Issuu on Google+

Instituto Cooperativo Interamericano (ICI), Abril 2007

Boletín Latinoamericano

Boletín Latinoamericano Instituto Cooperativo Interamericano – www.icipan.org

Panamá, Diciembre, 2008—Año 15, No. 35

En Este Boletín Página Mensaje de la Junta Directiva

2

La Comunicación al servicio del Proyecto Institucional

3 -4

La Crisis EconómicaEconómica-Financiera y su Impacto

5 -6

40 Años de Teología de la Liberación

7 -8

Helene Van Hacker, Mi Experiencia en Centroamérica (II Parte) Parte)

9-10

Instalaciones ICI

11

Buzón de Egresados y Egresadas

12

Próximos Eventos Educativos del ICI Taller de Economía Solidaria, para organizaciones contrapartes de Volens Centroamérica. Se realizará del 10 al 19 de febrero de 2009, en El Salvador. Taller Latinoamericano Cambio de Época, Herramientas para la nueva Organización Social. Del 9 al 27 de marzo de 2009. Dirigido a hombres y mujeres de organizaciones se desempeñen en roles de dirección, liderazgo, toma de decisiones e incidencia en procesos o proyectos con la base social. Curso Latinoamericano # 69: Liderazgo, Análisis de la Realidad, Fortalecimiento Organizativo. Se realizará del 29 de junio al 4 de septiembre de 2009. Busca contribuir a la formación integral y capacitación técnica de promotores/as y dirigentes de las organizaciones populares latinoamericanas, para fortalecer sus esfuerzos por lograr una sociedad más equitativa y solidaria.

Para mayor información, favor dirigirse a las siguientes direcciones electrónicas: icicod@cwpanama.net o icipan@cwpanama.net.

Taller Latinoamericano de Comunicación: El taller se realizó del 13 al 31 de octubre de 2008. Hubo 44 participantes, 23 mujeres y 21 hombres de 12 países de América Latina.

Palabras del Director En este número, el último de este año, quiero agradecer la oportunidad y la confianza que la Junta Directiva ha depositado en mí para iniciar este nuevo servicio al ICI, cuyo caminar he seguido, por varios años, desde la Junta Directiva. Quiero expresar mi admiración y reconocimiento por los avances logrados gracias al esfuerzo de los colaboradores que han tenido sobre sus hombros la responsabilidad de hacer presente al ICI en el caminar de las organizaciones, compartiendo sus sueños y alimentando sus ilusiones, desde el aporte propio de nuestra institución. Nuestra Misión, de aportar a la formación y capacitación de recursos humanos de las organizaciones populares de América Latina, apoyando el fortalecimiento organizativo de los sectores más empobrecidos, son la motivación y la medida de los retos, ahora que me incorporo al equipo, después de varios años en que Scarboro Missions ha manifestado su interés en hacer una transición, en cuanto a la responsabilidad que le fue conferida por la Junta Directiva. Iniciado este proceso de transición, a partir de enero de 2009 la Junta Directiva reasumirá la responsabilidad de coordinar y acordar acciones sobre los asuntos y propiedades del Instituto, tal como se establece en la carta constitutiva, facultad ésta, que desde 1976 se había delegado a Scarboro Missions. En esta misma dirección, se incorporan nuevos miembros a la Junta Directiva. Contaremos con la participación de S.E. Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, s.d.b., Arzobispo de Tegucigalpa y Presidente de Caritas Internacional, Marinelda Varela Quirós, trabajadora social de larga trayectoria en el trabajo de base en Panamá y Centro América y Luis Armando Vargas Casas, Director de Intermón Oxfam Perú, quien ha venido apoyando el trabajo educativo del ICI, por más de 10 años. Con la implementación de estos cambios queremos dar pasos decididos a una nueva etapa de la institución para continuar respondiendo a los retos y desafíos que la realidad latinoamericana nos plantea a las organizaciones populares y a quienes nos esforzamos en servirles. De igual manera valorar las fortalezas y debilidades nuestras como equipo de trabajo, con el fin de potenciar esas fortalezas y reducir, en lo posible, las debilidades. Nos proponemos también incursionar por nuevas formas de relación con las agencias de cooperación que, fortaleciendo las relaciones norte-sur, establezcan vínculos comprometidos con el proyecto latinoamericano de construir justicia social para la ciudadanía y de colaboración con los esfuerzos por la construcción de un mundo mejor. Carlos M. Lee


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008

Mensaje de la Junta Directiva Queremos aprovechar la publicación del Boletín Latinoamericano No. 35 para hacer público el reconocimiento del aporte que por más de diez años han venido haciendo Porfiria Crespo y Oscar Muñoz quienes han asumido la codirección del ICI, después de la salida del P. Juan Lynch, en 1998. Ambos han compartido la responsabilidad por este largo período para dirigir las actividades del ICI, adicional al trabajo de coordinar sus respectivas áreas de trabajo, responsabilidad que han asumido con un alto sentido de responsabilidad y profesionalismo, caracterizando además este aporte por un claro compromiso con la Misión y la Visión institucional. En nombre de la Junta Directiva queremos expresar nuestra gratitud por su entrega y colaboración en el desarrollo del Instituto Cooperativo Interamericano (ICI), esperando que con los nuevos cambios podamos revitalizar el programa, servicio y compromiso del ICI con nuestro pueblo latinoamericano. Gracias. Aprovecho para informar a los lectores del Boletín Latinoamericano que a partir de septiembre Carlos M. Lee V. ha asumido la Dirección Ejecutiva del ICI, y que Oscar y Porfiria se mantendrán en el equipo de trabajo asumiendo la Gerencia de Educación y Gerencia Administrativa respectivamente, respondiendo de esta manera a recomendaciones surgidas de la evaluación externa y de la consultaría para la transición que se realizó en los primeros seis meses del presente año. Gracias R. P. John Lynch SFM Presidente de la Directiva del ICI Superior General, Scarboro Missions.

MENSAJE NAVIDEÑO Dentro de pocos días nos reuniremos con la familia y celebraremos la Navidad, fiesta, alegría y regalos. ¿Pero es alegría de verdad lo que sentimos o todo se reduce a pasarla bien, a olvidarnos de los problemas? Y ¿qué pasa con todos aquellos que no pueden celebrar nada estos días? Porque también se sufre en Navidad, la gente que pasa hambre, la gente que está marginada y tantas otras injusticias que se siguen cometiendo aunque estemos en Navidad. Pero nosotros tenemos la última palabra. Dios ha bajado para estar con nosotros, pero sólo se quedará donde se le acepte y donde lo importante sea la persona y no el poder, donde la solidaridad y el compartir se imponga al acumular; donde la fraternidad sea la forma de vida en lugar de la competencia y el ansia de subir y escalar por encima de los demás. Hagamos de esta celebración un verdadero acontecimiento que signifique acercarnos a la equidad y la justicia: “OTRO MUNDO ES POSIBLE”.

Faro Revista Faro Revista es un boletín producido por los y las participantes del Curso Latinoamericano # 68 (Promoción Faro Latinoamericano). Los felicitamos y los invitamos a seguir cultivando esa semilla que sembraron, que necesitará agua y de ese rayito de luz para seguir fortaleciéndose. El equipo redactor estuvo formado por: Juan Fermín González (Cuba), Edwige Desameau y Veika Bedia Donatien (Haití), Luis Santos Madrid (Honduras), Luis Orlando Romero (Perú) y Manuel Tobar (El Salvador). Pueden leer la Revista completa en nuestra página Web.

2

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008 La Comunicación al servicio del Proyecto Institucional

organización o institución, basada en una mezcla específica de filosofía, políticas, objetivos, decisiones y acciones para contribuir al logro de los objetivos institucionales

Por Iris Polanco “El que mira hacia afuera sueña; El que mira hacia dentro despierta.” Carl Gustav Jung En el mes de octubre del presente año estuvieron presentes durante el Taller de Comunicación realizado en el ICI 41 organizaciones de la región Latinoamérica y el Caribe. La promoción estuvo compuesta por 23 mujeres y 21 hombres. Fueron tres semanas de muchos aprendizajes, intercambio de experiencias y construcción de herramientas para fortalecer los procesos de comunicación internos y externos de las organizaciones presentes. En el proceso del taller se lograron trabajar productos como el Plan de Comunicación Institucional. A continuación les compartimos algunos puntos de partida que se tienen que tomar en cuenta:

¿Qué es un plan de comunicación? El plan de comunicación es la herramienta de trabajo que nos ayudará a conseguir efectividad en la comunicación. - Es una propuesta de acciones de comunicación hecha en base a datos, objetivos y presupuesto. - Se define en base a dos líneas de actuación básicas: la comunicación interna y externa. Durante un período largo de tiempo (por ejemplo, tres o cuatro años) y los criterios básicos con carácter anual. - Debe involucrar a toda la institución y los directivos contar con voluntad política, pues es un proceso que les atañe a todos los miembros de la organización porque crea un sistema de comunicación con el que van a funcionar. Otro punto en que se hizo mucho énfasis fue el de contar con una Estrategia de Comunicación, entendiéndose como la posición adecuada, desarrollable y sostenible para orientar los esfuerzos comunicacionales de la

La Estrategia de Comunicación, como cualquier otra estrategia, debe diseñarse para poder enfrentar en el tiempo, situaciones constantes y también particulares y coyunturales. Sin embargo, es obvio pensar que estas últimas requieren de un enfoque actualizado que utilice como base programas definidos, de manera que se enfrenten los retos comunicacionales con mayor efectividad y un enfoque más acertado, además de contar con un marco de acción que evite la improvisación y provoque la proactividad.

Pasos para elaborar el plan de comunicación institucional 1. Introducción Explicar el sentido del documento, su contenido. Por ejemplo, porqué la necesidad de contar con un plan de comunicación Definir las líneas o programas que contendrá el plan. Su tiempo de duración (para cuánto tiempo es). 2. Diagnóstico A nivel interno y externo (tiene que ver mucho con la auditoria de la imagen que es un punto muy importante para trabajar el Plan de Comunicación Institucional):

• Historia: Relatar lo más importante de su historia institucional. Es importante mencionar principales cambios y a qué respondieron.

los

• Proyecto institucional: cuál es su misión, su visión y objetivos institucionales. ¿Esto ha cambiado alguna vez? ¿Por qué?

• Cultura organizativa: Qué los identifica en cuanto a comportamientos expresos, qué valores comparten en su institución.

• Identidad visual: se tratar de describir el símbolo, logotipo, los colores, qué quieren decir, qué están comunicando con esto.

• Identidad verbal: el nombre de la institución qué significa, ¿es un nombre que llama la atención? ¿Por qué si o por qué no?

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

3


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008

• Identidad objetual: qué ofrecemos a nuestros beneficiarios, qué les damos: capacitación, servicios, productos. 3. Objetivos (de comunicación de la institución): Se define con los directivos, coordinadores, es decir, la gente que toma las decisiones. Se pueden poner objetivos por líneas de trabajo o programas definidos. 4. Estructura: Crear la estructura principal del plan de comunicación institucional.

MODELO DE ESTRUCTURA DEL PLAN DE COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL DE UNA ONG

PLAN DE COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL

Línea de campañas de educación ciudadana

Línea de Incidencia Público-Política

Línea de imagen y posicionamiento

LINEA DE COMUNICACIÓN INTERNA

5. Recursos necesarios: Humanos: En la primera fase están los comunicadores, periodistas, psicólogos, etc., del equipo, así como las personas encargadas de solucionar los trámites diarios y la gestión básica. Asimismo, los directivos. Técnicos y materiales: La segunda fase aborda equipamientos necesarios como una red informática que

posibilite la autoedición de textos y publicaciones propias y un sistema de documentación, archivo y selección de prensa. Asimismo, es necesario señalar qué recursos económicos requieren. 6. Desarrollo de programas, líneas de trabajo, áreas: Comunicación interna; Imagen institucional; incluyendo en cada uno sus objetivos específicos, políticas, público, estrategias y acciones. Se considera indispensable contar con los lineamientos generales que establezcan los límites y parámetros para actuar o tomar decisiones en el marco de la Estrategia de Comunicación. De esa forma, a continuación se plantean las políticas para orientar el desarrollo de la comunicación institucional. 7. Plan operativo Por programa o línea de trabajo. Para cada programa podemos desarrollar el siguiente plan: Público, Estrategia con sus actividades, Cronograma, Presupuesto, Responsables. Con base en la estrategia y políticas comunicacionales, las decisiones y acciones se desarrollan de manera coordinada, procurando establecer clara y de manera permanente la relación entre los objetivos, programas y actividades que se realizan de acuerdo a los lineamientos establecidos. El Plan de Comunicación constituye la expresión descriptiva y cualitativa de las acciones que se desarrollan en esta materia. 8. Sistemas de seguimiento y control Cómo vigilamos el cumplimiento. Seguimiento y monitoreo del plan. El Plan de Comunicación se debe implementar y mantenerse activo en la totalidad de planteamientos. Debe ser adecuado al perfil comunicador que tienen los dirigentes, líderes o autoridad de turno, para garantizar su desarrollo de forma natural.

NotICIas:

Taller Retos de Los Líderes en el Contexto Actual: El evento se realizó en Lima, Perú, entre el

Curso Especializado en Economía Solidaria:

17 y el 21 de noviembre pasado. La coordinación estuvo a cargo del ICI y la organización Servicios El Agustino (SEA). Asistieron setenta (70) participantes (56 mujeres y 14 hombres), provenientes de 4 Distritos del Cono Este de Lima: El Agustino, Santa Anita, Ate y Chaclacayo. También asistieron dos personas de otros distritos (San Martín de Porras y Chosica).

Del 2 al 12 de junio del presente año se desarrolló en Jarabacoa, Santiago, República Dominicana, un Curso Especializado en Economía Solidaria coordinado por ICI y Volens Caribe. En esta actividad participaron 25 personas (15 mujeres y 10 hombres) entre promotores/as, líderes/zas y cooperantes de Volens Caribe pertenecientes a la Republica Dominicana y Haití.

4

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá


Boletín Latinoamericano No. 35

La Crisis EconómicaEconómica-Financiera y su Impacto Diciembre 2008 último, sólo se hizo realidad gracias a que las llamadas empresas calificadoras de riesgo se prestaron para otorgarles una alta calificación a dichos títulos valores. Los originadores de las hipotecas y todos los demás especuladores sólo estaban interesados en realizar el mayor volumen de transacciones, ya que su ingreso dependía de eso, mientras que, además, lograban pasar el riesgo hacia delante.

Por Juan Jované El profesor Jované es un economista y catedrático panameño vinculado a los movimientos sociales. Recientemente ha estado colaborando con el ICI en temas de la crisis económica mundial y su impacto en América Latina.

Introducción El objetivo del presente artículo es ofrecer un análisis del origen, desarrollo e impacto de la actual crisis económica y financiera que azota a la economía globalizada. La misma, junto con la agudización de las condiciones de inseguridad alimentaria a nivel mundial y de la crisis del ecosistema global, no es más que una expresión de la crisis general del actual sistema de relaciones sociales que domina el desarrollo de la humanidad, el cual se mueve con el único y exclusivo objetivo de maximizar los beneficios y acelerar la acumulación de los grandes capitales transnacionales. Burbuja En relación a la primera problemática, se puede partir señalando que el origen formal de la actual crisis debe buscarse en el proceso de reducción de la tasa de intereses que siguió la Reserva Federal luego de la ruptura de la burbuja previa, es decir, la de las acciones “dot.com” (inversiones en empresas de Internet o “punto com”). Esta medida, generó un incremento en el número de hogares con capacidad de adquirir una vivienda por vía hipotecaria. Esto, junto a la necesidad de los administradores de dinero de obtener beneficios elevados, llevó al desarrollo de una burbuja hipotecaria. Se trató de un mecanismo donde se concentraba un conjunto de hipotecas en conglomerados (pools) que serían vendidos en el mercado, de manera que los flujos de dinero originados en dichos conglomerados de hipotecas pasaban a ser propiedad de los compradores, los que, además, adquirían el riesgo que se pudiera originar en la falta de pago o pérdida de valor de los mismos. Para esto se introdujeron una serie de innovaciones financieras que permitieron comercializar activos financieros que contenían una porción de hipotecas chatarra, de alto riesgo (subprimas). Esto

Finalmente los compradores de estos títulos, tales como los bancos externos, los llamados fondos de cobertura y otros inversionistas institucionales, tenían la “seguridad” que ofrecía la posibilidad de volver a vender los títulos en el mercado secundario (una parte del mercado financiero de capitales dedicado a la compraventa de valores que ya han sido emitidas en una primera oferta pública o privada, en el denominado mercado primario), junto a la calificación de grado de inversión otorgado a los mismos. Más aún, pronto apareció un nuevo negocio que terminó involucrando a las empresas aseguradoras. Éstas ofrecían, por una módica prima, cubrir el riesgo involucrado en las transacciones. Por su parte, con el fin de elevar la confianza, los bancos de inversión ofrecieron su disponibilidad de recomprar, en caso de problemas, los títulos emitidos, a la vez que pusieron a disposición líneas de créditos para respaldar los pagos en caso de que fuese necesario. De todo esto surgió, como era de esperarse, un enorme proceso de apalancamiento y expansión del crédito, el cual fue auspiciado también por la desregulación financiera. El carácter global de este fenómeno se puede constatar si se tiene en cuenta que, entre el 2000 y el 2004 el crédito hipotecario destinado a los hogares norteamericanos se elevó a 3 billones (millones de millones) de dólares, en condiciones de que entre la mitad y un tercio de este monto fue financiado desde el exterior. Se puede decir que la basura tóxica financiera quedó esparcida por todo el mercado financiero global. Mientras el mercado se movió en base al otorgamiento de crédito a los mejores prestatarios (prime), el proceso logró funcionar sin mayores dificultades, creando más confianza y deseos de enriquecimiento por parte de los capitales financieros. Todo parecía confirmarse positivamente en un ambiente en que la tasa de interés resultaba baja y los precios de las viviendas se movían al alza. Pero una vez agotado el recurso de ofrecer crédito a los clientes más seguros, se pasó a las llamadas hipotecas chatarras o subprima. En el entusiasmo por obtener ganancias pasando el riesgo

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

5


Boletín Latinoamericano No. 35

más adelante, la euforia especulativa llevó a la aparición de créditos que se otorgaban a personas sin ingresos probados, sin trabajo confirmado y sin activos declarados. La propia lógica de la expansión crediticia llevó a una creciente fragilidad financiera que afloró en el momento de la ruptura de la burbuja.

Crisis En efecto, todo lo anterior siguió operando hasta el momento en que el incremento de la tasa de interés y la baja del precio de las viviendas dejó en claro que muchas personas no podían hacerle frente al pago de sus hipotecas. En estas circunstancias quedó claro que los activos respaldados por las hipotecas tenían un valor y un rendimiento inferior al desembolsado cuando fueron adquiridos. Aparecieron entonces tres fenómenos que se retroalimentaron mutuamente: Primero, el intento de deshacerse de los activos significó la caída de los precios de los títulos valores de las hipotecas. Esto se agravó por el hecho de que finalmente las calificadoras tuvieron que quitarle el grado de inversión a los mismos, lo que disparó el impulso por deshacerse de esos títulos valores por parte de los inversionistas institucionales. En segundo lugar comprometió negativamente la situación de los bancos de inversión, que estaban obligados a realizar recompras y poner en marcha las líneas de crédito de emergencia. En este movimiento las empresas aseguradoras también quedaron involucradas. Como resultado, en tercer lugar, apareció la paralización del crédito, incluso del interbancario, dado que ningún banco se atrevía a prestar fondos a otro banco, ya que no tenía idea de cuanta basura tóxica financiera podría estar en los activos del potencial sujeto de crédito. Se produjo de esta manera un congelamiento del crédito y una amenaza real de que se diera un colapso completo del sistema financiera global. La paralización del crédito llevó, además, a que la crisis avanzara del sector financiero al sector real de la economía, lo que ha significado para el conjunto de los países desarrollados el desplome de la demanda efectiva y un creciente desempleo, elementos todos que han

6

Diciembre 2008

hecho surgir la posibilidad de una recesión profunda y prologada que puede llegar a tomar la forma de una deflación (la deflación es la caída generalizada del nivel de precios de bienes y servicios en una economía). Frente a la ruptura de la burbuja de las hipotecas subprima y sus efectos, las autoridades económicas tanto de los Estados Unidos de América como del resto de las llamadas economías desarrolladas, han venido desarrollando una creciente batería de intervenciones públicas, destinadas a salvar la situación y, sobre todo, al capital financiero dominante. Entre las medidas más importantes y costosas se destaca el paquete de rescate norteamericano, que destina 700 mil millones de dólares al intento de estabilizar el sistema económico y asegurar la sobrevivencia de los grandes capitales financieros. Sin embargo, hasta el momento de redactar el presente artículo estas intervenciones no han podido eliminar el espectro de la crisis, de manera que prácticamente todos los analistas coinciden en que deberemos enfrentar una crisis global profunda y prolongada Contagio El traslado de la crisis hacia los países del llamado “mundo emergente” se produce por varias vías, entre las que se destacan las siguientes: el desplome del precio de las materias primas que se exportan; el deterioro de sus condiciones crediticias y, por tanto, la creciente dificultad de lograr financiamiento internacional; el agotamiento de las inversiones extranjeras directas; la devaluación de la monedas y el impacto inflacionario que genera este fenómeno; y la disminución de las remesas que perciben del exterior, dados los crecientes niveles de desempleo en los Estados Unidos. Estamos, entonces, nuevamente frente al conocido proceso por medio del cual el impacto de las crisis de las llamadas economías centrales se traslada hacia las economías más débiles y subordinadas. Se trata de un proceso que, además, tiende a trasladar los costos de la crisis y del proceso de restauración del sistema hacia los países dependientes. Conclusión Frente a este panorama y el fracaso del neoliberalismo resulta necesario concluir que la única salida real para nuestros pueblos es la de avanzar hacia una nueva forma de desarrollo. En la misma, el centro del sistema deberá dejar de colocarse en la búsqueda del lucro y ubicarse en la lucha por asegurar el desarrollo integral de nuestras poblaciones en un marco de sostenibilidad. La integración entre nuestros pueblos basada en los principios de la equidad y la solidaridad deberán considerarse como parte indispensable de la nueva orientación.

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008

Pintura de Cerezo Barredo.

Cuarenta Años de Teología de la Liberación Por: Rigoberto Pittí Desde la iglesia del silencio Durante la celebración del Concilio Vaticano II, convocado por el Papa Juan XXIII entre los años de 1962 y 1965, se notó la ausencia y el silencio de una reflexión teológica latinoamericana. Sin embargo, el mismo concilio abrió las puertas para que las iglesias locales pensaran de manera creativa su misión en sus respectivos territorios. De ahí surge en América Latina todo un proceso de análisis de la situación social, así como una profundización teológica que llevaría a replantearse el papel de la Iglesia en la región. En 1968 ocurre la Segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (CELAM) en Medellín, donde confluyen obispos y teólogos para dar fuerza a esta nueva forma de hacer teología desde Latinoamérica. De esta reflexión teológica se va configurando, además, una metodología (ver-juzgaractuar), una eclesiología y una espiritualidad propia. La pobreza y la justicia El punto de partida de la reflexión de los teólogos latinoamericanos fue la dura realidad que ya golpeaba a millones de latinoamericanos. Los obispos en Medellín dijeron que “el episcopado latinoamericano no puede quedar indiferente ante las tremendas injusticias sociales existentes en América Latina, que mantienen a la mayoría de nuestros pueblos en una dolorosa pobreza cercana en muchísimos casos a la inhumana miseria. Un sordo clamor brota de millones de hombres pidiendo a sus pastores una liberación que no les llega de ninguna parte” (Documento de Medellín, 1968, XIV, 1).

Este análisis que se hace en Medellín y que continuará a lo largo de los años, se fundamenta en numerosos estudios y teorías sociales, entre ellos la Teoría de la Dependencia y el análisis marxista. Sin embargo, a pesar de que muchos teólogos se auxilian en estas ciencias, los mismos van elaborando su propia reflexión fundamentada en la teología cristiana. Aparece la Teología de la Liberación En una reciente entrevista realizada a Gustavo Gutiérrez, se puede constatar la fecha de inicio del concepto de Teología de la Liberación: “El 22 de julio de 1968 en Chimbote, Perú, me pidieron hablar de “teología del desarrollo” y me negué. Les dije que hablaría de teología de la liberación, que era más pertinente a nuestro contexto” (Cuadernos Opción por los Pobres, Chile, 2008). Con la publicación del libro Teología de la Liberación en 1971, Gustavo Gutiérrez inicia el quehacer teológico de América Latina desde la perspectiva de la liberación. Allí señala que: “Hablar de una teología de la liberación es buscar una respuesta al interrogante: ¿qué relación hay entre la salvación y el proceso histórico de liberación del hombre?” (Gutiérrez, 1972, p. 73.). No se puede hablar de la salvación del ser humano, si esto no pasa por transformar las condiciones socio-económicas que le impiden vivir con dignidad. Alrededor de estos años y como consecuencia del empuje de Medellín, se multiplican los escritos teológicos de diversos autores como Segundo Galilea, Juan Luis Segundo, Hugo Assmann, Miguel Bonino, que ayudaron a gestar esta teología desde el clamor de los pobres. Más adelante se suman

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

7


Boletín Latinoamericano No. 35

Leonardo y Clodovis Boff, Raúl Vidales, Ronaldo Muñoz, Jon Sobrino, Pablo Richard, Enrique Dussel, Ignacio Ellacuría, entre otros, dándole más cuerpo a la teología de la liberación. Los principales aportes de la Teología de la Liberación Tradicionalmente se entiende que la teología es la disciplina que estudia las cosas de Dios. A diferencia de la teología europea, que en aquellos años se preocupaba por dar razón de la fe en un mundo de escepticismo religioso, el motivo principal de la teología en América Latina fue cómo hablar de Dios en un contexto deshumanizado e injusto. Entonces, había que hacer una interpelación de la situación de pobreza en la que se encuentran millones de personas y de cómo vivir el Evangelio en ese contexto. Con el aporte pedagógico de Carlos Mesters y otros biblistas, se van configurando los círculos de lecturas desde los pobres. En muchos lugares como Panamá, Brasil, Perú, Ecuador, El Salvador, Nicaragua y otros países más, aparecen las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs), que van resignificando la interpretación bíblica y la vida en la iglesia. La reflexión no sólo les permite irrumpir como una fuerza histórica dentro de la iglesia, sino que también se van involucrando en procesos sociales más amplios que dieron lugar a múltiples movimientos sociales en la región.

Seguimiento ICI 2008 Durante este año el Equipo ICI visitó como parte de su política de seguimiento a las organizaciones que enviaron representantes a nuestro Programa Educativo 2007. Estas visitas buscan estrechar lazos con las organizaciones fraternas, conocer mejor el contexto y el trabajo de estas organizaciones y para poder valorar si la experiencia del taller o curso ICI pudo potenciar cambios positivos en el/la egresados/a y su organización. Tuvimos la oportunidad de entrevistarnos con egresados/as y/o representantes de ochenta y seis organizaciones de nueve países latinoamericanos. Este año pudimos reunirnos con el 72% de todos/as los/as egresados/as del año 2007. Les agradecemos profundamente a todas las personas que se esforzaron en recibirnos y en dedicarnos tiempo de su trabajo para conversar con nosotros. El constatar los esfuerzos

8

Diciembre 2008

El mismo Vaticano reconoció la validez de la Teología de la Liberación cuando afirmó en 1984 que “la aspiración a la liberación, como el mismo término sugiere, toca un tema fundamental del Antiguo y del Nuevo Testamento. Por tanto, tomada en sí misma, la expresión "teología de la liberación" es una expresión plenamente válida: designa entonces una reflexión teológica centrada sobre el tema bíblico de la liberación y de la libertad, y sobre la urgencia de sus incidencias prácticas. El encuentro de la aspiración a la liberación y de las teologías de la liberación no es pues fortuito” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Doc. Libertatis Nuntius, 1984, No. 4). Hoy día pareciera que hablar de Teología de la Liberación es cosa del pasado. Algunos de los teólogos (como Leonardo Boff) han sido silenciados dentro de la Iglesia oficial. Otros, como Ignacio Ellacuría, corrieron menos suerte y fueron asesinados por los poderes de este mundo. Y no solamente teólogos, sino también muchos pastores como monseñor Oscar A. Romero, en El Salvador, sacerdotes, religiosas y laicos llenaron con su sangre el martirologio latinoamericano. Sin embargo, como el grano de maíz que muere para dar fruto, los aportes de esta corriente teológica latinoamericana se han multiplicado de diversas maneras, no sólo dentro de la Iglesia, sino también en el contexto socio-político; no sólo en la región, sino en el mundo.

y logros de los hombres y mujeres de estas organizaciones nos llena de ánimos para seguir dando lo mejor de nosotros en la tarea de contribuir a la construcción de una sociedad más justa y armoniosa. País

Colombia Cuba Ecuador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá Perú Rep. Dominicana TOTAL

Número de Egresados/as Entrevistados 7 11 14 18 13 6 2 20 11

No. de Directivos y/o Responsables Entrevistados/as 26 25 21 19 29 3 2 10 25

Total

102

160

262

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

33 36 35 37 42 9 4 30 36


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008

Mi experiencia de trabajo en Centroamérica masiva de biocombustibles, la introducción de cultivos genéticamente manipulados. Estos movimientos sociales emergentes están fortaleciendo las expresiones de movimientos sociales, más clasistas, existentes. En su conjunto están logrando que haya múltiples voces desde abajo expresándose, abogando y trabajando para cambios, obligando a tomadores de decisiones en materia de políticas públicas y programas de desarrollo a escuchar estas voces y propuestas diferentes al modelo hegemónico patriarcal-androcéntrico-capitalista.

Testimonio de Helene Van Acker (II Parte) ICI: ¿Cuáles crees que son los principales avances y los retos de los movimientos sociales en la región? Helene: En los 25 años he visto avances y retrocesos en los movimientos sociales en la región centroamericana. Considero importante el surgimiento, sobre todo desde los años 90, de organizaciones y movimientos de mujeres como sujetos de su desarrollo y como actores de cambio. Así también la organización de niños y niñas, de jóvenes muchachas y muchachos, aunque en varios países aún no llegue a ser movimiento; sin embargo va surgiendo y cobrando fuerza, teniendo la niñez y la juventud sus propias voces y propuestas. Así también, desde antes, y reforzado por la campaña de “500 años de resistencia indígena, negra y campesina”, el surgimiento de organizaciones y movimientos indígenas-campesinos, sobre todo en Guatemala, la Costa Atlántica de Nicaragua y Honduras, que claman su derecho de ser co-autores de otro modelo de desarrollo, inspirado en su cosmovisión maya, garífona, chortí, …, en la cual el respeto y amor a la tierra es principio fundante para situarse en el mundo, en clara oposición al modelo patriarcalandrocéntrico-capitalista de desarrollo occidental. En varios países de CA poco a poco se está gestando un movimiento medioambiental. Mucha gente se va encontrando en torno a la necesidad de defender la vida desde su espacio cotidiano, amenazada por la deforestación, la explotación minera a cielo abierto, la contaminación y el no acceso al agua, la contaminación del aire consecuencia de industrias y del tráfico en aumento, la falta de tierra y la amenaza a la seguridad y soberanía alimentaria por la siembra

Sin embargo no todo es brillo. Actualmente, en todos los países centroamericanas se da aún mucha fragmentación, mucha rivalidad dentro y entre los movimientos; hay prácticas nefastas de serrucharse el piso unos/as a otros/as por falsos protagonismos, de descalificar, de negar aportes, de querer sobresalir a costo del/la otra, de machismo, sexismo, racismo, y tantos otros ismos, consecuencia de no ver la diversidad como una riqueza, sino como una amenaza. El reto fuerte que veo en la región es que esta riqueza de diversidad de voces logre encontrarse entre sí, para complementarse en la acción transformadora. La brújula conjunta podría ser “el cuido de la vida” en todos sus sentidos y dimensiones. ICI: ¿A tu juicio, cuáles deberían ser las apuestas estratégicas de las organizaciones de cooperación en Centroamérica? Helene: Creo que a las organizaciones de cooperación les corresponde acompañar con humildad los procesos de los y las sujetos en los países de CA que están trabajando por y en cambios profundos para lograr verdadero desarrollo humano, sabiéndose co-responsables para lograr estos cambios, tanto en el Sur como en el Norte. Esto implica muchas cosas, entre otras: asegurar recursos diversos para fortalecer capacidades locales de personas, organizaciones, redes que permiten trabajar estos cambios deseados; hacer su parte en el trabajo de transformación en el Norte a través de la información y educación, para movilizar conciencia en las personas sobre las injusticias a nivel mundial y para incidir en un cambio de mentalidades y de actitudes, para que haya cambios en los estilos de

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

9


Boletín Latinoamericano No. 35

vida, que éstos sean más acordes en ser sostenibles para la humanidad en su conjunto. Las organizaciones de cooperación pueden y deben jugar su papel en fortalecer los lazos de solidaridad entre los pueblos y de compaginar agendas Norte Sur de incidencia política, para lograr cambios estructurales tanto en el Sur como en el Norte. Sin embargo, la cooperación tiene todavía demasiadas veces el triste papel de ofrecer migajas para aliviar las pobrezas en el Sur, mientras que las relaciones comerciales siguen saqueando a este mismo Sur. O peor, algunas cooperaciones están enfermas de relaciones de poder dominante, y contribuyen en crear desequilibrios en las relaciones entre poblaciones y países.

Diciembre 2008

Trabajar decididamente y con honestidad la potenciación de las fuerzas vitales, - potenciación de las capacidades humanas; potenciación de los medios materiales de manera equitativa; ser y estar, dialogar y actuar juntas/os; construir la propia identidad con apertura asertiva en interlocución con otros/as actores; promover en cada una de estas fuerzas vitales la justicia y la equidad-, al interior de las comunidades, organizaciones y redes de los movimientos sociales, permitiría tener mayor fuerza para poder impactar con autoridad moral y capacidad humana en los complejos retos de transformación del entorno socio-cultural- económico-político.

Es importante que haya conciencia sobre la existencia de las relaciones de poder existentes en la cooperación, para poder trabajar honestamente sobre ellas, buscar cómo equilibrar y asumirse como copartícipe de construcción de realidades más justas. ICI: ¿Y cuáles deberían ser las apuestas de los movimientos sociales? Helene: Los grandes retos en Centroamérica son cuidar la vida en todos sus sentidos y dimensiones, erradicar las inequidades expresadas en las pobrezas y violencias múltiples; valorar, cuidar y potenciar la diversidad tanto en la naturaleza como de su gente y de sus organizaciones. Por lo tanto las apuestas estratégicas de los movimientos sociales centroamericanos tendrán que responder ante estos retos. Frente a los desastres y amenazas a la vida humana y de todos los seres vivos, causados en Centroamérica por las aplicaciones de las políticas nacionales e internacionales de saqueo del modelo capitalista neoliberal-patriarcal-androcéntrico mundial, los movimientos sociales necesitan unir sus capacidades y sus fuerzas para poder tener fuerza de incidencia y de cambio. Para lograr esta unión de fuerzas requiere superar la fragmentación dentro y entre sus diversas expresiones. Los retos a enfrentar son de tal envergadura que necesitan de las fuerzas unidas y de la movilización de todos sus recursos de cada uno y del conjunto de los movimientos sociales. Para poder transformar las macro-estructuras injustas, los movimientos sociales tienen que trabajar a la par las micro-estructuras injustas en su interior. Requiere trabajar mentalidades, actitudes y prácticas cotidianas para que éstas abonen a construir relaciones y realidades justas.

10

ICI: ¿Qué le recomendarías a alguien del Norte que quiera venir a trabajar por la justicia social en Centroamérica? Helene: Que venga con mente abierta y con humildad de querer aprender y dejarse cuestionar por las personas y organizaciones en Centroamérica; que tome su tiempo para conocer y comprender a la gente y su realidad. Que no venga con recetas prefabricadas; que esté consciente que los cambios se gestan colectivamente y se construyen de pasito en pasito. Que esté consciente de las injusticias existentes en su propio país y cómo éstas están relacionadas con las realidades en el Sur. Que esté consciente de cómo los estilos de vida de la gente en el Norte inciden en las vidas de la gente en el Sur, y que esté dispuesto a mirar con ojos críticos su propia mentalidad, actitudes, prácticas, estilos de vida. Que se prepare para venir a trabajar en Centroamérica, preparándose profesionalmente e informándose políticamente; que contribuya a construir puentes solidarios entre la gente en el Norte y la gente en el Sur. Que esté consciente de que el trabajo de desarrollo y por la justicia social es un reto por trabajar toda la vida, tanto en el Norte como en el Sur.

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008

Con satisfacción culminamos el año 2008, pese a la inflación que estamos experimentando desde el inicio del año por el aumento en el costo del combustible, entre otras causas. En los últimos meses el combustible ha sufrido una caída significativa, pero los precios de productos de primera necesidad continúan elevándose y en consecuencia, afectando de manera importante a toda la población. Muchas organizaciones fraternas se vieron obligadas a cancelar sus programaciones, lo que impactó negativamente en la demanda del uso de nuestras instalaciones. A las organizaciones que con mucho esfuerzo continuaron utilizando nuestras instalaciones, manifestamos nuestra gratitud por considerar siempre al ICI como el lugar para realizar sus eventos. Muy particularmente expresamos nuestros sinceros agradecimientos a las siguientes organizaciones: ⇒ ⇒ ⇒ ⇒ ⇒ ⇒ ⇒ ⇒

Alianza Ciudadana Pro Justicia Alianza Nacional de Mujeres Casa de mi Padre Comunidad Neocatecumenal de la Iglesia Guadalupe Décima Comunidad de la Iglesia de Guadalupe Día Mundial de la Oración Frente Reformista de Educadores de Panamá Hermanas Maryknoll

Instituto Episcopal San Cristóbal Iglesia Metodistas de Centro América Movimiento Familiar Cristiano Madres Maestras Comunidad Neocatecumenal de la Parroquia Señor de los Milagros ⇒ Servicio Jesuita de Refugiados ⇒ Santuario Nacional- Comunidad Neocatecumenal ⇒ ⇒ ⇒ ⇒ ⇒

Sin duda alguna los aportes de estas organizaciones ayudan a garantizar el desarrollo de los programas educativos y al ingreso mensual del personal que labora en la cocina y limpieza. Mucha gracias y continuaremos con nuestra disponibilidad para serviles. Para el primer cuatrimestre del año 2009, ofrecemos información sobre las fechas disponibles de nuestras instalaciones: Enero 12-31

Febrero 1-28

Abril 1- 30

Mayo 1-31

Además de los servicios de hospedaje, alimentación y salones, nuestras instalaciones cuentan con equipo de audiovisuales, televisor, DVD, proyector Multimedia, equipo de sonido, micrófonos, computadoras con Internet, fotocopiadora, teléfonos y fax. Para recreación juegos de mesa, cancha de baloncesto, voleibol y fútbol.

Costo diario por persona U.S. $25.00 (Incluye tres comidas diarias, café y té todo el día, alojamiento y uso de salón con 5 ambientes para trabajo en grupo.

Para mayor información diríjase a: Porfiria Crespo Tel.: (507) 224-6019 y 224-0527 Correo-e: pcrespo@icipan.org

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

11


Boletín Latinoamericano No. 35

Diciembre 2008

Buzón del Egresado y Egresada ICI... Gente a favor de los sueños de la Gente... Pedro Castillo ( pedroc@icipan.org) Roberto Caballero, Taller de Comunicación, 2008. Del 5 al 7 de noviembre se efectuó en el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. (CMLK) de La Habana, el Taller Anual de Colaboradores/as. Fue tan evidente la presencia e incidencia del ICI en esta importante sesión de trabajo que decidimos dejar constancia con esta foto de 10 egresados de espacios de formación del ICI: Alicia, Carmen, Cary Inerarity, Belkis, Caridad Caballero, Ivis, Miguel, Roberto, Mabel (Consuelo). Qué mayor testimonio este de la colaboración entre instituciones hermanadas por el empeño de hacer posible un mundo mejor. Gracias ICI y gracias CMLK por nunca dejar de ser, por nunca dejar de estar (Cuba). rcaballero4253@yahoo.com

. Edwige Desameau. Curso LA 68, 2008. De regreso a mi organización aún en la difícil situación que vivimos también, estoy tratando de aplicar lo aprendido en el ICI, tanto a nivel personal como organizacional. La situación se ha complicado mucho en el país, al nivel económico, y de veras ya tengo miedo, porque no veo la salida. La calidad de vida se ha bajado tanto en unos meses, y el nivel de pobreza creció tanto, que creo que sin la solidaridad entre nosotros los haitianos es difícil sobrevivir. Estoy pensando en iniciativas de economía solidaria, pues no es nada

Boletín Latinoamericano

fácil, la gente es tan pobre. Aun así no pierdo ni la fe ni la esperanza y el ánimo de trabajar para un mundo mejor. (Haití) deedgie09@yahoo.fr Sharon Vásquez. Taller Gerencia Solidaria, 2007….después del apoyo a las juntas parroquiales de Palanda y Chinchipe en el oriente ecuatoriano con las que construimos una propuesta de desarrollo territorial y que fue presentada a la Mesa de Lucha contra la pobreza del Perú, y que fue articulada a una propuesta de desarrollo en torno a la Cuenca Binacional del río MayoChinchipe, estoy contenta porque fue una linda experiencia. En los próximos días trabajaré para una organización de cafetaleros PROCAFEQ, con fondos Italianos para la implementación de un proyecto de fortalecimiento institucional, incremento de productividad y implementación de micro crédito. Estoy pensando trabajar con ellos una propuesta de economía solidaria, así que debo trabajar mucho las ideas, porque todo está en mi cabeza pero necesito aterrizar y tener claridad de por dónde empiezo, así que tendré la oportunidad de compartir con ellos lo aprendido en el ICI (Ecuador). sharonatasha@gmail.com Evelyn Argeda, Curso LA 43, 1987. Viceministra de Género y Asuntos Generacionales. Señaló que “en este nuevo momento histórico boliviano, donde se recuperan saberes de las múltiples culturas que conviven en Bolivia, se avanza para acabar con la postergación de las mujeres y se desarrollan políticas públicas que respetan los derechos humanos, las diferencias entre mujeres y hombres en el marco del Vivir Bien”. Sostuvo que “el Vivir Bien es la expresión cultural que condensa la forma de entender la satisfacción compartida de las necesidades humanas más allá del ámbito de lo material y económico, porque incluye la afectividad, el reconocimiento y el prestigio social, todo esto explícitamente trabajado en el Plan Nacional de Desarrollo” (Bolivia). Saludos también de: Manuel Tobar, Curso Latinoamericano 68, 2008manueltobarp@gmail.com (El Salvador). Gloria Leonor Grijalva V., ggrijalvav@hotmail.com (Ecuador).

Para el Correo Postal

Es una producción del Equipo ICI: Pedro Castillo, Porfiria Crespo, Myrla Gutiérrez, Carlos Lee, Oscar Muñoz, Iris Polanco, Rigoberto Pittí (Coordinador del Boletín). Para mayor información favor dirigirse a: Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado 0834-02794, Panamá, República de Panamá. Tel.: (507) 224-6019, y 224-0527 Fax: (507) 221-5385 Correo-e: icipan@cwpanama.net También puede ver y bajar este Boletín en la Web: http://www.icipan.org/boletin_latinoamericano/index.html

12

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá


Boletín Latinoamericano No. 35

Instituto Cooperativo Interamericano, Apartado # 0834-02794, Panamá, República de Panamá

Diciembre 2008

13


Boletin LA, No. 35, Dic 2008