Issuu on Google+

ESTRATEGIAS DE LECTURA Isabel Solé Prólogo Se revela que no basta con disponer de los conocimientos que nos brinda la ciencia de la psicología y con dominar el arte de enseñar para ejercer la función de mediación. Hoy sabemos que para poder mediar entre el conocimiento psicológico y la práctica de la enseñanza hace falta algo más: hace falta dotar el contenido el proceso mismo de mediación, hace falta asentarlo sobre unas bases conceptuales sólidas; en suma hace falta pensar la ciencia de la psicología como el arte de enseñanza. La capacidad de ejercer eficazmente la mediación requiere un sólido y amplio conocimiento psicológico y educativo. Requiere también una experiencia dilatada y reflexionada y una especial sensibilidad ante las situaciones educativas que sólo puede desarrollarse en contacto directo con ellas, implicándose y comprometiéndose a fondo con su planificación, ejecución y valoración. Es necesario reflexionar sobre los objetivos que debe perseguir la enseñanza y el aprendizaje de la lectura que implica que los profesores del centro y a todas las materias; de vincular el objetivo de aprender a leer con el objetivo de leer para aprender; de considerar la capacidad de interpretar autónomamente textos escritos como un instrumento necesario para alcanzar un desarrollo pleno en el marco de una sociedad letrada como la nuestra. Propuesta de considerar las estrategias de comprensión lectora como contenidos procedimentales, de la doble consideración de la lectura como objeto de conocimiento y como instrumento de aprendizaje. Los buenos lectores no solo son los que comprenden más y mejor los textos que leen, sino los que sienten placer y gusto por la lectura. Introducción El propósito del libro es ayudar a los docentes y a otros profesionales que intervienen en la educación escolar en una tarea que, contrariamente a lo que puede suponerse no es absoluto fácil: promover en los alumnos la utilización de estrategias que les permitan interpretar y comprender autónomamente los textos escritos.


1. Poder leer, es decir, comprender e interpretar textos escritos de diverso tipo

contribuyen a la autonomía de las personas ya que le es necesario para manejarse en una sociedad letrada. 2. 2. En la lectura, el lector es un sujeto activo que procesa el texto y le aporta

sus conocimientos, experiencias y esquemas previos. 3. El aprendizaje de la lectura y de estrategias adecuadas para comprender

los textos requiere una intervención explícitamente dirigida a dicha adquisición. 4. El aprendizaje de la lectura se encomienda en las sociedades occidentales

a la instrucción formal e institucionalización que proporciona la escuela. 5. La lectura no es la cuestión de un curso del profesor, sino que es una

cuestión de escuela ¿existe alguna para la que no sea necesario leer? 6. Enseñar a leer y aprender son tareas complejas

¿Qué es leer? Es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cual el primero intenta satisfacer (obtener una información pertinente para) los objetivos que guían su lectura. Leer según diversos autores es el proceso mediante el cual se comprende el lenguaje escrito. En esta comprensión interviene tanto el texto, su forma su contenido, como el lector, sus expectativas y sus conocimientos previos.

El proceso de lectura. Una perspectiva interactiva

Hay dos tipos de modelos para comprender un texto el modelo ascendente en donde el lector, ante todo texto, procesa sus elementos componentes, empezando por las letras, continuando con las palabras, frases en un proceso ascendente, secuencial y jerárquico que conduce a la comprensión del texto. El modelo descendente sostiene todo lo contrario: el lector no procede letra a letra, sino que hace uso de su conocimiento previo y de sus recursos


cognitivos para establecer anticipaciones sobre el contenido del texto, y se fija en éste para verificarlas. Diferentes fuentes de predicciones en las narraciones •

La atribución de características permanentes

Las situaciones en que los personajes se mueven

Las relaciones que se establecen entre los personajes y el hecho de que los objetivos que se persiguen converjan o discrepen abiertamente.

La confluencia de objetivos contradictorios en un mismo personaje

Un cambio brusco de situación

El proceso de lectura puede asegurar que el lector comprende el texto, y que puede ir construyendo una idea acerca de su contenido, extrayendo de él aquello que en función de sus objetivos le interesa.

La lectura en la escuela

Conseguir que los alumnos aprendan a leer correctamente es uno de los múltiples retos que la escuela debe afrontar. Es lógico que sea así, puesto que la adquisición de la lectura es imprescindible para moverse con autonomía en las sociedades letradas, y provoca una situación de desventaja profunda en las personas que no lograron ese aprendizaje. En el estado español un millón trescientos mil mayores de quince años no sabían leer en mil novecientos noventa y también existía un cierto porcentaje de analfabetas funcionales que si aprendieron a leer y escribir pero que no saben utilizar de forma autónoma la lectura y la escritura en las relaciones sociales ordinarias. De este modo es posible asistir al debate sobre los métodos a través de los cuales se enseña a los niños a leer, a la discusión en torno a la edad en que debe iniciarse la instrucción formal en la lectura o sobre los aspectos indicadores de una lectura eficaz. ESTRATEGIAS DE LECTURA


Isabel Solé Pág. 33-43 Leer, comprender y aprender Lectura y comprensión en una construcción interpretativa interviene el texto que debe poseer una estructura lógica, una coherencia en el contenido y una organización que favorezca la construcción a la que aludía; sin embargo está propiedades de texto no son suficientes por sí solas para que se pueda interpretar el texto sino que el lector logra comprender porque realiza un gran esfuerzo cognitivo durante la lectura ese esfuerzo nos permite hablar de un lector activo, que procesa y atribuye a lo que está escrito en una página. La interpretación de los textos debe ser diferente para cada lector puesto que depende del texto que está leyendo y también del conocimiento previo con que se aborda la lectura; los objetivos que la presiden; y la motivación que se sienta hacia esa lectura. Un factor importante y determinante debido a que con ellos podemos determinamos las estrategias de comprensión son los objetivos ya que no es lo mismo leer para ver si nos interesa la lectura que leer para tratar de encontrar información sobre algo que necesitamos, además de que también son indispensables los conocimientos previos es decir los conocimientos de que se dispone sobre el tema del texto. Para que alguien pueda llegar a comprender un texto escrito es también necesario que le encuentre sentido, esto significa que es necesario que sepa para que debe de leer y que es lo que pretende con dicha lectura. En síntesis, leer es comprender, y comprender es ante todo un proceso de construcción de significados acerca del texto que pretendemos comprender. Es imprescindible que el lector encuentre sentido en efectuar el esfuerzo cognitivo que supone leer, lo que exige conocer qué va a leer, y para qué va a hacerlo. Necesita además de recursos como su conocimiento previo, confianza en sus propias habilidades como lector, motivación, etc. Comprensión lectora y aprendizaje significativo Se puede decir que hemos aprendido de un texto cuando nuestros esquemas de conocimiento no se ajustan al contenido del texto, si lo que pretendemos es aprender del tema, debimos haber elegido un texto que


Estrategias de lectura