Page 67

septiembre cátedra 67

José Miguel Merino Cáceres; M.ª José Martínez Ruiz

UNA HIStORIA DONDE SE DAN CItA LAS DUDOSAS ACtIVIDADES DE VENDEDORES, INtERmEDIARIOS, CONSENtIDORES, ENCUbRIDORES y COmPRADORES DE UN ACERVO CULtURAL ACUmULADO A LO LARgO DE SIgLOS DE HIStORIA.

La destrucción del patrimonio artístico español. W. R. Hearst: «el gran acaparador» ARtE gRANDES tEmAS

16,50 x 24,00 cm 736 páginas Rústica con solapas 350 imágenes ISBN 978-84-376-3039-7 Código 160056

€ 32,00

El desbarate sufrido por el patrimonio artístico español entre fines del siglo xix y las primeras décadas del xx nos ofrece un triste relato: la crónica de un tiempo en el que un país pobre e inculto hizo almoneda de su casa, vendiendo sus enseres al mejor postor. william Randolph hearst, el todopoderoso empresario de la comunicación, tristemente vinculado a la página final de nuestra historia colonial, y fuente de inspiración para orson wells en su mítica película Ciudadano Kane, fue el mayor comprador de arte español de su tiempo que, a través de turbias maniobras, no dudó en vulnerar todo tipo de obstáculos legales a fin de satisfacer su insaciable apetito como coleccionista. Para ello, a golpe de talonario, contó con cooperadores en todos los estamentos sociales, desde modestos operarios, hasta dignísimos intelectuales, clérigos y políticos, quienes, por su condición, más obligados estaban en la defensa del legado artístico. A su lado estuvieron Arthur Byne y su esposa, Mildred Stapley que fueron sus principales agentes en España y protagonistas fundamentales del negocio clandestino de venta y exportación de tesoros artísticos del país. Pero no fueron los únicos, toda una compleja red piramidal de agentes, marchantes y anticuarios puso en sus manos tesoros conservados durante siglos. El tiempo aún no ha logrado borrar las huellas de tantos vacíos en nuestro patrimonio cultural. he aquí el recuerdo de un rico legado artístico que en una época, no tan lejana, dejamos escapar.

Libro  
Libro  
Advertisement