Issuu on Google+

1

2º ESO IES “LEÓN FELIPE” CURSO 2011-2012


POEMA Viento, que pĂĄjaros te acompaĂąan en rĂĄfagas de aire caliente, sin nada que se os pase por la mente, volando por su camino libremente, Vais todo el camino con el viento haciendo el camino lento. De: Tije

2


Poema (: Mientras en el norte, en las montañas, hace frío, en el sur, en la playa, están tomando el sol. Cuando el sol sale cada mañana un día empieza, lluvioso, soleado, nublado, tormentoso, Da igual, un día empieza y hay que vivirlo.

Andrea (:

3


Compañero de la infancia Aquel pequeño y rechoncho pedazo de lana. Cariño, ternura, compañía, esa era la función que tenía. A él mis dudas consultaba jamás me separaba, pues siempre lo añoraba. Mis problemas me aliviaba desde la más tierna niñez. Compañero de mis sueños, compañero de mi infancia . Aquel trocito de algodón Significaba más que nada. Animal humilde, de mirada despechada. Dios sabe a dónde habrás ido mi más tierno y humilde amigo.

4

NATALIA


LUGARES Aquel calor veraniego en la playa descansaba, y dos olas llegaron ¡una de calor, otra de agua!

5

Aquel frío invierno, la nieve caía y la montaña crecía por cada copo que caía.

SANDRA


ROMA Iluminada y bonita ciudad, Que siempre estรก despierta Alumbrada por la Luna, Los faroles son estrellas. Caminaba por sus calles, Observando su belleza La vida se pasaba Con demasiada ligereza.

6

CELIA


EL VIENTO

Viento que soplas, viento que ríes, acompañados de pájaros, volando en bandadas.

7

Daniel


Cuando en los desnudos bosques del norte las flores están molidas, en los cálidos bosques del sur las flores dan los buenos días. Cuando en los climas del norte la gente esta helada, la gente buena del sur está tomando limonada. Cuando los pájaros del norte están desanimados, los pajaritos del sur están jugando a los dados.

Diego

8


Yo juego Con un balón, con un balón, Al fútbol yo juego. Con todos mis amigos, yo juego. En el campo de fútbol, yo juego. Contra muchos equipos, yo juego. En mi barrio, también, yo juego. En el instituto, yo juego. Cuando marco un gol, yo juego. Si paso a mi amigo, yo juego. Iván

9


El camello QuiĂŠn quisiera ser camello, para andar por el desierto. Caminas sin cansarte, y aguantas todo sediento. 10


Pájaro Pájaro volador no te canses, por favor acompañado por el viento día y noche sin aliento

José

11


GREGUERÍAS La Luna nos ve siempre desde el cielo al igual que los ojos de una madre. 12

Los huesos del cuerpo humano se entrelazan como los hilos de mimbre de un sillón.

El centro de tu cuerpo, el ombligo, el centro del mundo, para muchos, el sol.

Dulces cerezas como mejillas sonrojadas de niñas.

Perros rabiosos tras su presa, como coches de Fórmula 1 tras su meta.

Marina.


POEMA Cuando, en los desnudos bosques del Norte, la niebla oscura me nubló la vista, en los jardines perfumados del Sur la bella princesa cantaba mirando al Sol, Yo en ella pensaba cuando me tropezaba y me sentía solo, ¡Qué bella es! ¡Qué guapa es! Con esa mirada tierna me enamora. ¡Ojalá pudiera verla, ojalá pudiera tenerla! ¡Dichosas leyes de la realeza!

Laura.

13


Pájaro que vuela por el viento. 14

Volando voy por este viento El viento, un pájaro en el que vuelo. Viento, que nadie te acompaña Solo, un simple pájaro. Viento, haz volar a un pájaro Rápido, cálido, delicado. Quién fuera pájaro para volar por todo el mundo.

Selma.


Greguerías

LA LUNA ES EL OJO DEL CIELO

15

La nariz es el enchufe de la cara

El sillón de mimbre es el esqueleto del descanso

La F es el grifo del abecedario La O es la letra más sorprendida

La hierba es el pelo del campo

El lápiz sólo escribe sombras de palabras La ametralladora suena a máquina de escribir de

la muerte El vinagre es el vino de mal humor La leche es el agua vestida de novia Un 9 es un 6 que se superó a sí mismo

Pablo


EL ORDENADOR Oh, dulce ordenador, Que me envuelves en tu calor, Devuélveme mi honor y mi dulce esplendor. Y muéstrame por fin tu dulce corazón. Tus chispas son un esplendor que me envuelve en tu calor Son la luz de la aurora mostrándonos su color y su

resplandor

AIDA ☺

.

16


El Toro Enmaromado En la villa de Benavente Se espera ya al Toro Enmaromado, Y cuando este llegue Se le recibirá con entusiasmo. Aunque a alguna gente le parece mal, Ya que al toro se le hace daño. Pero a los benaventanos les parece normal, Ya que esto se hace cada año.

María

17


Antología poemas 2 ESO 2012