Issuu on Google+

OCTUBRE, 2013


EDITORIAL Las coordinaciones de asignatura son parte fundamental en el quehacer de las facultades o escuelas de las diferentes universidades públicas venezolanas. Es allí donde se le da vida a las actividades que deberán realizar los estudiantes para aprobar cada semestre o año y ver cumplido su sueño de convertirse en profesionales de la Republica. Estas coordinaciones están ordenadas la mayoría de las veces por docentes ordinarios de escalafón quienes alternan esta actividad gerencial con la docencia, investigación y extensión. La gran mayoría de las veces, estos docentes no reciben ninguna preparación por parte de la institución que les dé la oportunidad de ser eficientes, y además existen factores que pudieran complicar aún más el panorama. En definitiva el mundo globalizado está obligando a todas las organizaciones a ser cada día más eficientes para poder compararse con otros países y convertirse en instituciones de calidad mundial. Las universidades no escapan a esta realidad y por ello desde los niveles más bajos de gerencia se deben ir preparando para los cambios de orden mundial a los que nunca estarán exentos. Para ello es indispensable poder identificar y conocer todos los aspectos que pudieran perjudicar la eficiencia para luego realizar correctivos o establecer estrategias que disminuyan estos factores y poder ofrecer una gerencia de las asignaturas de nivel. La invitación es a identificar los aspectos que pudieran acarrear ineficiencia a nivel de las coordinaciones de las asignaturas adscritas al departamento de Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo y para ello les invito a leer la presente indagación. Rosaura Malpica D. Magister en Gerencia Avanzada en Educación.


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD YACAMBÚ VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO INSTITUTO DE INVESTIGACION Y POSTGRADO

AGENTES QUE PROFANAN LA EFICIENCIA DE LAS COORDINACIONES DE ASIGNATURA DEL DEPARTAMENTO PROSTODONCIA Y OCLUSIÓN DE LA FACULTAD DE ODONTOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE CARABOBO

Autor: Rosaura Malpica Díaz. C.I: 13.469.086

Valencia, Octubre 2013


ÍNDICE GENERAL RESUMEN CAPÍTULO I EL PROBLEMA Planteamiento del Problema Objetivos del Estudio Justificación e Importancia II

MARCO TEÓRICO Antecedentes de la Investigación Bases Teóricas

III

MARCO METODOLÓGICO Naturaleza de la Investigación Sujetos de Estudio Técnicas de Recolección de Datos o Procedimientos Instrumentos Validez del Instrumento Confiabilidad del Instrumento Análisis de Datos

IV

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS

V

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

REFERENCIAS


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD YACAMBÚ VICERRECTORADO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO INSTITUTO DE INVESTIGACION Y POSTGRADO

AGENTES QUE PROFANAN LA EFICIENCIA DE LAS COORDINACIONES DE ASIGNATURA DEL DEPARTAMENTO PROSTODONCIA Y OCLUSIÓN DE LA FACULTAD DE ODONTOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE CARABOBO Autor: Rosaura Malpica Mes y Año: Octubre 2013 RESUMEN Desde sus inicios, la gestión en las universidades públicas del país, ha sido muy compleja como consecuencia del entramado de órganos, comisiones, y por la burocracia excesiva; además de que los diferentes colectivos (docentes, personal administrativo y obrero) actúan normalmente más en defensa de intereses propios que en lo que concierne a la sociedad y la institución. Debido a ello, y al clima mundial renovado a diario, bombardeado de tecnologías de información y comunicación es inevitable reflexionar y renovar los procesos administrativos tradicionales, por aquellos que den apertura y les permita a estas instituciones adaptarse a los cambios profundos a los que día a día están propensas. Para ello es importante establecer cuáles son los motivos que llevan a ser a estas instituciones algunas veces ineficientes. Por lo tanto el objetivo de esta indagación consiste en Confrontar los agentes que profanan la eficiencia de las coordinaciones de asignatura del Departamento Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo, utilizando una metodología cuantitativa, descriptiva, no experimental transeccional; de corriente ontoepistémica racionalista y de pensamiento complejo.

Descriptores: Eficiencia, gerencia, universidades, Venezuela.


EL PROBLEMA Planteamiento del Problema La problemática de la educación superior, en el ámbito de los requerimientos que plantea el escenario del siglo XXI, ha sido objeto de un amplio debate a nivel internacional, bajo la coordinación y auspicio de la UNESCO, cuyos cimientos han sido recogidos en la “Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”, aprobada en la Conferencia Mundial sobre Educación Superior realizada en París (UNESCO, Octubre, 1998). Debido a ello, las universidades se han visto en la obligación de considerar todos los ámbitos que en ella se desarrollan. Al respecto, se debe recordar que son cuatros los pilares fundamentales de las Universidad Venezolanas autónomas: Docencia, Investigación, Extensión y la Gerencia; por lo general estas instituciones carecen de orientación debido a lo insuficiente de los planes de gestión. Es por ello, que en la actualidad surge la necesidad de una evolución universitaria, en lo referente a la manera como son gerenciadas o son llevados a cabo los procesos administrativos, en aras de acoplarse al mundo actual y sus exigencias. Desde sus inicios, la gestión en las universidades públicas del país, ha sido muy compleja como consecuencia del entramado de órganos, comisiones, y por la burocracia excesiva; además de que los diferentes colectivos (docentes, personal administrativo y obrero) actúan normalmente más en defensa de intereses propios que en lo que concierne a la sociedad y la institución. Debido a ello, y al clima mundial renovado a diario, bombardeado de tecnologías de información y comunicación es ineludible reflexionar y renovar los procesos administrativos tradicionales, por aquellos que den apertura y


les permita a estas instituciones adaptarse a los cambios profundos a los que día a día están propensas. Para de esta manera tomar decisiones sobre cambios que permitan a las universidades cumplir sus fines y encontrar elementos de gestión

educativa ajustados a las necesidades de cada

entorno. Todo esto para poder dar respuesta a la ambiente voluble, el aumento de las tecnologías de información y comunicación, la globalización, competitividad, pensamiento complejo, la calidad de la investigación, la eficacia, eficiencia, economía, calidad etc. Todo lo cual implica el dominio de la capacidad de observar, filosofar, analizar, sintetizar, evaluar; es decir aprender a gestionar la enseñanza, investigación, administración, extensión, conocimiento y recursos institucionales. Sería una ilusión pensar que estas fallas gerenciales no afectan a los niveles inferiores de la administración en estas casas de estudio, como son las coordinaciones de asignatura o cátedras. Pero, habría que detenerse y pensar si las fallas de este nivel se deben solo a las escasas estrategias de gestión, o existen otros factores que ponen en evidencia la ineficiencia a estos niveles. De hecho Muñoz D. (2004), menciona que los actuales sistemas de dirección, organización y gestión de las universidades son en muchos casos poco eficaces y excesivamente operativos, ya que responden a una situación y a un entorno mucho más estable que el actual. Al respecto, las universidades en América Latina, se caracterizan por ser organizaciones conservadoras por excelencia, tanto en sus prácticas, como en sus posturas. Su gestión puede caracterizarse como tradicionalista, burocrática y gubernamental. Como consecuencia se resiste a examinar en profundidad la aplicación de un nuevo modelo organizacional (Finger, 1997).


De igual manera, se considera un hecho generalizado en la gran mayoría de los países latinoamericanos la aspiración, consagrada en sus constituciones, de democratizar el acceso a la educación. Particularmente en el ámbito de la educación superior se ha observado en las últimas cuatro décadas un incremento considerable de aspirantes. Sin embargo esta masificación se ha traducido en un descenso de la calidad, quizás porque no se ha considerado la dimensión organizacional que incluye la infraestructura, el uso del tiempo y de los espacios. En consecuencia se ha producido un efecto contraproducente: un ingreso sencillo a una educación que no garantiza una calidad básica y en la que no existe un óptimo control de gestión (García, 1998). De igual forma, al hacerse referencia a la Gerencia en la Universidad Venezolana, López, H. (1998), Méndez, E. (2004), Royero, J. (2003), Ferrer y Pelekais (2004), refieren que el problema, se debe a los acelerados cambios que hoy en día se suscitan y la presión cada vez creciente de la sociedad al exigir a la universidad un máximo nivel de calidad. Asimismo, es importante destacar lo señalado por Monagas, D (2003), en cuanto a que: La dinámica universitaria hace que los problemas que confronta sean muy particulares y, como la estructura interna ha permanecido intacta, entonces éstos se han agravado de tal manera que se sobrevive en permanente crisis. Además, medir su productividad es complejo porque en los procesos se involucran elementos tangibles e intangibles por lo tanto, es necesario instrumentar mecanismos de análisis que hagan posible manejar la institución eficientemente y con el máximo rendimiento (Pág36). Asimismo, en boletín Papeles para el Cambio de la Universidad de los Andes (ULA, 2001), indica otros inconvenientes que tienen que ver con lo complicado de los procesos de gestión en las universidades venezolanas, afirmando que esta: Es compleja y, a pesar de que existen muchos documentos en donde se expresan objetivos, el sistema jerárquico, los procesos,


las políticas, entre otros elementos, es notorio la imprecisión, ambigüedad y poca capacidad operativa de los mismos. La ausencia de objetivos claros afecta las decisiones, sus procesos, la evaluación de sus logros, la definición de la calidad de sus procesos y resultados (Pág. 35). En este mismo orden de ideas, López (1998) al referirse a la Gerencia Universitaria, denuncia la poca formación gerencial de quienes ostentan cargos de este tipo dentro de la universidad. Además, agrega que el problema de las universidades radica en que más que gerentes éstas tienen jefes, generalmente sin formación gerencial alguna, quienes llegan a esos cargos por razones políticas o por decisiones grupalistas. En este apartado bien valdría la pena mencionar las afirmaciones, de quienes apasionados por la política (otro factor que quizás afecta a las coordinaciones) opinan de estas instituciones. Al respecto, Marcano, J. (2013) señala: La universidad termina siendo algo así como un “cursillo de cristiandad”, donde todos terminan siendo hermanos. El estudiante viste la toga reivindicando, casi siempre sin saberlo, su carga medieval, su contenido de dominación eclesiástico. La universidad, dicho sin tapujos, puede formar técnicos, profesores, ingenieros, científicos, sociólogos –científicos sociales”-… pero, como señalaba Stiner al referirse a la escuela, no crea hombres para la acción, no crea hombres, no crea seres humanos. Por eso no me siento mal al hacer esta apreciación de la universidad, siendo un universitario. Se requiere del análisis o de “esa cosa” que llaman el diagnóstico para asumir el compromiso de la transformación como sueño de vida. Hay una chatarra ideológica que ubica a la universidad como el reservorio universal del saber o del conocimiento. Esto es una gran mentira. La universidad no es ese reservorio del saber o del conocimiento, porque simple y sencillamente en el claustro universitario no se debate ni el saber, ni mucho menos el conocimiento popular. La universidad poco a poco se ha ido vaciando, ahuecando hasta convertirse en un ocioso atestado, colmado, repleto: un vacío lleno de vacíos. Fundamentalmente por contar con “autoridades” y “gremios” como los que existen.


Independientemente de cuál sea la postura política de los seres humanos, libres de expresión; los que hacen vida dentro de estas casas del saber evidencian a lo largo del tiempo, un deterioro en las funciones administrativas (ausencias de respuestas rápidas y oportunas ante solicitudes del personal docente, estudiantil, horarios de trabajos reducidos, ausencias reiteradas del personal, pérdida de documentos etc.); debido quizás a la complejidad de estas instituciones, la política burocrática, las carencias gerenciales, evidenciándose en los cargos directivos tendencia hacia la improvisación, desinterés por la planificación, organización, desconocimiento de la misión, violaciones a normas y reglamentos, mala administración de recursos (humanos, financieros) entre otros. Esta realidad administrativa al parecer se ha vuelto cotidiana, y manifiesta en la mayoría de las universidades públicas nacionales evidenciándose

una

desviación

del

quehacer

universitario,

donde

continuamente se denotan actuaciones y creencias que evitan compromisos que le exijan un esfuerzo para llevar a cabo sus obligaciones; manteniéndose en mengua la dedicación y calidad de su desempeño. En virtud de estos planteamientos puede inferirse que efectivamente la universidad pública venezolana atraviesa una crisis producto de la turbulencia de estos tiempos, donde la política, el conflicto de intereses, la incertidumbre y discontinuidad de los elementos de su entorno, lo cual aunado a su incapacidad para dar respuestas efectivas y adaptarse a los cambios globales que se están suscitando en su entorno, produce una marcada debilidad de Control de Gestión institucional con graves repercusiones

en

su

credibilidad

y

competitividad

y

por

ende

comprometiendo su sostenibilidad (Pacheco, 2007). Por todo este escenario, es que se hace necesario diagnosticar las principales causas que comprometen la eficiencia en las coordinaciones de


asignatura del Departamento Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo para redimensionar la situación, y poder elaborar estrategias gerenciales que ayuden a la administración a optimizar su rol como gerente dentro de las complejas organizaciones universitarias; para así poder contar con una verdadera gestión que viabilice el éxito de las instituciones de educación superior. Objetivos de Investigación Objetivo General: Confrontar los agentes que profanan la eficiencia de las coordinaciones de asignatura del Departamento Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo. Objetivos Específicos:  Indagar las causas que de acuerdo al personal docente contratado adscrito al Departamento de Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo, estarían acarreando ineficiencia en las coordinaciones de asignatura.  Identificar de acuerdo al personal docente ordinario adscrito al Departamento de Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo, cual es la raíz problemática de la ineficiencia en las coordinaciones de asignatura.  Contrastar descriptivamente los agentes percibidos por los docentes contratados

y

manifestados

por

los

Departamento Prostodoncia y Oclusión. Justificación

docentes

ordinarios

del


Para

conseguir

el

progreso

de

la

nación,

son

herramientas

imprescindibles el conocimiento científico, la educación, las técnicas; pero también el trabajo, el compromiso, la responsabilidad, el capital, las organizaciones, comunidades, servicios, leyes, tecnologías, medios de comunicación, y el Estado como ente garante de la coordinación y control de todas las actividades de los pueblos que la constituyen. En tal sentido debe existir un compromiso, colaboración y trabajo duro entre todos para hacer de la nación un gran país, cada uno desde su contexto debe aportar un grano de arena para tratar de modificar las situaciones que la alejan de la excelencia, para que con creatividad y disposición se pueda dar apertura a planes de mejora y restructuración de las instituciones públicas, entre ellas las universidades. Indistintamente, del color, la raza, cultura, religión, tendencias políticas y partidistas y de quienes administren a estas instituciones el compromiso moral es de todos y por demás de los que hacen vida en ellas. Debido a lo planteado, nace el interés de realizar esta investigación, fundamentada en la necesidad de un cambio en el orden administrativo universitario, debido a que en la actualidad esta gestión es muy compleja como consecuencia del entramado de órganos, comisiones, burocracia excesiva; y otros factores que quizás están ocultos o siendo subestimados por los diferentes colectivos (autoridades, docentes, personal administrativo y obrero) quienes actúan normalmente en pro de sus beneficios individuales. Para de esta manera tomar decisiones y realizar cambios que permitan a las universidades cumplir sus fines, ser eficientes y encontrar elementos de gestión educativa ajustados a las necesidades de cada entorno. Así, estas instituciones podrán dar respuesta a la realidad cambiante, el aumento de las tecnologías de información y comunicación, la globalización, competitividad, pensamiento complejo, la calidad de la investigación, la eficacia, eficiencia,


economía, calidad etc. Todo lo cual implica el dominio de la capacidad de observar, analizar, sintetizar, evaluar; es decir aprender a gestionar la enseñanza, investigación, conocimiento y recursos. Al respecto Tonge y Callaghan (1997), señalan que las universidades, están inmersas en un entorno de complejidad creciente por la imperiosa necesidad de mejora continua en la gestión del conocimiento, la eficacia, eficiencia, economía, calidad e impacto. Nunca había sido tan imprescindible conseguir hacer más con menos recursos. Este marco exige innovaciones en todos los ámbitos de la administración pública. Pero para innovar, se deben conocer todos los elementos que juegan en contra de la evolución de la gerencia universitaria, una vez identificados se implementen herramientas gerenciales en las universidades nacionales, para que estas se conviertan en organizaciones capaces de afrontar cambios, gerenciando adecuadamente sus recursos y favoreciendo el desempeño de la universidad en beneficio y mejoras de los servicios que proporciona a la sociedad en general, demostrando su relevancia social. Además, debido a que las organizaciones se debaten en el dilema de conducir su gestión por caminos que le aseguren un resultado positivo, a nivel

institucional,

esta

investigación

beneficiará

el

ámbito

laboral,

permitiendo la interacción entre los miembros, al compartir experiencias, solicitar y recibir ayuda, intercambiar opiniones etc.; lo que se traduce en un personal motivado, participativo, gustoso del trabajo que desempeña; con el resultado de alcanzar de manera exitosa y con más rapidez los objetivos y metas propuestas, asimismo la institución se convertirá en una organización capaz de intervenir en su medio; a diferencia de reaccionar a él, ejerciendo de este manera algún control sobre su destino, debido a que utilizará estrategias anticipativas y adaptativas que le servirán para dar respuesta a los cambios del entorno y a promover el cambio, asimismo ayudara a estar


preparados para el proceso de auto evaluación con miras a la acreditación universitaria; ya que se enrumbaran a la excelencia, innovación y anticipación de los procesos gerenciales. De la misma manera, los resultados producto de esta indagación servirán como antecedente y dará apertura a otros investigadores interesados en hacer de la universidad una mejor organización. Fomentando esta línea de investigación donde se pueden originar temáticas de estudios novedosas y de impacto para las universidades públicas venezolanas. Antecedentes de la Investigación Para el año 1986, la Organización Internacional de Entidades Fiscalizadoras Superiores (I.N.T.O.S.A.I.), en el marco del XII Congreso en Sydney – Australia, ahondó en el tema de la aplicación de Controles de Gestión por parte de los Órganos de Educación Superior, donde luego de debatido este tema se llego a la conclusión que, además de los controles regulares se debían aplicar otro tipo de controles para evaluar la economía y eficiencia de la administración pública, para lo cual fue propuesto realizar controles operacionales para examinar la eficiencia financiera y operacional de una institución, así como la revisión de los sistemas y procedimientos administrativos, con la finalidad de proporcionar una base para mejorar la administración pública, esto permite que la información referente a los resultados sea de calidad. En Noviembre de 1999, en Valencia (España), se realizaron las XVII Jornadas de Gerencia Universitaria denominada “Control Estratégico y Control de la Gestión Ordinaria en las Universidades Públicas: La Jerarquización de los Indicadores” en ella se efectuaron encuentros profesionales de evaluación del Plan Nacional y Calidad en las Prestación de Servicios de las Universidades, posteriormente se efectuaron las jornadas con el propósito de analizar la necesidad de disponer de indicadores que


permitan seguir las actividades universitarias tradicionales, para lo cual el debate se centró en la búsqueda de los indicadores mas relevantes para el Control de Gestión de las Universidades Públicas, desde una perspectiva estratégica. Chía y Moreno (2001), realizan un diagnostico de la Escuela Superior de Administración Pública, que comprende un estudio de la oferta de servicios y de su estructura actual, aplican la matriz DOFA, exponen los problemas principales y propone una nueva estructura administrativa, a fin de cumplir con las necesidades y expectativas que regulan la educación superior y de crear un medio más competitivo. En Venezuela, en el mes de Diciembre de (2001), el Ministerio de Educación Superior,

a través de la Oficina de Planificación del Sector

Universitario (OPSU), implanta el Sistema de Acreditación y Evaluación (SEA) de las Universidades Nacionales, en respuesta a la resolución Nº 383 del Consejo Nacional de Universidades, de fecha 26 de enero de 2001, con la finalidad de asegurar la calidad académica, para promover y certificar la excelencia mediante la evaluación de las instituciones y los programas. Este trabajo fue coordinado por la OPSU y realizado por un grupo de trabajo, conformado por un representante de cada una de las Universidades del País. El propósito del SEA es concebir e instrumentar una cultura evaluativa propia de las Universidades Venezolanas, así como garantizar estándares de calidad, con la finalidad de estimular la búsqueda de la excelencia, para reconocerla y certificarla en sus diferentes carreras o programas. Monagas (2003), realizo una investigación con la finalidad exponer las posibles fallas que hacen ineficiente a la gerencia universitaria en la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES) de la Universidad de los Andes (ULA); deficiencias que a su vez ha presentado la gerencia universitaria en general, a través del tiempo. Cuyo propósito mayor consistió en que, una vez detectadas estas fallas, se proceda a


subsanarlas mediante la puesta en práctica de los procesos que caracterizan a la gerencia como la vía que posibilite el éxito funcional no sólo de la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de los Andes sino de la propia Universidad en general. Para ello, implementando encuestas aplicadas al personal docente que ocupó cargos gerenciales, así como al estudiantado de la Escuela y se obtuvo que existen fallas graves durante la planificación, organización, dirección y control, así como ausencia del trabajo en equipo, etc. Por su parte, Méndez (2003), realizó un trabajo de análisis socio – gerencial, que pretende explicar tanto la fenomenología como la esencia del proceso educativo en el contexto de la sociedad moderna, tomando como caso típico un país en vías de desarrollo como es el de la República Bolivariana de Venezuela. Desarrolló una metodología holística – causal para relacionar los principios filosóficos, políticos y sociales que sirven de fundamento histórico – estructural al sistema educativo. El citado autor concluye señalando, entre otros aspectos, que: la crisis no se debe ni a directores, ni a maestros, ni a los estudiantes, es el paradigma organizativo que sirve de sustancia a la sociedad actual; la praxis gerencial es rutinaria y no es sistemática, lo cual puede generar una desarticulación entre el mundo docente y las funciones del aparato administrativo; la organización piramidal resulta infuncional porque no resuelve a tiempo los problemas y necesidades de las Escuelas. Lo anterior permite reafirmar que la crisis que viven las universidades tiene mayor relación con el modelo de estructura organizativa que presentan, la cual es de tipo piramidal, lo que genera diversidad de consecuencias a nivel de la gerencia universitaria. De allí pues, que su aporte a la presente investigación será de mucha relevancia, puesto que se busca contribuir en la ruptura de viejos esquemas y paradigmas organizativos para darle paso a


nuevos

enfoques

enmarcados

en

el

concepto

de

organizaciones

posmodernas. Por su parte, Ferrer y Pelekais (2004); determinaron las tendencias gerenciales contemporáneas que aplica la alta gerencia universitaria de la Universidad del Zulia (LUZ), en su gestión para la toma de decisiones en las instituciones de educación superior, cuyos retos científicos y tecnológicos son cada día mayores en el contexto competitivo de las organizaciones. La investigación siguió la modalidad descriptivo aplicada. La indagación arrojó aportes significativos rompiendo el paradigma de investigar la alta gerencia de LUZ, generando el perfil de la gerencia deseable, recomendándose la aplicación de las tendencias gerenciales contemporáneas (planificación estratégica, calidad total, reingeniería, benchmarking, organización virtual, empowerment y el cuadro de mando integral), ajustándose a la naturaleza y momento presente y futuro de la organización. Martínez (2008), llevo a cabo una indagación cuali-cuantitativa con el objetivo de visualizar la situación de las mujeres en una universidad venezolana, especialmente en la Universidad de Los Andes-Táchira. Con relación a los datos de matrícula, personal docente y de investigación a nivel nacional, fueron tomados a partir de los boletines estadísticos del Consejo Nacional de Universidades-Oficina de Planificación del Sector Universitario (CNU-OPSU), y de los Censos Nacionales. Los datos del personal docente y de investigación de la Universidad de Los Andes-Táchira (ULA-Táchira) se procesaron a partir de las programaciones académicas de los Departamentos durante los años 2002, U2007 y A2008, de la base de datos de la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (APULA)-Táchira y de la Oficina de Asuntos Profesorales (OAP).El registro de los egresados desagregados por sexo fue suministrado por la Oficina de Registros Estudiantiles (ORE). Se concluyó que formas de segregación vertical y horizontal de género se mantienen, y la participación de la profesora en la


universidad se orienta hacia la docencia y a ocupar cargos de poca jerarquía, de escaso poder y de decisión limitada. Carrillo (2011), realizó un ensayo, cuyo propósito fue reflexionar acerca de la transformación universitaria en el contexto venezolano, desde la mirada de la cultura del poder de los actores sociales y de quienes toman decisiones con este fin. Se partió del abordaje de la transformación universitaria como un proceso vinculante entre los diferentes actores que hacen vida en los múltiples ámbitos universitarios y comunitarios con el propósito de conjugar los haceres administrativos y académicos en el logro de las funciones rectoras, con los mayores niveles de eficiencia, calidad y pertinencia social. Como conclusión se precisa que para llevar a cabo la transformación universitaria, se debe comenzar por aceptar que la universidad es una comunidad de personas y saberes en búsqueda permanente de la verdad y el logro de la pluralidad ideológica, en unidad

de acción y de fines

orientando los intereses de la institución a su carácter académico. Sin embargo esta comunidad no puede aislarse en un claustro y está en la obligación de fomentar una atmosfera de permanente interacción entre la universidad y su entorno con el propósito de reforzar los programas de extensión cultural, asistencia técnica a las comunidades y el desarrollo de políticas de atención y servicio social. Venezuela ha vivido diversos procesos de reformas universitarias. Por ello, Salazar (2013), tiene el interés en este tema y se enfoca en entender por qué las Universidades venezolanas reclaman ser reflexionadas y miradas en diversos aspectos de su dinámica interna. De esta manera se plantean las siguientes interrogantes: ¿Qué ha pasado con los procesos de reformas universitarias? ¿Por qué persisten debilidades en el sistema de educación universitaria, en el marco de un sistema de gobierno participativo? Se concluye que el proceso de reformas se complejiza por la heterogeneidad del


sistema de educación universitario y la ausencia de una Ley de Universidades que responda a los nuevos tiempos. Con todas estas investigaciones previas, es evidente que con la aplicación de modelos de control de gestión, evaluación, diagnóstico etc. de las instituciones de educación superior, se considera el aspecto de cómo es llevada la gerencia Universitaria, dejando entre dicho que quizás muchos de los modelos gerenciales llevados en la actualidad no se equiparan a las necesidades de efectividad, eficacia, y calidad institucional que, como tal, es una responsabilidad de la gerencia y que despiertan la necesidad de proponer nuevas maneras de llevar la gerencia en estas instituciones y que sin lugar a dudas afecta a todos los niveles de administración de estas organizaciones. Bases Conceptuales Con el propósito de proveer bases sólidas a la indagación, es conveniente señalar algunas definiciones relacionadas con la temática; las cuales se presentan a continuación. Gerencia “La gerencia es el órgano específico y distintivo de toda organización.” Drucker, P (1999 Pág. 12). Este concepto algo formal, sirve de punto de partida para que las organizaciones realicen los cambios necesarios a fin de que lo vayan adecuando a las exigencias de la realidad organizacional y mundial. Una definición muy generalizada acerca de la gerencia, es la que se refiere al conjunto de teorías, métodos, procedimientos y actividades que se utilizan para dirigir los procesos productivos, que se desarrollan en los distintos sistemas humanos y en las diferentes estructuras sociales. De tal manera que la gerencia, además de la administración de los recursos


materiales, abarca el estudio del trabajo humano, las relaciones laborales y el impacto en el entorno (Romero, J 2004). Méndez, E (2000) por su parte, señala que desde el punto de vista epistemológico, la gerencia (o administración) tiene como objetivo explicar y predecir la problemática de la eficacia (lograr objetivos), la eficiencia (Logro de objetivos con la mejor utilización de los recursos), y la efectividad social (impacto) de las organizaciones. Para que la gerencia pueda llevarse a cabo, es necesario contar con administradores, quienes según Robbins, (2004), son los que hacen cosas a través de otras personas, toman decisiones, asignan recursos y dirigen las actividades de los demás para conseguir metas. Estos administradores hacen el trabajo en una organización, que es una unidad social coordinada deliberadamente y compuesta por dos o más persona, que funcionan de manera más o menos continua para alcanzar una meta o metas comunes. Estas personas que supervisan las actividades de los demás y que son responsables de conseguir las metas, también se les conoce como gerentes o directivos, pero en las organizaciones no lucrativas son llamados Administradores. Por otra parte, la gerencia desde cualquier concepción teórica debe plantearse una búsqueda de la calidad, cuyos indicadores son la eficacia, la eficiencia y la efectividad, para lograr niveles de productividad. Además del aspecto técnico de la calidad, el abordaje gerencial de las organizaciones humanas, incluye la misión y visión institucional, que reflejan los valores que guían la conducta humana en el campo de trabajo. Es decir, la gerencia establece una relación entre los aspectos de la gestión humana y la administración de la organización, e implica filosofar, gestionar y administrar (Romero, J 2004). Ahora bien, al hablar de gerencia en organizaciones que dependen de la asignación de recursos provenientes del estado como: gobernaciones,


alcaldías, registros, unidades educativas, universidades etc.; es interesante el uso del término gerencia pública en las ciencias sociales. Para Romero, J (2004); la gerencia pública se refiere a la dirección de los asuntos del Estado con una visión integral, que incluya variables sociales, económicas, políticas y culturales en la acción gubernamental. No obstante, esta tiene su propia dinámica y se diferencia de la gerencia privada por cuanto responde a una lógica social que trasciende el énfasis en lo económico. Por esto, el gerente debe ser considerado como un directivo, identificado con las decisiones de carácter social, para el logro de los objetivos del estado a través del manejo ético y solidario de los recursos públicos, por lo tanto el Estado debe responder las necesidades ciudadanas, privilegiando el papel de los gerentes, quienes tienen una gran importancia en los procesos de intermediación entre la sociedad civil y las instancias del gobierno. Igualmente, al referirse al término gerencia en la Educación, este ha evolucionado, es así como se puede encontrar a Manes, J (2005) conceptualizando gerenciamiento institucional educativo de este modo: “Proceso de conducción de una institución educativa por medio del ejercicio de un conjunto de habilidades directivas orientadas a planificar, organizar, coordinar y evaluar la gestión estratégica de aquellas actividades necesarias para alcanzar eficacia pedagógica, eficiencia administrativa, efectividad comunitaria y trascendencia cultural.” (Pág.17). En este concepto se puede percibir como la gerencia pedagógica y administrativa se conjugan con las comunidades, adoptando una cultura que deberá merecer creaciones duraderas en los grupos humanos. A su vez, Oyarce (2003), sostiene que “la gerencia básicamente, es una función administrativa, de naturaleza profesional, inherente a un cargo directivo. Por tanto, el ejercicio de dicho cargo implica una serie de cualidades y exigencias personales, sobre todo un conjunto de actitudes


específicas que le favorezcan para la conducción exitosa de las funciones que dicho cargo conlleva” (Pág. 34). El mencionado autor, ensancha la concepción, expresando que esta acepción cabe perfectamente al campo educativo, puesto que el Gerente Educativo, como cualquier otro Gerente, para conducir las entidades educativas se vale de las funciones típicas de planificación, organización, dirección y control de sus tareas, que son las funciones gerenciales típicas para conducir cualquier entidad. Por su parte, Monagas D (2003); dentro de la gerencia educativa expresa que la gerencia universitaria se puede concebir como el manejo de los procesos administrativos-académicos cuyo fin es la búsqueda del cumplimiento de los objetivos institucionales. En otras palabras a la administración racional de los recursos, de modo que los procesos que ocurren en su interior sean ejecutados con eficiencia y calidad para hacer que la institución busque la excelencia. Gestión La gestión está caracterizada por una visión más amplia de las posibilidades reales de una organización para resolver determinada situación o arribar a un fin determinado. Proceso emprendido por una o más personas para coordinar las actividades laborales de otros individuos (Documento en Línea). Puede asumirse, como la “disposición y organización de los recursos de un individuo o grupo para obtener los resultados esperados” (Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2002). Puede generalizarse como una forma de alinear los esfuerzos y recursos para alcanzar un fin determinado. La gestión trata de la acción humana, por ello, la definición que se dé de la gestión está siempre sustentada en una teoría - explícita o implícita - de la acción humana. Hay distintas maneras de concebir la gestión según sea el


objeto del cual se ocupa y los procesos involucrados. En este marco, según sea el énfasis del objeto o proceso contemplado, se obtienen definiciones las que, por una parte, ponen de relieve el hecho de que la gestión tiene que ver con los componentes de una organización en cuanto a sus arreglos institucionales, la articulación de recursos, los objetivos. Por otra parte, se obtienen otras definiciones cuyo énfasis está centrado en la interacción entre personas (Casassus J, 2000). En este mismo orden de ideas el mismo autor señala, una visión de la gestión focalizada en la movilización de recursos. En esta perspectiva, la gestión es "una capacidad de generar una relación adecuada entre la estructura, la estrategia, los sistemas, el estilo, las capacidades, la gente, y los objetivos superiores de la organización considerada" (Pág. 4). O dicho de otra manera, la gestión es "la capacidad de articular los recursos de que se disponen de manera de lograr lo que se desea" (Pág. 5). Una visión que evoca la supervivencia de una organización desde sus procesos, sugiere concebir la gestión como "la generación y manutención de recursos y procesos en una organización para que ocurra lo que se ha decidido que ocurra” (Ya citado, Pág. 5). Desde la perspectiva centrada en la interacción de los miembros de una organización, la gestión toma distintas definiciones. En esta perspectiva se percibe que las personas actúan en función de la representación que ellas tengan del contexto en el cual operan. Por ejemplo, se puede decir con Agryss y Schon (1978) (Citado por Casassus J, 2000) que "la acción en una organización es una acción deliberada, y toda acción deliberada tiene una base cognitiva, refleja normas, estrategias y supuestos o modelos del mundo en el cual se opera". Por ello, se puede decir que la gestión es "la capacidad de articular representaciones mentales de los miembros de una organización" (Pág. 5).


Postura Ontoepistémica Producto de los inconmensurables cambios mundiales presentes en todos los niveles de la vida, a nivel gerencial las organizaciones privadas y mas las públicas luchan por mejorar el entramada procedimental para cumplir con normas y leyes, pero al mismo tiempo ofrecer respuestas eficientes a las comunidades a las que se deben. A nivel de las coordinaciones de asignatura de las diferentes facultades de las universidades venezolanas, los docentes luchan por ofrecer un trabajo eficiente a la comunidad estudiantil, profesoral, decanal e institucional y por ello se encuentran en una dualidad entre hacer de su actividad gerencial un éxito y el descubrir cuales pudieran ser las causas que van en detrimento de poder hacer eficientes la administración de sus asignaturas o cátedras, esto de la mano de seguir siendo tradicionales o modernizar el pensar, planificar, organizar, y actuar en este ámbito. Para la investigación se utilizara como corriente onto-epistemológica el racionalismo, que considera el conocimiento como producto de un proceso mental ideal; es decir, se obtiene deductivamente, utilizando constructos mentales como conceptos, leyes o teorías (hay un conocimiento a priori); de la mano del pensamiento complejo de Morín, debido al reconocimiento de las tramas o redes de relaciones, y la imposibilidad humana de agotarlas en el conocimiento. Tipo de Investigación El presente estudio será de tipo descriptivo, ya que pretende confrontar los agentes que profanan la eficiencia de las coordinaciones de asignatura del Departamento Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo. Según Arias (2006) este tipo de investigación es definida como:


La caracterización de un hecho, fenómeno, individuo o grupo, con el fin de establecer su estructura o comportamiento. Los resultados de este tipo de investigación se ubican en un nivel intermedio en cuanto a la profundidad de los conocimientos se refiere (p. 24). Bajo este marco, se partirá de un estudio de campo fundamentado en una indagación documental y bibliográfica, mismas que permitirán respaldar teóricamente el estudio. Diseño de Investigación En lo referente al diseño de la investigación, según Sierra, (2004) el estudio será no experimental de tipo transeccional. Este autor señala que los diseños no experimentales son “aquellos que se realizan sin manipular deliberadamente variables. Es decir, es la investigación donde no se hace variar intencionalmente las variables independientes. Lo que se hace es observar fenómenos tal y como se dan en su contexto natural, para después analizarlos” (Pág. 63). En este mismo orden de ideas será de tipo Transeccional, debido a que recolectan datos en un solo momento en un tiempo único. Su propósito es describir variables, y analizar su incidencia e interrelación en un momento dado (Ob. cit). A su vez, el estudio se sustentará en una investigación descriptiva y un diseño de campo, según Tamayo (2003): “El diseño de campo consiste en la recolección de datos directamente de la realidad donde ocurren los hechos, sin manipular o controlar variable alguna” (Pág. 89). Este tipo de investigación se apoya en informaciones que provienen de otras, de entrevistas, cuestionarios, encuestas y observaciones. Población y Muestra La población de estudio, es un conjunto finito o infinito de elementos con características comunes para los cuales serán extensivas las conclusiones de la investigación. Esta queda delimitada por el problema y por los objetivos del estudio (Arias, 2006).


En este orden de ideas la población o universo de estudio será de tipo finita, y estará constituida por ochenta y cinco (85) Docentes ordinarios y contratados de las asignaturas Oclusión y Rehabilitación Protésica, Oclusión, operatoria Dental, Preclínica de operatoria y Biomateriales, todas adscritas al departamento de Prostodoncia y Oclusión de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo. Por otra parte, (ob.cit), expresa que la muestra

es un “subconjunto

representativo y finito que se extrae de la población accesible” (Pág. 83). Debido a las características de la investigación la población y muestra será la misma, siendo una muestra censal no probabilística, intencional ya que se decidirán los elementos que la integraran. Técnica e instrumentos de Recolección de Datos Por técnica se entenderá, el procedimiento o forma particular de obtener datos o información. Las técnicas son particulares y específicas de una disciplina, por lo que sirven de complemento al método científico, el cual posee una aplicabilidad general. Ahora bien, la aplicación de una técnica conduce a la obtención de información, la cual debe ser guardada en un medio material o digital de manera que los datos puedan ser recuperados, procesados, analizados e interpretados posteriormente; a dicho soporte se le denomina instrumento (Ob. cit). Con base en lo expuesto, para recolectar datos, informaciones y opiniones se utilizara un Cuestionario con escala tipo Lickert, definido por Hernández (2004) como un método que consiste en un conjunto de ítems presentados en forma de afirmaciones o juicios ante los cuales se pide la reacción de los sujetos a los que se les administra. Validez y Confiabilidad Tradicionalmente, se dice que un instrumento es válido si mide lo que en realidad pretende medir (Sierra, 2006).


En este sentido, el instrumento responderá a validez de contenido, de constructo y de juicio de expertos. Hernández (2004), explica que la validez de contenido se refiere al grado en que un instrumento refleja un dominio específico del contenido de lo que mide. Es el grado en que la medición representa al concepto medido. Señala además, que la validez de constructo es el grado en que una medición se relaciona consistentemente con otras mediciones de acuerdo con hipótesis derivadas teóricamente y conciernen a los contextos que están siendo medidos. Para ello se utilizara el análisis factorial, debido a que se podrá analizar la estructura del constructo que se estará pretendiendo medir. También tiene que ver con la fiabilidad en el sentido de que dirá hasta qué punto se podrá interpretar el constructo como unidimensional. El análisis factorial clarifica la estructura del instrumento y del constructo tal como se ha concebido y pretende ser medirlo. El exponer la estructura interna de las variables se permite examinar el significado de lo que se estará midiendo y puede sugerir revisiones del instrumento y mejorarlo (Morales, P 2013). La validez de criterio o de juicio de expertos, establece la validez de un instrumento de medición comparándolo con algún criterio externo. Este criterio es un estándar con el que se juzga la validez del instrumento. Por su parte la Confiabilidad del instrumento, es la capacidad que tiene el mismo de registrar los iguales resultados en repetidas ocasiones, con una misma muestra y bajo unas mismas condiciones (Sierra, 2006). Para ello, se deberá aplicar una prueba piloto a un grupo de sujetos con características similares a la muestra y con base en estos datos se efectuará una operación estadística, que para el caso será el Coeficiente Alfa de Cronbach, propia para instrumentos de escala policotómica, y que requiere una sola aplicación. La fórmula y el cuadro de valoración es la siguiente (Hernández 2004):


Las variables de la formula significan: K= Número de ítems. = Varianza de cada ítem. = Varianza de puntajes totales. 0

Nula

0.01-0.20 0.21-0.40 0.41-0.60 0.61-0.80 0.81-0.99 1

Muy baja Baja Moderada Alta Muy Alta Perfecta

Fuente: Hernández (2004). Procesamiento y Análisis de los Datos Con respecto al procesamiento de los datos,

se realizará de forma

manual atendiendo a la tabla de especificaciones, donde los aspectos a investigar se descompondrán en dimensiones e indicadores, el tipo de análisis que se efectuara será una estadística descriptiva porcentual con el programa SPSS 20 y con los resultados se construirán tablas y gráficos de distribución

de

frecuencias

absolutas

y

relativas

(porcentajes),

la

interpretación de la información recogida a través del cuestionario se realizara relacionándolo con el basamento teórico que sirve de soporte a la investigación. Referencias Arias, F. (2006). El Proyecto de Investigación. Introducción a la metodología científica. 5ta Edición. Caracas: Editorial Episteme.


Carrillo (UNEXPO), A. (2013). La transformación universitaria desde la cultura del poder. EDUCARE, 15(3), 145-163. Documento en línea disponible en: http://revistas.upel.edu.ve/index.php/educare/article/view/584. Casassus, J. (2000). Problemas de la gestión educativa en América Latina: o la tensión entre los paradigmas de tipo A y de tipo B (versión preliminar). París, UNESCO. Chia L., José Y. Carrillos S., Manuel (1998). Diseño de un Sistema de Indicadores de Control de Gestión en la ESAP Territorial Nº 13. Trabajo de pregrado. Universidad Francisco de Paula Santander, San José de Cúcuta, Colombia. Drucker, P. (1999). La Administración. Colombia. Editorial Norma. Ferrer, Thaís, Pelekais, Cira de (2004). Revista de Ciencias Sociales (RCS) Vol. X, No. 1, Enero - Abril 2004, pp. 148 – 163 FACES - LUZ · ISSN 1315-9518. Finger, A.P. (1997). “Gestao de Universidades: novas abordagens”. Curitiba: Champanhat. García Guadilla, C. 1998. La educación superior en Venezuela: una perspectiva comparada en el contexto de la transición hacia la sociedad del conocimiento. Revista Cuadernos del CENDES, 37. López, H. (1998). La Universidad en un Quinquenio. Reflexiones para el cambio. El caso particular de la Universidad de Los Andes. ULA. Mérida. Manes, J. (2005). Marketing para instituciones educativas. Granica, Buenos Aires. Martínez, L (2008). La mujer y la universidad venezolana. Revista digital universitaria. Vol. 9, No. 7. Disponible en http://www.revista.unam.mx/vol.9/num7/art51/int51.htm Méndez, E. (2000). Crisis y Transformación de las Universidades. Documento en línea Disponible en www.monografías.com. [Consulta: 2013, Agosto 05]. Méndez, E. (2003). Crisis y Transformación de las Universidades. Documento en línea disponible en www.monografias.com. [Consulta: 2013, Octubre 02]. Méndez, E. (2004). Hologerencia Académica. Editorial Ediluz, Maracaibo. Monagas, D. (2003). Consideraciones sobre la Gerencia Universitaria en la Escuela de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la ULA. Actualidad Contable FACES. Año 6 No.6, EneroJunio 2003. Mérida. Venezuela. (33-37).


Morales, P. (2013). El Análisis Factorial en la construcción e interpretación de tests, escalas y cuestionarios. Universidad Pontificia Comillas, Madrid. Facultad de Ciencias Humanas y Sociales. Documento en línea disponible en: http://www.upcomillas.es/personal/peter/investigacion/AnalisisFactorial.pdf [Consulta: 2013, Octubre 4]. Muñoz, D. (2004). Técnicas de gestión empresarial aplicadas a organizaciones sociales. Documento en línea Disponible en: www.eumed.net/ce. [Consulta: 2013, Octubre 3]. Oyarce, A. (2003). Gerencia y marketing educativo: herramientas modernas de gestión educativa. Ediciones Universidad alas peruanas. Lima, Perú. Pacheco, M (2007). “Propuesta Gerencial de Control de Gestión Alternativo para las Universidades Públicas Venezolanas”. Tesis Doctoral en Gerencia. Barquisimeto. Universidad de Yacambú. Robbins, S. (2004). Comportamiento Organizacional. Décima Edición. México: Pearson Prentice Hall Hispanoamérica. S.A. Romero, J. (2004). Gerencia Estratégica. Documento en línea disponible en www.gestiopolis.com. [Consulta: 2013, Octubre 02]. Royero, J. (2003). Gestión de sistemas de investigación en América Latina. Revista Iberoamericana de Educación edición digital, España, sección lectores. Salazar, A. (2013). Gestión de la educación universitaria en el marco de la gestión administrativa: caso Venezuela. RIESED. Revista Internacional de estudios sobre sistemas educativos. Vol. 1: No.1-2, págs. 87-106. Sierra, C. (2004). Estrategias para la elaboración de un Proyecto de Investigación. Maracay: Insertes Médicos de Venezuela C.A Tamayo y Tamayo, M (2003). El Proceso de la Investigación Científica. Cuarta Edición. México, Noriega Editores. Tonge, R y Callaghan, C. (1997). Using the balanced scorecard in the public sector. Chartered secretary, Octubre, pp. 18-19. Universidad de Los Andes (2001) Papeles para el Cambio. Informes de las Mesas de Trabajo (Mesa 0 a Mesa 3) Talleres Gráficos, Universidad de los Andes. Mérida. Hernández, S. y otros (2004). Metodología de la Investigación. Editorial Mac Graw Hill. México: Distrito Federal.


Anteproyecto doctoral rosaura malpica