Issuu on Google+

“BULLYING ESCOLAR” Autor: Rosa Icela Gutiérrez Reyes Psicóloga y maestra en educación Maestra de FCE de la técnica 56 Hablar de violencia o acoso escolar está presente en las instituciones educativas, es una situación compleja, delicada y seria, que es importante analizar en todas sus implicaciones para prevenirla y atenderla.

Jorge Manzarbeitia, 2006, menciona: que la violencia desarrollada dentro de los iguales de educación secundaria se le denomina: bullying, el cual define como “violencia mantenida, física o mental, guiada por un individuo en edad escolar o por un grupo y dirigida contra otro individuo también en edad escolar que no es capaz de defenderse a sí mismo es esta situación, y que se desarrolla en el ámbito escolar”.

Se considera que para que se de el bullying es necesario que existan: “el agresor”, quien comúnmente presenta una historia familiar disfuncional, incluyendo el rechazo y la violencia; ésta última de cierta forma busque reflejarla en “la victima”; quien comúnmente son jóvenes callados que en ocasiones aceptan su posición para ser aceptados dentro del grupo o bien por sentirse intimidados ante las amenazas recibidas y “los que observan” quienes de cierta forman terminan por volverse cómplices. Estos últimos en muchos casos suelen ser el mecanismo utilizado para que el agresor continúe agrediendo a su victima, pues encuentra aprobación en ellos. Según Guadalupe Rodríguez Morales (2005) algunas posibles consecuencias de los roles son:


*En la víctima: Ansiedad, depresión, no quieren ir a la escuela, disminución del aprovechamiento escolar, mayor incidencia de problemas físicos o de lenguaje, mayor incidencia de problemas familiares, mayor tendencia al aislamiento *En el agresor: delincuencia, disminución en el aprovechamiento escolar, mayor incidencia de deserción escolar, agresivos con sus padres, en algunos casos se presenta carencias de demostración de cariño por parte de los padres. En la mayoría de los casos, los maestros también conocen esta situación, han visto actuar a un agresor, a una victima y al espectador. Debido al alto índice de situaciones presentadas dentro de los planteles de educación básica se dan las siguientes recomendaciones: •

Es

importante que la Institución Educativa considere dentro de sus

programas de trabajo, la atención hacia la problemática social generada en las relaciones de los pares. •

Es de vital importancia, que el docente atienda la relación que se genera entre los alumnos dentro del aula

y solicitar asesoría

a la instancia

correspondiente en caso necesario. •

Las relaciones sociales

son parte fundamental del desarrollo del

adolescente y de su proyecto de vida. •

Es responsabilidad

de los padres de familia,

requiera la administración escolar,

llevar

en caso de que así lo

a su hijo a una Institución

especializada para la atención (psicológica, médica, etc.)


BULLYING ESCOLAR