Page 1

Ley del Registro y Notaria

AnĂĄlisis Parcial de ArtĂ­culos de la Ley de Registro y Notaria


Los Registros y Notarias son propiedad de la Republica de Venezuela. Este Capítulo, contentivo de siete Artículos nos describe todo lo correspondiente al requisito de admisión, manejo electrónico, misión, publicidad registral, efectos jurídicos y habilitaciones. Todo documento que se necesite ser registrado o notariado debe ser redactado y revisado por un abogado o abogada en ejercicio. Los Registros y Notarias, deben realizar todo sus registros automatizados, debidamente digitalizados teniendo, como misión garantizar la seguridad jurídica de todos los actos y los derechos inscriptos referente a terceros, se debe asegurar la publicidad registral ya que es la que permite dar fe pública de la veracidad y autenticidad de los documentos que se registran o notarían, estos documento surten efectos jurídicos como corresponden a todo documento público; en lo referente a la habilitación se podrá realizar solo en casos de necesidad comprobada ante el registro o notaria, la habilitación se debe realizar en un plazo de tres días, siempre y cuando dependan de los quince casos que el artículo 28 numera, los cuales once de ben pagar la cantidad de una unidad tributaria para disfrutar de este beneficio de habilitación y los cuatro restantes están exonerado del pago de impuesto, como esen los siguientes casos: Autorización a menores de edad para viajar; la ins cripción de demandas y poderes, así como la sustitución, renuncia y revocatoria en materia laboral; la designación de tutores curadores, o consejeros de tutela; las copias certificadas de los libelos de la demanda para interrumpir la prescripción y surtir otros efectos. Como ya se dijo anteriormente, el Registro y Notarias depende del Ministerio del Interior y Justicia, por ende su organización depende del mismo ministerio quién la ejecutará por intermedio del Servicio Autónomo de Registros y Notarias, contará con una base de datos a nivel nacional que estará ubicada en el Distrito Metropolitano de Caracas, pudiendo tener respaldos de datos en otras entidades regionales del país, con el fin de asegurar y salvaguardar la información, a la par cada Registro y Notaria debe mantener una base de datos donde almacenara toda la información de su especialidad registral o notarial, para esto contaran con una base de procesamiento de información electrónica, que le facilitara el trabajo y la información requerida en un momento determinado. Por eso es una obligación automatizar los procedimientos y sistemas Registrales


y Notariales, se ha previsto como medida prioritaria la implantación den sistema automatizado, tanto para la gestión jurídica registral, como para la gestión contable y administrativa, que requieren los procesos institucionales. El sistema de folio real es el proceso de adoptar el método de inscripción como sistema de registro que consiste en realizar un resumen de cada acto o negocio Jurídico registrable e insertarlo en asientos digitales que constituyen el tracto sucesivo de los bienes y derechos reales inscritos. Esto permite que la información registral se encuentre actualizada permanentemente, sin necesidad de recurrir al estudio de todos los antecedentes desde su constitución. A este sistema se le denomina doctrinariamente sistema registral de folio real. Tomando en cuenta que el sistema defolio real únicamente se puede aplicar a los Inmuebles y derechos reales una vez que se hayan actualizado los catastros Municipales. El sistema de folio personal, es un sistema aplicado al Registro Mercantil y el Registro Civil, porque en los dos registros, se elabora todo lo relacionado con control inherente de personas y resulta inaplicable el sistema de folio real. La asignación de número de matrícula a cada bien y derecho inscrito es el proceso de identificar de manera inequívoca los bienes y derechos, asignándole una matrícula que se conformará tanto por números como por letras en orden consecutivo ascendente. El Registrado o Registradora, Notario o notaria, tendrán la obligación de darle curso y repuesta a los diferentes documentos recibidos ante él, en un plazo de tres días hábiles, contados a partir de la fecha de su presentación; debiendo ser regresados a su propietario una vez se haya constatado su veracidad. El otorgante cuenta con un lapso de 60 días continuos para retirar el documento autenticado o registrado, de no hacerlo en ese lapso pierde todo derecho solicitado, debiendo de hacer nuevamente la solicitud, sin derecho a indemnización.

Revista Digital Ronald vidal  
Revista Digital Ronald vidal  
Advertisement