Issuu on Google+

REPÚBLICA DE PANAMÁ MINISTERIO DE EDUCACIÓN COLEGIO SECUNDARIO DE ALANJE

“DESDE EL CANTÓN DE ALANJE MIS MEJORES CUENTOS”

2012

CHIRIQUÍ


Indice Presentación Índice Introducción El milagro de Lucía Cuentos de una madre De paseo por el bosque El bosque encantado El cisne El maleficio de Anita El mango gigante El misterioso artesano El niño huérfano El niño rebelde y el espíritu del bosque El príncipe enamorado El rey y el laberinto


La mejor venganza La ni単a encantada y la casa del bosque La princesa presumida La zorra y la tortuga Las aventuras de Dayamond Los buenos vecinos Los m炭sicos Luis y sus sue単os Orik y la ni単a lavandera Pedrito y un regalo especial Smith y los rancheros Una joven acomplejada Velocidad riesgosa


Introducción La narración de cuentos tuvo su origen en la India, originalmente se transmitía en forma oral; luego, fueron recopilados y escritos para su divulgación. Actualmente, contamos con cuentos de diversas clases, son los cuales son reflejo de la sociedad en que vivimos. Sin embargo, la lectura ha de despertar el espíritu crítico y creativo con la finalidad de descubrir el mensaje central de la lectura, desarrollando el gusto literario y aprendiendo nuevos vocablos. El Colegio Secundario de Alanje tiene el agrado de presentar a consideración y deleite de todos los amigos lectores su primera colección de cuentos “Desde el Cantón de Alanje”, escritos por estudiantes de todos los niveles. Esta obra es el esfuerzo de estudiantes y profesores por mostrar el talento y habilidad de nuestros discentes, con la finalidad de que sea una herramienta en el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje:

ofreciendo

mejores

conocimientos

y actividad positiva en que ocupa su tiempo libre. Con gratitud y reconocimiento a nuestros estudiantes

de

recreación


EL MILAGRO DE LUCÍA

E

n un pueblito del cantón de Alanje, vivía una hermosa chica, quien

padecía

una

extraña

enfermedad.

Sus

padres

estaban

muy

preocupados al ver que su hija sufría cada día y decidieron ir, a un pueblo vecino llamado San Pablo, en busca de un medicamento, ya que no soportaban ni un día más verla sufrir. Pasaron muchos días y Lucía no mejoraba. Consultaron médicos y no lograban obtener una respuesta para esa extraña enfermedad. Sus padres muy tristes la abrazaban y le decían: “siempre estaremos contigo dispuestos ayudarte porque eres nuestra razón de vivir”. Lucía con lágrimas en sus ojos, sufría minuto a minuto esos momentos difíciles de su vida, se arrodilló ante Dios y oró: “Señor, te doy gracias por todo lo que me has dado, por tener unos padres maravillosos que han estado conmigo desde que nací; mas Señor, te quiero pedir solo un milagro, borra de mi cuerpo esa extraña enfermedad que me consume cada día, quisiera ser una chica normal como todas las demás y sabes como anhelo, Señor, ser feliz”.


Lucía estudiaba en la pequeña escuelita de su pueblo, era muy responsable y cumplía con todos sus deberes, su maestra era su única amiga. Un día de regreso a casa, Lucía encuentra algo muy especial y brillaba algo así como las pupilas de sus ojos, muy contenta y extrañada se dirige ante sus padres y les enseña aquel pequeño diamante. Sus padres quedaron tan asombrados y se preguntaban de quién podría ser, pues en esa región no hay minas de diamantes, ni nadie que pudiera tener una piedra tan valiosa. Lucía tomó el pequeño diamante y lo colocó en un cofre, donde guardaba los más lindos recuerdos en su habitación. Un viernes por la tarde, Lucía pide permiso a sus padres para ir al río Chico a bañarse, pues le encantaba estar en medio de esas aguas, respiraba una paz y una tranquilidad allí. Para Lucía estas aguas la llenaban de vida. De regreso a casa, algo extraordinario estaba ocurriendo, un brillo sin igual se apoderaba de toda su habitación, entró Lucía y el diamante reflejaba la imagen del Santo Cristo de Alanje, ella admirada de aquel mágico instante, le pide aquel Santo milagroso que borre en ella aquella inexplicable y extraña enfermedad.


Y el Santo Cristo de Alanje, al escuchar las súplicas y ruegos de esta dulce y tierna niña le dice: “no te preocupes hija mía, sé que has sufrido mucho y que no has sido muy feliz,

pero

tiene

unos

padres tan bondadosos que

siempre

acompañarán. mañana

te

Ve al río

temprano

y

disfruta de sus cálidas aguas,

que

ellas

te

sanarán”. -Lucía, Lucía despierta ya es de mañana- le dice su madre y Lucía no puede creer que todo había sido sólo un sueño. Lucía muy conmovida le cuenta a sus padres lo hermoso de aquel sueño y decidió ir aquel remanso como se lo indicó el Santo. Lucía y sus padres pronto viajarían a la Capital a hacerse algunos exámenes, pues consiguieron que algunos hacendados de la región le


patrocinaran su viaje y todos sus gastos y la sorpresa más grande fue saber que Lucía no padecía de ninguna extraña enfermedad, su sueño se hizo realidad y fue un milagro más por este gran Santo. Sorangel Araúz (XII Ciencias) Angel


CUENTOS DE UNA MADRE

E

staba una madre sentada junto a la cuna de su hijito muy afligida

y angustiada pues temía que el pequeño se muriera.

Este en efecto

estaba pálido como la cera, tenía los ojitos medios cerrados y respiraba casi

que imperceptiblemente, de vez en cuando con una

aspiración profunda como un suspiro.

La tristeza de la madre

aumentaba por momentos al contemplar a la tierna criatura. Llamaron a la puerta y entró un hombre viejo y pobre envuelto en un holgado cobertor que parecía una manta de caballo: son mantas que calientan pero él estaba helado, en la calle todo estaba cubierto de hielo y nieve y soplaba un viento cortante. --- ¿crees qué vivirá? ---se preguntaba la madre.

---- ¡El buen Dios no querrá quitármelo!

El

viejo que era la muerte en persona, hizo un gesto extraño con la cabeza; lo mismo podía ser afirmativo que negativo. La mujer bajo los ojos y las lágrimas rodaron por sus mejillas, tenía la cabeza pesada, llevaba tres noches sin dormir y se quedó un momento como aletargada; pero volvió enseguida en sí temblando de frío.


¿Qué es esto? --- gritó mirando en todas direcciones. El viejo se había marchado, y la cuna estaba vacía; se había llevado al niño. El reloj del rincón dejó oír un ruido sordo, la gran pesa de plomo cayó rechinando hasta el suelo ¡paf!, y las agujas se detuvieron.

La desolada

madre salió corriendo a la calle en busca del hijito. Volaba como el viento. ¡Jamás devuelve lo que se lleva!. --- ¡Dime por dónde se fue! --- suplicó la madre -- enséñame el camino y lo alcanzaré. --- Conozco el camino --respondió la mujer vestida de negro, pero antes de decírtelo tienes que cantarme todas las canciones con que meciste a tu pequeño me gustan, las oí muchas


veces, pues soy la noche.

He visto correr tus lágrimas mientras

cantabas. --- ¡Te las cantaré, todas, todas --- dijo la madre---, pero no me detengas, para que pueda alcanzarlo y encontrar a mi hijo, pero la noche permaneció muda e inmóvil, y la madre retorciéndose las manos, cantó y lloró; y fueron muchas las canciones, pero fueron aún más las lágrimas.

Entonces dijo la noche: ---ve hacia el temeroso

bosque de abetos. En el vi desaparecer a la muerte con el niño muy adentro del bosque se bifurcaba el camino, y las hojas caían alrededor del camino pues era invierno y las ramas estaban cubiertas de hielo y nieve. --- ¿No has visto pasar a la muerte con mi hijito? --- Sí --- respondió el zarzal --- pero no te diré el camino que tomó, si antes no me calientas apretándome contra tu pecho; me muero de frío y mis ramas están heladas. Y ella estrechó el zarzal contra su pecho apretándolo para calentarlo bien; y las espinas se le clavaron en la carne y la sangre le fluyó a grandes gotas, pero del zarzal brotaron frescas hojas y bellas flores en la noche invernal: tal era el ardor con que la acongojada madre la


había estrechado contra su corazón! Y la planta le indicó el camino que debía seguir. Llegó a un gran lago en el que no se veía ninguna embarcación.

No

estaba bastante helado el lago para sostener su peso, ni era tampoco bastante somero para poder rodearlo y sin embargo, no tenía más remedio que cruzarlo si quería encontrar a su hijo. Se echó entonces al suelo a beberse toda el agua, mas la angustiada madre no perdía la esperanza de que sucediera un milagro. ¡No, no lo conseguirás! --- dijo el lago --- mejor será que hagamos un trato.

Soy aficionado a

coleccionar perlas y tus ojos son tan bellos que tus lágrimas convertirán en perlas al tocar el agua. desprendieron

se

Fue así que sus ojos

lágrimas que cayeron al fondo del lago, donde

quedaron convertidas en preciosísimas perlas. como en un columpio y de un solo impulso

El lago la levantó la situó en la orilla

opuesta. Se levantaba allí un gran edificio cuya fachada tenía más de una milla de largo.

No podía distinguirse bien si era una montaña con sus

bosques y cuevas, o si era obra de albañilería; y menos lo podía averiguar la pobre mujer que de tanto llorar tenía los ojos hinchados.


Desde ese día prometió que no iba a descansar hasta encontrar a su hijo y por él iría al fin del mundo. Así todavía lo busca por ahí como prometió un día y colorín colorado este cuento se ha acabado.

Daysi Morales VII D Mami


DE PASEO POR EL BOSQUE

H

abía una vez tres compañeritas de colegio que se llamaban Sofía,

Lucía y Magdalena, ellas disfrutaban ir de paseo.

Un día el profesor

de ciencias organizó un paseo a un lugar muy especial llamado “El paraíso escondido” el grupo de estudiantes iba muy feliz. Al

llegar,

bajaron

del

autobús

y

caminaron maravillados de ver tantas cosas hermosas

de

repente escuchan una canción y ---


dice Sofía --- escucharon.

Todos le contestaron --- sí, vamos a ver

de donde proviene esa música. Pronto llegaron a un claro del bosque y se maravillaron de ver a un montón de personitas muy pequeñas; cuando estas los vieron se asustaron mucho y empezaron a correr y a esconderse, pues en el bosque habitaba un feroz lobo que se los quería comer. Las tres niñas que eran muy buenas convencieron a los enanitos de salir, estos quedaron maravillados de ver otros rostros y preguntaron ¿qué hacen aquí? Sofía les respondió --- estamos de paseo por este hermoso bosque.

Uno de los enanitos dijo ----- este bosque está

encantado y el que entra no puede salir jamás.

--- ¿Cómo llegaron

ustedes? --- preguntó Magdalena. Los enanitos muy tristes comentaron que ellos vivían en un gran castillo del otro lado del bosque y que un día salieron a trabajar y el lobo que habita en el bosque los atrapó, ellos lograron escapar y debían esconderse cada vez que oían al lobo. Las niñas muy tristes por la historia no dejaban de preocuparse, pues todos tenían un hogar y debían regresar.

El grupo las apoyó y


decidieron salir del bosque, los enanitos que ya tenían rato de estar en el bosque serían los guías en esta aventura. Después de caminar y caminar escucharon al lobo aullar cerca y todos se asustaron corrieron y corrieron a refugiarse en una cueva. El lobo no pudo seguirlos y las niñas encontraron esto muy raro, ellas salieron y le preguntaron al lobo

--- ¿porqué no nos seguiste a la

cueva? --- el lobo contestó --- le tengo miedo a la oscuridad.

Al

escuchar esto un enanito no dejo de reír y las niñas tuvieron que taparle la boca para que el lobo no se enojara, en realidad el lobo no era tan malo solo que aparentaba ser cruel para que le tuviesen miedo las demás criaturas del bosque. Magdalena le dijo que no debía hacer esto,

pues así no tendría

amigos y que en realidad él era bueno y de noble corazón.

Todos

los presentes se acercaron al lobo y le dieron un fuerte abrazo, este gesto de amistad el lobo lo agradeció y ofreció mostrarles el camino de regreso al castillo a los enanitos y al colegio al grupo de estudiantes. El lobo en realidad era el custodio del paraíso perdido, tiempo atrás una bruja lo encantó y transformó en lobo, pero en realidad era Luisito, un niño de la aldea, y este gesto de amistad logró romper el hechizo. Todos regresaron a su hogar y las niñas acompañaron a Luisito a su


casa donde sus padres lloraban de felicidad al ver a su hijo vivo y salvo. ColorĂ­n, colorado este cuente se ha terminado.

Keytlin BaĂşles VIIB La Flor


EL BOSQUE ENCANTADO

U

n día muy semejante, a los de hoy, donde la naturaleza esta muy

apartada del ser humano, pues la tecnología la había remplazado, las computadoras y todos aquellos aparatos que le facilitaban la vida al ser humano se veían en todas partes. Se encontraba atrapado Fernando, un joven apuesto, de sentimientos únicos, con una mirada tierna, pero que a su corta edad de trece años, llevaba en su corazón un dolor profundo. Debido

a que no tenía

amigos, pues no le gustaba la tecnología moderna, él creía que el mejor amigo era aquel con quien se hablaba personalmente, jugaban hasta atollarse y no uno por redes sociales. Pero un día como hoy cuando salía del colegio vio una hermosa mariposa que irradiaba luz, esto atrajo la atención de Fernando, es así como siguió a la mariposa, cuando acordó estaba frente a un bosque, parecía mágico y ala vez real, había flores por todos lados, un aroma único, árboles inmensos eran el hogar de millares de animalitos, Fernando halagado, por la belleza, le entró una gran


curiosidad por ver más.

Es así, como fue introduciéndose bosque

adentro, pero en un momento escuchó unos llantos que decían --- es mi culpa, --- no, es la mía Fernando se fue acercando cada vez más y no veía nada, se escondió tras un árbol, donde vio que había un par de duendecitos muy graciosos que peleaban y lloraban. Uno vestía verde con unas botitas muy graciosas con cascabeles en las puntas y que decir de su sombrero puntiagudo, el otro vestía tal para cual se diferenciaban porque el otro vestía de color azul. En ese momento algo pica a Fernando quien se quejó muy fuerte, los duendecitos se espantaron y vieron

a Fernando;

sin respirar le

preguntaron --- ¿Quién eres?, ¿Por qué estas aquí?, ¿Cómo has llegado? Y muchas más preguntas. El chico con un nudo en la garganta les dijo --- me llamo Fernando y he llegado persiguiendo a una mariposa. Fue un minuto de silencio y Fernando con un montón de preguntas, así que dijo ------- ¿porqué lloran?, ¿porqué pelean?, ¿cómo se llaman, quienes son?


El duendecito verde con lágrimas en los ojos le dijo --- soy Pedro y él es mi hermano Juan, somos los guardianes de este bosque yo cuido las plantas y Juan los ríos y mi hermana Rosa es la encargada de dar luz y el toque mas importante al arco iris. Fernando aun sin saber porque lloraban les pregunto de nuevo. El duendecito azul le contestó, lloramos por este bosque, sabemos que ustedes los hombres tratan de destruirlo, si no lo protegemos, y el ogro se ha llevado a nuestra hermana. Y porque no la rescatan, ---- dijo Fernando, --- las cosas no son tan fáciles, este ogro es muy grande y nos puede aplastar --- dijo Juan. --- Miren el tamaño no es lo que importa, lo que en verdad importa es el amor que sientes por tu hermana, yo les ayudo con tal de que no muera este bosque. --- dijo Fernando Se montaron en un águila y partieron vuelo, cuando llegaron por sorpresa de ellos el ogro no estaba, entraron por una rendija, soltaron a Rosa, una duendecita hermosa de cabello rubio, ojos castaños y vestía de color rosado. Cuando estaban listo para partir, llega el ogro entre saltos, gritos y escándalos el ogro atrapa el pies de Fernando; pero los animalitos


que veían la pelea salieron, todos y comenzaron a morder al ogro quien tuvo que soltarlo y ellos aprovecharon para escapar y llegar sanos y salvos al bosque. Algo paso inexplicablemente en el viaje Fernando y Rosa se enamoraron, no importa la raza, el tamaño, lo que importa es el amor. Sus hermanos se dieron cuenta, así que lo invitaron a que volviera al bosque, al fin al cabo él había ayudado a conservar lo más preciado del mundo: la naturaleza. Esta parejita de novios hoy

se encuentra cuidando un bosque

encantado en cualquier parte del mundo. Ahora bien encontraste tú, tu bosque encantado…

Milixza Botacio S. XII INFORMÁTICA Pluma blanca


EL CISNE

É

rase una vez una joven que vivía con su papá a quien ayudaba a

trabajar en la Panadería, todo en medio

de canciones y bailes

graciosos, que era lo que más le gustaba hacer. Cierto día en que estaba horneando un pastel de chocolate, vio pasar un fabuloso unicornio, seguido por mucha gente del pueblo que lo querían atrapar, pero el asustado animal no paraba de correr con una soga en el cuello. Obed, también siguió al unicornio para quitarle la soga y vio que pasó por la cascada, que estaba a la entrada del Bosque Mágico, allí la soga se enredó en un tronco. Rápidamente se acercó e intentó desatarlo pero no pudo y tuvo que usar un trozo de cristal que estaba en un árbol, para cortar la soga. ¡Todo sucedió en un momento¡ El cristal brilló intensamente y fue cuando el unicornio dijo:___ has venido hasta aquí para salvar el bosque del malvado de mi primo , hay que hacer algo, casi la mitad de


los árboles están tristes, secos y rápidamente se está perdiendo la belleza de este lugar, debido a la maldad.____Oded sintió miedo y quiso salir corriendo. Pero ella había sido elegida y todo lo comprobaba, pues en ese momento llegó Rombar, el primo del unicornio, quien gritò enfurecido que Oded debía marcharse y dejar el bosque. No lo hizo y con el poder y la maldad de Rombar, Oded quedô convertida en un cisne, perdida en medio del bosque.


Un hada se acercò y le diò las gracias por la misión que iba a cumplir pues el hada estaría de su lado para vencer a Rombar. El hada construyò una corona y colocò el cristal mágico en medio, la puso sobre la cabeza del cisne y Oded recuperò su figura humana pero sòlo para probar lo efectivo de la corona, debería seguir siendo un cisne por algún tiempo. El padre de Oded, al pasar las horas se desesperaba màs por la ausencia de su hija y organizò la búsqueda por todo el pueblo. Daniel, amigo y eterno enamorado de Oded estaba muy triste

también.

Aunque ella no lo aceptaba, èl seguiría insistiendo en demostrarle su amor sincero. Por ello, se decidió acercarse al Bosque encantado, armado con un potente arco y buena cantidad de flechas. Una vez cruzò la cascada se le apareció el unicornio para guiarlo hacia Rombar, antes, le llamò la atención un bello cisne que lo miraba tiernamente desde un pequeño lago. Allì estaba Rombar agresivo, que al ver a Daniel lo atacò para matarlo. Daniel luchò por largo rato por salvar su vida y en eso el hada se acerca al lago. Pone la corona sobre Oded , esta recupera su forma


humanay con el poder de la corona da fuerzas a Daniel para vencer a Rombar y librar al bosque de la maldad de ese demonio. Ese gesto de valentía de Daniel, le sirvió para que Oded comprobara la fuerza del Amor de ese joven y asì sudoroso y golpeado, declaró una vez màs que estuvo a punto de dar su vida y lo haría otra vez si fuera necesario por salvar a Oded. Entre làgrimas, mucha alegría y en presencia del papà que llegó con muchas personas al bosque Oded aceptò casarse con Daniel y fue asì como fueron felices y comieron perdices. Ariadna Araùz 9º D


EL MALEFICIO DE ANITA

E

rase una vez en el pueblito de Las Moras, se celebraba por

costumbre las patronales del Maíz. Cada año escogían a una linda jovencita como reina de dicha actividad, pero ésta debía reunir ciertas cualidades como ser: cariñosa, inteligente,

extrovertida

y

solidaria. Participaron algunas jovencitas del pueblo para dicho evento, pero

sólo

una

reunía

estas

cualidades, sí sólo una reunía las cualidades, y nada más y nada menos

era

Anita,

la

come

palomitas de maíz del pueblo, y muchas chicas no estaban de


acuerdo con aquella absurda decisión. Se llegó el día tan esperado por todo el pueblo: “las patronales del maíz” y ver a su linda reina Anita, pues muchos se burlarían y le dirían: “ahí va la come palomitas”. Anita sentía un poco de temor, ya que sabía que muchos no la querían como reina y pensó tanto y decidió no ir a su coronación, pero don Carlos, el organizador de la fiesta, se asegura que todo quedara bien y que su reina no faltara a engalanar estas patronales. Anita no le que quedó otra opción, así que allá estuvo muy alegre, pero de repente sintió una gran desesperación por comer palomitas y baja rápidamente del trono y sin darse cuenta que en ese momento pasaba un auto y fue arrollada muy cerca de aquellas fiestas. Desafortunadamente, fue muy tarde y Anita falleció aquella trágica noche. Pero nadie se imaginaba que Anita era bruja, y antes de morir lanzó una maldición que nunca más se celebrarían las patrones del maíz en Las Moras. Daysi Morales (XI ciencias) La sirenita del Cantón


EL MANGO GIGANTE

C

ierta vez, al lado de una colina vivía una familia muy pobre que

tenía sólo para comer agua y pan algunas veces Aquel día Juan encontró fuera de su casa, una pequeña cajeta que contenía unas semillitas. Al verlas, exclamó____para qué queremos semillas si no tenemos la tierra ni herramientas para trabajar____ . Como las manos son las mejores herramientas, junto con el entusiasmo, para producir y hacer, Juan reunió a su familia y juntos plantaron todas las semillas encontradas en un lote baldío de la familia Mojica que quedaba al lado. Al cabo de unos años, crecieron árboles hermosos y cargados de unas especiales frutas que a todos asombraron por su belleza y tamaño. Eran los mangos gigantes de Ño Juan y él su familia rápidamente a ofrecer los sacaron provecho de aquel especial huerto, pues los compradores de mangos llegaron mejores precios.


Nadie podía pensar que en tan poco tiempo y con la venta de los mangos, Don Juan y su familia hubieran podido comprar el lote donde crecían los mangos, mejorar la casa, comprar un auto y vestir mejor. Todo comenzó con intenciones sanas, esperanza permanente y amor por el trabajo, sin embargo, en el mundo la maldad ronda y acecha sin parar, Rómulo, hijo menor de Don Juan consideraba que él debería obtener más ganancias del negocio pues era el que” más trabajaba” y comenzó a hacer trampas y a hablar mal de toda la familia. Por su parte los árboles que son seres vivos, sensibles, trabajadores y bondadosos con las personas, estaban felices por su aporte al cambio dado en la familia de Don Juan

y se esmeraban en producir y

asombrar a todos. Cuando se enteraron de las acciones de maldad de Rómulo, decidieron tener una conversación urgente y solicitaron a la Sra. Brisa que los ayudara para analizar la situación. Hubo airadas opiniones y propuestas de una declaración de huelga de producción. Hasta la medida extrema de abandonarse a la suerte de los insectos y dejarse morir de tristeza. Al parecer luego de varias horas lograron acordar un Plan perfecto y aleccionador para todos.


Esa mañana, Rómulo se metió en el huerto a revisar la plantación y observó la más bella y extraordinaria fruta allá en lo alto. De inmediato pensó en tomarla para si exhibirla y ganar mucho dinero. Meses después, en su silla de ruedas, arrepentido y triste por su conducta pasada, recuerda los segundos en que la gigantesca fruta caía sobre su cabeza y todos los árboles agitaban sus ramas.

Ana Torres 9ª A


El MISTERIOSO ARTESANO

E

n cierta ocasión, en un pueblito muy lejano, se esparció la noticia

de un misterioso artesano, cuyo nombre nunca se dio a conocer. Este pueblito había sido bendecido por una aureola de santidad y misterio, motivo por el cual este enigmático personaje se acerca a este poblado con la finalidad de hacer algo por el pueblo, ya que, las personas que habitaban en este lugar habían perdido la fe cristiana, el amor a los demás y a su familia. Así, se inicia este hermoso cuento cuando llega este humilde hombre, a una de las primeras casitas de este pueblo y solicita un favor diciendo: -

Buenos días, vive alguien aquí, de repente, sale una joven y le

dice: .. . gritando -

¡Qué busca, está perdido!


Luego contesta el señor: buenos días niña, usted sería tan amable de regalarme… la joven, no lo dejo terminar y le contesta: no, no, no, aquí no hay nada. El señor con la cabeza mirando hacia el suelo se retira del lugar y así, va visitando varias casas en el pueblo donde le negaban su pedido. Este, se acerca a una de las últimas viviendas donde lo recibe una dulce viejecita, y le dice: Señora, usted sería tan amable de regalarme un pedazo de madera o tronco de estos árbol para hacer un trabajo, la señora le contesta: hijo, tome todo lo que necesite y en la parte de atrás hay un ranchito que lo puede usar para dormir y trabajar. El señor artesano, observa a su alrededor los árboles llenos de ricas y dulces frutas y decide cortar el más hermoso para realizar su tallado. El artesano se encerró en la casita y dio inicio a su labor, día tras día, semanas, tras semanas. Este misterioso personaje trabajaba día y noche, la viejecita llevaba alimentos y frutas y se los dejaba por una pequeña ventana que había en la casita. La

señora

observaba

que

el

artesano

no

se

alimentaba,

comprobándolo todos los días porque encontraba los alimentos en las


mismas condiciones y se preguntaba ¿cómo puede trabajar sin alimentarse? Una mañana se acerca temerosa a la vivienda, porque desde el día que este humilde hombre había conversado con ella, no lo había vuelto a ver, mucho menos conversar. La señora, se acerca a la vivienda y muy sorpresivamente encuentran las puertas abiertas de par en par, el lugar se observaba iluminado y la señora decía: que extraño aquí no hay luz, solo la de los cucullos en las noches. La señora temerosa se acerca nuevamente, pero, esa luz era muy intensa, pues tenía que taparse la cara para poder entrar al lugar y observar lo que había adentro dela casita. Muy curiosa la señora llega hasta entrar, pero, cuál fue su sorpresa: en el suelo y en medio de la casita encuentra una figura tallada, era la imagen de un Cristo hermoso, tallado en madera. La señora sorprendida llama a todos sus vecinos y deciden llevarlo a la iglesia y venerarlo, desde ese entonces todas las personas del pueblo fueron cambiando de actitud y asistían con más frecuencia a la iglesia, el pueblo fue prosperando cada día más.


Del famoso tallador no se volvió hablar jamás, mientras que las personas que negaron al señor el tronco de árbol, estos jamás volvieron a dar frutos y se secaron, a diferencia de la viejecita que sí producían hermosos y jugosos frutos. Y…COLORÍN, COLORADO, ESTE CUENTO SA HA ACABADO Jasson Toribio IXB


EL NIÑO HUÉRFANO

E

n una comunidad muy cercana a San Andrés vivían dos niños

huérfanos. Uno de diez años y el otro de dieciséis. Es una historia triste que pasó hace mucho tiempo, allá en esas montañas esos jóvenes tuvieron que adecuar su vida a la soledad y a la pobreza luego de la muerte de sus padres. Un gran sentimiento de solidaridad y amor los unió cada día. ¡Fue triste el día en que Toño, el mayor se despidió de Tito para ir a la ciudad a trabajar! Las angustiosas noches solitarias, hicieron de Tito un audaz joven que compartía las labores domésticas con el afán de que llegara la quincena cuando volvía Toño con provisiones y las aventuras de un mundo fantástico. Allá era los autos bonitos, los edificios, los Centros comerciales, los chicos que parecen chicas, el humo, el ruido, las noches de locura de los compañeros de trabajo. Acá, ____ tuve que vender un poco de


maíz nuevo porque quiero que me traigas la próxima salida una camisa verde cuello chino_____ si vieras como hay el chayote y la habichuela! ____Ah, y si vieras Tito, el tigre anduvo una noche de estas, muy cerca_____ ____Deberíamos hablar con el Tío Marcos para que te fueras para Panamá a vivir con en su casa y así estudiarías algo________ aquí sin vecinos es hasta peligroso estar tanto tiempo solo_____

Cecilia Santos 10ª Ciencias


EL NIÑO REBELDE Y EL ESPÍRITU DEL BOSQUE

H

abía una vez, en un pueblito muy lejano una hermosa y humilde

choza donde habitaban 4 niños y su madre. Los niños se llamaban: Pedro, el inteligente, Juan el Audaz, Soller el tímido, y Petry, el rebelde.


Una noche Soller le dice a su mamá que le contara un cuento. La madre muy triste le respondió: Sí, mi amor. Soller, se da cuenta que su madre se encontraba muy triste y le dice. Mamá, ¿Por qué estas triste? Hay mijito, lo que pasa es que no tenemos qué comer para mañana. El niño dijo muy triste: - Mami no te preocupes, escuche decir a un señor que hay un tesoro perdido en el bosque. La madre muy sorprendida le dice a Soller que reúna a sus hermanos para contarles sobre el tesoro y buscar la manera de encontrarlo. Una vez que todos los hermanos conocían del tesoro, Petry, El rebelde decide aventurarse, e ir él solo, a buscar aquél tesoro, para hacer feliz a su madre, y no pasar tantas calamidades, de esa manera, llegar a ser ricos. A la mañana siguiente Petry, recoge un saco, dentro de él llevaba mucha comida, ropas y una soga. Sale por la puerta de atrás sigilosamente y pide Dios que lo bendiga en su aventura. Al salir de la casa siguió por un sendero, luego recuerda que ese camino no estaba el día anterior. Se puso pensativo y dijo: ¿Será un camino o una pista?


Continúa su camino y escucha voces que le dicen: corre, corre, que te atrapo. Sintió mucho miedo y decide huir del lugar, diciendo: Chúmbale, yo me voy. Durante muchas ocasiones sintió temor, aunque por dentro se estuviera muriendo de miedo. Al escuchar las últimas voces no resistió más, pero de pronto, vuelve a oír y observa una luz rosada que le dice: Ten mucho cuidado, hay muchas cosas malas en este bosque, quieres que te guie. ¡De repente! le aparece el espíritu del bosque Y el niño asustado dijo: tú, tú, tú, hablas, me vas a comer. El espíritu dice: no, claro que no, no estas destinado a ayudar a las personas que entran y salen a este bosque, el que se encarga de todo soy yo. Mientras charlabas caminaban por el bosque, hasta que Petry se atrevió a preguntar sobre el tesoro y el espíritu le dice que dicho tesoro no existe que todo es una trampa para engañar a jóvenes como tú. Petry, asustado le dice que le permita con su ayuda salir del lugar, el espíritu le contesta: tú estás acostado en tu cama, todo esto es un sueño trata de despertar poniéndote tierra en la cara. Petry llorando desconsoladamente decía: cómo extraño a mi mamá y a mis


hermanos. De repente, dice el espíritu, has pasado la prueba, reconoces el valor de la familia, no has sido rebelde, no has blasfemado en contra de Dios, por lo tanto mereces despertar. Al rato Petry, se levanta de su cama y se dirige a su madre abrazándola y diciéndole: Mami, enséñame a ser cortés, a valorar lo que tengo, principalmente a mi familia… Allison Araúz VIIIB


EL PRÍNCIPE ENAMORADO En un lejano pueblo, vivía una princesa llamada Cristina, su padre la tenía prisionera en un castillo porque cuando su madre estaba embarazada la quiso matar. Un día su madre se entera de la malévola idea de su hija y decide conversar con ella. Nace la niña, quién era cuidada por dos doncellas que el rey había contratado para que se ocupasen del cuidado de la bebé, mientras su madre se mantenía encerrada, ya que ella no quería encargarse del cuidado de su hija. Pasaron los años y la niña crecía hasta convertirse en una hermosa princesa, pero siempre se mantenía con una mirada triste y sin deseos de vivir, porque su padre no permitía que la niña saliera del palacio, el padre se entera y decide sacarla del castillo y dar un paseo. Llama a sus guardianes para que la puedan vigilar. Cristina, se sintió tan contenta jugando con las flores del jardín, escuchando los cánticos de los pájaros, el murmullo de los riachuelos, en fin corriendo por el bosque. Se sintió tan contenta con su por haberla sacado a pasear, ya que se le había olvidado como era la parte exterior del palacio. En ese


momento logra divisar a lo lejos un hermoso corcel blanco con un elegante jinete. Este se acerca y le pregunta – Hermosa dama ¿Quién eres, cómo te llamas? Ella lo mira y

no

le

contesta, éste, insiste nuevament e y él le contesta: yo

soy

Casciar

el

príncipe del reino vecino, ella contesta: yo

soy

Cristina, princesa de este reino, donde mi padre me ha mantenido encerrada todos estos años, hoy por encargo de él ha mandado a sus


guardianes para que me vigilen y observen lo que hago en este bosque, ya que él me ha odiado toda la vida. Impactado por todo lo que le había comentado la princesa decide entrar al palacio y enfrentar al rey. Entra iracundo, gritando -¡Quién es el padre de Cristina! ¡Quién es el padre de Cristina! El rey escucha los gritos del príncipe y sale a su encuentro, diciendo: quién eres osado, has entrado a mi reino sin permiso, tendrás tu castigo. El príncipe Casciar le dice al rey Jacob,¡ porqué es usted tan cruel con su hija, que es una bendición de Dios! … usted, no tiene perdón. Jacob le contestó: usted tiene toda la razón, he mantenido por años a mi hija encerrada en palacio, sin derecho a ver la luz del día, no merezco su amor. El rey se arrodilló ante su hija pidiéndole perdón y esta le dice: padre, pese a todo el martirio que me has hecho padecer nunca dejé de amarte, te perdono padre.


El rey nunca se imaginó que su hija lo amara tanto, ya que en su alma no existía el rencor. Ambos se abrazan por primera vez y el príncipe los observa, en ese momento pide la mano de la princesa que fue concedida por el rey, igualmente la princesa acepta al apuesto príncipe y… celebraron el matrimonio con todas las personas del pueblo en el castillo, vivieron muy felices. Y COLORÍN COLORADO…ESTE CUENTO SE HA ACABADO.

Autora: Yulianis Camarena VIIID


EL REY Y EL LABERINTO

H

ace muchos años, en Babilonia, vivió un rey muy poderoso y muy

apuesto, que al verlo todas las muchachas del reino, quedaban enamorada del él. Pero, además, de ser guapo y poderoso este rey era mago, sí era un verdadero mago. El rey vivía en un palacio de cristal solo con su madre, pues a su corazón no había llegado el verdadero amor. Su único entretenimiento era ir de pesca, y de vez en cuanto, hacer magia a los niños de su reino, cuando se sentía aburrido. Un día, el rey se sintió muy solo y decidió ir de pesca, pasaron algunas horas y no pescaba nada. Entonces, el rey se enojó tanto que tiró el anzuelo y su carnada, salieron saltando y volando todos los gusanitos de tronco que llevaba. Pero, el rey, como era mago, solo bastó ver tantos gusanitos en el aire, que los convirtió en la rosa más grande y brillante de toda Babilonia y dijo: oh, que bella rosa y decidió ponerla en su anzuelo. Increíblemente, pescó el pez plata más grande que


hasta

ese

entonces se había visto en toda la región.

Todo el

pueblo

quedó

admirado de ver tan grande y bello pez. En medio de aquel jolgorio,

se

encontraba

una

joven

muy

hermosa y sencilla, quien

siempre

había escuchado hablar de aquel rey mago y se dijo entre sí:” que rey más guapo, pero lastima que tuvo que utilizar la magia para atrapar ese pez”. Sus ojos hablaban por sí solos, y sus ojos se cruzaron con los del rey y éste muy caballeroso se acercó a la joven y le dijo: “no hice magia para atrapar este pez como piensas”.


Pasaron muchos días, y el rey sólo pensaba en aquella joven y decidió irla a buscar. Había nacido en su corazón el más bello de todos los sentimientos: el amor, el cual no había conocido aún.

Por

casualidades de la vida la encontró en el mismo lugar donde la vio por primera vez. Y empezaron una hermosa amistad que al poco tiempo decidieron casarse. La madre del rey preparó todo para la boda. Todos se veían felices. En aquellos tiempos, era costumbre que cada rey hiciera algo diferente, y el rey de Babilonia tuvo la idea de construir un laberinto y llamó a todos los arquitectos del reino. Y así se hizo un gran laberinto y peligroso a la vez que quien se metiera correría el riesgo de perder su vida. El rey quiso comprobar esto, pero su esposa y madre no le permitieron, pues temían por su vida. El rey les dijo: no se preocupen mis amores, no me va a pasar nada malo, qué le podría pasar a este inteligente mago rey. Ya verán no pasará nada. El rey inicia su largo camino por aquel laberinto solo, sin ningún acompañante, y cada vez el laberinto se vuelve más estrecho y peligroso, pero el rey hace magia y aparece donde su bella esposa


con una hermosa rosa y le dice: ves no hay porque preocuparse, a Dios demos gracias por saber de magia. Todos aplaudían y estaban alegres de que su rey valiente e inteligente había salido airoso de aquel laberinto y colorín coloraIdo este cuento se ha acabado. Si andas por los caminos del Señor nada te pasará.

Irenka Aparicio XI Ciencias la princesita.


LA MEJOR VENGANZA

E

n un lugar remoto del mundo, vivía un niño llamado Carlitos. Era

un niño muy feliz y todo el mundo lo quería por tener un gran corazón, amaba a su madre por sobre todas las cosas.

Lo único malo que

había en Carlitos, era que no sabía leer y escribir. Su padre había muerto y les había dejado una porción de tierra para trabajarla y así lo hicieron por varios años. En aquel pueblo, también existía un hombre muy malo, quien era prácticamente el dueño de toda la región, pues se aprovechaba de los más débiles y les quitaba sus tierras. El pretendió hacer lo mismo con Carlitos y casi lo logra. Durante estos días de lucha, la madre de Carlitos murió y éste decidió vengar la muerte de su madre por lo que recurre a una señora muy leída, quien le ayudaría. Su venganza consistía en aprender a leer y escribir, pues teniendo estas dos herramientas de sus lado nadie les podría quitar lo que era suyo.


Y así lo hicieron; Carlitos aprendió a leer y a escribir, su madre fue vengada y nadie pudo sacarlos de su tierra. Carlitos se convirtió en un gran abogado y vivió muy feliz

Paola Avendaño IX D


LA NIÑA ENCANTADA Y LA CASA DEL BOSQUE

H

abía una vez una niña solitaria, llamada Luna, que vivía en el

bosque, cierto día sale a buscar frutas para alimentarse y decide ir al río a pescar. Logra atrapar varios peces y camino a su casa siente que unos ojos la miran. Continúa su camino, siente pasos y esa mirada de alguien que no logra encontrar. Sigue pensativa, temerosa, sabiendo que la seguían, decide correr, de repente observa entre los arbustos un pequeño animal que asoma su trompa y para su sorpresa era un tigrillo del bosque que se lamía por querer atraparla. La niña grita, pidiendo ¡ayuda! ¡ayuda … el tigrillo me quiere comer! Eran infructuosos sus gritos, ya que nadie podía escucharla, continúa corriendo y no se da cuenta, que delante de ella había un barranco y cae estrepitosamente por el vacío. El tigrillo al ver esto llega y se asoma al barranco y decide devolverse porque no se atreve a bajar, ya que era muy profundo y oscuro.


Al día siguiente, despierta Luna medio aturdida y decide caminar por el hoyo. Camina y camina hasta el cansancio y no encuentra la salida, más tarde observa una pequeña lucecita que le alumbra el camino que la conduce hasta una pequeña casita. Al llegar toca la puerta tun, tun, pero nadie acude a abrirle, de repente, alguien le dice: ¿hola, cómo estás?... la niña se asusta y decide salir del lugar, pero, cuál es su sorpresa, Luna, se asombra al ver que la puerta de la casa le hablaba.


La niña le pregunta ¿puerta, tú puedes hablar? La puerta le contesta: ¡sí, sí puedo! ¿Quieres ser mi amiga? La niña contesta sí, pero estoy perdida, un tigrillo me siguió e hizo que yo cayera al vacío, por eso me encuentro aquí. La casa le contestó: cuánto lo siento, pero si gustas te puedes quedar aquí acompañándome. Luna, decide quedarse en la casa y nuevamente observa más sorpresas, ya que, todo lo que había dentro se movía, las sillas la saludaban, las tasas conversaban y le daban la bienvenida, la escoba, los espejos, los cuadros , las frutas, las pailas, en fin todo tenía movimiento. La niña se encontraba muy feliz compartiendo con todos sus amigos, con el tiempo va creciendo una hermosa amistad, siendo las mejores amigas del mundo y vivieron muy felices. Y …COMIERON PERDICES Autor: Gilmar Gómez VIIIA


LA PRINCESA PRESUMIDA

H

abía una vez una princesa muy presumida, que vivía en un

pueblo muy lejano y apartado. Llega la noticia a uno de los pueblos más cercanos que dicha princesa no mantenía relaciones con ninguna persona del palacio. Esta noticia se corrió por todo el pueblo, llegando al palacio muchas personas deseosa de hacer amistad con esta princesa, pero ninguno era de su agrado. Una de Las personas que deseaba entablar conversación con ella era un joven humilde y guapo, que sí logro atraer la atención de la princesa. El joven regresa nuevamente y así se fue haciendo cada vez más largas las visitas al palacio y esa confianza fue creciendo cada día más.


En una des visitas este joven le pide a la princesa si quiere ser su novia, esta ni lenta ni perezosa accede a las pretensiones del caballero, aceptando ser su novia. Luego la princesa decide con su novio que este debe conocer a su familia, llegan al palacio y sale la madre de la princesa que al ver al joven decide de inmediato que este no era la persona que ella quería para su hija. La princesa se entristece y comienza a llorar, el joven se retira en su corcel blanco y ella decide jamás volver a confiar en nadie. Al pasar los años decide salir un día del palacio y cuál fue su sorpresa, encuentra al joven y se reanuda nuevamente esa amistad. Vuelven al palacio, recorriendo muchos lugares y peligros, hablan con la madre y esta vez sí da la aprobación para que se casaran. Y… COLORÍN, COLORADO, ESTE CUENTO SE HA ACABADO.

Autora: Yanitza Rodríguez VIIIC


LA ZORRA Y LA TORTUGA

H

abía una vez en la isla Iguana

una tortuga y una zorra que desde que

eran

pequeñas

eran

muy

buenas amigas, ambas vivían en cautiverio del gigante chimpancé rey de la isla. Un día el rey les propuso ganar su libertad, a cambio debían traerle a la chimpancé más hermosa de la isla y una cabeza de banana que tenía que medir tres metros en una semana, de lo contrario ambas morirían. Las amigas no sabían por donde iniciar la búsqueda y se dirigieron a la adivina de la isla quien con su bola mágica les comunicó que lo que buscaban no era imposible, pero que debían darse prisa pues la banana de tres metros se encontraba en el extremo norte de la isla y la chimpancé más hermosa en el extremo sur de la isla.


La zorra y la tortuga conscientes de que no regresarían ante el rey en una semana decidieron dividirse la búsqueda, así la tortuga iba por la banana y la zorra por la chimpancé.

Ambas se desearon buena

suerte y se despidieron. La zorra caminó y caminó hasta que llegó a un pueblo donde se reunió con el alcalde y le pidió su ayuda. El alcalde llamó a un cabildo en la plaza y les explicó la situación de la zorra si no regresaba con la banana al palacio.

En el pueblo todos eran trabajadores y de buen

corazón, muchos ofrecieron su ayuda, pero la zorra ya tenía un plan y pidió cinco animales fuertes e inteligentes.

Los voluntarios fueron un

búfalo, un toro, un águila, un coyote y una iguana; para sorpresa de todos ninguno paso la prueba, los que eran inteligentes no eran fuertes y viceversa. La zorra decepcionada y el alcalde apenado por no poder ayudar se disponían a salir cuando un perro que no parecía ni fuerte ni inteligente se ofreció a ayudarla, la zorra le pidió que levantara al búfalo y así lo hizo; luego le preguntó ¿si un pato pone un huevo en un cerro para donde cae el huevo? --- el perro contestó --- para ningún lado porque los patos no ponen huevos.

Después de elegir a su

compañero de aventuras la zorra y el perro se dispusieron a encontrar


la banana de tres metros con éxito, pronto la zorra regresó al palacio con encargo al hombro. Mientras tanto, la tortuga en su búsqueda caminó y caminó pero la tortuga es muy lenta y pensó que si iba por el río llegaría más rápido pronto encontró una garza y le pidió la llevara. La garza agarró a la tortuga por el caparazón y la tiró al río, la tortuga nadó y nadó hasta que encontró un lagarto que le ofreció su ayuda y la llevó ante el chimpancé más hermoso a quien convencieron de llevarla al palacio del rey. Al llegar al palacio las amigas se rencontraron, fueron perdonadas y dejadas en libertad; mientras el rey y su hermosa chimpancé unieron sus vidas para siempre fueron felices y comieron perdices.

Edward Carreño VII B El Triti


LAS TRAVESURAS DE DAYAMOND

H

abía una vez un perro muy hermoso e inteligente llamado

Dayamond que fue robado por dos hombres para realizar un robo de diamantes. Uno de los hombres se disfrazó de monja para no levantar sospecha. Llegaron a un baño público que estaba cerca del lugar donde se encuentran con un niño llamado Willy, el niño observa al perro y a los dos hombres llamados “Mugre y el Señor Mocoso. El niño, se da cuenta de la intención malévola de los dos hombres y ayuda al perro a escapar. Este niño mantenía un fuerte en el bosque y logra esconderse con el animal. Más tarde decide llevar al animal hasta su casa, para no levantar sospecha, ya que, todos conocían de su escondite. Los hombres, buscan al niño afanosamente y logran conversar con la hermana de éste, que les dice inocentemente donde quedaba el escondite de su hermano. Los hombres, se acercan a esperar al niño,


pero, cuál fue su sorpresa que al cabo de varios días se percatan que el niño no estaba en ese lugar y deciden nuevamente visitar su casa. Al llegar a la casa se dan cuenta que la niña sale de compras con su madre y deciden registrar la vivienda. Sorpresivamente encuentran al niño y al perro. El niño decide huir con el animal hacia el bosque y llegar a su escondite, este tenía colocada trampas

muchas por

el

bosque, al llegar a su escondite se percata que

su

perro

se

encontraba herido, a consecuencia de las trampas. Acuesta al animal en un catre y lo revisa para poder curarle las


heridas, tenía una lesión por el estómago, y cuál fue su sorpresa encuentra los benditos diamantes, luego los extrae y le coloca un parche. Más tarde llegan los dos hombres al escondite y logran quitarle el perro al niño, lo cuestionan preguntándole donde estaban los diamantes, el niño, responde suelten al perro y los llevaré donde están los diamantes. El niño entrega los diamantes, pero para sorpresa de los hombres esos no eran. Deciden quedarse con el perro y en ese momento aparece un hombre extraño, barbudo y mal oliente, era el loco de la montaña que logra salvarla situación, deteniendo a los malhechores y entregándolos a la justicia. De esta manera los diamantes son entregados a sus dueños, quienes entregan una recompensa al loco de la montaña y al niño, que le ruega a los padres para quedarse con el perro. Los padres acceden y el niño se queda con el animal.

Y COLORÍN, COLORADO, ESTE CUENTO SE HA ACABADO Autora: Nicole Bejerano VIIIC


LOS BUENOS VECINOS

H

abía una vez en un país muy lejano tres hermanos, un día el

hermano menor decidió irse de cacería, el hermano del medio se fue de pesca y el hermano mayor se fue de compra. En el camino el hermano más pequeño iba por el camino disparando, pero no tuvo la suerte de cazar algo cuando venía de regreso por el camino le apareció un chivo y un tigre y él se preguntó ¿si mato al chivo me come el tigre? Y ¿si mato al tigre se me va el chivo?, solo tenía una bala y cargaba un cuchillo y se preparó, clavó el cuchillo a la tierra acomodó el rifle y disparó. Al disparar la bala se partió en dos y mató al chivo y al tigre.

El joven impresionado se preguntaba

¿cómo había sucedido? y pensó en amarrar al chivo y al tigre en un árbol mientras iba por un caballo. El segundo hermano que salió de pesca en el camino se encontró unas lombrices y unos gusanos de río y dijo esto es lo que necesito para carnada de peces.

Cuando llegó al río empezó a pescar de


repente se le pega al anzuelo una lisa y pensó este es el almuerzo de hoy, después de tanto luchar con la lisa por fin la sacó, pesaba como unas 25 libras. La tomó y fue hacia la casa. Cuando iba por el camino se topó con su hermano menor y le preguntó ¿qué

---

llevas

ahí? --- él le respondió --ahí llevo un tigre

y

chivo

un que

cacé cuando andaba por la pata

de

sierra.

la ----

aaaaaah, responde

el

hermano ---- y tú ¿que llevas ahí? ---- aquí llevo una lisa que acabo de pescar.


El hermano mayor que andaba de compras encontró unas verduras muy bonitas y las compró, cuando regresó a casa sus hermanos le contaron sus hazañas con el tigre, el chivo y la lisa.

Pronto los tres

hermanos empezaron a cocinar e invitaron a todo el vecindario quienes agradecidos prometieron ser amigos por siempre. acabó el cuento y se lo llevó el viento. Autor: Eduardo Gómez VII C Jon Artis

Y se


LOS MÚSICOS

H

abía una vez, en una finca, un Burro que estaba cansado de que

su amo lo maltratara y le dijera: __burro tonto, ya no me sirves para nada__, una y otra vez y siempre. Un buen día, el Burro decidió irse de la granja. Caminó y caminó y se encontró con un Gato El Gato, ya viejo y canoso contó al Burro una historia un tanto conocida: ___ mi dueña ya no me quiere, me acusa de que los ratones juegan conmigo y tienen la casa hecha un desastre por mi culpa____ Unidos por el infortunio, los nuevos amigos decidieron hacer equipo y juntos enfrentar la vida. Entre lamentos y recuerdos avanzaban por los solitarios caminos, unas veces llorando y otras, acompasando sus pasos con canciones tristes. De un recodo del camino, casi que como de la manga de un mago, aparece una nueva pareja. Un Perro flaco y pulgoso acompañado de


un y

despeinado espueludo

Gallo colorado, que

venían

rumiando

una

historia que ya conocemos. No sirve

para

cuidar, su olfato ya no es el mismo, eres un perro inútil____ escuchaba diariamente de mi amo____ . Por su parte el gallo con voz grave decía____ me salvé de la olla, pues mis dueños reclamaban todo el tiempo que soy desafinado y que era el culpable por la baja producción de huevos para el desayuno___ Con esta pareja

reciente,

sin lugar a dudas se completaba la

orquesta. Cantando y sonando sus angustias y tristezas, ya bien entrada la tarde, se adentraron a un sombrío y tenebroso bosque en donde allá al final divisan una luz temblorosa. ____Al fin llegamos a nuestro nuevo hogar


El amor, el cariño y la comida Sabíamos que íbamos a encontrar______, improvisaron en una alegre bachata nuestros desaliñados caminantes. Al llegar a la casa, descubrieron que no se trataba de “ un nuevo hogar” era nada mas y nada menos que la sala de reuniones de una banda de asalta caminos, bribones y despiadados que hacían cuentas de su “trabajo” y en un gran festín se distribuían las “ganancias”. Sin pensarlo mucho, nuestros amigos

afinaron sus instrumentos,

acordaron las partituras y la cayeron sin lástima a los malandros que arrancaron a correr sin recoger nada. Años mas tarde, allá en la famosa `cárcel de La mata, el grupo de hombres comentaba sin parar: ______ Era un sonido delicioso que a la par rasgaba la piel, trituraba los huesos, penetraba los oídos y enloquecía, presionaba las costillas y el pecho como un bajo enloquecido …

Joel González 10ª Informática


LUIS Y SUS SUEÑOS

É

rase una vez un niño llamado Luis quien vivía con su madre y su

abuela. Luisito tenía una gran pena, su padre había fallecido hacía cuatro años y aún no superaba este dolor.

Su madre intentaba

rehacer su vida, pero Luisito no permitía que se acercasen a él. Una noche Luisito huyó de casa corrió y corrió hasta llegar a un bosque, al verse solo se sintió asustado y empezó a escuchar ruidos extraños y sintió que alguien lo había tocado pero no sabía quien había sido y de pronto era un muñeco gigante como el de sus sueños, cuando se fue adentrando la noche sintió más temor y empezó a llorar, a pedir ayuda, pero nadie lo escuchaba y volvieron a aparecer los muñecos gigantes y los monstruos de sus sueños. Luisito perdió el miedo y le preguntó --- ¿dónde me encuentro?, los muñecos gigantes le contestaron ---estás en el mundo de los sueños. ---Me podrán ayudar a regresar a casa.

Los muñecos iniciaron el


regreso junto a Luisito quien fue encontrado por un amigo de su madre y colorĂ­n colorado este cuento se ha acabado.

Nathalia Puchigay VII A Puchy


ORIK Y LA NIÑA LAVANDERA

E

n una comunidad llamada Palo Grande vivía una familia muy

pobrecita, esta estaba formada por el padre, la madre y sus 4 hijos. El papá se encontraba inválido y la mamá viajaba a casa de una familia adinerada que vivía en la ciudad de David a llevar la ropa que lavaba todas las semanas, de esta manera se ganaba el pan de cada día y podía ayudar en la manutención de sus hijos. De los cuatro hijos había una niña llamada Eve, que era la mayor. Esta niña se levantaba muy temprano todos los días a realizar los quehaceres y ayudar a su madre a lavar la ropa al río. Cierto día su madre se enferma y…¿qué le quedo a esta niña? Continuar con las responsabilidades de su mamá. Cierto día, como uno de tantos se fue a lavar al río, de repente, aparece por encima del agua un hombrecillo de barba blanca, ojos azules como el mar, pantalón corto negro, sin zapatos, camisa blanca, sombrero negro con bolitas rojas en las puntas, se acerca a la niña y


esta que no le tenía miedo le preguntó: ¿ Y tú hermoso niño, quién eres? -Mi nombre es Orico y tú, ¿ cómo te llamas? Me llamo Eve . Sabes Eve, todos los días te observo cuando vienes a lavar sin que tú des cuenta, por qué lo haces, si eres tan pequeña. Sabes, somos muy humildes y mamá se enfermó y como soy la mayor me corresponde hacer los quehaceres de mi hogar, incluso cumplir con

las

personas

donde mamá lavaba sus ropas. Bueno Eve, vamos a hacer un trato: toma esta

moneda

y

utilízala en lo que puedas, pero no le digas a nadie, ni a tu madre que me viste, ni

que

te

regalé

dicha moneda. Así lo haré, contestó Eve .


Si por casualidad te preguntaran, diles que te la encontraste en el estiércol de las vacas camino a casa. Lo que no sabía la niña es que este pequeño hombrecillo estaba enamorado de ella. Cuando la niña llega a su casa le entrega la moneda a su madre y le dice que se la encontró en el monte cerca del estiércol de las vacas La mamá recibe la moneda y enferma como estaba ensilla su yegüita y se dirige al pueblo a comprar comida y medicinas. Todo esto ocurría cada vez que Eve iba al río a lavar la ropa de sus patrones.

Cierto día la mamá se preocupa porque esto se repetía

constantemente y decide seguir a su hija hacia al río, pero ese día el hombrecillo no apareció. Camino a su casa se encuentra con una bruja y le cuenta lo sucedido y es allí donde la madre se da cuenta de lo ocurrido y decide hablar con su hija. La bruja le dice que tiene que ir al río y bañarla con el hombrecillo porque este estaba encantado con su hija y que en cualquier momento la iba a desaparecer para llevársela a su escondite secreto.


La madre habla con la niña y le cuenta que ya ella sabía de donde provenían las monedas que constantemente llevaba a su casa. La niña llora avergonzada y le cuenta a su madre la verdad de los hechos Es aquí cuando le dice a su niña que se debe bañar con el hombrecillo en el río para que este pueda desaparecer de su vida. Eve, sigue el consejo de su madre y se baña en el río con el pequeño hombrecito y por arte de magia este desaparece. Y… COLORÍN, COLORADO, ESTE CUENTO SE HA CABADO AUTORA: Emelyn Lozada VIIID


PEDRITO Y UN REGALO ESPECIAL

H

abía una vez, un niño llamado Pedrito, quien vivía en lo alto de

una montaña, él y su familia eran personas muy humildes. Como eran tan humildes, el niño no tenía juguetes, sólo tenía un viejo carrito sin llantas y dos blancas canicas. Pedrito dentro poco cumpliría años, y sus padres deseaban regalarle muchos juguetes nuevos al niño, ya que se lo merecía, pues era un buen hijo, pero no tenían dinero para comprárselos. Pedrito contento por su cumpleaños sólo pensaba en el regalo que le daría sus padres; por tal motivo, esa mañana se levantó más temprano que de costumbre y realizó todas sus quehaceres, por lo que sólo le quedaba esperar hasta la hora del festejo para recibir sus regalos. Sus padres no sabían como decirle a Pedrito que no tenían un regalo para él, pero dentro de sus limitantes, ellos le hicieron un rico dulce de chocolate.

Cantaron el cumpleaños feliz y Pedrito esperaba con


ansias su regalo y al ver que no llegaba, preguntó por el obsequio y sus padres le dijeron: “recuerda hijo que te amamos y lo único que tenemos para ti es esto”. Era una pequeñita cajita de fósforo y dentro de ella había una estrellita. El niño pensó y se preguntó para sí cómo podría jugar con eso, que regalo más extraño, pero no les dijo nada a sus padres tan amorosos.

Al irse a Dormir, se lleva su estrellita y estando en la penumbra de la habitación le aparece su hada madrina, nunca vista antes por él, y Pedrito muy extrañado le pregunta que quién era y qué hacía allí. Ella


le respondió: que no se preocupara, que ella había llegado allí porque lo conocía muy bien y que debía cumplir una misión con él. Pedrito, más confundido de lo que ya estaba le dice: ¿qué misión? Yo no puedo salir de mi casa.

No te preocupes. Tu estrella, la que te

regalaron tus padres, nos llevará a recorrer el mundo, ya verás que te divertirás como nunca antes. Y así lo hicieron. Pedrito y su hada madrina partieron a su viaje y recorrieron todo el mundo en aquella noche. Al amanecer, Pedrito despierta muy feliz y emocionado. Acude inmediatamente a sus padres y les da las gracias por ese regalo tan especial que le dieron, pues representaba el juguete más apreciado y valioso que hubiera tenido hasta ese entonces. Pedrito nunca olvidará aquel cumpleaños. Autor: Amílcar Contreras XI Informática El ave Fénix


SMITH Y LOS RANCHEROS Corrían los años 50, era la noche de un viernes de frío invierno, y lo único que se podía ver a través de los cristales de un viejo caserón era la sombra de los árboles al estremecerse por la tormenta, que interrumpía los pensamientos del viejo Smith, que pensando en su mal obrada vida, esperaba el momento de reunirse con su antigua banda.

Los Carrizales era un pueblo tranquilo y sus moradores se caracterizaban por ser personas honestas y trabajadoras que se


dedicaban a la ganadería y a la agricultura.

El comisario de este

pueblo se llamaba Willy y tenía una familia compuesta por María, su esposa y Katherine, su hija; también tenía un perro llamado Bengi. El motivo por el cual Smith había llamado a su antigua banda era que bajo las tierras de los rancheros había un yacimiento de oro, cosa que los moradores desconocían hasta el momento. Los cabecillas de la banda de Smith eran: Alan, Robert, y Cristopher. El domingo a las 3:00 p.m., luego de salir de la iglesia, los rancheros vieron un rancho quemado y un letrero que decía Smith está de vuelta. Los moradores atemorizados se dirigieron a la comisaría de Willy, ya que sabían que Smith y su banda estaban cerca y algo se traían entre manos. El comisario Willy hizo sus investigaciones pero no descubrió nada, así que los rancheros tuvieron que seguir con su rutina diaria.

El

lunes por la mañana el esposo de Katherine mientras trabajaba, vio que su perro corría tras un conejo y este desesperado se metió en un hueco cerca del río, pero Bengi no se dio por vencido y su amo fue a ayudarle. Este al meter la mano entre la tierra y el agua encontró una


pepita de oro la cual fue a mostrar al comisario, este dedujo que Smith y su banda estaban atacando al pueblo por el oro. El comisario inmediatamente envió un aviso a todos los rancheros y también avisó al encargado del registro de tierras, sin saber que este también era un aliado de Smith y su banda.

Su esposa y su hija le

ayudaron a construir un refugio para las mujeres y los niños en la iglesia, pues la luche era inevitable. Katherine salió en busca de los hijos de una amiga, pero en el camino Smith y su banda la secuestraron para hacer presión sobre las decisiones del comisario.

En casa Willy se preparaba para la batalla

cuando llega un emisario de Smith para avisarle que su hija ha sido secuestrada.

Willy es un zorro viejo y nada ni nadie, ni siquiera el

amor por su hija, afectará su decisión, pues ya tiene localizado a Smith y se dirigen a rodear la casa. Hubo muertos y heridos, pero Willy salvo la situación, su hija salió con vida y la tan temida banda de Smith pasará años tras prisión. Los Carrizales vio prosperidad, su economía creció debido a la explotación y venta del oro y Willy es reconocido como hijo meritorio del pueblo. Colorín colorado este cuento se ha acabado.


JosĂŠ Isaac Morales VII B El escritor


UNA JOVEN ACOMPLEJADA

E

n el pueblo de Santo Tomás, vivía una joven cansada que todos

se burlaran de ella porque era muy fea, todos les habían hecho creer eso. La joven era de gran corazón y ayudaba a su madre en todos los quehaceres de la casa. Un buen día, su tía Hermelinda, regresó de París y quiso ver a Juliana, pero Juliana le daba mucha pena que su tía la viera, pues aquella señora era muy hermosa y elegante. Hermelinda al ver la actitud de Juliana le dijo que le ayudaría y que sólo confiara en ella. Hermelinda le pidió que cerrara los ojos por un instante y que pensara como quería ser ella, le dio algunos consejitos y le dijo que si los haría al pie de la letra todo en la vida le cambiaría. Una tarde, Juliana salió al mercado y por casualidades de la vida nadie se burló de ella, por el contrario muchos se acercaron para cortejarla e invitarla

a salir.

Ella no podía creer lo que estaba


ocurriendo pues antes se reían de ella y ahora querían ser sus amigos, por qué se preguntaba Juliana. Recordó que la tía le había dicho que debía ir al chorro que quedaba muy cerca de su casa a meditar lo que le pasara y estando allí, ve el reflejo de su rostro en el agua y ella muy extrañada ve que ya no era el mismo, pues se reflejaba en realidad los más bellos sentimientos que llevaba en su interior y que por muchos años nadie los había valorado, ya que todos miraban su apariencia. En ese momento hasta la naturaleza conspiró para que Juliana se diera cuenta de lo bello que era y que verdaderamente eran sus sentimientos los que le hacían más bella. La brisa soplaba para rosar sus brazos, el trinar de las aves para escuchar su dulce voz y la lluvia para sentir su piel hermosa como el rubí. Regresó a su casa y Juliana no podía creer lo que había visto y sentido en aquel lugar tan mágico y especial, pues pudo comprobar que la belleza interior debe ser la más importante que la apariencia y vivió por siempre feliz y sin complejos. Autor: Jonathan Villarreal (JOTY) XI Informática


VELOCIDAD RIESGOSA

A

Dalton

desde

Winter,

niño

le

apasionaban carrearas ahora

de de

las autos

y

adulto,

profesional y ciudadano ejemplar, además de conducir, le gustaba hacer apuestas. Decía que las carreras eran su único vicio. Según la Prensa deportiva, Dalton era un corredor de alta categoría, el número uno a nivel nacional y un excelente ejemplo de perseverancia, tal como lo resaltaban las crónicas: ___ Cuando era pequeño, me gustaban las películas de carros y a veces prefería quedarme en casa para seguir soñando con ser un reconocido piloto. A mis padres no les gustó nunca mi afición, así que seguí con mis estudios, obedecía a mis padres, pero nunca dejé de pensar en lo que quería. Fue maravilloso cuando con trabajo, ahorros,


ayuda bondadosa y mucha alegría, pude tener mi primer carro de carreras___ Los padres de Dalton se sintieron muy felices de los rápidos logros deportivos de su hijo, hasta que un día ocurrió aquel accidente, que confirmó lo que siempre le decían ___la velocidad nunca es buena___ Por misericordia de Dios Dalton se recuperó y se acordaba siempre de los consejos de sus Padres pero nunca aceptó dejar las carreras.

Joaquìn Martìnez 9ª B


Los mejores cuentos