Page 1

MORDAZ N2. ABRIL 2019

SINDICALISMO

FEMINISTA


MORDAZ N2. MARZO 2019

SINDICALISMO

FEMINISTA

MORDAZ ES UNA REVISTA DE PENSAMIENTO Y ANÁLISIS SINDICAL VINCULADA A RUGE @RUGETISTAS

/ RUGETISTAS


QUE OPINAR? 4 LA MUJER EN LA SOCIEDAD

LA DESIGUALDAD EN DATOS

6 ¿INVENCIONES CON BASE ESTADÍSTICA CLARA?

LÍNEA

HISTÓRICA 10 LA LUCHA FEMINISTA

A FONDO 14 ECONOMÍA SOCIALISTA

¡HALA EXAGERAO'! ... O NO

29 CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR

NUESTROS TERRITORIOS

HABLAN

30 ELENA FERRERO 31 ANA MARTÍN

LOS SINDICATOS NO HACEN NADA ...O TÚ NO TE ENTERAS

32 130 AÑOS: PRIMERA VICESECRETARIA GENERAL

SALUD LABORAL!

EN ESTE MERCADO

34 SI ESTÁS EMBARAZADA...

TODO VALE 22 CÓMICA

23 CAMARERA DE PISO

CULTURÍZATE ¡LEÑE!

36 CON MIRADA FEMINISTA

SALIENDO

DE NUESTRO OMBLIGO 24 POR UN TRABAJO DECENTE SIN VIOLENCIA NI ACOSO

TOP TEN 28 MACHISMO GALOPANTE

ORGANÍZATE

Y ACTÚA 40 PLAN DE IGUALDAD 41 TÚ PREGUNTAS, NOSOTRAS CONTESTAMOS 42 LEGISLACIÓN BÁSICA 42 WEBS DE INTERÉS

NÚMERO 2 ABRIL 2019

¿ALGO


MORDAZ

¿ALGO QUE OPI NAR?

LA MUJER EN

SOCIEDAD

LA

LA DESIGUALDAD LABORAL Y LA DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO EN EL TIEMPO ACTUAL. EL CAMINO POR RECORRER ES AÚN LARGO, PERO EL EMPODERAMIENTO DE LA MUJER SIGUE EN AUGE.

ANA GONZÁLEZ CP RUGE

@anaglezpalacios

La desigualdad laboral entre mujeres y hombres sigue siendo un problema vigente a pesar de las conquistas que las mujeres hemos conseguido a lo largo del tiempo. La progresiva inserción laboral de la mujer es un hecho, pero la equidad de género laboral no lo es. Los datos nos demuestran que sigue existiendo una gran discriminación hacia las mujeres en el trabajo. Aunque los avances en materia de equidad de género en el ámbito laboral son mucho más palpables en los países desarrollados que en los que no lo son la discriminación a las mujeres en el trabajo aún hoy es una realidad en los países ricos. Si bien es cierto que las mujeres hemos conseguido mejorar nuestro acceso los puestos de trabajo tradicionalmente reservados a los hombres, todavía queda mucho, concretamente en sectores que están parcial o totalmente masculinizados. Las mujeres debemos trabajar casi 80 días más que un hombre para ganar lo mismo. Las mujeres de hoy estamos más cerca de lograr la equidad de género laboral


5

que lo que lo estuvieron nuestras madres o abuelas, pero el camino por recorrer aún es más largo que el camino recorrido. Ahora argumentemos un poco cuales son los principales motivos de la desigualdad de género en el ámbito laboral LA DESIGUALDAD LABORAL ENTRE MUJERES Y HOMBRES SIGUE SIENDO UN PROBLEMA VIGENTE A PESAR DE LAS CONQUISTAS DE LAS MUJERES A pesar de que en materia de inserción laboral se han producido avances de la mujer, el número de mujeres activas es muy inferior al de hombres. Sólo un 49,6% de las mujeres del mundo en edad de trabajar cuentan con un empleo, que en la mayoría de los casos es precario, por el contrario la cifra de hombres en igualdad de condición asciende al 76,1 %, de hombres en activo y con un porcentaje de precariedad menos apuntado. La brecha salarial entre hombres y mujeres es el principal problema de desigualdad de género al traducirse en una mayor capacidad adquisitiva en hombres, siendo esta brecha el mayor generador de desigualdad laboral de género: sus efectos son notables en situaciones como la elección entre trabajo y maternidad o las futuras pensiones. La inserción de la mujer en el mundo laboral ha sido principalmente en los puestos bajos e intermedios y no en los de responsabilidad. Sólo el 21% de los puestos directivos son ocupados por mujeres y tan solo un 4,6% de mujeres son CEO y un 19,2% Consejeras.

Conciliar la vida laboral y familiar es otro de los grandes problemas que fomentan la desigualdad de género en el trabajo. La maternidad, unida a la brecha salarial, imposibilitan a muchas mujeres poder seguir trabajando en las mismas condiciones, teniendo que optar en muchas ocasiones a contratos de media jornada, algo que acentúa la desigualdad laboral de género. Cabe destacar que, aun hoy, existen 18 países del mundo donde sigue estando permitido que el marido impida a su mujer trabajar. Aún queda mucho camino por recorrer para combatir la desigualdad laboral de género y alcanzar la equidad de género en el trabajo. LAS MUJERES HEMOS CONSEGUIDO MEJORAR NUESTRO ACCESO LOS PUESTOS DE TRABAJO TRADICIONALMENTE RESERVADOS A LOS HOMBRES PERO LAS MUJERES DEBEMOS TRABAJAR CASI 80 DÍAS MÁS QUE UN HOMBRE PARA GANAR LO MISMO Además de todos estos motivos, las mujeres tenemos que soportar que la discriminación comience en la entrevista de trabajo, la cual debería de tener como prioridad identificar la experiencia y exigencia para el puesto y donde a las mujeres, además, tenemos que lidiar con preguntas de índole íntima y personal, tales como si estamos embarazadas, si planeamos tener hijos, si estamos casadas o si entra e nuestros planes o si tenemos hijos. Cualquiera de estas preguntas son radicalmente ilegales, machistas y sexistas. La legislación europea exige que en una entrevista laboral sólo deban plantearse temas relacionados con el puesto, además de lo reflejado en el artículo 17 del Estatuto de los

Trabajadores en materia de igualdad y no discriminación. Por lo que, todas las preguntas anteriormente citadas son discriminatorias y afectan especialmente a las mujeres ya que tienen un sesgo de género. Más allá de todo lo ya citado, a las mujeres también se nos juzga por cómo nos arreglemos. Las mujeres sufrimos la violencia física, psicológica y sexual, encontramos violaciones y agresiones cada vez a edades más tempranas, violencia contra la mujer que encuentra su máximo exponente con el asesinato, nueve mujeres han sido asesinadas desde el 1 de enero de 2019. LA BRECHA SALARIAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES ES EL PRINCIPAL PROBLEMA DE DESIGUALDAD DE GÉNERO AL TRADUCIRSE EN UNA MAYOR CAPACIDAD ADQUISITIVA EN HOMBRES, SIENDO ESTA BRECHA EL MAYOR GENERADOR DE DESIGUALDAD LABORAL DE GÉNERO Por último, queremos dejar claro que no vamos a permitir que se dé ni un paso atrás en nuestros derechos y que «las cuestiones de mujer» que dice el señor Casado, hay que responderle con que son nuestros derechos y libertades, los derechos y libertades de más de la mitad de la población, pero que no se preocupe, que otra vez el 8M ha demostrado lo que las mujeres somos.


MORDAZ

LA DES I GUALDAD EN DATOS

¿INVENCIONES CON BASE ESTADÍSTICA CLARA? AUNQUE HAYA CIERTAS PERSONAS Y CORRIENTES POLÍTICAS QUE SE ESFUERZAN POR DESMENTIR LA BRECHA SALARIAL Y EL TECHO DE CRISTAL ALEGANDO QUE YA EXISTE UN LIBRE ACCESO AL MERCADO PARA TODAS, LOS DATOS HABLAN POR SÍ MISMOS. ASUMIR QUE EL ACCESO A CUALQUIER PUESTO Y ESTATUS SOCIAL ESTÁ AL MISMO ALCANCE DE TODAS LAS PERSONAS ES TAN INGENUO COMO FALSO

EQUIPO DE REDACCIÓN MORDAZ

@rugetistas

Es un hecho que existen discriminaciones laborales por cuestión de género. Éstas tienen que ver con condiciones de trabajo tales como una mayor contratación a tiempo parcial y una elevada temporalidad o una brecha salarial, debida a una mayor precariedad en el empleo de las mujeres jóvenes, pero también existe una profunda desigualdad social y laboral, e incluso se producen hoy en día entre la juventud actitudes machistas acentuadas por un entorno en el que las mujeres recibimos violencias físicas, psicológicas y sexuales con asesinatos y agresiones, cada vez a edades más tempranas. Todos los datos recogidos en este informe han sido recogidos de informes propios de UGT así como del Informe «Jóvenes y Género. La (in)consciencia de equidad de la población joven en España» elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud. Aunque en este informe nos centremos en las principales áreas que más nos preocupan, como es el empleo, debemos matizar que estas desigualdades en la juven-


7

tud se trasladan en todas las facetas de la vida. En términos generales, el nivel de formación en las mujeres jóvenes es mayor al de los hombres. Así, casi un 29% de chicas tienen estudios universitarios frente al 21,3% de los chicos. Esta circunstancia que resulta positiva para las mujeres, no se traduce ni en mejores empleos para ellas, ni tampoco en mejores condiciones de laborales. Mientras que el porcentaje de hombres que sólo tiene estudios obligatorios (4º de la ESO) es muy superior al de las mujeres (46,5% frente al 37,3%). Al no existir una conciliación laboral y familiar bien repartida entre hombres y mujeres, las mujeres son quienes ejercen una mayor carga de trabajo de cuidados. Esto, al producirse en pleno desarrollo

profesional, genera que sean los hombres los que promocionan y se desarrollen en el mundo laboral, hecho cuyo resultado lleva al denominado «techo de cristal» y se traduce en una brecha salarial y un deterioro de la prestación de jubilación futura de las mujeres.

no siempre ha ocurrido así, ya que históricamente los hombres jóvenes han tenido tasas de paro algo más elevadas que las mujeres, sin embargo actualmente esta diferencia entre hombres y mujeres jóvenes no se aprecia apenas.

LAS MUJERES SOMOS MÁS VULNERABLES FRENTE A LA POBREZA. Y CONCRETAMENTE, EN EL COLECTIVO DE MUJERES JÓVENES, TENEMOS UNA TASA DE EXCLUSIÓN SOCIAL DEL 38,1%.

Otra brecha existente la encontramos en la tasa de empleo, ya que el de las mujeres, bajando este trimestre en un 1,23 puntos se sitúa en el 38,82%. Sin embargo, la tasa deempleo en hombres jóvenes es de 42,56%, 1,43 puntos menos que el trimestre anterior.

Haciendo un análisis de género, las tasas de paro presentan algunas diferencias, pese a que en el año objeto de estudio, hombres y mujeres jóvenes tenían casi las mismas tasas de paro (29,5% y 29,4% respectivamente), cosa que

Pero lo más preocupante son las condiciones de trabajo. Concretamente, la tasa de temporalidad es especialmente alta entre los jóvenes y mucho más alta entre los de menor edad (85,9%), y aún más entre las mujeres (87,8%) que entre los hombres (84,5%). En el

LA TASA DE TEMPORALIDAD ES ESPECIALMENTE ALTA ENTRE LOS JÓVENES, MÁS AÚN ENTRE LOS DE MENOR EDAD (85,9%), Y MÁS AÚN ENTRE LAS MUJERES (87,8%) QUE ENTRE LOS HOMBRES (84,5%).


MORDAZ

grupo de edad intermedia, casi el 70% tiene un contrato temporal, sin que existan grandes diferencias entre hombres y mujeres. Prácticamente la mitad de los jóvenes entre los 25 y 29 años tienen trabajos con este tipo de contrato, algo más las mujeres (49,1%) que los hombres (47,2%). Los ingresos medios de las personas jóvenes son de media, de 19.044,84 euros, pero en el caso de las mujeres jóvenes los salarios son mucho más bajos. En cuanto a la cuantía total media diaria de la prestación por desempleo contributivo para las mujeres se sitúan en 24,68€ diarios mientras para los hombres en 29,53€ es decir 4,85€ menos. Por tramos de edad, para las mujeres no supera en ningún caso los 26 € diarios. Mientras que para los hombres esa cuantía media de 26€ se alcanzan en todos los tramos de edad, salvo para los tramos de edad situados entre los 16 a 24 años. En estos tramos de edad, las mujeres perciben de media 3 euros menos por día. ES ESPECIALMENTE PREOCUPANTE QUE SEAN LAS MUJERES JÓVENES LAS QUE PRESENTEN LAS TASAS DE PARCIALIDAD MÁS ELEVADAS, JUNTO CON UNA MAYOR TEMPORALIDAD Y UN SALARIO MÁS BAJO. Además de lo anterior, es especialmente preocupante que sean las mujeres jóvenes las que presenten las tasas de parcialidad más elevadas, junto con una mayor temporalidad y un salario más bajo. Es por ello, que somos más vulnerables frente a la pobreza, con-

cretamente, las mujeres jóvenes, tenemos una tasa de exclusión social un punto más que la de los hombres jóvenes, concretamente la nuestra es del 38,1%. Para ambos (mujeres y hombres), la tasa de paro es mucho más alta que para el resto de tramos de edad y más aún si la comparamos con la tasa de la juventud europea. Y es que aunque la tasa de actividad es más baja entre las mujeres jóvenes, la tasa de paro es similar para ambos sexos. UNA DE CADA DIEZ PERSONAS JÓVENES SIGUE PENSANDO QUE LAS TAREAS DOMÉSTICAS SON “DE MUJERES”, O “MÁS DE MUJERES”. EL 56% DE LA JUVENTUD DEFIENDE UNAS POSICIONES “MACHISTAS”. Además, el informe elaborado por el Centro Reina Sofía muestra una serie de actitudes entre la juventud actual que nos preocupan, estas son: Aunque la juventud encuestada considera que hay bastante equidad en las capacidades profesionales, se mantienen algunos espacios donde la diferenciación sigue siendo relevante, aún hay quienes consideran que existen profesiones «más de chicos» o «más de chicas». Pese a que existe una convicción casi total de que para conseguir la igualdad se necesita un reparto equitativo de las tareas del hogar; sin embargo, 1 de cada 10 personas jóvenes sigue pensando que las tareas domésticas son «de mujeres», o «más de mujeres». Esta posición es superior entre los hombres jóvenes.

Consecuentemente, el estudio identifica dos grandes grupos de jóvenes: Un 56% de los jóvenes defienden posiciones «machistas», dentro de este posicionamiento de jóvenes «machistas», un 39% defienden posicionamientos «tradicionales y sexistas». Mientras que un 44% que defiende posiciones «conscientes y equitativas». De este grupo de jóvenes, casi un 65% son mujeres. En definitiva, lamentamos que los resultados de este estudio muestren que existe todavía machismo entre la juventud y que queda un largo camino por recorrer en pro de la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.


9


MORDAZ

LÍ NEA HI S TÓRI CA

LA LUCHA

FEMINISMO MODERNO 1750

1800

1850

LA ILUSTRACIÓN

El machismo y la misoginia de La Ilustración y la R. Francesa impulsa el surgimiento del feminismo modero

MARY WOLLSTONECRAFT Vindicación de los derechos de la mujer (1792)

OLYMPE DE GOUGES Declaración de derechos de la mujer y la ciudadana (1791)

SOJOURNER TRUTH Ain't I a woman? (1851)

La Société Républicaine Révolutionnaire. CLAIRE LECOMBE PAULINE LÉON

Declaración de Seneca Falls (1848) -Sufragismo Norteamericano

I REVOLUCIÓN INDUSTRAL La R. Industrial y el capitalismo niegan a las mujeres los derechos civiles y las expulsan de las fábricas (alianza capitalsindicatos).

La misoginia romántica de Hegel, Schopenhauer, Kierkegard y Nietzsche (descendientes de Rousseau).

REVOLUCIÓN FRANCESA Los jacobinos prohíben los clubes de mujeres y su actividad política. Las feministas acaban guillotinadas o en el exilio. FLORA TRISTÁN Unión Obrera (1843)


11

FEMINISTA 1900

FEMINISMO CONTEMPORÁNEO

1950

2000

FEMINISMO NEGRO

ROSA PARKS Movimiento por los derechos civiles

FEMINISMO RADICAL

FEMINISMO SUFRAGISTA

HARRIET TAYLORr; EMMELINE PARNKHUST (Inglaterra)

BLACK PANTER PARTY Kathleen Cleaver, Assata Shakur Elaine Browne, Angela Davis

Las mujeres negras del Blues: Ma Rainey, Bessie Smith, Peetie Wheststraw Primer club de mujeres negras IDA B. WELLS Alianza Internacional de Mujeres-Berlín, 1904 Lyceum Club Femenino (1926-1939) CLARA CAMPOAMOR y VICTORIA KENT en España

SULAMITH FIRESTONE La dialéctica de la sexualidad (1970)

CARLA LONZI Escupamos sobre Hegel (1982)

KATE MILLET Política Sexual (1970)

ANNIE LECLERC Hommes et femmes (1985)

Movimiento de Liberación de la Mujer

FEMINISMO ANARQUISTA EMMA GOLDMAN VOLTAIRINE DE CLAYRE Anarquismo y otros Sex Slavery (1914) ensayos (1910)

FEMINISMO SOCIALISTA MARXISTA CLARA ZETKIN Conferencia Internacional de Mujeres (1907)

FEMINISMO DE LA DIFERENCIA

ECOFEMINISMO SIMONE DE BEAUVOIR El segundo sexo (1949)

MARÍA MIES Y VANDANA SHIVA Ecofeminismo (1997)

FEMINISMO LIBERAL BETTY FRIEDAN Organización Nacional para Mujeres (1966)

YAYO HERRERO Apuntes introductorios sobre el Ecofeminismo (2015)

ECONOMÍA FEMINISTA CRISTINA CARRASCO La economía del cuidado: planteamiento actual y desafíos pendientes (2011) AMAIA PÉREZ OROZCO Subversión feminista de la economía (2014)


MORDAZ

CLARA CAMPOAMOR FEMINISMO SUFRAGISTA

IDA B. WELLS FEMINISMO SUFRAGISTA FUENTE FOTOGRAFÍA: HTTP://DIARIO16.COM/CLARA-CAMPOAMOR-VUELVE-LA-ACTUALIDAD/

FUENTE FOTOGRAFÍA: HTTP://WWW.GOOGLEARTPROJECT.COM/ COLLECTION/NATIONAL-PORTRAIT-GALLERY/ARTWORK/IDA-BWELLS-BARNETT-MARY-GARRITY/433028/

ANGELA DAVIS FEMINISMO NEGRO

ROSA PARKS FEMINISMO NEGRO FUENTE: HTTPS://WWW.FLICKR.COM/PHOTOS/GSAPPONLINE/15692034119/

FUENTE: USIA

CARLA LONZI FEMINISMO DE LA DIFERENCIA

FLORA TRISTÁN

FUENTE FOTOGRAFÍA: GIAV93

FEMINISMO SOCIALISTA MARXISTA FUENTE FOTOGRAFÍA: MESSIEURS DE BALZAC, ROGER DE BEAUVOIR, Y RAYMOND BRUCKER, LES BELLES FEMMES DE PARIS Y DE LA PROVINCE (PARIS, AU BUREAU, 1839-40).


13

ALEXANDRA KOLLONTAI FEMINISMO SOCIALISTA MARXISTA

EMMA GOLDMAN FEMINISMO ANARQUISMO FUENTE FOTOGRAFÍA: FR.WIKIPEDIA.ORG

FUENTE FOTOGRAFÍA: BIBLIOTECA DEL CONGRESO, FOTO LC-B2- 127-11, HTTPS://WWW.LOC.GOV/PICTURES/ITEM/ GGB2004000751/

CLARA ZETKIN FEMINISMO SOCIALISTA MARXISTA

SILVIA FEDERICI

FUENTE: HTTPS://WEB.STANFORD.EDU/DEPT/GERMAN/BERLIN_CLASS/PEOPLE/LUXEMBURG2.HTML

FEMINISMO SOCIALISTA MARXISTA

FUENTE: HTTPS://WWW.ELDIARIO.ES/ECONOMIA/ENGANO-TRABAJO-ASALARIADO-LIBERAR-MUJERES_0_262823964.HTML

BETTY FRIEDAN FEMINISMO LIBERAL

YAYO HERRERO ECOFEMINISMO FUENTE: HTTPS://WWW.FLICKR.COM/PHOTOS/GSAPPONLINE/15692034119/

AUTOR: PAPICELL


MORDAZ

A FONDO

ECONOMÍA

FEMINISTA TRAYECTORIA

LUCÍA VICENT

PROFESORA DE ECONOMÍA E INVESTIGADORA •

Profesora de Economía en la Universidad Complutense de Madrid.

Investigadora en FUHEM Ecosocial y en el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI-UCM) y miembro de los grupos de investigación Charles Baggage (UCM) y Estructura y Dinámicas Europeas (ICEI-UCM).

Doctora en Economía, experta en Economía Internacional y Desarrollo y en Desigualdad, Cooperación y Desarrollo.

Entre sus últimas publicaciones destacan: «Historical Significance of Labor’s Increased Precariousness in Germany, the United Kingdom, and Spain» (https://onlinelibrary.wiley. com/doi/epdf/10.1111/ajes.12266); «Tiempos de precariedad. Una mirada multidimensional a la cuestión precaria», (https:// www.fuhem.es/media/cdv/file/biblioteca/revista_papeles/140/ Tiempos-de-precariedad-L.Vicent.pdf ); «Precariedad laboral española. Una perspectiva de género», Tesis doctoral en Economía Internacional y Desarrollo (UCM), 2017 (https:// eprints.ucm.es/49822/).

PREGUNTA: En las últimas décadas se ha dado un aumento de la importancia de los estudios de género en casi todas las disciplinas académicas. Las ciencias sociales y, por tanto, la economía, además de englobar las teorías feministas, son las que más recorrido tienen en este aspecto. Sin embargo, ¿podemos hablar de que en el ámbito de las teorías económicas haya existido homogeneidad en lo que al estudio de la desigualdad de género se refiere? Si existen, ¿a qué dirías que responden esas diferencias? RESPUESTA: Si reparamos en el entramado teórico convencional que se ha interesado por las asimetrías de hombres y mujeres en el trabajo, se constata que el análisis que ha orientado sus estudios se limita a observar las desigualdades registradas en la esfera mercantil, es decir, aquellas que separan la posición de ambos sexos en el trabajo remunerado. Al tiempo que la simple desagregación por sexos en las observaciones resulta mino-


15

ritaria en el campo de estudio de la economía, en las que sí se contempla, esta decisión suele acotarse a la participación en el empleo y a las retribuciones percibidas, como si ambas, por sí solas, ofrecieran la información suficiente para explicar la división sexual de trabajo o la discriminación que enfrenta la población femenina en el mercado laboral y otros planos que afectan a nuestra vida cotidiana. LA SIMPLE DESAGREGACIÓN POR SEXOS EN LAS OBSERVACIONES (…) SUELE ACOTARSE A LA PARTICIPACIÓN EN EL EMPLEO Y A LAS RETRIBUCIONES PERCIBIDAS, COMO SI POR SÍ SOLAS OFRECIERAN LA INFORMACIÓN SUFICIENTE PARA EXPLICAR LA DIVISIÓN SEXUAL DEL TRABAJO O LA DISCRIMINACIÓN. En la evolución del estudio económico sobre las desigualdades de género, sin embargo, se han sumado críticas provenientes de enfoques heterodoxos, como es el caso de la Economía Feminista, que denunciaron la insuficiencia de las explicaciones convencionales para atender la complejidad que entrañan las asimetrías sexuales y de género que se observan en el mercado y fuera de él. Estas críticas señalaron, entre otras cuestiones, la insuficiencia de variables como la ocupación, los salarios o las condiciones laborales para comprender la magnitud de las desigualdades entre hombres y mujeres, la omisión de los trabajos no remunerados en el análisis de las asimetrías de género o la necesidad de incorporar el carácter patriarcal que atraviesa la organización social de los trabajos, su distribución y su valoración. El señalamiento de estas carencias y la reivindicación de un enfoque completo y trans-

disciplinar para la comprensión de las desigualdades de género será la base de los nuevos aportes que, con perspectiva feminista, se desarrollen en el marco de la economía, abriendo debates necesarios en terreno y dando paso a al enfoque de la Economía Feminista. P: Sobre eso mismo te iba a preguntar… ¿cómo definirías la Economía Feminista? R: La Economía Feminista es una vertiente teórica de pensamiento que incorpora el estudio de las desigualdades de género al análisis económico. Para ello, parte del reconocimiento de que las personas somos seres interdependientes y que todas necesitamos ser cuidadas desde que nacemos hasta que morimos y más allá de las etapas de niñez o vejez. En esa misma línea, esta perspectiva visibiliza y pone en valor el trabajo no remunerado, tratando a su vez de comprender las lógicas patriarcales y su imbricación en las relaciones capitalistas de producción para responder a los factores de discriminación que orquestan la división sexual de los trabajos, su desigual consideración social y económica y, por supuesto, las consecuencias que supone lo anterior para las experiencias profesionales y vitales de las mujeres. Pero, asimismo, es preciso entender la Economía Feminista, además de como un medio para reflexionar ampliamente sobre las desigualdades de género en la economía, como un instrumento de transformación social hacia la justicia y la equidad social que defiende e integra la diversidad, y como un fin al que aspirar como sociedad. La expresión de Economía Feminista podemos situarla a principios de la década de los noventa, a sabiendas de que sus aportaciones se

remontan mucho tiempo atrás. La alusión a las posibles causas que se encontraban detrás de las diferencias salariales entre hombres y mujeres datan de 1918 en Inglaterra, así como el tratamiento de los trabajos domésticos y su análisis en las economías europeas desde los años setenta del pasado siglo. Sin embargo, la expresión se populariza y afianza como enfoque teórico coincidiendo con la creación de la IAFFE (International Association for Feminist Economics) en EEUU, lo que abrirá la puerta a su uso internacional y a que su influencia marque el surgimiento de numerosas asociaciones, cátedras de estudio, congresos, etc., de Economía Feminista. P: Una expresión muy sonada en las masivas manifestaciones feministas que vivimos hoy en día es «patriarcado y capital, alianza criminal», ¿qué entendemos por patriarcado? R: En un sentido literal el patriarcado significa «gobierno de los padres» y se cimentó en el ejercicio de la autoridad como vía para articular y reforzar el consenso en favor de la supremacía del mundo masculino en el orden social. En un sentido más amplio y dinámico, podemos definirlo como una toma de poder histórica por parte de lo masculino sobre lo femenino en base al orden biológico que distingue a ambos sexos y sus características, asignando roles y estereotipos de desigual consideración y valoración que se elevan a categorías políticas y económicas. O, dicho de otra forma, este sistema patriarcal encuentra su concreción en la manifestación e institucionalización de la desvalorización femenina que priva a las mujeres, sobre la base de una supuesta inferioridad biológica, del acceso a los espacios de ma-


MORDAZ

yor valoración social (como son las instituciones de carácter político y civil, posiciones de poder, e incluso, el acceso al trabajo remunerado). Por tanto, el patriarcado hay que entenderlo como una construcción social y política que preserva las relaciones desiguales entre los distintos grupos sociales atendiendo a la cuestión sexual, tal como señalaba Kate Millett a finales de los años sesenta. P: ¿Qué tiene que ver esto último con el sistema capitalista? R: En términos generales, desde el feminismo se suele incidir en el aparato social que atraviesa el modelo de relaciones que ordena las sociedades, cuyo origen es anterior al surgimiento y supremacía del sistema económico vigente, el capitalismo. En su desarrollo, el capitalismo se conjuga con otras formas de dominación u opresión hacia determinados grupos sociales (consecuencia del racismo, esclavismo, xenofobia, etc.) y extiende sus raíces dentro del patriarcado

heredado, logrando, en su avance, una posición hegemónica que ordena la sociedad. Opera, por tanto, una mecánica social en la que se conjugan y retroalimentan ambos sistemas de organización social, salvaguardando y reproduciendo paralelamente sus rasgos definitorios. La confluencia de ambos sistemas ‒capitalismo y patriarcado‒ da lugar a la coexistencia de dos sistemas de dominación: uno que se articula a partir de las relaciones de producción ‒capitalistas y asalariados‒, y otro que se visualiza desde la lógica patriarcal en el terreno de la producción y reproducción ‒a través de la división sexual de los trabajos‒ cuya base era la apropiación y el control de la capacidad reproductiva de las mujeres y la invisibilidad y desvalorización de sus funciones atribuidas. P: ¿Cómo encaja aquí la dicotomía producción-reproducción? R: Para comprender esta dicotomía producción-reproducción, la Economía Feminista parte de que

LA ECONOMÍA FEMINISTA ES UNA VERTIENTE TEÓRICA DE PENSAMIENTO QUE INCORPORA EL ESTUDIO DE LAS DESIGUALDADES DE GÉNERO AL ANÁLISIS ECONÓMICO.

la categoría trabajo viene proyectada por los diagnósticos económicos dominantes, restringiendo su comprensión a las actividades remuneradas y omitiendo aquellas que, situándose fuera de los parámetros estrictamente económicos, son imprescindibles para las necesidades sociales (como son las actividades domésticas y los cuidados, pero también otras, como las comunitarias, el trabajo voluntario, el autoempleo, etc.). Por esa razón, la aproximación al trabajo desde el feminismo incide en la necesidad de considerar al menos dos espacios en los que se desarrolla la vida (esfera productiva y reproductiva), y planteando interrogantes fundamentales al respecto (las relaciones que determinaban el reparto de trabajo en los procesos de producción y reproducción, los motivos del reconocimiento económico o no de unas y otras actividades o los


17

determinantes que demuestran la inseparabilidad de ambos procesos para el sostenimiento material y no material de las personas). P: Pero… ¿la reproducción consiste simplemente en multiplicarnos como seres humanos o, ¿es algo más? R: La reproducción ha de ser entendida como un proceso dinámico de cambio vinculado a la perpetuación de los sistemas sociales. Hablar de reproducción es mostrar los procesos que permiten que lo que existe siga existiendo y que involucran factores económicos, pero también ideológicos, políticos y sociales con efectos de género desiguales. Entendido como proceso complejo, es más acertado referirnos al concepto de reproducción social si atendemos a los compromisos que la reproducción asume: la reproducción biológica (que alude a la gestación y procreación de los seres humanos), la reproducción de la fuerza de trabajo (mediante el que las personas se forman como mano de obra susceptible de ser empleada) y la reproducción social (que da continuidad a las condiciones que sostienen el sistema social existente). El carácter dinámico de esta reproducción social da forma, cambia y puede alterar los sistemas sociales de referencia, así como el tipo de organización social que prevalece en cada contexto histórico. P: Entiendo que la cuestión del trabajo es un tema central de la economía feminista. Desde esta perspectiva, ¿cuál es la diferencia entre empleo y trabajo? ¿Qué papel juegan los salarios en esto? R: Como decía al comienzo de la entrevista, la visión que habitual-

mente se traslada del trabajo por parte de la economía convencional es sumamente restrictiva y reduce su comprensión al conjunto de actividades productivas que se realizan en el espacio mercantil a cambio de una retribución. Desde esta perspectiva, empleo y trabajo son sinónimos, con una salvedad, eso sí, y es que el trabajo incluiría en su comprensión aquellas relaciones laborales por cuenta propia. UNA DEFINICIÓN ALTERNATIVA DE TRABAJO –EN LÍNEA CON EL ENFOQUE FEMINISTA- REMITIRÍA A CUALQUIER ACTIVIDAD ORIENTADA HACIA LA PROVISIÓN DE BIENES Y SERVICIOS SOCIALMENTE NECESARIOS PARA LA REPRODUCCIÓN Y EL SOSTENIMIENTO DE LA VIDA. En contraposición, desde otras perspectivas, como es el caso de la Economía Feminista, se reivindica un enfoque más amplio del trabajo y se cuestiona el convencionalismo que impregna la definición anterior. Una definición alternativa de trabajo -en línea con el enfoque feminista- remitiría a cualquier actividad orientada hacia la provisión de bienes y servicios socialmente necesarios para la reproducción y el sostenimiento de la vida, dejando a un lado aquellas otras que, aun localizándose en el espacio mercantil, no contribuyen a tales fines o son contrarios a ellos. El empleo, por otro lado, se concebiría como una parte del trabajo, pero no su totalidad, ya que se refiere únicamente a aquellas actividades realizadas en la esfera del mercado que están orientadas a la producción, distribución, venta y consumo de bienes o a la prestación de servicios mercantiles o dispuestos a través de las instituciones públicas.

De ese modo, se distingue la noción de empleo de aquella otra más amplía que se le atribuye al trabajo, siendo el salario y toda una serie de condiciones y derechos laborales las que caracterizan la relación laboral (principal elemento diferenciador entre uno y otro concepto), la cual está ausente en las formas de trabajo que no se desarrollan en la esfera mercantil. P: En tu tesis doctoral investigas sobre la caracterización de la precariedad en España en los primeros años del siglo xxi, y además le das una perspectiva de género. ¿Es el trabajo una variable importante del estudio? R: Cuando estudio la precariedad laboral la atención del análisis recae en la forma que adquiere la degradación del empleo y que afecta, principalmente, a las oportunidades de inserción laboral, los ingresos, las condiciones y los derechos vinculados al desarrollo de una ocupación laboral. Es decir, se mide su incidencia en la agrupación de actividades contemplada en las estadísticas oficiales (trabajo remunerado o empleo) y no en el trabajo en su conjunto, sea o no remunerado. Sin embargo, la investigación asumió el reto de valorar la precariedad en esas otras actividades que comprende el trabajo (con todas las dificultades que ello conlleva), haciendo de esta categoría de análisis el eje vertebrador de la tesis. El motivo de que la medición no sea susceptible de integrar una valoración homogénea del empleo y el trabajo es la falta de instrumentos capaces de valorar, en paralelo, ambas cuestiones y poder comparar las condiciones en las que se desarrollan unas u otras actividades. Se trata de una limitación constante


MORDAZ

en los estudios con perspectiva feminista que, en este caso concreto, se trató de resolver mediante la combinación de dos metodologías separadas que permitieron medir las condiciones en las que se realizan los trabajos en uno y otro ámbito de actividad, así como su degradación, a partir de indicadores adaptados a cada dimensión. P: ¿Qué es lo que caracteriza la precariedad del siglo xxi? R: Los resultados permiten caracterizar importantes dinámicas que adquiere la precariedad en el momento actual, en concreto, al periodo que se inicia con el siglo xxi. Por un lado, la combinación de dinámicas laborales pueden sintetizarse a través de tres efectos: 1) un efecto expulsión del mercado de trabajo, el cual alude a una creación de empleo cada vez más limitada en las etapas de expansión económica y que se combina con una creciente destrucción de puestos de empleo en momentos recesivos si comparamos la crisis de 2008 con otras anteriores; 2) un efecto devaluación que reduce la capacidad de los salarios para mantener, además de unos niveles de vida adecuados, unos umbrales mínimos de subsistencia material para las personas empleadas; y 3) un efecto precariedad en lo referente a las contrataciones y condiciones laborales que pasa de concentrarse en los grupos sociales más vulnerables a extenderse progresivamente por todo el tejido laboral, demostrando así las crecientes dificultades del sistema económico para garantizar la rentabilidad del capital sin comprometer las condiciones de vida de una proporción cada vez mayor de la población. Por otro lado, la parcialidad, el pluriempleo, la temporalidad, la incidencia de los

bajos salarios o los falsos autónomos son algunas de las dinámicas particulares de esta precarización laboral, al igual que la rebaja de las coberturas sociales o la congelación de las transferencias públicas que comprometen todavía más si cabe las posibilidades de ingreso de las y los trabajadores y de los hogares. P: ¿Cómo inciden estos factores de manera desigual entre hombre y mujeres? ¿Es a esto a lo que llamamos feminización de la precariedad y de la pobreza? PREVALECE EN EUROPA UN CLARO RETROCESO DE ESTA PROTECCIÓN DEL ESTADO Y DERECHOS QUE ALCANZA HASTA LA ACTUALIDAD. SE HA ASISTIDO A UNA REMERCANTILIZACIÓN DE LOS DERECHOS BÁSICOS Y HACIA LA REFAMILIARIZACIÓN DE LOS CUIDADOS Y LAS TAREAS DE REPRODUCCIÓN, IMPIDIENDO LA CONCILIACIÓN. R: Estas dinámicas que mencionaba se combinan y amplifican las dificultades de atender las tareas domésticas y de cuidados que siguen soportando mayoritariamente las mujeres dentro de los hogares. La precariedad laboral, la inadecuación e insuficiencias de los sistemas de protección social o la falta del compromiso público y masculino con estos trabajos feminizados y atribuidos a las mujeres han hecho recaer buena parte de los ajustes y los costes, previos y posteriores a la crisis, sobre ellas. Las estrategias familiares y el reacomodo que exige la constante degradación de la relación salarial, así como el retroceso del papel del Estado en la distribución y cober-

tura de las necesidades sociales, han contado con un claro protagonismo femenino que revela un funcionamiento social supeditado a las lógicas del capitalismo patriarcal que retroalimenta las desigualdades de género. P: ¿Qué es la crisis de los cuidados y que tiene que ver con esto? R: Cuando se inicia la crisis de los setenta, el constante ataque discursivo a las instituciones estatales debilitó el rol del Estado como asignador de recursos y agente redistributivo del ingreso, con una tendencia creciente a que fuera el mercado el que regulase las condiciones de vida a través del empleo, los salarios y unas mínimas prestaciones sociales. En términos generales, desde entonces prevalece en Europa un claro retroceso de esta protección y derechos que alcanza hasta la actualidad. Se ha asistido a una remercantilización de los derechos básicos y hacia la refamiliarización de los cuidados y las tareas de reproducción, impidiendo la conciliación y generando impactos negativos en otros espacios de la vida. Esta tensión entre la lógica económica y la del cuidado ha llevado a las aportaciones feministas a incidir en la existencia de una «crisis de cuidados» que, con el inicio de la participación femenina en el empleo, pone en riesgo la continuidad de la reproducción social. Con esta expresión se define el hecho de que el crecimiento en las demandas de cuidados choca con las restricciones que afectan a las personas que tradicionalmente las han asumido, debido a las transformaciones en el empleo y de las políticas públicas. P: ¿Cómo influye el aumento de la precariedad en la conciliación de la


19

vida personal y en la reproducción de la vida? R: La creciente degradación de las condiciones de trabajo, conjugada con el mantenimiento de la organización sexual de los trabajos mientras que las mujeres aumentan su papel en el mercado de trabajo, tienen como resultado la intensificación de la explotación femenina en los trabajos. Esto se expresa en mayores cargas de trabajo productivo y reproductivo que implican una intensidad mayor en su ejecución por la limitación de los tiempos disponibles; o dicho de otro modo, las repercusiones de la precariedad y el retroceso distributivo y conciliador de los sistemas de protección generan, en el terreno reproductivo, que las responsabilidades y trabajos que implican los cuidados choquen

con la disponibilidad de ingresos y tiempos que exige el mantenimiento de las necesidades sociales básicas. Puede concluirse, por tanto, que el mantenimiento de la organización social de los trabajos sigue sin solucionar el compromiso con la reproducción y los conflictos de la conciliación, lo cual no sólo pone en riesgo los itinerarios vitales de las mujeres, sino que hace peligrar la sostenibilidad de la reproducción y la viabilidad a largo plazo de las condiciones de vida del conjunto de la población. P: Un concepto central de la economía feminista en la actualidad es el de los cuidados ¿de qué hablamos cuando hablamos de cuidados? R: Para la definición de los cuidados se parte de la idea de que los

individuos somos seres físicamente dependientes, lo que quiere decir que somos cuerpos vulnerables que requieren ser cuidados a lo largo de la vida y que, como sociedad, debemos organizarnos y repartirnos las actividades que implica la reproducción social. Dentro de los trabajos reproductivos distinguimos las tareas de cuidados, tanto personal como de personas que son dependientes en etapas concretas (durante la niñez o la vejez, o cuando atravesamos momentos de enfermedad) o continuadamente a lo largo de su vida (invalidez o diversidad funcional). Además de los cuidados, la reproducción implica el desarrollo de tareas en el ámbito doméstico que exigen una dedicación periódica por parte de los miembros del ho-


MORDAZ

cuidados de unos a otros. Son enlaces de dimensiones transnacionales por encima de las fronteras, la realidad cotidiana y las aspiraciones vitales de unos hogares dependen de lo que ocurra en otros». P: ¿Qué relación guarda con los procesos de globalización?

gar. Estas actividades proveen de bienes y servicios a los integrantes de la unidad familiar ‒y en algunos casos a otros allegados‒ y cubren necesidades muy diversas (limpieza, compra y tratamiento de alimentos, elaboración y costura de prendas de vestir, arreglos de instalaciones del hogar o mantenimiento de aparatos de uso domésticos, etc.) con una frecuencia, en la mayoría de los casos, diaria. Al mismo tiempo, estos trabajos domésticos y de cuidados incorporan en su ejecución una componente afectiva presente cuando estas actividades se dirigen a personas que son familiares o de nuestro entorno con las que mantenemos vínculos personales. Esta cuestión emocional e intangible es la principal característica que diferencia una provisión asumida en el interior de los hogares de aquella de carácter externo que, ya sea pública o privada, carece, a priori, de esta dimensión. P: También oímos hablar de cadenas globales de cuidados, ¿a qué se refiere este concepto?

R: Las cadenas globales de cuidados hacen alusión a los circuitos de migración internacional de mujeres, asociadas a mercados globales de servicios de cuidados –pero también de servicios domésticos e incluso de prostitución- desde países empobrecidos hacia el centro enriquecido para hacerse cargo de las actividades no remuneradas que permiten la reproducción y cubren las necesidades sociales del país de destino. Otra de las definiciones más acertadas que he leído y que es comúnmente utilizada en el marco de la Economía Feminista, es la que ofrece Amaia Pérez Orozco (2008:1)1: «Las cadenas globales de cuidados son entrelazamientos de hogares que se conforman con el objetivo de garantizar cotidianamente los procesos de sostenibilidad de la vida y a través de las cuales los hogares se transfieren 1. Pérez Orozco, Amaia (2008): Cadenas globales de cuidados. Preguntas para una crisis. Disponible en: https://www.fuhem. es/media/cdv/file/biblioteca/Boletin_ ECOS/10/cadenas_globales_cuidados.pdf

R: Guarda una estrecha relación a causa de la conexión de la producción y reproducción que mencionaba. Los circuitos transfronterizos de los servicios que presta este tipo de migración (protagonizada fundamentalmente por mujeres) responden a la necesidad de cubrir, y a un bajo coste, el trabajo doméstico y de cuidados para la subsistencia de los países del Sur globalizado y las condiciones de vida de los hogares en el Norte global. Grosso modo, en su estrategia por garantizar la acumulación, el capitalismo se apoya en nuevas estrategias que le permitan una mayor valorización del capital, siendo la globalización económica una vía extraordinaria para ello. La globalización permite la plena movilidad de los capitales productivos y financieros en búsqueda de menores costes de producción y mayores rentabilidades, además de generar una competencia constante y creciente entre países y trabajadores/as de todo el mundo por atraerlo Esto tiene como resultado la aplicación de regulaciones (o mejor dicho, desregulaciones) que contribuyen a acrecentar los beneficios del capital (ya sea a través de abaratar el empleo, ofrecer beneficios fiscales, omitir los costes nocivos de su actividad, etc.) y a precarizar las condiciones de trabajo en un proceso que se ha combinado con: por un lado, la incorporación de la mujer al empleo en los países enriquecidos, y por otro, con la


21

migración de mujeres procedentes de los países empobrecidos para atender y aliviar las tensiones de la reproducción en los primeros y así garantizar la entrada de unos ingresos de subsistencia en sus hogares de origen. P: Este año se vuelve a convocar la huelga feminista para el 8 de marzo, ¿responden las reivindicaciones de la convocatoria de esta huelga a los problemas de los que estamos hablando? R: Responde a varios de los problemas mencionados e incide en otros que no hemos valorado. En particular, están presentes entre los motivos que llaman a la huelga la lucha contra la violencia machista y cualquier forma de violencia heteropatriarcal, ya sea física, económica, institucional, etc.; demandas en favor de la protección y seguridad hacia las mujeres ante un sistema de justicia incapaz de garantizarlas; el reconocimiento y la no discriminación hacia las distintas formas que comprende la diversidad funcional, por cuestión étnica o de identidad sexual, entre otras; la puesta a disposición de los recursos y mecanismos necesarios que eviten un acceso y ejercicio desigual de la ley para personas migrantes; la defensa y promoción de una educación afectivo sexual que incluya las diversidades sexuales sin estereotipos y las identidades y/o expresiones de género; la conquista del espacio público, de ocio y la noche sin temor por parte de las mujeres; o la reivindicación de espacios libres de violencias machistas, racismo, xenofobía y LGTBIfobia. Hay muchas más, aunque, por no alargarme, esta breve selección agrupa (o destaca), creo yo, los énfasis de la convocatoria.

P: Por último… ¿Cuál es la razón de que el formato de la reivindicación sea una huelga? R: El recurrir a esta herramienta de lucha social, que tradicionalmente ha estado a disposición de la clase trabajadora para interrumpir el proceso de acumulación (el motor mismo que permite la reproducción capitalista), no remite a una mera casualidad, sino que describe un componente significativo -sino el más- del marco que encuadra el descontento y la lucha social, incluida la lucha feminista. Me refiero al carácter anticapitalista de la reivindicación, tal y como se demuestra en muchos de los mensajes que hemos podido leer en anteriores movilizaciones («Contra el capitalismo patriarcal», «No al heteropatriarcado capitalista»), en las afirmaciones que nos trasladan autoras feministas de referencia (por ejemplo, la mención de Silvia Federici cuando afirma que «la lucha feminista debe estar totalmente imbricada en la lucha trabajadora») pero también en los intentos políticos de desvirtuar este componente (pensemos en Inés Arrimadas cuando se opone a que el feminismo reivindique la lucha contra el capitalismo).2 El eje de la lucha de clases atraviesa el discurso feminista y se opone, de inicio a fin, al orden socioeconómico que establece el capitalis2. A tal respecto, pueden consultarse algunos links: https://www.eldiario.es/zonacritica/feminismo-ciudadanos-huelga_ 8marzo-barbijaputa_6_735686448.html o https://www.abc.es/espana/catalunya/ politica/abci-ines-arrimadas-critica-huelga-feminista-reivindique-luchar-contra-capitalismo-201803061151_noticia. html, por contraponer dos líneas periodísticas muy distintas.

mo. De lo contrario, referirnos a la igualdad de hombres y mujeres nos llevaría a demandar una explotación igual –y si puede ser mayorpara todas y todos. El apunte, por tanto, sería enfatizar en este aspecto, tal y como sí ha venido haciendo en muchas convocatorias. En mi opinión, no hacerlo tiene el enorme riesgo de generar cierta confusión respecto al movimiento con la intención de desarticularlo o teledirigirlo hacia los intereses privados y dominantes. O también, y esto me preocupa aún más, que desdibujar el feminismo y el marco de encuadre anterior pueda impedir la articulación de luchas con otros movimientos o fuerzas sociales que compartimos objetivos comunes, como es el caso, entre otros, pero central en la lucha social, de los sindicatos. E incluso, ayudaría a superar ciertas discusiones repetitivas, y en cierta medida tramposas, sobre si la convocatoria a la huelga incluye o no a nuestros compañeros masculinos, si el feminismo les oprime y nos aleja o si la única reivindicación posible ha de ser aquella que nos afecta por igual y nos posiciona en un mismo bando reconocido. Debates necesarios, que se reabren una y otra vez, pero que requieren resolverse y superarse.

SABINA CHAMORRO CLAVER ENTREVISTADORA


MORDAZ

EN ES TE MERCADO TODO VALE

CÓMICA PENNY JAY G. (SARA) 28 AÑOS MADRID (MADRID)

¿De qué trabajas? Trabajo en mis proyectos: Soy la productora, creadora y presentadora de Riot Comedy Fem , un show de micro abierto de comedia femenina. Además, soy colaboradora fija en Señoras Fetén, programa de la cadena digital de TVE, Playz. ¿Te da para vivir?  Me da para vivir muy justa y con miedo. Hace poco que dejé un trabajo estable en una agencia de publicidad para dedicarme a esto. El salario en publicidad es bastante bajo y en muchas ocasiones las condiciones son de falsa autónoma.  Por lo que me daba para ahorrar como para una bolsa de pipas. Actualmente, pese a que a lo que pueda parecer, mi salario principal se basa en la venta de entradas, que es bastante variable, el problema viene en los pagos fijos y entre ellos el pago de autónomos. Mis gastos fijos son de 592,13€ y tienen que subir a 733,3 por lo que me queda básicamente un salario, si un mes no gano dinero, mis “ahorros”, si es que puedo ahorrar

algo, se van en mantener la cuota de autónomos. De verdad que no le veo sentido a pagar por trabajar si no estás trabajando, o si tu trabajo no da para cubrir ni siquiera la cuota. A veces veo al estado como un mafioso extorsionador. - Dame mi dinero. - No tengo señor estado. - Pues te lo quitaré a la que consigas un poco y no volverás a tener dinero. - Pero señor estado no ve que esto no es sostenible. Y asín… ¿Cómo es ese trabajo? Actualmente los horarios son los que yo me imponga.  A veces, igual no desconectas nunca. Hay gente que me dice: “Estás obsesionada con el dinero”. No perdona, es que parece que tengo dos bocas que mantener, la mía y la del estado, que está como un mafioso exigiendo pasta cuando a lo mejor ni la has generado.

A nivel empresa, denunciar la precariedad en el sector que yo me he movido, la publicidad y el diseño gráfico. En cuanto a horarios, me parece absurdo que en la época en la que estamos, se exija a la gente ir a una oficina para calentar la silla y después, cuando sale un proyecto, tener que trabajar desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la noche porque hay que entregarlo. Debería existir una flexibilidad real de horarios para poder disfrutar un poco de la vida propia de cada uno. El tema salarios; la tendencia que he encontrado en este sector son los falsos autónomos. Al final estás desarrollando una actividad “por la que tienes que dar gracias a la vida porque es súper difícil entrar”, asique aceptas las condiciones que haga falta. Luego ves que eres un trabajador más, pero con muchos menos derechos. ¿Te sientes discriminada por ser joven? Mi salida de la universidad fue la jungla, me siento, no solo discriminada por ser joven, sino por haber estudiado en la universidad pública. Cuando salí de la carrera, era plena crisis, eso era un desierto de oportunidades incluso para encontrar una mísera beca. He llegado a estar de becaria en sitios donde el 95% de los becarios eran de universidad privada y el 5% pertenecíamos a la pública. ¿Te sientes discriminada por ser mujer o joven? Tengo conocimiento de que los salarios de hombres que han pasa-


23

do por mi mismo puesto de trabajo han sido y son más altos que el mío, mientras tú miras al infinito y suspiras y te llamaban llorica cuando hablas de desigualdad salarial públicamente. ¿Qué crees que puede hacer UGT por ti? ¡Pues hay trabajo, amigos! Por un lado, está el tema de autónomos, que la cuota pasase a corresponderse con el beneficio obtenido manteniendo unos porcentajes lógicos y bajos, pongámosle un 5%. El tema de falsos autónomos, pese a que es un más difícil, trabajando en la primera opción también podría ayudar mucho. En tercer lugar, las becas, ese tema ha sido muy complicado ya que es el inicio de tu carrera y hay una clara descompensación. Exigir a las empresas que sus becarios sean, mínimo, 50% de la pública y 50% de la privada. Para aproximarnos a una igualdad de oportunidades al comenzar en el mundo laboral.

CAMARERA DE PISO

EGLE NELIUBSYTE 24 AÑOS EN TORRENT (VALENCIA)

¿Te da para vivir? Realmente no vivo sola, vivo con mi madre. Le ayudo con los gastos del alquiler, gastos de la casa como la luz y el agua y a los gastos de alimentos. o sé si me daría para vivir yo sola de forma independiente, a día de hoy si me da para mis caprichos y mis estudios, aunque puede que después de las movilizaciones en mi centro de trabajo y de la regulación del salario al convenio, podría tener la suerte de independizarme. ¿Cómo es ese trabajo? Mi trabajo consiste en llegar al hotel y empezar a preparar lo necesario para reponer los champús, geles, papeleras, etc., después preparo el carro con los productos de limpieza con los que limpio. Una vez tengo todo listo recojo el parte de las habitaciones que me tocan y subo a empezar el trabajo. Una vez arriba dentro de las habitaciones lo primero es comprobar si los clientes han dejado ropa de lavandería (si es así se baja). A continuación, recojo ropa sucia, vacío papeleras, toallas usadas y

ropa de cama. Vestimos la cama y limpiamos el baño, reponiendo los productos de cortesía que deja el hotel y se pasa a la siguiente habitación de la lista. ¿Te sientes discriminada por ser joven? La verdad es que al menos en mi puesto de trabajo no soy tratada como todas mis compañeras, hay ciertas deferencias que no tienen conmigo y con ellas sí. ¿Qué hace el sindicato por ti? La verdad es que nos ha ayudado a que nuestra situación mejore mucho en la empresa. Después de unas movilizaciones que nos apoyaron desde la federación, la unión territorial y la asociación juvenil de Valencia, Aposta Jove, conseguimos la presión y el apoyo necesario para exigir a nuestra empresa que nuestros salarios estuvieran acorde al convenio. Si no hubiera sido por la visibilización, el apoyo y la información que nos facilitaron los compañeros, no creo que hubiéramos aguantado la situación de tensión que se generó. Nos amenazaron con despedir a toda la plantilla. Estoy muy contenta con mi sindicato.


MORDAZ

S ALI ENDO DE NUES TRO OMBLI GO

POR UN TRABAJO

DECENTE SIN VIOLENCIA NI ACOSO

EL 8 DE MARZO SE HA CONVERTIDO EN UN DÍA DE LUCHA Y MOVILIZACIONES FEMINISTAS A NIVEL MUNDIAL. LA RAZÓN DE ESE ÉXITO EN LAS MOVILIZACIONES ES QUE EXISTE EN TODAS LAS REGIONES DEL MUNDO UNOS MISMOS PATRONES QUE EXPLICAN LA OPRESIÓN Y DISCRIMINACIÓN DE LAS MUJERES

MARÍA TSIRANTONAKI COORDINADORA DE PROYECTOS Y TÉCNICA DE JUVENTUD DE LA CSI @mtsirantonaki

En ocasión del Día Internacional de la Mujer, millones de mujeres y hombres en todos los continentes se manifestaron contra las desigualdades entre mujeres y hombres, la desigualdad salarial, el sexismo, la misoginia, el machismo, y la violencia y acoso hacia las mujeres en el ámbito doméstico, laboral y en la comunidad, y a favor de los derechos laborales y sindicales. Además, los recientes testimonios que hemos visto a través de #MeToo, #balancetonporc, #NiUnaMenos y movimientos similares, así como las movilizaciones masivas contra la violencia de género en distintas partes del mundo, como en España, son una llamada de atención indicando que debemos tomar medidas – ya mismo. La violencia y el acoso en el ámbito laboral pueden adoptar múltiples formas: desde comentarios no deseados de carácter sexual, bromas o insinuaciones, miradas, insultos, emails sexualmente explícitos, mensajes SMS o en las redes sociales, hasta solicitud de favores sexuales, caricias o abrazos


25

no deseados, llegando a agresiones sexuales o incluso violación. Además, las estadísticas sobre la violencia de género en el mundo de trabajo muestran que es un fenómeno que afecta en su mayoría las mujeres trabajadoras en todos los partes del mundo, en todos los sectores - privados o públicos, incluso en la economía informal - y a lo largo de la participación de la mujer en el mercado laboral: •

El 35% de las mujeres1 –818 millones de mujeres en todo el mundo– mayores de 15 años han experimentado algún tipo de violencia sexual o física en su casa, en sus comunidades o en el trabajo. La mitad (el 52%) de todas las mujeres en el Reino Unido que participaron en una encuesta del TUC2 señalaron haber sufrido algún tipo de acoso sexual en el lugar de trabajo - incluso dos tercios de mujeres jóvenes. En la industria de la floricultura orientada a la exportación en Ecuador, más del 55% de las trabajadoras han sufrido algún tipo de acoso sexual; en el caso de las trabajadoras jóvenes, con edades comprendidas entre los 20 y los 24 años, la cifra alcanza el 70%.

1. Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/gho/women_and_ health/violence/en/ 2. TUC (2018) Sexual harassment at work is violence against women – let’s put a stop to it: https://www.tuc.org.uk/blogs/sexual-harassment-work-violence-againstwomen-%E2%80%93-lets-put-stop-it

Una de cada cinco mujeres en Francia3 ha sido víctima de acoso sexual a lo largo de su vida profesional. Más del 60% de las trabajadoras de la confección en Bangladesh han sufrido intimidación o amenazas de violencia en el trabajo.

El 60% de las trabajadoras del sector de la restauración en los países nórdicos4 han sido víctimas de acoso sexual.

El 90% de las mujeres de Uganda han denunciado haber sufrido acoso sexual por parte de sus supervisores varones.

En Suecia, más del 14% de todas las mujeres jóvenes que

3. CGT France: http://www.egalite-professionnelle.cgt.fr/les-chiffres/ 4. Nordic Union HRCT: https://www. nordichrct.org/nyheder/we-are-not-onthe-menu

trabajan como operarios, de 16 a 29 años, han sufrido acoso sexual de terceros. •

El 90% de las camareras de Estados Unidos han sufrido acoso sexual o violencia en el trabajo.

Para este 8 de marzo la Confederación Sindical International (CSI)5 apoyó todas las acciones de las mujeres trabajadoras dando un enfoque más fuerte6 sobre el tema de la violencia y acoso basado en género en el mundo del trabajo. En junio de este año, llevará a cabo un proceso para establecer una o unas nuevas normas internacionales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para combatir a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Este proceso empezó oficialmente 5. La CSI representa a 207 millones de trabajadoras y trabajadores en 163 países y territorios, y cuenta con 331 organizaciones afiliadas nacionales. 6. https://www.ituc-csi.org/IWD2019-ES


MORDAZ en 2016, fruto de muchas campañas y reclamas por parte de los sindicatos7 desde hace años. En esta próxima Conferencia Internacional del Trabajo, en junio del 2019, en donde OIT celebrará su centenario, un comité tripartito (que incluye representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores/as) va a debatir el texto de un Convenio8 y una Recomendación9 y las conclusiones de este Comité será presentadas a la Conferencia del OIT para aprobación. Estas nuevas normas serán muy importantes para las personas jóvenes quienes parecen más vulnerables a la violencia y acoso en el lugar del trabajo debido a la combinación de muchos factores como la discriminación (a veces institucionalizada), las desigualdades de género, el tipo del trabajo y la baja representación sindical en el lugar del trabajo. Dado que los/las jóvenes disponen de menos oportunidades de trabajo decente implica que están sobre-representados en em7. https://www.ituc-csi.org/gender-based-violence-at-work-583 8. Un Convenio es un tratado internacional legalmente vinculante. Cuando los Estados miembros de la OIT ratifican un Convenio están obligados a aplicarlo en la legislación y en la práctica nacionales, y tienen que enviar a la Oficina memorias sobre su aplicación a intervalos regulares; además, pueden presentarse quejas contra los países por violación de los convenios que han ratificado, a través de los procedimientos de control de la OIT. 9. Una Recomendación es una directriz no vinculante que puede complementar un Convenio, proporcionando directrices más detalladas sobre su aplicación; o ser autónoma (es decir, no vinculada a ningún Convenio).

pleos precarios e informales y en sectores de la economía formal10 donde la violencia y el acoso son más frecuentes debido a la naturaleza de su trabajo – relaciones de poder desiguales, condiciones de trabajo poco favorables e inseguras, interacción con clientes o pacientes, y escasa densidad sindical. Además, mucha gente joven y, particularmente, las mujeres jóvenes y personas con intersección de identidades en cuanto a raza, identidad de género, religión o discapacidad, empiezan de sufrir ya de violencia y acoso cuando son estudiantes11 o en las primeras etapas de su vida laboral: mientras buscan empleo, siendo becarias, en voluntariado o durante períodos de formación y aprendizaje. EN LA INDUSTRIA DE LA FLORICULTURA ORIENTADA A LA EXPORTACIÓN EN ECUADOR, MÁS DEL 55% DE LAS TRABAJADORAS HAN SUFRIDO ALGÚN TIPO DE ACOSO SEXUAL; EN EL CASO DE LAS TRABAJADORAS JÓVENES, CON EDADES COMPRENDIDAS ENTRE LOS 20 Y LOS 24 AÑOS, LA CIFRA ALCANZA EL 70%. Por tanto, la movilización de los y las jóvenes trabajadores y tra-

10. En nivel mundial, 70% de los jóvenes están en la economía informal. 11. Un estudio reciente en los Estados Unidos muestra que casi la mitad de las mujeres estudiantes universitarias has sufrido algún tipo de acoso o agresión sexual. más altas. https://actionnetwork.org/petitions/university-administrators-stop-fighting-real-recourse-for-sexual-harassment-union-rights-gender-equity-rights

bajadoras para reclamar a sus gobiernos la adopción de un nuevo Convenio y Recomendación sobre violencia y acoso en el mundo de trabajo es más urgente que nunca. ¡Porque no existe trabajo decente, con violencia y acoso en el trabajo!


27

https://goo.gl/po98Q1

/rugetistas

@rugetistas


MORDAZ

TOP TEN

2.

M AC

O

IZ A D

«Las azafatas del Trofeo Conde de Godó obligadas a permanecer en minifalda con temperaturas de 5 grados» (El País) / Ir a la noticia

SMO

GARA

MACHISTA GALOPANTES

HI

NT

CASOS DE DISCRIMINACIÓN

«3.200 € por puesto de secretaria que implica relaciones esporádicas con el jefe» (Público) / Ir a la noticia

1.

«Profesora despedida de un colegio religioso por haberse sometido a fecundación in vitro.» (Diario 16) / Ir a la noticia

3.

4.

«La Guardia Civil investiga a un hombre que abusaba y acosaba sexualmente a numerosas trabajadoras domésticas que contrató.» (Atlántico) / Ir a la noticia

5.

«Hooters, la empresa cuya seña de identidad son camareras de pechos grandes y “shorts”» (Crónica Global) / Ir a la noticia

6.

«Despedido un trabajador por acosar sexualmente a una becaria» (Última hora) / Ir a la noticia

7.

«Una mujer despedida por ausentarse para ir a un juicio de violencia machista » (El País) / Ir a la noticia

8.

«El Ejército ha registrado 50 denuncias de acoso sexual en dos años» (Última hora) / Ir a la noticia

9.

«Saltada una candidata en una bolsa pública de trabajo por estar embarazada» (ABC) / Ir a la noticia

10.

«Premio en concurso de Surf: 1.000 € para el ganador, un bikini para la ganadora» (El Diario.es) / Ir a la noticia


29

¡H ALA EX AGERAO’! ...O NO

CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR RETROSPECTIVA AL PRESENTE

- Abuela, ¿a ti te hubiera gustado ser joven ahora, en esta época? - ¡Ay, hijita! – Sonrió con un ápice de travesura la anciana - ¡Con lo bien que se estaba en la mía! - Siempre me dices que tu época era mejor, pero yo creo que se te olvidan algunos detalles: no teníais móviles, ni tablets, teníais que estudiar con libros de papel… Además, me ha dicho mi mamá que siempre estabas de manifestación en manifestación, eso es que las cosas no estaban muy bien. La anciana se quedó mirando fijamente los ojos de su nieta, como si estudiara la forma de transmitir tanta información que las palabras se quedaran cortas. - Tienes razón, algunas cosas han mejorado, hemos avanzado mucho en lo tecnológico pero las cosas que tienen que ver con las personas han ido a peor. - ¿A qué te refieres, abuela? ¡Ahora vivimos mucho más tiempo y con menos enfermedades! - Sí, pero nos prometimos y nos prometieron cosas que nunca llegaron… ¿sabes por qué estaba de manifestación en manifestación?,

¿sabes qué clase de cosas pedíamos?, ¿sabes cuantas cosas conseguimos? La muchacha negó lentamente, sabía que había abierto el grifo del pasado y que ahora le tocaba escuchar. - Como feministas que éramos, pedíamos la igualdad real entre mujeres y hombres, luchábamos contra la violencia de género, contra las leyes dictadas por el heteropatriarcado para seguir subyugándonos a fuerza de la tradición y la costumbre. Luchábamos por el derecho al aborto, contra los vientres de alquiler, las mujeres prostituidas, discriminadas y explotadas… - Abuela, no debes alterarte tanto, lo ha dicho el médico – interrumpió la muchacha.

cosas siquiera… Y sin embargo, no las conoces porque las borraron… - ¿Qué quieres decir con que las borraron? ¿Cómo van a borrar la historia? - La historia la escribe el bando ganador, no las mujeres que tienen que abortar clandestinamente, ni las que sufren a diario los golpes y los insultos de sus novios y maridos, ni las que venden su cuerpo para parir los hijos de los ricos… - Ay, abuela, ¡todas esas cosas las podrían haber evitado ellas mismas, para eso no se necesitan leyes! - Ves, hija, el bando que gana escribe la historia y educa a las niñas y a los niños, por eso tú ya piensas como los viejos de mi época.

- ¡La médica, hijita, lo ha dicho la médica!… - suspiró la anciana. - Abuela, no quiero que te pongas nerviosa… ¿pero qué pasó con todas esas luchas?, no he oído hablar sobre ellas… - Cuando era joven pensaba que íbamos a conseguirlo, que mi nieta no tendría que oír hablar de esas

KIARA BRAMBILLA OJUCA @KiaraBrambilla


MORDAZ

N U EST ROS T ERRIT ORIOS HABLAN

LA SECRETARÍA Si hablamos de igualdad de género entendemos que deberíamos tener un área feminista, es decir, un área cuya misión principal sea acabar con los roles que se nos asignan a las personas cuando nacemos dependiendo de nuestro sexo. Cuando hablamos de feminismo, hablamos de cambiar el sistema. De acabar con un sistema opresor que nos etiqueta y nos obliga a comportarnos de una determinada manera dependiendo del sexo con el que nacemos, por otro sistema que nos haga más libres. Dicho esto, no podemos cambiar el sistema si no salimos del mundo estrictamente laboral. Por ejemplo, no podemos acabar con la brecha salarial si no entendemos que, todas las personas, tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones cuando tenemos hijas, o si no dejamos de ser supremacistas en el sentido amplio de la palabra. Deberíamos trabajar para deconstruirnos como personas, no somos culpables de haber sido educadas en una sociedad heteropatrialcal, pero sí de nuestras actitudes machistas. Es por eso que debemos trabajar el tema de manera conjunta y transversal. En cada sección sindical, en cada territorio, en cada federación, en cada organismo y en cada órgano, necesitamos personas

que se coordinen con el resto para poder llevar a cabo esta deconstrucción que necesitamos, hasta que todas las personas seamos consideradas como tales. Necesitamos un cambio de sistema, necesitamos cambiar la forma de relacionarnos, de educar, de ser.

A DEB

Es por eso que la secretaría de igualdad feminismo debería trabajar para que todas y cada una de las personas que formamos parte de la organización nos impregnemos de la ideología feminista, nos deconstruyamos y nos volvamos a construir, renunciando a algunos privilegios y accediendo a otros tantos derechos. Es evidente que no podemos ser feministas sólo en nuestro centro de trabajo, el feminismo es una manera de ser, de pensar, una ideología política. Por tanto, tal y como hacemos en muchos otros ámbitos, deberíamos ser capaces de responder a las demandas feministas, tanto laboral, como socialmente. Deberíamos darle al feminismo la importancia que necesita para poder vencer al heteropatriarcado y ser más libres (o estar menos oprimidas) y para ello necesitamos tener personas formadas que se encarguen de desarrollar un proyecto tan complejo como es ser un sindicato feminista. Personas (no persona) que se dediquen plenamente.

ELENA FERRERO PORTAVEU NACIONAL AVALOT @ElenaFerreroa


31

DE IGUALDAD

BATE

En muchas ocasiones me han preguntado por la visión que yo misma tengo de la Secretaría que llevo, de Igualdad y Juventud. Si es operativa y necesaria en la organización o, por otro lado, si existe porque toca. Mi respuesta siempre es la misma, y por extraño que resulte, siempre digo que depende. Y es curioso el gesto de asombro que recibo de esas personas respecto a mi respuesta, ya que sé que queda mal que yo haga esa apreciación, pero no se puede hablar de Igualdad mostrando que hay que hacer distinción en este sentido para tratar determinados temas. A mí me gusta partir de la base de que la Igualdad entre personas debe llevarse a cabo desde la transversalidad. Porque no hablamos de colectivos, sino que hablamos de personas que viven situaciones complejas derivadas de su condición de joven, su nacionalidad, sexualidad o de si son hombres o mujeres. Creo que el tema de la igualdad debe tocarse de una manera general dándole contenido de género a cada situación o cada rincón de la organización. Y es que hay personas que opinan que esta Secretaría está para los días señalados, como son el 8 de marzo o el 25 de noviembre. Pero estas fechas «solo son» los días que se visibilizan mediáticamente.

ANA MARTÍN SECRETARIA DE IGUALDAD Y JUVENTUD CASTILLA Y LEÓN @anaimard

La Igualdad es un campo de trabajo diario porque es una defensa de la lucha por los derechos de las personas. Y los derechos no van en función de días internacionales, del sexo de las personas, la nacionalidad o la edad de las mismas. En cada negociación colectiva debemos trabajar en pro de la igualdad, vigilando día a día que no existan vul-

neraciones de derechos por el mero hecho de ser mujer o joven. Y es que estamos hablando de que casi el 50% de las personas afiliadas en Castilla y León, son mujeres o jóvenes, y en muchos casos, ambas cosas a la vez, y la lucha contra esa discriminación puede ser doble o incluso triple si hablamos de una mujer joven inmigrante. Por este motivo, ¿es necesaria una Secretaria que trabaje la Igualdad? Efectivamente sí, porque son muchas las situaciones que hay que vigilar. Pero… ¿es necesaria que sea específica de Igualdad? Bajo mi punto de vista no, ya que la vigilancia de los derechos de las mujeres deben tener contenido en cada una de las Secretarías, porque debemos hablar de la formación de las mujeres, de la toma de decisión y participación en órganos directivos y de representación de la clase trabajadora o de poner valor a aquellos de los sectores más feminizados. En definitiva, una lucha por la igualdad de oportunidades de las personas. Pero a parte de estas preguntas, me gustaría plantear una más que puede no gustar tanto. ¿La Secretaría de Igualdad, está valorada dentro de la organización? Me encantaría decir un sí rotundo, pero lamentablemente la respuesta es un sí, pero no. Y este pero va enmarcado en la percepción que algunas personas tienen de la igualdad y de la lucha feminista dentro de la propia organización, creyendo que es cosa de mujeres que están en plena rebelión, en lugar de ver un movimiento de empoderamiento y visibilización que se les debe a las mujeres por justicia desde hace muchísimos años.


MORDAZ

LOS SINDICATOS NO HACEN NADA... . . . O TÚ NO TE ENTERAS

130 AÑOS:

PRIMERA VICESECRETARIA GENERAL Por primera vez, nuestro sindicato tiene una vicesecretaria general en la Comisión Ejecutiva Confederal. Ella es Cristina Antoñanzas, una compañera riojana con una gran trayectoria en su territorio que culminó allí con su elección como secretaria general de la ejecutiva regional.

EQUIPO DE REDACCIÓN

@crisap83

No estamos seguras que cuando UGT decidió que una mujer ostentara la vicesecretaría general se estuviera pensando en dar un paso adelante en materia de igualdad, pero el caso es que así fue. Sí se sabía que se estaba poniendo de número dos de la organización a una guerrera sindicalista, y que era una persona con capacidad más que probada para gestionar con diligencia absoluta todas las cargas y responsabilidad que estar en esa posición conlleva. Además, es la responsable, entre otras cosas, de las políticas de igualdad y mujer en UGT y, como tal, abanderada del feminismo sindical y de la lucha de las mujeres desde las organizaciones obreras. Somos muchas las que compartimos con ella esa visión y por tanto,


33

acompañamos en su causa. Porque sabemos lo duro que puede ser su trabajo diario, abrirse paso y dar opinión en un mundo tan masculinizado; también en un mundo tan masculinizado como ha sido, y a cierto punto sigue siendo, un sindicato de clase. NO MARCA DISTANCIAS, (…). AL REVÉS, A MUCHOS SIGUE SORPRENDIENDO LA MANERA EN LA QUE ROMPE BARRERAS Y PROTOCOLOS JERÁRQUICOS. Cristina lo hace de manera firme, incansable, con la tozudez de una riojana y con la simpatía que transmite su sencillez. No marca distancias en las distancias humanas ni está en su forma de ser el arroparse en su cargo en el tajo. Al revés, a muchos sigue sorprendiendo la manera en la que rompe barreras y protocolos jerárquicos. A otros muchos, sin embargo, les sorprende cuando ante un «bonita» o un uso de costumbres que nada tienen que ver con los estatutos, les pregunta si esa es la manera más apropiada para tratar organizativamente con la vicesecretaria general de la comisión ejecutiva confederal. TRABAJA DE MANERA DIFERENTE A LA QUE MUCHAS Y MUCHOS ESPERÁBAMOS EN UN SINDICATO. CABE DESTACAR EL ESPACIO QUE HA DADO A LAS JÓVENES UGT Trabaja de una manera muy diferente a la que muchas y muchos esperábamos trabajase un sindicato. En su haber hay que destacar, a mayores, el espacio que ha dado a las jóvenes UGT, abogando por nuestra autogestión y que seamos nosotras cómo nos queremos organizar den-

tro de UGT. En su caso, repite, no es sólo una cuestión de dar espacio a una decisión de la organización, ni de una demanda social e interna, sino que, si realmente se quiere avanzar en este campo, no trabajar así es limitar el crecimiento.

berá seguir empujando para encontrar a más compañeras llevando no solo vicesecretarías, sino secretarías generales, acción sindical, tesorerías, etc., de las diferentes estructuras del sindicato.

RUGE no hubiese sido lo que es hoy, con todos los territorios integrados y con todas las federaciones participando, si no fuese por ese espacio plenamente libre que ha defendido debía crearse, tan difícil de encontrar en una organización de estas características, pero tan necesario con un colectivo como el nuestro, en ebullición pura.

RUGE NO HUBIESE SIDO LO QUE ES HOY, CON TODOS LOS TERRITORIOS INTEGRADOS Y CON TODAS LAS FEDERACIONES PARTICIPANDO, SI NO FUESE POR ESE ESPACIO PLENAMENTE LIBRE QUE HA DEFENDIDO DEBÍA CREARSE.

Como ya imaginará la lectora, este artículo lo hemos escrito sin el conocimiento y, por tanto, sin el consentimiento de Cristina Antoñanzas, porque ahí sí hubiese intentando intervenir. Desde RUGE estamos seguras que esta organización avanza cada día más en el feminismo que ahora puede sea más visible, pero que de-

Y cuando lleguemos a esa construcción de igualdad real, que nadie dude que Cristina, junto con otras compañeras, fue la responsable de apuntalar gran parte de los cimientos para que esto se pudiera producir.


MORDAZ

S ALUD LABORAL

SI ESTÁS

EMBARAZADA...

Si estás embarazada y la realización de tu trabajo presenta riesgos para tu salud o la del feto puedes acceder a la prestación por riesgo durante el embarazo. Todo empresario tiene la obligación de evaluar los riesgos existentes en los puestos de trabajo. En el caso de que sean ocupados por trabajadoras embarazadas, esta evaluación deberá comprender la naturaleza, el grado y duración de la exposición de dichas trabajadoras, a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir negativamente en la salud de las trabajadoras o del feto. TODO EMPRESARIO TIENE LA OBLIGACIÓN DE EVALUAR LOS RIESGOS EXISTENTES EN LOS PUESTOS DE TRABAJO. EN EL CASO DE QUE SEAN OCUPADOS POR TRABAJADORAS EMBARAZADAS Si la evaluación de riesgos laborales indica la existencia de riesgos tanto para la seguridad y salud de la trabajadora, o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia, el

empresario deberá adoptar las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo, pudiendo adaptar las condiciones o el tiempo de trabajo (incluyendo la no realización de trabajo nocturno o de trabajo a turnos). SI EXISTE RIESGOS PARA LA SEGURIDAD Y SALUD DE LA TRABAJADORA, O REPERCUSIÓN SOBRE EL EMBARAZO O LACTANCIA, EL EMPRESARIO DEBERÁ ADOPTAR LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA EVITARLO Si la adaptación no resulta posible, o a pesar de la adaptación las condiciones del puesto de trabajo siguieran influyendo negativamente en la seguridad y salud de la trabajadora y así lo certifiquen los servicios médicos (INSS o Mutua Colaboradora con la Seguridad Social), el empresario deberá asignar un puesto o función diferente compatible con su estado, pudiendo ser de otro grupo o categoría profesional, pero sin disminución del conjunto de retribuciones que viniera percibiendo.

Es posible que no se pueda realizar el cambio de puesto, por motivos técnicos u objetivos. En este caso, la empresa declarará a la trabajadora en situación de suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo y la afectada podría solicitar la prestación. Para ello es necesario estar afiliada y en alta en alguno de los regímenes del sistema de Seguridad Social, no siendo necesarios periodos mínimos de cotización. La cuantía del subsidio es equivalente al 100% de la base reguladora de la trabajadora (establecida para la prestación de incapacidad temporal por contingencias profesionales).

SILVIA MARTÍNEZ SECRETARÍA DE SALUD LABORAL Y MEDIO AMBIENYE UGT-CEC @saludlaboralugt


¿CÓMO SE SOLICITA?

35

La trabajadora necesita: 1º solicitar a su médico de cabecera un informe que recoja que está embarazada y la fecha probable de parto. 2º solicitar a la empresa un certificado sobre la actividad desarrollada y las condiciones de su puesto de trabajo 3º con los documentos anteriores, solicitará a la Mutua o al INSS (según corresponda) la emisión de la certificación medica sobre la existencia de riesgo durante el embarazo. Una vez certificado el riesgo y si no es posible el cambio de puesto de trabajo, la trabajadora puede solicitar el pago del subsidio ante la Entidad Gestora o la Mutua. El plazo para notificar la resolución a la trabajadora es de 30 días. Es posible que no se reconozca inicialmente el derecho a la prestación económica y que la Mutua o Entidad Colaboradora indique la fecha a partir de la cual podrá reconocerse la prestación. Por último, aclarar que las bajas por enfermedad común durante el embarazo vienen derivadas de patologías de la trabajadora, que le impiden desarrollar su actividad laboral, por ejemplo problemas de tensión, diabetes gestacional, etc. Por el contrario, la suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo viene derivado de las condiciones del puesto, no de los problemas de salud de las trabajadoras.


MORDAZ

CULTURÍ ZATE ¡ LEÑE!

CON MIRADA FEMINISTA CINE

ACTUALIDAD

HISTORIA

Viaje al cuarto de una madre

Sufragistas

Mataharis

La sonrisa de Mona Lisa

Las mujeres de verdad tienen curvas

The Runaways

Moolaade

Las trece rosas

Raw

North Country

La fuente de las mujeres

La voz dormida

Mustang

RACIALIZADAS

LGTB+ •

Pride

El color púrpura

Carmen y Lola

Precious

Hoy quiero volver solito

Flor del desierto

Call me by your name

La historia de Rosa Parks

Boys don’t cry

Roma

Transamérica

Nappily ever After

XXY

Una mujer fantástica

La vida de Adele


37

LITERATURA

ACTUALIDAD

HISTORIA

Neoliberalismo sexual de ANA DE MIGUEL

Feminismos a través de la historia de ANA DE MIGUEL

No es país para coños de DIANA LÓPEZ VARELA

Ain’t I a Woman?: Black Women and Feminism de bell hooks

Atlas de las mujeres en el mundo, ANA USEROS

El género en disputa de JUDITH BUTLER

Pensamiento monógamo, terror poliamoroso de BRIGITTE VASALLO

Política sexual; Sita de KATE MILLETT

Viviendo en modo afroféminas de ANTOINETTE T. SOLER

El segundo sexo de Simone de Beauvoir

Escupamos sobre Hegel de CARLA LONZI

Una habitación propia de VIRGINIA WOOLF

La fantasía de la individualidad de ALMUDENA HERNANDO

Manifiesto Cyborg de DONNA HARAWAY

Manifiesto SCUM de VALERIE SOLANAS

• •

LGTB+

Feminismo para principiantes de NURIA VARELA Un feminismo del 99%, VVAA

RACIALIZADAS

Ética marica de PABLO VIDART

El color púrpura de ALICE WALKER

Feminismos negros. Una antología ed. por MERCEDES JABARDO

El género en disputa de JUDITH BUTLER

Mujer, raza y clase de ANGELA DAVIS

Historia de la violencia; Para acabar con Eddy Bellegueule de ÉDOUARD LOUIS

La Flor púrpura de CHIMAMANDA NGOZI ADICHIE

Viviendo en modo afroféminas de ANTOINETTE T. SOLER

Sex de BEATRIZ GIMENO

Otras inapropiables, VVAA

Adiós mariquita linda de Pedro Lemebel

Testo Yonqui de PAUL B. PRECIADO

Tejiendo de otro modo. Feminismo, epistemología y apuestas descoloniales en Abya Yala”, VVAA

Manifiestos gays, lesbianos y queer, VVAA

ECONOMÍA FEMINISTA •

Subversión feminista de la economía de AMAIA PÉREZ OROZCO

El Calibán y la bruja; El patriarcado del salario de SILVIA FEDERICI

Ecofeminismo de VANDANA SHIVA Y MARIA MIES

Con voz propia, VVAA

El trabajo de cuidados, VVAA

Economía feminista: desafíos, propuestas, alianzas de CRISTINA CARRASCO y CARME DIAZ

Decrecimiento y mujeres. Cuidar: Una práctica política anticapitalista y antipatriarcal de YAYO HERRERO


MORDAZ

SERIES

ACTUALIDAD •

-Girls

-Borgen

-The Good Wife

-Orphan Black

-Las escalofriantes aventuras de Sabrina

-Heridas abiertas

-The Fall

-How to Get Away With Murder?

LGTB+

VARIOS

RACIALIZADAS

Transparent

Dear white people

The L Word

She´s gotta have it

Orange is the New Black

Queer as folk

Sense8

REVISTAS

REVISTAS

El tornillo (en La Tuerka)

Las XL

BarbiJaputa (en El Diario)

Pamela Palenciano

Pikara Magazine

Miss Ovarios 33

Afroféminas

El conejo de Alicia

Tribuna Feminista

Virginia Imaz

Red de Economía Feminista

Kankaneo Teatro

Feminist Economics

Patricia Sornosa

Psicowoman

Alicia Murillo

Silvia Albert Sopale

Penkoletas Sisters

Chirigóticas

REVISTAS •

Trivial feminista: Feminismos reunidos, la revolución empieza en tu salón


39

ARTES

MÚSICA •

Tremenda Jauría

Tracy Chapman

Mafalda

Nina Simone

Aretha Franklin

Eva Sierra

La Mare

La Otra

Ana Tijoux

La ira

María Sarmiento

Pupiles Dilatives

Sara Hebe

Miss Bolivia

Rebeca Lane

DOCUMENTALES •

She is beautiful when she is angry

Mujeres bajo sospecha

Historia crítica del feminismo español

La guerra contra las mujeres

La herencia de las ausentes

The hunting ground

It’s a girl

Girl Rising

Miss representation

Girl power

Él me llamó Malala

Aborto: decisión personal, derecho universal.

Alaíde Foppa, La Sin Ventura

Amy. The girl behind the name

RADIO •

Sangre Fucsia (Agora Sol Radio - Madrid)

Nosotras en el mundo (Radio Vallekas – Madrid)

Las perras de Laika (Radio Almaina – Granada)

Sexofonía (Contrabanda – Barcelona)

Rebeldes sin sombra (Radio Bronka – Barcelona)

Té de Brujas (Radio UBA FM – Argentina)

POESÍA

SEXUALIDAD

Gioconda Belli

Festival de porno feminista

Georgina Herrera

Golfxs con principios

Yolanda Arroyo Pizarro

Ética Promiscua

Lilián Pallares

Poliamor Madrid

Gloriann Sacha Antonetty Lebrón

Los placeres de Lola

Desmontando a la Pili

Erika Lust

Sarah Beall

Anna Span

Tristan Taormino

Lesbian Curves

Julie Simone

Nica Noelle

Christian XXX

Madison Young

Ashanti Dinah Orozco Herrera

Rupi Kaur

Noelia Morgana

Cristina Indira

Alfonsina Storni

Guisela López

Carmina Ral

Poemarios:

Brujas

Mujer de nueva cuenta


MORDAZ

ORGANÍ ZATE Y ACTÚA

PLAN DE IGUALDAD

¿QUÉ ES UN PLAN DE IGUALDAD Y QÚE DEBE ABORDAR?

Son el conjunto de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, tendentes a alcanzar en la empresa la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres, y a eliminar la discriminación por razón de sexo. Los planes de igualdad fijarán los objetivos concretos de igualdad a alcanzar, las estrategias y prácticas a adoptar para su consecución, así como el establecimiento de sistemas de seguimiento y evaluación. Los planes de igualdad podrán contemplar materias como el acceso al empleo, clasificación profesional, promoción y formación, retribuciones, ordenación del tiempo de trabajo, para favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar, y la prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

¿EN QUÉ CASOS ES OBLIGATORIO LA IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD?

INFÓRMATE SOBRE LA NECESIDAD DE IMPLEMENTAR UN PLAN DE IGUALDAD

Habrá de establecerse de modo obligatorio planes de igualdad: 1) En empresas de más de 250 trabajadores. 2) Cuando así se establezca en el convenio colectivo que sea aplicable. 3) Cuando la autoridad laboral hubiera resuelto en un procedimiento sancionador la sustitución de las sanciones accesorias por la elaboración y aplicación de un plan de igualdad. En cualquier caso, la legislación obliga a toda empresa a adoptar medidas dirigidas a evitar cualquier discriminación laboral entre mujeres y hombres.


?

41

TÚ PREGUNTAS, NOSOTRAS RESPONDEMOS LANZA TU PREGUNTA A TRAVÉS DE TWITTER CON #RUGETUSDUDAS

HE ESTADO DE BAJA POR MATERNIDAD Y ME DICEN QUE NO PUEDO COGER LAS VACACIONES QUE PERDÍ ESTANDO DE BAJA ¿ES ASÍ?:

¿CUÁNTO DURA MI BAJA POR MATERNIDAD?

La maternidad no genera, en términos técnicos, una «baja» aunque coloquialmente nos refiramos a ello así, y es que la maternidad no está considerada como una enfermedad que incapacite a la trabajadora. No obstante los efectos son parecidos. Se suspende el contrato de trabajo durante dieciséis semanas ininterrumpidas, ampliables en el supuesto de parto múltiple en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo. El periodo de suspensión se distribuirá a opción de la madre, siempre que seis semanas sean inmediatamente posteriores al parto. ¿PUEDO ACUMULAR EL PERIODO DE LACTANCIA?

El permiso de lactancia se encuentra regulado en el Estatuto de los Trabajadores y puede verse mejorado por los convenios colectivos. Tal permiso se configura como un derecho de ausencia del trabajo de una hora diaria, que podrán dividir en dos fracciones. Por voluntad de la interesada y sin pérdida de retribución, se podrá sustituir este derecho por una reducción de la jornada laboral en media hora diaria con la misma finalidad. Existe la posibilidad de la acumulación de este permiso en jornadas completas, pero para ello es preciso que exista acuerdo entre la trabajadora y la empresa.

El disfrute de vacaciones retribuidas es un derecho de todos los trabajadores recogido en la Constitución. Cuando el periodo de vacaciones fijado en el calendario de la empresa coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el periodo de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan. ¿CUÁNTO ES EL PLAZO PARA SOLICITAR UNA EXCEDENCIA POR CUIDADO DE HIJOS?

La excedencia por guarda legal de hijos constituye un derecho individual que puede ejercitarse para el cuidado de los hijos, pudiendo durar como máximo 3 años desde el nacimiento del hijo. Este tipo de excedencia no se solicita sino que comunica y no hay momento legalmente establecido, salvo que esté regido por convenio. Cabe mencionar que, aunque no se trata de una exigencia legal, por una cuestión de buena fe y a fin de facilitar la organización de la empresa, la trabajadora que solicita la excedencia suele preavisar con 15 días de antelación. Este periodo de excedencia computa a efectos de antigüedad y como trabajadora tienes derecho a la asistencia a cursos de formación profesional.


MORDAZ

LEGISLACIÓN BÁSICA PINCHA SOBRE EL TÍTULO PARA LA CONSULTAR

DERECHOS Y DEBERES DE LOS TRABAJADORES

JORNADA LABORAL Y SALARIO

Constitución Española

Jornadas especiales de trabajo Jornada de trabajo, jornadas especiales y descansos

Estatuto de los Trabajadores

Racionalización de la regulación del SMI

RD sobre relaciones de trabajo

RD por el que se fija el SMI para 2019 Modelo de recibo individual de salarios

REPRESENTACIÓN DE LOS TRABAJADORES Ley Orgánica de Libertad Sindical Reglamento de elecciones a órganos de representación de los trabajadores

SUSPENSIÓN DE CONTRATOS Y DESPIDOS COLECTIVOS Procedimientos de despido colectivo, suspensión de contratos y reducción de jornada Aportaciones económicas de las empresas con beneficios que realicen despidos colectivos

CONTRATOS DE TRABAJO Información al trabajador sobre los elementos esenciales del contrato Comunicación del contenido de los contratos de trabajo Contratos en prácticas, de aprendizaje y contratos a tiempo parcial

CONVENIOS COLECTIVOS Procedimiento de extensión de convenios colectivos

Contratos formativos

Registro y depósito de convenios y acuerdos colectivos de trabajo

Contratos de duración determinada

Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos

WEBS DE INTERÉS RUGE / Consultar

UGT / Consultar

Fundación Largo Caballero / Consultar

Buzón Anónimo de Inspección de Trabajo / Consultar

SerdUGT (Servicios a la afiliada) / Consultar

Organización Internacional del Trabajo (OIT) / Consultar


43

PROTECCIÓN SOCIAL Y PRESTACIONES Protección por desempleo Prestaciones por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia Aportaciones económicas de las empresas con beneficios que realicen despidos colectivos Pensiones no contributivas Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social Prestaciones del Régimen General de la Seguridad Social Cuantía de las prestaciones económicas del Régimen General Plazos para la resolución de los procedimientos para el reconocimiento de prestaciones INCAPACIDAD TEMPORAL Y PERMANENTE Desarrollo reglamentario de la incapacidad temporal Gestión y control de los procesos por incapacidad temporal Aplicación y desarrollo de las prestaciones por invalidez

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Ley de prevención de riesgos laborales Reglamento de los Servicios de prevención

Guía laboral Básica «La garra» / Consultar Confederación Europea de Sindicatos (CES) / Consultar


MORDAZ

Ruge

EQUIPO DE REDACCIÓN: SARA BONMATI, ANA GONZÁLEZ,

COLABORADORAS: SABINA CHAMORRO, ELENA FERRERO, ANA MARTÍN, VIRGINIA FERNÁNDEZ,

MARÍA TSIRANTONAKI, ​KIARA BRAMBILLA, SILVIA MARTÍNEZ

EL EQUIPO DE REDACCIÓN, ASÍ COMO LA DIRECCIÓN DE RUGE NO SE HACEN RESPONSABLES DE LAS MANIFESTACIONES U OPINIONES INDIVIDUALES MOSTRADAS EN LOS DIFERENTES ARTÍCULOS DE ESTA REVISTA


45

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES: EGLE NELIUBSYTE, PENNY JAY G., LUCÍA VICENT

SIGUENOS EN @RUGETISTAS / RUGETISTAS

LAS IMÁGENES QUE ILUSTRAN LA REVISTA RESPETAN LOS DERECHOS DE AUTOR. EN CASO DE ERROR, PÓNGASE EN CONTACTO CON NOSOTRAS PARA RETIRAR LA IMAGEN ESPECÍFICA.

Profile for Mordaz

Mordaz - N.2. Sindicalismo feminista  

En este segundo número nos adentramos en el movimiento feminista y la perspectiva sindical del mismo. ¿Existe realmente brecha salarial? ¿Su...

Mordaz - N.2. Sindicalismo feminista  

En este segundo número nos adentramos en el movimiento feminista y la perspectiva sindical del mismo. ¿Existe realmente brecha salarial? ¿Su...

Advertisement