Page 30

30 aliaNza editorial septiembre

Esto es Jazz es una aproximación a la música más representativa del siglo xx a través de los 101+101 discos más importantes de su historia. Aunque es posible que el disco haya dejado de ser «ese oscuro objeto de deseo» de los años heroicos en los que el tener «un miles» o «un coltrane» confería a su afortunado poseedor un estatus superior, el disco sigue siendo la mejor manera de acercarse al jazz, ya que gracias a él se han conservado las improvisaciones de quienes han hecho su historia.

“Tibio, no frío”: el nacimiento del Cool

The Birth of the Cool Miles Davis + Kai Winding (tb); Gerry Mulligan (s bar); Lee Konitz (sa); John Lewis (p); Max Roach (bt)… CAPITOL 1948-50

Miles Davis (Miles Dewey Davis. Alton, Illinois 1926 - Santa Monica, California 1991)

**

Cada disco se acompaña de otro que lo complementa en unos casos [de ahí el 101+101], sirve de contraste en otros o presenta una faceta diferente del músico tratado, permitiendo al lector establecer una serie de asociaciones fascinantes.

El apartamento de Gil (Evans) en la calle 55, un sótano, era punto de reunión de muchos músicos; un lugar tan oscuro que nunca sabías si era de día o de noche. Max (Roach), Diz (Dizzy Gillespie), Bird (Charlie Parker), Gerry Mulligan, George Russell, Blossom Dearie, John Lewis, Lee Konitz y Johnny Carisi estaban constantemente allí. Gil tenía una cama enorme, que ocupaba mucho espacio, y un jodido gato muy raro que se metía por todas partes. Nosotros nos sentábamos donde fuera y hablábamos de música o discutíamos sobre cualquier cosa. Recuerdo que Gerry Mulligan estaba entonces muy enojado por una serie de cuestiones, pero también lo estaba yo, y de vez en cuando nos enzarzábamos en alguna disputa. Nada serio, sólo azuzarnos uno a otro. En cambio, Gil era como una gallina clueca para todos. Su frialdad lograba calmar los ardores. Era una persona maravillosa a quien, sencillamente, le encantaba rodearse de músicos. Y a nosotros nos apasionaba estar a su alrededor por lo mucho que nos enseñaba, por su interés hacia la gente y la música, especialmente hacia los arreglos musicales. Me parece que Bird (Charlie Parker) también apareció por allí durante un tiempo. Gil era capaz de soportar a Bird cuando nadie más podía hacerlo. Gil era la clase de persona con quien te gusta estar, porque veía cosas que nadie más veía. Tenía el don de penetrar en la música y sacar de ella cosas que, normalmente, otra persona no había oído. Luego me llamaba, supongamos, a las tres de la madrugada para decirme: “Si alguna vez estás deprimido, Miles, escucha Springsville”. E inmediatamente colgaba el teléfono. Gil y yo habíamos empezado a hacer cosas juntos. Yo buscaba un soporte para tocar mis solos más en el estilo en que los oía. Mi música era un poco más lenta y no tan intensa como la de Bird. Mis conversaciones con Gil sobre formas de expresión más sutiles y mierdas así me resultaban estimulantes. Gerry Mulligan, Gil y yo comenzamos a hablar de formar aquel conjunto. Pensábamos que nueve instrumentos era el número correcto para la banda. De hecho, Gil y Gerry habían decidido cuáles serían los instrumentos de la banda antes de que yo entrara en las conversaciones. Pero la teoría, la interpretación musical y lo que la banda tocaría fueron idea mía. 76

CHEMA GARCÍA MARTÍNEZ

Libro  
Advertisement