Issuu on Google+

We roll tonight, to the guitar bite ... For those about to rock, we salute you. AC/DC


INTRODUCCIÓN.

...

I

CAPÍTULO 1. EL LENGUAJE MUSICAL. 1.1 Universalidad del lenguaje musical. La música como entidad comunicativa y expresión de la condición humana. 1.2 Elementos del lenguaje musical. 1.3 El valor comunicativo de la música en la segunda mitad del siglo XX. a) El blues. b) El rock & roll. c) El folk. d) La invasión británica. e) El gospel y el soul. f) El funk. g) El heavy metal y el disco. h) El punk. i) El reggae. j) El hardcore y el indie. k) El rap. l) La herencia irlandesa. m) La herencia clásica y su contribución al pop contemporáneo. n) World music. o) El valor comunicativo de la música. 1.4 Mecanismos de intercambio socio cultural en los discursos musicales 1.5 Análisis del discurso musical. Creación de iconos sonoros.

...

1

... ...

3 11

... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...

15 22 28 35 41 49 55 58 62 64 66 71 75

... ... ...

81 84 85

...

87

...

90

... ...

95 97

...

104

... ... ... ... ... ... ...

112 113 115 117 122 134 146

...

150

...

157

...

158

CAPÍTULO 2. NUEVAS TECNOLOGÍAS ENFOCADAS A LA CREACIÓN MUSICAL ASISTIDA POR COMPUTADORA. 2.1 Plataformas. 2.2 Hardware de uso común en la creación musical asistida por computadora. 2.3 Software de uso común en la creación musical asistida por computadora. a) Emulación digital. b) Síntesis virtual. c) Procesamiento de señal digital. 2.4 MIDI. 2.5 Nociones de audio digital, MP3 y CD. 2.6 Requerimientos técnicos. 2.7 Internet como medio de comunicación y distribución. 2.8 Introducción a medios, distribución y mensajes alternativos. 2.9 Los sistemas de producción profesional vs. el mercado de consumo.


CAPÍTULO 3. EL MERCADO DISCOGRÁFICO. 3.1 Tipos de mercado discográfico. 3.2 Las disqueras transnacionales. 3.3 Las disqueras independientes. 3.4 Los contratos discográficos. 3.5 Las disqueras y la radio. 3.6 La industria discográfica y MP3. 3.7 El futuro de la industria discográfica.

... ... ... ... ... ... ... ...

163 165 167 174 176 181 187 196

CAPÍTULO 4. GUÍA DE PROCEDIMIENTOS PARA LA GRABACIÓN DE MENSAJES MUSICALES ASISTIDA POR COMPUTADORA. 4.1 Creación de un “home studio” a la medida y sus procesos comunicativos. 4.2 Preproducción. 4.3 Grabación. 4.4 Producción. 4.5 Edición. 4.6 Post Producción. 4.7 Diseño de imagen. 4.8 Distribución.

...

204

... ... ... ... ... ... ... ...

206 211 215 249 251 255 279 289

CONCLUSIONES.

...

298

GLOSARIO.

...

313

BIBLIOGRAFÍA.

...

324


INTRODUCCIÓN


La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía. Ludwig Van Beethoven


El presente trabajo intenta evidenciar las cualidades comunicativas de la música, que, ciertamente, es un lenguaje. En la actualidad, la música permite, no sólo el intercambio de ideas y concepciones artísticas de fondo y forma sino, también, la existencia de un mercado que ve en estos productos comunicativos o bienes culturales, potencial económico correspondido por el consumo de dichos productos, es decir, por su recepción.

En este gran proceso intervienen subprocesos y elementos que interactúan, en mayor o menor medida, para llevar este arte a un sinnúmero de arenas de recepción. En estos subprocesos existen limitaciones; sin embargo, se han encontrado canales alternativos no sólo para la creación musical sino, también para su distribución y consumo.

Será posible entender, a continuación, el alcance temático del objeto de estudio: la música como lenguaje y su potencial son amplios. Precisamente por ello, el alcance del que se habla irá de la mano con el interés y la motivación personal. ¿A qué nos referimos? Inicialmente, al hecho de que sólo uno sabe qué tanto quiere conocer de la música como objeto de expresión e inspiración y sus procesos; en segundo término, cómo se pretende hacer uso del lenguaje musical y, finalmente, cuáles son los mecanismos con los que éste opera.

Hablar de una limitación temática o práctica resultaría vago, pues es un hecho que la música se encuentra presente en la vida actual y en la historia


de los seres humanos. Desde los sonidos tribales a las sinfonías complejas y el arrebato lírico, existe una motivación que es posible compartir en el mundo entero. Se habla de mensajes que pueden comunicar “sin palabras” y afectan a todos, en mayor o menor medida. Algunos prefieren hacer la música, otros escucharla; algunos venderla, quizá consumirla. Los menos, ignorarla.

Hablar de la música constituye, en sí, hablar de muchos otros temas: historia, tecnología, mercado, medios de comunicación, canales de distribución,

piratería,

protesta,

reclamo,

desahogo,

expresión,

arte.

Actualmente, la música habita en el ser humano como un lenguaje más, un lenguaje presente en el pulso cardiaco, en las canciones de cuna, en los himnos nacionales, en los clásicos o en los éxitos del momento. Dice Hennion (2002, p.19):

No existe por un lado la música, por otro el público y, entre ellos, los medios a su servicio; todo se desarrolla en cada ocasión en el medio, en un enfrentamiento determinado con los intérpretes, a través de mediadores materiales concretos: instrumento, partitura, etc, que separan, según cada caso, a artistas y públicos, profesionales y aficionados, obras e intérpretes, repertorios y melómanos, emisores y receptores, catálogos y mercados. Este trabajo pretende abordar varios aspectos mencionados anteriormente, en un esfuerzo por ofrecer una visión multidisciplinaria e integral respecto al tema. El presente es resultado de la práctica y la teorización sobre varios aspectos de interés personal y de catorce años de gusto e interés en el tema, a la luz de las ciencias de la comunicación.


Es importante hacer hincapié en que de existir limitación alguna en la aproximación teórica de este trabajo, ésta no podría ser establecida como definitiva puesto que, se insiste, responde a factores de índole personal en los diversos procesos comunicativos que intervienen en la creación musical.

El acopio de información y experiencia aquí descritos tiene, en primera instancia, un ingrediente personal y, en segunda, es punto de partida para desmitificar, tanto el lenguaje musical, como su consumo. Ciertamente, aprender toda la teoría necesaria para escribir una partitura toma tiempo, dedicación y talento; sin embargo, actualmente se desarrollan y evolucionan nuevas formas y canales de expresión alternativos motivados por el avance tecnológico en cualquiera de las tres grandes fases del proceso comunicativo inherente a la música: creación, distribución y consumo.

Hoy es posible ofrecer bases y una ruta crítica, alternativa y práctica, en caso de que al lector le interese operar en algún punto dicho proceso ya sea como amateur o profesional.

En suma, los procesos multidisciplinarios y las herramientas necesarias para su adecuado desarrollo sugieren varios enfoques que permiten, tanto aproximarse teórica y libremente al lenguaje musical, como ejecutar éste con precisión al conocer lo más relevante de la complejidad técnica que supone la ingeniería en audio.


Por ello, el desarrollo de este trabajo se encuentra organizado en los cuatro capítulos descritos a continuación:

1) Capítulo 1. El lenguaje musical.

A la luz de las Ciencias de la Comunicación, la música y sus cualidades comunicativas son analizadas desde una perspectiva sociológica en la que intervienen procesos de comunicación, tanto interna como externa, para que el lenguaje musical opere eficazmente.

En un intento por comprender la manera en la que este lenguaje opera, se ha conciliado tanto la visión clásica y tradicional del quehacer musical, como una aproximación contemporánea que, evidentemente, plantea mayor dinamismo e inmediatez en la conformación de mensajes y discursos musicales, así como de las herramientas utilizadas.

A través del análisis comunicativo de los trabajos de John Bulmer, José Luis Paredes y Víctor Roura, entre otros, el estudio de la música como entidad social, en su contexto contemporáneo, -es decir, a partir de 1950-, permite una aproximación integral para entender a la música como entidad comunicativa en una era de mayor accesibilidad tecnológica e inmediatez informática.


De igual forma, los elementos constitutivos del lenguaje musical son abordados desde una perspectiva comunicativa con el propósito de complementar la visión propuesta.

Los mecanismos de validación social que motivan la creación de “iconos sonoros” permiten, no sólo una constante renovación en la expresión artística sino, también, la existencia de portavoces que, a través de la empatía pública, permiten la existencia de un proceso comunicativo en el que tanto mensajes como discursos musicales, posibilitan catarsis y alienación social.

2) Capítulo 2. Nuevas tecnologías.

A través de la incorporación de nuevas tecnologías en el quehacer musical, es posible darse cuenta del desarrollo tecnológico que rodea esta actividad: MP3, MIDI, audio digital, emulación análoga, procesamiento de señal, amplificación, etc. La tecnología presente hoy en la vida cotidiana, permite que los usuarios integren soluciones a la medida según su interés e inquietudes en áreas específicas. La capacidad de almacenaje y las velocidades de procesamiento de datos ofrecen, por igual, computadoras cada vez más poderosas a menor costo.

La accesibilidad tecnológica actual ha permitido a los usuarios, no sólo la agilización de procesos y procesamiento de datos sino, también, la


posibilidad de configurar nuevas formas creativas en áreas de relevancia mediática. Es decir, los medios tradicionales de comunicación encuentran en su versión digital la posibilidad de ser más accesibles que la versión original; esto se da debido a otros factores que tienen que ver con una antítesis siempre presente y, cuya afectación en el ámbito tecnológico actual, no es la excepción: la piratería.

Sin embargo, el verdadero énfasis descansa en las nuevas formas musicales y de mercado que a diario se renuevan, apoyados por la infraestructura electrónica y la renovación constante de sistemas operativos, formatos compatibles, hardware y software en general.

3) Capítulo 3. El mercado discográfico.

Debido a los avances anteriormente mencionados, la industria discográfica se encuentra en crisis. La demanda de archivos MP3 en Internet y el aumento constante de usuarios, así como la información necesaria para acceder a contenido electrónico regularmente han motivado que cada día sean menos los consumidores dispuestos a pagar por un producto comunicativo musical. Sin embargo, no todo es culpa del desarrollo y los avances tecnológicos.

El esquema al que se ha ceñido la industria discográfica mundial, es el del orden industrial; por ello, las dificultades que enfrenta el mercado


independiente conformado por nuevos artistas con propuestas autogestivas son, no sólo las reducidas posibilidades para lograr colocar un producto comunicativo en una arena de recepción tal como una estación de radio o una tienda de discos sino, también, la preferencia de dicho mercado por un número reducido de artistas, cuya derrama económica a la empresa discográfica permite su operación y sustento.

En

consecuencia,

la

búsqueda

de

talento

por

parte

de

los

representantes A&R (artists & repertorie o “artistas y repertorio”) de las grandes empresas discográficas que conforman el mercado transnacional, supone la selección de propuestas baratas en su inversión y rápidas en el retorno de la misma. Sin embargo, el acceso a un A&R es difícil y, al final del día, se depende de los gustos y preferencias del mismo; algo poco atractivo para un artista independiente.

La íntima relación de la industria discográfica con la radio y medios de comunicación audiovisuales como la televisión y el cine, también cierran las posibilidades a ciertos proyectos comunicativos, sin que los receptores (el público) validen o descalifiquen una propuesta musical.

4) Capítulo 4. Propuesta de producción de bajo presupuesto para la grabación de mensajes musicales asistida por computadora.


Las cualidades comunicativas del lenguaje musical, las nuevas tecnologías afines al mismo y la reacción de la industria discográfica mundial, orillan a los nuevos músicos, ejecutantes y productores independientes, a buscar caminos alternativos mediante la integración y uso de soluciones de bajo costo, tanto para la creación de la obra, como para su conceptualización, exhibición, distribución y consumo en línea.

Asimismo, el énfasis de este capítulo se haya centrado más en una propuesta alternativa de pre–producción, producción y post–producción, que en un símil de receta de cocina que asegure el éxito en el mercado discográfico. Cuando uno es su propio ingeniero de grabación, productor, manager, diseñador gráfico, etc., es necesario saber desempeñar, aun someramente, cada una de las disciplinas que intervienen en el proceso de producción de un producto comunicativo musical.

Finalmente, es importante destacar que a pesar de que una computadora personal es una herramienta de gran ayuda, contar con ésta tampoco es garantía puesto que, esencialmente, se trata de una labor dedicada que ha de estar en constante perfeccionamiento, siempre que él o los involucrados así lo decidan. Es por igual pertinente, destacar la importancia de cada una de las fases de este proceso creativo para que, al llevarlas a cabo, los resultados sean óptimos y representen una propuesta de calidad en el competido mercado discográfico.


2 Indice + Intro