Page 1

Sociedad del Sagrado Corazón Noviciado Interprovincial

Viña del Mar, Chile – Abril de 2013

QUERIDAS HERMANAS: Con la alegría de Jesús resucitado volvemos a ponernos en contacto con ustedes para compartir la vida de nuestra comunidad. Este tiempo está enmarcado por la compañía de Ana du Rousier, Antonieta Pissorno y Mary McNally, que hace 160 años llegaron a Chile expandiendo el Amor del Corazón de Jesús a otros rincones de América Latina. Junto a estas tres mujeres vamos también con todas las que nos han precedido para poder llegar a este momento. Así mismo agradecemos el “Cor Urum” que hemos sentido muy presente en estos días en que hemos tenido la celebración de la entrada al Noviciado de Danila, Teté y Nicole.

CAMINANDO EN EL CERRO VILLA LA CRUZ Claribel Aguirre (Chi)

En marzo de este año hemos retomado el trabajo con los niños y niñas del Cerro de “Villa la Cruz”. Como comunidad apostamos por este sector de nuestra población que es el más alejado, donde los pobladores todavía no cuentan con los servicios básicos y además los niños y niñas crecen y se desarrollan en un ambiente de mucha violencia, drogadicción y alcohol. El año pasado dimos los primeros pasos con este proyecto educativo, con un grupo de alrededor de 15 niños y niñas que se animaron a participar de este espacio que les ofrecíamos. Así comenzó esta aventura que ha supuesto abrir y “explotar” la creatividad, subir el cerro por los menos dos veces a la semana para reforzar el vínculo con la comunidad y con sus familias, que generosamente nos han abierto las puertas de sus casas para compartir la mesa y nuestras vidas, que se van entrelazando. Desde ahí ha surgido la necesidad de crear un grupo de mujeres, donde se busca que en este espacio de encuentro puedan caminar juntas. La relación con los niños y niñas del lugar me ha permitido jugar, ensuciarme, dejarme querer y también expresar cariño… los niños rompen mis esquemas, me desarman y eso permite que me encuentre con mi esencia siendo completamente yo. La experiencia en el trabajo en el cerro de Villa la Cruz me ha llevado a palpar cómo Dios me expresa que soy su hija amada, queme acoge tal cual soy y desde ahí me invita a jugármela por el Reino.


Sociedad del Sagrado Corazón Noviciado Interprovincial

Viña del Mar, Chile – Abril de 2013

SEAMOS TESTIMONIO DE UNA MESA COMPARTIDA ESTADÍA EN LA COMUNIDAD DE VILLA ALEMANA Nicole Pérez Sánchez (Chi)

Con estas palabras nos resulta más fácil expresar el regalo que significó compartir la vida de nuestra comunidad Mater Noviciado junto a las hermanas de Villa Alemana. Nuestra casa está en reconstrucción, necesita ampliarse desde dentro para acoger a las nuevas que venimos con deseos de, también ampliarnos interiormente, de ensanchar el corazón… es por esto que durante todo el mes de marzo la comunidad de hermanas mayores, ubicada en Villa Alemana fue nuestra casa y espacio de acogida, de vida compartida, de juego, de cariño profundo y de contención ante lo nuevo, ante el desarraigo y ante la partida de María José, que ha todas, por supuesto nos ha afectado mucho… fueron nuestra “comunidad formadora” y alargaron su mesa para darnos un espacio en ella.

Al llegar a esta comunidad nos unimos al ritmo de vida sencilla y contemplativa que las hermanas llevan, disfrutando de la Eucaristía diaria, la liturgia de las horas, los momentos gratuitos, las comidas… Esto fue el sello y la impronta del primer tiempo, de LLEGAR. Es la marca con la que iniciamos nuestro tiempo de noviciado y que, estamos seguras, el Señor ha querido dejar en cada una de nosotras para hablarnos del COR UNUM. Por eso agradecemos al Señor el regalo de sabernos hermanas, de acompañarnos y acogernos y porque podemos vivir la comunión en la mesa compartida.


Sociedad del Sagrado Corazón Noviciado Interprovincial

Viña del Mar, Chile – Abril de 2013

CELEBRACIÓN DE SEMANA SANTA Tere Lecaros, rscj (Chi) y Doris Villegas, rscj (Chi)

Como comunidad Mater Noviciado celebramos la Semana Santa muy unidas a la realidad de nuestro pueblo. En recuerdo de la Cena del Señor con sus discípulos y como signo de pan y vino compartimos el pan amasado hecho por las dueñas de casa y la uva del huerto de las familias. Sentimos fuertemente la invitación a vivir más sencillamente y ser más solidarias con nuestros vecinos, con quienes comparten con nosotras la Eucaristía y con los que necesitan de nuestro acompañamiento. El viernes santo caminamos por las calles de la población recordando cada momento del vía crucis recorrido por Jesús, sintiendo muy fuerte su presencia junto a la humanidad herida y doliente. El Sábado Santo también tuvo su signo, que nos invitó a entrar en contacto con la realidad de nuestros vecinos/as y amigos/as. El bautizo de Braulio, de 10 años de edad nos llenó de alegría y le dio solemnidad a la celebración. Este signo nos ayuda a acoger la fe de esta familia y su deseo de seguir a Jesús que les dice: “Vengan a mí los que están cansados y agobiados que yo los aliviaré”.

EN UN DOMINGO PASCUAL, SALIMOS A CORRER A CRISTO… Mariluz Borja, rscj (Mex)

Así empieza el himno del Cuasimodo y es lo que tuve la oportunidad de acompañar por segunda vez el domingo 7 de abril, pero esta vez como Cuasimodista. Como signo, en septiembre del 2012 me dieron mi vestido, lo que supone un mayor compromiso con el grupo, estrechar lazos y ensanchar el corazón… Este año comenzamos con la Celebración a las 8:30 a.m., en la que nos acompañaron, Miguel Ángel Concha y Rafael Domínguez, los dos Párrocos pertenecientes a la Congregación de los Sagrados Corazones. Al terminar la Eucaristía partimos a llevar la Comunión a los enfermos. Es impresionante poder ver y acompañar a la gente en esto que es tan significativo para ellos, no solamente para los enfermos, sino para toda su familia. Se viven momentos muy emotivos y en los que pude constatar la fe de la gente en Jesús Eucaristía, aunque muchos de ellos no participan de manera activa en la Parroquia. Agradezco al Señor la oportunidad de poder participar y compartir esta experiencia de fe junto con otros y otras que valoran esta tradición y de formar comunidad acompañando a aquellos que no pueden por su enfermedad o su avanzada edad.


Sociedad del Sagrado Corazón Noviciado Interprovincial

Viña del Mar, Chile – Abril de 2013

CELEBRACIÓN DE ENTRADA AL NOVICIADO, UNIDAS EN EL CORAZÓN DE JESÚS María Esther Ocampo (Mex)

El 21 de abril celebramos nuestra entrada al noviciado con gran alegría y sintiéndonos acompañadas por la presencia de la mayor parte de la Provincia de Chile, la familia de Nicole y, en la distancia, por nuestras familias y junto a las Provincias de Perú y México toda la Sociedad del Sagrado Corazón; quienes se hicieron presentes a través de sus felicitaciones y buenos deseos. La experiencia de preparar la celebración fue una prueba de lo que será compartir la vida en comunión desde nuestra diversidad. Descubrir las raíces, historia y familia de cada una en la semana de integración y vivir estos casi dos meses en Chile, compartiendo espacios, viviendo dentro de otras comunidades y en adaptación constante debido a los trabajos de ampliación de la casa, ha sido un regalo para poder conocernos, contemplar el paso de Dios en la historia, familia y provincia de cada una y descubrir en ello que nuestro corazón late al unísono con el Corazón de Jesús y con la certeza de la presencia fiel del Padre misericordioso. La liturgia de entrada al noviciado fue una celebración sencilla y emotiva, donde pudimos compartir en confianza y sentir acogidos y compartidos nuestros deseos profundos de seguir a Jesús y celebrar con otros el paso del Señor en nuestras vidas. “Oh Dios, sondéame y conoce mi corazón, examíname y conoce mis pensamientos. Mira si mi camino es errado y guíame por el camino recto” (sal 139), con este deseo Dani nos hizo partícipes y nos invitó a acompañarla en su deseo de hacer UNO su corazón con el de Jesús. Nicole nos invitó a ser testigos y hermanas, acompañándola en su deseo de contemplar con Jesús, en lo más profundo de su pozo, el agua de ternura, de amor y compasión con que Dios transparenta su propia verdad, en la certeza de la promesa que le hace el Señor: me desposarás contigo para siempre, porque yo soy tu Pueblo y Tú eres mi Dios (Oseas 2). Yo me uní a ellas con mi deseo de ser acompañada en relación de hermandad y, con nuestras vasijas de barro compartir la vida y la acción del Alfarero que me llamó aquí, con estas hermanas y con este pueblo para hablarme al corazón y develarme las profundidades del Corazón amoroso de su Hijo, y así transformar el mío y hacerlo conforme al Suyo. Después de una homilía cercana y profunda del P. Lionel de Ferrari, nos unimos en la eucaristía, y la celebración concluyó con la lectura de los buenos deseos y felicitaciones de todas las provincias y un compartir de experiencias del noviciado en el que participaron varias de las hermanas y que enmarcó la once que tuvimos en casa con quesadillas, salsa peruana, torta y sándwiches, haciendo honor a la interculturalidad.

Boletín Noviciado Marzo Abril 2013  

Actividades de la comunidad bimensual

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you