Page 41

Capítulo III. Mëtodos y Modelos

pendiente moderada o escarpado) del lote, su ubicación en la pendiente (en la cima, en las laderas o en las faldas), así como la presencia de inversiones realizadas anteriormente en el terreno (muros de piedra, setos o barreras vivas y árboles sembrados, que no sea café). También se incluyen factores que reflejan el potencial agroclimático, medido por el nivel de pluviosidad durante la temporada principal de lluvias (la primera) (en mm) y el déficit pluvial estimado para el maíz durante la temporada corta de lluvias (la postrera) (en mm) (véanse también las notas al pie 26 y 33). En las ecuaciones a nivel del hogar, utilizamos un promedio de los indicadores a nivel del lote sobre la fertilidad del suelo, la elevación y la pluviosidad, como indicadores del capital natural (NCht). familiar. La cantidad total de tierra poseída por el hogar también se incluye como parte de su capital natural. Las variables a nivel del lote que indican la tenencia de tierra (Thpt) incluyen la manera en que fue adquirido el terreno (propio, alquilado/sistema de aparcería, prestado o simplemente ocupado) y la condición de los derechos sobre la tierra – dominio pleno, si es propio, o dominio útil si está en usufructo. La facilidad de acceso a la parcela está indicada por la distancia entre el lote y el lugar de residencia y la distancia a la carretera más cercana. En el ámbito familiar, también se incluye la cantidad de terreno que se posee con dominio pleno, en vista de que esto puede incidir en el acceso de la familia al crédito, independientemente de la influencia que tenga la tenencia de tierra sobre los incentivos para el manejo del suelo en el lote. El capital físico de la familia (PCht) se mide por el valor del ganado poseído (en lempiras) y el valor del equipo y la maquinaria que es propia (en lempiras). El capital humano se mide por la cantidad promedio de años de educación formal de los miembros del hogar mayores de 7 años30 la cantidad total de miembros, la proporción de dependientes en el hogar (miembros menores de 12 años o mayores de 70 30 Utilizamos el promedio de años de instrucción formal en lugar de la medida de uso más común, que es la escolaridad de la cabeza de hogar gracias a un estudio realizado por Joliffe (1997), quien descubrió, utilizando una encuesta sobre las condiciones de vida en Ghana, que el nivel promedio o la mediana de la educación en el hogar era un mejor indicador del ingreso derivado de la finca y fuera de ella que la educación de la cabeza de hogar. Nosotros decidimos emplear la media en lugar del promedio de escolaridad debido a que el estimador de la media es menos sensible a los problemas de valores atípicos y datos faltantes.

se consideran dependientes), la edad y el sexo de la cabeza del hogar, la proporción de mujeres adultas en el hogar, y un índice de la proporción de tiempo que la mano de obra familiar dedica a la emigración. La participación en programas y organizaciones (Pht) se mide en términos de si en el año de la encuesta alguien en el hogar participó en programas de capacitación en materia de conservación (por ejemplo, capacitación formal sobre medidas de conservación del suelo y del agua como el uso del compostaje, cubierta vegetal y labranza cero/ mínima), en programas de extensión en conservación (haber recibido asesoría más informal y de más corto plazo sobre dichas prácticas), otros programas de capacitación agrícola y extensión (recibir capacitación o extensión sobre prácticas de cultivo o ganadería distintas a las prácticas de conservación), si pertenece a asociaciones de productores u organizaciones campesinas, afiliación a un banco o caja rural, y participación en actividades patrocinadas por organizaciones no gubernamentales31. La participación anterior en programas de capacitación (Pht0) se mide en términos de si el hogar había participado en programas de capacitación agrícola o en conservación antes del año de la encuesta32. La presencia de organizaciones dentro de la aldea se mide por el hecho de si en la aldea existe alguna organización de productores o campesina, bancos o cajas rurales, o programas de las ONG. Los factores a nivel de la aldea que inciden en las ventajas comparativas (Xvt) incluyeron el acceso a mercados y carreteras, medido por un índice ordinal del tiempo de viaje al mercado urbano grande más cercano (el índice es desarrollado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical [CIAT] utilizando un sistema SIG y tomando en 31 Las decisiones sobre la participación en estos tipos de programas y organizaciones no son mutuamente excluyentes; por ejemplo, una familia puede participar en más de un tipo de programa. Además, las definiciones de algunas de estas variables involucran cierto traslape; por ejemplo, los hogares pueden participar en un programa de una ONG en el que se imparta capacitación o servicios de extensión en agricultura o conservación. Sin embargo, estas variables reflejan cosas diferentes _la variable para la participación en un programa de una ONG refleja el impacto de este tipo de programas (ya sea que se trate del gobierno o de una ONG), controlando el énfasis del programa (si está orientado a la conservación, a la agricultura en un sentido más general, o bien, a algo más). 32 En el cuestionario no se recolectó información sobre la participación anterior en programas de extensión o en otras organizaciones.

29

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras  
Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras  

Políticas de desarrollo rural y uso sostenible de la tierra en las zonas de ladera de Honduras

Advertisement