Issuu on Google+

UNIVERSIDAD PEDRO RUIZ GALLO “PROGRAMA LEMM” ESCUELA PROFESIONAL DE EDUCACIÓN INICIAL (FACHSE) IMPORTANCIA DEL INTERNET EN EL SISTEMA OPERATIVO

DOCENTE :

LIC. BERTHA MARILENE LEVA RAMOS

CURSO

ALUMNA

:

:

ESPECIALIDAD:

COMPUTACIÓN - I

CENTURIÓN MORALES LENNIA MAYELI

EDUCACIÓN INICIAL.

27 DE OCTUBRE DEL 2012


LA MONTAÑA Y LOS NIÑOS


Un día Juan y María salieron a pasear al campo, después de tanto caminar llegaron a una montaña, y para sorpresa de ellos la encontraron con mucho calor. La triste montaña al verlos les pidió ayuda, diciendo por favor visiten al sol y díganle que sus rayos solares son muy fuertes. Entonces Juan y María le pidieron al sol que se retirara porque sus rayos eran muy fuertes y entristecía a la montaña. El señor sol al escucharlos cumplió sus deseos y se retiró. Después de un largo rato muchas nubes aparecieron cargadas de agua, produciendo lluvias muy fuertes, la montaña se alegró tanto que a su alrededor se formaron riachuelos y lagunas en donde Juan y María todos los días iban a bañarse y a jugar. Había tanta agua, pero tanta agua que ni los rayos fuertes lograron secar los riachuelos y lagunas, pero muy en el fondo la montaña seguía triste porque extrañaba a su amigo el señor sol .


EL PATITO EGOISTA


Cierta

mañana de primavera cuando las flores olían perfume, pasó una abejita en busca de miel. - (Abejita) Bzzzz…. Bzzzzz… De flor en flor yo iré y mucha miel encontraré. Pero en el camino observó a un patito que estaba comiendo un rico pastel de cereza y es donde se le acercaron al patito un conejo y una gatita. - (Conejo)Hmmmm… Qué rico pastelito, tienes mi amigo, puedes convidar un pedacito. - (Patito) No.. No.. Pues mis pastel son de cereza y no son de Zanahoria, así que hazte un ladito. - (Gatita) Mrrrrr… A mi si me gusta el pastel de cereza, me puedes dar un pellizquito, solo para probar. El patito muy complacido dio un pellizquito, pero no del pastelito de cereza sino un pellizquito en la colita del gatito. - (Gatita) Mrrrrrauuuuu…!! La abejita al ver todo eso, le dio temor acercarcelé al patito, pero más pudieron sus deseos de probar pastel que sus temores. - (Abejita) Bzzzz…. Hola Patito me puedes dar solo la miga del pastel que estas comiendo.


- (Patito)… Una abeja!!! Ve y sigue chupando la miel de las flores porque todo este pastel, es mío!!! y no te daré ni siquiera las migas. La abejita al igual que los demás animales se alejaron de aquel egoísta patito. Minutos más tarde el patito por no dejarles nada del pastel de cereza, decidió absorber con su pico las migajas de pastel sobrante: Shhp… Shhp…, en eso el patito tosio y tosio, porque una migaja del pastel quedo atascado en su garganta y no podía respirar. Es entonces que nuevamente se acercó él: - (Conejo) Hmmmm… yo no soy doctor para ayudarte ve y que te cure uno. - (Gatito) Mrrrrrrrr… Por mi, te diera un peñisquito pero prefiero lamer mis patitas. - (Abejita) Bzzzzzz… No me queda de otra que picarte la colita, para que no te sigas ahogando. La abejita tomo vuelo, apuntó su aguijón hacia la colita del patito y no fué una si no dos, suacatez!!.. suacatez!!.. dos pinchazos que le dió la abejita al pobre patito egoísta, hasta que por fin dejó de ahogarse. Desde entonces gracias a su lección que el patito egoísta recibió, empezó a compartir sus cosas y no a menospreciar a los demás. Zapaliin zapallon este cuento se acabo y mi libro se cerró.


cuentos creados