Issuu on Google+

Aun con el corazón herido escribo, Perdonando tu error o tu elección Aunque no logro secar mis lágrimas Quiero darte todo mi amor. La locura y el desenfreno desaparecieron Creer en ti es lo único que quiero Porque merecemos ser felices Aun cuando el dolor tiene muchos matices. Olvidar será complicado, Aunque sería más fácil si estoy a tu lado, No puedo solo saborear lo dulce Sino también lo amargo!!!

Las novelas, las películas de amor e incluso soñar con la posibilidad de estar con la persona querida (y para siempre), son algunas de las situaciones a las que gran mayoría de las personas son adeptas. El ser humano, por naturaleza propia se ilusiona. El problema aparece cuando éste se enfrenta a la realidad y sus fantasías se ven amenazadas hasta desmoronarse por completo. Es difícil escapar de esa naturaleza, aunque claro, también hay quienes intentan ser más objetivos y no se ven tan afectados por las cuestiones del corazón.


Para disfrutar tanto del Silencio como de la Soledad, es necesario atesorar algunas cualidades o, al menos, tener algunas predisposiciones. La primera y m谩s esencial, por supuesto, llevarte bien contigo mismo. La segunda, tener imaginaci贸n. Mucha, f茅rtil y abundante imaginaci贸n.


Pasados dos años y medio de entrenamiento con Jiraiya, Naruto Uzumaki regresa a la aldea oculta de la hoja, donde se reúne con sus viejos amigos y conforma de nuevo el Equipo 7. Debido a la ausencia de Sasuke, aparece un nuevo personaje llamado Sai el cual retoma su lugar. En esta secuela podremos notar como los compañeros de Naruto han madurado con respecto a su desempeño previo, mejorando la mayoría de estos en su nivel. Durante su entrenamiento con Jiraiya, Naruto aprendió a controlar un poco de la chacra del Kyubi. Lo contrario a la serie original, dónde sólo desempeñó un papel secundario, la organización Akatsuki asume el papel antagónico principal en Naruto Shippuden, buscando como objetivo principal el capturar a todos los poderosos monstruos Biju.


l Bugatti EB16.4 Veyron ha sido una de las obras de ingeniería automovilística más importantes de este inicio de Siglo XXI. Un modelo con el que, según las malas lenguas, aún hoy en día Bugatti (y por tanto el Grupo VW) pierde una importante cantidad de dinero por unidad fabricada. Un sueño megalómano llevado a cabo gracias a la iniciativa de Ferdinand Piëch, quien puso todo su esfuerzo y el de la tecnología disponible en VW para poder crear un superdeportivo único e inimitable que pasará a la historia de la automoción. Escuchar hablar de sus 1.001 CV de potencia a 6.000 rpm puede que ya no sorprendan tanto como hace unos años, pero su rendimiento, su tecnología y lujo o su precio (más de un millón de euros por unidad, excluyendo impuestos) hablan por sí mismos. Con tales características no es de extrañar que el corazón capaz de mover al Veyron a 407 Km/h (y capaz de hacerle acelerar de 0 a 100 Km/h más rápido que un Fórmula 1 actual) tenga características muy interesantes y un mimo y cuidado extremos para su fabricación.


COSAS DE LA VIDA