica proporcionada por el CIAT.

32

Nuestra investigación abarca 9 departamentos y 19 municipios (Gráfico 3.2), los cuales fueron seleccionados a propósito con base en diversos criterios, como la representación de las condiciones agroecológicas, el uso predominante de la tierra, la densidad demográfica, el acceso a mercados y la presencia de proyectos y programas. Asimismo, debido a la importancia de una serie de municipios al noreste del país como receptores de inmigrantes (extendiendo así la frontera agrícola) se justifica incluirlos en el estudio. El resto del proceso de muestreo se realizó en forma completamente aleatoria. En cada municipio, se seleccionaron al azar cinco comunidades (o aldeas) con base en una lista de comunidades obtenida del censo de población 2000–2001 (INE 2002). Seguidamente, para la encuesta de hogares, se seleccionaron dos caseríos en cada aldea, también al azar y con base en el último censo poblacional. Finalmente, en cada caserío se seleccionaron al azar dos hogares con base en un inventario de hogares llevado a cabo en el campo para cada caserío. La muestra de la encuesta contiene un total de 376 hogares, 1.066 parcelas (definidas como un pedazo de tierra contiguo, según la condición de la tenencia) y 2.143 lotes (subparcelas definidas según el uso de la tierra). Entre los elementos socioeconómicos clave de la encuesta a nivel de hogares se encuentran la composición de la familia, la educación, la posesión de activos, el uso de la mano de obra, las fuentes de ingreso, la venta de productos agrícolas y pecuarios, la participación en mercados de crédito, la pertenencia a organizaciones, la participación en programas de capacitación y extensión, y la acción colectiva. La información recopilada a nivel de la parcela y del lote incluía aspectos de tenencia de la tierra, patrones de cultivo, la producción agrícola, tecnologías de ordenación de la tierra, incluido el uso de mano de obra y otros insumos, así como las prácticas de conservación y las inversiones. Con el propósito de poder analizar mejor la adopción de prácticas de conservación y sugerir políticas para el uso sostenible de la tierra, en la encuesta se recopilaron datos biofísicos detallados para una muestra de dos lotes en cada finca (extraídos al azar). Aquí se incluyen las características del paisaje, el tamaño del lote, el tipo de material de partida del suelo, la condición de la erosión y la presencia de estructuras físicas de conservación. También se tomaron muestras del suelo, las cuales se analizaron en un laboratorio local, dando como resultado información sobre el pH, el contenido de nutrientes, el contenido de materia orgánica y la textura. Estos datos se utilizaron principalmente para

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras  

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras  

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras

Advertisement