Issuu on Google+

Proyecto de Investigaci贸n

Bancos de Tiempo:

una alternativa complementaria al sistema econ贸mico de mercado


Índice 1.Objeto de investigación............................................................................................ 3 2.Relevancia del objeto............................................................................................... 4 3.Bancos de tiempo..................................................................................................... 5 4.Marco teórico........................................................................................................... 9 5.Formulación de las Hipótesis................................................................................. 12 6.Metodología y Fuentes........................................................................................... 13 7. Plan de trabajo....................................................................................................... 15 8.Bibliografía............................................................................................................ 16 9.Presupuesto............................................................................................................ 17


1.Objeto de investigación Mi propuesta de proyecto de invesigación se centra en: la proliferación de bancos de tiempo como nueva forma de participación de los ciudadanos en el entramado social y la aparición junto con ello de nuevos sistemas económicos alternativos, al sistema económico estandarizado, como consecuencia de la actual crisis económica y la falta de recursos por parte del Estado. Su máximo desarrollo ha planteado, hasta el momento, el intercambio de horas de tiempo y la aparición de nuevas monedas de cambio, denominadas como “monedas sociales”: El Puma (en Sevilla), Eco y Res (en Cataluña), el Boniato (en Madrid) o Expronceda en la localidad de Almendralejo (en Badajoz), son algunos ejemplos de estas monedas, que no tiene sentido acumular, por tanto no tiene ese carácter especulativo, que tanto daño ha hecho al tejido de nuestra sociedad, en los último años. Son una herramienta que permite que aquellos que han quedado excluidos del sistema financiero actual: desempleados, parados, jóvenes, etc. puedan de alguna manera seguir formando y sintiendo que forman parte, activamente, del entramado social. Se nos plantea una alternativa con un gran trasfondo social y una enorme capacidad de creación de capital social. En relación al periodo de estudio, se es consciente de que la llegada de estos sistemas alternativos ya llevan un tiempo en funcionamiento, sin embargo su uso y conocimiento a nivel general, es reciente. Su explosión o punto álgido, es fruto de la reciente crisis del sistema económico de mercado, que padece el país. Por ello considero, que es conveniente realizar esta investigación en un periodo de dos años. Pues son alternativas que se empiezan a aplicar en pequeñas localidades de España, pero no están tan asentadas como en otros países de la Unión Europea como son: Inglaterra o Alemania.




2.Relevancia del objeto Como ya hemos comentado previamente la aparición de los Bancos de tiempo y de sistemas económicos alternativos en España, es un acontecimiento reciente, pero que con la crisis económica ha tenido un fuerte desarrollo y una gran acogida, hasta el punto de que existen plataformas a nivel mundial que agrupan todos aquellos bancos de tiempo que se inscriban, a nivel mundial. Eje: Cronobank.org. El estudio de los Bancos de tiempo puede ser una alternativa y un descubrimiento para todos aquellos ciudadanos que no tiene dinero, ni trabajo y que siente que se están quedando excluidos del sistema. Es como dicen muchos usuarios de los bancos de tiempo, una medida anticrisis en un periodo de crisis. Aún así este estudio plantea estos modelos alternativos como un sistema económico complementario, que puede continuar después de la crisis económica actual. De hecho algunos de los protagonista, de los reportajes que se han hecho en este ámbito, reconocen y desean que los bancos de tiempo continúen su funcionamiento, aunque el sistema tradicional económico mejore. Una investigación que nos permitiría conocer más de cerca, una nueva forma de participación social, que crea lazos sociales entre sus usuarios y que es más compleja, que hasta las actualmente existentes como son las ONG´s, las asociaciones y fundaciones. Ver como el entramado social se ha desarrollado y ha respondido y responde ante el actual conflicto económico. Además, la investigación en bancos de tiempo puede conseguir que con el conocimiento de este sistema en la sociedad, se produzca un cambio en la mentalidad de la esta y se acepten la convivencia de ambos sistemas económicos. El sistema donde todo objeto o servicio es equivalente a una cuantía monetaria, y donde la gente trabaja para cobrar un salario; o el sistema donde la transferencia se realiza en monedas sociales o en tiempo. También me parece interesante resaltar que este sistema surge de la propia ciudadanía, y que de momento se aplica en pequeñas comunidades o barrios de grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Sevilla.




3.Bancos de tiempo Antes de pasar al marco teórico y para que seguir incidiendo en la necesidad de llevar a cabo este proyecto de investigación, es importante que haga una pequeña explicación sobre en qué consisten los bancos de tiempo. ¿Qué son? Los bancos de tiempo son un sistema de intercambio de bienes o servicios, principalmente estos últimos, por tiempo. Así pues, la unidad de intercambio no es el dinero habitual sino una medida de tiempo. Una hora de tiempo dedicado a un servicio es igual, a una hora de otro servicio o en algunos sistemas más desarrollados, a una cuantía en monedas sociales. Por tanto, no existen actividades o servicios que valgan más que otras. De esta manera se intenta que exista una equidad en la labor de cualquiera de sus usuarios. Propone la ventaja de fomentar las relaciones sociales y la igualdad entre los distintos estratos sociales. La idea es crear un nuevo tipo de dinero para pagar a la gente por lo que se necesita hacer, valorando las contribuciones por igual y sacándole provecho a las habilidades de las personas. Una alternativa complementaría, que ha sido potenciada gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, y que permite regenerar a la comunidad. ¿Cómo funcionan? Como ya hemos mencionado anteriormente, el dinero en tiempo es una moneda de solución a los recortes masivos del gasto público en bienestar social, pero sin utilizar la intervención estatal de la económica, todo lo contrario se realiza gracias a la libertad de acción económica.




Existen espacios físicos y otros virtuales, donde los usuarios pueden registrarse y buscar ofertas. Gracias al desarrollo de las tecnologías, se crean bases de datos donde los usuarios al inscribirse ofertan sus habilidades e indican sus necesidades y disponibilidad. Dicha información se almacena de forma confidencial. El software de banco de tiempo graba y cuenta todas las transacciones hechas entre sus usuarios y permite los intercambios. Una vez realizada la inscripción, los créditos de tiempo son depositados en dichos bancos; y pueden ser sacados y utilizados en cualquier momento, en multitud de servicios y oportunidades ofrecidas por los demás usuarios. Existen comunidades sociales, donde además existen una serie de cartillas donde los usuarios de los bancos de tiempo, van apuntando las horas que tienen acumuladas y las que han ofrecido. Se parece en cierta medida a las “cartillas bancarias” donde quedan recogidas todos los movimientos realizados por el usuario. De esta forma, cuanto mayor crédito de tiempo circule y, por tanto, más gente participe, más rica se convertirá la comunidad. Y es que la cooperación y el trueque se convierten en el motor principal de este sistema, para el cambio social. Lo bueno es que todo el mundo se siente útil dentro del sistema, nadie queda excluido, pues todo el mundo tiene la oportunidad de ser donante y receptor, y por tanto se convierte en un miembro productivo de la comunidad. Desarrollo histórico Por tanto la idea fundamental sobre la que se sustenta estas experiencias sociales es el trueque. El autor del libro “Vivir sin empleo” y principal impulsor de este sistema alternativo, Julio Gisbert Quero explica en sus libro cuál ha sido el proceso de surgimiento de los bancos de tiempo.




De forma concisa indicar que el surgimiento de ello comienza en Canadá, en la década de los 70, con la aparición en la ciudad de Vancouver de un primer sistema de intercambio sin dinero que denominaron: Community Exchange (Intercambio Comunitario). A partir de este momento se desarrollan otros sistemas de intercambio, el más conocidos de ellos es el denominado LETS (Sistema de intercambio local), sistema que se hará mundialmente famoso por su relación con el sistema de intercambio “green dollar”. En el cual se crea una moneda social denominada dólar verde que equivale a dinero canadiense. Así pues, el sistema de truque “moderno” no se centra tan sólo en el intercambio de objetos o servicios, si no que es un poco más complejo y desarrollado. Pues aunque los bancos de tiempos parten de la misma base que el trueque, lo que se intercambia es tiempo, o Time Dollar. Dicho concepto surge en estados unidos de la mano de Edgar Cahn en los años 80, con el desarrollo de las LETS y en donde la unidad de intercambio es el tiempo.




En España existen aproximadamente unos 300 bancos de tiempo, espacios físicos. Repartidos de las siguientes maneras:

El color azul hace referencia a los bancos de tiempo y el rojo a bancos de tiempo de la red de Salud y familia. Es importante indicar, la complejidad del estudio de los bancos de tiempo, al ser espacios poco uniformes y con características muy variadas y perfiles muy heterogéneos.




4.Marco teórico Como hemos explicado anteriormente el engranaje principal sobre el que arrancan los Bancos de tiempo, parte de relaciones de intercambio. Por ello es importante hacer mención a la idea que plantea Robert Putman sobre Capital Social. Su teoría sobre Capital Social es simple: “las redes y los vínculos que en ella se dan entre las personas tienen un valor e importan para los individuos, los grupos y las comunidades”. (Millán, Rene

y Gordon, Sara. 2004: 724). Así pues, resulta obvio que mientras el capital físico se refiere a objetos físicos; y el humano a propiedades de la personas; el capital social hacer referencia a los vínculos entre los individuos. En su obra “Para que la democracia funcione”, Putman establece como Capital Social: “Las características de organización social, tales como la confianza, las normas y redes, que pueden mejorar la eficiencia de la sociedad mediante la facilitación de acciones coordinadas”. (Millán, Rene y Gordon, Sara. 2004: 725)

Y consideramos que la principal característica sobre la que se sustentan los bancos de tiempos es la confianza. La confianza permite que se den relaciones de intercambio, pues permite que establecer cálculos sobre el comportamiento de los otros, permitiendo establecer vínculos. La confianza es una predicción de la conducta de un actor independiente. La confianza que depositas en una persona, es porque estando al tanto de sus situación, esperas que esta persona decidirá hacerlo. En este sentido la confianza lleva una conexión de expectativas y requiere de reciprocidad. “La reciprocidad es la norma más importante en términos de capital social y se la considera de dos tipos: equilibrar o específica y generalizada o difusa”. (Millán, Rene y

Gordon, Sara. 2004: 726) ◊ La primera es el intercambio de objetos y bienes cuyo valor se considera equivalente y aunque puede repetirse, tiene un momento acotado en el tiempo.




◊ La segunda es una relación permanente y continua de intercambio, que puede no ser equivalente en un primer momento, pero mantiene las expectativas de que los beneficios son mutuos y en un largo plazo, equiparables. Por tanto, esta última es un componente de la generación de capital social, pues estimula la posibilidad de que los individuos cooperen entre si para beneficio común. Sin embargo, el principal problema que encontramos es definir si la composición de los bancos de tiempo se parece o actúa de la misma manera que agrupaciones sociales más comunes en España, como son las asociaciones o las ONG´s. Es decir establecer si existen semejanzas con otras formas de agrupaciones sociales, que nos facilite su estudio. La Real Academia de la Lengua española define como ONG´s: “organización de iniciativa social, independiente de la administración pública, que se dedica a actividades humanitarias, sin fines lucrativos”.

Por otra parte, el libro “Ciudadanos, asociaciones y participación en España” nos ofrece la definición de asociación como: “un grupo formalmente organizado y con un nombre, la mayoría de cuyos miembros-ya sean personas u organizaciones- no se ven recompensados económicamente por su participación”. (Montero,

Jose Ramón; Font, Joan y Torcal, Mariano. 2006). Nos sirve para diferenciar las asociaciones de otras instituciones sociales y políticas como la familia o los grupos de amigos, y de otras organizaciones como las fundaciones. Por tanto, ninguna de las presentes definiciones se atañe a concretamente a la definición de banco de tiempo. Pues podríamos plantear como definición de Banco de tiempo: Sistema económico por el cual, sus usuarios pueden ofrecer y demandar productos y servicios sin que intervenga la moneda  Consultar: http://lema.rae.es/drae/?val=ONG

10


oficial del país, siendo dicha moneda de intercambio: el tiempo; y además no tienen un sentido de voluntariado propiamente dicho como el que se puede encontrar dentro de las asociaciones. Así pues, de la definición de ONG podríamos sustraer la idea de “organización de iniciativa social”, ya que los bancos de tiempo nacen del propio entramado social, y además no tiene fines lucrativos, pues es una herramienta que fomenta de manera comunitaria servicios de cooperación solidaridad entre las personas, en un intento por mejorar la salud de dicha comunidad y la calidad de vida de las personas que la conforman. Puede que además de tener elementos propios de las instituciones, tenga un componente más asociativo. Pues de la definición planteada anteriormente cierta manera los Banco de tiempo son organizaciones de iniciativa social, que a su vez están formalmente organizadas y en donde la mayoría de sus miembros no se ven recompensados económicamente por su participación, si no que obtienen otra clase de recompensas como es el intercambios de servicios o actividades. Además al igual que Antonio Ariño explica la existencia de tres teorías que expliquen el aumento del asociacionismo en España. Considero posible extrapolar la teoría crítica para el caso de los bancos de tiempo. Es decir planteo el estudio del florecimiento de los bancos de tiempo como consecuencia del debilitamiento del Estado de Bienestar, siendo estos un complemento del Estado de Bienestar, que no un sustitutivo.

 Consultar texto de Ariñon Villarroya, Antonio. 2004. Asociacionismo, ciudadanía y bienestar social. Revista Papers nº74.

11


5.Formulación de las Hipótesis Preguntas previas: ◊ ¿Son los bancos de tiempo agrupaciones sociales con una estructura o composición parecida a la de las asociaciones? ◊ ¿Son los bancos de tiempo una simple herramienta frente a la crisis del Estado de Bienestar? ◊ ¿Pueden los bancos de tiempo, madurar y convertirse en una alternativa al sistema económico bursátil, o por lo menos convivir con él?

Hipótesis: ◊ Las cualidades sociodemográficas son las únicas características que pueden determinar que los Bancos de tiempo tengan cualidades distintas y únicas para cada comunidad. ◊ Los bancos de tiempo no son únicamente una solución anticrisis, si no que pueden asentarse y madurar, convirtiéndose en sistemas económicos alternativo y complementario al de mercado.

12


6.Metodología y Fuentes Para llevar a cabo el estudio, si observamos el mapa de la página ocho, podemos observar que existen seis zonas en España con gran concentración de bancos de tiempo. Es por ello, que las seis comunidades sobre las que se realizará el estudio son: Galicia, Cataluña, Muercia, Madrid, Andalucía y País Vasco. Sobre estas comunidades se elegirán diez bancos de tiempo para cada comunidad, los cuales deberán cumplir con los siguientes requisitos: tener un número mínimo de 50 socios, llevar en funcionamiento como mínimo dos años, tener una forma de registro o suscripción al banco de tiempo, y un espacio físico u oficina. Una vez seleccionados los 60 casos se procederá a realizar un análisis cualitativo del propio centro: entrevistando a la persona que lo dirige y observando el sistema de funcionamiento, con el objetivo de determinar si todos los bancos mantiene un patrón de acción o funcionamiento, o si por el contrario cada uno sigue su propio modelo, y en dicho caso qué modelos se nos plantean, y si existe alguna similitud con otras formas de organización social. Por otra parte nos interesa conocer cuál es el perfil de los usuarios de los bancos de tiempo. Para ello seleccionaremos una muestra que será representativa dentro del propio banco de tiempo y procederemos a realizar un cuestionario, donde se tengan en cuenta variables referentes al individuo como: la edad, el sexo, la situación económica, de estudios; y variables relacionadas con los bancos de tiempo como: ¿cuál es el motivo que le impulsa a participar en el banco de tiempo?, ¿cómo conoció la existencia de los bancos de tiempo?, ¿considera los bancos de tiempo como una alternativa complementaria al sistema de económico actual?. Y ver si la participación en los bancos de tiempo

13


ha fomentado e incrementado la participación activa de sus usuarios en la vida social y política de la comunidad. Tras la realización de dichos cuestionarios se procederá a crear una matriz de datos mediante el programa informático de SPSS y al cruce de variables necesarias. Así pues la realización de este trabajo se sustenta totalmente en fuentes directas.

14


7. Plan de trabajo

15


8.Bibliografía Recursos bibliográficos: ◊ Millán, René y Gordon, Sara.2004. Capital Social: una lectura de tres perspectivas clásicas. Revista Mexicana de Sociología 66, nº4. ◊ Ariño Villarroya, Antonio.2004. Asociacionismo, ciudadanía y bienestar social. Papers 74. ◊ Morales, Laura. 2005. ¿Existe una crisis participativa? La evolución de la participación política y el asociacionismo en España. Revista Española de Ciencia Política, nº13.

◊ Ramón Montero, José; Font, Joan; Torcal, Mariano. 2006. Ciudadanos, asociaciones y participación en España. Centro de Investigaciones Sociológicas. Editorial Academia.

◊ Putman, Robert D. 2002. Solo en la bolera: colapso y resurgimiento de la comunidad norteamericana. Circulo de Bellas Artes. Editorial Galaxia Gutenberg. Recursos audiovisuales y digitales: ◊ http://www.rtve.es/television/20131009/documentos-tv-monedas-cambio/760907.shtml ◊ http://www.youtube.com/watch?v=WmrEr89AhA0 ◊ http://www.cronobank.org/

16


9.Presupuesto

17


Proyecto de investigación