Issuu on Google+

Diciembre de 2007

mistura revista de cultura y pensamiento


mistura

Editorial

revista de cultura y pensamiento

Nº6_Diciembre_2007 Fundadores: Jorge pacheco, Ruben López, Santiago Gorgas y Verónica Rincón Editor: Santiago Gorgas Redactor jefe: Jorge Pacheco Diseño artístico: Rubén López Técnico informático: Marcos López Colaboradores Diciembre: David Ramos, Verónica Rincón, Santiago Gorgas, Quim Serrano, Dioscórides Ortuño, Rubén López y Jorge Pacheco Foto Portada: Rubén López

Web: www.mistura.cat Correo electrónico: mistura@mistura.cat per Rubén López

Estamos contentos porque hay que estar contentos. El entorno nos predetermina a utilizar la sonrisa más ostentosa del repertorio. Los ciclos se repiten y algunos ya tenemos preparadas las mismas caras que utilizamos el año pasado. Las cenas y las luces de colores se presentan, como siempre, ineludibles. Mostraremos cuatro dientes y un poco de encía. Por una vez en la vida no será el editor quien haga balances y valoraciones en relación al desarrollo de nuestra revista. Simularemos resistir a las imposiciones de los ritmos sociales pero terminaremos brindando a la hora de brindar. El editor, reprimiendo su verborrea, naufragará en tortuosos pensamientos. Llama la atención el desmesurado esfuerzo que hace para seguir el ritual de los aplausos y las palabras complacientes. Aspiramos a equivocarnos pero ésta noche no nos toca a nosotros. Nada es tan importante como para no merecer cierto desdén en determinados momentos o circunstancias. Aunque el tumulto de lo cotidiano hace imperceptibles los cambios, éstos se dan, y de qué manera, a lo largo de un año. Ya estamos en diciembre, dentro de unos días nos despediremos del 2007, año de la puesta en escena de un inconmensurable flujo de nuevas coreografías, a cuyo ritmo danzan quienes se han embarcado en un ferviente anhelo de condescendencia con la vida misma, la que hoy nos sitúa ante tan prominentes retos y esperanzas, ante tesituras tan gratas -e ingratascomo insospechadas. Puestos a dejarnos llevar por ciertas consignas inherentes a esta época del año, anudaremos deseos en torno a los propósitos que se reafirman en medio de tanto obstáculo, tratando de salvaguardarlos de desatinos eventuales y signos de debilidad.

Ball de Lletres

Blanes cultural

Aquest més es posa en marxa el projecte Ball de Lletres. Es tracta d’una iniciativa que vol promoure xerrades i debat sobre la literatura en diferents àmbits de la cultura. La Fundació Àngel Planells de la mà de Quim Serrano conjuntament amb David Ramos i la revista mistura son els encarregats de engegar aquesta proposta. Es realitzarà una reunió mensual a la Fundació Planells a la qual assistirà un convidat relacionat amb el món de l’escriptura. Per la primera sessió de Ball de Lletres tenim la sort de comptar amb l’escriptora Mercedes Abad, que ens introduirà a la seva ultima novel•la “El vecino de abajo”. A mes el projecte Ball de lletres compta amb la seva pagina web i un fòrum on es podran debatre temes relacionats amb el mon de les arts. El fòrum es un espai compartit amb la revista mistura que aprofita aquest més per engegar també aquesta proposta de comunicació virtual.

mistura




La resaca

Reflexiones Compartidas

Anoche apuré hasta la última gota de... por Jorge Pacheco

Anoche apuré hasta la última gota de ron de la copa que una y otra vez rellenaba prestamente alguno de mis amigos. Bebimos con moderada ambición. Y reímos, y nos olvidamos de todo durante toda la velada, excepto de beber y, cómo no, de compartir alegremente la jarana nocturna de sábado, la cual viene a revelar la tendencia que se ha mantenido invariable durante los últimos diez o doce años, es decir, desde el día en que supe o supimos qué es una borrachera. Sin duda, este hábito contribuye a mantener o reforzar la parte negativa de las estadísticas europeas, esas cifras que periódicamente aparecen en la prensa advirtiendo del peligro en que se halla sumida nuestra sociedad a causa del consumo de alcohol (y otras muchas drogas) por parte de los jóvenes. Esas cifras dudosas que interfieren en mi vida cuando no se lo he pedido, me clasifican en una generalidad quitándome todo matiz de individualidad e intentan marcarme el camino de la verdad bajo una numerología inexacta. Y qué. Me importa un pito.

Pero quien sabe de borracheras, al final acaba sabiendo también lo que es una resaca. Con el paso de los años se hallan también fórmulas para paliar con superlativa solvencia el sufrimiento que se experimenta en horas en que el cuerpo sufre las consecuencias de un mal exceso. Y con lo que voy a decir a continuación entraré también a engrosar la parte en que se habla –siempre a nivel mediático- de que vivimos en una sociedad que teme al más mínimo padecimiento, tanto físico como espiritual y donde el remedio a base de analgésicos está a la orden del día. Pues bien, si el dolor de cabeza es poco menos que insoportable, me tomo uno -o dos- comprimido de paracetamol de 650 miligramos. Luego, después de la siempre dificultosa tarea de escoger entre su extensa y variada filmografía, me sientan bien un par de películas de Woody Allen. Una buena cena, buen cine y mejor compañía. La resaca se vuelve entonces dulce y apuro los minutos del domingo bajo la sombra amenazante del nuevo lunes.

Agotados por David Ramos

De haber tenido que descender, mejor hubiera sido haberlo hecho despacio, pero no supimos hacerlo mejor, y estalló todo. Desdiciéndonos nos fuimos apagando poco a poco tras la humareda de nuestra propia perdición. Nos alejábamos uno del otro desde hacía ya algún tiempo, y lentamente nos fuimos sintiendo deslizando, arrastrados brutalmente por la espesura de la incomprensión mutua. Lo hicimos deliberadamente como invadidos por una cruel estupidez, y ahora este corazón irreparable… A bocajarro fueron impactos los reproches en mitad de aquella última noche. Temblamos ante la inercia de nuestro propio dolor que, por maldito en exceso, ha sido siempre inefable. Las sombras se acumularon e irremediablemente nos instalamos en aquella región poblada por palabras oscuras, palabras hirientes, palabras metralla (de esas que hacen daño), pues se habalanzaron sobre nosotros las injurias sin piedad. Los insultos envilecieron lo que fuimos ambos en aquel tiempo que tanto nos dio, y como puños que arden, saldaron las cuentas los reproches.



Hervían los agravios en aquella atmósfera indócil. De forma despiadada enmudecieron todo lo que habíamos sido en aquellos instantes en los que nos reuníamos en nuestras manos mientras todavía éramos las manos del uno y del otro. Silenciado todo aquello, nos descubrimos encanecidos tú y yo, y sin sospecharlo, en el último grito se descarnó todo el agotamiento almacenado. Todo estalló brutalmente porque no supimos. Aquella despedida flemática y llena de odio me sigue devolviendo inexorablemente a esta soledad retorcida, mientras ahora aún te recuerdo. Rezumando siguen las palabras incendiarias, el amargo sabor de la pérdida. Y a día de hoy, en las noches en las que viene a visitarme insistentemente la nostalgia, todavía me sigue doliendo el pavor punzante de aquella despedida sin los besos de por medio, sin aquellos largos besos en los que nos tumbábamos durante todo aquel tiempo que tanto nos dio. Ahora en medio del insomnio, un alarido, y esta resaca de la que todavía, ni tú ni yo, hemos podido deshacernos.

nº6_diciembre_2007


La resaca

Reflexiones Compartidas

La resaca de Dioniso por Dióscorides Ortuño

El más anárquico de los hijos de Zeus, Dioniso(s), enseñó a los hombres a prensar las uvas y a celebrar embriagadoras fiestas, difundiendo un estado de excitación mórbido-festivo que perduró hasta la venida de la fábula del árbol de la ciencia del bien y del mal. La cultura de la vid es anunciada en la mitología por Dioniso, que la introdujo en Tebas de Beocia, desde Asia Menor, trayendo consigo el culto de su nueva religión extática, la Diosa Madre, que junto con el culto a Perséfone, Diosa de las semillas y las plantas, ya eran conocidos en el neolítico indoeuroepo y en la cultura minóica. Son diversas las tesis en torno a épocas anteriores a la vid. Cuando el homo sapiens comenzaba su andadura con una dieta omnívora, fue descubriendo el poder de ciertas plantas a la hora de suprimir el apetito, aliviar el dolor, proporcionar energía, agudeza visual, estímulo sexual o permitir correlacionar actividades cognitivas. Con la agricultura y la ganadería ya empezó a conocer los estados alterados de conciencia por consumo de sustancias enteógenas, creando a la Gran Diosa (el soma), primer culto religioso conocido y descrito en los textos espirituales védicos (ring veda), de los primeros hiperbóreos indoeuropeos. Tesis que van más allá y plantean la canalización hacia la conciencia del ser humano a través del impacto de diversas plantas enteógenas en su dieta, produciéndose una catálisis que nos distinguió de otros homínidos, aumentando las funciones mentales que asociamos con la humanidad e incluso el inicio del lenguaje, para lo cual la psilocibina tuvo un efecto catalítico en el impulso lingüístico y conceptual. Tesis sostenida principalmente por el etnobotánico Terence McKenna, en su magnífico trabajo “El manjar de los Dioses”; el filósofo y helenista Carl A-P Ruck; así como también por el etnomicólogo R.G. Wasson, para el que el culto al hongo es la más antigua de las devociones humanas. Desde los albores de la humanidad, los tóxicos siempre han acompañado al ser humano, ayudándole a experimentar sobre los misterios de nuestro origen: de dónde venimos, cómo llegar a ser como somos, así como tomar conciencia de ser. Administrados al principio por los chamanes y posteriormente por los salvaguardas de la moral y el más allá, una vez que se tuvo conciencia de la muerte; pero su consumo mistura

nunca había representado un problema social. Desde entonces, el Hedonismo, con los Cirenaicos y los Epicúreos, consideró que el placer es el único y supremo bien y su virtud es la de elegir, entre todos los posibles placeres presentes que estén entre nosotros, el más intenso. Doctrina ética rechazada por el poder dominante, pero cuya práctica fue recuperada por los materialistas franceses del siglo XVIII. En los años 40, los fundamentalistas norteamericanos, guiados por la industria farmacéutica, iniciaron una cruzada a determinadas sustancias que hasta ese momento se compraban y consumían sin excesivos problemas. A partir de ahí, la farmacología empezó a intoxicar a los ciudadanos con barbitúricos, anfetaminas, tranquilizantes mayores y menores y psicotrópicos, dándoles el “status” de legales y al mismo tiempo potenciando el consumo del alcohol, quedando así constituida la ebriedad legal. Todo lo demás, como en la canción de Pata Negra: “es ilegal, inmoral o engorda” (algunos sucios capitales). La auto-administración de sustancias, tanto legales como ilegales, ya forman parte de la cultura global y están creando un grave problema social y sanitario que afecta, sobre todo, a los adolescentes y jóvenes, quienes ignoran que el influjo de las sustancias es ambivalente: actúa sobre la acción y sobre la contemplación, sobre la voluntad y la intuición y como menciona Ernst Jünger, en Acercamientos, “la ebriedad es una llave que abre las puertas a reinos inaccesibles a la percepción normal”. Los adolescentes y jóvenes no han sido informados de los peligros del consumo de cualquiera de las sustancias adictivas, tanto las que hay actualmente como las que encontrará durante toda su vida -nuevas drogas que penetran en el mercado y cuya peligrosidad se reconoce cuando ya han causado dañoasí como tampoco de las sustancias adictivas legales, que aunque no alteren el comportamiento ni la conciencia, son innecesarias al ser humano: nicotina, cafeína, cacao, (teobromina),o el azúcar refinado que su uso incontrolado puede dar lugar a hábitos, compulsivos y obsesivos, de difícil abandono y convertirse en una dependencia química mayor. La máxima de Goethe, “juventud es embriaguez sin vino”, los adolescentes y jóvenes iniciados a mensajeros de Dioniso, la han convertido en cenizas para abrir la puerta al mundo carnavalesco con su ebriedad y estados alterados de conciencia, ignorando la 


respuesta a, ¿el disfrute compensa el perjuicio? ¿Pero cómo podemos explicarles la tolerancia del alcohol, el más destructivo de los intoxicantes y los inútiles esfuerzos para reprimir el resto de las drogas? Es una falacia afirmar que el conocimiento de las drogas atrae su consumo, ya que los tóxicos forman parte de nuestra vida, por lo que difícilmente nos libraremos de su conocimiento, siendo lo más razonable saber y entender de ellas, así como los perjuicios orgánicos que pueden causar. El Estado es tolerante, la enseñanza está coartada por los poderes tradicionales, así que toda la responsabilidad recae en los padres, quienes a su vez, no están preparados para argumentar con sus hijos sobre las drogas y sus consecuencias, simplemente, porque a ellos nadie les ha aleccionado. Únicamente les queda su ejemplo. Ejemplo que la mayoría de los adolescentes sólo lo reconocen cuando se les manifiesta el entendimiento.

Reconocer que el ser humano es poseedor de sustancias endógenas y declarar legítima a la naturaleza, actuando con libertad y responsabilidad, es abrir y aumentar el nivel de debate frente a la farmacología y a los salvaguardas de la moral, usuarios arcaicos de enteógenos y sabedores de las posibilidades que brinda su consumo en aras de deshacer las fronteras personales y conseguir el acceso a la gnosis; puede que así se deje de responsabilizar con anatemas al nihilismo, al relativismo, al materialismo y al consumismo, de sus tragedias. Para ello se hace necesario, a través del sistema educativo, la preparación e información sobre todas las sustancias adictivas, tanto legales como ilegales, ya que la información y el conocimiento hace responsable a cada uno.

En demasía por Quim Serrano

Después de un largo tiempo vivido, me siento lleno de tí. De tu amor he bebido en demasía, Sin preocuparme del que... dame veneno. No hay luz sin día, ni días sin ti. Mis labios ya no besan si no es para tí. Mi cuerpo ya no entiende de amores, si no se une a tí. La luz se hace, cuando estas junto a mí. El vivir sin vivir, me ha llevado hasta aquí. Jamás pensé, que la embriaguez de este amor me hiciera perder el saber. Difícil descollar esta resaca, cuando no hay designio de salir. Atrapado estoy, sin querer dejar de beber de tí.



nº6_diciembre_2007


La resaca

Reflexiones Compartidas

Repertorio de alicientes por Santiago Gorgas

Anoche, en la soledad total, los fantasmas volvieron y me persiguieron. Ella no está y me hace daño. El delirium tremens es una simple catalogación que los doctores han leído en un manual. Toda una noche desvariando e imaginando bichos que se quieren meter por mi garganta, por mi nariz o por mis oídos. Algunos muertos vuelven a dirigirme la palabra. Las alucinaciones sonoras se presentan a través de voces y el sonido de dos cubitos de hielo que chocan contra el fondo de un baso de vidrio. Me levanto de la cama, como si yo mismo fuese Sergei Dovlatov, busco en los armarios una botella de gin o vodka. No hay nada, ni una mísera cerveza. No estoy seguro si el dolor de cabeza es la consecuencia de las alucinaciones sensoriales o si realmente siento que me están clavando un bolígrafo en el cerebro. A la mañana mi cuerpo está abatido. Necesito beber algo. El síndrome de Korsakoff define que tengo un trastorno de memoria y fabulación. Entiendo per Santiago Gorgas

Escriptors joves gironins

Vull fer una petita reflexió que surt d’una taula rodona amb cinc joves narradors gironins. A més a més, m’interessa mostrar les parcialitats inevitables amb les quals construïm la nostra pròpia realitat. Dissabte 10 de novembre, en el marc del Giroscopi Cultural de Girona, vaig tenir l’oportunitat d’assistir a una taula rodona amb Pep Prieto, Xavier Carmaniu, Gemma Arimany, Miquel Martín i Cales Ribas. Els cinc escriptors gironins tenen publicats llibres a “CCG Edicions”, editorial que aposta pels nous escriptors catalans. La conversa, moderada per Xavier Carmaniu, va ser dinàmica, divertida i plena de reflexions sobre la literatura local. La primera imparcialitat és que vaig arribar deu minuts tard i confonia Miquel Martín amb Carles Ribas. El pitjor del cas és que, sense haver llegit a cap dels escriptors presents, la meva capacitat crítica es va reduir a unes interpretacions superficials. Dues setmanes després, sense haver fet cap esforç periodístic, em poso a escriure sobre aquesta dissertació. No he pres notes, ni cap mena d’enregistrament, ni tan sols he fet una recerca sobre aquests escriptors a Internet. Segurament no me’n recordi de les reflexions més importants i acabi recreant-me en el petit fragment de la conversa on es parla de la necessitat de reivindicació del escriptors comarcals. mistura

que la ansiedad es parte de la sintomatología que envuelve este trastorno. Mi cuerpo siente la necesidad impulsiva de beber y no se aviene a razones. Pienso en Fiódor Dostoievski para sentirme menos culpable. Me sudan las manos y la frente, y eso que estamos en pleno invierno. La sed me domina y tengo que beber algo. La resaca es lo que queda después un momento atroz, indiferentemente si hubo o no hubo borrachera. Bebo impulsivamente agua intentando descifrar cómo he de encarar el día con el peso de una obsesión en mis espaldas. Recurro a mi repertorio de excusas cotidianas y encuentro el nombre de Charles Bukowski. La simple idea de equipararme al maestro me sirve de aliciente. Yo también tengo mujer y unos calzoncillos que, de tanto en tanto se lavan en la lavadora. Pienso: ¿para qué tengo mujer? ¿Para qué lavo los calzoncillos? ¿Para qué bebo? Y la respuesta es fácil: porque tengo sed.

Cultura

Les referències locals en les obres de tots cinc escriptors són també una manera de demostrar que a tot arreu poden sortir histories interessants. Les arrels al territori són només un punt de partida per construir una realitat literària. Giroscopi Cultural, per als que no ho sàpiguen, és una fira d’iniciatives culturals de les comarques gironines organitzada per la Casa de la Cultura de Girona. La trobada es presenta com un gran centre de treball i divulgació del sector cultural gironí, un espai per possibilitar les sinergies entre els diferents agents culturals. Aquesta primera edició del Giroscopi Cultural ens ofereix una variada mostra de l’oferta de les comarques. M’és impossible fer una anàlisi objectiva perquè només hi he estat una estona, mentre que el programa d’activitats era ampli i durava tres dies. Conceptualment la proposta és interessant, però les imparcialitats em criden. He hagut de marxar, deixant a Gemma Arimani gairebé amb la paraula a la boca, per anar a un luxós dinar a un conegut restaurant de Girona. Finalment, sense massa reflexions, vaig tornar veloçment a Blanes, on m’esperava una feliç borratxera al concert de Rossellón 515. La construcció de la realitat s’acosta als símbols d’identificació social i a les parcialitats que queden en els records. 


per Verónica Rincón

L’altre costat

El terme globalització va ser utilitzat per primera vegada per l’economista nord-americà Theodore Levitt, al 1983, al seu article Globalization of Markets. Intentava explicar-hi les transformacions econòmiques en l’àmbit internacional que van tenir lloc durant els anys seixanta. I la Real Academia Española defineix el terme globalització com la «tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales». Per tant, podem entendre que la globalització és part d’un procés d’evolució del sistema econòmic i de creació d’un mercat únic d’abast mundial. En conseqüència, hem d’entendre que la globalització ha arribat a tots els racons del planeta. Però com indica Emir Sader, professor de la Universitat de Sao Paulo, hi ha globalitzadors i globalitzats. És a dir, a la gran part dels habitants del planeta només els hi arriba la part negativa de la globalització, mentre que una petita part gaudeix de la part positiva. La regularització del comerç internacional, que es realitza a través del GATT (Acord General sobre Aranzels de Duana i Comerç), dissenyat per països del Nord, és clarament desfavorable per als anomenats «països del Tercer Món». Durant els anys vuitanta i noranta s’ha liberalitzat el comerç de forma unilateral als països del sud, obligats, en molts casos, per programes d’ajust estructural del FMI (Fons Monetari Mundial) i del BM (Banc Mundial) i, en canvi, els països del nord no ho han fet. Les barreres aranzelàries que imposen els països del Primer Món són molt elevades, més que les que tenen ells a l’hora d’exportar als països por Miguel Pacheco

del Tercer Món. I encara són més elevades quan es tracta de productes elaborats. Hi ha un gran repertori de mesures i traves per a l’exportació des de països del sud cap al nord. Els fluxos comercials tendeixen a concentrar-se en un grup reduït de països. La liberalització als països del sud de forma indiscriminada ha dut a augmentar el dèficit exterior, l’endeutament i la recessió. Per tant, ens trobem en una situació en la qual va augmentant més la bretxa entre els països del nord i els països del sud, i evidentment entre rics i pobres. Les grans multinacionals són les que marquen les pautes en aquest mercat únic. Encara que s’instal•len a països en vies de desenvolupament, l’únic que busquen és la mà d’obra barata per abaratir la producció, ja que les inversions més importants es continuen fent entre països del Primer Món. La globalització no millora la situació de molts éssers humans sinó que l’empitjora. «La veritable riquesa d’una nació està en la seva gent. L’objectiu bàsic del desenvolupament és crear un ambient propici perquè els humans gaudeixin d’una vida prolongada, saludable i creativa. Aquesta pot semblar una veritat òbvia, encara que amb freqüència oblidada com a conseqüència de la preocupació immediata d’acumular béns de consum i riquesa financera». Amb aquestes paraules començava el primer Informe sobre Desenvolupament Humà del PNUD (Programa de Nacions Unides per al Desenvolupament) publicat el 1990, i continuen tenint vigència. Com diu el Fòrum Social Mundial: «un altre món és possible».

Preguntas del hombre de la calle

El hombre de la calle, ese hombre que madruga para ir al taller, la fábrica, la oficina, el campo; ese hombre en definitiva que somos la mayoría de los hombres, que cumple, más o menos, con las obligaciones que nos exige la vida en sociedad en todos los órdenes: laboral, fiscal, moral, etcétera. Este hombre llano asume y resume pasiones y obligaciones puliendo cuando es menester sus criterios, que se mira en el espejo de sus iguales, que parte y comparte, sufre y ama sin que sus acciones provoquen indignación, malestar, ni sean merecedoras de severos apercibimientos… Pues este hombre que somos la mayoría, con su júbilo o su tragedia siempre puertas adentro, siempre corazón adentro… Este hombre, sí, que no sabe más de lo normal, que no quisiera saber más de lo normal, ante la barbarie cometida sobre su gente, y en

Conductes Humanes

Conductas Humanas

nombre de obscuros intereses y banderas, se pregunta desolado y desconcertado ¿por qué? ¿Para qué? ¿Hasta cuándo? ¿Porqué y con qué derecho se mata a un funcionario honrado, a un hombre que cruza la calle, se mutila a una niña que ya no podrá vivir como las otras niñas? ¿A quién han de redimir esas vidas? Como otro Juan Bautista, ante qué gobernante presentaremos los cuerpos destrozados, los sueños para siempre sin remedio… La libertad es el más duro de los caminos, el más exigente de los compromisos. La libertad, como las ideas, ha de basarse en el respeto a los demás. Cualquier triunfo por la fuerza bruta, por más que se enarbole la bandera de la libertad, es un fracaso de la inteligencia y la razón, máxime cuando se sacrifica la vida de inocentes. nº6_diciembre_2007


p0r Jorge Pacheco

Desacuerdo

Letras

Imagino qué sensaciones Debes experimentar Cuando piensas en mí. Esta extraña rutilancia Te ha producido Impresiones tan gratas Como inverosímiles Y, francamente, Resulta conmovedor Ver como, sin reservas, Tratas de lanzar Tus redes sobre mí. Yo experimenté Cosas parecidas En repetidas ocasiones, Aunque bien es cierto Que lo mío fue algo Totalmente despojado De sentimentalismos; Mis afanes se centraron, Fundamentalmente, En avivar falsas expectativas Acerca de las bondades Que se me darían En las noches de julio Junto a aquel cuerpo, Aquel encanto de mujer. Y es aburrido ya pensar En esta vida aciaga Que nos tiene siempre En perpetuo desacuerdo.

mistura




msitura nº6