Page 1

1

Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


Visita, revisa, comenta. www.rufian-revista.blogspot.com

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Escríbenos, participa. rufian.revista@gmail.com

2

Dirección General: Paz Irarrázabal / Guillermo Jiménez Grupo Editorial: Daniela Acosta Paula Arrieta Camila Bralic Cynthia Shuffer Corrección: Camila Bralic Portada y gráfica: Cynthia Shuffer Diseño y diagramación: Chilenitox/ Paula Arrieta


Un nuevo manual para la Moral y las Buenas Costumbres

Índice Acerca de este manual Editorial

10

1. Ellas y ellos Adriana María Chaparro Africano

10

2. Crítica Mario Irarrázabal C.

11

3. ¿Y la guagüita cuándo? Montserrat Castro

11

4. Sea adicto a las benzodiazepinas K.B.

12

5. ¿Piropos? Sólo puertas adentro y a sus amigos Daniela Acosta

12

6. La vida es bella, sílaba a sílaba Rodrigo Kaufmann

13

7. De mal gusto, de pésimo gusto Paula Arrieta G.

14

8. ¿Y? ¿Cuándo se casan? Andrea Reyes

14

9. Superstición Rafael Galaz

15

10. Como decía mi abuelita: si no tiene nada interesante que decir… Camila Bralic

16

11. La educación del silencio Carolina Garay Orellana

17

12. Relativismo y tolerancia absoluta Daniela Fuenzalida

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

6

3


AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

4

18

13. Cotejo de chilenidad Jn Diego Galaz

18

14.Personas invisibles Elisa Walker

19

15. Rango Familiar Constanza Meléndez

20

16. El emprendedor Vicente Aliaga

22

17. Salir a la calle a las siete de la tarde Patricio Hidalgo Gorostegui

26

18. Dios en la Moneda Luis Cordero Vega

30

19. Planificación tributaria Francisco Saffie Gatica

34

20. ¿Qué regalo cuando regalo? Claudia Sarmiento Ramírez

38

21. La doble moneda Grace Schmidt M.

42

22. 200 años de teatro chileno: trauma y trama Rodrigo Miranda


5

Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


Editorial Rufián

La idea de proponer un Nuevo manual de la moral

trataba de señalar lo insoportable que nos resultan

y las buenas costumbres surgió a comienzos de este

ciertas prácticas comúnmente aceptadas que

año, a propósito de un comentario divertido entre

hieren a personas o grupos y que afectan nuestras

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Acerca de este manual

los miembros del grupo editorial. En ese momento

convicciones de igualdad y respeto mutuo. En ese

hablábamos de ciertas cosas que se hacen o se

minuto pensábamos en cosas tales como los chistes

dicen que nos parecían inaceptables. Sería bueno

homofóbicos o machistas, en rotear o flaitear, en

-pensamos- que hubiera una especie de “Manual de

sacar a relucir títulos o redes sociales para obtener

Carreño” que explicara qué hacer y qué no hacer para

ventajas, o en el cinismo de justificar y defender

comportarse correctamente hoy en día.

posiciones de privilegio.

6

Sin embargo, como es obvio, no pensábamos en

Fue así como decidimos crear este Nuevo manual.

un manual de etiqueta, de buen gusto o de cómo

Para llevarlo a la práctica hicimos una amplia

moverse en “la gran sociedad”. Tampoco se trataba

convocatoria invitando a escribir párrafos breves

de denunciar situaciones meramente embarazosas

que denunciaran alguna “mala costumbre”. También

y cómicas en que nos hubiéramos visto envueltos.

invitamos a algunas personas específicas a escribir

Más bien, nuestra idea era un registro de conductas

artículos un poco más extensos en un formato similar

inmorales o inaceptables que cotidianamente nos

a los anteriores números de Rufián. No impusimos

hacen sentir directa o indirectamente violentados. Se

temas concretos a nuestros colaboradores. Sólo les


pedimos que miraran críticamente nuestras prácticas cotidianas e identificaran aquellas que les resultaban moralmente inaceptables. A pesar de que varios párrafos se refieren a temas generales sobre género o distribución de las riquezas y cargas sociales, no hubo repeticiones que nos exigieran seleccionar entre ellos. Eso facilitó la tarea de edición y nos sorprendió la variedad de prácticas a las que debemos poner atención. La revista que presentamos no está estructurada de acuerdo a divisiones temáticas o de extensión rígidas. Los temas se intercalan para aligerar la lectura y permitir que el lector pueda en una sola mirada tomar conocimiento de asuntos distintos. Sin embargo, podrán apreciar que la primera parte de la revista está compuesta de “párrafos” relativamente breves y que hacia el final de la revista están los artículos más extensos. El propósito de esta división fue permitir que en este número se incluyeran más personas y más temas que en los números anteriores de Rufián. Creemos que el tema justificaba esta

salido de nosotros mismos. Al leer este número, no

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

metodología.

podemos dejar de pensar que también nosotros

7

Este Manual no tiene por objeto denunciar a los otros. Al contrario, es un Manual para nosotros mismos. Por eso, esperamos que con él la próxima vez “no lo digamos así” o la pensemos dos veces. Más de una de las cosas que critican nuestros colaboradores ha

tenemos nuestros sesgos e insensibilidades, que se muestran en los temas que elegimos y los que omitimos. Por eso, esperamos que este número sea una invitación a estar siempre dispuestos a cuestionar si nuestras cotidianas, y en apariencia inofensivas prácticas, pueden afectar aquellas moral y buenas costumbres que sí queremos defender.


8 Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


la moral

y las buenas costumbres

Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

un nuevo manual para

9


AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

10

1. Ellas y ellos...

2. Crítica

Adriana María Chaparro Africano

Mario Irarrázabal C.

Cuatro personas: dos hermanas mayores y un hermano menor, yo completo el cuarteto. A pesar de ser mayoría, siempre se cuela un “mis hermanos”, en vez de un “mis hermanas”. Le queda a uno (debiera decir a una) la sensación de que niego a mi hermano si digo “hermanas”, y si lo digo delante de mi familia, lo primero que resuena es “¿y su hermano, dónde lo deja?”

Los colegas argentinos se hicieron unos a otros críticas descarnadas, yo escuchaba asustado, seguro que todo terminaría muy mal, pero luego del almuerzo salieron abrazados, bromeando. Quizás no tenga el don, pero he criticado el trabajo de colegas chilenos y ellos me quitaron el saludo. ¿Falta de sentido de humor?, ¿tanta inseguridad?

Pero ya es casi un hábito. Ahora hablo y escribo, casi siempre, reconociendo los dos géneros: hermanas y hermano, campesinas y campesinos, productores y productoras, compañeras y compañeros, amigas y amigos. Para algunos-as (nótese que digo la verdad) daré lata, pero me parece sano.

Qué necesario es ser criticado, estar abierto a la crítica, buena y mala, para poder avanzar en lo nuestro. Escuchar todo tipo de crítica con una pizca de humor. Algunas las desecharemos fácilmente, otras nos dolerán, otras nos penarán por largo tiempo, pero todas nos harán bien.

Aún me quedan muchos pendientes: mi nombre lo escribo y digo completo, dos nombres y dos apellidos. El segundo apellido tiene como finalidad no negar a mi mamá, ¿aunque de qué sirve, si el primer apellido de mi mamá, y por tanto mi segundo apellido, es el del abuelo, y no el de la abuela? Ese patriarcado está tan metido en nuestra cabeza…

Cuando recién me iniciaba en la escultura, el profesor alemán llevó al curso a su taller para que criticáramos una enorme figura que estaba terminando. Yo miré su obra y sugerí un cambio drástico. Con gran espanto, al día siguiente vi que había hecho los cambios que yo había propuesto. Lo que importaba no era su dignidad ni mi poca experiencia, sino la calidad del trabajo.


4. Sea adicto a las K.B. benzodiazepinas

Desde la tía Eulalia con su carita de ternura hasta la ejecutiva exitosa con posgrado en una de las universidades que figuran en el ranking THE no se resisten de preguntar (en la cena de navidad o en la entrevista de trabajo) ¿y los hijos cuándo? Como ellos agregan, soy una mujer en edad fértil y después de los treinta la cosa ya no es tan fácil.

Si se siente cansado o con dificultades para dormir, sea por problemas de malos hábitos o de conciencia, una pastilla con estrella verde en su caja y nombre de compuesto terminado en “pan”, “pam”, “lam” o “lan” puede solucionar su problema.

Si el reclamo es a la familia, ellos dirán que se preocupan, mientras que el futuro empleador indicará que debe hacer una proyección económica sobre la rentabilidad de una mujer, pero resulta que la pregunta es incómoda y complicada por una razón muy sencilla: no sé la respuesta. Tal vez sería más fácil responder a mi familia “sí, quiero” y a mi empleador “no quiero”, pero eso no quita que me coloquen en una situación difícil: ¿realmente quiero o no quiero tener hijos? O incluso una duda peor: ¿puedo tener hijos? Las personas no andan por la vida respondiendo preguntas difíciles como si tienen una buena relación de pareja o si se sienten seguros de su sexualidad; por lo tanto, a menos que yo se lo plantee o haya pagado una consulta para hablar sobre el tema, no me pongan en una situación difícil.

No hay ninguna objeción legal o moral a ellas. Están en casi todos los hogares y son más comunes de lo que usted cree. Les llaman también “relajantes musculares” o “pastillas para dormir”. No es droga. No ocupemos esa palabra que encierra lo peor de la sociedad, aquel flagelo contra el que luchamos con tanto ahínco. La droga está en las esquinas de los barrios marginales, es lo que consume otra calaña de personas. No se compara con lo que viene dentro de cajas que me receta un profesional, y me vende una cadena de farmacias que paga sus impuestos y que tiene chocolates en sus góndolas. No busque soluciones engorrosas o de largo aliento poco estéticas. Unos miligramos pueden darle la tranquilidad, el sueño reparador y la limpieza de conciencia que necesita.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

3. ¿Y la guagüita cuándo? Montserrat Castro

11


AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

5. ¿Piropos? Sólo puertas adentro y a sus amigos Daniela Acosta

12

No invada el espacio de otra persona que tal como usted va caminando por la calle con supuestas palabras halagüeñas –en el mejor de los casos– dando forma a un piropo. La mayoría de las personas que sufren esta intromisión en su metro cuadrado son mujeres y, si bien puede haber alguna que lo necesite para sentirse notada o subir su autoestima, no se equivoque, no se trata del común de los mortales. Por lo general, el piropo en la calle es ofensivo y no hace más que resaltar la falta de educación y materializar la dominación simbólica masculina. El machismo que dice que se tiene el derecho de decir lo que se le venga en gana a una fémina y ella lo recibirá sin chistar e incluso agradecida. Nada más lejos de la realidad. La mujer lo resiente como una ofensa y con miedo a ser atacada más que verbalmente. Deje los buenos piropos o comentarios halagadores para sus amigos, para sus cercanos. Acérquese a ellos y coménteles lo bien que se ven de la forma más respetuosa posible. Todos estarán mucho más contentos.

6. La vida es bella, sílaba a sílaba Rodrigo Kaufmann

Es una aproximación hipócrita la que muchas personas tienen para con otras que se han vuelto objeto de su “espíritu solidario”. La apariencia es inofensiva: un par de cosas simpáticas, dichas para maquillar una realidad incómoda o poco afortunada. Posiblemente para hacer sentir bien o parecer encantador. Pero mirando con mayor detención, la conclusión cambia. Cambia, en primer lugar, porque ese maquillaje demuestra de parte del emisor una profunda falta de compromiso con la realidad del receptor y porque no existe interés en un diálogo real. Una de las partes resulta siempre irrelevante; una simpatía simulada toma el lugar del reconocimiento de la humanidad del otro. La prioridad es salir del paso con una falsa amabilidad, revelando un egoísmo ciego y autocomplaciente, que en definitiva se traduce en un insulto a la persona y su condición. Además, este discurso supone que las meras expresiones simpáticas son un buen sucedáneo. Pretender que la palabrería es capaz de hacer alguna diferencia es, además, un insulto a la realidad. El lenguaje exagerado e irreal y su ridícula pretensión de ir contra lo evidente resultan lamentables, así como creer que una sonrisa fingida y un par de adjetivos hacen alguna diferencia, es hacer suposiciones que van más allá de la ingenuidad.


7. De mal gusto, de pésimo gusto Es de muy mal gusto ser de derecha. De serlo, usted es o neoliberal o conservador. Si es neoliberal, usted justifica un sistema basado en otorgar todo tipo de privilegios a unos pocos miembros de la sociedad, ganadores de una carrera en la que corren con ventaja. Cree usted, además, que es justo que estos beneficios sean heredables y tiende a pensar que de eso se trata la libertad. Apoya usted, por defecto, la desigualdad. Podría usted estar experimentando, en este mismo momento, un desmedido miedo a que le quiten sus bien merecidas cosas. Si es conservador, usted confía en que ciertas tradiciones morales generalmente excluyentes son la garantía de una sociedad virtuosa. Más aún, usted tiene la seguridad de que su personal forma de ver el mundo es y debe ser impuesta al resto de las personas, sin importar que sus creencias se afirmen, por ejemplo, en cuestiones más o menos esotéricas o mágicas. Podría estar usted desarrollando, en este mismo momento, un desmedido miedo a cualquier cosa que sea levemente diferente a usted.

Ahora, si una vez asegurados sus privilegios cree que es una buena idea hacer una mala copia de algunos de ellos para los menos aventajados; o bien, piensa usar sus directrices morales para asegurar los beneficios de los que son como usted y así marginar completamente a quienes teme, entonces tenga cuidado. Puede estar siendo, en este mismo momento, un ejemplo de la peor costumbre: un neoliberal conservador. En ese caso, usted no sólo es de derecha, cosa que, como se ha dicho, es de muy mal gusto. Es usted, además, un personaje sin consecuencia y sin pudor. Y eso es de pésimo gusto.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Paula Arrieta G.

13


AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

14

8. Y? ¿Cuándo se casan?

9. Superstición

Andrea Reyes

Rafael Galaz

Escuchar una y otra vez esta pregunta es común para parejas que superan los 25 años de edad y poco menos que pan de cada día si además llevan varios años de relación estable. Esta pregunta -nada inocente a mi paranoico parecer- parte de la base de que cumplidos ciertos presupuestos (a saber: “edad de merecer” y relación sana y que se proyecta en el tiempo) lo que corresponde es que la gente se case. Por lo tanto, quien hace esta pregunta pareciera no sólo querer saber si tiene que preparar su vestido de fiesta para un evento próximo, sino que quiere indagar acerca de qué tan buena y estable es la relación de la pareja. En suma, lo que se lee entre líneas es algo así como: “si todo va bien, ya llevan tanto tiempo juntos, ya tienen cierta edad ¿por qué no se casan?, no es por meterme en la vida de nadie pero, ¿no será que algo anda mal?”.

(i) Obsesiva acumulación de distintos objetos religiosos con la ingenua esperanza de conseguir mejor suerte o mayor protección de un inseguro ser superior que maneja arbitrariamente el destino de sus súbditos y calma su desconfianza con sus actos de consumo. (ii) Inflexión reverente ante edificios y figuritas de material ligero por temor a recibir la represalia del mismo ser superior carente de afecto que castiga el olvido. (iii) Modo de abuso de ciertas autoridades religiosas, generalmente católicas, que actúan como el dios en que creen -inseguros, desconfiados y carentes de afecto-, y buscan aprovecharse de algunas personas, generalmente tan inseguras como ellos pero bien intencionadas, para justificarse y satisfacer sus deseos de autoridad.

Si no quiere ser impertinente obligando a los miembros de la pareja a darle explicaciones a usted y quién sabe si a ellos mismos también, mi consejo es que evite hacer esta pregunta a menos que la boda ya está anunciada y lo que usted quiere saber es nada más que la fecha exacta.


10. Como decía mi abuelita: si no tiene nada interesante que decir… Puede ser que en tu trabajo sea indispensable tener un iPhone 4 con Multi-Touch. Tal vez es cierto que al comprarte una casa en un barrio privado en La Dehesa vives más seguro. Quizás si lo pensamos bien, tu parka North Face no es tan cara. Es bien probable que trabajes muy duro todo el mes para poder comprarte unos jeans Diesel. Incluso puede ser verdad que tu papá haya trabajado muy duro toda su vida para que tú puedas llegar a la universidad en una camioneta Dodge. O si ya te hiciste cargo de su empresa, seguro que puedes tener un Rolex Oyster Perpetual Submariner; después de todo le das trabajo a tanta gente. Todo eso es posible. Pero aunque sea cierto, por favor, no lo andes diciendo. Disfruta de tu último juguete calladito, sin excusas. Y esos valiosos minutos de silencio que ganes, aprovéchalos para calcular que te abrigas con un sueldo entero; o sal a caminar fuera de tu barrio alguna vez; o simplemente dedícate a trabajar, no sólo para ganar, sino también para aportar en algo; o a ver si en vez de preocuparte tanto por cómo llegas a la universidad, te concentras en qué haces en ella; o revisa de vez en cuando las condiciones laborales en tu empresa; o simplemente mira a tu alrededor, en lugar de la pantalla.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Camila Bralic

15


11. La educación del silencio Carolina Garay Orellana

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Una de las prácticas más comunes de buena crianza o de buena educación, está sabiamente ejemplificada en el refrán “No muerdas la mano que te da de comer”.

16

Esta frase manifestada explícitamente por los empleadores (la he escuchado en vivo y en directo) o implícitamente por quienes ejercen el poder en una institución, obliga o por lo menos intenciona en los trabajadores y trabajadoras una especie de silencio sepulcral con respecto a todas las medidas y situaciones que se dan en dicha institución, aunque estas sean de un desparpajo tremendo o de una absoluta incoherencia. Tal parece que quienes escuchan esta frase la aceptan, pues “nadie dice nada”. Muchos y muchas de quienes callan tienen enraizado en sus genes la idea de “ofensa”. Si es que no están de acuerdo en algo simplemente asumen que “ellos son los jefes y saben lo que hacen” o, peor aún y más indigno, reconocen que “si hablo me quedo sin pega”.

Es interesante analizar cómo este comportamiento es parte de nuestra supuesta “formación integral”: no podemos cuestionar a un profesor o profesora, no podemos cuestionar a nuestros padres, menos podemos cuestionar a nuestros jefes o jefas. “Es feo”, “eso no se hace”, “hay que escuchar y aceptar”. Creo firmemente que nuestra disidencia verbal, especialmente en las reuniones, es una lúcida muestra de diálogo abierto y pluralismo. Si el empleador no puede tolerarlo, claramente el problema y la opresión encubierta es responsabilidad de él o ella, pero no por eso uno va a permitir que se vulnere su libertad de opinión. Ahora bien, si uno no se puede manifestar individualmente, se debe organizar un grupo sindicalizado, para que entonces la directiva pueda manifestar abiertamente (y sin temor) las opiniones de trabajadores y trabajadoras. Así, aunque su jefe sepa lo que usted piensa, por lo menos “usted” no queda tan mal o tan expuesto o expuesta. Lo importante es saber que mi opinión es tan válida como la de cualquiera, aunque jerárquicamente alguien sea superior a mí en un momento y lugar determinado.


12. Relativismo y tolerancia absoluta Daniela Fuenzalida

¿A dónde nos lleva este relativismo puro? A afirmar que cualquier forma de vida es aceptable y tiene el mismo valor, cuestión que en mi opinión es errónea, pues la historia nos ha enseñado que hay formas de vida mejores que otras. ¿Alguien podría afirmar que el régimen Nazi u otro totalitarismo es igual de aceptable que un régimen democrático y que sólo son dos formas distintas de gobernar?, ¿o que debemos aceptar la mutilación femenina en África, puesto que son SUS costumbres y no nos corresponde intentar cambiarlas? Asimismo, pensar que no podemos llegar a acuerdos sobre una justicia, libertad, moral universalizables, es dejarnos sin una base para nuestra sociedad. Esta idea nos lleva a perder la capacidad de discutir. Los relativistas creen que cada persona debe vivir como crea correcto porque llegar a acuerdos significa someter a una de las partes. En la vida en sociedad son posibles los acuerdos políticos, y son

legítimos los límites a las libertades individuales en pos de un bien común. Esta tolerancia irreflexiva supone dejar de creer en la humanidad como conjunto y es una visión egoísta de ella. Muchas veces encontramos este relativismo disfrazado de “pluralismo”, pues este es moral y políticamente aceptable. Pero debemos tener cuidado de caer en tan mala práctica, no olvidemos que podemos lograr objetivos comunes entre nosotros, podemos llegar a acuerdos a partir de ideas diferentes. El tema está en querer hacerlo, en interesarse por algo y defenderlo frente al resto porque creemos es que justo, y en la discusión tener la convicción de que si los convencemos podemos aportar algo al mundo.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Muchas veces hemos escuchado la frase, “tú tienes TU opinión y yo tengo la MIA”, y así todos felices y se termina la discusión. Ya no se puede hacer una verdadera crítica, pues se tilda a esa persona de intolerante.

17


AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

18

13. Cotejo de chilenidad

14. Personas invisibles

Jn Diego Galaz

Elisa Walker

(i) Exhibición de asombro, ignorancia, arrogancia y/o racismo del connacional cuando se enfrenta a lo que no conoce, no comprende y que le aterra; sea dentro del territorio propio o incluso fuera de él. (ii) En el propio territorio suele expresarse como juicio respecto de lugares o costumbres que no coinciden con sus expectativas, v. gr., “esto no parece Chile”. (iii) Como gentilicio, normalmente es expresión de asombro racista/clasista, v. gr., “increíble, pero si no parecen chilenos”. (iv) Como juicio sobre la vida de las personas en otros territorios que considera inferiores, latinoamericanos o africanos o asiáticos-nojaponeses, v. gr., “qué curioso lo que hace, en Chile hace tiempo lo hacemos de otra manera”. (v) Como expresión servil o de solapado desprecio desde-allá, generalmente en Estados Unidos o Europa, v. gr., “le falta tanto a los chilenos para comprender que esto es así”.

Existen ciertas prácticas donde la ofensa propiciada a otras personas es muchas veces imperceptible. Este es el caso de la conversación telefónica en que un miembro de una familia llama por teléfono a su casa. Puede ser que esta llamada sea contestada por un hermano o hermana, hijo o padre. Luego de realizar los correspondientes saludos, la persona que está llamando pregunta si hay alguien en la casa, y la respuesta que recibe por parte de quien contestó el teléfono es la siguiente: “estoy solo” o “no hay nadie”. Lo cierto es que él no está solo, pues en la casa hay otras personas que trabajan en ella, pero claramente la presencia de estas es “invisible a los ojos” de quien responde el llamado. En definitiva, la casa está llena de personas que no califican para ser consideradas como tales.


15. Rango familiar No cometa el error de aparecer como poco entendido del sistema. Asegúrese de actuar de acuerdo a su condición social.

a este rango, deberá ser doblemente insistente en este punto; recuerde que su estatus no es real, usted no pertenece a esta esfera.

Para ello le presentamos algunos consejos para la integración en sociedad de su grupo familiar. Ubíquese dentro de:

Si usted quedó ubicado dentro del grupo C2 o C3 tome en cuenta lo siguiente. El esfuerzo es su mejor virtud. Trabaje 6 días a la semana, 12 horas al día. Probablemente su sueldo le alcance a duras penas para pagar la universidad de sus hijos, pero no se preocupe. Existirá siempre el sistema de salud público que le permita abaratar los costos del hogar. Puede que no le suban el sueldo, pero para qué quiere dinero si ya tiene honor.

Grupo ABC1: rango de ingresos entre $1.700.000 a $3.500.000 o más. Grupo C2: rango de ingresos entre $600.000 a $1.200.000. Grupo C3: rango de ingresos entre $400.000 a $500.000. Grupo D y E: rango de ingresos inferior a $300.000. Si usted afortunadamente quedó ubicado dentro del grupo ABC1 tome en cuenta lo siguiente. Mantenga un bajo perfil y sea austero. Trate de agruparse con otras familias de su rango y convoque a actividades solidarias. Si usted tiene dificultad por el hecho de no tener un buen apellido y por llegar a través del mérito o el loto

Si desafortunadamente quedó ubicado dentro del grupo D y E tome en cuenta lo siguiente. Su sueldo alcanza, como máximo, para alimentar a su familia durante un mes, por lo mismo intente no destinar sus dineros a ciertos privilegios como el televisor, el automóvil o el Play Station. Usted simplemente no cuenta con el derecho a hacerlo.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Constanza Meléndez

19


16. El Emprendedor Vicente Aliaga

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Todas las sociedades siempre poseen un héroe. Alguien al que se admira porque puede lograr cosas que otros no pueden, que está bendito con algo distinto que le permite hacer cosas excepcionales.

20

Nuestro país, que tiene puesta la cabeza y el corazón en el neoliberalismo, cuando piensa en su héroe, ve al “Emprendedor”. Desde ya debo advertir que me produce un tremendo desagrado escuchar hablar del Emprendedor. Pero no me refiero a personajes en particular, a seres humanos de carne y hueso (aunque también un poco, o más que un poco). Lo que me causa urticaria es todo lo que implica ser Emprendedor y que denota los principios y valores que como sociedad estamos revelando. Es de muy mal gusto tener por modelo a una persona que está dispuesta a pasar y pisar por todo aquello que sea necesario para que su empresa llegue a buen puerto. Una persona sin escrúpulos no puede ser un ideal para nadie, especialmente cuando esos escrúpulos no existen o se obvian simplemente por dinero.

Es cosa de pensarlo un poco: es el egoísmo hecho persona. El Emprendedor no piensa en nada más que en él y en su éxito (o al menos así debería ser si desea “triunfar en la vida”), no mira para el lado ni busca ayuda distinta a aquella necesaria para sacar adelante su proyecto. No puedo evitar relacionar este personaje con la ambición. Y es que se trata de alguien que desea el mundo completo para sí mismo. Hay algo de megalomanía también, un tufillo a suficiencia y una pizca de viveza de aquella media oscura (esa agilidad mental para actuar cuando se ve una oportunidad mezclado con la ceguedad de las implicancias morales o legales que esa acción conlleva). Para colmo de males, imponen como modelo a seguir algo que es absolutamente azaroso. Imaginemos una persona que decide “emprender”. Con el tiempo tuvo éxito y su negocio comenzó a crecer y a crecer, a tal punto que logró cambiar su estándar de vida completamente. Ahora, después de todos los malos ratos por los que tuvo que pasar, se siente con el derecho de decir que “la gente es pobre porque quiere, porque es floja”, “si yo pude lograrlo, todo el mundo puede” y otras


Por otra parte, así como cada pueblo tiene el gobernante que se merece, cada sociedad tiene al héroe que se merece. La elección de Piñera

no es otra cosa que eso: se le admira porque es Emprendedor, supuesta clase media que surgió y se hizo millonario con su inteligencia y astucia, y lo escogimos presidente porque creemos que puede convertirnos en un “país de oportunidades”. Se le ve como alguien admirable y que tiene la capacidad de convertirnos a todos en él mismo: un ser ambicioso, sin reglas ni escrúpulos, que no se detiene por nada del mundo hasta obtener lo que quiere. Que lo hayamos escogido es la demostración del tipo de sociedad que hoy en día somos, lo que es vergonzoso y de mal gusto: definitivamente una mala costumbre que debemos cambiar.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

joyitas semejantes. Y mi punto aquí es que a estas personas se les olvidan dos cosas. Primero, que si bien pusieron su esfuerzo para llegar a donde llegaron, también hay una cuota de suerte en ello y que nada, nunca, es 100% el esfuerzo de alguien. Hay muchos factores que están en juego para determinar el resultado final de una acción, y los bríos que se pongan es solamente uno de ellos: las redes sociales de quien está actuando y el nivel educacional que posee, son ejemplos. En ambos casos, todo depende de dónde uno nazca, lo que al final del día también tiene que ver con el azar. Segundo (lo más importante), se exige de los demás un actuar que debería ser excepcional. Todo el esfuerzo que toma sacar el “emprendimiento” adelante es algo que no debería exigirse a nadie para tener una calidad de vida relativamente razonable. Una jornada laboral sin límites, el poco tiempo que se tiene para ver a la familia, la incertidumbre económica, etcétera, son cosas que no pueden ser vistas como la regla general para no tener que estar pensando todo el tiempo en cómo llegar a fin de mes.

21


17. Salir a la calle a las siete de la tarde A las siete de la tarde, Santiago es el escenario ideal para varias malas costumbres. Se pueden ver sin importar el medio en que uno se mueva. Patricio Hidalgo Gorostegui misma escena se repite en una arteria y en la otra,

va a detener justo en la intersección de la siguiente

alternadamente, y los bocinazos son cada vez más

calle, pero no frena. Supone que si deja atrás ese

enconados.

Entonces cambia la luz de verde a rojo en su calle, y

Es la hora punta en Santiago. Algunos caminantes

de rojo a verde en la que obstaculiza por completo. El

cruzan por entre los autos, porque los pasos de cebra

conductor aprieta las manos firmes en el manubrio y

no se respetan. Otros cruzan por entre los autos

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

El conductor sabe que si sigue avanzando el taco lo

fija su vista en el auto de adelante como si fuera una

porque así lo hacen desde siempre, en cualquier

revelación divina. Quienes se ven afectados por su

punto intermedio de la cuadra. Los mendigos

23

detención tocan la bocina con entusiasmo, no como

que piden monedas a las ventanas cerradas están

aviso de un peligro sino como señal de disgusto,

expuestos a que los noticieros los fiscalicen como si

varios segundos, de manera continuada. Para

fueran ellos los dueños de las financieras, Isapres y

cuando pueden avanzar han perdido demasiado

Administradoras de pensiones. O como si fueran los

tiempo, entonces deciden pasar hasta que el último

dueños de los canales de televisión que emiten esos

auto obstaculiza la calle que antes los frenó. La

noticieros.

semáforo va a ganar algunos minutos de tiempo.


AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Para cuando pueden avanzar han perdido demasiado tiempo, entonces deciden pasar hasta que el último auto obstaculiza la calle que antes los frenó. La misma escena se repite en una arteria y en la otra, alternadamente, y los bocinazos son cada vez más enconados.

24

En esos mismos momentos, pero abajo, más cerca

Otros peatones prefieren andar en micro, para

del centro de la tierra, siempre hay un ciudadano que

poder entretenerse por la ventana, respirar mejor

prefiere pararse justo frente a la puerta del vagón

aire, pagar algunos pesos menos. Subir es difícil,

del Metro, para que cuando tenga que bajarse,

porque muchos de los que van de pie se apiñan

aunque sea en diez estaciones más, no le impida el

cerca del chofer. Entre los que ocupan los asientos

paso la marea humana que se apila a sus espaldas.

siempre hay una mujer sobre la mitad que da al

En cada detención, quienes entran y quienes salen

pasillo, aunque el otro espacio esté vacío. Quizás

murmuran alguna protesta en un tono inaudible,

lo hace para ponerse de pie más rápido cuando

pasándolo a llevar, pero el muchacho los ignora,

quiera bajarse, o para no ser arrinconada por lo que

fortaleciendo su postura para no ser derribado.

se le aspecta como un delincuente o degenerado,

Su rigidez corporal es verdaderamente meritoria,

amenazas de piel oscura (“en mi país no hay racismo,

porque además está atento a que no le metan

si hay como dos negros, no más”). Y cuando alguien

mano en los bolsillos. Lleva puestos audífonos para

quiere ocupar ese asiento vacío, es necesario tocarle

escuchar horribles canciones que tararea mirando

el hombro a la mujer, porque ella sola no lo va a

nada. Muchos en el vagón tienen los audífonos

ofrecer, ni se va a correr contra la ventana. Entonces,

puestos. Es muy difícil hablarle a un desconocido

cuando escucha la petición, con rostro afectado

en Santiago, lo suelen decir los extranjeros que

repliega sus rodillas, haciéndole sentir su malestar al

necesitan saber dónde queda una calle. Atrás de

futuro compañero de asiento. A lo mejor le hablará

él, algunos se refriegan contra el cuerpo de una

más adelante, mientras aprieta sus bolsas contra

mujer desprevenida. En la mañana han estado en

sí ensayando una mueca de reprobación, fijando

uno o dos cafés con piernas. Si les dicen algo van a

su vista en el piso, porque ha subido un hombre

alegar inocencia con la candidez del Ministro que es

de pelo largo para cantar algunas canciones del

sorprendido en alguna falta.

repertorio del nuevo canto chileno.


El conductor se relaciona con el mundo a través de su auto. Es lo que lo define, lo presenta, lo completa. Las variables que maneja para su elección son la santísima trinidad de sus postulados estéticos: porte, lujo y color. Cierra los pestillos para que no lo asalten y las ventanas para que no le pidan monedas. Aprovecha la demora para hablar por teléfono con el manos libres. Gesticula como si su interlocutor lo viera. Mira de reojo el marcador de la bencina, gira su cabeza en ambos lados para ver si alguna minita se ha fijado en su auto, o sea en él, o sea en su virilidad. Divisa a lo lejos un paradero de micros, y se compadece. “Yo voy en auto hasta a comprar pan”, suele decir en las reuniones sociales, contento. Incluso en su foto de perfil de Facebook se le ve apoyado sobre el capó de su auto. El muchacho del Metro ha llegado a destino. Desciende del vagón lamentando la mala educación de los que entran sin esperar que salgan los que necesitan hacerlo. Sube por las escaleras destinadas a los que van entrando, porque no tiene tiempo que perder, está apurado: va a empezar la teleserie. La mujer también ha llegado a la casa, pero más tarde. gente honesta esté encerrada en sus casas, mientras los delincuentes caminan libres por la calle.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Alcanza a tomar el noticiero, y se lamenta de que la

25


Con el nuevo gobierno la apelación a dios se ha vuelto un asunto común en el discurso público. Las exigencias de la democracia, sin embargo, hacen intolerable a esta práctica. Luis Cordero Vega

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

18. Dios en La Moneda.

27


Desde que Sebastián Piñera ganó la elección presidencial se ha instalado como parte de su discurso público la figura de “Dios”, la que ha llevado a sus intervenciones en diversos y complejos asuntos públicos. El discurso el día de su triunfo, el mensaje del 21 de mayo del año pasado, el rescate de los “33”, así como una buena cantidad de otras intervenciones públicas han estado iluminadas por la figura de “Dios”. En palabras del Presidente, de Él dependen las fortalezas, la sabiduría y el destino de nuestro país. ¿Es esto sensato? ¿Es tolerable que el Presidente de la República revindique sus íntimas creencias como justificación de su actuar en lo que a asuntos

¿Es tolerable que el Presidente de la República revindique sus íntimas creencias como justificación de su actuar en lo que a asuntos públicos se refiere? En mi opinión, no.

públicos se refiere? En

mi

opinión,

no.

El

Estado

moderno

constitucional se ha construido sobre una lucha por la secularización del poder. También entre

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

nosotros ha existido una demanda creciente por

28

el “laicismo” del poder, representado por la que se

cosmológica, basada en una “historia de la salvación”

creía la conquista más relevante de ese proceso:

que no depende de nosotros, de manera que si esas

la separación entre la Iglesia y el Estado. Aunque

soluciones no se concretan, es porque “así estaba

comparto evidentemente ese discurso, creo que lo

escrito”. Se podría afirmar, en definitiva, que las

manifestado por el Presidente va mucho más allá.

soluciones dependían de una voluntad externa a la propia deliberación pública en una sociedad

Que la Iglesia y el Estado están separados totalmente,

democrática.

así como que nuestras creencias forman parte de la intimidad y de la propia conciencia, son una

Algunos sostendrán que detrás de las expresiones

cuestión evidente y legítima. Pero pareciera que

del Presidente no existe ninguna amenaza para el

la manera como se justifica el actuar de nuestras

Estado laico, sino que es más bien un énfasis retórico

autoridades no necesariamente es alcanzada por

buscando un discurso de unidad.

esas conquistas. Aunque

esa

respuesta

es

aparentemente

Recurrir a “Dios” como parte de los respaldos y

inocente, en mi opinión, no es aceptable. No

de las orientaciones que deben “iluminar” las

puede un Presidente de la República de un Estado

soluciones a los problemas de interés público,

Constitucional que garantiza, en principio, un

resulta ciertamente inadecuado. Afirmarse en ello

pluralismo ético, fundar los objetivos y respuestas

supone buscar soluciones en una cierta retórica

de su política pública en un “poder sustentador”


ajeno al sistema democrático, pues por esa vía lo relevante no serán las reglas de convivencia que hemos definido, sino creencias pre-políticas de comunidades religiosas, que se sobreponen a la voluntad democrática, da lo mismo si esta es católica o no. Es riesgoso para una sociedad democrática concebir que la vida buena y ejemplar depende de preferencias religiosas específicas, especialmente cuando ellas son invocadas por el propio Presidente de la República como objeto deseable de desarrollo nacional. Que una sociedad requiera de solidaridad entre sus ciudadanos, así como la necesidad de una convocatoria colectiva para afrontar momentos difíciles, no justifica invocar un argumento externo a nuestra convivencia democrática para encontrar esa identidad común, precisamente porque una convocatoria así excluye a otros. Las formas importan y el discurso público también. No es adecuado que traslademos a la esfera pública En ese espacio debemos tener cuidado porque corresponde a un lugar común donde definimos nuestras reglas de convivencia y de participación colectiva.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

las cuestiones que son propias de la conciencia.

29


30 Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


19. Planificación tributaria. La aceptación social de la planificación tributaria es una manifestación de la privatización de la necesidad humana, en donde no hay espacio para la fraternidad. Representa la negación del beneficio colectivo y una forma de conservar privilegios de clase.

¿Cuántas veces hemos escuchado a alguien

“todos” sus impuestos, cuando ya no le queda más

defender algún argumento contra los tributos? A

que morir, se aplica… otro impuesto!

pesar de la multiplicidad de los argumentos, que por su inconsistencia son difíciles de sistematizar, el

La planificación tributaria parece ser la solución

común denominador es siempre el mismo: no a los

ideal para quienes no quieren pagar sus impuestos

tributos. Dos son los impuestos que más molestan

porque aseguraría una forma legal de evitarlos. “Por

a quienes sostienen que éstos suponen quitar

favor, no vaya usted a pensar que la planificación

(injustificadamente) parte de la propiedad privada

tributaria es una forma de no cumplir con la ley”,

de una persona: aquel que se aplica sobre la renta

dicen sus defensores. Por el contrario, sostienen

y el que grava las herencias. En el primer caso, el

que se trata de cumplir estrictamente con la ley

principal problema parece ser que se trataría de

ejerciendo al mismo tiempo el derecho que cada

un caso de trabajo forzado porque el producto

persona tiene a organizar sus negocios de la forma

del trabajo individual se vuelve colectivo para

más eficiente posible. Así, desde la perspectiva de

beneficiar a otros. En el segundo, la injusticia está en

quienes defienden esta práctica, la ley se transforma

que incluso después de que una persona ha pagado

en uno más de los costos que han de tenerse en

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Francisco Saffie Gatica

31


consideración en la generación de la renta; y como

En nuestro país la planificación tributaria es un

tal, ha de minimizarse para aumentar la utilidad final.

gran problema. No sólo porque niega la fraternidad

¿Cómo podría ser esto cuestionable si incluso existe

sino también porque acrecienta las desigualdades

un mercado de asesores, i.e. abogados y contadores

que permite la estructura tributaria chilena que,

expertos tributarios, que conocen las formas de la

principalmente, se preocupa de proveer “incentivos”

ley (y sus vacíos) con detalle? Además, una cosa es

a cierto grupo de ciudadanos, i.e. los dueños del

la planificación tributaria y otra muy distinta es la

capital. De esta forma, la planificación tributaria

evasión tributaria. Si la planificación tributaria es

incrementa y consolida los privilegios de clase.

legal, la evasión es ilegal porque supone ir en contra

Para comprobar esta afirmación analicemos un par

de la ley. Hasta aquí va, de forma simplificada para los

de ejemplos. El primero es sobre la planificación

efectos de esta columna, una línea argumentativa

tributaria que permite la estructura de la ley de la

que entiende los impuestos como instrumentos de

renta. Aquí, el impuesto de segunda categoría, que

financiamiento de la actividad del Estado y la ley

se aplica directamente por retención del empleador

como pura estructura y coacción.

a los empleados asalariados, no admite espacios

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Los impuestos son una manifestación de la fraternidad y la ley la forma que adopta la igualdad y la libertad.

32

A pesar de lo anterior existen, aunque claramente

para la planificación tributaria. Los miembros

son impopulares, otras interpretaciones de aquello

de sociedades (incluidas las sociedades de

que buscan los impuestos y de la función de la ley.

profesionales), en cambio, pueden beneficiarse con

En esta columna, sólo como invitación, déjenme

distintas herramientas de “ingeniería tributaria” que

sugerir la siguiente idea: los impuestos son una

se crean a partir de los dos niveles de tributación

manifestación de la fraternidad y la ley la forma que

que distingue la ley de la renta, i.e. el de las empresas

adopta la igualdad y la libertad. En esta lectura los

y el de sus dueños. Este esquema, vigente en Chile

impuestos son una manifestación de que ciertas

desde 1984, claramente beneficia a quienes gozan

necesidades (materiales) son nuestras necesidades.

de posiciones de privilegio producto del sistema

El derecho tributario, i.e. el conjunto de reglas que

económico imperante. Esto nos lleva al segundo

regulan los impuestos, da forma a esta idea con

ejemplo: el impuesto a las herencias. Mucho se ha

la expectativa de cubrir de manera igual nuestras

discutido el último tiempo sobre este impuesto y

necesidades para así asegurar espacios de libertad

una de las razones que se dan para su eliminación

individual. En este sentido, la planificación tributaria

es que se trata de un impuesto injusto porque muy

es evidentemente un problema.

pocos lo pagan. Efectivamente esto es así; en Chile


sólo pagan el impuesto aquellos que (debiendo

¿Es posible terminar con esta práctica? Algunos creen

pagarlo por no estar exentos) no pueden “planificar

que no y así proponen directamente la eliminación de

la herencia”. Pero a diferencia del primer ejemplo

algunos impuestos o disminuir las tasas impositivas

sobre la ley de la renta, en este caso no se trata de un

(y así “desincentivar” la planificación tributaria).

problema estructural. Es un problema de aplicación

Ninguna de estas “soluciones” parece adecuada

de la ley. La ley se vuelve inaplicable porque en Chile

cuando dejamos atrás la idea de que los impuestos

es muy común que los que acumulan riquezas en

sólo son instrumentos para obtener financiamiento

vida, mueran pobres. La planificación tributaria en

público. Y no son soluciones porque incrementan

este caso consiste en “traspasar los bienes en vida” y

una racionalidad económica que es contraria a

así se consolida el privilegio económico que gozan

instituciones públicas que se fundamentan en

ciertas familias (o grupos económicos, como suele

ideales de fraternidad. Otros creen que no existen

decirse en nuestro país). Una práctica muy conocida

mecanismos jurídicos para eliminar la planificación

y constantemente pasada por alto por todos quienes

tributaria, pero para demostrar lo contrario basta con

abogan por la eliminación del impuesto.

mirar el derecho comparado. Entonces, ¿por qué no

Lo que necesitamos con urgencia en Chile es modificar las injusticias en la estructura tributaria y terminar con las prácticas que atentan contra los propósitos de la ley. Así, por el momento, no es necesario subir las tasas impositivas sino asegurarnos de tener derecho tributario. La planificación tributaria, por el contrario, nos deja sin derecho tributario volviéndonos poco a poco a un estado de naturaleza en que cada uno debe velar por su propio interés.

hacer el esfuerzo en ese sentido? El problema hasta ahora es que se ha pedido este esfuerzo a quienes obtienen un beneficio económico directo de esta práctica: los “asesores tributarios”. Necesitamos con urgencia mostrar que la planificación tributaria es inaceptable y, contra lo que dicen sus defensores, más grave que la evasión.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Lo que necesitamos con urgencia en Chile es modificar las injusticias en la estructura tributaria y terminar con las prácticas que atentan contra los propósitos de la ley.

33


34 Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


20. ¿Qué regalo cuando regalo? Cuando nos preguntamos desde dónde surge la discriminación contra las mujeres, debemos pensar en gestos que a priori parecen inocuos, pero que mirados de cerca están llenos de significado

Venía envuelta en una caja preciosa, con un enorme lazo rosa. Tenía un papel con fondo blanco y corazones rojos. Era realmente el despliegue escénico que haría que cualquier niña de 5 años enloqueciera ante la promesa de esa mágica caja. Cuando ella la cogió no vaciló en romper el lazo y el papel para averiguar de inmediato qué se escondía tras los corazones. Ahí estaba: una bellísima muñeca. Blanca, rubia, delgada, flexible. Ideal. La sorpresa y la cara de cumpleaños de la niña vino acompañada de múltiples felicitaciones para la pareja que compró el regalo: qué buena idea, qué lindo regalo, qué buen gusto. Todos y todas los invitados e invitadas coincidieron en que “te ibas a la segura comprando la muñeca” y que así “uno

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Claudia Sarmiento Ramírez

35


nunca falla”. Para toda la concurrencia la muñeca era

Tenía lápiz labial, rubor y máscara de pestañas.

un fantástico regalo. Para todos excepto, claro, para

Nuevamente, ovación total. “¡Ahora sí que te luciste!”.

mí.

Otra vez la pregunta del millón, ¿cómo sabían que este era el regalo para lucirse? No lo sabían, pero al

No. No se anticipen. No soy una amargada y por

igual que a los cinco años para muchas y muchos

supuesto tuve muñecas. Sí, sí fui feliz cuando las

la respuesta es clara e inequívoca: ¿qué otra cosa

recibí. Mi punto no es ese. Tampoco lo es cuestionar

podría interesarle a una chica de quince años que no

la clara felicidad de la cumpleañera mientras jugaba

sea verse bien? Obviamente, desde la adolescencia

con su muñeca. Nunca tan mala onda.

ella debe preocuparse de lucir atractiva para ser una

Mi punto es por qué todos y todas asumimos que

futura mujer-esposa.

regalarle una muñeca a una niña de cinco años es el

El regalo, así como otras costumbres sociales no

mejor regalo. Una buena costumbre diríamos.

controvertidas, contribuyen y son parte del proceso

Asumir, nombrar y visibilizar que nos incomoda el rol que se nos asigna es, al fin y al cabo, un acto político que inevitablemente romperá con los cánones de comportamiento “adecuados”.

de construcción de la identidad de cada persona. Son, además, un reflejo de las expectativas de intereses y comportamiento que sedimentan nuestra auto-imagen. La muñeca y el maquillaje son ejemplos de cómo la identidad de las niñas se edifica en base a los roles y estereotipos que existen sobre las mujeres que serán o debieran llegar a ser. Nada en ellas indica que serán buenas madres o esposas, pero la sociedad espera que se eduquen

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Cuando haces un regalo, lo haces pensando en

36

en ese rol.

qué le interesa o le gusta a la persona a quien se

Rol que se define, además, sin considerar lo que

lo darás. Entonces, ¿cómo sabemos que a una niña

a ellas puede interesarles o de lo que aspiran a

de cinco años de seguro le gustará la muñeca? No

ser, sino en función del resto; es decir, ser mujer

lo sabemos; lo suponemos. Porque, ¿qué otra cosa

será ser madre de o esposa de alguien. El desafío

podría interesarle? A las niñas deben gustarles las

para aquellas mujeres que deseen construir una

muñecas. Y ese el problema. La expectativa de

identidad que responda a un yo que no se defina

comportamiento asociada al regalo. Porque en el

como una alteridad es mayor. Porque, después de

fondo lo ideal no es la muñeca, sino la niña. La niña

todo, a nadie le gusta ser una desadaptada. Asumir,

modelo debe, desde la infancia, nutrir la pequeña

nombrar y visibilizar que nos incomoda el rol que

mujer-madre que lleva dentro y practicar desde

se nos asigna es, al fin y al cabo, un acto político

temprana edad el arte de cuidar de otros. ¿Mencioné

que inevitablemente romperá con los cánones de

que también le regalaron tacitas?

comportamiento “adecuados”. Este acto nos obliga

Les invito a hacer un salto en el tiempo. La cumpleañera ahora tiene 15 años. El más aplaudido de los regalos fue un completo juego de maquillaje.

a revisar nuestra propia crianza, nuestra propia conducta. A mirar a quienes amamos y ver que algunos de sus actos nos provocan un profundo escozor y que callar puede no ser una opción viable.


A enfrentar las estructuras jerárquicas tras el género en el que se nos educa. Encontrar modelos de mujeres a quienes emular actualmente es un desafío en sí mismo. En un ambiente donde se exalta a las “Lulis” y “Adrianas”; donde la belleza parece ser el único o más importante talento que deben poseer las mujeres, ¿qué modelos de mujer existen para nuestras niñas? Resulta apremiante construir y rescatar la memoria de las mujeres a quienes debemos el acceso universal al voto, a las que pelearon en las calles por la democracia y los derechos humanos durante la dictadura, a las que consiguieron el acceso a los anticonceptivos, a las primeras universitarias, a las obreras, en fin, a todas las que tuvieron el coraje de controvertir un orden social que se percibe como natural, pero que no es sino otra construcción social. Cuando nos preguntamos cómo se construye la cultura y, por sobre todo, desde dónde surge la discriminación contra las mujeres, debemos pensar en estos gestos que a priori parecen inocuos, pero que mirados de cerca están llenos de significado. ésta no es una entelequia que no podamos asir. La hacemos cada día, en cada acto. Regalo a regalo.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Porque todas y todos somos parte de la cultura y

37


38 Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


21. La doble moneda. La posición del Gobierno sobre la protección de la maternidad revela una incongruencia; en el discurso se defiende como principio absoluto, pero en la práctica cede constantemente a favor de intereses de índole económica. Grace Schmidt M. Recuerdo a Ena en las puertas del Palacio de la de comunicación congregados, informando sobre el famoso proyecto de posnatal que fue enviado recientemente al Congreso Nacional. Nuestra flamante Ministra Vocera de Gobierno, señalaba que el Gobierno de Chile se la juega con todo por la familia y la maternidad, que es una prioridad para el Presidente Piñera. Es una imagen que se me viene inmediatamente a la cabeza al pensar en el constante doble estándar de nuestra clase política de gobierno, en su discurso en torno a la protección de la maternidad. La derecha constantemente se ha irrogado el discurso de la protección del que está por nacer prácticamente como una declaración de principios

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Moneda, dando un punto de prensa a los medios

39


exclusivo de ella. Pero lamentablemente se queda

devolver lo ya pagado a las arcas de Presidencia.

solamente en eso, en una declaración de principios

¡Ah, pero ojo! Siempre y cuando ese embarazo se

que dista mucho de lo que realmente sucede en la

haya gestado no más allá de diciembre del año

práctica en nuestro país.

anterior. ¿Es compatible una práctica como esa con el discurso constante de la Coalición de Derecha?

Un ejemplo ilustrador se da en el mismo aparataje

Es fácil presentar una declaración de principios,

de la administración del Estado. Las mujeres que

pero cuando se trata de incorporarlo en la práctica

prestan servicios a honorarios en la administración

se mira de reojo si es que el criterio económico

pública no tienen incorporados a sus contratos las

se puede ver mermado. Lo más grave, a mi modo

normas sobre protección a la maternidad. Muchos

de ver, es el silencio generado en los ciudadanos,

podrán decir, bueno ¿en qué difiere esta situación

la invisibilización que de estas prácticas existe

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Es fácil presentar una declaración de principios, pero cuando se trata de incorporarlo en la práctica se mira de reojo si es que el criterio económico se puede ver mermado.

40

con la de las demás mujeres que laboran día a día

y, por sobre todo, la insistencia del gobierno en

bajo las mismas condiciones? La gran diferencia

transmitir un mensaje que difiere tanto con la

radica en que esas normas sí se encontraban

realidad: “Porque en Chile, ser madre no debe ser

incorporadas durante el gobierno de Bachelet,

un impedimento para tener trabajo, y tener trabajo

al menos en los contratos de las mujeres que

no debe ser un impedimento para ser madre”. (1)

trabajaban bajo el alero de la Presidencia. Así, el Estado se adjudicaba el deber de hacer cumplir las

Aquí, parece inevitable que mis dudas cobren

políticas de protección a la maternidad en primera

fuerzas, y me parece que todo esto es un círculo

instancia, en el núcleo de su administración. Sin

vicioso.

embargo, al asumir Piñera, estas normas son retiradas de dichos contratos. De hecho, en un caso en concreto, se lleva a cabo una negociación en la que, a fin de reconocer dichas normas a una mujer embarazada, ésta debe renunciar al reajuste que le corresponde al sector público, y

Y es que son los mismos que se niegan a discutir, no a aprobar, sino sólo a discutir en el parlamento proyectos como la despenalización del aborto, independientemente de la situación o los deseos de la madre, esgrimiendo algún mandato divino de luchar por la protección del


no nacido, formando e integrando agrupaciones auto denominadas pro-vida, en desmedro, claro está, de otras organizaciones de ciudadanos que luchan por el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y que si son antagonistas deberían llamarse ¿cómo? Son los mismos que obligan, entonces, a la mujer a asumir los costos del embarazo y la maternidad -económicos y sociales, por no nombrar los emocionales y psicológicos- bajo las prácticamente nulas condiciones de protección social que existen en Chile. Son los mismos que promueven un posnatal de seis meses, pero sin cobertura universal a todas las mujeres. Son los mismos, al fin, que disminuyen el fuero materno entre promesas de campaña que pretenden otorgar el descanso, pero con un tope de dinero y, claro, flexibilizando los derechos de la mujer. Y nuevamente, se me viene a la cabeza Ena y su

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

doble discurso...

41

(1) Presidente Piñera, en mensaje sobre el proyecto de posnatal.


42 Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011


22. 200 años de teatro chileno: trauma y trama Un breve recorrido por la escritura teatral chilena desde el siglo XIX da cuenta de una permanente denuncia de ciertos temas que siguen vigentes en la actualidad, tales como el arribismo, la inequidad y el poder económico de las elites. Rodrigo Miranda Desde los albores de la República, el teatro dibujó de la dramaturgia chilena hablaban de temas que hasta la actualidad se mantienen presentes en la escritura teatral. Abordaban tópicos como el arribismo social, la necesidad de aparentar el mestizaje, la inequidad social, la marginalidad de las clases populares, las relaciones de poder económico de las elites, la doble moral que creaba el dominio patriarcal en lo público y el poder matriarcal en lo privado, y la nula visibilidad femenina en las esferas de poder. Una de las primeras obras chilenas, Como en Santiago, escrita por Daniel Barros Grez en 1875, critica la identidad local y sus nefastas conductas.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

el país tal como lo conocemos hoy. Los precursores

43


El texto ironiza sobre un arquetipo que forma parte

El pueblo imaginario donde transcurre la obra

del imaginario de la nación: el siútico. La obra

busca con fuerza sacudir su pasado colonial y

muestra al Chile decimonónico, que ansiaba unirse

conformar una identidad nacional imitando a la

al carro del progreso por medio de la imitación

metrópolis. Se pone en evidencia el arribismo

de los cánones extranjeros. La sociedad chilena

como una de las principales características de

aspiraba a ser moderna y dejar atrás el orden

la sociedad chilena desde su nacimiento. Los

colonial para abrirse al mundo y al predominio del

personajes aspiran a las nuevas condiciones de

capitalismo y el dinero. La suntuosa aristocracia

vida que trae la modernidad. Sin embargo, el

local adoptaba e imitaba modas, el estilo de vida y

ascenso social también implica claudicar ante

las costumbres foráneas.

algunas normas morales propias de la sociedad agrícola. El arribista sufre una obsesión enfermiza por aparentar riquezas y costumbres que no tiene, volviéndose egoísta, avaro y falso.

La sociedad chilena aspiraba a ser moderna y dejar atrás el orden colonial para abrirse al mundo y al predominio del capitalismo y el dinero. La suntuosa aristocracia local adoptaba e imitaba modas, el estilo de vida y las costumbres foráneas.

A su vez, La viuda de Apablaza (1928), de Germán Luco Cruchaga, es la primera obra que propone la figura del “huacho” y la idea de ocultar el mestizaje indígena, conducta arraigada en la construcción social del país desde la Colonia. Otro caso singular es la dramaturgia de Juan Rafael Allende, quien en la obra La república de Jauja, de 1889, satiriza los vicios de la clase política chilena.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

La obra transcurre en el año 2000. En un país

44

latinoamericano imaginario llamado Jauja es elegido Presidente de la República Camaleón Como en Santiago refleja las problemáticas propias

II, quien cuenta con el apoyo incondicional del

de los albores de la patria. La incipiente República

pueblo. Pero a poco gobernar, se olvida de las

imita el modelo importado e intenta embellecer

promesas de bienestar para su electorado y,

la capital con jardines y paseos peatonales. Barros

aliándose con la aristocracia, gobierna para su

Grez se ríe de los “progresos” de la ciudad. Uno

propio beneficio y el de unos pocos. La ambición

de los personajes, el diputado corrupto Faustino

desmedida del Presidente lo lleva a proclamarse

Quintalegre busca encandilar a sus futuros

Emperador.

electores y califica de “mago” al Intendente de Santiago Benjamín Vicuña Mackenna. También

Todos los vicios de la clase política se reflejan en

alaba la renovación urbana que busca, a través de

esta sátira. El autor describe al político como un

grandes obras de arquitectura de estilo francés,

personaje con tanto talento para la mentira que es

separar los barrios civilizados de los suburbios

capaz de engañarse a sí mismo. Al leer la obra en

donde reina la barbarie.

la actualidad, se constata su vigencia y se podría


creer incluso que se ha retocado para adaptarla a la realidad. No es el caso. El texto escrito hace 122 años conserva validez porque la corrupción, los abusos y los escándalos políticos se arrastran en el tiempo. La sátira y la farsa fueron las armas de Juan Rafael Allende para ofender al poder y rehabilitar la dignidad de los oprimidos. En La república de Jauja plantea la lucha descarnada por el poder y todo lo que se hace, se ofrece, se traiciona, y se miente en aras de lograr una posición privilegiada

Juan Rafael Allende (1848-1909) fue escritor, poeta, dramaturgo y periodista. Con su pluma fustigó a la aristocracia y la clase política. Defendió las ideas de igualitarismo y democracia, pero, sobre todo, atacó al clero católico, ridiculizándolo. Llegó a ser el enemigo público número uno de la Iglesia Católica chilena de fines del siglo XIX. Blasfemo incorregible, fundó un pequeño imperio editorial desde el cual atacó a los poderosos. Las caricaturas publicadas en sus periódicos son imágenes de curas y obispos retratados en juergas

en la política.

con prostitutas y monjas, dilapidando la caridad.

Junto con Camaleón II, en La República de

caricaturas satíricas que festinaban a la política y la

Jauja aparecen personajes alegóricos, como La

religión. Las más famosas fueron El Padre Cobos y

Aristocracia, que desconfía del nuevo Presidente

El Padre Padilla, flaco uno, gordo el otro, el ingenuo

pero luego entra en arreglos con él. También está

y el pillo, el asceta y el gozador, que eran dos caras

La Verdad, que sufre el desengaño de la política, y

de la misma moneda: la fe al servicio de la clase

El Pueblo, que confía en las promesas electorales

política.

Antes de la irrupción de Allende ya se publicaban

de Camaleón II. Otras alegorías son El Trabajo y su hija, La Democracia. Y junto a ellos La Industria y El Presupuesto. Este último, por cierto, desea no ser menoscabado por el nuevo mandatario, como lo lo financie con su esfuerzo. Simón Crespo es el marido de La Aristocracia; Bertoldo Cara de Palo es un agente de cohecho; Tío Tom representa los intereses foráneos, y Tragaldabas es un periodista que hace “tragar al pueblo unas ruedas de molino que a veces se le atragantan”. La sátira de Allende es compleja, de elaborado juego alegórico y aguzado espíritu irónico. El autor capta una fotografía social de la época con una clase oligárquica del lado de los intereses comerciales foráneos que usufructuaban del salitre, mientras la mayoría de la población sobrevivía empobrecida, hacinada en cités y conventillos, víctima de epidemias, sin voz ni voto.

AÑO 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

había hecho su antecesor, y espera que El Pueblo

45


46 Aテ前 1/ NUMERO 4 / MAYO 2011

Profile for Rufián Revista

Un nuevo manual para la moral y las buenas costumbres  

Año 1 - Número 4 - Mayo 2011

Un nuevo manual para la moral y las buenas costumbres  

Año 1 - Número 4 - Mayo 2011

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded