Page 1

UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

COMERCIO INTERNACIONAL Ley de comercio exterior y ley del impuesto al valor agregado

Alumna: Rosalva Galvรกn Santos CENTRO UNIVERSITARIO DE LOS VALLES


INTRODUCCIÓN A LA LEY DE COMERCIO EXTERIOR

Y SU REGLAMENTO OBJETIVO Que se conozcan las disposiciones generales, los ámbitos de aplicación de la ley, las facultades del ejecutivo, y las facultades de la Secretaría de Comercio. Según la Ley de Comercio Exterior, el objetivo principal de elaboración de esta ley, es para “regular y promover el comercio exterior”, y con ello incrementar la competitividad de la economía nacional, asimismo, para propiciar el uso eficiente de los recursos productivos del país, incluyendo el hecho de integrar de manera adecuada a la economía mexicana con la internacional, y si en un momento se necesitara, defender la planta productiva de prácticas desleales del comercio internacional, contribuyendo, así, a la elevación del bienestar de la población. Cabe mencionar, de acuerdo a la ley, lo siguiente. Las disposiciones son de orden público, lo cual significa que es para cualquier tipo de persona que guste y necesite de las aplicaciones ubicadas en la presente ley, no olvidando su alcance que abarca a toda la República, sin perjuicio de lo dispuesto por los tratados o los convenios internacionales de los que México sea parte, conceptualiza así el hecho de no se abrogara ningún tratado, muy al contrario, seremos base para el desarrollo de los tales, en bien de la comunidad, claro todo en ámbito de aplicación de la ley. La aplicación de esta ley, no solamente es para ciertas personas, de hecho está a la vista y alcance de todos aquellos que la requieran. Dando margen a una equidad valiosa para los usuarios de la ley citada, y mostrando todos los derechos y obligaciones a las que están expuestos. 1


2 ÁMBITOS DE APLICACIÓN DE LA LEY

Para que una ley pueda aplicarse, debe primeramente saber quién posee la facultad de aplicación e interpretación de la misma, que en este caso, según la Ley de Comercio Exterior determina lo siguiente: La aplicación e interpretación de estas disposiciones corresponden, para efectos administrativos, al Ejecutivo Federal, que es el que se encarga de dictar y hacer cumplir las leyes que suele aprobar el gobierno o el propio jefe de Estado. Mismo que permite proceder al bien cumplimiento de la ley, por conducto de la Secretaría de Economía, quien es uno de los facultados para poder determinar los lineamientos para la promoción de los recursos existentes en el país, simplificado en las siguientes funciones: Formular y conducir, regular y controlar las políticas generales de industria, comercio exterior, interior, abasto y precios del país; con excepción de los precios de bienes y servicios de la Administración Pública Federal. Fomentar, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores, el comercio exterior del país. Estudiar, proyectar y determinar los aranceles y fijar los precios oficiales, escuchando la opinión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; estudiar y determinar las restricciones para los artículos de importación y exportación, y participar con la mencionada Secretaría en la fijación de los criterios generales para el establecimiento de los estímulos al comercio exterior.

2


Por lo que se aprecia en los puntos anteriores, la Secretaría de Economía es la que trata de vincular tanto a los ciudadanos como a las diferentes autoridades a tener una comunión literal para el buen y sano desarrollo del comercio exterior, partiendo desde luego del origen legislativo en cuestiones de la materia.

En el país existen tres poderes que rigen a toda la nación, entre éstos se encuentra el Ejecutivo Federal, el cual tiene a bien redactar las leyes; la Ley de Comercio Exterior no es la excepción. Cualquier actividad comercial debe ser regulada, ya que sin estos lineamientos todo sería un caos. En este apartado se verá cuáles son las facultades o el alcance que este poder de la nación tiene en materia de comercio, sobre todo, porque se debe delimitar cuáles son las facultades del Ejecutivo Federal. Al respecto, la Ley de Comercio Exterior indica lo siguiente: De acuerdo con la ley citada, el Presidente de la república tiene el deber de elaborar, coordinar y designar o delegar responsabilidades a otros organismos, con la finalidad de una mejor atención, ya que no sólo en materia de comercio debe estipular leyes, sino que existen otras que requiere de su atención. Por ello, es importante que otros organismos estén íntimamente integrados al Ejecutivo Federal, con el fin de armonizar, de alguna manera, el proceder de la materia. La Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (SECOFI) es una dependencia del Poder Ejecutivo Federal, y sus acciones tienen gran relevancia para el proceso de regulación del comercio. 3


La decisión de incluir a esta dependencia se debe a que coordina organismos como la Comisión Federal de Competencia (CFC), la Dirección General de Normas (DGN), la Comisión Nacional de Normalización (CNN), el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), los cuales tienen un papel importante en la toma de decisiones en materia de comercio. Según la Ley de Comercio Exterior, la Secretaría de Comercio y Fomento industrial, posee las siguientes facultades: Las facultades de la Secretaría de Comercio y Fomento industrial son las siguientes: Estudiar, proyectar y proponer al Ejecutivo Federal modificaciones arancelarias, al igual que: Tramitar y resolver las investigaciones en materia de medidas que resulten de dichas investigaciones. Estudiar, proyectar, establecer y modificar medidas de regulación y retracción no arancelarias a la exportación, importación, circulación y tránsito de mercancías. Establecer las reglas de origen. Otorgar permisos previos y asignar cupos de exportación e importación Establecer los requisitos de marcado de país de origen.

4


LEY DEL IMPUESTO AL VALOR AGREGADO.

El impuesto sobre el valor agregado o impuesto sobre el valor añadido, es aplicado en muchos países, y generalizado en la Unión Europea. Generalmente se le conoce también por las siglas IVA. El IVA es un impuesto indirecto sobre el consumo, es decir financiado por el consumidor final. Un impuesto indirecto es el impuesto que no es percibido por el fisco directamente del tributario. El IVA es percibido por el vendedor en el momento de toda transacción comercial (transferencia de bienes o prestación de servicios). Los vendedores intermediarios tienen el derecho a reembolsarse el IVA que han pagado a otros vendedores que los preceden en la cadena de comercialización (crédito fiscal), deduciéndolo del monto de IVA cobrado a sus clientes (débito fiscal), debiendo abonar el saldo al fisco. Los consumidores finales tienen la obligación de pagar el IVA sin derecho a reembolso, lo que es controlado por el fisco obligando a la empresa a entregar justificantes de venta al consumidor final e integrar copias de éstas a la contabilidad en una empresa.

CAPITULO I 5


Disposiciones generales Artículo 1o.- Están obligadas al pago del impuesto al valor agregado establecido en esta Ley, las personas físicas y las morales que, en territorio nacional, realicen los actos o actividades siguientes: Párrafo reformado DOF 30-12-1980 I.- Enajenen bienes. II.- Presten servicios independientes. III.- Otorguen el uso o goce temporal de bienes. IV.- Importen bienes o servicios. El impuesto se calculará aplicando a los valores que señala esta Ley, la tasa del 16%. El impuesto al valor agregado en ningún caso se considerará que forma parte de dichos valores. Párrafo reformado DOF 31-12-1982, 21-11-1991, 27-03-1995, 07-12-2009 El contribuyente trasladará dicho impuesto, en forma expresa y por separado, a las personas que adquieran los bienes, los usen o gocen temporalmente, o reciban los servicios. Se entenderá por traslado del impuesto el cobro o cargo que el contribuyente debe hacer a dichas personas de un monto equivalente al impuesto establecido en esta Ley, inclusive cuando se retenga en los términos de los artículos 1o.-A o 3o., tercer párrafo de la misma. Artículo 1o.-A.- Están obligados a efectuar la retención del impuesto que se les traslade, los contribuyentes que se ubiquen en alguno de los siguientes supuestos: I. Sean instituciones de crédito que adquieran bienes mediante dación en pago o adjudicación judicial o fiduciaria. II. Sean personas morales que: a) Reciban servicios personales independientes, o usen o gocen temporalmente bienes, prestados u otorgados por personas físicas, respectivamente. b) Adquieran desperdicios para ser utilizados como insumo de su actividad industrial o para su comercialización. c) Reciban servicios de autotransporte terrestre de bienes, prestados por personas físicas o morales.

6


d) Reciban servicios prestados por comisionistas, cuando éstos sean personas físicas. Artículo 1o.-B.- Para los efectos de esta Ley se consideran efectivamente cobradas las contraprestaciones cuando se reciban en efectivo, en bienes o en servicios, aun cuando aquéllas correspondan a anticipos, depósitos o a cualquier otro concepto sin importar el nombre con el que se les designe, o bien, cuando el interés del acreedor queda satisfecho mediante cualquier forma de extinción de las obligaciones que den lugar a las contraprestaciones. Cuando el precio o contraprestación pactados por la enajenación de bienes, la prestación de servicios o el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes se pague mediante cheque, se considera que el valor de la operación, así como el impuesto al valor agregado trasladado correspondiente, fueron efectivamente pagados en la fecha de cobro del mismo o cuando los contribuyentes transmitan los cheques a un tercero, excepto cuando dicha transmisión sea en procuración. Se presume que los títulos de crédito distintos al cheque suscritos a favor de los contribuyentes, por quien adquiere el bien, recibe el servicio o usa o goza temporalmente el bien, constituye una garantía del pago del precio o la contraprestación pactados, así como del impuesto al valor agregado correspondiente a la operación de que se trate. En estos casos se entenderán recibidos ambos conceptos por los contribuyentes cuando efectivamente los cobren, o cuando los contribuyentes transmitan a un tercero los documentos pendientes de cobro, excepto cuando dicha transmisión sea en procuración. Cuando con motivo de la enajenación de bienes, la prestación de servicios o el otorgamiento del uso o goce temporal de bienes, los contribuyentes reciban documentos o vales, respecto de los cuales un tercero asuma la obligación de pago o reciban el pago mediante tarjetas electrónicas o cualquier otro medio que permita al usuario obtener bienes o servicios, se considerará que el valor de las actividades respectivas, así como el impuesto al valor agregado correspondiente, fueron efectivamente pagados en la fecha en la que dichos documentos, vales, tarjetas electrónicas o cualquier otro medio sean recibidos o aceptadas por los contribuyentes.

7


8

Comercio internacional  

Espero que sea de su agrado esta lectura...

Advertisement