Issuu on Google+

UNA ALTERNATIVA PARA LA EDUCACIoN FiSICA: EL PARKOUR


Resumen: el parkour es una actividad física extrema que en muy poco tiempo ha tomado gran auge dentro de la población joven de muchos países, la cual tiende a ser una actividad intensa que demanda gran capacidad física y mental, busca utilizar estructuras o espacios poco utilizados, para recobrar espacios recreativos y deportivos que han sido poco a poco desplazados, por la ajetreada vida urbana. El parkour es en sí, una puesta en práctica de una filosofía de autosuperación, que busca mejorar los aspectos no solo físicos de la persona, sino también los aspectos psicológicos y emocionales, creando un equilibrio y balance entre la mente y el cuerpo, trabajando de manera directa sobre el miedo racional e irracional. Este deporte se basa primordialmente en la filosofía de superar obstáculos, algunos físicos, otros psicológicos. Varios iconos del deporte en diferentes entrevistas han tratado de explicar que es el parkour, o al menos que no es, de que trata, porque lo hacen, cual es la finalidad de estos saltos, porque “arriesgan sus vidas” realmente se han dicho muchas cosas, pero la mayoría se han puesto de acuerdo en que la única competencia aceptada es contra uno mismo, profesan ideas de autosuperación, colaboración, auto conceptualización y autoconocimiento de sí mismo, redescubrirse y buscar la mejor versión de sí mismo básicamente.


Historia El Parkour comenzó a finales de los 80 en Francia, en Lisses, a las afueras de París, cuando unos jóvenes transformaron en algo más urbano y lúdico un entrenamiento basado en el Método Natural de George Hébert y que era usado por Raymond Belle en Vietnam como método de adiestramiento para los militares. Los nombres de algunos de esos jóvenes fueron David Belle y Châu Belle­Dinh, y a ellos se fueron uniendo otros como Yann Hnautra, Williams Belle, Guylain N’Guba Boyeke, Malik Diouf, Charles Perrière o Sébastien Foucan entre otros. Ellos desarrollaron y adaptaron los movimiento convirtiendo lo que era un juego en una disciplina con su propio método de entrenamiento. De esa unión surgió el grupo Yamakasi, que proviene del Lingala y significa “cuerpo fuerte, espíritu fuerte, persona fuerte”. En el año de 1998, surgieron diferencia entre los miembros del grupo, David Belle y Sébastien Foucan lo que ocasionó una separaron del resto para desarrollar su propia visión de la disciplina. Es entonces cuando deciden llamar a lo que hacen Parkour, frente al arte del desplazamiento usado por los Yamakasi, y comenzar a formar a una nueva generación de Traceurs que siga participando en el desarrollo del movimiento y creando una comunidad más amplia de practicantes. (Sampayo, 2003). Después de distintos reportajes para televisión, trabajos como especialistas, exhibiciones y demás tipos de actuaciones es en 2001, tras el estreno de la película “Yamakasi”, protagonizada por el mismo grupo, cuando el Parkour es mostrado al gran público y comienza a extenderse de una forma casi inmediata por todo el mundo. A inicios del año 2000, cuando empieza a notarse, la llegada de la disciplina a España. Pequeños grupos de traceurs van surgiendo en ciudades como Málaga, Madrid o Lleida, y decenas de practicantes van dando ya sus primeros pasos también en otras tantas ciudades. Ya en la actualidad, sería complicado nombrar una provincia o una ciudad sin algún traceur o grupo de traceurs en su población. Y es que el Parkour es ya una disciplina o deporte aceptado por todos y otra alternativa más para jóvenes y no tan jóvenes que desean estar en forma y aprender a manejar su propio cuerpo (Sampayo, 2003). Actualmente este deporte es regido y organizado a nivel mundial por grandes grupos de practicantes iconos que son reconocidos mundialmente, una de las organizaciones más importante es sin duda, la WFPF (World Freerunning & Parkour Federation), junto con el evento de Art of Motion, realizado y organizado por la Red Bull. Hoy día, estos grupos y sus deportistas han revolucionado el deporte llevando al límite el cuerpo humano y su capacidad tanto física como mental.



parkour