Issuu on Google+

www.rsevenezuela.com

La revista de Responsabilidad Social Empresarial

año 2 / Nº7 BsF 25

Informe de Vitalis:

La situación ambiental en Venezuela La basura puede ser un negocio

Iniciativas empresariales

Coca Cola Orgánica Masisa

Rescatar el

ambiente hoy

Experiencias en el país que orientan a soluciones RSE Venezuela / 3


4 / RSE Venezuela

www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 5


Contenido Presidenta - Irais Souto R.

AGENDA RSE 6 PROTAGONISTA 8 Mi vida se extingue sin tu apoyo

OPINIÓN 32 El desarrollo sustentable y la responsabilidad de las empresas Por: Juan Carlos Sánchez

ESPECIAL 12 Empresas asumen su responsabilidad verde

VISIONES ONG 34 Fundación Programa Andes Tropicales: Sembrando sostenibilidad

INICIATIVA 18 La responsabilidad ecológica crece a orillas del lago de Maracaibo

Parques Nacionales: Una oportunidad para invertir en el bienestar de los venezolanos

Vicepresidente - Pablo Rincón Director - Alfredo Souto www.asterisco-ce.com

RSE Venezuela Año 2, Nº 7

marzo, abril y mayo de 2011

Director general Alfredo Souto

Gerente general

Mariana Iztúriz - mizturiz@asterisco-ce.com

Gerente editorial

Pablo Rincón - pablorincon@asterisco-ce.com

Consejo editorial

Víctor Guédez, Rocío Guijarro, Charo Méndez, Sandra Orjuela, Italo Pizzolante, Tiziana Polesel, Perla Puterman, Alfredo Souto

Coordinadora editorial María Alejandra Berroterán

Redacción

Scarlett Ascanio, Leidys Asuaje, Kayled González, Patricia Pérez

Gerente de comercialización y ventas Irais Souto R. - iraissouto@asterisco-ce.com

Ejecutivas de ventas

Matilde Aparicio - maparicio@asterisco-ce.com Ivonne Martin - imartin@asterisco-ce.com Gladys Michelangeli - gmichelangeli@asterisco-ce.com

OPINIÓN 22 Las prácticas ambientales empresariales en Venezuela Por: Fenelón Perera Anzola INICIATIVA 24 Biodiversidad y desarrollo sustentable en el Orinoco OPINIÓN 26 ComunicaRSE estratégicamente con su público interno Por: Alberto Chumaceiro y Desirée Rodríguez ONG 28 Vitalis, una organización con pensamiento y acciones verdes

Fundación La Tortuga: Una mirada sobre el Mar Caribe NOTICIAS DE NUESTROS ALIADOS 40 LIBROS 43 GUÍA DE PROYECTOS Y ORGANIZACIONES 44 LEGAL 46 “Lo que le falta a la Ley Penal del Ambiente es que se cumpla” INICIATIVA 48 Convertir desechos en oportunidades ENLACES 50

Diseño Gráfico Asterisco Comunicaciones Estratégicas, C.A.

Coordinación fotográfica Gabriel Osorio

Fotografías

Carlos Germán Balza Casado, Gabriel Osorio, Patricia Pérez, Nicolás Pineda

Portada

Patricia Pérez

Administración Nelly Torres Argenis Quiroga

Distribución

Diario El Universal, C.A.

Fotolito e impresión

p.8

Un programa de preservación de la tortuga cardón promueve la adopción de una cría de esta especie Fotografía: Patricia Pérez

Editorial Arte

Dirección CC San Luis, Torre Mayupan, Piso 8, Ofic. 8-2, Urb. San Luis, El Cafetal, Caracas, Venezuela. rsevenezuela@asterisco-ce.com Telf.: +58-212-985.81.55 / 212-393.80.51

www.rsevenezuela.com Depósito Legal pp-200902DC3266. ISSN (en trámite) RSE Venezuela no se hace responsable por las opiniones emitidas por sus colaboradores. El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores. La política editorial de RSE Venezuela no admite publicidad redaccional. La revista RSE Venezuela es una publicación de Asterisco Comunicaciones Estratégicas, C.A. Todos los derechos reservados.

6 / RSE Venezuela

www.rsevenezuela.com


Editorial

Empresas aliadas

C

ada vez se reconoce más la importancia que tiene la preservación de nuestro planeta en la vida y la existencia del ser humano. De ahí que el desarrollo económico y social de la humanidad a largo plazo únicamente será posible si logramos no solo preservar sino también recuperar las condiciones ambientales del mundo en el que vivimos. Es lo que se entiende por desarrollo sostenible. Para la sostenibilidad de las empresas a largo plazo es necesaria la aplicación de este mismo concepto, es decir, es indispensable mantener un equilibrio entre sus tres dimensiones u objetivos: social, económico y ambiental. En esta edición de RSE Venezuela hemos seleccionado el tema de la Ecología y el Ambiente por la importancia que tienen tanto a nivel local como global. En Venezuela, si bien el tema ambiental está contemplado en nuestra Constitución y regulado por una amplia legislación, se requiere que los diferentes actores de la sociedad adquieran una mayor conciencia de la importancia de la conservación ambiental y el desarrollo sostenible. Afortunadamente, son cada vez más las empresas, organizaciones e individuos que se han preocupado por este tema y están desarrollando múltiples iniciativas de concientización y mejora de nuestro ambiente natural. Son dignas de señalar las actividades que realizan las ONG Vitalis, Fundación La Tortuga, Fundación Bioparques y la Fundación Programa Andes Tropicales. El reporte de la Situación Ambiental en Venezuela que Vitalis viene realizando en los últimos años es de gran importancia para identificar las necesidades y los avances en la gestión ambiental en nuestro país. Resalta también la actividad que realiza la empresa Coca Cola con el programa “Lago Vital”, que promueve el emprendimiento ecológico a orillas del Lago de Maracaibo, así como Masisa con sus esfuerzos en pro de la naturaleza y la empresa Orgánica que recupera los desechos orgánicos de comercios en Caracas y los convierte en abonos de alto valor agrícola. Es motivo de reflexión la historia de nuestra protagonista –la tortuga marina Santa Fe– en las costas de Paria, y las vivencias negativas y positivas que ha experimentado en sus 60 largos años de vida. Los artículos de nuestros especialistas y colaboradores aportan análisis y opiniones sobre la Ley Penal del Ambiente, las prácticas ambientales de las empresas, la comunicación a lo interno de la empresa y el desarrollo sostenible. Es imperativo que las empresas –tanto grandes como pequeñas– continúen profundizando su compromiso con la gestión ambiental como parte integral de su desarrollo, desde la planificación estratégica hasta la operacional. En RSE Venezuela queremos continuar divulgando y promoviendo las mejores prácticas de responsabilidad social en las empresas como una vía para garantizar su sostenibilidad y mantener el beneficio de sus servicios y productos para la sociedad y el ambiente. t

RIF J-00007125-0

RIF J-30228744-8

RIF J-08503766-7

RIF J-00012651-8

RIF J-30468971-3

RIF J-00236400-9

“Aunque supiera que el mundo va a acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol” Martin Luther King www.rsevenezuela.com

La revista de Responsabilidad Social Empresarial

año 2 / Nº7 BsF 25

Informe de Vitalis:

La situación ambiental en Venezuela La basura puede ser un negocio

Alfredo Souto De Goes alfredosouto@asterisco-ce.com

Iniciativas empresariales

Coca Cola Orgánica Masisa

Rescatar el

ambiente hoy

Experiencias en el país que orientan a soluciones

Fotografía de portada: Patricia Pérez

RSE Venezuela / 7


Agenda RSE Perspectivas sociales 2011 Liderar, Emprender y Gerenciar Caracas, Venezuela 23 de marzo de 2011

Organiza: Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industrias. Un grupo de destacados expertos darán a conocer los elementos estratégicos de la Responsabilidad Social Empresarial. Entre los ponentes destacan: Víctor Guédez, presidente de Cerse y miembro del consejo editorial de RSE Venezuela; Lorenzo Mendoza, Presidente de Empresas Polar; Ángelo Burgazzi, presidente de DBAccess; Maickel Melamed de Paz con Todo; y Antonio López Ortega, Vicepresidente de Relaciones Corporativas de Farmatodo. Más información: www.venamcham.org

Especialización en Responsabilidad Social Empresarial Caracas, Venezuela

Responsabilidad Social Empresarial: una aproximación conceptual y práctica

Más información:

25 y 26 de marzo de 2011 Organiza: Cendeco (Universidad Metropolitana). Curso que busca la comprensión y evaluación de las fundamentaciones estratégicas y éticas de la Responsabilidad Social Empresarial, así como la operacionalización de programas, tendencias, metodologías estándares e indicadores de la gestión de RSE.

Preinscripciones hasta el 14 de marzo de 2011 Organiza: Universidad Metropolitana. El programa busca impulsar la formación de profesionales capaces de diseñar, implementar y evaluar planes estratégicos de RSE, dirigidos a insertar a la organización en una dinámica de competitividad cooperativa, enfocada en la suma de voluntades entre empresa y sociedad civil. http://admision.unimet.edu.ve

Caracas, Venezuela

Cambio e Innovación para un Futuro Sostenible Buenos Aires, Argentina

13 y 14 de abril de 2011 Organiza: Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresarial (Iarse). La conferencia destacará temas relacionados con la responsabilidad social en cuanto a innovación y política, el impacto de la agenda del cambio climático en los programas de RSE, modalidad innovadora en tendencias de RSE, entre otros tópicos. Más información: www.iarse.org

Más información:

www.cendeco.unimet.edu.ve

IX Foro Interamericano de Responsabilidad Social de las Empresas 2011

Conferencia IAIA 2011: Impact Assessment and Responsible Development

VIII Reunión para el Medio Ambiente de América Latina 2011

24 al 26 de mayo de 2011 Organiza: Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El evento ha servido para discutir la importancia de la implementación de la RSE en Latinoamérica y el Caribe, como ésta impacta en la sociedad y la economía y promueve un desarrollo más justo y equilibrado de la región.

28 de mayo al 4 de junio de 2011 Organiza: International Association for Impact Assessment. La conferencia trata sobre los efectos ambientales y sociales relacionados con las decisiones tomadas en cuanto a infraestructura e industrias. Las charlas brindarán herramientas a las empresas para fortalecer el sentido de la responsabilidad en los negocios, planes y programas. Más información: www.iaia.org

Organiza: Consejo Nacional de Producción Limpia (CPL), Asociación de Empresas y Profesionales para el Medio Ambiente y Fisa S.A. Se trata de un foro que busca proyectar nuevos negocios y modelos de cooperación. Se mostrarán experiencias de gestión empresarial sostenibles vinculadas con la conservación ambiental.

Asunción, Paraguay

Más información: http://events.iadb.org

8 / RSE Venezuela

Puebla, México

Santiago de Chile, Chile

12 al 15 de octubre de 2011

Más información:

www.expoambiental.cl

www.rsevenezuela.com


RIF J-00167552-3

RSE Venezuela / 9


Protagonista

Mi vida se extingue

sin tu apoyo

Por: Patricia Pérez Fotografías: Patricia Pérez

Desde esta orilla de la Península de Paria decido alzar la voz, no sólo para darme a conocer sino para explicar detalladamente mi condición actual de vida como tortuga marina y extenderles la invitación a colaborar con mi permanencia en esta faz que compartimos

S

oy un ser legendario, con amplia experiencia en el ir y venir de las mareas, los cambios climáticos que desde hace algunos años se han incrementado, el equilibrio ecológico y la protección de millones de especies más pequeñas. Mis facultades de reptil y el ritmo pausado que llevo en mis días me han permitido ser una gran observadora de mi mundo, el océano, y también de las playas donde anualmente voy a poner mis huevos. Soy la única tortuga marina entre las dos especies que existen, cuyo caparazón de tipo óseo no tiene córneas duras como el resto, es decir, no recibo tanta protección de mi escudo na-

10 / RSE Venezuela

tural y tengo textura similar al cuero. Mi nombre genérico es Cardón, aunque desde la temporada pasada de anidación (2010) recibí el nombre de Santa Fe por un plan de adopción que luego les mencionaré. Tengo un chip en mi aleta derecha posterior que certifica mi existencia y asegura mis cuidados por especialistas en biología o veterinaria, cuando llego a las playas apropiadas para desovar. Soy la especie de tortugas marinas más grande, de manera que entre ustedes los humanos y nosotras la longitud media es casi la misma. Mis aletas delanteras alcanzan los 70 centímetros de largo y desde mi cabeza hasta el final de mi caparawww.rsevenezuela.com


Acción ejemplar zón mi contextura se extiende por 1 metro y 60 centímetros. Mi piel está cubierta de escamas, por ser una especie tan milenaria ya la modificación de mis miembros se llevó a cabo, de manera que vivo con la facilidad de mi estructura hidrodinámica que incrementa mi eficiencia de desplazamiento en el agua, pero tengo pulmones y debo salir a la superficie para respirar. Mi ciclo de vida es largo y complejo. El desarrollo de nuestra existencia se da en diversos hábitats, a través de migraciones que abarcan miles de kilómetros. En esos recorridos desde las zonas de alimentación y apareamiento atravesamos cuencas oceánicas y variedad de aguas territoriales. Con el transcurrir de los años hemos aprendido el sentido de la vida y a reconocer la importancia de nuestra presencia en el océano. Por ser una especie con vida tan independiente y migratoria, somos difíciles de contabilizar, aunque sepamos que de 1.000 tortuguillos que nacen vivos y van al mar, solamente 1 logra llegar a la vida adulta; y si resulta que ese sobreviviente es hembra entonces existe la posibilidad de dar continuidad a la especie. La biodiversidad perdería a uno de sus miembros de honor, con el incremento de los estragos conocidos por todos. El mejor banquete que podemos tener son las esponjas y medusas. Por esta razón muchas de mis compañeras tortugas mueren asfixiadas con bolsas plásticas, porque en el mar se confunden ambas cosas con facilidad. Nuestras preferencias alimenticias mantienen a su vez los arrecifes coralinos en armonía y sin amenazas a las muchas especies que allí hacen

La Firma Mendoza, Delgado, Labrador y & Asociados Miembro de Ernst & Young Global y sus empleados en Venezuela participan desde hace 4 años en la labor de conservación de las tortugas marinas de la Península de Paria a través del plan de adopción que promueve Cictmar:

www.tortuadopcion.com

RSE Venezuela / 11


Protagonista

El Centro de Investigación y Conservación Tortugas Marinas de la Península de Paria (CICTMAR), la Fundación Científica Los Roques y la Fundación la Tortuga cuidan a las especies de tortugas marinas que desovan en las playas de Venezuela.

vida. No es por presumir, pero incluso somos las tortugas marinas las que cuidamos parte del alimento de ustedes los humanos, pues permitimos que los peces se alimenten en esos arrecifes y así garantizamos buenos días de pesca.

Corro peligro

Las amenazas que más tememos son las que se producen precisamente en la superficie del mar o cuando visitamos las playas. Pocas personas conocen dónde quedan nuestras zonas de alimentación, y las que llegan a enterarse de nuestros sitios de reunión no siempre respetan nuestra integridad física. He visto de todo en estos años, a veces me pregunto si las personas que realizan todo tipo de acciones contra nosotras lo hacen para cuidar o destruir a su especie. El índice de muertes aumenta en la temporada de anidación, que se extiende en esta zona del Caribe entre los meses de enero a junio aproximadamente. En este tiempo debemos abandonar la profundidad del océano que nos cobijan con su oscuridad, para salir a la luz y desovar las crías. El objetivo es sólo uno: dar continuidad a la especie. Nuestro instinto nos lleva a buscar las playas más oscuras, sin fogatas, sin luces, sin ruido, sin gente, sin obstáculos. Pero para llegar a la orilla la travesía implica esquivar lanchas, barcos, el ruido de los motores de agua, los ladrones de huevos y los que no han aprendido otra cosa sino a incrementar su apetito por nosotras. Esto sin nombrar los eventos desafortunados que hemos vivido con los derrames petroleros, donde hemos visto morir a miles de familias; o los cambios de temperatura y acceso a ciertas zonas por tanta basura que desemboca desde alguna parte hasta el mar.

Mis padrinos

En estos 60 años de vida yo he visto de todo, tengo muchas más anécdotas que éstas pocas que he alcanzado a contarles, pero

12 / RSE Venezuela

ha sido en los últimos 30 años cuando hemos notado las familias de tortugas marinas cambios favorables en esas playas. Los hemos visto, son humanos pero con un corazón distinto, porque nos cuidan, limpian las playas para que no tengamos obstáculos, revisan nuestras aletas, nos curan si tenemos alguna herida, usan luz infrarroja para no asustarnos y toman muchos datos mientras nosotras nos preparamos para dejar las crías a salvo. Miden nuestra cabeza, ancho y largo de caparazón, nos auxilian si ven que alguna red se nos queda enredada en el cuello o en las aletas, nos identifican con un chip o una placa que lleva un número, guardan silencio, luego también velan por el nacimiento de los tortuguillos y no interfieren con nuestro ritmo. Ya nos conocemos, sabemos que existen y no nos harán daño. Por lo general son pocos, casi siempre los mismos con alguno que otro invitado. Siempre estoy tan pendiente de dejar las crías a salvo que sólo pienso en ellas, pero hace unos años alcancé a escuchar algo de un plan de adopción de tortugas marinas, y me sorprendí un poco, pero luego me di cuenta que era una de las muchas maneras que tienen esos defensores de nuestra especie para involucrar a más personas en nuestro cuidado y conservación. Una pareja de novios fue a esa playa a conocer una tortuga Cardón junto a la bióloga encargada de atenderme, pudo ser cualquier otra de mi familia pero llegué yo a la orilla, me conocieron, me bautizaron con el nombre Santa Fe y luego vieron cómo regresé al mar. Ojalá estén esas personas en la misma orilla durante la temporada de anidación de este año. t

Contacto:

Hedelvy Guada Teléfono: (0414) 249.63.26 Correo electrónico: hjguada@gmail.com cardonpariano@yahoo.com www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 13


Especial

Empresas asumen su

verde

responsabilidad

Las compañías privadas deben empezar su gestión ambiental cumpliendo la legislación vigente, especialmente las pequeñas y medianas que generalmente no se rigen por lineamientos estratégicos globales en esta materia Por: Scarlett Ascanio Fotografías: Gabriel Osorio y Carlos Germán Balza Casado

14 / RSE Venezuela

www.rsevenezuela.com


E

n Venezuela, la situación del ambiente es compleja y extensa. En el estudio Balance de la Situación Ambiental de Venezuela 2010, realizado por la organización Vitalis, presidida por Diego Díaz Martín, se identificaron 62 problemas puntuales que, en buena medida, trascienden la escala temporal del período bajo estudio, con lo cual se denota que este problema pareciera ser más bien el resultado de una serie de eventos, que la consecuencia de un problema aislado. La responsabilidad de estos problemas recae en los gobiernos –nacional, regional y municipal–, la ciudadanía y las empresas privadas. Estas últimas tienen un papel fundamental en el cuidado del ambiente, entendiéndolo –según Ileana García, consultora con más de 25 años de experiencia, directora de Consultoría Global de Sistemas y de la Comisión de Ambiente de Conindustria y Fedecámaras– como todo lo que nos rodea, el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Toda la cadena de producción, comercialización y relacionamiento de las empresas debería estar apegada a las legislaciones ambientales del país donde opera e ir más allá –incluso con la intención de obtener mejores resultados económicos– para buscar la sostenibilidad. Para que una empresa sea sostenible en el tiempo es imperativo que su gestión equilibre la relación entre el bienestar social con el ambiente y la bonanza económica. “Es el llamado Triple Resultado, un conjunto de indicadores de desempeño de una organización en las tres áreas, según los cuales no puedes tener una empresa exitosa en ambientes depauperados, porque simplemente no va a haber quién compre los pro-

t

ductos”, dice Rosa Amelia González, profesora especialista en responsabilidad social del IESA. En Venezuela, las grandes empresas de origen trasnacional o nacional, afirma García y la apoya el profesor de postgrado de la Universidad Simón Bolívar y experto en el tema, Arnoldo Gabaldón, están conscientes de su responsabilidad ambiental y destinan los recursos para tal fin. Pero en las pequeñas y medianas industrias y hasta en los comercios la situación es distinta. Por desconocimiento y falta de recursos se incurre en faltas ambientales que el organismo rector –el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente– no fiscaliza, por múltiples causas: falta de personal, de recursos económicos, problemas logísticos, falta de coordinación con gobiernos municipales y regionales, entre otros. “En Venezuela, y en América Latina en general, se parte de la premisa que una gran corporación es igual a un gran contaminante y no necesariamente es así. Los tipos y niveles de daño ambiental dependerán de la actividad que realice la empresa, sin importar su tamaño. Por ejemplo, en una peluquería, que es un negocio pequeño y muy común en nuestro país, todos los días se manejan químicos y sustancias peligrosas que, seguramente, no se desechan correctamente, y no son fiscalizadas en este aspecto”, dice Ileana García. Tampoco, dice Gabaldón, las comunidades han asumido toda la responsabilidad que deberían en el proceso de participar e instar a las empresas y gobiernos a que trabajen más proactivamente en materia ambiental. Esta afirmación es avalada por la consulta realizada por Vitalis, la cual arrojó que las asociaciones de vecinos y los consejos comunales fueron evaluados en su gestión ambiental de mala a regular (64.75% y 60.03%), y estas ponderaciones son similares a las hechas en 2009.

Los problemas están claramente identificados, así como los responsables y hasta las posibles soluciones. Es cuestión de voluntad y de destinar los recursos necesarios para ejecutar esas acciones. Humedales de la sabana apureña. Hato el Frío, estado Apure, Venezuela Fotografía: Gabriel Osorio

RSE Venezuela / 15


Especial

Gestión ambiental

Ileana García es directora de Consultoría Global de Sistemas y de la Comisión de Ambiente de Conindustria y Fedecámaras. Fotografía: Carlos German Balza Casado

Los problemas están claramente identificados, así como los responsables y hasta las posibles soluciones. Es cuestión de voluntad y de destinar los recursos necesarios para ejecutar esas acciones. Los especialistas identificaron una serie de prácticas que las empresas privadas, especialmente aquellas que no se rigen por políticas globales, pueden aplicar para elevar la calidad de su gestión ambiental o empezar a establecerla, si aún no lo han hecho. Aquí algunas de esas medidas:

1. Cumplir con el marco regulatorio vigente, el cual,

Empresarios proactivos Ileana García, directora de la Comisión de Ambiente de Conindustria y de la Cámara de Industriales del estado Carabobo, asegura que los industriales y empresarios son ambientalmente responsables. Para probarlo señala como ejemplo las siguientes cifras correspondientes a la región que representa:

• Entre 2003 y 2009 en el estado se recolectaron 138.124 toneladas de sustancias, materiales y desechos peligrosos.

• En esta acción ambiental se ha invertido 137 millones de bolívares.

• En mediciones atmosféricas, la inversión asciende a 2.000.000 de bolívares.

• En inversión para cumplir, hacer seguimiento y control, se ha destinado 1.500.000 bolívares.

16 / RSE Venezuela

según García es el más complejo de América Latina. La Constitución, acuerdos multilaterales, leyes orgánicas, decretos, resoluciones y ordenanzas rigen la materia ambiental en Venezuela. Lo mínimo que pueden hacer las pequeñas y medianas empresas, por ejemplo, es informarse sobre este marco legal y cumplir con la normativa que les corresponda, dicen los especialistas.

2. Inscribir a la empresa en el Registro de Actividades Susceptibles de Degradar el Ambiente (Rasda)

para obtener la autorización de manejadores de sustancias, materiales y desechos peligrosos, de conformidad con los artículos 65 y 66 de la Ley sobre Sustancias, Materiales y Desechos Peligrosos. Esta es la cédula de identidad ambiental de las industrias e incluso de algunos comercios, afirma García. 3. Ecoeficiencia: cultura administrativa que, de acuerdo con Díaz de Vitalis, se puede resumir en “producir más con menos”, utilizando menos recursos naturales (agua y energía) en el proceso productivo, reduciendo los residuos y desechos, y atenuando la contaminación. Gabaldón va más allá y recomienda organizar departamentos internos que velen por la instrumentación de medidas ecoeficientes. 4. Certificación ISO 14001: La ISO 14001 es una norma internacionalmente aceptada que expresa cómo establecer un Sistema de Gestión Ambiental efectivo. La norma está diseñada para conseguir un equilibrio entre el mantenimiento de la rentabilidad y la reducción de los impactos en el ambiente; es aplicable a cualquier organización, de cualquier tamaño o secwww.rsevenezuela.com


10 problemas locales En el estudio Balance de la Situación Ambiental de Venezuela 2010, Vitalis pulsó la opinión de 131 profesionales de universidades, centros de investigación, empresa privada, organizaciones no gubernamentales de base y sociedad civil, para identificar 62 problemas ambientales puntuales (ver lista completa en p.30). He aquí los 10 más importantes:

1.

Larga sequía e inundaciones: tal situación evidenció la carencia de planes y estrategias eficientes que permitan conocer, comprender, manejar y generar los mecanismos para minimizar los impactos del cambio climático y de las emergencias originadas por los diversos fenómenos naturales ocurridos.

2.

Inapropiado manejo de los residuos y desechos sólidos (principalmente domésticos), tanto en la fuente como en los sistemas de transporte, tratamiento y disposición final, en particular dentro de las grandes ciudades.

3.

Mal manejo de vectores que ha traído como consecuencia la proliferación de enfermedades metaxénicas, que pueden transmitirse de otros animales a seres humanos, o entre los seres humanos a través de insectos u otros animales. Entre ellas se encuentra el dengue.

4.

Inapropiado manejo de las aguas servidas y residuales, que contaminan las fuentes de aguas superficiales y subterráneas, deterioran el paisaje, y comprometen los atributos físico-químicos y naturales de ríos, riachuelos, lagunas, lagos y playas en todo el territorio nacional.

5.

Nueva amenaza de modificar el lindero norte del Parque Nacional Waraira Repano, sin el debido análisis técnico y sin considerar que su modificación pudiera no ser solo riesgosa para la integridad del área protegida y su representatividad ecosistémica, sino para los posibles habitantes que llegaran a poblar la zona.

6.

Limitado tratamiento y acceso al agua potable. Muchos expertos reportan agua con problemas de potabilización, producto de las lluvias y de algunos sistemas ineficientes de tratamiento y distribución.

7.

Producción y comercialización de equipos electrónicos, considerados como peligrosos una vez desechados. Se debe estimular a los clientes a disponerlos apropiadamente al final de su vida útil.

8.

Derroche de agua y energía siguen siendo prácticas habituales de la ciudadanía, pese a las crisis de los sectores energético e hídrico.

9.

Proliferación de sistemas de generación de energía eléctrica altamente contaminantes, operados con diesel o gasoil, aunado al poco incentivo e inversión para impulsar el uso de energías limpias o renovables.

10.

Pocos esfuerzos en materia educativa ambiental, que formen en valores a la ciudadanía y promueva nuevas actitudes en favor de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. RSE Venezuela / 17


Especial

Arnoldo José Gabaldón fue ministro de Obras Públicas (1974-77) y primer del Ministerioeldel Ambiente y “Urbanizaciones La Inversora Brickettitular está adelantando proyecto de las los RecursosLas Naturales Renovables (1977Ecológicas”. unidades de ParqueenLaVenezuela Música son ejemplo de una 79). Fue presidente del Centro Latinoamericano de urbanización del futuro. Administración para el Desarrollo (1987-89) y del Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (1997-99). Tiene en su haber varias publicaciones, y su título más reciente se titula “Desarrollo sustentable. La salida de América Latina”. Fotografía: Gabriel Osorio

tor, que esté buscando una mejora de los impactos ambientales y cumplir con la legislación en materia de ambiente.

5. Establecimiento de programas ambientales educativos dirigidos tanto a empleados como a las comunidades que rodean a la empresa, sus clientes, proveedores y aliados.

6. Asociación a cámaras y organizaciones gremiales

como Conindustria, su división Coninpymes, Fedecámaras, entre otras, pues constantemente están organizando eventos gratuitos en la materia. Por ejemplo, García menciona la Cumbre Ecológica Industrial organizada por la Cámara de Industriales de Carabobo con la finalidad de promover la conciencia ambiental entre los industriales y empresarios, quienes están muy ganados a la idea, según comenta la vocera.

Tampoco las comunidades han asumido toda la responsabilidad en el proceso de participar e instar a las empresas y gobiernos a que trabajen más proactivamente en materia ambiental.

7. Transitar del gasto ambiental o destino de recursos con el fin de controlar la contaminación, al costo ambiental o las inversiones asociadas con la prevención, la

ecoeficiencia y la producción limpia. La segunda agrega valor y asegura el retorno de la inversión a corto, mediano y largo plazo. La primera no, porque se trata de una acción reactiva a un incumplimiento.

Lo importante, concuerdan los especialistas, es que las empresas, sin importar su tamaño, tomen conciencia de la importancia de cuidar el ambiente y empiecen por cumplir la ley. Al final de cuentas, lo que está en juego es su licencia para operar y su sostenibilidad en el tiempo. Son suficientes razones para pintarse de verde. t

18 / RSE Venezuela

www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 19


Iniciativa

La responsabilidad ecológica crece a orillas del

lago de Maracaibo

Coca Cola acompaña y orienta a un centenar de emprendedores marabinos para que desarrollen microempresas amigables con el ambiente Por: María Alejandra Berroterán Fotografías: Fernando Bracho y cortesía de Coca Cola Fotografía: Fernando Bracho

E

n los libros de contabilidad empresarial ya no sólo se habla de números rojos, negros y azules; ahora también cuentan los números verdes. Por ello, Coca Cola Venezuela está apoyando a un centenar de emprendedores que hacen vida a orillas del lago de Maracaibo para que sus acciones empresariales también resulten “productivas” para el ambiente. En octubre del año 2009 se realizó la primera “Convocatoria Regional de Emprendedores Ambientales Lago Vital”, en la que se recibieron organizaciones y comunidades con ideas de negocio para desarrollar a orillas del lago de Maracai-

20 / RSE Venezuela

bo y que estaban dispuestas a aprender a desarrollar sus actividades tomando en cuenta el impacto ambiental. De más de 350 propuestas que se presentaron en el Centro de Arte Lía Bermúdez, se escogieron un poco más de 100, pues cumplían a rasgos generales con lo que se estaba buscando. “Se seleccionaron las iniciativas que eran factibles, realizables en corto o mediano plazo, jurídicamente viables, que preferiblemente tuvieran un impacto ecológico –que realmente marquen una diferencia en su comunidad– y que fueran replicables, es decir, que sirvieran de ejemplo para otros posibles emprendedores a

futuro”, señaló Alejandro Bermúdez, coordinador de Eco Emprendimiento por parte del grupo Supernova. Las comunidades convocadas fueron Santa Rosa de Agua, Puntica de Piedra, Santa Lucía, Bolívar y El Bajo. “Buscábamos representación de zonas urbanas, rurales y comerciales, todas con contacto directo con el lago, es decir, que estén a orillas del lago para que la relación sea directa”, indicó Rossy Álvarez, gerente de Asuntos Corporativos de Coca Cola Venezuela. Los seleccionados son proyectos microempresariales que están en diferentes fases de formación: “Algunos tienen la www.rsevenezuela.com


Conciencia ambiental El lago de Maracaibo es la principal cuenca hídrica del occidente del país pero desde hace varios años es víctima de las acciones contaminantes del ser humano. Rossy Álvarez, gerente de Asuntos Corporativos de Coca Cola explicó que la iniciativa de la corporación se desarrolla en dos pilares –Eco Emprendimiento y educación– para responder al reto global que la empresa ha asumido: educar a la ciudadanía sobre el uso eficiente del agua para conservar las cuencas hídricas. Aunque en otros países se trabaja con la recupera-

ción de lagos y ríos, es la primera vez en América Latina que se trabaja con la estimulación de empresas ambientalmente responsables. “La contaminación del lago es un problema multidimensional, no se resuelve nada más con ir y limpiar, sacar la lemna, el petróleo derramado o las botellas de plástico, porque no hay una conciencia ciudadana que permita luego mantenerlo limpio. Entonces, la tarea es empezar a crear esa conciencia, hacerle entender a las personas que el lago es nuestro y que depende de noso-

tros mismos recuperarlo”, comentó Rossy Álvarez. En esta labor trabajan conjuntamente con el Centro de Arte Museo Lía Bermúdez, la Asociación para la Defensa del Ambiente y la Naturaleza (ADAN), investigadores de la Universidad del Zulia, entre otras organizaciones que están enfocadas en el apoyo a las labores de formación y acompañamiento a los microempresarios emprendedores: el Parque Tecnológico Sartenejas y el Grupo Supernova, quien se desempeña como líder de las labores.

idea y hasta han tramitado un crédito, pero no saben cómo se maneja la empresa o cómo se llevan los libros de contabilidad, por ejemplo, y hay otros que tienen la idea pero no saben cómo materializarla. En este momento están en la fase de armar su plan de negocio para poder saber entonces qué necesitan específicamente y en qué los podemos ayudar”, explicó Bermúdez. Los negocios están enfocados en diferentes áreas que van desde el turismo directo –rutas de paseo y posadas- y la prestación de servicios hasta brigadas de patrullaje ecológico e investigación aplicada. La idea general es que, sin importar el producto o servicio que ofrezcan las empresas, todas sus actividades sean respetuosas del ambiente. Esa es una diferencia de este proceso respecto a otros similares de incubación de emprendedores: “Aquí se incluye el impacto de sus actividades al ambiente, parte de lo que ellos deben estimar en su plan de negocio es cómo

sus acciones pueden afectar al lago y qué pueden hacer para minimizar su efecto negativo, porque la idea es que sean rentables pero que no hagan más daño”, señaló Bermúdez.

momento los ayudaremos entonces con sus necesidades puntuales, que pueden ir desde ayudarlos a conseguir créditos, capacitarlos en manejo de personal o en cosas que parecen elementales como declarar impuestos”. Ya se ha conversado con diferentes sectores para ofrecer las herramientas a las microempresas en formación, como la banca privada, el Servicio Integrado de Atención al Ciudadano Empresario del estado Zulia (SIACE) y la Cámara de Comercio del estado Zulia. “Nuestra idea es ser los iniciadores de este proyecto, pero queremos que los mismos empresarios se adueñen de este programa de formación y poco a poco todos se interesen en ser ‘amigables con el ambiente’ y que esa conciencia de responsabilidad propia se contagie a los ciudadanos también”, mencionó Álvarez, quien también anunció que durante el segundo semestre del año realizarán la segunda convocatoria para seguir estimulando ecoemprendedores. t

Primera cosecha

El coordinador de Emprendimiento señaló que, estadísticamente, sólo 1 de cada 10 emprendedores logran materializar el proyecto y mantenerse durante los primeros cinco años de base. “Obviamente, la idea de apoyarlos es que podamos mejorar esas estadísticas, que de los más de 100 que tenemos no sean nada más 10 proyectos los que tenga éxito, sino que sean más; y, además, queremos que ellos se conviertan en ejemplo para los futuros microempresarios del lago”, enfatizó Bermúdez. Álvarez señaló que estiman que este primer grupo de emprendedores terminará la fase de preincubación al finalizar el primer semestre de este año, para luego pasar del papel a la acción: “Para ese

RSE Venezuela / 21


Una mirada al Lago Vital La primera acción de la campaña conservacionista de Coca Cola fue inaugurar, en el Centro de Arte Museo Lía Bermúdez, la exposición “Una mirada al Lago Vital” para rendir un homenaje al principal cuerpo de agua marabino y para crear conciencia entre los asistentes sobre la importancia de su conservación. La muestra, que estará abierta hasta el mes de julio de 2011, presenta diversos aspectos del lago marabino. Al entrar se muestra la presentación de la rica biodiversidad de la cuenca, pues alrededor del cuerpo de agua se hayan diferentes hábitats y pueden encontrarse ejemplares de flora y fauna desérticas, de manglares e incluso marinos en la zona donde se encuentra el agua dulce del lago con las corrientes saladas del mar Caribe (es-

tuario). Héctor Barrios, biólogo a cargo de la curaduría de esta sección, indicó que debido a la privilegiada ubicación geográfica, el lago recibe aves migratorias del sur y del norte del continente. Además, gran parte de las especies animales que viven allí están en peligro de extinción, como el manatí. La muestra contempla cuatro visiones distintas de la principal cuenca hídrica marabina: su biodiversidad, su historia, la relación humana con el lago y las visiones de diversos artistas. La reconocida artista Lía Bermúdez indicó que “ésta no es sólo una exposición de arte simplemente, ésta tiene un objetivo que va más allá, pretende crear conciencia sobre nuestro lago, al que vemos todo el tiempo y poca atención le prestamos”.

“Ésta no es sólo una exposición de arte simplemente, tiene un objetivo que va más allá, pretende crear conciencia sobre nuestro lago, al que vemos todo el tiempo y poca atención le prestamos” Lía Bermúdez

“La tarea es empezar a crear conciencia, hacerle entender a las personas que el lago es nuestro y que depende de nosotros mismos recuperarlo” Rossy Álvarez, gerente de Asuntos Corporativos de Coca Cola Venezuela Fotografía: cortesía de Coca Cola

22 / RSE Venezuela

www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 23


Opinión

Las prácticas ambientales empresariales en Venezuela Por: Fenelón Perera Anzola Gerente de Soluciones de Sostenibilidad Social y Ambiental Espiñeira, Sheldon y Asociados

H

asta hace algunos años en nuestro país, los temas ambientales no eran vistos por las empresas como oportunidades para hacer más sustentables sus negocios, sino como elementos operativos a gestionar asociados a los recursos naturales insumo de sus procesos. Sin embargo, con el pasar de los años –y con ellos el incremento de la divulgación de los problemas ambientales globales, como el cambio climático, por parte de Estados, empresas, ONG y otros– la realización de las cumbres, foros y y otros eventos internacionales que han permitido la discusión de estos problemas ambientales, así como acuerdos para encaminar posibles soluciones; la mayor demanda de los diversos grupos de interés, por ejemplo de los consumidores, quienes son más acuciosos al elegir productos y servicios ambientalmente amigables; el desarrollo de nuevos estándares, buenas prácticas y legislación ambiental, entre otros; han influido en que las empresas se hagan más conscientes de los impactos ambientales originados por sus actividades, productos, servicios e infraestructura y noten su corresponsabilidad con el deterioro ambiental local, regional y mundial. En nuestro país son cada vez más las empresas que están conscientes de la importancia que tienen los temas ambientales para la sostenibilidad de su organización. Es así como han surgido iniciativas ambientales que les permitan

24 / RSE Venezuela

ser más responsables ambientalmente, iniciativas que se han concretado desde pequeñas contribuciones puntuales hasta significativas mejoras en el desempeño ambiental. Es común en el ámbito empresarial escuchar iniciativas como jornadas de limpieza de parques y plazas, limpieza de playas en el marco de su día mundial, campañas de ahorro y programas de eficiencia energética, reutilización y reciclaje de papel o apoyo a una ONG de corte ambientalista. No obstante, en la práctica, estas iniciativas no suelen ser sostenibles en el tiempo por diversas razones, entre las que destacan: • No son contempladas en el presupuesto anual. • Surgen producto de una oportunidad o iniciativa particular de un miembro de la organización. • No se realiza seguimiento o monitoreo, ni se tienen indicadores del impacto de las iniciativas realizadas. • No se consulta previamente con los grupos de interés sobre las expectativas a ser cubiertas. • Las actividades no se planifican con la antelación necesaria, lo que puede traducirse en errores operativos en la ejecución de las mismas. No obstante, al indagar con mayor profundidad si las empresas han identificado qué elementos de sus actividades, productos, servicios e infraestructura interactúan con el ambiente y qué impac-

tos –positivos o negativos– generan sobre éste, la respuesta suele ser negativa. Mejorar el desempeño ambiental de una empresa pasa precisamente por conocer inicialmente esas causas y efectos (aspectos e impactos en el argot de los sistemas de gestión ambiental), independientemente del sector empresarial al que pertenezca la organización, su tamaño o localización geográfica. En las encuestas sobre Prácticas y Tendencias de la Responsabilidad Social Empresarial y Gestión Ambiental en Venezuela (2009 y 2010), realizadas por Espiñeira, Sheldon y Asociados, preguntamos a las empresas participantes si tenían identificados y cuantificados, entre otros aspectos, sus desechos, emisiones, efluentes, consumos de agua y energía. Las respuestas apuntaron a que son pocas las empresas que así lo hacen y en mucho menor escala aquellas que tienen mecanismos de control para su minimización. En tal sentido, en el marco del mejoramiento continuo, el primer paso consiste en identificar cómo lo que hace la empresa afecta al ambiente y en qué medida. A partir de este punto se superarán las iniciativas puntuales y comenzará la integración de las variables ambientales en la gestión ordinaria de las empresas, lo que permite la jerarquización de los temas a atender, el direccionamiento de la gestión ambiental, la planificación del programa ambiental, su implementación, seguimiento y ajustes. t

www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 25


Iniciativa

Biodiversidad y desarrollo sustentable en el Orinoco Masisa de Venezuela ha sembrado sus proyectos de Responsabilidad Social Empresarial en el concepto “Jugar en Verde”: mediante una serie de programas de conservación promueve el cuidado de los ecosistemas presentes en los estados Monagas y Anzoátegui Por: Leidys Asuaje Fotografías: cortesía de Masisa de Venezuela

P

or cada perico que llega a manos de un comprador, mueren cuatro en el camino. Carlos Capote, coordinador de Responsabilidad Social de Masisa de Venezuela, echa mano de este dato (un promedio mundial de cacería ilegal) para retratar la importancia que para esta industria del sector maderero supone la conservación de los recursos naturales. “La empresa identificó la oportunidad de difundir a sus públicos de interés, en especial a las comunidades vecinas y otros actores de la zona, la importancia de conocer y conservar la biodiversidad presente en los ecosistemas de Monagas y Anzoátegui”. El complejo industrial de Terranova de Venezuela S.A, perteneciente a Masisa de Venezuela, se ubica en Macapaima, a ocho minutos del majestuoso río Orinoco, vecino a una inmensidad de plantaciones de pinos caribes y comunidades rurales y etnias indígenas. Este escena-

26 / RSE Venezuela

rio ha acogido un modelo de extensión educativa que busca crear beneficios en las áreas de Ambiente, Economía local, Educación y Salud. Este contexto ha permitido que los proyectos de Responsabilidad Social Empresarial abarquen desde la difusión de la flora y la fauna, hasta la conservación de pozos de agua o la “cacería” de imágenes que alimenten un censo de los animales de la región.

Jugar en Verde

Los daños ambientales son costosísimos, la prevención es gratis. Esta es otra de las premisas de Masisa. Así que, guiados por esta línea, es más fácil enseñar desde la escuela. De esta idea surgió “Jugar en Verde”, un programa diseñado para que niños de preescolar y educación básica reconozcan las especies animales que son parte de su ciudad y de sus vidas, y también para que las quieran y respeten sus espacios.

¿Cómo aprende un niño sobre flora y fauna? Sembrando pinos bebés o plantas nativas, viendo cómo crecen o se transforman los animales, o armando juguetes lúdicos y ecológicos a la vez. Todas éstas son iniciativas para que los pequeños aprendan mientras juegan. “Los niños incluso han colaborado con el levantamiento de censos, lo que queremos es que el conocimiento que podría ser exclusivo de científicos tenga un alcance común”, explica Capote. Las exposiciones itinerantes en museos y galerías son otra vía de conexión para llegar a los niños. Guacamayas, iguanas, loros, entre otros animales tallados en madera sirven para dar información a través del arte.

Animales in fraganti

Puede que, como leyó anteriormente, el término cacería le suene a asedio, a animales asesinados. Sin embargo, Masisa de Venezuela invirtió el significado de la www.rsevenezuela.com


9.529 niños se han formado y certificado como “Miniartesanos con Sello Verde”. 33 jóvenes con discapacidad han adquirido conocimientos de artesanía, 23 de ellos han ingresado al campo laboral. Más de 1.890 horas-hombre se han acumulado a través de las acciones del Voluntariado Corporativo.

2.200 avistamientos de fauna se han realizado

con ayuda de comunidades, colaboradores, especialistas y ONG.

275 personas han participado en las jornadas de Cacería Fotográfica Digital. Más de 85.000 visitantes han acudido a las exposiciones itinerantes en los principales museos y salas de artes en el país.

100 hectáreas de la cabecera del río Yabo (estado

Anzoátegui) han sido recuperadas con especies nativas como palma moriche, mango, merey y almendrón.

palabra y gracias a la iniciativa “Cacería Fotográfica”, promociona la captura de las mejores imágenes de la fauna silvestre local, para su posterior avistamiento. Se trata de una “caza” en la que los animales son sorprendidos in fraganti, en su hábitat. Este tipo de expedición, típico en África, resulta una opción para viajeros dispuestos a la aventura y amantes de la fauna. En el caso de la “Cacería Fotográfica”, es la primera experiencia en Venezuela que pretende capturar increíbles imágenes digitales, además de promover recorridos en los que es posible avistar la fauna silvestre presente en la zona nororiental del país. Entre los meses de mayo, junio y julio grupos de interés guiados por especialistas se internan en este hábitat, y recorren rutas específicas en una extensión que abarca de 5 a 10 km. Está dirigido a aficionados, amantes de la naturaleza, periodistas, expertos y fotógrafos profesionales. Hay una mención para premiar las fotos más destacadas.

Guardianes de plantas

Forman parte de los programas de la empresa, las visitas a escuelas para que, estudiantes y familiares, fabriquen juguetes didácticos con productos Ma-

sisa. Se trata de piezas representativas de la fauna silvestre de la zona. Además, una vez culminada la actividad, los “miniartesanos” se juramentan como guardianes de las nuevas plantas ubicadas en los espacios del centro educativo.

Entre iguanas y morrocoyes

La Universidad Experimental de Guayana y Masisa de Venezuela suscribieron un convenio de cooperación interinstitucional para la creación de un zoológico de contacto, que pueda proveer ingresos económicos alternativos a las comunidades aledañas. La idea es que se aumente la zoocría de iguanas y morrocoyes. “Proponemos la instrumentación de zoocriaderos como alternativa sostenible para la obtención y aprovechamiento de productos derivados del recurso fauna silvestre y otros usos que las comunidades locales propongan o acepten como alternativa económica sostenible”.

Triple resultado

Para reforzar la economía local, Masisa aplica una gestión de negocios con el propósito de que el aprendizaje también genere dividendos compartidos. El programa “Armefacil Masisa” pasa del terreno de la inducción a la creación de

redes de Mujeres Emprendedoras que venden, por medio de catálogos, muebles multifuncionales elaborados por carpinteros organizados en cooperativas productivas. Para 2011 se prevé el diseño de subproductos Masisa, con el fin de generar una actividad económica por medio de la comercialización de la corteza de pino Caribe. Como parte de otros proyectos comunitarios, se desarrolló la Implementación del Programa Agua Segura, que permitió la construcción de un pozo de agua y una red de distribución en la comunidad de Macapaima. Es una iniciativa autosustentable, ya que el sector asigna una tarifa mensual, que facilita el mantenimiento preventivo y la operatividad continua.

Esfuerzos coordinados

Masisa de Venezuela ha establecido alianzas con instituciones educativas, ONG, ambientalistas, museos y organismos gubernamentales. Estos acuerdos de cooperación han dejado algunos logros como la Formación de la Red Nacional Vigilantes Voluntarios del Ambiente (RED VIVA), en coordinación con el Ministerio del Ambiente y las comunidades vecinas. t

RSE Venezuela / 27


Opinión

ComunicaRSE

estratégicamente con su público interno Por: Alberto Chumaceiro Director de Fénix Media fenixcom@gmail.com www.fenixmedia.tv Desirée Rodríguez Gerente de proyectos de Reserva Creativa info@reservacreativa.com www.reservacreativa.com

L

a comunicación es hoy en día una herramienta fundamental dentro de cualquier empresa u organización, que permite posicionarla de manera exitosa o competitiva en el mercado. Los mensajes construidos y comunicados son los que forman la imagen que se desea de la empresa, en su segmento y audiencia. Sin embargo, se tiende a pensar en la comunicación como algo dirigido principalmente hacia el público externo y con fines comerciales; y lo cierto es que se debe valorar por igual el flujo eficiente de la información en los actores internos de la organización, primordialmente aquellos contenidos relacionados con las actividades socialmente responsables que se llevan a cabo. En la actualidad, las actividades de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) son un factor de competitividad importante que demuestran el compromiso que se tiene con la sociedad y no sólo con hacer crecer un modelo de negocio.

28 / RSE Venezuela

Clientes y consumidores son mucho más conscientes a la hora de escoger marcas, productos o servicios, valorando no sólo costo y calidad sino también aspectos sociales o ambientales asociados a los mismos. El éxito de las empresas va a depender, en buena parte, de la imagen, o mejor dicho, de las opiniones y valoraciones positivas que se proyecten hacia los públicos internos y externos. El no comunicar los programas de RSE o hacerlo de manera deficiente, puede impactar negativamente en una organización, especialmente de cara a sus mismos integrantes, quienes muchas veces no apoyan activamente dichos proyectos, precisamente por esa falta de información. La comunicación de RSE da paso a la práctica de la publicidad corporativa que se define como aquella declaración que promociona a la organización en sí misma, tal como lo indica Belch y Belch, “destacando su imagen al asumir una

posición en un tema o causa social”. La publicidad corporativa cumple funciones que van más allá de proyectar una personalidad y unos valores que conlleven a la aceptación y preferencia del consumidor, que se reflejan en los anaqueles y en la caja. Busca la identificación, el sentido de pertenencia y dar el ejemplo de buenas prácticas que otros pudiesen multiplicar. No basta con hacer y ejecutar RSE, se debe aprovechar la oportunidad de comunicarla con la finalidad de vincular los esfuerzos que se están llevando a cabo y canalizarlos, para aprovechar más efectivamente los recursos, así como la motivación del personal y de todos aquellos colaboradores y actores del proyecto. Así como se diseñan planes de comunicación insertados dentro de las Comunicaciones Integradas de Mercadeo (CIM) que se manifiestan en extraordinarias campañas publicitarias para impulsar la rentabilidad del negocio, es fundamental que se tenga la misma www.rsevenezuela.com


premisa para comunicar internamente los logros de nuestros programas de RSE. Publicidad corporativa es comunicación, por lo cual la primera tarea es tener un emisor; en este sentido, se recomienda incorporar al departamento o gerencia de comunicaciones, como actor clave, con las competencias necesarias para comunicar eficientemente las iniciativas y los logros e influenciar audiencias más grandes dentro de la organización. La labor de un departamento o gerencia de comunicaciones además beneficia enormemente los proyectos de RSE, ya que identifican al público interno y externo más apropiado para recibir la información y contribuyen con la construcción de mensajes apropiados, que reflejen las metas esperadas y alcanzadas. Su papel no termina ahí, pues la unidad de comunicaciones puede ser fundamental al determinar los medios ideales para llevar los mensajes a los distintos niveles de la organización, desde materiales impresos o audiovisuales hasta eventos o la plataforma web. Es importante recordar que el éxito de una comunicación no viene dada sólo por el mensaje, sino también por el uso de los mejores medios para alcanzar las audiencias meta identificadas. Todo esto activa un elemento cohesionador y motivador muy importante, que mejora el clima laboral; retiene el capital humano; incrementa el compromiso; fortalece la lealtad y potencia la productividad de todos los integrantes; lo que redunda en la consolidación de una reputación positiva. En conclusión, el mensaje se simplifica en: haga y ejecute RSE, pero también comunique e integre a su gente, para capitalizar el efecto de tales iniciativas. Recuerde, su mejor herramienta promocional es su personal. t

RSE Venezuela / 29


ONG

Vitalis, una organización con pensamiento y acciones verdes

Con más de una década en el país, esta ONG enseña a las comunidades, escuelas y gobiernos a hacer un uso racional de los recursos naturales. Pensar en verde, para esta organización, significa actuar como ciudadanos conscientes y ambientalmente amigables Por: Leidys Asuaje Fotografía: cortesía de Vitalis

S

e ha preguntado alguna vez: “¿Mi alcalde es ambientalmente responsable? ¿Qué hace mi condominio por cuidar el ambiente? ¿Qué hago yo por mi calle? ¿Dónde puedo denunciar daños ambientales?” A través de su página web (www.vitalis. net), la organización no gubernamental Vitalis lo invita a autoevaluar estas situaciones. Por medio de breves cuestionarios, usted podrá determinar si tiene un pensamiento verde y, además, si ha incorporado la cultura de la conservación en su cotidianidad. Diego Díaz, director de la organización sin fines de lucro creada en agosto del año 2000, cree que la diatriba política debe dejarse a un lado cuando se trata de cuidar el ambiente y los recursos ecoturísticos de Venezuela. “Con la exuberante naturaleza de la cual dispone el país, los extraordinarios bienes y servicios con los que cuenta, la avanzada estructura académica de sus universidades y centros de investigación, las ONG que se encuentran en cada rincón

30 / RSE Venezuela

de Venezuela y un PIB suficiente para financiar los sectores prioritarios; la situación ambiental debería ser mejor”, opina Díaz. Llevar esta reflexión a escuelas, universidades, reuniones docentes, juegos y calendarios ha sido la labor de esta asociación por más de 10 años. En su equipo técnico, Vitalis cuenta con 25 profesionales especializados en diversas disciplinas pero, adicionalmente, tiene la voz de 150 jóvenes, todos estudiantes universitarios, que integran la brigada juvenil y trasladan el mensaje a las aulas.

El planeta y el país también son amigos

Imagínese por un momento que la calle sufre con tanta basura. Imagínese también que el edificio donde vive tiene migraña por tanto ruido. Imagínese, por último, que el río al que su familia iba los fines de semana le dan unas náuseas terribles cuando lanzan desechos en sus aguas.

Este juego puede ayudarle a ver que también tiene su cuota de responsabilidad en la calidad del ambiente. Partiendo de un ejercicio de ciudadanía, y con la ayuda de medios de comunicación, empresas y distintas comunidades, Vitalis ha construido su propia agenda de conservación en la que se tienen como ejes prioritarios: la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos y la divulgación del concepto de Ecoeficiencia (para el ahorro de agua y energía, y el manejo eficiente de los desechos sólidos). Además de los ejercicios a pequeña escala, Vitalis emite anualmente un informe sobre la Situación Ambiental en Venezuela. Esta difusión periódica le ha permitido a Díaz hablar de problemas recurrentes, que deben ser atendidos, en este caso por los entes gubernamentales, con planes prioritarios. “Los problemas que se han venido acentuando con los años son el inapropiado manejo de residuos y desechos sólidos (basura), el deterioro de las fuentes de agua, el incremento de las emisiones

www.rsevenezuela.com


Contactos Telefónos: (0212) 271.96.10 y 271.54.20 Correo electrónico: info@vitalis.net Página web: www.vitalis.net Twitter: @ONGVitalis Facebook: Vitalis Juego ecológico: Manteniendo el balance de la tierra.

Ciudadanos del mundo de gases de efecto invernadero, la pérdida de biodiversidad (incluyendo las deforestaciones), la limitada gestión ambiental tanto pública como privada y la escasez de programas educativos ambientales de alto impacto y eficiencia”, acota Díaz. De las evaluaciones anuales que Vitalis realiza también han surgido proyectos concretos, que involucran a actores variados. Uno de ellos es el Calendario Ambiental Escolar, avalado por el Ministerio de Educación, y que ha permitido capacitar a más de 12.000 maestros en todo el país, llevando el mensaje de conservación a más de 2,5 millones de estudiantes en toda Venezuela. Queda mucho por hacer, pero Díaz retorna a su idea inicial. Se debe vencer la polarización, dice. “Lamentablemente, algunas personas en altas posiciones se han empeñado en polarizarnos y dividirnos, y bien sabemos que en la unión está la trascendencia de un país. Nos falta más trabajo conjunto y coordinado, en pro de objetivos comunes”, destaca. t

Vitalis ha llevado el tema de la conservación ambiental al lenguaje de los niños. El más conocido entre los programas dirigidos a los pequeños es “Ciudadanos del Mundo”, iniciativa que ha permitido juramentar a más de 1.500 niños, niñas y adolescentes como defensores del planeta, pues son multiplicadores de un decálogo con 10 acciones sencillas para cuidar el ambiente: 1. Usar sólo el agua que necesito y evitar su contaminación. 2. Disminuir la basura que genero, aprovechar aquellos residuos que puedan volverse a usar y promover el reciclaje. 3. Ahorrar energía eléctrica en mi casa, mi colegio, universidad o trabajo. 4. Cuidar las plantas, pues nos dan oxígeno, sombra, alimentos, medicinas, entre otros beneficios. 5. Cuidar a los animales y recordar que las especies silvestres no son buenas mascotas. 6. Conservar el aire, recomendando a nuestros padres, familiares y amigos, mantener sus vehículos en buen estado, así como evitar fumar y quemar basura. 7. Cuidar las áreas naturales, especialmente los parques nacionales, evitando la tala, la quema, la extracción de animales y plantas y la contaminación. 8. Conservar los suelos, evitando arrojar contaminantes como aceites, insecticidas y basura. 9. Evitar generar ruidos molestos. 10. Recordar que mis derechos terminan donde comienzan los de los demás.

RSE Venezuela / 31


ONG

Balance Situación Ambiental en Venezuela 2010 De acuerdo con los 131 especialistas que participaron en la consulta 2010 de Vitalis, los principales problemas ambientales del año, en orden de mayor a menor importancia, fueron: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10.

11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31.

Larga sequía e inundaciones que afectaron a todo el país. Inapropiado manejo de los residuos y desechos sólidos (principalmente domésticos). Mal manejo de vectores que ha traído como consecuencia la proliferación de enfermedades. Inapropiado manejo de las aguas servidas y residuales. Nueva amenaza de modificar el lindero norte del Parque Nacional Waraira Repano. Limitado tratamiento y acceso al agua potable. Producción y/o comercialización de equipos electrónicos, considerados como peligrosos una vez desechados. Derroche de agua y energía siguen siendo prácticas habituales de la ciudadanía. Proliferación de sistemas de generación de energía eléctrica altamente contaminantes. Pocos esfuerzos en materia educativa ambiental, que formen en valores a la ciudadanía y promueva nuevas actitudes en favor de un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. Falta de coordinación entre el gobierno nacional y los gobiernos estadales y municipales en la gestión ambiental oficial. Contaminación de las playas marinas y lacustres. Vertido de crudo en el Lago de Maracaibo. Mal manejo de los residuos hospitalarios, tóxicos y peligrosos a nivel nacional. Limitada inversión en investigación científica orientada a documentar la situación de la biodiversidad. Débil actuación ambiental de algunas ONG. Posible amenaza de la integridad del Santuario de Fauna Silvestre Cuevas de Paraguaná, único existente en Venezuela. Amenaza a la integridad de algunas reservas. Persistencia de la minería ilegal en el sur del país. Eutrofización de diversos embalses. Comercio ilegal de animales y plantas silvestres. Proliferación de la Palometa Peluda (Hylesia metabus) en algunas zonas del oriente del país. Inapropiado manejo de agroquímicos, pesticidas y fertilizantes. Limitada supervisión y control de las fuentes fijas y móviles de emisiones a la atmósfera. Uso indiscriminado de sirenas y cornetas. Bajo impacto de la celebración del Año de la Biodiversidad en el país. Mal manejo de especies domésticas. Presupuesto deficitario especialmente para el manejo de las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE). Desarrollo de viajes o safaris con vehículos rústicos (4x4). Falta de respuesta a las solicitudes y pronunciamientos (de investigadores, universidades, ONG) por parte de las autoridades ambientales del país. Crecimiento de los pasivos ambientales en el país.

32 / RSE Venezuela

32. Posible ausencia de las Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIA). 33. Limitada participación de los sectores científico, académico, tecnológico y las ONG en las consultas públicas promovidas por diversas autoridades. 34. Carencia de centros profesionales para la recepción, mantenimiento en cautiverio y reinserción a su hábitat natural de las especies silvestres. 35. Poca inversión y desarrollo de la infraestructura de conservación ex situ en el país. 36. Acuerdo de cooperación e intercambio con Corea del Sur para donar unas toninas. 37. Desinformación y alarma innecesaria frente a fenómenos climatológicos y/o naturales. 38. Falta de seguimiento a tiempo de compromisos nacionales importantes. 39. Limitado control de especies exóticas en el país. 40. Deforestación para fines agrícolas y urbanísticos. 41. Mal manejo fitosanitario de árboles urbanos en las principales ciudades del país. 42. Inseguridad personal en parques de recreación y algunas áreas naturales protegidas. 43. Degradación de algunas cuencas por contaminación. 44. Pocos avances en la recuperación del Río Guaire. 45. Construcción de desarrollos habitacionales sin criterios de ecodiseño y ecoeficiencia. 46. Carencia de un sistema eficiente, automatizado y confiable de alerta temprana. 47. Destrucción de tierras agrícolas por erosión, salinización, etc. 48. Débil o nula promoción del uso de la bicicleta por parte de los municipios. 49. Poca información en torno a vectores importantes que pudieran transmitir enfermedades (Chagas, Dengue, Paludismo, Malaria, Bilharzia). 50. Cacería furtiva en diversas partes del país. 51. Limitada participación de todos los sectores en la Misión Árbol. 52. Pérdida de áreas de manglar. 53. Poco reciclaje de los residuos en el país. 54. Fragmentación de algunos hábitats. 55. Consumismo incontrolado en todos los estratos de la sociedad. 56. Politización de algunos entes tradicionalmente técnicos en el sector ambiental. 57. Contaminación visual por excesiva publicidad en diversas regiones del país (tanto pública como privada). 58. Débil actuación oficial frente a los ilícitos ambientales. 59. Acceso limitado y restringido a la información ambiental pública. 60. Falta de reconocimiento a la gestión conservacionista. 61. Debilitamiento de los museos nacionales. 62. Limitada cobertura de los temas ambientales en los medios de comunicación social.

Fuente: VITALIS (2010). Situación Ambiental de Venezuela 2010. Análisis de Percepción del Sector. Editor y Compilador: Diego Díaz Martín, 37 pp. 2da.Edición. Caracas, Diciembre. Disponible online en: www.vitalis.net (consultado en febrero de 2011).

www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 33


Opinión

El desarrollo sustentable y la responsabilidad de las empresas Por: Juan Carlos Sánchez M. Doctor en Ciencias Ambientales del Institut National des Sciences Appliquées de Francia Co-ganador del Premio Nobel de la Paz 2007

L

a crisis ambiental es hoy un hecho: la extensión de la contaminación marina, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de las pesquerías, la deforestación, la escasez de agua y el calentamiento global avanzan año tras año, incidiendo en ello principalmente los patrones actuales de producción y consumo, en los cuales las empresas tienen gran responsabilidad debido a sus prácticas de extracción de recursos naturales y a sus descargas de residuos al ambiente. Cuestionamientos y protestas se han dejado escuchar al respecto desde la década de los años 90 por parte de organizaciones ambientales no gubernamentales y sectores académicos, los cuales ha comenzado a incidir en el proceso de toma de conciencia en cuanto a la responsabilidad que compete a las empresas y el rol que éstas deben asumir para mitigar el deterioro del ambiente, tanto interna como externamente a sus actividades. Ello representa un reto para las empresas, que también ofrece buenas oportunidades, siendo en el plano de las relaciones de éstas con la sociedad donde se han estado revisando esquemas de interacción, en los que la idea del desarrollo sustentable cobra fuerza como el cambio positivo más consistente de la época actual. El camino del desarrollo sustentable para las empresas es ante todo una ruta de aprendizaje y de mejoramiento continuo, en el cual las estrategias y la forma en que funcionan las empresas han de posicionarse de manera equilibrada conforme a las tres esferas indisociables e interactuantes de lo social, lo económico y lo ambiental. Ello es así porque el mundo está en constante evolución, los niveles de exigencias crecen y aparecen nuevos riesgos y oportunidades a las cuales las

34 / RSE Venezuela

empresas deben adaptarse para poder progresar al ritmo de los cambios. Las exigencias provienen de diversos sectores del entorno: • Los clientes y los consumidores prestan cada vez más atención a la calidad y a la seguridad que ofrecen los productos que las empresas colocan en los mercados. • Los suplidores de insumos y materias primas exigen más confianza y diálogo en todos los aspectos de sus relaciones con los fabricantes, incluido lo ambiental. • Los accionistas tiene cada vez más interés en el comportamiento ambiental y socialmente responsable de las empresas en las que invierten. • Los empleados no son ajenos al comportamiento ético de las empresas. • Los poderes públicos y las instituciones nacionales e internacionales apuntan a un reforzamiento de las políticas y medidas ambientales que regulan la actividad industrial. • La opinión pública está más atenta a la transparencia de las empresas en la realización de sus negocios. Tales exigencias no pueden ser obviadas por las empresas. Su internalización es la mejor manera de prevenir las crisis potenciales que terminan no solo degradando la imagen de una empresa, sino que también suscitan la desconfianza de los inversionistas y accionistas. Las relaciones fundadas en el diálogo, en saber escuchar las inquietudes de los actores del entorno, en la participación y en la comunicación transparente acerca de los objetivos empresariales y de las prácticas de producción utilizadas y su impacto sobre el ambiente y la

www.rsevenezuela.com


Exigencias de los actores del entorno Económicas

Ambientales

Sociales

Consumidores

- Calidad del producto. - Garantía. - Precio justo.

- Respeto del ambiente. - Información.

- Ética. - Comercio equitativo.

Empleados / sindicatos

- Equidad social. - Remuneración justa.

- Respeto del ambiente.

- Consulta interna. - Capacitación. - Desarrollo humano.

Contratistas

- Remuneración justa. - Información precisa de - Información conducente a las exigencias sobre los la mejora del servicio. productos y servicios.

- Información clara sobre auditorías y controles exigidos.

Suplidores

- Relación de asociación a largo plazo.

- Especificaciones ambientales requeridas.

- Exigencias de tipo ético.

Financistas

- Sustentabilidad económica.

- Buena gestión de riesgos ambientales y de sus impactos financieros.

- Buena gestión de las exigencias sociales internas y externas.

Distribuidores

- Buena gestión de los despachos.

- Reducción de desechos de empaques y del transporte.

- Ética asociada a los atributos del producto.

Accionistas

- Buenos resultados financieros.

- Ética. - Gestión de riesgos de - Buena gestión de riesgos. imagen y anticipación a - Transparencia. posibles crisis.

Poderes públicos

- Contribución a la riqueza local o nacional.

- Respeto de las leyes ambientales.

- Respeto de las leyes en materia del derecho al trabajo.

Comunidades

- Sustentabilidad de la empresa.

- Información. - Transparencia. - Respeto del ambiente.

- Consideración de los requerimientos locales. - Participación en la vida comunitaria.

Competidores

- Benchmarks.

- Respeto de las leyes ambientales.

- Respeto del derecho a la competencia. - Ética.

sociedad, es clave para el logro de un progreso compartido y de beneficios mutuos, tanto para la empresa como para la comunidad con la que interactúa. Estos son aspectos que deben estar integrados a las estrategias de las empresas, no ser considerados como un “accesorio” de las actividades principales. Es así como el desarrollo sustentable puede convertirse en un motor de crecimiento y competitividad, al crear espacios para la innovación y la creatividad, que es lo que conduce a productos que realmente integran más calidad, más servicio y más valor añadido para el consumidor, manufacturados con el debido respeto por el ambiente. Paralelamente, la necesidad de solventar los problemas am-

bientales existentes está llevando a la aparición de nuevos sectores de actividad empresarial, que buscan atender precisamente al clamor por soluciones a tales problemas. Es así como han comenzado a surgir empresas de aprovechamiento de energías renovables, de reciclaje de desechos, fabricantes de combustibles más limpios, manufactura de vehículos y artefactos energéticamente más eficientes, procesos de producción limpia que aprovechan mejor las materias primas, etc. En el cuadro se muestra, bajo el enfoque del desarrollo sustentable, la diversidad de las exigencias de los actores del entorno, que son hoy un reto para las empresas. t

RSE Venezuela / 35


Visiones ONG

Fundación Programa Andes Tropicales:

Sembrando sostenibilidad

Por: Fundación Programa Andes Tropicales Fotografías: © Fundación Programa Andes Tropicales

Fundación Programa Andes Tropicales Su misión es “hacer realidad la conservación de los ambientes Andinos Tropicales, creando alternativas social y ecológicamente sostenibles para la población local”. En Venezuela trabajan en la Cordillera de Los Andes y en La Gran Sabana. Para mayor información: Tlf.: (0274) 263.86.33 http://www.andestropicales.org http://pueblosdelsur.wordpress.com (proyecto en los Pueblos del Sur)

36 / RSE Venezuela

L

os Andes venezolanos son reconocidos por su enorme diversidad biológica y sus altos niveles de endemismo. También son valorados por la producción de agua: en sus montañas nacen gran cantidad de ríos que no sólo nutren fértiles suelos, también son fuente de embalses para la generación de energía eléctrica. Dentro de la vastedad de recursos naturales, en Los Andes conviven muchas comunidades de campesinos, que trabajan la tierra de la que obtienen el sustento. Estas comunidades, muchas veces oprimidas y con índices de desarrollo humano bajos, generan grandes presiones sobre dichos recursos. La Fundación venezolana Programa Andes Tropicales (PAT), consciente de este conflicto y de la necesidad de dar respuestas sostenibles a las comunidades campesinas, ha desarrollado desde 1997 proyectos de Turismo de base comunitaria y Desarrollo Rural. A través de ellos buscan elevar la calidad de vida de los campesinos, insertándolos en dinámicas económicas de bajo impacto. Se disminuyen así los efectos negativos generados por la agricultura a la vez que se fortalecen la autoestima y autovaloración de la cultura local.

La Metodología

Los proyectos de turismo de base comunitaria desarrollado por el PAT, buscan darle a las comunidades campesinas las herramientas técnicas y financieras necesarias para manejar de forma autónoma y sostenible su entorno como un destiwww.rsevenezuela.com


El PAT ofrece una opción de turismo de naturaleza y de bajo impacto

no turístico. Dentro de este esquema, todos los servicios necesarios para la actividad turística son manejados por pobladores locales. Las comunidades se promueven como destinos turísticos de naturaleza, en donde es posible la práctica de actividades de bajo impacto como senderismo, trekking, observación de aves, entre otras. El aprovechamiento de los recursos culturales y naturales por las comunidades está condicionado al mantenimiento de la calidad de estos recursos. Esta relación entre la calidad del recurso (que se convierte en el atractivo) y su aprovechamiento, transforma a la actividad turística en una poderosa opción de desarrollo sostenible.

Principales proyectos

Los proyectos desarrollados por el PAT han estado enmarcados dentro de una lógica de conservación de los espacios más vulnerables de Los Andes venezolanos. Su proyecto “semilla” se desarrolló en el núcleo central de los páramos. A través del otorgamiento de créditos y

la asistencia técnica dirigida a 22 comunidades rurales, se consolidó una red autogestionada de servicios comunitarios en turismo rural, que permitió mejorar las condiciones de vida de los pobladores mediante la valoración económica y sostenible de dos importantes parques nacionales. Se apoyaron a 176 iniciativas productivas, se generaron más de 500 empleos directos y se rescató el patrimonio arquitectónico y cultural regional a través de la restauración de casas como posadas andinas (las “Mucuposadas”). Otro proyecto pionero se desarrolló en la zona cafetalera de Barinas y Trujillo, en donde se promovió el rescate de las prácticas tradicionales de producción del café. Los cafetales de sombra se han ido sustituyendo por potreros para la cría de ganado, por lo que el proyecto buscó revalorar estos cafetales y su biodiversidad asociada, para detener el avance acelerado de la frontera agrícola y ofrecer a las comunidades una práctica productiva alternativa y sostenible. Actualmente se está desarrollando un

proyecto en los Pueblos del Sur de Mérida, lugar con los índices de desarrollo humano más bajos de la región, rodeados por tres parques nacionales y fuente de recursos hídricos para el complejo hidroeléctrico Uribante-Caparo. Son 14 las comunidades beneficiadas a través de microcréditos y capacitación en diversas áreas. Este proyecto busca consolidar la región como un nuevo destino turístico y así ofrecer nuevas oportunidades económicas a éstas comunidades olvidadas, mediante la valoración de sus exuberantes recursos naturales y sus tradiciones ancestrales y auténticas. Los servicios creados en cada proyecto se aglutinan en una red regional, cuyos puntos de apoyo son las Mucuposadas, en donde los pobladores locales abren las puertas de su casa para recibir como miembros de su propia familia a los visitantes. El PAT también ha llevado su experiencia fuera de las fronteras andinas, desarrollando proyectos en los Llanos, La Gran Sabana, Península de Paria y países como Argentina y Bolivia. t

RSE Venezuela / 37


Visiones ONG

Parques Nacionales: Una oportunidad para invertir en el bienestar de los venezolanos

Por: Viviana Salas, Directora Ejecutiva de la Asociación Civil BioParques Fotografía: Gabriel Osorio

BioParques Asociación Civil sin fines de lucro “creada por la necesidad de motivar a la ciudadanía a apoyar la conservación de estas áreas naturales para lograr el desarrollo sustentable de Venezuela; porque los parques necesitan de la gente y la gente necesita de los parques”. Para mayor información: Tlf.: (0212) 893.90.09 http://www.bioparques.org E-mail: bioparques@bioparques.org 38 / RSE Venezuela

L

os parques nacionales están presentes en nuestra vida cotidiana, aunque en la mayoría de los casos no estamos conscientes de ello. Seguramente cuando nos bañamos no estamos pensando que más del 80% del agua que utilizamos se origina en los ecosistemas protegidos por los parques nacionales. Cuando preparamos la comida, nuestra visión no va más allá del lugar donde compramos los insumos, no pensamos en el agua necesaria para el riego de los cultivos. Tampoco nos damos cuenta de que al usar la nevera o prender el televisor, estamos disfrutando de la energía eléctrica, que en nuestro país proviene del agua generada por los parques nacionales en un 80%. Quizás sólo nos sentimos cerca de los parques cuando los visitamos o los vemos desde nuestra casa. A lo largo del país hay ejemplos del aporte que hacen 43 parques nacionales al bienestar de los venezolanos. Aproxi-

madamente la mitad de los parques suministran los requerimientos de agua a más de 20 millones de venezolanos que viven en los principales centros urbanos del país. En el caso del Parque Nacional Guatopo (estados Guárico y Miranda), 120 mil hectáreas de bosques producen agua para 4 millones de habitantes en Caracas. La producción de bienes básicos para la dieta del venezolano es posible gracias al agua que proveen nuestros parques nacionales. El Parque Nacional Dinira conserva 45 mil hectáreas de bosques y páramos que generan agua para el riego de las zonas agrícolas del estado Lara, donde se produce la mayoría de la cebolla y el pimentón consumido en Venezuela. En el estado Mérida, los parques Sierra de la Culata y Sierra Nevada protegen 470 mil hectáreas de bosques y páramos que abastecen de agua a 3 millones de hectáreas con vocación agrícola para el cultivo de la papa. www.rsevenezuela.com


t

Vista del Parque Nacional Waraira Repano en la ciudad de Caracas.

Contar con energía hidroeléctrica implica que los venezolanos utilizamos energía más limpia y ahorramos petróleo. El 70% de la energía eléctrica de Venezuela proviene de la central hidroeléctrica Simón Bolívar. Un tercio del área de captura del agua del embalse Guri forma parte del Parque Nacional Canaima (estado Bolívar). Además en la central hidroeléctrica Leonardo Ruiz Pineda se produce el 10% de la energía eléctrica de Venezuela. Sus embalses son alimentados por los parques nacionales TapoCaparo y páramos Batallón y La Negra (estados Mérida y Táchira). En el primer caso, sería necesario consumir alrededor de 500 mil barriles diarios de petróleo (bpd) para producir una energía equivalente a través de centrales termoeléctricas, mientras que en el otro caso se requerirían 75 mil bpd. La conservación de los parques nacionales es el mejor camino para impulsar el turismo y garantizar fuentes de empleo para las comunidades. Los parques Sierra de la Culata y Sierra Nevada ofrecen una oportunidad única para el turismo rural comunitario del que se benefician más de 1.000 personas, agrupadas en más de 100 microempresas turísticas familiares. En el Parque Nacional Morrocoy (estado Falcón) el 80% de las familias de poblados autóctonos dentro del parque reciben ingresos del turismo, mientras que en el parque Archipiélago de Los Roques, esta cifra llega al 40%. Como ejemplos de las oportunidades que ofrece el patrimonio natural y cultural que protegen nuestros par-

ques, tenemos que en el parque Henri Pittier se pueden observar 200 especies de aves diferentes en tres días de visita, mientras que el parque San Esteban nos permite estar en contacto con nuestra herencia cultural por ser la zona con mayor densidad de petroglifos del país. Los parques nacionales han sido la clave para proteger los recursos naturales y culturales de nuestro planeta. Basta con observar la diferencia en el uso de la tierra en los linderos de los parques o las imágenes de satélite que muestran a los parques y sus alrededores. Sin embargo, estas áreas naturales protegidas no escapan a la tendencia demostrada por la Evaluación del Milenio en la que todos los ecosistemas del mundo han sufrido transformaciones profundas en los últimos 50 años. Deforestación, cambios de uso de la tierra, extracción ilegal de recursos y contaminación son algunos de los efectos negativos causados por los seres humanos. Pero la propuesta no debe ser “cercar los parques para salvarlos de la gente”, aunque sí hay que tener en cuenta que “para salvar a la gente no es necesario perder los parques”. Es necesario lograr una armoniosa convivencia entre los parques y la gente. Ahora bien, los parques nacionales son grandes extensiones que cubren aproximadamente el 15% del territorio venezolano. Están dispersos a lo largo y ancho del país y cada parque tiene una realidad particular. Por ello, no es tarea fácil proteger a los ecosistemas contenidos en ellos. Dentro de los tres

derechos ambientales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Estado se compromete a la protección de los parques nacionales (artículo 127) y resalta la importancia de la planificación ambiental y la premisa del desarrollo sustentable, asumiendo a los parques como parte del espacio geográfico de manera integrada (artículo 128). Aunque existe una importante inversión pública para el funcionamiento de los parques nacionales de Venezuela, no resulta suficiente. Se requiere apoyo político y financiero de los distintos sectores de la sociedad para asegurar la conservación de estas áreas estratégicas con el fin de alcanzar el desarrollo sustentable de nuestro país. Este modelo de desarrollo tiene en cuenta la dimensión ambiental, la económica y la social, por lo que cada actor debe actuar más allá de las fronteras de sus instituciones. En diversos países de Centro y Sur América, organismos públicos, organizaciones comunitarias, organizaciones de la sociedad civil, instituciones educativas y empresas privadas, han demostrado que pueden trabajar en forma conjunta en la generación de recursos financieros para desarrollar proyectos sociales y ambientales en las áreas naturales protegidas, mediante fondos ambientales. Esperamos que Venezuela siga este ejemplo para que a través de la conservación de los parques nacionales de nuestro país logremos un objetivo común: el bienestar de todos los venezolanos. t

RSE Venezuela / 39


Visiones ONG

Una mirada sobre el

Mar

Caribe

Por: Marianyela González Clark- Fundación La Tortuga Fotografías: © Fundación La Tortuga-Alfredo Allais

Fundación La Tortuga ONG al “servicio de la educación ambiental, la investigación científica y la conservación y protección de los sistemas marinocosteros e insulares de Venezuela”. Para mayor información: Tlf.: (0281) 281.74.69 http://www.fundacionlatortuga.org E-mail: infofundatortuga@gmail.com

40 / RSE Venezuela

E

l mar venezolano, con una superficie aproximada de 860.000 km2, alrededor de 314 islas y unos 2.813 Km sobre el mar Caribe, conforma un área de vital importancia para la seguridad económica y alimentaria del país. Sin embargo, el impacto de las diversas actividades de una población que se aglutina a todo lo ancho del territorio nacional, especialmente sobre el eje norte costero, amenaza permanentemente el equilibrio de los ecosistemas marinos y la integridad de sus recursos naturales principalmente por la contaminación y la explotación indiscriminada. Para todos es conocido que la contaminación marina mayoritariamente tiene orígenes continentales; el hombre en su desarrollo vital poco se preocupa por el destino de los desechos domésticos e industriales. En nuestro país, las consecuencias de ello inciden de manera determinante sobre los ambientes acuáticos, ya que éstos resultan ser los más frágiles e impactados por las actividades urbanas e industriales, lo que genera toda una serie

de situaciones en las que nos enfrentamos a problemas todos relacionados entre sí. Cabría mencionar antes que nada los terribles efectos que hemos padecido por el cambio climático que ocasiona largas sequías y grandes inundaciones, que originan –en lo que a zonas marinas se refiere¬– la pérdida de importantes áreas de bosques de manglar, debido a la sequía prolongada y el manejo inadecuado de las cuencas de los ríos; esto afecta directamente a la cría de varias especies. Es grave la situación de los arrecifes de coral, que al ser uno de los ecosistemas más ricos está siendo amenazado por la contaminación y por el incremento de la temperatura. Numerosas especies marinas están en disminución y el ritmo con que esto ocurre se ha acelerado en los últimos años. Los combustibles y lubricantes que son arrojados al mar, bien sea por su mal manejo, extracción o transporte riesgoso y, en general, por todo el impacto de la industria petrolera que por sí solo sería tema aparte para otro análisis. La degradación por contaminación de www.rsevenezuela.com


Investigación científica en La Cueva de La Virgen

Recolección de muestras vegetales para su posterior clasificación en La Tortuga.

t

t

las cuencas de los ríos. El inadecuado y deficiente manejo de los desechos sólidos. El escaso reciclaje de los residuos debido a que no es una actividad muy atractiva por la cadena de intermediarios, y a que las empresas del ramo pagan muy poco por los materiales. El consumismo incontrolado en todos los estratos de la sociedad que producen una excesiva cantidad de desechos poco amigables con el ambiente. La contaminación de las fuentes de agua potable que, aparte de limitarnos cada vez más a su acceso, terminan en el mar. La permanente sobrexplotación de la industria pesquera, ya sea a gran escala o artesanal y la innegable incidencia de las construcciones y negocios urbanos, turísticos e industriales en todas sus manifestaciones. Todo esto es producido por la actividad humana. Debemos entonces los habitantes de estas regiones y los ciudadanos en general, alcanzar un mayor grado de conciencia en torno a los problemas ambientales y de manera muy especial en el de la contaminación de nuestros espacios acuíferos, nuestras playas y ríos. Nosotros, los individuos, la gente común, que al fin de cuenta somos los protagonistas que interactuamos sobre nuestro planeta, necesitamos lograr ese cambio de conciencia que nos permita entender que nuestra existencia depende de los servicios que nos presta la naturaleza y de la forma que hagamos uso de ellos. Para lograrlo, debemos disponer de las herramientas que tenemos: la educación, promoción, divulgación y

puesta en marcha de planes y proyectos a través de los medios de comunicación, el uso de las redes sociales, el apoyo a las organizaciones públicas y privadas, la participación activa de las comunidades organizadas, los empresarios, los industriales, las universidades. Pero más que nada, debemos estimular la participación voluntaria de los individuos de manera interesada y comprometida con los diversos talleres y jornadas que distintas organizaciones desarrollan para la protección y rescate de aquellos espacios más vulnerables de nuestras costas, playas islas y ríos. Contando entonces principalmente con la investigación científica marina, que posee las bases para la compresión de los procesos oceánicos y sus ecosistemas, Fundación La Tortuga pone en marcha una serie de proyectos en diversas regiones costeras e insulares, basados en esas investigaciones que nos aportan el conocimiento para articular planes de educación ambiental, promoviendo medidas adecuadas para el manejo del recurso y su mejor aprovechamiento. Cabe destacar entre ellos a los siguientes: “Caracterización Biológica y Oceanográfica de la Isla de La Tortuga” que es un estudio base para conocer la biodiversidad y promover la conservación de la segunda isla más grande del país; “Monitoreo de la Calidad de las Aguas de los Canales del Complejo Turístico El Morro”, situado en los municipios Urbaneja y Sotillo del estado Anzoátegui, para la construcción del estudio base para conocer las causas, orí-

genes y soluciones del problema de su contaminación y contribuir con su mejoramiento y protección; y “Monitoreo de la Calidad de Las Aguas del Parque Nacional Mochima”, construcción del estudio base referencial de la calidad de sus aguas marinas para contribuir con el mejoramiento de sus condiciones ambientales y turísticas. El proyecto “Objetivo Tierra” es un programa de educación ambiental no formal que lleva el mensaje conservacionista y que se apoya principalmente en la participación directa de las comunidades y en los proyectos que presentan los estudiantes universitarios a través de una visión articulada de arte y educación por medio de talleres de re-uso, en donde interactúan artistas plásticos con la comunidad utilizando materiales considerados de desecho. Esta actividad involucra a los participantes en una actividad pública donde intervienen expresiones como la música, el baile, la danza construyendo un performance de expresión armónica y de conciencia conservacionista. Sólo entonces cuando logremos, por estas iniciativas y las que puedan surgir en el camino, integrados todos, individuos, comunidades, empresarios, organismos y gobierno, trabajando articuladamente, elevaremos el grado de conciencia y con ello la carga de responsabilidad que todos tenemos con la conservación de nuestros mares, islas, ríos y lagos, y podremos legarle a las generaciones venideras un país poseedor de una de las regiones costeras más hermosas sobre el mar caribe. t

RSE Venezuela / 41


Noticias de nuestros aliados Los Centros Comerciales Multiplaza más cerca de la comunidad

Covencaucho continúa sus labores de RSE en 2011

Los Centros Comerciales Multiplaza Paraíso y Victoria se han trazado como meta no sólo brindar un excelente servicio a sus visitantes, sino también desarrollar actividades que ayuden a mejorar la calidad de vida de las comunidades aledañas. Este objetivo lo han venido cumpliendo formalmente desde el último trimestre de 2010 con la atención prestada a los niños, niñas y adolescentes del Instituto de Educación Especial Bolivariano “Doctor Pedro González Melián”, quienes disfrutaron de una divertida mañana en las salas de cine y espacios abiertos del Multiplaza Victoria. Además de organizar la fiesta de Navidad a los ancianos del Geriátrico “Dr. J. Quintero Quintero” y fungir como centros de acopio para ayudar a los damnificados de varias zonas del oeste de Caracas. Este año, la labor continúa y se seguirá acrecentando, ya que para los Centros Comerciales Multiplaza lo más valioso es su comunidad. t

Covencaucho visiona y asume la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), no como un imperativo de ley, sino como un elemento fundamental para el desarrollo de sus actividades como empresa venezolana. Su modelo de gestión, va de la mano con sus proyectos de RSE, pues el desarrollo comercial e industrial de la empresa por sí solos no bastan y deben estar indisolublemente consustanciados con la promoción y el desarrollo del hombre en su ámbito sociocultural y la protección del medio ambiente. Para este año 2011, Covencaucho continuará tesoneramente la labor en beneficio, tanto de los pobladores de su entorno, como de la preservación del medio ambiente. En consecuencia tienen programadas una serie de actividades, tales como: 1. Apoyo a afectados por la emergencia generada por las lluvias. 2. Programa Vaso de Leche, para el preescolar “Mi Lindo Futuro”, ubicado en el Barrio El Trompillo, consejo comunal Colinas del Trompillo LA 010539R. 3. Apoyo brindado a la comunidad Barrio La Conejera, Consejo Comunal La Conejera LA 010539R, a través de la mejora y ampliación de la casa comunal. 4. Programa Vaso de Leche, para el Hogain “La Conejera ” ubicado Barrio El Trompillo, consejo comunal La Conejera. “Al enviar un saludo afectuoso a toda la comunidad empresarial, les manifestamos nuestra satisfacción por estar participando, de la mano con ustedes, en el desarrollo armónico de nuestra patria”. t

Fotografía: cortesía de Centros Comerciales Multiplaza

Nueva Filosofía Social en Digitel El 2010 fue un año de consolidación de Digitel en diversos aspectos. El más importante de ellos es la reingeniería que la operadora está llevando a cabo desde sus bases convirtiéndose en una empresa cuya filosofía de gestión esté orientada al Compromiso Social, trabajando por la calidad de vida y el bienestar de todos los venezolanos. Parte de ese compromiso social que ha tenido gran impacto en las comunidades ha sido la puesta en funcionamiento del software Digisalud en la Red Ambulatoria del Municipio Sucre. Esta aplicación ha permitido registrar historias médicas en línea para automatizar procesos y documentar los cuadros médicos de pacientes en las zonas populares de la localidad. Desde su implementación como prueba piloto en 3 ambulatorios de la Red, se han logrado realizar más de 8.000 consultas bajo la tecnología 3G de Digitel. Con estas iniciativas, Digitel ratifica su compromiso con sus usuarios y con todos los venezolanos, todo ello enmarcado

42 / RSE Venezuela

dentro de una filosofía donde el valor del Compromiso Social está presente en todas las actividades de la empresa. Digitel es Calidad de Vida. t Fotografía: cortesía de Digitel

www.rsevenezuela.com


Fundación Banco Provincial edita libro “Árboles para Cuidar” La Fundación Banco Provincial, como un aporte a la educación ambiental, editó el libro “Árboles para cuidar”, publicación dirigida a niños y jóvenes, que constituye una invitación a mirar, conocer, cuidar y proteger en familia algunos árboles autóctonos del país, con la finalidad de estimular un verdadero aprecio hacia las especies botánicas y de contribuir a crear una conciencia ecológica en las nuevas generaciones de venezolanos. El libro contiene la descripción de 13 árboles seleccionados e investigados por la autora María Elena Maggi y las ilustraciones de Carmen Salvador, con el cual la Fundación Banco Provincial busca despertar el interés en los lectores hacia la preservación del medio ambiente. t

Fotografía: cortesía de Fundación Banco Provincial

“Colgate-Palmolive: en contacto con la Comunidad. Visita a Comunidades Indígenas” (en cifras) Este programa surge hace 3 años como una necesidad de dar un paso más allá en los programas de educación bucal que Colgate-Palmolive desarrolla en el país. Consiste en jornadas odontológicas gratuitas, charlas de prevención y cuidado bucal en las comunidades indígenas de Venezuela, por un período de 4 semanas anuales. • Cuentan con un equipo Fotografía: cortesía de Colgate-Palmolive odontológico de 4 odontólogos, 3 higienistas dentales, más un conductor/asistente en cada visita, y 2 personas para la charla de prevención en cuidado bucal “Plan Escuela”. • 5 visitas realizadas desde 2008 a 2010 (3 visitas a Amazonas, diferentes comunidades indígenas, y 2 visitas a Canaima). • 13 poblados indígenas visitados en total (12 en Amazonas y la población indígena de Canaima). • 6.444 consultas odontológicas realizadas. • 1.814 pacientes indígenas atendidos. • 1.600 niños indígenas han recibido la charla de Educación e Higiene Bucal “Plan Escuela”. • Total aproximado de 3.100 indígenas venezolanos beneficiados por este programa odontológico/educativo, en 3 años. t

Cines Unidos y sus trabajadores realizaron colecta especial para afectados por las lluvias En solidaridad con los afectados por las lluvias, Cines Unidos y sus trabajadores realizaron un donativo al albergue del Parque de las Naciones Unidas, el cual benefició a más de 320 damnificados. Los empleados del circuito realizaron un aporte para la compra de alimentos no perecederos, agua potable, fórmulas lácteas, pañales y productos de higiene personal. De igual modo, la empresa realizó un aporte para la compra de insumos y un donativo de juguetes, con motivo de la navidad, destinados a más de 150 niños y adolescentes del albergue.

“Venezuela necesita de la colaboración de todos para afrontar esta situación. Por ello, en Cines Unidos nos solidarizamos con los afectados por las lluvias y quisimos regalarles un rato de alegría a los niños y adultos que estaban en este albergue”, afirma Yazmin Badra, jefe de Marca e Iniciativas Sociales de Cines Unidos. José Luis Morales, coordinador del refugio del Parque de Naciones Unidas, se mostró muy agradecido con el donativo, destinado a los afectados de las zonas de Los Eucaliptos del Km 2 de la carretera Panamericana y Tamanaquito de Gramovén. t

Fotografía: cortesía de Cines Unidos

RSE Venezuela / 43


Noticias de nuestros aliados

Quiriquire Gas realiza Jornadas de Biodiversidad

Publicidad

Guía de consultores y asesores en RSE

La empresa Quiriquire Gas (60% Repsol), de participación, asumiendo el compromiso establecido en su Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, realiza periódicamente un inventario de las zonas de diversidad biológica en las adyacencias de sus operaciones, representando el campo Quiriquire una de las áreas de mayor importancia por las formaciones boscosas que posee, esto la convierte en un espacio exigente para la protección de su biodiversidad. En tal sentido, durante tres años consecutivos se han realizado jornadas de limpieza, reforestación y conservación de flora en los sectores La Curva, La Pantalla y Miraflores del estado Monagas, junto a la colocación de vallas y contenedores. Todo esto con la activa participación de los empleados de Quiriquire Gas y las comunidades beneficiadas. Quiriquire Gas, consolida su política de desarrollo sustentable ejecutando proyectos alineados a los ocho objetivos de desarrollo del Milenio de la ONU, que constituyen un plan convenido por todas las naciones, para garantizar la sostenibilidad del medio ambiente para 2015. t

Comienza la búsqueda del nuevo Emprendedor Social del Año La Fundación Venezuela sin Límites (VSL) anunció el inicio de la etapa de postulaciones para el concurso “Emprendedor Social del Año 2011” que por segundo año consecutivo busca reconocer a la persona que mejor cumpla con los criterios de innovación, sostenibilidad, impacto social, alcance y replicabilidad en su labor de emprendimiento social. Esta es una iniciativa conjunta de la Fundación Venezuela sin Límites y la Fundación Schwab para el Emprendimiento Social, organización europea que impulsa el concurso en varios países del mundo. Este año, el ganador del Concurso Emprendedor Social del Año 2011 tendrá acceso a una red de destacados emprendedores sociales, y a beneficios especiales tales como servicios gratuitos de consultoría y becas para programas ejecutivos en escuelas de negocios como Harvard Business School, Stanford University e INSEAD. Para participar los interesados deben ingresar en la página web de VSL (www.venezuelasinlimites.org), llenar un formulario online y presentar los requisitos allí señalados. La fecha tope de inscripción es el 25 de abril de 2011. t

44 / RSE Venezuela

Esta guía es un espacio para que se anuncien aquellas personas o empresas que ofrecen asesoría y consultoría en materia de Responsabilidad Social Empresarial que estén interesados en publicitar sus servicios entre el público target de la revista. Para mayor información: Lic. Irais Souto Gte. de comercialización y ventas +58-212-985.81.55 / +58-212-393.80.51 iraissouto@asterisco-ce.com

www.rsevenezuela.com


Libros

Responsabilidad Social, una reflexión global sobre la RSE Autores: Juan José Almagro, José Antonio Garmendia, Isabel de la Torre Editorial: Prentice Hall

Vivimos una época en la que la Responsabilidad Social Empresarial debe ser capaz de diseñar su propio modelo. La obra plantea que la relación entre la empresa y los elementos de su entorno debe nacer en el interior de la empresa, a partir de su cultura y de sus principios y debe desarrollarse con el apoyo de la alta dirección, es decir, de abajo hacia arriba y transversalmente. t

Hacia la empresa razonable Autor: Joaquín Garralda Editorial: LID

Es posible ser una empresa socialmente responsable rentable desde el punto de vista financiero. Para ello se debe cumplir con una serie de observaciones e integrar la RSE en una organización empresarial. El libro explica lo que es una empresa socialmente responsable, el nivel de importancia que tiene esto para una organización y las consideraciones a tener en cuenta en el momento de la puesta en marcha de una política de estas características. t

Aseguremos nuestro clima: el cambio climático y su impacto en Venezuela Autor: Juan Carlos Sánchez Editorial: Cámara de Aseguradores de Venezuela

Desarrollo de valores en el trabajo

Sustentabilidad y desarrollo sustentable

Autor: Héctor Zazueta Editorial: Trillas

Autor: Víctor López Editorial: Trillas

El libro está dirigido tanto a empresarios como a estudiantes de Psicología, Administración, Sociología y Educación, interesados en el conocimiento de los valores y su impacto dentro de las organizaciones. La obra está fundamentada en la escala de valores en el trabajo diseñada por Arciniega y las herramientas de Zazueta para medir el desajuste de valores en una organización. t

La publicación muestra el cambio climático en Venezuela y su repercusión en la industria. Las inundaciones y deslizamientos son causantes del 70% de los daños a infraestructuras. El libro presenta un análisis histórico de los eventos hidrometereológicos extremos y menores ocurridos entre 1987 y 2008, ofreciendo así una visión clara de la vulnerabilidad del país ante la alteración del clima. t

La publicación introduce el tema de la sustentabilidad y al tipo de desarrollo social sustentable y da herramientas para aquéllos que se asomen por primera vez al concepto y a quienes aplicarán este paradigma en sus proyectos sectoriales. Muestra la manera de convertir los proyectos en sustentables mediante la adopción de principios propuestos por las Naciones Unidas. t

RSE Venezuela / 45


Guía

Presentamos una selección de organizaciones y proyectos relacionados con RSE orientada al ambiente

Programa Ecológico Casupo Ferretería EPA Desde hace más de 15 años EPA Valencia ha velado por el cuidado y preservación del cerro Casupo, patrimonio del estado Carabobo. La empresa facilita recursos y personal, con el fin de garantizar el mantenimiento del cerro. Asimismo, el programa se encarga del sistema de riego y del mantenimiento de un vivero para la siembra de plantas autóctonas, las cuales son plantadas una vez al año durante el evento “Plántame en Casupo”.

Teléfonos: (0241) 856.0255 Correo electrónico: iniciativacomunitaria3@epa.com.ve Contacto: Virginia Rivas Rodríguez (Iniciativa Comunitaria)

Valores para acompañar la evolución de niños y adolescentes

Proyectos

Supermercados Unicasa

El programa tiene como objetivo inculcar valores, tales como el cuidado del ambiente, en los hijos de los trabajadores. La empresa recicla más de 90 toneladas de cartón al mes; mientras que los residuos orgánicos son entregados a empresas especializadas que se dedican a su transformación para que puedan ser reutilizados. Además, Unicasa ha logrado sustituir el 100% de las bolsas tradicionales por biodegradables.

Correo Electrónico: carlos.rivas@unicasa.com.ve Contacto: Carlos Rivas

Oficina Verde Total Oil & Gas Venezuela La iniciativa busca desarrollar estrategias para mejorar la habitabilidad de las oficinas de la petrolera Total, a través de la adecuación de los recursos electrónicos, magnéticos, plásticos, consumibles y papelería. El programa apoya el reciclaje, el ahorro de energía y la realización de acciones ecoeficientes dentro del espacio laboral de la compañía.

Teléfonos: (0212) 277.6133 Correo electrónico: maurelena.remiro@total.com Contacto: Maurelena Ramiro

Protección ambiental Banesco Banco Universal La entidad financiera trabaja para fomentar la cultura ambiental en sus trabajadores, clientes, proveedores y socios sociales (mejor conocidas como ONG); para ello llevan a cabo programas de reciclaje, reducción del uso del papel y ahorro de energía. Asimismo, el banco tiene el “Voluntario ambiental”, para apoyar la reducción de papel y desarrollar jornadas de arborización en el Parque Nacional Waraira Repano. Además, Banesco suscribió el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, por medio del cual exhortan a sus grupos de interés a respetar el ambiente.

Teléfonos: (0212) 901.8284 Correo Electrónico: Sami_Rozenbaum@banesco.com Contacto: Sami Rozenbaum

Fundación Ayudemos al Lago Banco Occidental de Descuento La fundación local ubicada en Maracaibo reúne a los entes públicos y privados de la ciudad, involucrados en la recuperación del lago. El proyecto incluye estudios, adquisición de maquinarias y un programa educativo, a través el cual se imparten charlas en escuelas para incentivar el cuidado del lago. Además, la fundación editó una guía ilustrada que fue repartida en los colegios para prevenir el deterioro del importante reservorio de agua dulce.

46 / RSE Venezuela

Teléfonos: (0212) 901.8284 Contacto: María Elena Guevara

www.rsevenezuela.com


Fundación Ambiental Internacional Vida Verde Correo electrónico: info.funvive@gmail.com

Organizaciones

Funvive se encarga de promocionar el uso sostenible de la diversidad biológica para la conservación ambiental y el desarrollo humano sostenible. Sus proyectos llevan el tema ambiental hacia la generación y divulgación de valores y conductas. Además organiza a las comunidades, organizaciones, entidades públicas y privadas para la ejecución de acciones que hagan posible su labor. Teléfono: 0414-942.19.70

Asociación Civil y Ecológica Chunikai Chunikai es una palabra indígena ajagua, antigua etnia del centro occidente y sur de Venezuela. El término significa “felicidad/bienestar”, palabras que resumen el objetivo de la organización. La asociación promueve el desarrollo sostenible, fomenta la ecología, las experiencias emprendedoras, el respeto a la diversidad y la conservación ambiental.

Teléfono: (0212) 421.50.28 Corre electrónico: chunikai@yahoo.es

Fundación Científica Los Roques La conservación del ambiente y la diversidad biológica del Archipiélago es la principal misión de esta organización creada en 1963. Promueve investigaciones que garanticen la protección y el uso sostenible de los recursos marinos. Asimismo, difunde el conocimiento de las Ciencias Marinas y Sociales relacionadas con el hombre y la naturaleza en pro del mantenimiento ambiental.

Teléfonos: (0212) 892.88.68 / 886.46.94 Correo electrónico: fclr.director@gmail.com

Fundación Dozo Venezuela Desde 1994 la Fundación Dozo se ha dedicado a buscar soluciones a los problemas de calidad ambiental de las áreas urbanas. La sostenibilidad está muy presente en los proyectos de esta institución, en los que el reciclaje es el principal objetivo.

Teléfono: 0414-315.74.02 Correo electrónico: dozovenezuela.org@gmail.com

Fundación La Salle de Ciencias Naturales La Fundación La Salle de Ciencias Naturales es una organización religiosa que desde el año 1957 asiste a las comunidades de bajos recursos, al proveerles educación en el área de trabajo, hermanamiento y solidaridad. La Salle ofrece herramientas que facilitan el desarrollo personal y comunitario.

Teléfonos: (0212) 709.5801 Correo electrónico: juanbosco.chacon@fundacionlasalle.org.ve

RSE Venezuela / 47


Legal

“Lo que le falta a la

Ley Penal del Ambiente es que

se aplique”

La legislación establece diversas penalizaciones para sancionar a todo aquél –ciudadano o empresa– que atente contra la naturaleza Por: María Alejandra Berroterán Fotografía: Gabriel Osorio

L

as víctimas soportan silentes pero el daño al ambiente siempre repercute incluso en los mismos victimarios: los humanos. La Ley Penal del Ambiente venezolana establece sanciones para aquellos que cometan un perjuicio en contra de la naturaleza, pero también se adelanta y tipifica como delito ecológico el hecho de poner en riesgo al ambiente. Gran parte de la ley está enfocada en el ejercicio empresarial o industrial que pueda ser un riesgo para el ambiente, como el manejo y disposición de desechos tóxicos por posibles daños al subsuelo o las aguas, la extracción desmesurada de los recursos naturales o la emanación de gases contaminantes. Incluso, es deber de las empresas desarrollar campañas educativas para las comunidades aledañas y para sus empleados sobre el respeto al ambiente. “Uno de los puntos distintivos de esta ley es que reconoce la responsabilidad penal de la persona jurídica y no sólo de la natural”, indicó Alberto Blanco-Uribe, presidente de la Sociedad Venezolana de Derecho Ambiental. El artículo 132 establece: “Las personas jurídicas serán responsables por sus acciones y omisiones por delitos cometidos con ocasión de la contravención de normas o disposiciones contenidas en leyes, decretos órdenes, ordenanzas, resoluciones y otros actos administrativos de carácter general o particular de obligatorio cumplimiento”. Además, esta normativa disminuye la subjetividad al determinar el daño am-

48 / RSE Venezuela

biental pues establece “límites de tolerancia, es decir, que no es que cualquiera que bote un poquito de tal sustancia está contaminando, sino que establece cuánto es el máximo tolerable para el ambiente y entonces hay un parámetro para saber cuándo se comete el delito”, según explicó Blanco-Uribe. La determinación de cuáles son los límites de tolerancia es responsabilidad del poder ejecutivo (Ministerio del Poder Popular para el Ambiente) y son señalados de manera explícita en el reglamento de la Ley Penal del Ambiente: “También lo llaman la norma técnica, usualmente se mide en partes por millón en metro cúbico de aire, por ejemplo. Eso permite que exista una manera de saber si de verdad cometen o no el delito”. Pero el punto más positivo de esta ley, según destacó el especialista en Derecho Ambiental y en Derecho Público, es que establece el “delito de peligro”. “Ya no es necesario que se cometa el daño para que se pueda denunciar o aplicar una sanción; el sólo hecho de poner en riesgo a la naturaleza es un delito. Y así debería ser porque lo más importante en estos casos es evitar que se haga daño, porque la recuperación es mucho más difícil de lograr”, explicó Blanco-Uribe. Las sanciones, en este sentido, no sólo incluyen el decomiso de las sustancias nocivas o de los recursos extraídos ilegalmente, la privación de libertad y el pago de multas en metálico, sino que también contemplan la obligatoriedad de resarcir el daño, “que muchas veces

sale incluso más caro porque son procesos largos y complicados”.

Del dicho al hecho

Esta ley casi cumple los 20 años pues fue sancionada en 1992, sin embargo es una normativa que a juicio de BlancoUribe es muy buena. “¿Qué le falta a la ley? Que la apliquen. Lo que requiere es su aplicación porque es bastante amplia e incluso ha sido modelo usada en otros países para redactar sus propias leyes. Más que someterla a una reforma, creo que necesitamos empezar a aplicarla, que se cumpla”, señaló. El Ministerio del Poder Popular para el Ambiente es el ente encargado de coordinar los procesos de investigación en caso de delitos ecológicos, pero por su carácter de transgresión penal pueden apoyarse en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas pues también deberá ser presentado el caso ante las fiscalías ambientales dispuestas para estos crímenes. Además, cualquier oficial de orden público puede ser un policía ambiental –recibir denuncias e intervenir durante la comisión de crímenes ambientales– pues la ley señala que cualquier atentado contra la naturaleza es un perjuicio al bienestar social. “Los policías municipales, estadales y nacionales, los guardacostas, los guardaparques , por supuesto, los guardias nacionales e incluso los fiscales de tránsito, están autorizados para ser policías ambientales”, mencionó Blanco-Uribe. t www.rsevenezuela.com


Delitos ecológicos • Botar desperdicios no biodegradables (desde ele-

mentos cotidianos como plásticos y pañales hasta desechos industriales) en ríos, lagos, mares o cualquier cuerpo de agua, puede acarrear una estadía de 3 a 12 meses en una cárcel nacional y una multa de 300 a 1000 días de salario mínimo (12 a 40 mil bolívares fuertes). Lo mismo se aplica para quienes arrojen estos desperdicios en el suelo o subsuelo que puedan resultar contaminados.

• Provocar un incendio en cualquier área de vegeta-

ción se penaliza con prisión de uno a seis años y una multa de 1000 a 6000 días de salario mínimo (40 a 244 mil bolívares fuertes).

• Toda emisión de gases contaminantes empresa-

riales en cantidades suficientes para envenenar la atmósfera será castigada con prisión de 6 a 24 meses y una multa de 600 a 2.000 días de salario mínimo (entre 24 y 82 mil bolívares fuertes).

• Los vehículos particulares que emitan gases

tóxicos o generen contaminación sónica no están exentos de responsabilidad: deberán cumplir un arresto de 3 a 6 meses y deberán pagar entre 12 y 25 mil bolívares fuertes.

Reglas estándares Otras normas venezolanas que regulan las acciones perjudiciales contra el ambiente son las leyes Orgánica del Ambiente, Forestal de Suelos y Agua, de Protección a la Fauna Silvestre, de Minas, de Pesca, de Diversidad Biológica, y de Conservación y Saneamiento de Playas. Pero también hay algunos estándares internacionales que aunque son de cumplimiento voluntario, son guía para el ejercicio empresarial en diferentes áreas. La norma internacional ISO 14000 es un conjunto de documentos que establecen indicadores de responsabilidad verde en seis elementos, entre ellos la Gestión ambiental (ISO 14001 y 14004), Auditorías ambientales (ISO 14010, 14011 y 14012) y la Evaluación del desempeño ambiental (ISO 14031 y 14032). Entre otras cosas, estas normativas establecen la creación y desarrollo de políticas ambientales que incluyen el estímulo al desarrollo sustentable, la prevención de la contaminación y el uso moderado de los recursos naturales, entre otros.

Vertedero de agua contaminada con sustancias tóxicas en el sector La California Sur, Caracas.

RSE Venezuela / 49


Iniciativa

Convertir desechos en

oportunidades

El problema de la basura tiene su solución: el reciclaje. Para llegar hasta allí hace falta voluntad política, inversión pública y más conciencia ambiental. A pesar de ello, existen iniciativas que hacen del reciclaje una actividad sostenible Por: Kayled González / equipo de redacción RSE Venezuela Fotografía: cortesía de Orgánica Operadora de Recolección, C.A.

L

a situación de la basura en Venezuela es evidente. Basta con recorrer las calles de las principales ciudades del país para darse cuenta del mal manejo que se hace de los desechos y residuos, que indiscriminadamente terminan en rellenos sanitarios no acordes. El país carece de una infraestructura para reciclar productos y los esfuerzos para crear conciencia sobre la separación de residuos y desechos son escasos. De esta forma, la mayoría de los materiales que pudieran ser reciclados o reutilizados, son dispuestos junto con los desechos, lo que contribuye con la contaminación de suelos, aire y agua. De acuerdo a la ONG ambientalista Vitalis, diariamente se producen en el país 19 mil toneladas de residuos, de las cuales se recicla apenas entre 10% y 20%. Por su parte, María Eugenia Gil Beroes, presidenta de la Fundación Aguaclara y comunicadora especialista en ambiente, asegura en un artículo publicado en el

50 / RSE Venezuela

portal de la fundación que “nos hemos limitado a una recolección mal hecha y a una disposición final en vertederos a cielo abierto”. El único relleno sanitario óptimo es La Bonanza, cerca de Caracas; el resto son espacios a cielo abierto donde los camiones dejan la basura sin ningún tratamiento o control. Para disminuir la cantidad de basura, tanto las organizaciones como los individuos pueden buscar maneras para generar menos desechos e incentivar campañas de reciclaje como un paliativo a esta situación. Vitalis señala que “la capacidad para reciclar en el país pudiera duplicarse o triplicarse, en el caso del papel, los plásticos y el vidrio, en tanto que el aprovechamiento de los residuos orgánicos pudiera incrementarse hasta un 1000%”. Además, la organización estima que 80% de los residuos domésticos e industriales pudieran ser reciclados, lo que evidencia que el problema de la basura pudiera aliviarse si se aplicara una política de Esta-

do orientada al reciclaje y con programas de concientización ambiental dirigidas a particulares y organizaciones. La basura puede ser un negocio Nerio Urribarrí y Luis Rodríguez, sensibles ante el tema ambiental y preocupados por la generación de gases de efecto invernadero, decidieron en 2009 abrir la empresa Orgánica Operadora de Recolección, a través de la cual recolectan desechos vegetales y los transforman en materia prima para el cultivo. Después de muchas investigaciones y tiempo de estudio, ambos socios descubrieron que en Venezuela no existía ninguna propuesta de recuperación de desechos vegetales, “entendiendo como desechos las cosas que no utilizamos y van a la basura”, según explicó Urribarrí. Por esta razón decidieron emprender un proyecto de recolección y reciclaje de residuos sólidos y orgánicos, en el cual cobrarían por kilo de residuos vegetales recolectados y los transformarían en abowww.rsevenezuela.com


t

En dos años Orgánica ha logrado recolectar 1380 kilos de residuos vegetales, lo que equivale a 1723 toneladas de gas metano no emitido al ambiente. Fotografía: cortesía de Orgánica Operadora de Recolección, C.A.

Empresas recicladoras En el país existen algunas empresas que ofrecen servicio de reciclaje (sobre todo de papel y cartón). Son pocas las iniciativas en un sector que podría desarrollarse si se cuenta con infraestructura y mayores incentivos fiscales por parte del Estado. Repaveca Reciclajes Palo Verde II (Repaveca) es una empresa localizada en Caracas con 40 años en el mercado. Reciben excedentes de papel y cartón de empresas y particulares. Ofrecen, además, la destrucción de archivos y papeles de los clientes que luego se usarán como materia prima para hacer papel. Colaboran con programas de concientización ambiental en comunidades y escuelas (como AulaReciclaje). Para más información, comunicarse por el teléfono (0212) 251.60.10 y 0800-REPAVECA (0800-73728322), a través de la página web: www.repaveca.com.ve y el correo electrónico: info@repaveca.com.ve.

no. Para ello contactaron a los principales generadores urbanos de este tipo de residuos: los supermercados. Decididos a emprender este “atrevido” proyecto, Urribarrí y Rodríguez contactaron a Excelsior Gama y Automercados Plaza’s, empresas que les abrieron las puertas y aceptaron su propuesta. Nació así la Operadora Orgánica. Orgánica garantiza a los supermercados la no emisión de gas metano, así como también la reducción de la cantidad de basura producida por los establecimientos, lo que conlleva a la eliminación de malos olores, de roedores y de la contaminación visual. En dos años la empresa ha logrado recolectar 1380 kilos de residuos vegetales, lo que equivale a 1723 toneladas de gas metano no emitido al ambiente. Asimismo, aparte de disminuir la cantidad de basura, Orgánica ofrece un beneficio económico a sus clientes, ya que la empresa pesa los desechos vegetales e informa las cifras a los supermercados, los cuales pueden controlar mejor el inventario y la compra de los productos. De esta manera, al cuantificar cuánto se está desechando y controlar la cantidad de vegetales comprados, se reduce la pérdida económica de los establecimientos. Con los residuos recolectados, Orgánica realiza un proceso de compostaje, a través del cual mezclan los desechos con tierra y los dejan descomponiéndose durante un tiempo determinado hasta conseguir abono. Urribarrí asegura que el abono producido es completamente natural, lo que significa que puede ser utilizado en la siembra sin que se desgaste la tierra, por lo que el terreno tendrá mayor tiempo productivo. Ahora, la meta de ambos socios, junto a Luis Taboada, nuevo miembro de la corporación, es lograr vender ese abono producido de los residuos vegetales a los campesinos que los cultivan, con lo que se podrá completar el ciclo de producción. t

Repaca Esta empresa, ubicada en Barquisimeto, compra papel, cartón, plásticos y archivos muertos a empresas, instituciones y personas que deseen desechar este tipo de material. Repaca ofrece el servicio de recolección y envío: la materia prima recolectada es empacada y trasladada a Manufacturas de Papel en Maracay, donde se realiza todo el proceso de transformación del producto. Este proceso tarda aproximadamente dos días, transcurrido el tiempo la empresa manufacturera se encarga de vender el producto final. Diariamente se reciben de 20 a 30 toneladas de materia prima. Para contacto o mayor información comunicarse a repaca@hotmail.com o al teléfono (0251) 273.28.82. Centro Oriental de Reciclaje Esta empresa en Puerto La Cruz se encarga de la recolección de cartón, papel y plástico de baja densidad. Ofrece sus servicios a empresas y particulares que tengan mínimo un kilo de materia prima que reciclar. Por día se reciben aproximadamente 5 toneladas, a final de mes logran recolectar más de 350. El material recogido es enviado a los molinos de Maracay, Guacara y Valencia para su transformación. Para contactar los servicios de la empresa se puede escribir a centroorientaldereciclaje@hotmail.com o llamar al número (0281) 276.89.61.

RSE Venezuela / 51


Enlaces Medios de comunicación y blogs especializados

1.

www.juanandrescano.com

2.

www.cooperantesblog.com

3.

apalancando.wordpress.com

Juan Andrés Cano es abogado experto en temas de Comunicación, Cultura Organizacional y Responsabilidad Social Empresarial. Maneja varios blogs, entre ellos Decaforo, donde publica sus notas “reflexionando sobre la comunicación, el diálogo y la vida”. El blog cuenta con una selección de fotos tomadas por él mismo. Twitter: @decaforo

El blog Cooperantes muestra diversas informaciones sobre las organizaciones no gubernamentales de América y Europa. Maneja noticias sobre la labor de las ONG, así como las donaciones y subvenciones recibidas, los cursos impartidos, las herramientas utilizadas, entre otros. El portal brinda información para fortalecer, mediante tecnologías de información y comunicación, a las organizaciones venezolanas que trabajan para reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de los venezolanos. Apalancando facilita la interacción con las organizaciones para la generación de contenidos y capacitación de sus miembros. Twitter: @apalancando

4.

http://elinformatorio.blogspot.com/

5.

co2law.blogspot.com

6.

http://ecosustentables.blogspot.com/

El blog es editado por el periodista argentino Marcelo Mendiata. Desde el año 2006 inició el portal web donde presenta noticias empresariales, de responsabilidad social, inversiones tecnológicas, de salud, culturales y de interés general. Twitter: @elinformatorio

Cambio climático y RSE es un blog creado por el abogado Gastón Bilder con información en inglés y español sobre el tema ambiental. El blog persigue recopilar normativa sobre cambio climático en América Latina, realizar estudios jurídicos comparativos para determinar las barreras y oportunidades en el ámbito regional, nacional o local, que presentan las regulaciones existentes y determinar la necesidad o conveniencia de dictar nuevas normas. Ecosustentables fomenta el cuidado ambiental mediante la difusión de energías renovables como alternativas energéticas. El blog presenta simples pasos para preservar el ambiente y mantiene la información al día sobre temas de biodiversidad. Twitter: @ecosustentables

Organizaciones e instituciones

1.

www.institutoverde.org

2.

www.greenopolis.com

La página web muestra la visión de expertos en el tema ecológico sobre proyectos ambientales, administración de riesgos, finanzas, ingeniería ambiental y Responsabilidad Social Empresarial. Ofrece proyectos e iniciativas sobre el uso eficiente del agua, energía, materias primas, gestión de residuos sólidos, mecanismo de desarrollo limpio y de financiamiento. Twitter: @institutoverde

Este portal ofrece información útil en inglés sobre cómo reciclar de una manera sencilla y la conservación de los recursos naturales. Busca educar y crear conciencia sobre la conservación para futuras generaciones. Ofrece contenido multimedia con carácter positivo y constructivo. Hace hincapié en las formas de reutilizar y reciclar. Twitter: @greenopolis

www.colombiaincluyente.org

El portal expone temas de actualidad y ofrece un directorio de empresas, personas y organizaciones que están relacionadas con la Responsabilidad Social Empresarial en Colombia. Tiene un banco de proyectos sociales que buscan apoyo en financiamiento, voluntariado y divulgación. Twitter: @coincluyente

3.

52 / RSE Venezuela

4.

www.venezuelasinlimites.org

5.

www.nrdc.org/laondaverde

6.

www.accionsolidaria.info

La fundación brinda información actual sobre más de 300 organizaciones de desarrollo social y da oportunidades a las empresas para ejercer sus programas de RSE. Además organiza donativos y apadrinamientos para organizaciones que atienden a niños, adolescentes y adultos mayores. Twitter: @FundacionVSL La página web ofrece iniciativas en materia ambiental para mitigar el impacto del calentamiento global sobre el planeta y así poder heredarles “a generaciones futuras un planeta vibrante y saludable”. Muestra las distintas formas como se contribuye con la lucha contra el cambio climático y plantea la manera de evitarlo con el fin de preservar la biodiversidad. Twitter: @LaOndaVerde

Acción Solidaria contribuye “a reducir el impacto social de la epidemia del VIH/Sida en Venezuela y otros países de habla hispana”. Su misión es frenar la expansión del VIH/ Sida a través de orientación en materia de prevención. Además brinda atención a las personas que sufren esta enfermedad para mejorar su calidad de vida. Twitter: @AccionSolidaria

www.rsevenezuela.com


RSE Venezuela / 53


54 / RSE Venezuela

www.rsevenezuela.com


Revista RSE Venezuela #7