Issuu on Google+

Un amor de caballerizas

Fotografía UFT Tutor: Juan Diego Vílchez Alumna: Rosehelim Matute

Se conocieron en el colegio y desde ese entonces fueron el uno para el otro. Luego de 13 años de noviazgo Cesar Augusto y Melissa decidieron dar el gran paso ante el altar y consagrar su gran amor como esposos. Lo más especial de todo fue la pedida de mano, ya que Cesar mando a hacer un anillo con forma de herradura para Melissa y es que desde jóvenes compartieron los mismos gustos por los animales, especialmente por los caballos, tanto así que hoy en día viven en una caballeriza a las afueras de la ciudad de Barquisimeto y fue en ese lugar donde se realizo la sesión fotográfica antes de la boda.


La novia en su despedida de soltera, con amigas y familiares en el restaurante Martini.


Melissa disfrutando su última noche como soltera, en compaùía de su hermana Carolina y su mama Rosalba.


Recuerdos para las invitadas de la despedida de soltera de Melissa y la torta que se sirvi贸 como postre en el restaurant Martini del Hotel Jirahara.


Los novios horas antes de hacerse esposos en la Iglesia, tomaron un lindo paseo por la caballeriza y realizaron una sesi贸n fotogr谩fica prenupcial.


Después de trece años de noviazgo y amor con Cesar, Melissa comenta que nada mejor que realizar la sesión fotográfica en la caballeriza que tanto los unía.


Finalmente ante dios, cada uno prometi贸 ser fiel en lo prospero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, y amarse y respetarse hasta que la muerte los separe.


La misa se realizo en la Iglesia de Santa Elena, el miĂŠrcoles 03 de julio del 2013. La madrina de la boda fue la hermana de la novia, Carolina y el padrino el hermano del novio, Daniel.


Los trajes del cortejo hechos por la diseĂąados Isolina Barrios, llevaban los mismos colores que tenĂ­an las invitaciones a la boda.


Los padres de la novia en primera fila, a la derecha y la madre del novio a la izquierda.


Los novios decidieron que sus padrinos de matrimonio, fueran sus mejores amigos y por eso escogieron para esto a sus hermanos.


Los invitados asistieron con trajes formales a la boda en la Iglesia de Santa Elena.


Felizmente casados, Melissa Adriana y Cesar Augusto.


La novia antes de entrar a la discoteca Tantra, donde se realizo la recepci贸n de la boda, en el Hotel Jirahara.


Melissa amante de la reposterĂ­a, no dudo un segundo en poner a prueba sus dotes culinarios y es por eso que realizo y decoro durante una semana las tortas de su matrimonio asĂ­ como la mesa de dulces.


AsĂ­ concluyo la fiesta de matrimonio, con alusivos sombreros a su equipo de beisbol favorito, los cardenales de Lara, en la hora loca.


Un amor de caballerizas, Melissa y Cesar