Page 1

Liderazgo y Misión de Servicio

Módulo 1

RESPONSABILIDAD Y SENTIDO DE LA VIDA

El control de la natalidad y el “problema de la sobrepoblación”

La Ecología y la “ecología” como Ideología La ecología parece ser una ciencia reciente, pero no lo es. La idea de la necesidad de mantener la armonía entre el hombre y la naturaleza, se remonta a las épocas más primitivas de la historia de la humanidad, y se manifiesta asimismo en todas las religiones. En mayor o menor medida los hombres del pasado se han preocupado por el ambiente: por la limpieza de los ríos, por la belleza de los bosques, por la abundancia de los animales y de los peces. Muchas veces han pensado cómo adornar las ciudades, cómo levantar nuevos parques, cómo conocer más y mejor los misterios de la vida. La Ecología es la ciencia que mira a los seres vivos en relación con su entorno y por ello mismo en la complejidad de sus mutuas relaciones. Es una ciencia con nombre hermoso porque la raíz "eco" viene del griego "oikos" que quiere decir "casa ;" es la misma raíz que está en la palabra "economía." Según eso, la ecología quiere que conozcamos nuestra "casa común," que en cierto sentido es este planeta Tierra, y en otro sentido se confunde con el universo, con el cosmos mismo. El surgimiento de la ecología hasta las primeras planas de los diarios no sucede por causas tan hermosas. Con una población motorizada de millones y millones de personas aglomeradas en espacios relativamente pequeños, pronto la contaminación de nuestra “revolución industrial” se hizo visible. Ciudades como Londres o Chicago se hicieron famosas por su "Smog ," neologismo para designar una niebla (fog) que viene del humo (smoke) de nuestras máquinas y vehículos. El smog fue una de las primeras señales de que no todo iba bien con el avance acelerado de la industrialización. Y pronto llegaron otras señales de desastre: las especies extintas o en vías de extinción, el avance de los desiertos, los desastres nucleares como Chernobyl, la polución a veces irreversible de ríos y canales, el mal manejo de basuras y desechos industriales, la deforestación acelerada, el avance del cáncer y también de daños genéticos en animales y personas... Todo ello fue revelando el rostro oscuro y preocupante del avance de la industrialización; lo más grave está en que es muy fácil dañar la vida, porque la vida es frágil, pero es muy difícil corregir o restaurar lo que se daña. Surgió así una conciencia progresiva sobre el impacto de la humanidad en el planeta. Los datos más recientes solamente han mostrado más la seriedad de la situación porque parece innegable que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) vinculadas a la actividad humana están produciendo un aumento continuo en el promedio de temperatura en todo el mundo. Este calentamiento global, que se mide en la escala de unos dos o tres grados centígrados por siglo podría parecer despreciable a primera vista, pero sus consecuencias son gigantescas. Pagando un precio muy elevado estamos aprendiendo que, por ejemplo, la ferocidad y frecuencia de los huracanes tienen que ver con esta clase de promedios pues ellos inciden directamente en los depósitos de aire caliente sobre la superficie del Caribe. Cuando hablamos de uno o dos grados estamos hablando de esa cifra como un hecho sostenido, que por lo tanto afecta las corrientes de convección en la atmósfera y la capacidad disipatoria del sistema como tal. Desde luego el tema es grave . Sin embargo, la ecología es una cosa y los ecologistas son otra (en esta ocasión no usaré mi mote mordaz: me gusta llamarlos “ecolólogos” para referirme a cierto tipo de ecologistas). Mientras que las perspectivas básicas de la ecología y sus propuestas fundamentales son más que razonables e importantes, uno no debe pensar que eso justifica o "canoniza" todo lo que venga bajo el rótulo de lo ecologista, o también lo "orgánico," lo "natural" o lo "verde." Como psicólogo, ecologista y ser humano

1


no logro comprender cómo con alguna frecuencia las mismas personas que se horrorizan de que mueran focas no se espantan de que se aborten niños. Podemos distinguir por lo menos cuatro modelos de “ecología”. El primero básicamente es “científicodescriptivo” a secas, no considera soluciones propiamente ni aspectos éticos y no abundaremos en él. El segundo modelo toma como punto de referencia una situación ideal, en la que sería bueno que todos los organismos pudiesen convivir con un cierto equilibrio, sin realizar entre las especies animales y vegetales ninguna discriminación. Así, consideran que el clima de los últimos siglos, sus glaciares y desiertos, las especies animales y vegetales que han dominado en amplias llanuras o en selvas ecuatoriales, son algo bueno en sí, que habría que conservar. Algunos de estos ecologistas ven, como principal enemigo de este equilibrio ecológico, al ser humano (no a todos), en cuanto que ha creado industrias y sistemas de vida que han destruido millones de hectáreas de bosques, han contaminado ríos y mares, y han terminado con la vida de un número incontable de animales y plantas. Algunas especies, incluso, se han extinguido para siempre. Según el criterio de bien que se escoge en este modelo, habría que tomar soluciones profundas, aunque nos puedan resultar dolorosas: disminuir el nivel de vida de los ricos, impedir a los pobres que copien los malos ejemplos de los países industrializados, controlar la natalidad. Habría que conseguir, por ejemplo, la eliminación radical de los coches de combustión; o volver al sistema de cultivos naturales sin el uso de fertilizantes (aunque baje la producción: ya luego veremos cómo dar de comer a todos los hombres que piden alimento...). No falta quien dice que sería bueno disminuir el número de seres humanos del planeta, para conseguir así un equilibrio ecológico idealizado. Los caminos para esta disminución pueden ser muchos: desde la esterilización de millones de mujeres (a veces incluso por medio de engaños o de presiones de todo tipo) hasta el aborto promovido como medio de control natal. Dentro de esta perspectiva hay quien ha llegado a decir que el ser humano es como un tumor o un cáncer que está dañando a la tierra. Quien afirma esto sabe cuál es la “solución”: los tumores se curan eliminándolos ... El tercer tipo de ecología también habla de un “bien” y un “mal” a la hora de valorar cada ecosistema, pero establece el criterio de lo que se debe hacer o evitar no en función del equilibrio en sí, sino en función del ser humano. Es una ecología de tipo humanístico . Es bueno cuidar el agua, el aire, la temperatura o la belleza de los bosques, y es bueno porque todo ello hace más hermosa y más digna la vida de los hombres. De los de hoy, de los que ya están viniendo (esos millones de embarazos que se producen cada mes), y de los que vendrán. El hombre, en esta perspectiva, no es el malo del planeta, ni un “cáncer”. No hay que promover la esterilización ni el aborto ni cámaras de gas para eliminar a los hombres que “sobran” o para impedir que puedan nacer más. El hombre es el que administra un tesoro, un sistema de vida y de muerte, que nunca acaba de controlar del todo, y que debe respetar, si quiere sobrevivir y si quiere hacer más amable la existencia de todos los demás seres humanos y otras formas de vida que alegran y enriquecen nuestros bosques y praderas . El hombre, que en sí no es malo, puede serlo si vive de modo irresponsable y arbitrario, si daña de modo indiscriminado el ambiente o destruye a los animales y las plantas por puro capricho egoísta. Es cierto (primer modelo) que el equilibrio actual no es estático, y que basta un volcán o un meteorito para que empiece a llover en el Sahara y se seque la selva del Amazonas. Pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados: podemos hacer algo (tal vez mucho) para controlar la contaminación de las ciudades, para defender los bosques de los incendios o las montañas de la erosión por falta de árboles. Es cierto también (segundo modelo) que algunos hombres han abusado de los bienes de la tierra y han destrozado un equilibrio que era bastante bueno, aunque no perfecto. Pero la culpa de esos hombres (muchos o pocos, no importa) no puede ser nunca motivo para acusar a todo el género humano como si fuese el “animal malo” del planeta. Además, la idealización de un modelo ecológico no podrá justificar nunca el que unos nuevos poderosos, en nombre del ecologismo internacional, quieran eliminar a otros o controlar de modo salvaje e inhumano su fertilidad o su misma existencia.

2


Podemos hablar todavía de un cuarto modelo, derivado del segundo y que va más allá. Estos “ecolatristas” tratan a las teorías y propuestas ecológicas como si se tratara de una religión, muy al estilo de la llamada New Age (Nueva Era). Dado que la ecología busca conexiones entre seres vivos, hay gente que habla del planeta como de un solo ser vivo, “Pangea”, “Pacha-mama”, “Madre Gaia” y no están pensando en una metáfora. Luego dan otro paso: así como la vida "material" está tan interconectada, entonces suponen que toda vida debe estarlo, y eso implica la vida "espiritual." Por supuesto, como dicho concepto de espíritu es bastante confuso, ahí cabe por ejemplo decir cosas como que "en el fondo yo soy Dios, y tú eres Dios y todo es Dios." Algo ya muy viejo que se llama panteísmo. ¿Pero dónde se origino esto de ligar todos los males a la llamada “sobrepoblación humana” incluyen controles drásticos de las tasas de reproducción y de abierta promoción al aborto? Nace un Mito El Mito del control poblacional no surgió de la nada ni tampoco es una idea post-moderna basada en datos científicos. Es un mito creado por el economista inglés Robert Thomas Malthus (1766-1834). Malthus aplicaba un aumento aritmético a las subsistencias y uno geométrico a la población, adoptando para sus proyecciones periodos de 25 años cada uno. Malthus aplicó esta hipótesis a su nativa Inglaterra: así, en los primeros 25 años, población y abastecimiento resultan iguales, porque ambos se doblan. En el siguiente periodo la población llegaría a los 28 millones pero con un abastecimiento adecuado sólo para 21 millones. Al término del cuarto periodo (que Malthus señala como 1898), la población llegaría a 112 millones, en tanto los abastecimientos alcanzarían tan sólo para 35, quedando 77 millones de seres totalmente privados de alimentos. ¿Y que pasó? Bueno... sabemos que el país de Malthus -no uno sino casi dos siglos después- cuenta con poco menos de 58 millones de habitantes y supera en 32 puntos el nivel mínimo de necesidades calóricas per capita. La ley de Malthus y su cálculo, simplemente carecen de respaldo en los hechos; constituyen un error intelectual, típico del cientismo del siglo XIX: atribuir a los hechos sociales complejos las características de la materia física y de variables y elementos de número manejables . Gary S. Becker, Premio Nobel de Economía, afirma al respecto: La teoría malthusiana no se sostiene ante ninguna prueba; más bien, se han verificado circunstancias que demuestran lo contrario, o sea, que el crecimiento de la población ha sido fundamental para el crecimiento económico . Todo no pasaría de la anécdota si no fuera porque muchos y poderosos personajes hacen que el cálculo maltusiano siga teniendo vigencia y que se invoque para justificar las políticas coercitivas y la cuantiosa inversión publicitaria mundial. Para Steven Mosher autor de “Population Control-Real Costs, Illusory Benefits”(2008), este movimiento encuentra sus raíces ideológicas en figuras como Thomas Malthus, Margaret Sanger, John D. Rockefeller y Hugh Moore “quienes lideraron un movimiento dominado por las ideas del elitismo cultural y del racismo radical, tesis lejanas de un nivel científico aceptable y más cercanas al nivel panfletario”. Más adelante volveremos a este movimiento.

¿Está sobrepoblado el mundo? Según investigaciones de la ONU sobre población “en los últimos 50 años la población mundial se duplicó con creces y llegó a 6’000 millones a fines de 1999. Cada año se agrega a la población mundial mayor cantidad de personas que nunca antes. Dado que hay una cantidad sin precedentes de jóvenes, esos números aumentarán durante varios decenios. Según las proyecciones, todo el aumento se producirá en los que son hoy países en desarrollo, los cuales hacia 2050 tendrán más del 85% de la población mundial.

3


¿La razón? En poco menos de 100 años hemos vivido dos revoluciones demográficas de tal calibre, que las relaciones de poder entre los Estados pueden dar un giro imprevisto en cuestión de pocas generaciones como explica Gérard François Dumont, profesor de la Sorbona y presidente del Instituto Demográfico de París, la población mundial ha experimentado un avance fundamental durante este siglo: de 1’634 millones de personas contabilizadas en 1900, hasta hace unos pocos días en que nació, según la Oficina de Censos de los Estados Unidos, el habitante 6’666,666,666 en el mundo (10 de mayo 2008). Aunque pudiera resultar obvio, el crecimiento poblacional no se debe tan sólo a los nuevos nacimientos. Las personas tienen vidas más largas y saludables, y las tasas de mortalidad se han reducido a la mitad en comparación con las de 1950. Esta menor mortalidad y mayor esperanza de vida también son parte de las causas del acelerado crecimiento de la población en los últimos decenios. Este gigantesco salto en la población (un 408% ) es único del siglo XX, y es lo que ha permitido hablar de superpoblación, siempre que los datos se toman en términos absolutos, y no relativos a los avances tecnológicos y a los recursos. Pero la realidad además es que esta tendencia se revierte en forma preocupante. Según Dumont, discípulo del famoso demógrafo francés Sauvy, el esquema de la extinción de las civilizaciones desaparecidas siempre ha sido el mismo: descenso de la natalidad, envejecimiento, declive y decadencia. La clarividencia nos obliga, pues, en primer lugar, a conocer los hechos, es decir, la realidad del invierno demográfico europeo y el descenso generalizado en la tasa de crecimiento de la población. También requeriríamos conocer cuál es la capacidad de soporte de vida del planeta. Algunos datos duros Las cifras que se han utilizado para justificar las políticas controlistas, al igual que le sucedió a Malthus han sido un gran fiasco, similar a la manipulación que existió para “justificar” la invasión de Iraq.

No existen indicadores serios ni reales sobre la posibilidad de una sobrepoblación mundial .

A principios de los 60´s la Conferencia de las Naciones Unidas para la Conservación de los Recursos (luego PNUMA) llegó ha predecir que para 1975 se habrían agotado las reservas de plomo, cromo, zinc y cobre del mundo; en el 75 las reservas no sólo no se habían agotado sino que la de plomo era 115% mayor, la de cromo 675%, la de zinc 61% y el cobre en 115%.

La misma agencia predijo que los alimentos y otros recursos naturales, para 1980, no alcanzarían para satisfacer las demandas del mundo entero y el poco que quedaría se vendería a precios exorbitantes. - Más población es alimentada en el mundo actualmente que hace 28 años y los alimentos, en general bajan de precio (hasta muy recientemente debido al alza del combustible). ¿La razón? que la tierra cultivable por habitante, en vez de reducirse se ha incrementado en los últimos años, incluso en aquellas naciones que pueden considerarse "superpobladas". ¿Debido a qué? al empleo de mayor y mejor tecnología en el mundo agropecuario que ha mejorado la producción de productos agrícolas y de crianza. Está demostrado que el hambre no es producto de la falta de alimentos o el exceso de población, sino de pésimas políticas gubernamentales o la injusta distribución de la riqueza. Por ejemplo, el alimento que se arroja al mar en Europa para mantener precios competitivos en el mercado podría dar de comer a dos tercios de la población hambrienta del mundo. O, el destinar el maíz y otros cereales a la fabricación de etanol porque es más redituable.

o En China, por ejemplo, donde la política antinatalista se ha ejercido de la forma más brutal y donde su fracaso ha sido más evidente, la superficie apta para el cultivo de regadío y no utilizada es de 2’500 millones de hectáreas, tres veces más que la que se dedica a la explotación.

4


o

o

o

o

Un buen ejemplo es lo que se llamó la “revolución verde”, llevada a cabo por el doctor M.S. Swaminathan en la India a partir de un arroz de laboratorio, el I.R. 36, capaz de un rápido crecimiento y de una fuerte resistencia a las plagas y enfermedades, que permitió al país asiático, entre 1967 y 1987, multiplicar su producción de cereal por habitante en un período en que su población había crecido en 100 millones, e incluso acumular un stock de 50 millones de toneladas y convertirse, desde 1980, en país exportador. Hace sólo cuarenta años, el 80 % de la población de los países en vías de desarrollo vivían bajo el triste umbral de las 2.000 calorías per cápita, y en esos mismos países sólo un 2 % superaba las 2,700. Hoy no llega al 8.5 % la cantidad de población en vías de desarrollo que no alcanza el umbral mínimo, y supera el 15 % la que sobrepasa el de las 2,700 calorías. En este tiempo, y mientras la población mundial se duplicaba, el suministro medio de calorías per cápita del planeta pasaba de 1,950 a 2,475. En la actualidad existe, por ejemplo, un 60 % más de cereales disponibles por persona que en 1960. No faltan alimentos . Con la producción actual se podría alimentar a 10’000 millones de personas. Estados Unidos, por sí solos, podrían alimentar adecuadamente a los 6’000 millones de habitantes que viven hoy sobre la Tierra (un solo niño norteamericano consume anualmente lo que 422 etíopes), y sólo poniendo en juego un 10 % de los stocks del mundo desarrollado, podría acabarse con los problemas de malnutrición del Tercer Mundo Roger Revelle, que fue director del Harvard Center for Population Studies, ha llegado a afirmar que las capacidades tecnológicas actuales, bien aplicadas, permitirían alimentar a 40’000 millones de personas en el mundo

Diversos estudios indican que la cifra de los 11 mil millones de personas que se había augurado que existirían en el año 2000, sólo sería alcanzada, en un recálculo hasta dentro de otros 50 años. Sin embargo la disminución de la fertilidad que existe en todos los continentes y a las frecuentes epidemias hace que las proyecciones actuales se sitúen para el año 2050 en aproximadamente nueve mil 400 millones de habitantes.

La realidad es que la tierra está subpoblada y con una población distribuida de manera irregular . Un dato fundamental: si se juntara toda la población del mundo en una ciudad como Nueva York, es decir, con una razonable zona industrial, áreas verdes, oficinas y residencias, la ciudad con toda la población del mundo entraría completa en el estado norteamericano de Texas y se alimentaría con un terreno cultivado equivalente a la India. Los seres humanos nos aglomeramos ahora al igual que en el pasado, no por falta de espacio en el planeta, sino porque necesitamos trabajar juntos, comprar y vender, para dar y recibir servicios los unos de los otros. La mayor parte de la Tierra está aún vacía, como lo comprobamos cuando volamos sobre ella. Se estima que el área ocupada por los seres humanos no representa más del l% de toda la superficie terrestre .

Otra afirmación frecuentemente usada por los neomaltusianos para justificar sus acciones es que las regiones más pobladas son las más pobres. La realidad nos demuestra que no necesariamente es así. Japón (325 habitantes por Km2, y 23,000 dólares anuales de renta per cápita), sobrepasa con creces la de la mayoría de los países que se consideran “pobres” (como Tanzania, que con 47 habitantes por Km2, sólo alcanza los 130 dólares de renta per cápita). o

o

La densidad de población no está relacionada con el aumento de la mortalidad. Suiza, por ejemplo, no tiene recursos naturales, y mantiene unos niveles de densidad de población de 160 hab por km2. Holanda de 354, Alemania 246,.... y por otro lado tenemos a Bolivia con 6 hab/km2, Etipio 44, Argentina 18,.... La conclusión es que los países ricos son los que más alta densidad demográfica tienen. Y si hablamos de consumo, un niño europeo consume 50 veces más de energía y produce 50 veces más de basura y desechos tóxicos que un niño que viva en África.

5


Lo curioso es que ciudades con altísima densidad como New York o Tokio no decrecen justamente porque la gente no quiere irse, sino más bien mudarse allí. La razón ya la hemos dicho: la concentración de población concentra también servicios y, por tanto, incrementa el bienestar. El caso caótico de otras ciudades como Calcuta se debe más a un problema de administración y organización que a la mucha población.

No hay vinculación entre pobreza y población, contra lo que sostiene el mito malthusiano. El especialista de la Unión Internacional para el Estudio Científico de la Población, Ronald D. Lee sostiene que "docenas de estudios, comenzando por el de Kuznets (1967) han establecido la no asociación entre la tasa de crecimiento de la población y el crecimiento de la tasa de ingreso per capita".

"Las naciones pobres necesitan reducir su población por lo menos temporalmente para salir del subdesarrollo porque 'una torta se reparte mejor entre menos invitados a la mesa' ". Este argumento ha sido uno de los más seductores para las naciones subdesarrolladas, especialmente en América Latina. Sin embargo, las estadísticas demuestran que, aun si fuera necesario controlar la población, esto es imposible. Los casos de Inglaterra, Suecia, Estados Unidos y China demuestran dos cosas: que la conducta reproductiva de los seres humanos no es controlable ni siquiera por medios represivos, y que las variables que operan son absolutamente imprevisibles: o

o

China es ejemplo de lo primero: a pesar de las amenazas de castigos, la población sigue creciendo a un ritmo razonable, digamos "autorregulado". De lo segundo son las proyecciones de Suecia en 1935, cuando la población era de 5.1 millones, se pensaba que la población llegaría a 6.1 millones en 1990. Suecia llegó a los 8.3 millones. Con Inglaterra pasó exactamente lo contrario: las proyecciones auspiciaban un crecimiento poblacional del 30 por ciento en 20 años, cuando la población creció en apenas 5%, poniendo en peligro la tasa de reposición generacional. Pero la realidad es que no es necesario controlar la población. Todo país necesita una tasa de reposición mínima de entre el 2.1% y el 2.2% de crecimiento poblacional con el fin de evitar que la población anciana sea superior a la población joven.

6


Una tasa de reposición mayor al 2.1% no implica ningún problema, pero sí lo contrario: un número menor de jóvenes estará manteniendo a una población cada vez mayor de ancianos: lo que ya está sucediendo en Europa y para lo cual se están dictando paradójicas leyes para promover la natalidad "hacia dentro"... con la misma pasión con que promueven el antinatalismo para los países pobres.

A pesar de lo planteado anteriormente debemos reconocer que los índices de pobreza, la malnutrición, la injusticia y la violencia en el mundo son alarmantes. Sin embargo, como dijimos, esto no se debe ni a la cantidad de población existente ni a una insuficiencia en la producción de alimentos, sino a la deficiente calidad en la educación, a intereses económicos (bélicos) y a la desigual repartición de la riqueza, incluyendo a los alimentos en el mundo: o

El 82% de la humanidad está condenada al hambre.

o 1’500 millones de personas sufren en sus diferentes formas el desempleo. o o

o

400 millones de niños viven en situación de esclavitud 50 millones de muertos es el balance de los más de 40 conflictos bélicos abiertos en la actualidad, la mayoría mujeres y niños. 56 millones de niños son abortados al año . (Hace unos años, era de unos 38.9 millones, según el estudio de E. Spaziante, miembro de la Sociedad Italiana de Bioética)

De forma eufemística podríamos decir que se necesita aplicar sobre ellos (nosotros) políticas desarrollo sostenible de la población... Y la sostenibilidad ya ha sido fijada: 7’280 millones personas según el Fondo para la población de las Naciones Unidas 1. (Aunque para el embajador EE.UU. en España, con el fin de proteger la naturaleza, dejaría la población en 2’000 millones. pregunta es si él se incluiría en los 4’600 millones de personas que según él mismo sobran).

de de de La

Es significativo que la riqueza de 225 personas en el mundo equivalga a la de la mitad de la Humanidad, y que las tres personas más ricas del mundo (entre ellas Bill Gates) superen en conjunto el presupuesto de los 48 países más pobres2. Baste conocer, en suma, que el 40 % de la humanidad ha de valerse con tan sólo el 3.3 % de los recursos, mientras el 20 % del planeta consume el 82.7 % y, lo que es más escandaloso, produce simultáneamente el 80 % de la contaminación. Sin duda, es más fácil pedir al mendigo que limpie el basurero global mientras ellos lo llenan; en suma: que sigamos siendo pobres, para que puedan seguir siendo ricos.

Luego la situación actual no es un problema de explosión demográfica3, ni de superpoblación, ni de agotamiento de los recursos. Es un problema de injusticia a nivel económico, político, social, de reparto de la riqueza. Ante la cual la respuesta lógica sería el cambio de dichas estructuras, pero se ha optado por acusar a la víctima, por planificar su control .

1

El Cairo, 1994 Informe Anual de Desarrollo Humano. Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de América Latina y el Caribe, Septiembre de 1998. 2 3

Documento anual “Perspectivas de la población mundial” de la División de la Población de la Naciones Unidas, organismo estadístico sin capacidad ejecutiva,1994. El demógrafo Karl Zinsmeister en The National Interest y Population Research Institute Review, 1994.

7


Lo que está detrás de las estrategias del control ¿Por qué entonces todo lo que se dice? ... y nos lo creemos Espero no provocar un estado depresivo en ninguno de ustedes, pero es necesario abrir nuestros ojos, destapar nuestros oídos y usar nuestras bocas Desde el final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la diplomacia norteamericana estuvo principalmente dominada por el tema de los "dos bloques". Con ciertas variaciones de acento, el tema se ha denominado guerra fría, enfrentamiento Este-Oeste, zona de influencia, coexistencia pacífica, deshielo, distensión, y otros. Pero también en ese escenario otras visiones se empiezan a gestar. En julio de 1944 en Bretton Woods (EE.UU.), nace, junto con el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI). Será con motivo de la crisis petrolífera de 1973, que algunos círculos norteamericanos empezaron a percibir la importancia de otra división, la división Norte-Sur . El congreso de Bandung, en 1955, presentaba ya el aspecto de un manifiesto y, poco a poco, los CNUCED (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el comercio y el desarrollo o UNTAC) y las conferencias en la cumbre de países no alienados se imponen a la atención de los países industrializados: desde Ginebra (1964) a Belgrado (1989), se ha recorrido un camino apreciable. Durante todo este tiempo, el diálogo Norte-Sur se organiza y se institucionaliza; los países del Tercer mundo reivindican un nuevo orden internacional.

Año 1800 1900 1987

Producto Interno Bruto Norte 200 528 14,430

per cápita (US$)

Sur 206 179 700

En una obra publicada en 1970, Zbigniev Brzezinski había ya atraído la atención sobre el tema. La crisis petrolífera de 1973 juega el papel de un catalizador: si los países productores de petróleo pueden organizarse y amenazar las bases de la economía de los países industrializados, ¿qué ocurrirá si los países pobres productores de materias primas deciden ponerse de acuerdo e imponer sus condiciones a los países ricos? Para conjurar el peligro, David Rockefeller, utilizando por cierto las tesis de Brzezinski, transpone a la división Norte-Sur las recomendaciones que su hermano había aplicado antes a la división EsteOeste. Y lo que es más importante, generaliza además, al conjunto del mundo, una visión cuyo alcance, en 1969, estaba limitado, provisionalmente, al continente americano. Desde esta perspectiva, David Rockefeller, respondiendo a una sugerencia explícita de Brzezinski, organiza la "Comisión Trilateral ": los EE.UU., Europa occidental y el Japón deben ponerse de acuerdo frente al Tercer mundo, que parece querer organizarse y del que dependen los países industrializados para importar materias primas y energía, y para dar salida a sus productos. ...y el Tercer mundo está en plena expansión demográfica . Por otro lado desde Europa también se estaba gestando una preocupación similar. El director del Instituto Nacional de Estudios Demográficos, en París, Hervé Le Bras tiene muy claro el momento en que las autoridades comenzaron a ubicar el aspecto poblacional como un problema que se debía "frenar": febrero de 1662, Londres, cuando aparece el primer libro sobre estadísticas de habitantes. Esto hubiera sido loable, a decir de Le Bras, si no es porque la verdadera intención de esas

8


autoridades fue justificar sus acciones de poder con base en dichas "alertas" poblacionales, e imponer así sus decisiones. La justificación teórica del "crecimiento cero" vio la luz en 1972 en el Informe Meadows, y ha sido difundida por el Club de Roma, empresas ambas generosamente financiadas por el grupo Rockefeller4. El trasfondo de “acusar a la víctima” se puso de manifiesto en el famoso “Documento 2000” del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSSM 2005), preparado por Henri Kissinger y aprobado el 10 de diciembre de 1974 por el presidente Gerald Ford, documento originariamente secreto, como es obvio a tenor de la dureza de su contenido, y que sin embargo fue develado en 1990 gracias a las presiones de algunos historiadores que supieron invocar con éxito las leyes de secretos oficiales (y a que Dios existe, digo yo). El documento, textualmente, afirma en algunos de sus apartados: Punto 19: Los actuales factores de población en los países menos desarrollados suponen un riesgo político e incluso problemas de seguridad nacional para los Estados Unidos”. Punto 30: Los países con interés político y estratégico especial para los Estados Unidos son India, Bangla Desh, Pakistán, Nigeria, México , Indonesia, Brasil, Filipinas, Tailandia, Egipto, Turquía, Etiopía y Colombia ...especialmente aquellos que tienen una población creciente y desigualdades también crecientes (...) El presidente y el secretario de Estado deben tratar específicamente del control de la población mundial como un asunto de la máxima importancia en sus contactos regulares con jefes de otros gobiernos, particularmente de países en desarrollo”. ... La localización de reservas de minerales en estos países supone una relación de dependencia de los países industrializados respecto a los menos industrializados... Es posible que empresas extranjeras sean expropiadas a través de gobiernos, conflictos laborales o desordenes civiles. Con ello nuestras reservas se verían comprometidas. Por lo tanto si se reducen las condiciones de crecimiento de la población los riesgos sobre nuestros intereses serán menores. Punto 33: ... Nuestro objetivo es que el mundo llegue al nivel de fertilidad de reemplazamiento en el año 2000. Las bases para lograr éste objetivo deben figurar en el Plan Mundial de Población de las Naciones Unidas. ...Debemos tener cuidado de que nuestras actividades no den a los países en desarrollo la apariencia de políticas de un país industrializado contra países en desarrollo. Hay que asegurar su apoyo en este terreno. Los líderes del Tercer Mundo deben figurar a la cabeza y recibir el aplauso por los programas eficaces”. Punto 34: Para tranquilizar a otros respecto de nuestras intenciones , debemos hacer énfasis en el derecho de los individuos y las parejas a decidir libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus hijos, el derecho a recibir la información, educación y nuestro continuo interés en mejorar el bienestar de todo el mundo. Debemos utilizar la autoridad del Plan Mundial de Población de las Naciones Unidas ”. Y ¿cómo poner en práctica éste control de la población? En dicho informe se decía:

4

En francés, la "Trilatérale" ha sido estudiada sobre todo en "Le Monde diplomatique". Véase, por ejemplo, de Diana Johnstone: "Les puissances économiques qui soutiennent Carter", no. 272 (noviembre de 1976), pp. 1,13 y ss.; de jean-Pierre Cot: "Un grand dessein conservateur pour l´Amérique", no. 282 (septiembre de 1977), pp. 2-3; de Pierre Dommergues, "L´essor du conservatisme américain", no. 290 (mayo de 1978), pp. 6-9. y "Halte a la croissance". 5 “National Security Study Memorandum 200: Implications of Worldwide Population Growth for U.S. Security and Overseas Interests.”

9


“... Los EE.UU. trabajarán con organizaciones internacionales estimadas y creíbles como la OMS, el Banco Mundial y la UNICEF...” o Un ejemplo de esto lo tenemos con los premios a la Planificación Familiar que instituyó la ONU, donde China y la India obtuvieron los primeros por su política de descendencia única y por su política de esterilización masiva. “... El arma de los alimentos debe ser utilizada. Los gobiernos del Tercer Mundo que no se sometan voluntariamente al programa de reducción de población deberán ser forzados a esa sumisión por estos medios: denegarles créditos por parte del FMI, incitar a la rebelión a la población hambrienta, llegando incluso a cambios de soberanía...” Con esto termino la cita del Memorandum 200. No sólo les pido que habrán sus ojos y destapen sus oídos, tenemos también que abrir nuestra mente y nuestro corazón... ... Allan Greg, de la Fundación Rockeffeler, dirá: “la superpoblación es un cáncer; nunca he oído que un cáncer se curara alimentándolo” ¿Cómo se ha ido instrumentando este plan? Desde el punto de los conceptos y valores humanos atacándolos por todos los medios y desvirtuándolos; utilizando un lenguaje nuevo, mentiroso, ideológico: el lenguaje de los “derechos humanos": "ustedes los pobres tienen derecho a la contracepción, al aborto. Estos son los nuevos derechos humanos. Nosotros -los ricos- queremos ayudarlos a ejercer ese derecho nuevo y vamos a ayudarlos a desarrollarse mandándoles métodos anticonceptivos y dispositivos intrauterinos y aparatos para realizar abortos con máquinas especializadas..." Es un punto clave el ataque a la familia, célula base de la sociedad. El ataque sistemático a la familia, ha llevado a ésta a la pérdida de la transmisión de valores como la gratuidad, el sacrificio, la solidaridad, el amor, la protección del débil, dejándolo en manos del Estado donde prima el individuo sin responsabilidad, que consume, que vive al día, que busca el bienestar y la comodidad por encima de todo, que no lucha por los más débiles o contra las injusticias. En el mundo científico se considera ser vivo a cualquier tipo de célula que existe en la naturaleza. Se busca vida en Marte buscando moléculas de agua o una piedra con supuestos restos fosilizados de organismo multicelulares, pero esto no ocurre con los seres humanos. No se considera una persona, una vida a un feto dentro del vientre materno, sobre todo si es en las primeras semanas de gestación, a pesar de que incluso antes de las 4 primeras semanas ya existe latido propio y sangre propia. Con perversidad, “no oigo, no veo, no denuncio”, el hombre se apodera de la “libertad” de jugar con la vida del hombre al no considerar al embrión como una vida humana en desarrollo. Casi sólo desde la Iglesia Católica se nos recuerda que estas técnicas, que se introducen en nombre de la salud y del bienestar, suponen una auténtica discriminación entre los seres humanos en virtud de su tiempo de desarrollo . Juan Pablo II decía en su encíclica Evangelium Vitae, del año 1995, que “estamos en realidad ante una objetiva ‘conjura contra la vida’, que ve implicadas incluso a instituciones internacionales”. De este modo, un embrión vales menos que un feto, un feto menos que un niño, un niño menos que un adulto. Trastocando el imperativo moral que impone, por el contrario, la máxima tutela y respeto precisamente a los más débiles, a quienes no están en condiciones de defenderse y manifestar su dignidad intrínseca. Se ha tratado incluso de inventar el concepto de pre-embrión sin lograr acuerdo. A partir de 1985, Estados Unidos y los países desarrollados de Europa decidieron que el inicio de un nuevo ser humano

10


se determinaba en el momento en que el embrión humano se fijaba en la pared superior del útero de su madre (endometrio), alrededor de siete días después de la concepción. Es decir que en los países desarrollados del planeta, el embrión humano está desprovisto de la protección inherente al ser humano hasta la anidación en el útero de su madre. En la práctica todo se ha venido llevado a cabo violando los derechos humanos

Con la experimentación y desarrollo de métodos de anticoncepción y esterilización más “sofisticados”, sobre poblaciones objetivo :

a) La píldora experimental en Puerto Rico en los años 50 b) El abortivo Dispositivo Intrauterino o DIU c) Los contraceptivos inyectables (Progevera ). En algunos países se implementaron equipos móviles que recorrían los pueblos cada tres meses para suministrar las inyecciones a las mujeres. En algunos casos como en El Salvador la inyección se aplicaba sin que las mujeres tuvieran conocimiento de que se trataba de un anticonceptivo. En Camboya a cambio de una gallina se aplicó a 8.000 mujeres. En Sudáfrica se obligaba en las fábricas a las mujeres a ponerse la inyección bajo amenaza de despido. Este método es ampliamente utilizado por la OMS para estimular la esterilización reversible en el Tercer Mundo. Aun sabiendo que ha sido demostrado los efectos secundario cancerígenos

d) Norplant : un anticonceptivo implantable subcutáneamente, cuyo efecto dura durante cinco años. Su experimentación se desarrolló en Bangla Desh. Las mujeres no dieron su autorización ni fueron informadas del alto numero de efectos secundarios que tenía (hemorragias, alteraciones la visión, debilidad extrema, anemia, adelgazamiento). Si decidían quitárselo (cosa que solo puede hacerse de forma quirúrgica) tenían que pagar la operación y el implante. Un informe de la OMS de 1993 afirmó que el Norplant es efectivo, reversible y apropiado para su uso ya que ha sido experimentado en más de 40 países del tercer mundo con alrededor de 25,000 mujeres. Hoy día en España, por mencionar un país desarrollado todavía hay ginecólogos que lo ofrecen.

e) La esterilización a través de la ligadura de trompas es uno de los métodos. o En Colombia es gratuita. Está financiada por fundaciones privadas como La

o

o o

o

Fundación Ford. En éste país sólo en el año 1987 fueron esterilizadas 40,000 mujeres con la promesa de recibir lápices de labios. Y en la actualidad la asociación ProFamilia esteriliza diariamente 80 mujeres. En Guatemala una agencia católica denunció la esterilización masiva de mujeres indígenas sin consentimiento previo cuando iban a hospitales estatales a consulta médica o al ser atendida en los partos. En México del total de partos por cesárea en la población indígena el 70% quedan estériles. El caso más sangrante lo tenemos en Brasil donde la ‘Asociación para el Bienestar de la Familia’ fue acusada de haber esterilizado a un millón de mujeres solo en el estado de Guanabara entre 1965 y 1975. Según un informe del ministro de sanidad brasileño de 1993, 25 millones de mujeres en Brasil están esterilizadas, de ellas el 80% era pobre, negra o mestiza. Y así podemos seguir con otros países como Puerto Rico donde en 1965 ya habían sido esterilizadas un 45% de mujeres en edad fértil. O el Salvador, Indonesia, India, Bangla Desh donde en los años 80 se vinculó la entrega de alimento tras una

11


epidemia de hambre a condición de ser esterilizada. Un 80% de las mujeres de esa zona fueron condenadas a la infecundidad de por vida.

f) La esterilización de otros tipos. o Se han descubierto formas de esterilización oculta en alimentos, como en Guatemala o

o

donde se encontró sustancias anticonceptivas en los alimentos donados desde EE.UU. para la población pobre. Se ha desarrollado vacunas anticonceptivas bajo los auspicios de la OMS que pueden ser enmascaradas con la vacunación del tétanos como se denunció en Filipinas, donde se dirigió una campaña de vacunación contra el tétanos sólo a mujeres fértiles con pautas de administración diferentes a las habituales. Unas religiosas, que fueron las que denunciaron el caso, mandaron analizar esas vacunas y contenían sustancias anticonceptivas. Ejemplos de este tipo se han producido también en México, Nicaragua e India. También las esterilizaciones químicas que consiste en introducir en el útero de la mujer cuando se va a hacer una revisión ginecológica y sin que ella se de cuenta, sustancias irritantes que lo inflaman y bloquean la entrada a las trompas de Falopio. Es un método fácil, de bajo coste (€0.15 por esterilización) y ya ha sido aplicado un Guatemala con la financiación de una fundación americana (Population Council) y el beneplácito de las autoridades sanitarias.

g) ... Y por último el uso del aspirador manual endometrial que es un método abortivo utilizado en la primera fase del embarazo, de fácil uso, que no requiere grandes medios técnicos y que ya se está utilizando en Bosnia, Afganistán, Perú y África Central. Las consecuencias de ésta campaña durante 30 años se está viendo en Latinoamérica donde su fertilidad ha sido reducida a la mitad.

Con la participación de Farmacéuticas multinacionales, fundaciones e instituciones “privadas” :

o Detrás de éstas practicas genocidas y de exterminio tenemos a multinacionales como Upjoh, Syntex o Home Products que desarrolló el Norplant y fue financiada por una agencia de ayuda al Tercer Mundo; la Agencia Norteamericana para el Desarrollo Internacional y de cuya propagación y patrocinio fue responsable la OMS. Estas empresas se han aprovechado de las políticas de control de la natalidad donde el tercer mundo se ha convertido en un buen campo de pruebas experimentales para sus productos y en un campo privilegiado de venta de material anticonceptivo.

o Fundaciones e instituciones “privadas”, principalmente americanas, son otro eslabón de la cadena en estas políticas eugenistas, propician programas de esterilización, difunden anticonceptivos y dispositivos intrauterinos, presionan a los gobiernos o sobornan a sus mandatarios para la aceptación de estos programas y mantiene campañas de desprestigio de las posturas contrarias a estas políticas, siendo especialmente críticas con la Iglesia Católica como se ve en las conferencias internacionales como la del Cairo. Su financiación corre a cargo de empresas farmacéuticas, capitales privados (Ford, Rockefeller, Bill Gates, Ted Tudner, Packard), de universidades, bancos y del gobierno de Estados Unidos, Japón, Suiza, Holanda,... Alguna de ellas son:

Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF): una verdadera “multinacional de la muerte”. Es la principal promotora del Norplant y de los programas de esterilización. Algunos de sus medidas para reducir la fertilidad de las clases bajas en EEUU eran: transformación de la imagen de la familia ideal, la reducción o

12


eliminación de los permisos pagados por maternidad, dificultades en la adquisición de la primera vivienda, la esterilización obligatoria para quien ya tiene dos hijos. El Consejo de Población Norteamericano (Population Council) financiado por el gobierno norteamericano que ha desarrollado un agente de control de la fertilidad mezclable con el agua potable que ha puesto en práctica en Egipto y en Brasil desarrolló un plan de esterilizaciones que afecto a 500.000 mujeres. Católicas por el Derecho a Decidir: entidad apóstata apoyada por la fundación Ford y cuyo campo de acción es Latinoamérica. Uno de sus principales objetivos es el atacar, ridiculizar las propuestas, enseñanzas de la Iglesia Católica a través de la financiación de medios de comunicación social, principalmente en EEUU e Iberoamérica. Y otras como Salud Familiar Internacional, la Asociación para la Esterilización Voluntaria o la Oficina del censo de Población. Hay que citar también la Fundación Ford, la Fundación Rockefeller y el Alan Guttmacher Institute, que depende del IPPF.

A través de organismos internacionales de las Naciones Unidas (ONU)

En 1984 en la Conferencia de Población de la ONU en México, los países desarrollados intentaron incluir el aborto en los países en desarrollo como “método de planificación familiar”, siendo rechazada la propuesta. El 16 de marzo de 1994, poco antes de la Conferencia de Población de El Cairo, el departamento de Estado norteamericano ordenó a sus embajadas que insistieran a sus gobiernos anfitriones en que los Estados Unidos consideraban el acceso al aborto voluntario un derecho fundamental de todas las mujeres. Durante la conferencia los países desarrollados se negaron repetidamente a ampliar sus cuotas de inmigración y a abrir las barreras aduaneras a la importación de productos del sur, como pedían los países pobres. Sin embargo supieron ofrecer notabilísimas ayudas encaminadas a la “planificación familiar” y, muy especialmente, al aborto. Resulta bien significativo que el presidente Billy Clinton, que no tuvo problemas en decir que el aborto, en su país, no calificaba de “método de planificación familiar”, impidiendo así que sea subvencionado con fondos federales, lo proponga en cambio como tal para el Tercer Mundo. A comienzos del segundo mandato de Clinton, en febrero de 1997, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley presupuestaria de 385 millones de dólares destinados a la planificación familiar y al aborto en el Tercer Mundo. Simultáneamente, era rechazada una moción del congresista pro-vida Chris Smith que, aludiendo a lo que llamó “imperialismo demográfico”, ofrecía aumentar la partida hasta 713 millones siempre que del programa antinatalista fuera explícitamente excluido el fomento del aborto. La razón la dio explícitamente la entonces nueva secretaria de Estado, Madeleine Albrigth, alegando que el control de nacimientos en el Tercer Mundo es pieza fundamental de su política de promoción de los intereses norteamericanos (ya sabemos el por qué). Algunos otros congresistas supieron ser algo más explícitos y aludieron a necesidad de reducir la competencia por mano de obra barata en el mercado internacional (ABC, 16-2-97). No sabemos si tendrá que ver con aquellas áreas de interés estratégico el hecho de que la primera conferencia de población se celebrase en nuestro país, y la segunda en Egipto. Pero sí podemos constatar que el Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA o FNUAP en español) es una de las pocas oficinas de la ONU que ve crecer sus presupuestos cada año, financiados en un 50% por los Estados Unidos, y el resto por otros países del Primer Mundo. En 1994, por ejemplo, contaba con 246 millones de dólares, más otros 1’000 millones en programas destinados expresamente a frenar la natalidad de los países pobres. Sus actividades se centran en la esterilización, anticoncepción y aborto en el mundo en desarrollo. Con todo, su más rutilante actuación en los últimos tiempos, ha sido la convocatoria de la polémica Conferencia de El Cairo, encaminada

13


en un primer momento a conseguir que los países destinatarios de los programas antinatalistas contribuyesen económicamente al sostenimiento de éstos. Claro, que no es el Fondo de Población la única institución con que juegan los intereses estratégicos de los Estados Unidos: una gran parte de los 385 millones de dólares que el Congreso norteamericano dedicó en 1997 a la planificación familiar en el Tercer Mundo, habrían de ser encauzados a través de la International Planned Parenthood Federation (IPPF), una multinacional del aborto fundada a principios del siglo pasado en Estados Unidos (Brooklin, 1916) por Margaret Sanger a partir de una clínica abortiva. La IPPF por otro lado, tuvo mucho que ver con la redacción del documento propuesto –y afortunadamente rechazado- en El Cairo: el 31 de marzo de 1994. IPPF se jactaba públicamente de que su presidente, Fred Sai, era a su vez de la tercera conferencia preparatoria, y de que la delegada de la organización abortista para el hemisferio occidental, Billie Miller, presidía el grupo de ONGs y el comité de planificación. No decía, aunque era de dominio público, que Nafis Sadik, directora por entonces del FNUAP, había trabajado con anterioridad para la IPPF, lo mismo que el secretario de Estado adjunto para Cuestiones Globales de los Estados Unidos, antiguo director de la IPPF en Denver. Otras agencias de la propia ONU han realizado extrañamientos sobre el FNUAP. En su informe para el año 2001, “Huellas e Hitos, Población y Cambio Ambiental ”, la agencia Reuters, lo presentó el 7 de noviembre con las siguientes palabras: “La raza humana está explotando la Tierra hasta un grado insostenible. El crecimiento de la población y la contaminación, propagada por las nuevas tecnologías y la globalización, están alterando el planeta en una escala sin precedentes” avisan las Naciones Unidas. “Lo estamos contemplando desde un precipicio. Es una crisis de proporciones globales que necesita que se reconduzca de manera urgente”, decía Alex Marshall, editor del informe para el 2001, en una conferencia de prensa. Por si acaso olvidamos este mensaje, Marshall añadía: “Siendo francos, reunir los datos de este informe me ha causado pánico”. El informe continúa enumerando una serie de graves peligros ecológicos que afronta el mundo: + Para el año 2050, avisa de que más de 4’200 millones de personas estarán viviendo en países que no podrán conseguir los recursos necesarios de 50 litros de agua diarios por persona para cubrir las necesidades básicas. + Entre 1985 y 1995, el crecimiento de la población dejó atrás al incremento en la producción de alimento, en los 64 de los 105 países en vías de desarrollo estudiados, teniendo África la peor parte. + La atmósfera se calentará alrededor de los 5.8 grados Celsius durante la próxima centuria, y el nivel del mar subirá cerca de medio metro. + El cambio climático tendrá un serio impacto, con tormentas mayores, inundaciones y erosión del terreno, extinciones aceleradas de plantas y animales, cambios en las zonas agrícolas, y amenaza a la salud pública por el incremento de la necesidad de agua y de las enfermedades tropicales. + En las últimas décadas, mientras aumentaba el crecimiento de la población, el grado de deforestación ha alcanzado los niveles más altos de la historia. + El aumento de las zonas urbanas presenta otro desafío. Muchas ciudades en países en vías de desarrollo afrontan serios desafíos medioambientales a la salud y las condiciones se agravan debido al rápido crecimiento, a la falta de infraestructuras apropiadas para afrontar las

14


necesidades crecientes, al agua y al aire contaminado, y más basura de la que pueden manipular.

...y la solución que propone el FNUAP : “Alcanzar igual status para hombres y mujeres y garantizar el derecho a la salud reproductiva, incluyendo el derecho a escoger la cantidad de familia y el intervalo para tenerla”. A los 8 días con mucho menor difusión sale esta nota: NUEVA YORK, 15 Nov. 01 (ACI) - El reciente informe Estado de la Población Mundial publicado por el Fondo de Población de la ONU (UNFPA) ha sido severamente criticado incluso por funcionarios del organismo mundial al haberse convertido en un arma para impulsar la agenda política de la división controlista. Joseph Chamie, director de la División de Población, del Departamento de la ONU sobre Asuntos Económicos y Sociales, que recolectó buena parte de la información en la que se basa el reporte de la UNFPA, declaró al diario Washington Times que la UNFPA presentaba los escenarios más negativos para crear un punto político. "La relación entre la población y el medioambiente es muy compleja. La UNFPA es un Fondo, ellos tienen una agenda. La División de Población no publicaría un reporte para promover un fin" político, indicó Chamie. En efecto, el reporte de la UNFPA está plagado de predicciones negativas sobre la sobrepoblación, degradación del ambiente y hambruna mundial, que no concuerdan con los datos estadísticos contenidos en el mismo reporte. Los datos hablan de un proceso de disminución de la población y envejecimiento. El principal mensaje de la UNFPA es que el mundo debe aletargar el crecimiento poblacional para salvar el medioambiente. En cambio, el reporte de la División de Población llega a la conclusión contraria señalando que "aún para esos problemas ambientales que se concentran en los países con rápido crecimiento poblacional no necesariamente se puede señalar a ese crecimiento como la principal causa. Disminuir el crecimiento poblacional no significará una contribución importante a la solución del problema". En su reporte, la UNFPA reclama que el crecimiento poblacional ha llevado a la pobreza y a la falta de alimentos. Sin embargo, la División de Población precisa que "entre 1900 y el 2000, la población mundial creció de 1’600 a 6’100 millones de personas. Sin embargo, mientras la población mundial creció cuatro veces, la productividad mundial creció entre 20 y 40 veces, permitiendo que el mundo no sólo pueda enfrentar el crecimiento de cuatro veces su población, sino que mejore bastamente los estándares de vida". Otros expertos de la ONU han continuado informando contra el doloso informe: + El porcentaje de población mundial que vive en absoluta pobreza (vivir con menos de un dólar al día) bajó desde cerca del 28% en 1987 al 24% en 1998. + La producción agrícola mundial ha superado al crecimiento de población, y el precio real de la comida ha bajado. + En cuanto a la cuestión del alimento, el Director General de la Organización de la Alimentación y la Agricultura, Dr. Jacques Diouf, establecía el 16 de octubre de 2004 que “la lucha contra el hambre será difícil, pero es una batalla que podemos y debemos ganar”. En una nota de prensa para el Día Mundial de los Alimentos, el Dr. Diouf no hacía mención a la población como un problema. Entre los principales obstáculos para reducir el hambre, citaba la falta de paz y estabilidad política.

15


+ En cuanto al calentamiento global , la División de Población destacaba que la influencia humana proviene principalmente de las formas de producción, no del volumen, crecimiento y distribución de la población. Además, continúa el informe, los seres humanos pueden tener también un efecto positivo sobre el medio ambiente: como resulta del combate de los humanos contra las amenazas medioambientales tradicionales como la peste bubónica, la viruela, la tuberculosis y parecidas que han llevado al siglo XX a ganar en esperanza de vida y salud. + Incluso para aquellos problemas medioambientales que se concentran en países con un rápido crecimiento de población, no es necesariamente el incremento de población la principal causa, ni el parar dicho crecimiento la solución al problema: también otras “fuerzas conductoras” sociales y tecnológicas contribuyen normalmente a la degradación ambiental. Pero quizá el más importante instrumento de presión del “lobby” antinatalista sea el Banco Mundial, con su política dirigida a condicionar los créditos a los países pobres al grado de cumplimiento de las directrices marcadas por el Fondo para la Población de las Naciones Unidas. A finales de 1991 la revista The Economist y el New York Times sacaron a la luz un memorándum interno del Banco Mundial según el cual esta institución debía estimular la instalación en el Tercer Mundo de las industrias más sucias, por varias razones:  La misma lógica económica, que invita a alejar de la propia casa los residuos,  Los bajos niveles de contaminación de esos países, a causa de su menor densidad de población, y  La escasa incidencia del cáncer sobre grupos de gente cuya esperanza de vida es de por sí pequeña En 1995, en el Foro de Belaggio (Italia), el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud, reúnen y exigen a los países subdesarrollados de América latina que autoricen las “píldoras del día después”. Después de todo lo que se ha mencionado espero que se comprenda por qué de estas presiones, para la filosofía que realmente domina al Banco Mundial, la forma más eficaz y económica de eliminar la pobreza, es eliminar a los pobres. en palabras del presidente Lyndon Johnson ante la ONU: “cinco dólares por cada pobre en anticonceptivos, representaban 100 dólares por cada pobre en proyectos de desarrollo”. A partir de ese año, el Banco Mundial exigió para conceder créditos la autorización de la píldora del día después”. Veamos lo que sucede con Argentina. Argentina la autorizara en 1996. De 1996 a 1999, recibe del Banco Mundial casi 20 mil millones de dólares. Esa cifra lo convierte en el país que más fondos recibió, después de China. Además, esos fondos correspondían a las 44 naciones más pobres y hambrientas del planeta y se desviaron a la Argentina, uno de los principales productores mundiales de alimentos. Sólo el 60% de ese dinero se invirtió en los destinos que se prefijaron, habiéndose diluido el restante 40% que no podemos imaginarnos en las manos de que políticos corruptos y homicidas fuera a parar. Pero no sólo esto, en el informe Meltzer6 del año 2000 de la Auditoria del Senado estadounidense, se menciona que Estados Unidos, a través del Banco Mundial, necesitaba penetrar con créditos las políticas internas de la Argentina, para que de esta forma se pudiera controlar más fácilmente a otros países más pequeños de América latina. Otro elemento de extorsión han sido los pagos de la deuda externa, sobre préstamos que el propio BM generó a partir de la crisis petrolera de 1973. Mozambique, por ejemplo, tuvo que desembolsar en 1996, por concepto de deuda externa, el doble de lo que dedicó a educación y salud. Y no deberíamos caer en la trampa –claramente racista- de culpar del desastre a una nunca demostrada “incapacidad” de nuestros países para valerse por sí solos o para escapar de la corrupción política. Tengamos en cuenta que durante los años ochenta, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 6

Informe Meltzer 17 de noviembre del 2000 http://www.heritage.org/Research/InternationalOrganizations/EFP00-04.cfm

16


los tipos de interés para los países pobres fueron en conjunto cuatro veces más elevados que para los países ricos. Entrevistado en México en el 2002, el autor de Los Límites del Planeta7 cuestionado acerca del tema de la sobrepoblación dice: "Todo esto es falso, hay muchos mitos en torno a esto. Este tipo de amenazas no sólo se incrementaron tras la aparición del libro ’Bomba P’ (Bomba Poblacional, 1968), de Paul Erlich, y la aparición del Club de Roma , sino porque ahora son el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional los que exigen el control demográfico dentro de las diversas demandas que hacen como condiciones para los préstamos a los países". Esta presión de los organismos internacionales, explicó Le Bras, no es justa, dado que no se apega a la realidad y sólo se utiliza a la población para justificar las acciones políticas sobre el hombre común. "No hay un aumento descomunal de la población en los países pobres; tampoco se esperan grandes migraciones, porque éstas han descendido a lo largo del tiempo y, al contrario, es un derecho humano que la gente cambie de lugar de residencia. Aquí el problema central no es tanto de recursos sino es la inequitativa distribución de la riqueza". También comento sobre la guerra, por ejemplo, que sí es una amenaza latente, pero en pocas ocasiones se menciona porque hay quienes se favorecen de ella".

One World Order ¿Sólo los EE.UU. como nación esta detrás de esto? NO ni siquiera son ahora los EE.UU. como nación los que han mantenido el impulso, es más grave y complejo. La ambición de controlar la vida humana desde la concepción a la muerte es la máxima expresión del imperialismo integral , podríamos decir incluso Meta-político. ¡Multimillonarios de todos los países, uníos! Las empresas multinacionales aparecen aquí como un mecanismo esencial de un sistema global de la dominación; llevan a cabo una industrialización que al mismo tiempo se encargan de limitar. Se trata de construir un nuevo orden mundial, de tipo corporativista, lo que se ha hecho urgente -se asegura- en razón de la interdependencia de las naciones. Pero lo que sucedía ya hace muchos años a escala panamericana, se produce ahora a escala mundial: se pasa rápidamente de la interdependencia a la dependencia. Todos los países, en efecto, no presentan un mismo nivel de desarrollo; y visiblemente en razón de su presencia y compromisos en todo el mundo, los EE.UU. se consideran con derecho a arrogarse una misión de liderazgo mundial. A esta misión deben asociarse las naciones ricas y las clases ricas del mundo entero; la seguridad, su propia seguridad, debe constituir la preocupación común y predominante de los ricos. Esta preocupación justifica, por su parte, la constitución de un frente común mundial, una unión sagrada, si quieren conservar sus privilegios. Con respecto a este imperativo de seguridad común, todos los factores de divergencia entre ricos no tienen sino una importancia relativa o incluso secundaria. El proyecto imperialista y totalitario que está tomando cuerpo ante nuestros ojos incrédulos presenta unas características totalmente asombrosas si se le compara con las que marcaron los sueños imperiales de Mussolini, Stalin o Hitler. Este imperio naciente tiene de increíble que no procede esencialmente de las ambiciones de hegemonía de un Estado particular. Tampoco es la emanación de una coalición de Estados y, lo que es más, como ya hemos visto, le vienen muy bien las desigualdades, e incluso las divisiones entre naciones y hasta se ingenia en sacar partido de ellas. El imperio que está construyéndose es un imperio de clase que emana del consenso establecido, por encima de las fronteras, por la internacional de la riqueza.

7

Editorial Ariel

17


Por tanto, en ausencia de un Estado de contornos visibles, en el marco de este imperialismo de clase, nadie sabe quién decide ni quién es responsable. El lenguaje parece totalmente desconectado del sujeto que lo produce; todo es anónimo, impersonal y secreto. Dice el Profesor Schooyans: “El productor del mensaje ideológico está oculto. No cabe, pues, someter el discurso al juicio personal: está listo para el consumo: frío, objetivo e imperativo. El alcance supuestamente universal de su discurso, al igual que las pretensiones “científicas” con que se reviste, aparecerían en seguida como lo que son: un engaño. El productor de ideología debe, pues, guardar el secreto: es omnipresente, pero in-aprehensible”. Las nuevas fronteras del imperialismo ya no son físicas; coinciden con las de la humanidad entera. No basta decir que hay que alienar al hombre, o que hay que poseerlo en todas las dimensiones de su yo. Retomo el mensaje de la NEW AGE, “...lo que hay que hacer emerger es un hombre nuevo”, completamente purgado de sus creencias pasadas, de su moral sexual, familiar, social, de su creencia en el valor personal de cada hombre y de su creencia en Dios, sobre todo en un Dios que se revela en la historia con el fin de asociar al hombre a su designio de creación, de salvación y de amor. En los ambientes de la ONU se dice: “...no es necesario querer descubrir la verdad, no somos capaces de descubrirla porque cada uno tiene la suya; y ocurre que las necesidades de la práctica nos hacen tomar decisiones prácticas y entonces terminamos haciendo lo que recomienda John Rose, político norteamericano: discutimos caso por caso sin referirnos a principios relativos a la verdad (que es inaccesible) y entonces tomamos una decisión. Es lo que se llama la ética procesal, que no considera lo que es bueno, justo, malo. Será justa la decisión que vamos a tomar sólo porque vamos a tomarla...” Pero con este relativismo integral el respeto debido a todo ser humano desaparece, es condicionado, porque depende de una decisión consensual siempre re-negociable. Así, terminamos en una sociedad de violencia donde prevalece la voluntad del más fuerte.

La ideología en cuestión es la ideología de la seguridad demográfica . Según palabras de Marx, la ideología presenta siempre una imagen invertida de la realidad y procede siempre de una falsa conciencia. La ideología esconde siempre los intereses de sus autores. Los juicios que emite, y que constituyen la textura misma de la ideología, no pasan de ser hipotéticos. Y lo son incluso en dos sentidos: deben responder a una doble condición, que corresponde, a su vez, a la doble función que se espera de la ideología. Debe, por un lado, disimular ante los ojos de los autores de la ideología las verdaderas razones de su propio discurso. La ideología está aquí al servicio de la mala fe del ideólogo. Concretamente, la ideología de la seguridad demográfica es una intelectualización que disimula, ante los ojos de la misma clase imperialista, las verdaderas razones que motivan su conducta e inspiran su discurso. Por otro lado, esta ideología tiene por función el seducir a los que se invita -o fuerza- a adoptarla. Las mujeres que se hacen abortar y los pobres a los que se esteriliza son ‘programados’ para que hagan suyo el punto de vista que sobre ellos tienen los que desean su alienación. NUEVA YORK, 06 Abr. 08 / 11:17 pm (ACI).- El multimillonario fundador de la cadena de noticias CNN, Ted Turner, dijo en una entrevista televisiva que la supuesta razón por la cual hay problemas climáticos en el mundo es que "somos demasiada gente en el mundo" y consideró que se debe "estabilizar la población" impulsando campañas como la del hijo único aplicada por el gobierno chino. En opinión del magnate, uno de los activistas "verdes" más radicales, luego del desarme nuclear el asunto más importante es el del "cambio del clima global. Somos demasiada gente. Por eso existe el calentamiento global". De esta forma, la ideología de la seguridad demográfica significa el inicio de una doble perversión. Del lado de sus autores, engendra la doblez; son ellos las primeras víctimas de la racionalización que confeccionan. Y como le colocan a su construcción ideológica la etiqueta de la ciencia, se impiden el ir a buscar fuera de su propia construcción la luz que podría sacarles de la prisión espiritual que fabrican

18


para otros, pero en la que ellos mismos se encierran. Del lado de los destinatarios, engendra el consentimiento a la propia sumisión y les confirma en su alienación. Pero esto no es todo. La perversión esencial de esta ideología, de que son víctimas tanto sus autores como aquellos a los que va dirigida, es que procede por antífrasis: al mal le llama bien. Se niega la trasgresión de la ley moral; la conciencia individual sólo puede referirse a sí misma o, más exactamente, a los intérpretes autorizados de la trascendencia social que le dicen lo que puede desear o debe querer. El niño abortado es la víctima propiciatoria a la que se transfiere la violencia de nuestra sociedad. Es mi oponente, mi rival, es un obstáculo para mis intereses, para mi placer y para mi vida; es la causa de la pobreza, el obstáculo para el desarrollo. Él va a desear lo que deseo, primero en el terreno del tener y luego en el terreno del ser. Va a surgir en la vida como mi doble: está de más; hay que suprimirlo. El niño muerto en el seno de su madre no es sacrificado: no se le hace sagrado para proteger la cohesión de la comunidad humana. Es ejecutado sin que la violencia sea expulsada de la sociedad humana. Pues una sociedad totalmente laica ha de desacralizarlo todo, incluida la vida, y desmitificarlo todo, incluida la víctima propiciatoria.

Abrir la mente y el corazón... El primer medio ambiente humano natural: el útero materno La declaración de principios o Declaración de Río sobre el Medio ambiente y el Desarrollo, en su primer principio, afirma que los seres humanos “Tienen derecho a una vida saludable y productiva en armonía con la naturaleza.” Sin embargo hoy se agrede, con el beneplácito de leyes, a la ecología íntima humana: el primer medio ambiente humano natural, el útero materno. Es tristísimamente, dentro del mismo útero materno, en donde los niños corren más peligro. Es el lugar en dónde más discutida está su protección. ..en su primer hábitat .

Algunas consideraciones finales Hace tres días desde la Basílica de San Juan de Letrán, Benedicto XVI explicó que la esperanza cristiana "concierne en cierto modo a cada uno de nosotros, pero también es esperanza comunitaria, esperanza para la Iglesia y para toda la familia humana". "En la sociedad y en la cultura de hoy, y por tanto también en nuestra amada ciudad de Roma no es fácil vivir en el signo de la esperanza cristiana. Existe una sensación difusa de que para Italia y también para Europa los años mejores ya han quedado atrás y que espera a las nuevas generaciones un destino de precariedad y de incertidumbre ", indicó. También explicó que "las expectativas de grandes novedades y mejoras se concentran en las ciencias y las tecnologías", pero éstas "no pueden dar sentido a nuestra vida y no nos pueden enseñar a distinguir el bien del mal. Por eso, como he escrito en la encíclica 'Spe salvi' No es la ciencia la que redime al hombre. El hombre es redimido por el amor. Eso es válido incluso en el ámbito puramente intramundano". El Papa dijo que nuestra civilización y nuestra cultura tienden con frecuencia "a poner a Dios entre paréntesis, a organizar la vida personal y social sin Él, y a considerar que no se puede conocer nada de Dios, o incluso a negar su existencia. Pero cuando se abandona a Dios todas nuestras grandes y pequeñas esperanzas se apoyan en el vacío ".

19


Yo soy creyente y tengo esperanza en Dios, pero para el que no tenga esta seguridad, al menos considere dos cosas: • El hombre es inteligente y es capaz de transformar los recursos y hacerlos más accesibles y productivos • Cuando un niño nace no sólo llega una boca más que alimentar, sino unas manos que trabajan y una mente que piensa y contribuye al crecimiento, al mejor aprovechamiento de los recursos Podemos elegir una cultura de la vida frente a las formas de vida consumista, egoístas y vacías que nos impone la cultura de la muerte. Tomemos partido, hagámonos la pregunta ¿de que lado estoy? Si se abrieron tus ojos, o tus oídos, o tu mente o tu corazón, podemos prestar nuestra voz a quienes no tienen voz. Gritar ¡No Matarás! Denunciar las causas de estos crímenes en la calle, en la casa, en el trabajo y desarrollar, aunque sea en nuestra mínima posibilidad, realidades solidarias con las víctimas inocentes y nuestra propia conciencia.

Puebla, México Junio 2008 Dr. Alejandro Fabre Collage con algunas pocas ideas originales

Referencias: Between two ages. America’s role in the technotronic era. Brzezinski, Z. Harmondsworth: Penguin, 1978 Ecología o Ecologismo. ¿Es la ecología la nueva religión?, Nelson Medina, 2008 El control de la Población. Dr. Carlos Martínez, 2006 El nuevo orden mundial y la seguridad demográfica. Michel Schooyans, PhD, PhLD. 2007 Eliminar la pobreza, eliminando a los pobres. Miguel Argaya Roca, La Voz del Interior, 2004 ¿Está sobrepoblado el mundo?, Jaime Durán, 2002 Falsedad en la demografía. Daniel De La Fuente, 2002 Informe de la ONU sobre Población, Zenit.org, 2004 La Vida Humana desde un punto de vista ecológico. Dra. Liliana Angela Matozzo, 2007 Los "derechos reproductivos" y sus interpretaciones: Una causa que se promueve en la ONU. Dra. Ana María Vega. ACEPRENSA.com, 2000 Nacimiento del ser humano No. 6,666,666,666 , Colin Mason, Population Research Institute, 2008 Population Control-Real Costs, Illusory Benefits. Steven Mosher, 2008. Sobrepoblación... ¿mito o realidad?, Bruno Ferrari, 2000 ¿Somos verdaderamente demasiados sobre la tierra?, Irma Álvarez, 2001 Tres ecologías diferentes. Fernando Pascual, 2007

20

Aborto y poblacion  

Liderazgo y Mision de servicio, el aborto

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you