Issuu on Google+

PALACIO DE CARLOS V Cuaderno del alumno


OBJETIVOS: 1. Acercar a los alumnos a los materiales renacentistas que estรกn insertado en este palacio. 2. Conocer el museo de las bellas artes (este palacio es sede del museo). 3. Acercar a los alumnos al contexto histรณrico de este palacio. 4. Conocer la obra universos infinitos de: M.C. Esher. 5. Conocer a autores como Alonso cano y Juan Sรกnchez Cotรกn.


-Antes, Durante y Después de la visita . Antes de la visita; le mostraremos inicialmente una guía teórica para introducir al alumnado en el contexto histórico , artístico y cultural del Palacio de Carlos V. Durante la visita seguiremos un itinerario marcado, explicando al alumnado las características que se perciben en el palacio facilitándoles la explicación lo máximo posible con un lenguaje sencillo y afable. Después de dicha visita, mientras descansamos y almorzamos, realizaremos unas actividades que sirvan para asimilar lo mostrado y poder evaluar dicho conocimiento.

Itinerario a seguir: Portada: Primero les mostraremos al alumnado la fachada la puerta principal con sus características: sobre la puerta principal, dos estatuas aladas de mujer reclinadas en el frontón. Arriba, 3 medallones enmarcados en mármol verde. En los laterales, escenas de Hércules. Los anillos de hierro de la parte baja son pura decoración.


PRIMERA PLANTA: El bajo es de orden toscano completamente almohadillado, en cuyas pilastras, que son de estilo d贸rico, se insertan grandes anillas de bronce decoradas. Las cubiertas son una b贸veda anular.


Segunda planta: El piso superior es de orden j贸nico y sus pilastras alternadas con vanos adintelados provistos de front贸n. Las dos fachadas principales ostentan sendas portadas de piedra de Sierra Elvira. Posee un techado de madera.


El patio: Presenta una fachada cuadrada(que hace referencia a la materia terrenal), con patio circular(simboliza lo divino). El inferior está presidido por una columnata dórica de piedra pudinga con un entablamento muy ortodoxo, formado por triglifos y metopas con motivos de guirnaldas y bucráneos. (Triglifos: Ornamento del friso de orden dórico, que consiste en un rectángulo saliente con acanaladuras verticales, dos de ellas completas en el centro, y otras dos medias a ambos lados: los triglifos alternan con las metopa./Metopas: Espacio situado entre dos tríglifos en el friso dórico: las metopas pueden estar decoradas con relieves.)

El piso superior lo forma una columnata jónica, más ligera, con entablamento liso. Esta estructura general del patio muestra un claro conocimiento de la arquitectura imperial romana, y se encuadraría en el más puro Renacimiento de no ser por su disposición curva, que provoca en el espectador desconcierto cuando se penetra por sus fachadas principales, y supedita los espacios interiores y escaleras a la idea generatriz.


Museo de las bellas artes: Sala I. Un nuevo orden, un nuevo arte La primera sala, que abarca desde finales del siglo XV hasta la primera mitad del siglo XVII, concentra una gran diversidad de estilos y responde con ello a la propia historia de la ciudad. En ella conviven, ordenadamente, obras importadas, como el Tríptico del Gran Capitán. Destaca sobre todo el espectacular grupo escultórico del Santo Entierro en madera policromada y dorada, obra de Jacobo Florentino, procedente del Monasterio de San Jerónimo el Real.

Sala II. Alonso Cano, pintor y escultor La sala siguiente está dedicada monográficamente a Alonso Cano (1601-1667), el artista granadino por excelencia, coetáneo y amigo de Velázquez y de tantos otros grandes de su tiempo. Su arte, caracterizado por un dibujo impecable y una elegancia serena y monumental, será un referente continuo para los artistas locales durante algo más de un siglo después de él. El cuadro de La Virgen del Lucero o la cabeza tallada de San Juan de Dios son obras fundamentales de esta sala. Su doble faceta como pintor y escultor tiene su correlato en la unidad siguiente, la de sus seguidores. Sala III. Los seguidores de Alonso Cano La fuerte impronta de Alonso Cano marcó con el signo de “lo canesco” todo el desarrollo de la pintura


granadina de la segunda mitad del siglo XVII. En la sala están presentes sus mejores seguidores, como Pedro Atanasio Bocanegra, Juan de Sevilla, Pedro de Mena y José de Mora, junto a otros menos conocidos, como Pedro de Moya y Felipe Gómez de Valencia. Cierran el ciclo las obras del también pintor y escultor José Risueño, último exponente destacable de lo canesco, que nos introduce en el siglo XVIII.

Sala IV. Pintura profana del siglo XVII La pintura de carácter profano, aún siendo menos frecuente en la España de aquella época que la de tema religioso, gozó de gran estima en los ambientes cortesanos. Este paréntesis temático, que no cronológico -ya que aún no se ha abandonado el siglo XVII- invita a una breve reflexión sobre esta otra vertiente de la pintura, en la que tienen cabida una gran diversidad de temas, como el alegórico, el paisaje, el retrato, la pintura de género, y, como no, las naturalezas muertas. Las concesiones a lo no granadino en esta unidad se justifican por la necesidad de poner de relieve aspectos importantes como, por ejemplo, la influencia de Juan Sánchez Cotán (¿1560?-1627) en la pintura d e bodegones de su tiempo, sentando las bases de los rasgos característicos del bodegón español, así como las diferencias existentes entre éste y el bodegón flamenco; su Bodegón del cardo es una de las piezas representativas del Museo. Sala V. El siglo XIX El siglo XVIII es la época menos interesante para el arte en Granada. Ya entrada la segunda mitad del siglo XIX empieza a recuperarse, con algunas figuras interesantes como Manuel Gómez-Moreno González. Otros artistas locales, como José Larrocha,


Juan Bautista de Guzmán o Ruiz de Almodóvar ilustran con sus obras las preferencias de la burguesía por otros temas como el retrato, el paisaje o las escenas de género, más apropiados para la decoración del ambiente doméstico. Sala VI. Granada como tema Granada, como otras ciudades andaluzas, ejerció una enorme atracción sobre multitud de artistas y literatos que, precedidos por los relatos de los viajeros románticos, fomentaron el mito creado en torno a Granada y su pasado. Esta faceta proporcionó a la ciudad un nuevo esplendor. Por ello, este espacio se dedica en exclusiva a aquellas obras que tienen Granada como tema, abarcando el periodo de mayor proliferación: desde la llegada de los viajeros románticos, hacia 1830, hasta un siglo después. En la extensa nómina de pintores locales y foráneos destacan, por ejemplo, John Frederik Lewis, Mariano Fortuny, Santiago Rusiñol, Wallis-Markland, López Mezquita, Darío de Regoyos, Juan de Echavarría, Antonio Muñoz Degrain o Francisco Javier Winthuysen. Sala VIII. El resurgir del siglo XX Los artistas nacidos en las últimas décadas del siglo XIX serán los artífices del despertar artístico de la ciudad, llegando a alcanzar reconocimiento a nivel nacional e internacional. Al trío formado por José María Rodríguez-Acosta, José Mª López Mezquita y Gabriel Morcillo se le une el escultor Juan Cristóbal González Quesada, del que se seleccionado obras en que


la figura humana es la gran protagonista.

Sala IX. Arte contemporáneo La última sala es prolongación de la anterior aunque se centra, fundamentalmente, en la segunda mitad del siglo XX. Agrupa a artistas que, nacidos en los últimos años del siglo XIX, como Ismael de la Serna o Manuel Ángeles Ortiz, o en las primeras décadas del XX, como Manuel Rivera o José Guerrero, apostaron decididamente por la apertura de su arte a las corrientes artísticas renovadoras. Si los autores presentados en la sala anterior se mantienen apegados a un arte que acabará siendo una renovación de lo “académico”, los protagonistas de este espacio se dejan seducir por las Vanguardias Históricas, las conocen de cerca, pero su capacidad creativa y su afán por encontrar un medio de expresión personal les conduce a crear un estilo absolutamente propio, siendo esta actitud ante el arte lo que les une. La presencia de Manuel Rivera y José Guerrero completan el largo ciclo de lo granadino que iniciamos cinco siglos atrás. M.C.ESCHER, UNIVERSOS INFINITOS: se ve el tránsito de la reproducción de la naturaleza hasta la manipulación de la realidad a través de sus ilusiones ópticas y espacios imposibles. Un recorrido por lo más fascinante de sus mundos imaginarios.


Curiosidades de la historia. Se trata de un escenario ideal para representar la solemnidad de la corte y simbolizar el dominio universal de Carlos V. El desinterés del Emperador en la obra hizo que los trabajos se dilatasen en el tiempo. Además, la rebelión y posterior expulsión de los moriscos del reino de Granada, que eran quienes debían financiar las obras, impidió que el proyecto inicial llegase a ser completado en su totalidad. (iba a ser mucho más alta). Nunca acabado y jamás utilizado por Carlos V, el Palacio hubo de esperar al año 1960 para que la capilla y las galerías del patio fueran por fin cubiertas.


ACTIVIDADES: PREGUNTAS SOBRE EL CONTEXTO HISTÓRICO 1. ¿Quién y cuándo se diseñó el palacio de Carlos V? ………………………………………………………………………………………………………………… ……………………………. 2. ¿En qué parte de la Alhambra se construyó el palacio de Carlos V? ¿Fue necesario realizar algún cambio en la estructura interior de la Alhambra? ………………………………………………………………………………………………………………… …………………………… 3. ¿Qué se encuentra dentro de este palacio? Explica algunas características de los autores más importantes que participan. ………………………………………………………………………………………………………………… ………………………… 4. Explica que formas geométricas se encuentran dentro y fuera de este palacio. ………………………………………………………………………………………………………………… ……………………….

PREGUNTAS SOBRE LAS CARACTERISTICAS DEL PALACIO 1. ¿Cuantos niveles consta el edificio? ¿De qué orden es cada nivel? ………………………………………………………………………………………………………………… …………………………… 2. ¿Qué estructura tiene el patio interior? ………………………………………………………………………………………………………………… ……………………………. 3. ¿Por qué no se puede hablar de arquitectura renacentista?


………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………. 4. ¿La fachada de la puerta principal tiene influencias de otras fachadas de otros palacios? ………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………. 5. Dibuja una columna de estilo dórico.

6. Representa el plano del Palacio de Carlos V.

PREGUNTAS SOBRE EL MUSEO DE LAS BELLAS ARTES. 1. Elige uno de los cuadros de la exposición y describe lo más característico de dicho cuadro (colores que se utilizan, personajes, autor, fecha, describe la época en que se pintó…). ………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………… 2. ¿De qué época data la primera sala del museo? ………………………………………………………………………………………………………………..... 3. ¿Cuál es el autor que predomina en la sala II?


………………………………………………………………………………………………………………….. 4. ¿De qué carácter son las obras de la sala IV? …………………………………………………………………………………………………………………..



Palacio de Carlos V Granada