Page 1


El Nordschleife del Nurburgring es un lugar mítico. Lo sabes bien. Una de las Mecas del automovilismo mundial. Un lugar que hay que visitar al menos una vez en la vida, y te puedo asegurar, amigo mío, que una vez que lo hagas, no tendrás otro objetivo en tu vida (automovilística, al menos) que no sea otro que volver allí con un coche más rápido, para girar en menos tiempo, para disfrutar de cada curva, de cada rasante, de cada ciega, de cada enlazada, de los perales, de las sensaciones. Su carrera de 24 Horas es un evento único, tan especial que no se puede des-

cribir con palabras, y que en Scratch te contamos en directo, y seguiremos contando en ediciones venideras. No se podría entender el mundo del automovilismo europeo sin mencionar Nurburgring, sin conocer la catedral del automovilismo. Es por todo ello que, de la misma manera que hay “patrimonios de la humanidad”, si hubiera “patrimonios del automovilismo”, el Nordschleife sería uno de ellos.


¿Y a qué viene todo este alegato de amor por un circuito, por una manera de entender el automovilismo y los coches? Pues es bien sencillo: lo que está sucediendo con Nurburgring y su explotación comercial está siendo tan feo que puede acabar con su existencia a corto plazo, al menos de la manera que actualmente lo conocemos.

comercial y una montaña rusa, además de servicios anexos. El proyecto lo firma el gobierno local y Nurburgring Automotive GmbH, un inversor privado no confirmado. El coste del proyecto se estima en 200 millones de euros.

En 2007 el coste del proyecto ha ascendido a 215 millones de euros, y ya hay muchas voces que alertan sobre el peligro de crear semejantes instalaciones, La historia es larga y tediosa, pero como con un objetivo de visitantes anuales de una buena aventura de intriga, merece la medio millón de personas, más elevado pena ser disfrutada y leída, y analizada, de lo que la lógica parece dictar. con el firme deseo de que acabe con un buen final. A finales de ese mismo año se desvela la identidad del inversor privado, Kai RiVamos a relatártela de manera breve y chter, que dará mucho que hablar años concisa. después. Nurburgring era hasta el año pasado una propiedad pública, que se nutría del dinero de los contribuyentes para mantenerse en forma. Gracias a eso se podían disfrutar de las míticas tantas “turista”, en las que, por una cifra relativamente “recortada” de dinero, cualquiera podía entrar a dar vueltas al mítico trazado. A lo largo de todos los meses, además, el circuito era alquilado a fabricantes de automóviles para que lo utilizaran en el desarrollo de sus vehículos de calle en un entorno seguro, y en una pista que sirve de vara de medir para cualquier coche de prestaciones del planeta. Pero el coste de mantenimiento era muy elevado, y había nuevas oportunidades de negocio. El tema es que la fama del circuito de F1 es limitada, y las posibilidades de explotación pasaban por intentar ampliar el periodo de tiempo en el que se podían hacer actividades en las instalaciones, pues entre octubre y marzo había un tremendo bajón de público. En 2004 se presenta un proyecto de reforma del circuito, que incluye la construcción de un nuevo complejo para realizar congresos, un hotel, una galería

El banco público (dinero público) mete en 2008 85,5 millones de euros en el proyecto. Empiezan a escucharse voces que hablan de malversación de fondos, estafa, y empiezan a aparecer periodistas implicados hasta la médula en conseguir la información, pero el gobierno local actua rápidamente para atajar el tema, requisando información de un periodista del motor local que parece ser tenía información “delicada”, con la excusa de un registro de cara a un proceso judicial que nunca se aclararía. Las cosas iban a peor cuando se descubría un fraude relacionado con millones de euros pagados en comisiones por estudios y actos que no se llegaban a realizar, enturbiando cada vez más la situación que rodeaba a Nurburgring Automotive GmbH. En 2009 se abre el parque y las instalaciones recién construidas, pero la montaña rusa, supuestamente el mayor reclamo de toda la infraestructura, no está operativa.


Sufriría dos enormes accidentes durante pruebas para homologarla en los siguientes meses, y ahora mismo se duda sobre su operatividad.

Ante la presión económica existente, y la ausencia de visitantes (el plan de viabilidad se hizo sobre cifras de millones de visitantes anuales, imposibles de alcanzar a todas luces), NAG decide comenRainer Mertel, ese mismo año, muere de zar a realizar maniobras que, al final, un paro cardiaco justo tras informar a la perjudican a los usuarios del circuito y al comisión europea sobre el proyecto, el comercio local. desvío económico del mismo, y los problemas asociados con las denuncias de Tales medidas, entre otras, son el incremalversación de fondos. mento de precios por las vueltas “turista”, el incremento de costes exponencial Aparece entonces Jorg Lindner en la a los fabricantes de coches por utilizar ecuación, y se convierte en socio de el circuito para el desarrollo de sus coNurburgring Automotive GmbH para sa- ches, y lo peor, medidas que obligan a car provecho de las instalaciones hoteusar los hoteles, restaurantes y servicios leras. Se acuerda la cesión del circuito creados por NAG para poder disfrutar de y sus instalaciones, así como su explolas vueltas turista o el circuito como pista tación a partir de mayo de 2010 a NAG de pruebas por parte de los fabricantes, (Nurburgring Automotive). lo que está diseñado para quedarse con el dinero que se llevaba el negocio local, A estas alturas, finales de 2009, se ahogándolo. descubre que todo el proyecto ha sido sufragado con dinero público, y que el Además, NAG recibe un apoyo econósupuesto inversor no ha puesto un solo mico contractual del gobierno local para euro en la construcción de los edificios, mantener la Fórmula 1, asegurándose habiendo sido financiados estos por la ingresos pagados por los contribuyentes, banca nacional, fondos europeos, etc. independientemente de las personas que vayan a ver la carrera de la F1, y En 2010, antes de la toma de control por cubriéndose los costes que se originen. parte de NAG del circuito, varias iniciativas privadas locales surgen para intenPor último, y ya en un movimiento que tar evitar que las instalaciones pasen a encendió nuestra ira más visceral, NAG manos de NAG. quiere cargarse la carrera de 24 Horas. El circuito de Nurburgring tiene un NAG recibe el circuito y un crédito del acuerdo hasta 2012 para organizar dicha gobierno local por valor de 40 millones prueba, con un coste nulo para el orgade euros para la operación del circuito, nizador, el ADAC, pero ahora NAG, para al tiempo que se inicia un proceso judirenovar el contrato, pretende exigir un cial para averigüar si ha habido estafas precio por la cesión de las instalaciones en todo este proceso, contra NAG y vatan elevado que el ADAC asegura que, rios miembros del gobierno local. de mantenerse, se suspenderá o trasladará la carrera a otro circuito a partir de Se activa toda una plataforma local para 2013. intentar salvar el circuito.


La situacion es dantesca, alarmante y peligrosa. Obviamente, salta a la vista (y es una opinión meramente personal) que aquí hay una serie e personas lucrándose de manera poco honesta, a costa de los aficionados, el gobierno local y el comercio de la zona. Pero con tanto proceso judicial abierto, es de esperar que NAG no pueda mantener su contrato de 20 años de explotación, no al menos bajo los propietarios actuales.

Pero NAG se ha querellado para que Mike tenga que cerrar su foro, donde se fraguaban muchas de estas ideas, alegando el uso de información de ciertos periódicos locales sin el consentimiento de dichos periódicos.

Además, NAG ha copiado la estrategia de Mike, con unas pegatinas que hacen uso de un eslogan denominado “Love The Ring”, y registrando www.save-thering.com y redireccionándolo a la web oficial de NAG, intentando confundir al En todo caso, mientras se resuelven los público en su búsqueda de información pleitos, las alegaciones, etc, un grupo de sobre la situación. aficionados, liderados por Mike Frison, bajo el lema “Save The Ring”, intentan El logo de Love the Ring es una copia salvar el circuito, pidiendo la inmediamanifiesta (mira la superposición) del ta desvinculación del Nordschleife y su logo de Save The Ring, con la diferencia explotación de NAG, con lo que se salde que NAG ha patentado el diseño, y varían la mayor parte de intereses. seguramente ahora pretenda atacar a Mike Frison de nuevo para intentar elimiMike ha trabajado duramente para ofre- nar esas pegatinas, o meterle en pleitos. cer información fidedigna, pero su movimiento ha crecido tanto que ha comenPero no señor. Señores de NAG: no han zado a incomodar a NAG y al gobierno puesto un euro para alcanzar el puesto local, temeroso de que la situación se que ahora tienen. Se han hecho con el les vaya de las manos. control del circuito sin experiencia en el mundo del motor, se han hecho con el Mike consiguió movilizarnos pidiéndonos control de un bien cultural a nivel autoque firmáramos una petición al comisario movilístico de todo el planeta, e intentan europeo Joaquin Almunia para que tomanipular nuestro conocimiento para tramara cartas en el asunto, logrando más tar de esconder y diferenciar los hechos. de un cuarto de centenar de millar de firmas hasta la fecha. Además comenzó Pero no van a salirse con la suya, pues a distribuir su lema a través de internet y mientras quede una gota de aire en medios internacionales, a los que me he nuestros pulmones, seguiremos contansumado a modo de cruzada personal. do la realidad que esconden sus movimientos. La pegatina Save The Ring se podía ver en la práctica totalidad de los equipos ¿El final de la historia? Espero que sea participantes en las 24 Horas de Nurfeliz, pero desde aquí, mientras tanto, burgring, las camisetas, las pancartas... seguiremos gritando “Save The Ring!” todo además se coronó el fin de semana del GP de F1, cuando se organizó una manifestación para dar a conocer la situación a más público todavía.


Nurburgring Nordschleife, en peligro de extinción  

Nurburgring se encuentra en peligro, tras la cesión del circuito y sus instalaciones a una empresa particular que obra de mala fe, intentand...